Vous êtes sur la page 1sur 31

Practicos El campo grupal. Fernandez

INTRODUCCIÓN

Criterio de elucidación crítica. Elucidar es una labor inacabada, sujeta a revisiones y ajustes provisorios cuyo lugar central está ocupado por la actividad de-constructiva. Se hace necesario en primer lugar, una remisión histórica a los saberes y prácticas grupales, historia en un sentido genealógico, con el interés de indagar cómo se han constituido los saberes sus discursos. Analizar las condiciones de producción de tales saberes; no sólo lo que una teoría dice, sino las formas históricas de gestión de los conocimientos que enuncia; no ya la descripción de sus prácticas, sino más bien el análisis de las demandas a las que tales prácticas dan respuesta. Se enfatiza una diferenciación: los grupos no son lo grupal. La preocupación de esta teoría es epistémica (cómo se construyeron los conocimientos sobre lo grupal) y no óntica (qué son los grupos). Las diferentes teorías sobre lo grupal son el resultado de una serie de factores articulados. Interesa reflexionar sobre la relación existente entre un cuerpo teórico y el diseño técnico que organiza sus formas de trabajo grupal, la demanda socio histórica a la que sus dispositivos son respuesta y, en muchos casos, las urgencias de legitimación institucional que marcan sus indagaciones. Una teoría demarca sus áreas de visibilidad e invisibilidad como resultado de la articulación de los factores mencionados. El criterio propuesto no se sostiene en la premura de legitimar lo que ya se sabe, sino en abrir interrogaciones sobre lo enunciado y sus prácticas que permita, a su vez, pensar los problemas de otro modo. Se propone un doble camino de de- construcción y re-construcción de teorías y prácticas. La legitimación del campo grupal no pasaría por lograr constituir una Teoría de los Grupos, sino por plantearse tal espacio como un campo de problemáticas para que sus contrapuntos locales y no globales puedan operar como ¨caja de herramientas¨ y donde se pueda diluir el fantasma que atraviesa las formaciones grupales; fantasma que confunde las acciones en grupo con las experiencias grupales que se realizan orientadas por una concepción desde la cual se analizan y justifican.

Los tres momentos epistémicos

El primer momento epistémico se organiza a partir de pensar al grupo como un todo. El todo es más que la suma de las partes. Otorga a los pequeños colectivos un plus irreductible a la suma de sus integrantes. Entre 1930 y 1940 comenzó a pensarse en ¨artificios¨ grupales para abordar algunos conflictos que acontecían en las relaciones sociales. Cobran visibilidad conflictos humanos en la producción económica, en la salud, en la educación, en la

familia…

Pareciera suponerse que tales conflictos no pueden ser abordados mediante los recursos previamente existentes; exigen nuevas formas de intervención y especialistas adecuados a tales fines. Se inventa una nueva tecnología: el Dispositivo Grupal, y un nuevo técnico: el coordinador de grupos. El plus grupal es fácil de poner en evidencia, pero se vuelve sumamente difícil producir enunciados teóricos que den cuenta de él y del orden de legalidades que los sostienen. El segundo momento epistémico se focaliza alrededor de la búsqueda de organizaciones grupales. El psicoanálisis hace aquí aportes insustituibles. En el interior del campo psicoanalítico, la polémica se centrará en dilucidar si los grupos constituyen un campo de aplicación del saber y la técnica psicoanalítica, o si exigirán la elaboración de instrumentos teóricos y técnicos específicos. El tercer momento epistémico se perfila a partir de las dificultades que presentan las disciplinas de objeto discreto para abordar ciertas realidades disciplinarias sin caer en algún reduccionismo. El campo grupal, en la búsqueda de su legitimidad, se despliega hoy en la compleja labor de desmontar dos ficciones siempre recurrentes: la ficción del individuo, que impide pensar cualquier plus grupal y la ficción del grupo como intencionalidad, que permite imaginar que el plus grupal radicaría en que ese colectivo posee intenciones, deseos o sentimientos. Habrá que transitar la tensión entre las epistemologías de objeto discreto y la producción de redes transdisciplinarias que permitan crear nuevos pasajes de lo visible o lo enunciable en el campo grupal. Individuo vs. Sociedad exige su elucidación crítica hacia una operación conceptual que pueda evitar una ¨resolución¨ reduccionista y se permita sostener la tensión singular-colectivo.

CAPÍTULO 1 EL VOCABLO GRUPO Y SU CAMPO SEMÁNTICO

La distribución circular en el trabajo con grupos implica una particular estructuración de los intercambios entre los integrantes.

La producción del vocablo grupo es contemporánea a la formación de la subjetividad moderna y a la constitución del grupo familiar restringido. Su nominación vuelve visible una forma de sociabilidad que con la modernidad cobra la suficiente relevancia en las prácticas sociales, como para generar una palabra específica. El vocablo grupo surge en el momento de constitución de la subjetividad moderna. Su etimología refiere a un número restringido de personas asociadas por un algo en común. Se destacan dos líneas en tal rastreo etimológico: la figuración nudo, que sugiere interrogación sobre qué es lo que hace nudo y lleva implícitos necesarios enlaces y desenlaces entre sus integrantes, y la figuración círculo, que remite a las formas de intercambio que se producen entre los miembros de tales grupos. CAPÍTULO 2 LO SINGULAR Y LO COLECTIVO

El problema de la relación de los individuos entre sí ha sido considerado desde diferentes puntos de vista. Podrían esquematizarse las posiciones más opuestas diciendo que desde una de ellas se considera al individuo, en tanto singularidad, como una realidad en sí mismo; sólo él percibe, piensa, ama u odia, se siente responsable, toma decisiones, etc. Lo colectivo serían generalizaciones teóricas que no tendrían otra consistencia que la realidad misma de ese individuo. En la tesis contraria, el individuo como tal, independientemente de los demás sería una mera entidad lógica. El individuo sería producto de su ambiente, sea él consciente o no de ello, sería un cruce de relaciones sociales. Tanto en una como en otra posición, la relación individuo-sociedad está pensada desde un criterio antagónico según el cual singularidad y colectividad conforman un par de contrarios; presentan, por lo tanto, intereses ¨esencialmente¨ opuestos y se constituyen desde lógicas diferentes. Se pueden puntuar dos formas típicas de resolver tal tensión: el psicologismo y el sociologismo. El primero conserva la tendencia a reducir los conceptos sociales a conceptos individuales y psicológicos; el segundo, hacia la reducción de los conceptos individuales a una idea globalizada de la historia y de la sociedad. En la actualidad se trata de superar las formas dicotómicas de abordaje de esta temática. Espacios La preocupación por pensar las relaciones y diferencias entre individuos y sociedades es una característica de la Modernidad. Se señalan dos espacios donde estas consideraciones se han desplegado: el espacio científico-académico y el ético-político. En el espacio científico-académico: Para la tesis individualista no existen los grupos; ¨grupos¨ será un término colectivo, que hace referencia a una multiplicidad de procesos individuales. No existe en los grupos, en las instituciones, ni en las sociedades, nada que no haya existido previamente en el individuo. Por otro lado se desarrolló la noción de mentalidad de grupo. Los seres humanos viven y actúan en grupos, así surgen fuerzas y fenómenos que siguen sus propias leyes y que no pueden ser descritos en términos de las propiedades de los individuos que los componen. Esta noción afirma el efecto de las fuerzas sociales y de las instituciones sobre los individuos. En el espacio ético-político: la cuestión es si deben priorizarse los intereses individuales o los intereses colectivos. La relación grupo-sociedad El pensar la tensión entre lo singular y lo colectivo desde la antinomia individuo-sociedad opera como a priori conceptual en las diferentes reflexiones sobre lo grupal. En el intento de desdibujar el sentido antinómico de la tensión entre lo singular y lo colectivo resulta pertinente repensar críticamente aquella noción por la cual los grupos constituyen un campo de mediaciones entre individuos y sociedades. La operación que parecieran haber seguido las diversas disciplinas humanísticas en sus momentos fundacionales sería dividir ilusoriamente el campo de indagación en dos objetos de estudio bien diferenciados: individuos y sociedades. Esto hizo necesario demarcar los campos de saberes y prácticas mediadores. Esta noción de los grupos como campos de mediaciones ha intentado resolver la tensión entre lo singular y lo colectivo a través de la categoría de intermediación. La categoría de intermediario Grupos como espacios intermedios entre individuos y sociedades. Plantea este autor tres caracteres generales asociados a la categoría de intermediario:

Lo intermediario como función de lo articular, por el cual lo intermediario funciona en el campo de lo discontinuo, en

tanto resultado de una separación entre elementos que se trata de re articular. Lo intermediario está pensado también como un proceso de reducción de antagonismo. Lo intermediario ligado a la presentación de un proceso de transformación y pasaje, asociada por ende al

pensamiento del movimiento. Función estructurante y responsabilidad respecto del pasaje de una estructura a la otra.

Muchas son las formas que los reduccionismos pueden presentar. Tanto las teorizaciones como el lugar de la coordinación suelen oscilar entre dos ficciones: la figura del gran individuo o el espejismo de los grupos como intencionalidad. Se vuelve necesario un cambio de paradigma; de un criterio antinómico de individuos vs sociedades, hacia una operación conceptual que pueda evitar una falsa solución reduccionista y se permita sostener la tensión singular-colectivo. Singularidad y

colectividad que sólo sosteniendo su tensión harán posible pensar la dimensión subjetiva en el atravesamiento del deseo y la historia. Problema epistémico Se enuncia en este trabajo la necesidad de pensar lo grupal como un campo de problemáticas atravesado por múltiples inscripciones: deseantes, institucionales, políticas, económicas, etc. Lo grupal en un doble movimiento teórico: el trabajo sobre sus especificidades y su articulación con las múltiples inscripciones que lo atraviesan. Proyectos de este tipo sólo pueden desplegarse si se interroga críticamente la epistemología de las ciencias positivas, en la cual aún se fundamentan las llamadas ciencias humanas. Tal epistemología supone un objeto discreto autónomo, re producible, no contradictorio y unívoco. Implica una Lógica de Lo Uno donde la singularidad del objeto no se vea afectada por eventuales aprox8imaciones disciplinarias. Estas lógicas de objeto discreto han comenzado a producir un obstáculo epistemológico en la reflexión de lo grupal. Han conformado algunas ilusiones teórico técnicas de difícil desarticulación; entre ellas pueden mencionarse: la posibilidad de construir un objeto teórico ¨grupo¨, la lectura de los acontecimientos grupales plegados sobre sí mismos (grupos isla), el psicoanálisis como disciplina unívoca de los movimientos grupales, o la negación de la especificidad disciplinaria del campo grupal. La aparición de propuestas transdisciplinarias da cuenta del surgimiento de otras formas de abordaje de la cuestión. Con su propuesta de atravesamientos disciplinarios, esta tendencia se inscribe en un nuevo intento de superación de los reduccionismo psicologistas o sociologistas.

CAPÍTULO 3 - LA DEMANDA POR LOS GRUPOS

La psicosociología, o sea el conjunto de conocimientos cuya preocupación son los grupos humanos, tiene uno de sus puntos de origen en la imperiosa demanda proveniente de la práctica social empresarial, con particular localización en los EEUU en los años 20. La introducción de este nuevo dominio del conocimiento es anterior a la primera Guerra Mundial. Las primeras intervenciones que luego darán lugar a la microsociología o estudio de los pequeños grupos, fueron las de Elton Mayo (1924) con sus trabajo cerca de Chicago, donde se ¨descubre¨ que los trabajadores constituyen espontáneamente entre sí grupos informales, con vida y organización propias y cuyo código implícito determina la actitud de los mismo hacia el trabajo. Su mejor rendimiento depende más de la interrelación afectiva entre ellos que de las mejoras en sus condiciones de trabajo. Aparece por 1º vez el planteo de una moral de grupo que demostraba la relación positiva ente productividad y actitud del grupo respecto a la empresa. La dinámica de grupos Kurt Lewin aportó principios de la teoría de la Gestalt al estudio de la personalidad y posteriormente al estudio de los grupos. El todo es más que la suma de las partes. Lewin explicará la acción individual a partir de la estructura que se establece entre el sujeto y su ambiente en un momento determinado. Tal estructura es un campo dinámico, es decir un sistema de fuerzas en equilibrio. Cuando el equilibrio se quiebra, se crea tensión en el individuo y su comportamiento tiene por finalidad su restablecimiento. El funcionamiento del grupo se explica por el sistema de interdependencia propio de dicho grupo en determinado momento, sea este funcionamiento interno o referido a la acción sobre la realidad exterior. En esto reside el sistema de fuerzas que lo impulsa, es decir, su dinámica. La concepción lewiniana deja de lado la posición que coloca al individuo en primer plano. Si bien Lewin acentúa la interdependencia de los miembros, mantiene invisibles los presupuestos sobre los que se funda tal interdependencia.

Criterios epistémicos de Kurt Lewin El dinamismo del campo estructural fue pensado por Lewin en términos estrictamente espaciales, dejando de lado la dimensión temporal y con ella la perspectiva histórica. Para Lewin el grupo es un conjunto de personas reunidas por razones experimentales o de sus vida diaria, para realizar algo en común y que establecen relaciones entre sí; conformarán de esa manera una totalidad que produce mayores efectos que los mismos individuos aislados. Es decir que el grupo es irreductible a los individuos que lo componen.

Primer momento epistémico: el todo es más que la suma de las partes A partir de la aplicación que Lewin realiza de esta premisa de la teoría de la Gestalt a los grupos se crean las condiciones para la producción de dispositivos técnicos y la organización de los primeros discursos sobre la grupalidad. Se hace necesario diferenciar la importancia que ha tenido la puntualización del grupo como un todo de algunas de sus consecuencias teóricos-técnicas; muchas veces, al penar la relación partes-todo desde criterios homogeneizantes, se subordinan las particularidades, diferencias, singularidades a una totalidad homogénea, global y masificadora. Un todo pensado como un gran Único y no como las diversidades de lo Múltiple. Deleuze y Guattari señalan que esta cuestión ha sido tradicionalmente mal planteada y acentúan el carácter que posee lo múltiple, irreductible a la unidad. Piensan el todo

como producido, como una parte al lado de las partes que ni las unifica ni las totaliza sino que se aplica a ellas organizando relaciones transversales entre elementos que mantienen toda su diferencia en sus propias dimensiones.

Análisis de la demanda En el surgimiento de toda disciplina hay una urgencia histórica que la hace posible y ¨necesidades¨ sociales que orientan su desarrollo. Demanda social que pone en evidencia un vacío: la carencia técnico-social frente a los problemas que las nuevas formas de producción generaban. Nace la Dinámica de Grupos. En respuesta a esta demanda económico-política surge el ¨Dispositivo Grupal¨. La urgencia es mantener y mejorar el nivel de producción de la gran empresa, estimulando las relaciones informales entre los operarios; reforzar los ideales democráticos, operar sobre el consumo, etc. Grupo Isla: grupo centrado en el grupo, como un todo autorregulado y autónomo, plegado sobre sí mismo. Los dispositivos grupales que se produjeron desde Mayo-Lewin debieron mantener en la invisibilidad los atravesamientos institucionales, políticos e ideológicos en los que quedaron inscriptos tanto sus discursos de la grupalidad como sus intervenciones técnicas. La indagación crítica propone repensar la urgencia histórica que hace posible la constitución de los saberes, las necesidades sociales que los despliegan, los a priori conceptuales desde donde la teoría ordena sus conocimientos y los dispositivos tecnológicos que inventa. El nacimiento de lo grupal Dispositivo de los Grupos se refiere a la aparición histórica de ciertos criterios en virtud de los cuales comenzó a pensarse en artificios grupales para resolver algunos conflictos que se generaban en las relaciones sociales. En el Dispositivo de los Grupos aparece un nuevo técnico (coordinador) y se gestiona una nueva convicción: con los abordajes grupales se intentará dar respuesta a múltiples problemas que el avance de la Modernidad despliega. Dispositivos grupales hace referencia a las diversas modalidades de trabajo con grupos que cobraron cierta presencia propia en función de las características teórico-técnicas elegidas, como también de los campos de aplicación donde se han difundido. Ej. Dispositivos grupales psicoanalíticos, psicodramáticos, etc. Los grupos no son lo grupal. La existencia de la conducta de grupo se hace evidentemente más fácil de demostrar, y aún de observar, si el grupo se constituye como tal. Los grupos se vuelven visibles a partir del montaje de dispositivos técnicos tales que permitan demostrar y observar las conductas de grupo. La microsociología, al instituir dispositivos grupales, localizó uno de los nacimientos a lo grupal. Antes de ella, lso grupos estaban ahí, en una inmediatez tal, que no se veían.

CAPÍTULO 4 HACIA UNA CLÍNICA GRUPAL

  • A. Primeros dispositivos grupales terapéuticos

Las primeras formas de psicoterapia colectiva tienen un tronco común, caracterizado por su dinámica, que consiste en la actuación por las emociones del grupo. Todavía no se plantea tratar de comprender su naturaleza ni modificar la estructura

que subyace a las mismas; en líneas generales, tienen a estimular lo que popularmente se designa como “buenos sentimientos del grupo”. Estos primeros dispositivos grupales terapéuticos que instrumentaron “las emociones del grupo” como resorte curativo,

desde un nivel empírico comprobaron que el grupo ofrecía cierto resorte de eficacia terapéutica mayor que los tratamientos individuales.

  • B. Aplicaciones iniciales del psicoanálisis a los grupos.

Esta corriente introdujo la interpretación en la situación colectiva, aplicando al grupo el “setting” psicoanalítico; a través de

estos recursos crea las condiciones para descentrar coordinación de liderazgo y para superar el procedimiento sugestivo

propio de las terapias “por” el grupo. Al pasar del análisis “individual” al “colectivo”, inmediatamente se presenta un

problema ¿a quién interpretar? En un primer momento la solución de a quién interpretar se solucionó agrupando a personas con un mismo problema. Otra

solución fue concebir al grupo como una totalidad, considerando que la conducta de cada uno de sus miembros siempre se ve influida por su participación en ese colectivo. Este enfoque considera que lo individual debe ser siempre contemplado dentro del marco colectivo donde se manifiesta.

