Vous êtes sur la page 1sur 2

Una familia feliz, una vida feliz

La familia la institución más antigua de la humanidad, reproducida y desarrollada en todas las religiones, en todas las culturas, en todos los climas, por todas las razas. Incluso más allá de lo que consideramos humanidad, en el mundo animal también existe con parámetros similares. Una institución que es cuestionada, alterada, evolucionada y “tuneada”, que cada uno intenta modificar para que se ajuste mejor a una realidad concreta. Y, efectivamente, la familia de hoy varía mucho de la familia tradicional; hoy en día hay familias con dos padres, con dos madres, con un sólo padre/madre, con hijos de diferentes y consecutivas pareja. Pero todo esto que puede alterar el significado social de la familia no cambia el concepto esencial, lo que define a una familia. Para algunos la familia es algo parecido a una patria, tal vez la auténtica patria: define una pertenencia a un grupo similar; similar en intereses, en apariencia, de la misma sangre y con las mismas costumbres. Un punto de referencia en una historia corta y personal. Un lugar al que volver, con unas personas que son parte de ti como tú eres parte de ellos. Siguiendo esta línea sentimental muchos son los que opinan que lo que une a una familia es el amor más que la sangre o las leyes.

La familia es uno de los puntales indispensables para la mayor parte de las personas y, por lo tanto, es necesario forjar una buena relación familiar. Cada familia es distinta al resto, pero todas tienen muchas cosas en común y uno de los principales objetivos seguro será conseguir ser una familia feliz. Pasar tiempo con nuestros familiares puede resultar muy productivo y ayudará a reforzar los vínculos emocionales.

Pasos para tener una familia feliz:

  • 1. El día a día y los pequeños gestos son aquellos que mejor nos ayudarán a conseguir forjar una relación familiar fuerte en que la felicidad esté más que presente. De esta forma, todos y cada uno de los miembros de la familia deberemos velar porque el resto de la familia se sienta a gusto y esté contento.

  • 2. Por otro lado, también será indispensable para tener familia feliz aprender a pedir disculpas cuando sea necesario. Nadie es perfecto, sino que todos nos equivocamos y debemos ser capaces de asumir que hemos hecho alguna cosa mal y pedir perdón.

  • 3. Cumplir las promesas será otro factor que intervendrá en el hecho de establecer fuertes lazos familiares, puesto que a veces las palabras se las lleva el viento, pero los hechos no.

  • 4. El apoyo es fundamental en la familia. Demostrarle a tus seres queridos que cuentan contigo, que estás en las malas y en las buenas, que pueden recurrir a ti en cualquier momento es vital para que las relaciones fluyan de mejor manera y la familia este consolidada.