Vous êtes sur la page 1sur 21

ESCUELA MILITAR DE INGENIERÍA

MCAL. ANTONIO JOSÉ DE SUCRE


INGENIERÍA PETROLERA
BOLIVIA

CONTRATOS DE CAPITALIZACIÓN

NOMBRE: KATERINNE BURGOS SOLARES


CÓDIGO: C3374- X
SEMESTRE: 9 º
DOCENTE: ING. LUISA ROMÁN CAMACHO
FECHA: 06/11/2018
COCHABAMBA – 2018

1. INTRODUCCIÓN
Han transcurrido 10 años desde la promulgación de la Ley de Hidrocarburos 3058 del
17 de mayo de 2005, y Bolivia cuenta con una mayor participación en los ingresos que
se generan por la explotación y comercialización de hidrocarburos. Con la
Nacionalización de los Hidrocarburos del 1 de mayo de 2006 se sentaron nuevas
bases en materia de propiedad de la producción de hidrocarburos, definición de un rol
protagónico para la empresa nacional Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos
(YPFB), y la firma de contratos petroleros bajo una nueva figura: contratos de
operación, los cuales permiten que el Estado pueda incrementar aún más su
participación en los ingresos obtenidos por la explotación de hidrocarburos.

De acuerdo con la nueva Constitución Política del Estado, vigente desde 2009, las
actividades de exploración y explotación de hidrocarburos se realizan bajo la figura de
“contratos de servicio”, los cuales, si bien no sustituyen a los contratos de operación
suscritos el 2006 (todavía en plena vigencia), establecen un rol más operativo de
YPFB, puesto que bajo estos nuevos contratos de servicios de exploración y
explotación de hidrocarburos en áreas reservadas a favor de la estatal petrolera, ahora
YPFB se asocia con las empresas petroleras en la fase de explotación de
hidrocarburos.

Las actividades de exploración y explotación son las que permiten la comercialización

de hidrocarburos y, por tanto, la consecuente obtención de renta hidrocarburífera, de


modo que resulta importante monitorear y vigilar el contenido de los contratos
petroleros, así como el comportamiento de las variables contenidas en los mismos a
fin de conocer y estimar la renta obtenida, la misma que se traduce en ingresos para
gobernaciones, municipios, universidades, pueblos indígenas y sociedad civil en su
conjunto La “nacionalización” de los hidrocarburos (Mayo 2006) debió implicar la salida
del país de las empresas petroleras, pero sólo se tradujo en la firma de contratos de
operación. Ahora, Bolivia vuelve a importar petróleo. En sustitución de las inversiones
de las empresas, al presente son el Estado y el Banco Central los mayores inversores.
El presidente interino de YPFB, Carlos Villegas, admitió, en conferencia de prensa
(27/1/14), que la exploración petrolera es una asignatura pendiente. En el quinquenio
1998-2003 se perforó un promedio de 51 pozos/año.

Está claro que las fases descritas y la obtención de productos de uso final permitieron
la emergencia de nuevas formas de organización de la producción y de la sociedad.
Sólo la presencia de la electricidad, por ejemplo, mejoró las condiciones de vida de la
población y posibilitó la prolongación de la jornada laboral. El descubrimiento de
fuentes de energía y su transformación, por tanto, aportaron a la configuración de
nuevas formas de organización de la producción. Desde el inicio del sistema capitalista
se desarrollaron tres modelos energéticos. Antes de describirlos, es necesario
introducir el concepto de Modelo Energético. Se entiende como tal, al “conjunto
específico de fuentes de energía primarias, secundarias y finales, y al conjunto de las
actividades de concentración, conservación y difusión que utiliza una sociedad en un
periodo histórico determinado.

2. ANTECEDENTES
En la década de los '70 se promulga la Ley General de Hidrocarburos que define el
marco de los nuevos contratos. También se da inicio a la exportación de gas a la
Argentina.

Durante estos años, YPFB crea la División Santa Cruz, que controlaría la producción
de diferentes campos de gas, y sobre cuya estructura se crearía la posterior Gerencia
de Producción.

En la década de los '80 es designada por una gran inestabilidad política, generada por
diferentes golpes de Estado, mientras YPFB sufre los embates de la crisis económica
y la hiperinflación. El Gobierno del Dr. Víctor Paz Estenssoro logra conjurar la crisis
con el cuestionado decreto 21060.

