Vous êtes sur la page 1sur 4

UNIVERSIDAD CATÓLICA LOS ÁNGELES DE

CHIMBOTE
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS
POLÍTICAS

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

TEMA:
IMPORTANCIA DE LA TEORÍA DEL DELITO

AUTOR:
NAVARRO ATOCHE DARIELLA ALEXANDRA

DOCENTE:
JORGE ENRIQUE ARRISBASPLATA QUEVEDO

SULLANA – PERÚ
2018
Teoría general del delito y noción jurídica del delito

La teoría general del delito es el conjunto de herramienta o instituciones


conceptuales que permiten determinar cuándo una conducta humana
corresponde al mismo hecho de la ley prevé como propuesta la pena.

De esta teoría es analítico pues desmonta el concepto o noción del delito es un


conjunto de categorías judiciales que habilitan la aplicación de la ley penal por
el órgano jurisdiccional.

Comprobar cada una de las notas definidoras del concepto de delito constituye
la tarea de la teoría en cuestión dirigida a proporcionar mayor seguridad
objetividad y técnica de la aplicación de la ley y de esta manera remarcar la
consecuencia y respecto de principio de legalidad penal.

¿Qué es el delito y cuál es la noción jurídica? Éste ha de diferenciarse con una


grave perturbación del orden social realizada por un sujeto responsable que
aclare a responsabilidad penal y sanción cuando el conjunto no alcanza los
estándares de responsabilidad la consecuencia se da una medida de seguridad
como la aplicada a los que adolecen de enfermedad mental que les impide
comprender el carácter delictuoso de su acto o determinación según esta
comprensión Artículo 20° 1. CP.
El primer elemento de todo delito es que siempre constituye la infracción de
una norma u orden de legislador que dispone por ejemplo ¡no violar la libertad
sexual de los demás! O ¡No tomar los bienes ajenos! Que subyacen tras el
texto de los artículos 170 y 185 del código penal.

Además es de infracción de la norma debe ser lesiva para algún interés social
digno de protección o bien jurídico merecedor de tutela.

No consideramos acertado que el derecho penal persiga comportamientos que


no son dignos o por lo menos peligrosos para los bienes jurídicos
resguardados.

Al respecto pidamos que es correcto que nuestro Código Penal en el artículo


17° no reprima la tentativa inidónea o delito posible cuando por decir alguien
intenta matar a otro disparándole con munición de fogueo en la que encierra de
que lo hacen con balas auténticas.

Al tratarse mandatos o prohibiciones la norma jurídica se violan tanto haciendo


como no haciendo lo dispuesto es decir omitiendo. Por esta razón los delitos
considerados perturbaciones graves del orden social pueden ser delitos de
comisión o de omisión.

Cuando la infracción de la norma es voluntaria e internacional esto es que el


autor Busca infringir las o no es voluntaria pero el agente expresa desprecio
objetivo por los bienes tutelados omitido el ciudadano exigió para no lesionar
los se configuran los delitos dolosos y los delitos culposos respectivamente.
Actitud y omisión así como al proceder doloso y culposo se tiene los siguientes
elencos de hechos punibles delito de comisión doloso y culposo y delitos de
omisiones dolosas y culposas.

La teoría del delito tiene un notable carácter práctico o instrumental en tanto el


bagaje de sus conceptos cobra sentido y supera el ámbito del meramente
teórico cuando los juristas y operadores del sistema de Justicia penal lo
apliquen a los casos que le corresponden solucionar interesados en alcanzar
un apropiado nivel de seguridad objetividad y técnica.

La teoría del delito cumple así una tarea de mediación entre el texto legal y el
caso concreto.
¿Es el hecho cometido el prohibido por la Norma y descrito por la ley?

Si el hecho es el descrito por el que lo realizó cuando lo hizo ¿estuvo


autorizado o justificado?

¿Es responsable o culpable el autor del hecho o conducta prohibida no


autorizada?
Las dos primeras interrogantes se refieren al hecho a la acción u omisión no
autorizada es decir al Injusto la última está vinculada con el autor.

Absuelve estas preguntas respondiendo a la primera con la teoría de la


tipicidad a la que interesa la característica de la acción de subsumirse alcanzar
en el tipo penal.

Es absuelta con la teoría de la antijurídica que contempla a aquellos casos en


los que la acción típica es contraria a la Norma y a los que no revelan que tal
correspondiente es justificado.

Cuestión es contestada con la teoría de la culpabilidad por la cual importa la


condición en que debe encontrarse el autor de una acción típica y antijurídica
para poder determinar si es responsable del ilícito.

No existe mayor problema para acuñar que la noción jurídica del delito sostiene
que es la acción o comportamiento humano típico antijurídico y culpable.

A la mirada especial del profesor Bacigalupo conviene agregar las


apreciaciones de Muñoz Conde sobre la teoría del delito para quienes está se
ocupa de destacar las características comunes que deben tener cualquier
comportamiento humano para ser considerado delito.
Así resultan que delito es toda conducta que el legislador sanciona con una
pena lo que desde luego concuerda con el imperativo que trae principio de
legalidad según el cual no hay delito ni pena sin ley.
La teoría grandes categorías integradas por varios componentes.
En la el Injusto se ocupa de la acción u omisión de los medios y formas en que
se realiza la conducta humana sus objetivos y sujetos de la relación causal la
imputación objetiva y la relación psicológica entre la acción u omisión y
resultado así como su relación de contrariedad con el derecho y a la afectación
de bienes jurídicos tutelados.

En materia de culpabilidad se integran las facultades psíquicas de la gente a la


impunidad o capacidad de culpabilidad El conocimiento por el autor de carácter
antijurídico del acto y la exigibilidad a este de un comportamiento distinto al
exhibido.

Esos dos Campos sin embargo admiten una faz negativa. Así la fuerza
Irresistible excluyen la acción la completa imprevisibilidad elimina la relación
subjetiva con el resultado las causales de justificación hacen lo mismo con la
antijurídica del hecho la falta de facultades psíquicas del autor como la grave
alteración de la conciencia excluye la imputabilidad el error de prohibición y el
estado de necesidad disculpante la culpabilidad.
Son pues la tipicidad antijurídica y culpabilidad las características más
generales de todo delito y su comprobación sucesiva una garantía para las
personas sólo cuando se puede hablar de la existencia de acción penal en
sentido relevante podrá continuarse con las demás valoraciones esto es
comprobar que el hecho es típico y sí lo es si es conforme o no al derecho o si
existe una causa de justificación que lo permita. Una vez realizada esta
comprobación de ser positiva quedamos habitados para ver si el autor es
culpable o no lo es para examinar si tiene las condiciones mínimas para atribuir
el hecho si estás sano mental y sensorialmente Y si conoce la antijurídica del
hecho. Sólo luego de constatados todos estos extremos Se puede decir que no
existe delito y su autor debe ser sancionado con la pena establecida en la ley.

En de los componentes indicados se reclaman elementos adicionales que no


permiten a ninguna de las categorías ya citadas: se habla entonces de
elementos punibles.

Resumiendo entonces definiremos el delito es una noción jurídica con la acción


típica antijurídica culpable y punible