Vous êtes sur la page 1sur 513

MEMORIAS DEL

V CONGRESO LATINOAMERICANO DEL AGUACATE 2017

“Produciendo Calidad para el Mundo”

04 - 07 de septiembre de 2017
Ciudad Guzmán, Jalisco
Estados Unidos Mexicanos

Samuel Salazar-García
Editor

Alejandro F. Barrientos-Priego
Editor Asociado

Comité Editorial

Héctor González-Hernández Hilda María Hernández-Hernández


Víctor Manuel Medina-Urrutia Juan Camilo Ruiz-Pérez
Salvador Valle Guadarrama Socorro Josefina Villanueva-Rodríguez
José Luciano Morales-García Ofelia Rodríguez-García
Luis José Montgomery-Taboada Ramón Paz-Vega
Raul Ferreyra-Espada Michael Horney-Siverio
Johnny Elvis Nina Ari Gil Virgen-Calleros

Organizado por la
Asociación de Productores Exportadores de Aguacate de Jalisco, A.C.

1
Distribuido por: Asociación de Productores Exportadores de Aguacate de
Jalisco, A.C. (APEAJAL)
Félix Torres Milanés 233-4
Col. Centro
Ciudad Guzmán, Jalisco 49000
México
Tel. +52 (341) 410-6995
info@apeajal.com

Copyright 2017. Todos los derechos reservados. Ninguna de las partes de esta
publicación puede ser reproducida sin la debida autorización por escrito de la APEAJAL.

La elaboración de las Memorias fue patrocinada por la Asociación de Productores


Exportadores de Aguacate de Jalisco, A.C.

Cómo citar esta publicación:


Salazar-García, S. y A.F. Barrientos-Priego (eds.). 2017. Memorias del V Congreso
Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017. Ciudad Guzmán, Jalisco,
México.

2
COMITÉ ORGANIZADOR DEL V CONGRESO LATINOAMERICANO DEL
AGUACATE 2017

José Seferino Cortez González


Presidente

Juan Manuel Campos Navarro


Secretario

Ignacio Rafael González Flores


Tesorero

Ignacio Gómez Arregui


Director

Yanmei King Loeza


Apoyo técnico

Comités

Recorridos de campo Programa técnico Ponentes e invitados de


honor
Jose Luis Zepeda Gomez Jose S. Cortez Gonzalez Yanmei King Loeza
J. Gregorio Anguiano Cueto Samuel Salazar Garcia
Ignacio Gomez Arregui

Publicidad y stands Operación y logística Finanzas


Miguel Luis Juan Morales Sonia Diaz Rodriguez Karen J. Ochoa Rivera
Iliana F. Dávalos Escobedo Nataly Ochoa Rivera
Nancy G. Bautista Ambrosio
Reconocimiento al
Aguacatero Sustentable
Armando Garcia Angulo

3
PRÓLOGO
Cada cuatro años nos reunimos para celebrar el Congreso Latinoamericano del
Aguacate, evento que conjuga todos los esfuerzos de productores, empacadores,
técnicos, e investigadores para impulsar el desarrollo de esta pujante industria.
Ante la demanda creciente de frutas de buena calidad desde el campo hasta
destinos distantes, el Comité Organizador reconoció la necesidad de contar con
expertos que dieran respuesta a problemas Latinoamericanos y que entregaran a los
asistentes información práctica que permitiera crear una oportunidad de aprendizaje y
de estrechar las relaciones entre países productores. Bajo el lema de “Produciendo
Calidad para el Mundo” se desarrolló un programa integral que reunió investigaciones
actuales y relevantes que pudieran nutrir la experiencia de cada participante.
Con la finalidad de contar con un programa que aportara y trascendiera, el V
Congreso Latinoamericano del Aguacate 2017, se desarrolló en torno a cinco ejes
temáticos; Rrecursos fitogenéticos, Sanidad, Manejo y técnicas de cultivo, Cosecha y
postcosecha e Industrialización y comercialización, cada uno de los cuales constituye
un eslabón de la cadena productiva del aguacate.
Se recibieron casi 60 trabajos de toda Latinoamérica, demostrando el interés y
entusiasmo por participar y representando contribuciones relevantes al desarrollo de la
industria que permitieron cumplir con el objetivo de entregar los conocimientos
necesarios a los asistentes para obtener fruta de calidad.
Durante el Congreso se recibieron más de mil asistentes y se contó con la
participación de más de cien empresas expositoras y patrocinadoras, que se dieron cita
en este evento y cuyas aportaciones ayudaron a que el evento fuera exitoso.
Estas Memorias recogen los trabajos presentados durante el Congreso, y que
contribuyen al crecimiento y fortalecimiento de todos los participantes, esperando que
sirvan de precedente para futuros eventos.

Atentamente,

José Seferino Cortez González Ignacio Gómez Arregui


Presidente de la APEAJAL Director de la APEAJAL

4
AGRADECIMIENTOS ESPECIALES
A Ignacio Rafael González Flores, quien es uno de los pioneros de la industria del
aguacate en Jalisco, y justamente él es quien tuvo la visión y la iniciativa de buscar este
VCLA2017 para llevarlo a cabo en Jalisco y que posicionara a esta entidad a nivel
internacional con la consecuente generación de oportunidades para todos.
Se reconoce también la intervención de la APEAJAL, de la mano de su Director,
Ignacio Gomez Arregui, quien fue el actor intelectual y material para albergar este
evento de la mejor manera posible.
A los integrantes del Comité Operativo, Ignacio Gómez Arregui, Miguel Luis Juan
Morales, Karen J. Ochoa Rivera, Nancy G. Bautista Ambrosio, Yanmei King Loeza,
Claudia Silva Torres, Iliana F. Dávalos Escobedo, Armando Garcia Angulo, Nataly
Ochoa Rivera y Sonia Díaz Rodríguez.
A los miembros del Comité Organizador, y otros actores que se dieron cita en
innumerables reuniones para darle rumbo al Congreso, entre ellos: José Seferino
Cortez González, Juan Manuel Campos Navarro, Ignacio Rafael González Flores,
Ignacio Gómez Arregui, Eleazar Oceguera Aguayo, Jorge Fuentes Roca, Eliseo
Marquez Chávez, Jorge Mondragón Sanchez, Tomás Ricardo Ceja Velasco, Vicente
Huerta López, Jose Luis Zepeda Gómez, Eder Misael Becerra y Vicente Aguayo
Marquez.
Al Comité Científico, de igual forma, por el gran esfuerzo en haberse dado cita varias
ocasiones desplazándose desde diversos puntos de origen; entre ellos, Samuel Salazar
García, José Luciano Morales García, Alejandro Facundo Barrientos Priego, Gil Virgen
Calleros, Víctor Manuel Medina Urrutia, Hilda María Hernández Hernández, Socorro
Josefina Villanueva Rodríguez, Ofelia Rodríguez García, Ramón Paz Vega, Ignacio
Gomez Arregui y Yanmei King Loeza como Auxiliar de dicho Comité.
Al Rector del Centro Universitario del Sur (CUSUR) de la Universidad de
Guadalajara, Ricardo Xicoténcatl García Cauzor y a su equipo operativo, entre ellos,
Abel Rentería, Octavio Núñez Maciel y Marcos Manuel Macías Macías.
Al Presidente Municipal de Zapotlán El Grande, Alberto Esquer Gutiérrez, al
Coordinador General de Desarrollo Económico, Jesús Alberto Espinosa Arias, al Enlace

5
Agropecuario del Ayuntamiento, Octavio Nuñez Maciel, al Regidor Jose de Jesús
Guerrero Zúñiga, a la Regidora María Luis Juan Morales, entre otros.
A las empresas que facilitaron los recorridos de campo y empacadoras: Agro
Gonzalez, Avo Select, Grupo Aguacatero Los Cerritos, Empaque D´Eliseos, Jesús
Eduardo Naranjo Gonzalez, Calavo, Mevi Aguacates de Calidad y Bonanza Global
Fresh.
Al Gobierno de Jalisco encabezado por Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y a su
gabinete, entre ellos el Secretario de Desarrollo Rural, Héctor Padilla Gutiérrez, el
Secretario de Desarrollo Económico, José Palacios Jiménez, el Secretario de
Innovación, Ciencia y Tecnología, Jaime Reyes Robles, a la Secretaria de Cultura,
Myriam Vachez Plagnol.
Al Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Jalisco (CESAVEJAL) encabezado por
David Humberto del Toro López y a las Juntas Locales de Sanidad Vegetal y sus
equipos, particularmente a la de Zapotlán con Eleazar Oceguera Aguayo, Laguna de
Sayula con Jesús Eduardo Naranjo González, Concepción de Buenos Aires con Héctor
López Ortiz, Sierra del Tigre con Eduardo Anaya y Altos Sur con J. Tomás Cordero
Ascencio y Raúl Hernández. Nuestro agradecimiento también a Federico A. Pérez Mejía
de SENASICA y a Saúl Pérez Joya del CESAVEJAL.
Al Secretario de la SAGARPA, José Eduardo Calzada Rovirosa, al Director en Jefe
del SENASICA, Enrique Sánchez Cruz, al Director de Sanidad Vegetal, Francisco Javier
Trujillo Arriaga, al Director de Inocuidad Agroalimentaria, Hugo Fragoso Sánchez, al
Subsecretario de Agricultura, Jorge Armando Narváez Narváez, al Coordinador General
de Asuntos Internacionales, Raúl Urteaga Trani, al Delegado en Jalisco, Francisco
Javier Guizar Macías, al Subdelegado Administrativo, Juan Flores Coronado.
Al Presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco, Jacobo Efrain Cabrera Palos.
Al Presidente del Comité Nacional del Sistema Producto Aguacate, Ricardo Diaz
Negrete, y a todos los Presidentes de los Sistema Producto Aguacate Estatales.
Al Presidente de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de
Aguacate de México, Edmundo Adrián Iturbide Mejía, a su Director General, Jose
Armando López Orduña.

6
Al equipo de FIRA, Rodolfo César Camacho Estrada, Sergio Rojas Lopez, en
especial a la Agencia de Cd. Guzmán con Secundino Rodríguez Esparza y Alfredo Díaz
Gutiérrez.
Al Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco (COECYTJAL).
A la Oficina de Visitantes y Convenciones (OFVC) de la Zona Metropolitana de
Guadalajara, quienes apoyaron la iniciativa de ir a postular el evento en el IV Congreso
Latinoamericano del Aguacate 2013, que se llevó a cabo en Costa Rica.
A todos los Patrocinadores que confiaron en el evento, haciéndolo posible con su
apoyo, a los expositores y a todo el equipo de colaboradores,
¡muchas, muchas gracias!

7
PATROCINADORES
Reconocemos y agradecemos a los patrocinadores del Congreso por su generoso apoyo.

DIAMANTE
AGRO GONZALEZ, S.P.R. de R.L., Ciudad Guzmán, Jal. +52 (341) 413 5233
(GRUPO BARCO) BARRENECHEA SUCESORES, S.C., Morelia, Mich. +52 (443) 327 2228
(ANSA) AGROSERVICIOS NACIONALES, SAPI, Guadalajara, Jal. +52 (33) 3793 0390
GOING, SAPI de C.V., Guadalajara, Jal. +52 (33) 3884 1470

PLATINO
AVOCADOS D'ELISEOS, Ciudad Guzmán, Jal. +52 (341) 412 1454
GIRO PACK, SA de CV, Uruapan, Mich. +52 (452) 502 1670
(AGROMICH) AGROQUIMICOS DE MICHOACAN, SA de CV, Uruapan, Mich. +52 (452) 524
6744
GEOSINTETICOS DE MEMBRANAS LOS VOLCANES S.A. de C.V., Cd Guzmán, Jal. +52
(341) 414 6431
(IOT REPUBLIC) SOLUCIONES EN IOT Y DOMÓTICA DE MÉXICO S.A. de C.V., Guadalajara,
Jal. +52 (33) 2304 9472
GRUPO EMPAQUE ROQUIN, SA de CV, Gómez Farías, Jal. +52 (341) 133 1707
TEQUILA SIETE LEGUAS, S.A. de C.V, Guadalajara, Jal. +52 (33) 3671 4046

ORO
SAC SEGUROS, Manzanillo, Col. +52 (314) 114 1622
(ARSARO) VENTA Y SERVICIO DE EQUIPO DE FUMIGACION ARSARO, Ciudad Guzmán,
Jal. +52 (341) 133 1672
MAERSK LINE MÉXICO, SA de CV, México, D.F. +52 (55) 5010 3500

PLATA
(ISAOSA) SOLUCIONES EN NUTRIENTES DE VALOR AGREGADO, SA de CV., Zapopan, Jal.
+52 (33) 3647 4950
BONANZA 2001, SA de CV, Sayula, Jal., +52 (342) 422 0390
(CSIO) CORPORATIVO DE SERVICIOS INTEGRALES DE OCCIDENTE, S.A. de C.V., Ciudad
Guzmán, Jal. +52 (341) 412 2306
(IAUSA) INDUSTRIAS AGRICOLAS UNIDAS, SA de CV, Ciudad Guzmán, Jal. +52 (341) 410
5455
RAIN BIRD MEXICO, S de RL de CV, Guadalajara, Jal. +52 (33) 3157 9140

8
CUSPIDE ZAPOTLAN, Ciudad Guzmán, Jal. +52 (341) 119 9032
NETAFIM MEXICO, SA de CV, Zapopan, Jal. +52 (33) 3630 6544
AVOCAMEX, S.P.R. de R.L., Uruapan, Mich. +52 (452) 545 8261
FELIX INSTRUMENTS, Camas, WA, USA, +1 (360) 833 8835

9
EXHIBIDORES (STANDS)

10
11
12
13
14
15
COLABORADORES

16
NOTA DEL EDITOR
Todos los trabajos aquí publicados fueron revisados por dos miembros apropiados
del Comité Editorial por su contenido científico, el uso adecuado del idioma Español y
estilo. Aunque tratamos de mantener los cambios al mínimo, en algunos casos fue
necesario modificar los textos, cuadros o figuras para hacer más comprensible la
información presentada o para ajustarlos al formato de la publicación. Los trabajos que
aparecen en estas Memorias reflejan las opiniones de los autores y no constituyen un
endoso o aval de los editores o de la Asociación de Productores Exportadores de
Aguacate de Jalisco, A.C.
Los editores agradecen a todos los que contribuyeron con sus trabajos por compartir
con sus resultados experimentales, observaciones, conocimientos e ideas a todos
nosotros cuyo interés en común es el aguacate. El editor está muy agradecido con
Alejandro F. Barrientos-Priego quien hizo muy buena labor de revisión y edición de
muchos manuscritos. Especial agradecimiento a los autores quienes con todo
profesionalismo atendieron las sugerencias de modificaciones hechas a sus trabajos
por parte del comité científico y los editores. Finalmente, se reconoce el apoyo de
Martha E. Ibarra-Estrada en la revisión técnica de algunos trabajos y de Jonathan
Salazar-Montoya quien con experiencia y mucha paciencia produjo la versión para
impresión de las Memorias
Las Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate 2017 proporcionan la
más reciente recopilación de información en aguacate de los países productores de
Latinoamérica en las áreas de Recursos Fitogenéticos, Sanidad, Manejo y técnicas de
cultivo, Postcosecha e Industrialización y Comercialización. Se espera que esta
publicación proporcione a los lectores una visión sobre lo que significa el tema del
Congreso “Produciendo Calidad para el Mundo”

Sinceramente,

Samuel Salazar-García

17
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

ÍNDICE
Recursos Fitogenéticos
PRESENTE Y FUTURO DE LOS PORTAINJERTOS Y VARIEDADES DE
AGUACATE EN EL MUNDO Y MÉXICO 2
Barrientos-Priego, Alejandro F.
CARACTERIZACIÓN GENÉTICA DE PORTAINJERTOS DE AGUACATE CV.
HASS EN LOS ANDES NOROCCIDENTALES DE COLOMBIA 16
Velázquez, Valeria1; Delgado, Oscar1; Patiño, Laura1; Cortés, Andrés J.1;
Navas, Alejandro1
GERMOPLASMA LOCAL DE AGUACATE (Persea americana Mill.) TIPO
'CRIOLLO' PARA LA PRODUCCIÓN DE PORTAINJERTOS EN EL ECUADOR 21
Viera, William1; Sotomayor, Andrea1; Viteri, Pablo1; Ushiña, Raquel2; Cho, Kang
Jin3
INDUCCCIÓN DE FLORACIÓN POR BIOTECNOLOGÍA PARA EL
MEJORAMIENTO GENÉTICO ACELERADO DE ÁRBOLES DE AGUACATE 28
Urrea-López, Rafael

Sanidad
PLAGAS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA DEL AGUACATE EN MÉXICO 36
González-Hernández, Héctor1; Ortega-Arenas, Laura Delia1; Santillán-Galicia,
Ma. Teresa1; Johansen-Naime, Roberto2; Lomelí-Flores, J. Refugio1; Ochoa-
Ascencio, Salvador3; Villegas-Jiménez, Nancy4; Vargas-Sandoval, Margarita3;
Guzmán-Franco, Ariel Wilbert1; Avendaño-Gutiérrez, Francisco Javier3; Lázaro-
Castellanos, Carlos1; Guzmán-Valencia, Stephanie1; Bravo-Pérez, Daniel4
MONITOREO DE TRIPS EN AGUACATE ‘HASS’ EN EL MUNICIPIO DE TARETAN,
MICHOACÁN, MÉXICO 45
Cerda-Villalobos, L. A.; Ramírez-Villanueva, A.; Aguirre-Paleo, S.; Vargas-
Sandoval, M.; Serna-Mata, E.; Lara-Chávez, B.N.; Vidales-Fernández, I.
CONTROL DEL COMPLEJO DE TRIPS DEL AGUACATE CON INSECTICIDAS
BOTÁNICOS 55
Lemus-Soriano, Braulio Alberto; Solorzano-Solorzano, Ana Itzel; Pérez-Aguilar,
Daniel Alberto
DISTRIBUCIÓN, INCIDENCIA Y CONTROL DE Copturus aguacatae Kissinger
(COLEOPTERA: CURCULIONIDAE) EN TRASPATIOS DE AGUACATE EN
URUAPAN, MICHOACÁN 62
Andrés-Morales, José Antonio; Ayala-Ortega, José de Jesús; Lara-Chávez, Ma.
Blanca Nieves; Ávila-Val, Teresita del Carmen; Aguirre-Paleo, Salvador;
Gutiérrez-Contreras, Maribel; Huerta-Quezada, Ana María; Vargas-Sandoval,
Margarita
CAPTURA DE SCOLYTINAE (CURCULIONIDAE) EN TRAMPAS CON
ATRAYENTES QUÍMICOS EN HUERTOS DE AGUACATE EN SAN JUAN NUEVO,
MICHOACÁN 70
Lázaro-Dzul, Martha O.1; Equihua-Martínez, Armando1; Romero-Nápoles,
Jesús1; González-Hernández, Héctor1; Macías-Sámano, Jorge E.2; Alvarado-
Rosales, Dionicio1; Castañeda-Vildózola, Álvaro3

viii
BIOLOGÍA DE Oligonychus punicae (Hirst, 1926) (ACARI: TETRANYCHIDAE) EN
Persea americana CV. HASS EN CONDICIONES DE LABORATORIO 78
Imbachi-López, Karol1; Estrada-Venegas, Edith G.2; Equihua-Martínez,
Armando2
CONTROL BIOLÓGICO DEL ÁCARO Oligonychus yothersi (McGregor) (ACARI:
TETRANYCHIDAE) SOBRE AGUACATE Persea americana Mill. CV. HASS 83
Vargas-S., Carlos Alberto
DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE Bruggmanniella perseae (Díptera:
Cecidomyidae) EN LA FRANJA AGUACATERA DE MICHOACÁN, MÉXICO 94
Delgado-Ortiz, Felipe; García-Bonilla, Carlos; Vargas-Sandoval, Margarita;
Ayala-Ortega, José de Jesús; Lara-Chávez, Ma. Blanca Nieves; Arias-Valencia,
Ma. Del Carmen; Gutiérrez-Contreras, Maribel
DIAGNÓSTICO MOLECULAR DE ESPECIES DEL GÉNERO Xyleborus
(COLEOPTERA: CURCULIONIDAE: SCOLYTINAE) 102
Ortega-Arenas, Laura Delia¹; Sosa-Castillo, María Elena¹; Lara-Reyna, Joel²;
Hernández-Alfonsina, Judith3
ESTRATEGIAS DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA DE LOS COMPLEJOS DE
ESCARABAJOS AMBROSIALES Xyleborus glabratus-Raffaelea lauricola y
Euwallacea sp.-Fusarium euwallaceae, EN AGUACATE EN MÉXICO 109
López-Buenfil, J. A.1; González-Gómez, R.1; Montiel-Castelán, J. M.1; Laureano-
Ahuelicán, B.1; Díaz-López, J.1; Álvarez-Castañeda, J.1; García-Avila, C. J.1;
Equihua-Martínez, A.2; Estrada-Venegas, E.G.2
ESTADO ACTUAL DE LAS ENFERMEDADES DEL FRUTO DEL AGUACATE EN
MÉXICO: ROÑA Y ANTRACNOSIS 114
Morales-García, José Luciano
APLICACIONES DE FUNGICIDAS EN PRECOSECHA QUE CONTROLAN
ENFERMEDADES POSTCOSECHA DE AGUACATE ‘HASS’ EN MICHOACÁN 126
Herrera-González, Juan Antonio1; Zapien-Ramos, Juan Esteban2; Vite-
Hernández, Maureen Yamile2; Mercado-Silva, Edmundo3
MANEJO DE LA ANTRACNOSIS DEL AGUACATE CON BIOFUNGICIDAS 135
Lemus-Soriano, Braulio Alberto; Pérez-Aguilar, Daniel Alberto
EVALUACIÓN DE LA RESISTENCIA A Phytophthora cinnamomi EN GENOTIPOS
DE AGUACATE RAZA MEXICANA POR CONDUCTIVIDAD ELÉCTRICA 140
Sánchez-González, Enrique Ignacio1; Barrientos-Priego, Alejandro F.2; Ochoa-
Ascencio, Salvador3; Gutiérrez-Soto, Guadalupe1; Gutiérrez-Díez, Adriana1
CONTROL BIOLÓGICO IN VITRO DE Phytophthora cinnamomi CON
Trichoderma spp. 147
Andrade-Hoyos, Petra1; Molina-Gayosso, Eduardo2; Isidro-Cortes, Judith3;
Hernández Leal, Enrique4; Cortés-González, Yesenia Arllette4; Rivera-Sosa,
Luis Martín4
EPIDEMIOLOGÍA DEL PATOSISTEMA Armillaria spp. - Persea americana Mill.)
EN TRES MUNICIPIOS DE LA FRANJA AGUACATERA DE MICHOACÁN 154
Michua-Cedillo, Jeny1; Téliz-Ortíz, Daniel1; Ochoa-Ascencio, Salvador2;
Alarcón, Alejandro3; Rodríguez-Guzmán, María del Pilar1; De León, Carlos1
CONTROL BIOLÓGICO Y QUÍMICO DE Armillaria spp., (Vahl.: Fr.) Karsten.
AISLADAS DE AGUACATE (Persea americana Mill. var. drymifolia (Schltdl. y
Cham.) S.F. Blake) 163

ix
Ordaz-Ochoa, Jesús Alejandro; Zaragoza-Lara, Miguel; Lara-Chávez, Ma.
Blanca Nieves; Mendoza-Churape, Juan; Pedraza-Santos, Martha Elena;
Vargas-Sandoval, Margarita
PRUEBAS DE ANTAGONISMO CON HONGOS ASOCIADOS AL SÍNTOMA DE
MARCHITEZ DE ÁRBOLES DE AGUACATE EN MICHOACÁN, MÉXICO 173
Espino-Cerda, Á.; Morales-García, J. L.; Pedraza-Santos, M. E.; Morales-
Montelongo, K. L.
HONGOS ASOCIADOS AL SÍNDROME DE LA ROÑA DEL AGUACATE EN EL
ESTADO DE MICHOACÁN, MÉXICO 181
Alfaro-Espino, E.; Morales-García, J. L.; Pedraza-Santos, M. E.; Chávez-
Bárcenas, A. T.; Morales-Montelongo, K. L.
CONTROL QUÍMICO IN VITRO DE LOS PATÓGENOS RELACIONADOS CON EL
SÍNDROME DE ROÑA EN AGUACATE EN DIFERENTES ZONAS DE
MICHOACÁN, MEXICO 190
Martínez-Hernández, María del Sagrario; Morales-García, José Luciano;
Pedraza-Santos, Martha Elena; Morales-Montelongo, Karina Lizeth
CONTAMINACIÓN MICROBIANA DURANTE LA PRODUCCIÓN Y COSECHA DE
AGUACATE (Persea americana CV. HASS) Y TRATAMIENTOS DE
DESCONTAMINACIÓN DEL EPICARPIO 198
Rodríguez-García, Ofelia
EFICIENCIA DE TRATAMIENTOS DE DESCONTAMINACIÓN EN LA REMOCIÓN
DE CÉLULAS DE Listeria monocytogenes ADHERIDAS AL EPICARPIO DE
AGUACATE (Persea americana var. Hass) 212
Bañuelos-Gutiérrez, J. A.1; Hernández-Padilla, D. B.1; Martínez-Chávez, L.1;
Martínez-Gonzáles, N. E.1; Pérez-Montaño, J. A.1; Rodríguez-García, Ma. O.1;
Gonzáles-Aguilar, D. G.2; Cabrera-Díaz, E.2

Manejo y Técnicas de Cultivo


PRODUCCIÓN DE HOJARASCA POR EL AGUACATE ‘HASS’ Y SU
CONTRIBUCIÓN POTENCIAL DE NUTRIENTES EN TRES LOCALIDADES DE
COLOMBIA 221
Tamayo-Vélez, Álvaro1; Correa-Londoño; Guillermo2; Osorio, Nelson W.3
REMOCIÓN NUTRIMENTAL DEL FRUTO DEL AGUACATE ´HASS´ EN LA COSTA
NORTE DEL PERÚ 233
Montgomery-Taboada, Luis José; Alegre-Mendoza, Javier Jorge; Castro-Cuba,
Sergio Manuel
PREPARACIÓN DE SOLUCIONES NUTRITIVAS PARA FERTIRRIEGO EN
AGUACATE 243
Montgomery-Taboada, Luis José; Castro-Cuba, Sergio Manuel
SEGUIMIENTO Y MANEJO NUTRIMENTAL DE LA PALTA ‘HASS’ EN EL
DESIERTO DEL PERÚ 255
Fernández-Montoya, Cesar1; Villavicencio-Guillermo, Yesenia1; Salazar-García,
Samuel2
MANEJO DE AGUA Y SUELO EN AGUACATE Y SU INFLUENCIA SOBRE LA
PUDRICIÓN DE RAÍCES 266
Ferreyra-Espada, Raúl

x
CALIDAD DE AGUA UTILIZADA PARA RIEGO DE HUERTOS DE AGUACATE EN
MICHOACÁN Y JALISCO 275
Hernández-Valdés, Edgardo Federico
FACTORES BIÓTICOS Y ABIÓTICOS QUE AFECTAN LA ADAPTACIÓN Y
CRECIMIENTO EN PLANTACIONES JÓVENES DE AGUACATE EN SAYULA,
JALISCO, MÉXICO 281
Medina-Urrutia, V. M.; E. Baltazar-Lorenzo, E.; Virgen-Calleros, G.; Pimienta-
Barrios, E.
FENOLOGÍA DEL AGUACATE CV. HASS PLANTADO EN DIVERSOS
AMBIENTES DEL DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA, COLOMBIA 292
Bernal-Estrada, Jorge1; Vásquez-Gallo, Luz1; Cartagena-Valenzuela, José2
MODELO FENOLÓGICO PARA EL AGUACATE ‘HASS’ EN EL ESTADO DE
MÉXICO 302
Reyes-Alemán, Juan Carlos1; Monteagudo-Rodríguez, Omar1; Valdez-Pérez,
María Eugenia1; Mejía-Carranza, Jaime1; Espíndola-Barquera, María de la
Cruz2; Urbina-Sánchez, Elizabeth1
INSTALACIÓN DEL CULTIVO DE PALTO (AGUACATE) EN EL DESIERTO: CASO
DEL FUNDO MONTEGRANDE DE LA EMPRESA ARATO PERÚ 309
Nina-Ari, Johnny E.
CONSIDERACIONES PARA EL USO COMERCIAL DEL PACLOBUTRAZOL EN
LOS AGUACATES ‘HASS’ Y ‘MENDEZ’ 319
Salazar-García, Samuel1; Herrera-González, Juan Antonio2; Ibarra-Estrada,
Martha Elva3; González-Valdivia, José3
LA PODA Y SU IMPORTANCIA EN EL CULTIVO DEL AGUACATE 330
Cortez-González, José Seferino
AVANCES EN PODAS DE REJUVENECIMIENTO EN HUERTOS DE ALTA
DENSIDAD EN MICHOACÁN 334
Carrillo-Gallegos, Álvaro Gamaliel; Calderón-Morales, Verónica
Postcosecha e Industrialización
CARACTERIZACIÓN NUTRICIONAL DE COLECTAS DE AGUACATE DE
GUASAVE, SINALOA CON ALTO CONTENIDO DE ACEITE 345
Valdez-Agramón, Rosalva Carolina1; Valdez-Morales, Maribel2; Cruz-Mendívil,
Abraham1; Sandoval-Castro, Eduardo2; Orozco-Ochoa, Alma3; Calderón-
Vázquez, Carlos1
EVALUACIÓN DE VARIABLES FÍSICO QUÍMICAS DE IMPORTANCIA EN LA
CALIDAD DEL FRUTO DE AGUACATE (Persea americana Mill.) cv. HASS,
PRODUCIDO EN CUATRO MUNICIPIOS DE COLOMBIA 353
Sandoval-Sandoval, Jorge1; Hernández-Gómez, María1; Rodríguez-Fonseca,
Pablo2; Herrera-Arévalo, Aníbal3
ESTADO ACTUAL Y CALIDAD FÍSICA DE FRUTO DE AGUACATE ‘HASS’
(Persea americana Mill.) EN CALCAHUALCO, VERACRUZ, MÉXICO 365
Peralta-Hernández, Rubén1; Hernández-Rosas, Francisco1; Salinas-Ruiz,
Josafhat1; Cruz-Orea, Alfredo2
VARIABLES DE PRECOSECHA Y SU EFECTO EN EL COMPORTAMIENTO
POSTCOSECHA DEL AGUACATE ‘HASS’ EN CHILE 373

xi
Ferreyra, Raul1; Rivera, Sebastián1; Robledo, Paula1; Saavedra, Jorge2;
Defilippi, Bruno1
IDENTIFICACIÓN DE FACTORES PRECOSECHA QUE AFECTAN COMPUESTOS
BIOACTIVOS (ÁCIDOS GRASOS) DEL FRUTO DE PALTO (Persea americana
Mill.) ‘HASS’ 379
Ferreyra-Espada, Raúl1; Selles, G.1; Defilippi, B.1; Saavedra, J.2; Ortiz, J.3;
Zuñiga, C.1; Troncoso, C.1
CONTENIDO DE LÍPIDOS Y COMPOSICIÓN RELATIVA DE LOS ÁCIDOS
GRASOS EN PULPA DE AGUACATE ‘HASS’ COSECHADOS EN EL TRÓPICO
ANDINO DEL DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA, COLOMBIA 389
Bernal-Estrada, Jorge1; Cartagena-Valenzuela, José2
EVALUACIÓN DE PARÁMETROS FISICOQUÍMICOS DEL AGUACATE (Persea
americana Mill. cv. Hass) EN SU MADUREZ DE COSECHA Y CONSUMO 401
Astudillo Ordoñez, Camilo Ernesto1; Rodríguez Fonseca, Pablo Emilio2
USO DE EXTRACTOS DE Persea americana Mill. EN FRUTOS DE AGUACATE
PARA RETRASAR SU MADURACIÓN 410
Tochihuitl-Martiñón, Anahi1; Chávez-Franco, Sergio Humberto1; Saucedo-
Veloz, Crescenciano1; Suarez-Espinosa, Javier1; Guerra-Ramírez, Diana2
MODELO NO DESTRUCTIVO PARA DETERMINAR MADUREZ DE COSECHA EN
AGUACATE ‘HASS’ 420
Osuna-García, Jorge, Alberto1; Toivonen, Peter2; Salazar-García, Samuel1;
Goenaga, Ricardo3; Herrera-González, Juan Antonio4
MANEJO DE FRUTOS DE AGUACATE 'HASS' EN ATMÓSFERAS MODIFICADAS
EN POSTCOSECHA 429
Valle-Guadarrama, Salvador; Espinosa-Cruz, Carlos Cristóbal; Martínez-
Damián, María Teresa
EVALUACIÓN DEL COLOR EXTERNO Y DAÑOS EN EL MESOCARPIO DE
AGUACATE (Persea americana Mill. cv. Hass) BAJO CONDICIONES DE
ALMACENAMIENTO EN FRIO Y MADURACIÓN CONTROLADA 436
Victoria, Escobar1; Rodríguez, Pablo2; Cortes, Misael1; Correa, Guillermo1
PROCESAMIENTO INDUSTRIAL DE PRODUCTOS DE AGUACATE POR ALTAS
PRESIONES HIDROSTATICAS: TENDENCIAS EMERGENTES E
IMPLEMENTACION EN NUEVOS MERCADOS 446
Tonello-Carole, Wilches Diego; Onrubia, Marta; Peregrina, Roberto
USO DE LA TECNOLOGÍA OXYION EN AGUACATE DURANTE FASE DE
MANEJO Y PROCESO 453
Almazan, Gabriel
ADEREZO DE MAYONESA DE AGUACATE ‘HASS’ PROCESADO CON
ULTRASONIDO: CALIDAD QUÍMICA, MICROBIOLÓGICA Y SENSORIAL 459
Ayala-Tirado, Rosa1; Cocotle-Ronzón, Yolanda2; Cortés-Zarate, Josué1;
Guzmán-Gerónimo, Rosa1
ACEITE DE AGUACATE EXTRA VIRGEN PROCESADO CON ULTRASONIDO:
CALIDAD QUÍMICA Y SENSORIAL 466
Guzmán-Gerónimo, Rosa1; López-Mendoza, Remedios2; Cocotle-Ronzón,
Yolanda3; Cortés-Zarate, Josué1; Ayala-Tirado, Rosa1

Comercialización
xii
PRESENTE Y FUTURO DE LA INDUSTRIA DEL AGUACATE EN COLOMBIA 473
Ruiz-Pérez, Juan Camilo
FORTALECIMIENTO DE LA PRODUCCIÓN Y EXPORTACIÓN DE AGUACATE
‘HASS’ A TRAVÉS DE LA METODOLOGIA DE MODELOS
AGROEMPRESARIALES COMPETITIVOS Y SOSTENIBLES 483
Senior-Mojica, Adriana

xiii
Recursos Fitogenéticos

1
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

PRESENTE Y FUTURO DE LOS PORTAINJERTOS Y VARIEDADES DE


AGUACATE EN EL MUNDO Y MÉXICO
Barrientos-Priego, Alejandro F.
Posgrado en Horticultura, Departamento de Fitotecnia, Universidad Autónoma Chapingo. Km 38.5
carretera México-Texcoco. Chapingo, Estado de México. C.P. 56230. México. Correo-e:
abarrien@correo.chapingo.mx

Resumen
En los huertos comerciales de aguacate la unidad productiva la forma el árbol, que lo
constituye un portainjerto que aporta la raíz y parte del tronco; y el injerto que se compone por
tronco y lo que llamamos copa. La elección de la variedad o cultivar a injertar es de gran
importancia pues asegura una buena adaptación y producción. Existen más de 500 variedades
de aguacate, que en su mayoría no derivaron de un programa de mejoramiento genético. En
la actualidad la variedad líder es ‘Hass’, la cual emergió incipientemente al inicio hasta
convertirse después de varias décadas, como la variedad cultivada número uno en el mundo.
Los programas de mejoramiento genético se enfocan a la búsqueda de alternativas a ‘Hass’.
Actualmente ‘Hass’ es la variedad preferida a nivel mundial. Empujando viene ‘Hass Carmen’® P P

que llena un espacio con la misma calidad de fruto, ‘GEM’® presenta cualidades interesantes
P P

en algunas partes del mundo, al igual que ‘Maluma’ de la que en la cual se tienen grandes
expectativas. En el caso de portainjertos es de gran relevancia la correcta elección del mismo,
con el fin de contar con una adecuada adaptación al ambiente y por lo tanto se espera un buen
rendimiento del árbol injertado sobre él. Países como Estados Unidos de Norteamérica, Israel,
Sudáfrica y Australia, han adoptado el uso de portainjertos clonales, trayendo beneficios
tangibles, mientras que en América Latina queda pendiente adoptar estos, para potenciar la
productividad de los huertos. De los portainjertos con popularidad, en la actualidad los más
utilizados son los que cuentan con resistencia a Phytophthora cinnamomi (Pc) como ‘Dusa’
que se está posicionando ya como el más relevante, seguido de ‘Bounty’ que resiste
condiciones de suelos pobres y además medianamente resistente a Pc. ‘Duke 7’ sigue en la
lista por su mediana resistencia a Pc y ‘Velvick’ de Australia sigue siendo de los preferidos en
ese país. Los nuevos portainjertos de la UC Riverside ‘Uzi’, ‘Zentmyer’ y ‘Steddom’, deberán
ser probados en diferentes climas para determinar su verdadero potencial.

Palabras clave adicionales: Persea americana Mill., clonales, adaptación al suelo, cultivares.

PRESENT AND FUTURE OF AVOCADO ROOTSTOCKS AND VARIETIES IN THE


WORLD AND MEXICO

Abstract
In the commercial avocado orchards, the productive unit is formed by the tree, which constitutes
a rootstock that contributes the root and part of the trunk, and the graft that is composed by the
trunk and what we call the canopy. The choice of the variety or cultivar to be grafted is of great
relevance to ensure a good adaptation and production. There are more than 500 avocado
varieties, most of which were not a result of a breeding program. At present the leading variety
is ‘Hass’, which emerged incipiently at first to become after several decades the number one
cultivated variety in the world. Genetic improvement programs are focused on the search for
‘Hass’ alternatives. Currently ‘Hass’ continues as a preferred variety worldwide, pushing comes
‘Hass Carmen’® that fills a space with the same quality of fruit, ‘GEM’® presents interesting
qualities in some parts of the world, as well as ‘Maluma’ that has great expectation. In the case
of rootstocks, it is of great relevance to have a correct choice of it, to have a suitable adaptation

2
to the environment and therefore also an expected superior performance of the grafted tree.
Countries such as the United States of America, Israel, South Africa and Australia have
adopted the use of clonal rootstocks, bringing tangible benefits, whereas in Latin America it is
still pending to adopt them, to enhance the productivity of orchards. Currently the most popular
rootstocks are those that have some resistance to Phytophthora cinnamomi (Pc) as ‘Dusa’ that
is already positioning itself as the most relevant, followed by ‘Bounty’ that resists poor soil
conditions and presents medium resistance to Pc, ‘Duke 7’ is still on the list due to its medium
resistance to Pc and ‘Velvick’ from Australia which is the favorite in that country. The new UC
Riverside ‘Uzi’, ‘Zentmyer’ and ‘Steddom’ rootstocks should be tested in different climates to
see their true potential.

Additional keywords: Persea americana Mill., clonal, soil adaptation, cultivars.