En los años '90 se inauguran con la firma del polémico convenio "Borrón y Cuenta
Nueva", un acuerdo político perjudicial para las finanzas de la empresa, por el cual se
cancelan las obligaciones de la estatal argentina Gas del Estado con YPFB. No
obstante, nuevos pozos descubiertos comienzan a producir y a mitigar de alguna.
En 2004, el presidente Carlos Mesa convoca a un referéndum vinculante cuyo
contenido hace referencia específica a la propiedad de los hidrocarburos, a la
derogación de la Ley de Hidrocarburos promulgada por Sánchez de Lozada, y a la
refundación de YPFB. El referéndum es aprobado por una mayoría aplastante. El
Congreso aprueba una nueva Ley de Hidrocarburos gravando la producción con 32%
de impuestos, pero manteniendo las regalías en 18%. Mesa se niega a ratificar la Ley
y los movimientos sociales exigen la nacionalización total de los hidrocarburos.

El 1º de mayo de 2006, el Presidente Evo Morales nacionaliza los hidrocarburos


recuperando su propiedad para los bolivianos. YPFB renace y el 29 de octubre se
firman nuevos contratos con las compañías petroleras privadas estableciendo hasta el
82% de regalías en favor del Estado boliviano, en la mejor negociación lograda jamás
para el país.

3. OBJETIVOS
1. OBJETIVO GENERAL
Conocer un poco más sobre los distintos contratos que hay en la industria petrolera.

4. ¿QUÉ ES UN CONTRATO PETROLERO?


Es un instrumento por el cual un Estado concede la exploración y/o explotación de
petróleo o gas natural estableciendo derechos y obligaciones de cada una de las
partes.

Los contratos responden a un marco legal vigente en el Estado que los elabora; por
ejemplo, en Bolivia, el marco jurídico está normado por la Ley de Hidrocarburos

Nº 3058, del año 2005, y por la Constitución Política del Estado, aprobada en febrero
de 2009.

No obstante, a la denominación comúnmente conocida como contrato petrolero, su


definición abarca tanto a las actividades extractivas de petróleo como de gas.
1. TIPOS DE CONTRATO

 CONTRATO DE PRODUCCIÓN COMPARTIDA

El Estado suscribe este tipo de contratos con una empresa petrolera privada sin
transferirle el derecho propietario; la empresa tiene una participación en la producción
de hidrocarburos que explota y tanto el Estado como la empresa pueden vender esa
producción.

La empresa privada, una vez pagadas las regalías, generalmente puede recuperar sus
costos de operación y capital antes de la distribución de la producción con el Estado.

 CONTRATOS DE SERVICIO PURO

Una compañía es contratada para realizar las operaciones hidrocarburíferas a cambio


de un pago fijo por el volumen producido de hidrocarburos; en algunos casos, este
pago puede ser recibido en producción. El pago permite a las empresas cubrir costos
y, además, percibir un margen de utilidad acordado.

 CONTRATOS DE SERVICIOS CON RIESGO

La compañía extranjera asume todo el riesgo técnico/financiero de la exploración,


desarrollo y producción.

Si la exploración no es exitosa, el contrato termina sin reembolso para la compañía.

Si la exploración es exitosa, el capital invertido por la compañía contratada es


reembolsado con intereses, junto con un pago en efectivo por el volumen producido.

La administración de la producción podrá ser realizada por la empresa privada o por


la empresa petrolera nacional.

2. CONTRATOS PETROLEROS EN BOLIVIA

■ Entre 1927 – 1937, la Standard Oil Company realizó operaciones de exploración


y explotación, bajo el sistema de concesiones.
■ En 1936 se fundó la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales
Bolivianos (YPFB).

■ En 1937 se nacionalizó la Standard Oil Company y sus concesiones fueron


revertidas al Estado.

■ Entre 1937 – 1956, la empresa estatal fue la única operadora en el sector de


hidrocarburos.

■ En 1972 se puso en vigencia un sistema contractual bajo la modalidad de


contratos de operación.

■ En 1990, bajo la Ley de Hidrocarburos Nº 1194, se establecieron las


modalidades de Contratos de Operación y Contratos de Asociación.

■ En 1996 se promulgó la Ley de Hidrocarburos Nº 1689, que estableció la figura


única de contratos de riesgo compartido.

