Vous êtes sur la page 1sur 3

 DEFINICIÓN DEL CARBONO

El carbono es un elemento químico no metálico cuyo símbolo es C. Es uno de los


elementos más importantes y abundantes en la corteza de la Tierra, y forma parte de
todos los seres vivos. Gracias a su versatilidad y la capacidad de sus átomos de unirse a
los principales bioelementos, se forman diferentes combinaciones que son la base de las
moléculas de los organismos. En suma, el carbono es el principal componente de la
materia orgánica.
El carbono en la manufactura de diferentes compuestos fósiles ha representado un
avance significativo en la producción de la mecánica, desde la revolución industrial, las
maquinas a vapor funcionaban con compuestos a base de carbón, ya que por su alto
poder de inflamación servía como aligerante de carga pesaba por el vapor que producía.

 CICLO DEL CARBONO


En principio, el carbono se encuentra en la atmósfera en forma de dióxido de carbono
(CO2). El ciclo del carbono se define como un ciclo biogeoquímico por el cual se
intercambia carbono entre los distintos organismos de la Tierra a través de diversas
reacciones entre la biosfera (suma de los ecosistemas), la litosfera (capa sólida superficial
del planeta), la hidrosfera (aguas bajo y sobre la superficie del planeta) y la atmósfera
(aire). Este intercambio permite que el carbono regrese a la atmósfera y que retorne a los
seres vivos.

 TIPOS DE CICLOS
Ciclo biológico
Comprende los intercambios de carbono (CO2) entre los seres vivos y la atmósfera, es
decir, la fotosíntesis, proceso mediante el cual el carbono queda retenido en las plantas y
la respiración que lo devuelve a la atmósfera. Este ciclo es relativamente rápido,
estimándose que la renovación del carbono atmosférico se produce cada 20 años.
Ciclo biogeoquímico
Regula la transferencia de carbono entre la Hidrósfera, la atmósfera y la litosfera (océanos
y suelo). El CO2 atmosférico se disuelve con facilidad en agua, formando ácido carbónico
que ataca los silicatos que constituyen las rocas, resultando iones de bicarbonato. Estos
iones disueltos en agua alcanzan el mar, son asimilados por los animales para formar sus
tejidos, y tras su muerte se depositan en los sedimentos. El retorno a la atmósfera se
produce en las erupciones volcánicas tras la fusión de las rocas que lo contienen. Este
último ciclo es de larga duración, al verse implicados los mecanismos geológicos.
Además, hay ocasiones en las que la materia orgánica queda sepultada sin contacto con
el oxígeno que la descomponga, produciéndose así la fermentación que lo transforma en
carbón, petróleo y gas natural.
 ¿EN QUÉ CONSISTE? ¿CÓMO FUNCIONA?
- Mediante la fotosíntesis, las plantas transforman el CO2 atmosférico, o del agua, en
materia orgánica (carbohidratos, lípidos, proteínas y ácidos nucleicos), de la que se
alimentan los seres vivos a través de las cadenas alimentarias, donde pasa a formar
parte del cuerpo de estos seres vivos.
Luego el Carbono es devuelto al ambiente:
- Mediante el proceso de respiración: Durante la respiración, los animales y las plantas
consumen materia orgánica y devuelven el CO2 a la atmósfera o al agua.
- Mediante los procesos de combustión: El carbono es incorporado a la atmósfera
mediante los procesos de combustión que se generan en los incendios forestales, la
actividad volcánica y el uso de petróleo, gas natural o carbón, en actividades industriales,
de transporte y domésticas.
- Mediante la descomposición: Los restos de los animales y vegetales son
descompuestos por las bacterias. En este proceso, se libera el CO2 a la atmósfera o al
agua, donde es utilizado nuevamente por las plantas.
Y así se inicia un ciclo más.

 ALMACENAMIENTO
El almacenamiento del carbono en los depósitos fósiles supone en la práctica una rebaja
de los niveles atmosféricos de dióxido de carbono. Si éstos depósitos se liberan, como se
viene haciendo desde hace tiempo con el carbón, o más recientemente con el petróleo y
el gas natural, el ciclo se desplaza hacia un nuevo equilibrio en el que la cantidad de
CO2 atmosférico es mayor; más aún si las posibilidades de reciclado del mismo se
reducen al disminuir la masa boscosa y vegetal.

 INFLUENCIA HUMANA
Los humanos también afectan el ciclo de carbono oceánico. Las tendencias
actuales de cambio climático aumentan las temperaturas oceánicas, lo que
modifica los ecosistemas. Además, la lluvia ácida y la escorrentía contaminada de
la agricultura y la industria cambian la composición química de los océanos. Tales
cambios pueden tener efectos dramáticos en los ecosistemas altamente sensibles
como los arrecifes de coral, limitando la capacidad del océano para absorber
carbono atmosférico en una escala regional y reduciendo la biodiversidad
oceánica globalmente.
 IMPORTANCIA
El ciclo del carbono es uno de los ciclos biogeoquímicos más complejos y es crucial para
el equilibrio de la Tierra al ser el carbono el principal componente de la materia de los
seres vivos. Asimismo, el dióxido de carbono influye en el clima del planeta, ya que atrapa
parte de la radiación del Sol y así el calor se mantiene constante e idóneo para la
supervivencia. Sin embargo, en las últimas décadas los niveles de dióxido de carbono han
aumentado bastante, debido principalmente a la quema de combustibles fósiles, lo que ha
contribuido al fenómeno conocido como calentamiento global, y subsecuentemente, al
cambio climático.