Introducción
En los huertos comerciales de aguacate la unidad productiva la forma el árbol, que lo
constituye un portainjerto que aporta la raíz y parte del tronco; y el injerto que se compone por
tronco y lo que llamamos copa. Sin embargo, también existe la posibilidad de tener un tronco
intermedio que provenga de un injerto entre el portainjerto y el injerto (Barrientos-Priego et al.,
2015).
La elección de la variedad o cultivar a injertar es de gran relevancia para asegurar una buena
adaptación y producción. En el último reporte de variedades existentes Lahav y Gazit (1994)
indicaron 500 variedades de aguacate en el ámbito mundial. La mayoría de estas, fueron
seleccionadas de árboles creciendo de forma natural, traspatio o simplemente sembrando
semillas fortuitamente. En la actualidad existen algunos programas de mejoramiento genético
de aguacate y se están liberando nuevas variedades, donde se busca principalmente su
semejanza con ‘Hass’. Estos programas se encuentran en California (USA), México, Israel y
Sudáfrica.
‘Hass’ es la variedad líder a nivel mundial, la cual tardó décadas para desplazar a ‘Fuerte’, por
lo que una nueva variedad que entre al ámbito de producción tendrá obligadamente que
competir con ‘Hass’ por sus propios atributos y entrará al escrutinio de los productores,
empacadores, comercializadores y del consumidor. Por otra parte, las variedades de aguacate
no solo son para la obtención de frutos para consumo en fresco; existen variedades
polinizadoras, para uso en barreras rompevientos y otras con potencial en la industria del
aceite, entre otras posibles opciones. Lo anterior ha sido poco explorado y no se han dedicado
esfuerzos al respecto.
Respecto a los portainjertos, los productores esperan que tengan una buena adaptación
principalmente al suelo y que finalmente tengan una unidad productiva que les de buen
rendimiento. La elección de un portainjerto es de gran importancia ya que puede resultar en el

3
éxito o fracaso de una plantación (Barrientos-Priego et al., 2015). Sin embargo, en muchas
ocasiones el productor no cuenta con la certeza del origen de los portainjertos que se utilizan
en los viveros, en el caso de Michoacán, México, varios viverístas se abastecen de semilla de
árboles de la población de Tingambato, que es famosa por sus árboles “criollos” de una edad
considerable y que según los conocedores son los que dan los mejores portainjertos con muy
buena adaptación a los alrededores de Uruapan, Michoacán. Hace algunos años se realizó un
esfuerzo conjunto entre varias instituciones y la Asociación de Viverístas de Uruapan,
Michoacán, con el fin de colectar donadores de semilla con características deseables, dando
como el resultado 12 genotipos (López et al., 2010). En el ámbito de la utilización de
portainjertos clonales, este no estuvo disponible hasta que el viverista Hank Brokaw del sur de
California, EE. UU., adaptó la técnica de etiolación a nivel comercial (Brokaw, 1977) y en la
actualidad con el método desarrollado en Sudáfrica por André Ernst (Ernst, 1999), lo ha llevado
a otro nivel de eficiencia. Ahora que los portainjertos clonales están disponibles se han
comenzado a resolver problemas como la tristeza del aguacate, salinidad, suelos calcáreos y
falta de aireación, además de otros atributos como el control del tamaño de la copa, resistencia
a la antracnosis en fruto, mayor eficiencia en la absorción de nutrimentos, entre otros. En
países como Estados Unidos de Norteamérica, Israel, Sudáfrica y Australia, el uso de
portainjertos clonales se está incrementando cada día más, mientras que en América Latina
queda pendiente adoptar estos, para potenciar la productividad de los huertos. En México,
recientemente, se están estableciendo huertos en condiciones de suelos marginales, lo que
trae nuevos retos tanto de manejo como en la búsqueda de portainjertos que se adapten a
tales condiciones.
En el caso específico de México, no se cuenta con viveros que produzcan planta calificada
(certificada), la inscripción de viveros y el seguimiento a los procesos que por ley le toca vigilar
al Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS-SAGARPA), le darán
en el futuro certeza a los productores de la inversión que estarán realizando a comprar planta,
que contará con calidad, sanidad e identidad.

Variedades
En aguacate existen tres razas y una propuesta de una cuarta: raza mexicana, raza
guatemalteca, raza antillana y la propuesta raza costaricensis (Barrientos-Priego et al, 2015),
tales razas se adaptan a diferentes ambientes que van de clima templado hasta el tropical. La
mayoría de las variedades de aguacate en la actualidad son derivadas de posibles
combinaciones entre estas mismas, donde la combinación raza guatemalteca – raza mexicana

4
lo constituyen variedades con buena adaptación a clima templado a subtropical, mientras que
la combinación raza antillana – raza guatemalteca da variedades con adaptación
principalmente tropical.
Las características generales que se busca en una variedad de aguacate son:
Calidad
Buen comportamiento en postcosecha
Entrada temprana a etapa productiva
Rendimiento y su eficiencia productiva
Tamaño del árbol y vigor
Forma del árbol
Época de producción
Sin alternancia en la producción
Concentración de la producción
Tolerancia a temperaturas frías/cálidas
Resistencia a plagas y enfermedades

En esta sección se abordarán las variedades actuales y las que cuentan con perspectivas, con
adaptación a clima subtropical a templado, las cuales son las más cultivadas en el mundo y
con amplia perspectiva comercial. Ya que han debutado variedades nuevas que han quedado
atrás, por no pasar por el escrutinio de productor, empacador, comercializador y consumidor,
el cual tiene un tamiz muy exigente. Algunas que han quedado en el camino en los últimos 25
años, salvo ventanas y mercados muy locales, están: ‘Fuerte’, ‘Colín V-33’, ‘Pinkerton’,
‘Whitsell’, ‘Esther’, ‘Gwen’, ‘Iriet’, ‘Adi’, ‘Gil’, ‘Lamb Hass’ y ‘Sir Prize’, que en su mayoría fueron
derivadas de programas de mejoramiento genético.

Variedades relevantes de actualidad para consumo en fresco


‘Hass’: Es la principal variedad cultivada en el mundo actualmente y con un crecimiento de
superficie establecida al alza. Seleccionado en La Habra, Heights, California, por Rudolph G.
Hass, a principios de los 1920s y patentado en 1935. Se piensa que proviene del antiguo
cultivar Lyon y que contaba con un 10-15% de genes de la raza mexicana y el resto de la raza
guatemalteca (Bergh y Ellstrand, 1986), actualmente con la secuenciación del genoma del
aguacate se sabe que ‘Hass’ tiene 64% de su genoma derivado de la raza mexicana y 36%
de la raza guatemalteca (Luis Herrera-Estrella; comunicación personal). La "sangre" mexicana
le da una mejor adaptación a climas más templados, por lo que le confiere la característica de

5
ubicarse en una gran gama de altitudes. En Michoacán se ubica desde 1500 hasta 2500
metros sobre el nivel del mar (Gallegos, 1983), en climas que van del cálido subhúmedo a
templado húmedo (Rocha-Arroyo et al, 2011), lo cual trae diferente comportamiento en
fenología (Rocha-Arroyo et al, 2011), postcosecha (Cajuste y López, 1997) y otras
características. Los frutos son de 170 a 350 g, aunque en varios países tiende a ser de poco
peso; pulpa cremosa de sabor excelente, sin fibra, contenido de aceite de 23.7%; cáscara algo
coriácea, rugosa y frecuentemente tendiendo a lo liso, aunque eso depende del clima donde
se cultiva (Salazar-García et al., 2016); color púrpura obscuro al madurar; semilla pequeña y
adherida a la cavidad. Su fruta se pude mantener en el árbol por algún tiempo después de
madurez fisiológica. El tipo floral es “A”.
‘Mendez No. 1’ (‘Hass Carmen’®): Variedad que actualmente está surgiendo como la
P P

segunda más cultivada en México, y que a nivel mundial cada día se incrementa su
popularidad. Seleccionada por el Sr. Carlos Méndez Vega en el huerto “Cheranguerán” de la
municipalidad de Uruapan, Michoacán, México, derivado de una mutación de ‘Hass’ que tiene
la particularidad de florecer y cosecharse 2 meses antes que en esa localidad y tolera el frío
más que ‘Hass’, -2.2 °C por varias horas e inclusive -3.3 °C por dos o tres horas (Méndez,
2000). Al tener más experiencia con esta variedad se ha detectado que pierde dominancia
apical y tiene una copa más compacta, entra rápido a producción después de injertada y
menos alternante que ‘Hass’ (Illsey-Granich, 2011). Las características de ‘Méndez No. 1’ son
muy similares a su progenitor, con leves variantes en fruto, ya que es un poco más pequeño y
de forma menos alargada. La superficie tanto en California, EE.UU. y en Sudáfrica se está
incrementando, además se está evaluando en varios países como Australia, Brasil, Chile,
Egipto, Israel, Marruecos, Nueva Zelanda, Perú, y España (Illsey-Granich, 2011). Patentado
en EE.UU. en el año 2000 y con título de derechos de obtentor en México en el 2011.
'3-29-5' (‘GEM’®): Variedad derivada del programa de mejoramiento genético de la
P P

Universidad de California en Riverside, EE.UU. (Witney y Martin, 1988), y seleccionada por el


técnico Grey Edward Martin (de ahí su nombre ‘GEM’), cuyo progenitor femenino es ‘Gwen’.
El árbol compacto y de crecimiento erguido, más tolerante a la araña roja, fruto de forma
elíptica, de 245 a 320 g, cáscara más gruesa, madura en negro con lenticelas amarillas,
llamativo, muy buena calidad, más productivo. La fruta se concentra en el interior de la copa y
en racimos, madura dos semanas después que ‘Hass’ y menos alternante. En Sudáfrica se ha
comportado adecuadamente y se ha formado un esquema de Club de Productores para
explotar en exclusividad esta variedad (van Rooyen, 2011). Patentado en EE.UU. en el 2003
(Martin y Bergh, 2003) y en otros países.

6
‘Maluma’ (‘Maluma Hass’, ‘Dries Hass’). Selección realizada por el Sr. Andries Joubert en
su rancho Maluma en Levubu, Limpopo, Sudáfrica en los 1990s. De progenitores
desconocidos, con características predominantemente de la raza guatemalteca y mexicana.
Es más precoz y productivo que ‘Hass’, tiene una forma de árbol menos vigorosa y de líder
central. Su fruto madura en negro y cáscara rugosa, fruto de mayor tamaño que ‘Hass’ de
alrededor de 300 g, buen sabor (Joubert, 2010) y de muy buen comportamiento en
postcosecha (Ernst et al., 2015). Actualmente se está evaluando en Perú, España, Chile,
Mozambique, Australia y Nueva Zelanda. Tiene título de derechos de obtentor en Sudáfrica
(2014) y en México en 2016.

Variedades relevantes con perspectivas para consumo en fresco


‘Lavi’ (‘6.2.6’): Variedad desarrollada en el programa de mejoramiento genético del Volcani
Center de Israel. Es derivado de ‘Hass’ de polinización abierta (Regev et al., 2005) y de mayor
tamaño de fruto. Cuya producción alcanza 20 t ha-1 en Israel y con menor alternancia que
P P

‘Hass’. Esta variedad no ha sido probada extensivamente en otros países.


‘Naor’: Variedad desarrollada en el programa de mejoramiento genético del Volcani Center de
Israel, es derivado de ‘Horshim’ de polinización abierta (Regev et al., 2009). Es muy parecido
a ‘Hass’ pero de mayor tamaño (260–360 g) y con una época de cosecha más corta. Buen
sabor, semilla pequeña, menos alternancia que ‘Hass’ y entra pronto a producir. Variedad que
no se ha probado en varios países.
‘Turner Hass’: Mutación de ‘Hass’ seleccionada en Australia por un productor, con fruto más
grande (17% mayor), sabor más a nogado, con cuello más largo, semilla mediana (12% del
peso). El árbol es de hábito abierto y produce un poco antes que ‘Hass’ (Crane et al., 2013).
No se ha evaluado en varios países.
‘Llanos Hass’: Esta variedad fue seleccionada por el Sr. Anthony Phillip Llanos en su
propiedad en Kwinana, Hope Valley, Australia. Derivada de una semilla establecida de origen
desconocido, aunque ahora se sabe al tener su perfil de AND que ‘Hass’ pudo ser uno de los
padres. Es muy precoz en la entrada a producción y con rendimiento consistente y madura de
4 a 6 semanas antes que ‘Hass’ (Llanos, 2003). Su fruto es parecido a ‘Hass’ en dimensiones
y color de cáscara, tipo floral B. No se ha probado en varios países.

Selecciones de la Fundación Salvador Sánchez Colín-CICTAMEX, S.C. En la fundación


Salvador Sánchez Colín-CICTAMEX, S.C. de México se están evaluando nuevas selecciones

7
derivadas de cruzas dirigidas, principalmente de ‘Pionero’ x ‘Hass’ y su F2, entre estas: 38 PM,
10 ROJ, 53 VM, 226 VM, entre otros (Figura 1).

Figura 1. Muestra de variedades en evaluación generadas del programa de mejoramiento


genético de aguacate de la Fundación Salvador Sánchez Colín-CICTAMEX, S.C. de México.

Variedades con otros usos


‘Bar’: Seleccionado en el Volcani Center de Israel como un potente polinizador para la
variedad ‘Hass’ (Regev, 2009).
‘Encinos’: Seleccionada de una progenie derivada de ‘Hass’ en la Fundación Salvador
Sánchez Colín-CICTAMEX, S.C., de México, como posible variedad por su tamaño y aspecto,
sin embargo, se está proponiendo como cortina rompeviento para huertos de aguacate en
Sudáfrica, esto debido a su crecimiento abundante y erguido, además del poco gasto de agua
que tiene, de tipo floral B (Stefan Köhne, comunicación personal). Variedad protegida con el
título de derechos de obtentor en México en el 2004 y que se está tramitando su registro en
Sudáfrica.
‘Fundación II’: Variedad seleccionada de una progenie de ‘Hass’ en la Fundación Salvador
Sánchez Colín-CICTAMEX, S.C., la cual tiene porte bajo permitiendo huertos de alta densidad,
muy productivo, frutos en racimos, madura en negro, fruto parecido a ‘Hass’, alto contenido de
aceite (hasta 35%). Variedad para posible uso en la industria del aceite. Variedad protegida
con el título de derechos de obtentor en México en el 2004.
La lista de nuevas variedades es muy amplia y lo que se indicó anteriormente, solo son los de
actualidad y unos cuántos con perspectivas, por lo que en el futuro tendremos nuevos
prospectos que tal vez lleguen a ser importantes comercialmente.

8
Portainjertos
La selección de portainjertos con características deseables para cierta región permitiría la
posibilidad de que se exprese su potencial productivo, superior a los utilizados de semilla que
presentan variabilidad genética y productiva (Barrientos-Priego et al., 2015). Los portainjertos
son una parte esencial de la unidad productiva y se les ha denominado “la mitad escondida”,
y esta aseveración es derivada de la poca importancia que se les da a las raíces, a pesar de
ser un componente fundamental del sistema planta. En esta sección se enlistarán los
portainjertos actuales en uso y los nuevos con perspectivas, no se incluyen los experimentales,
que en un futuro cercano esperemos que den un nuevo impulso a la agroindustria aguacatera
mundial y nacional.
Las características generales que se busca en una portainjerto para aguacate son:
Rendimiento
Eficiencia en el rendimiento
Reducir alternancia
Tamaño del árbol y vigor
Rápida entrada a producción
Eficiencia en absorción nutrimental
Tolerancia a estrés abiótico
Resistencia a estrés biótico
Mejoras en calidad
Mejora en postcosecha del fruto

Portainjertos relevantes de actualidad con resistencia a Phytophthora cinnamomi


‘Merensky 2’ (‘Dusa’®): Selección realizada en Merensky Technological Services en Wesfalia
P P

Estate, Sudáfrica, la cual ha demostrado buena resistencia a Phytophthora cinnnamomi y


adecuada producción comparado con otros portainjertos (Botha, 1991). Fue obtenido de un
árbol escape en un huerto fuertemente infestado con el patógeno (Köhne, 2004) y
aparentemente tiene características de las razas mexicana y guatemalteca. Actualmente es el
portainjerto más propagado clonalmente en Sudáfrica y está adquiriendo importancia en el
resto del mundo, y se ha convertido en el estándar de referencia por su resistencia al patógeno.
Patentado en Estados Unidos de Norteamérica y en varios países con derechos de obtentor,
incluyendo México en 2007.
‘Duke 7’: Selección realizada en los 60s en la Universidad de California Riverside por el Dr.
George A. Zentmyer, a partir de la variedad Duke de la raza mexicana (Zentmyer, 1978). Fue

9
el portainjerto clonal estándar a nivel mundial por varios años y en la actualidad es el número
dos. Tiene mediana resistencia a Phytophthora cinnamomi y las variedades injertadas sobre
el dan buenos rendimientos, relativamente fácil de propagar por el método de etiolación. Por
otra parte, tiene moderada resistencia a P. citricola (Tsao et al., 1992).
‘Bounty’: Seleccionado a partir de un árbol escape en el Institute for Tropical and Subtropical
Crops de Sudáfrica. Tiene una resistencia a Phytophthora cinnamomi similar a ‘Duke 7’, donde
en varios ensayos ha mostrado ser superior a este en cuanto a productividad y en algunos
otros mejor o igual que ‘Dusa’ (Vidiella et al., 2015) y en particular en situaciones de replante.
‘Bounty’ es recomendado para establecer en suelos pobres o marginales, incluyendo suelos
pesados y situaciones de inundación. Es el tercer portainjerto de venta en Sudáfrica (Retief,
2011) y con derechos de obtentor en ese país (2004), al igual que en Australia (2015).
‘Velvick’: Seleccionado en Australia por Dr. Antony Wiley en Australia, que tiene una
resistencia mediana a alta a Phytophthora cinnamomi, portainjerto con características de la
raza guatemalteca y también con algunos rasgos de la antillana. Se publicado que comparado
con ‘Duke 6’ injertado con ‘Hass’ presenta frutos con menos daños postcosecha y menor
presencia de ataque por antracnosis (Willingham et al., 2001).

Portainjertos con perspectivas con resistencia a Phytophthora cinnamomi


‘PP4’ (‘Zentmyer’): De la raza mexicana y derivado de ‘Thomas’, seleccionado por la
Universidad de California Riverside, California, EE.UU., susceptible a salinidad (Menge et al.,
2012). Patentado en EE.UU. en 2014 (Menge et al., 2014a) y con derechos de obtentor en
México desde 2014.
‘PP14’ (‘Uzi’): proviene de una semilla de ‘G6’, de raza mexicana, seleccionado por la
Universidad de California Riverside, California, EE.UU., muy susceptible a salinidad.
Patentado en EE.UU. en 2014 (Menge et al., 2014b) y con derechos de obtentor en México
desde 2014.
‘PP24’ (‘Steddom’): Proviene de una semilla de ‘Toro Canyon’ y es de la raza mexicana,
seleccionado por la Universidad de California Riverside, California, EE.UU., buena tolerancia
a salinidad. Patentado en EE.UU. en 2014 (Menge et al., 2014c) y con derechos de obtentor
en México desde 2014.
‘J-Gallo’ (‘Julian’): De la raza antillana, obtenido en las Islas Canarias, España, por la Dr.
Luisa Gallo-Llobet (Domínguez et al., 2010). Con trámite de derechos de obtentor ante la
Oficina Comunitaria de Variedades de Plantas (CPVO).

10
‘Day’ (‘VC 207’): De la raza antillana con mexicana derivada del programa de Israel al frente
de la Dra. Miriam Zilberstaine y el Dr. Avraham D. Ben-Ya’acov del Volcani Center, establecido
en Givat-Haim (Zilberstaine et al., 1992), donde después de 10 años de evaluación mostró una
superioridad a las condiciones de suelo con Phytophthora cinnamomi (Zilberstaine et al.,
1995). Por otra parte, este portainjerto tiene una adaptación a varios factores: salinidad + suelo
calcáreo, salinidad, suelo con problemas de sodio intercambiable y en condiciones de duna
(Ben-Ya’acov et al., 1992).

Portainjertos para resistencia a Phytophthora citricola


‘Toro Canyon’: Cuenta con moderada resistencia a este patógeno (Tsao et al., 1992).

Portainjertos para resistencia a Rosellinia necatrix


‘Albacia’: En España ha surgido la enfermedad de raíces que se le ha denominado
podredumbre blanca causada por Rosellinia necatrix (López-Herrera y Melero-Vara, 1992).
Los Viveros Blanco en Málaga, España, ofrece el portainjerto clonal ‘Albacia’ derivado de ‘Lula’
de la raza antillana con guatemalteca, obtenido de un árbol escape a dicha enfermedad. Se
ha evaluado desde el 2000 presentando buena adaptación en presencia de suelos con este
patógeno, además de tolerar salinidad y suelo calcáreos (Viveros Blanco, 2017).

Portainjertos para tolerancia a riego con agua salina


‘VC 51’: De la raza antillana con rasgos de la guatemalteca también, es uno de los mejores
portainjertos resistentes a agua salina, también con adaptación a suelos pesados y ligeros, y
sobre todo con muy buena productividad (Ben-Ya’acov, 1992). Seleccionado en Israel por el
Dr. Avraham D. Ben-Ya’acov del Volcani Center y es considerado como el portainjerto con
mayor adaptación universal que se ha encontrado (Ben-Ya'acov et al. 1992; Ben-Ya’acov y
Michelson, 1995).

Portainjertos para tolerancia a suelos calcáreos


‘Borchard’: En Estados Unidos de Norteamérica el viverista W. Hank Brokaw (1987)
seleccionó este portainjerto de la raza mexicana por su tolerancia a suelos calcáreos en el
rancho de Ed Borchard en Oxnard, Ventura County, California, EE.UU. y actualmente se utiliza
comercialmente como clonal. Con patente en EE.UU. en 1986 (Borchard, 1986), la cual ya
expiró.

11
Efecto del portainjertos sobre la reducción del tamaño del árbol
‘Nachtlat No. 2’: Tiene efecto enanizante y puede romper la dominacia apical de cultivares de
hábito erecto como ‘Ettinger’ (Ben-Ya’acov y Michelson, 1995), el cual fue seleccionado por el
Dr. Avrham Ben-Ya’acov en Israel.
‘Ashdot’: Seleccionado en Israel y que en Australia ha sido evaluado como portainjerto de
semilla, muestra que al injertarse con ‘Hass’ reduce su tamaño significativamente, hasta la
mitad del volumen de copa comparado con el portainjerto más vigoroso evaluado (‘BW5’),
además de tener el índice de eficiencia de rendimiento de 8 kg m-3 de copa a los 5 años de
P P

producción, mientras que el más cercano fue de cerca de 6 kg m-3 (‘BW2’) y el más bajo 5 kg
P P

-3
m (‘Reed’) (Le Legared, 2011).
P P

Portainjertos con perspectivas a futuro


En Merensky Technological Services en Wesfalia Estate, Sudáfrica, se están evaluando los
portainjertos resistentes a Phytopthora cinnamomi: R0.01, R0.06, R0.7 y R0.8, R0.09
injertados con algunas variedades. De los cuales se tienen buenas expectativas.
De la Universidad de California Riverside, California, EE.UU., están los prospectos tolerantes
a salinidad y a Phytophthora cinnamomi: ‘Anita’, ‘Brandon’, ‘Eddie’ y ‘Johnson’.
En México el Dr. Samuel Salazar García (comunicación personal, 2017) de Nayarit, México,
está próximo a liberar los primeros portainjertos clonales mexicanos para uso comercial
después de muchos años de evaluación. Entre ellos dos de la raza mexicana resistentes a
Phytophthora cinnamomi con origen en el Estado de México con supervivencia mayor de 70%
mayor que el “criollo regional” y de 30 a 40% mayor que ‘Duke 7’; además de cuatro tolerantes
a sequía, dos originados en Veracruz de la raza antillana y dos de Puebla de la raza mexicana,
que producen 30% más que los “criollos regionales”. Dichos portainjertos se han probado en
Nayarit, Jalisco y Michoacán, México.

Cometarios Finales
Los nuevos prospectos a variedades han resaltado su posible uso potencial en varios países
y su adopción por el momento será como complemento a la producción de ‘Hass’. Por otra
parte, aún queda que la agroindustria aguacatera tome el reto de la búsqueda y uso de
variedades exclusivas para su aprovechamiento en la industria, tanto de alimentos como en
otros aspectos. Respecto a los portainjertos, que son de gran importancia por la influencia que
tienen sobre el cultivar y la adaptación del árbol a las condiciones bióticas y abióticas del suelo,
a nivel mundial se está tomando cada día más conciencia acerca de la utilidad que tienen y en

12
los próximos años veremos el auge de investigación en los aspectos relacionados con los
mismos, donde definitivamente los recursos genéticos del aguacate jugarán un papel
importante, ya que son la fuente de genes y que se busque combinar características
deseables en uno o varios portainjertos élite.

Literatura Citada
Barrientos-Priego, A. F., R. Muñoz-Pérez, M.W. Borys, and Ma. T. Martínez-Damián. 2006.
Taxonomía, cultivares y portainjertos. pp. 30-62. In: Téliz, D, y A. Mora (Eds.). El Aguacate
y su Manejo Integrado. 3ª edición. Biblioteca Básica de Agricultura, Colegio de
Postgraduados. Montecillos, México.
Ben-Ya’acov, A. 1992. Recommended rootstocks for new planting of avocado- Ettinger
cultivar. Alon Hanotea 46:919-926.
Ben-Ya’acov, A., E. Michelson, M. Zilbersteine, Z. Barkan, and I. Sela. 1992. Selection of clonal
avocado rootstocks in Israel for high productivity under different soil conditions. Proceedings
of Second World Avocado Congress II: 521-526.
Ben-Ya’acov, A., M. Zilbersteine, and I. Sela. 1992. A study of avocado germplasm resources,
1988-1990. V. The evaluation of collected avocado germplasm material for horticultural
purposes. Proceedings of Second World Avocado Congress II: 559-562.
Ben-Ya’acov, A.; and E. Michelson. 1995. Avocado rootstocks. Horticultural Reviews 17: 381-
429.
Borchard, E.C. 1986. Borchard avocado tree. U.S. Patent PP5,750. July 17, 1986. U.S. Patent
and Trademark Office. Washington, DC, USA.
Botha, T. 1991. Evaluacsie van avokado-onderstamme voorlopige verslag. South African
Avocado Growers’ Association Yearbook 14: 87-88.
Brokaw, W. H. 1987. Field experiences with clonal rootstocks. South African Avocado Growers’
Association Yearbook 10: 34-36.
Crane, J. H., G. Douhan, B.A. Faber, M.L. Arpaia, G.S. Bender, C.F. Balerdi, and A.F.
Barrientos-Priego. 2013. 8 Cultivars and rootstocks. pp. 200-233. In: Schaffer, B. A., A. W.
Whiley, and B. N. Wolstenholme (Eds.). The Avocado Botany, and Uses. CAB International
Publishing. Oxfordshire, UK.
De Villiers, A.I., and A.A. Ernst. 2015. Avocado rootstock research: principal and practices.
Actas del VIII Congreso Mundial de la Palta, 13 al 18 de septiembre 2015, Lima Perú. pp.
40-45.
Domínguez Correa, P., A. Rodríguez Pérez, F. Siverio de la Rosa, y L. Gallo Llobet. 2010.
Manejo integrado de la podredumbre de raíz de aguacate. Agropalca 11:19.
Ernst, A.A. 1999. Micro cloning: a multiple cloning technique for avocados using micro
containers. Revista Chapingo Serie Horticultura 5 (Núm. Especial):217-220.
Ernst, A.A., Z.R. Ernst, and E.D. Ernst. 2015. ‘Maluma’: establishing a new generation avocado
cultivar commercially. Actas del VIII Congreso Mundial de la Palta, 13 al 18 de septiembre
2015, Lima Perú. pp. 53-59.
Illsey-Granich, C., R. Brokaw, and S. Ochoa-Ascencio. 2011. Hass Carmen®, a precocious
P P

flowering avocado tree. Proceedings of the VII World Avocado Congress. September 5-9,
2011. Cairns, Australia. pp. 569-574.
Joubert, A.G. 2010. Avocado tree named ‘Maluma’. U.S. Patent PP12/290,341, issued April
29, 2010. U.S. Patent and Trademark Office. Washington, DC, USA.
Köhne, J. S. 2004. Avocado tree named ‘Merensky 2’. U.S. Patent No. PP15,309. U.S. Patent
and Trademark Office. Washington, DC, USA.

13
Lahav, E.; and S. Gazit. 1994. World listing of avocado cultivars according to flowering type.
Fruits 49(4): 299-313.
Le Lagadec, D. 2011. Field evaluation of superior rootstocks with ‘Hass’ as scion. Proceedings
of the VII World Avocado Congress 2011, September 5-9, 2011. Cairns, Australia. pp. 599-
607.
Llanos, A.P. 2003. Avocado tree named ‘Llanos Hass’. U.S. Patent PP14,089, issued August
26, 2003. U.S. Patent and Trademark Office. Washington, DC, USA.
López Jiménez, A., A. Barrientos Priego, J.C. Reyes Alemán, Ma. De la C. Espíndola Barquera,
F.L. Hernández Vásquez, E. Campos Rojas, J. Ayala Arreola, P. Mijares Oviedo, y J. de J.
Zárate Chávez, J. de J. 2010. Donadores de semilla. Red Aguacate, Sistema Nacional de
Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (SNICS), Servicio Nacional de
Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), SAGARPA y Agrupe el Colorín, SPR. De
RL. Tlalnepantla, México. 14 p.
López-Herrera, C.J., y J.M. Melero-Vara. 1992. Disease of avocado caused by soil fungi in the
Southern Mediterranean Coast of Spain. Proceedings of Second World Avocado Congress
I:119-121.
Martin, G.E., and B.O. Bergh. 2003. Avocado tree named ‘3-29-5’. U.S. Patent PP14,239,
issued October 14, 2003. U.S. Patent and Trademark Office. Washington, DC, USA.
Méndez Vega, C. 2000. Avocado tree named ‘Mendez No. 1’. U.S. Patent No. PP11,173. 4
Jan. 2000. U.S. Patent and Trademark Office. Washington, DC, USA.
Menge, J.A., G.E. Martin, B.O. Bergh, F.B. Guillemet, and B.S. McKee. 2014a. Avocado
rootstock named ‘Zentmyer’. U.S. Patent PP24,258, issued February 25. U.S. Patent and
Trademark Office. Washington, DC, USA.
Menge, J.A., G.E. Martin, B.O. Bergh, F.B. Guillemet, and B.S. McKee. 2014b. Avocado variety
named ‘Uzi’. U.S. Patent PP24,278, issued March 4. U.S. Patent and Trademark Office.
Washington, DC, USA.
Menge, J.A., G.W. Douhan, B. McKee, E. Pond, G.S. Bender, and B. Faber. 2012. Three new
avocado rootstock cultivars tolerant to Phytophthora root rot: ‘Zentmyer’, ‘Uzi’, and
‘Steddom’. HortScience 47(8):1191-1194.
Menge, John A., Gray E. Martin, Berthold O. Bergh, Fred B. Guillemet, and Brandon S. McKee.
2014c. Avocado rootstock named ‘Steddom’. U.S. Patent PP24,279, issued March 4. U.S.
Patent and Trademark Office. Washington, DC, USA.
Regev, I., H. Ardity, T. Israeli, E. Lahav, U. Lavi, M. Chemo, A. Chapnik, M. Ackerman, O.
Feygenberg, E. Pesis, and D. Sa'ada, D. 2005. ‘Lavi’—A new avocado cultivar. HortScience
40(2):489-489.
Regev, I., T. Israeli, E. Lahav, D. Saada, U. Lavi, O. Feigenberg, and E. Pesis, (2009) ‘Naor’:
A new Hass-like avocado cultivar. Alon Hanotea 63:620–621.
Regev, I., T. Israeli, E. Lahav, D. Saada, U. Lavi, O. Feigenberg, and E. Pesis. 2009. ‘Bar’: A
new avocado cultivar. A potential pollinizer to cv. Hass. Alon Hanotea 63:682–683.
Retief, W. 2011. Suid-Afrikaanse avocado boomverkope. Avoinfo 177:22-23.
Rocha-Arroyo, J.L., S. Salazar-García, A.E. Bárcenas-Ortega, I.J.L. González-Durán, y L.E.
Cossio-Vargas. 2011. Fenología del aguacate ‘Hass’ en Michoacán. Revista Mexicana de
Ciencias Agrícolas 2(3):303-316.
Van Rooyen, Z. 2011. New developments in horticultural research at Westfalia, South Africa.
Proceeding of the VII World Avocado Congress. September 5-9, 2011. Cairns, Australia. pp.
478-484.
Vidiella, A., P. West, and D. vav der Heijden. 2015. New clonal rootstocks are showing their
value. Resúmenes del VIII Congreso Mundial de la Palta, Asociación de Productores de
Palta Hass del Perú (ProHass). 13 al 18 de septiembre 2015, Lima Perú. p. 23.
Viveros Blanco. 2017. Productos / Aguacate / Patrones. Viveros Blanco, España. Consultado
10 de agosto 2017: http://www.viverosblanco.com/es/patrones

14
Willingham, S. L., K. G. Pegg, A. W. Cooke, L. M. Coates, P. W. B. Langdon, and J. R. Dean.
2001. Rootstock influences postharvest anthracnose development in ‘Hass’ avocado.
Australian Journal of Agricultural Research 52(10):1017-1022.
Witney, G.; and M. Gray. Taking the California avocado breeding program into the next
century. Proceedings of the World Avocado Congress III. October 22-27, 1995. Tel Aviv,
Israel. pp. 114-118.
Zentmyer, G.A. 1978. The origin of root rot resistant rootstocks. California Avocado Society
Yearbook 62:87-89.
Zilbersteine, M., A. Ben-Ya’acov, and I. Sela. 1992. Selection of avocado rootstocks resistant
to root-rot in Israel. Proceedings of the Interamerican Society for Tropical Horticulture 36:15-
19.
Zilbersteine, M., A. Ben-Ya’acov, and I. Sela. 1995. Selection of avocado rootstocks resistant
to root-rot in Israel - Update report. Program and Book of Abstracts of the World Avocado
Congress III. October 22-27, Tel Aviv, Israel. p. 51.

15
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CARACTERIZACIÓN GENÉTICA DE PORTAINJERTOS DE AGUACATE


CV. HASS EN LOS ANDES NOROCCIDENTALES DE COLOMBIA
Velázquez, Valeria1; Delgado, Oscar1; Patiño, Laura1; Cortés, Andrés J.1; Navas,
Alejandro1
1Corporación
P P Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) - CI La Selva, Km 7 vía
Llanogrande, Rionegro (Antioquia), Colombia. Correo-e: acortes@corpoica.org.co

Resumen
La producción de aguacate (Persea americana Mill.) cv. Hass en Colombia se ha incrementado
durante los últimos años como resultado de la exportación del fruto a Europa, y se estima
aumentará aún más con su reciente ingreso a Estados Unidos. No obstante, pese al
incremento sostenido en la producción y exportación, hoy por hoy existe un desconocimiento
sistemático de la identidad genética y la idoneidad de los portainjertos sembrados y aquellos
ofrecidos por los viveristas, con el riesgo de que el uso de portainjertos mal adaptados a las
condiciones andinas afecte la productividad en el largo plazo. Como parte de este proyecto se
caracterizaron genéticamente raíces de 49 portainjertos provenientes de ocho fincas de
aguacate injertadas con el cv. Hass, localizadas en tres subregiones del departamento de
Antioquia, en el noroeste Andino de Colombia, usando 13 marcadores microsatélites (SSRs).
La identidad genética y el nivel de introgresión, calculados en Structure, revelaron escasa
estructuración geográfica y alta heterogeneidad entre fincas, en concordancia con la alta
movilidad antrópica del material usado como portainjerto desde diferentes viveros de origen.
Esta caracterización abre las puertas para dirigir futuras estrategias de genotipificación para
seleccionar eficientemente portainjertos idóneos para las condiciones de los Andes
colombianos que, junto a prácticas agronómicas adecuadas, impactarían significativamente el
rendimiento y la calidad del fruto. Un portainjerto bien seleccionado puede conferir tolerancia
a enfermedades del suelo, así como mejorar el rendimiento y las características sensoriales y
nutricionales de la parte comestible, entre otros parámetros relevantes para los frutos de
exportación.

Palabras clave adicionales: Marcadores microsatélites (SSRs), estructura poblacional,


introgresión, Structure.

GENETIC CHARACTERIZATION OF CV. HASS AVOCADO ROOTSTOCKS IN THE


NORTHWEST ANDES OF COLOMBIA

Abstract
Avocado plantations (Persea americana Mill. cv. Hass) in Colombia have increased in the last
decade because of the raise in the exportations, which are estimated to increase even more
with the oncoming access of the avocado from Colombia to the market in the United Sates.
Yet, nowadays there is a systematic knowledge gap concerning the genetic identity and the
adaptive potential of the rootstocks that are already planted or are being offered. In this project
roots of 349 rootstocks from eight avocado cv. Hass orchards in three regions in the province
of Antioquia, in the northwest Andes of Colombia, were characterized genetically using 13
microsatellite markers (SSRs). The genetic identity of the rootstocks and the level of
introgression, calculated in Structure, showed lack of genetic structure and geographic
isolation, and high genetic heterogeneity within plantation, which is in line with high anthropic
mobility of the material coming from very different origins. This screening, coupled with robust
phenotyping, would allow designing future genotyping strategies to select rootstocks adapted
to the conditions in the Colombian Andes. A genomic selection initiative like this, together with

16
proper agronomic practices, could significantly impact yield and fruit quality. A properly chosen
rootstock could ultimately confer tolerance to soil diseases, increase yield and improve
sensorial characteristics, which are key parameters in the exportation market.

Addicional keywords: Microsatellite markers (SSRs), population structure, introgression,


structure.

Introducción
La producción de aguacate (Persea americana Mill.) cv. Hass en Colombia se ha incrementado
durante los últimos años como consecuencia de la exportación del fruto a Europa. La
producción en 2015 llegó a ca. 58,000 t, mientras que en el 2012 fue de 29,000 t. Colombia
empezó a exportar aguacate cv. Hass a Europa en el 2010, por un valor de US$97,325, que
en el 2016 totalizó US$35 millones. En los últimos dos años los incrementos anuales en la
exportación han sido de 69 y 78%, respectivamente. Se pronostica que estos valores
aumentarán aún más con el ingreso del aguacate colombiano a Estados Unidos.
A pesar del incremento sostenido en la producción y exportación, hoy por hoy existe un
desconocimiento sistemático de la identidad genética y la idoneidad de los portainjertos
sembrados y aquellos ofrecidos por los viveristas, con el riesgo de que el uso de portainjertos
mal adaptados a las condiciones andinas disminuyan la productividad en el largo plazo. En
este sentido, los marcadores microsatélites (SSRs) ofrecen una valiosa alternativa para inferir
la diversidad e identidad genética de los portainjertos debido al alto polimorfismo y bajo costo
de aquellos (Ellegren, 2004).

Materiales y Métodos
Raíces de un total de 349 portainjertos con aguacate cv. Hass fueron muestreadas en ocho
fincas localizadas en tres subregiones (altiplano norte, oriente y suroeste) del departamento
de Antioquia, en los Andes noroccidentales de Colombia. Se extrajo el ADN genómico a partir
de raíz (protocolo modificado a partir de Iqbal et al., 2012). La concentración y calidad de cada
una de las extracciones se verificaron mediante espectrofotometría usando un Nandrop 2000
(ThermoScientific, U.K). Un total de 13 marcadores SSRs, previamente diseñados (Sharon et
al., 1997, Ashworth et al., 2004), fueron amplificados en tres reacciones multiplex siguiendo
las condiciones del kit GoTaq® Flexi DNA Polymerase (PROMEGA, USA), posteriormente
separados por electroforesis capilar en un ABI DNA Analyzer (Applied Biosystems, USA). Las
lecturas fueron procesadas en Peak Scanner (Thermo Fisher Scientific, USA) para la
identificación de un máximo de 2 alelos por SSR por muestra. Los genotipos de los 349
portainjertos en estos 13 marcadores SSRs fueron insumo para la inferencia bayesiana de

17
estructura poblacional, implementada en el programa Structure (Pritchard et al., 2000) con
100,000 iteraciones (burn-in de 50,000) y tres repeticiones.

Resultados y Discusión
Este estudio reveló alta heterogeneidad genética en los portainjertos de aguacate cv. Hass en
Antioquia (Cuadro 1, Figura 1) independiente de la subregión, e incluso del material criollo
circundante (i.e. G. Cañas, comunicación personal), de acuerdo con los grupos genéticos (K)
y a probabilidad de pertenencia de los portainjertos a cada uno de estos (determinados
mediante inferencia bayesiana, i.e. Pritchard et al., 2000).
Al nivel de cada finca dos estadísticos resultaron de la inferencia bayesiana: 1) el K óptimo, es
decir el grupo genético al que la mayoría de portainjertos de cada finca pertenecían con una
alta probabilidad, y 2) el índice de introgresión, el cual refleja la heterogeneidad por finca. En
este sentido, en la finca ANSPEB la mayoría de patrones pertenecen al mismo clúster (K2)
con una probabilidad muy alta (0.94 en promedio) y por ello presenta uno de los menores
valores de introgresión (0.10, Cuadro 1). Por el contrario, la finca ANEREG, con el mayor valor
de introgresión (0.30, Cuadro 1), es altamente heterogénea tanto en la asignación de patrones
a distintos clústeres (Ks) como en la probabilidad de pertenencia a cada uno de estos Ks
(Figura 1).
Genéticamente los portainjertos analizados no sólo fueron altamente disímiles con respecto al
subgrupo genético conformado por los criollos de Antioquia, sino también al conformado por
los materiales de otros departamentos de Colombia y al material comercial conservado en el
Banco de Germoplasma Vegetal de Corpoica (G. Cañas, comunicación personal). El origen
de los porta-injertos es por ende bastante aislado e implicó probablemente un proceso de
cuello de botella.

