Vous êtes sur la page 1sur 5

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA CORTE SUPREMA -

Sistema de Notificaciones Electronicas SINOE

SEDE PALACIO DE JUSTICIA,


Secretario De Sala - Suprema:SALAS CAMPOS Pilar
Roxana (FAU20159981216)
Fecha: 02/10/2018 14:56:36,Razón: RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: CORTE SUPREMA /
LIMA,FIRMA DIGITAL - CERTIFICACIÓN DEL
CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE
CONTENIDO

DE JUSTICIA R. Q. EXCEPCIONAL N.° 443-2017


DE LA REPÚBLICA AYACUCHO

Rechazo del recurso de queja


excepcional
Sumilla. Las decisiones del juzgado
penal y la Sala Superior no
evidencian una vulneración a
derecho fundamental o garantía
constitucional alguna, por lo que, al
ser ello un presupuesto procesal de
carácter objetivo señalado en la
norma, deberá rechazarle el recurso
de queja planteado.

Lima, diecisiete de julio de dos mil dieciocho

VISTOS: el recurso de queja excepcional


interpuesto por la parte agraviada contra la resolución del diecisiete
de julio de dos mil diecisiete, que declaró improcedente su recurso de
nulidad deducido contra el auto de vista del diecinueve de junio de
dos mil diecisiete, que confirmó la resolución de primera instancia del
quince de noviembre de dos mil dieciséis, que dispuso el
sobreseimiento de la causa a favor de la procesada Diana Carolina
Huayna Mendieta por la comisión del delito contra la vida, el cuerpo y
la salud-lesiones graves, en perjuicio del menor Pedro Steven Junior
Izaga Pinco. De conformidad con lo opinado por el señor fiscal
supremo en lo penal.
Intervino como ponente el señor juez supremo Príncipe Trujillo.

CONSIDERANDO

Primero. La parte agraviada formalizó su recurso de queja excepcional


(véase a foja noventa y tres), en el que manifestó su disconformidad con el
auto de vista que confirmó el sobreseimiento de la causa en mérito de
que dichas resoluciones vulneran el derecho a la debida motivación
de las resoluciones, la tutela jurisdiccional efectiva y la verdad material
de las pruebas, pues las pruebas recabadas en el expediente

1
CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE
DE JUSTICIA R. Q. EXCEPCIONAL N.° 443-2017
DE LA REPÚBLICA AYACUCHO

demuestran que la procesada ocasionó de manera dolosa lesiones a


su menor hijo que fueron catalogadas por el perito médico legal como
una lesión en el rostro que dejó como secuela una huella indeleble, lo
cual sí constituye una lesión grave por haber ocasionado una
deformidad grave y permanente en el rostro del agraviado y que no
fue tomado en cuenta por los juzgadores al momento de emitir su
pronunciamiento.

Segundo. El numeral dos del artículo doscientos noventa y siete del


Código de Procedimientos Penales, modificado por el Decreto
Legislativo número novecientos cincuenta y nueve, establece que:
“Excepcionalmente, tratándose de sentencias, de autos que extingan la acción o
pongan fin al procedimiento o a la instancia, o de resoluciones que impongan o
dispongan la continuación de medidas cautelares personales dictadas en primera
instancia por la Sala Penal Superior, salvo lo dispuesto en el artículo doscientos setenta
y uno, el interesado (una vez denegado el recurso de nulidad) podrá interponer
recurso de queja excepcional, siempre que se acredite que la resolución impugnada
o el procedimiento que la precedió infringió normas constitucionales o normas con

rango de ley directamente derivadas de aquellas”.

Tercero. De conformidad con los hechos materia de investigación, se


tiene que el día once de abril de dos mil once, a las seis horas con
cuarenta y cinco minutos, cuando Isabel Pinco Coronel (madre del menor
agredido) se encontraba en la entrada de su vivienda, fue sorprendida
por la acusada, quien la agredió físicamente. En dichas circunstancias,
la procesada también agredió al menor Pedro Zaga Pinco cogiéndolo
de la corbata y arrojándolo al suelo, para luego golpearlo a la altura
de la ceja derecha con una piedra, lo que le ocasionó una herida
sangrante y un ramillón en el pómulo. Luego, procedió a pisotearlo,

2
CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE
DE JUSTICIA R. Q. EXCEPCIONAL N.° 443-2017
DE LA REPÚBLICA AYACUCHO

ocasionándole mayores lesiones, las cuales fueron descritas en el


certificado médico legal correspondiente.

