Vous êtes sur la page 1sur 3

UNIVERSIDAD CATÓLICA LUMEN GENTIUM

FACULTAD DE TEOLOGÍA

Salmos y libros sapienciales - Profr. Estanislao Vega


Presenta: Carmona Aguirre Byron Yael, SCM
Tlalpan, D.F., 06 de noviembre de 2018

SALMO 15 (14) EL HUÉSPED DE YAHVÉ


El Salmo 15 es un texto de enorme peculiaridad y belleza, pues manifiesta las
condiciones éticas para permanecer en la presencia del Señor. Dicho salmo tiene gran
similitud a los preceptos del Salmo 1191. Ciertamente, es un salmo muy corto, con apenas 5
versículos con respecto a los 176 versículos del Salmo 119, no obstante, no deja de tener una
gran riqueza espiritual y moral. Hay algo que no podemos dejar pasar, la pregunta que abre
pauta al contenido del salmo: Señor ¿Quién podrá hospedarse en tu Templo? ¿Quién podrá
morar en tu Monte Santo? (Sal 15, 1). El Templo2 en este salmo tiene una razón de ser
respecto a los salmos anteriores. El Comentario de la Sagrada Escritura de EUNSA
menciona que el salmo anterior terminaba contemplando la salvación de Israel como obra
del Señor desde su Templo (cfr. 14, 7); y en el Salmo 11 se veía también en el Templo la
protección de Dios frente al enemigo (cfr. Sal 11,4)3.
En este salmo, el Templo ya no es lugar de contemplación o protección, sino que es
el lugar donde habita Dios y hay condiciones para poder hospedarse en él. Estas suponen una
conducta que es exactamente lo contrario de lo que hacen los impíos o malvados. Otro lugar
que nos importa es el “Monte Santo” que, según Straubinger, hace referencia al monte Sion
de Jerusalén4, lugar de la presencia del Señor.
En el salmo la pregunta tiene un significado simbólico de la unión con Dios, ser grato
en su presencia y encontrar su protección5. El verbo “hospedar” o “habitar” en el primer

1
Texto paralelo de la Biblia de Jerusalén: Nueva Biblia de Jerusalén Revisada y aumentada. DESCLÉE DE
BROUWER. Bilbao 1998, p. 688.
2
Traducción de la Biblia de Navarra. En otras Biblias se traduce como Casa (Biblia de Jerusalén), Tabernáculo
(Biblia Straubinger y Biblia Nacar-Colunga) y Tienda (Biblia del Peregrino). Todas estas traducciones hacen
referencia a la misma realidad: el lugar sagrado que habita el Señor, el lugar por excelencia de Dios.
3
Sagrada Biblia. Comentario. EUNSA. Pamplona 2010, p. 472.
4
STRAUBINGER, Juan. Biblia comentada. CLUB DE LECTORES. Buenos Aires 1991, p.574.
5
Sagrada Biblia. Comentario. Op. Cit., p. 472.
versículo lejos de tener un sentido relacionado con el accidente ubi simboliza, según Schökel,
la unión con Dios6.
A la pregunta del versículo 1 se responde con 11 requisitos de conducta honrada y
leal hacia los demás. El salmo concluye con la afirmación de la seguridad que adquiere quien
cumple dichos requisitos. Según Schökel se suele considerar a este salmo como una liturgia
de entrada en el templo: un grupo de fieles acude al recinto del templo; a la puerta son
recibidos por un levita experto en la ley; la comitiva, por boca de su jefe, hace la pregunta
ritual: ¿quién puede...?, y el encargado responde con una lista ética7.
Las condiciones (vv. 2-5) para habitar en el Templo no son la pureza ritual o los
sacrificios que se ofrecen, sino unas exigencias morales de conducta recta y honrada con el
prójimo. Realmente son las purezas morales del corazón8. El hombre que cumple esas
condiciones se hace grato al Señor y encuentra, por lo tanto, la firmeza y seguridad en su
vida. Esta lista comprende la justicia en la vida9 y la sinceridad de corazón (v.2); evitar la
difamación y la calumnia (v. 3); el desprecio a los impíos, la honra a los temerosos del Señor
y respetar los juramentos10 (v.4) y no practicar la usura ni aceptar sobornos11 (v.5).
Según la Biblia Nacar-Colunga era un peligro honrar a los extranjeros o a los que no
cumplían la Ley del Señor12. Este salmo señala que los temerosos de Dios son los predilectos
a los ojos divinos, y por eso deben ser honrados por el que aspira a ser amigo de Dios y entrar
en su casa. Asimismo, la usura era una plaga en el ambiente hebreo, por ello no podía faltar
en la lista.
A la luz del Nuevo Testamento este Salmo se relaciona con la sentencia joanica que
habla de la estrecha unión entre el amor a Dios y el amor al prójimo: “Si alguno dice: “Amo
a Dios”, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien
ve, no puede amor a Dios a quien no ve” (1 Jn 4, 20). Desde la perspectiva cristiana el salmo
15 se resumen en el amor al prójimo.

6
SCHÖKEL, Alonso. Biblia del peregrino. VERBO DIVINO. Bilbao 1997, p. 587.
7
Cfr. SCHÖKEL, Alonso, Op. Cit., p. 587.
8
NACAR-COLUNGA. Sagrada Biblia. BAC. España 2000, p. 2807.
9
Citas paralelas: Sal 84,12; Prov 28,18.
10
Responde a normas legales sobre juramentos: véanse Lv 5,4;27,10.33.
11
Citas paralelas: Prov 17,23; Ex 23,8; Dt 16,19; Is 5,23.
12
NACAR-COLUNGA. Op. Cit., p. 2807.
Los Padres de la Iglesia tenían gran estima por este salmo. Por ejemplo, San Hilario
de Poitiers decía al respecto:

“Guárdese este Salmo en el seno; escríbase en el corazón, imprimase en la memoria, y de día y de


noche cave el pensamiento en este tesoro de riquezas condensadas, para que poseída esa opulencia
en los días de nuestra peregrinación terrenal y mientras vivimos en el seno de la Iglesia, lleguemos
al descanso de la gloria del Cuerpo de Cristo” (Cf. La síntesis de San. 1, 27) 13.

Los ecos de este salmo han calado tanto en la vida litúrgica de la Iglesia que se han
incorporado en los salmos de las II Vísperas de Santos Varones en la Liturgia de las horas.

BIBLIOGRAFÍA
Sagrada Biblia. Comentario. EUNSA. Pamplona 2010.
NACAR-COLUNGA. Sagrada Biblia. BAC. España 2000.
Nueva Biblia de Jerusalén Revisada y aumentada. DESCLÉE DE BROUWER. Bilbao 1998.
SCHÖKEL, Alonso. Biblia del peregrino. VERBO DIVINO. Bilbao 1997.
STRAUBINGER, Juan. Biblia Comentada. CLUB DE LECTORES. Buenos Aires 1991.

13
STRAUBINGER, Juan. Op. Cit., p. 574.