Vous êtes sur la page 1sur 3

Guía de estudio escritos paulinos

1. Enuncia todas las cartas que componen el corpus paulinum.


i. 1 Tesalonicenses
ii. 1 Corintios
iii. 2 Corintios
iv. Filipenses
v. Filemón
vi. Gálatas
vii. Romanos
viii. 2 Tesalonicenses
ix. Colosenses
x. Efesios
xi. 1 Timoteo
xii. 2 Timoteo
xiii. Tito
xiv. Hebreos
2. Menciona escuetamente cuándo nació y murió san Pablo.
Nació el año 8 y murió el 67.
3. Menciona al menos dos sucesos importantes de cada uno de los tres viajes de
san Pablo.
VIAJE 1: Del 45 al 49. Junto con Bernabé. En Listra cura a un inválido y los confunden
con dioses. Luego intentan apedrearlo y huye a Derbe.
VIAJE 2: Del 49 al 52. Con Silas y Timoteo. Visión del macedonio. Llegan a Filipos.
Conversión de Lidia. Expulsa al espíritu adivino de la mujer y los “dueños” se molestan,
los golpean y meten en la cárcel. Terremoto en la cárcel y conversión del carcelero.
Pablo declara ser ciudadano romano y lo sueltan arrepentidos. Discurso en el
Areópago de Atenas. Pablo en Corinto con Priscila y Aquila. Lo intentan meter a la
cárcel pero Galión lo deja libre.
VIAJE 3: Del 52 al 57. Pablo en Éfeso, desciende el Espíritu Santo sobre los paganos y
hablan en lenguas y profetizan. El platero del templo de Artemisa (Demetrio) se
levanta contra los cristianos porque se le estaba acabando el negocio. Va a Jerusalén y
ahí lo capturan los judíos y lo golpean. Afirma ser ciudadano romano cuando lo iban a
azotar y se detienen. Lo llevan ante el Sanedrín y organiza el relajo al mencionar la
resurrección ante fariseos y saduceos. Comparecencia ante Félix, Festo y Agripa. Apela
al César.
4. De las cartas que expusiste menciona brevemente: el motivo de la carta y una
cita en la que se muestre algo característico de esa carta.
Cartas pastorales. Las escribió San Pablo para dar consejos prácticos a Timoteo y Tito
sobre el gobierno de los fieles que les encomendó.
"Es cierta esta afirmación, y quiero que en esto te mantengas firme, para que los que
creen en Dios traten de sobresalir en la práctica de las buenas obras. Esto es bueno y
provechoso para los hombres" (Tt 3, 8)
5. ¿Cuál es el primer escrito del Nuevo Testamento?
La 1ª carta a los Tesalonicenses.
6. ¿En qué consiste la exégesis pelagiana de la carta a los Romanos?
En fijarse solamente en el aspecto moral olvidando que tienen su origen en la
gratuidad de la gracia divina. Que el pecado original sólo había afectado a Adán y –por
tanto- el resto de la humanidad estaba libre de culpa. Que la gracia no juega ningún
papel en la salvación y que lo importante es seguir el ejemplo de Jesús. “Afirmaban
que querían defender la bondad del Matrimonio, la bondad de la ley de Cristo, la
bondad de la Creación y la bondad de la voluntad humana. Para hacerlo subrayaban
los textos de san Pablo que hablan de la necesidad de la lucha ascética y la visión
positiva del cuerpo humano y de la sexualidad. Pero, obviamente, tenían que silenciar
los textos sobre el pecado original.”
Tiene estos argumentos en su contra:
“Un solo hombre hizo entrar el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte.
Después la muerte se propagó a todos los hombres, ya que todos pecaban.” (Rm 5, 12)
"no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero" (Rm 7, 19)
“Pero si nuestra maldad demuestra que Dios es justo” (Rm 3, 5)
7. ¿Y la luterana? ¿Cómo se le puede responder?
Lutero pensaba que, “si la «justicia de Dios» había de entenderse como estricta justicia
legal, entonces no había esperanza de salvación ni se entendía cómo Cristo podía
salvarnos. Por lo tanto, interpreta esa justicia como que Dios, en consideración de los
méritos de Cristo, comunica su justicia al impío.” “Los puntos fundamentales de la
exégesis luterana sobre san Pablo son tres:
i. el pecado original hace que el hombre quede herido para siempre en sus
facultades, de modo que su libre albedrío se convierte en un «arbitrio esclavo»;
ii. que la justicia de Dios queda extrínseca al hombre, es decir, que no le cambia,
sino que simplemente se limita a no imputarle el pecado (simul iustus et
peccator), como demuestra la concupiscencia;
