Vous êtes sur la page 1sur 11

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE

SALTA

FACULTAD DE ARTES Y CIENCIAS


Lic. En psicología.
Psicología Laboral
Monografía
Tema: Estrés laboral
 Burgos Cuellar, Agustina. 40.157.908

 Clara, Aldana Nareda. 40.148.946

 Cointte, María Florencia. 39.888.664

 Madrazo, Lujan. 40.156.281

 Tovi, Fabiana Marianela. 40.149.458

 Zingone, María Micaela. 39.360.893

2018
ESTRÉS LABORAL
Introducción
Hoy en día, se advierte que existen muchos pedidos de licencia psiquiátrica por los
trabajadores que se ven desfasados por las exigencias y requerimientos de su ámbito
laboral, afectando esto no solo a la productividad del trabajador y de la misma
organización, sino repercutiendo también en su vida personal y social.

El término “estrés” se utiliza frecuentemente en el discurso social sin tener un pleno


conocimiento de sus causas y de los efectos que puede llegar a ocasionar. El estrés
puede ser definido como la respuesta general del organismo que se produce ante un
desequilibrio entre los recursos que posee la persona y las exigencias del medio
circundante.

Una de las características de las sociedades actuales es el consumo, y la misma lo


promueve llegando a un exceso desmedido, con un mercado laboral competitivo y con
múltiples y variados requerimientos, que produce exigencias que no pueden ser
alcanzadas por el trabajador, debido a que se encuentra saturado física y psíquicamente.
De esta manera, se produce lo que se conoce como estrés laboral.

A partir de esto, en la presente monografía se presentarán algunas conceptualizaciones


con el objetivo de profundizar en el estudio de este tema, y lograr una concientización
para prevenir el estrés laboral.

Así, con una suficiente preparación y capacitación, las personas podrán utilizar todos los
recursos para enfrentar las diferentes demandas y resolver los problemas que se les
presentan en su contexto.

Calidad de vida laboral


Desde la perspectiva laboral podemos referirnos a la calidad de vida desde dos
posiciones:

1. Como un concepto y una filosofía de organización del trabajo cuyo fin es mejorar
la vida del empleado en las organizaciones más allá del dinero.
2. Para el trabajador es la combinación de necesidades y percepciones acerca de su
empresa y las condiciones de ambiente cotidiana y de trabajo: la percepción
favorable de apoyo y promoción de su satisfacción por medio de los sistemas de
recompensas, seguridad laboral y oportunidades de crecimiento, y el sentirse
respaldado y cuidado por la organización, contar con las condiciones óptimas
que faciliten la realización de las labores, la necesidad de satisfacer los deseos y
expectativas personales, además de la necesidad de mantener buenas relaciones
personales. (Rodriguez, A. 1999)

Estrés
La OMS (1994) define al fenómeno del estrés como las reacciones fisiológicas que en su
conjunto preparan al organismo para la acción. Desde este punto de vista el estrés sería
una alarma, un estímulo que conduce a la acción, una respuesta necesaria para la
supervivencia, la cual puede ser coherente con las demandas del entorno, o bien ser
insuficiente o exagerada. Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una
sobre carga de tensión que puede provocar la aparición de enfermedades y anomalías
patológicas que impiden el normal funcionamiento del cuerpo humano.

Ante una situación laboral valoramos la demanda que tenemos que afrontar y nuestras
capacidades, resultado de esto nuestro organismo se activa mediante el estrés,
alargándose durante el tiempo que dure esta demanda estresante. Es lo que
llamaríamos estrés positivo.

Sin embargo, el problema surge cuando el individuo no cuenta con los recursos en
cantidad suficiente para afrontar la demanda o valora incorrectamente sus capacidades
o las exigencias de la propia demanda y es incapaz de afrontar la nueva situación, se
intenta reactivar en repetidas ocasiones, sin descanso, y finalmente se siente
sobrecargado (estrés patológico), una situación que le sucede a muchas personas en el
trabajo.

FASES DEL ESTRÉS

El ser humano tiene la capacidad detectar las señales que indican peligro y tiene la
opción de acercarse a las situaciones que generan amenazas o evitarlas y alejarse de
ellas.
El estrés desde que aparece hasta que alcanza su máximo efecto va pasando por una
serie de etapas, durante las cuales se puede detener la acción que este trastorno genera
o permitir que este se desarrolle plenamente hasta llegar a las últimas consecuencias.

Melgosa (1999), explica que el estrés pasa por tres etapas:

 Fase de Alarma
 Fase de resistencia
 Fase de agotamiento

Según Melgosa (1999), la fase de alarma constituye el aviso claro de la presencia de un


agente estresor la cual es seguida por la fase de resistencia cuando la presencia del
estrés supera la primera.