  • C. El todo no lo es todo

Con respecto a la relación todo-partes, planteos estructuralistas posteriores puntualizaron que no alcanza con afirmar que el todo es más que la suma de las partes, si no puede enunciarse el sistema de relaciones de las partes entre sí, de las partes

con el todo y del todo y las partes. Este todo-grupo que en un primer momento se constituyó en principio de demarcación comienza así a transformarse en “obstáculo epistemológico” para pensar lo grupal. El grupo –que en realidad resultó ser un

gran individuo- es siempre posible de ser visualizado como un organismo vivo; analogías como: gran organismo, cuerpo que siente, piensa, se angustia, se defiende, etc., operan en realidad como cuerpos nocionales o representacionales destinados a suplir vacíos teóricos. El problema radica en que estos vacíos teóricos se mantuvieron como “necesarios” en tanto se operó un pasaje del campo psicoanalítico al campo grupal sin reformular ninguna área del primero.

  • D. Del líder al oráculo

La introducción de la escucha analítica, con sus condiciones de neutralidad y abstinencia, al desmarcar la coordinación de los liderazgos, dejó a ésta en mejores condiciones para la elucidación del acontecer grupal; sin embargo, los psicoanalistas del grupo que hicieron posible este significativo aporte, sesgados en el acto de lectura, reciclaron otra forma de poder de la coordinación; en tanto el coordinador, en el acto interpretante, develaba lo oculto del grupo, se instituía en un nuevo lugar de saber-poder; él era quien sabía lo que al grupo le pasaba. Se acercaba así a la constitución de otra forma de liderazgo; si bien ya no lideraba las discusiones o diálogos que se daban en el grupo, era él quien detentaba un supuesto saber del grupo organizando un lugar de coordinación-oráculo.

CAPÍTULO 5 EL SEGUNDO MOMENTO EPISTÉMICO

  • A. Cierta especificidad grupal (La noción de supuestos básicos)

Bion enunció que el comportamiento de un grupo se efectúa en dos niveles, el de la tarea común y el de las emociones comunes; el primer nivel es racional y consiente. Observaba que cuando se agrupa gente que individualmente puede comportarse de manera razonable frente a un problema, basta con agruparlos para que se vuelvan difícilmente capaces de una conducta racional colectiva. Llega de esta manera a la conclusión de que la cooperación consciente entre los miembros de un grupo, necesaria para el éxito de sus actividades, requiere de una circulación emocional y fantasmática inconsciente entre ellos. Esta circulación emocional y fantasmática son producciones grupales que tienden a evitar las frustraciones inherentes al aprendizaje por experiencia, en tanto esto implica esfuerzo, dolor y contacto con la realidad. Los denominó supuesto básico de dependencia, supuesto básico de ataque y fuga y supuesto básico de apareamiento. Supuesto básico de dependencia: Sustenta el argumento por el cual el grupo está reunido para que alguien, de quien éste depende en forma absoluta, provea la satisfacción de todas sus necesidades y deseos; implica la creencia colectiva de que se alguien tendrá por función proveer seguridad al grupo; es la creencia de una deidad protectora cuya bondad, potencia y sabiduría no cuestionan. Supuesto básico de ataque y fuga: Es la convicción que tiene el grupo de que existe un enemigo y que es necesario atacarlo o huir de él. Supuesto básico de apareamiento: Creencia colectiva e inconsciente por la cual un hecho futuro o un ser no nacido resolverá sus problemas; constituyen una esperanza de tipo mesiánico. En síntesis, la actividad de un grupo de trabajo se ve frecuentemente interferida por la aparición de factores emocionales; esta aparición puede ser un forma de dependencia, de agresión o huida o por la formación de un apareamiento mesiánico. Estos ORGANIZADORES FANTASMÁTICOS, regulan el accionar de los individuos en el grupo; de todos modos para Bion los tres supuestos básicos emergen como formaciones secundarias de una escena primitiva más antigua. Los supuestos básicos

serán nudos fantasmáticos colectivos en el grupo en un momento dado.

  • C. El encargo a Bion y su producción teórica

La necesidad masiva de asistencia: de aquí en más será una de las razones habituales en los países de significativo desarrollo

de la cultura “psi”, para implementar dispositivos grupales con fines psicoterapéuticos.

CAPÍTULO 6 LOS ORGANIZADORES FANTASMÁTICOS

  • A. Hacia la enunciabilidad de los organizadores fantasmáticos

Los autores de esta corriente ponen el acento en el grupo como objeto en el sentido psicoanalítico del término- y como

proceso psíquico; el grupo como objeto de investiduras pulsionales, de representaciones imaginarias y simbólicas, de proyecciones y de fantasías inconscientes.

Es interesante como consideran esta cuestión, puntualizando “el encuadre psicoanalítico debe favorecer la emergencia, la

elaboración y la interpretación de las formaciones y de los procesos psíquicos imbrincados en la situación de grupo”. De tal modo afirman que “la situación grupal se desarrolla a partir de las características del dispositivo: la enunciación de a regla fundamental, cimiento de todo trabajo psicoanalítico, es el acto que instituye el dispositivo, hablar de libre y abstinencia

entre los integrantes del grupo y el analista de toda otra relación que no sea la exigida por la escucha y la palabra

psicoanalítica.” Es importante advertir que para estos autores en su punto de partida- el grupo es un contexto de descubrimiento de las formaciones de lo inconsciente, y no, estrictamente, contexto de descubrimiento de la grupalidad.

Anzieu se propone analizar a la luz de la teoría psicoanalítica los principales procesos psíquicos inconscientes que se desarrollan en los grupos humanos. En primer lugar la ilusión grupal, refiriendo aquel sentimiento de euforia compartido por los integrantes por pertenecer al grupo. Pone su atención en la amenaza de pérdida de la identidad personal producida por la situación de grupo; considera que ésta constituye un desafío a la integridad y la autonomía relativa del yo: el yo de cada participante se encuentra amenazado. Planteará así que el vínculo primario entre las personas es la circulación fantasmática: “sólo existen fantasmas individuales, y es un abuso del lenguaje el hablar de fantasmas de grupo o un fantasma común” Es fantasma es posiblemente la realidad

psíquica individual por excelencia.

Es esta organización grupal interna del fantasma individual, lo que fundamenta la posibilidad del fenómeno de resonancia fantasmática. La resonancia fantasmática es el reagrupamiento de algunos participantes alrededor de uno de ellos, el cual hace ver o da a entender a través de sus actos, su manera de ser o sus palabras, su fantasma individual inconsciente. Luego de esta clasificación Anzieu reconocerá que todo no se reduce a la psicología y que sin duda existen organizadores económicos, sociológicos, históricos, etc.

  • B. Problemas de demarcación

Se refuta de esta manera la idea de una mente -ahora inconsciente- grupal, y se afirma la hipótesis de fantasmas

“individuales” que entran en resonancia fantasmática.

¿En qué radica la posibilidad de resonancia fantasmática? En la grupalidad del fantasma; esto es que, en tanto el fantasma es una escenificación que se desarrolla entre varios personajes, es siempre una imagen colectiva y posee, por tanto, una “estructuración grupal interna”; de allí su carácter organizador en los grupos. Es claro entonces, el fantasma individual es grupal, que es diferente a decir que hay un fantasma de grupo. Con respecto a los organizadores, Anzieu reconoce que si bien existen otros organizadores, éstos no son de su incumbencia. ¿Por qué no son de su incumbencia? Pues porque ha definido su interés dentro del campo psicoanalítico y ha reconocido como su intención formular una teoría psicoanalítica de los grupos; de todos modos se impone aquí una interrogación: ¿Es esta una estricta delimitación de campo disciplinario, o una limitación de los abordajes de objeto discreto? Se deja en invisibilidad otros organizadores grupales no enunciables desde sus conceptualizaciones psicoanalíticas; y esto no es un error ni un defecto por cuanto la preocupación de esta escuela es formular una teoría psicoanalítica de los grupos y no

una teoría de lo grupal. Es decir que no se propone centralmente investigar grupos, sino que implementa dispositivos colectivos para investigar formaciones inconscientes.

  • C. Tercer momento epistémico: El agotamiento del objeto discreto

Kaës reconoce enfrentarse con la dificultad que significa trabajar desde un solo campo disciplinario y no por ello dejar de tomar en consideración aquellos organizadores socio-culturales que Anzieu había anunciado como posiblemente existentes. Puntualiza que el grupo, como objeto representado, es una imagen cutos referentes son a la vez endopsíquicos y externos, es decir, correspondientes a la realidad material y social. Interesa destacar el camino que se abre a partir del pospósito de sostener visibilidad de otros organizadores, más allá de los fantasmáticos ya trabajados. Por otra parte, tal articulación no podrá evitar los reduccionismos señalados en tanto no se abandone la epistemología de las ciencias positivas, en la cual aun hoy se fundamentan las Ciencias Humanas, ya que dicha epistemología supone un objeto discreto, autónomo, reproducible, no contradictorio y unívoco; implica una lógica de lo Uno, donde la singularidad del objeto teórico no debe verse afectada, dado su aislamiento metodológico por las condiciones de posibles aproximaciones con otros campos disciplinarios. Sin duda, la lógica del objeto discreto ha demostrado ocasionar problemas para comprender las trasferencias mutuas entre los distintos niveles ya que desde ella no puede pensarse la articulación de las formaciones de lo singular y lo colectivo. Interesa resaltar el esbozo de apertura epistemológica que a partir de estas consideraciones podría iniciarse al hacer visible una suerte de agotamiento de las lógicas de objeto discreto para pensar lo grupal. De ser así, queda planteado un desafío en la indagación de los nudos teóricos grupales: reflexionar sobre la pertinencia de enfoques epistemológicos transdisciplinarios.

CAPÍTULO 7 a.Lo grupal como campo de problemáticas

El criterio de operar en una sola línea de organizadores se vuelve restrictivo para pensar lo grupal. Se plantea la necesidad de abrir el pensamiento de lo grupal hacia lógicas pluralistas que legitiman epistemológicamente atravesamientos disciplinarios. Un criterio transdisciplinario supone replantear varias cuestiones. En primer lugar, un trabajo de elucidación crítica sobre los cuerpos teóricos involucrados, que desdibuje una intención legítimamente de lo que ya se sabe para poder desplegar la interrogación de hasta dónde sería posible pensar de otro modo. Implica asimismo el abandono de cuerpos nocionales

hegemónicos de disciplinas “reinas” a cuyos postulados se subordinan disciplinas satelizadas.

Apartado B: Un número numerable de personas

El carácter numerable del grupo introduce peculiaridades de los procesos identificatorios, en tanto los cuerpos de los otros se hacen discernibles. Algo hace nudo. La distribución circular del dispositivo opera efectos más allá de lo espacial. Todos

están expuestos a la visión de los otros y pueden, a su vez, ver a todos y cada otro; esta situación particular genera

condiciones de “mirada”.

Juegos de mirada que desencadenarán resonancias fantasmáticas y harán posibles, o no, procesos identificatorios y transferenciales; juegos de mirada que afectan y desafectan los cuerpos en sus juegos productivo de deseo y poder. Tal peculiaridad identificatoria en red hace del pequeño grupo un nudo. Nudo que se constituye en las alternancias de enlaces y desenlaces de subjetividades. Resonancia fantasmática, condición estructural para que el sujeto haga nudo. Fantasma: escena donde repite una posición

insistente. Repetición recreada en el espacio grupal. ¿Qué acontece cuando un número numerable de personas hace nudo? Se producen redes de procesos identificatorios y transferenciales propios y únicos de ese grupo. En síntesis, un grupo inventa sus formaciones, es decir inventa las formas o figuras de sus significaciones imaginarias. Estas sostienen la tensión de inventarse en su singularidad y en su atravesamiento socio-histórico-institucional. Es en este cruce donde despliega sus acontecimientos, actos, relatos, intervenciones, producciones materiales, actings, afectaciones, etc. Los mitos grupales suelen ser elaboraciones noveladas de su origen, del porqué de su existencia, pero vividos por sus integrantes como su momento fundacional; junto con sus utopías harán posible la novela grupal. Las significaciones imaginarias grupales, por ejemplo las ilusiones, mitos y utopías de un grupo, operan como cristalizaciones o puntos de condensación en la producción de múltiples sentidos, constituyendo el camino obligado por donde los flujos productivos del grupo transitan la construcción de su historia.

  • C. La relación texto-contexto grupal

Se piensa que el llamado contexto es en rigor texto del grupo. Es decir que no hay una realidad externa que produce mayores o menores efectos de influencia sobre los acontecimientos grupales, sino que tal realidad es parte del propio texto grupal, en sus diversas modalizaciones; es por ende fundante de cada grupo; más que escenografía, drama grupal. El texto grupal tiene un poder generador de sentidos. Implica un juego infinito donde el sentido que en algún momento de lectura se le otorga, no agota su productividad. El texto mismo es un permanente generador de sentidos, que en virtud de sus atravesamientos se inscriben en múltiples significaciones. Estas consideraciones intentan desdibujar el adentro y el afuera grupal en tanto entidades sustancializadas y pensadas en partes de opuestos, es refutado este criterio antinómico.

  • D. Latencia grupal

Todo está ahí, latiendo. Es frecuente pensar lo latente como lo que está debajo, en las profundidades. Desde tal perspectiva la función de intervención interpretante es llevar a la superficie las verdades que emergen de las profundidades. Se intenta reflexionar esta cuestión desde otro lugar. Pensar lo latente como lo que late ahí todo el tiempo, insistiendo en la escena grupal; una latencia en los pliegues de la superficie más que en las profundidades. A partir de la figura del grupo como nudo, se pretende problematizar el adentro y el afuera, el arriba y el abajo grupal; sus múltiples hilos se entrecruzan y lo que resalta no son ya los hilos fundantes sino el nudo que han formado: ¿cómo delimitar ahora arriba-abajo y adentro-afuera? Todo ahí, latiendo-insistiendo en los pliegues de la superficie del nudo grupal. El acontecimiento ya no como expresión o representación de una estructura subyacente: deseante, económica, social, institucional, sino como producción de múltiples sentidos y algunos sinsentidos: anundando y desanudando inscripciones

deseantes, económicas, sociales, institucionales.

  • E. El lugar del coordinador

El coordinador sólo podrá puntuar algún sentido, interrogar alguna rareza, indicar alguna insistencia, y ya no será quien descubra la verdad de lo que en el grupo acontece. Actualmente otro descentramiento es posible en tanto la función interpretante se propone puntuar insistencias, interrogar rarezas, resaltar sinsentidos. El coordinador, desde su implicancia, sólo registra alguno de ellos. Por ende, función interpretante realizada desde un lugar de ignorancia. De tal modo, otro requisito se agregará: la renuncia al saber de certeza.

F. La dimensión institucional de los grupos

La dimensión institucional no se agota en sus aspectos funcionales. Tiende a normativizar el tipo de enunciados que es pertinente en cada una de ellas autorizando algunos y excluyendo otros. En ese sentido una institución es una red simbólica socialmente sancionada en la que se articula a su componen funcional un componente imaginario. Ejemplo: Cuando en 1984 al retomar la democracia a la universidad se propuso como primera consigna de clase que los alumnos formen un círculo y se presenten, esto generó efectos de confusión y pánico. Durante la dictadura el anonimato era la forma de conservar la vida en las aulas. El peligro real había pasado, sin embargo en lo imaginario institucional operaba manteniendo determinadas significaciones imaginarias que impedían cualquier agrupamiento, identificación individual, etc. Ahora bien, lo imaginario institucional puede promover o incentivar la producción grupal. Y en sentido contrario hay grupos que alcanzan sus momentos de mayor despliegue productivo desde utopías grupales fuertemente contra institucionales. La inscripción institucional de los grupos constituye su impensado, lo invisible. Se piensa grupo se inscribe en un sistema institucional dado, de la misma manera que la institución sólo vive en los grupos humanos que la constituyen.

G. Algunos impensables 1) Niveles de funcionamiento Se está haciendo referencia a los efectos implícitos que laten insisten, produciendo significaciones imaginarias donde se atraviesan diversas inscripciones (identificatorias, transferenciales, transgresivas, ideológicas, juegos de poder, etc). 2) La coordinación Se toma en consideración otro descubrimiento que se opera en la actualidad demarcando otro espacio para el lugar de la coordinación y la función interpretante. Forma de interpretación que puntúa insistencias, interroga rarezas, resalta sinsentidos y paradojas. Lugar de coordinación que renuncia a un saber de certezas, evita el cierre de sentidos. Por otro lado en la figura del coordinador no sólo se transfieren imagos familiares, sino también transferencias institucionales; así muchas veces éste es vivido como “el representante” de la institución. Este criterio amplio de transferencia suele quedar en invisibilidad en la lectura de los acontecimientos grupales. De tal forma, se cran las condiciones para des contextuar al grupo. Pero si el contexto es texto del grupal, en realidad, de-textúan, es decir, vacían al grupo de la dimensión socio-institucional que late en él permanentemente. 3) El contrato Nunca está todo dicho en un contrato. Sus dimensiones no dichas, implícitas, operan sus efectos en latencia. A partir de allí se puede inferir que en el contrato grupal se instala también una cierta concepción de las cosas que no son las mismas fuera de ese mundo, es decir se produce un sistema de significaciones que construye y da sentido- al contrato grupal.

La dinámica de los grupos pequeños Anzieu el psicoanálisis aplicado a la acción en grupos fue primeramente obra de padres, maestros que habiendo tenido formación psicoanalítica la aplicaban para la educación de sus hijos,clase etc. La primera realización fue la de August Aichhorn, había protestado contra la introducción del reglamento militar en la enseñanza austriaca. Organizo una casa de reeducacion de muchachos jóvenes. Para él no ha otro modo de reeducacion que el manejo de la transferencia. Para que esta sea positiva enumera una serie de reglas: No repetir la actitud de los padres, que ha provocado, precisamente, las reacciones negativas; aliviar la culpabilidad del niño; no adoptar nunca la act que el niño espera, hablarle de lo que le interesa. Luego dirá que en los jovenes delincuentes asociales y narcisistas la transferencia no existe entonces hay que provocarla. El éxito de aichhorn consistió en trasladarla experiencia psicoanalítica individual a la organización de una escuela de readaptación. Los principios de esta escuela era el nocastigo, separar a los niños en grupos pequeños con las mismas dificultades. Una experiencia memorable fue el establecimiento de transferencia en el grupo agresivo, los dejo romper todo lo que quisieran sin interrupción ni castigo y esto les causo una frustración intolerable que los hizo salir de la indiferencia y causo una emoción colectiva, decepción plena por no poder llamar la atención. El odio experimentado por esos delicuentes desafectivos aparecia claramente como el reverso de un amor que habrían carecido.