18
Cuadro 1. Índice de introgresión para 349 portainjertos con aguacate cv. Hass en ocho fincas localizadas
en tres subregiones del departamento de Antioquia, Colombia. El índice está basado en los genotipos
de estos portainjertos utilizando 13 marcadores SSRs.
Finca Subregión Introgresión
ANAMI Suroeste 0.19
ANEREC Oriente 0.23
ANEREG Oriente 0.30
ANJABV Suroeste 0.23
ANPELA Oriente 0.28
ANRILE Oriente 0.15
ANSPCS Altiplano norte 0.30
ANSPEB Altiplano norte 0.10

ANAMI ANEREC ANEREG ANJABV ANPELA ANRILE ANSPCS ANSPEB

K=2

K=3

K=4

K=5

K=6

K=7

K=8

Figura 1. Gráfica de estructura poblacional (desde K= 2 hasta K = 8, donde K es el número de grupos


genéticos asumidos) obtenida mediante inferencia bayesiana en Structure (Pritchard et al., 2000). Las
fincas están separadas por líneas verticales con el nombre de la finca en el borde superior de la figura.
La sub-región de cada finca se codifica de acuerdo con el Cuadro 1.

19
Esta caracterización genética permitirá a futuro guiar estrategias de genotipificación a gran
escala (e.g. GBS, Elshire et al., 2011 & Glaubitz et al., 2014) con el objetivo de explorar la
interacción genética entre portainjertos e injertos, la asociación genética (Maher 2008,
Visscher et al., 2008, Rosenberg et al., 2010) de los primeros con característicasde interés
agronómico, y la posibilidad de identificar oportunamente portainjertos para aguacate cv. Hass
adaptados a las condiciones andinas (e.g. mediante selección genómica, Heffner et al., 2010,
Lorenz et al., 2011, Desta y Ortiz, 2014, Pauli et al., 2016). La selección de portainjertos
específicamente adaptados a las condiciones de los Andes colombianos, en conjunción con
prácticas agronómicas idóneas, podrían en últimas impactar significativamente el crecimiento
(Alcaraz et al., 2013), rendimiento y la calidad del fruto para exportación.

Literatura Citada
Alcaraz, M.L., T.G. Thorp, and J.I. Hormaza. 2013. Phenological growth stages of avocado (Persea
americana) accordingto the BBCH scale. Scientia Horticulturae 164:434-439.
Ashworth V.E.T.M., M. C. Kobayashi, M. De La Cruz, and M.T. Clegg. 2004. Microsatellite markers in
avocado (Persea americana Mill.): development of dinucleotide and trinucleotide markers. Scientia
Horticulturae 101:255–267.
Desta, Z.A. and R. Ortiz, R. 2014. Genomic selection: Genome-wide prediction in plant improvement.
Trends in Plant Science 19:592–601.
Ellegren, H. 2004. Microsatellites: simple sequences with complex evolution. Nature Reviews Genetics
5:435-445.
Elshire, R.J., J.C. Glaubitz, Q. Sun, J.A. Poland, K. Kawamoto, E.S. Buckler, and S. E. Mitchell. 2011. A
robust, simple genotyping-by-sequencing (GBS) approach for high diversity species. PloS one
6(5):e19379.
Glaubitz, J.C., T.M. Casstevens, F. Lu, J. Harriman, R.J. Elshire, Q. Sun, and E.S. Buckler. 2014.
TASSEL-GBS: a high capacity genotyping by sequencing analysis pipeline. PloS one 9(2):e90346.
Iqbal, A., I. Ahmad, H. Ahmad, M. S. Nadeem, M. Nisar, and H. Riaz. 2012. An efficient DNA extraction
protocol for medicinal plants. International Journal of Biosciences 3(7):30-35.
Lorenz, A.J., S. Chao, F.G. Asoro, E.L. Heffner, T. Hayashi, H. Iwata, K.P. Smith, M.E. Sorrells, and J.-
L. Jannink, 2011. 2 genomic selection in plant breeding: knowledge and prospects. Advances in
Agronomy 110(C):77-123.Maher, B. 2008. Personal genomes: The case of the missing heritability.
Nature News 456(7218): 18-21.
Heffner, E.L., A.J. Lorenz, J.L. Jannink, and M.E. Sorrells. 2010. Plant breeding with genomic selection:
Gain per unit time and cost. Crop Science 50:1681-1690.
Pauli, D., S.C. Chapman, R. Bart, C.N. Topp, C. Lawrence-Dill, J. Poland, and M. A. Gore. 2016. The
quest for understanding phenotypic variation via integrated approaches in the field environment. Plant
Physiology 172:622-634.
Pritchard, J. K., M. Stephens, and P. Donnelly. 2000. Inference of population structure using multilocus
genotype data. Genetics 155(2): 945-959.
Rosenberg, N.A., L. Huang, E.M. Jewett, Z.A. Szpiech, I. Jankovic, and M. Boehnke. 2010. Genome-
wide association studies in diverse populations. Nature Reviews, Genetics 11(5):356-366.
Sharon, D., P. B. Cregan, S. Mhameed, M. Kusharska, J. Hillel, E. Lahav, and U. Lavi. 1997. An
integrated genetic linkage map of avocado. Theoretical and Applied Genetics 95:911–921.
Visscher, P.M., W.G. Hill, and N.R. Wray. 2008 Heritability in the genomics era - concepts and
misconceptions. Nature Reviews Genetics 9:255-266.

20
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

GERMOPLASMA LOCAL DE AGUACATE (Persea americana Mill.) TIPO


'CRIOLLO' PARA LA PRODUCCIÓN DE PORTAINJERTOS EN EL
ECUADOR
Viera, William1; Sotomayor, Andrea1; Viteri, Pablo1; Ushiña, Raquel2; Cho, Kang Jin3
1 Instituto
P PNacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), Programa de Fruticultura. Av.
Interoceánica km 15 y Eloy Alfaro. Tumbaco, Ecuador. Correo-
e: william.viera@iniap.gob.ec. 2 Universidad Central del Ecuador, Facultad de Ciencias Agrícolas.
29T 29T P P

Sector La Morita. Tumbaco, Ecuador. 3 Korean Project on International Agriculture, KOPIA Center
P P

Ecuador. Panamericana sur km 1. Cutuglahua, Ecuador.

Resumen
En el Ecuador, la producción de plántulas portainjertos de aguacate se lo ha realizado
utilizando tipos locales. El tipo más comúnmente utilizado es el denominado “Criollo” cuyo
origen se lo asocia con la raza mexicana; sin embargo, existe una variabilidad fenotípica que
se expresa en los frutos de este que son utilizados como semilla para la generación de nuevas
plantas. El objetivo de esta investigación fue evaluar diferentes morfotipos “Criollos”
producidos en dos provincias (Pichincha e Imbabura) de Ecuador. Se colectó semilla de 12
morfotipos y se evaluó su porcentaje de germinación, altura de planta y biomasa (peso seco)
de la parte aérea (tallo y hojas) y raíz para determinar diferencias entre los materiales. Se
utilizó un diseño de bloques completamente al azar con tres repeticiones. La mayoría de
materiales evaluados superaron el 95% de germinación y alcanzaron un calibre superior a 5
mm de diámetro en 145d. En cuanto a biomasa de la parte aérea y raíz, solo se pudo
diferenciar dos intervalos de significación. A pesar de que existe una variabilidad fenotípica en
los materiales evaluados del tipo “Criollo”, los resultados indicaron que varios de los morfotipos
presentaron características agronómicas aceptables para la generación de plántulas
portainjertos para este frutal.

Palabras clave adicionales: Semilla, fenotipo, calibre, biomasa.

Abstract
In Ecuador, the production of avocado rootstock seedlings has been done using local types.
The most commonly used type is the called “Criollo” whose origin is associated with the
Mexican race; however there is a phenotypic variability that is expressed in the fruits of this
cultivar which are used as seed for the generation of new plants. The objective of this research
was assessing different morphotypes of the “Criollo” type grown in two provinces (Pichincha
and Imbabura) of Ecuador. Seeds of 12 different morphotypes were collected and their
percentage of germination, plant height and biomass (dry weight) of the aerial part (stem and
leaves) and root were evaluated to determine differences between the materials. A completely
random block design with three replicates is used. Most of the evaluated materials exceeded
95% of germination and reached a caliber greater than 5 mm of diameter in 145 days. In terms
of biomass of the aerial part and the root, only two ranges of significance were observed.
Although there is a phenotypic variation in the evaluated materials of the “Criollo” type, the
results indicate that several of the morphotypes shows acceptable agronomic characteristics
for the generation of seedling rootstocks for this fruit.

Additional keywords: Seed, phenotype, caliber, biomass.

21
Introducción
El subgénero Persea tiene su centro de origen primariamente en la región que comprende
desde la parte central de México, a través de Guatemala hasta gran parte de Centroamérica
(Gutiérrez, et al., 2009). El aguacate (Persea americana Mill.) pertenece a la familia Lauraceae.
31T 31T 31T 31T 31T

Existen tres variedades botánicas y subespecies cultivadas, cuyos tipos son: Mexicano (var.
31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T

drymifolia), Guatemalteco (var. guatemalensis) y el Antillano (var. americana) (Oduro et al., 31T

2013).
En la Región Interandina (América del Sur), el aguacate es un fruto tradicional en la dieta de
los ecuatorianos. Este fruto ha dejado de ser únicamente para el consumo local y se ha convertido
en un producto con alto potencial de exportación (Viera et al., 2016a). Las principales zonas
productoras de aguacate en Ecuador son Carchi, Imbabura, Pichincha, Tungurahua, Azuay y
Loja (INIAP, 2008), y actualmente existe una tendencia para incrementar la superficie cultivada
31T

de este frutal en el país por lo que la generación de nuevas plántulas en vivero es un tema de
importancia.
Aunque los resultados obtenidos por Viera et al. (2016b) mencionaron que existe una baja
31T

variabilidad genética dentro del tipo 'Criollo', las relaciones genéticas entre las especies de
Persea no están bien definidas y se basan principalmente en parámetros morfológicos
(Mhamed et al., 1997). Además, el aguacate se caracteriza por un alto nivel de
heterocigosidad, lo que resulta en la generación de híbridos impredecibles (Lahav y Lavi,
2009), situación que se viabiliza al ser esta una especie de polinización cruzada (Pérez et al.,
2012). Por lo mencionado, el uso de materiales locales para la producción de portainjertos
resulta en la obtención de plántulas no homogéneas y de crecimiento no uniforme,
dependiendo del sitio de obtención de la semilla e incluso del árbol que se recolecta.
El objetivo de esta investigación fue determinar el comportamiento agronómico de
germoplasma de aguacate 'Criollo' para la obtención de plántulas como portainjertos de
31T

aguacate.

Materiales y Métodos
Germoplasma local
Se colectaron frutos de aguacate en estado de madurez fisiológica en el sector de Perucho,
ubicado en la Provincia de Pichincha, a una altitud de 1925 msnm; y en el sector de Urcuquí,
ubicada en la Provincia de Imbabura, a una altitud de 2107 msnm. el Cuadro 1 y Figura 1
muestra las diferencias fenotípicas de los frutos colectados.

22
Cuadro 1. Características fenotípicas de los frutos aguacate tipo “Criollo” colectados en las Provincias
de Pichincha e Imbabura, Ecuador.
Diámetro fruto (mm) Diámetro semilla (mm)
Código Localidad Color
Longitudinal Ecuatorial Longitudinal Ecuatorial
AP1 Perucho 64.00 75.50 44.27 35.93 Verde

AP2 Perucho 56.00 75.00 48.44 32.61 Negro

AP3 Perucho 62.00 87.50 31.99 31.51 Negro

AP4 Perucho 64.00 107.00 36.86 36.32 Verde

AP5 Perucho 60.00 87.50 43.50 36.56 Verde

AP6 Perucho 57.00 132.50 52.75 32.69 Verde

AP7 Perucho 61.00 105.50 38.10 35.54 Negro

AP8 Perucho 64.50 117.00 52.14 32.66 Verde

AP9 Perucho 69.00 106.50 39.80 36.53 Negro

AP10 Perucho 57.00 95.50 30.45 25.85 Verde

AP11 Perucho 115.03 59.12 58.30 29.36 Verde

AP12 Perucho 94.24 60.49 47.00 36.50 Verde

AP13 Perucho 59.00 119.00 45.43 34.12 Verde

AP14 Perucho 56.00 75.00 48.44 32.61 Verde

AU15 Urcuquí 74.78 61.345 39.19 33.945 Verde

AU16 Urcuquí 84.19 57.3 42.52 193.905 Negro

Figura 1. Variabilidad fenotípica de frutos de aguacate tipo ‘Criollo’ colectados en huertos en Pichincha
e Imbabura, Ecuador.

Preparación de la semilla
Se realizó la extracción de la semilla cuando el fruto estuvo en su madurez fisiológica. La
semilla se secó a temperatura ambiente (18 oC) por 6 horas para retirar las cubiertas
P P

seminales. Posteriormente se realizó un corte en el ápice y en la base para promover la

23
germinación, y finalmente fue desinfectada en una solución de Carboxim + Thiram (1 g L-1) por
P P

30 minutos.

Implementación del ensayo


El ensayo fue implementado en el invernadero de la Granja Experimental Tumbaco del Instituto
Nacional de Investigaciones Agropecuarias, ubicado en la Provincia de Pichincha, a una altitud
de 2332 msnm, con una temperatura promedio de 21 oC y una humedad relativa promedio de
P P

43%. La semilla fue sembrada en macetas con capacidad de 1.1 L, conteniendo sustrato
conformado por tierra negra y pomina (proporción 2:1). Previamente el sustrato fue
desinfectado utilizando Metalaxil + Mancozeb (2.5 g L-1). En cada maceta se colocó una semilla
P P

a una profundidad de 6 cm, con el ápice hacia arriba.

Análisis estadístico
Se utilizó un diseño de bloques completamente al azar con tres repeticiones. Cada repetición
estuvo constituida por seis plantas. El análisis de datos se realizó con el programa R versión
3.1.1. Se registraron las siguientes variables: porcentaje de germinación, altura de planta (cm),
calibre del tallo (cm), peso seco de la parte aérea (g) y peso seco de la raíz (g).

Resultados y Discusión
Porcentaje de germinación
Los valores variaron desde 73 a 100% en la germinación de las semillas de aguacate (Cuadro
2). Sin embargo, la mayoría de materiales evaluados superaron el 95% de germinación. Solo
el material AP3 alcanzó el 100%; mientras que el valor más bajo fue obtenido por el material
AP13 (73%). La germinación de las semillas se produjo en un período de 30 a 45d, amplitud
menor al indicado por Hilliger (1976), quien obtuvo germinación de semillas en un período de
60 a 120 con una germinación de 77 a 97%, con las cubiertas seminales removidas al igual
que en este estudio. Además, el mismo autor mencionó que no hubo una significancia práctica
en el incremento de porcentaje de germinación, razón por la cual se puede afirmar que al tener
materiales de la raza mexicana su comportamiento en porcentaje de germinación será
semejante.

Altura de la planta
Se observó variabilidad en cuanto la altura (Cuadro 2), donde el material AP12 presentó la
mayor altura con 67.60 cm; mientras que los valores menores se registraron en los materiales

24
AP6 (43.14 cm) y AP13 (37.34 cm). Hiliger (1976) indicó que la altura de las plántulas de
aguacate puede ser promovida si las semillas son tratadas previamente con ácido giberélico.

Calibre del tallo


El grosor del tallo es un parámetro de gran importancia para la injertación de la planta. En
general, la mayoría de materiales superó los 5 mm de calibre después de los 173d de la
siembra (Cuadro 2). Sin embargo, los materiales AP12 y AU15, procedentes de diferentes
provincias, alcanzaron un valor ligeramente superior a 6 mm; mientras que AP10 obtuvo el
menor valor (4.6 mm), lo cual no es adecuado para realizar el proceso de injertación.
Además, es importante que un material alcance un calibre mínimo para injertación (5 mm) en
el menor tiempo posible, debido a que su mantención en el vivero representa un costo para el
productor. Los materiales AP12 y AU15 obtuvieron los mejores valores de calibre (> 6 mm);
sin embargo, AP12 alcanzó su calibre a los 136d, mientras que AU15 a los 146d. Por otro lado,
el material AP 7 alcanzó un calibre de 5.92 mm en un período de 157d (Figura 2), siendo el
material que más demoró en engrose del tallo. Según ANACAFE (2004), la plántula de
aguacate esta lista para la injertación al aproximarse su calibre a 1 cm de diámetro, lo cual se
consigue entre 4 y 6 meses posteriores a la germinación de la semilla; sin embargo, en nuestro
estudio, los materiales evaluados alcanzaron la mitad del calibre mencionado en un período
aproximado de 5 meses.

Figura 2. Número de días desde la germinación en el desarrollo del diámetro de tallo (calibre) de los
materiales de aguacate tipo “Criollo” de Ecuador.
31T 31T

25
Peso seco de la parte aérea y raíz
La vigorosidad de una planta se refleja en la biomasa que va desarrollando durante su
crecimiento. El material AP2 obtuvo el mayor peso seco de la parte aérea (tallo y hojas) con
un valor de 23.20 g; mientras que AP3 y AU16 obtuvieron valores bajos (9.83 y 10.10 g). En
cuanto al peso seco de la raíz, el material AP7 alcanzó el valor mayor con 12.17 g; mientras
que AP3 y AU16 obtuvieron los menores valores con 2.73 y 3.77 g, respectivamente. El resto
de materiales compartieron las dos amplitudes de significación que se obtuvo como resultado
del análisis funcional tanto en peso seco de la parte aérea y raíz (Cuadro 2). Es importante
mencionar que una raíz vigorosa asegura la calidad de una planta antes de su trasplante a
campo abierto. Sin embargo, la producción de raíces ha sido correlacionada con la aplicación
de nutrientes en el sustrato (Salazar et al., 2015) y a la temperatura del suelo (Whiley et al.,
1990).

Cuadro 2. Resultados de las variables agronómicas evaluadas en los diferentes morfotipos de aguacate
tipo “Criollo” de Ecuador.

Peso seco Peso seco


Aguacate Germinación (%) Altura (cm) Calibre (mm)
parte aérea (g) raíz (g)
AP1 86.25 i 53.73 abc 5.67 abc 20.43 ab 9.13 ab
AP2 98.75 bc 60.37 ab 5.88 abc 23.20 a 10.17 ab
AP3 100.00 a 57.51 ab 5.65 abc 9.83 b 2.73 b
AP4 86.24 i 54.66 abc 5.53 abcd 19.27 ab 9.17 ab
AP5 98.75 bc 55.79 abc 5.78 abc 19.33 ab 8.70 ab
AP6 97.50 d 43.14 c 4.93 cd 12.13 ab 4.80 ab
AP7 98.00 cd 67.60 a 5.92 ab 23.20 ab 12.17 a
AP8 94.20 f 57.70 ab 5.76 abc 13.73 ab 6.10 ab
AP9 95.00 e 49.92 bc 5.39 abcd 15.33 ab 8.03 ab
AP10 82.50 j 45.08 bc 4.63 d 12.87 ab 6.37 ab
AP11 92.50 g 50.21 abc 5.8 abc 16.83 ab 7.40 ab
AP12 91.25 h 61.54 ab 6.07 a 16.53 ab 6.07 ab
AP13 73.75 k 37.34 c 5.06 bcd 12.93 ab 5.83 ab
AP14 95.00 e 44.18 bc 5.31 abcd 14.13 ab 4.77 ab
AU15 94.00 f 51.74 abc 6.07 a 15.20 ab 5.90 ab
AU16 99.00 b 50.00 bc 5.41 abcd 10.10 b 3.77 b

Conclusión
A pesar de que existe una variabilidad fenotípica en los materiales evaluados del tipo “Criollo”,
los resultados de esta investigación mostraron que el porcentaje de germinación de los

26
distintos morfotipos fue aceptable (> 95%). El calibre (6 mm) alcanzado a los 4 meses después
de la siembra ya es adecuado para el proceso de injertación puesto que es factible encontrar
ramilla del mismo calibre. No se observaron mayores diferencias en cuanto a altura de planta
y biomasa.
Agradecimientos
Los autores agradecen al Proyecto Coreano para Agricultura Internacional (KOPIA) por el
financiamiento de esta investigación.

Literatura Citada
Asociación Nacional del Café (ANACAFE). 2004. Cultivo de Aguacate. ANACAFE, Guatemala. 24 p.
Gutiérrez, A., J. Martínez, E. García, L. Iracheta, J. Ocampo, and I. Cerda. 2009. Estudio de la
diversidad genética del aguacate nativo en Nuevo León, México. Revista Fitotecnia Mexicana 32:9-
18.
Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). 2008. Guía Técnica de cultivos. INIAP,
Ecuador. 450 p.
Hilliger Rojas, G. 1976. Aplicación de ácido giberélico a semilla y plántulas de tres cultivares de palto
(Persea americana Mill.) usados como portainjerto, para obtener un mayor crecimiento en altura y
diámetro en el momento de ser injertados. Tesis de Ingeniero Agrónomo, Escuela de Agronomía,
Universidad Católica de Valparaíso. Quillota,Chile. 59 p.
Mhameed, S., D. Sharon, E. Kaufman, J. Lahav, C. Hillel, and U. Degani. 1997. Genetic relationships
within avocado (Persea americana Mill.) cultivars and between Persea species. Theoretical and
Applied Genetics 94:279-286.
Lahav, E., and U. Lavi. 2009. Avocado genetics and breeding. pp. 247-285. In: Mohan, S., and P.M.
Priyadarshan (Eds.). Breeding plantation tree crops: Tropical species. Springer, New York, USA.
Oduro, G., G. Kwabena, and A. Williams. 2013. Genetic diversity among local and introduced avocado
germplasm based on morpho-agronomic. International Journal of Plant Breeding and Genetics 7:76–
91.
Pérez, J., J. Quezada, R. Alfaro, S. Medina, L. McKendrick, A. Soro, and R. Paxton. 2012. The
contribution of honey bees, flies and wasps to avocado (Persea americana) pollination in southern
Mexico. Journal of Pollination Ecology 8:42-47.
Salazar-García, S., J. L. Rocha-Arroyo, M.E. Ibarra-Estrada, and A.E. Bárcenas-Ortega. 2015.
Fenología de la raíz del aguacate ‘Hass’ en varios climas de Michoacán. Proc. VIII Congreso Mundial
de la Palta. Lima, Peru. September 13-18, 2015. Vol. 1: 277-283.
Viera, A, A. Sotomayor, and W. Viera. 2016a. Potencial del cultivo de aguacate (Persea americana Mill.)
en Ecuador como alternativa de comercialización en el mercado local e internacional. Revista
Científica y Tecnológica UPSE 3:1-9.
Viera, W, L. Ponce, E. Morillo, and W. Vásquez. 2016b. Genetic variability of avocado germplasm for
plant breeding. International Journal of Clinical and Biological Science 1:24–33.
Whiley, A, B. Wolstenholme, J. Saranah, and P. Anderson. 1990. Effect of root temperature on growth
of two avocado rootstocks cultivars. Acta Horticiculturae 275:153-160.

27
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

INDUCCCIÓN DE FLORACIÓN POR BIOTECNOLOGÍA PARA EL


MEJORAMIENTO GENÉTICO ACELERADO DE ÁRBOLES DE AGUACATE
Urrea-López, Rafael
Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del estado de Jalisco, AC (CIATEJ),
Unidad Noreste, México. Correo-e: rurrea@ciatej.mx

Resumen
Con una producción de 1’644,225t de aguacate en 2015, México se consolidó como el principal
productor y exportador de aguacate a nivel mundial, su alta demanda internacional lo convirtió
en la estrella del portafolio agrícola internacional de México, al ingresar divisas por valor de
US$1,920 millones, equivalentes al 17% del valor total de las exportaciones agrícolas. Sin
embargo, su producción enfrenta diferentes amenazas bióticas y abióticas, exacerbadas en su
magnitud y frecuencia por el rápido calentamiento climático. México requiere con urgencia
acelerar el mejoramiento de variedades con mayor rendimiento y tolerancia a condiciones de
estrés, pero el prolongado proceso de mejoramiento genético por métodos tradicionales
supone un grave riesgo para la conservación y el aprovechamiento de la riqueza genética de
esta importante especie. En la actualidad una de las alternativas con mayor potencial para
acelerar el mejoramiento genético de especies perennes es la manipulación de las rutas
genéticas endógenas de floración, como el gen FT un integrador fundamental en la ruta de
floración muy conservado entre las angiospermas. La sobreexpresión vía ingeniería genética
de FT ha contribuido a reducir los largos tiempos entre cruzas sexuales, superando barreras
naturales para el desarrollo de nuevas variedades, así como para segregar genes de
resistencia a enfermedades en variedades de interés comercial. Los adelantos en estrategias
biotecnológicas permiten emplear técnicas de modificación genética transitoria para la
inducción de floración que garantizan la contención biológica evitando la controversia de
bioseguridad así como los largos y costosos procesos de acreditación aplicables a los cultivos
transgénicos.

Palabras clave adicionales: Especies perennes frutales, rápido mejoramiento de aguacate,


sobre-expresión del gen FT.

INDUCTION OF FLOWERING BY BIOTECHNOLOGY FOR THE ACCELERATED


GENETIC IMPROVEMENT OF AVOCADO TREES

Abstract
With a production of 1’644,225 t of avocado in 2015, Mexico became the leading producer and
exporter of avocado worldwide, its high international demand made it the star of the
international agricultural portfolio of Mexico, by entering US $ 1,920 million, equivalent to 17%
of the total value of agricultural exports. However, its production faces different biotic and
abiotic threats, exacerbated in their magnitude and frequency by the rapid global warming.
Mexico urgently needs to accelerate the improvement of varieties with greater yield and
tolerance to stress conditions, but the prolonged process of genetic breeding by traditional
methods poses a serious risk for the conservation and exploitation of the genetic diversity of
this important species. Nowadays one of the alternatives with the greatest potential to
accelerate the genetic breeding of woody perennial tree fruit crops is the manipulation of
endogenous genetic flowering pathways, as the FT gene, a fundamental integrator of flowering
pathway highly conserved between the angiosperms. Genetic over-expression of FT has
contributed to reducing the long times between sexual crosses, overcoming natural barriers for
the development of new varieties in fruit crops, as well as to segregate genes of resistance to

28
diseases in varieties of commercial interest. Advances in biotechnological strategies allow the
use of transient genetic modification techniques for induction of flowering that guarantee
biological containment avoiding biosafety controversy as well as the long and expensive
accreditation processes applicable to transgenic crops.

Additional keywords: Perennial tree fruit crops, fast avocado breeding, overexpression of FT
gene.

Introducción
El rápido calentamiento global actual, provoca alteraciones en la frecuencia e intensidad de
fenómenos climáticos como sequías, lluvias torrenciales e inundaciones, condiciones que
causan cambios morfológicos, fisiológicos, bioquímicos y moleculares en las plantas, los
cuales dependiendo de la intensidad y duración y de la etapa de desarrollo de la planta, pueden
tener un efecto significativo en su crecimiento, desarrollo y reproducción, limitando la expresión
de su potencial de rendimiento genético y afectando la distribución geográfica de las especies
por desacoplamiento con el clima para el cual están adaptadas (Srinivasa-Rao et al., 2016).
Adicionalmente, el cambio climático puede exacerbar las amenazas bióticas, por los efectos
sobre la biología, fisiología y dinámica de las poblaciones, así como las relaciones ecológicas
entre los agentes patógenos con la demás biota en su ecosistema (Garrett et al., 2006).
Condiciones que amenazan la producción agrícola a escala mundial y exigen respuestas
rápidas e innovadoras para proteger la biodiversidad y garantizar la seguridad alimentaria.

Contribución económica del aguacate en México


En México, un país megadiverso que alberga el 9% de las plantas vasculares descritas en el
mundo (alrededor de 25 mil especies en su mayoría angiospermas) (SEMARNAT, 2013), las
especies perennes contribuyen significativamente al desarrollo rural y la alimentación. De
acuerdo con la información estadística de la SAGARPA sobre producción de la agricultura
mexicana, el país ha experimentado un crecimiento acelerado del área sembrada con
aguacate en los últimos 20 años, impulsada principalmente por el incremento de la demanda
internacional, llegando a duplicar la superficie sembrada al pasar de 92,584 ha en 1995 a
187,327 ha en 2015. Como producto del incremento de la siembra de aguacate la producción
ha experimentado la misma tendencia al pasar de 790,097 t a 1,644,225 t, posicionando a
México es como el primer productor de aguacate a nivel mundial. El valor de la producción ha
experimentado un crecimiento increíble al aumentar en veinte veces de $1,101 millones de
pesos a $22,549 millones en el mismo periodo de tiempo (Figura 1; SIAP, 2016).
El aguacate es hoy por hoy la especie perenne frutal que más contribuye positivamente en la
balanza comercial de México, al ingresar divisas por valor de US$1,920 millones, equivalentes

29
al 17% del valor total de las exportaciones agrícolas, convirtiéndose en la estrella del portafolio
agrícola internacional de México. Es importante resaltar que el aguacate es uno de los
productos que más ha contribuido a que por primera vez en más de veinte años de registros
históricos de comercio exterior agroalimentario México tenga un saldo comercial positivo, con
la cifra récord de $26,714 millones de dólares en exportaciones agroalimentarias. Esta cifra de
divisas captadas por concepto de comercio exterior agroalimentario es superior a las divisas
captadas en el 2015 por remesas familiares (US$24,785 millones), exportación petrolera
(US$23,173 millones) y turismo extranjero (US$17,734 millones), estas cifras resaltan la
importante contribución económica de las especies perennes frutales y al mismo tiempo
justifican los esfuerzos en investigación y tecnología para mantener y aumentar su producción
(SIAP-SAGARPA, 2016).

$24
180

Valor producción (mil milones de pesos)


$21
Superficie sembrada (miles de ha)

160

140 $18

120 $15
100
$12
80
$9
60
$6
40

20 $3

0 $0
1995 1999 2003 2007 2011 2015

Valor Produccion Sup. Sembrada

Figura 1. Evolución de la siembra de aguacates en México y el valor de su producción.

Reto en el mejoramiento de aguacate


A pesar de la importancia económica del aguacate, de acuerdo con la gaceta oficial de los
derechos de obtentor de variedades vegetales publicados por el Servicio Nacional de
Inspección y Certificación de Semillas en septiembre de 2016 (SNICS,
2016 http://www.snics.gob.mx/documentossnics/Datosabiertos/GACETA-SNICS.csv), en los
29T 29T

últimos 5 años apenas cuatro nuevas variedades de aguacate han recibido título de obtentor
por cumplir los requisitos de novedad, distinción, estabilidad, homogeneidad y denominación.

30
Las cuatro nuevas variedades desarrolladas por países extranjeros (tres Estados Unidos de
América y una Sudáfrica). Este bajo número de variedades de aguacate mejoradas responde
en parte a su larga etapa juvenil antes de la floración, que convierte su mejoramiento genético
en un proceso muy demorado además de costoso, reto que enfrentan un gran número de
especies perennes con etapa juvenil extensa (≥15 en gimnospermas y ≥7 años en
angiospermas) (Häggman et al., 2013).

Inducción biotecnológica de la floración en angiospermas


En las angiospermas, el más diverso grupo de plantas terrestres (Christenhusz et al., 2016),
la diferenciación del meristemo apical a meristemo floral está regulada por medio de la
integración de estímulos ambientales y endógenos, en una compleja y jerárquica red de
señalización. Mediante análisis genéticos y moleculares se han identificado en la planta
modelo Arabidopsis cinco principales rutas que controlan la transición de la etapa vegetativa
a reproductiva, tanto las rutas desencadenadas por factores exógenos (las rutas de
fotoperiodo y vernalización), como en respuesta al estado interno de la planta (las rutas
autónomas, de giberelina y edad) convergen en el gen de Floración del Locus T (FT), de la
familia de las proteínas ligadoras de fosfatiletanolamina. En la ruta de fotoperiodo, por ejemplo,
la transcripción de FT es promovida por el factor de transcripción CONSTANS, el cual es
regulado por el reloj biológico de la planta al ser expuesta a más de 12 horas de luz, durante
los días largos (Calviño et al., 2005).
El gen FT es expresado en los tejidos vasculares de las hojas, desde donde puede ser
transportado como ARNm o como proteína (~20 KDa), a través del floema hasta los
meristemos apicales, destacándose como uno de los pocos ejemplos de macromoléculas en
plantas que recorren grandes distancias para desempeñar una función en los tejidos
receptores (McGarry et al., 2013). Una vez en el ápice del brote FT interactúa con factores de
transcripción que desencadenan una cascada de señales transcripcionales positivas que
conducen a la reprogramación del primordio para producir órganos reproductivos en lugar de
vegetativos (Abe et al., 2005).
El gen FT es reconocido como un integrador fundamental en la ruta de floración en las
angiospermas, diferentes ortólogos de FT inducen la floración en un amplio y gran número de
especies desde gramíneas, leguminosas, ornamentales hasta perennes leñosas. Aunque los
hábitos de crecimiento entre las plantas anuales y las plantas perennes son distintos al igual
que hay una gran diversidad de flores entre las especies de un grupo y otro, la similitud en el

31
uso de FT como integrador en el proceso de floración evidencia un proceso muy conservado
entre las angiospermas (Wickland et al., 2015).
En la actualidad la alternativa con mayor potencial para reducir la duración de los ciclos de
mejoramiento vegetal es la manipulación de las rutas genéticas endógenas de floración por
medio de la biotecnología. Dado que la floración es un proceso muy conservado entre las
angiospermas, existe un gran potencial de lograr la inducción de floración en frutales usando
las herramientas biotecnológicas actuales para modificar la expresión de genes relacionados
con la floración.

Inducción de floración biotecnológica en el mejoramiento de frutales


Experimentos de expresión ectópica de genes ortólogos de FT en diversas especies han
demostrado su carácter universal en la promoción de la floración (Wickland et al., 2015), lo
anterior sumado al carácter móvil del estímulo son ventajas que han permitido su uso vía
ingeniería genética para desregular la floración de los factores ambientales y acelerar la
transición a la etapa reproductiva de forma eficiente (van Nocker et al., 2014), permitiendo
incluso reducir a menos de 1 año la etapa juvenil de especies como en el naranjo espinoso (P.
trifoliata) (Endo et al., 2005), pera (P. communis) (Matsuda et al., 2009), manzana (M.
domestica) (Kotoda et al., 2010), ciruela (P. domestica) (Srinivasan et al., 2012). El potencial
del mejoramiento acelerado vía inducción biotecnológica de la floración ha sido demostrado
en el desarrollo de nuevas variedades de manzana con mayor resistencia a enfermedades
como el tizón bacteriano del manzano, o contra hongos como el oídio del manzano, y la sarna
del manzano, características introducida en germoplasma comercial (Wenzel et al., 2013).
También ha sido demostrado en ciruela, otra especie perenne de tallo leñoso contra la
enfermedad de la Sharka, causada por el Plum Pox Virus (http://ucanr.edu/sites/fastrack/)
29T 29T

(Scorza et al., 2013).

Bioseguridad de la inducción de floración


Una de las principales ventajas en temas de bioseguridad, de la inducción de floración vía
manipulación de genes FT, consiste en la aplicación de ingeniería genética como
procedimiento, pero no en el producto, dada la capacidad de generar los estímulos necesario
en hojas distantes que luego son movilizados por la planta hasta los meristemos. Por lo tanto,
el resultado de las cruzas sexuales de plantas con floración inducidas por este método no
incorpora en su genoma modificaciones genéticas exógenas, soslayando de esta manera la
controversia alrededor de los transgénicos, así como el extenso y costoso proceso regulatorio.

32
Conclusiones
Ante los desafíos del rápido cambio climático los sistemas producto que aprovechan especies
frutales deben actuar rápidamente en el mejoramiento genético de nuevos cultivares que
permitan sostener y aumentar la cantidad y calidad de la producción, para ello es indispensable
la incorporación de tecnologías de frontera en los diferentes eslabones del sistema producto.
Una forma para garantizar la producción primaria de frutales será la integración de alianzas
tecnológicas con instituciones científicas y tecnológicas con la infraestructura y talento humano
que permitan establecer una plataforma biotecnológica de inducción de floración, para acelerar
de una forma eficiente y biosegura el mejoramiento de nuevos cultivares.

Literatura Citada
Abe, M., Y. Kobayashi, S. Yamamoto, Y. Daimon, A. Yamaguchi, Y. Ikeda, and T. Araki. 2005. FD, a
bZIP protein mediating signals from the floral pathway integrator FT at the shoot apex. Science
309(5737):1052–1056.
Calviño, M., H. Kamada, and T. Mizoguchi. 2005. Is the role of the short-day solely to switch off the
CONSTANS in Arabidopsis? Plant Biotechnology 22(3):179–183.
Christenhusz, M. J. M., and J. W. Byng. 2016. The number of known plants species in the world and its
annual increase. Phytotaxa 261(3):201–217.
Endo, T., T. Shimada, H. Fujii, Y. Kobayashi, T. Araki, and M. Omura. 2005. Ectopic expression of an
FT homolog from Citrus confers an early flowering phenotype on trifoliate orange (Poncirus trifoliata
L. Raf.). Transgenic Research 14(5):703–712.
Garrett, K. A., S. P. Dendy, E. E. Frank,M. N. Rouse, and S. E. Travers. 2006. Climate change effects
on plant disease: Genomes to ecosystems. Annual Review of Phytopathology 44(1):489–509.
Häggman, H., A. Raybould, A. Borem,T. Fox, L. Handley,M. Hertzberg, and M. Mclean. 2013. Genetically
engineered trees for plantation forests: Key considerations for environmental risk assessment. Plant
Biotechnology Journal 11(7):785–798.
Kotoda, N., H. Hayashi, M. Suzuki, M. Igarashi, Y. Hatsuyama, S. I. Kidou,K. Abe. 2010. Molecular
characterization of FLOWERING LOCUS T-like genes of apple (Malus x domestica Borkh.). Plant and
Cell Physiology 51(4):561–575.
Matsuda, N., K. Ikeda, M. Kurosaka, T. Takashina, K. Isuzugawa, T. Endo, and M. Omura. 2009. Early
flowering phenotype in transgenic pears (Pyrus communis L.) expressing the CiFT gene. Journal of
the Japanese Society for Horticultural Science 78(4):410–416.
McGarry, R. C., and F. Kragler. 2013. Phloem-mobile signals affecting flowers: Applications for crop
breeding. Trends in Plant Science 18(4):198–206.
Scorza, R., A. Callahan, C. Dardick, M. Ravelonandro, J. Polak, T. Malinowski, and I. Kamenova. 2013.
Genetic engineering of plum pox virus resistance: ‘HoneySweet’ plum-from concept to product. Plant
Cell, Tissue and Organ Culture 115(1):1–12.
SEMARNAT. 2013. Biodiversidad, México un país Megadiverso. Informe de la Situación del Medio
Ambiente en México. Compendio de Estadísticas Ambientales. Indicadores Clave y de Desempeño
Ambiental. Edición 2012. D.F., México. 361 p.
SIAP. 2016. Anuario Estadístico de la Producción Agrícola del Servicio de Información Agroalimentaría
y Pesquera (SIAP). http://www.gob.mx/siap/acciones-y-programas/produccion-agricola-33119
(Accessed 01.01.2017)
SIAP-SAGARPA. (2016). Atlas Agroalimentario 2016. (Accessed 01.01.2017)
http://nube.siap.gob.mx/gobmx_publicaciones_siap/pag/2016/Atlas-Agroalimentario-2016.
SNICS. (2016). Gaceta Oficial de los Derechos de Obtentor de Variedades Vegetales. (SAGARPA, Ed.)
(18th ed.). Ciudad de México. http://snics.sagarpa.gob.mx/Documents/2016/GACETAjun2016.pdf

33
Srinivasa-Rao, N. K., R. H. Laxman, and K.S. Shivashankara. 2016. Physiological and morphological
responses of horticultural crops to abiotic stresses. pp 3-18. In: Srinivasa-Rao, N. K., Shivashankara,
K. S. and R. H. Laxman (Eds.). Abiotic Stress Physiology of Horticultural Crops. Springer India.
Srinivasan, C., C. Dardick, A. Callahan, and R. Scorza. 2012. Plum (Prunus domestica) trees
transformed with poplar FT1 result in altered architecture, dormancy requirement, and continuous
flowering. PLOS ONE 7(7):1–11.
Van Nocker, S., and S. E. Gardiner. 2014. Breeding better cultivars, faster: applications of new
technologies for the rapid deployment of superior horticultural tree crops. Horticulture Research 1:1–
8.
Wenzel, S., H. Flachowsky, and M.-V. Hanke. 2013. The fast-track breeding approach can be improved
by heat-induced expression of the FLOWERING LOCUS T genes from poplar (P. trichocarpa) in apple
(Malus × domestica Borkh.). Plant Cell, Tissue and Organ Culture 115(2):127–137.
Wickland, D. P., and Y. Hanzawa. 2015. The FLOWERING LOCUS T/TERMINAL FLOWER 1 Gene
Family: Functional Evolution and Molecular Mechanisms. Molecular Plant 8(7):983–997.

