Vous êtes sur la page 1sur 109

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE CIENCIAS POLITÍCAS Y ADMINISTRATIVAS

CARRERA DE DERECHO

TEMA:

“LA OBRA NUEVA Y SU INCIDENCIA JURÍDICA EN LAS PARTES


LITIGANTES, EN LAS SENTENCIAS EMITIDAS POR EL JUZGADO
CUARTO DE LO CIVIL Y MERCANTIL DE CHIMBORAZO, DURANTE EL
PERIODO ENERO A DICIEMBRE DEL 2012”.

TESIS DE GRADO PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE


ABOGADA DE LOS TRIBUNALES Y JUZGADOS DE LA REPÚBLICA
DEL ECUADOR.

AUTORA:

Cruz Beatriz Arévalo Torres

TUTOR:

Dr. Orlando Granizo

Riobamba- Ecuador

2015

i
INFORME DEL TUTOR

Doctor Orlando Granizo, Catedrático de la Carrera de Derecho, de la


Facultad de Ciencias Políticas y Administrativas de la Universidad
Nacional de Chimborazo.

CERTIFICO:

Haber asesorado y revisado detenidamente y minuciosamente el informe


final de la tesis titulada “LA OBRA NUEVA Y SU INCIDENCIA JURÍDICA
EN LAS PARTES LITIGANTES, EN LAS SENTENCIAS EMITIDAS POR
EL JUZGADO CUARTO DE LO CIVIL Y MERCANTIL DE
CHIMBORAZO, DURANTE EL PERIODO ENERO A DICIEMBRE DEL
2012”, realizada por la estudiante Cruz Beatriz Arévalo Torres, razón por
la cual autorizo para que sea presentada ante el tribunal correspondiente
para su defensa pública.

Riobamba, 2015.

Dr. Orlando Granizo

TUTOR

ii
HOJA DE CALIFICACIÓN

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE CIENCIAS POLITÍCAS Y ADMINISTRATIVAS

CARRERA DE DERECHO

TEMA:

“LA OBRA NUEVA Y SU INCIDENCIA JURÍDICA EN LAS PARTES


LITIGANTES, EN LAS SENTENCIAS EMITIDAS POR EL JUZGADO
CUARTO DE LO CIVIL Y MERCANTIL DE CHIMBORAZO, DURANTE
EL PERIODO ENERO A DICIEMBRE DEL 2012”.

Tesis de grado previo a la obtención del título de abogada de los


tribunales y juzgados de La República del Ecuador, aprobado por el
tribunal en nombre de la Universidad Nacional de Chimborazo, y ratificado
con sus firmas.

MIEMBROS DEL TRIBUNAL

PRESIDENTE ________________ ___________

Dr. Fernando Peñafiel Calificación Firma

MIEMBRO I ________________ ___________

Dra. Rosita Campuzano Calificación Firma

MIEMBRO II ________________ ___________

Dr. Orlando Granizo Calificación Firma

NOTA FINAL: ___________

iii
DERECHOS DE AUTORÍA

Los resultados de la investigación, criterios, análisis y conclusiones, así


como los lineamientos y propósitos expuestos en la presente tesis, son de
exclusiva responsabilidad de la autora y los derechos de autoría
pertenecen a la Universidad Nacional de Chimborazo.

La autora

Cruz Beatriz Arévalo Torres.

C.I. 140083138-2

iv
AGRADECIMIENTO

Agradezco principalmente a Dios por darme a una


familia hermosa a quienes amo, mis padres a Lauro y
Carmen, a mis hermanas y cada una de las personas
que son parte de mi vida como de este triunfo, porque
fueron mi fortaleza y apoyo durante estos años, que a
pesar de la distancia supieron apoyarme.

A la Universidad Nacional de Chimborazo, por haberme


formado principalmente como ser humano y luego como
profesional, a mis grandes maestros, por saber
compartir sus cátedras y sus consejos, que a más de
impartir conocimientos nos imparten principios para ser
honestos y leales a nuestra profesión, por exigirme e
impulsarme a ser mejor estudiante y así en un futuro
mejor profesional.

v
DEDICATORIA

Dedico el presente trabajo investigativo a Dios, mis


de Chimborazo.
padres que se esforzaron dándome la facilidad y el fruto
de su trabajo para yo estudiar y soportar mi anuncia por
todos estos años, que orgullosos de este esfuerzo
estaban seguros que yo no los defraudaría, a mis
hermanas y sobrinos a todos ellos quienes han sido mi
verdadera inspiración en mis años de lejanía y soledad,
que con su amor no permitieron que me derribe ante las
adversidades, sino a ser fuerte y afrontarlas.

En si a mi familia que amo, que son el pilar fundamental


de mi vida.

Betty.

vi
ÍNDICE
ÍNDICE ......................................................................................................................................... vii
CAPÍTULO I ................................................................................................................................ 16
1. MARCO REFERENCIAL ..................................................................................................... 16
1.1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA. ................................................................................. 16
1.2. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA. .................................................................................... 18
1.3. OBJETIVOS ......................................................................................................................... 18
1.3.1. Objetivo General. .............................................................................................................. 18
1.3.2. Objetivos Específicos. ....................................................................................................... 18
1.4. JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA DEL PROBLEMA. ...................................................... 19
CAPITULO II ............................................................................................................................... 21
2. MARCO TEÓRICO .............................................................................................................. 21
2.1. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN. ...................................................................... 21
2.2. FUNDAMENTACIÓN TEORICA. ................................................................................ 21
UNIDAD I
2.2.1 LAS ACCIONES POSESORIAS ESPECIALES. ............................................................... 23
2.2. 1.1 Las acciones posesorias especiales son: ...................................................................... 24
2.2.1.2 Objeto de las acciones posesorias especiales. .............................................................. 27
2.2.1.3 Requisitos de las acciones posesorias especiales. ........................................................ 28
2.2.1.4 Renuncia de la Posesión. ............................................................................................... 29
2.2.1.5 Capacidad para la Posesión. .......................................................................................... 30
2.2.1.6 Actos de mera facultad y mera tolerancia. ..................................................................... 31
2.2.1.7 Facultades del Juez en el proceso. ................................................................................ 32
UNIDAD II.................................................................................................................................... 40
2.2.2 LA OBRA NUEVA. ............................................................................................................. 40
2.2.2.1 Historia. ........................................................................................................................... 40
2.2.2.2 Obra Nueva. .................................................................................................................... 41
2.2.2.3 Características de la acción obra nueva. ........................................................................ 41
2.2.2.4 Obras nuevas que son denunciables.............................................................................. 42
2.2.2.5 Naturaleza de la acción de obra nueva. ......................................................................... 44
2.2.2.6 Escancia de la acción de obra nueva. ............................................................................ 44
2.2.2.7 ¿Quiénes pueden y deben intervenir en el proceso de obra nueva? ............................ 45
2.2.2.8 Modos de adquirir un bien. ............................................................................................. 46
2.2.2.9 Cómo y cuándo prescribe la acción de obra nueva?. ..................................................... 48
2.2.2.10 Efecto inmediato de la acción de obra nueva. .............................................................. 49
2.2.2.11 Trámite en el juicio verbal sumario por obra nueva. ..................................................... 49
UNIDAD III................................................................................................................................... 55
2.2.3 LA PRUEBA ....................................................................................................................... 55
2.2.3 Nociones generales. .......................................................................................................... 55
2.2.3.1 Definición de prueba ....................................................................................................... 56
2.2.3.2 Importancia de la prueba. ............................................................................................... 58
2.2.3.3 Carga de la prueba. ........................................................................................................ 59

vii
2.2.3.4 Valoración de la prueba. ................................................................................................. 62
2.2.3.5 Pertinencia de la prueba. ................................................................................................ 64
2.2.3.6 Oportunidad de la prueba. .............................................................................................. 65
2.2.3.7 Medios de prueba. .......................................................................................................... 65
UNIDAD IV .................................................................................................................................. 72
2.2.4 LA INCIDENCIA JURÍDICA EN LAS PARTES LITIGANTES. ........................................... 72
2.2.4.1 Antecedentes y características. ...................................................................................... 72
2.2.4.2 Efectos Jurídicos en las partes litigantes. ....................................................................... 73
UNIDAD V ................................................................................................................................... 74
2.2.5 JURISPRUDENCIA............................................................................................................ 74
2.3. DEFINICIONES DE TÉRMINOS BÁSICOS. ....................................................................... 86
2.4. SISTEMA DE HIPÓTESIS. .................................................................................................. 90
2.5. VARIABLES. ........................................................................................................................ 90
2.5.1. Variable independiente. .................................................................................................... 90
2.5.2. Variable dependiente. ....................................................................................................... 90
2.6. OPERACIONALIZACIÓN DE LAS VARIABLES. ................................................................ 91
CAPÍTULO III .............................................................................................................................. 93
3. MARCO METODOLÓGICO ................................................................................................. 93
3.1. MÉTODO CIENTÍFICO: ....................................................................................................... 93
3.1.1. TIPO DE LA INVESTIGACIÓN. ........................................................................................ 93
3.1.2. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN. ................................................................................... 94
3.2. POBLACIÓN Y MUESTRA. ................................................................................................. 94
3.2.1. POBLACIÓN. .................................................................................................................... 94
5.1.1. MUESTRA. ........................................................................................................................ 94
5.2. TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE DATOS. ................................... 94
5.2.1. TÉCNICAS: ....................................................................................................................... 95
5.2.2. INSTRUMENTOS: ............................................................................................................ 95
5.2.3. TÉCNICAS PARA EL PROCESAMIENTO E INTERPRETACIÓN DE DATOS. .............. 95
3.3.4 Procesamiento de la información. ...................................................................................... 96
3.3.5 Comprobación de la hipótesis. ......................................................................................... 102
CAPÍTULO IV ............................................................................................................................ 103
6. Conclusiones y Recomendaciones ....................................................................................... 103
4.1 Conclusiones. ...................................................................................................................... 103
4.2 Recomendaciones. ............................................................................................................. 104
CAPÍTULO V ............................................................................................................................. 105
7. MATERIALES DE REFERENCIA ......................................................................................... 105
7.1. BIBLIOGRAFÍA. ................................................................................................................. 105

viii
ÍNDICE DE CUADROS

Cuadro N.- 1……………………………………………………………………89

Cuadro N.- 2……………………………………………………………………90

Cuadro N.- 3……………………………………………………………………92

Cuadro N.- 4……………………………………………………………………94

Cuadro N.- 5……………………………………………………………………95

Cuadro N.- 6……………………………………………………………………96

Cuadro N.- 7……………………………………………………………………97

Cuadro N.- 8……………………………………………………………………98

Cuadro N.- 9……………………………………………………………………99

ÍNDICE DE GRÁFICOS

Gráfico N.- 1……………………………………………………………………94

Gráfico N.- 2……………………………………………………………………95

Gráfico N.- 3……………………………………………………………………96

Gráfico N.- 4……………………………………………………………………97

Gráfico N.- 5……………………………………………………………………98

Gráfico N.- 6…………………………………………………………..……….99

ix
RESUMEN

La presente investigación, tiene como objeto realizar un análisis sobre el


derecho de posesión que una persona tiene sobre un bien, el cual puede
ser perturbado por la construcción de una obra, y para reclamar este
derecho, es necesaria presentar, ante una autoridad competente un juicio
verbal sumario de obra nueva, mediante el cual accederemos a la
reclamación de nuestro derecho de posesión.

El trabajo investigativo, se encuentra dividido en cuatro capítulos, los


cuales a su vez contienen temas y subtemas que se han desarrollado de
la siguiente manera;

 En el primer capítulo, se encuentra desarrollado el Marco


Referencial; que esta explicado cual será el planteamiento del
problema, que en dar a conocer el problema que se está
investigando; la formulación del problema, que es anunciar la
problemática; los objetivos: que es determinar mediante un análisis
crítico jurídico, cómo el juicio de obra nueva incide jurídicamente en
las partes litigantes, en las sentencias emitidas por el Juzgado
Cuarto de lo Civil y Mercantil de Chimborazo, durante el periodo
enero a diciembre del 2012 y sus objetivos específicos
respectivamente; luego se desarrolla la justificación e importancia
del problema que se está analizando.

 En el segundo capítulo, desarrollamos el Marco Teórico, el cual


empieza desarrollándose por los antecedentes de la investigación,
luego fundamentamos debidamente la misma y desarrollamos las
cinco unidades en la que basamos la investigación de nuestra
tesis.

 En el tercer capítulo, denominado Marco Metodológico, se realiza


la comprobación de la hipótesis, en base al procesamiento e
interpretación de los resultados obtenidos en el desarrollo de la
investigación, para lo cual se han utilizado los métodos deductivo y
descriptivo, mientras que la técnica que se utilizó para la

x
recolección de datos fue la encuesta, a través de la respectiva
guía, realizada a los abogados en libre ejercicio y a Jueces.

 En el cuarto capítulo, donde establezco las conclusiones y


recomendaciones, realizadas de conformidad a los resultados
obtenidos en la investigación efectuada. Así como también, dentro
de este capítulo anuncio la bibliografía en la que me he basado
para el desarrollo de la presente tesis.

xi
xii
xiii
INTRODUCCIÓN

El Ecuador, es un Estado Constitucional de Derecho y Justicia, cuyo


deber primordial, es garantizar el goce de los derechos de todo ser
humano establecidos en la Carta Constitucional, y entre varios de los
derechos existe el derecho de posesión. Siendo la acción de obra nueva,
una reclamación al dicho derecho, correspondiendo la misma a las
acciones posesorias especiales, tipificado en el Código Civil Ecuatoriano,
en su Art. 974, existiendo tres acciones especiales que son: la acción de
obra nueva, obra ruinosa y la de servidumbre.

El tema central de mí tesis, se desarrolla partiendo del análisis conceptual


de definiciones básicas de lo que es las acciones posesorias especiales,
la obra nueva, y cuando una persona puede presentar esta acción ante
una autoridad correspondiente y si reúne los requisitos para la
presentación y seguimiento de dicho litigio legal. Teniendo las acciones
posesorias un sin número de características, según la acción que se vaya
a reclamar, en si todas tienen la semejanza de reclamar una posesión la
cual se ve afectada.

En el juicio de obra nueva, presentada debemos cumplir con una serie de


requisitos, entre ellas son:

o Que exista la construcción de una obra o que se tema la misma.

o Que la obra que se denuncia, no este culminada.

o Que el actor de la demanda, este en posesión del inmueble por


más de un año.

En sí, el juicio de obra es preventivo, tratando de impedir la construcción


de una obra que pueda resultar un perjuicio al goce de la posesión del
cual se halla una persona, ya que arbitrariamente y con mala fe, la
quieren realizar para perjudicar una posesión.

14
Siendo de vital importancia, las pruebas presentadas en el presente juicio,
se explicara detenidamente lo que es una prueba y sus características,
como se llevara el presente trámite de la acción de obra nueva, el
desarrollo de los temas fundamentales para así entender en su esencia lo
que es la presente acción, así como también cual es el objetivo de la
misma. Los efectos jurídicos de las partes ya sean estos, positivos o
negativos, se los analizará con el fin de hacer efectiva la teoría jurídica de
quien propone esta acción deberá probar los hechos que formula en su
demanda, mientras qué quién los ha negado deberá proponer sus
excepciones y está en la obligación de probarlos, caso contrario las
mismas serán desechadas.

15
CAPÍTULO I

1. MARCO REFERENCIAL

1.1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

La Obra Nueva, se caracteriza por ser una Acción Posesoria Especial, se


da cuando el poseedor de un bien inmueble tiene derecho para pedir que
se prohíba la construcción de toda obra nueva que se trate de construir en
el suelo que se está en posesión, siempre y cuando dicha obra que se
está construyendo afecte su posesión, con la construcción de una obra en
un bien raíz o parte del mismo que no le corresponde de manera abusiva,
arbitraria y de mala fe. Nuestra legislación sustantiva y adjetiva en materia
civil, regulan los actos y las acciones jurídicas relativas a la posesión,
como un medio de adquirir una cosa, así como la posesión derivada de un
título traslativo o simplemente declarativo de dominio. De igual forma
regulan las acciones tendientes a la conservación, retención,
restablecimiento y restitución de la posesión.

Al profundizar en el estudio de las acciones posesorias especiales,


encontramos en nuestro Código Civil y Procesal Civil vigente en nuestra
legislación, los elementos de la posesión, en sí hablamos del "Corpus" o
sea la potestad, el poder físico, que el individuo ejerce sobre la cosa, es
decir la apropiación jurídica que permite no solo la apropiación, sino
disponer de ella, y el "Animus" que no es otra cosa que la voluntad
especial de poseerla con ánimo de dueño, es un elemento de carácter
subjetivo, psicológico, porque la persona exterioriza ese ánimo de dueño,
mediante actos concretos de posesión sobre determinada cosa. Además
del Corpus y el Animus como los elementos de la posesión, nos detalla
los requisitos que debe reunir el poseedor de la cosa, para que pueda
hacer valer el derecho que le confiere la ley o sea la acción posesoria en
la vía judicial, siendo estos:

16
1) Probar el hecho de ser poseedor por más de un año continuo a título
personal o sumado el de sus antecesores.

2) Que ha poseído la cosa de manera pública, pacífica e


ininterrumpidamente, con ánimo de dueño.

3) Que tiene justo título o título legítimo para poseerla.

Estos, además de los relacionados a la amenaza, perturbación, violencia,


despojo, constituyen verdaderos presupuestos procesales, como los es un
Juicio especial de Obra Nueva; en donde nosotros reclamaremos nuestro
derecho de posesión, los cuales están encaminados a la conservación y
recuperación de la posesión.

El proceso en el cual se desarrolla esta acción, es el juicio verbal sumario,


el que tiene por objeto, decidir interinamente sobre la actual y
momentánea posesión o sobre el hecho de la posesión, sin perjuicio del
derecho de los interesados de concurrir a la vía ordinaria para discutir lo
relativo al dominio, o la acción que estimen convenientes las partes.

Y como medio de prueba, dentro de este juicio, es fundamental una


Inspección Judicial, donde el juez estará en contacto directo con los
sujetos procesales y el objeto de Litis, permitiendo probar la realidad del
estado de las cosas objeto de la Inspección, es decir la prueba directa del
hecho, considerando a la noción de prueba, la cual aparece en todas las
actividades judiciales como medios de prueba, puede afirmarse que es
una necesidad que surge de la persona que pretende del juez una
aceptación a la demanda planteada; es ahí que la Inspección Judicial
permite al juez observar de forma directa lo inspeccionado y comprobar la
realidad de los hechos mediante la observación, y así podrá tomar una
resolución apegada a los hechos reales.

Por lo expuesto, debemos manifestar que la figura del Juicio de Obra


Nueva, nos permite defender nuestro derecho mediante una autoridad
competente, y con una Inspección Judicial, se verificará de la realidad de
lo manifestado en una demanda y entonces al resolver el juez, realizará

17
una sana crítica sobre la acción que está en Litis y el derecho que se
reclama; conjuntamente con las pruebas presentadas por las partes,
argumentando la razón del porqué de haber tomado cierta decisión,
tomando en cuenta lo manifestado o expuesto por los litigantes y lo
observado mediante este medio de prueba como es la Inspección
Judicial.

1.2. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA.

¿Cómo el juicio de Obra Nueva, incide jurídicamente en las partes


litigantes, en las sentencias emitidas por el juzgado cuarto de lo civil y
mercantil de Chimborazo, durante el periodo enero a diciembre del 2012?

1.3. OBJETIVOS

1.3.1. Objetivo General.

Determinar a través de un estudio crítico - jurídico, cómo el juicio de Obra


Nueva, incide jurídicamente en las partes litigantes en las sentencias
emitidas por el Juzgado Cuarto de lo Civil y Mercantil de Chimborazo,
durante el periodo enero a diciembre del 2012.

1.3.2. Objetivos Específicos.


 Realizar un análisis jurídico del juicio de Obra Nueva.
 Analizar los Juicios de Obra Nueva, tramitados en el Juzgado
Cuarto de lo Civil y Mercantil de Chimborazo durante el período
Enero-Diciembre del 2012.
 Identificar su incidencia jurídica en las partes litigantes en la
acción de Obra Nueva en las sentencias emitidas.

18
1.4. JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA DEL PROBLEMA.