■ En 2005 se promulgó la Ley de Hidrocarburos Nº 3058, que estableció tres


modalidades de contratos petroleros:

a) Producción Compartida

b) Operación

c) Asociación

■ En 2009 se aprobó la nueva Constitución Política del Estado, que en su artículo


362 establece los Contratos de Servicio como única modalidad de contrato petrolero.
4.3. CONTRATOS DE OPERACIÓN EN BOLIVIA - PROPIEDAD
En el marco de lo establecido en el Decreto de Nacionalización Nº 28701, en octubre
de 2006 se suscribieron 44 contratos de operación entre YPFB –en representación del
Estado- y 15 empresas petroleras que ya venían operando en Bolivia.

YPFB, en representación del Estado, suscribe un contrato con un Titular que está
conformado por una o más empresas petroleras. En caso de ser más de una, éstas
nombran un Operador del contrato.

Ejemplo: Contrato San Alberto

Nota: Estas tres empresas –juntas- se constituyen en el Titular del contrato, habiendo
nombrado a Petrobras Bolivia como operador (representante) ante el Estado.

4.4. CONTRATOS DE OPERACIÓN EN BOLIVIA - EXPLORACIÓN

La mayor parte de los campos bajo contratos de operación ya se encontraban en fase


de exploración, por lo que la inversión en exploración es pagada con la explotación de
hidrocarburos y su comercialización a través de los costos recuperables.
Bajo estos contratos, YPFB no asume ningún riesgo, el cual es transferido al Titular
del contrato. Resulta importante considerar que en Bolivia la perforación de un pozo
en una zona tradicional puede alcanzar a 60 millones de dólares. En caso de que no
se encuentren hidrocarburos, la pérdida de ese monto la asume el titular.

4.5. CONTRATOS DE OPERACIÓN EN BOLIVIA - EXPLOTACIÓN

La explotación es realizada por un operador elegido entre los titulares que suscribieron
el contrato. Por ejemplo, en el contrato San Alberto participan las empresas Petrobras
Bolivia, Andina S.A. y Total E&P, siendo Petrobras Bolivia el operador del contrato.

YPFB no asume ningún riesgo en la explotación bajo este tipo de contratos, salvo en
aquellos en que es titular a través de una de sus empresas subsidiarias (YPFB Andina
o YPFB Chaco). Una vez que el titular de un contrato realiza un descubrimiento
comercial, el titular debe presentar a YPFB la declaratoria de comercialidad del o los
campos descubiertos.

Luego de la declaratoria de comercialidad, YPFB y el titular del contrato de operación


firman un Acuerdo de Entrega donde se reflejan las condiciones comerciales bajo las
cuales YPFB venderá la producción, entre las más importantes: el destino esperado
de la producción y términos y condiciones de transporte.

El control de las actividades de explotación en este tipo de contratos es realizado por


YPFB, a través de los Programas de Trabajo y Presupuesto.

4.6. CONTRATOS DE OPERACIÓN EN BOLIVIA - MEDIO AMBIENTE

Los contratos de operación se limitan a establecer que se deberá cumplir la normativa


vigente, leyes aplicables y prácticas prudentes de la industria.

En la cláusula 9 de los contratos de operación se establece que las empresas deberán


nombrar un representante por contrato para el Comité de Monitoreo Socioambiental
establecido en el artículo Nº 131 de la Ley de Hidrocarburos.
4.7. CONTRATOS DE OPERACIÓN EN BOLIVIA - RÉGIMEN FISCAL

El Decreto de Nacionalización de los Hidrocarburos (D.S. Nº 28701), de mayo de 2005,


establece que las empresas petroleras que operan en Bolivia están obligadas a
entregar en propiedad a YPFB toda la producción de hidrocarburos y es la estatal
petrolera la que asume la comercialización de la misma.

La Nueva Constitución Política del Estado, aprobada en febrero de 2009, establece


que YPFB es la única facultada para realizar las actividades de la cadena productiva
de hidrocarburos y su comercialización; por tanto, es la empresa petrolera estatal la
única facultada para realizar la venta de hidrocarburos, tanto en el mercado interno
como externo.

Los contratos de operación establecen que los ingresos obtenidos por YPFB, por la
comercialización de hidrocarburos en punto de fiscalización, primero es destinado al
pago de Regalías (12%), Participación del TGN (6%) e IDH (32%).

Luego del pago de la renta, el monto remanente se destina al pago de costos


recuperables a las empresas petroleras que entregaron la producción en propiedad a
YPFB.
Después de pagar la renta y los costos recuperables, queda un monto denominado
Ganancia a Distribuir, que es repartido entre YPFB y las empresas petroleras, de
acuerdo con las tablas de participación del Anexo F de los contratos de operación.

5. ¿QUÉ ES UN CONTRATO DE EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN?


