Vous êtes sur la page 1sur 3

Uso de aparatos electrónicos en niños pequeños

La televisión es una presencia diaria en la vida de la mayoría de los niños pequeños, y ellos
usan ampliamente los juegos de video y los computadores. Pero ¿cómo es eso de que estar
expuesto a la televisión, a los computadores, a los juegos electrónicos y otras cosas por el
estilo afecta la salud y el desarrollo de los niños? Los investigadores y los que abogan por
los niños están de acuerdo en que la televisión y otros tipos de aparatos electrónicos de
pantalla no son actividades apropiadas para los niños muy pequeños. También, que a los
niños de más edad se les debería vigilar cuidadosamente y mantener dentro de los limites
de la seguridad cuando están mirando o jugando con alguno de estos aparatos (KFF, 2005).

Como un profesional de educación y cuidados tempranos, usted es más que un proveedor


de cuidado para el niño; usted es también un educador de familia, un modelo para dar
cuidado positivo. Educando a las familias acerca de los peligros de los aparatos electrónicos
y creando una política de comunicación sensible en su programa, usted puede hacer una
diferencia duradera en la vida de los niños que usted cuida.

Padres que trabajan largas horas fuera de casa, la imposibilidad de salir a jugar a la calle y
la necesidad de entretener a los niños de alguna forma ha llevado a que la tecnología se
convierta en una ¿aliada? de la crianza. Es así que hoy ya nadie se sorprende al ver a
pequeños de incluso menos de tres años ensimismados frente a la pantalla de un teléfono
celular, una tablet o una computadora y con un completo dominio de estos dispositivos.

¿Cuáles son los peligros de la televisión y los aparatos electrónicos para los niños
pequeños?

Mala nutrición y obesidad, violencia y conducta agresiva, cigarrillo/ alcohol, déficit de


habilidades en la escuela, problema de atención.

un estudio llevado a cabo en 2014 por Kaiser Foundation, que mostraba que los niños en
edad de primaria consumen un promedio de 7,5 horas diarias de tecnologías del
entretenimiento, el 75% de ellos tiene televisor en su dormitorio, y el 50% de los hogares
estadounidenses tiene la televisión encendida todo el día. “Ya no hay conversación en torno
a la cena, sustituida por la gran pantalla y el delivery”, remarcó.

Según subrayó el especialista el desarrollo y cognición social de los niños dependen de la


interacción con personas y no con pantallas. “Esta interacción precoz tiene la ventaja
que naturalmente e instintivamente los niños buscan: el contacto corporal, afectivo
y visual con otros.Inicialmente, los rostros llaman mucho más la atención a un bebe
que una pantalla”

“La influencia de la tecnología en una familia del siglo XXI está fracturando su base y
causando una desintegración de los valores fundamentales que hace tiempo eran el tejido
que las unía. Los padres tienen que hacer malabares con la escuela, el trabajo, la casa y la
vida social, y dependen enormemente de las tecnologías de la comunicación, la información
y el transporte para lograr unas vidas más rápidas y eficientes”, advirtió el neuropediatra.
los cuatro factores críticos para un desarrollo saludable del niño son: el movimiento, el tacto,
la conexión humana y el contacto con la naturaleza. “Estos tipos de aportaciones
sensoriales garantizan el desarrollo normal de la postura, la coordinación bilateral, los
estados óptimos de excitación y la autorregulación que hacen falta para adquirir las bases
necesarias para la escolarización”

En concreto, Waisburg especificó que los niños pequeños necesitan dos o tres horas al día
de juegos activos para adquirir una estimulación sensorial apropiada de sus sistemas
vestibular, propioceptivo y táctil. “La estimulación táctil recibida al tocar, abrazar y jugar es
fundamental para el desarrollo de la coordinación motora (praxia), las pautas planificadas
de movimiento. Además, el tacto activa el sistema parasimpático, que disminuye el cortisol,
la adrenalina y la ansiedad. La naturaleza y el espacio verde no solo ejercen una influencia
tranquilizadora sino que restablecen la atención y fomentan el aprendizaje”

Esta capacidad de aprender de los propios errores los hace divertidos y potencialmente
adictivos.Ciertos programas de PC y videojuegos podrían favorecer el aprendizaje.