El juicio de Obra Nueva se da cuando ha sido violado un derecho, el


derecho a la posesión, cuando propietarios colindantes de un bien
inmueble, realizan construcciones en una propiedad de la cual no están
en posesión y lo hacen arbitrariamente, de mala fe y siendo este, un juicio
de acción preventiva.

El objeto principal de esta acción, es impedir toda obra nueva del cual nos
resulte menoscabo o perjuicio en el goce de la posesión, del cual nos
hallamos; es la razón por la cual solo los bienes inmuebles pueden ser
objeto de este tipo de acción. De esta manera, se protege cualquier
derecho de posesión por obras que se realizan, el cual impide que otro
edifique, perjudicando a terceros en el terreno de manera total o en parte,
de esta forma obligándole a suspender la obra o impedir la ejecución de la
misma, cuya realización produce una turbación actual a la posesión del
demandante o que sin producirse actualmente, tendrá ese resultado una
vez ejecutada hasta que un determinado Juez establezca sobre este
derecho.

La obra nueva, ha de consistir en trabajos de construcción, reforma o


demolición emprendidos sobre un terreno y que produzca innovación en
el estado anterior de la cosas. La novedad, no está en que se emprenda
la obra donde antes no existía ninguna, sino en qué; al construir o bien
reconstruir, destruir, aumentar, disminuir o modificar de alguna otra
manera la obra preexistente, se cree una situación nueva, de modo que el
cambio de los hechos implique alteración en un derecho.

Quien tenga razón para temer que una obra nueva emprendida por otro,
sea en su propio suelo, o sea en suelo ajeno, cause perjuicio a un
inmueble, en su derecho real o a otro objeto poseído por él, puede
denunciar ante un juez mediante un juicio verbal sumario de obra nueva,
siempre y cuando se está construyendo o se tema la construcción de
trabajos pero a la vez que los mismos no esté terminada y de que no haya

19
transcurrido un año desde el inicio de la misma, establecido en nuestro
Código Civil en el Art. 974 y 975.

El juez, previo conocimiento del hecho y sin audiencia de la otra parte,


puede prohibir la continuación de la nueva obra o permitirla, ordenando
las precauciones oportunas; en el primer caso, para asegurar el
resarcimiento del daño producido por la suspensión de la obra, si la
oposición a la continuación resultare infundada por la sentencia definitiva;
y en el segundo para la demolición o reducción de la obra y para el
resarcimiento de los daños que puedan sobrevenir al denunciante, si este
obtiene sentencia definitivamente favorable, no obstante el permiso de
continuar la obra.

Es indispensable que el querellante fundamente para temer que la obra


nueva cause perjuicio a la cosa poseída por él, este temor es el interés de
la acción, y el perjuicio debe nacer de la ilegitimidad del hecho que lo
ocasione, nunca de los actos ejecutados en legal ejercicio de un derecho.

20
CAPITULO II

2. MARCO TEÓRICO

2.1. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN.

En la Universidad Nacional de Chimborazo, concretamente en la Carrera


de Derecho, no se han realizado trabajos similares sobre el tema de
estudio por lo que la presente investigación es de carácter original.

2.2. FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA.

Desde el punto de vista jurídico, el trabajo investigativo se fundamenta en


los artículos 974 y 975 del Código Civil, y 680 al 686, 833, 1000 del
Código de Procedimiento Civil vigentes; y otras leyes conexas a nuestra
legislación; fundamentándose también en la teoría de la posesión, porque
todos los preceptos teóricos, doctrinarios y legales serán analizados
críticamente, para llegar a la construcción de un nuevo conocimiento
sobre el problema que se pretende investigar, tomando en cuenta que
para la realización del presente trabajo, se realizará una investigación
jurídica de la Institución; por cuanto en la legislación ecuatoriana se
encuentra todo lo atinente a las Acciones Posesorias Especiales, cuyas
normas se encuentran tipificadas en el Código Civil, Código de
Procedimiento Civil, entre otras leyes especiales vigentes en nuestro
sistema jurídico, normas que servirán de base para el análisis y
recolección de resultados de la presente investigación.

La fundamentación teórica del trabajo investigativo, se constituye además


en el conjunto de preceptos jurídicos, conceptos teorías, jurisprudencia y
doctrinas que guardan estrecha relación con el problema, tomando en
cuenta que las Acciones Posesorias Especiales, se encuentran
establecidas en nuestro Código de Procedimiento Civil, como un medio de
conocimiento, dentro de la sección XII del Título II del libro segundo del

21
Código de Procedimiento Civil, y que es ésta una de la instituciones más
importantes en la vida jurídica, y conforme el Art 121 del cuerpo legal
invocado, hablándonos acerca de los medios de prueba, para demostrar
la existencia de un derecho afectado, la construcción de una obra, en un
terreno que no le corresponde al constructor, que en su parte pertinente
manifiesta; “ Las pruebas consisten, en confesión de parte, instrumentos
públicos o privados, declaraciones de testigos, Inspección Judicial y
dictámenes de peritos o interpretes”, para probar su posesión y su
tenencia, a la vez la construcción de una obra mediante una Inspección
Judicial, pedida, ordenada y practicada por un Juez. De la misma manera
se estudiará, analizará y asistirá de las obras de autores del derecho civil,
cuyo tiempo y dedicación lo han empeñado a esta tan importante
institución jurídica de Obra Nueva.

22
UNIDAD I

2.2.1 LAS ACCIONES POSESORIAS ESPECIALES.

Las acciones posesorias especiales, es la facultad que nos confiere la ley


para demandar ante una autoridad competente, para precautelar la
conservación, preservación y recuperación de la posesión de un bien raíz
o de sus derechos reales constituidos en ellos.

Siendo la posesión un derecho, el cual es reconocido legalmente, por lo


que dicha protección legal viene a constituir la acción o facultad legal para
que sea respetado como tal, mediante un juicio. Y en estos términos se
manifiesta que un derecho sin acción no es derecho. Claro solar Luis en
su libro de Derecho Civil Chileno nos manifiesta que: “La acción posesoria
especial no tiene, por consiguiente, otro fin que la paralización de los
trabajos de la obra nueva iniciada manifiestamente perjudicial al
denunciante.”(CLARO, 1935, P537.)

En nuestro Código Civil Ecuatoriano en su Título XV, nos establece que


“Art.960. Las acciones posesorias tienen por objeto conservar o recuperar
la posesión de bienes raíces o de derechos reales constituidos en ellos.”

Manifestando que el objeto fundamental de esta acción legal, es la


conservación o recuperación del bien raíz del cual se ha estado en
posesión o de derechos reales constituidos en ellos. La base de esta
acción legal, es la posesión; siendo que la persona poseedora es quién se
encuentra poseyendo un inmueble, habita en ella y hace las veces se
dueño pero como manifiesta un autor Ecuatoriano, “La propiedad no es un
derecho sino un hecho, mediante el cual la propiedad se declara y actúa;
mediante el cual sin la posesión, la propiedad no tiene valor
práctico.”(GARCIA, 2013, p 48)

23
Entonces entendemos que la posesión no es la misma figura que la
propiedad, la una es muy independiente de la otra ya que el poseedor es
protegido en forma legal aunque no sea dueño, aun en contra de su
verdadero dueño.

Nuestra ley establece que en el Art. 715.- Posesión es la tenencia de una


cosa determinada con ánimo de señor o dueño; sea que el dueño o el que
se da por tal tenga la cosa por sí misma, o bien por otra persona en su
lugar y a su nombre. El poseedor es reputado dueño, mientras otra
persona no justifique serlo.” Entonces de esta manera justificamos el
hecho de la posesión, de ella derivándose varias acciones posesorias
especiales como lo es el juicio de obra nueve, el juicio de obra ruinosa y el
juicio de servidumbre.

2.2. 1.1 Las acciones posesorias especiales son:

La acción de obra nueva.

La denuncia de obra nueva presentada ante una autoridad competente,


tiene lugar cuando una obra, que se está construyendo privaba a alguno
de un derecho que le pertenecía o estaba en posesión otra persona.
También cabe dicha, denuncia cuando la obra se ejecuta en el terreno del
posesionario, si esta obra privara al denunciante de un derecho adquirido,
así esta acción será de efecto suspensivo de los trabajos empezados; y
mediante una orden de un juez, se suspenda la continuación de dicha
obra mientras el juez falle al respecto.

Este tipo de juicios, no se tramita cuando la obra ha sido terminada y


consumada, este versa sobre el derecho de propiedad; porque se
considera que el poseedor tiene derecho a que se prohíba toda obra
nueva que se trate de construir en el suelo del que se está en posesión,
siempre y cuando dicha obra no esté terminada y esta se amplía no solo
a la comenzada desde sus cimientos, sino a la que se construye sobre

24
cimientos viejos dándole mayor construcción a la que tenia de esta
manera amenazando al denunciante.

Denominando así, como obra nueva a ciertos trabajos que represente un


cambio y así causando perjuicio al denunciante, extendiéndose este
trabajo a demoliciones, perforaciones o construcciones de edificios.

La acción de obra ruinosa.

Como estable en nuestro Código Civil Ecuatoriano vigente en su At. 976


donde nos manifiesta que:

“El que tema que la ruina de un edificio vecino le cause perjuicio, tiene der
echo de querellarse al juez, para que se mande al dueño de tal edificio de
rribarlo, si estuviere tan deteriorado.que no admita reparación; o para que,
si la admite, se le ordene hacerla inmediatamente; y si el querellado no pr
ocediere a cumplir el fallo judicial, se derribará el edificio, o se hará la repa
ración a su costa.

Si el daño que se teme no fuere grave, bastará que el querellado rinda ca


ución de resarcir todo perjuicio que por el mal estado del edificio sobreven
ga.”

El objetivo principal de esta acción, es evitar que ocurra un daño que se


teme al pasar el tiempo, con la finalidad de que dicha construcción
antigua o vieja sea derribada ya que se allá en estado tal que no admite
reparación alguna y está debiéndose a un evento natural. De esta manera
se trata de proteger al poseedor vecino en el ejercicio de su posesión,
siendo esta con la destrucción de una construcción vieja, antigua y
ruinosa, la cual debe ser inmediata, siendo inevitable para seguridad de
sus vecinos y no admite reparación alguna.

Toda persona que se vea afectada o que tema un daño a sus bienes
proveniente de una construcción o de otra cosa que se encuentre en
estado de vejez o peligro de ruina y tema que su posesión corra algún tipo

25
de riesgo por la ruina inminente de una propiedad vecina, puede ser actor
de esta clase de proceso civil.

La acción de servidumbre.

En el derecho, servidumbre es la denominación de un tipo de derecho


real, que limita el dominio de un predio denominado fundo sirviente, en
favor de las necesidades de otro llamado fundo dominante perteneciente
a otra persona. En el Diccionario de Ruy Díaz, encontramos que
servidumbre es: “Un derecho que está sujeto la cosa ajena en utilidad
nuestra o de un fundo que nos pertenece, o bien el derecho constituido en
cosa ajena, mediante el cual se halla obligado el dueño a no hacer o a
permitir que se haga algo en ella en beneficio de otra persona o
cosa.”(ROMBOLA, 1999, P 586), siendo la servidumbre un derechos real,
temporario sobre un bien inmueble ajeno, en virtud de cual se puede usar
de él o ejercer ciertos derechos de disposición o bien impedir que el
propietario ejerza alguno de sus derechos de propiedad; de la misma
manera como lo establece el Art. 981 del C.C., que nos manifiesta de la
construcción de obras que puedan impedir dicha servidumbre ya
establecida.

Las características inherentes a este derecho real son:

Indivisibilidad: La servidumbre persiste a pesar de la división de


cualquiera de los predios.

Accesoriedad: La transferencia de propiedad del predio, implica


también la de la servidumbre.

Perpetuidad: No tiene límite temporal, salvo disposición legal o


acuerdo en contrario.

26
2.2.1.2 Objeto de las acciones posesorias especiales.

La posesión, es la tenencia de una cosa determinada, con ánimo de


señor y dueña, sea este o no mediante documento alguno; pero está a su
cargo y cuidado dicho inmueble, siendo que el poseedor refuta ser dueño
mientras no intervenga otro y lo diga. El objetivo principal de estas
acciones posesorias especiales, es proteger su posición y su derecho real
contra un hecho que tienden a perturbarle o causarle algún tipo de riesgos
o excluirla de ella. “La de todo derecho supone la coexistencia en un
mismo sujeto del corpus y del animus.” (GARCIA, 2013, P. 67)

La figura jurídica de corpus, nos habla del ejercicio material del derecho,
el hecho de tenerlo a disposición y ejercer actos de dueño sin que tenga
que manifestarlos, ni pedir autorización para ello; y de animus es la
voluntad física de ser y ejercer acciones de dueño considerándonos así
titular del derecho sin reconocer dominio ajeno.

Al hablar de posesión estamos hablando de un patrimonio el cual estamos


en posesión y está constituido de derechos reales y personales, que se
tiene sobre un bien raíz y un bien mueble como personal; nuestro Código
Civil establece, que un derecho real, es el que se tiene sobre una cosa sin
respecto a determinada persona y aun cuando esta idea ha sido
rechazada por quienes manifiestan que ningún derecho puede consistir
en una simple relación entre persona y bien, la verdad es que los sujetos
pasivos de los derechos reales son las personas indeterminadas, al
contrario que en los derechos personales están debidamente
determinadas.

El artículo 974 del Código Civil Ecuatoriano, con respecto a las acciones
posesorias especiales nos manifiesta que: “El poseedor tiene derecho
para pedir que se prohíba toda obra nueva que se trate de construir en el
suelo de que está en posesión. Pero no tendrá derecho de denunciar con
este fin las obras necesarias para precaver la ruina de un edificio,
acueducto, canal, puente, acequia, etc., siempre que se reduzca a lo
estrictamente necesario para ello, y que, terminadas, se restituyan las

27
cosas al estado, a costa del dueño de las obras. Tampoco tendrá derecho
para embarazar trabajos conducentes a mantener la debida limpieza en
los caminos, acequias, cañerías.”, esta norma, consagra las denominadas
acciones posesorias especiales destinadas a conservar o recuperar la
posesión pero también hay alguna que protegen el derecho real de
propiedad, siendo más frecuentes en estas acciones la denuncia de obra
nueva y la denuncia de obra ruinosa.

2.2.1.3 Requisitos de las acciones posesorias especiales.

Posesión Tranquila.

Los autores Peñaherrera citado por Carrión (1979), conciben la posesión


tranquila: “En el sentido gramatical y obvio, de la posesión tranquila se
opone a posesión violenta. Sin embargo, vistas las disposiciones del
Código, se deduce que no hay oposición necesaria entre ellas las dos
pueden coexistir en una misma persona. Posesión violenta es la que se
adquiere por la fuerza y la posesión tranquila es la ejercida
tranquilamente, o sea aquella en que ha estado el poseedor sin violencia.
La tranquilidad y la violencia, siendo estos términos contrapuestos e
incompatibles sólo en cuanto se refiere a un mismo instante o tiempo
determinado; pero aplicadas a diversos momentos, pueden caber
perfectamente en el mismo individuo. (Peñaherrera, 1979, p. 430)”

El actor de la demanda debe probar la posesión; comprobada esta


prueba, se presume también que ha sido tranquila, porque se exige
demostrar que se adquirió la posesión por medios pacíficos, en forma
legal, regular y sin vicios, es decir es la tenencia física con ánimo de señor
y dueño.

Posesión pública.

La posesión, debe ser pública y no clandestina, para que no exista


ocultamiento a las personas que tengan derecho para oponerse a ella,
ejercida públicamente ante toda la sociedad y no solamente ante un

28
determinado grupo de personas que nada tengan que reclamar u
oponerse a la adquisición de ese derecho. El ocultamiento afecta al
derecho del legítimo contradictor, si se trata de bienes inmuebles que
están a la vista de todos.

Posesión no interrumpida por un año.

Para otorgar la protección posesoria, se exige haber cumplido un año de


posesión, porque se considera que en ese plazo se puede observar que
la posesión está debidamente constituida. La ley exige que para proponer
una acción posesoria, debe haberse encontrado en posesión tranquila y
no interrumpida de un año completo, para el ejercicio de la acción, es
suficiente la posesión material, la posesión de los derechos inscritos se
prueba por la inscripción; y mientras ésta subsista, y con tal que haya
durado un año completo, no es admisible ninguna prueba de posesión
con que se pretenda impugnarla. El año se cuenta desde el hecho de la
posesión tranquila o pacífica de esa persona que obtuvo el bien, a
presumir de que antes de ese año la posesión hubiere sido violenta,
mientras que el demandado debe probar que el actor produjo ataques a
su posesión y por lo tanto ha sufrido perturbaciones, ha sido interrumpida
por ende el actor no ha estado en posesión tranquila.

Mientras la posesión sea de buena fe, como lo establece el Art. 721 del
C.C., con conciencia de haberla poseído y adquirido por medios legítimos
exentos de fraudes y cualquier otro vicio.

2.2.1.4 Renuncia de la Posesión.

La posesión es un hecho jurídico que produce consecuencia jurídica y


consiste en que una persona tenga en su poder una cosa corporal como
señor y dueño. En las comunidades primitivas, posesión y propiedad se
confundían, hasta que el Derecho Romano comenzó a regular la

29
propiedad de forma separada marcando sus diferencias. Según esta
doctrina, la posesión era un estado protegible.

La posesión requiere o necesita dos elementos para configurarse y ellos


son el corpus, que es la cosa en sí y el animus rem sibi habendi, que es la
intención de tener la cosa como propia, de comportarse respecto a ella
como lo haría su dueño. Es decir, la posesión requiere la intención y la
conducta de un propietario. Así se distingue de la mera tenencia, en la
cual el tenedor reconoce en otra persona la propiedad de la cosa en su
poder. La imprecisión de la definición y la necesidad de una detentación
efectiva del bien o derecho, llevan a la mayor parte de la doctrina a
considerar la posesión como un hecho con efectos jurídicos.

Si bien la posesión no es un derecho en sí, es necesaria una protección


de la misma, de forma que un poseedor no se vea en la obligación de
probar su título posesorio, ya que posee dicho bien lícitamente cada vez
que alguien intente interrumpir su posesión. En todos los ordenamientos
jurídicos se ha convenido que la mera posesión es un derecho protegible
en la medida que garantiza la paz social. La posesión puede llevarse a
cabo por muchos títulos posesorios diferentes como lo puede ser:
propiedad, arrendamiento, depósito, prenda, etc. Por lo tanto, la persona
con derecho de posesión, no tiene por qué ser siempre el propietario, sino
que dependerá de cada caso concreto. Entonces, al manifestar que la
posesión es un sinónimo de derecho y los derechos en nuestra
legislación, son irrenunciables no existe la renuncia de la posesión,
siempre y cuando esta posesión haya sido regular, de buena fe e
ininterrumpidamente durante un largo tiempo.

2.2.1.5 Capacidad para la Posesión.

Para que una persona natural o jurídica, tenga la capacidad necesaria


debe cumplir con lo que establece la ley y esto es en su Art. 1461.-
“Para que una persona se obligue a otra, por un acto o declaración de vol
untad es necesario:

30
 Que sea legalmente capaz;
 Que consienta en dicho acto o declaración, y su consentimiento no
adolezca de vicio;
 Que recaiga sobre un objeto lícito; y,
 Que tenga una causa lícita.

La capacidad legal de una persona, consiste en poderse obligar por sí mis


ma, y sin el ministerio o la autorización de otra.”, y su Art. 1462.- “Toda
persona es legalmente capaz, excepto las que la ley declara incapaces.”
La capacidad se refiera a la aptitud de una persona para ser titular de
derechos y obligaciones; de ejercer o exigir los primeros y contraer los
segundos en forma personal, voluntaria y comparecer a juicio. La
capacidad permite crear, modificar o extinguir relaciones jurídicas de
forma voluntaria y autónoma, siendo está íntimamente relacionado con la
voluntad, entendiéndose esta como la facultad psíquica que tiene el
individuo o persona, para elegir entre realizar o no un determinado acto, y
depende directamente del deseo y la intención de realizar un acto o hecho
en concreto.