Cuarto. Ahora bien, debe recordarse que el Tribunal Constitucional


peruano (en el fundamento seis de la Sentencia número dos mil cinco-dos mil seis-
PHC/TC) precisó que: “La primera de las características del principio acusatorio
mencionado guarda directa relación con la atribución del Ministerio Público,
reconocida en el artículo ciento cincuenta y nueve de la Constitución, entre otras, de
ejercitar la acción penal. Siendo exclusiva la potestad del Ministerio Público de incoar

la acción penal y de acusar, a falta de esta, el proceso debe llegar a su fin”. De


modo que en el presente caso, y a la vista de la falta de tipicidad del
hecho imputado a la acusada, el fiscal provincial consideró pertinente
no continuar con el ejercicio de la acción penal en su contra.

Quinto. De otro lado, en la misma sentencia constitucional citada (en su


fundamento siete), precisó que: “La falta de acusación impide cualquier emisión
de sentencia condenatoria, máxime si el fiscal tuvo la opción, en vez de acusar, de
solicitar la ampliación de la instrucción. En caso el fiscal decida no acusar, y dicha
resolución sea ratificada por el fiscal supremo (en el caso del proceso ordinario) o por
el fiscal superior (para el caso del proceso sumario), al haber el titular de la acción

penal desistido de formular acusación, el proceso penal debe llegar a su fin”. Por
ello, al apreciar que el fiscal superior, en su dictamen (véase a foja sesenta
y cinco), opinó que se confirme el sobreseimiento a favor de la acusada,
por lo que en virtud del citado y explicado principio acusatorio la
resolución de vista que confirmó el auto de sobreseimiento resultó
adecuada a ley, pues este principio acusatorio pone de manifiesto la
imposibilidad de continuar con la investigación cuando el titular de la
acción penal decide no ejercer dichas atribuciones.

3
CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE
DE JUSTICIA R. Q. EXCEPCIONAL N.° 443-2017
DE LA REPÚBLICA AYACUCHO

Sexto. No obstante ello, este Colegiado Supremo estima pertinente


señalar que, conforme a la Guía Médico Legal para la Determinación
de Señal Permanente y Deformación de Rostro emitida por el Instituto
de Medicina Legal del Ministerio Público, se precisó que el análisis de
determinación de deformidad grave consta de verificar la visibilidad
de la cicatriz, la permanencia de la herida, la alteración de la simetría
del rostro, la alteración de la armonía del rostro y la alteración de la
mímica o función. De este modo, conforme al certificado médico legal
practicado al agraviado (véase a foja siete), se precisó que este
presentaba cicatriz rosada de un centímetro localizada en región ciliar
derecha y mancha hipercromática de uno punto dos centímetros en
región malar derecha; a la evaluación dinámica se concluyó que
existe simetría en ambas hemicaras; la cicatriz no altera la
funcionalidad de la musculatura regional y es discretamente visible a la
distancia social; de modo que, aunque la lesión resulte indeleble y
visible a simple vista, no reúne la gravedad suficiente para calificar los
hechos como delito de lesiones graves pues esta cicatriz en el rostro del
menor no importó un cambio en la simetría de su rostro ni comprometió
su funcionalidad; argumentos que le fueron expuestos a la parte
agraviada en la resolución de primera instancia y que evidencian una
debida motivación en sus argumentos.

Séptimo. En mérito de los argumentos antes indicados, se aprecia que


la resolución de primera instancia se motivó debidamente por no
adecuarse los hechos incriminados a los supuestos típicos denunciados,
así como de la decisión de segunda instancia amparada en el
principio acusatorio. Por ello, al no advertir la vulneración de alguna
garantía constitucional, se deberá rechazar el recurso de queja
deducido por la recurrente.

4
CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE
DE JUSTICIA R. Q. EXCEPCIONAL N.° 443-2017
DE LA REPÚBLICA AYACUCHO

DECISIÓN

Por estos fundamentos:


I. DECLARARON INFUNDADO el recurso de queja excepcional
interpuesto por la parte agraviada contra la resolución del
diecisiete de julio de dos mil diecisiete que declaró improcedente
su recurso de nulidad deducido contra el auto de vista del
diecinueve de junio de dos mil diecisiete, que confirmó la
resolución de primera instancia del quince de noviembre de dos
mil dieciséis, que dispuso el sobreseimiento de la causa a favor de
la procesada Diana Carolina Huayna Mendieta por la comisión del
delito contra la vida, el cuerpo y la salud-lesiones graves, en
perjuicio del menor Pedro Steven Junior Izaga Pinco.
II. MANDARON que se transcriba la presente ejecutoria al Tribunal de
origen. Hágase saber y archívese.
Intervino la señora jueza suprema Chávez Mella por periodo
vacacional del señor juez supremo Neyra Flores.

S. S.

SAN MARTÍN CASTRO

PRADO SALDARRIAGA

PRÍNCIPE TRUJILLO

SEQUEIROS VARGAS

CHÁVEZ MELLA

PT/ran