34
Sanidad

35
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

PLAGAS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA DEL AGUACATE EN MÉXICO


González-Hernández, Héctor1; Ortega-Arenas, Laura Delia1; Santillán-Galicia, Ma.
Teresa1; Johansen-Naime, Roberto2; Lomelí-Flores, J. Refugio1; Ochoa-Ascencio,
Salvador3; Villegas-Jiménez, Nancy4; Vargas-Sandoval, Margarita3; Guzmán-Franco,
Ariel Wilbert1; Avendaño-Gutiérrez, Francisco Javier3; Lázaro-Castellanos, Carlos1;
Guzmán-Valencia, Stephanie1; Bravo-Pérez, Daniel4
1Colegio de Postgraduados, Montecillo, Texcoco, Estado de México, Correo-e:
P P

hgzzhdz@colpos.mx, 2Universidad Nacional Autónoma de México, Cd. de México, 3Universidad


P P P P

Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Facultad de Agrobiología, Uruapan, Michoacán, 4Dirección


P P

General de Sanidad Vegetal, SENASICA, SAGARPA, Tecámac, Estado de México.

Resumen
Las plagas de importancia económica asociadas al aguacate cv. Hass en México, incluyen a
varias especies de trips, ácaros y escamas armadas. Se discuten las principales estrategias
de manejo contra este tipo de plagas. Es importante señalar la gran diversidad de especies de
enemigos naturales (depredadores y parasitoide) que se encuentran regulando estas plagas
de importancia económica en los huertos de aguacate de México.

Palabras clave adicionales: Trips, ácaros, escamas armadas, enemigos naturales.

PESTS OF ECONOMIC IMPORTANCE FOR AVOCADO IN MEXICO

Abstract
Main economic pests of avocado cv. Hass in Mexico include several species of thrips, mites
and armored scale insects. In this document, the main control strategies for these types of
pests are included. It is very important to indicate the great diversity of natural enemies
(predators and parasitoids) present on avocado orchards in México, which are regulating most
of the economic avocado pests.

Additional keywords: Thrips, mites, armored scale insects, natural enemies.

Introducción
El aguacate Persea americana Mill., cv. Hass es de los cultivos más importantes en México,
por el valor comercial que representa a nivel nacional y por la reciente apertura de los
mercados internacionales, lo que ha permitido incrementar sus exportaciones, principalmente
al mercado de los Estados Unidos de América y de algunos países de Europa y Asia. A nivel
nacional, en el 2016 la superficie sembrada de aguacate fue de 203,732 ha y de 178,706 ha
cosechadas, con una producción de 1.88 millones de toneladas, de esta producción, el 77.5%
correspondió a la producción del Estado de Michoacán (SIAP, 2017).
El mercado más importante del aguacate mexicano es el de los EUA, en donde la participación
de México es de cerca del 81% (Info Hass, 2016). Respecto a estas exportaciones de aguacate
mexicano a los EUA, éstas se han incrementado a una tasa del 21.4% anual en los últimos 10
años. Solo en la temporada de cosecha 2015-2016 se exportaron 859,000t, lo que representó

36
un incremento del 25% respecto a la temporada 2013-2014 (Info Hass, 2016). Otros mercados
de exportación del aguacate mexicano son el de Canadá, Japón, varios países de Asia, Europa
y Centro América. A estas regiones se destina cerca del 10% de la producción nacional (Info
Hass, 2016). Para cumplir con los estándares de calidad de producto, la cadena productiva
debe de manejar adecuadamente los problemas por plagas y enfermedades a nivel de huerto,
así como una eficiente selección y manejo de fruta a nivel de empaque.

Plagas de importancia económica del cultivo del aguacate


En el cultivo del aguacate Hass en México se presentan diversas plagas de importancia
económica, como los trips, ácaros, escamas armadas, además de insectos que se consideran
como plagas ocasionales que incluyen a varias especies de lepidópteros defoliadores, algunas
especies de mosca blanca, agalla y periquito del aguacate, chicharritas y otras especies de
insectos escama de la familia Coccidae (Equihua-Martínez et al., 2007).
Trips. El complejo de trips del aguacate incluye varias especies de importancia económica, ya
que son capaces de afectar la producción, al dañar directamente el follaje y los frutos,
causando cicatrices que deforman los frutos (Hoddle, 2002) (Figura 1) o que facilitan la entrada
de hongos fitopatógenos como la roña Sphaceloma perseae (Ávila-Quezada y Marroquín-
Pimentel, 2007; Ávila-Quezada at al., 2009; GIIIA, 2013) ; estos dos factores reducen la calidad
de los frutos y ocasionan problemas de comercialización en el mercado internacional o reducen
el precio de venta en el mercado nacional. En estudios sobre especies de trips asociadas al
cultivo del aguacate en México en varios estados del país, la mayoría ha incluido un complejo
de especies de trips, incluyendo especies fitófagas y depredadoras, ente 10 y 19 géneros y de
36 a 73 especies (Ascensión-Betanzos, 2000; Valle de la Paz et al., 2003; Cambero et al.,
2010; Castañeda-González y Johansen, 2011). En la mayoría de estos estudios ubican a
Scirtothtips perseae Nakahara como la especie más común en los huertos de aguacate.
Johansen y Mojica-Guzmán (1998) describen con base a caracteres morfológicos a seis
especies de Scitothirps asociadas a brotes foliares y a flores de P. americana cv. Hass como
las siguientes: S. aguacatae Johansen & Mojica-Guzmán, S. kupandae Johansen & Mojica-
Guzmán, S. longipennis (Bagnall), S. manihotifloris Johansen & Mojica-Guzmán, S. perseae,
S. tacambarensis Johansen & Mojica-Guzmán y S. uruapensis Johansen & Mojica-Guzmán.
Sin embargo, Hoddle et al. (2008) estudiaron la sinonimia de cinco especies de Scirtothrips
reportadas por Johansen y Mojica-Guzmán (1998) como asociadas al cultivo del aguacate cv.
Hass en México y encontraron mediante análisis complementario de DNA y subsecuente

37
examinación morfológica de ejemplares montados en laminilla, que las especies S. aguacatae,
S. kupandae, S. manihotifloris, S. tacambarensis y S. uruapensis son sinónimos de S. perseae.

Figura 1. Daño por trips en frutos jóvenes de aguacate cv. Hass.

De manera similar, Bravo-Pérez et al. (2017 en prensa), determinaron la diversidad de


especies de trips en huertos de aguacate cv. Hass de Michoacán y con base a caracteres
morfológicos separaron seis especies y después con análisis de DNA, fue posible
congregarlas en un grupo simple, por lo que proponen que S. kupandae, S. silvicola y S.
zaculatipensis deben de ser consideradas como sinonimias de S. perseae. Con el análisis
molecular también fue posible determinar a las especies Frankliniella borinquen, F. brunnea,
F. rostrata, F. fortissima y F. occidentalis, lo cual también fue confirmado por identificación
morfológica. De forma general en el estudio de Bravo et al. (en prensa), S. perseae, F.
occidentalis y Neohydatothrips signifer fueron las especies de trips más comunes en los
huertos de aguacate cv. Hass en Michoacán. Además, en este trabajo, se reforzó con técnicas
moleculares la sinonimia de N. signifier con N. burungae, la cual ya había sido propuesta por
Mound y Marullo 1996, con base a caracteres morfológicos.
No obstante, que en el cultivo del aguacate Hass en México se ha determinado una gran
cantidad de especies de trips, pocas son consideradas especies fitófagas, el resto son
especies depredadoras, visitadoras o que están asociadas con diversos tipos de vegetación
circundante a los huertos como arvenses o bosques de pino-encino (Johansen et al., 2007). A
nivel internacional, sólo dos especies son de mayor importancia económica, Heliothrips

38
haemorroidalis y Selenothrips rubrocinctus; mientras que, el trips del aguacate Scirtothrips
perseae, especie nativa de México, tiene amplia distribución en los huertos de aguacate Hass
de Michoacán, México, y en California, EUA.
En muestreos realizados en varios huertos de aguacate cv. Hass en Michoacán, González-
Hernández et al. (2013 datos no publicados) observaron mayor incidencia de poblaciones de
trips entre el período de finales de marzo a mediados de mayo, cuando las condiciones son
de baja precipitación y altas temperaturas que también coincide con la fenología de amarre de
fruto en los árboles de aguacate en varias regiones productoras de Michoacán.
Posteriormente, hay una reducción importante de las poblaciones de trips durante la época de
lluvias entre julio y agosto. Para finales del año las condiciones climáticas favorecen el
incremento de sus poblaciones, por lo que es recomendable monitorear las poblaciones de
trips en esos meses antes de que rebasen los umbrales de acción.
El control de trips en aguacate es principalmente a través de aplicaciones de insecticidas
tomando como base umbrales de acción. De acuerdo con esto, cuando se detecten 10
individuos en brotes, panículas florales o frutos, se sugiere iniciar acciones de manejo con
productos insecticidas recomendados para el cultivo y para la plaga específica, para lo cual se
recomienda revisar la página web de APEAM, A.C. Algunos de estos productos recomendados
para el control de trips en aguacate incluyen ingredientes activos como el spinosad, zeta
cipermetrina, imidacloprid, spinetoram, thiametoxam y aceite mineral (APEAM, 2017).
Ácaros. Entre los ácaros asociados al aguacate encontramos aquellos que son plagas y que
pueden causar daños al cultivo y los depredadores que ayudan a regular las poblaciones de
los ácaros plaga. Las especies de ácaros fitófagas que se consideran de importancia
económica pertenecen a la familia Tetranychidae, mejor conocidas como arañitas rojas por la
telaraña que producen para proteger sus colonias de los depredadores. En el cultivo del
aguacate, encontramos, principalmente a Eotetranychus sexmaculatus, Oligonychus punicae
Hirst y O. perseae Tuttle, Baker and Abbatiello (Estrada-Venegas et al., 2002; GIIIA, 2013;
Guzman-Valencia et al., 2014).
En México, tanto O. punicae el ácaro café como O. perseae el ácaro cristalino, se consideran
como las especies más dañinas al follaje del aguacate (Jeppson et al., 1975). Oligonychus
punicae se alimenta y desarrolla en el haz de las hojas, causando manchas de color rojizo y
en infestaciones severas causa la defoliación de las plantas (Aponte & McMurtry, 1997).
Mientras que O. perseae se alimenta en el envés de las hojas causando manchas necróticas
(Aponte & McMurtry, 1997), y en infestaciones severas cusa la caída prematura de las hojas,

39
por lo que los frutos al haber reducción foliar pueden sufrir quemaduras por el sol ocasionando
una reducción en la producción de frutos.
En un estudio de análisis filogenético sobre la diversidad genética entre poblaciones de los
ácaros del aguacate el café O. punicae y el cristalino O. perseae, reveló baja diversidad
genética en O. punicae pero con una significante población geográfica; mientras que O.
perseae presentó una alta diversidad genética, pero no una estructura geográfica confirmada.
El análisis de secuencias ITS mostró que O. perseae se ha dispersado entre Michoacán y el
Estado de México, pero no ha ocurrido en O. punicae, la cual tiene una diversidad genética
muy baja, con una clara separación entre las poblaciones de estos estados. Lo anterior sugiere
que hay un gran potencial de flujo de genes en O. perseae, lo cual tiene implicaciones para
una mayor dispersión de genes relacionados, por ejemplo, con resistencia a los acaricidas
(Guzman-Valencia et al., 2014).
Como medidas de control de los ácaros del aguacate se sugiere considerar los niveles de
infestación, por ejemplo, si de O. perseae se detecta un promedio de 112 ácaros por hoja,
entonces se deben iniciar acciones de manejo para evitar incrementos poblacionales de este
ácaro; mientras que para O. punicae el umbral de acción es de 200 (GIIIA, 2013). A la par del
muestreo para determinar los niveles de infestación de estos ácaros fitófagos, es necesario
determinar el nivel de incidencia de especies de enemigos naturales, que incluyen especies
de ácaros depredadores como Neoseiulus californicus (McGregor) y Galendromus helveolus
(Chant) que pueden estar regulando naturalmente las poblaciones de los ácaros plaga (GIIIA,
2013).
Escamas armadas. En Michoacán, recientemente González Hernández et al. (2008, datos no
publicados), han detectado varias especies de escamas armadas asociadas al aguacate Hass,
entre las que destacan por su distribución y abundancia Davidsonaspis aguacatae Evans,
Watson & Miller y Hemiberlesia lataniae (Signoret), aunque en muy pocas localidades se les
puede considerar como plagas de importancia económica del aguacate, principalmente por los
altos niveles de parasitismo que se han detectado aún en los huertos comerciales, por lo que
se sugiere que los enemigos naturales, especialmente los parasitoides pudieran ser el factor
que mantiene las poblaciones de escamas en niveles que no causan un daño económico al
cultivo. De acuerdo con Evans et al. (2009), en el cultivo del aguacate se han registrado a nivel
mundial al menos 59 especies de escamas armadas. Las escamas armadas pueden atacar
hojas, ramas y frutos, principalmente con tejidos suaves. En frutos pueden afectar su calidad
estética y reducir su valor comercial. No obstante que en algunos lugares pueden considerarse
como plagas de importancia económica, la mayoría tienen un número considerable de

40
enemigos naturales (Noyes, 2009). Solo en la escama armada H. lataniae, una de las especies
más comunes en aguacate, se han registrado al menos 51 especies de parasitoides, la
mayoría de ellos de la familia Aphelinidae (Noyes, 2009).
El control de insectos escama tradicionalmente se realiza mediante la aplicación de productos
químicos; sin embargo, debido a que estos insectos regularmente se encuentran protegidos
por una cubierta cerosa impermeable, solo aquellos insecticidas del tipo sistémico, han
demostrado tener cierta efectividad y algunos de ellos son de uso restringido. Una alternativa
al control químico es el uso de enemigos naturales o control biológico (parasitoides,
depredadores y entomopatógenos). Este método de control ha demostrado ser muy efectivo
en insectos de poca o nula movilidad como las escamas armadas (Samways, 1988; Moreno y
Luck, 1992; Ehler, 1995; Van Driesche et al., 1998a, 1998b). Por ejemplo, Moreno y Luck,
(1992) en el cultivo de limón en California, EUA, realizaron liberaciones de 50,000-200,000
adultos de Aphytis melinus DeBach para controlar a la escama roja de California Aonidiella
aurantii (Maskell) (Diaspididae). Las liberaciones fueron económicamente competitivas con los
plaguicidas, además de que no afectaron a otros enemigos naturales de otras plagas de los
cítricos, lo cual evitó el surgimiento de altas poblaciones de plagas secundarias. Las
liberaciones de parasitoides resultaron en frutas de igual o mejor calidad que las obtenidas
con el programa tradicional de plaguicidas de amplio espectro, con una reducción del 40% en
los costos de control de la plaga (Luck et al., 1996). Lázaro-Castellanos et al. (2012),
detectaron, en varios huertos certificados para exportación del estado de Michoacán, a las
escamas armadas H. lataniae, H. rapax y D. aguacatae (presentes tanto en ramas como en
frutos), con altos niveles de parasitismo principalmente por los parasitoides Encarsia citrina
(con mayor distribución y abundancia), E. juanae, Aphitis sp. y Plagiomerus cercano a
diaspidis.

Consideraciones sobre manejo de plagas


En el manejo de plagas del aguacate, convencionalmente se usan diversas estrategias de
control como el químico, biológico, cultural y físico, sin embargo, en cualquiera de estas
estrategias, antes de iniciar un programa de manejo, es necesario conocer la dinámica
poblacional de las plagas primarias y de sus enemigos y la relación de estas poblaciones con
factores ambientales, que pueden favorecer o afectar su desarrollo poblacional.
Una estimación precisa de la densidad poblacional de una plaga es un punto clave para
desarrollar eficazmente una estrategia de control. El establecer la relación entre la densidad
de una especie plaga y el daño que provocan en la planta, ayudará a determinar los umbrales

41
de daño económico (umbral de decisión), lo que, a su vez, guiará en la efectiva realización de
un método de control, ya sea químico o biológico, para evitar mayores pérdidas económicas
(Binns y Nyrop, 1992). Una forma de evaluar el impacto de una plaga a su planta hospedante
es midiendo el área de la hoja que ha sido afectada. Se hace una comparación de hojas sanas
con hojas afectadas. En el caso de los tetraníquidos se miden los puntos necróticos o cloróticos
que ocasionan al alimentarse y succionar el contenido de las células vegetales (Bakr, 2005).
La relación entre la distribución estacional de las densidades poblacionales de las plagas con
factores ambientales es gran de ayuda para establecer modelos de predicción. Por ejemplo,
el uso de Días Grado, nos permite calcular y predecir con base a las horas frío acumuladas
por la especie plaga, en que época del año será la emergencia de cierto estado de desarrollo
biológico (huevo, larva o ninfa y adulto) o el número de días para completar une generación;
así como calcular cuántas generaciones se pueden cumplir en una temporada y de esa
manera, estar preparados para iniciar una estrategia de manejo y evitar el crecimiento de la
población plaga a niveles que causen daños económicos.

Literatura Citada
Aponte, O., and J. A. McMurtry. 1997. Damage on 'Hass' avocado leaves, webbing, webbing
and nesting behaviour of Oligonychus perseae (Acari: Tetranychidae). Experimental and
Applied Acarology 21:265-272.
Ascensión-B. G. 2000. Fluctuación poblacional, daño e identificación de trips del aguacate cv.
Hass en Michoacán, México. Tesis de Maestría en Ciencias. Colegio de Postgraduados en
Ciencias Agrícolas, Montecillo, Texcoco, Edo. México. 82 p.
Ávila Quezada, G.D. y F.J. Marroquín Pimentel. 2007. La roña del aguacate (Elsinoe perseae)
(Scab). pp: 183-187. Capítulo 8. Enfermedades. En: Téliz, D. y A. Mora (eds.) El Aguacate
y su Manejo Integrado. Ed. Mundi-Prensa. México, D.F.
Ávila Quezada, G.D., D. Téliz Ortiz, H. González Hernández, R. Johansen Naime y H. Vaquera Huerta.
2009. La Roña, La antracnosis y daño por trips en aguacate, su distribución espacio-temporal. Luis
M Romero Monreal (ed.). Placido Cuadros, c/ González Gallas No. 13, 18003 Granada, España.
Bakr, E. M. 2005. A new software for measuring leaf area, and area damaged by Tetranychus urticae
28T 28T 28T

Koch. Journal of Applied Entomology 129 (3):173-175. 28T

Binns, M. R., and J. P. Nyrop. 1992. Sampling insect populations for the purpose of IPM decision making.
Annual Review of Entomology 37:427-453.
Cambero, C., O. J., R.M. Johansen N., A. Retana S., O. García M., M. Cantú S., & C. Carvajal S. 2010.
Thrips (Thysanoptera) del aguacate (Persea americana) en Nayarit, México. Revista Colombiana
de Entomología 36 47-51.
Castañeda, G., E.L., & R.M. Johansen N. 2011. Trips asociados al aguacate en el Estado de
México, pp: 53-58. In: Proceedings VII World Avocado Congress 2011 (Actas VII Congreso
Mundial del Aguacate), 5-9 de septiembre de 2011. Cairns, Australia.
Ehler, L. E. 1995. Biological control of obscure scale (Homoptera: Diaspididae) in California:
an experimental approach. Environmental Entomology 24:779-795.
Equihua-Martínez, A., E. Estrada-Venegas y H. González-Hernández. 2007. Capítulo 7.
Plagas del Aguacate. pp. 133-169. En: Téliz, D. y A. Mora (eds.). El Aguacate y su Manejo
Integrado. Ed. Mundi-Prensa. 2a. Edición. México, D.F.

42
Estrada-Venegas, E. G.; S. Rodríguez-Navarro, and J. A. McMurtry. 2002. Some avocado
mites from Michoacan, Mexico. International Journal of Acarology 28(4):387–393.
Evans, G.A., G.W. Watson and D.R. Miller. 2009. A new species of armored scale (Hemiptera:
Coccoidea: Disapididae) found on avocado fruit from México and a key to the species of
armored scales found on avocados worldwide. Zootaxa 1991: 57-68.
GIIA. 2013. Grupo Interdisciplinario e Interinstitucional de Investigadores en Aguacate. Autores
en orden alfabético: Bautista N., Beltrán H, Castañeda A., Chávez M., Equihua A., Durán E.,
Fierro D., González H., González G., Lomelí R., Marroquín F., Michúa J., Nava C., Nieto D.,
Ochoa S., Ochoa D., Rodríguez E., Santillán M.T., Saucedo R., Soria J., Téliz D., Valdovinos
G., Vallejo M. El Aguacate en Michoacán: Plagas y Enfermedades. APEAM, A.C. –
SENASICA, MÉXICO. 56 p.
Guzman-Valencia, S., M.T. Santillán-Galicia, A.W. Guzmán-Franco, H. González-Hernández,
M.G. Carrillo-Benítez, and J. Suárez-Espinoza. 2014. Contrasting effects of geographical
separation on the genetic population structure of sympatric species of mites in avocado
orchards. Bulletin of Entomological Research 104:1:12.
Hoddle, M. 2002. Developmental and reproductive biology of Scirtothrips perseae
(Thysanoptera: Thripidae): a new avocado pest in California. Bulletin of Entomological
Research 92:279-285.
Hoddle, M.S., L.A. Mound, P.F. Rugman-Jones., & R. Stouthamer. 2008. Synonomy of five
Scirtothrips species (Thysanoptera: Thripidae) described from avocados (Persea americana)
in Mexico. Florida Entomologist 91:16-21.
Info Hass. 2016. Exportaciones de aguacate al mercado de EUA, 2014-
2016. http://www.infohass.net/MercadoUsa. Fecha de consulta: 2 de agosto de 2016.
29T 29T

Jeppson, L.R., H. H. Keifer, and E. Baker. 1975. Mites injurious to economic plants. University
California of Press. San Francisco, 472 p.
Johansen, N., R. M., & A. Mojica-Guzmán. 1998. The genus Scirtothrips Shull, 1909
(Thysanoptera: Thripidae, Sericothripini), in Mexico. Folia Entomológica Mexicana 104:23-
108.
Johansen, N., R.M., A. Mojica M., H. González H., A. R. Valle de la Paz, E.L. Castañeda G.,
G. Ávila Q. y C. M. Sosa T. 2007. Trips asociados con el aguacate en México. pp. 146-169.
En: El Aguacate y su Manejo Integrado. D. Téliz y A. Mora, Editores. Ed. Mundi-Prensa.
México, D.F.
Lázaro-Castellanos, C., H. González-Hernández, J.R. Lomeli-Flores, S.N. Myartseva, L.D.
Ortega-Arenas y S. Ochoa-Ascencio. 2011. Enemigos naturales de escamas armadas
(Hemiptera: Diaspididae) en aguacate Hass en Michoacán, México. Revista Colombiana de
Entomología 38 (1):6-13.
Luck, R. F., L. D. Forster, and J. G. Morse. 1996. An ecologically based IPM program for citrus
in California’s San Joaquin Valley using augmentative biological control. Proceedings of the
International Society of Citriculture 1:499-503.
Moreno, D. S. and R. F. Luck. 1992. Augmentative releases of Aphytis melinus (Hymenoptera:
Aphelinidae) to suppress California red scale (Homoptera: Diaspididae) in Southern
California lemon orchards. Journal of Economic Entomology 85:1112-1119.
Noyes, J. S., 2009. Universal Chalcidoidea Database. World Wide Web electronic publication.
www.nhm.ac.uk/entomology/chalcidoids/index.html (Accessed: 21 September 2009).
Samways, M. J. 1988. Comparative monitoring of red scale, Aonidiella aurantii (Mask.) (Hom.,
Diaspididae) and its Aphytis spp. (Hym., Aphelinidae) parasitoids. Journal of Applied
Entomology 105:483-489.
SIAP. 2017. Producción Agrícola Nacional 2016. Aguacate. Sistema de Información
Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), SAGARPA.
http://infosiap.siap.gob.mx:8080/agricola_siap_gobmx/AvanceNacionalCultivo.do. Fecha de
consulta: 17 de enero de 2017.

43
Valle De la Paz. A.R., H. Bravo M., H. González H., R.M. Johansen N., A. Mojica G. & M. Valle
De la P. 2003. Trips (Thysanoptera) en huertos de aguacate (Persea americana Miller) cv.
Hass en Michoacán, México. pp: 481-486. En: Actas, Vol. II. V Congreso Mundial de
Aguacate. 19-24 de octubre. Granada, Málaga, España.
VanDriesche, R.G., K. Idoine, M. Rose, and M. Bryan. 1998a. Release, establishment and
spread of Asian natural enemies of euonymus scale (Homoptera: Diaspididae) in New
England. Florida Entomologist 81:1-9.
VanDriesche, R.G., K. Idoine, M. Rose, and M. Bryan. 1998b. Evaluation of the effectiveness
of Chilocorus kuwanae (Coleoptera: Coccinellidae) in suppressing euonymus scale
(Homoptera: Diaspididae). Biological Control 12:56-65.

44
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

MONITOREO DE TRIPS EN AGUACATE ‘HASS’ EN EL MUNICIPIO DE


TARETAN, MICHOACÁN, MÉXICO
Cerda-Villalobos, L. A.; Ramírez-Villanueva, A.; Aguirre-Paleo, S.; Vargas-Sandoval,
M.; Serna-Mata, E.; Lara-Chávez, B.N.; Vidales-Fernández, I.
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez” UMSNH. Correo-e: aguirrepaleo@hotmail.com

Resumen
Los objetivos fueron: evaluar presencia e incidencia de adultos de trips en tres huertos de
aguacate durante un ciclo; comparar captura de adultos con trampas monocromáticas (azul y
amarillo); determinar el daño de trips y “roña” en precosecha. Se seleccionaron tres sitios por
altitud (alto1,863 m, medio 1,710 m, bajo 1,563 m), dos huertos/sitio pareados (convencional
y orgánico), en cada huerto se seleccionaron tres árboles donde se instalaron dos trampas por
árbol y mensualmente se realizó conteo en campo-laboratorio. El promedio de trips capturados
en la mayor altitud fue huerto orgánico-trampas amarillas, resultados semejantes en huerto
convencional y orgánico-trampas azules. En la altitud media el huerto convencional- trampas
azules registró mayor número en marzo; en cambio, el huerto orgánico-trampas azules con
mayor número en junio. En la menor altitud también mayores números en marzo; en el huerto
orgánico-trampas amarillas y azules se registró el mayor número, igualmente convencional-
trampas azules se obtuvo el mayor registro. Pero convencional-trampas amarillas registró en
mayo su mayor cantidad de trips. El mayor promedio de trips capturados fueron en marzo y
abril. Los menores promedios fueron en enero y de julio a diciembre, pero en enero 2015 se
elevó nuevamente el promedio en los seis huertos. No se observó significancia para el daño
por trips en frutos; ni en altitud; en ambos manejos, tipos de cosecha (normal-marceña), ni en
las interacciones. Al contrario, se observó alta significancia para daño de “roña” en precosecha:
en las tres msnm, el mayor daño se observó a los 1,563 m; daño intermedio a los 1,665 m y el
menor daño en 1,863 m; también hubo mayor daño en manejo convencional vs. orgánico y
también mayor daño en fructificación “normal” que en “marceña”.

Palabras clave adicionales: trampas monocromáticas, altitud, convencional, orgánico

MONITORING TRIPS IN 'HASS' AVOCADO IN THE MUNICIPALITY OF TARETAN,


MICHOACAN, MEXICO

Abstract
The objectives were: To evaluate the presence and incidence of thrips adult in three avocado
orchards during a cycle; Compare adult capture with monochrome traps (blue and yellow); To
determine the damage of thrips and "avocado scarring" in pre-harvest. Three sites were
selected by altitude (high1,863 m, medium1,710 m, low1,563 m), two orchards/paired site
(conventional and organic), in each orchard three trees were selected and two traps per tree
were installed and monthly samples were conducted. There were no differences between The
average thrips caught at the highest altitude organic orchard with yellow traps, and the
conventional and organic orchard with blue traps. In average height conventional orchards with
blue traps recorded more thrips number in march, compared to organic orchard with blue traps
having more thrips in june. At the lowest altitude also in march, organic orchard with yellow and
blue traps recorded the highest number, equally to the conventional orchard with blue traps
captured the highest number. Conventional orchard with yellow traps recorded their greatest
number of trips in may. Overall the highest average of captured thrips were march and april,
while the lowest averages were observed in january, and from july, to december. In january
2015 the average increased in the six orchards. There were no difference for thrips damage in

45
fruit, nor in the altitudes, for both management types, in types of harvests (normal-marceña);
nor in the interactions. However, there were difference for pre-harvest "scarring" damage. In
the three altitudes, the greatest damage on fruit was observed at 1,563 m; with intermediate
damage at 1,665 m and the lower damage at 1,863 m, and greater fruit damage in conventional
vs. organic management, also greater fruit damage on "normal" fruiting than in "marceña".

Additional keywords: monochrome traps, altitude, conventional, organic.

Introducción
El cultivo del aguacate en Michoacán, México, es afectado por gran cantidad de plagas que
causan daños de consideración si no son controladas oportunamente, los daños se
manifiestan en la planta, en pérdidas, altos costos en la producción y baja calidad de los frutos.
Por ello, en el manejo del cultivo destacan los problemas de tipo fitosanitario, ya que les
ocasionan cada vez más, fuertes erogaciones económicas a los productores, estimándose que
más del 23% de los insumos que requiere este frutal se destinan al control de plagas y
enfermedades. Las plagas de mayor importancia económica en la producción de aguacate
michoacano son el trips, ácaros, a las cuales se dedica mayor atención, pues son las que más
impactan al cultivo y requieren de la aplicación de diversas medidas para su control (Coria,
2008). Los trips (Thysanóptera: Thripidae), han adquirido cada vez mayor importancia como
plaga primaria en los países productores de aguacate (González et al., 2000). Las heridas
provocadas por el trips a los frutos también pueden favorecer la entrada de patógenos, como
la roña del fruto causada por Sphaceloma persea Jenkis, afectando todo ello los volúmenes
de exportación del fruto en fresco y reduciendo su valor de mercado en el ámbito nacional.
Oseguera (1991) encontró alta correlación entre la temperatura mínima y el crecimiento de
poblaciones de trips, aunque los inviernos rigurosos limitan estos crecimientos poblacionales,
determinando como épocas de mayor incidencia de trips en abril y septiembre. También
encontró una alta correlación entre el número de aplicaciones de plaguicidas y la incidencia
del insecto, sugiriendo enfocar las aplicaciones contra la trips en marzo y septiembre. Millarez
y Torres (1996) determinaron un tipo de comportamiento poblacional que depende de las
condiciones climáticas y el manejo del huerto. También, este comportamiento se relaciona con
la fenología del árbol, pues la floración de primavera favorece las mayores tasas de incremento
poblacional de los trips.
Sosa (1997) identificó 19 especies de trips en huertos de aguacate y en la vegetación alterna
en los municipios de Tacámbaro, Ziracuaretiro, y Peribán, Michoacán; de éstas, 14 especies
pueden estar asociadas al cultivo. Johansen y Mojica-Guzmán (1999) mencionan a nueve
especies de trips como las más comunes en el cultivo del aguacate, de éstas, tres son
depredadoras. De las fitófagas se menciona a Frankliniella chamulae (Johansen), Frankliniella

46
bruneri (Watson) encontradas en la región de Uruapan, Mich. Por otro lado, Scirtothrips
perseae (Nakara, 1997), Scirtothrips aguacatae (Johansen y Mojica) y Scirtothrips kupandae
(Johansen y Mojica) son las especies que presentan mayores poblaciones, tanto en estado de
larva como adultos de ambos sexos. Son especies neovolcánicas en las tres regiones
siguientes: Coatepec de Harinas, Estado de México; Tacámbaro y Uruapan en Michoacán.
Méndez (2002) uso trampas de colores para determinar la fluctuación poblacional de trips en
los municipios de Nuevo San Juan Parangaricutiro, Uruapan y Ziracuaretiro, Michoacán,
encontrando que las trampas amarillas capturaron mayores números de trips, seguidas por las
azules, blancas y rojas. Las más bajas poblaciones se detectaron el huerto de Ziracuaretiro
con un promedio de 24 trips/trampa/árbol; Nuevo San Juan Parangaricutiro con 32
trips/trampa/árbol; las más altas en Uruapan con promedios de 86 trips/trampa/árbol (Méndez,
2002). También se ha determinado que la diversidad de especies de trips se asocia a maleza
presentes en los huertos de aguacate, principalmente en flores de Asteraceae como Tithonia
tubiformis, con 79 a 920 trips por cabezuela y E. karvisnkianus con 30 a 102 individuos por
cabezuela (Valle de la Paz, 2000). Al evaluar la presencia e incidencia de adultos de trips en
el huerto de aguacate de Ziracuaretiro, Mich., durante 2014, Aceves (2015) comparó la captura
de adultos de trips con trampas monocromáticas de color azul y amarillo, también realizó
muestreos en brotes terminales y en las arvenses del árbol y correlacionó daño de trips y roña
en fruto en precosecha y en la cosecha. Guillen (2015) en el monitoreo de trips en el poblado
de Meza de Cazares (1538 msnm) el número de trips/flor registró incrementos del 23 enero
(14), 27 de febrero (17) hasta llegar a 1º de abril (26). En cambio, en número de trips/brote el
máximo registro fue el 3 de noviembre (9). Sin embargo, para el municipio de Taretan Mich.,
con plantaciones de aguacate de 20 años en promedio, son escasos los estudios de monitoreo
de sus poblaciones en árbol, información necesaria para el manejo integrado de la plaga (MIP)
tendiente a reducir las poblaciones de trips y con ello contribuir a la utilización de estrategias
de manejo más amigables con el ambiente, ya que el monitoreo es la base fundamental para
el MIP. Los objetivos de este trabajo fueron: evaluar la presencia e incidencia de trips en tres
sitios agroecológico caracterizados, durante un ciclo previo a la cosecha de aguacate cv. Hass;
comparar la captura de adultos de trips con trampas monocromáticas de color azul y amarillo,
en los tres sitios agroecológico; además de determinar el daño por trips y roña en fruto en
precosecha.

47
Materiales y Métodos
El municipio de Taretan se encuentra en la parte central del estado de Michoacán de Ocampo,
entre los paralelos 19º 25´y 19º 34´ LN y los meridianos 101º 52´y 102º 01´ LO, a una altitud
promedio de 1,330 msnm (Guillen et al., 2007). Su clima es (A) C (W2) (w) Semicálido
subhúmedo con lluvias en verano, invernal menor al 5%, temperatura 14.4-29.66 °C,
precipitación anual 1200-1500 mm, humedad relativa del 70 al 90%, con 1-4 granizadas
anuales y posibilidad de 5-20 heladas anuales. En el municipio, el aguacate se cultiva en
altitudes desde 1,400 a 2,100 msnm (Guillen et al., 2007).
Para el monitoreo, se realizaron recorridos de campo previos para seleccionar tres sitios
agroecológicos, de acuerdo a la altitud sobre el nivel del mar (alto, medio y bajo), los cuales
definieron seis huertos pareados (convencional y orgánico) (Cuadro 1).

Cuadro 1 Localización y altitud de los seis huertos estudiados en el municipio de Taretan, Michoacán.
Coordenadas

Sitio Huerto Manejo LN LO Altitud (m)

El Hueso 1 Convencional 19.401 101.841 1836


Alto
La Coyotera 1 Orgánico 19.396 101.851 1890

El Potrero 2 Convencional 19.395 101.543 1690


Medio
El Potrero 3 Orgánico 19.395 101.843 1730

Mesa de Cazares 1 Convencional 19.382 101.851 1560


Bajo
Mesa de Cazares Orgánico 19.381 101.855 1565

Posteriormente se seleccionarán aleatoriamente tres árboles homogéneos en copa, altura y


comportamiento fenológico, tratando de que estuvieran ubicados en la parte media del huerto
y que representaran a la generalidad de los árboles del mismo huerto. En cada uno de los
árboles seleccionados, se instalaron dos trampas monocromáticas (azul y amarilla) a una
altura promedio de 2 m, las cuales al final de cada mes se realizó conteo de trips adultos en
campo y trasladadas a laboratorio para realizar los conteos, además de realizar separación e
identificación de especies. De manera anticipada a la cosecha de las floraciones “loca” y
“aventajada”, es decir con frutos aún en el árbol, se realizó una estimación visual de daño por
trips y roña en frutos, para contar con un referente previo a la cosecha. Para la evaluación de

48
daño de trips se utilizó la escala de Ascensión et al. (1999) y en la evaluación visual de daño
por roña, se aplicó la escala logarítmica diagramática de Avila-Quezada et al., 2001. Los
resultados agrupados fueron sometidos a análisis de varianza y la prueba de comparación de
medias de Tukey al 5% con el paquete estadístico de la Facultad de Agronomía de la
Universidad Autónoma de Nuevo León.

Resultados
Presencia e incidencia de trips durante la formación del fruto
La Figura 1 muestra que para los huertos de mayor altitud (1,863 m), el mayor número de trips
se capturó en trampas amarillas en el huerto orgánico en marzo de 2014, pero con resultados
muy semejantes en trampas azules de los huertos convencional y orgánico.

1000

900

800 Org. Amarilla


No. de trips en 3 trampas/mes

700

600

500 Conv.
400 Amarilla

300

200 O AzOrg. Azul

100 Conv.
0 Azul
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Enero 2014 E 2015
F e c h a s de m u e s t r e o

Figura 1 Total de trips en tres trampas (Amarillas y Azules) por mes, en los huertos de aguacate ‘Hass’
bajo manejo: Convencional C (El Hueso 1) y Orgánico O (La Coyotera 1), ambos a 1,863 msnm (Alto).

Similarmente en los huertos a la altitud intermedia (1,710 msnm), nuevamente el mayor


número de trips se obtuvo en trampas azules del huerto convencional en marzo de 2014. De
manera muy semejante, también con trampas azules en huerto orgánico, pero en el mes de

49
junio 2014. Por su parte, el huerto orgánico con trampas amarillas obtuvo un alto número de
trips, respecto al mismo color de trampas, pero en el huerto convencional.
Igualmente, en altitud baja, se registró el mayor número de trips en marzo de 2014, tanto en
trampas amarillas como en azules del huerto orgánico. En el mismo mes, se obtuvo el mayor
registro en las trampas azules del huerto convencional; en cambio, las trampas amarillas del
huerto convencional registraron la mayor cantidad de trips en mayo.

1200
Promedio de no. de trips/mes

1000

800

600

400

200

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Enero 2014 Meses E 2015

Figura 2 Promedio del número de trips en los meses de muestreo (enero 2014 a enero 2015) en los seis
huertos del estudio.

En los meses de muestreo (enero de 2014 a enero de 2015) en los seis huertos del estudio se
obtuvo un promedio de trips capturados con las trampas monocromáticas la mayor cantidad
en marzo 2014, seguido de abril 2014. Los menores promedios y muy semejantes en
cantidades fueron en enero, y de julio, a diciembre de 2014. Nuevamente en enero de 2015
se elevó el promedio de trips en los seis huertos.

Evaluación del daño por trips y “roña” (Sphaceloma perseae) en precosecha


De acuerdo a los resultados del Cuadro 2, no se obtuvo significancia estadística para el daño
por trips en árboles en huertos en los tres ambientes agroecológicos. De igual manera no hubo
diferencias en ambos tipos de manejo (convencional y orgánico), ni en los dos tipos de cosecha
(normal y marceña). Además, no se obtuvieron diferencias significativas en las interacciones
de primer orden (altitud x manejos convencional y orgánico; altitud x fructificaciones normal y

50
marceña y manejos x fructificaciones), ni en la interacción de segundo orden (altitud x manejos
x fructificaciones). Lo anterior, significa que, entre árboles las tres altitudes estudiadas (1,863,
1,710, y 1,563 m, en los dos tipos de manejo y las dos épocas de cosecha, existe la misma
probabilidad de ocurrencia del daño por trips en fruto.

Cuadro 2. P > F en los análisis de varianza del daño por trips y roña (Sphaceloma perseae).
Factores de p>f

variación Trips Roña

Árboles 0.784 0.296

Asnm (a) 0.060 0.001**

Manejos (b) 0.154 0.000**

Fructificaciones (c) 0.046 0.000**

axb 0.193 0.877

axc 0.090 0.128

bxc 0.564 0.716

axbxc 0.291 0.735

51
Promedio grado de daño por "roña"
1
0.9
0.8
0.7
0.6
0.5
0.4
0.3
0.2
0.1
0
1
1,563 2
1,710 3
1,863

Altitudes (m)

Figura 3 Promedio de daño por roña (Sphaceloma persea) en precosecha según la altitud en el
municipio de Taretan.

A diferencia, para el daño de roña en fruto, se observaron diferencias en los tres ambientes,
caracterizados principalmente por la altura sobre el nivel del mar (Figura 3), donde el mayor
daño se observó en altitud más baja (1,560-1,565 msnm), después con daño intermedio en la
altitud media (1,600-1,730 msnm) y el menor daño de la enfermedad se manifestó en la mayor
altitud (1,836-1,890 msnm). Esto se relaciona con la posibilidad de mayor humedad relativa en
la menor altitud de los huertos experimentales.
También se observó diferencias entre los tipos de manejo (convencional y orgánico) y en los
dos tipos de floraciones (normal y marceña), al nivel de daño por roña, lo que indica que el
manejo convencional registró el mayor daño por roña, respecto al manejo orgánico y que de
manera similar, en la fructificación normal se observó el mayor daño por la roña
comparativamente con la floración marceña (Figura 4).

