Vous êtes sur la page 1sur 3

CASTRO, Fidel.

Vamos a desarrollar un socialismo mucho más justo: Discurso en la


Tribuna Antimperialista efectuado con motivo del 40° aniversario de los Comités de
Defensa de la Revolución, 28 de septiembre del 2000. La Habana: Oficina de
Publicaciones del Consejo de Estado, 2000.

Tema Los efectos del periodo especial y el futuro de la Revolución


Texto Discurso
Método Materialista histórico
Objetivo Informar las nuevas líneas
Tesis El periodo especial generó consecuencias nefastas que hay que revertir
Movimiento Adelante

[Perestroika: Bombardeo reaccionario] “[…] la más difícil fue esta última, fue la que
más nos golpeó, el período especial, porque el período especial creó condiciones muy
difíciles. Estuvo precedido de un bombardeo ideológico, algo que venía del Espíritu
Santo. Yo empleo ese término religioso porque me ha parecido el más adecuado para
explicar de dónde procedía el bombardeo. Ese bombardeo procedía nada menos que de la
Unión Soviética en la década de los 80 […]”. (p. 16)

[Instinto de clase] “[…] Nuestro pueblo tenía un instinto de clase, más que una
conciencia de clase; odiaba el robo, odiaba la corrupción, odiaba la pobreza, odiaba la
desigualdad, odiaba la injusticia”. (p. 18)

[Guerra hispano-americana] “[…] Lenin toma como modelo aquella guerra de 1898
como la primera guerra imperialista en el sentido moderno de la palabra. Se apoderaron
de todo: de Cuba, de Puerto Rico, de Filipinas, consolidaron su dominio sobre el
hemisferio, ocuparon directamente a Cuba durante cuatro años, desarticularon al Ejército
Libertador, disolvieron el Partido Revolucionario de Martí […]”. (p. 18-9)

[Marxismo] “[…] es el marxismo, es el socialismo, es el comunismo el que, partiendo


de un conocimiento profundo del sistema capitalista y de un análisis histórico, económico
y social de la explotación del hombre por el hombre a lo largo de su existencia, lleva a su
más alto grado el espíritu humanista, el espíritu de solidaridad entre los hombres y el
espíritu internacionalista entre los pueblos”. (p. 20)

1-3
[Marx] “[…] en aquella época se pensaba que el limitante para el manantial de riqueza
capaces de satisfacer las necesidades del hombre era social y no material. Todavía no se
había descubierto el uso del petróleo, ni se habían desarrollado las fabulosas tecnologías
que hoy existen. Si Marx hubiera conocido esas tecnologías, habría sido todavía más
marxista y más comunista, porque los avances de la ciencia y de la tecnología hacen
posible concebir ese manantial de riquezas capaz de satisfacer necesidades como aquellas
de los alimentos, el calzado, el vestido, la vivienda, la educación, la atención médica, la
recreación, la cultura y otras perfectamente accesibles al hombre”. (p. 20-1)

[Automóvil] “[…] Menciono el automóvil porque creo que es uno de los instrumentos
que, en poder de las sociedades capitalistas, se han convertido en uno de los factores
fundamentales de la liquidación del medio ambiente y de los recursos naturales”. (p. 21)

[Periodo Especial: Caída] “[…] se acabaron los suministros de piezas y otro montón de
cosas. En un país como Cuba, que ya tenía mecanizada la agricultura con 80 mil tractores
de los 5 mil que encontró el año del triunfo: que ya tenía mecanizado el corte de la caña,;
el transporte no era con bueyes, era con camiones, con trenes de carretas haladas por un
tractor, alzadoras que la cargaban, centro de acopio que la limpiaban de paja;
producciones elevadas de leches, de huevo, de carne de ave y de cerdo, duele muchísimo
recordar qué golpe tan dura y cuánto se perdió en ese situación. [-] La Habana: 30 mil
viajes de ómnibus diariamente – hubo que salir corriendo a comprar a crédito bicicletas,
porque a China le pedimos un crédito para un millón de bicicletas para la capital, hubo
que empezar a usar la bicicleta -, se redujo a 5 mil el número de viajes […]”. (p. 25)

[Periodo Especial: Resistencia] “[…] Ningún otro país de este hemisferio – por no
hablar del resto del mundo – habría resistido quince días el período especial […]”. (p. 25)

[Apronte reaccionario] “Todo el mundo esperaba la caída de la Revolución en cuestión


de 24, 48 o 72 horas, dos semanas, o máximo tres meses. En Miami estaban arreglando
las maletas. ¡Ya, se acabó! Veían que se derrumbaban uno tras otro en Europa. Y hasta la
URSS, que era como decir: Se va a desaparecer el Sol. [-] Pues sí señor, un día
amanecimos sin Sol […]”. (p. 26)

2-3
[Periodo Especial: Desigualdad] “El período especial, además, trajo desigualdades,
muchas desigualdades, cosas tristes, cosas dolorosas, a las que fuimos obligados por las
circunstancias. No había otra alternativa, tuvimos que acudir a una serie de medidas. Ese
fue el dolor moral adicional que tuvimos que sufrir. Se crearon desigualdades en los
ingresos, un número de personas que recibían remesas del exterior y muchos que no
recibían nada […]”. (p. 42)

[Amenaza] “Hoy nos preocupa que los que más dinero tienen – porque hay gente que
tiene bastante dinero -, se vayan quedando con las mejores viviendas de este país, por una
vía o por otra […]”. (p. 42)

[Desigualdad: Ingresos] “Ya hablé de que algunas personas ganan al mes lo suficiente
para pagarles el salario a los 35 miembros del Consejo de Ministros. Pues les puedo decir
que hay gente de estas que tienen dinero, que ingresan mucho por hache o por be,
cuentapropistas, dueños de esto y de lo otro, los que alquilan viviendas en dólares […]”.
(p. 51)

[Desigualdad: Niños] “El periodo especial creó muchas más desigualdades y en


consecuencia menos oportunidades para aquellos que tienen menos ingresos, y nosotros
tenemos que luchar para que cada niño de este país pueda tener las mismas oportunidades
[…]”. (p. 52)

3-3