2.2.1.6 Actos de mera facultad y mera tolerancia.

Los actos de mera tolerancia, no les otorga el derecho a vecinos o


colindantes que se adueñen de dicha propiedad, ya que por solidaridad se
permite que se beneficie del terreno; mas no se tolerara que estos
arbitrariamente traten de construir obras o de apropiarse de dicho terreno
que su poseedor no utilice, como lo establece al Art. 2399 del Código Civil
Ecuatoriano, manifestándonos que: "La omisión de actos de mera
facultad, y la mera tolerancia de actos de que no resulta gravamen, no
confieren posesión, ni dan fundamento a prescripción alguna. Así el que
durante muchos años dejó de edificar en un terreno suyo, no por eso
confiere a su vecino el derecho de impedirle que edifique. Del mismo
modo, el que tolera que el ganado de su colindante transite por sus tierras
eriales o paste en ellas, no por eso se impone la servidumbre de

31
no poder cercarlas para impedir el tránsito o pasto. Se llaman actos de
mera facultad los que cada cual puede ejecutar en lo suyo, sin necesidad
del consentimiento de otro"

Y de esta manera, cada quien puede edificar o hacer uso de sus bienes
como bien lo convenga, mas no un vecino colindante por el tiempo de uso
de un terreno ajeno adquiere el derecho de apropiarse o de impedir
construcción alguna que ejecutare su dueño o poseedor.

Los conceptos anteriores dejan claro que no puede servir de base para
configurar actos de posesión, la falta de ejercicio de las facultades que
competen al propietario o las licencias o tolerancias de este, frente a
la actitud del supuesto poseedor; siempre que de ellas no pueda
deducirse un comportamiento del poseedor como si tuviera la tenencia de
la cosa con ánimo de ser señor o dueño.

2.2.1.7 Facultades del Juez en el proceso.

El juez, en base y aplicación de la ley debe fundamentarse en las pruebas


presentadas por las partes y lo que establece la ley para sus actuaciones.
En el principio u origen de las sociedades, no se distinguían los jueces
entre sí mismos; sino por los límites de sus jurisdicciones y cada uno tenía
el cuidado de administrar justicia a los pueblos sobre todo y cualquier
especie de negocios indistintamente dentro de su territorio. Pero
habiéndose ensanchado y engrandecido posteriormente con el tiempo los
estados, y adquirido en ellos nuevas aperturas como: la agricultura, las
artes y la industria se multiplicaron dentro y fuera, de un modo prodigioso
las relaciones de sus individuos, y la combinación de los intereses que
estas relaciones producían, entonces hubo de resultar un sin número de
contradicciones que aumento asombrosamente los negocios siendo
necesario el establecimiento de diversos juzgados o tribunales para
decidirlos.

32
La competencia de los jueces, esto es en el derecho que tienen para
conocer entre ciertas materias o personas, con exclusión uno de otro, es
la que propiamente las distingue ahora, siendo que esta distinción está
marcadas con denominaciones particulares que suelen denotar por si
mismos la naturaleza y extinción de sus poderes, siendo hasta la
actualidad que los jueces no conocen en general de todas las materias
sino existiendo la delimitación según la materia, el territorio y grado.

Según el diccionario de Ruiz Díaz manifiesta sobre el término Juez: “La


palabra juez es genérica y comprensiva de todos los que administran
justicia; los que desempeñan este cargo con autoridad superior y más
especialmente los que ejercen en los tribunales de alzada”(ROMBOLA,
1999, p 532)

Definición de Juez según el diccionario jurídico elemental Cabanellas de


Torre: “El que posee autoridad para instruir, tramitar, juzgar, sentenciar y
ejecutar el fallo en un pleito o causa.”(CABANELLAS, 2006, p 73)

Juez.- En términos amplios y muy generales, el vocablo alude a quien se


confiere autoridad para emitir un juicio fundado, resolver alguna duda o
decir una cuestión. En sentido estrictamente jurídico, juez es el órgano
instituido por una comunidad jurídica con potestad para juzgar y
sentenciar un litigio, un conflicto de intereses sometido a su decisión. Si
bien el juez, es la persona que está encargada de juzgar en cualquiera de
los distintos grados de la administración de justicia, dentro de un concepto
vulgar, se suele designar con ese nombre a quien en primera instancia
civil ejerce unipersonalmente la jurisdicción.

En nuestra Constitución en las Garantías normativas establece que en su


Art. 84.- La Asamblea Nacional y todo órgano con potestad normativa
tendrá la obligación de adecuar, formal y materialmente, las leyes y
demás normas jurídicas a los derechos previstos en la Constitución y los
tratados internacionales, y los que sean necesarios para garantizar la
dignidad del ser humano o de las comunidades, pueblos y nacionalidades.
En ningún caso, la reforma de la Constitución, las leyes, otras normas

33
jurídicas ni los actos del poder público atentarán contra los derechos que
reconoce la Constitución.

Art. 86.- Las garantías jurisdiccionales se regirán, en general, por las


siguientes disposiciones:

1. Cualquier persona, grupo de personas, comunidad, pueblo o


nacionalidad podrá proponer las acciones previstas en la Constitución.

2. Será competente la jueza o juez del lugar en el que se origina el acto o


la omisión o donde se producen sus efectos,

El juez, tiene las facultades que la ley le establece, en lo que concierne a


la labor jurisdiccional, el Código Orgánico de la Función Judicial aumenta
considerablemente los poderes, facultades y atribuciones de los jueces. Y
por contrapartida, para garantizar un ejercicio apropiado, también regula
prolijamente lo relativo a la responsabilidad estatal por la indebida
administración de justicia. Igualmente nuestra ley establece un nuevo
ordenamiento que insiste en la necesidad de introducir principios y
detallar los deberes y facultades jurisdiccionales. Aun cuando en algún
momento pueda argumentarse que la inclusión de principios o de
definiciones en la ley no viene al caso porque ya están expresados en la
Constitución, sí es preciso aclarar que esta inserción, busca motivar a los
operadores para que empiecen a obrar bajo parámetros distintos.

En el Código Orgánico de la Función Judicial establece en sus artículos


respectivos que:

Art. 129.- FACULTADES Y DEBERES GENÉRICOS DE LAS JUEZAS Y


JUECES.- A más de los deberes de toda servidora o servidor judicial, las
juezas y jueces, según corresponda, tienen las siguientes facultades y
deberes genéricos:

1. Aplicar la norma constitucional y la de los instrumentos


internacionales de derechos humanos por sobre los preceptos legales
contrarios a ella;

34
2. Administrar justicia aplicando la norma jurídica pertinente;

3. Resolver los asuntos sometidos a su consideración con estricta


observancia de los términos previstos en la ley y con sujeción a los
principios y garantías que orientan el ejercicio de la Función Judicial;

4. Denegar de plano los pedidos maliciosos y rechazar los escritos y


exposiciones injuriosas, ofensivas o provocativas, sin perjuicio de la
respectiva sanción;

5. Denunciar ante las autoridades competentes los casos de ejercicio


ilegal de la abogacía;

6. Prestarse mutuo auxilio para la práctica de todas las diligencias que


fueren necesarias y se hayan ordenado en la sustanciación de los
asuntos judiciales;

7. Requerir de toda autoridad pública o de instituciones o personas


privadas el auxilio que demande en el ejercicio de sus funciones;

8. Presentar, por la vía correspondiente, consultas sobre la inteligencia


de las leyes así como anteproyectos de ley o reformas legales que tengan
directa relación con la jurisdicción y competencia que ejercen;

9. En cualquier estado de la causa, las juezas y jueces que adviertan


ser incompetentes para conocer de la misma en razón del fuero personal,
territorio o los grados, deberán inhibirse de su conocimiento, sin declarar
nulo el proceso y dispondrán que pase el mismo al tribunal o jueza o juez
competente a fin de que, a partir del punto en que se produjo la inhibición,
continúe sustanciando o lo resuelva.

Si la incompetencia es en razón de la materia, declarará la nulidad y


mandará que se remita el proceso al tribunal o jueza o juez competente
para que dé inicio al juzgamiento, pero el tiempo transcurrido entre la
citación con la demanda y la declaratoria de nulidad no se computarán
dentro de los plazos o términos de caducidad o prescripción del derecho o
la acción;

35
10. Si al resolver una cuestión hubiere mérito para proceder penalmente,
el tribunal, jueza o juez de la causa dispondrá en la sentencia o el auto
definitivo que se remitan los antecedentes necesarios a la Fiscalía
General. En este supuesto el plazo para la prescripción de la acción penal
empezará a correr en el momento en que se ejecutoríe dicha sentencia o
auto; y,

11. Ejercer las demás atribuciones establecidas por la Constitución, los


instrumentos internacionales de derechos humanos, las leyes y los
reglamentos.

Art. 130.- FACULTADES JURISDICCIONALES DE LAS JUEZAS Y


JUECES.- Es facultad esencial de las juezas y jueces ejercer las
atribuciones jurisdiccionales de acuerdo con la Constitución, los
instrumentos internacionales de derechos humanos y las leyes; por lo
tanto deben:

1. Cuidar que se respeten los derechos y garantías de las partes


procesales en los juicios;

2. Velar por una eficiente aplicación de los principios procesales;

3. Propender a la unificación del criterio judicial sobre un mismo punto


de derecho;

4. Motivar debidamente sus resoluciones. No habrá motivación si en la


resolución no se enuncian las normas o principios jurídicos en que se
funda y no se explica la pertinencia de su aplicación a los antecedentes
de hecho. Las resoluciones o fallos que no se encuentren debidamente
motivados serán nulos;

5. Velar por el pronto despacho de las causas de acuerdo con la ley;

6. Vigilar que las servidoras y los servidores judiciales y las partes


litigantes que intervienen en los procesos a su conocimiento, cumplan
fielmente las funciones a su cargo y los deberes impuestos por la
Constitución y la ley;

36
7. Disponer la comparecencia por medio de la Policía Nacional, de las
partes procesales, testigos y peritos, cuya presencia fuere necesaria para
el desarrollo del juicio. Esta medida no podrá tener una duración superior
a veinticuatro horas, pero podrá reiterarse cuantas veces sea necesario
hasta que se dé cumplimiento a la orden de comparecencia;

8. Convalidar de oficio o a petición de parte los actos procesales


verificados con inobservancia de formalidades no esenciales, si no han
viciado al proceso de nulidad insanable ni han provocado indefensión;

9. Procurar la celeridad procesal, sancionando las maniobras dilatorias


en que incurran las partes procesales o sus abogadas y abogados;

10. Ordenar de oficio, con las salvedades señaladas en la ley, la práctica


de las pruebas que juzguen necesarias para el esclarecimiento de la
verdad;

11. Salvo los casos en que la ley expresamente disponga lo contrario,


procurar la conciliación de las partes, en cualquier estado del proceso; al
efecto, pueden de oficio convocarlas a audiencia, a las que deberán
concurrir las partes personalmente o por medio de procuradora o
procurador judicial dotado de poder suficiente para transigir. De
considerarlo conveniente los tribunales o juezas y jueces podrán disponer
de oficio que pasen los procesos a una oficina judicial de mediación intra-
procesal con la misma finalidad. Se exceptúan los casos en que se halla
prohibida la transacción, y si ésta requiere de requisitos especiales
previos necesariamente se los cumplirán, antes de que el tribunal, jueza o
juez de la causa homologue el acuerdo transaccional;

12. Rechazar preliminarmente el pedido que reitere otro propuesto por


cualquier litigante y por la misma razón, o cuando a pesar de fundarse en
razón distinta, ésta pudo ser alegada al promoverse el petitorio anterior;

13. Rechazar oportuna y fundamentalmente las peticiones, pretensiones,


excepciones, reconvenciones, incidentes de cualquier clase, que se
formulen dentro del juicio que conocen, con manifiesto abuso del derecho

37
o evidente fraude a la ley, o con notorio propósito de retardar la resolución
o su ejecución. Igualmente tienen el deber de rechazar de plano los
escritos y exposiciones injuriosos, ofensivos o provocativos, sin perjuicio
de la respectiva sanción;

14. Ordenar, si lo estima procedente, a pedido de parte y a costa del


vencido, la publicación de la parte resolutiva de la decisión final en un
medio de comunicación designado por el tribunal o jueza o juez, si con
ello se puede contribuir a reparar el agravio derivado de la publicidad que
se le hubiere dado al proceso; y,

15. Ejercer las demás atribuciones establecidas por la Constitución, los


instrumentos internacionales de derechos humanos, las leyes y los
reglamentos.

Dentro de lo que establece la ley, como bases de las obligaciones de los


jueces también establece principios en los que se debe basar para la
aplicación de las mismas como son; el principio fundamental que es el de
supremacía constitucional, el principio de independencia, el principio de
imparcialidad, el principio de especialidad, el principio de celeridad, el
principio de acceso a la justicia y el principio de contradicción, así como lo
hay muchos más y estos según el Código Orgánico de la Función Judicial,
dentro de los cuales explicare brevemente los siguientes.-

Principio de supremacía Constitucional.- Los jueces o autoridades que


administren justicia deberán observar y aplicar las disposiciones
constitucionales, siendo esta la ley suprema en nuestro país y antes que
alguna otra ley se observara lo que establece la constitución.

Principio de contradicción.- En un procese de controversia entre las


partes, el juez, es el árbitro imparcial que debe decidir en función de las
alegaciones expuestas por cada una de las partes en Litis, en si implica la
dualidad que sostiene posiciones opuestas entre sí, ya sea entre los
litigantes o entre jueces al acceder a una apelaciones o el recurso de
casación, donde los jueces tal vez tendrán otro punto de vista sobre los
resuelto en sentencia o decreto por otra autoridad.

38
Principio de independencia.- Nos manifiesta, que el juez estará sometido
solo en el ejercicio de la potestad jurisdiccional, a la Constitución a los
instrumentos internacionales de derechos humanos y a la ley, así ningún
órgano independiente o autoridad del estado podrá influir en las
decisiones judiciales y menos aún, un juez someterse a soborno o
chantaje alguno, entonces el juez actuara con independencia y legalidad.

Principio de imparcialidad.- La actuación de un juez será imparcial entre


los sujetos procesales, respetando la igualdad, y el derecho a la defensa
de las partes; el juez no admitirá ninguna audiencia privada o fuera de la
etapa procesal, salvo que él notifique con providencia, pero siguiendo el
trámite legal y de esta manera respetando los procedimientos
establecidos en la ley.

Entonces, el juez en base a esta serie y sin número de principios, leyes,


reglamentos y jurisprudencias, debe actuar con ética y respetando los
principios fundamentales, los derechos humanos y la Constitución como
manifiesta el Dr. José García Falconí: “Un experimento sobre cualquier
conflicto jurídico servirá para verificar que con la buena voluntad de las
partes, la adecuada dirección del juzgador y sobre todo el respeto entre
sí, los conflictos jurídicos pueden ser reducidos a su mínima expresión
literaria y los puntos de contraste puede ser apoyados con los medios de
confirmación indispensables”(GARCIA, 2013, p 49.)

39
UNIDAD II

2.2.2 LA OBRA NUEVA.

2.2.2.1 Historia.

Ya desde el Derecho Romano existía este tipo de denuncias que tenía


lugar cuando la obra nueva privaba a alguno de un derecho que le
pertenecía o del cual estaba en posesión. También cabía la denuncia
cuando la obra se ejecutaba en su propio terreno, si esta obra nueva
privaba al denunciante de una ventaja o de un derecho adquirido así esta
acción era de efectos suspensiva de los trabajos empezados y prohibía su
continuación mientras no se pronunciaba el fallo respectivo.” (GARCIA,
2012, p 8)

Esta acción, desde épocas Romanas se refería a obras no terminadas, ni


consumadas. De este modo, esta acción que proviene del Derecho
Romano de la época de Justinianus, se la denomino Nuntatio Novi Operis,
era un interdicto prohibitivo, que versa sobre el derecho de propiedad,
porque considera que el poseedor tiene derecho a que se prohíba toda
obra nueva, que se trate de construir en el suelo del que se está en
posesión.

En la época Romana, la reclamación se hacía de tres maneras: la primera


era aquel, a quien dañaba la obra nueva podía dirigirse al pretor y
requerirlo para que prohibiera la continuación de los trabajos, en la
segunda manera podía también por su propia autoridad, declarar al autor
de la obra nueva que él la prohibía continuarla, y en tercer lugar, en vez
de dirigirse al pretor o declarar verbalmente que se oponía a la
construcción de los trabajos, presentarse en el terreno que estos se
hacían y arrojar una pequeña piedra sobre la obra y de este modo poner
al que hacia ejecutar en la imposibilidad de continuarla hasta que se
autorizara judicialmente. Estos tres procedimientos tenían de común que
imponían de pleno derecho la suspensión de los trabajos principiados,

40
efecto que les atribuyo el edicto del pretor, sea que la obra se hiciera sin
derecho o con derecho, y sin perjuicio en este caso de levantar la
prohibición, y el que más se utilizaba era el tercer caso.(CLARO, 1935, p 538)

2.2.2.2 Obra Nueva.

En sí, esta acción tiende a evitar que se produzca un perjuicio inminente


en la posesión actual del denunciante, mediante esta acción impedimos la
continuación de los trabajos y conclusión de la obra, mientras no se
establezca judicialmente el derecho de ejecutar la obra, derecho de la
posesión, su demolición, se ordene a pagar daños y perjuicios en
sentencia, o a su vez se llegue a una conciliación entre las partes. Sobre
esta acción el inciso primero del Art. 974 del Código Civil, señala: “que el
poseedor tiene derecho para pedir que se prohíba toda obra nueva que se
trate de construir en el suelo de que está en posesión.”.

Es decir, son obras nuevas denunciables las construidas en el predio


sirviente, embarazan el goce de una servidumbre constituida en él. Son
igualmente denunciables, las construcciones que se trata de sustentar en
edificio ajeno, que no esté sujeto a tal servidumbre y también se declara
especialmente denunciable toda obra voladiza que atraviesa el plan
vertical de la línea divisoria de dos predios, aunque no se apoye sobre
predio ajeno, ni de vista, ni vierta aguas lluvias sobre él.

2.2.2.3 Características de la acción obra nueva.

 Esta es una acción posesoria, pues se reclama y exige el derecho


de posesión más no el de dominio.
 Es una acción preventiva que trata de impedir que se realice un
daño del cual se teme, de la existencia de un perjuicio eventual,
manifestada por los trabajos que ha emprendido el querellado.
 Esta acción es de carácter cautelar, ya que se solicita la prohibición
de la obra que se intenta construir o se está en construcción, por lo
que está encaminada a contrariar la posesión de denunciante.

41
 Procede esta acción siempre y cuando dicha obra no se haya
concluido, pues caso contrario la acción seria improcedente, ya que
se seguirá dicho perjuicio por otra acción legal menos la de obra
nueva, mediante el juicio verbal sumario.
 Recalcando que esta acción procede exclusivamente en obras de
las que se está en construcción, ya que dicha acción implica una
medida preventiva donde cuyo objetivo es suspender dicha obra
mientras se lleva el trámite y que en caso de no llegar a un acuerdo
y de tener la razón, él denunciante pedía al juez mediante
sentencia que se suspenda definitivamente la construcción y la
restitución de las cosas a su estado anterior, si las partes no han
llegado a un acuerdo en la audiencia de conciliación, mientras que
todo este trámite no procedería si dicha obra estuviese culminado y
por ello se recalca que solo procede en obras que se está en
construcción.

2.2.2.4 Obras nuevas que son denunciables.

Nuestro Código Civil Ecuatoriano nos manifiesta en su Art. 575, que son
obras nuevas denunciables las siguientes:

La construcción en terreno del poseedor reclamante;


La que impide el actual ejercicio de una servidumbre constituida a
favor del inmueble que se posee;
Las obras que se sustenten en edificio ajeno no sujeto a esa
servidumbre;
La obra voladiza que atraviesa el plan vertical de la línea divisoria
de dos predios;
Las obras que viertan las aguas lluvias sobre terreno ajeno que no
deba recibirlas, y en general aquellas obras que produzcan una
carga o servidumbre sobre el predio del poseedor reclamante.

42
El cual, nos manifiesta que son obras nuevas denunciables las que se
trata de sustentar en un edificio ajeno, que no esté sujeto a tal
servidumbre como cuando se construye con el pretexto infundado de
impedir la ruina del edificio, canal o a su vez de alguna acequia, siempre
que dicha intensión no sea reducir lo estrictamente necesario y que al
terminarlas no sea la de restituir las cosas a su estado anterior, por lo cual
debe ser sentenciado a pagar el perjuicio al dueño de la obra afectada.
Siendo especialmente denunciable toda obra voladiza que atraviesa el
plan vertical de la línea divisoria, de dos predios aunque no se apoye
sobre el predio ajeno, tampoco que vierta aguas de lluvia en él.