52
1.2

Promedios de daño por roña


Conv. Normal
1

0.8
Org. Marceña
0.6

0.4

0.2

0
1 2
1 Manejos (convencional y orgánico)
2 Fructificaciones (normal y marceña)

Figura 4. Promedio de daño por roña en dos tipos de manejo de huertos y dos tipos de fructificaciones.

Conclusiones
La presencia e incidencia de trips fue más alta en la mayor altitud de los huertos (1,863 msnm).
Los mayores promedios de trips capturados en trampas fue en marzo y abril y los menores de
julio a diciembre. La captura de trips con trampas amarillas y azules en huertos orgánicos y
convencionales en las tres altitudes evaluadas fueron similares durante un ciclo de producción.
El daño por trips al fruto en precosecha fue semejante en los tres sitios evaluados, en cambio
el daño por roña fue mayor a 1,563 msnm, en contraste con el menor daño a 1863 msnm.
Además hubo mayor daño por roña en manejo convencional respecto al manejo orgánico y
también mayor daño en fructificación “normal” que en la “marceña”.

Literatura Citada
.Aceves-Martínez. M. T. 2015. Monitoreo de trips en aguacate Hass en el municipio de Ziracuaretiro
Mich. Tesis profesional Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez” UMSNH.
Ascensión-Betanzos G., H. Bravo-Mojica, H. González-Hernández, R. M. Johansen-Naime, A. E.
Becerril-Ramos. 1999. Fluctuación poblacional y daño de trips en aguacate cv. Hass. Revista
Chapingo Serie Horticultura 5: 292-296.
Avila-Quezada G., G. Mora-Aguilera y D. Tèliz-Ortìz, 2001. Sistema de medición de roña y antracnosis
en fruta de aguacate Persea americana. Memoria del XXVlll Congreso Nacional de la Sociedad
Mexicana de Fitopatología, Querétaro, Querétaro, México.
Coria-Avalos, V. M. 2008. Tecnología para la producción de aguacate en México. Libro Técnico Núm.
8. SAGARPA–INIFAP. 2ª Edición y 1ª. Reimpresión. Uruapan, Michoacán, México.
García-Arce. E. y S. Menera-Guido 2015. Validación de programas de manejo biorracional sobre trips
del aguacate en Uruapan Michoacán. Tesis Profesional, Facultad de Agrobiología “Presidente
Juárez” UMSNH.
González-Hernández, H., A. Méndez-Ramos, A. Valle de la Paz y M. González-Ríos 1999. Selección
de trampas de color y fluctuación poblacional de trips del aguacate en Michoacán, México. Revista
Chapingo Serie Horticultura Número Especial 5: 287-290.

53
González-Hernández, H., R. M. Johansen-Naime, L. Gasca-Corona, A. Equihua-Martínez, A. Salinas-
Castro, E. Estrada-Venegas, F. Durán de Anda y A. R. Valle-De la Paz 2000. Plagas del aguacate.
En: El aguacate y su manejo integrado. Ed. D. Téliz-Ortíz. Ediciones Mundi-Prensa, México. pp 117-
136.
Grupo Interdisciplinario de Investigación en Aguacate 2013. El aguacate en Michoacán plagas y
enfermedades. APEAM AC, SENASICA, CP, UMSNH, INIFAP. Pp. 26-27.
Guillén-Andrade, H., B.N. Lara-Chávez, M. Gutiérrez-Contreras, M. Ortiz-Catón y M.E. Ángel-Palomares
2007. Cartografía agroecológica del aguacate en Michoacán. Morevallado Editores de Morelia,
Michoacán, México. 141 p.
Guillen-León. H. 2015. Dinámica poblacional de las principales plagas de interés económico en
aguacate. 8° Congreso Nacional del Sistema Producto Aguacate, 2-4 diciembre, Uruapan Mich.
Hoddle M. 2014. The biology and management of the avocado thrips, Scirtothrips perseae Nakahara
5T 5T

(Thysanoptera: Thripidae). University of California


UCRIVERSIDE http://biocontrol.ucr.edu/hoddle/avocadothrips.html.
29T 29T

http://www.discoverlife.org/mp/20q?search=Thysanoptera, consultada en febrero de 2016.


29T 29T

Huerta-Ramírez A. 2014. Disposición temporal de poblaciones de trips (Thysanoptera: Terebrantia;


Thripidae) en cinco municipios del estado de Michoacán Tesis Profesional. Facultad de Agrobiología
´´Presidente. Juárez´´.
Johansen-Naime.R. M., A. Mojica-Guzmán, H. Gonzales-Hernández, A. R. Valle de la Paz, E. L.
Castañeda-González, G. Àvila-Quezada. y C. M. Sosa-Torres. 2007. Trips asociados al aguacate en
México. Pp. 146-152 In: El aguacate y su manejo integrado. Téliz y Mora, Segunda Edición Editorial
mundi prensa. México, D.F.
Junta Local de Sanidad Vegetal de Taretan 2015. Reporte del Sistema Integral de Cosecha (SICOA).
Méndez Ramos A. 2002. Monitoreo de la fluctuación poblacional de trips (Insecta: Thysanoptera) con
trampas pegajosas en el cultivo del aguacate cv. Hass Persea americana Mill. Tesis Profesional
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez” UMSNH.
Millarez-Alemán. E. y B. Torres Barrón, 1996. Comportamiento poblacional de trips y eriófidos del
aguacate Persea americana Mill. Var. Hass, en cuatro localidades en los municipios de Nuevo San
Juan Parangaricutiro y Uruapan Mich. Tesis Profesional Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”
UMSNH.
Oseguera-Quintero. A. 1991. Factores ambientales y de manejo que influyen en la dinámica poblacional
del trips Liothrips perseae W. en el aguacate Hass en la zona de Uruapan Mich. Tesis Profesional
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez” UMSNH.
Sosa-Torres. C. M. 1998. Thrips (Insecta: Thysanóptera) asociados al cultivo del aguacate cultivar Hass,
en 3 municipios del estado de Michoacán. Tesis de Licenciatura. UNAM. Campus Iztacala. México
D.F.

54
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CONTROL DEL COMPLEJO DE TRIPS DEL AGUACATE CON


INSECTICIDAS BOTÁNICOS
Lemus-Soriano, Braulio Alberto; Solorzano-Solorzano, Ana Itzel; Pérez-Aguilar,
Daniel Alberto
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Paseo Lázaro Cárdenas esq. Berlín s/n, Col. Viveros, 60170. Uruapan, Michoacán., México.
Correo-e: lemus9@yahoo.com.mx

Resumen
El complejo de trips constituye la principal plaga del cultivo de aguacate en Michoacán, se
presenta con mayor intensidad desde la etapa de floración y hasta la fructificación donde sus
daños demeritan la calidad del fruto repercutiendo directamente en el precio del producto. .
Actualmente, los insecticidas utilizados no ejercen un control satisfactorio del complejo de trips
en el cultivo de aguacate. Una de las alternativas es el uso de insecticidas botánicos, los cuales
además son de bajo impacto sobre el ambiente. En base a lo anterior, se usó un diseño de
bloques al azar con cinco repeticiones de cada tratamiento, para evaluar insecticidas botánicos
(solos y en mezcla), un insecticida químico y un testigo absoluto, con un total seis tratamientos.
Las variables evaluadas fueron el número de trips (ninfas y adultos) por inflorescencia y la
unidad experimental consistió de un árbol de aguacate cv. Hass. Se realizaron dos
aplicaciones con muestreos a los 7, 14 y 21 días después de cada aplicación. Los insecticidas
botánicos fueron estadísticamente iguales al insecticida químico, el Bio-Capsi + Neem Canela
presentó el mayor porcentaje de efectividad. Los insecticidas botánicos son una alternativa
para el control del complejo de trips en aguacate.

Palabras clave adicionales: Thysanoptera, manejo, efectividad biológica, extractos


vegetales.

CONTROL OF THE AVOCADO THRIPS COMPLEX WITH BOTANICAL INSECTICIDES

Abstract
The thrips complex is the main pest of the avocado crop in Michoacán, it presents with great
intensity from the stage of flowering until the fruiting where its damages demerit the fruit quality
and have a direct impact on the price of the product. Currently, the insecticides used do not
exert satisfactory control of the thrips complex in avocado cultivation. The use of botanical
insecticides is an alternative also they have a low impact on the environment. Therefore, using
a randomized block design with four replicates of each treatment, botanical insecticides (alone
and mixed), a chemical insecticide and an absolute control were evaluated, having a total six
treatments. Number of trips (nymphs and adults) per inflorescence were the variables
evaluated. The experimental unit consisted of an avocado tree cv. Hass. Two applications were
performed with samples at 7, 14 and 21 days after each application. The botanical insecticides
were statistically equal to the chemical insecticide. Bio-Capsi + Neem cinnamon presented the
highest percentage of effectiveness. Botanical insecticides are an alternative for the control of
the avocado thrips complex.

Additional keywords: Thysanoptera, management, biological effectiveness, plant extract.

55
Introducción
El cultivo de aguacate se ve afectado por la presencia de un gran número de plagas (Equihua-
Martínez et al., 2008). Destacando los trips (Thysanoptera: Thripidae), los cuales suelen
presentarse en todas las zonas productoras de México (Johansen y Mojica-Guzmán, 1997).
Los adultos y larvas del complejo de trips dañan al cultivo al alimentarse de las hojas, brotes,
flores y frutos, en estos últimos produce malformaciones y favorece el establecimiento de
patógenos como la roña del aguacate Sphaceloma perseae Jenk., reduciendo la calidad
estética del fruto y por ende su valor comercial (Yee et al., 2001; Hoddle, 2002; Ávila-Quezada
et al., 2005).
El control químico es la principal estrategia para el control del complejo de trips, principalmente
porque el mercado de exportación exige fruta sin daños y los productos sintéticos son los que
más impactan sobre las poblaciones de estos insectos (Hoddle et al., 2002; Coria-Avalos,
2008). En la actualidad prevalece el control con aspersiones de insecticidas de los grupos de
las avermectinas (abamectina), neonicotinoides (imidacloprid y tiametoxam), piretroides
(lambda cyalotrina) y espinosinas (spinosad y spinoteram) (Byrne et al., 2007; Coria-Avalos,
2008).

Materiales y Métodos
Se realizó un experimento en un huerto de aguacate cv. Hass, en el municipio de Tancítaro,
Michoacán (19° 19’ 27.7” N, 102° 24’ 56.8” W y 1946 m de altitud). En este estudio se utilizaron
cinco insecticidas comerciales de origen botánico solos y en mezcla, además de un insecticida
sintético, a las dosis recomendadas por los fabricantes que se especifican en el Cuadro 1.
En el experimento se utilizó un diseño experimental de bloques completos al azar. Se tuvieron
cinco repeticiones por cada tratamiento. Un árbol de aguacate (= unidad experimental) se
consideró como una repetición. Antes de la aplicación de los insecticidas se realizó un
muestreo preliminar para conocer la densidad poblacional del complejo de trips (larvas y
adultos). Los árboles de aguacate, de entre 8 a 9 años con una altura aproximada entre 2 a 3
m y en etapa de floración, se trataron hasta punto de goteo. Los insecticidas se mezclaron en
una solución de agua con pH de 6.5, más un surfactante organosiliconado. La aplicación de
los insecticidas se realizó cada 21 días (un total dos), entre las 7:00 y las 9:00 h, con una
aspersora motorizada de mochila, con boquilla de cono hueco. Para determinar la eficacia de
los insecticidas, se realizaron muestreos a los 7, 14 y 21 días después de cada aplicación. En
cada unidad experimental, se revisaron ocho inflorescencias; cuatro del estrato bajo y cuatro
del estrato medio, de cada uno de los cuatro puntos cardinales.

56
Cuadro 1. Insecticidas utilizados sobre el complejo de trips.
Insecticida
Dosis en 1000 L de
(nombre comercial) Ingrediente activo (%) agua/ha

1. Testigo ---

2. Chapter
50T Lambda cyalotrina, 7.00%; Butóxido de 0.4 L
piperonilo, 93.00%

3. Bio-Capsi + Neem Canela Aceite de Capsicum annuum, 40.00%; 1.0 L + 1.0 L


extracto de Allium sativum, 30.00%;
aceite de Cinnamomum zeylanicum,
49T 49T

20.00% + aceite de Azadirachta indica, 49T 49T

7.50%; aceite de C. zeylanicum, 40.00% 49T 49T

4. Neem Higuer + Neem Canela Aceite de Azadirachta indica, 7.50%;


49T 49T
1.0 L + 1.0 L

extracto de Ricinus communis, 92.50%


49T 49T

+ aceite de A. indica, 7.50%; aceite


49T 49T

de Cinnamomum zeylanicum, 40.00%


49T 49T

5. Bio Piretrin Plus Aceite de Azadirachta indica, 7.50%;


49T 49T
2.0 L

aceite de Cinnamomum zeylanicum,


49T 49T

92.50%; aceite de Helianthus annuus, 1T 1T

35.00%; extracto de Allium sativum,


35.00%; extracto de Origanum vulgare, 1T 1T

30.00%; extracto de Ricinus communis, 49T 49T

92.50%

6. Bio-Capsi Xtra Aceite de Cinnamomum zeylanicum,


49T 49T
2.0 L
20.00%; extracto de Allium sativum,
30.00%; extracto de Ricinus communis, 49T 49T

20.00%

El muestreo de los trips se realizó bajo la metodología establecida por Ascensión-Betanzos et


al. (1999); donde cada inflorescencia se asperjó, con ayuda de un atomizador manual y con
una solución de jabón líquido Suavitel® al 5% y por debajo de la inflorescencia se colocó una
P P

charola de sobre la cual se colectaron los trips. Por cada inflorescencia se contabilizó el
número de trips. Los datos de número de trips por inflorescencia de cada tratamiento se

57
sometieron a un análisis de varianza. Las medias se separaron con la prueba de Tukey (P <
0.05) (SAS/STAT, versión 9.0; SAS Institute, Cary, NC). La efectividad biológica de los
insecticidas se calculó con la fórmula de Abbott (1925).

Resultados y Discusión
En la primera aplicación, no se presentaron diferencias significativas entre los tratamientos a
los 7 y 14 d después de la aplicación (Cuadro 2). Sin embargo, a los 21 d se observaron
diferencias significativas, siendo el testigo sin aplicación el que presentó el mayor número de
trips por inflorescencia (> 7); mientras que el resto de los tratamientos, incluido el tratamiento
químico sintético, presentaron una población < 2 trips por inflorescencia. Cabe destacar que a
partir de los 21 después de la primera aplicación y hasta la última toma de datos, no hubo
diferencias estadísticas entre los tratamientos insecticidas botánicos y químicos. En la
segunda aplicación, en el testigo se siguió incrementando la población de trips de una manera
exponencial y en todas las fechas de muestreo subsecuentes. En los tratamientos con el
insecticida químico y los insecticidas botánicos, el número de trips por inflorescencia
disminuyó, obteniendo ≤ 1 a los 21 d.

Cuadro 2. Número de trips/inflorescencia en árboles de aguacate después de la aplicación de diferentes


insecticidas. Tancítaro, Michoacán.
Insecticida 1a. aplicación 2a. aplicación
(nombre
comercial) a7
P P d b14
P P d c21
P P d d7
P P d e14
P P d f21
P P d
1. Testigo 6.37A±0.5 5.68A±0.1 7.25A±0.2 8.68A±0.1 8.81A±0.1 9.81A±0.0
2. Chapter
50T 1.62A±0.9 0.56A±0.3 0.56B±0.2 0.18B±0.1 0.18B±0.0 0.25B±0.0
3. Bio-Capsi + 2.31A±0.8 1.31A±0.5 0.93B±0.5 0.68B±0.4 0.37B±0.4 0.31B±0.1
Neem Canela
4. Neem 2.56A±0.6 2.75A±0.5 1.87B±0.5 1.18B±0.1 0.93B±0.1 0.87B±0.2
Higuer +
Neem Canela
5. Bio Piretrin 3.25A±0.3 2.87A±0.2 2.25B±0.1 1.68B±0.6 1.37B±0.5 0.68B±0.3
Plus
6. Bio-Capsi 4.12A±2.0 3.12A±2.5 2.18B±2.1 1.75B±1.6 1.68B±1.4 1.12B±1.1
Xtra
Para cada día de evaluación, medias entre columnas seguidas por la misma letra no son estadísticamente diferentes (P < 0.05). aF P P

= 2.19, gl = 5, 23; P = 0.1102. bF = 2.29, gl = 5, 23; P = 0.0977. cF = 5.74, gl = 5, 23; P = 0.0037. dF = 16.80, gl = 5, 23; P =
P P P P P P

<.0001. eF = 23.83, gl = 5, 23; P = <.0001. fF = 41.30, gl = 5, 23; P = <.0001. d = días después de la aplicación.
P P P P

58
En cuanto a la efectividad biológica, hasta la última fecha de muestreo, el insecticida a base
de lambda cyalotrina y la mezcla de Bio-Capsi + Neem Canela presentaron los niveles más
altos de efectividad biológica (97%) (Cuadro 3); seguidos de los insecticidas botánicos Bio
Piretrin Plus y Neem Higuer + Neem Canela con una efectividad de 93 y 91% respectivamente.

Cuadro 3. Porcentaje de efectividad biológica de diferentes insecticidas biorracionales.


Insecticida 1ra aplicación 2da aplicación
(nombre
comercial) 7d 14 d 21 d 7d 14 d 21 d
Chapter
50T 74 90 92 98 98 97
Bio-Capsi + 64 77 88 92 96 97
Neem Canela
Neem Higuer + 60 51 74 87 90 91
Neem Canela
Bio Piretrin 49 45 69 81 84 93
Plus
Bio-Capsi Xtra 35 45 70 80 81 88
d = días después de la aplicación

El uso de insumos biorracionales (de origen vegetal) en la agricultura y en el control de insectos


se ha incrementado debido a su bajo impacto ambiental y en algunos casos, estos productos
constituyen la principal herramienta de control de plagas (García-Gutiérrez y Tamez-Guerra,
2012). Además, estos productos presentan múltiples mecanismos de acción según su efecto
en el comportamiento de los insectos: a) repelentes, los cuales alejan a los insectos de la
planta; b) supresores, que inhiben la iniciación de la alimentación o la oviposición del insecto
en el hospedante; c) disuasivos, que interrumpen la continuación de la alimentación o la
oviposición del insecto (Silva-Aguayo et al., 2002; Rattan, 2010; Pino et al., 2013). Los
resultados obtenidos en el presente trabajo, son similares a los reportados por Vassiliou (2011)
quien evaluó insecticidas botánicos a base de ajo, neem y piretrinas sobre el trips Pezothrips
kellyanus (Bagnall), obteniendo una reducción en el número de trips y los daños causados en
la vid Vitis vinifera L. (Vitaceae). Mientras que, extractos de pimienta y canela han mostrado
1T

repelencia hacia el trips de las legumbres Megalurothrips sjostedti Trybom, sobre frijol Vigna
1T

unguiculata L. (Fabaceae) (Abtew et al., 2015). Valle-De la Paz et al. (2003) mencionan que el
1T

extracto de ajo disminuye las poblaciones de trips en aguacate. Lo anterior sugiere que los
múltiples mecanismos de acción de los insecticidas utilizados en este estudio pudieron
presentar un efecto conjunto e impactar de forma más contundente sobre el complejo de trips,

59
motivo por el cual se presentaron porcentajes altos de eficacia biológica, destacando la mezcla
de Bio-Capsi + Neem Canela (C. annuum, A. sativum, C. zeylanicum + A. indica, C.
1T 49T 49T 49T 49T 49T

zeylanicum); así como Neem Higuer + Neem Canela (A. indica, R. communis + A. indica y C.
49T 49T 49T 49T 49T 49T 49T 49T

zeylanicum) y Bio Piretrin Plus (A. indica, C. zeylanicum, H. annuus, A. sativum, O. vulgare, R.
49T 49T 49T 49T 49T 1T 1T 1T 1T 49T

communis). El uso de insecticidas botánicos o vegetales, representa una opción dentro del
49T

manejo integrado del complejo de trips en el aguacate, además que son menos agresivos con
el medio ambiente y la salud humana.

Literatura Citada
Abbott, W. S. 1925. A method of computing the effectiveness of an insecticide. Journal of Economical
Entomology 18: 265-267.
Abtew, A. B., S. Subramanian, X. Cheseto, S. Kreiter, G. T. Garzia and T. Martin. 2015. Repellency of
plant extracts against the legume flower thrips Megalurothrips sjostedti (Thysanoptera: Thripidae).
Insects 6: 608-625.
Ascención-Betanzos, G., H. Bravo-Mojica, H. González-Hernández, R. Johansen-Naime y A. E. Becerril-
Román 1999. Fluctuación poblacional y daño de trips en aguacate cv. Hass. Revista Chapingo, Serie
Horticultura 5: 291-296.
Ávila-Quezada, G. D., D. Téliz-Ortiz, H. Vaquera-Huerta, H. González-Hernández y R. Naime-Johansen.
2005. Progreso temporal del daño por trips (Insecta:Thysanoptera) en aguacate (Persea americana
Mill.). Agrociencia 39(4): 441-447.
Byrne, F. J., N. C. Toscano, A. A. Urena y J. G. Morse. 2007. Toxicity of systemic neonicotinoid
insecticides to avocado thrips in nursery avocado trees. Pest Management Science, 63(9):860-866.
Coria-Avalos, V. M. 2008. Manejo Integrado de Plagas. pp. 93-116. In: Coria-Avalos, V.M. (Ed.).
Tecnología para la producción de aguacate en México. Libro técnico Núm. 8. SAGARPA-INIFAP. 2ª.
Edición. Uruapan, Michoacán, México.
Equihua-Martínez. A., E. G. Estrada-Venegas y H. González-Hernández. 2007. Plagas del aguacate. pp
135-136. In: D. Téliz-Ortiz (Ed). El Aguacate y su manejo integrado, Mundi-Prensa Libros. México. 2°
edición.
García-Gutiérrez, C. y P. Guerra-Tamez. 2012. Mercado de bioinsecticidas en México. Curso de
agricultura orgánica y sustentable. Fundación Produce Sinaloa. pp. 99-114.
Hoddle, M. S. 2002. Developmental and reproductive biology of Scirtothrips perseae (Thysanoptera:
Thripidae): a new avocado pest in California. Bulletin of Entomological Research, 92(4): 279–285.
Hoddle, M. S., J. G. Morse, P. A. Phillips, B. A. Faber and K. M. Jetter. 2002. Avocado thrips: new
challenge for growers. California Agriculture 56(3):103-107.
Johansen, R. M. y A. Mojica-Guzmán. 1997. Importancia agrícola de trips. pp 11-18. In: Manual sobre
Entomología y Acarología Aplicada. Memorias del Seminario/Curso Introducción a la Entomología y
Acarología Aplicada. mayo 22 al 24, UAEP-SME, Puebla, Puebla. México.
Pino, O., Y. Sánchez y M. M. Rojas. 2013. Plant secondary metabolites as an alternative in pest
management. I: Background, research approaches and trends. Revista de Protección Vegetal, 28 (2):
81-94.
Rattan, R. S. 2010. Mechanism of action of insecticidal secondary metabolites of plant origin. Crop
Protection 29: 913-920.
Silva-Aguayo G., A. Lagunes-Tejeda, J. C. Rodríguez-Maciel y D. Rodríguez-López. 2002. Insecticidas
vegetales: una vieja y nueva alternativa para el manejo de plagas. Manejo Integrado de Plagas y
Agroecología 66: 4-12.
Valle-De la Paz, M., J. F. Solís-Aguilar, J. L. Morales-García y R. M. Johansen-Naime. 2003. Efectividad
biológica de productos no convencionales contra trips en el cultivo de aguacate (Persea americana
Mill. cv. Hass) en Nuevo San Juan Parangaricutiro, Michoacán, México. pp. 735-740. V Congreso
Mundial del Aguacate (Actas: Volumen II). Granada-Málaga, España.
Vassiliou, V. A. 2011. Botanical insecticides in controlling Kelly's citrus thrips (Thysanoptera: Thripidae)
on organic grapefruits. Journal of Economical Entomology 104(6): 1979-1985.

60
Yee, W. L., P. A. Phillips, B. A. Faber and J. L. Rodgers. 2001. Relationships between Scirtothrips
perseae (Thysanoptera: Thripidae) populations on avocado leaves, fruit and scarring damage on fruit.
Environmental Entomology 30(5): 932-938.

61
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

DISTRIBUCIÓN, INCIDENCIA Y CONTROL DE Copturus aguacatae


Kissinger (COLEOPTERA: CURCULIONIDAE) EN TRASPATIOS DE
AGUACATE EN URUAPAN, MICHOACÁN
Andrés-Morales, José Antonio; Ayala-Ortega, José de Jesús; Lara-Chávez, Ma.
Blanca Nieves; Ávila-Val, Teresita del Carmen; Aguirre-Paleo, Salvador; Gutiérrez-
Contreras, Maribel; Huerta-Quezada, Ana María; Vargas-Sandoval, Margarita
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, Paseo Lázaro Cárdenas esquina con Berlín, Uruapan,
Michoacán 60040. México. Correo-e: vargasmarga@hotmail.com

Resumen
Una de las plagas de mayor importancia del aguacate es el barrenador de tronco y ramas
Copturus aguacate categorizado como plaga cuarentenaria. Este trabajo se realizó de agosto
a diciembre 2015, en el municipio de Uruapan, Michoacán, bajo la supervisión de la Junta
Local de Sanidad Vegetal de Uruapan, durante la campaña fitosanitaria. El objetivo fue realizar
un muestreo en árboles de traspatio, para elaborar un mapa de incidencia y distribución de la
plaga y evaluar el control biológico para disminuir los “focos de infestación”. Se muestreó un
total de 2,408 traspatios y un total de 8,373 árboles, de los cuales se encontraron 4,785
infestados con la plaga (57.14%), después de haber realizado el primer muestreo, se realizó
la aplicación de hongos entomopatógenos (Beauveria bassiana y Metarhizium anisopliae), se
dejó actuar por 2 meses, posterior a la aplicación, se realizó un muestreo final para determinar
la efectividad de los productos aplicados, obteniéndose un porcentaje de infestación final del
16.94%, que equivale a un total 1,419 árboles infestados. Usando el Sistema de Información
Geográfica (SIG), se elaboró un mapa de distribución inicial de la plaga (antes de la aplicación)
y uno final (después de la aplicación). Los porcentajes de infestación se agruparon por colonias
y se separaron por colores dependiendo del grado de infestación (rojo 67 -100%, amarillo de
34 – 66% y verde de 1-33%). Los traspatios donde se obtuvo mayor infestación, fueron
cercanos a huertos nacionales y con un número elevado de árboles que se marcaron como
focos de infección.

Palabras clave adicionales: Barrenador de ramas del aguacate, traspatios

DISTRIBUTION, INCIDENCE AND CONTROL OF Copturus aguacatae Kissinger


(COLEOPTERA: CURCULIONIDAE) IN AVOCADO BACKYARDS IN URUAPAN,
MICHOACAN

Abstract
One of the most important avocado pests is Copturus aguacatae, decreasing its production
and has been categorized as a quarantine pest. This work aims to sample all the possible trees
of backyards at Uruapan, Michoacan to map the incidence and distribution of the pest and
make an application of biological control of the pest in order to reduce "pockets of infestation".
The study was conducted from August 2015 to December 2015, under the supervision of the
Junta Local de Sanidad Vegetal, during the phytosanitary campaign against the avocado stem
weevil. A total of 2,408 backyards and 8,373 avocado trees were sampled of which 4,785 trees
were infested with the pest (57.14%), after the first sample, application of entomopathogenic
fungi (Beauveria bassiana and Metarhizium anisopliae) were made. Over a period of 2 months
after application, a final sampling was performed to determine the effectiveness of products
applied, obtaining a final percent infestation of 16.94% (1,419 infested trees). With the data
obtained during the sampling and using, the Geographic Information System (GIS) maps of
initial distribution of the pest (before application) and final distribution (after application) were

62
made. Infestation rates were pooled colonies, and separated by colors depending on the
degree of infestation (67 -100% red, 4 - 66% yellow and 1-33% green). Backyards near national
orchards were having the highest levels of infestation, and were considered as sources of
infection.

Additional keywords: Avocado stem borer, backyards

Introducción
México aporta tres de cada 10t de aguacate que se producen en el mundo; lo cual lo coloca
como el país exportador número uno, ya que supera el millón 316 mil 104t anuales; seguido
de Indonesia, quien exporta 294 mil 200t; de esta forma México, exporta 4.4 veces más que el
país asiático arriba citado. Desde el 2013, la República Mexicana ha mantenido un saldo
favorable en la balanza comercial de aguacate, con un ingreso promedio a los mil 270 millones
de dólares anuales (SIAP, 2016).
A nivel nacional, Michoacán aporta 8 de cada 10t que se producen en México; lo cual lo
consolida como el líder productor de aguacate del país. Los estados que lo siguen en
producción son: Estado de México, Jalisco, Nayarit y Morelos, que en conjunto con Michoacán
generan el 95% de la producción nacional.
Dentro del estado de Michoacán, los principales municipios productores son: Tancítaro,
Salvador Escalante, Uruapan, Ario de Rosales, Périban, Tacámbaro, que destacando de los
31 municipios productores del estado. Uruapan ocupa el tercer lugar estatal, con una
producción en 2014 de 141,107.8t, solo detrás de Tancítaro y Salvador Escalante (SIAP 2016).
Pero esta industria de gran importancia económica, enfrenta desde hace ya muchos años
problemas severos de tipo fitosanitario, de los que destacan las plagas de interés como: araña
cristalina Olygonychus perseae Tuttle, Baker y Ababatiello, araña café Olygonychus punicae
Hirst, chicharrita Idona minuenda Boll, escamas armadas como la blanca Hemiberlesia
lataniae Signoret y café Davidsonaspis aguacatae (Evans, Watson y Miller), trips del aguacate
Frankliniella spp., Scytothrips sp., y Neohidatothrips sp., mosca polvorienta o mosca de
anidamiento Paraleyrodes minei Quaintance, mosquilla blanca de bandas rojas Tetraleurodes
perseae Nakahara (GIIIA, 2013).
Una de las plagas de mayor importancia socioeconómica en este cultivo es el barrenador de
tronco y ramas Copturus aguacate Kissinger, el cual ataca las ramas intermedias y terminales
del árbol de aguacate, disminuyendo su producción, al afectar el desarrollo de los frutos
formados por el quebramiento de ramas y su consecuente inutilidad, esta especie es
categorizada como una de las plagas cuarentenarias que establece la norma oficial mexicana
MOD NOM – 066 – FITO 2002, la cual es señalada en el Plan para Exportar Aguacate de

63
México a E.U.A. que exige que los huertos de aguacate deban estar libres de esta plaga
(APEAM, 2013; SAGARPA, 2015).
En Uruapan, se realiza cada año una campaña fitosanitaria, para controlar el barrenador de
rama, por lo que este trabajo tubo como objetivos realizar un muestreo en todos los árboles
de traspatios posibles del municipio de Uruapan, elaborar un mapa de la incidencia y
distribución de la plaga en los traspatios del municipio y realizar una aplicación de agentes de
control biológico sobre la plaga en todos los posibles traspatios del municipio, para disminuir
los “focos de infestación” y evaluar efecto de estas aplicaciones.

Materiales y Métodos
Descripción del sitio de colecta. Uruapan, se localiza al oeste del estado, en las
coordenadas 19º25' de Latitud Norte y 102º03' de Longitud Oeste, a una altura de 1, 620
metros sobre el nivel del mar.
Trabajo de campo. El presente trabajo se realizó en coordinación con las actividades de la
campaña fitosanitaria contra plagas reglamentadas del aguacatero que se lleva acabo
anualmente en la Junta local de Sanidad Vegetal de Uruapan, del mes de agosto a diciembre
de 2015. Durante el muestreo realizado se tomaron las coordenadas geográficas de cada árbol
muestreado (Persea americana Miller var. drymifolia (Schltdl. y Cham.) S.F. Blake y se generó
una base de datos para la elaboración del mapa.
Se muestrearon el total de árboles de traspatio en cada localidad, sobre el árbol se tomaron
las ramas completamente al azar, cortando cuatro ramas por árbol, una rama de cada punto
cardinal, de las cuales se obtuvo el promedio de infestación por traspatio, sumando el total de
ramas cortadas dividiendo entre el total de ramas infestadas. Los datos colectados en los
muestreos fueron registrados en el Sistema de Información de Campañas Fitosanitarias
(SICAFI) de la campaña.
Aplicación de hongos entomopatógenos. Después de un primer muestreo, se realizó la
aplicación de productos biológicos. Los productos utilizados fueron BEA – BICHS® (contiene
esporas del hongo entomopatógeno Beauveria bassiana 1x1012 conidios por dosis, harina de
P P

arroz y tierra de diatomeas) META – BICHS® (contiene esporas del hongo entomopatógeno
Metarhizium anisopliae 1x1012 conidios por dosis, harina de arroz y tierra de diatomeas).
P P

La aplicación de los productos se llevó a cabo con tractores y bombas propiedad de la Junta
Local de Sanidad Vegetal, Uruapan, con una mezcla que contenía: tres dosis de Bea–Bichs®,
tres dosis de Meta-Bichs® y una dosis de adherente no iónico, disueltos en 2000 L de agua.

64
En total se realizaron dos aplicaciones por mes durante un lapso de tres meses (septiembre,
octubre y noviembre de 2015)
Segundo muestreo. Después de un mes de haber realizado la última aplicación de hongos
entomopatógenos, en diciembre, se realizó un segundo muestreo para determinar la
efectividad de los productos, en este último muestreo se realizó labor cultural, cortando toda
rama encontrada con síntomas de daño por la plaga. Las ramas con síntomas de infestación
fueron incineradas.
Elaboración de mapas. Los registros de los muestreos se llevaron a una base de datos,
donde se agruparon por colonias urbanas para después determinar una media por colonia y
de este modo agruparlas por colores dependiendo del porcentaje de infestación, las cuales
resultaron: Verde (1 – 33%), Amarillo (34 – 66%) y Color Rojo (67 – 100%). Con los registros
de coordenadas de árboles colectados se elaboró una matriz de datos que con ayuda de en
un programa geográfico ARC GIS, se elaboró un mapa inicial, antes de la aplicación de los
entomopatógenos y uno final después de la aplicación.
Porcentaje de infestación. Los porcentajes de infestación fueron sometidos a un análisis
estadístico descriptivo realizado con el programa Excel para determinar el porcentaje de
control que se tuvo con las labores realizadas durante la campaña y para determinar el valor
mínimo, valor medio y el valor máximo.

Resultados y Discusión
De un total de 2,408 traspatios, se muestrearon 8,373 árboles, que para el mes de agosto
mostraban 4,785 árboles (57.14%) infestados, para el segundo muestreo en el mes de
diciembre se redujo a 1,419 árboles (16.94%) con presencia de la plaga.
La mayoría de colonias urbanas con mayor infestación (Roberto Gutiérrez, Las Casuarinas,
Luis Donaldo Colosio, Lomas del Bosque, Real de La Loma, Movimiento Magisterial, 2 de
mayo, 12 de diciembre) son cercanas a huertos comerciales y lugares donde no se tiene
control de la plaga, aunque se presentaron casos con porcentajes de infestación con menos
del 30% y eran aledañas a huertos comerciales que estaban en óptimas condiciones, en este
caso, los traspatios representan un foco de infestación para las huertas comerciales que están
cerca de dichos traspatios, ya que, al hacer una inspección en los huertos, solo se encontraron
árboles infestados en las zonas de colindancia con los árboles de traspatio o en las líneas
cercanas a éstos.
De la efectividad de los productos Bea-Chis® y Meta-Chis®, se observó que en el estadio
larval de C. aguacatae no causó ningún efecto, ya que después de la aplicación se

65
encontraban mayor número de larvas, este resultado se debe a que las larvas se encuentran
mucho más profundo en el interior de las ramas y los troncos y el hongo no tiene posibilidad
de penetrar hasta donde se encuentran, sin embargo, en el caso de las pupas, pre-imagos y
adultos, se pudo observar su efectividad, ya que en la segunda revisión no se encontraron
ejemplares vivos y en los ejemplares muertos se observó el crecimiento de las esporas de los
hongos aplicados según los porcentajes que se pueden observar en la Figura 1.
Del total de 61 colonias urbanas muestreadas en el municipio, para agosto, la Colonia Rio
Verde fue la que presentó menor infestación, con un porcentaje del 53.33%, la colonia San
Rafael con un 74.65% de infestación y como valor máximo se observó en la colonia Roberto
Gutiérrez con un 95-100% de infestación. En el mes de agosto no hubo ninguna infestación
baja o de color verde (1-33%) en ninguna colonia.
Para el mes de diciembre el valor mínimo correspondió a la colonia la Aurora, con un 17% de
infestación, la cual paso de rojo a verde, quedando como la colonia con mejor control de la
plaga, la colonia San Juan Evangelista con un promedio del 57.87, que en agosto presentó
una infestación de 62.86%, manteniéndose en ambos meses en color amarillo y como valor
máximo quedó la colonia 22 de octubre que pasó de un 76.26% a un 95.56% pasando de
color amarillo a color rojo.
En algunas colonias urbanas donde se observaron infestaciones mayores a 85% en el mes de
agosto con color rojo (67-100% de infestación), presentaron un buen porcentaje de control, ya
que colonias como Casa del Niño, que presentaba un porcentaje de infestación del 95%, en el
mes de agosto, para el mes de diciembre mostró un porcentaje de infestación del 61%, esto
antes de la realización de la poda de toda rama con síntomas de la plaga.
La colonia la Aurora fue en la que se obtuvo el mayor control, con una infestación en agosto
del 85% y para el mes de diciembre presentó una infestación del 17.49%, pasando de color
rojo a color verde. Por otra parte, algunas colonias como Roberto Gutiérrez presentaron un
porcentaje de control insignificante, ya que solo disminuyó del 95% en agosto, a un 81.25%
en diciembre (color rojo) (Figura 1).
Para diciembre, cuando se realizó el segundo muestreo, también hubo colonias en las que al
contrario, aumentó la infestación, tal fue el caso de las colonias 22 de octubre que presentó
una infestación en agosto de 76.26% y para diciembre una infestación del 95.5% y el caso de
la colonia Rio Verde, que en agosto presentaba un porcentaje de infestación del 53.3% y en
diciembre presentó una infestación del 90%, pasando esta de amarillo al rojo, lo que significa
que el barrenador de ramas, presenta un flujo de movilización significativo de un lugar a otro
(Figura 2).

66
Figura 1. Colonias donde disminuyó la infestación de Copturus aguacatae Kissinger después de la
aplicación de entomopatógenos.

Figura 2. Colonias donde aumentó la infestación después de la aplicación de entomopatógenos.

En la Figura 3 se pueden observar que la mayoría de los huertos de traspatio estaban


infestados de un 34 al 100% (rojo y amarillo) de los árboles, después de las aplicaciones, la
mayoría quedó entre 1 al 60% (amarillo y verde) de árboles infestados, sin embargo, dado que
el hongo no es eficaz en las etapas larvarias que están dentro del tronco y las ramas, cuando

67
éstas completen su ciclo de vida, es posible que la infestación vuelva a aumentar. Es muy
importante resaltar el papel que juegan los árboles de traspatio como fuente de inóculo de la
plaga a los huertos comerciales nacionales y, posiblemente, a huertos de exportación en casos
de algún pequeño descuido, por lo anterior, la importancia de las acciones que sigue la
campaña en esos lugares.

Figura 3. Distribución de C. aguacatae en el municipio de Uruapan, antes y después de la aplicación del


control biológico.

Conclusiones
Los árboles de aguacate de traspatio del municipio de Uruapan presentan un porcentaje de
infestación del 57.14% en promedio. Los árboles de traspatio que no tienen ningún tipo de
manejo, son un foco de infestación para huertos comerciales libres de esta plaga. Los hongos
entomopatógenos (Metarhizium anisopliae y Beauveria bassiana) tuvieron efectividad en un
promedio de 3 meses después de su aplicación. Los hongos entomopatógenos Metarhizium
anisopliae y Beauveria bassiana tuvieron una efectividad de 40.2% de control del barrenador.

68
Debido a la gran importancia de los árboles de traspatio como foco de infestación de los
barrenadores de tronco y rama y dado que se demostró la efectividad del control con biológicos
y podas, se recomienda incluirlo en el programa de manejo de traspatios en todos los
municipios importantes productores de aguacate.