Un contrato es un acuerdo de voluntades que crea o transmite derechos y obligaciones
a las partes que lo suscriben.
Para las industrias extractivas (minería y petróleo), internacionalmente existen dos
formas de acuerdos entre estados y empresas para la exploración y explotación de
estos recursos naturales:
 Concesiones y contratos.
a) CONCESIÓN
Las compañías adquieren derechos exclusivos de propiedad, mediante el pago de un
bono en efectivo o especie, para explorar y producir en el área de concesión.
Las compañías son dueñas tanto de los yacimientos como de la producción que
obtienen.
Son beneficiarias del cien por ciento de los ingresos que perciben por la venta de su
producción.
A cambio, solamente pagan regalías e impuestos.
b) CONTRATO

Es un acuerdo por el cual un Estado le concede a una empresa el derecho de explorar


y explotar recursos naturales estableciendo derechos y obligaciones. A diferencia de
las concesiones, bajo el sistema de contratos la propiedad de una parte o de la
totalidad de los recursos explotados pertenece al Estado. Existen dos tipos básicos de
contratos:

• Contratos de Producción Compartida

• Contratos de Servicios

5.1. ¿EXISTEN NUEVOS CONTRATOS DE EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE


HIDROCARBUROS?

La nueva Constitución Política del Estado establece que YPFB puede suscribir
contratos bajo el régimen de prestación de servicios con otras empresas para que a
su nombre y en su representación realicen actividades de exploración y explotación de
hidrocarburos.

Desde el año 2007 el Poder Ejecutivo viene reservando áreas para exploración y
explotación de hidrocarburos a favor de YPFB. La empresa petrolera estatal cuenta
con 98 áreas reservadas para la realización de estas actividades.
Cerca de 20 áreas ya cuentan con un contrato de servicios suscrito con YPFB y
aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), de las cuales 12 se
encuentran en un contrato de servicios suscrito entre YPFB y la empresa Petroandina
(conformada por YPFB, con participación de 60%, y Petróleos de Venezuela S.A., con
participación de 40%) el año 2008.

Entre el resto de las áreas que ya cuentan con contratos destacan:

Azero yHuacareta suscritos con las empresas Gazprom y Total Bolivia, para el
primero, y British Gas Bolivia, para el segundo. Estos contratos tienen plazo de 40
años.
6. ¿CUÁL ES EL PROCESO DE APROBACIÓN DE LOS CONTRATOS DE
SERVICIO PARA EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE HIDROCARBUROS?

De acuerdo con la Constitución Política del Estado, el Decreto Supremo Nº 459 y la


Resolución

Ministerial Nº 262 del año 2011:


7. CONTRATOS DE EXPORTACIÓN

Modelo de Contrato de Exportación que se utiliza en las ventas internacionales de


ciertos productos (materias primas, suministros industriales, productos
manufacturados) que están destinados a la reventa, es decir, el comprador es un
importador, distribuidor o mayorista que los va a vender a otra empresa o
establecimiento detallista. En el caso de ventas internacionales de productos
destinados al cliente final o de productos complejos (maquinaria, bienes de equipo,
etc.) que tienen garantía o servicio post-venta es preferible utilizar el Contrato de
Compraventa Internacional.

En las cláusulas más importantes del contrato (condiciones de entrega, momento de


la entrega, forma de pago, falta de conformidad de los productos, etc.) se proponen
diferentes alternativas de redacción para que, dependiendo de cada operación, se elija
la más conveniente.

Este contrato está redactado desde la perspectiva del Exportador (Vendedor). En el


caso de que el usuario del contrato sea el Importador (Comprador) es preferible utilizar
el Contrato de Importación.
Por lo general, la memoria pública no está pendiente de esos datos numéricos, lo único
que percibe es que ahora tiene más capacidad de consumo, cuyo aporte al PIB incidió
en 2,9%, por lo que se situó en el primer lugar. La pobreza, pese a los avances de los
últimos 15 años, es de 40,9%. En los años 70-80 era del 80%.

El ingreso por la exportación de gas natural en 2013 alcanzó a $us 5.585,60 millones,
cifra que representó el 51% de los ingresos de las exportaciones. El resto aportaron la
minería (aunque con bajas significativas en sus cotizaciones) y las manufacturas.

