Vous êtes sur la page 1sur 6

Hay mujeres que alcanzan el orgasmo mediante la penetración,

y hay otras, la mayoría de hecho (en torno al 85%), que necesita


de otros prolegómenos para alcanzar el clímax. Si ella pertenece
a este último grupo, es bueno que conozca las posiciones
sexuales que recomiendan los expertos para finalizar mediante
el coito.
El objetivo de este artículo es que ella aumente sobremanera su
cuota de orgasmo reinventando sus posiciones favoritas para
que faciliten el orgasmo.
1) La mecedora
La mujer se coloca encima de él, que se encuentra sentado. Al
estar arriba, ella controla la velocidad de la penetración y la
inclinación del pene durante el acto.
Ella rodea la cintura del hombre con sus piernas, y se mueve
arriba y abajocomo si de una mecedora se tratase. Él puede
ayudarla posicionando las manos en su cadera o cintura, o puede
inclinarse hacia atrás para dejar libertad al quehacer de la mujer.

La mecedora es muy buena


para ella porque controla la
velocidad de la penetración y
la inclinación del pene
durante el acto
En cuanto a las piernas de él, puede dejarlas estiradas o
cruzarlas, como mejor le vaya.
2) Misionero clitoriano
El clásico misionero, pero reinventado con la estimulación del
clítoris. Ella se tumba boca arriba, y él se sitúa encima. Mientras
la penetra, ella puede estimularse el clítoris y controlar asimismo
el ritmo de la penetración con su movimiento de caderas. No falla.
3) Amazona inclinada
Es la amazona versionada para la ocasión. El hombre se tumba
boca arriba con las piernas estiradas y ella se pone encima de él,
a horcajadas. Durante la penetración, ella se inclina hacia atrás,
facilitando el acceso de él a su clítoris. Además de que
la combinación entre masturbación ajena y penetración es
sumamente placentera, con esta postura el pene incide
directamente en la pared vaginal, lo que magnifica su placer y,
por tanto, la llegada del clímax.
Hacer el amor en una silla ya
de por sí facilita el orgasmo,
pues es la estampa es muy
morbosa. Además, el clítoris
puede ser estimulado por
ambos
4) La silla
Hacer el amor en una silla ya de por sí facilita el orgasmo, pues
es la estampa es muy morbosa. Ella puede sentarse de cara o
de espaldas al hombre. El clítoris puede ser estimulado por
cualquiera de los dos. Es recomendable que la altura de la silla
sea adecuada para ella, pues si no, estará incómoda y no podrá
concentrarse en su misión: acabar el coito con el pene dentro.

5) Alineación coital
Es como el misionero, pero modificado. Es muy buena porque se
estimula el clítoris con el roce de la pelvis de él, por lo que no
hace falta hacerlo de forma manual. En esta postura, ella tiene
las piernas juntas, y él, separadas. Aunque aquí el hombre
apenas puede introducir el pene unos 2,5 centímetros, el placer
que experimentarán ambos será muy satisfactorio.

Un día sin follar es un día perdido, dicen. Dale.