Literatura Citada
González-Hernández, H. 2013. Plagas Reglamentadas, Ácaros, Escamas y Trips del aguacate.
ttps://www.yumpu.com/es/document/view/14719026/plagas-reglamentadas-acaros-escamas-y-trips-
del-aguacate (Consultado: 5 de mayo de 2017).
ARC GIS. 2016. ArcGIS Online, un software como servicio escalable y seguro alojado por Esri.
www.arcgis.com (Usado: 05/09/2016).
Grupo Interdisciplinario de Investigación en Aguacate GIIIA. 2013. El aguacate en Michoacán plagas y
enfermedades. APEAM AC, SENASICA, CP, UMSNH, INIFAP. pp. 26-27.
Norma Oficial Mexicana NOM-066-FITO-2002. Por la que se establecen en el Diario Oficial de La
Federación. Publicado el 18 de mayo de 2005.
SAGARPA. 2015. Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Status
Fitosanitario de la Franja Aguacatera en el estado de Michoacán 2015. Disponible en http://2006-
2012.sagarpa.gob.mx/agronegocios/Documents/potencialproductivo/especificos/problemas_fitosanit
arios.pdf/ (Consultado: 16 de marzo de 2016).
SIAP. 2016. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. 2014. Producción Agrícola. Ciclo;
cíclicos y perennes 2014. Modalidad; riego más temporal. Aguacate. Disponible en
http://www.siap.gob.mx/cierre-de-la-produccion-agricola-por-cultivo/ (Consultado: 15 de marzo de
2016).

69
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CAPTURA DE SCOLYTINAE (CURCULIONIDAE) EN TRAMPAS CON


ATRAYENTES QUÍMICOS EN HUERTOS DE AGUACATE EN SAN JUAN
NUEVO, MICHOACÁN
Lázaro-Dzul, Martha O.1; Equihua-Martínez, Armando1; Romero-Nápoles, Jesús1;
González-Hernández, Héctor1; Macías-Sámano, Jorge E.2; Alvarado-Rosales,
Dionicio1; Castañeda-Vildózola, Álvaro3
1Posgrado
P P en Fitosanidad, Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo. Km. 36.5 Carretera
México-Texcoco. Montecillo, Estado de México 56230. Correo-e: dzulmartha@gmail.com. 2Forest
29T 29T P P

Health and Semiochemicals Consulting, 558 Brookmere Ave. Coquitlam, B.C. Canada. 3Universidad
P P

Autónoma del Estado de México, Facultad de Ciencias Agrícolas, Campus Universitario "El Cerrillo".
Piedras Blancas, Toluca, Estado de México. 50200

Resumen
La introducción de diversas especies de escarabajos ambrosiales (Coleoptera: Curculionidae:
Scolytinae) como resultado del aumento en el comercio mundial ha generado la necesidad de
implementar esquemas de monitoreo utilizando atrayentes. En México, existe poco
conocimiento acerca de la diversidad de estas especies y sus interacciones mediadas por la
señalización química, por lo cual, el objetivo del presente estudio fue evaluar el efecto de
diferentes atrayentes químicos en la fauna nativa de escarabajos ambrosiales que viven en
los alrededores del agroecosistema aguacate en San Juan Nuevo Parangaricutiro, Michoacán.
Se evaluaron 4 tratamientos: T1: Testigo, T2: alfa-copaeno, T3: querciverol + etanol y T4:
etanol al 96%. Se encontró que el mayor número de capturas se obtuvo con el T4 (2,425
individuos), seguido del T3 (2,129) y T2 (583), con el T1 se recolectaron únicamente13
individuos. Las diferencias en el número de capturas fueron altamente significativas (p <
0.0001). Los especímenes recolectados pertenecieron a 18 géneros de Scolytinae
(Amphicranus, Araptus, Corthylocurus, Corthylus, Dendrocranulus, Gnathotrichus, Hylocurus,
Micracis, Micracisella, Microcorthylus, Monarthrum, Pityoborus, Premnobius,
Pseudothysanoes, Scolytogenes, Stegomerus, Thysanoes, Xyleborus). Con los tratamientos
T3 y T4 se recolectaron 12 géneros, 6 con el T2 y 4 con el T1. Los géneros más abundantes
fueron Monarthrum, Araptus y Corthylus. Los mayores picos poblacionales para los cuatro
tratamientos se presentaron en los meses de julio y agosto y los menores picos en febrero y
marzo. Para el sitio de estudio, los escarabajos ambrosiales respondieron mejor al alcohol,
seguido de querciverol + etanol y de manera muy discreta en alfa-copaeno.

Palabras clave adicionales: Ambrosiales, alfa-copaeno, querciverol.

SCOLYTINAE (CURCULIONIDAE) CATCHED IN TRAPS WITH CHEMICAL ATTRACTANS


IN AVOCADO ORCAHRDS IN SAN JUAN NUEVO, MICHOACAN

Abstract
The introduction of various species of ambrosial beetles (Coleoptera: Curculionidae:
Scolytinae) as a result of the increase in world trade has generated the need to implement
monitoring schemes using attractants. In Mexico there is little knowledge about the diversity of
these species and their interactions mediated by chemical signaling. Therefore, the objective
of the present study was to evaluate the effect of different chemical attractants on the native
fauna of ambrosial beetles living around to the avocado agroecosystem in San Juan New
Parangaricutiro, Michoacán. Four treatments were evaluated: T1: Control, T2: alpha-copaene,
T3: querciverol + ethanol and T4: 96% ethanol. It was found that the highest number of catches
was obtained with T4 (2,425 individuals), followed by T3 (2,129) and T2 (583), T1 with only 13

70
individuals collected. The differences in the number of catches were highly significant (p
<0.0001). The specimens collected belonged to 18 genera of Scolytinae (Amphicranus,
Araptus, Corthylocurus, Corthylus, Dendrocranulus, Gnathotrichus, Hylocurus, Micracis,
Micracisella, Microcorthylus, Monarthrum, Pityoborus, Premnobius, Pseudothysanoes,
Scolytogenes, Stegomerus, Thysanoes, Xyleborus). Twelve genera with T3 and T4 treatments
were collected, 6 with T2, and 4 with T1. The most abundant genera were Monarthrum, Araptus
and Corthylus. The highest population peaks for the four treatments were in the months of July
and August, and the lowest peaks in February and March. For the study site, ambrosial beetles
responded better to alcohol, followed by querciverol + ethanol and very discreetly in alpha-
copaene.

Additional keywords: Ambrosiales, alfa-copaeno, querciverol.

Introducción
Ante el creciente aumento del comercio mundial, diversas especies de escarabajos
ambrosiales (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae) han sido transportadas fácilmente en
material de embalaje no tratado y como tal, frecuentemente son interceptados como especies
exóticas en muchos países (Hacck, 2001; Brockerhoff et al., 2006). Varios de estos
escarabajos ambrosiales exóticos y sus hongos simbiontes se han establecido en América del
Norte, entre ellos destacan los complejos Xyleborus glabratus-Raffaelea lauricola, y
Euwallacea nr. fornicatus-Fusarium euwallaceae, los cuales han ocasionado mortalidad en
árboles de diversas familias botánicas incluyendo especies de la familia Lauraceae, entre ellas
Persea americana (Fraedrich et al., 2008; Harrington et al., 2008; Eskalen et al., 2012). Debido
a esta problemática se han implementado esquemas de monitoreo para escarabajos
ambrosiales, utilizando diversos atrayentes tales como etanol (Kelsey y Joseph, 1997; Miller y
Rabaglia, 2009; Carrillo et al., 2015). Sin embargo, se ha reportado que el etanol no funciona
como atrayente para todas la especies, como es el caso de X. glabratus (Hanula et al., 2008;
Hanula et al., 2011); aunque Carrillo et al., (2015) reportan un efecto sinérgico al utilizar etanol
en combinación con querciverol para la captura de E. nr. fornicatus. Otro compuesto que ha
mostrado resultados satisfactorios para la captura de escarabajos ambrosiales es el alfa-
copaeno, un sesquiterpeno presente en árboles de la familia Lauraceae (Niogret, 2011; Kendra
et al., 2015). En México el Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria
(SENASICA), a través de la Dirección General de Sanidad Vegetal estableció un sistema de
monitoreo para especies de escarabajos ambrosiales consideradas de importancia
cuarentenaria, mediante el cual se detectó en Tijuana, Baja California a la especie E. nr.
fornicatus (Equihua et al., 2016; García-Ávila et al., 2016).
Considerando que la mayor diversidad de escarabajos ambrosiales residen en los trópicos y
sub-trópicos (Macias, 2014) y que en México existe poco conocimiento acerca de la diversidad

71
de estas especies y sus interacciones mediadas por la señalización química en Lauraceae y
principalmente en el agroecosistema aguacate, se propuso la realización del presente trabajo
con la finalidad de estudiar el efecto atrayente de diferentes sustancias químicas en la fauna
nativa de escarabajos ambrosiales asociados al agroecosistema aguacate en San Juan Nuevo
Parangaricutiro, Michoacán.

Materiales y Métodos
El estudio se realizó en un huerto de aguacate cv. Hass de 30 años de edad, ubicado en la
localidad de San Juan Nuevo, Michoacán, a una altitud de 2,245 msnm y coordenadas
geográficas de 19° 22'30'' N 102°14'16'' W.

Tratamientos
Se probaron 4 tratamientos: T1: Testigo, T2: alfa-copaeno, T3: querciverol + etanol y T4: etanol
al 96%. Los atrayentes se colocaron al interior de trampas elaboradas a base de botellas de
pet con capacidad de 2L, con una abertura lateral de 11 x 10 cm y suspendidas con una cuerda.
Como líquido conservador se utilizó propilenglicol. Se establecieron tres repeticiones de cada
tratamiento, dando un total de 12 trampas en el sitio de estudio; éstas se colocaron a una altura
y distancia aproximada entre trampas de 1.50 m y 50 m, respectivamente, el arreglo de
trampas fue lineal, considerando las dimensiones del huerto. La recolección de los insectos
atraídos en cada una de las trampas, se realizó mensualmente de julio 2016 a junio de 2017
y los especímenes se conservaron en alcohol al 70% para su posterior determinación. Los
atrayentes fueron cambiados cada dos meses.

Identificación del material biológico


La determinación taxonómica de los insectos se realizó mediante el uso de claves taxonómicas
(Wood 1982; Rabaglia 2006) y comparaciones con material depositado en la colección de
Insectos del Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo, México (CEAM).

Análisis estadístico
Se utilizó un diseño experimental completamente al azar, donde el factor de estudio fueron los
tratamientos. Los datos se analizaron mediante análisis de regresión Poisson con efectos
aleatorios, utilizando el paquete estadístico SAS (SAS, 2005).

72
Resultados y Discusión
A lo largo del periodo de estudio se recolectó un total de 5,150 especímenes. El mayor número
de capturas se obtuvo con el tratamiento T4, etanol (2,425 individuos), seguido del tratamiento
T3, querciverol + etanol (2,129) y T2, alfa-copaeno (583); el tratamiento T1, sin atrayente
presentó el menor número de capturas con 13 individuos. Los porcentajes de captura por cada
tratamiento fueron 47.15, 41.3, 11.3 y 0.25% para T4, T3, T2 y T1, respectivamente. Las
diferencias en el número de capturas fueron altamente significativas (p < 0.0001) (Figura 1).

3500
a
3000 b

2500
Número de individuos

2000

1500 c
1000 d
500

0
Testigo Alfa-copaeno Querciverol + Etanol Etanol
-500

-1000 Tratamientos

Figura 1. Capturas totales de escarabajos ambrosiales, colectados en trampas cebadas con atrayentes
químicos, de junio de 2016 a julio de 2017 en San Juan Nuevo Parangaricutiro, Michoacán.

Los especímenes recolectados pertenecieron a 18 géneros de escolitidos (Figura 2). Cuando


se utilizó etanol como atrayente se recolectó un total de 12 géneros, de éstos, Gnathotrichus,
Micracisella y Stegomerus respondieron únicamente a este tratamiento. Con el uso de
Querciverol + etanol se recolectaron 12 géneros, de éstos, Corthylocurus, Hylocurus,
Premnobius y Thysanoes respondieron específicamente a este tratamiento. En el T2, donde
se utilizó alfa-copaeno como atrayente, se recolectaron en total 6 géneros; además, cabe
resaltar la presencia de los géneros Pityoborus y Xyleborus, mismos que no se encontraron
en los demás tratamientos incluyendo el testigo. Finalmente, en el T1 (testigo) se recolectaron
4 géneros, en este caso, ninguno de ellos fue distinto a los recolectados en los demás
tratamientos, por lo cual, puede decirse que los insectos fueron capturados por simple
intercepción.

73
Los géneros más abundantes en el sitio de monitoreo fueron Monarthrum, Araptus y Corthylus
con 2,398, 1,392 y 1,098 individuos, respectivamente; mientras que, de los géneros
Gnathotrichus, Hylocurus, Pityoborus, Premnobius y Stegomerus, únicamente se recolectó un
individuo durante el periodo de estudio (Figura 2).

3000
Número de individuos

2500
2000

1500
1000

500

Géneros

Figura 2. Géneros de escarabajos ambrosiales colectados en trampas cebadas con atrayentes químicos
en San Juan Nuevo Parangaricutiro, Michoacán.

En el sitio de estudio, se observó que los Scolytinae respondieron mejor a etanol y a la


combinación querciverol + etanol. Estos resultados coinciden con los reportados por otros
autores, quienes señalan que el etanol es el atrayente estándar para el monitoreo de muchas
especies de escarabajos ambrosiales (Miller y Rabaglia, 2009; Rangel et al., 2012) y que el
querciverol + etanol mejora la atracción de algunas especies de ambrosiales (Carrillo et al.,
2015). Pero difieren de lo reportado por Hanula et al., (2013) quienes mencionan que el alfa-
copaeno mejora la captura, particularmente de algunas especies del género Xyleborus. En el
presente estudio, únicamente se recolectaron 2 individuos de este género, siendo el género
Araptus el que mostró una mejor respuesta.
Referente a los géneros recolectados, los resultados coinciden con los reportados por Acevedo
et al. (2015) quienes indican que dentro de los géneros asociados al monitoreo de escarabajos
ambrosiales en P. americana en México, destacan Araptus, Hylocurus, Micracis y Xyleborus.
Por su parte Carrillo et al. (2012) reporta a algunas especies de los géneros Corthylus y
Premnobius asociadas a P. americana.

74
Fluctuación poblacional de escolítidos
La fluctuación poblacional de los Scolytinae capturados con los diferentes atrayentes a lo largo
del año, tuvo un comportamiento similar, los mayores picos poblacionales se presentaron en
los meses de julio (1,368 individuos) y agosto (1,008) de 2016 y los picos menores en los
meses de febrero (59 individuos) y marzo (49) de 2017. Se observa que para los tratamientos
T3 y T4, en el mes de junio las poblaciones de Scolytinae comienzan a elevarse nuevamente
(Figura 3). Al respecto Acevedo et al. (2015) señalan que en el mes de julio, se tiene un mayor
número de especímenes de escarabajos ambrosiales; por tal motivo, son enviados para
diagnóstico a la Dirección General de Sanidad Vegetal, lo cual es un indicativo del aumento
que presentan las poblaciones de este grupo de insectos en este mes en particular. Es
importante mencionar que entre junio y julio inició el periodo de lluvias en el sitio de estudio, lo
cual también explica el aumento en las poblaciones de Scolytinae, considerando que estos
escarabajos están asociados a hongos íntimamente ligados a la disponibilidad de alimento con
humedad y temperatura óptima para su establecimiento, este comportamiento ha sido
reportado por Pérez-De la Cruz et al. (2009) y Rangel et al. (2012) en estudios realizados con
escarabajos ambrosiales asociados al cultivo de cacao y en los cuales los mayores picos
poblacionales se asocian a periodos de mayor humedad.

Figura 3. Fluctuación poblacional de Scolytinae capturados con diferentes atrayentes químicos en San
Juan Nuevo Parangaricutiro, Michoacán, julio 2016-junio 2017.

75
De acuerdo a los resultados se concluye que, para el sitio de estudio, los escarabajos
ambrosiales respondieron mejor al alcohol, seguido de querciverol + etanol y de manera muy
discreta al alfa-copaeno. La mayor abundancia de Scolytinae se presentó en los meses de
julio y agosto y la menor en febrero y marzo, en los cuatro tratamientos probados.

Agradecimientos
Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) por el apoyo económico otorgado
para la realización de los estudios de Doctorado del primer autor y a Alejandro Anguiano por
permitirnos el acceso al huerto para realizar el monitoreo.

Literatura Citada
Acevedo, R.N., H.E. Vega y C.J. García. 2015. Insectos asociados al monitoreo del escarabajo ambrosía
del laurel (Xyleborus glabratus Eichhnoff) y al barrenador polífago (Euwallacea sp.) durante 2013 y
2014. Entomología Mexicana (2): 352-357.
Brockerhoff, E.G., J. Bain, M. Kimberley and M. Knížek. 2006. Interception frequency of exotic bark and
ambrosia beetles (Coleoptera: Scolytinae) and relationship with establishment in New Zealand and
worldwide. Canadian Journal of Forest Research 36: 289-298.
Carrillo, D., R.E. Duncan and J.E Peña. 2012. Ambrosia beetles (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae)
that breed in avocado wood in Florida. Florida Entomologist 95(3): 573 – 579.
Carrillo, D., T. Narvaez, A.A. Cossé, R. Stouthamer and M. Cooperband. 2015. Attraction of Euwallacea
nr. fornicatus (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae) to lures containing quercivorol. Florida
Entomologist 98(2):780-782.
Equihua, A., E.G. Estrada, J. Trujillo, C. García, J.A. López, A. Quezada, I. Ruíz, R. González, J.M.
Montiel, J. Álvares, B. Laureano y A. Plascencia. 2016. Nueva asociación entre Euwallacea sp.
(Coleoptera: Curculionidae: Scolytidae) y Casuarina cunninghamiana Miq. (Casuarinaceae) en
Tijuana, Baja California Norte, México. Folia Entomológica Mexicana (nueva serie) 2(1): 20−21.
Eskalen, A., A. González, D.H. Wang, M. Twizeyimana and J.S. Mayorquin. 2012. First report of a
Fusarium sp. and its vector tea shot hole borer (Euwallacea nr. fornicatus) causing Fusarium dieback
on avocado in California. Plant Disease 96(7): 1070.
Fraedrich, S.W., T.C. Harrington, R.J. Rabaglia, M.D. Ulyshen, A.E. Mayfield III, J.L. Hanula and D.R.
M. Eickwort. 2008. A fungal symbiont of the redbay ambrosia beetle causes a lethal wilt in redbay and
other Lauraceae in the southeastern United States. Plant Disease 92: 215-224.
García-Avila, C.J., J. Trujillo, J.A. López, R. González, D. Carrillo, L.F. Cruz, I. Ruíz, A. Quezada and N.
Acevedo. 2016. First Report of Euwallacea nr. fornicatus (Coleoptera: Curculionidae) in Mexico.
Florida Entomologist 99(3): 555-556.
Haack, R.A. 2001: Intercepted Scolytidae (Coleoptera) at U.S. ports of entry: 1985–2000. Integrated
Pest Management Reviews 6: 253-282.
Hanula, L.J. and T.B. Sullivan. 2008. Manuka Oil and Phoebe Oil are Attractive Baits for Xyleborus
glabratus (Coleoptera: Scolytinae), the Vector of Laurel Wilt. Environmental Entomology 37(6): 1403-
1409.
Hanula, J. L., M. D. Ulyshen and S. Horn. 2011. Effect of Trap Type, Trap Position, Time of Year, and
Beetle Density on Captures of the Redbay Ambrosia Beetle (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae).
Journal of Economic Entomology 104 (2): 501-508.
Hanula, L.J.; T.B. Sullivan and D. Wakarchuk. 2013. Variation in manuka oil lure efficacy for capturing
Xyleborus glabratus (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae), and cubeb oil as an alternative
attractant. Environmental Entomology 42:333-340.
Harrington, C.T., W.S. Fraedrich and N.D. Aghayeva. 2008. Raffaelea lauricola, a new ambrosia beetle
symbiont and pathogen on the Lauraceae. Mycotaxon, 104: 399-404.

76
Kelsey, R.G. and G. Joseph. 1997. Ambrosia beetle host selection among logs of Douglas fir, Western
hemlock, and Western red cedar with different ethanol and α -pinene concentrations. Journal of
Chemical Ecology 23: 1035-1051.
Kendra, E.P., W.S. Montgomery, M.A. Deyrup and D. Wakarchuk. 2015. Improved lure for redbay
ambrosia beetle developed by enrichment of α-copaene content. Journal of Pest Science 1-12.
Macías, J.E. 2014. Ecología química de los escarabajos ambrosiales: Conocimiento y perspectivas para
el manejo de especies exóticas. In: Memorias del Simposio Internacional Sobre Manejo y Control de
Plagas Cuarentenarias en el aguacatero. 3-7 noviembre, Xalapa, Veracruz, México. 22 pp.
Miller, D.R. and J.R. Rabaglia. 2009. Ethanol and (-)-a-pinene: attractant kairomones for bark and
ambrosia beetles in the southeastern U.S. Journal of Chemical Ecology 35: 435-448.
Niogret, J., P.E. Kendra, N.D. Epsky and R.R. Heath. 2011. Comparative analysis of terpenoid emissions
from Florida host trees of the redbay ambrosia beetle, Xyleborus glabratus (Coleoptera:
Curculionidae: Scolytinae). Florida Entomologist 94: 1010-1017.
Pérez-De la Cruz, M., A. Equihua, J. Romero, J.M. Valdez y A. De la Cruz. 2009. Claves para la
identificación de escolitinos (Coleóptera: Curculionidae: Scolytinae) asociados al agroecosistema
cacao en el sur de México. Boletín del Museo de Entomología de la Universidad del Valle, 10(1): 14-
29.
Rabaglia, R.J., S.A Dole and I.A. Cognato. 2006. Review of American Xyleborina (Coleoptera:
Curculionidae: Scolytinae) Occurring North of Mexico, with an Illustrated Key. Entomological Society
of America 99 (6): 1034-1056.
Rangel, R., M. Pérez, S. Sánchez and S. Capello. 2012. Fluctuación poblacional de Xyleborus
ferrugineus y X. affinis (Coleoptera: Curculionidae) en ecosistemas de Tabasco, México. Revista de
Biología Tropical 60(4): 1577-1588.
SAS. 2005. SAS for Windows Ver. 9.1 SAS Institute. Cary, N. J., USA.
Wood, S. L. 1982. The bark and ambrosia beetles of North and Central America (Coleoptera: Scolytidae),
a taxonomic monograph. Great Basin naturalist memoirs 6: 1-1327.

77
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

BIOLOGÍA DE Oligonychus punicae (Hirst, 1926) (ACARI:


TETRANYCHIDAE) EN Persea americana CV. HASS EN CONDICIONES DE
LABORATORIO
Imbachi-López, Karol1; Estrada-Venegas, Edith G.2; Equihua-Martínez, Armando2
1Universidad
P P Nacional de Colombia Sede Palmira. 2Colegio de Postgraduados. Instituto de
P P

Fitosanidad. Programa de Entomología y Acarología. Correo-e: edith_ev@yahoo.com.mx

Resumen
Oligonychus punicae es una de las especies de ácaros asociadas al follaje de aguacate de
mayor relevancia en el mundo, por los daños que ocasiona es considerada una plaga de este
cultivo. Pocos estudios sobre su biología se han llevado a cabo en México. Se estudió su ciclo
biológico en condiciones de laboratorio, observándose la duración de cada estadio de
desarrollo y su tiempo generacional a 23 °C. Se encontró que la duración fue de: huevo 9.6 d;
larva 2.4 d, protocrisálida 2.3 d, protoninfa 2 d, deutocrisalida, 1.4 d, deutoninfa 1.3 d y
teliocrisalida 1.4 d, para una duración total de huevo a adulto de 20.4 d.

Palabras clave adicionales: Ácaros, aguacate, plaga, ciclo biológico.

BIOLOGY OF Oligonychus punicae (Hirst, 1926) (ACARI: TETRANYCHIDAE) IN Persea


americana CV. HASS IN LABORATORY CONDITIONS

Abstract
Oligonychus punicae is one of the most important species of mites associated with the
avocado foliage in the world. Because of its damage is considered a pest of this crop. Few
studies on its biology have been carried out in Mexico. Its life cycle was studied under
laboratory conditions, observing the duration of each stage of development and their generation
time at 23 °C. It was found that the extent was: egg 9.6 d; Larva 2.4 d, protochrysalid 2.3 d,
protonymph 2 d, deutochrysalid, 1.4 d, deutonymph 1.3 d and teliochrysalid 1.4 d, for a total
egg to adult extent of 20.4 d.

Additional keywords: Mites, avocado, pest, life cycle.

Introducción
Oligonychus punicae (Hirst) (Acari: Tetranychidae) fue descrita por por Hirst (1926) como
Paratetranychus punicae; Pritchard y Baker (1955), posteriormente la reubicaron dentro del
género Oligonychus. Es una especie que se encuentra distribuida en Norte y Sudamérica,
Europa y Asia (Jeppson et al., 1975). En México se encuentra distribuida en diferentes zonas
aguacateras de los estados Puebla, Chiapas, Tamaulipas, Michoacán y Morelos (Estebanes y
Baker 1968; Tuttle et al., 1976). Este ácaro se alimenta por el haz del follaje, introduciendo sus
estiletes en los tejidos de la planta provocando manchas de color rojizo, bronceado generado
por los tejidos necrosados (Aponte y McMurtry 1997). Cuando las poblaciones son elevadas y
el daño es severo puede provocar defoliación (Ochoa et al., 1994) y afectar el amarre de fruto
ocasionando el aborto de frutos reduciendo la productividad del árbol (Bender, 1993). En base

78
a la relevancia de la especie como plaga del cultivo del aguacate y al poco conocimiento de la
especie se planteó el presente trabajo para conocer diferentes aspectos relevantes de la
biología de la especie.

Materiales y Métodos
El experimento, se estableció en el laboratorio de Acarología, en condiciones controladas (23
± 4 °C), siguiendo la metodología descrita por Mesa et al. (1987), con las modificaciones
necesarias para trabajar en hojas de aguacate variedad Hass.
Las muestras de hojas infestadas fueron colectadas en huertos de aguacate var. Hass en San
Juan Nuevo Parangaricutiro, Uruapan, Michoacán. Las muestras de hojas infestadas fueron
transportadas en bolsas plásticas hasta el laboratorio donde se realizó el estudio.
En el laboratorio con la ayuda de un pincel y bajo un microscopio estereoscopio se colectaron
hembras adultas de las hojas infestadas y se colocaron sobre hojas de aguacate limpias y
libres de ácaros provenientes de la misma huerta, durante 12 horas para que ovipositaran y
tener poblaciones homogéneas (Figura 1).
Cuando las larvas eclosionaron se individualizaron en unidades experimentales que
consistieron en cajas Petri, que contenían segmentos de hoja de aguacate, sobre espuma
floral Oasis® saturada de agua y trozos de papel toalla para mantener la hidratación de la hoja
y evitar que los ácaros se dispersen.
Diariamente se realizaron observaciones para determinar el tiempo de duración de cada
estado de desarrollo. En el último estado quiescente se colocó un macho adulto para que
copularan, estas hembras apareadas se colocaron en unidades experimentales similares y se
registraron diariamente los huevos ovipositados y la longevidad de cada una.

Figura 1. Metodología de la biología de Oligonychus punicae en hojas de aguacate ‘Hass’.

79
Resultados y Discusión
Se encontró que, bajo las condiciones evaluadas, el tiempo de duración de los estados de
desarrollo para O. punicae fue: huevo 9.6 d; larva 2.4 d, protocrisálida 2.3 d, protoninfa 2 d,
deutocrisalida, 1.4 d, deutoninfa 1.3 d y teliocrisalida 1.4 d, para una duración total de huevo
a adulto de 20.4 d (Cuadro 1, Figura 2).

Cuadro 1. Duración de los estados de desarrollo de Oligonychus punicae en hojas de aguacate ‘Hass’.
Estado de Promedio (d) Supervivencia SD ± Mínimo Máximo
desarrollo (%)

Huevo 9.59 100 1.18 8 11

Larva 2.38 100 0.71 1 4

Protocrisalida 2.24 97.75 1.12 1 4

Protoninfa 2.01 83.75 0.76 1 3

Deutocrisalida 1.45 83.75 0.56 1 3

Deutoninfa 1.33 83.75 0.47 1 2

Teliocrisalida 1.42 83.75 0.53 1 3

Adulto 20.38 83.75 1.83 17 25

La sobrevivencia de los estados de desarrollo en condiciones de laboratorio varió entre 100 a


83% mostrando niveles altos. Cerna et al. (2009) mencionaron que la supervivencia de
hembras en esta especie en variedad Hass fue de 85% muy similar a lo encontrado en este
estudio.
El tiempo generacional de este estudio fue de 20.4 d a 23 °C mientras que Cerna et al. (2009)
mencionaron que esta especie tuvo una duración en cultivar Hass de 14.68 d a 24 °C, donde
la población se incrementa diariamente por un factor de 1.24. Tanigoshi y McMurtry (1977),
reportaron un tiempo de desarrollo para O. punicae de 15.3 d sobre hojas de aguacate ‘Hass’
a temperatura de 25 °C.
Por lo que se observó que esta especie puede reducir su ciclo biológico a una temperatura
más elevada aun con variaciones de 1-2 °C. Nos permitió inferir que es una especie adaptable
que aprovecha las condiciones del medio para incrementar su desarrollo.

80
Figura 2. Ciclo de desarrollo de Oligonychus punicae sobre hojas de aguacate variedad Hass.

Agradecimientos
Al Colegio de Postgraduados por el apoyo para realizar este trabajo mediante una estancia de
investigación doctoral. A la Universidad Nacional de Colombia, Colciencias, por todo el apoyo
brindado.

Literatura Citada
Aponte, O., and J.A. McMurtry. 1997. Damage on Hass avocado leaves, webbing and nesting behavior
of Oligonychus perseae (Acari: Tetranychidae). Experimental and Applied Acarology 21:265-272.
Bender, G.S. 1993. A new mite problem in avocados. California Avocado Society Yearbook 77:73-77.
Cerna, E., M.H. Badii, Y. Ochoa, U. Aguirre, y J. Landeros. 2009. Tabla de vida de Oligonychus punicae
Hirst (Acari: Tetranychidae) en hojas de aguacate (Persea americana Mill.) variedad Hass, Fuerte y
Criollo. Universidad y Ciencia 25(2):133-140.
Estebanes, M.L., and E. Baker. 1968. Arañas rojas de México (Acari: Tetranychidae). Anales de la
Escuela Nacional de Ciencias Biológicas 15:61-133.
Hirst, S. 1926. Descriptions of new mites including four new species of “red spider”. Proceedings of the
Zoological Society 96:825-841.

81
Jeppson, L.R., H.H. Keifer, and E. Baker. 1975. Mites injurious to economic plants. University California
of Press. San Francisco, USA. 472 p.
Mesa, N.C., A. Bellotti, y M.C. Duque. 1987. Tablas de vida de Mononychellus progresivus Doreste y
Tetranychus urticae (Koch) (Acarina: Tetranychidae) en yuca. Revista Colombiana de Entomología
13(2):11-22.
Ochoa, R., H. Aguilar, and C. Vargas. 1994. Phytophagous mites of Central America: An illustrated
guide. Manual Técnico, CATIE, Turrialba, Costa Rica. 234 p.
Pritchard, A.E., and E.W. Baker. 1955. A revision of the spider mite family Tetranychidae. Pacific Coast
Entomological Society, Memoirs Series 2. 472 p.
Tanigoshi, L.K., y J.A. McMurtry. 1977. The dynamics of predation of Stethorus picipes (Coleoptera:
Coccinellidae) and Typhlodromus floridanus on the prey Oligonychus punicae (Acarina: Phytoseiidae,
Tetranychidae). Part II. Effects of initial prey-predator ratios and prey distribution. Hilgardia 45:262-
288.
Tuttle, D.M., E. Baker, and M.J. Abbatiello. 1976. Spider mites of Mexico (Acari: Tetranychidae).
International Journal of Acarology 2:1-102

82
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CONTROL BIOLÓGICO DEL ÁCARO Oligonychus yothersi (McGregor)


(ACARI: TETRANYCHIDAE) SOBRE AGUACATE Persea americana Mill.
CV. HASS
Vargas-S., Carlos Alberto
BIO-CROP Colombia. Correo-e: gerentedeventasymercadeo@bio-crop.com

Resumen
El control de ácaros en el cultivo de aguacate ha sido un problema sanitario a nivel mundial,
que afecta la calidad de la productividad. Muchos son los manejos, rotaciones y productos que
han sido utilizados para bajar sus poblaciones. Los manejos integrados utilizando insumos
biológicos fabricados con hongos entomopatógenos y con formulaciones cada vez más
novedosas y eficientes en la conservación de estos seres vivos hasta que puedan realizar su
trabajo controlador como en este caso de los ácaros. El paecilomyces fumosoroseus (Acarex)
fue evaluado para el control de huevos, ninfas y adultos de ácaros dando en laboratorio
porcentajes de control entre el 87% y 95% de eficacia y las validaciones en campo comparado
con dos de los insecticidas químicos más utilizados en la zona, el Paecilomyces fumosoroseus
(Acarex) presento controles entre el 77% y 89% con efectos residuales más duraderos que los
encontrados con las aplicaciones convencionales.

Palabras clave adicionales: Biocontrol, control biológico, entomopatógenos, Paecilomyces


fumosoroseus, acarex.

BIOLOGICAL CONTROL OF Oligonychus yothersi (McGregor) (ACARI:


TETRANYCHIDAE) ON AVOCADO Persea americana Mill. CV. HASS

Abstract
The control of mites in avocado cultivation has been a worldwide health problem that affects
the quality of productivity. Many are the managements, rotations and products that have been
used to lower their populations. Integrated management using biological inputs manufactured
with entomopathogenic fungi and with increasingly novel and efficient formulations in the
conservation of these living beings until they can perform their controlling work as in this case
of mites. The paecilomyces fumosoroseus (Acarex) was evaluated for the control of eggs,
nymphs and adults of mites giving in the laboratory control percentages between 87% and 95%
of effectiveness and the field validations compared to two of the most used chemical
insecticides in the Area, Paecilomyces fumosoroseus (Acarex) presented controls between
77% and 89% with residual effects that are more durable than those found with conventional
applications.

Additional keywords: Biocontrol, biological control, entomopathogens, Paecilomyces


fumosoroseus, acarex.

Introducción
Los ácaros fitófagos que pertenecen a la familia Tetranychidae presentan una amplia
distribución a nivel mundial y constituyen el grupo más numeroso del orden Acarina. Miembros
de esta familia se caracterizan por poseer un cuerpo pequeño, globoso. La hembra es de forma
redondeada y el macho, de menor tamaño, de forma alargada y de menor longitud, ambos con

83
número y longitud de setas dorsales variable entre especies. Oligonychus yothersi o “arañita
roja” inicia su desarrollo con una larva muy diminuta que tiene 6 patas; posteriormente
desarrolla un cuarto par de patas, estado que se conoce como ninfal o inmaduro, hasta antes
de llegar al estado adulto. Los estados inmaduros son precedidos de estados inmóviles,
conocidos como crisálidas. Sobre el aguacate de la variedad Hass, el ácaro llega a su estado
adulto después de 14d en condiciones del Quindío a una temperatura de 26°C y alrededor de
70% de humedad relativa. En condiciones naturales este ácaro es regularmente controlado
por efecto de la lluvia y enemigos naturales (p. ej., el coccinélido Stethorus tridens (Gordon),
las crisopas y ácaros depredadores). Sin embargo, cuando las poblaciones del ácaro
aumentan la recomendación general son las aplicaciones químicas localizadas o
generalizadas o con compuestos azufrados. La “arañita roja” causa principalmente un
bronceado en el haz de las hojas cuando las poblaciones del ácaro son altas. Se confinan en
las venas y ocasionan disminución en la producción por efecto secundario de su daño. Las
poblaciones son abundantes durante periodos de alta temperatura y el polvo favorece el
aumento de las poblaciones. Cuando el ácaro se establece en los lotes de aguacate produce
telarañas muy finas sobre las hojas que recubren las colonias. La telaraña los protege de
posibles enemigos naturales y condiciones naturales adversas como la lluvia. Los ácaros son
comúnmente controlados por enemigos naturales que ocurren naturalmente en el cultivo, pero
debido al uso indiscriminado de insecticidas el balance ecológico se puede alterar,
disminuyendo las poblaciones de los enemigos naturales y como resultado causando brotes
poblacionales de estos organismos.

Clasificación Taxonómica
-Clase: Arachnida
-Subclase: Acari
-Orden: Trombidiformes
-Familia: Tetranychidae
-Subfamilia: Tetranychinae
-Género: Oligonychus
-Especie: Oligonychus yothersi

El conocimiento de la amplia biodiversidad presente en cultivos de aguacate, además de la


necesidad de disminuir los costos de producción y la exigencia de los consumidores por frutas
con menos residuos de plaguicidas, especialmente en países importadores, han fortalecido

84
los estudios sobre el control biológico y el manejo integrado de plagas (MIP) para cultivos de
aguacate durante los últimos años. Colombia es un país rico en biodiversidad y por ello se
presenta gran cantidad de especies dañinas, pero también enemigos naturales depredadores,
parasitoides y entomopatógenos que las controlan. La implementación de programas de
manejo integrado de plagas en el cultivo de aguacate, dirigida hacia la disminución del uso de
plaguicidas, menores costos de producción, menor impacto ambiental y la posibilidad de
obtener fruta con tecnologías más limpias y respetuosas del medio ambiente. Es por esto que
se ha generado una preocupación mundial, haciendo necesario utilizar nuevas alternativas
que controlen y remplacen eficientemente el uso de insecticidas de síntesis para hacer de
éstos la última herramienta a la cual se recurra en un manejo integrado de plagas.
Los hongos entomopatógenos Son microorganismos que viven a expensas de insectos de
diferentes órdenes; existen alrededor de 700 especies y 100 géneros; no causan daño al
hombre, animales ni plantas; requieren una adecuada humedad, pH y temperatura para su
natural dispersión e infección. Dependiendo de la especie de hongo, estos microorganismos
actúan por contacto en los diferentes estadios de los insectos plaga; las conidias son las
unidades infectivas que penetran el cuerpo del insecto, produciéndole disturbios a nivel
digestivo, nervioso, muscular, respiratorio, excretorio, etc; es decir el insecto se enferma, deja
de alimentarse y posteriormente muere, esto ocurre en un lapso de tres a cinco días.
Una de estas alternativas es el uso de insecticidas biológicos, que son productos de baja
toxicidad, “los organismos causantes de enfermedades de los insectos son excelentes
reguladores de poblaciones de insectos plagas y son compatibles con los diferentes métodos
de control existentes no estimulan el desarrollo de resistencia en insectos, no tienen efectos
negativos sobre el medio ambiente y proporcionan un control económico y eficiente”. Esta y
otras ventajas los convierten en productos altamente superiores respecto a los insecticidas
químicos. Por tal motivo se planteó el desarrollo y el uso de un producto comercial a base de
Paecilomyces fumosoroseus (ACAREX), como un tratamiento para el manejo integrado de los
ácaros en aguacate causante de daños y pérdidas de calidad en producción, teniendo en
cuenta las evaluaciones tanto de laboratorio como comerciales. Es importante mencionar que
los microorganismos entomopatógenos hacen parte de un conjunto de medidas que actuando
en armonía con el ambiente, son capaces de reprimir las plagas a niveles permisibles que no
generen daños económicos.

Paecilomyces fumosoroseus (como controlador biológico)


-Clasificación taxonómica

85
-División: Eumycota
-Subdivisión: Deuteromycotina
-Clase: Hyphomycetes
-Género: Paecilomyces
-Especie: Paecilomyces fumosoroseus

Prueba de eficacia por contacto directo e indirecto sobre huevos del acaro, para Bio-
Crop S.A.S. (Universidad Jorge Tadeo Lozano)
Estado de la plaga: Huevos
Momento de la aplicación: Inicial
Forma de aplicación: Aspersión (aerógrafo)
Tipo de aplicación: Directa/Indirecta
Productos evaluados: ACAREX
Efecto evaluado: Mortalidad por contacto directo
Frecuencia de evaluación: Diaria
Diseño experimental: Completamente al azar

Tratamiento Producto Concentración (cc L-1)


P P

T1 ACAREX 2.0

No. de réplicas por tratamiento: 5


Unidad de evaluación: Caja Petri (4 cm de diámetro) con un foliolo, 10 huevos por caja Petri.
Análisis de datos: Eficacia: Corresponde sólo para las muestras de los productos evaluados.

Objetivo
Determinar la eficacia del producto ACAREX aplicado por contacto directo e indirecto sobre
huevos del ácaro, en condiciones de laboratorio.