Se debe impedir que la obra se inicie, con el simple hecho de ver que, el
que quiere perturbar la posesión esta almacenando material, para ello en
la actualidad se puede recurrir a las ordenanzas municipales ya que son
también las encargadas de velar por las edificaciones que se realizan, y
así impedir que la obra se inicie, con el simple hecho de ver que, el que
quiere perturbar la posesión esta almacenando material, para ello en la
actualidad se puede recurrir a las ordenanzas municipales ya que son
también las encargadas de velar por las edificaciones que se realizan, los
mismos que deben verificar si tienen o no planos aprobado por la entidad
correspondiente, lo que serviría para ver cómo se va a realizar la obra. La
materialidad de esta acción puede consistir en construcciones
propiamente dichas o en otras alteraciones del terreno, como por ejemplo
cavar una zanja, sobre elevar una pared, tender alambres, tuberías etc.
También, se ha aclarado en la jurisprudencia, que no es aceptada la
demanda fundada en el mero temor de que una servidumbre pueda
resultar embarazosa, puesto que la Ley se refiere expresamente a las
obras que actualmente atentan contra el uso normal de las servidumbres.

De la misma manera, es una obra denunciable la construcción de


balcones interiores, terrazas o azoteas, no pueden pasarse a propiedad
ajena, aunque esta se haya construido en plano elevado superior a la
propiedad vecina, lo cual significa que no puede utilizarse el aire de una
propiedad aledaña y por tanto la construcción voladiza no puede pasar a
la propiedad contigua.

43
2.2.2.5 Naturaleza de la acción de obra nueva.

La naturaleza de esta acción, ha sido equiparada unas veces a la acción


posesoria de manutención y otras al despojo, lo que sí es evidente que
esta acción tiene características especiales en relación a las acciones
comunes de conservación y recuperación de la posesión.

El fundamento de esta acción es la posesión y no el dominio, así su


naturaleza es posesoria ya que la ley solo faculta ejercerla al poseedor y
no al tenedor, “Es una acción preventiva, que tiende a impedir que se
realice el daño que se teme y por tanto basta para ejercerla, la existencia
de un perjuicio eventual, relevado por los trabajos en que ha emprendido
el querellado”(GARCIA, 2013, P 10)

Esta es una acción autónoma y preventiva, para precautelar una


conservación y así buscando impedir que alguien ajeno, realice obras en
un suelo del que se está en posesión, que por construir en un terreno que
no les corresponde perturba una posesión.

2.2.2.6 Escancia de la acción de obra nueva.

La esencia de esta acción, es el impedimento de toda obra nueva siendo


esta precautelaría, del que nos resultare o pudiere resultar perjuicio en el
goce de la posesión en el que nos hallamos; y por esta razón obvia
pueden ser solo los bienes inmuebles objetos de esta acción, evitando así
que arbitrariamente el estado posesorio del perjudicado por la
construcción de dicha obra nueva.

De esta manera, se paraliza la obra del que se está en construcción o se


va a construir; con la finalidad que mediante la orden de una autoridad
esta se destruya y las cosas regresen a su estado anterior respetando así
el derecho de posesión. Es si, como esta acción tiene siempre el objetivo
de proteger cualquier derecho real que se trate de obstaculizar con la

44
construcción irrespetuosa de obras en lugares que no les corresponde,
perjudicando a terceros en un terreno total o parcial del mismo, y que si él
perjudicado no actuaria con esta acción perdería la posesión de dicha
parte de la propiedad, o a su vez que dicha construcción obstaculice
alguna servidumbre, el goce de un terreno o trate de invadir un alinea
divisoria entre dos predios colindantes.

2.2.2.7 ¿Quiénes pueden y deben intervenir en el proceso de obra


nueva?

Puede intervenir en este proceso, él poseedor del suelo en el que está en


posesión, esto es el poseedor directo o sus herederos, inmediatamente
perjudicados por la obra nueva, de acuerdo a lo que establece el Art. 974
del Código Civil Ecuatoriano, en su inciso primero.

El usufructuario, el usuario o un habitador, en cuanto a una obra nueva


puede embarazar su uso o goce de su legítimo derecho, de la misma
manera lo puede hacer un titular activo de una servidumbre, cuando en
cuyo goce embarace la obra nueva constituida en el predio sirviente de
acuerdo a lo que dispone el Art. 975 en su inciso 1, en el cual protege
solo a la servidumbre continuas y aparentes.

Los dueños de edificios, cuando la obra nueva se trate de edificar sobre


su propiedad, también cuando dicha obra voladiza que atraviesa el plan
vertical de la línea divisoria de dos predios, aunque no se apoye sobre el
predio ajeno así como tampoco vierta aguas lluvias sobre el como señala
nuestra ley.

En el caso de que existan barios perjudicados, por la edificación de una


obra nueva, cada uno tendrá derecho a demandar por si solos, en cuanto
a la misma se dirija a la prohibición o destrucción de la obra, pero ninguno
podrá pedir indemnización sino por el daño que él mismo haya sufrido a
menos que legitime su personería relativamente a los otros. Pero dicha
indemnización será beneficiado en general todos los perjudicados o

45
individualmente según se crean perjudicados, y en caso de que existan
barios demandados y no un solo dueño de la obra pues se lo hará en
forma general.

2.2.2.8 Modos de adquirir un bien.

Los Modos de adquirir un bien, son definidos por la Doctrina como: “Los
hechos o actos jurídicos a los cuales el ordenamiento les atribuye el poder
o la virtud de hacer nacer o traspasar el dominio.”. Este concepto hace
referencia directa al dominio, o sea, existe una referencia directa a un solo
modo de adquirir. La doctrina, pone énfasis al dominio porque si uno
examina los códigos Civiles es posible constatar que ellos han regulado
los modos de adquirir de la perspectiva del dominio, pero eso no quiere
decir que este concepto y la regulación de los modos de adquirir no sea
aplicable a los otros derechos reales.

El rol que desempeñan los modos de adquirir en nuestro ordenamiento


jurídico es:

Sirven para la adquisición del dominio y también de los demás


derechos reales.

Sirven para la adquisición de la posesión, lo que tiene importancia en


aquellos casos en que los modos de adquirir no hayan podido operar
como tales (no hayan permitido adquirir el dominio).

Pueden servir para la adquisición de derechos personales


(la tradición y la sucesión por causa de muerte).

Como establece nuestro Código Civil en su Art. 603


Los modos de adquirir el dominio son la ocupación, la accesión, la tradició
n, la sucesión por causa de muerte y la prescripción. De la cual
fundamentamos entonces que al estar en posesión de un bien, lo
cuidamos y lo mantenemos al margen de cualquier construcción que no
nos corresponda.

46
2.2.2.8 Modos de adquirir una propiedad.

La propiedad es importante en el desarrollo del presente trabajo de


investigación por lo que para elaborar un concepto de la misma es
necesario desarrollar los siguientes comentarios.

La propiedad es un poder jurídico que la ley reconoce a favor de las


personas y que recae sobre los bienes inmuebles y muebles, puesto que
la doctrina sí reconoce un tipo de propiedad de estos bienes, en especial
cuando se trata de los créditos que forman parte de esta clase de bienes.
El tratadista Hugo la Borne define a la propiedad y dominio como: “El
poder jurídico que una persona ejerce en forma directa e inmediata sobre
una cosa para aprovecharla totalmente en sentido jurídico, siendo
oponible este poder a un sujeto pasivo universal, por virtud de una
relación que se origina entre el titular y dicho sujeto” (LA BORNE, 1999, p 25)

El poder jurídico, que otorga el derecho de propiedad permite que los


sujetos puedan aprovecharse de la propiedad para satisfacer su
necesidad vital, es por ello, que siempre se habla que la propiedad debe
cumplir una función social determinada para que todas las personas se
beneficien de los atributos que la propiedad genera a su titular. En el
Diccionario Jurídico ESPASA, se define a la propiedad o dominio como:
“El derecho de gozar y disponer de una cosa sin más limitaciones que las
establecidas en las leyes.”(ESPASA, 2007, P 67)

En efecto, la propiedad otorga un derecho universal a todos los seres


humanos, de gozar y disponer de la cosa de acuerdo a su conveniencia y
sin más limitaciones que la Ley establece para regular adecuadamente el
derecho de propiedad en el Ecuador. En una primera instancia la
propiedad es un término general, que se refiere a los derechos corporales
e incorporales sin distinción alguna, todos los seres tenemos el derecho
de propiedad sobre los bienes corporales (muebles e inmuebles) y bienes
incorporales (créditos) como garantía básica de ejercer el derecho de
amo, señor y dueño de sobre estos bienes. El dominio significa lo

47
específico dentro de la propiedad que solo abarca o se refiere a los
derechos corporales. Por eso, acertadamente el jurista Guillermo
Cabanellas al referirse a la propiedad, la conceptualiza como: "El dominio
que un individuo tiene sobre una cosa determinada, con la que puede
hacer lo que desee su voluntad"(VELASCO, 2008, p 211).

Considero que el dominio es el derecho real que tienen las personas


naturales y jurídicas para gozar y disponer de los bienes corporales de
conformidad a los preceptos jurídicos que emanan de la Ley. En nuestro
Código Civil, se confunde o se toma como sinónimos iguales a la
propiedad y dominio, situación que afecta enormemente al derecho de
propiedad, puesto que cada uno genera derechos de pertenencia y de
uso de las cosas.

2.2.2.9 Cómo y cuándo prescribe la acción de obra nueva?.

La acción de obra nueva, debe ser presentada antes del año del inicio de
la construcción de la misma, ya que dicha denuncia no procede al
terminar la obra, entonces el querellado se amparara en el juicio
posesorio mientras que el querellante podrá solamente reclamar su
derecho por la verbal sumaria como lo establece nuestro Código de
Procedimiento Civil en su Art. 680, en cuanto al tipo de juicio que se debe
seguir en este trámite y en cuanto a la prescripción para presentar dicha
acción nos establece en su Art. 992 del Código Civil en donde nos
manifiesta que;

“Las acciones concedidas en este Título, para la indemnización del daño


padecido, prescriben al cabo de un año completo.
Las dirigidas a precaver el daño no prescriben mientras haya justo motivo
de temerlo.
Si las dirigidas contra una obra nueva no se propusieren dentro del año, lo
s denunciados o querellados serán amparados en el juicio posesorio, y el
denunciante o querellante podrá solamente perseguir su derecho

48
por la vía ordinaria.Pero ni aún esta acción tendrá lugar cuando, según las
reglas dadas para la servidumbre, haya prescrito el derecho.”

De modo que, esta acción solo prescribe dentro del tiempo establecido
por la ley como en este caso es de un año, en el cual la obra empezó a
construirse mas no se cuenta el año desde la fecha en que esta culmino,
y de esta manera con la presente acción solicitamos que de manera
inmediata la autoridad competente ordene la suspensión de dicha obra
mientras que no procedería dicha suspensión si esta ya se hubiese
culminado.

2.2.2.10 Efecto inmediato de la acción de obra nueva.

El efecto de la acción de obra nueva es inmediato, ya que una vez


presentada la demanda el juez competente donde radico dicha acción, al
momento de calificarla, debe decretar provisionalmente la suspensión de
los trabajos de la obra que se está denunciando durante el tiempo que se
lleve a cabo dicho juicio. Pues por medio de este interdicto se persigue
que la obra iniciada o la que se está por iniciar se paralice, mientras que
la persona que los ejecuta no justifique en el juicio que tiene derecho a
construirla.

2.2.2.11 Trámite en el juicio verbal sumario por obra nueva.

Demanda

Es el acto inicial que se debe redactar la demanda y cumplir con todos los
requisitos establecidos en el Art. 69 del CPC en donde nos indica el
contenido que debe tener nuestra demanda como lo es:

 La designación del juez ante quien se propone la demanda.

49
 Las generales de ley de la parte actora, y del demandado sus
nombres y apellidos completos.
 Los fundamentos de hecho y la base legal en que se fundamenta
para presentar dicha demanda, que seria los fundamentos de
derecho.
 La cosa, cantidad o hecho que se exige y se pretende reclamar
mediante dicha demanda en la sentencia.
 La determinación de la cuantía por la que se sigue el trámite.
 La especificación del trámite que debe darse a cada causa que en
este caso será el Verbal Sumario porque este es un procedimiento
especial como lo establece el Art. 828 de mismo cuerpo legal.
 La designación del lugar donde se le notificara al demandado con
la demanda y la calificación de la misma, en donde el juez ordenara
la suspensión provisional de la obra, así como también el lugar
donde se le notificara al actor.

Al momento de presentar la demanda depende del tipo de la acción y


lo que se quiere probar para adjuntar la documentación respectiva, la
cual nos favorecerá para como medio de prueba documental.

Calificación de la demanda.

Una vez presentada la demanda, el juez a quien le correspondió la


competencia revisara cautelosamente si la demanda reúne los
requisitos exigidos por la ley para que sea calificada, en caso de no
cumplir con dichos requisitos le solicitara al actor que en el término de
tres días complete o aclare la misma, que en caso de no hacerlo el
juez se abstendrá de calificarla y admitirla a trámite ordenando la
devolución de los documentos adjuntados a la misma sin necesidad de
dejar copias en el juzgado, como lo establece el Art. 69 del CPC.

Una vez calificada la demanda y admitida a trámite en esta mismo


providencia dispone la suspensión inmediata provisional de la obra,
también manda a notificar al registrador de la propiedad de dicho
cantón donde se sucinto el incidente, para que se inscriba la demanda

50
como lo establece el Art. 1000 de mismo cuerpo legal, y manda a
notificar a la parte demandada en el lugar señalado por el actor como
lo establece el Art. 73 y el Art. 829 del cuerpo legal mencionado.

Citación con la demanda.

El objetivo para la citación con la demanda es darle a conocer a una


persona que se ha iniciado un trámite judicial en su contra, por lo cual
debe ejercer su derecho a la defensa. Con la citación se da a conocer
de un proceso y se da inicio a un trámite judicial, también se evita una
nulidad por falta de citación, interrumpe la prescripción de la acción y
principalmente obliga al demandado a comparecer a juicio. Mientras
que la notificación se da a conocer a las partes las providencias del
juez, sentencias, autos en ellos recaídos a sus respectivos casilleros
judiciales y las actuaciones entre los litigantes, que a partir de la fecha
de las notificaciones se comienza hacer cuenta los plazos o términos
que determina la ley para ciertas diligencias como lo puede ser en
ciertos pasos para la caducidad o abandono del juicio como lo
establece el Art. 829 del CPC.

Audiencia de Conciliación y Contestación a la Demanda.

Luego de practicada la citación el juez señalara día y hora para la


audiencia de conciliación. La audiencia comenzara con la contestación
de la demanda que contara con las excepciones dilatorias y
perentorias del cual se crea asistido el demandado, una vez trabada la
Litis el juez intentara que las partes lleguen a un acuerdo conciliatorio
terminando de una manera el juicio con la sentencia, caso contrario la
falta de negativa por parte del demandado, del hecho principal en que
se fundamenta la demanda puede existir un reconocimiento tácito de
la misma, el cual puede exonerar al actor de probar lo manifestado en
su demanda como tipifica el Art 830 del CPC. En caso de que una de
las partes no acuda a la audiencia entonces se seguirá en rebeldía
según lo que establece el Art. 832 del cuerpo legal mencionado y por
la cual se dicta sentencia ya que no se ha presentado una de las

51
partes y dando de esta manera concluyendo el juicio, recalcando que
en este juicio no cabe la reconvención de la demanda. En la misma
audiencia en el caso de que las partes no lleguen a un acuerdo se
abrirá el término a prueba por seis días.

Término de Prueba.

Dentro de estas seis días como lo establece el Art. 836 del CPC. las
partes presentaran sus pruebas y de haber sido solicitadas en la
audiencias algunas diligencias por parte de la autoridad como puede
ser una Inspección Judicial, o una declaración juramentada el juez
fijara fecha y hora para que se realicen dichas diligencias mediante
providencia y nombrara peritos para dicha diligencias solicitada por
una de las partes como lo establece el Art 252 del CPC.

Sentencia

Luego de terminado el termino de prueba el juez dictara sentencia según


lo establecido en el Art. 686 y 837 del cuerpo legal mencionado, que
en el caso de que la demanda sea admitida el juez dispondrá la
suspensión definitiva de la obra y en si su destrucción y que las cosas
regresen a su estado anterior a costas del vencido; pero si por el contrario
la demanda fuere absolutoria se condenara al actor a pagar daños y
perjuicios al demandado si este los hubiese sufrido.

Como es ya conocido, todo juicio termina con la resolución de un Juez,


que en el tema que estamos desarrollando, mediante una sentencia se
ratifique la suspensión provisional de la obra o la revocatoria de la misma,
pero siempre dejando a salvo el derecho del vencido, para el ejercicio de
las acciones ordinarias a los que crea asistido, hacerse beneficiario para
que se declare del derecho de continuar con la obra o hacerla demoler
según sea el caso.

Como dice el autor Dr. José García Falconí, en su libro de Manual de


Práctica Civil: “El juez, nada decide sobre el derecho que tenga el autor

52
de construir la obra pues solo se limita a suspenderla o destruirla”(GARCIA,
2013, p 23)

El juez, sentencia mediante las pruebas presentadas por las partes y más
a dicha autoridad no le compete defender derecho alguno sino aplicarlo
según sea el caso, siendo indispensable que el poseedor pruebe que a
sufrido o a futuro sufrirá perjuicio alguno con la obra nueva que se está o
se va a construir en el suelo del que está en posesión para que se acepte
dicha acción.

En la sentencia del presente juicio se considera únicamente los hechos


contenidos en la demanda, en relación con el derecho que el actor
manifiesta creerse violado, ya que siempre se toma en cuenta las
excepciones propuestas por la parte demanda y basándose en las
pruebas presentadas por las partes y las diligencias realizadas por el juez
para esclarecer el litigio y pronunciarse en sentencia, como lo respalda la
ley en su Art. 681 del Código de Procedimiento Civil, para que realicen
ciertas diligencias de esclarecimiento para dicha autoridad, como se
manifestaba anteriormente ratificando la suspensión pero definitiva de la
obra o en su caso su destrucción y la restitución de las cosas a su estado
anterior y si la sentencia fuere absolutoria el actor tendrá que pagar daños
y perjuicios al demandado según fuere el caso como lo establece el Art.
686 del Código de Procedimiento Civil vigente y así se resuelve en dicho
proceso solo la posesión y no sobre el derecho, o sea el demandado
vencido podrá ejercer su derecho en la vía ordinaria para que otra
autoridad, o una autoridad superior resuelva si puede o no mantener la
situación producida por la sentencia.

53
Segunda Instancia.

Apelación

Luego de tres días de ejecutada la sentencia pero no ejecutoriada la parte


que se ve afectada puede apelar dicha sentencia ante el superior para
que resuelva pero este recurso se concederá únicamente de la
providencia que niegue el tramite verbal sumario o de la sentencia en
cuanto a la condena de costas y deberá llevarse a cabo el fallo definitivo
en lo principal y sus accesorios.

54
UNIDAD III

2.2.3 LA PRUEBA

2.2.3 Nociones generales.

El sistema procesal, como un medio para la realización de justicia, debe


responder a las exigencias de las partes, con estricto apego a lo aportado
al proceso, pues mucho más allá de lo alegado en un juicio, es necesario
que lo demandado sea debidamente acreditado o justificado, en virtud de
que el juzgador, no conoce la realidad histórica de los hechos, al tratarse
de un sujeto ajeno al pleito que se lleva a cabo, pero está obligado a
estar presente en la realidad procesal, es decir, apreciar los elementos
debidamente actuados entre éstos la prueba.

La noción de prueba se encuentra en todos los procedimientos judiciales,


Jairo Parra Quijano, manifiesta que; “...está unida a todas las actividades
de tipo social. Puede afirmarse que es una necesidad que surge desde
que el hombre vive en la sociedad”, pues es evidente que la prueba es de
vital importancia en todas la actividades judiciales, ya que no basta con
proponer una demanda, porque es necesario justificar los fundamentos de
hecho y de derecho de la misma. La prueba se encuentra debidamente
normada en nuestra legislación civil, para ser más específico, en la
sección séptima, del Título I, del Libro II del Código de Procedimiento
Civil.