Waisburg puso de manifiesto que a la epidemia de obesidad y diabetes infantiles se suman


los diagnósticos de trastorno de déficit de atención e hiperactividad, autismo, trastorno de
coordinación, retrasos en el desarrollo, habla ininteligible, dificultades de aprendizaje,
trastorno del procesamiento sensorial, ansiedad, depresión y trastornos del sueño,
asociados al uso excesivo de las tecnologías y en alarmante aumento.

II. Estadísticas

II. Realidad sobre el uso de dispositivos electrónicos en niños pequeños:


estadísticas
“El 17% de los niños entre 0 y 11 meses, el 48% de 12 a 23 meses, y el 41% de 24 a 35
meses ve más de dos horas diarias de televisión. En un día normal, el 68% de los niños
menores de 2 años usa las pantallas […]. El 35% veía programas educativos para niños,
el 40% una mezcla entre programas educativos y de entretenimiento para niños y el 20%
programas para niños y adultos (Rideout y Hamel, 2006) la edad promedio en la que los
niños empiezan a ver la televisión es a los 9 meses.” (Rodríguez Sánchez, 2012, 26) *

http://www.mincultura.gov.co/SiteAssets/Comunicaciones/La%20relaci%C3%B3n%20de%
20los%20ni%C3%B1os%20desde%20el%20nacimiento%20hasta%20los%2036%20mese
s%20y%20la%20televisi%C3%B3n.pdf

Otro estudio:

Un estudio de la Universidad Saint George en Londres, Inglaterra, señaló que los niños que
pasan frente a pantallas más de tres horas al día tienen más riesgo de tener niveles
elevados de grasa corporal, resistencia a la insulina y diabetes.
La investigación, publicada el pasado 13 de marzo en la revista Archives of Disease in
Childhood, tomó en cuenta a 4.495 menores de 200 escuelas. A todos ellos se les hicieron
exámenes de grasa en la sangre, resistencia a la insulina, químicos inflamatorios, presión
arterial y grasa abdominal. También se les preguntó por el tiempo que pasaban a diario con
el televisor, computadoras, celulares o consolas de videojuegos.

Los niños en promedio pasaban seis horas al día con estos dispositivos, pero los
efectos negativos comenzaban después de las tres horas.

En ese sentido, el director del instituto SOMA mencionó un estudio llevado a cabo en 2014
por Kaiser Foundation, que mostraba que los niños en edad de primaria consumen un
promedio de 7,5 horas diarias de tecnologías del entretenimiento, el 75% de ellos tiene
televisor en su dormitorio, y el 50% de los hogares estadounidenses tiene la televisión
encendida todo el día. “Ya no hay conversación en torno a la cena, sustituida por la gran
pantalla y el delivery”, remarcó.

“El 17% de los niños entre 0 y 11 meses, el 48% de 12 a 23 meses, y el 41% de 24 a 35


meses ve más de dos horas diarias de televisión. En un día normal, el 68% de los niños
menores de 2 años usa las pantallas […]. El 35% veía programas educativos para niños, el
40% una mezcla entre programas educativos y de entretenimiento para niños y el 20%
programas para niños y adultos (Rideout y Hamel, 2006) la edad promedio en la que los
niños empiezan a ver la televisión es a los 9 meses.” (Rodríguez Sánchez, 2012, 26)

Referencia bibliográfica
https://www.healthychildren.org/Spanish/family-life/Media/Paginas/why-to-avoid-tv-before-
age-2.aspx
http://www.laprensa.com.ar/449629-El-cerebro-de-los-ninos-en-la-era-de-la-
tecnologia.note.aspx
https://cchp.ucsf.edu/sites/cchp.ucsf.edu/files/electronicmediasp1105_adr.pdf

https://scp.com.co/actualidad-pediatria-social/tecnologias-digitales-y-los-ninos-efectos-
positivos-y-negativos/