iii. que esta «justicia» se consigue y se mantiene sola fide, es decir, solo por la fe,
sin ninguna obra ni mérito por parte nuestra.
Se le puede responder con:
"Hermanos, si uno dice que tiene fe, pero no viene con obras, ¿de qué le sirve? ¿Acaso
lo salvará esa fe?" (Santiago, 2, 14)
8. ¿Qué es la Kénosis, dónde aparece?
El abajamiento de Dios: “tomó la forma de siervo”. Asumió la naturaleza humana.
Aparece en Fil. 2, 6-7 “El, siendo de condición divina, no se apegó a su igualdad con
Dios, sino que se redujo a nada, tomando la condición de servidor, y se hizo semejante
a los hombres. Y encontrándose en la condición humana, se rebajó a sí mismo
haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz.”
9. Dime un texto en el que san Pablo haga referencia a la importancia de la
tradición.
“Toma como norma la sana doctrina que has oído de mí sobre la fe y el amor según
Cristo Jesús. Conserva el precioso depósito con la ayuda del Espíritu Santo que habita
en nosotros.” (2 Tm 1, 13-14)
10. ¿Quién fundó la Iglesia de Colosas?
Epafras
11. ¿Cuántas cartas se cree que fueron escritas por san Pablo para los Corintios?
una primera carta perdida, 1 Co, la carta «entre lágrimas» y 2 Co.
12. ¿En qué carta habla san Pablo del pléroma? ¿Qué relevancia tiene ese término?
Cristo cabeza del cosmos. El Apóstol explica que esto es así «pues [el Padre] tuvo a
bien que en Él –Cristo– habitase toda la plenitud (pléroma), y por Él reconciliar todos
los seres consigo» (Col 1, 19-20).
“De una primera idea de totalidad (Rom 11,12.25) se puede pasar a la de
cumplimiento de las palabras proféticas del Antiguo Testamento, como ocurre en la
perspectiva de los evangelios, o bien al de plenitud de los tiempos en el sentido de
maduración de las esperanzas en el acontecimiento cristológico (Mc 1,15: Gál 4,4-6: Ef
1,10). Pleroma puede indicar también el cumplimiento de la voluntad de Dios, de la ley
(Rom 13,10. Gál 5,14), o la plenitud de las bendiciones de Cristo (Rom 15,19).
Es sobre todo la idea paulina de Cristo Cabeza la que resume en sí el proyecto divino
de salvación para ilustrar el concepto de pleroma; más aún, suele conjugarse
precisamente con ella. Cristo es cabeza del cosmos; todo se refiere a él (Ef 1,10.22,29),
pero por medio de la Iglesia que es cuerpo de Cristo.
La idea paulina de pleroma, conjugada con la idea de la soberanía de Cristo, cabeza y
principio de la Iglesia, aparece en Ef 1,23: 3,19.4,13 y en Col 1,19: 2,9. En la carta a los
Efesios pleroma indica aquella plenitud de la Iglesia que se recibe de Cristo; en la carta
a los Colosenses pleroma es la plenitud de Cristo. Algunos estudiosos de san Pablo,
como Feuillet, destacan el vínculo que existe entre pleroma y sabiduría. Lo mismo que
la Sabiduría llena el corazón de quienes la aman y la buscan, así Cristo, que participa
de la actividad creadora, hace del universo una unidad: él llena el universo y el
universo está contenido en él. En san Pablo Dios constituye a Cristo en la cima del
universo comó principio de su unidad, Será sobre todo el misterio pascual de muerte y
resurrección el que exalta, según san Pablo, la idea de pleroma: en efecto, en la cruz
muere el «mundo viejo», destinado a la corrupción, y en la resurrección nace el «
mundo nuevo » que tiene como primicia a Cristo. Entonces, es evidente en Cristo la
plenitud de la salvación, tal como ha sido establecida en el proyecto de Dios: centrarlo
todo en él, «recapitularlo todo en él» (Ef 1,10)”
13. ¿Cuáles son las cartas pastorales?
Las 2 a Timoteo y la de Tito.
14. ¿En qué carta se hace una demostración de la superioridad del sacerdocio de
Cristo sobre el rabínico? En Hb, particularmente 7,1-28.
15. ¿Qué es la teología del éxodo, en qué carta aparece, qué salmo es el que cita
repetidamente?
La existencia cristiana en el mundo se concibe y se describe como una peregrinación
hacia la Patria celestial, hasta entrar en el «reposo» de Dios guiados por Cristo. Los
cristianos realizan un nuevo éxodo, para salir del judaísmo y para salir del pecado, y lo
hacen con la seguridad y garantías completas de llegar a la verdadera Tierra prometida
(cfr. Hb 4, 11; 9, 11; 11, 8-10; 13, 13)