Metodología
Las sustancias de prueba se prepararon en agua con las dosis requeridas, cada mezcla se
agitó durante dos minutos, posteriormente se depositaron al interior de un frasco estéril de 25
mL, el cual fue pesado antes y después de la aplicación para determinar el volumen asperjado,
tomando como referencia que 1 mL desplazado es igual a 1 g. La aplicación del producto se
realizó con un micro aplicador (aerógrafo) a una distancia de 15 cm y un ángulo de 45°C sobre

86
la unidad de aplicación, logrando un cubrimiento uniforme con gotas finas. La calidad de la
aplicación se verificó a través de una tira (2 x 2 cm) de papel hidrosensible.
Dicha aplicación se llevó a cabo de forma directa e indirecta sobre cada una de las unidades
experimentales que constan de un foliolo ovipositado, con 10 huevos del ácaro pertenecientes
a la misma cohorte. Los foliolos aplicados se ubicaron sobre cajas petri, que fueron cubiertas
con vinipel para evitar la fuga de los individuos al eclosionar del huevo.
Por tratamiento se montaron 5 unidades experimentales, éstas se colocaron en bandejas para
facilitar su traslado. Las unidades de evaluación se mantuvieron dentro de un cuarto con
condiciones controladas de temperatura (20 +o -1°C), humedad relativa (70 + o -10%) y
fotoperíodo 12 h. El diseño experimental implementado fue completamente al azar (DCA) con
la variable eclosión medida en porcentaje a los 10d después de la aplicación. La cuantificación
del porcentaje de eficacia se realizó mediante la fórmula de Henderson y Tilton.
La prueba se anula si la mortalidad observada en el testigo absoluto supera el 20% de los
individuos obtenidos de la cría.
Para el análisis estadístico se utilizó el programa estadístico R, The R Foundation for Statistical
Computing, Version 2.9.0 (2009), en el cual se elaboró un Análisis de Varianza (ANOVA) para
detectar diferencias significativas en el bioensayo y posteriormente una prueba de Tukey para
determinar entre cuales de los tratamientos evaluados se manifestaron dichas diferencias,
utilizando un alfa o nivel de significancia de 0.05
La metodología descrita y la forma de evaluar se realizaron igual en el caso de estados
inmaduros y adultos.

Resultados
El porcentaje de eclosión obtenido para el testigo y el tratamiento evaluado se muestra en la
Figura 1.

87
Porcentaje de eclosión
100

80

60

40

20

0
TESTIGO ACAREX 2CC /L

Porcentaje de eclosión

Figura 1. Valores de eclosión (%) de huevos del ácaro, 10d después de la aplicación del producto
evaluado Acarex.

Cuadro 2. Valor de la eficacia del tratamiento Acarex sobre huevos del ácaro.
Tratamiento Eficacia (%)
Día Después de Aplicación
ACAREX (2.0 cc L-1) P P 10
95.74

Prueba de eficacia por contacto directo e indirecto sobre ninfas del ácaro, para Bio-
Crop S.A.S.
Objetivo
Determinar la eficacia del producto ACAREX aplicado por contacto directo e indirecto sobre
ninfas del ácaro, en condiciones de laboratorio.

Metodología
Igual a la realizada con los huevos del ácaro.

Resultados
Cuadro 3. Valores de la eficacia de los tratamientos sobre ninfas del ácaro.
Tratamiento Eficacia (%)
Día Después de Aplicación
Acarex (2.0 cc L-1)
P P 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
12.5 20.8 29.2 42.2 49.4 57.1 67.5 78.9 84.2 89.5

88
100 ACAREX 2 cc L-1
90 89.5

Porcentaje de eficacia
84.2
80 78.9
70 67.5
60
57.1
50 49.4
40 42.2
30 29.2
20 20.8
10 12.5

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
DIAS DESPUÉS DE APLICACIÓN

Figura 2. Comportamiento de la eficacia de los tratamientos sobre ninfas del ácaro.

Prueba de eficacia por contacto directo/indirecto sobre adultos del ácaro, para Bio-
Crop S.A.S.
Objetivo
Determinar la eficacia del producto ACAREX aplicado por contacto directo/Indirecto sobre
adultos del ácaro, en condiciones de laboratorio.

Metodología
La misma empleada y descrita para evaluar los huevos de los ácaros.

Resultados
Los valores obtenidos se encuentran en el Cuadro 3 y Figura 3.

Cuadro 3. Valores de la eficacia del tratamiento sobre adultos del ácaro.


Tratamiento Eficacia (%)
Día Después de Aplicación
Acarex (2.0 cc L-1) P P 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
0.0 8.0 16.0 30.0 37.0 44.0 53.1 62.5 74.5 87.0

89
100
90
ACAREX 2 cc L-1

Porcentaje de eficacia
87
80
74.5
70
60 62.5
50 53.1
44
40 37
30 30
20
16
10 8
0 0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
DIAS DESPUÉS DE APLICACIÓN

Figura 3. Comportamiento de la eficacia de los tratamientos sobre adultos del ácaro.

Evaluación prueba de efectividad en el cultivo de aguacate


La efectividad de las aplicaciones de Acarex (Paecilomyces fumosoroseus), de acuerdo al
número de ácaros con o sin presencia de síntomas aparentes y/o el número de ácaros
muertos, veintiocho (28) días después de realizada cada aplicación de (Paecilomyces
fumosoroseus) Acarex, se detallan a continuación.
La validación de la eficacia del Acarex se estableció en un huerto comercial de aguacate Hass,
a una altitud de 1830 msnm, con una edad promedio de seis años, en el municipio de Pereira,
del departamento de Risaralda. Se utilizó un diseño experimental en bloques completos al azar
con cinco tratamientos y cuatro repeticiones. La unidad experimental fue un árbol de aguacate
‘Hass’. La variable respuesta fue el número de ácaros móviles (ninfas y adultos) en el haz,
para lo cual se realizó un muestreo donde se tomaron 10 hojas maduras de manera aleatoria
de los cuatro puntos cardinales en la parte media y baja de cada árbol (unidad experimental).
Antes de la aplicación de los tratamientos, y siguiendo la metodología descrita anteriormente,
se realizó un muestreo (premuestreo) para determinar la población inicial de O. yothersi.
Posterior al premuestreo se realizó la aplicación de los tratamientos acaricidas, y finalmente
se realizaron cuatro muestreos a intervalos de siete días (7, 14, 21 y 28d después de la
aplicación). La efectividad biológica de los insecticidas se calculó con la fórmula de Henderson
y Tilton (1955). Los datos del número de ácaros por hoja fueron sometidos a un análisis de
varianza y prueba de comparación de medias de Tukey con α= 0.05 mediante el programa
estadístico SAS versión 9.0. Los acaricidas evaluados, ingrediente activo y dosis utilizadas en
la presente prueba se describen en el Cuadro 4. La aspersión de los insecticidas se realizó
con un aspersor de motor marca Progen con boquilla de cono hueco a 300 libras de presión;

90
además a la mezcla de aspersión se le adicionó 1.0 cc del adherente Mexclater por cada L de
agua.

Cuadro 4. Acaricidas evaluados para el control de Oligonychus yothersi


Insecticida
(Nombre Comercial) Ingrediente activo Concentración en 200 L
Vermitec Abamectina 200 cc
Athrin Lambda cyalotrina 200 cc
Acarex Paecilomyces fumosoroseus 400 cc
Acarex Paecilomyces fumosoroseus 500 cc
Testigo Sin aplicación 0

Los valores obtenidos del premuestreo oscilaron entre 85 y 100 ácaros por hoja para todos los
tratamientos, siendo todos estadísticamente iguales entre sí. Las poblaciones de ácaros
disminuyeron drásticamente en todos los tratamientos con aplicación de insecticidas lamda
cyalotrina y abamectina a los siete días después de la aplicación, reduciendo las poblaciones
a valores entre 1-25 y 7-31 ácaros por hoja, respectivamente, en contraste con el testigo donde
la población se mantuvo prácticamente igual (100 ácaros por hoja), en este muestreo se
encontraron diferencias estadísticas entre los tratamientos, y todos los tratamientos fueron
diferentes al testigo sin aplicación. Posteriormente, en todos los tratamientos, las poblaciones
del lamda cyalotrina y abamectina presentaron un ligero incremento, alcanzado valores entre
17-39 y 16-43 ácaros por hoja respectivamente para los muestreos realizados a los 14d
después de la aplicación, a los 21d de 52-61 y 23-45 ácaros por hoja para lamda cyalotrina y
abamectina, respectivamente. Finalmente, en la última evaluación (28d después de la
aplicación) los valores alcanzados fueron entre 67-85 y 48-72 ácaros por hoja para lamda
cyalotrina y abamectina respectivamente. Durante toda la validación la población del testigo
se mantuvo con valores > 100 ácaros por hoja (Cuadro 5).

Cuadro 5. Comparación de promedios del número de ácaros por hoja.


Tratamientos 0 DDA 7 DDA 14 DDA 21 DDA 28 DDA
Vermitec 86 11 25 39 57
Athrin 94 26 39 58 75
Acarex 2 cc L-1
P 96 27 15 12 16
Acarex 2.5 cc L-1 P 98 29 17 13 14
Testigo 101 102 103 118 117
DDA: Días después de aplicación

91
En cuanto a la efectividad biológica de Acarex (Paecilomyces fumosoroseus) en las
concentraciones de 2 cc y 2.5 cc por L de agua, a lo largo de las evaluaciones hechas para
los días 7, 14, 21 y 28 después de la aplicación, no se encontraron diferencias significativas
entre estas dos dosis propuestas.

Cuadro 6. Porcentaje de eficacia de los tratamientos para el control del ácaro.


Tratamientos 7 DDA 14 DDA 21 DDA 28 DDA
Vermitec 87.33% 71.49% 61.18% 42.78%
Athrin 72.61% 59.32% 47.19% 31.12%
Acarex 2 cc L-1 P 72.15% 84.68% 89.30% 85.61%
Acarex 2.5 cc L-1
P 70.70% 82.99% 88.65% 87.67%
DDA: Días después de aplicación

90.00

80.00
Porcentaje de Eficacia

70.00

60.00

50.00

40.00

30.00
7 DDA 14 DDA 21 DDA 28 DDA
Dias Después de Aplicación

ABAMECTINA LANDACYALOTRINA ACAREX 2CC ACAREX 2,5CC

Figura 4. Porcentaje de eficacia de los tratamientos sobre el ácaro en hojas de aguacate ‘Hass’.

Acarex alcanzó la mayor efectividad con porcentajes entre 70.70% y 89.3%, seguido de la
Abamectina con porcentajes entre el 42.78% y 87.33%. Mientras que Lamda cyalotrina
solamente a los siete días después de la aplicación presentaron un valor entre el 72.15%, pero
en el transcurso de los días disminuyó su efectividad hasta un 31%. Se puede evidenciar que
los porcentajes de eficacia en el Acarex (Paecilomyces fumosoroseus) va aumentando a
medida que el tiempo va pasando, y en el caso de los insecticidas químicos se ve un porcentaje
de eficacia inicial alto, efecto de choque y una reducción a medida que pasa el tiempo, la
diferencia radica básicamente en dos aspectos, el control amplio de huevos, estados
inmaduros y adultos del Acarex y por ser un organismo vivo se puedo mantener según las

92
condiciones ambientales un poco más siendo activo en el control que una molécula inerte
química indistintamente de su formulación.

Literatura Citada
Henderson, C.F., and E.W. Tilton. 1955. Tests with acaricides against the brown wheat mite. Journal of
Economic Entomology 48(2):157-161.

93
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE Bruggmanniella perseae (Díptera:


Cecidomyidae) EN LA FRANJA AGUACATERA DE MICHOACÁN, MÉXICO
Delgado-Ortiz, Felipe; García-Bonilla, Carlos; Vargas-Sandoval, Margarita; Ayala-
Ortega, José de Jesús; Lara-Chávez, Ma. Blanca Nieves; Arias-Valencia, Ma. Del
Carmen; Gutiérrez-Contreras, Maribel
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”.
Paseo Lázaro Cárdenas y Berlín S/N, Colonia Viveros, C.P. 60170, Uruapan, Michoacán. Correo-
e: vargasmarga@hotmail.com.
29T 29T

Resumen
Debido a la importancia de la producción de aguacate en el estado de Michoacán y la falta de
conocimiento de Bruggmanniella perseae, se realizó este estudio para conocer la distribución
de B. perseae en la “franja aguacatera” de Michoacán. Se colectó material biológico en 47
huertos de 31 localidades pertenecientes a 13 municipios que integran la “franja aguacatera”:
Apatzingán, Ario, Los Reyes, Nuevo Parangaricutiro, Peribán, Salvador Escalante,
Tacámbaro, Tancítaro, Taretan, Tingambato, Tingüindin, Uruapan y Ziracuaretiro. Se tomaron
muestras de flores, frutos en estado cerillo y canica mediante el método de colecta directa las
cuales fueron llevadas al laboratorio donde se realizó una disección del material vegetal. La
identificación se hizo con las claves de diferentes niveles taxonómicos donde se encuentra
ubicada. De los 13 municipios muestreados, al menos ocho presentaron un huerto positivo. Se
encontraron 143 larvas de B. perseae, 40 larvas de parasitoide, una pupa, 13 parasitoides
adultos a punto de emerger y cuatro larvas de hiperparasitoides. La altitud sobre el nivel del
mar estuvo inversamente ligada a la presencia de B. perseae, ya que a medida que aumentaba
la altitud, el porcentaje de huertos afectados disminuyó; además, la temperatura fue uno de
los principales factores que limitaron la presencia de B. perseae, debido a que por abajo de
15°C el porcentaje de infestación fue 0% y cuando la humedad relativa se encontró abajo de
75% el porcentaje también fue 0%.

Palabras clave adicionales: Mosquitas cecidomidos, plaga, aguacate.

GEOGRAPHIC DISTRIBUTION OF Bruggmanniella perseae (Díptera: Cecidomyidae) IN


THE AVOCADO BELT OF MICHOACAN, MEXICO

Abstract
The great importance of avocado production in the state of Michoacán and the lack of
knowledge of Bruggmanniella perseae, motivated this study to determine the distribution of B.
perseae in the "avocado belt" of the state of Michoacán. For this purpose, biological material
was collected in 47 orchards of 31 localities belonging to 13 municipalities that form the
avocado belt: Apatzingán, Ario, Los Reyes, Nuevo Parangaricutiro, Peribán, Salvador
Escalante, Tacámbaro, Tancítaro, Taretan, Tingambato, Tingüindin, Uruapan and
Ziracuaretiro. Samples of flowers as well as match and marble size fruit were collected using
the direct collection method and taken to the laboratory for dissection of plant material. For the
identification, the keys of different taxonomic levels were used. Eight out of the 13 municipalities
collected had a positive orchard. There were 143 larvae of B. perseae, 40 larvae of parasitoid,
one pupa, 13 adult parasitoids ready to emerge and four hyperparasitoid larvae. The altitude
above sea level was inversely related to the presence of B. perseae, since as the altitude
increased, the percentage of affected orchards decreased. In addition, temperature was one
of the main factors that limited the presence of B. perseae, because below 15°C the percentage

94
of infestation was 0%, and when the relative humidity was below 75% the proportion was 0%
too.

Additional keywords: Cecidomid flies, pest, avocado.

Introducción
Los estados de Michoacán, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Morelos, Guerrero y Puebla
aportan el 98% de la producción de aguacate en México, de los cuales Michoacán es el
principal productor con 1,219,553.58 t en el 2014, las cuales alcanzan un valor en el mercado
cercano a 17 mil 500 millones de pesos (SIAP-SAGARPA, 2017).
En Michoacán la producción de aguacate se distribuye en la “Franja aguacatera” cuyas
plantaciones de aguacate ‘Hass’ se encuentran en altitudes desde 1,100 hasta 2,900 m
(Gutiérrez-Contreras et al., 2010). Actualmente, la Asociación de Productores y Empacadores
Exportadores de Aguacate de México (APEAM) registra 32 municipios cuyos socios tienen una
superficie establecida de 102,254 ha. Por su parte la superficie total con todos los tipos de
aguacate comprende 49 municipios y una superficie de 159,328 ha establecidas (APEAM,
2017; SIAP-SAGARPA, 2017).
A pesar de los grandes índices de producción que se alcanzan en Michoacán existen factores
bióticos y abióticos que tienden a diezmar la producción. Dentro de los factores bióticos las
plagas representan una de las amenazas más importantes ya que existen diversas especies
que afectan al cultivo. De las plagas primarias que afectan a este cultivo, se han reportado
ácaros como la araña cristalina (Oligonychus perseae Tuttle, Baker y Abbatiello) y el ácaro
café (Oligonychus punicae Hirst), trips (Scirtothrips spp.; Frankliniella spp. Hood,
Neohydatothrips spp.) y Curculiónidos (Copturus aguacatae Kissinger; Conotrachelus perseae
Barber; Heilipus lauri Boheman) (GIIIA, 2013). Como plagas secundarias se han reportado
escamas armadas (Hemiberlesia spp., Abgrallaspis aguacatae), psílidos (Idona spp.),
hemípteros (Empoasca spp.) y lepidópteros (Papilio garamas; Gracilaria perseae; Amorbia
emigratella; Copaxa multifenestrata y Stenoma catenifer) (GIIIA, 2013).
Recientemente el aguacate se ha visto afectado por una plaga denominada Bruggmanniella
perseae Gagné que pertenece a la familia Cecidomyiidae, de la cual poco se sabe y su estudio
ha sido limitado (García-Bonilla, 2015). B. perseae apareció por primera vez en Costa Rica y
Colombia asociada a la caída de frutos pequeños de aguacate. Cuando ocurre la antesis de
las flores, esta plaga oviposita en el ovario de la flor, la larva emerge y se alimenta del ovario
y cuando alcanza su madurez, se desplaza hacia el extremo apical del fruto y forma un túnel
de salida, donde comienza el estado de pupa, esta se ubica en el material raspado por la larva
y sale hasta la mitad, entonces el adulto emerge y al poco tiempo el fruto tierno es “abortado”

95
(Gagné et al., 2004). En Michoacán B. perseae, fue reportada por primera vez en el huerto
“copitiro” ubicado en el municipio de Ziracuaretiro, Michoacán, México, donde tuvo presencia
durante todo el año aunque en mayo, junio y julio se observó la mayor incidencia y en
septiembre y octubre la menor incidencia. El alto porcentaje de infestación provoca una merma
significativa en la producción de aguacate (García-Bonilla, 2015).
Debido a la gran importancia que tiene la producción de aguacate en Michoacán y la falta de
conocimiento de Bruggmanniella perseae, surge la necesidad de realizar esta investigación
para conocer la distribución de B. perseae, en la “franja aguacatera” del Estado de Michoacán.

Materiales y Métodos
Lugar de estudio. La franja aguacatera de Michoacán se encuentra en la provincia fisiográfica
del sistema volcánico transversal en las coordenadas 18°45' y 20°06' N, 101°47' y 103°13' O,
las plantaciones de aguacate ‘Hass’ se localizan en altitudes de 1,100 hasta 2,900 m.
Gutiérrez-Contreras et al. (2010).
Sitios de colecta. Se muestrearon 47 huertos de 31 localidades pertenecientes a 13
municipios que integran la “franja aguacatera” los cuales son los siguientes: Apatzingán, Ario,
Los Reyes, Nuevo Parangaricutiro, Peribán, Salvador Escalante, Tacámbaro, Tancítaro,
Taretan, Tingambato, Tingüindin, Uruapan y Ziracuaretiro
Colecta. Se tomaron muestras de forma directa del cultivo del aguacate mediante muestreo
directo: se acudió a huertos de aguacate de 13 municipios de la franja aguacatera donde se
tomaron muestras de flores y frutos pequeños, además se establecieron coordenadas del
huerto, localidad, municipio y se tomó la temperatura y humedad. Posteriormente se colectaron
flores y frutos pequeños de cinco árboles al azar y se colocaron en bolsas de plástico con
cierre hermético, estas fueron depositadas en un termo para ser llevadas al laboratorio.
Preparación. 1. Con una navaja para afeitar se partieron por la mitad cada una de las flores y
frutos pequeños; 2. Las flores y los frutos se observaron en el microscopio estereoscópico; 3.
Con una aguja de disección se colocaron en un vial con alcohol al 70% las larvas, pupas y
adultos de mosca o de parasitoide.
Identificación. Para identificar a Bruggmanniella perseae se compararon las estructuras de
los organismos con la descripción de Gagné (2004).

Resultados y Discusión
Se muestrearon 47 huertos de 31 localidades pertenecientes a 13 municipios, en los cuales
se colectaron 329 frutos pequeños, y se encontraron 143 larvas de B. perseae, 40 larvas y 1

96
pupa de parasitoides, 13 parasitoides adultos a punto de emerger y 4 larvas de
hiperparasitoides.
De los frutos colectados 71 estuvieron afectados por B. perseae, lo que representa 22% del
total de frutos. De los 47 huertos muestreados 16 resultaron positivos para B. perseae, los
cuales son: “Casi 20”, “Copitiro”, “El potrero del pino”, “El capitán”, “El capulín 21”, “Facultad
de Agrobiología”, “La cabaña 2”, “La hoya”, “La mesa”, “La mesa 2”, “La rosa del caracol”, “La
tinaja 10”, “Las barrancas”, “Hoya honda”, “Ucás” y “Zacandaro 11”.
De las 31 localidades, 11 resultaron positivas: Acahuato, Arroyo colorado, Agua zarca,
Copitiro, El ejido, El moral, Facultad de Agrobiología, Las canoas, Meza de cazares, San Ángel
Surumucapio y Zacandaro; mientras que de los 13 municipios 8 resultaron positivos:
Apatzingán, Ario de Rosales, Nuevo Parangaricutiro, Tacámbaro, Tancítaro, Taretan, Uruapan
y Ziracuaretiro (Figura 1).

Figura 1. Mapa de distribución geográfica de B. perseae.

Relación altitud y porcentaje de infestación


Existe una amplia relación entre el porcentaje de muestras positivas y la altitud sobre el nivel
del mar en la cual se encontraban los huertos; ya que a medida que la altitud aumenta, el
porcentaje de huertos afectados por B. perseae, disminuye. Estos resultados son similares
con los que reporta Hernández (2014), el cual menciona que la altura sobre el nivel del mar es

97
un factor determínate que explica la distribución geográfica de Prodiplosis longifila Gagné
(Díptera: Cecidomyiidae) en Colombia. Esta especie disminuye su probabilidad de adaptación
a medida que aumenta la altura sobre el nivel del mar.
Ayala-Ortega (2012), menciona que las condiciones climáticas que se dan debido a la altitud
es un factor que influye para la moderación de las poblaciones plaga, ya que conforme
aumenta la altitud, las poblaciones disminuyen notablemente (Figura 2).

Figura 2. Relación del porcentaje de huertos afectados por B. perseae, y la altitud (msnm).

Relación temperatura y porcentaje de infestación


El nivel de infestación de B. perseae, está relacionado con la temperatura; ya que existe una
mayor cantidad de huertos afectados cuando las temperaturas se encuentran por encima de
17°C y comienza a disminuir conforme la temperatura desciende. De igual manera, se observó
que por debajo de 15°C el porcentaje de infestación de los huertos era 0%. De todos los
factores climáticos, la temperatura ejerce mayor influencia sobre el desarrollo de las plagas, y
afecta directamente en la supervivencia, abundancia y rango de distribución de los insectos
(Bale et al., 2002). Algunas especies de la familia cecidomyiidae tiene una amplia relación con
la temperatura, ya que dependiendo de esta, el ciclo de vida se alarga o se acorta (Gillespie
et al., 2000) (Figura 3).

98
Figura 3. Relación del porcentaje de huertos afectados por B. perseae, e Influencia de la temperatura.

Relación humedad relativa y porcentaje de infestación


La humedad relativa se encuentra ligada al porcentaje de huertos afectados ya que se
mantienen cuando la humedad se encuentra por encima de 80%; sin embrago, por debajo de
75% de humedad, el porcentaje de huertos afectados es 0% (Figura 4). La influencia de la
humedad relativa es menos destacada sobre las poblaciones de las plagas (Coscollá, 1980).
Sin embargo, en el trabajo de distribución geográfica del cecidomido Contarinia nasturtii
Kieffer; la combinación entre humedad y temperatura influenciaron la presencia o ausencia del
insecto, ya que afectaron la latencia de las larvas (Readshaw, 1966).

99
Figura 4. Relación del porcentaje de huertos afectados por B. perseae, y la Influencia de la humedad
relativa.

Conclusiones
De los 47 huertos muestreados 16 resultaron positivos. De los 13 municipios trabajados al
menos ocho presentaron un huerto positivo. La altitud sobre el nivel del mar fue inversamente
proporcional a la presencia de Bruggmanniella perseae, ya que a medida que aumentaba, el
porcentaje de huertos afectados disminuyó. La temperatura fue uno de los principales factores
relacionados con la cantidad de huertos afectados, debido a que por debajo de 15°C la
proporción de huertos afectados fue 0%. Cuando la humedad relativa estuvo por abajo de
75%, la proporción de huertos afectados fue 0%.

Agradecimientos
A la Coordinación de la Investigación 2017 y al PFCE-2016 por el apoyo brindado a este
trabajo.

Literatura Citada
APEAM, 2017. Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México.
Disponible en: http://www.apeamac.com/ (Consultado 16 de agosto de 2017).
29T 29T

Ayala-Ortega, J. 2014. Ácaros de importancia agrícola en trece cultivos de exportación del estado de
Michoacán. Tesis de licenciatura. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. México.120 p.
Bale, J., G. Masters, I. Hodkindon, C. Awmack, T. Bezemer, V. Brown, J. Butterfield, A. Buse, J. Coulson,
J. Farrar, J. Good, R. Harrintong, S. Hartley, T. Jones, R. Lindroth, M. Press, I. Symrnioudis, A. Watt,
and J. Whittaker. 2002. Herbivory in global climate change resarch: direct effects of rising temperature
on insect’s herbivores. Global Change. Biology. 8:1–16. Disponible en:

100
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1046/j.1365-2486.2002.00451.x/abstract. (Consultado 15 de
diciembre de 2015).
Coscollá, R. 1980. Incidencia de los factores climatológicos en la evolución de las plagas y
enfermedades de las plantas. Servicio de Defensa contra las Plagas e Inspección Fitopatológica. Silla
(Valencia). Bol. Serv. Plagas 6: 125-129 pp.
FAO. 2013. Food and Agriculture Organization of the United Nations Statistics Division. Disponible en:
http://faostat3.fao.org/home/index_es.html?locale=es. (Consultado 15 de diciembre de 2015).
Gagné, R. J., F.Posada, and Z. N. Gil. 2004. A new species of Bruggmanniella (Diptera: Cecidomyiidae)
aborting young fruit of avocado, Persea americana (Lauraceae), in Colombia and Costa Rica.
Proceedings of the Entomological Society of Washington 106(3):547-553.
García-Bonilla, C. 2015. Fluctuación poblacional de Bruggmaniella perseae GAGNÉ (Diptera:
Cecidomyiidae), una nueva plaga del aguacate en México. Tesis de licenciatura. Universidad
Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Michoacán, México.
GIIA (Grupo Interdisciplinario e Institucional de Investigación en Aguacate). Bautista, N., H. Beltrán, A.
Castañeda, M. Chávez, A. Equihua, E. Duran, D. Fierro, H. González, G. Gonzales, R. Lomelí, F.
Marroquín, J. Michúa, C. Nava, D. Nieto, S. Ochoa, D. Ochoa, E. Rodríguez, M.T. Santillán, R.
Saucedo, R., J. Soria, D. Téliz, G. Valdovinos, y M. Vallejo. 2013. El aguacate en Michoacán: plagas
y enfermedades. APEAM AC-SENASICA, México. 32 p.
Gillespie, D., G. Opit, and B. Roitberg. 2000. Effects of temperature and relative humidity on
development, reproduction, and predation in Feltiella acarisuga Vallot (Diptera: Cecidomyiidae).
Biological Control 17(2):132-138.
Gutiérrez-Contreras, M., M.B.N. Lara-Chávez, H. Guillen-Andrade, y A.T. Chávez-Bárcenas. 2010.
Agroecología de la franja aguacatera en Michoacán, México. Interciencia 35 (9):647-653.
Hernández, L.M. 2014. Caracterización del daño y distribución geográfica de Cecidomyiidae (Diptera) y
sus parasitoides asociados a solanáceas y limón Tahití en Colombia. Tesis de investigación título de
Magister en Ciencias Agrarias. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias
Agropecuarias, Escuela de Posgraduados. Palmira, Colombia.
Readshaw, J. 1966. The ecology of the swede midge, Contarinia nasturtii (Kieffer) (Diptera:
Cecidomyiidae). Disponible en:
http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=2632056&fileId=S00074
85300056686. (Consultado 30 de mayo 2016).
SIAP-SAGARPA. 2017. Servicio de Información y Estadística Agroalimentaria y Pesca. Secretaria de
Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Disponible en: www.
www.gob.mx/siap/ (Consultado 15 de agosto 2017).

101
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

DIAGNÓSTICO MOLECULAR DE ESPECIES DEL GÉNERO Xyleborus


(COLEOPTERA: CURCULIONIDAE: SCOLYTINAE)
Ortega-Arenas, Laura Delia¹; Sosa-Castillo, María Elena¹; Lara-Reyna, Joel²;
Hernández-Alfonsina, Judith3
¹Fitosanidad, Entomología y Acarología y 3Fitopatología, Colegio de Postgraduados, Campus
P P

Montecillo. Km. 36.5 Carretera México-Texcoco, 56230, Montecillo, Texcoco, Estado de México,
México, ²Colegio de Postgraduados, Campus Campeche. Km. 17.5 Carretera Haltunchén-Edzna,
24450, Champotón, Campeche, México. Correo-e: ladeorar@colpos.mx
29T 29T

Resumen
En este estudio, se realizó el diagnóstico de especies del género Xyleborus mediante la técnica
de PCR anidada y el uso de los “primers” externos CI-J-2183 y TL2-N-3014 e internos J2210
y N2739, que amplifican una banda de 500 pb de la región del gen mitocondrial Citocromo
Oxidasa subunidad I (COI). Asimismo, se realizó la extracción de ADN de 26 ejemplares de
Xyleborus con el kit Qiagen DNeasy® mericom Food (DMF), que resultó en ADN suficiente y
de alta calidad para reacciones de amplificación por PCR. El método permitió procesar un solo
insecto por extracción y obtener material genético de muestras conservadas en alcohol de
hasta 8 años de antigüedad. El límite de detección se definió hasta una concentración de 780
pg/μl. Se optimizó la PCR en un volumen final de 15 µL sin comprometer calidad de la
amplificación. La técnica estandarizada permitió la obtención de ADN de calidad, lo que
aseguró alta reproducibilidad y sensibilidad en la detección de especies de Xyleborus y la
secuenciación parcial del gen COI para las siete especies estudiadas; las secuencias
consenso fueron analizadas por homología y depositadas en el GenBank.

Palabras clave adicionales: Escarabajos ambrosiales, identificación molecular, gen COI.

MOLECULAR DIAGNOSIS OF THE GENUS Xyleborus SPECIES (COLEOPTERA:


CURCULIONIDAE: SCOLYTINAE)

Abstract
In this study, the diagnosis of species of Xyleborus was conducted using the nested PCR and
external "primers" CI-J-2183 and TL2-N-3014, and internal primers J2210 and N2739 that
amplify a band of 500 bp in the region of the mitochondrial gene Cytochrome Oxidase subunit
I (COI). Also, DNA extraction from 26 specimens of Xyleborus was conducted with the kit
Qiagen DNeasy ® mericom Food (DMF), which resulted in enough DNA high-quality for
amplification by PCR reactions. The method allowed to process a single insect by extraction,
and obtain genetic material from specimens preserved in alcohol of up to 8 years old. The
detection limit was defined up to a concentration of 780 pg/μl. The PCR was optimized in a final
volume of 15 µL without compromising quality of amplification. The standardized test allowed
quality DNA, which ensured high reproducibility and sensitivity in the detection of species of
Xyleborus and partial sequencing of the gene COI to the seven species studied. Consensus
sequences were analyzed by homology and deposited in the GenBank.

Additional keywords: Ambrosial beetles, molecular identification, COI gene.

Introducción
La apertura de México al libre comercio ha incrementado el riesgo de la introducción de plagas
exóticas, que por sus características fisiológicas causan pérdidas económicas, de salud y

102
ambientales (FAO-IPPC, 2007). Actualmente, se tienen bajo vigilancia a 31 plagas
identificadas como de alto riesgo, entre las que se encuentran el complejo de escarabajos
ambrosiales o escolítidos del género Xyleborus (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae)
(SENASICA, 2015). La información relativa a especies de Xyleborus en México ha ido en
aumento, debido a que algunas especies representan riesgo para algunos árboles de
importancia económica, tal es el caso de Xyleborus affinis (Eichhoff, 1868), X. ferrugineus
(Fabricius, 1801), X. volvulus (Fabricius, 1775) y X. glabratus (Eichhoff, 1877). Ésta última,
aunque no se encuentra reportada en México, es considerada plaga potencial debido a que
actúa como vector primario del hongo patógeno Raffaelea lauricola T.C. Harr., Fraedrich &
Aghayeva que causa la “marchitez del laurel”, una enfermedad vascular letal para las
plantaciones de aguacate Persea americana Mill. Lauraceae (Pérez et al., 2015b). La rápida
dispersión X. glabratus en EUA, aunado a la amplia disposición de hospederos susceptibles
en varias entidades de México (Loera, 2014), permiten prever que esta especie puede
representar a corto plazo, una importante amenaza fitosanitaria (SENASICA, 2015). Por tanto,
contar con diagnóstico preciso y oportuno, será crítico en la prevención de invasión de la
especie exótica X. glabratus. El diagnóstico tradicional por caracteres morfológicos específicos
de especies del género Xyleborus generalmente es difícil, debido a la similitud morfológica
existente entre las especies, o porque los ejemplares no cuentan con la calidad requerida para
su determinación (Kuerová et al., 2009; Pérez-De La Cruz et al., 2009; Pérez et al., 2015a). La
PCR ha ganado aceptación debido a su rapidez, sensibilidad y reproducibilidad en la
determinación específica, por lo que en este estudio se propuso como objetivo evaluar esta
herramienta como elemento de diagnóstico de especies de Xyleborus.

Materiales y Métodos
Se utilizaron individuos donados a partir de la colección entomológica del Centro Nacional de
Referencia Fitosanitario (CNRF, DGSV, SENASICA) y del Colegio de Postgraduados,
previamente identificados mediante caracteres taxonómicos por el personal del CNRF, Dr.
Armando Equihua Martínez y M.C. Mauricio Pérez Silva (Cuadro 1) y preservados en seco o
etanol al 70%. En todos los individuos se documentaron las características morfológicas
distintivas de cada ejemplar utilizando un fotomicroscopio Tesovar (Carl Zeiss), para
posteriormente realizar la extracción de ADN.

103
Cuadro 1. Individuos del género Xyleborus, utilizados para la extracción de ADN y amplificación del gen
COI, colectados en trampas de luz instaladas en plantaciones de cacao y aguacate en Tabasco y
Michoacán, México y Florida, EUA.
Especie Hospedero Lugar de colecta Fecha de colecta
X. affinis (Eichhoff, 1868) Aguacate Uruapan, Mich. 2014
X. ferrugineus (Fabricius,1801) Cacao Cárdenas, Tab. 2007
X. glabratus (Eichhoff, 1877) Aguacate Florida, USA 2007
X. horridus (Eichhoff, 1869) Cacao Cárdenas, Tab. 2007
X. intrusus (Blandford, 1898) Cacao Cárdenas, Tab. 2007
X. spinulosus (Blandford, 1898) Cacao Teapa, Tab. 2007
X. volvulus (Fabricius, 1775) Cacao Cárdenas, Tab. 2012

Previo a la extracción de ADN, los especímenes se lavaron tres veces con 500 µL de TAE 1X
durante 5 min para eliminar el etanol. Cada espécimen se colocó en una sanita estéril y se
dejó secar por 48 h. El ADN se extrajo individualmente de hembras adultas del género
Xyleborus, empleando el kit de Qiagen DNeasy® mericom Food [69514] (DMF), siguiendo las
instrucciones marcadas por el fabricante, con las siguientes modificaciones: 1) se utilizó un
solo espécimen por tubo de reacción, macerando el insecto con 100 µL de buffer de lisis y con
la ayuda de un micropistilo (Diagger Company); 2) el volumen de los reactivos fue de 0.3 µL
de Proteinasa K; 100 µL de cloroformo, buffer PB y AW2; y 3) el ADN se recuperó con 20 µL
de buffer EB. En esta primera etapa se realizaron extracciones de dos ejemplares de X. affinis
y dos de X. volvulus. Una vez verificada la presencia de ADN mediante la medición por
espectrofotometría (Nanodrop®), se realizó la extracción con ejemplares representantes de
siete especies.
Para comprobar que se obtuvo la calidad mínima de ADN extraído para las reacciones de PCR
se realizaron reacciones de amplificación con dos pares de oligos dirigidos al gen COI,
mediante el uso de los oligos externos reportados por Cognato y Sperling (2000): CI-J-2183
5´-CAACATTT ATTTTTGATTTTTTGG-3´ y TL2-N-3014 5´-TCCAATGCACTAAT CTGC
CATATTA-3´ y los oligos internos reportados por Chang et al. (2013) J2210 5´-TCGCAT
ATTATTAGGCAAGAAAGAG-3´ y N2739 5´-AGAAAT GTTGTG GGAAGAAAG-3. La primera
amplificación generó un fragmento de aproximadamente 1300 pb y la segunda amplificación
un fragmento de ~500 pb. En la estandarización de la amplificación se evaluaron dos
polimerasas comerciales de Promega (Go Taq® Flexi (M8295) y Go Taq® (M3005), se
ajustaron las temperaturas de alineamiento, así como la concentración de los componentes
de la reacción (Bolívar et al., 2014). La reacción de PCR se optimizó para realizar en un

104
volumen final de entre 10 y 15 µL por reacción. También se estableció un límite de detección
de las muestras de ADN obtenido, considerando que el tamaño de los especímenes de
Xyleborus es muy pequeño (2.3 mm), excepto X. horridus (χ 4 mm) (Pérez et al., 2015a) y su
peso no llega al mínimo sugerido por el kit comercial (200 mg), por lo que existía la posibilidad
de extraer ADN insuficiente para la reacción de PCR. Para establecer el límite de detección se
realizaron diluciones seriales con un factor de 10, a partir de las muestras de PCR
amplificadas. Así se realizaron diluciones desde 10-1 hasta 10-5 que correspondieron a 780
P P P P

ng/µL (ADN sin diluir) y 0.078 pg/µL, respectivamente.


Posteriormente, los productos de PCR se fraccionaron en un gel de agarosa al 1.5% que se
tiño con bromuro de etidio (0.5 µL). La electroforesis se realizó a 90 V por 40 min, en una
solución amortiguadora TAE 1X (4.68 g de Tris Base 1M pH 8.0; 1.14 mL de ácido acético
glacial y 2 g de EDTA 0.5 M). Para su visualización se comparó el tamaño del amplicon con el
marcador de peso molecular (MM) de 100 pb.
Los productos de la PCR obtenidos apartir de 26 individuos del género Xyleborus, se limpiaron
siguiendo proceso establecido en el kit Wizard®SV Gel & PCR Clean-Up System (Promega®
Cat: a9282) de acuerdo a las recomendaciones del proveedor. Este producto fue enviado a
secuenciar al Instituto de Biotecnología de la UNAM (IBT UNAM) con los oligos internos (J2210
y N2739). Los electroferogramas se editaron y analizaron mediante un alineamiento por
homología utilizado el programa Clustal W (http://www.ebi.ac.uk/ Tools/ msa/clustalo/)
29T 29T

implementado en la versión 6.0 del programa Mega (Tamura et al., 2013).

Resultados y Discusión
Se corroboró la identidad de los ejemplares de acuerdo a la clave propuesta por Pérez et al.
(2015a). La diferenciación de especies del género se hizo con base en caracteres morfológicos
distintivos (Rabaglia et al., 2006; Pérez et al., 2015a), mismas que fueron validadas por el M.
en C. Pérez, especialista en el grupo y que coincidieron con las reportadas en la literatura
(Pérez-De La Cruz et al. 2009, Atkinson et al., 2013; Pérez et al., 2015a).
A pesar de que el kit DFM de Qiagen® no es específico para insectos y no está documentado
su uso para este grupo de organismos, resultó adecuado en la extracción de ADN a partir de
un individuo de Xyleborus, de manera sencilla, rápida, reproducible y con calidad y cantidad
suficiente para realizar reacciones de amplificación del ADN por PCR. El total de las
extracciones amplificaron un fragmento de ~500 pb correspondientes a una sección del gen
COI. Una utilidad práctica del kit DMF Qiagen® fue el hecho de que la mayoría de las muestras
procesadas tenían una antigüedad de 8 años de conservación en etanol al 70% ó en seco

105
como el caso de X. glabratus, por lo que su aplicación en material almacenado es evidente,
sin embargo, se observó mejor rendimiento de ADN en las muestras con menor tiempo de
preservación (Cuadro 2).
Se evaluaron dos polimerasas comerciales, con varias temperaturas de alineamiento y
diferentes concentraciones de cada uno de los componentes de la mezcla de reacción. Una
vez evaluados los diferentes parámetros, se definieron las condiciones que dieron como
resultado alta reproducibilidad en las amplificaciones. La reacción de amplificación se
estandarizó para un volumen final de 15 µL (Cuadro 3).