En los EEUU Los cuáqueros. Fox predica la resurrección del cristianismo primitivo: mediante la participación en los grupos lograr que la conducta de todos en la vida cambie efectivamente. Se intitulaban “sociedades de amigos”. Reuniones de libertad con igualdad de los participantes incluidas las mujeres. Todos los participantes son co-responsables del mantenimiento de la disciplina y del ejercicio de las diferentes funciones necesarias. (expanden las ideas de la tolerancia religiosa,justicia social, antiesclavitud, pacifismo, humanización de sist penintenciario, etc) La concepción cuáquera del grupo democrático es el origen de la ideología que acompaña en los EEUU al nacimiento de la dinámica de grupos.

Entre 1925 y 1935 una verdadera psicología científica de los grupos comienza a desarrollarse en los EEUU. Es paralela a una reflexión filosófica que exalta la relación con los demás en la formación de la personalidad humana (Mead), y el papel del grupo primario en la socialización de los instintos individuales.

Cooley: el hombre se define como una animal grupal: “no es necesario creer que la unidad del grupo este constituida

solamente sobre la armonía y el amor. Esta unidad implica siempre diferenciaciones y rivalidades; supone la afirmación de si y las diferentes pasiones individuales; pero esas pasiones están socializadas mediante la simpatía y se somenten a la disciplina de un espíritu común. Sociometría: Moreno: los seres humanos están relacionados entre si mediante tres relaciones posibles: simpatía, antipatía e indiferencia. Relaciones humanas en la industria: (ver experiencia en apuntes): Elton Mayo se intereso en la psicología del trabajo como para ocupar diferentes puestos en la industria. El resultado más importante de la encuenta, para la psicología social, es la demostración de que el individuo no reacciona frente a las condiciones practicas del medio por lo que ellas son, sino por la manera en que las siente y que esta manera depende en gran parte de las normas y del clima del grupo en el que trabaja o vive y de su grado de dependencia al mismo.

Bion. Tensiones intragrupo en la terapia.

En el tratamiento grupal la neurosis debe presentarse como problema del grupo. Disciplina para el neurótico 300 hombres militares internados, hacia falta un tipo de disciplina a la que logra el campo de batalla un oficial de experiencia al mando. Hipótesis de trabajo, tal disciplina depende de dos factores: 1) la presencia del enemigo que ofrece un peligro y objetivo común 2) la presencia de un oficial que conozca en parte sus propias faltas, respete la integridad de sus hombres y no tema su simpatía ni su hospitalidad. El peligro común en el sector de entrenamiento era la existencia de la neurosis como una incapacidad de la comunidad. Era necesario considerar la neurosis como un problema del grupo. La neurosis debe ser enfocada como un peligro para el grupo; y ocuparse de ella debe constituir el objetivo común del grupo. Había que organizar el sector de adiestramiento de manera que no obstaculizara el aumento de “insight”. La organización debía facilitar un medio para comprobar el progreso de los pacientes de modo tal que el psiquiatra pudiera decir si un hombre podía ser dado de alta. El experimento

  • 1- Todos los hombres deberían realizar una hora diaria de entrenamiento fisico (excepto con certificado medico)

    • 2- Todos los hombres deberían ser miembros de uno o mas grupos destinados alestudio de un oficio, cursos de correspondencia del ejercito, carpintería, lectura de mapas.

      • 3- Cualquiera que lo deseara podría formar un nuevo grupo, ya por no existir un grupo adecuado a su acti particular o porque no pudiera unirse a un grupo similar existente

        • 4- El que se sintiera incapaz de ir con un grupo tendría que ir a la sala de descanso

          • 5- La sala de descanso estaría a caro de una enfermera.

También todos los días 12.10 se pasaría revista para hacer anuncios o tomar otras disposiciones respecto del espacio de entrenamiento.( esto era para que los hombres salieran de sus marcos referenciales y consideraran sus act como si fueran nuevos espectadores). Este debía ser el primer paso para la elaboración de seminarios terapéuticos. A poco de empezar el nuevo planeamiento los hombres se comenzaron a quejar de que solo el 20 %de ellos trabajaban

realmente. Deseaban el castigo de los que no hacían nada. Bion les hizo ver que todos eran parte del problema.

El buen espíritu de grupo:

  • - Un propósito común que puede ser el de vencer al enemigo o defender y promover un ideal o construcción creativa en el campo de las relaciones sociales o de los entrenamientos físicos.

  • - El reconocimiento común de los limites del grupo y de sus posiciones y funciones con relación a las de grupos o unidades mas extensos

  • - La capacidad de absorber a nuevos miembros y perder otros sin temer por la individualidad del grupo, es decir que el carácter del grupo debe ser flexible

  • - Libertad entre los subgrupos internos de limites rígidos (es decir exclusivos). Si se forma un subgrupo no debe estar reconocido en forma general.

  • - Cada miembro es valorado individualmente por su contribución al grupo y tiene libertad de movimientos dentro de èste. Su libertad de movimiento solo està limitada por las condiciones aceptadas en general, ideadas e impuestas por el grupo.

  • - El grupo debe tener capacidad para enfrentar el descontento dentro del mismo y debe contar con medios para enfrentar dicho descontento

  • - El grupo debe constar de tres personas como mínimo. Dos miembros establecen un relación personal; con tres o mas se produce un cambio cualitativo (relaciones interpersonales)

Psicología de las masas y análisis del yo. Capitulo 7 y 8 FREUD

VII. La identificación. Hay identificación primaria, secundaria y de tercera fuente. La identificaron primaria tiene que ver con el SER, y es la forma mas originaria de ligazón afectiva con un objeto. La identificación secundaria, tiene que ver con el TENER, y pasa a sustituir a una ligazón libidinosa de objeto por vía regresiva, mediante introyeccion del objeto del yo y en tercer lugar, es la identificación reciproca (de tercera fuente) y puede nacer a raíz de cualquier comunidad que llegue a percibirse en una persona que no es objeto de las pulsiones sexuales. Esta, entre los individuos de una masa, tiene la naturaleza de una identificación de esa clase, y podemos conjeturar que esa comunidad (de deseos inconcientes) reside en el modo de la ligazón con el conductor. No hay identificación con el objeto, sino con la situación. En el yo se desarrolla una instancia que se separa del resto del yo y puede entraren conflicto con el. La llamamos el “ideal del yo”, y le atribuimos lasfunciones de la observación de si, la conciencia moral, la censura onirica y el ejercicio de la principal nfluencia en la represion. Era la hernecia del narcisismo originario, en el que el yo infantil se contentaba a si mismo. Poco a poco toma, de los influjos del medio, las exigencias que este plantea al yo y a las que el yo no siempre peude allanarse, de manra que el ser humao, toda vez que no pueda contentarse consigo en su yo, puede hallaer su satisfacción en el ideal del yo, diferenciado a partir de aquel. Los origenes son la influencia de la autoridad, sobre todo de los padres. La mediadle distanciamentio entre ideal del yo y el yoactual, es muy variable, según los individuos, en muchos de los cuales esta fierenciacion interior del yo no ha avanzado mucho respecto del niño.

VIII. Enamoramiento e hipnosis El enamoramiento es invesidura de objeto d parte de las uleiosnes sexuales con el fin de alcanzar la satisfacción sexual directa, lograda, la cual se exstingue; es amor sensual, comun. El primero objeto de amor fue su madre nutricia, luego al fin de los 5 años, uno de sus progenitores. La repersion que dsp sobreino, obligo a renuncuiar a la mayoria de estas metas sexuales infantiles y dejo como secuala una profunda modificacion de las relaciones con los padres. El niño permanecio ligado a ellos, pero con pulsiones de “meta inhibida”, los sentmientos tiernos. Las anteriores aspiraciones “sensuales” se conservan en el nconciente con mayor o menor intensidad, de manera que la corriente originaria persiste en

toda su plenitud. En el namoramiento hay un fenomeno de la sobrestimacion sexual: el hecho de que el objeto amado goza de cierta exención e la critica. Hay una idealización , donde el objeto es tratado como el propio, en el enamoramiento afluye al objeto una medida mayor delibido narcisista. El objeto sirve para susituir un ideal del yo propio, no alcanzado. Se ama en virtud de perfecciones a que se ha aspitardo para el yo propio, y que ahora a uno le Austria procurarse para satisfacer un narcisismo. El objeto ha devorado al yo. Rasgo de humillación, resriccion del naricisdo, perjudico de si, estan presentes en todos los csos

de anamoramento. “El objeto se ha puesto en el lugar del ideal del yo”

Hay diferencia entre identificación y enamoramiento. En la primera, el yo se ha enriquecido con las propiedades del objeto, lo ha “introyectado”, en el segundo, seha empobrecido, se ha entregado al obejto. La diferencia entre enamoramiento e hipnosis: en la hipnosis, que tmb el hipnotizador ha ocupado el lugar del ideal del yo, todas las constelaciones son mas nitidas y acusadas, entonces seria mas adecudado elucidar el enamoramiento partiendo de

la hipnosos que no a la inversa. La total ausencia de aspiraciones de meta sexual no inhibida contribuye a q los fenómenos adquieran extrema pureza. El vinculo hipnotico es una entrega enamorada irrestricta que excluye toda satisfacción sexual, mientras que en el enamoriameinto esta ultima se pospone solo de manera etmpraria, y permanece en el trasfondo como meta posible para mas tarde.

La hipnosis es identica a la masa, solo que es “masa de dos”.

Las aspiraciones sexuales de meta inhibida logran crear ligazones duraderas enter los seres humanos, por que no son susceptibles deuna satisfacción plena, mientras que las pulsiones sexuales directas, experimentan, por obra de la descarga, una disminución toda vez que alcanza su meta. El amor sensual esta destinado a extinguirse con la satisfacción, para

perdurar tiene que encontrarse mezclado desde el comienzo con componentes tiernos, de meta inhibida.

La formula de la constitución libidinosa de una masa es: tiene un conductor y no ha adquirido secundariamente, por un exceso de “organización”, las propiedades de un individuo. Una masa primaria de esta indole, es una multitud de individuos que han puesto un objeto, uno y el mismo, en el lugar del ideal del yo, a consecuenca de han identificado entre su en su yo. Apendice: punto E: Una apreciación comparativa, desde el punto de vita de la teoria de la libido, de los estados de enamoramiento, hipnosis y formación de masas. El enamoramiento se absa en la presencia simultanea de aspiraciones sexuales directas y de meta inhibida, el objeto atrae hacia si una parte de la libido yoica narcisista. Solo da cabida al yo y al objeto. La hipnosis comparte con el enamoramiento el circunscribirse a esas dos epronsas, pero se basa enteramente en aspiraciones sexuales de meta inhibida y pone al objeto en el lugar del ideal del yo. La masa multiplica easte proceso; coincide con la hipnosis en cuanto a la naturalesa de las pulsiones que la cohesionan y a la susticuion del ideal del yo opr el obejto, pero agrega la identificación con otros individuos, la que quiza fue posibilitada originariamente por sidentico vinculo con el obejto.

Ambos estados, hipnosis y formación de masa, son sedimentaciones hereditarias que provienen de la filogenia de la libido humana: la hipnosis como sisposicion, la masa ademas como relicto directo. La sustitución de las aspiraciones sexualesd directas por las de meta inhibida promueve en ambas la separacion entre el yo y el ideal del yo,, de a que ya en el enamoramiento hay un comienzo.

Contribuciones del psicodrama a la psicoterapia de grupos. Albizuri de Garcìa.

Jacobo Moreno, creador del psicodrama y del sociodrama, es un ejemplo de creatividad y dedicación a la investigación psicológica y social, nos ha dejado una vasta obra escrita y un movimiento psicodramatico que abraca america, europa y asia. El teatro de la espontaneidad y el teatro terapéutico son los antecesores del psicodrama como ciencia. La teoría del psicodrama Los aportes de moreno devienen de lo teatral espontaneo y del antiguo teatro griego.el termino catarsis que significa purificación es usado como emociones que surgen de la participación activa (identificación) en la acción dramática. En el caso del psicodrama, si bien el publico resuena con lo representado, es el protagonista, en primer lugar el que logra una catarsis pues representa su propio drama. Para que se de un efecto catártico tiene que existir verdadera espontaneidad y creatividad. El teatro de la espontaneidad que moreno va transformando en una herramienta terapéutica, el psicodrama, contiene ya eni los puntos básicos de su teoría:

  • a) El concepto de la espontaneidad: El juego del niño es la mayor expresión de la espontaneidad creadora. El psicodrama

permite la recuperación de dicha espontaneidad, a través del juego dramático, del “como si” simbólico.

  • b) La teoría de los roles: El rol es el conjunto de posiciones imaginarias asumidas por el individuo durante su infancia, en la

relación con los demás. Es el yo que emerge de los roles. Algunos roles quedarán inhibidos, necesitando posteriormente ser rescatados (función del psicodrama).

  • c) La psicoterapia grupal: Es un método para tratar conscientemente las relaciones interpersonales y los problemas

psíquicos de los individuos de un grupo. En su concepción todos en el grupo son agentes terapueticos y todo grupo lo puede ser con respecto a otro grupo. No trata solamente a los individuos sino a todo el grupo y a los individuos que están en relación con el.

El concepto de encuentro está en el centro de la psicoterapia del grupo. Va más allá de la empatía y de la trasferencia.

Forman un “nosotros”. Moreno rescata el valor de fuerzas inmanentes al grupo. Retoma el hecho de que vivimos en grupo

desde que nacemos y nuestros problemas provienen del mundo. Afirma que trabajar en grupo sin una fundamentación sociometrica, antropológica y microsociológica solo con la interpolación del análisis individual es imposible. La regla fundamental es la interacción libre y espontánea, y el objetivo es favorecer la integración del individuo y el grupo.

El método del psicodrama toma la representación dramática, la escena, como núcleo del abordaje. En la escena el individuo puede representar sus conflictos pasados y presentes, y también volcar sus temores, expectativas, proyectos y dudas sobre el futuro, explorando sus relaciones con el presente y pasado. Se distinguen tres momentos en la acción dramática:

1) Caldeamiento: Donde se prepara el clima del grupo. Se elige un tema y un protagonista y se intenta adentrar al mismo en el mayor nivel de espontaneidad. Es importante el rol del director dramático para poder preparar y guiar al protagonista hacia la escena. 2) Escena dramática: Es la representación propiamente dicha. Los yo-auxiliares serán los encargados de encarnar los personajes que el protagonista eligió. 3) El compartir: Lugar donde el grupo participa terapéuticamente. El grupo devuelve, comparte, sus sentimientos y vivencias, todo lo que les fue sucediendo durante la escena, las resonancias que esta produjo.

Las diversas técnicas dramáticas utilizadas por Moreno fueron tomadas en relación a su teoría de la evolución del niño.

  • - Técnica del doble: indiferenciacion del yo con el tu. Un yo auxiliar desempeña el rol del protagonista. Verbal y gestualmente complementa aquello que desde dicho desempeño se entiende y siente que el protagonista no puede expresar completamente por ser esto desconocido u ocultado por inhibiciones.

  • - Técnica del espejo: el protagonista sale de la escena y es publico de la representación que un yo auxiliar hace de el. Lo terapeutico de esta técnica esta en que reconozca como propios comportamientos y aspectos que le son desconocidos y que importan para el esclarecimiento del conflicto.

  • - Técnica de inversión de roles: se investiga en la escena el sentir de esos personajes del mundo del paciente. Ponerse en el lugar del otro.

  • - Técnica del soliloquio: el protagonista y los yo auxiliares digan en voz alta “como si hablara consigo mismo” sus sentimientos y pensamentos.

MORENO distingue cinco elementos en la escena psicodramática:

1) Escenario: Es el espacio vital que brinda la posibilidad de nexos y conexiones entre lo imaginario, lo simbólico y lo real. 2) Protagonista: Es quien protagoniza su propio drama. Se representa a sí mismo y sus personajes son parte de él. 3) Director: Esta atento a toda información o dato que da el protagonista para incluirla en la escena guía y ayuda a llegar a la escena con espontaneidad (a través del caldeamiento). 4) Yo-auxiliar: Dramatiza los roles que le indique el protagonista y que necesita para realizar la escena. 5) El público: Es el grupo terapéutico. Este resuena con lo que recibe desde la escena, aportando opiniones, expresando efectos, asociando con su propia historia.

Psicodrama psicoanalítico

La teoría moreniana, si bien resulta poco sólida comparada contra la psicoanalítica, tiene aspectos que se complementan con ésta. La escena dramática para nosotros es leída desde el psicoanálisis. La valorizamos como una vía de abordaje a lo inconsciente.

PAVLOVSKY: “LA MULTIPLICACIÓN DRAMÁTICA”

Introducción

La multiplicación dramática es la encarnación en escenas rizomaticas inventadas a partir de una escena inicial. Es maquina de producción de subjetividad, dispositivo analizador y herramienta de movilización. Podríamos decir que la multiplicación dramática es el develamiento de la multiplicidad grupal, la cual se verá a través de la cantidad de versiones que un grupo da cuando multiplica. DELEUZE dice que lo que interpreta el actor no es un personaje, sino un tema. Tal vez la mejor definición de multiplicidad y devenir es “des-sujetizar”. Es por fuera de la representación, por fuera de la silueta del personaje, intentando desbloquear sus intensidades. Potenciando al máximo sus devenires, sus estados. En un grupo no hay ni parte ni todo porque el todo esta plegado en la parte y el todo no es nada más que el despliegue infinito de las partes. Cuando un protagonista en el psicodrama nos plantea un conflicto, lo que trae es su propia versión de su historia. Lo que nosotros hacemos desde el grupo es construir otros espacios tiempo a través de la multiplicidad de versiones de los integrantes del grupo. A esto definimos como MD. El grupo creando otros espacio-tiempos desterritorializa la historia a partir de una o varias líneas de fuga que escapan del contorno de la versión dramática inicial; incorporando otros sentidos, otras

velocidades. Es allí donde se instala el acontecimiento. Lo verdaderamente transformador de un grupo de psicodrama es la posibilidad de la creación de pequeños acontecimientos que crean nuevos agenciamientos y nuevos espacios tiempos. Lo que los integrantes del grupo hacen es agenciarse de una parte de la escena original y acoplarla a una sensación-imagen a través de una forma dramática. La Multiplicación es caótica, imágenes que se ponen en movimiento a través de la MD en el grupo como retorno de sentido en forma de escenas imágenes, no es que esa multiplicación signifique algo. La multiplicación dramática es texto de goce. Rompe el sentido común de la comprensión. Es la caída del lenguaje. Las multiplicaciones más creativas no tratan de explicar nada, ni de interpretar nada. Solo hablan de devenires, de desbloqueos de intensidades, de líneas de fuga, de nuevos territorios. La MD realiza siempre una desterritorializacion, rompe con la intimidad de la escena original y se despliega por otros territorios. Creando nuevas escenografías, nuevos devenires. Abre puertas, desbloquea intensidades. La interpretación solo tiende a paralizar el proceso de creación. Muchas veces las MD pueden funcionar como bloques de la infancia que se desbloquean. Estos despliegues producen muchas veces reactivaciones de deseos y nuevas maquinas deseantes. No es cuestión de recordar la infancia sino de permitir desplegar el bloque en toda su intensidad.