Desde mi punto de vista esta, actividad judicial denominada prueba, es


uno de los actos procesales más importantes en el mundo jurídico, ya que
se encuentra en todos los procedimientos de nuestra legislación. Este
acto procesal se halla inmerso en los procesos: Civiles, Penales,
Laborales, Niñez, Tránsito, Constitucionales, etc., por consiguiente, es
fundamental tener claro los parámetros que delimitan la prueba, pues es
una arma muy útil para las contiendas legales actuales, que hoy en día,

55
exige mucho más conocimiento, como manifiesta Santiago Sentís que “La
prueba no es lo más importante del proceso; es todo el proceso”

En el sistema procesal, la prueba es fundamental, ya que está destinada


a brindar certeza al juzgador de los hechos reclamados, y no se puede
prescindir de ella, pues en el caso de hacerlo, atentaría contra el derecho
de las partes en un juicio.

La prueba presentada ante el juez, le permite construir los


acontecimientos, y diferenciar los mismos con los planteados en una
demanda, pues con la prueba debidamente aportada, se otorga al
juzgador una imagen generada por sí en relación a los hechos que se
alega, por lo que una vez valorada, el administrador de justicia indicará su
decisión mediante una sentencia, donde la prueba jugará un papel
importante.

Debemos considerar, que la prueba es un elemento esencial, no solo en


el campo del Derecho, pues la misma transciende en otros campos cuya
característica principal es la indagación, siendo la más importante de un
proceso, que conlleva a un análisis profundo y puntualizado.

2.2.3.1 Definición de prueba

Existen varias definiciones de prueba, pero en una manera objetiva,


citamos a Guillermo Cabanellas que manifiesta que es; “La Demostración
de la verdad de una afirmación, de la existencia de una cosa o de la
realidad de un hecho. Persuasión o convencimiento que se origina en
otro, especialmente en el juez o en quien haya de resolver sobre lo
dudoso o discutido”.(CABANELLAS, 2010, p 72), el prenombrado
tratadista hace referencia a una palabra, que a diario es usada, no
específicamente en el lenguaje, si no en el actuar del ser humano, la
persuasión, o la inducción a otra persona a que realice cierta actividad, el
actor de una demanda, debe persuadir o convencer al juez, que su
petición, es verdadera, justificado y probando tanto los fundamentos de

56
hecho y como los de Derecho, tal es la importancia de la prueba, que en
casos prácticos, pese a que la contra parte se allana a las demandas en
los procesos, y no se ha probado jurídicamente los hechos demandados,
el juzgador ha rechazado las acciones planteadas.

Continuando con la definición de prueba, el doctrinario citado, hace


referencia a dos aspectos importantes, el primero acerca de la
demostración de una afirmación, si se analiza este punto detenidamente,
entonces; las demandas por regla general, son afirmaciones planteadas
ante el juez, dado el caso fáctico en materia civil, al exigir judicialmente el
cumplimiento de una obligación, se está afirmando que tal persona no
cumplió con la misma, caso que se asemeja en otras materias. Entonces
esta afirmación debe ser demostrada, pues se podría decir hasta un ponto
contradictorio que estas afirmaciones nacen falsas, porque el juez al inicio
de un proceso observa únicamente lo planteado en las peticiones, pero a
medida de que se desarrollan estos procesos, el juzgador apreciará si lo
aportado en el juicio permite que estas afirmaciones, continúen siendo
falsas o que las mismas sean verdaderas, es por aquello la importancia
de éste acto procesal, por que únicamente con la prueba, las
afirmaciones realizadas podrán ser demostradas.

El segundo aspecto es acerca de; la existencia de una cosa o de la


realidad de un hecho, que en base a la explicación anterior, es necesario
resaltar que la prueba permite demostrar la existencia de las cosas, ya
sean éstas corporales o incorporales, según nuestro Código Civil, lo que
comúnmente llamamos bienes, y para justificar la existencia de un bien es
necesario acreditar, que físicamente existe, demostración que se lo hace
con facturas, certificado de gravamen, entre otros. Y sobre la realidad de
un hecho, que en forma general es el contenido de una demanda, lo que
llamamos, los fundamentos de hecho, los acontecimientos, que como se
explica en líneas anteriores, que deben ser demostrados, a través de los
medios de prueba que se encuentran debidamente normados en nuestra
legislación.

57
La palabra prueba, trae su etimología, según unos que del adverbio
probe, que significa honradamente, por consideración que obra con
honradez el que prueba lo que pretende; o, según otro, de la palabra
probandum, que significa recomendar, probar, experimentar, patentizar,
hacer fe, según expresan varias leyes del derecho romano.

En conclusión, la prueba es la esencia de un proceso, es el pilar


fundamental de un juicio o controversia, que en base a la misma, el juez
dilucidará lo aportado y en base a aquello tomará una decisión.

2.2.3.2 Importancia de la prueba.

La importancia de la prueba en nuestro medio es muy grande, y de gran


interés, presto que el estudio no solo se lo hace de una forma teórica sino
también de manera práctica; que conlleva a realizar un estudio desde un
punto de vista integral, pues ya se mencionó que la prueba, es uno de los
actos procesales más importantes de nuestra legislación, por encontrarse
en todos los procedimientos.

En un sentido gramatical, la palabra prueba significa la acción y efecto de


probar, así como la razón, argumento, instrumento u otro medio que se
necesita demostrar si algún hecho es verdadero o falso, por ende se
puede decir que la prueba busca la verdad histórica de los hechos.

Una de las importancias de este acto procesal es que: al estar dirigido al


juez, debe cumplir con todos los requisitos que exige la constitución y la
ley para su efecto, pues como es de conocimiento general, en el mandato
constitucional hace referencia acerca de la prueba, específicamente en el
capítulo octavo, en el Art. 76, numeral 4. de la ley invocada nos manifiesta
que que dice lo siguiente: “ Las pruebas obtenidas o actuadas con
violación a la Constitución o la ley no tendrán validez alguna y carecerá
de eficacia probatoria”, haciendo énfasis que este numeral se encuentra
inmerso en las reglas de aplicación del debido proceso, es decir que la
prueba se encontrará en todos los procesos, es por aquello que el
legislador acertadamente implanta en el marco constitucional los aspectos

58
que delimitan la obtención de prueba, por la importancia de este acto, que
se estará a la observancia de los derechos, vinculados al acto probatorio,
de las partes procesales. Derechos constitucionales como el de la
Justicia y a la tutela efectiva entre otros.

Otra de las importancias es que la prueba, es instrumento esencial,


irremplazable ya que sin ella el derecho no podría, en el noventa y nueve
por ciento de los casos, alcanzar su fin; pues permite la demostración de
lo que generalmente se demanda o se niega, de una forma objetiva, es
por eso que se ha podido afirmar que no basta con solo tener un derecho
que reclamarlo, ya que si no se tiene los medios suficientes, en este caso
pruebas, que acrediten lo que se desee demandar, la respuesta será una
eminente negativa por parte de los administradores de justicia, así se
tenga la razón, pero si esto no se demuestra en la realidad procesal, todo
lo que se haga, será en vano, pues; los usuarios piensan que basta con
tener la razón y la certeza de que cierta persona lesionó un derecho
jurídicamente protegido, e inician acciones sin ningún acervo legal, por
consiguiente, la pretensión es rechazada y los usuarios decepcionados,
ya no creen en los beneficios de la justicia, lo que hace que la injusticia
siga su camino.

La Prueba y su importancia, vincula a varios aspectos en el Derecho, la


práctica de la misma debe regirse a presupuestos procesales, que en
forma general se mencionará que la prueba, debe ser veraz, uniforme,
pertinente, lo que conlleva que debe respetar el derecho de las partes,
debe ser objetiva para alcanzar su fin, oportuna, legal, para que encuadre
en los procesos, y sean admitidas, es donde radica la importancia de la
prueba, que permitirá una administración de justicia más expedita, al ser
apreciable permitirá encontrar la verdad.

2.2.3.3 Carga de la prueba.

En este punto se abordará del principio de la carga de la prueba, y al


haber realizado un análisis de la prueba, al decir que es el instrumento

59
para demostrar lo fundamentos de hecho de una acción, es menester
explicar acerca de la persona que tiene la obligación de probar tales
hechos, lo que denominamos el principio de la carga de la prueba. En
nuestra legislación civil la carga de la prueba, se encuentra tipificado en el
art. 113 del Código de Procedimiento Civil, que en esencia lo que
manifiesta que: “Es obligación del actor probar los hechos que ha
propuesto afirmativamente en el juicio, y que ha negado el reo “, en
concordancia con el Art. 114. del cuerpo legal invocado, y dice que “Cada
parte está obligada a probar los hechos que alega,…”, es decir, la norma
legal impone una conducta estricta a las partes procesales, a uno o varios
litigantes, a fin de que, justifiquen los hechos enunciados o expuestos por
los mismos.

Según Micheli, el fenómeno de la carga consiste en que "la ley en


determinados casos atribuye al sujeto el poder de dar vida a la condición,
para la obtención de un efecto jurídico considerado favorable para dicho
sujeto".(COUTURE, 1964, p 293), de lo citado, se podría mencionar que
el aspecto básico de un proceso en relación de la carga de la prueba, es
el deber de aplicar de forma objetiva, todas las pruebas que acrediten lo
mencionado en una demanda, es dar vida a los hechos relatados, para
que el juzgador valore lo expuesto, ya que su decisión se realizará
apegado a lo probado.

Cabe indicar que la carga de la prueba, puede caer: tanto en el actor


como en el demandado, dependiendo las circunstancias en las que se
encuentra la tramitación de una causa.

De lo manifestado se puede colegir que; no solo cuando se realiza una


afirmación, se está en la obligación de probar, ya que también hace
mención, que el que niega un hecho también tiene la obligación de
acreditar lo negado, pues el riesgo que corren las partes al no probar un
hecho , es el de perder el juicio, generando así; en los sujetos procesales,
la obligación de probar cada una de sus tesis, ya que ante el juzgador se
presentan dos teorías, y a medida de que transcurra el proceso, el
administrador de justicia tendrá un panorama claro de la teoría verdadera,

60
o la que más se aproxime a la verdad, es por aquello la importancia de
este principio.

Realizando un análisis de lo dispuesto por el art .Art. 113 y 114 del


Código de Procedimiento Civil, notamos que al actor le corresponde la
carga de la prueba de las afirmaciones que realiza en su demanda, y que
hayan sido negadas por el accionado al tiempo de contestar la misma. Por
consiguiente, al demandado le corresponde la carga de la prueba de los
hechos alegados en la contestación de su demanda. También es cierto
que la obligación del demandado al contestar las pretensiones del actor,
se pronuncie expresamente de éstas y los documentos adjuntos a la
demanda, haciendo énfasis y polarizando lo que admite y lo que niega, en
base al Art. 102 del cuerpo legal invocado.

De lo analizado se desprende que el actor está en la obligación de probar


los hechos que asegura en su demanda, y es quién debe suministrar los
elementos probatorios necesarios para que el juez pueda aceptar sus
pretensiones, pues si realizamos un análisis lógico de lo que ocurre en la
práctica, cuando una persona interpone una demanda, al convertirse en
actor de la misma, en base al principio de la carga de la prueba; el actor
no justifica lo enunciado en su petición, aún si el demandado no se
defiende, y simplemente negó los hechos, la demanda es rechazada, por
ende las pretensiones del actor también.

En conclusión se puede señalar, que la carga de la prueba delimita el


alcance a donde los sujetos procesales desean llegar en una causa,
mediante lo aportado y justificado en un juicio, cuyo resultado será el éxito
o fracaso en el proceso, es decir, los hechos, entre los que forman el
tema de la prueba en ese proceso, necesita cada uno que aparezcan
probados para que sirvan de fundamento a sus pretensiones o
excepciones y le dice al juez cómo debe fallar en caso de que esas
pruebas falten.

61
2.2.3.4 Valoración de la prueba.

Al hablar de la valoración de la prueba, se habla de los aspectos que


debe seguir el juez para poder emitir una sentencia, ya que es el indicado
para apreciar las pruebas aportadas por los sujetos procesales en un
juicio, pero estos aspectos a los que se hace referencia, deben ser en un
sentido estricto a la constitución y la ley, ya que el juzgador, como ente
representante del poder público, debe seguir varios lineamientos que
comprenden la valoración de la prueba.

Las resoluciones emitidas por el poder público deben tener una razón, en
otras palabras, se debe argumentar el porqué, de haber escogido cierta
decisión, este principio vinculado a la valoración de la prueba, es
denominado como principio de motivación, tipificado en el Art. 76.
Numeral 7, literal L, de la Constitución de la República del Ecuador, y
manifiesta que: “Las resoluciones de los poderes públicos deberán ser
motivadas. No habrá motivación si en la resolución no se enuncian las
normas o principios jurídicos en que se funda y no se explica la
pertinencia de su aplicación a los antecedentes de hecho. Los actos
administrativos, resoluciones o fallos que no se encuentren debidamente
motivados se considerarán nulos. Las servidoras o servidores
responsables serán sancionados”, principio constitucional como norma
rectora, que ha sido citada en el presente texto, en razón, de que las
autoridades encargadas de la administración de justicia, deben señalar o
puntualizar las normas en la que se funda su fallo, manifestar la lógica y la
pertinencia del mismo, así como explicar el análisis que aplicó para tomar
una decisión, ya que si no existiera ésta norma, se dejaría al libre albedrio
del poder público, emitir una resolución o una sentencia, que afectaría
directamente a la sociedad, es por aquello, la importancia de realizar un
análisis de la valoración de la prueba.

En nuestra legislación civil, la valoración de la prueba se encuentra en el


Art. 115 del Código de Procedimiento Civil, donde indica que: “La prueba
deberá ser apreciada en conjunto, de acuerdo con las reglas de la sana
crítica, sin perjuicio de las solemnidades prescritas en la ley sustantiva

62
para la existencia o validez de ciertos actos. El juez tendrá la obligación
de expresar en su resolución la valoración de todas las pruebas
producidas”.

De una forma más explícita la Primera Sala de nuestra ex Corte


Suprema, hoy Corte Nacional, mediante Resolución No. 83-99, de fecha
11 de febrero de 1999 publicada en R.O. 159 de fecha 30 de marzo 1999,
(Fallo de triple reiteración) se pronunció de la siguiente manera: “la
valoración de la prueba es una operación mental en virtud de la cual el
juzgador determina la fuerza de convicción, en conjunto, de los elementos
de prueba aportados por las partes, para inferir si son ciertas o no las
afirmaciones hechas tanto por el actor como por el demandado, en la
demanda y la contestación a la demanda, respectivamente. Esta
operación mental de valoración o apreciación de la prueba es potestad
exclusiva de los jueces y tribunales de instancia y deben hacerlo
aplicando, como dice la ley, las reglas de la sana crítica, o sea aquellos
conocimientos que acumulados por la experiencia y que, en conformidad
con los principios de la lógica, le permiten al Juez considerar a ciertos
hechos como probados....”.

La definición citada, es de gran importancia, ya que la ex Corte Suprema,


hoy Corte Nacional, en su pronunciamiento, define claramente los
parámetros que abarca la valoración de la prueba. Es un ejemplo claro del
sistema o mecanismo a seguir, por los operadores de justicia, pues este
procedimiento tiene que ser racional, lógico, crítico y metodológico, para
que la prueba, al ser valorada de una forma correcta alcance su fin,
implícitamente con el desarrollo del proceso, y que el juzgador tenga la
seguridad y la confianza para emitir un fallo conforme a Derecho,
correctamente motivado, por ser una actividad procesal que le
corresponde únicamente a este funcionario.

63
2.2.3.5 Pertinencia de la prueba.

Como se ha analizado con anterioridad, acerca de la prueba, y su


finalidad, se debe indicar que este acto procesal es indispensable en
todos los procesos, pero pese a que es indispensable, debe ser
conducente a su objetivo y ceñirse a los hechos que se desea demostrar,
pues los sujetos procesales pueden justificar hechos que no necesitan ser
probados, porque no tienen nada que ver con el punto del conflicto,
indicando que el juez acepta las pruebas pertinentes, como cuando se
está en una conversación, que para todos los participantes es aceptable
los comentarios que aportan al tema central. Es igual en la sustentación
de una causa, pues las partes al estar obligadas a probar los hechos que
enuncian, principio de la carga de la prueba, pero estas pruebas deben
limitarse al eje central de lo que generó la controversia, y si no lo hacen
pueden afectar el desarrollo normal del proceso, violando principios
constitucionales como; el de celeridad, economía procesal, entre otros,
entorpeciendo la administración de justicia.

El Código de Procedimiento Civil, regula la situación de la pertinencia de


la prueba, pues en su art. 116 que dice lo siguiente “Las pruebas deben
concretarse al asunto que se litiga y a los hechos sometidos al juicio”.
Norma de mucha importancia, pues el operador de justicia observará la
concordancia de los hechos demandados con las pruebas aportadas por
los sujetos procesales en el juicio, permitiéndole delimitar la relación
existente entre sí.

En conclusión, la pertinencia de la prueba coadyuva a que un proceso se


desarrolle con celeridad, pues a través de ésta institución, permite que las
partes respeten las reglas del juego, al momento de anunciar prueba,
evitando que una de las partes, en este caso a la parte que más le
convenga dilatar el pleito, solicite pruebas que nada tengan que ver con el
tema central del juicio, razón por la cual la importancia de ésta norma.

64
2.2.3.6 Oportunidad de la prueba.

Al hablar de la oportunidad de la prueba se considera que; los operadores


de justicia, al admitir una petición de prueba, independientemente el
proceso que se encuentre desarrollando, deben analizar en qué momento
procesal encaja tal petición, una manera de respetar el debido proceso,
pues si consideramos que un juicio ejecutivo, se concede a las partes seis
días para el término de prueba, para que las anuncien y si no lo han
hecho en ese término, la prueba no podría ni anunciarse peor aún
judicializarse, y si en el caso factico de que un juez admitiera dichas
pruebas, atentaría por un lado, los derechos de las partes, y por otro, el
debido proceso, pues como se explica , que la prueba; instrumento
esencial en un proceso, debe ser oportuna y ser anunciada en su debido
momento.

Nuestro Marco legal de manera importante regula la oportunidad de la


prueba, en el art. 117. que dice lo siguiente: “Sólo la prueba debidamente
actuada, esto es aquella que se ha pedido, presentado y practicado de
acuerdo con la ley, hace fe en juicio”., es decir de una manera clara y
certera, explica la oportunidad de la prueba, ya que al encontrarnos en el
término de prueba, se determina desde un día de inicio y un día fin para;
anunciar, presentar y practicar la prueba, y si una de las partes no ha
respetado este tiempo, la prueba ya no sería oportuna y si no es
oportuna, los administradores de justicia no la van a considerar en un
proceso, hecho que llevaría a perder un pleito. Es importante manifestar
que la oportunidad de la prueba otorga seguridad a un proceso.

2.2.3.7 Medios de prueba.

Se llaman medios de prueba a los instrumentos y órganos que aportan al


juez conocimiento acerca de los hechos que van a ser probados, es decir
las herramientas que utilizan las partes procesales para poder probar lo
alegado, según el caso que se tramite, y son de gran utilidad, ya que
como es de conocimiento, que la prueba en un proceso es de vital

65
importancia para demostrar situaciones alegadas o demandas para
obtener un resultado positivo al momento de plantear una acción.

Existes una clasificación de los medios de prueba, que señala nuestro


Código de Procedimiento Civil, que de forma rápida serán revisados,
como una antesala, para un estudio específico del tema central de la
investigación, que es la inspección judicial, y son los siguientes: Art. 121:
“Las pruebas consisten en confesión de parte, instrumentos públicos o
privados, declaraciones de testigos, inspección judicial y dictamen de
peritos o de intérpretes.”, esencialmente se encuentran señalados los
medios de prueba más comunes en nuestra legislación civil, pero
tomando consideración que la sociedad ha tenido un gran desarrollo, y los
medios de prueba han exigido nuevos instrumentos de obtención, nuestra
legislación ha tipificado otros instrumentos en el inciso segundo del
artículo y ley prenombrados, que habla de: “Se admitirá también como
medios de prueba las grabaciones magnetofónicas, las radiografías, las
fotografías, las cintas cinematográficas, los documentos obtenidos por
medios técnicos, electrónicos, informáticos, telemáticos o de nueva
tecnología; así como también los exámenes morfológicos, sanguíneos o
de otra naturaleza técnica o científica.