De lo anterior se desprende que el gas natural es el que genera el mayor ingreso del
país. En los primeros años de los 90 la situación era totalmente a la inversa. YPFB
(Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) virtualmente había agotado sus
posibilidades de crecer.
El ingreso por la exportación de gas natural en 2013 alcanzó a $us 5.585,60 millones,
cifra que representó el 51% de los ingresos de las exportaciones. El resto aportaron la
minería (aunque con bajas significativas en sus cotizaciones) y las manufacturas.

De lo anterior se desprende que el gas natural es el que genera el mayor ingreso del
país. En los primeros años de los 90 la situación era totalmente a la inversa. YPFB
(Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) virtualmente había agotado sus
posibilidades de crecer.

En 1990 su aporte al PIB era de 3,11%; en 1991, 0,74%; 1992, 0,93%; 1993, 2,38%;
1994, 8,58%; 1995, 3,32% y 1996, 2,24%. Ante un colapso casi inminente de YPFB,
tuvo que buscarse alguna solución, porque de producirse ella iba a requerir que Bolivia
vuelva a importar petróleo, extremo que había sido superado en 1954.

Ha sido, pues, en tales circunstancias que el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada


recurrió a la Capitalización de YPFB. De esta manera, 12 empresas petroleras,
algunas de ellas las mayores del mundo, empezaron a operar en Bolivia, a partir de
1996.

8. CONTRATOS DE EXPLOTACIÓN
Antes de perforar un pozo, la empresa petrolera presentará a YPFB el Programa de
Perforación y el Presupuesto para el mismo, con el estimado de la profundidad, junto
con las especificaciones técnicas que sean requeridas, según su interpretación de la
información sísmica. Luego de la Declaratoria de Comercialidad, la empresa petrolera
encargada de las actividades de explotación deberá presentar a YPFB en un plazo de
180 días el Plan de Desarrollo del o los campos. Cada año, hasta el 30 de septiembre,
la empresa petrolera encargada de las actividades de explotación debe presentar a
YPFB un Programa de Trabajo y Presupuesto que contenga:

a) Características técnicas del área de explotación

b) Descripción del estado de cada pozo, cerrado, intervenido, en producción, etc.

c) Descripción de las facilidades e instalaciones con que se cuenta

d) Estimación de la producción de gas natural y/o petróleo por mes

e) Cronograma por actividad para todo el año

f) Estimación de inversiones necesarias

g) Presupuesto detallado por actividad

9. CONTRATOS DE LA LEY Y LA CAPITALIZACIÓN


En 1994 se promulgó la Ley de Capitalización, con el fin de inyectar capital de inversión
a las empresas productoras del Estado y traer socios estratégicos a las mismas, para
hacerlas más rentables, solventes y productivas. A diferencia de la privatización
tradicional, mediante la cual un inversionista adquiere de inmediato la propiedad total
del patrimonio de una empresa, la Capitalización implica un aporte de capital nuevo,
que por lo menos duplica el patrimonio existente y conforma una nueva empresa en la
que el Estado Nacional (no ya el aparato estatal) mantiene el 50% de las acciones…
En vez de utilizar los recursos de privatización para cubrir brechas en la balanza de
pagos o el déficit fiscal, la Capitalización exige inversión de mediano y largo plazo
directamente en las empresas para su futura expansión. Además, cambia el rol del
Estado, de uno de productor al regulador de los sectores”.
Como se observa en el Cuadro la capitalización de YPFB permitió la significativa
presencia de empresas transnacionales de Estados Unidos y de inversión extranjera
proveniente de Argentina. En el primer caso Amoco Bolivia Petroleum Co. y Enron-
Shell Overseas Holding Ltd., con una inversión mayor a 570 millones de dólares, y en
el segundo caso, YPF S.A.-Perez Company-Pluspetrol con una inversión superior a
los 260 millones de dólares. La explicación de la presencia de capitales argentinos en
nuestro país podría orientarse a la necesidad de ese país de articular un proyecto de
exportación de gas natural.

10. CONTRATOS DE EXPLORACIÓN


Las empresas Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) consolidó
compromisos de exploración en los bloques de Iñiguazú, Astillero y San Telmo Norte
con una inversión de 1.582 millones de dólares tras ofertar 80 áreas en la primera
jornada de la cuarta reunión del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG).