Capítulo I: “Sobre una escena personal”

Esquizodrama es un quehacer y un saber. La multiplicación dramática es una nueva forma de pensar el dispositivo grupal, no es una técnica. Para que exista

multiplicación dramática se necesitan: la escena de un protagonista y las improvisaciones que cada integrante del grupo realizará en forma de escena por el efecto de resonancia que en cada integrante produce la escena inicial.

Escena inicial (resumida): “tenía nueve años, recién mudados a Palermo había llegado a mi casa llorando porque

unos chicos me habían pegado y avergonzado al salir de la panadería. Me pegaron por dos cuadras patadas en el traste. Lo que me hacia sufrir era la escena al llegar a mi casa cuando le contase a papá lo que había ocurrido. Cuando le conté a papa hizo que le indicara el chico que me había pegado primero, le señale a uno y me dijo que vaya a pelearlo ahora mismo, tuve una sensación física de debilidad que me invadía el cuerpo. Le dije a mi padre que quería ir a casa no me animaba a

enfrentarlo, recuerdo la expresión de mi padre de frustración infinita, su hijo era un cobarde”. Escena dramática coordinada por la directora del psicodrama: Se eligen en el grupo dos roles; “los chicos del barrio”

y el de mi “mi padre”. Yo tomo mi papel a los diez años de edad. Se dramatiza la escena. Yo no hice ningún intento de

escapar, pero en la dramatización tenía ganas de escapar, me sentía golpeado y avergonzado. La sensación del cuerpo era de debilidad. Cuando una de las integrantes se siente conmovida por la escena, provoca en el proceso dramático una retracción, esta

escena no se expande sino que se repliega. Esto es la rostridad, aquello que captura toda la energía circulante y no la expande. Proceso:

  • - Hay un primer relato de una experiencia personal

  • - Dramatización del relato de la experiencia en el grupo. Insight dramático sobre la escena

  • - Al escribir sobre en insight dramático revivido y descubierto en la escena se abren nuevas perspectivas en la escritura. Es decir este estado creativo grupal de las multiplicaciones dramáticas sobre la escena.

Cuando se lleva al grupo la escena hay un texto escrito. Cuando la escena se dramatiza en el grupo y cuando es atravesada por lo juegos grupales, el texto escrito se transforma en texto dramático. Producción molecular: Procesos dentro de procesos, son procesos de subjetivación social determinados múltiplemente, no hay uno, hay procesos de subjetivación múltiples. DE BRASI supone que el agenciamiento esta tomado de la terminología marxista de la noción de apropiación, solo que en el agenciamiento no hay producción sin deseo, ni deseo sin producción. Es la noción de “apropiación deseante”. Los

componentes del agenciamiento son heterogéneos y de diferentes ordenes: sociales, químicos, imaginarios. El agenciamiento es una noción del esquizoanalisis, es una apropiación de determinadas nociones que uno pone en su propia máquina para poder pensar una serie de cosas. Es ordenado, no tiene nada que ver con la asociación libre. La multiplicación dramática es apropiación deseante. Necesita de la subjetividad proyectiva del integrante, ya que sin proyección no hay multiplicación. En la idea de agenciamiento ocurre lo mismo. Tiene que existir un fenómeno de proyectivo. No hay posibilidad de entendimiento y pensamiento si no nos afectamos de algún modo con aquello con lo que entramos en contacto.

El deseo es capturado en determinados órdenes representativos, para el psicoanálisis el deseo hay que verlo a través de la noción de flujos. El deseo es puro flujo de intensidades, cuando este flujo se corta hay bloques o cristalizaciones de intensidades. Entonces desbloquear es más importante que analizar. El desbloqueo tendría que ver con el cambio de intensidades ya que el bloqueo seria intensidad capturada.

1º Multiplicación dramática

DELEUZE Y GUATTARI han sustituido la noción de máquina por la de inconsciente esquizoanalitico que apunta a utilizar la noción de inconsciente distinta a la de FREUD. Las máquinas deseantes se engendran unas a otras siempre con los principios de cultura comparativa. La maquina se define por sus flujos y cortes. La máquina familiar es un agenciamiento permanente de cada generación masculina, agenciamiento que se produce por apropiación deseante, a otras ramas de máquinas productivas. La máquina tomada como proceso. Encierra la idea de continuidad, de líneas de desarrollo, rizoma. La multiplicación dramática en un nivel son líneas de desarrollo, rizomas, historias que se entrecruzan y que producen flujos y cortes. Una multiplicación de una escena original da origen a una multiplicación de otras multiplicaciones. Son arborizaciones que no crecen de una raíz. No se puede pensar en términos de totalidad centralizadora cuando se multiplica. Habría que ver como cada grupo se agencia de acuerdo con lo que desea, de acuerdo a la especificidad de su historia y al ICC social histórico que lo atraviesa. La noción de rizoma supera la transversalidad, porque el grupo como maquina no termina solamente siendo atravesado por inscripciones económicas, políticas, ideológicas, etc., sino generando cuestionamiento. Las multiplicaciones no son siempre metáforas, remiten a otro tipo de significantes, imágenes que se ponen en movimiento a través de la multiplicación dramática en el grupo como retornos de sentido en forma de escenas de imágenes. No es que esa multiplicación signifique algo, retornan los múltiples sentidos en forma de imágenes, trozos de escenas. La original no se puede reducir a interpretaciones edipicas. La forma de jugar, elaborar, no esta determinada por la situación edipica. Los

flujos creadores de la producción deseante “desbordan” toda triangulación. No se dejan capturar tan fácilmente por lo edipico. 2º Multiplicación dramática A veces parece que la interpretación grupal funciona como agujero negro al reducir la expansión de la producción grupal a un sentido que ya esta cerrado. La interpretación grupal para DELEUZE Y GUATTARI sería como un corte de flujo.

3º Multiplicación dramática

Se conoce más a la gente por su forma singular y especifica de reaccionar frente a los acontecimientos diarios. La producción

deseante es también objeto de la represión general. La represión implica una doble operación original.

4º Multiplicación dramática

En la multiplicación las escenas se van sucediendo y se va creando en el grupo un estado creativo facilitador. Todas las multiplicaciones dramáticas producidas por el grupo en base a la escena del protagonista tienen siempre alguna relación con sus historias o proyectos futuros. La multiplicación dramática revela las posibilidades inscriptas en las escenas iniciales del protagonista. Se produce siempre sobre un estado creativo grupal.

Capítulo II: “Las multiplicaciones literarias” La “cocina” de mis Multiplicaciones

El primer autor, TATO, escribe el capítulo 1. Mientras ésta primera parte está siendo impresa, KESSELMAN escribe, multiplicando literariamente, el segundo capítulo.

Introducción de la escena de Tato

El quehacer y el saber, como lo enseñó PICHÓN RIVIERE son una teoría que se encarna en la práctica, que a su vez la reformula. Estamos consagrando, como legítima una antigua y nueva forma de hacer teoría: la producción teórica. Así como la producción dramática no es el texto escrito, ni el texto dramático de las multiplicaciones asociativas, sino que es todo esto junto. La inmoralidad de la multiplicación dramática (que consiste en la violación multiplicada del sujeto) está en contra de los usos

y costumbres de ciertas corrientes del Psicoanálisis ortodoxo que ponderan la abstinencia del terapeuta “para cuidar bien a

los pacientes”. Se busca la ruptura de los narcisismos individuales y grupales estereotipados. Cuidar (curar quiere decir cuidar) es en nuestro caso, exponer al sujeto al desarrollo del caos o confusiones de pasaje, desestructurantes de las represiones que han obturado sus potenciales creativos y que lo llevan a creer siempre más en las figuras de autoridades que en sí mismo.

Nosotros necesitamos, en nuestro laboratorio partir de las subjetividades, de las proyecciones, que enlazándose entre sí

constituyen a matriz de nuestro trabajo. Para nosotros, esta psicología es “objetiva” sólo porque pretende tener en cuenta

las múltiples subjetividades proyectivas con que se manifiesta cada integrante. No sólo no pretendemos reducir interpretativamente las proyecciones, sino favorecer las condiciones escénicas que permiten multiplicarlas cada vez más.

¿Mirar o contemplar la escena de Tato? Sumatoria dramática vs. Multiplicación Dramática. Lo personal y lo íntimo

TATO propuso una escena personal que podría haber sido mirada obscenamente si la hubiéramos indagado psicoanalíticamente. Si así fuera se la transformaría de personal en íntima. Preferimos trabajar con lo personal (lo íntimo socializado) de cada integrante en este tipo de experiencias. Y que, detenernos a indagar demasiado sobre lo anecdótico, lo íntimo, lo resistencial para el desarrollo del trabajo en taller. Lo íntimo no está proscrito en el taller; lo que se propone es cambiar la mirada sobre ello. Fijarse en lo anecdótico personal es una resistencia a jugar con lo imaginario. Es una sumatoria obscena seguir con más de lo mismo en lugar de multiplicar resonando desde las propias subjetividades de los otros integrantes, que eso es lo que llamamos “Multiplicación Dramática”. Definimos Multiplicidad como sumatoria, en esta no hay mezcla caótica de subjetividades, tal como proponemos en la multiplicación. En la multiplicidad, hay sólo modificaciones cuantitativas y no cualitativas. Multiplicidad implica cambiar algo para que no cambie todo. En la multiplicidad hay “respeto”, “cuidado obsesivo” por el objeto de estudio. La Multi(m)plicación Dramática: Multiplicación Etimológica, otra forma de Multiplicación. La multiplicidad es un hecho. La multiplicación en cambio está siendo. Multiplicar es hacer. La multiplicación es un acto que no es sino siendo. La multiplicación dramática se opone a la reducción interpretativa. Así nació en nosotros el multiplicar dramáticamente como camino opuesto al reducir interpretativamente, del que han abusado tantos psicólogos tradicionales. Mitos y leyendas (laberintos): Sobre la escena de Tato y las multiplicaciones de los integrantes Nuestro axioma es que lo íntimo no se devela indagando cada vez más “dentro del otro”, sino subjetiva y proyectivamente resonando con el otro. Ésta es la base de la Multiplicación Dramática. Base que la interpretación prematura encubre y que la Multiplicación descubre. Lo ¿reprimido?, es decir, por lo menos lo que no aparece, lo oculto del productor de la escena, se revela con el agregado de los otros. Esto es la transindividualidad donde lo íntimo del otro revela lo íntimo de cada uno. Ésta es la concepción grupalista (lo grupal) de comportamiento humano y de nuestro concepto de profundidad en Psicología Dinámica.

Los juegos y la Multiplicación Dramática: los ocultamientos, los olvidos y los tiempos Relatarnos la escena, jugarla con otros, recordarla para ser leída por otros son los eslabones del proceso de la Multiplicación Dramática. Una forma práxica de hacer teoría, que no es sólo práctica, sino praxis, una teoría encarnada en la práctica que da lugar a una nueva teoría, y así dialécticamente. Creo que la Multiplicación es a la pérdida de los recuerdos (relacionados con los sentimientos de los sucesos acaecidos) lo que el juego del carretel (fort-da) es a la pérdida de la madre.

Multiplicación Dramática: Goce Estético en el Arte de Curar

La resistencia a multiplicar: Cuando la Multiplicación sobre lo personal de una escena traumática no culmina a su tiempo dando lugar a la próxima Multiplicación, es que se está dando una nueva forma de resistencia: la multiplicidad, que no es ya resistencia a dramatizar sino la resistencia a multiplicar. Parte de la resistencia a multiplicar nace de una elección inadecuada de la escena. Los mismos fenómenos que generan la transferencia son al mismo tiempo los que generan la resistencia, ya que como decía FREUD: la transferencia es la resistencia y lo resistido al mismo tiempo. La rostridad siempre desencadena intensos sentimientos transferenciales y por lo tanto también resistenciales sobretodo cuando se desarrolla desde el rol de la conducción.

La acción creativa: El abismo sin sentido en la dramatización de Tato es el orificio angustiante, emergente apto para resolver las resistencias al cambio y que constituye uno de los pilares del psicodrama operativo. El abismo sugiere al grupo un camino

de multiplicidad. La diferencia entre Multiplicidad y Multiplicación nos lleva a la de distraerse y divertirse. Distraerse, tracción hacia otro lado, es para no ver algo viendo mucho otra cosa; la distracción posterga, evita y retarda el enfrentamiento con el conflicto. En ese sentido la multiplicidad distrae. No hay que distraerse del abismo. Hay que aprender a divertirse jugando con él. La diversión intenta enfrentar y resolver el conflicto. La auténtica Multiplicación divierte, ya que al ICC se llega también a través de la risa. Los juegos a los que jugamos y los que nunca hemos jugado (“con eso no se juega”) Toda persona tiene temas o escenas “con las que no puede jugar”. Se propone jugar con los bloqueos antes que interpretar sus motivaciones. La tarea en el taller es divertirse jugando. Todos llevamos un mito a través de una o más leyendas y estamos, cuando llegamos a la escena temida, al borde de que a esa leyenda se le empiece a desvanecer el maquillaje. A partir de ese trozo que da origen a la figura que denominamos: el mito escénico originario, en un camino de desandar el mito: que es la desmitificación. Y desde esa desilusión que podrían nacer las verdaderas esperanzas de la cura. Desmitificar es estudiar la leyenda para sospechar el mito, nos lleva a desilusionarnos del mito (para conocerlo en realidad y no fantasmáticamente). El camino es el arte de curar. En cuanto a las resistencias a multiplicar, algo sobre el proceso consonar-resonar: es muy frecuente que cuando se pregunta que se sintió durante una escena, se responda con interpretaciones psicoanalíticas de lo que pensaron que vieron. Las emociones más sencillas son salteadas. La interpretación prematura y comprensiva cierra la interpretación en vez de abrirla.

Transferencia y Multiplicación Dramática: cantos (prometeicos, órficos y narcisísticos) acerca del amor y la guerra. Rizoma analógico: el conductor evoca su intimidad desde la intimidad propuesta por la escena inicial de un integrante. Multiplicar sobre lo multiplicado. En la leyenda al hablar sólo se dice siempre un trozo del mito. Por eso componer el mito escénico grupal, es armonizar los trozos de las leyendas rizomáticas de cada Multiplicación. El camino de la desmitificación marca tiempos. Eso es la leyenda, un pedacito público de lo oculto del mito. Por eso habría que ver en cada escena qué oculta y qué revela.

Capítulo III: “Lo personal del psicoterapeuta de grupos”

A cualquier psicoterapeuta se le ocurren momentos embarazosos, por lo que temen que les vaya a pasar en su vida profesional. Estos momentos pueden formar un repertorio de imágenes capaces de ser representadas dramáticamente. Esas escenas a las que llamamos “escenas temidas” del psicoterapeuta o coordinador podrían quedar, si no se trabajaran, como secretos o misterios. El trabajo sobre “escenas temidas” del coordinador de grupo permite internarse en el tema de la exploración y resolución de la contratransferencia en dinámica de grupos, colocando el foco de atención sobre la persona del coordinador, sus miedos básicos y sus formas defensivas durante su actuación en el proceso grupal. La escena temida es una vía regia para el estudio de la psicopatología vincular. Cada escena propuesta por un individuo alcanza su máxima significación a través de las múltiples subjetividades con que consuena y resuena en cada uno de los demás. Algún personaje, gesto de los participantes, provocan en los otros una sensación de “haber sido tocado” que llamamos consonancia, a través de la cual la persona puede construir otra escena grupal o realizar un gesto personal que “multiplica” la escena inicial. A esto llamamos resonancia. Así entendemos por MD como un trabajo secuencial que está compuesto por las escenas consonantes, resonantes y resultantes. La inmovilidad de la escena inicial adquiere un carácter siniestro. Siniestro porque nos posee sin que nos demos cuenta.

Capítulo IV: “La Multiplicación dramática, Cartografías y micropolíticas”

El texto propone un menú Antropofágico para el aspirante a cartógrafo (el antropófago se devora al otro ya que nada de lo humano le es ajeno; la potencia vital creativa de la antropofagia se alimenta de la solidaridad resonante). Para el aspirante a cartógrafo el espíritu de la formación es la Multiplicidad y esta multiplicidad se encarna en escenas, y son las escenas las que componen el eje de la Multiplicación dramática. Los cartógrafos se los ubica como los trabajadores de la Salud Mental: psiquiatras, psicólogos, psicodramatistas, etc. El psicoanalista y psicodramatista son cartógrafos mas por su disposición de escucha interrogante sin cesar que por la teoría y técnica con la que trabaja. Teorías y técnicas que cuanto más lo han formado, más lo han deformado al alimentarlo con más de lo mismo. Lo gobierna un paradigma ético, estético y político. Ético por el compromiso con la vida, está obligado a interrogarse qué es la calidad de vida y qué es enfermedad. Estético porque dirige una clínica de creación de la existencia al nutrirse de un acontecimiento social, deportivo, de música, pintura y artes en general. Es estético por la capacidad que todos tenemos de hacer nuestro trabajo en la clínica un Goce Estético en el Arte de Curar. Y es político (micropolítico) porque la clínica que propone es portadora de herramientas preciosas en la búsqueda de intercesores que nos enseñanza a los terapeutas a acoger al extraño en los otros y en nosotros mismos,

Micropoliticas

El grupo no debe ser el lazo orgánico que une individuos jerarquizados, sino un constante generador de des-individuación. De máquinas de deseo, maquina que une por puro régimen de conexión, no de vínculo ni de relación. Ya no hay sujetos con historia personales, hay una des-sujetizacion al servicio de la maquina del “entre”. El futuro de los grupos tiene que ver con la micropolítica, con la resistencia, con la transformación del terapeuta. La micropolitica es un descentramiento de lo que ya está indagado y estudiado, lo que podría llamarse macropolitica: el Estado, el problema de la lucha entre partidos… Lo grupal como fenómeno de resistencia micropolitica. Lo que fluye rizomáticamente. Crear nuevos acontecimientos, nuevos devenires. Para agruparnos tenemos que “des-sujetizarnos”. Los espacios micropoliticos grupales pueden funcionar como un territorio de resistencias a la anomia. La multiplicación dramática nació por nuestro intento de buscar un camino alternativo a la típica actitud reduccionista del psicoanalismo y psicodramatismo de la época, a comienzos de la década del 70 en la Argentina. Nuestro compromiso fue alimentando el interés por los problemas que, como psicoanalistas y psicodramatistas, se nos fueron presentando en el campo de los profesionales.