Una vez percibida la situación que genera estrés, los sujetos pueden enfrentarla y
resolverla satisfactoriamente y estrés no llega a concretarse; pero cuando se realiza lo
contrario la fase de alarma se prolonga disminuyendo su capacidad de respuesta y la
persona acaba por llegar a la fase de agotamiento, en la cual se produce una disminución
progresiva en el organismo, la cual conduce a un estado de deterioro que se caracteriza
por la presencia de fatiga, ansiedad y depresión, síntomas que pueden aparecer de
manera simultánea o individual

"Los efectos del estrés varían según los individuos. La sintomatología e incluso las
consecuencias del estrés son diferentes en distintas personas". (Peiró, 1993, p.11)

No todos los trabajadores reaccionan de la misma forma, por lo que se puede decir que,
si la exigencia presentada en el trabajo es adecuada a la capacidad, conocimiento y
estado de salud de un determinado empleado, el estrés tenderá a disminuir y podrá
tener signos estimulantes, que le permitirán hacer progresos en el ámbito laboral y
tener mayor proyección en el mismo.

SINTOMAS

Es habitual que, en este tipo de situaciones, los sentimientos y emociones patológicos


terminan superando y dominando a la persona y pueden desencadenar signos
fisiológicos como:
 Sudoración
 Tensión muscular
 Molestias digestivas
 Dolores de cabeza
 Taquicardia
 Insomnio
 Preocupación constante que no se limita solamente al tiempo de trabajo
 Agotamiento
 Contracturas físicas, entre otras.

CAUSAS DEL ESTRÉS LABORAL

Día a día nos encontramos con personas que dedican la mayor parte de su tiempo al
trabajo, viven agobiados y angustiados por buscar la perfección en el área laboral,
descuidando aspectos importantes de la vida como la familia y los amigos. Son estas
situaciones las que muchas veces llevan a los individuos a ser adictos de su empleo y
estas mismas son las que generalmente ocasionan estrés laboral.

Los agentes estresantes pueden aparecer en cualquier campo laboral, a cualquier nivel
y en cualquier circunstancia en que se someta a un individuo a una carga a la que no
puede acomodarse rápidamente, con la que no se sienta competente o por el contrario
con la que se responsabilice demasiado.

El estrés laboral aparece cuando por la intensidad de las demandas laborales o por
problemas de índole organizacional, el trabajador comienza a experimentar vivencias
negativas asociadas al contexto laboral. (Doval, Moleiro y Rodríguez 2004, El Estrés
Laboral,1).

Por otra parte, es necesario tomar en cuenta que el origen del estrés laboral según
Melgosa (1999), puede considerarse como de naturaleza externa o interna, por lo que
se puede decir que cuando los agentes externos o ambientales son excesivamente
fuertes hasta los individuos mejor capacitados pueden sufrir estrés laboral y cuando un
trabajador es muy frágil psicológicamente aun los agentes estresantes suaves le
ocasionaran trastornos moderados.
En muchas ocasiones el estrés laboral puede ser originado por varias causas y una muy
importante es el temor a lo desconocido, ya que muchas veces el trabajador se enfrenta
a situaciones inciertas que le generan desconfianza y la sensación de no estar preparado
para enfrentar un problema en la organización, por lo que este tipo de situaciones no
permiten que exista un desarrollo pleno de la persona por el miedo a equivocarse.

CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS LABORAL

Los costos del estrés laboral pueden ser muy altos tanto desde su valor personal como
empresarial u organizacional. Se puntualizan aquí algunos de los aspectos mencionados
en apartados anteriores, sin agotar las posibilidades de manifestaciones:

1. En el ámbito personal:
 Salud física: trastornos gastrointestinales, cardiovasculares, respiratorios,
endocrinos, dermatológicos, musculares, aumento del ritmo cardíaco y presión
sanguínea, sudoración, sequedad de la boca, escalofrío, dilatación de pupilas,
tensión muscular, insomnio o hipersomnia, alergias, úlceras, etc.
 Salud Mental (emocional/cognitivo): frustración, ansiedad/angustia, depresión,
enojo/irritabilidad, baja autoestima, culpa, incapacidad para tomar decisiones y
concentrarse, olvidos frecuentes, hipersensibilidad, bloqueo mental.
 Aspectos Conductuales: irritabilidad y mal humor, adicciones, agresividad,
apatía.
 Dimensión Social: distanciamiento y/o dificultades en las relaciones de pareja,
familia, amigos y compañeros de trabajo.