La parte indicada, deberá suministrar al juzgado en el día y hora


señalados por el juez los aparatos o elementos necesarios para que
pueda apreciarse el valor de los registros y reproducirse los sonidos o
figuras. Estos medios de prueba serán apreciados con libre criterio judicial
según las circunstancias en que hayan sido producidos.

Es importante señalar, los medios de prueba que se encuentran en


nuestro Código de Procedimiento Civil, ya que a continuación se explicará
brevemente los Siguientes:

Confesión Judicial.- Es un medio de prueba de gran utilidad, permite que


una persona pueda hacer una declaración ante el juez acerca de un
hecho, Sergio Ramírez, define a la confesión como: “Relación de hechos
propios por medio de la cual el inculpado reconoce su participación en el

66
delito”. Una definición que enfoca el punto básico de la confesión, pero
aplicada a la confesión judicial en materia civil, se relaciona en que una
persona declara o reconoce acontecimientos, y es manifestar que dicha
declaración la realiza una persona contra sí misma. Este instrumento
permitirá al juez observar la verdad de un hecho que se demanda en
contra de un ciudadano, bajo las reglas y procedimientos estipulados por
la ley.

Instrumentos Públicos o Privados.- Al hablar de los medios de prueba, se


hace referencia a estos instrumentos, que nuestra legislación identifica e
individualiza a cada una de ellas. Para una mejor ilustración se observará
las definiciones de: Instrumento Público Art. 164. C.P.C.- Instrumento
público o auténtico es el autorizado con las solemnidades legales por el
competente empleado. Si fuere otorgado ante notario e incorporado en un
protocolo o registro público, se llamará escritura pública. Se consideran
también instrumentos públicos los mensajes de datos otorgados,
conferidos, autorizados o expedidos por y ante una autoridad competente
y firmados electrónicamente.”.

Es importante tomar en cuenta este tipo de prueba y conocer las


características de un instrumento púbico; pues al ser utilizada como
prueba y para que cumpla su fin, y coadyuve a las partes procesales,
estos instrumentos deben ser emitidos de acuerdo a ley.

Una vez que se ha revisado la definición de instrumentos públicos, se


analizará la definición de instrumentos privados, que nuestro Código de
Adjetivo Civil define en su art. 191 que; “Instrumento privado es el escrito
hecho por personas particulares, sin intervención de un notario ni de otra
persona legalmente autorizada, o por personas públicas en actos que no
son de su oficio.”, también de gran importancia este concepto, ya que en
los juicios al requerir prueba documental de éste tipo, es necesario tomar
en cuenta esta definición, pues a través de estos documentos se
pretenderá justificar hechos, es por aquello que estos documentos a ser
emitidos por personas naturales o jurídicas deben contener; firmas de

67
responsabilidad, sellos de respaldo, etc., para que el juez pueda valorar y
apreciar los instrumentos probatorios aportados en una contienda legal.

Declaraciones de testigos.- Como instrumento probatorio la prueba


testimonial incide de gran forma en un proceso, ya que al consistir en un
relato de un tercero ante el juez sobre un hecho, el juzgador podrá
apreciar de una forma directa lo que los testigos le trasmitan, por ende
valorará estos testimonios según las demás pruebas aportadas.

Una persona (un tercero) que rinde su testimonio debe gozar de


capacidad legal para que pueda ser tomada en consideración en un juicio,
y que físicamente exista para poder declarar, se introduce esta aclaración
por qué se debe conocer que por aquello, las personas jurídicas no
pueden presentarse como testigos en proceso. La prueba testimonial se
ejerce en base a testigos, por consiguiente, estos testigos deben ser
imparciales, intachables por gozar de una reputación de que no sea
costumbre de los mismos, el declarar en juicios similares. El testimonio
debe versar sobre hechos en general, teniendo en cuenta que el juez
vigilará lo referente a la conducencia y la pertinencia de la prueba, pero
esto tiene que ver con la eficiencia del testimonio y jamás con la
existencia; por aquello, en la definición se habla de los hechos en general,
coincidiendo lo expuesto, “Testimonio es la narración que una persona
hace de los hechos por ella conocidos, para dar conocimiento de los
mismos a otros”.

En el mismo sentido Devis Echandia: “Es un medio de prueba que


consiste en la declaración representativa que una persona, que no es
parte en el proceso en que se aduce, hace un juez con fines procesales,
sobre lo que se dice saber respecto de hechos de cualquier
naturaleza”(ECHENDIA, 2008, p 74).

En conclusión, este medio de prueba es dan gran utilidad en la justicia,


pues de una forma subjetiva coadyuva al juzgador; a que se observe de
forma amplia como fueron los hechos, en conjunto de las demás pruebas
aportados en un proceso, ya que si en el caso factico de que los testigos

68
sean falsos, e insistan en una verdad que no la sea, el operador de
justicia podrá valorar estos testimonios, y en el caso de que sean
inconsistente con las demás pruebas judicializadas, la pretensión será
rechazada.

Se ha observado que los medios de prueba, son instrumentos y


herramientas para las partes procesales según el caso, que los mismos
son valorados por un juez para que lleguen a su fin, por aquello se
desprende que los medios de prueba deben ser bien practicados y bien
utilizados para alcanzar la verdadera justicia, razón por el cual es
necesario conocer todos los medios de prueba que estipula nuestra
legislación.

La inspección judicial.

La inspección es el medio de prueba que consiente en que el juez


observará directamente el estado real de lo que argumentan los sujetos
procesales, en si una comprobación judicial de la existencia de la obra
que está en discusión. Analizando el término; Inspección por Guillermo
Cabanellas nos manifiesta que: “es el examen o reconocimiento que hace
el juez por sí mismo, o por peritos del lugar donde se produjo un hecho, o
de la cosa litigiosa o controvertida, para enterarse de su estado y juzgar
así con más acierto” (CABANELLAS, 2010, p 207).

Rivera Morales señala que: “la inspección judicial es el reconocimiento


que la autoridad judicial hace de las personas, de los lugares, de las
cosas o documentos a que se refiere la controversia para imponerse de
circunstancias que no podrían acreditarse mejor o fácilmente de otra
manera. Está ligada a los hechos controvertidos, pero puede suceder que
tales hechos puedan desaparecer o modificarse por el transcurso del
tiempo o la acción natural y sin estar de por medio un litigio, se desee
hacer constar tales hechos o circunstancias, en cuyo caso estaríamos en
presencia de un aseguramiento de evidencia”

69
Por otra parte, Devis Echandía expresaba que inspección judicial es: “Una
diligencia procesal, practicada por un funcionario judicial, con el objeto de
obtener argumentos de prueba para la formación de su convicción,
mediante el examen y la observación con sus propios sentidos, de hechos
ocurridos durante la diligencia o antes pero que subsisten o de rastros o
huellas de hechos pasados, y en ocasiones de su reconstrucción “

Es el medio probatorio por el cual el juez percibe directamente con sus


sentidos, sin intermediación. Es pues, la percepción misma del hecho a
probar por el juez, mediante sus propios sentidos. En ella pueden
intervenir todos los sentidos: vista, olfato, oído, tacto e incluso el gusto. La
inspección judicial radica su importancia en esa apreciación sensorial
personal que hace el juez sobre los hechos.

La Inspección judicial, es un ejemplo claro de la aplicación del principio de


inmediación, ya que es el contacto directo del juez con el medio
probatorio, y es quien va a percibir a través de su observación el estado
de lo que se va inspeccionar. En el ordenamiento jurídico ecuatoriano,
específicamente en el Art. 242 del Código de Procedimiento Civil define a
la inspección judicial de la siguiente manera: “Inspección judicial es el
examen o reconocimiento que el juez hace de la cosa litigiosa o
controvertida, para juzgar de su estado y circunstancia”.

Al ser una prueba directa, en la que se requiere únicamente de la


percepción, indicando que en este medio de prueba no se necesitan de
testigos, ni de otro tipo de prueba porque se trata de un instrumento
probatorio en la cual no entra en la discusión la interpretación de los
hechos que hace un tercero, como un ejemplo claro en el tema central de
la presente investigación, al relacionar a la inspección judicial con los
juicios de obra nueva, si el juez al practicar la diligencia de inspección
judicial observa en el predio en posesión se están realizando obras ajenas
y al adjuntar un plano o escrituras del terreno en posesión entonces el
juez observa los límites de los terrenos y verificara de aquella invasión, a
más de los informes adjuntados por los peritos en cuanto a las mediciones
de los terrenos, así se probará lo argumentado en la demanda con la

70
construcción de dicho trabajo de obra nueva. La Inspección judicial como
queda señalado, es de vital importancia en un proceso, y practicarla
adecuadamente permitirá que esta prueba sea efectiva, y cumpla su fin,
conducente a un buen resultado.

71
UNIDAD IV

2.2.4 LA INCIDENCIA JURÍDICA EN LAS PARTES LITIGANTES.

Dentro del proceso de acción de obra nueva; se observan varios efectos,


entre ellos se puede identificar los sociales, económicos y jurídicos; en
relación al efecto de la sociedad, se basa en el hecho de que una persona
tenga en su contra un trámite judicial. El efecto jurídico y económico, que
tiene el trámite judicial en las partes litigantes, como lo es en el caso de
que el demandado no acate y cumpla con la primera providencia del juez;
que es suspender provisionalmente la obra, se le envía a multar,
causando un perjuicio económico al demandado, claro está que sería
siempre y cuando no detenga la obra; en el caso de que la demanda sea
favorable para la parte actora entonces recuperara el derecho de
posesión para la parte actora y la parte demanda estará en la obligación
de volver las cosas a su estado anterior y así recuperara la posesión,
protegiendo así el derecho a la posesión, uso, goce y usufructo; pero si en
el caso contrario la parte demandada demostraría que su actuación es de
buena fe, entonces a la parte demandante le correspondería pagar daños
y perjuicios, se continuaría con la construcción de la obra, siempre y
cuando las partes en la primera audiencia no hayan llegado a algún
acuerdo.

2.2.4.1 Antecedentes y características.

Al referirnos de antecedentes y características, en esta parte de la unidad


de nuestra tesis; queremos recalcar que se habla del derecho que tienen
las personas para presentar dicha acción de reclamo hacia una persona
que de manera arbitraria trata de apropiarse de un terreno que no le
corresponde con la construcción de obras y así beneficiarse, estas
acciones son presentadas ante las autoridades correspondientes desde

72
épocas pasadas del Derecho Romano ya que se da dicho derecho desde
en las leyes del código chileno.

2.2.4.2 Efectos Jurídicos en las partes litigantes.

Una vez concluido el juicio siempre va a existir un vencedor y un


perdedor, en el cual en un caso tendrá que derivar su obra y volver a su
estado anterior, existiendo ahí una perdida material y una disminución a
su patrimonio y/o puede existir el daño en la otra parte, el hecho de pagar
daños y perjuicios por haber paralizado la obra y causar pérdidas a la
parte demanda.

73
UNIDAD V

2.2.5 JURISPRUDENCIA.

ACCIÓN POSESORIA DE OBRA NUEVA

Serie 17
Gaceta Judicial 5 de 29-mar.-2001
Estado: Vigente
ACCIÓN POSESORIA DE OBRA NUEVA

Conforme a la doctrina, consagrada en nuestra ley, la acción de obra


nueva es netamente posesoria, como lo dispone de manera clara y
expresa el Código de Procedimiento Civil, que lo ha colocado en el Título
Noveno, Libro Segundo, entre las acciones posesorias.- En esta virtud,
como acertadamente se analiza en la sentencia recurrida, pronunciada
por la Primera Sala de la Corte Superior de Babahoyo, el actor tiene que
sustentar la acción de obra nueva en su calidad de poseedor del suelo en
que se está haciendo la construcción, no la de propietario. Por cierto, lo
común es que la propiedad coincida con la posesión, pero en verdad son
conceptos jurídicos distintos, porque a veces las acciones posesorias se
vuelven contra el dueño, como ocurre en el caso en que el dueño turbe la
posesión detentada por un tercero o lo despoje. El fundamento de las
acciones posesorias no es otro que una razón de orden público, o si se
quiere, policial. De lo que se trata es de evitar que las personas se hagan
justicia por la propia mano; de impedir que se perturbe o prive al poseedor
del goce y posesión de la cosa por las vías de hecho. En esta virtud al
proponerse una demanda de obra nueva si no se prueba, por los medios
señalados por la ley, que el actor es poseedor del suelo, no le queda al
juzgador otra opción que la de rechazar la demanda.

Gaceta Judicial. Año CII. Serie XVII. No. 5. Página 1269.


(Quito, 29 de marzo de 2001)

74
RECURSO DE CASACIÓN
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, PRIMERA SALA DE LO CIVIL Y
MERCANTIL, Quito Marzo 29 de 2001. Las 10H00.

VISTOS: El ingeniero Jorge Rodríguez Vargas deduce recurso de


casación contra la sentencia pronunciada por la Primera Sala de la Corte
Superior de Babahoyo, en el juicio de obra nueva seguido por el
recurrente contra la Municipalidad de Babahoyo. Invoca como normas de
derecho transgredidas en la sentencia los artículos 734, 736, 737, 753,
758, 762, 987, 988, 990 y 994 del Código Civil, y los artículos 117, 118,
119, 211, 246, 692, 697 y 808 del Código de Procedimiento Civil.- Funda
su recurso en las causales primera, tercera y quinta del artículo 3 de la
Ley de Casación.- Concedido el recurso sube por el sorteo de ley a esta
Primera Sala de lo Civil y Mercantil de la Corte Suprema de Justicia la que
en providencia de 12 de diciembre del 2000, acepta a trámite el recurso.
Concluida la sustanciación para resolver se considera:

PRIMERO: En orden lógico, esta Sala examina primeramente el cargo en


contra de la sentencia recurrida, apoyado en la causal quinta del artículo 3
de la Ley de Casación, de que en la parte dispositiva se adoptan
decisiones contradictorias o incompatibles. En su fundamentación, el
recurrente sostiene que el dictamen emitido por el ministro fiscal en el
juicio es contradictorio, porque por un lado afirma que no se ha cumplido
el reclamo administrativo previo, por cuya razón no es procedente que se
resuelva sobre lo principal, y pide por otro lado y simultáneamente que se
resuelva sobre lo principal.- Respecto de este cargo se anota: el vicio de
contradicción en la parte resolutiva del fallo tiene lugar cuando existe
afirmación simultánea de una decisión y su contraria ambas no pueden
ser verdaderas y al mismo tiempo falsas. Se trata de un defecto de
actividad lógica. Para que haya contradicción tienen que haber dos
pronunciamientos para que en base de la comparación crítica de ellas
determinar si existe o no contradicción; no puede haber el vicio de
contradicción, previsto en la causal quinta del artículo 3 de la Ley de

75
Casación, cuando existe un solo pronunciamiento, que es lo que acontece
en la sentencia recurrida, la cual en su parte resolutiva dice: "Acogiendo el
dictamen del señor ministro de este distrito y en razón de que el actor no
ha probado conforme a derecho que se hallaba en posesión del terreno
en el cual se estaba levantando la construcción denunciada, confirma la
sentencia venida en grado. Dése cumplimiento con lo que dispone el
artículo 281 del Código de Procedimiento Civil. Notifíquese". A su vez, la
sentencia de primera instancia, que es confirmada en todas sus partes por
la de segundo grado, en su parte resolutiva expresa: "declara sin lugar la
demanda de obra nueva propuesta por el ingeniero Jorge Rodríguez
Vargas, en contra de la Municipalidad del cantón Babahoyo, a través de
sus representantes legales ingeniero Julio Touma Bacillo y abogado
Miguel Moreno Viteri, alcalde y procurador síndico municipal se deja a
salvo el derecho que dice tener el actor para que lo haga valer en el
trámite correspondiente. Sin costas y sin honorarios que regular. Hágase
saber y notifíquese". En verdad, el dictamen del ministro fiscal contiene
proposiciones contradictorias porque solicita que la Primera Sala de la
Corte Superior de Babahoyo no se pronuncie sobre lo principal en razón
de haberse omitido el reclamo administrativo previo, y al mismo tiempo
pide que se resuelva sobre el fondo o mérito de la litis; pero es obvio que
en el fallo recurrido se acoge una sola de las dos proposiciones, no
ambas a la vez y, por ende, en la parte resolutiva no se adoptan
decisiones contradictorias o incompatibles.

SEGUNDO: Otro cargo en contra de la sentencia es el de que adolece del


vicio de valoración probatoria previsto en la causal tercera del artículo 3
de la Ley de Casación.- Respecto de este cargo se anota: En nuestro
ordenamiento legal, una persona en relación con una cosa puede
encontrarse en una de estas tres posiciones, cuyas consecuencias
jurídicas varían en cada caso y confieren a su titular derechos subjetivos
distintos; la primera denominada propiedad o dominio, definida en el
artículo 618 del Código Civil, que dice: "El dominio (que se llama también
propiedad) es el derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer
de ella, conforme a las disposiciones de las leyes y respetando el derecho

76
ajeno, sea individual o social"; la segunda posición, definida en el artículo
734 del Código Civil, que dice: "Posesión es la tenencia de una cosa
determinada con ánimo de señor y dueño; sea que el dueño o el que se le
da por tal tenga la cosa por sí mismo, o bien en otra persona en su lugar y
a su nombre.- El poseedor es reputado dueño, mientras otra persona no
justifica serlo. Y la tercera la denominada tenencia, definida en el artículo
748 del Código Civil, que dice: "Se llama mera tenencia la que se ejerce
sobre una cosa, no como dueño, sino en lugar o a nombre del dueño. El
acreedor prendario, el secuestre, el usufructuario, el usuario, el que tiene
el derecho de habitación, son meros tenedores de la cosa empeñada,
secuestrada o cuyo usufructo, uso o habitación les pertenecen. Lo dicho
se aplica generalmente a todo el que tiene una cosa reconociendo
dominio ajeno".- Cada una de estas posiciones está protegida por
acciones judiciales propias, señaladas de manera expresa en la ley,
cuando el derecho del titular de la cosa es desconocido, perturbado o
violado, para que el juez o tribunal competente lo haga reconocer
coercitivamente y a mantenerle en el ejercicio de sus poderes o facultades
que sobre la cosa le corresponde. Para proteger la propiedad, la ley ha
previsto, por ejemplo, las acciones reivindicatorias y la de petición de
herencia. Para proteger la posesión, la ley ha previsto las acciones
posesorias; para proteger la mera tenencia la ley ha previsto distintas
acciones según corresponda a la clase de tenencia, tales como la de
inquilinato, las de restitución del comodato, etc. Conforme a la doctrina,
consagrada en nuestra ley, la acción de obra nueva es netamente
posesoria, como lo dispone de manera clara y expresa el Código de
Procedimiento Civil, que lo ha colocado en el Título Noveno, Libro
Segundo, entre las acciones posesorias.- En esta virtud, como
acertadamente se analiza en la sentencia recurrida, pronunciada por la
Primera Sala de la Corte Superior de Babahoyo, el actor tiene que
sustentar la acción de obra nueva en su calidad de poseedor del suelo en
que se está haciendo la construcción, no la de propietario. Por cierto, lo
común es que la propiedad coincida con la posesión, pero en verdad son
conceptos jurídicos distintos, porque a veces las acciones posesorias se
vuelven contra el dueño, como ocurre en el caso en que el dueño turbe la

77
posesión detentada por un tercero o lo despoje. El fundamento de las
acciones posesorias no es otro que una razón de orden público, o si se
quiere, policial. De lo que se trata es de evitar que las personas se hagan
justicia por la propia mano; de impedir que se perturbe o prive al poseedor
del goce y posesión de la cosa por las vías de hecho.- En esta virtud al
proponerse una demanda de obra nueva si no se prueba, por los medios
señalados por la ley, que el actor es poseedor del suelo, no le queda al
juzgador otra opción que la de rechazar la demanda.- En el caso sub lite,
el actor no ha aportado medio alguno de prueba que acredite su calidad
de poseedor del suelo objeto de la demanda durante el año inmediato
anterior a la citación con la demanda; carga de la prueba que le
correspondía en vista que la demandada en su excepción primera "niega
los fundamentos de hecho y de derecho de la denuncia propuesta". Por
su parte, la Municipalidad de Babahoyo con la inspección judicial
practicada (fojas 73 a 75 del cuaderno de primer nivel) ha justificado lo
afirmado en su excepción tercera, de que al momento de dicha diligencia
era el poseedor del suelo, y que no hay obra nueva que suspender
porque el mercado construido para el uso público se hallaba terminado.-
Cierto que la Municipalidad de Babahoyo ha ocupado los terrenos por
orden del Juez Sexto de lo Civil de los Ríos, en el juicio de expropiación
seguido por dicha Municipalidad contra el ingeniero Jorge Rodríguez
Vargas, y que esta orden al igual que las demás actuaciones de este
juicio han sido anuladas por el mismo juez; pero no hay constancia
procesal alguna sobre hechos que justifiquen que el ingeniero Jorge
Rodríguez Vargas era el poseedor de ese suelo al momento de la
ocupación por la Municipalidad de Babahoyo. La esencia de la posesión
es una situación de disfrute de la cosa, un cierto señorío de hecho sobre
ella; poseer es tener una cosa en su poder, gozarla, aprovecharla; no
tiene sustento, por tanto, la alegación del recurrente de que al declararse
la nulidad de la providencia en que se ordenaba la ocupación del suelo
quedó justificado ipso jure que él era el poseedor.- No se ha transgredido
entonces normas legales que regulan la valoración de la prueba que
hayan conducido a una equivocada aplicación o a la no aplicación de
normas de derecho en la sentencia recurrida.