Sobre la naturaleza y el nivel del quehacer y el saber grupal

Lo que los integrantes del grupo hacen es agenciarse de una parte de la escena original y acoplarla a una sensación imagen o

idea a través de una forma dramática. Por eso hay historias. La Multiplicación Dramática es líneas de desarrollo, rizomas. La multiplicación dramática es texto de goce. El coordinador tiene que momentáneamente suspender su saber. Su subjetividad es lo que es capaz de dejar pasar a su través.

Agenciamientos kafkianos: la multiplicación realiza una desterritorializacion, que es en sí misma una micropolitica. Rompe la intimidad de la escena original y se despliega por otros territorios, creando nuevas escenografías. Series de series se multiplican, resonantes. La primera característica de estas series proliferantes es que van a desbloquear una situación que en otra parte desembocaba en un callejón sin salida. Una escena seria un lugar vacío, porque desaparece la historia en la escena, ya no hay protagonista en el sentido yoico individual. La multiplicación dramática es garantía de agenciamiento, va a ser maquina pero nadie puede apropiársela. No hay unidad ni centro de unificación, no hay yo, no hay protagonista. Si es un lugar vacío, tiene que jugar en regímenes de resistencia, resistencia ante todo a la unidad, al sentido. Los ritornelos: denominamos ritornelo a todo conjunto de materias de expresión que traza un territorio, y que se desarrolla en motivos territoriales. Se habla de ritornelo cuando el agenciamiento es sonoro. Le garantiza a quien lo traza una andadura y lo orienta a cerrarlo o abrirlo a nuevos territorios. La dramatización inicial del paciente en psicodrama la definíamos como Texto Escrito y a la producción dramática global, la denominamos Texto Dramático. Todo el proceso dramático es la Producción dramática. Lo grupal hoy solo puede ser entendido desde la compleja problemática de la multiplicidad, que existe siempre desde el principio. Ni lo uno no lo múltiple, la Multiplicidad. Si la multiplicidad es el principio teórico de nuestro trabajo, la multiplicación dramática es su encarnación en escenas.

¿Qué transforma? ¿Quién transforma?

Transforma es grupo, transforma velocidades, articulaciones y conexiones de los ritmos vinculares. La línea de fuga se da en el “entre” de esos momentos y espacios. Transforman el texto y el contexto dramático en su proceso antes que el significado final de las escenas. Transforma la música, el ritornelo de entusiasmos del Goce Estético en el Arte de Curar Estar Molecular: el conductor es cartógrafo. Para el coordinador el eje de su actividad está centrado en la percepción de líneas que se van trazando a partir del dialogo y de los diferentes códigos corporales de los participantes. Las palabras son trazos: proceso cartográfico. Son las redes que luego construirán la malla de sentidos. De algunas de esas líneas, en el entrecruzamiento nodal de varias de ellas, emergerá una posible escena: “la escena fractal” la cual no deberá ser arrancada, debe devenir escena a través del relato o del ritmo corporal. Llegar entonces a poder establecer este tipo de contactos abiertos a la percepción de líneas y bocetos es función del Estar Molecular del coordinador. Las escenas son las líneas de fuga que permitirían pasar de un territorio a otro. La desterritorializacion está en el registro de la micropercepción. Si el coordinador ofrece resistencia se rompe el boceto que solo puede gestarse sin interrumpir cuestionado o presionando significaciones. La creatividad exige la tolerancia del sin sentido. Estar Molar: la escenografía del coordinador aparece como mas recortada de los actores del drama. Esta más pendiente de los cortes. En el Estar Molar hay hipótesis y conceptos que el coordinador procesa en sus intervenciones y demostraciones. Hay un porvenir teórico. Donde antes había líneas y bocetos, ahora hay cuerpos que patentizan dramáticas representativas. Ambos “Estares” se entrecruzan permanentemente en el quehacer del coordinador.

Psicodrama y Deluze: fenómeno “entre” en psicodrama

En las dramatizaciones incorporamos la noción de “entre”. Las voces que rodean la escena, los movimientos, ritmos, afectan al grupo. El entre es aprender a circular en el grupo fuera del contorno escenográfico de la escena. Lo que circula por los bordes. El entre no corresponde a ningún sujeto, sino a fractales, pequeños ritornelos de intensidades bloqueadas. No hay sujetos, personas o caracteres que se dejen desarrollar. La maquina “entre” no tiene características de los sujetos que la producen. En la idea de agenciamiento se juega otra noción de sujeto, desaparece la noción de individuo, la del miembro del grupo. Estamos diciendo que el cuerpo no expresa comportamientos, ni intercambio de roles o interacciones. El cuerpo es régimen de afectaciones y conexiones. La idea de cuerpo como régimen de afección es solidaria con la de agenciamiento y maquina y allí se rompe esa noción de sujeto. El grupo no será más que un conjunto de individuos. Acá se juega la capacidad de afectar y ser afectado. El agenciamiento maquina habla de un grupo descontrolado y por eso es productivo. Es descontrolado en el sentido de que sus propias producciones no están previstas.

Desmitificaciones y propuestas

La multiplicación dramática incorpora un criterio de profundidad que se extiende horizontalmente. Multiplicidad desde el comienzo, para desplegar, para multiplicar en lugar de reducir. La clínica antropofágica desmitifica los axiomas impuestos por terrorismo cientificista al imponer su concepto de asepsia, por el cual una disciplina no puede contagiarse de ideas de la otra disciplina para transformarse y producir nuevos conceptos. Por el contrario, la antropofagia se vale de la transdisciplina. El cartógrafo en salud mental desmitifica en sus quehaceres y saberes los axiomas mas rígidos de la Psicología dominante, que hacen de la palabra el vehículo privilegiado por excelencia, oponiendo el uso de la palabra y actividad corporal incompatibles en el mismo escenario de la cura. En el Cartógrafo Operativo en Salud mental se legitiman sus dos Estares (Molar y Molecular) como dos formas de conducción en el entrenamiento de discípulos y en la cura de pacientes. Y se vale en la antropofagia, afirmándose en la ausencia de racismo para aceptar intervenciones provenientes de diferentes corrientes

con las que él simpatiza.

Teóricos

“Legitimar lo grupal? Hegemonía y contrato público”.Fernández. El establecimiento de corporaciones privadas en lo público fue consolidando valoraciones, pactos, delimitaciones de territorios entre instituciones profesionales, que al no interesarse por desplegar las posibilidades asistenciales, preventivas y comunitarias que la realidad hospitalaria podía y debía desplegar, fue relegando los espacios hospitalarios como lugares degradados de la atención privada. ¿Por qué la pregunta inicial es un pedido de legitimidad al campo grupal, y no un pedido de aprendizaje? Para Ana Fernández estas demandas estarían dadas por el forzamiento o violencia simbólica que las atraviesa, en tanto están inscriptas en las luchas por la hegemonía en el capo intelectual. Tanto las ideas como las formas de trabajo se inscriben en los juegos de los poderes científico profesionales. Esta situación de descalificación de saberes y prácticas no hegemónicas trae una serie de

consecuencias.

Se vuelve invisible la exigencia de formación especializada para trabajar con grupos. Esta falta de formación vuelve a quien se posiciona en el lugar de coordinador, inoperante para abordar en su especificidad el dispositivo grupal montado. Tal inoperancia vuelve incontenible la nostalgia por los tratamientos individuales. Formación especializada significa adentrarse en la complejidad de los intercambios que se producen en colectivos humanos. En conclusión, la denegación de la propiedad de lo grupal, la invisibilidad de necesidad de formación especializada y la inoperancia de los dispositivos crean un círculo inacabable. Otra invisibilidad que encontramos en este tipo de demanda es aquella que denegaría la necesidad de interrogarse por las eventuales reformulaciones del contrato privado asistencial, cuando se transfiere la actividad laboral al espacio público, o sea, al Estado. El hecho de que el espacio público sea pensado como un lugar donde aplicar las formas privadas de trabajo, tiene como consecuencia dos procesos: la degradación del contrato y el dispositivo privado y la denegación de la especificidad del espacio público (con el despilfarro consecuente de sus potencialidades). Así planteada la cuestión se produce una particular ecuación: espacio privado = positividad, espacio público = negatividad. El aporte de los profesionales psi a la reconstrucción de las instituciones hospitalarias del Estado pasa, entre otras cosas, por hacer estallar el contrato privado en el espacio público. Estallar y no degradar el contrato privado. El espacio público nos exige inventar sus propios dispositivos.

Notas para un campo de problemas de la subjetividad. Fernandez

El individuo no sólo ha sido uno de los modos de subjetividad de la Modernidad (el visible), ha sido también un dominio de

objeto alrededor del cual se han construido, en complemento con su par antinómico “la sociedad” el conjunto de las disciplinas que constituyeron las llamadas ciencias humanas y sociales.

El trabajo con los llamados sectores “marginados”, con mujeres, homosexuales, con jóvenes de los 90, con etnias diversas,

hablan de los límites de pensar un modo universal de subjetividades. Para que aquello que se universalizó pueda particularizarse es necesario realizar por lo menos dos operaciones en estrecha interrelación: una elucidación crítica de las nociones universalizadas y trabajar una dimensión socio-histórica en la noción de subjetividad. La SUBJETIVIDAD está descarnada de soportes corporales indivisos, no es sinónimo de individuo: la subjetividad se construye colectivamente. Esto significa un modo de trabajo de los conceptos donde se operacionalizan nociones en el sentido dado por Foucault a la caja de herramientas. Son 3 herramientas con las que se puede operar críticamente respecto de la institución de regímenes de verdad en las teorías, permiten desmontar teorías cristalizadas. Abren visibilidad y enunciabilidad, permitiendo nuevas teorizaciones. Permiten pensar problemas, no dejando instituir sistemas. La Elucidación crítica permite desnaturalizar lo establecido. Elucidar es una labor propositiva, una exploración inacabada, sujeta a revisiones y ajustes provisorios, aunque no por eso menos rigurosos; se tratará de pensar sobre lo hecho mientras se buscará conocer con mayor precisión eso que como hecho deberá ser deshecho, para entender su irradiada composición, otorgando a la actividad de-constructiva en lugar central en la tarea de elucidación. Derrida ha propuesto la estrategia de la de-construcción. De-construir es desmontar, problematizar la relación inmediata y natural del pensamiento unido a la verdad y el sentido. Supone una rigurosa problematización de los supuestos hegemónicos que legitiman la búsqueda y garantía del origen como fundamento último de la razón. Implica desarticular las condiciones de enunciabilidad que producen un enunciado. El modo de-constructivo articula la inversión y el desplazamiento de las oposiciones binarias, de manera tal de hacer visible: la interdependencia de términos aparentemente dicotómicos; cómo su significado se relaciona con una historia genealógica particular; y que fueron construidos para propósitos particulares en

contextos particulares. El análisis genealógico (Foucault) que permite encontrar los puentes entre las narrativas teóricas y los dispositivos históricos- sociales-políticos-subjetivos que sostienen. Implica historizar los discursos o prácticas acerca de algo. Problematizar es abrir a la crítica: desde sus respuestas reconstruir sus preguntas, para poder indagar así sus impensables. Inferir desde los enunciados teóricos sus impensables. Se deben buscar criterios de lectura que se aparten de los de texto-verdad. Esta manera de leer trae como consecuencia la dogmatización del cuerpo teórico, este proceso posibilita la gestión de la ilusión de la teoría completa. A partir de esa ficción ninguna invisibilidad podrá ser pensada. Un criterio transdisciplinario supone un trabajo de elucidación crítica sobre los cuerpos teóricos involucrados, que desdibuje una intención legitimadora de lo que ya se sabe para poder desplegar la interrogación de hasta dónde sería posible pensar de otro modo. Implica asimismo el abandono de cuerpos nocionales hegemónicos de disciplinas reinas. De esta manera los cuerpos teóricos funcionan como “cajas de herramientas”, aportando instrumentos y no sistemas conceptuales:

instrumentos teóricos que incluyen en su reflexión una dimensión histórica de las situaciones que analizan.

Novela clínica psicoanalítica. Historial de una práctica. Ulloa.

LA TERNURA COMO CONTRASTE Y DENUNCIA DEL HORROR REPRESIVO Es frecuente que en encuentros y discusiones teóricas acerca de los efectos psicológicos de la represión, centre mi participación en torno a dos ideas que considero útiles para trabajar con afectados en grados y situaciones distintas, estas son encerrona trágica y efecto siniestro. El paradigma de la encerrona trágica es la tortura, situación donde la víctima depende por completo, para dejar de sufrir o para sobrevivir, de alguien a quien rechaza totalmente. Otro tanto acontece con sus familiares. La tragedia así concebida es una situación de dos lugares, opresor-oprimido, sin tercero de apelación. Es posible, que en el aspecto psíquico la víctima pueda escapar de la encerrona apoyada tanto por la absoluta convicción en el valor de sus ideas y de sus acciones, como en los lazos solidarios que la unen a sus compañeros. Una función importante de los organismos de Derechos Humanos para romper la encerrona tanto en el nivel concreto como en lo emocional, es impedir que los crímenes se secreteen. El psicoanálisis ha estudiado esta situación mostrando cómo el secreto oculto tiende a promover el efecto siniestro. Se niega que se niega, como una defensa muy elemental de alguien que intenta ocultar lo temido, o tal vez pretende vanamente ocultarse de aquello que lo atemoriza. Esta renegación es frecuente que alguien diga que ignoraba los crímenes cometidos durante la represión y que sólo después se enteró. Hay una realidad: superada tanto la renegación como el efecto siniestro implica el duro trance de enfrentar la tragedia cruda, que por permanecer semioculta, mantenía y mantiene aún, aunque atenuada, su eficacia. Si la encerrona trágica coloca a la víctima en una invalidez aguda favorable a la extorsión, el efecto siniestro promueve, una invalidez crónica, propicia a cualquier manipuleo político-cultural, además del económico. El tiempo de la invalidez infantil es el escenario donde actúa la ternura parental. se trata de una instancia psíquica fundadora de la condición humana. La invalidez infantil es un tiempo sin palabras aún, con pocas posibilidades de pensamientos susceptibles de ser luego rememorados de forma consciente. Todo lo que se inscriba en este momento será constituyente del continente inconsciente del sujeto. En este tiempo también se transmite el aporte acumulado en la historia. La ternura, es inicial renuncia al apoderamiento del infantil sujeto, es la coartación el freno- del fin último, fin de descarga, de la pulsión. Este límite a la descarga, genera dos condiciones/habilidades propias de la ternura: la empatía, que garantizará el suministro adecuado y el miramiento. Mirar con amoroso interés a quien se reconoce como sujeto ajeno y distinto de uno mismo, es garantía de autonomía en el futuro del infante. Es a partir de este sentimiento de confianza que en el sujeto se estructurará una relación de contrariedad con lo que daña, con el sufrimiento. En esta relación de contrariedad con el daño, radica la posibilidad de acceder a lo que llamaré la imposición de justicia, aquel sentimiento que distingue no sólo entre lo que daña y lo que no daña, sino que indica además cuándo el mismo sujeto es o no dañino para el otro. La ternura hace posible, superar esa etapa inicial y organizar un sujeto esperanzadamente deseante, y sienta las bases constitutivas de lo ético. A continuación hablaremos del fracaso de la ternura y las consecuentes formaciones patológicas que se generan desde la invalidez infantil. Este fracaso puede darse por exceso o defecto en el suministro. En situaciones en las que no se instaura la coartación instintiva, no existe la ternura; los padres se apoderarán del niño para su exclusiva descarga. En el fracaso del suministro por falta de empatía, el niño desarrolla una modalidad patológica muy singular, deberá elaborar un tipo de duelo difícil que concierne a la pérdida de lo no tenido. Este sentimiento genera la tendencia a organizar vínculos sustitutivos de modalidad perversa-adicta. Esta situación que llamo perversa posee características más o menos típicas. El objeto sustituto no puede ser reconocido como original porque habiendo sido necesario, estuvo ausente, lo nuevo tampoco es reconocido en sus propias características singulares. Se trata de una relación espuria. La función de esta relación perversa, por desviada, mantener apartado al sujeto de ese doloroso y difícil duelo. Si la carencia ha sido mayor configurará una intensa perversidad, en el sentido sádico, donde la violencia, siendo algo constitutivo, se ejerce por la violencia misma., el apoderamiento será su hábito. Este cuadro es el de la inseguridad ontológica, lo que no se tuvo refuerza el sentimiento de lo que no vendrá. Es imposible el desarrollo del miramiento cuando el punto de partida mismo es un apoderarse del niño, de hecho secreteado frente a éste y a la sociedad. De ninguna manera habrá empatía que garantice el suministro de lo necesario, los padres, han sido eliminados y los familiares apartados. En este caso las condiciones señaladas en el fracaso de la ternura están maximizadas. La relación con los usurpadores es perversa (desviada) porque es sólo alternativa impuesta por la supresión violenta de lo originalmente necesario, la familia. No es de extrañar que, en el curso de su restitución, se deban enfrentar, vínculos dependientes adictos establecidos por estos niños, desde su invalidez, con los usurpadores. Cuando alguien se apodera de un hijo ajeno, de ninguna manera puede pensarse que se trata de alguna forma de solución altruista para ese niño. El acto usurpador constituye una alternativa perversa adicta.