2. En el ámbito organizativo:

Disminución de producción, ya sea en cantidad, calidad o ambas; falta de cooperación


entre compañeros, aumento de peticiones de cambio de puesto de trabajo; necesidad
de una mayor supervisión del personal; aumento de quejas y de conflictos, incremento
de costos en salud (incapacidades, médico de empresa y otros), aumento de
ausentismo, accidentes e incidentes.
Propicia más conflictos interpersonales, mayor índice de errores, bajo rendimiento
ocupacional, distanciamiento afectivo con clientes, aumento en los gastos en materia
de salud y rotación de personal, entre otros aspectos.

Se incrementan el acoso moral y la violencia en el trabajo (mobbing o acoso psicológico);


también es frecuente que se presenten casos de Síndrome de Burnout (Quemado o
agotamiento emocional producido por agotamiento laboral y actitudes negativas hacia
el desempeño laboral), lo cual remite también a diferentes grados de fatiga fisiológica y
patológica que pueden ocasionar envejecimiento prematuro, con reducción de
esperanza de vida, accidentes de trabajo y muerte. Además de enfermedades
profesionales y adicciones (alcohol, tabaco, trabajo, sexo, comida, gasto, internet,
juego...).

Prevención
La Organización Mundial de la Salud (Leka rt al. 2004) señala que el Estrés Laboral puede
reducirse en la organización, considerando tres niveles de prevención:

 Prevención primaria: implica la atención e intervención en aspectos


ergonómicos, la descripción de puestos de trabajo y diseño ambiental, y el
mejoramiento de la organización y la gestión.
 Prevención secundaria: se focaliza en la formación y capacitación de los
trabajadores tanto a nivel individual como organizacional. Las estrategias
individuales se orientan a la adquisición de estrategias instrumentales para la
solución de problemas (asertividad, manejo del tiempo, entre otros), además de
programas dirigidos a estrategias de carácter paliativo enfocadas en la
adquisición de destrezas para el manejo de emociones (entrenamiento en
relajación, expresión de la ira, manejo de sentimiento de culpa, y otros).
 Prevención terciaria: relacionada con la reducción del estrés laboral mediante el
desarrollo de sistemas de gestión más sensibles y con mayor capacidad de
respuesta, además de la mejora en la prestación de servicios de salud
ocupacional.

Sin agotar las posibilidades, algunos de los temas a considerar son:


 Mejorar la selección, inducción y promoción del personal.
 Mejorar la descripción de puestos y claridad en los roles profesionales.
 Establecer programas de formación y desarrollo.
 Desarrollar programas de enriquecimiento del trabajo y planes de carrera más
innovadores.
 Descentralizar la toma de decisiones, aumentando la participación y mejorando
la supervisión.
 Potenciar el desarrollo de los trabajadores, manteniendo y ampliando sus
competencias, aumentando la variedad de habilidades y autonomía.
 Mejorar los sistemas de evaluación del desempeño; los programas de incentivos
y beneficios y de motivación y satisfacción laboral.
 Desarrollar sistemas de retribución más equitativos.
 Ofrecer horarios de trabajo flexibles y considerar el teletrabajo.
 Establecer programas de bienestar que incluyan la disminución del estrés en el
lugar de trabajo mediante prácticas sanas de gestión; idear políticas de gestión
del personal que tengan el propósito directo de mejorar la salud mental en el
trabajo; realizar sesiones de información para las juntas directivas de las
empresas, en las que se exponga el impacto de la salud mental en el desempeño
de la empresa.
Conclusión
A partir de este trabajo podemos concluir que el estrés laboral se hace presente en la
mayoría de los trabajadores por las presiones y situaciones conflictivas tanto personales
como laborales a las que se ven expuestos.

Con respecto al estrés laboral se debe involucrar tanto el trabajador como las
organizaciones ya que las dos partes podrían unirse para obtener una mejor solución
hacia este problema siendo más eficaces mediante estrategias que ayuden a mejorar la
vida laboral de los trabajadores. Difícilmente existirá una solución para acabar con este
fenómeno, pero es posible prevenirlo mediante un control responsable de la situación
laboral.
Referencias bibliográficas
 Rodríguez, A. (1999). Introducción a la Psicología del Trabajo y de las
Organizaciones. España: Ediciones Pirámide.
 Peiró, J. M., Salvador, A. (1992). Desencadenantes del Estrés Laboral. España:
Editorial UDEMA S. A.
 Peiró, J. M., Salvador, A. (1993). Control del Estrés Laboral. España: Editorial
UDEMA S. A.
 Melgosa, J. (1999). Sin Estrés. España: Editorial SAFELIZ, S.L.
 Cid Paz, S. (2017). Estrés laboral: ¿Qué es? Causas y tratamiento. Recuperado de
https://www.psicologoenmadrid.co/estres-laboral/
 Duran, M. (2010). Bienestar psicológico: el estrés y la calidad de vida en el
contexto laboral. Revista Nacional de Administracion. Recuperado de
http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan044031.p
df