78
TERCERO: La propiedad es el derecho más completo y pleno que se
pueda tener sobre una cosa.- La legislación concedió originalmente a la
propiedad un derecho de carácter absoluto, e ilimitado, que comprende lo
que los romanos llamaban el ius utendi (derecho de usar) ius fruendi
(derecho de obtener o sacar los frutos de una cosa) y ius abutendi (el
derecho de abusar de la cosa). El avance del derecho social ha quitado el
carácter de absoluto al derecho de propiedad, que ha quedado limitado
por la función social. Así lo preceptúa el artículo 30 de la Constitución
Política de la República del Ecuador, que dice: "La propiedad, en
cualquiera de sus formas y mientras cumpla su función social, constituye
un derecho que el Estado reconocerá y garantizará para la organización
de la economía.- Deberá procurar el incremento y la redistribución del
ingreso, y permitir el acceso de la población a los beneficios de la riqueza
y el desarrollo.- Se reconocerá y garantizará la propiedad intelectual en
los términos previstos por la ley de conformidad con los convenios y
tratados vigentes". Para el cumplimiento de su función social, un bien
puede ser expropiado a su propietario, como lo preceptúa el artículo 33 de
la misma Constitución que dice: "Para fines de orden social determinados
en la ley, las instituciones del Estado, mediante el procedimiento y en los
plazos que señalan las normas procesales, podrán expropiar, previa justa
valoración, pago e indemnización, los bienes que pertenezcan al sector
privado. Se prohíbe toda confiscación". La expropiación consiste en la
apropiación de un bien por las instituciones del Estado, entre las que se
hallan las municipalidades (artículo 118, numeral 4 de la Constitución)
para destinado a fines de orden social, mediante el pago de una justa
indemnización. El fin social, más particularmente la utilidad social, está en
la esencia de la expropiación, en su razón de ser. Entre los fines
esenciales del Estado está el de promover el bien común, el de buscar el
bienestar de la sociedad, lo cual exige que prevalezcan los intereses de
carácter general sobre los intereses particulares; pero, como es propio del
Estado de derecho, el sacrificio no puede imponérsele arbitrariamente al
particular a quien se prive de su propiedad, sino que correlativamente
este tiene el pleno derecho a que se le pague una justa indemnización por
el bien que se le ha expropiado.- La expropiación, o sea la apropiación

79
por parte de una institución del Estado de un bien particular, no es una
venta forzosa ni un contrato bilateral, sino un acto unilateral que dicta el
Estado en ejercicio de la potestad que le confieren la Constitución y la
Ley. La expropiación se rige, por tanto por el derecho público y el Estado
actúa en todas las etapas de la misma en su carácter de poder público.
De acuerdo con nuestra legislación, la expropiación se opera mediante un
acto administrativo: La declaratoria de utilidad pública de un bien
particular para destinarlo a obras de naturaleza social.- El particular
afectado puede oponerse a la expropiación, en el ámbito administrativo,
sólo en el supuesto de que el bien de su propiedad no sea para destinarlo
a una obra de beneficio social. Según nuestro sistema procesal, el juicio
de expropiación no es para discutirse si procede o no la apropiación del
Estado del bien del particular, sino con el único objeto de imponer a la
institución expropiante que pague la indemnización justa; así lo dispone
expresamente el artículo 793 del Código de Procedimiento Civil, que dice:
"La tramitación del juicio de expropiación solo tiene por objeto determinar
la cantidad que debe pagarse por concepto de precio de la cosa
expropiada, siempre que conste que se trata de expropiación por causa
de utilidad pública", y el artículo 255 de la Ley de Régimen Municipal, en
coordinación con el Código de Procedimiento Civil, expresa: "Para
determinar el precio que corresponde a los bienes objeto de expropiación
se seguirán, además, las normas establecidas en el Código de
Procedimiento Civil y en otras leyes".- En el presente juicio, la
Municipalidad de Babahoyo, en ejercicio de la atribución que le concede
la Constitución Política de la República del Ecuador y la Ley de Régimen
Municipal, ha declarado de utilidad pública el solar de propiedad del
ingeniero Jorge Rodríguez Vargas para destinarlo a la construcción de un
mercado municipal de uso público; declaratoria de utilidad pública que se
halla inscrita en el Registro de la Propiedad del cantón Babahoyo. Es
evidente la utilidad pública o beneficio social de esta obra, cuanto más
que ha sido completamente terminado el mercado, y está al servicio de la
colectividad. Así las cosas al ingeniero Jorge Rodríguez Vargas no le
queda otro derecho que el de que se le pague la justa indemnización por
el solar expropiado, que ha pasado a formar parte de los bienes de

80
dominio público de la Municipalidad de Babahoyo.- Por lo dicho, la
sentencia de juzgamiento no adolece de los vicios de juzgamiento
acusados por el recurrente, puesto que ha actuado debidamente al
rechazar la demanda de obra nueva.- Por las consideraciones expuestas,
la Primera Sala de lo Civil y Mercantil de la Corte Suprema de Justicia,
ADMINISTRANDO JUSTICIA EN NOMBRE DE LA REPUBLICA Y POR
AUTORIDAD DE LA LEY, rechaza el recurso de casación deducido por el
ingeniero Jorge Rodríguez Vargas.

Sin costas Notifíquese y devuélvase.

f) Drs. Galo Galarza Paz.- Santiago Andrade Ubidia.- Ernesto Albán


Gómez..

Análisis

En esta casación que resulta siendo rechazada por que no existía el


fundamento necesario para sentenciar lo contrario y más aun no cumplía
los requisitos para presentar decía acción de obra nueva ya que uno de
los requisitos fundamentales es que la obra no esté terminada y exista
una posesión por más de un año, en este proceso se cumple con la
posesión ininterrumpida por más de una año pero la obra que se denuncia
esta ya terminada y más aún se ha realizado una obra con beneficio para
la sociedad realizada por un municipio entonces al no percatarse y
denuncia la obra a tiempo perdió su demanda y recibió una indemnización
que el juez le designo.

81
OBRA NUEVA

Serie 6
Gaceta Judicial 15 de 10-nov.-1944
Estado: Vigente

OBRA NUEVA
La denuncia de obra nueva es una acción preventiva que tiende a impedir
que se realice el daño que se teme, y por tanto basta para ejercerla la
existencia de un perjuicio eventual revelada por los trabajos en que ha
emprendido el querellado.

Gaceta Judicial. Año IL. Serie VI. Nro. 15. Pág. 981
(Quito, 10 de Noviembre de 1944)

TERCERA INSTANCIA

VISTOS: Nicanor Palacios expone en el escrito de la foja 1: Que es dueño


de las fábricas "El Calzado", de luz y fuerza eléctrica, "La Victoria", de
tejidos y del molino "El Progreso", fábricas y molino que, por títulos y
posesión inmemorial, son movidos por las aguas del río "Machángara";
que Alberto Moncayo Andrade, propietario del fundo "El Porvenir", ha
construido en su propiedad un tanque de enormes dimensiones, que lo
llena, "por medio de un desvío", con las mismas aguas de que se ha
servido el querellante para mover sus fábricas, causando así a éste último
gravísimos perjuicios, pues le "priva de las aguas durante varias horas al
día".- Con estos antecedentes y fundado, además, en los arts. 927, 928 y
935 del Código Civil y en las disposiciones de los arts. 778 y 779 del
Código de Enjuiciamiento Civil vigente a la fecha de la demanda, Nicanor
Palacios deduce contra Alberto Moncayo Andrade la acción de obra
nueva para que se obligue al querellado a demoler la que ha construido
en el fundo "El Porvenir" y a indemnizarle los perjuicios que le ha

82
ocasionado con la obra desde su construcción.- Posteriormente, en la
diligencia de la inspección cuya acta consta en las fs. 14 a 16 de las
actuaciones de primera instancia, el querellante expresa que aclara la
demanda en el sentido de que, además de lo que tiene solicitado, se
condene a Moncayo Andrade a restituir las cosas a su estado anterior, "de
tal modo que las aguas que actualmente se detienen en el tanque durante
todo el tiempo necesario para llenarlo, bajen sin interrupción y
continuamente, como antes bajaban".- En la susodicha inspección el
querellado contesta a la demanda negando en todas sus partes los
fundamentos de ella; manifiesta que ha procedido a la obra en ejercicio de
un legítimo derecho, que se apoya en títulos, en la posesión de muchos
años y preferente a cualquiera otra y en terminantes disposiciones de la
ley, aún con prescindencia de tales títulos; agrega que la demanda no es
procedente, y por lo mismo debería ser rechazada aún cuando se
comprobaran sus supuestos fundamentos, ya que no existe conformidad
entre éstos y aquella; y por último niega que la obra cause perjuicios del
actor, pues, al contrario, le es provechosa.- Trabada en estos términos la
litis y examinadas las pruebas, para resolver se considera: 1o. Aunque el
querellado comienza por negar de un modo general los fundamentos de la
demanda, en la misma contestación reconoce el hecho de haber
construido la obra nueva de que se queja el querellante, esto es, el
tanque que recogía el agua del río "Guajaló", desviándolas antes de su
primitiva acequia por medio de otra nueva.- 2o. Indudable que esta obra
perjudicaba el derecho del querellante, quien utiliza las mismas aguas,
cuando forman ya ellas el río "Machángara", para dar movimiento a sus
fábricas "El Calzado", "La Victoria" y "El Progreso"; puesto que, como
informan los peritos que intervinieron en la primera inspección, el bocacaz
de la acequia nueva captaba "La totalidad de las aguas que bajan por el
río "Machángara", que en ese sitio se llama "Guajaló", y el tiempo
necesario para que se llenara el tanque, dada la cantidad de agua medida
por los peritos el día de la inspección, era de ciento sesenta minutos,
suspendiéndose mientras tanto el curso continuo del agua, suspensión
corroborada por los testigos del actor que contestan al interrogatorio de la
foja 100, los cuales responden afirmativamente a la pregunta 3a. que

83
dice: "Si es verdad que la obra del tanque interrumpía el curso expedito
de las aguas durante todo el tiempo que se necesite para que el tanque,
que es de enormes proporciones, se llene; y que yo me vería privado de
esas aguas durante todo el tiempo que tarde en llenarse".- 3o. Pudo pues,
Nicanor Palacios denunciar la indicada obra nueva fundado, entre otra
disposiciones, en la del art. 778 del Código de Enjuiciamiento Civil que
regía al tiempo de la demanda, disposición según la cual son
denunciables como obras nuevas todas las que causen perjuicio al
poseedor, consistan o no en edificios. Y si bien no ha probado el
querellante que se hallaban funcionando sus fábricas en los precisos
momentos en que ocurría la suspensión de las aguas por causa de la
obra nueva, o sea, la efectividad del daño padecido por el, bastaba para
la procedencia de la demanda que este daño pudiera producirse por
efecto de la obra nueva. Como se deduce del contexto de las
disposiciones que regulan esta materia, la denuncia de obra nueva es una
acción preventiva que tiende a impedir que se realice el daño que se
teme, y por tanto basta para ejercerla la existencia de un perjuicio
eventual revelada por los trabajos en que ha emprendido el querellado;
4o. En el curso del juicio, Alberto Moncayo Andrade vendió a Nicolás
Chiriboga Gangotena el fundo "El Porvenir" con el molino del mismo
nombre, por escritura pública otorgada el 12 de noviembre de 1930; y a
su vez, el comprador Chiriboga Gangotena, por escritura de 22 de febrero
de 1935, vendió aquel fundo a Juan de Dios Ayala Sandoval, con el que
se ha contado también en la causa; en una y otra escritura se cedieron los
derechos del vendedor en el actual litigio. No se comprendieron en la
segunda venta "la maquinaria y enseres del molino integrante del predio",
que habían vuelto al dominio de Moncayo Andrade el 5 de diciembre de
1930, según así se expresa en la segunda de las mencionadas
escrituras.- 5a. Desmontada la maquinaria del molino "El Porvenir" en la
época que acaba de indicarse, se dejó de emplear la obra nueva en el
objeto a que fue destinada. En las observaciones que hizo el juzgado dos
días después de la diligencia de inspección practicada el 23 de junio de
1936, durante el término de prueba, consta lo siguiente: "Por el aspecto
que presenta el cauce nuevo, en la parte que se halla visible, y el tanque,

84
se conoce que durante mucho tiempo no han cursado aguas por aquel
cauce, y por consiguiente no han sido introducidas al tanque.- El día de la
inspección todas las aguas del río "Guajaló" se dirigían por su cauce
natural a las fábrica del demandante".- Y los peritos Abel S. Troya y Jorge
I. Moreno informan en la foja 115 que "se ve claramente que desde fines
del año 1930, cuando se había desmontado la turbina, las obras nuevas
no han servido para el objeto a que fueran destinadas, y por consiguiente
el señor Palacios pudo utilizar íntegramente el caudal de las aguas del río
sin interrupción ni embarazo de ninguna clase provenientes de las
llamadas obras nuevas".- 6o. Consta asimismo por las declaraciones de
los testigos del actor que contestaron a las preguntas de fs. 91 vuelta,
"que el tanque que servía antes para la recolección del agua", está
convertido en chanchera desde el año 1935 en que Juan de Dios Ayala
compró el fundo "El Porvenir" a Nicolás Chiriboga.- 7a. Lo expuesto en los
dos considerandos anteriores manifiesta que en la actualidad no es
necesario disponer la demolición de la obra construida por el querellado,
el cual si pudo cambiar el cauce antiguo con otro para mover el molino de
su propiedad, debió hacerlo sin perjuicio de los derechos del querellante,
que están plenamente comprobados.- Por las consideraciones
precedentes y por cuanto no hay nulidad en el procedimiento,
"administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la
Ley", se declara que Nicanor Palacios ejerció un derecho suyo al
denunciar la obra construida por Alberto Moncayo Andrade y, por tanto, al
pedir que éste la demoliera; y se dispone, en consecuencia, que Juan de
Dios Ayala Sandoval, como último sucesor en el dominio del querellado
en el fundo "El Porvenir", se abstenga de restablecer el uso a que se
destinó el tanque cuando fue construido, de manera que las aguas del río
"Guajaló" sigan corriendo, como antes, libre y continuamente.- Por falta de
prueba, no hay lugar a la indemnización de perjuicios, confirmándose en
esta parte la sentencia que ha venido en grado, que en lo demás se
revoca. Sin costas.- Legalizado el papel, devuélvanse.- Reintégrese los
derechos correspondientes a dos ministros.

85
Análisis.

Esta sentencia está en lo correcto ya que la parte demandada no


presento las pruebas necesarias para la reclamación de una
indemnización ya que no justifico en que se le afecto dicho proceso para
la reclamación de daños y perjuicios.

2.3. DEFINICIONES DE TÉRMINOS BÁSICOS.

 Acción.- Acción denota el derecho que se tiene a pedir alguna


cosa o la forma legal de ejercitar éste. En cuanto derecho, consta
en las leyes substantivas; en cuanto modo de ejercicio se regula pr
las leyes adjetivas. (Diccionario jurídico elemental, Guillermo
Cabanellas, pág. 17)

 Actor.- Quien asume la iniciativa procesal: el que ejercita una


acción. Sinónimo de demandante, el que en juicio formula una
petición e interponer una demanda, en los asuntos penales se
denomina acusador o querellante. (Diccionario jurídico elemental,
Guillermo Cabanellas, pág. 24)

 Bienes.- Aquella cosa de que los hombres se sirven y con las


cuales se ayudan. (Diccionario jurídico elemental, Guillermo
Cabanellas, pág. 51).

 Bien litigioso.- Aquel que intervienen en el proceso siendo


cuestionado con posterioridad a la contestación de la demanda.
Todo bien que forme parte del litigio o proceso. (Diccionario de
ciencias jurídicas y sociales, Ruy Díaz, pág. 164)

 Bien raíz.- Bien inmueble, edificio, finca. (Diccionario de ciencias


jurídicas y sociales, Ruy Díaz, pág. 165)

 Buena fe.- La creencia o presunción de quien realiza un acto o


hecho jurídico, acerca de que el mismo es lícito y está libre de

86
vicios o defectos. El modo sincero y justo con que uno procede en
sus contratos, sin tratar de engañar a la persona con quien los
celebre. (Diccionario de ciencias jurídicas y sociales, Ruy Díaz,
pág. 181)

 Capacidad.- Potencia o facultad de obrar, talento, disposición para


determinadas actividades. (Diccionario jurídico elemental,
Guillermo Cabanellas, pág. 60)

 Citación.- Diligencia por la cual se hace saber a una persona el


llamamiento hecho de orden del juez, para que comparezca en
juicio a estar a derecho. (Diccionario jurídico elemental, Guillermo
Cabanellas, pág. 70)

 Colindante.- Se dice de cada uno de los predios, campos o


edificios, contiguos entre sí, con linderos comunes al menos en
partes. (Diccionario jurídico elemental, Guillermo Cabanellas, pág.
74).

 Demandado.- Aquel contra el cual se pide algo en juicio civil o


contencioso administrativo; la persona contra cual se interpone la
demanda. Se le denomina asimismo parte demandada o reo,
aunque esta última calificación se va tornando privativa del proceso
penal. (Diccionario jurídico elemental, Guillermo Cabanellas, pág.
117)

 Inspección.- El examen o reconocimiento que hace el juez por sí


mismo, o por peritos, del lugar donde se produjo un hecho, o de la
cosa litigiosa o controvertida, para enterarse de su estado y juzgar
así con más acierto. . (Diccionario jurídico elemental, Guillermo
Cabanellas, pág. 332)

 Judicial.- Perteneciente al juicio, atinente a la administración de


justicia. Concerniente a la judicatura, relativo al juez, Litigioso,
Hecho en justicia o por su autoridad. (Diccionario jurídico
elemental, Guillermo Cabanellas, pág. 210)

87
 Juicio.- El que decide acerca de una acción civil, de una manera
registrada por leyes civiles, donde se controvierte un interés de los
particulares. (Diccionario jurídico elemental, Guillermo Cabanellas,
pág. 211)

 Juez.- En términos amplios y muy generales, el vocablo alude a


quien se confiere autoridad para emitir un juicio fundado, resolver
alguna duda o decir una cuestión.

En sentido estrictamente jurídico, juez es el órgano instituido por


una comunidad jurídica con potestad para juzgar y sentenciar un
litigio, un conflicto de intereses sometido a su decisión.