Sólo el establecimiento de la verdad absoluta, en condiciones contextuales de tercero al que apelar con ayuda adecuada y justa, pondrá en marcha el desentrampamiento de este niño.

Técnica de los grupos operativos. Pichon Riviere. La tarea más o menos explícita que se propone el psicólogo social al planificar y realizar cada indagación puede definirse como el intento de descubrir, entre otras cosas, cierto tipo de interacciones que entorpecen el desarrollo pleno de la existencia humana. El psicólogo social aborda cuestiones fundamentales y, al indagar en profundidad tanto en individuos como en grupos, debe evitar lo mismo conductas de huida que sufrir el influjo de las opiniones corrientes de su medio inmediato, debe saber que está incluido, comprometido, en el terreno mismo de sus indagaciones, y que al operar produce de cualquier manera un impacto determinado. El punto de partida de las investigaciones sobre los grupos operativos, arranca de lo que denominamos la Experiencia Rosario (realizada en 1958). Dicha experiencia estuvo a cargo del Instituto Argentino de Estudios Sociales (IADES) y fue planificada y dirigida por su director, el doctor Enrique Pichon-Rivière. Esta experiencia de laboratorio social, tuvo como propósito la aplicación de una didáctica interdisciplinaria, de carácter acumulativo, utilizando métodos de indagación de la acción o indagación operativa. El esquema que reproducimos condensa gráficamente todos los momentos de la Experiencia Rosario:

  • A) Preparación del equipo de trabajo en IADES con técnicas grupales.

  • B) La operación propiamente dicha siguió los siguientes pasos:

    • - 1) En el aula magna de la Facultad de Ciencias Económicas, el coordinador general de la operación desarrolló el significado de la experiencia, dando algunos temas que fueron elaborados posteriormente en los grupos

    • - 2) Primera sesión de grupos heterogéneos que se reunieron al finalizar dicha exposición con un promedio de nueve

miembros por grupo, elegidos al azar. Los mismos fueron conducidos por un coordinador, contando cada uno con la presencia de uno o dos observadores. El coordinador actuaba como orientador, favoreciendo la comunicación intragrupal y tratando de evitar la discusión frontal. El observador registraba todo lo que acontecía en el grupo a través de un enfoque panorámico. Estas sesiones tuvieron una duración de cuatro horas, funcionando un total de quince grupos heterogéneos.

  • - 3) Reunión del equipo IADES con el coordinador general, a efectos de controlar y analizar la tarea realizada hasta ese momento, resumiendo en particular la labor efectuada en los grupos.

  • - 4) Segunda sesión de los grupos heterogéneos con los mismos participantes. coordinador y observador ya habían analizado

las tareas de la sesión anterior y enfrentaban al grupo con mayor capacidad de comprensión.

  • - 5) Nueva reunión del grupo IADES con el coordinador general, para controlar la segunda sesión de los grupos heterogéneos.

  • - 6) Rivière vuelve a exponer ante el público. La concurrencia esta vez funcionó como grupo y no como público. La finalidad

de esta reunión era traer el material trabajado por grupos y crear una situación en espejo, en la que los miembros se "reconocen" como individuos separados y como integrantes de los grupos, a través de los diferentes temas emergentes.

  • - 7) Sesiones de grupos homogéneos

  • - 8) Tercera sesión de control del equipo IADES. Con el coordinador general.

  • - 9) Última exposición de Rivière, en la que participaron integrantes de grupos homogéneos y heterogéneos.

    • C) Intérvalo entre esta experiencia y una próxima a realizarse. En este tiempo se espera la formación de grupos.

Esta didáctica es interdisciplinaria, acumulativa, interdepartamental y de enseñanza orientada. La didáctica interdisciplinaria se basa en la preexistencia de un esquema referencial (experiencias, conocimientos y afectos con los que el individuo piensa y hace) que adquiere unidad a través del trabajo en grupo, promoviendo, en ese grupo un esquema referencial operativo sustentado en los esquemas previos. En la didáctica interdisciplinaria se cumplen funciones de educar, despertar interés, instruir y transmitir conocimientos, pero por medio de una técnica que redunda en economía del trabajo de aprendizaje, puesto que al emplear ese método acumulativo mencionado, la progresión no es aritmética sino geométrica. La didáctica interdisciplinaria propicia la creación de departamentos, donde los estudiantes de las distintas facultades concurren a estudiar determinadas materias comunes a sus estudios; se da conjunción de los diversos grupos de alumnos en un mismo espacio, creando interrelaciones entre ellos. Tomando estos elementos históricos en forma ordenada, podemos señalar algunas etapas primordiales de su desarrollo:

1) Departamento especializado. 2) Comités de articulación interdepartamental y otros dispositivos de coordinación, agrupando a representantes de distintas disciplinas. 3) Un coordinador o encargado de establecer enlaces entre las distintas disciplinas 4) El método llamado interdisciplinario. 5) La didáctica interdisciplinaria ha sido tema de esta experiencia de Rosario.

En Rosario se empleó la creación de una situación de laboratorio social; como táctica, la grupal y como técnica la de grupos de comunicación, discusión y tarea. El llamado laboratorio social está constituido por la reunión, en un mismo equipo de trabajo, de personas que quieren traer a la comunidad que las rodea de modificaciones de actitudes, sobre la base de un estudio detallado de la situación y por medio de un programa de acción racionalmente concebido. Los grupos de discusión y tarea, en los que se estructuran mecanismos de autorregulación, son puestos en funcionamiento por un coordinador que debe lograr que la comunicación dentro del grupo se mantenga activa, creadora. Surge de esta definición la necesidad de trabajar en grupos formados por integrantes de diversas especialidades (heterogéneos) que competen al problema que se va a estudiar. La indagación operativa: Su método consiste, en observar los elementos comunes a cierto tipo de problemas y analizar las posibles soluciones. En estas técnicas grupales la función del coordinador consiste en crear, mantener y fomentar la comunicación, llegando ésta a tomar la forma de una espiral, en la cual coinciden didáctica, aprendizaje, comunicación y operatividad. 6) La indagación de la acción, indagación operativa, toma por tarea el esclarecimiento de las operaciones que acontecen y tienen vigencia en el ámbito del grupo. Es así como se logra una comunicación operante, una planificación y una estrategia que condicionan tácticas y técnicas de decisión y de autorregulación. 7) Los sistemas referenciales correspondientes a estos grupos son indagados tanto en su estructura interna (análisis intrasistémico) como en sus relaciones con los sistemas de otros grupos (análisis intersistémicos). Entre otras cosas pueden descubrirse sistemas cerrados, estereotipados, así como sistemas abiertos, o con cierres transitorios. La tarea del coordinador es dinamizar, resolviendo discusiones frontales que ocasionan el cierre del sistema. Los grupos pueden ser más o menos heterogéneos o más o menos homogéneos. 8) Otro fenómeno observado, es que el pensamiento que funciona en el grupo va desde el pensar vulgar o común hacia el pensamiento científico, resolviendo las aparentes contradicciones y estableciéndose una continuidad genética y dinámica entre uno y otro. Es tarea del coordinador señalar un punto de partida falso. 9) El análisis de las ideologías es una tarea implícita en el análisis de las actitudes y del esquema conceptual, referencial y operativo (ECRO) ya mencionado. Las ideologías (Schilder) son sistemas de ideas y connotaciones que los hombres disponen para orientar mejor su acción. Son pensamientos con gran carga emocional, considerados como resultado de un puro raciocinio, pero que, no difieren en mucho de las creencias religiosas, son un factor fundamental en la organización de la vida. Pueden transmitiese de padres y maestros a hijos y alumnos por procesos variados de identificación La ideología, puede ser comprensible o no el análisis de las palabras o del lenguaje, es una parte fundamental en la indagación de las ideologías. Estas no suelen formar un núcleo coherente, coexisten varias ideologías de signo contrario. Esta ambigüedad se manifiesta en forma de contradicción, y es por esto que el análisis sistemático de las contradicciones (análisis dialéctico) constituye una tarea esencial en el grupo. El grupo debe configurar un esquema conceptual, referencial y operativo de carácter dialéctico, donde las contradicciones principales referidas al campo de trabajo deben ser resueltas durante la tarea misma del grupo. 10) Teoría y práctica se integran en una praxis concreta, adquiriendo ésta su fuerza operativa en el campo mismo del trabajo. 11) Grupos de referencia. El análisis de las relaciones entre el intragrupo y el extragrupo revela que no siempre son estas relaciones de carácter antagónico. Cuando un grupo cambia su actitud hacia otros el grupo puede tomar como marco de referencia para comparar sus propias situaciones internas a dichos grupos,el extragrupo actúa como grupo de referencia. 12) Teoría del aprendizaje y la comunicación. la comunicación grupal es posible por la existencia de un esquema conceptual, referencial y operativo de carácter grupal. Durante el desarrollo del niño, es posible observar el pasaje de un lenguaje autístico a un lenguaje social, en la medida en que esta comunicación es capaz de condicionar relaciones sociales operantes. En un grupo esta comunicación tiende naturalmente a tomar el curso de una espiral dialéctica, que coincide, o es en todo caso paralela, al curso que sigue el aprendizaje. 13) Estudio de las constantes y variables como vector de interpretación. 14) Unidad del aprender y del enseñar. Enseñar y aprender siempre operan dentro de un mismo marco de trabajo. Forman una estructura funcional y sólo considerados así pueden organizarse y adquirir un carácter operativo y una vigencia que determinen la forma y función instrumental de una estructura dinámica. Debemos identificar básicamente el acto de enseñar y aprender con el acto de inquirir, indagar o investigar, y caracterizar la unidad "enseñar y aprender" como una continua y dialéctica experiencia de aprendizaje en espiral, donde en un clima de plena interacción descubren o redescubren, aprenden y "se enseñan". 15) Para Kurt Lewin, los problemas de decisión de grupo son esenciales para considerar muchas cuestiones básicas, tanto en la psicología social como en la individual. Este problema tiene que ver con la relación existente entre la motivación y la acción consiguiente, y con el efecto que la estructura grupal tiene sobre la disposición del individuo para modificar o conservar ciertas pautas de conducta.

Conclusiones.

Podemos resumir las finalidades y propósitos de los grupos operativos diciendo que la actividad está centrada en la movilización de estructuras estereotipadas, dificultades de aprendizaje y comunicación, debidas al monto de ansiedad que despierta todo cambio (ansiedad depresiva por abandono del vínculo anterior y ansiedad paranoide creada por el vínculo nuevo y la inseguridad). Estas dos ansiedades son coexistentes y cooperantes, y si son intensas pueden lograr el cierre del sistema (círculo vicioso). Los roles tienden a ser fijos en el comienzo, hasta que se configura la situación de liderazgos funcionales, es decir, liderazgos operativos que se hacen más eficaces en cada "aquí y ahora" de la tarea. Los grupos pueden ser verticales, horizontales, homogéneos u heterogéneos, primarios o secundarios, pero en todos se observa una diferenciación progresiva (heterogeneidad adquirida) en la medida en que aumenta la homogeneidad en la tarea. El propósito general es el esclarecimiento, en términos de las ansiedades básicas, aprendizaje, comunicación, esquema referencial, semántica, decisiones, etcétera. De esta manera coinciden el aprendizaje, la comunicación, el esclarecimiento y la resolución de tareas, con la curación. Se ha creado un nuevo esquema referencial. El coordinador, con su técnica, favorece el vínculo entre el grupo y el campo de su tarea en una situación triangular. El vínculo transferencial debe ser comprendido siempre en este último contexto. La aplicación de esta técnica a grupos primarios (familia, por ejemplo) donde la tarea es curar a algunos de sus miembros, ofrece el ejemplo más significativo. La familia se reorganiza poco a poco, con las características de un grupo operativo contra la ansiedad del grupo acaparada por su portavoz (el enfermo). Los roles se redistribuyen, adquieren características de liderazgos funcionales; los mecanismos de segregación que alienan al paciente disminuyen progresivamente; la ansiedad es redistribuida y cada uno se hace cargo de una cantidad determinada. Así, el grupo familiar se transforma en una empresa y el negocio que realiza es la curación de la ansiedad del grupo a través de uno de sus miembros. La envidia intra e intergrupal disminuye, observándose como cambio de buen pronóstico la aparición de reacciones de gratitud de ambos campos.

Resumen.

Se fundamenta la teoría de los grupos operativos siguiendo las ideas de Pichon-Riviére. El esquema o marco conceptual (referencial y operativo) incluye, además de la concepción general de los grupos restringidos, ideas sobre la teoría del campo, la tarea, el esclarecimiento, el aprendizaje, la indagación operativo, la ambigüedad, la decisión, la vocación, las técnicas interdisciplinarias y acumulativas, la comunicación y los desarrollos dialécticos en espiral. Otros conceptos se refieren a estrategia, táctica y técnica, así como a horizontalidad y verticalidad, descubrimientos de universales, sumación de ideas. Su verdadero nacimiento y desarrollo se inicia después de lo que denominamos EXPERIENCIA ROSARIO, una investigación de carácter interdisciplinario y acumulativo, que se realizó sobre una comunidad heterogénea de dicha ciudad por miembros del Instituto Argentino de Estudios Sociales (IADES). Los resultados tuvieron una influencia decisiva, tanto sobre la teoría como sobre la práctica de los grupos operativos aplicados a la didáctica (enseñanza de la psiquiatría, comprensión del arte, etcétera), la empresa, la terapéutica (grupos familiares), la publicidad, etcétera. La técnica de estos grupos está centrada en la tarea donde teoría y práctica se resuelven en una praxis permanente y concreta en el "aquí y ahora" de cada campo señalado. Las finalidades y propósitos de los grupos operativos pueden resumirse diciendo que su actividad está centrada en la movilización de estructuras, estereotipadas a causa del monto de ansiedad que despierta todo cambio (ansiedad depresiva por abandono del vínculo anterior y ansiedad paranoide creada por el vínculo nuevo y la inseguridad consiguiente). En el grupo operativo, el esclarecimiento, la comunicación, el aprendizaje y la resolución de tareas coinciden con la curación,

creándose así un nuevo esquema referencial.

Categorías espacio temporales y socialización escolar: del individualismo al narcisismo. Varela

Las categorías de pensamiento. Durheim confiere especial importancia a las categorías de espacio y tiempo, pues son estas nociones las que permiten coordinar y organizar los datos y hacen posible los sist de representación que los hombres elaboran del mundo y de si mismos en un momento y cultura determinada. Las catogorias del pensamiento varian en función de las culturas y de las épocas historicas. Norbert elias: las categorías son instituciones sociales e insiste en su carácter simbolico cuando señala que lso hombres las adquieren y utilizan como medio de orientación y de saber. En nuestras sociedades occidentales se ha constituido un tiempo subjetivo, tiempo indivual propio y separado del tiempo objetivo, desde el nacimiento del racionalismo moderno comienza a intensificarse una concepción del tiempo muy centrada en el individuo que coexiste con una tendencia social a determinar, medir y diferenciar los ritmos temporales a los que tendrán que someterse todos los sujetos . Los trabajos que dan cuenta de la gienesis de las modernas categorías espacio temporales han relegado el papel que juegan

las instituciones educativas en la formación reproducción y transformación de nuestras concepciones del tiempo y espacio.

Los procesos de socialización de los sujetos en las instituciones escolares ponen en juego determinadas concepciones y percepciones del espacio y del tiempo. Para entender esto hay que tener en cuenta la configuración que en cada periodo histórico adoptan las relaciones sociales y las de poder que inciden en la organización y definición de saberes legitimos y en la formación de subjetividades especificas.

Del tiempo mágico de las edades de la vida al tiempo disciplinario : la formación del individuo moderno Todos llos sociólogos se ocuparondel proceso de individualización partiendo del análisis de procesos de carácter estructural y sin relacionarlo con la construcción de las categorías de pensamento. La moderna definición de infancia, las nuevas formas dque adopto la educación de los niños constribuyeron, junto con otros muchos factores, a poner fin a un tiempo cósmico, mágico y cíclico.la educación institucional predominante y elitista supuso la elaboración de una pedagogía que al tiempo que se movia y transmitia una nueva concepción de espacio y tiempo concurria a la producción del individuo burgues. Foucault ha mostrado como el tiempo y el espacio se reorganizaron en el s XVIII a través del poder disciplinario, este parte del principio de que es mas rentable vigilar que castigar, es decir, domenticar, normalizar y hacer productivos a los sujetos en vez de segregarlos o eliminarlos. Este tipo de poder que comenzó en instituciones tales como colegios y el ejercito, se consolido y extendió en la edad de las disciplinas: tecnologías de individualización que establecen una relación con el cuerpo que al mismo tiempo que lo hacen dócil lo hacen útil. Este poder también se sirvió de las tecnologías de regulación poblacional, estas suponían una revolución al permitir que el cuerpo y la vida formasen parte del dominio del poder que se hizo mas material. Constituyeron piezas importantes para lograr una sociedad disiplinada y productiva. Pasaron a cobrar mayor importancia las instancias de normalización. Este poder disciplinario se extendió por todo el cuerpo social pero mas en el ámbito institucional y sobre todo en las instituciones educativas. Las tecnologías disciplinarias, funcionan a través de una nueva concepción y organización del espacio y el tiempo disciplinarios. Para el espacio disciplinario el principio de clausura deja de ser constante, indispensable y suficiente. Lo importante ahora es la redistribución de los individuos en el espacio, su reorganización, la maximización de sus energías y de sus fuerzas, su acumulación productiva tan necesaria, para la acumulación de capital. A cada individuo ha de asignársele un puesto, en el interior de cada conjunto. Los individuos han de estar vigilados y localizados permanentemente para evitar encuentros peligrosos y comunicaciones inútiles, si de verdad se quieren favorecer exclusivamente las relaciones útiles y productivas. El espacio escolar diseñado por la compañía de jesus se convirtió en un espacio homogéneo y jerarquizado. El rango es uno de los procedimientos de distribución de los colegiales en el espacio escolar del siglo XVII (filas de colegiales). Es este conjunto de alineamientos obligatorios cada alumno segus su edad, resultados etc se desplaza en una serie de casillas, ideales que indican jerarquías de saber o capacidades (repartición de valores o de meritos) Las pedagogias disciplinarias implican cambios importantes respecto al tiempo. El tiempo disciplinario se impone progresivamente en la práctica pedagógica especializando el tiempo de la formación escolar y separándolo del de los adultos, y del tiempo de formación a través de los oficios. La edad se convierte en el criterio fundamental de distribución de los colegiales. Organiza distintos niveles separados por pruebas graduales, que se corresponden a etapas de aprendizaje y que comprenden ejercicios de dificultad cada vez mayor. Esta nueva forma , permite el control de todos y cada uno de los alumnos, hace que el espacio escolar funcione como una máquina de aprender y al mismo tiempo posibilita la intervención del maestro en cualquier momento para premiar o castigar y sobre iodo, para corregir y normalizar. Esta modalidad de poder no sólo hace posible la visión de una sociedad en continuo y ascendente progreso sino también una percepción funcional del cuerpo, un cuerpo-segmento presto y dispuesto a articularse con otros en conjuntos productivos más amplios que hagan posible la obtención de su maximo rendimiento, un resultado óptimo de conjunto. Las pedagogías disciplinarias suponen un cambio en la percepción social del espacio y del tiempo, que se manifiesta a la vez en la organización del espacio y el tiempo pedagógicos y en su interiorización por los colegiales. Estas pedagogías son asimismo un instrumento de primer orden en la construcción, por una parte, de una forma de subjetividad nueva, el individuo, y, por otra, en la organización del campo del saber.