Según el informe preliminar del presidente del Estado, Evo Morales, se prevé que los
tres bloques incrementen la producción de gas en Bolivia en 20 millones de metros
cúbicos por día (MMm3d) a 2021. Morales dijo que estas nuevas inversiones
incrementarán de manera considerable la renta petrolera, misma que en 2021
ascendería a 20.000 millones de dólares. El acuerdo correspondiente al área Iñiguazú,
ubicada en el departamento de Tarija, fue suscrito entre YPFB Chaco, YPFB Andina,
Repsol E&P Bolivia, Shell. Según Morales, la inversión ascenderá a 900 millones de
dólares y se prevé un potencial de 6,5 MMm3d. En caso de confirmarse estas
expectativas, Iñiguazú generaría una renta petrolera de al menos 6.000 millones de
dólares. El contrato firmado entre YPFB Corporación, YPFB Chaco y Petrobras Bolivia
para labores de exploración y explotación en el campo San Telmo Norte cuenta con
una inversión de 200 millones de dólares. Según Morales, se prevé una producción de
10 MMm3d y la renta petrolera de aproximadamente 7.000 millones de dólares.

El contrato correspondiente al campo Astillero fue firmado por YPFB Chaco, YPFB
Andina y Petrobras. La inversión prevista es de 489 millones de dólares, la producción,
a 2021, de 4,6 MMm3d y la renta petrolera de 6.000 millones de dólares.

El trabajo conjunto realizado con dichas empresas a las que también les garantizó
transparencia para la obtención de sus utilidades correspondientes. Por su parte, el
presidente de Repsol, Antonio, dijo que Iñiguazú “es un área enormemente
interesante”, en la que, junto a su consorcio, del cual forman parte Shell y PAE,
replicarán la experiencia y los buenos resultados que se obtuvieron la exploración y
explotación del área Caipipendi.

Según las estimaciones acordadas entre Repsol y el ministro de Hidrocarburos, Luis


Alberto Sánchez, los trabajos de exploración en Iñiguazú iniciarán dentro de cuatro
meses.El Mandatario comprometió a las petroleras interesadas que esos contratos
serán aprobados en la Asamblea Legislativa Plurinacional hasta el 31 de diciembre
para evitar retrasos.

En el marco de la reunión del FPEG también se llevó a cabo la presentación del Atlas
Hidrocarburífero de Bolivia, un documento que incluye toda la información sobre el
potencial petrolero del país. Este acto tuvo como objetivo ofrecer las 80 áreas de
exploración ubicadas en la zona tradicional y no tradicional a las 19 empresas
participantes del Foro. Un reporte de la estatal petrolera señala que durante la
presentación Bolivia destacó la importante cantidad de superficie con potencial
hidrocarburífero que no ha sido explorada, además de la existencia comprobada de la
mayor formación productora de gas natural de Sudamérica. La oferta fue sustentada
también con los contratos de venta de gas a largo plazo que permanecen vigentes con
Bolivia y Argentina.

11. LICITACIÓN DE EXPORTACIÓN


La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) ganó una licitación
internacional y exportará 4.000 toneladas de Gas Licuado de Petróleo (GLP) a
Paraguay, lo que representará ingresos adicionales de $us 2 millones. Las
perspectivas de exportación con el potencial de producción están por los $us 70
millones, informó el presidente de la petrolera, Óscar Barriga.

La producción total de GLP de nuestras plantas llega a 600 mil toneladas por año; el
70% es para el mercado interno y el 30% para el mercado externo. En la medida que
logremos exportar una mayor cantidad -ahora que los precios internacionales nos
favorecen- los ingresos solo por exportación de GLP van a estar por $us 70 millones”,
explicó. Bolivia es productor de GLP y busca ser un jugador importante en la región
para proveer del energético a países de la región. El viernes se notificó a la estatal
YPFB que ganó la licitación internacional lanzada por Petróleos Paraguayos (Petro
par) para la provisión de gas licuado durante esta época de invierno. Barriga informó
que el contrato con Paraguay significará ingresos por un poco más de $ dos millones.

Vamos a seguir en esta política de convertirnos en importantes proveedores de GLP


en la región y aprovechando que tenemos la capacidad suficiente para procesar y
extraer los licuables para ponerlos en los mercados vecinos”, explicó en una
conferencia de prensa junto al ministro de Hidrocarburos.

12. CONCLUSIONES

■ Tanto los Contratos de Operación como los Contratos de Servicio para la


Exploración y Explotación en áreas reservadas para YPFB, regulan dos de las
principales actividades hidrocarburíferas que luego dan origen a la renta
hidrocarburífera.
BIBLIOGRAFÍA
http://redextractivas.org/wp-
content/uploads/2016/09/Contratos_petroleros_1.pdf
file:///C:/Users/Mejia/Downloads/Gestin%20Econmica%20de%20Contratos.pdf