Si bien el juez es la persona que está encargada de juzgar en


cualquiera de los distintos grados de la administración de justicia,
dentro de un concepto vulgar, se suele designar con ese nombre a
quien el primera instancia civil o en periodo de instrucción criminal
o en trámite primera instancia penal, ejerce unipersonalmente la
jurisdicción. (www.derechoecuador.com/revistajudicial)

 Mala fe.- Malicia en la manera de accionar, en la forma en que se


posee o detenta un bien o un derecho. (Diccionario de ciencias
jurídicas y sociales, Ruy Díaz, pág. 623)

 Mera Tenencia.- Se alude a la mera tenencia, en Derecho, para


hacer referencia a la posesión de un bien sin estar amparado por
un título que habilite para dicha posesión (propiedad,
arrendamiento, etc.), estando por ello la posesión en precario.
(www.derechoecuador.com/revistajudicial)

 Mediación.- Modalidad de resolución de conflictos donde


generalmente un tercero ajeno al contrato, proceso o conflicto,
asiste a las partes sin poder decidir por ellos. El mediador facilita el
dialogo entre las partes, tendiente alcanzar un acuerdo de
voluntades. (Diccionario de ciencias jurídicas y sociales, Ruy Díaz,
pág. 635)

88
 Obra Nueva.- El dueño del suelo, o de un derecho de superficie, o
de otra construcción preexistente, ya esté inscrita o no, tiene la
potestad de comenzar, edificios, nuevas plantas, o mejoras en los
mismos, con la finalidad de consolidar documentalmente el título de
adquisición y, si cabe por reunir los requisitos legales, para de esa
manera hacer constar el hecho de la obra nueva. (Diccionario
jurídico elemental, Guillermo Cabanellas, pág. 118)

 Perito.- El práctico o versado en alguna ciencia, arte u oficio,


cuando para la decisión de un asunto litigioso se necesitan
conocimientos facultativos. (Diccionario de ciencias jurídicas y
sociales, Ruy Díaz, pág. 727)

 Propiedad.- En general, cuanto no pertenece o es propio, sea su


índole material o no, y jurídica o de otra especie. / Facultad de
gozar o disponer ampliamente de una cosa. (Diccionario jurídico
elemental, Guillermo Cabanellas, pág. 324)

 Poseedor de buena fe.- Dícese de aquel que ejerce la posesión


considerándose y creyéndose dueño legítimo. (Diccionario de
ciencias jurídicas y sociales, Ruy Díaz, pág. 745)

 Poseedor de mala fe.- El que tiene en su poder una cosa ajena,


con el ánimo de apropiarse, pero con conocimiento de que accedió
a dicha cosa en forma ilegítima. (Diccionario de ciencias jurídicas y
sociales, Ruy Díaz, pág. 745)

 Posesión.- Estrictamente el poder de hecho y de derecho sobre


una cosa material, constituida por un elemento intencional o
ánimus. / Goce o ejercicio. / Bien o casa poseída. (Diccionario
jurídico elemental, Guillermo Cabanellas, pág. 311)

 Poseedor.- El que tiene en su poder alguna cosa, poseedor se


opone a propietario, porque el poseedor de una cosa, hablando
con rigor no es el propietario. Todo poseedor es poseedor de

89
buena fe o mala fe. (Diccionario de ciencias jurídicas y sociales,
Ruy Díaz, pág. 745)

 Prueba.- Demostración de la verdad de una afirmación de la


existencia de una cosa o realidad de un hecho, comprobación,
persuasión o convencimiento. (Diccionario jurídico elemental,
Guillermo Cabanellas, pág. 312)

 Sentencia.- Dictamen, opinión parecer propio, Resolución judicial


en una causa, Fallo en cuestión principal de un proceso, El más
solemne de los mandatos de un juez o tribunal. (Diccionario jurídico
elemental, Guillermo Cabanellas, pág. 344)

2.4. SISTEMA DE HIPÓTESIS.

¿La obra nueva incide jurídicamente en las partes litigantes, en las


sentencias emitidas por el Juzgado Cuarto de lo Civil y Mercantil de
Chimborazo, durante el periodo enero a diciembre del 2012?.

2.5. VARIABLES.

2.5.1. Variable independiente.

La Obra Nueva.

2.5.2. Variable dependiente.

Su incidencia jurídica en las partes litigantes.

90
2.6. OPERACIONALIZACIÓN DE LAS VARIABLES.

VARIABLE TÉCNICA E
INSTRUMENTOS
INDEPENDIENTE CONCEPTO CATEGORÍA INDICADORES

La Obra Nueva El dueño del suelo, o de un derecho de superficie, Prueba Documental Encuesta
o de otra construcción preexistente, ya esté
inscrita o no, tiene la potestad de comenzar, Testimonial Guía de encuesta
edificios, nuevas plantas, o mejoras en los
mismos, con la finalidad de consolidar
documentalmente el título de adquisición y, si
cabe por reunir los requisitos legales, para de
esa manera hacer constar el hecho de la obra
nueva. Reconocimiento

Examen Requerimiento Encuesta

Guía de encuesta

Bienes.

Derechos

Cosas Encuesta

Apreciar Guía de encuesta

Observar

comprobar

Juzgar

91
VARIABLE TÉCNICA E
INSTRUMENTOS
DEPENDIENTE CONCEPTO CATEGORÍA INDICADORES

Su incidencia jurídica en Es la decisión del juez del asunto Encuesta


las partes litigantes en que por medio de un juicio verbal
las sentencias emitidas sumario en virtud del tiempo se Decisión Aceptación Guía de Encuesta
por el juzgado cuarto de pretende detener una obra y
lo civil y mercantil de recuperar un derecho, el cual se Rechazo
Chimborazo. hallaba a expensas de una persona
que de mala fe lo quisiera adquirir y Nulidad
que mediante la sentencia el juez
mande a pagar daños y perjuicios o
destruir una construcción en parte
o totalmente y de esta manera Juicio Verbal sumario Encuesta
respetando el derecho de posesión
de una persona en este caso el Especiales Guía de Encuesta
actor.

Posesión

Derecho

Encuesta

Dominio. Guía de Encuesta

92
CAPÍTULO III

3. MARCO METODOLÓGICO

3.1. MÉTODO CIENTÍFICO:

Los métodos científicos que se utilizarán en el proceso investigativo son:

Método Deductivo.- Con éste método se estudiará a la institución jurídica de


las acciones posesorias especiales fundamentado en las normas legales
como el Código Civil y demás normas concordantes, para en lo posterior
analizar el juicio verbal sumario de la obra nueva, sustanciados en el
Juzgado Cuarto de lo Civil y Mercantil de Chimborazo, durante el período
Enero-Diciembre del 2012.

Método Descriptivo.- Con este método se pretende llegar a describir la


incidencia jurídica en los juicios verbal sumario de las acciones posesorias
especiales en sí de la obra nueva, sustanciados en el Juzgado Cuarto de lo
Civil y Mercantil de Chimborazo, durante el período Enero-Diciembre del
2012.

3.1.1. TIPO DE LA INVESTIGACIÓN.

Por los objetivos que se pretende alcanzar la presente investigación se


caracteriza por ser descriptiva.

Es descriptiva: Porque una vez analizados los resultados de la investigación


se podrá describir si dentro de las acciones posesorias especiales en el juicio
verbal sumario de obra nueva incide sus resultados en las partes litigantes
en el Juzgado Cuarto de lo Civil y Mercantil durante el período Mayo 2012 –
Mayo 2013.

93
3.1.2. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN.

Por la naturaleza y a las características la investigación es no experimental,


porque en el proceso investigativo no se realizará una manipulación
intencional de las variables; es decir, el problema a investigarse será
estudiado tal como se da en su contexto.

3.2. POBLACIÓN Y MUESTRA.

3.2.1. POBLACIÓN.
4. La población implicada en la presente investigación está constituida por
los siguientes involucrados.
5.
POBLACIÓN NUMERO
Jueces de lo Civil y Mercantil de Riobamba 13
Profesionales del Derecho 17
TOTAL 30

5.1.1. MUESTRA.

La población involucrada en el proceso investigativo está contemplada en 30


individuos entre Jueces y Abogados que serán el universo total para ésta
investigación por su número, sin que sea procedente extraer una muestra.
Ya que los tramites a darse por este tipo de juicio es muy poco, entonces con
esta poca población se realizara la presente investigación.

5.2. TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE DATOS.

En nuestra investigación se utilizarán las siguientes técnicas:

94
5.2.1. TÉCNICAS:

Fichaje: Mediante el cual se estructurará un archivo de los libros, textos,


códigos, constitución, jurisprudencia que serán la fuente bibliográfica; que
permitirá la estructuración del marco teórico de la investigación.

Encuesta: A fin de recabar información del problema a investigarse se


aplicarán encuestas de forma directa a Profesionales de Derecho.

5.2.2. INSTRUMENTOS:

Ficha Bibliográfica

Ficha Nemotécnica

Encuesta

5.2.3. TÉCNICAS PARA EL PROCESAMIENTO E INTERPRETACIÓN DE


DATOS.

Para el procesamiento y análisis de datos se utilizarán técnicas estadísticas y


lógicas.

Para el procesamiento de datos se utilizará Microsoft office Excel, mediante


el cual se llegará a establecer frecuencias y porcentajes exactos, como
también gráficos y cuadros estadísticos.

La interpretación de los datos estadísticos se lo realizará a través de la


inducción, y la discusión de los mismo se realizará en base al análisis, es
decir desde el punto de vista del investigador.

Encuesta dirigida a los Jueces y Abogados de la ciudad de Riobamba que


han tramitado una acción de obra nueva.

95
3.3.4 Procesamiento de la información.

Tabulación de las encuestas.

1.- ¿Conoce Usted y ha tramitado la demanda de Obra Nueva y cuál es


su objetivo?

SI 22 76%

NO 8 24%

TOTAL 30 100

24%

SI

76% NO

Análisis de los resultados.- De un total de 30 Abogados a los que se les


realizo la encuesta un total de 8 siendo un 24% de profesionales,
manifestaron que no habían tramitado este tipo de demandas, ya que apenas
terminaron sus estudios trabajaron en instituciones ya sean estas públicas o
privadas; lo cual no les permitió encaminar o tramitar causas, pero que si
sabían de qué se trataba este tipo de acción; y el 22 siendo el 74%
manifestaron que si habían tramitado este tipo de acción legal.

96
2.- ¿Considera Usted que la Inspección Judicial dentro de las Acciones
posesorias Especiales, es de utilidad en el Juicio Verbal Sumario?

SI 28 97%

NO 2 3%

TOTAL 30 100

NO; 3%

SI; 97%

Análisis de los resultados.- De un total de 30 Abogados consultados 2


siendo un 3% de profesionales, manifestaron que no habían tramitado este
tipo de demandas y por lo tanto no sabían si la Inspección Judicial será de
vital importancia en la presente acción; y el 28 siendo el 97% manifestaron
que si es de vital importancia en este tipo de acción tener como medio
probarlo una la Inspección Judicial pedida y realizada por la autoridad
competente.

97
3. ¿Sabe Usted cuáles son los requisitos y el trámite para el juicio de
obra nueva?

SI 14 48%

NO 16 52%

TOTAL 30 100

48%
52%
SI
NO

Análisis de los resultados.- De un total de 30 Abogados consultados, 14


siendo un 48% de profesionales, manifestaron que no sabían cuál era el
tramite ni los requisitos para el juicio de obra nueva ya que no era tan
frecuente este tipo de acción; y 16 siendo el 52% manifestaron que si sabían
cuáles son los requisitos y trámites para este tipo de acción y que no son
muy frecuentes ya que las partes antes de llegar a un trámite legal prefieren
llegar a un acuerdo de manera extrajudicial ya que las resoluciones en la
mayoría de los casos son muy drásticas como lo es la destrucción de la obra
ya iniciada.

98
4. ¿Cree Usted que en el juicio Verbal Sumario por Obra Nueva, es
necesario presentar más pruebas a parte la Inspección Judicial?.

SI 13 41%

NO 17 59%

TOTAL 30 100

41%

59% SI
NO

Análisis de los resultados.- De un total de 30 Abogados a los que se aplicó


las encuestas, 17 encuestas resultando ser el 59%, manifestaron que si era
necesario presentar más pruebas, para así exigir que se respete el derecho
real de posesión, y 13 manifestaron siendo el 41% manifestaron que no,
porque solo con la Inspección Judicial se puede demostrar una posesión y la
construcción de una obra que se está demandando.

99
5. ¿Considera usted que la inspección judicial, incide en las sentencias
de los juicios de Obra Nueva?

SI 13 41%

NO 17 59%

TOTAL 30 100

41%

59% SI
NO

Análisis de los resultados.- De un total de 30 Abogados a los que se aplicó


las encuestas el 13 , resultando ser el 41% manifestaron que si era de vital
importancia la realización de la Inspección Judicial en este tipo de acción y
que la misma si incide en la sentencia emitida por un, y el 17 siendo 59%
manifestaron que dicha diligencia no era de gran importancia, ya que el juez
debe valorar todas las pruebas presentadas por las partes, claro la misma es
necesaria pero no debería ser el único medio de prueba.

100
6. ¿Cree usted que se debería modificar algo en las Acciones
posesorias Especiales, en el trámite de Obra Nueva?

SI 3 7%

NO 27 93%

TOTAL 30 100

7%

SI
NO
93%

Análisis de los resultados.- De un total de 30 Abogados a los que se aplicó


las encuestas el 3 resultando ser el 7% manifestaron que si era necesario
presentar propuestas de reformas a la presente acción, ya que no se cumple
en este tipo de acciones con el principio de celeridad, por cuanto las
diligencias se realizan con demora y así pasan en algunos casos años
detenida la obra y no emite el juez sentencia alguna al respecto; y el 27
siendo el 93% manifestaron que no era necesario aplicar reforma alguna a
dicha acción.

101
3.3.5 Comprobación de la hipótesis.

En la comprobación de la hipótesis, se puede afirmar que este tipo de acción


sí incide jurídicamente en las partes litigantes, ya que el juez al emitir su
sentencia la misma debe ser cumplida, aunque en la mayoría de los casos,
la parte demandada tiene que derribar su construcción y así permitiendo que
la parte actora recupere su derecho de posesión del bien, o en otro caso a
pagar daños y perjuicios por la parte actora. Este tipo de juicios no es tan
frecuente, ya que las partes en este tipo de conflictos, prefiere arreglar de
manera extrajudicial, ya que los resultados de dicha acción legal son
drásticos para la parte invasora ya que obras avanzadas corren el riesgo de
ser destruidas mediante una orden de un juez.

102
CAPÍTULO IV

6. Conclusiones y Recomendaciones.

4.1 Conclusiones.

o En la investigación realizada, por la acción de obra nueva, me permití


concluir que si incide jurídicamente en las partes litigantes ya que
adopta una herramienta procesal para la protección de un derecho
real de posesión de uno de los litigantes.

o No se cumple los términos ni tiempo establecido en la ley, por parte


del órgano jurisdiccional para la tramitación de la presente acción, de
esta manera no se está protegiendo la tutela efectiva, ni el principio de
celeridad.

o Las leyes procesales han establecido un conjunto de procedimientos,


que deben ser respetados; la violación del trámite no es una simple
formalidad; sino algo sustantivo a cada caso, que no está atribuido a
la voluntad de las partes ni del juez, sino a regulaciones legales que
atañen al orden público.

103
4.2 Recomendaciones.

o Uno de los requisitos para presentar esta acción de obra nueva, es


que la obra que se denuncie no esté terminada, entonces es
fundamental que se tome en cuenta al momento de presentar dicha
demanda ya que algunas son rechazadas porque se ha concluido con
las construcciones.

o Que los funciones y administradores de justicia, cumplan con los


plazos y términos establecidos en la ley, para no causar daño al
demandado ya que por la tramitación de esta acción existen obras
paralizadas por mucho tiempo, y para esto sería necesario que se
modifique este tipo de acción en nuestras leyes, para que su trámite
sea en menos tiempo.

o Que los jueces insistan en un acuerdo entre las partes en la audiencia


de conciliación, para evitar así tanta carga procesal en el juzgado, y
de esta manera emitir una sentencia en donde las dos partes estén de
acuerdo.

104
CAPÍTULO V

7. MATERIALES DE REFERENCIA.

7.1. BIBLIOGRAFÍA.

 GARCIÁ Falconí José Carlos, Manual de Práctica Procesal Civil, Los


Juicios de Obra Nueva y de Obra Vieja o Ruinosa en la Legislación
Ecuatoriana, Editorial RODIN, Quito.

 CABANELLAS Guillermo, Diccionario Jurídico Elemental. Editorial


Heliasta. Argentina. 2007.

 VELASCO CÉLLERI Emilio, Teoría Práctica del Juicio Verbal


Sumario, Editores Pudeleco, Quito Ecuador 2001 Corporación de
Estudios y Publicaciones. Constitución de la República del Ecuador.
Editorial Profesional. Quito-Ecuador. 2008.

 Corporación de Estudios y Publicaciones. Código Civil Ecuatoriano.


Editorial Profesional. Quito-Ecuador. 2010.

 Corporación de Estudios y Publicaciones. Código de Procedimiento


Civil Ecuatoriano. Editorial Profesional. Quito-Ecuador. 2013.

 Corporación de Estudios y Publicaciones. Constitución de la República


del Ecuador. Editorial Profesional. Quito-Ecuador. 2008.

 ROMBOLA Néstor, Editorial Ruy Díaz, Diccionario de Ciencias


Jurídicas y Sociales, Séptima Edición, Argentina-Buenos Aires.

 CLARO Solar Luis, Derecho Civil Chileno de los bienes, Imprenta


Nascimento, Santiago Chile, 1935, Libro Cuatro, Tomo Nueve, Pg.
538.

105
 AZCARGOTA Ullauri Mario, Derecho de Propiedad, Editorial UNP,
Piura-Perú, 200, Pg. 35.

 Couture, Eduardo: Fundamentos del Derecho Procesal, Ediciones


Desalma, Buenos Aires 1964.
 RIVERA, Morales. “Manual de Derecho Procesal Civil”, segunda
edición, Bogotá Colombia, 2009.

 ECHANDIA, Devis Manual de Derecho Procesal Civil, Segunda


Edición Bogotá- Colombia.

 LA BORNE, Jotiuex, Manuel Jurídico de los Derechos Reales, Editorial


CETI, 1999.

 PARRA Quijano Jairo, Manual de Derecho Probatorio, librería de


Ediciones del Profesional Ltda. Bogotá-Colombia 2009.

 COUTURE Eduardo, Fundamentos del Derecho Procesal, Ediciones


Desalma, Buenos Aires, 1964.

PAGINAS WEB.

 www.derechoecuador.com/revistajudicial.

106
ANEXOS

107
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y ADMINISTRATIVAS

CARRERA DE DERECHO

Encuestas dirigidas a Jueces y Abogados de la Ciudad de Riobamba,


sobre el tema de tesis “LA OBRA NUEVA Y SU INCIDENCIA JURIDICA EN
LAS PARTES LITIGANTES EN LAS SENTENCIAS EMITIDAS POR EL
JUZGADO CUARTO DE LO CIVIL Y MERCANTIL DE CHIMBORAZO,
DURANTE EL PERIODO ENERO A DICIEMBRE DEL 2012”

INDICACIONES.- Ponemos a su consideración el siguiente cuestionario;


sírvase colocar un visto o una X en la opción por Usted escogida y de ser
solicitada argumentarla.

1.- ¿Conoce Usted y a tramitado la demanda de Obra Nueva y cuál es su


objetivo?

SI ( ) NO ( )

¿Explique?____________________________________________________
____________________________________________________________

2. ¿Considera Usted que la Inspección Judicial dentro de las Acciones


posesorias Especiales, es de utilidad en el Juicio Verbal Sumario?

SI ( ) NO ( )

¿Explique?____________________________________________________
___________________________________________________________

3. ¿Sabe Usted cuáles son los requisitos y el trámite para el juicio de


obra nueva?

108
SI ( ) NO ( )

¿Explique?____________________________________________________
_____________________________________________________________

4. ¿Cree Usted que en el juicio Verbal Sumario por Obra Nueva, es


necesario solicitar una Inspección Judicial ?

SI ( ) NO ( )

Porque?_______________________________________________________
_____________________________________________________________

5. ¿Considera usted que la inspección judicial, incide en las sentencias


de los juicios de Obra Nueva?

SI ( ) NO ( )

¿Porque?______________________________________________________

6. ¿Cree usted que se debería modificar algo en las Acciones


posesorias Especiales, en el trámite de Obra Nueva?

SI ( ) NO ( )

¿Cuáles?______________________________________________________

GRACIAS POR SU COLABORACIÓN

109