  • a) La producción social del individuo

El principal dispositivo que utilizan las disciplinas en la producción de ese tipo determinado de sujetos que son los individuos, es el examen. El examen se instituyó en múltiples instituciones. En consecuencia, a través de notas, fichas, registros e historiales se hace entrar a la individualidad en el terreno de la escritura convirtiendo a cada sujeto en un caso. Las pedagogías disciplinarias hacen de las instituciones educativas instituciones examinadoras, espacios de observación normalizadores y normativos, el examen implica dos operaciones fundamentales: la vigilancia jerárquica y la sanción normalizadora. Ambas coordinadas permiten descifrar, medir, comparar, jerarquizar y normalizar a los colegiales. Las pedagogías disciplinarias implican, por tanto, nuevas relaciones de poder, las sanciones, las correcciones, consisten, a

partir de ahora, en repetir las actividades, en repetir los ejercicios, en hacer más de lo mismo.

  • b) El disciplinamiento de los saberes

El poder disiplinario afecta también al campo del saber. A medida que el estado se consolido y que se desarrollaron las relaciones de producción se desencadenaron procesos de confiscación de saberes artesanales por parte de saberes mas industriales. En estas luchas el estado va aintervenir a travez de cuatro operaciones eliminación de los saberes irreductibles, inútiles o económicamente muy costosos; normalización de los saberes; jerarquización de los saberes: los más generales, los más formales van a verse legitimados, en fin, centralización de los saberes. Esto da luga a la creación de la enciclopedia hasta instituciones académicas, universidades. El poder disciplinario juega, por tanto, y complementariamente en dos terrenos, el de la producción de los sujetos y el de la producción de los saberes.

UNA ETAPA DE TRANSICIÓN: LAS PEDAGOGÍAS CORRECTIVAS Y LA BÚSQUEDA DEL NIÑO NATURAL a partir del siglo xx se perfila un nuevo tipo de poder, se trataba de solucionar la cuestión social, la lucha de clases armonizando los intereses del trabajo y del capital y permitiendo integrar al movimiento obrero. Comienza la obligatoriedad de le escuela, uno de los dispositivos fundamentales para la integración de las clases. Se establecen analogías del niño con el salvaje. Los niños, especialmente los de las clases populares se identifican con los salvajes, por lo cual la finalidad será civilizarlos y domesticarlos. Esta escuela para hijos de pobres trae una gran serie de conflictos porque rompe con el modo de educación que la clase obrera tenia hasta el momento y se responsabilizara de esto a los alumnos (los niños se resistían) Los niños insolentes, indisciplinados (refractarios a la disciplina escolar) serán clasificados como anormales. Las instituciones que surgieron para edudcar a los niños “inadaptados” se convirtieron en laboratorios de observación. En estas instituciones comenzaron a aplicarse métodos y técnicas de la “escuela nueva” donde seaplicaron nuevos dispositivos de poder que implicaban un nuevo ordenamiento espacio temporal, una visión distinta de la infancia, la prodcuccion de nuevas formas de subjetividad que eran inseparables de un nuevo estatuto de saber. Montesori y Decroly: “ley biogenética fundamental y la ley de progreso”, para ser un buen civilizado el niño tiene que ser un buen salvaje. Critican a las pedagogías disciplinarias y a los métodos tradicionales de enseñanza. Estos nuevos pedagogos fueron partidarios del aprendizaje a través de la acción ya que la actividad del niño constituye el centro de un proceso de autoeducación. El regeneracionismo y el reformismo social constituyeron el transfondo teorico en el que ambos renovadores se movieron. Montesori dice que su metodología tiene como finalidad lograr la concentración perseverancia y autodisciplina del niño. La acción educativa ha de producir, en último término, una personalidad equilibrada y adaptada. En su rechazo de las pedagogías disciplinarias se percibe la necesidad de evitar un control considerado exterior y demasiado coactivo. Su gran problema es cómo conseguir un nuevo control menos visible, menos opresivo y más operativo. Sus sistemas teóricos implican la aceptación de una visión ideológica de la sociedad formada por individuos y aceptan también, el positivismo evolucionista que los lleva a pensar que la historia de la educación, en su evolución ascendente. se encuentra en un estadio metafísico-revolucionario, que tiendea alcanzar un estadio científico-positivo que será el resultado de estudios experimentales sobre el niño y del conocimiento de las leyes que rigen su desarrollo. El control se desplaza ahora, haciéndose indirecto, a la organización del medio. Y el objetivo al que se tiende es la disciplina interior, la autodisciplina, «el orden interior», un orden que transciende lo físico para alcanzar el nivel mental. Las pedagogías correctivas, al poner en marcha nuevas técnicas pedagógicas destinadas a acondicionar el medio «a la medida de las necesidades e intereses infantiles», suponen una transformación de las categorías espacio-temporales en las que va a desenvolverse la actividad escolar. En este sentido la obra de María Montessori resulta ejemplar al estar dirigida a la enseñanza preescolar. Construir un mundo adaptado al alumno implica un cambio radical en la organización de la clase concebida ahora como la prolongación del cuerpo infantil, como un espacio proporcionado a sus necesidades de observación y experimentación: clases claras y luminosas, con muebles pequeños y de formas variadas. Los métodos de montesori y delaroy fueron iniciadores de una redefinición de la infancia en la practica que supuso la afirmación de la especificidad infantil teorizada por Rousseau. Esto constituye uno de los pilares básicos dela nueva construcción y percepción del sujeto actual: el sujeto psicológico. La nueva forma de ejercicio del poder que se esboza a principios del siglo XX es el psicopoder que se gesta en estas instituciones educativas de correccion y de educación preescolar.

EL AUGE DE LAS PEDAGOGIAS PSICOLOGICAS: DEL PSICOPODER AL HOMO CLAUSUS. El campo de la psicología se diversifico: psi genética, del aprendizaje, infantil, evolutiva etc. Y se convirtió en el fundamento de toda acción educativa. Se configuraron asi las psicologías correctivas, la gestión de la anormalidad es tomado nuevamente por los gobiernos. Las pedagogías psicológicas se caracterizan por un control exterior débil se fomentan la creatividad y la actividad y las categorías espacio temporales son flexibles y adaptadas a las necesidades de los niños, pero el control interior es cada vez más fuerte ya que se basa en pautas marcadas por los estadios del desarrollo infantil (Piaget y Freud). Los alumnos ya no poseen control sobre su aprendizaje porque solo los maestros pueden conoces los procesos y retrocesos que realizan, sufren un proceso de expropiación que supone una dependencia y subordinación cada vez mayores.

Hacia los 60 las leyes de los estadios del desarrollo son sustituidas por las leyes del ritmo, colocan en el centro del proceso de aprendizaje el ritmo individual y las relaciones interpersonales. Estas leyes están relacionadas con el desarrollo del cuerpo, los lenguajes, la gestualidad la imagen, deportes expresión corporal, teatro, psicodrama, música, baile etc. Bateson trabajo en el hospital psiquiátrico de palo alto y su modelo de interpretación de la realidad influyo en la visión del grupo como juego de interacciones. El grupo psicologizado adquiere relieve al servir de catalizador y regulador de tensiones,

refuerza la imagen de cada alumno, sublima conflictos y ayuda a superar deficiencias afectivas. De ahí que “aprender consista en aprender a expresarse libremente”

Al maestro se le asigna dispositivos de control sutiles ya que interpreta lo que pasa a través del manejo de códigos cada vez más sofisticados, y siempre en un supuesto clima de no-directividad. La acción educativa pasa a ser una especie de psicoterapia cuyos pilares son la expresión y la liberación de energía, y el aprendizaje adopta la forma de una catharsis cuya finalidad sería desbloquear y eliminar resistencias. el alumno en singular y masculinopuede liberarse no ser librea través de un intenso y sistemático trabajo sobre sí mismo, de un proceso de personalización . Las pedagogías psicológicas trasmiten una visión sesgada del mundo que se adapta a supuestas necesidades motivaciones y deseos de los niños. Estas reformas y cambios de modelos pedagógicos responden a pugnas e intereses entre grupso sociales que tratan de imponer y legitimar su propia visión del mundo y de la cultura. La clase es percibida en su organización a través de una óptica psicológica (interacciones, roles, líderes, grupos dominados) pasando ahora el control, a través de la comunicación interpersonal. Los saberes pierden su valor pues ya no se trata tanto de transmitir saberes. Aprender a aprender es, aprender a escucharse a través de los otros. El psicopoder, característico de las pedagogías psicológicas, se basa en tecnologías cuya aplicación implica una relación que hace a los alumnos tanto más dependientes y manipulables cuanto más liberados se crean. Frente al individualismo resultado de tecnologías de poder disciplinariasen el que el sujeto tenía que hacerse a sí mismo, ser competitivo y ambicioso, y alcanzar el éxito «gracias a sus capacidades y méritos propios», el narcisismo resultado de tecnologías de psicopodersería propio de sujetos vertidos sobre todo a la conquista y el cuidado de sí mismos, a la búsqueda de la riqueza y de la paz interiores. El mundo de los afectos y de los deseos parece, pues, predominar en este tipo de subjetividad cerrada. Los cambios que se han operado en las últimas implican modificaciones en las formas de concebir e interiorizar las regulaciones espacio-temporales: tiempos y espacios flexibles y adaptables a las motivaciones y deseos del sujeto en el presente. El homo clausus es correlativo de una sociedad en la que han desaparecido las pasiones políticas, se han psicologizado y burocratizado las decisiones, prima el nivel de vida sobre la calidad de vida, en fin, donde no sólo los niños sino también los adultos se han convertido en seres «egocéntricos» .

Vigilar y castigar,cap 3. Focault.

LOS CUERPOS DÓCILES Siglo XVIII:

* Segunda mitad, el soldado se ha convertido en algo que se fabrica.Es característico de la edad clásica que el cuerpo se haya

convertido en objeto y blanco de poder. Se instituye el HOMBRE-MÁQUINA:- Registro anatomo-metafísico- Registro técnico político

* Son nuevos métodos que operan un control minucioso sobre el cuerpo, garantiza la sujeción constante de fuerzas e impone una relaciónde docilidad- utilidad, métodos de DISCIPLINA:

  • - La escala de control: Se trabaja el cuerpo en sus partes.

  • - El objeto de control: Economía, eficacia de los movimientos, organización interna y coacción.

  • - La modalidad: Coerción ininterrumpida que vela los procesos de la actividad. * Son fórmulas generales, distintas de dominación, las siguientes:

  • - De la esclavitud

  • - De la domesticidad

  • - Del vasallaje

  • - La mecánica del poder de la disciplina

* La institución disciplinaria tiene frecuencia ínfima, define un modo de adscripción política y detallada del cuerpo:

MICROFISICA DEL PODER.

La disciplina es una anatomo-política del detalle. (Pg. 143). Una observación minuciosa del detalle, y a la vez una consideración política de estas pequeñas cosas, para el control y la utilización de loa hombres, se abren paso a través de la época clásica llevando consigo todo un conjunto de técnicas, todo un corpus de procedimientos y de saber, de descripciones, de recetas y de datos. (145).

El arte de las distribuciones: Técnicas de la disciplina

1.

Exige a veces la clausura: Colegios, internados, cuarteles y fábricas.

2.

Se da según el principio de localización elemental o de división en zonas: Presencias y ausencias, comunicaciones útiles e

inútiles, poder vigilar la conducta de cada cual, apreciarla, sancionarla, medir las cualidades o los méritos. El espacio de la

disciplina es siempre, en el fondo, celular. (Pg. 147).

3.

Regla de los emplazamientos funcionales. Creación de un espacio útil, administrativo y político, articulado de forma

terapéutica, individualiza los cuerpos, las enfermedades, los síntomas, la vida y la muerte. P. e j. en las fábricas se da una

vigilancia general e individual, se comprueba la presencia y aplicación del obrero, la calidad de su trabajo, se los compara y se los clasifica.

4.

Establecimiento del rango, del lugar en una clasificación. La disciplina es el arte del rango y la técnica para la

transformación de las combinaciones. P. e j. un colegio jesuita reproduce, con predominio de la disciplina, la fábula antigua del torneo y el remedo de la guerra, distribución de los individuos en el orden escolar, se fijan "celdas", "lugares", "rangos". Mediante los "cuadros vivos" las multitudes se hacen ordenadas. La construcción de "cuadros" ha sido uno de los grandes problemas de la tecnología científica, política y económica del siglo XVIII. (Pg. 152). El cuadro define, ECONOMICAMENTE, cantidades y movimientos; TAXONOMICAMENTE, la categoría si es natural y la unión de lo singular con lo múltiple, si

 

es disciplinaria.

...

la

base para una microfísica del poder que se podría llamar celular. (Pg. 153).

 

El control de la actividad

1.

De las comunidades monásticas p. ej. se hereda el control del tiempo. Ritmos, ocupaciones,ciclos de repetición. Se

concreta en colegios (el recorte del tiempo es sutil enlas escuelas elementales), en los talleres y en los hospitales.

La exactitud y la aplicación son, junto con la regularidad, las virtudes fundamentales del tiempo disciplinario. (Pg. 155).

2.

Elaboración temporal del acto. P. ej. en la marcha de un cuerpo de tropa todo se "programa",la elaboración del acto, el

control desde el interior, su desarrollo y sus fases. Penetración del tiempo en el cuerpo, control minucioso del poder,

esquema anatomo cronológico del comportamiento.

3.

Establecimiento de la correlación del cuerpo y del gesto. P. e j. buena letra. Imponeuna relación de un gesto y la actitud

global del cuerpo como condición de eficacia y rapidez. Un cuerpo disciplinario es apoyo de un gesto eficaz.

4.

Articulación cuerpo-objeto. Cifrado instrumental del cuerpo, serie canónica del soldado y su arma, sintaxis llamada por los

teóricos militares del s XVIII, "maniobra".

5.

Utilización exhaustiva. Utilización creciente del tiempo, agotamiento (no empleo), extracción de instantes disponibles y, de

cada uno, fuerzas útiles. P.ej. la escuela de enseñanza mutua. El cuerpo se convierte en blanco para nuevos mecanismos de

poder y se ofrece a nuevas formas de saber.

La organización de las génesis. El aprendizaje corporativo

* La escuela de los Gobelinos: Técnica, en la época clásica, de ocupación del tiempo de las existencias singulares, régimen de relaciones de tiempo de cuerpos, fuerzas, acumulación de la duración, inversión en provecho o utilidad.

1.

División de la duración en segmentos sucesivos o paralelos, cada uno con su propio término.

2.

Organización de acuerdo a un esquema analítico.

3.

Aplicación de prueba con la función de fijar si se ha alcanzado un nivel estatutario, garantizar la conformidad de

aprendizaje y diferenciar las dotes de cada individuo.

4.

Disponer series de series. Programas en fases determinadas, ejercicios

de dificultad creciente, calificación de los individuos según hayan recorrido

estas series.

* En cada grado se da una serie, una marcha natural del intelecto, código de los procedimientos educativos. Articulación del poder sobre el tiempo, controlándolo y garantizando su uso. Descubrimiento paralelo:

  • - De técnicas administrativas y económicas de control según tiempo serial, orientado y acumulativo, evolución de "progreso".

  • - Descubrimiento de "evolución" como génesis, progreso de las sociedades, génesis de los individuos.

Una macro y una microfísica del poder han permitido, no ciertamente la invención de la historia

sino la integración de una

... dimensión temporal, unitaria, continua:, acumulativa en el ejercicio de los controles y la práctica de las dominaciones. (165).

* El ejercicio es la técnica de imposición al cuerpo de tareas repetitivas y diferentes, graduados. Dispone a un estado terminal y perpetua caracterización del individuo (según el término, su relación con los demás o el tipo de trayectoria). Economiza el tiempo de la vida, lo acumula útilmente, ejerce poder. El tiempo es tecnología política del cuerpo y la duración, según sujeción que no acaba jamás de completarse.

La composición de las fuerzas:

La disciplina compone fuerzas para obtener un aparato eficaz (la escuela de enseñanza mutua):

  • 1. El cuerpo singular se puede colocar, mover, articular. Pieza de maquinaria multisegmentaria.

  • 2. Las series cronológicas son piezas que la disciplina combina para formar un tiempo compuesto. Todo el tiempo de todos

los alumnos queda ocupado: enseñan o aprenden según el nivel y el momento.

  • 3. Sistema preciso de mando. Control del comportamiento por señales a las que hay que reaccionar

instantáneamente.

La disciplina crea cuatro características de la individualidad:

  • 1. Individualidad celular por el juego de la distribución espacial. MEDIANTE LA CONSTRUCCION DE CUADROS.

  • 2. Individualidad orgánica por el cifrado de las actividades. MFDIANTE LA PRESCRIPCION DE MANIOBRAS.

  • 3. Individualidad genética por la acumulación del tiempo. MEDIANTE LA IMPOSICION DE EJERCICIOS.

  • 4. Individualidad combinatoria por la composición de fuerzas MEDIANTE LA DISPOSICION DE TACTICAS.

