Vous êtes sur la page 1sur 4

UNIVERSIDAD MARISTA

Alumna: Adela Guadalupe Vargas Vera

Fecha: 25 de noviembre del 2018

Título: ÉPOCA ACTUAL, RETOS Y PERSPECTIVAS.


Introducción

El momento presente es tiempo de cambio en muchos aspectos; económicos, sociales,


culturales, educativos, de pensamiento, imagen y derechos de ser libre, ideologías que se
imponen basados en el subjetivismo de unos pocos.
En medio de toda esta diversidad de retos y perspectivas está el presente donde unos
cuantos desean hacer cambios que favorezca a la humanidad, y la vida de nuestro planeta.
Estas líneas quiero dedicarlas a la educación de la época actual, sus retos y perspectivas,
estoy convencida que la educación es el camino seguro para formar individuos capaces de
ser, pensar y actuar como personas, que aman la vida en sus diversas expresiones, humana,
animal, vegetal etc. El proceso educativo se materializa en una serie de habilidades y valores,
que producen cambios intelectuales, emocionales y sociales en el individuo. De acuerdo al
grado de concienciación alcanzado, estos valores pueden durar toda la vida o sólo un cierto
periodo de tiempo.
Es necesario aceptar el reto por la educación y preparación integral de nuestros jóvenes y
niños y asegurar un mañana mejor empezando a transformar el presente. ¿De qué manera y
como se puede incurrir en la educación? ¿Qué retos nos esperan? ¿Cómo empezar? ¿Por
dónde? ¿Quiénes son los principales destinatarios de la educación? Estas y muchos más
cuestionamientos nos podemos hacer pero es mejor tomar uno solo y buscar la solución que
seguir como remolino dando vueltas en todo.

Desarrollo

Comienzo contemplando el presente donde lo inmediato es valorado más que la calidad de lo


realizado con responsabilidad y precisión. Así en la educación se refleja este comercio de
mercancía rápida sin proceso. Educación en la actualidad. La creciente tendencia a
considerar la educación como un producto antes que como un proceso formativo. (Myers,
1960). Todo ser humano tiene el derecho a recibir educación formativa integral y gradual,
dando las pautas necesarias y convenientes de acuerdo a su entorno social, cultural e
histórico y favorecer el descubrimiento de un nuevo ser educado para valorarse y cuidar la
vida. Donde adultos, jóvenes y niños vallan al mismo objetivo de cambiar el mundo. Una
persona culta tenía el deber de no conformarse con su porción profesional, no bastaba con
cubrir los años de educación formal, el conocimiento objetivamente acumulado y
potencialmente disponible era enorme y continuaba expandiéndose de modo que no
terminaba el día de la graduación, así cada individuo sigue creciendo y es cada vez mejor.
(Myers, 1960).

Ser mejor ¿Cómo y en qué? En todo cuanto el ser humano tiene posibilidades de crecer
intelectual, social, cultural, histórico, espiritual y en valores humanos como el respeto a la vida,
practica de la justicia, portador de la paz, constructor de un mundo donde se puedan escuchar
las risas de los niños, sentir el abrazo de amor fraterno, la mano solidaria que se abre a la
necesidad del otro, donde se practiquen los valores éticos que forman al ser humano deseoso
de ser descubierto por el maestro para, excavar en la profundidad de su carácter y su
personalidad, donde están los yacimientos de precioso y solido metal pidiendo a voces que se
les descubra (Bauman, sep, 2007) y ser transformados en piedras preciosas que destellen su
luz para todos.

¿Sueño o posible realidad? Kiran Bir Sethi nos presenta cuatro sencillos pasos para
transformar la educación y formar seres humanos fuertes, libres, creativos y responsables
para cambiar el mundo desde la educación. Tomando como lema yo puedo, enseñar a decir
estas dos palabras a los niños es formar seres humanos capaces de transformar el mundo en
un mundo mejor, dice (Sethi) dejemos de ser educadores con instructivos donde todo el
aprendizaje gira en torno a una norma a seguir y se opaca la creatividad natural que sabe
cómo responsabilizarse del otro sin que alguien se lo pida, entrenando el musculo de la
empatía, el poder del yo puedo hasta crear una cultura del lenguaje donde las palabras son
motivos claves al descubrirse persona llamada a compartir desde el corazón y la mente
abiertos al aprendizaje del valor y amor así mismo, dar pauta a la escucha, confianza y
credibilidad en los educandos que pueden porque la habilidad que tienen los hace creativos.
Palabras clave para potenciar capacidades siente es fomentar la empatía de ver con el
corazón, imagina pensamiento creativo y resolución de problemas, actúa voluntad firme al
actuar ante una decisión tomada, comparte contar y hacer historia ser protagonista de su
vida, integrar las habilidades de la comunicación y creatividad del mundo en el siglo XXI.

Preparar a los niños creando espacios seguros donde se desarrollen con espíritu fuerte y
confiado en el yo puedo, porque al final el intelecto no es quien salva al mundo sino un buen
carácter compasivo, solidario impulsado por la compasión y pasión que nos motiva a continuar
en el camino cuando todo va mal y nos hace no perder de vista el faro que alumbra a dónde
vas, aprender a decir no, o sí es el poder que tienes cuando vives con valores éticos,
humanos ver a los demás como persona es la base de la educación. (Sethi).

¿Por dónde empezar? Claro por la parte más necesaria preparar al personal docente desde
esta perspectiva, replantearnos la educación y aceptar el reto de ser formadores de personas
con diversos matices, desde los valores éticos respetando la creatividad e iniciativa en
libertad, Mejorar y trasformar hay una gran distancia la eficacia es grandiosa y el cambio,
empieza por donde más convenga y sea necesario. (Sethi).

Conclusión

Soñar es parte de una realidad realizar el sueño es parte del esfuerzo continuo y responsable
de cada persona, al poner los medios necesarios y perseverar en construir lo que se ha
propuesto. La educación busca fomentar el proceso de estructuración del pensamiento y de
las formas de expresión. Ayuda en el proceso madurativo sensorio-motor y estimula la
integración y la convivencia grupal. Seamos personas con pensamientos claros expresados
con madurez y responsabilidad al incidir en la educación de este tiempo donde la mayor parte
solo quiere obtener beneficios inmediatos, ya no interesa formar personas del presente que
sostendrán un mañana y educaran a las generaciones del futuro. Autor clásica indagación de
las raíces antiguas, del concepto occidental de pedagogía y aprendizaje en la educación.
Planteaba, 1) Debajo del desmenuzable extracto de diversidad, de la variedad y cambiante
experiencia humana, se asienta la roca dura del orden inmutable del mundo. 2) Las leyes que
sustentan y gobiernan la naturaleza humana son igualmente sólidas. (Jaeger)
Por tanto solo nos resta actuar con voluntad firme para lograr incidir en la vida de los
educandos y sembrar la semilla de la nueva mentalidad yo puedo donde la humanidad es
creativa, responsable, dueña de sí y solidaria con su entorno.

Empezar a ser propositivos con quienes están al frente de la comunidad escolar y concientizar
de dicha necesidad en la educación. Será posible solo si te atreves a soñar y a construir en la
sociedad, con la sociedad, una transformada humanidad este sueño será realidad para quien
lo quiera realizar. Yo puedo ¿y tú?