La política:

* Es concebida como continuación de la guerra. * Se piensa como medio fundamental para prevenir la alteración civil. * ESTRATEGIA: Define la serie política-guerra * TACTICA: Define la serie ejército-política

...

ha

habido también un sueño militar de la sociedad; su referencia fundamental se hallaba no en el estado de naturaleza,

sino en los engranajes cuidadosamente subordinados de una máquina, no en el contrato primitivo, sino en las coerciones permanentes, no en los derechos fundamentales, sino en la educación y formación indefinidamente progresivos, no en la voluntad general, sino en la docilidad automática. (173). La base de este sueño es la referencia romana, los ciudadanos y los legionarios, la ley y la maniobra, la coerción individual y colectiva de los cuerpos que la época clásica realiza.

LOS MEDIOS DEL BUEN ENCAUZAMIENTO La vigilancia jerárquica El campamento:

* Diagrama de poder que actúa por efecto de una visibilidad general. * Cada mirada es una pieza en el fundamento global del poder. Técnicas de vigilancia múltiple y entrecruzada, miradas que no son vistas, arte de la luz y de lo oscuro, sabernuevo sobre el hombre a través de nuevas técnicas para sojuzgarlo y de procedimientos para utilizarlo. * Arquitectura no para ser vista o para vigilar el exterior, sino para un control interior,articulado y detallado. 0tros ejemplos:

el hospital-edificio, la escuela-edificio. Las instituciones disciplinarias han secretado una maquinaria de control que ha funcionado como un microscopio de la conducta. (Pg. 178).

Arc-et-Senans:

* Estructura arquitectónica ideada por Ledoux: En el centro de las edificaciones dispuestas en círculo y abiertas al interior, una elevada construcción acumula funciones administrativas de dirección, policíacas de vigilancia, económicas de control y verificación, religiosas de fomento de la obediencia y el trabajo, centro de órdenes, actividades, de constatación de faltas. Su único soporte, una geometría exacta: UTOPIA POLITICA de un aparato disciplinario perfecto de una sola mirada.

Vigilancia * Operador económico decisivo, pieza de producción, engranaje especificado del poder disciplinario. * Establece, en la escuela:

  • - Observadores (ven p.ej. quien charla).

  • - Admonitores (constatan quien estudia con zumbido).

  • - Visitantes (investigan en las familias)

  • - Intendentes (vigilan a todos los oficiales)

  • - Repetidores (sólo ellos cumplen labor pedagógica haciendo leer a los alumnos de dos en dos).

* Único dispositivo con tres procedimientos:

  • - Enseñanza propiamente dicha.

  • - Adquisición de conocimientos por el ejercicio.

  • - Observación recíproca y jerarquizada.

La vigilancia jerarquizada, continua y funcional no es, sin duda, una de las grandes "invenciones" técnicas del siglo XVIII, pero

su insidiosa extensión debe su importancia a las nuevas mecánicas de poder que lleva consigo. (Pg. 181). * Vigilantes perpetuamente vigilados. El poder funciona como una maquinaria, no se detenta ni se transfiere. Por las técnicas de vigilancia, se realiza una FISICA del poder, dominio óptico y mecánico del cuerpo según un juego de espacios, líneas, pantallas, haces, grados y sin recurrir, al principio por lo menos, al exceso, la fuerza, la violencia.

La sanción normalizadora

  • 1. Las disciplinas establecen una infra penalidad, reticulan lo que las leyes dejan vacío, califican y reprimen conductas antes

no castigadas. En el taller, la escuela, el ejército reina una MICROPENALIDAD:

  • - Del tiempo (retrasos, interrupciones, ausencias).

  • - De la actividad (falta de atención, descuido, falta de celo).

  • - De la palabra (charla, insolencia).

  • - Del cuerpo (actitudes, gestos, suciedad).

  • - De la sexualidad (falta de recato, indecencia).

    • 2. La disciplina implica una manera de castigar, orden "artificial", dispuesto por ley, programa o reglamento. Orden para

procesos naturales. El castigo tiene referencia jurídica y natural.

  • 3. El castigo disciplinario es correctivo, los trabajos son un castigo impuesto (pensum).

  • 4. El castigo disciplinario es el elemento de un sistema doble: de gratificación y de sanción. La "justicia" escolar ha llevado al

extremo esto, teniendo como rudimentos, lo del ejército o de los talleres. La sanción con exactitud es el medio de calibrar a

los individuos "en verdad".

  • 5. Grados y rangos: Señalan las desviaciones, jerarquizan las cualidades, competencias y aptitudes. En suma, el arte de

castigar, en el régimen del poder disciplinario, no tiende ni a la expiación ni aun exactamente a la represión. Utiliza cinco

operaciones bien distintas:

...

(187).

Los cinco componentes de la NORMALIZACION:

  • - Referir las conductas a un campo de comparación. COMPARACION.

  • - Diferenciar a los individuos. DIFERENCIACION.

  • - Medir cuantitativamente y jerarquizar como valores, capacidades, el "nivel", la naturaleza de cada individuo.

JERARQUIZACION.

  • - Coacción de una conformidad que hay que realizar. HOMOGENEIZACION.

  • - Trazar el límite con lo anormal. EXCLUSION.

La técnica disciplinaria * Se opone a la penalidad judicial, al corpus de leyes y de textos.

* Especifica los actos bajo categorías generales de oposición binaria (prohibido/permitido). Opera la división. * Obra según mecanismos de sanción normalizadora. * El poder de la Norma, aparece:

  • - Como poder de la ley

  • - Como poder de la palabra

  • - Como poder del texto

  • - Como poder de la tradición

* El poder de la normalización obliga a la homogeneización en el interior de un sistema de igualdad formal.

El examen * Es mirada normalizadora, de vigilancia que califica, clasifica y castiga. Visibilidad que diferencia y sanciona.

* El desbloqueo epistemológico de la medicina en el s. XVIII se operó con la organización del hospital como aparato de "examinar". El hospital hace lugar a la "disciplina" médica. * La escuela es lugar de examen ininterrumpido que acompaña todo el proceso de enseñanza. Así se hace lugar de elaboración de la pedagogía. * Como mecanismo que une el ejercicio del poder con la formación de un saber el examen:

  • 1. Invierte la economía de la visibilidad en el ejercicio de poder. Su poder disciplinario se ejerce haciéndose visible, se

manifiesta acondicionando objetos, es la ceremonia de la objetivación. Entramos a la época del examen infinito y de la objetivación coactiva.

2.

Hace entrar la individualidad en un campo documental. Formación de códigos disciplinarios, transcriben,

homogeneizándolos, los rasgos individuales: Código físico de señalización, código médico de los síntomas, código escolar o militar de conductas o de los hechos destacados. La "buena" disciplina médica permite integrar los datos individuales en sistemas acumulativos. El registro general permite encontrar cualquier individuo e inversamente, cada dato de examen

individual, repercute en los cálculos de conjunto. El examen abre dos posibilidades correlativas (DESBLOQUEO EPISTEMOLOGICO DE LAS CIENCIAS DEL INDIVIDUO):

  • - Constitución del individuo como objeto descriptible y analizable aunque irreductible a rasgos específicos.

  • - Constitución de un sistema comparativo que permite la medida de fenómenos globales, descripción de grupos,

caracterización de hechos colectivos, estimación de las desviaciones, distribución en "población". De manera moderna, las CIENCIAS DEL HOMBRE son el juego de las coerciones sobre cuerpos, gestos y comportamientos.

  • 3. Rodeado de técnicas documentales, hace de cada individuo, un "caso": Objeto de conocimiento y presa para un poder. La

descripción para los procedimientos disciplinarios es un medio de control y un método de dominación; el individuo, objeto

y efecto de poder como efecto y objeto de saber.

Nuestra civilización

* Ha constituido un hombre calculable, una tecnología del poder y una anatomía polí-tica del cuerpo. * Ha constituido a los individuos en elementos de un poder y de un saber, una realidad fabricada por esa tecnología específica llamada DISCIPLINA. * Toda ciencia, práctica o análisis con “psico” han invertido el procedimiento de la individualización: En un régimen

disciplinario, la individualización es ...

"descendente":

a medida que el poder se vuelve más anónimo y más funcional,

aquellos sobre los que se ejerce tienden a estar más fuertemente individualizados; y por vigilancias más que por ceremonias, por observaciones más que por relatos conmemorativos, por medidas comparativas que tienen la "norma", por referencia y no por genealogías que dan los antepasados como pinitos de mira; por "desviaciones" más que por hechos señalados. En un sistema de disciplina el niño está más individualizado que el adulto, el enfermo más que el hombre sano, el loco y el delincuente más que el normal y el no delincuente. (Pg. 197).

EL PANOPTISMO La peste en una ciudad:

* Es un espacio cerrado, recortado, vigilado, todos están insertos en un lugar, todo movimiento se controla, todo acontecimiento se registra. El poder lo ejerce una figura jerárquica de manera continua, cada individuo está localizado, examinado y distribuido entre los vivos, enfermos y muertos. MODELO COMPACTO DE DISPOSITIVO DISCIPLINARIO. * Si la lepra (y su división que figura el sueño en una sociedad pura) da un MODELO DE EXCLUSION, la peste da un ESQUEMA DISCIPLINARIO (reticulado que figura una sociedad disciplinaria). * Marcación binaria y exilio del' leproso: Se concreta en la diferenciación de lo normal de lo anormal:

el

asilo psiquiátrico, la penitenciaría, el correccional, el establecimiento de educación vigilada, y por una parte los

... hospitales, de manera general todas las instancias de control individual, funcionan de doble modo: el de división binaria y la

marcación ...

y el de asignación coercitiva, de la distribución diferencial. (Pg. 203).

El Panóptico de Jeremy Bentham * Modelo con un vigilante en torre central que observa en cada celda, a un loco, un enfermo, un condenado, un obrero o un escolar. Cada uno en la celda es visto pero no ve, es objeto de información pero no de comunicación. * El poder debe ser visible e inverificable.

  • - Visible: El detenido tiene la silueta del guardián.

  • - Inverificable: El detenido no sabe jamás si se le mira o no, aunque sabe que puede ser mirado.

* El Panóptico es una máquina que disocia la pareja ver/ser visto. El detenido es visto: Soledad secuestrada y observada. El

vigilante jamás es visto: Multiplicidad enumerable y controlada. En resumen, funcionamiento automático del poder.

* El Panóptico genera efectos homogéneos de poder. El detenido reproduce las coacciones de poder, haciéndolas jugar espontáneamente sobre sí mismo y convirtiéndose así en principio de su propio sometimiento. * Es una colección zoológica real. Puede ser máquina de hacer experiencias. Hace obra de naturalista:

  • - En los enfermos

  • - En los niños

  • - En los obreros

* Lugar privilegiado para hacer posible la experimentación, analiza con certidumbre las transformaciones, constituye aparato

de control sobre sus propios mecanismos.

* Modelo generalizado de funcionamiento, define las relaciones de poder con la vida cotidiana de los hombres. FIGURA DE TECNOLOGIA POLITICA: Polivalente en sus aplicaciones (enmienda presos, cura enfermos, instruye escolares, guarda a locos, vigila a obreros, hace trabajar a mendigo y ociosos), sirve para cualquier multiplicidad de individuos a quienes debe imponer una tarea o una conducta. * Edificio transparente donde el ejercicio de poder es controlado por la sociedad entera, el dispositivo disciplinario está democráticamente controlado. * FISICA DEL PÓDER: El aumento del poder es garantizado si se ejerce continuamente en los basamentos de la sociedad y si funciona al margen de formas repentinas, violentas, discontinuas vinculadas al ejercicio de la soberanía. * PANOPTISMO: Principio general de una nueva "anatomía política".

La disciplina * Tránsito hacia la sociedad disciplinaria. La disciplina queda constituida en la época clásica mediante una multiplicación del número de sus instituciones: siglo XVIII. La extensión también incluye la forma de disciplinar los aparatos existentes. Hasta antes de la disciplina de la época clásica, se constituyen dos imágenes:

  • - Disciplina-bloqueo. Disciplina de los márgenes, con funciones negativas, detiene el mal, rompe la comunicación, suspende el tiempo. INSTITUCION CERRADA.

  • - Disciplina-mecanismo. El poder es más rápido, ligero, eficaz, diseño de las coerciones sutiles para la sociedad futura. PANOPTISMO.

* Extensión de las instituciones disciplinarias:

  • 1. Inversión funcional de la disciplina. Aumento de papel positivo de individuos (disciplina militar, de taller). Técnica que

fabrica individuos

  • 2. Enjambrazón de los mecanismos disciplinarios. Disciplinas masivas y compactas se descomponen en procedimientos

flexibles que se transfieren y adaptan (se da vigilancia externa, la escuela y el hospital). Se diseminan los focos de control (grupos religiosos, asociaciones de beneficencia, grupos con objetivos religiosos, económicos o políticos).

  • 3. Nacionalización de los mecanismos de disciplina. La policía es un aparato co-extensivo al cuerpo social precisamente por

los detalles de que se ocupa.

  • No se identifica ni con una institución ni con un aparato. Es un tipo de poder, una "física", una "anatomía", una tecnología. Se forma una sociedad disciplinaria en cuanto avanza la disciplina cerrada (cuarentena social), al mecanismo infinito generalizable del "panoptismo".

  • ANTIGÜEDAD: Sociedad del espectáculo. Arquitectura de templos, teatros y circos hace que la multitud inspeccione un pequeño número de objetos.

  • EDAD MODERNA: Se procura que un pequeño número o uno tenga la visión de la multitud. Individuos privados y el Estado regulan la inversión del espectáculo. Sociedad de la vigilancia.

  • Sociedad de vigilancia. Por la superficialidad de la imagen se llega a la profundidad de los cuerpos, detrás de la abstracción del cambio, se adiestra minuciosamente las fuerzas útiles, mediante circuitos de la comunicación que acumulan y centralizan el poder. Ya no hay escenario, sino sólo máquina panóptica. Dominados por sus efectos de poder, somos uno más de sus engranajes.

Formación de la sociedad disciplinaria

  • 1. Disciplinas

* Técnicas para garantizar la ordenación de multiplicidades humanas. Táctica de poder según tres criterios:

  • - Menor costo del ejercicio de poder (económicamente, escaso gasto; políticamente, discreción y poca resistencia).

  • - Máxima intensidad y extensión de los efectos de poder, sin fracasos ni lagunas.

  • - Aumentar la docilidad y utilidad de los elementos del sistema.

* Sustituyen el principio EXACCION-VIOLENCIA por el de SUAVIDADPRODUCCION-PROVECHO: Multiplicación de los aparatos de producción (propiamente dicha, producción de saber y de aptitudes, de salud, producción de fuerza destructora en el ejército). * Utilizan los procedimientos de tabicamiento y de verticalidad. Así el despegue económico de occidente no fue sólo por acumulación originaria de capital, sino por acumulación de hombres. …las disciplinas son el conjunto de las minúsculas invenciones técnicas que han permitido hacer que crezca la magnitud útil de las multiplicidades haciendo decrecer los inconvenientes del poder que, para hacerlos justamente útiles, debe regirlas.

(223).

La disciplina es el procedimiento técnico unitario por el cual la fuerza del cuerpo está con el menor gasto reducida como fuerza "política" y maximizada como fuerza útil. (224).

* Las Luces que han descubierto libertades, inventaron las disciplinas. Estas en cuanto reales y corporales, son el subsuelo de las libertades formales y jurídicas. * El poder de castigar se generaliza por ser extensión regular, trama infinitamente tupida de procedimientos panópticos. Técnica físico política que se hace pasar por moral. 3. Procedimiento circular que refuerza la formación del saber con el aumento del poder. * Como la Edad Media inventó la investigación judicial, el s. XVIII inventó las técnicas de la disciplina y el examen. Del desbloqueo de la investigación a fines de la Edad Media, para la constitución de las ciencias empíricas y la matriz jurídico política, se ha dado en la época clásica, la remisión, de una instancia disciplinaria a otra, a un esquema de poder-saber propio de toda disciplina. * ¿Qué Gran Vigilante cumplirá la función de examinar en las ciencia humanas? El punto ideal de la penalidad hoy día sería la disciplina indefinida, un interrogatorio que no tuviera término, una investigación que se prolongara sin límite en una observación minuciosa y cada vez más analítica, un juicio que fuese al mismo tiempo la constitución de un expediente jamás cerrado, la benignidad calculada de una pena que estaría entrelazada a la curiosidad encarnizada de un examen, un procedimiento que fuera a la vez la medida permanente de una desviación respecto de una norma inaccesible y el movimiento asintótico que obliga a coincidir con ellos en el infinito. (230).

WORONOWSKY: “PARA PENSAR A PICHÓN”

La técnica operativa del grupo tiene por finalidad que sus integrantes aprendan a pensar en una coparticipación del objeto de conocimiento, entendiendo que pensamiento y conocimiento son producciones sociales. ¿Por qué llama PICHÓN a estos grupos, operativos? Porque son grupos que definen su especificidad en una relación con el obrar, con el hacer. Este abordaje de la tarea explícita requerirá de la elaboración de las ansiedades que surjan en el grupo. Ahora bien, allí donde cada uno habla su propio idioma, las dos construcciones (tareas) se tornan imposibles; el grupo no puede trabajar ni trabajarse, pierde el sostén de lo que Pichón habrá de designar como los dos organizadores grupales. El grupo será realmente operativo si y sólo si adviene a la elaboración de las ansiedades que configuran la situación básica de resistencia al cambio, proceso de esclarecimiento de las condiciones de producción de dicha situación. Interpretar entonces, no será revelar, sino problematizar. De modo tal que ambos polos de la disociación se reconozcan en una mutua implicancia, y que el obstáculo excluido del discurso grupal, fantasma de la repetición, sea obstáculo incluido, objeto de conocimiento. El coordinador será un co-pensador, alguien cuya tarea será pensar con el grupo acerca de los obstáculos que operan en la relación de los integrantes entre sí y con su tarea. Y en la medida en que estos obstáculos estén

operando desde la latencia, la interpretación se incluirá con una función reestructurarte que aporte al grupo un escenario en el cual puedan problematizar estereotipos. “Grupo operativo” es la apuesta a la construcción de sujetos cada vez más conscientes y más autónomos, en el único marco posible: el despliegue, en la gestión colectiva, de las diferencias puestas en juego por la tarea común. Es también el nombre de un programa terapéutico: es efecto, apunta a devolver a la gente la capacidad de sostener el sufrimiento del otro y a convertir ese encuentro en un interrogante acerca de las condiciones de su producción.

Bauleo “psiquiatria y teoría de lo grupal” Jasiner “tarea, psicoanálisis, surrealismo”