Cuadro 2. Rendimiento promedio de ADN extraído de diferentes especies de Xyleborus con el Kit DMF
Qiagen® dirigido al gen COI.
Especies Año de colecta Rendimiento ng/µL
X. affinis 2014 61.1
X. volvulus 2012 48.5
X. horridus, X. spinulosus X.
intrusus, X. glabratus X. 2007 10.46
ferrugineus

Cuadro 3. Optimización de la reacción de la PCR en volumen de 15 µL con la enzima Go Taq® (M3005).


Reactivos Concentración final 1X (µL)
Agua HPLC 6.3
Buffer PCR 5X 1X 3.0
dNTP´s 10mM 200 µM 0.3
Oligo Forward 10mM 200 µM 0.3
Oligo reverse 10mM 200 µM 0.3
Taqpolimerasa 5U/µL 2U 0.24
Muestra ADN 10-50 ng/µL 3.0
Volumen final 15 µL

El segmento amplificado correspondió a ~500 pb del gen COI. Se observó un 100% de


homología entre las secuencias de la misma especie, asimismo, se determinaron los
especímenes con base en las características morfológicas distintivas. Las secuencias
consenso fueron analizadas por homología y depositadas en el GenBank a través de la
aplicación BLAST.

106
Los ensayos realizados revelaron la estandarización y validación de la técnica al observarse
una alta reproducibilidad en la amplificacion de las repeticiones de la PCR; es decir, la
existencia de un 100% de probabilidad de encontrar el mismo resultado entre las muestras.
Estos hallazgos coinciden con autores quienes refieren la alta reproducibilidad de la técnica
de PCR y sus variantes, como una herramienta confiable en la detección de diferentes
organismos, además de su alta sensibilidad y rapidez, características que le confieren gran
ventaja frente a los métodos convencionales (Cornejo et al., 2014; Hernández y Guzmán,
2014).
Aun cuando la identificación morfológica de las especies en este estudio, coincide con los
caracteres diacríticos para cada especie de acuerdo a las claves taxonómicas y se dio
certidumbre a las secuencias obtenidas, ya que se realizaron al menos tres réplicas de
secuenciación para cada especie, se presentaron algunas inconsistencias y bajo porcentaje
de homología respecto a la información reportada en el GenBank.
Con base en el objetivo establecido en este estudio se puede concluir que la implementación
del kit DMF fue apta para la obtención de material génico de especies del género Xyleborus
en un menor tiempo y con la calidad adecuada, lo que permite su amplificación mediante PCR-
anidada. El método permitió procesar un solo insecto por extracción y obtener material
genético de muestras de varios años de preservación. Se estandarizó, validó y optimizó la
técnica de PCR-anidada con alta reproducibilidad, aportando resultados de mayor
confiabilidad, lo que permite la correcta identificación molecular de las especies de insectos
evaluados. Se obtuvo la secuenciación parcial del gen COI para Xyleborus affinis, X.
ferrugineus, X. glabratus, X. horridus, X. intrusus, X. spinulosus y X. volvulus. De esta manera,
el implementar esta metodología para el diagnóstico de especies Xyleborus constituye una
alternativa de diagnóstico complementaria a la tradicional.

Literatura Citada
Atkinson, T.H., D. Carrillo, R.E. Duncan, and J.E. Peña. 2013. Occurrence of Xyleborus bispinatus
(Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae) Eichhoff in southern Florida. Zootaxa 3669(1):96-100.
Bolívar, A.M., A. Rojas, and P. García-Lugo. 2014. PCR y PCR-Múltiple: parámetros y protocolos de
estandarización. Advanced Biomedical Research 3(1):25-33.
Chang, H., Q. Liu, D. Hao, Y. Liu, Y An, L. Qian, and X. Yang. 2013. DNA barcodes and molecular
diagnostics for distinguishing introduced Xyleborus (Coleoptera: Scolytinae) species in China.
Mitochondrial ADN. Early Online 1-7.
Cognato, A.I., and F.A. Sperling. 2000. Phylogeny of Ips DeGeer species (Coleoptera: Scolytidae)
inferred from mitochondrial cytochrome oxidase I DNA sequence. Molecular Phylogenetics and
Evolution 14:445–460.
Cornejo, R.A., D. Serrato, A. Rendón, and M.G. Rocha. 2014. Herramientas moleculares aplicadas en
ecología: aspectos teóricos y prácticos. Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales
(SEMARNAT). Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), Universidad Autónoma
Metropolitana-Iztapalapa (UAM-I). 255 p.

107
FAO-IPPC. 2007. NIMF N° 2. Marco para el análisis de riesgo de plagas. Normas Internacionales para
Medidas Fitosanitarias. Secretaría de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria.
Disponible en: http://www.cosave.org/sites/default/files/nimfs/cfd338f5bbd3cf63500f97fbca 940633.pdf
29T 29T

(Consulta: Mayo 2015).


Hernández, G., A.K. y M.M. Guzmán. 2014. Detección del virus del amarillamiento de los nervaduras de
la hoja de la papa en diferentes órganos de Solanum tuberosum grupo Phureja cv Criolla Colombia
utilizando RT-PCR convencional y en tiempo real. Revista Colombiana de Biotecnología XVI: 74-85.
Kuerová, Z., Li Z., and J. Hromádková. 2009. Morphology of nymphs of common stored-product psocids
(Psocoptera: Liposcelididae). Journal Stored Products Research 45:54-60.
Loera, F. 2014. The family Lauraceae in Mexico. In: Memoria del Simposio Internacional sobre Manejo
y Control de Plagas Cuarentenarias (Caso: Escarabajos ambrosiales, Xyleborus glabratus y
Euwallacea sp.) en el aguacatero. 3 al 7 de noviembre 2014. Xalapa, Veracruz, México. 62 p.
Pérez, S.M., A. Equihua M., and T.H. Atkinson. 2015a. Identificación de las especies mexicanas del
género Xyleborus Eichhoff, 1864 (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae). Insecta Mundi 0440:1-35.
Pérez, S.M., A. Equihua M., E. Estrada V., V. Muñoz A.L., J.M. Valdez C., J. Sánchez E., and T.H.
Atkinson. 2015b. Sinopsis de especies mexicanas del género Xyleborus Eichhoff, 1864 (Coleoptera:
Curculionidae: Scolytinae). Acta Zoológica Mexicana (n.s.) 31(2):239-250.
Pérez-De La Cruz, A. Equihua M.A., J. Romero-Nápoles, J.M. Valdez-Carrasco, and A. De La Cruz-
Pérez. 2009. Claves para la identificación de escolítinos (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae)
asociados al agro-ecosistema del cacao en el sur de México. Boletín del Museo de Entomología de
la Universidad del Valle 10:14-29.
Rabaglia, R.J., S.A. Dole and A.I. Cognato. 2006. Review of American Xyleborina (Coleoptera:
Curculionidae: Scolytinae) occurring north of Mexico, with an illustrated key. Annals of the
Entomological Society of America 99(6):1034-1056.
SENASICA. 2015. Escarabajo ambrosial del Laurel Rojo Xyleborus glabratus, Eichhoff (Coleoptera:
Curculionidae: Scolytinae). Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria
(SENASICA). Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. México.
11 p.
Tamura, K., G. Stecher, D. Peterson and S. Kumar. 2013. Mega 6: Molecular evolutionary genetics
analysis version 6.0. Molecular Phylogenetics and Evolution 30:2725-2729.

108
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

ESTRATEGIAS DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA DE LOS COMPLEJOS


DE ESCARABAJOS AMBROSIALES Xyleborus glabratus-Raffaelea
lauricola y Euwallacea sp.-Fusarium euwallaceae, EN AGUACATE EN
MÉXICO
López-Buenfil, J. A.1; González-Gómez, R.1; Montiel-Castelán, J. M.1; Laureano-
Ahuelicán, B.1; Díaz-López, J.1; Álvarez-Castañeda, J.1; García-Avila, C. J.1; Equihua-
Martínez, A.2; Estrada-Venegas, E.G.2
1Centro
P P Nacional de Referencia Fitosanitaria SAGARPA-SENASICA. Kilómetro 37.5 de la Carretera
Federal México-Pachuca, Tecámac, Estado de México, C. P. 557401. 2*Posgrado en Fitosanidad.
P P

Programa en Entomología y Acarología. Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo. Correo-e:


equihuaa@colpos.mx

Resumen
Xyleborus glabratus (Eichhoff), es un escarabajo barrenador vector del hongo Raffaelea
lauricola, responsable de la marchitez del laurel rojo, enfermedad mortal de especies de la
familia Lauraceae, se detectó en el 2002 en Georgia, Estados Unidos; ha causado la muerte
de miles de árboles de laurel rojo en áreas naturales, y en Florida se reportan pérdidas
considerables en huertos comerciales de aguacate (Persea americana). El escarabajo
barrenador polífago Euwallacea sp., fue detectado en el 2003 en Estados Unidos y en el 2012
se reporta la marchitez regresiva causada por su hongo simbionte Fusarium euwallaceae; en
Estados Unidos e Israel se han registrado afectaciones del 100% en plantaciones de aguacate,
así como daños en especies silvestres. La producción de aguacate en México es de 1’644,226t
y cuenta con diversidad de especies hospedantes en áreas naturales y silvestres. Ante este
riesgo, el SENASICA-DGSV a través de la Dirección del Centro Nacional de Referencia
Fitosanitaria en el 2013 inicio la vigilancia de estos complejos, actualmente se tienen
establecidas 2,158 trampas en 26 Entidades del país, mismas que se encuentran cebadas con
atrayente de copaeno y querciverol, asimismo se han ubicado 1,028 puntos de riesgo bajo
vigilancia y huertos de aguacate bajo exploración en la búsqueda de síntomas y signos, 79
plantas centinelas y se realizan áreas de exploración en superficie comercial y puntualmente
en zona urbana, parques, viveros y traspatios. Como resultado del trabajo realizado se han
identificado escolítinos nativos que no representan un riesgo para las plantaciones de
aguacate.

Palabras clave adicionales: Persea, marchitez del laurel rojo, barrenadores, monitoreo.

EPIDEMIOLOGICAL SURVEILLANCE STRATEGIES OF AMBROSIAL BEETLE


COMPLEXES Xyleborus glabratus-Raffaelea lauricola and Euwallacea sp.-Fusarium
euwallaceae, IN AVOCADO IN MEXICO

Abstract
The redbay ambrosia beetle, Xyleborus glabratus (Eichhoff) is a vector of Raffaelea lauricola,
responsible for the red laurel wilt, a deadly disease of species of the family Lauraceae, it was
detected in 2002 in Georgia, United States; it hass caused the deaths of thousands of red laurel
trees in natural areas, and considerable losses have been reported in Florida in avocado
(Persea americana) commercial orchards. The polyphagous borer beetle Euwallacea sp., was
detected in 2003 in the United States and in 2012 it was reported the regressive wilt caused by
its symbiotic fungus Fusarium euwallaceae; In the United States and Israel, 100% damage has
occurred in avocado plantations as well as damage to wild species. The production of avocado
in Mexico is 1’644,226t and has a diversity of host species in natural and wild areas. Given this

109
risk, SENASICA-DGSV through the National Phytosanitary Reference Center in 2013 began
monitoring these complexes, 2,158 traps have now been established in 26 States in the
country, using lures cointaining copaene and querciverol, 1,028 risk points under surveillance
and avocado orchards have been located under exploration in search of symptoms and signs.
As a result of the monitoring system, native scolitids have been identified that do not represent
a risk to avocado orchards.

Additional keywords: Persea, red laurel wilt, borer, monitoring.

Introducción
El comercio globalizado actual l es dinámico, se transporta una gran cantidad de productos en
todos los continentes, actividad que ha contribuido a la dispersión de organismos en áreas
nuevas, lo que en algunos casos ha representado retos ecológicos, económicos y ambientales
importantes en las zonas de introducción. En México, como en otros países del mundo, se han
introducido especies en ecosistemas agrícolas y forestales que causan impactos importantes
en nuestros ecosistemas que se deben atender de forma prioritaria.
Además de las especies ya documentadas existen otras que representan riesgos inminentes
de introducción en nuestro país, como es el caso de los coleopteros ambrosiales (Xyeborus
glabratus y Euwallaceae nr fornicatus), actualmente presentes en los Estados Unidos de
Norteamérica y que son responsables de la muerte de algunas especies de lauráceas y otras
familias de plantas representadas tanto en ecosistemas naturales como manejados (Carrillo
et al., 2012; Eskalen et al., 2013; Harrington et al., 2008). El objetivo del presente trabajo fue
analizar el sistema de monitoreo establecido por el Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria
en México así como sus fortalezas y posible mejoras a fin de tener un sistemas de detección
rápida, lo que permitirá una acción inmediata para la protección de los ecosistemas agrícolas
y forestales de nuestro país.

Materiales y Métodos
Se revisaron los antecedentes de monitoreo realizados en México que pudieran interceptar
especies ambrosiales. Se analizó el sistema de monitoreo establecido en México por
SENASICA-DGSV y la cooperación que realiza la CONAFOR en estos esfuerzos. Se comenta
de manera general sobre la fauna interceptada y se hacen sugerencias sobre las bondades
del sistema y su potencial fortalecimiento.

Resultados y Discusión
En el año 2011 se realizó un proyecto de investigación financiado por la CONAFOR intitulado
“Protocolo para el monitoreo de plagas y enfermedades exóticas en puertos de ingreso de

110
comercio internacional”, realizado por investigadores del Colegio de Postgraduados, el cual
consistió en el establecimiento de sistemas de trampas Lindgren (cebadas principalmente con
frontalina y aceite de manuka) en los puertos de Manzanillo, Colima, Veracruz, Veracruz,
Tampico, Tamaulipas y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El objetivo
principal de este estudio fue la detección de especies de importancia cuarentenaria para
nuestro país. Posteriormente en el año 2013 el SENASICA-DGSV estableció un sistema de
monitoreo cuyo objetivo principal fue la potencial detección de los complejos ambrosiales
Xyleborus glabratus (Eichhoff)-Raffaelea lauricola y Euwallacea nr fornicatus-Fusarium
euwallaceae. Las trampas originalmente se establecieron en huertos de aguacate de las
principales zonas de producción en México. Posteriormente el sistema de trampas se amplió
a otros estados de la república para conformar el actual que cuenta con 2,158 trampas en 26
Entidades del país (Figura 1). El sistema de monitoreo cuenta además con un sistema de
comunicación ágil en el que los responsables de revisión de trampas pueden enviar fotografías
de insectos sospechosos al Centro Nacional de Referencia para su verificación inmediata. Los
técnicos de campo además realizan inspección ocular en las áreas de producción del cultivo
como en las zonas cercanas de sus áreas de influencia. El sistema de monitoreo también
incluye la instalación de trampas en los principales puertos, zonas de acopio, algunos parques
y aeropuertos de nuestro país. De forma complementaria la CONAFOR ha iniciado un sistema
de monitoreo que cubre áreas no cubiertas por SENASICA que fortalecen el sistema de alerta.
La captura de insectos hasta el momento se ha centrado en especies nativas de ambrosiales
que no representan riesgos para la industria aguacatera (Acevedo et al., 2015), sin embargo,
se debe estar atento a la potencial detección e cualquier región de nuestro país.
En febrero de 2015, en el Municipio de Tijuana, Baja California, como parte de las acciones
del Programa de Vigilancia Epidemiológica Fitosanitaria, para la detección oportuna de
complejos de escarabajos ambrosiales, se detectó por primera vez en México la presencia del
Escarabajo Barrenador Polífago (Euwallacea sp.). En diciembre del mismo año, con el objeto
de contener y evitar la diseminación de la plaga se implementó el Plan de acción para la
vigilancia y aplicación de medidas de control contra complejos ambrosiales reglamentados
para México.

111
Figura 1. Estados con estrategias para la vigilancia de los complejos de escarabajos ambrosiales en
México.

Al mes de junio de 2017, se han realizado 26,624 revisiones de las trampas establecidas en
el estado de Baja California, las cuales se tienen establecidas estratégicamente conforme a
un análisis de riesgo en los municipios de Mexicali, Tecate, Tijuana, Playas de Rosarito y
Ensenada, se han inspeccionado 4,027 sitios en los cuales se han caracterizado 25,759
árboles hospedantes de Euwallacea sp., de los cuales 10,153 presentan evidencias de daño
causado por la plaga y síntomas de marchitez causado por la presencia de Fusarium
euwallaceae; además se ha realizado la instalación de plantas centinelas, las cuales se han
revisado en 745 ocasiones sin encontrar presencia de la plaga. Derivado de estas actividades,
a la fecha se ha diagnosticado un total de 126 muestras positivas a Euwallacea sp. y 23 a
Fusarium euwallaceae y se han eliminado e incinerado un total de 8,097 árboles.
Considerando el riesgo de dispersión antrópica, por la amplia distribución de hospedantes en

112
territorio nacional, se ha fortalecido el sistema de vigilancia en los estados de Baja California,
Sonora, Chihuahua y Sinaloa.
La SENASICA-DGSV cuenta con un plan de emergencia ante una detección de cualquier
complejo en cualquier parte de la república (SAGARPA-SENASICA, 2016). La capacitación
continua de los técnicos de campo es importante pata fortalecer este sistema.
Se han organizado reuniones de carácter nacional a fin de intercambiar ideas y acciones sobre
el potencial ingreso de los complejos en nuestro país. Además, se mantiene una estrecha
comunicación con la Universidad de Florida y la Universidad de California, Riverside que
actualmente manejan estos complejos en los Estados Unidos.
La cooperación entre las Instituciones Federales, La Academia y el sector productivo
constituyen una fortaleza importante para atender problemas fitosanitarios de esta naturaleza.
La participación constante de los sectores asegura una respuesta apropiada ante el ingreso
de organismos de importancia cuarentenaria en nuestro país

Literatura Citada
Acevedo-Reyes, N., H.E. Vega-Ortiz, y C.J. García-Avila. 2015. Insectos asociados al monitoreo del
escarabajo ambrosía del laurel (Xyleborus glabratus Eichhnoff) y al barrenador polífago (Euwallacea
sp.) Durante 2013 y 2014. Entomología Mexicana 2:352-357.
Carrillo, D., R.E. Duncan, and J.E. Peña. 2012. Ambrosia beetles (Coleoptera: Curculionidae:
Scolytinae) that breed in avocado wood in Florida. Florida Entomologist 95(3):573-579.
Esklen, A., R. Stouthamer, S.C. Lynch, M. Twizeyimana, A. González, and T. Thibault. 2013. Host range
of Fusarium dieback and its ambrosia beetle (Coleoptera: Scolytinae) vector in southern California.
Plant Disease 97:938–951
Harrington, T. C., S. W. Fraedrich, and D.N. Aghayeva. 2008. Raffaelea lauricola, a new ambrosia beetle
symbiont and pathogen on the Lauraceae. Mycotaxon 104:399-404.
SAGARPA-SENASICA. 2016. Manual Operativo para implementar el Dispositivo Nacional de
Emergencia contra los Complejos Ambrosiales: Xyleborus glabratus-Raffaelea lauricola y Euwallacea
sp.-Fusarium sp. en México.

113
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

ESTADO ACTUAL DE LAS ENFERMEDADES DEL FRUTO DEL


AGUACATE EN MÉXICO: ROÑA Y ANTRACNOSIS
Morales-García, José Luciano
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Paseo Lázaro Cárdenas esq. Berlín s/n, Col. Viveros, 60170. Uruapan, Michoacán., México.
Correo-e: j.luciano58@hotmail.com
29T 29T

Resumen
En Michoacán existen 103 mil 628 ha con aguacate, Con una producción de un millón 24 mil
582 t. Colocando a la entidad como el principal productor a nivel mundial con una aportación
de 22% del total de Exportaciones en el mercado internacional. El cultivo se ve afectado por
enfermedades que ocasionan pérdidas económicas al afectar la calidad del fruto, entre las
cuales destaca la antracnosis y la roña. Inspecciones fitosanitarias en huertos de aguacate cv.
Méndez en diferentes zonas agroecológicas de Michoacán revelan una variabilidad en los
síntomas en fruto atribuidos a Colletotrichum spp. lo que sugiere que otros microorganismos
están ocasionando estos mismos síntomas. El objetivo fue identificar el agente causal de la
mancha púrpura mediante criterios morfológicos y culturales, pruebas de patogenicidad y su
control químico in vitro. Se colectaron fruto cv Méndez con síntoma en Uruapan, San Juan
Nuevo, Tancítaro, Ario de Rosales y Tacámbaro. En todos los frutos colectados se identificó a
Colletotrichum spp., Todos los aislamientos dieron positivo en las pruebas de patogenicidad,
estadísticamente el mejor producto fue azoxystrobin + metalaxil. En los frutos se observan
lesiones de color café, de forma irregular y de aspecto corchoso, causadas por varios hongos
fitopatógenos difíciles de controlar. El presente trabajo se estableció con los objetivos
siguientes: aislar e identificar los hongos relacionados con el síndrome de roña en aguacate,
así como evaluar el control químico in vitro e identificar el mejor producto. Se colectaron frutos
de aguacate con síntomas de roña en cuatro localidades del estado de Michoacán: Nuevo
Parangaricutiro, Tancítaro, Uruapan y Ario de Rosales. Se realizaron aislamientos en medio
de cultivo PDA. Se utilizaron ocho tratamientos químicos: azoxystrobin + metalaxil,
azoxystrobin, azoxystrobin + fludioxonil, pyraclostrobin, tiabendazol, folpet, boscalid +
pyraclostrin e hidróxido cúprico. Con tres repeticiones y tres testigos por cada hongo. Las
mediciones del crecimiento del micelio se registraron diariamente y se analizaron
estadísticamente Los hongos aislados fueron Colletotrichum sp., Alternaria sp., Pestalotiopsis
sp., Nigrospora sp. y Curvularia sp., El análisis estadístico mostro que el producto que tuvo
una mayor eficacia en la inhibición de los hongos encontrados fue Bankit Gold (Azoxistrobin +
Fludioxonil).

Palabras clave adicionales: Hongos, Colletotrichum spp, Sphaceloma sp., control químico in
vitro.

CURRENT SITUATION OF AVOCADO FRUIT DISEASES IN MEXICO: SCAB AND


ANTHRACNOSE

Abstract
In Michoacán there are 103 thousand 628 ha of avocado, with a production of 1 million 24
thousand 582 tons. This makes the State the most important avocado producer worldwide as
exportations worth 22% of total international exports. Avocado orchards are affected by
diseases that cause economic loses by affecting fruit quality. Anthracnose and scab are the
most important. Sanitary inspections in ‘Méndez’ avocado orchards at different areas of
Michoacan revealed a variability in fruit symptoms caused by Colletotrichum spp, which

114
suggested that other microorganisms may cause the same symptoms. The objective was to
identify the causal agent for the purple spot using morphological and culture criteria, pathogenic
test and i’s chemical control in vitro. Fruit of ‘Méndez’ with symptoms were collected in Uruapan,
San Juan Nuevo, Tancitaro, Ario de Rosales and Tacambaro. All the collected fruit were
affected by Cooletotrichum spp. All of the isolations were positive in the pathogenic test. The
best product to control it was azoxystrobin + metalaxyl. Brown wounds are visible on fruit’s skin
with irregular form and cork looking, caused by several pathogenic fungi which are hard to
control. This investigation was established with the following objectives: to isolate and identify
the fungus related to the avocado scab syndrome and evaluate chemical control in vitro to find
the best product. Avocado fruit with scab syndrome were collected in four counties in the state
of Michoacan: Nuevo Parangaricutiro, Tancitaro, Uruapan and Ario de Rosales. Eight chemical
treatments were used: azoxystrobin + metalaxil, azoxystrobin, azoxystrobin + fludioxonil,
pyraclostrobin, tiabendazol, folpet, boscalid + pyraclostrin and cupric hydroxide. Three
replicates for each fungus were used. The measures were recorded daily for the micelial growth
and statistically analyzed. Fungi isolations were made in PDA to grow from Colletotrichum sp.,
Alternaria sp., Pestalotiopsis sp., Nigrospora sp. and Curvularia sp. The best product inhibiting
the studied fungi was Bankit Gold (Azoxistrobin + Fludioxonil).

Additional keywords: Fungus, Colletotrichum spp, Sphaceloma sp., chemical control in vitro

Introducción
En Michoacán existen 103 mil 628 ha con aguacate con una producción de un millón 24 mil
582 toneladas con un valor anual aproximado de 11,200 millones de pesos. Esto coloca a
Michoacán como el principal productor mundial con una aportación de 22% del total de
exportaciones en el mercado internacional (SAGARPA, 2015). Esta producción se da en “la
franja aguacatera”, que atraviesa 22 municipios, desde Cotija, al noroeste del estado, hasta
Tacámbaro, en el sureste. La apertura de este cultivo al mercado internacional y la alta
rentabilidad del mismo han generado una fuerte expansión desde los años 80’s a la fecha.
Colletotrichum spp. se encuentran distribuidas en todos los municipios del estado de
Michoacán, Jalisco y en todos aquellos lugares en donde se cultiva aguacate en el mundo.
Causa grandes pérdidas en embarques nacionales e internacionales. Dentro de los problemas
que afectan la producción de Aguacate destacan las enfermedades conocidas como roña y
antracnosis que se presentan en el fruto y que son las que principalmente limitan la exportación
de este producto (Figura 1) (Morales, 2015).

Antracnosis
Causada por el género Colletotrichum, ocasiona diferentes síntomas dependiendo del órgano
que ataque, la fase fenológica, el grado de avance de la enfermedad y las condiciones
ambientales prevalentes. La enfermedad provoca grandes pérdidas ya que afecta al fruto en
cualquier etapa de desarrollo, traslado, almacenaje y comercialización. Las especies que se
han identificado hasta la fecha y que están involucradas en esta enfermedad son:

115
Colletotrichum gloeosporioides, Colletotrichum acutatum y Colletotrichum boninensis,
(Barnett y Hunter, 1987), aunque es posible la presencia de otras especies. Este género en
aguacate causa diferentes tipos de daño y con frecuencia, comúnmente se refieren como
enfermedades diferentes, dada la diferente sintomatología. Los nombres comunes de la
enfermedad causada por el género Colletotrichum en aguacate son: en fruto varicela, viruela,
clavo, antracnosis, mancha púrpura o mancha negra. En el follaje tizón floral, marchitez de
puntas, manchas en nervaduras, sarampión (Figura 2) (Morales, 2015).

Figura 1. Frutos de aguacate con síntomas de a) antracnosis y b) roña.

Figura 2. Diferentes síntomas en el cultivo de aguacate ocasionados por el hongo Colletotrichum sp.

116
Viruela del fruto. Ataca a cualquiera de las variedades cultivadas en la zona aguacatera de
Michoacán y en cualquier etapa de desarrollo del fruto, pero principalmente a frutos tiernos, se
presentan lesiones circulares hundidas de 0.2 a 0.7 mm inicialmente café y posteriormente
negro, realzadas y fácilmente desprendibles. El aspecto es seco y la consistencia dura. En
lesiones de dimensiones mayores semeja el ataque inicial de antracnosis deshidratada y el
desprendimiento da un aspecto de haber detenido la infección por condiciones desfavorables
para el desarrollo del hongo. Deja un tejido necrótico inmediatamente abajo del área dañada,
pero sin que continúe su desarrollo (Figura 3) (Morales, 2015).

Figura 3. Aspecto que presenta el fruto de aguacate son el síntoma de viruela.

Antracnosis. Los síntomas en los frutos se desarrollan tras la cosecha, al comienzo de la


maduración, con la aparición de pequeñas manchas circulares. A continuación, estas manchas
se agrandan y dan lugar a una mancha única que llega a cubrir la mitad del fruto. La
enfermedad avanza y las manchas penetran en la pulpa que se oscurece y ablanda (Figura 4)

Figura 4. a) Síntomas externo, b) daño interno de antracnosis en frutos de aguacate.

117
Condiciones favorables para que se presente la enfermedad. El clima que favorece es: El
cálido durante el día con 18 a 30°C y fríos nocturnos en zonas húmedas con >60% de HR,
también le favorece la nubosidad durante 4 a 6 hrs. continuas y precipitación > 1500 mm
anuales. La mayor liberación de esporas se presenta a temperaturas de 13 a 14°C y humedad
relativa >80%. Las primeras infecciones inician en la primavera (HR >80% y Temp. 18 a 26°C).
Las lesiones en ramas, hojas, flores y frutos, se desarrolla la fase asexual (Colletotrichum
gloeosporioides). Las infecciones más severas se presentan durante los meses de junio a
agosto y en menor grado en los meses de febrero y marzo y en las lluvias llamadas
cabañuelas. Este hongo, puede ser observado a simple vista como un polvillo de color
anaranjado-rojizo sobre los frutos de aguacate que se encuentran tirados en proceso de
descomposición. Así como de ramillas y hojarasca en el suelo e incluso ramas secas adheridas
al árbol (Morales, 2010). Diseminación. En los frutos de aguacate que se encuentran tirados
en proceso de descomposición, así como de ramillas u hojarascas en el suelo e incluso ramas
secas adheridas al árbol. La fuente de inóculo primario está representada por frutos
momificados, hojarasca y ramas secas, ahí se forma la fase sexual (Glomerella cingulata).
La sobrevivencia. Del hongo se da en residuos de la cosecha anterior infectados que se
encuentran en el suelo o adheridos al árbol.
Mancha púrpura. Los síntomas iniciales se presentan como mancha pequeñas de color
purpura en el fruto y después se agrandan y pasa a manchas más obscuras, puede llegar a
coalescer y dar el aspecto de roña. En la mayoría de los casos los daños no profundizan hasta
la pulpa al momento de la madurez de consumo de la fruta atacada (figura 5). Otras de las
características es que existe una notable preferencia al atacar con mayor incidencia y
severidad al cv Méndez.

Figura 5. Síntomas de la mancha purpura en frutos de aguacate.

118
Materiales y Métodos
Se colectaron frutos de aguacate cv. Méndez con manchas superficiales café brillante y con
cuarteaduras en los municipios de Uruapan, Tancítaro, Nuevo Parangaricutiro, Ario de
Rosales, y Tacámbaro ubicados en el estado de Michoacán. Se realizaron aislamientos en
medio de cultivo PDA. Para identificar el agente causal se tomaron en cuenta sus
características de forma y color del micelio y conidios. Se hicieron preparaciones semifijas del
hongo procedentes de cepas puras para su observación al microscopio y observar sus
características y proceder a su identificación, todo esto en base a las claves de Barnet y
Hunter, 1987. Una vez purificados los patógenos se procedió a realizar las pruebas de
patogenicidad. En campo se lavaron frutos con agua destilada estéril, después se hicieron
heridas con la ayuda de carborundo y se tallo con un cotonete para posteriormente vaciar 100
mL de la dilución en un vaso de plástico donde se colocó el fruto y se dejó por un minuto
expuesto a la dilución. Se muestreo cada tres días para observar el desarrollo de los síntomas
(figura 6). El análisis de varianza utilizado fue un arreglo factorial (AxB), con un diseño
completamente al azar., con cuatro repeticiones más un testigo por tratamiento. Con los datos
obtenidos se realizó un análisis de varianza y la prueba de Tukey (0.05) para la comparación
de medias entre tratamientos. Todo el análisis estadístico se realizó con el programa U.A.N.L.
versión 2.5

Figura 6. Inoculaciones en campo de las cepas colectadas en diferentes municipios. A) Lavado del fruto
B) Formación de heridas C) Inmersión del fruto en la dilución de las cepas. D y E) Frutos inoculados y
F) Frutos cubiertos antes de aspersiones.

119
Bioensayos. Se realizaron dos experimentos en el primero se utilizaron los fungicidas Bankit
(Azoxystrobin), Bankit Gold (Azoxystrobin + Fludioxonil), Quilt (Azoxystrobin + Propiconazol),
Tecto 60 (Tiabendazol). A dosis de 500 mL por 1000 L de agua. El segundo experimento
consistió en la aplicación de los fungicidas Switch (Cyprodinil + Fludioxonil) a dosis de 700 y
800 mL/1000 L de agua y Quilt (Azoxystrobin + Propiconazol) a dosis de 300 y 400 mL/1000
L de agua.

Resultados
En todos los casos se identificó el hongo Colletotrichum spp. En las pruebas de patogenicidad,
los primeros síntomas se observaron a los 27 días después de las inoculaciones en campo.
Se han hecho ensayos con varios productos químicos in vitro y campo para el control de la
enfermedad y hasta la fecha los que experimentalmente (tanto en campo como en laboratorio),
han sido mejor son: Azoxystrobin +fludioxonil y Azoxistrobin + propiconazol. Azoxystrobin +
Fludioxonil, presentó el menor crecimiento 39%, seguido de Azoxystrobin + Propiconazol que
mostró 50% de crecimiento, Tiabendazol con 67%, y Azoxystrobin con 80% de crecimiento,
todos los tratamientos fueron estadísticamente superiores al tratamiento testigo el cual
presentó 100% de crecimiento (García, 2016).
Manejo integrado: Contemplar el uso de los diferentes métodos de control, apoyado por: a).
El cultivo (susceptibilidad a la enfermedad, fenología, órganos afectados y edad del huerto).
b). La enfermedad (especie del hongo, ciclo de la enfermedad, reproducción, diseminación,
período de incubación, fuente de inóculo y sobrevivencia). C). El clima (precipitación,
temperatura, rocío, radiación solar y humedad relativa). La ventilación al interior del árbol se
puede favorecer mediante podas. Lo que permite disminuir las condiciones favorables para la
acumulación de inóculo. Podar ramas secas e improductivas. La eliminación de plantas
hospederas como la guayaba, chirimoya y mango contribuye a evitar la diseminación y el
estado latente del hongo. Eliminar frutos momificados del árbol y restos de frutos de cosechas
anteriores disminuye aún más la fuente de inóculo del hongo. Aplicar productos como: Tecto
60, Bankit, Bankit Gold, Amiestar, Promyl 50 pH, Benomyl, Oxicloruro de cobre, Sulfato de
cobre kocifol MCW y los caldos cúpricos (García, 2016).

Conclusiones
El hongo que causa los síntomas de la mancha púrpura es el género Colletotrichum spp., que
es muy diferente al que causa la antracnosis causada por C. gloeosporioides., porque es un
hongo que provoca un síntoma superficial y no llega a causar daño en la pulpa de la fruta, si

120
no que es un problema estético, pero si demeritando la comercialización de la fruta o si se
comercializa a costos muy bajos. El hongo Colletotrichum spp., que causa la mancha púrpura
en aguacate tiene preferencia por el cv. Méndez ya que es más susceptible que el cv. Hass lo
que se comprobó en las pruebas de patogenicidad mostrando síntomas a los 27 d después de
la inoculación. El mejor producto para el control in vitro de Colletotrichum spp., causante de
la mancha púrpura en el fruto del aguacate fue Azoxystrobin + Fludioxonil a la dosis de 500
mL/ 1000 L de agua, ya que mostró la mejor efectividad química, al presentar los menores
porcentajes de crecimiento del hongo. Las mejores dosis de producto para el control in vitro
de Colletotrichum spp., causante de la mancha púrpura en el fruto del aguacate fue
Azoxystrobin + Propiconazol a las dosis de 300 y 400 mL/1000 L de agua, ya que tuvieron
igual efecto las dos dosis. No obstante, el conocimiento que se ha generado al respecto,
recientemente se ha observado una serie de daños en muchos huertos del estado de
Michoacán, Jalisco, Estado de México entre otros. Así mismo el uso de productos químicos,
que comúnmente se usan en el control de las otras especies de Colletotrichum spp. no han
tenido éxito para este caso.

Roña
Introducción
Existen diversas limitantes que impiden la exportación del aguacate, entre estas limitantes se
encuentran principalmente las enfermedades causadas por hongos fitopatógenos. Siendo la
roña una de las enfermedades que limitan la exportación. Esta se presenta en México, E.U.A.,
Argentina, Brasil, Haití, Perú, Cuba, Jamaica, Puerto Rico y África. En México ha sido
registrada en los estados de Michoacán, Guanajuato, Puebla, Querétaro, Morelos, Nayarit,
Tamaulipas y Jalisco y de hecho en todos los huertos donde se cultiva este frutal. Su daño
reduce la producción y la calidad del fruto la cual puede verse afectada en hasta un 60% lo
que reduce el precio de venta entre el 27 y el 53%. Es de gran importancia por su carácter
endémico, cada año está presente en las huertas de la región, estimándose en algunas
incidencias del 30 al 40% y en casos extremos hasta más del 70%. Siendo más susceptible
el cv, Fuerte; sin embargo, en los últimos años el cv. Hass se ha visto más severamente
atacado (Robles, et al., 2014).
Síntomas. Ataca el fruto, hojas y ramas jóvenes. Ocasiona manchas en el fruto de color café
a negras en su fase inicial, posteriormente se observan manchas de color café pardo o beige
de aspecto corchoso, áspero y de dimensiones muy variables pero que llegar a cubrir la
totalidad del fruto dándole un aspecto de mamey. Puede causar agrietamientos en el

121
pedúnculo, hojas y ramas. En el fruto los daños son exclusivos del pericarpio y no de la pulpa,
aunque las lesiones pueden ser la entrada de otros organismos. En las hojas se presentan
como pequeñas manchas individuales de color café oscuro de menos de 3 milímetros de
diámetro cuando el ataque es severo, se distorsionan las nervaduras y se mal forman las hojas.
Las infecciones en la parte baja de la hoja se limitan principalmente a la nervadura central y a
las venas principales. Las manchas en las nervaduras, en los peciolos de las hojas y en la
corteza de las ramillas están levemente levantadas y su forma es ovalada a alargada (figura
6) (Gallegos, 1983).

Figura 6. Síntomas de roña en frutos de aguacate.

Requerimientos climáticos. El periodo más susceptible del fruto es el de cuajado a un tercio


o a un medio de su tamaño normal, ya que al madurar el fruto, el pericarpio se endurece (Figura
7). Requiere de alta humedad relativa y altas temperaturas para su desarrollo: HR = 90 a
100%. Temp. = 22 a 26°C. Los daños a los frutos por insectos o golpes, permiten la entrada
del hongo; éste produce esporas sobre tejido atacado y son diseminadas por viento, lluvia,
rocío o insectos (Morales, 2000).

Figura 7. Diferentes tamaños de frutos susceptibles al ataque por el hongo causante de la roña.

122
Diseminación. La fuente de dispersión de la enfermedad es la hojarasca, ramas secas y
frutos momificados adheridos al árbol. El viento dispersas las esporas. Los daños a los frutos
por golpes, viento y ataque de trips favorecen la entrada del hongo (Figura 8). (Carvalho,
1975).

Figura 8. Fruto de aguacate con presencia de trips cerca del pedúnculo

Controversia sobre el agente causal: Actualmente existe una controversia en cuanto el


agente causal de la roña del aguacate, ya que en la literatura se registra a Sphaceloma
perseae, sin embargo, en el año 2006 Australia cuestiono la importación de aguacates de
nueva Zelanda, donde se había señalado la enfermedad en 1991, pero no había sido
registrada por las autoridades de dicho país. Se estudió la morfología de las esporas y
secuencias del ADN y se encontró que el registro originalmente descrito no era S. persea sino
Phaeosphaeria sp. (anamorfismo de Phaeoseptoria sp.), el cual no está señalado como
causante de ninguna enfermedad en aguacate. Sobre la base de estos resultados, el registro
de la sarna o verrugosis del aguacate es considerado erróneo y por lo tanto esta enfermedad
no está presente en Nueva Zelanda (Everett et al., 2007)
Investigaciones al respecto. Investigaciones recientes hechas en la Facultad de
Agrobiología “Pdte. Juárez” de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo de
Michoacán México, han mostrado que, en diversos aislamientos de diferentes áreas
agroclimáticas no se ha podido aislar al hongo Sphaceloma perseae y se ha encontrado a
otros hongos relacionados con el síndrome del síntoma de roña como son: Colletotrichum spp.,
Alternaria sp., Curvularia sp, Pestalotiopsis sp. y Nigrospora sp. (Figura 9).

123
Figura 9. Estructuras de los hongos que se han aislado de frutos de aguacate con síntomas de roña.

Materiales y Métodos
Se aislaron hongos de los síntomas de roña en aguacate colectados de San Juan Nuevo,
Tancítaro, Uruapan y Ario de Rosales. Se realizaron aislamientos en medio de cultivo PDA.
Para identificar el agente causal se tomaron en cuenta sus características: forma del micelio y
conidios, así como el color. Se hicieron preparaciones semifijas de micelio procedentes de
cepas puras para su observación al microscopio y así observar las características del hongo y
proceder a su identificación, todo esto en base a las claves de Barnet y Hunter, 1987. Para
determinar una medida de contro a base de productos químicos se procediop a utilizaron 8
tratamientos químicos: azoxystrobin + metalaxil, azoxystrobin, azoxystrobin + fludioxonil,
pyraclostrobin, tiabendazol, folpet, boscalid + pyraclostrin e hidróxido cúprico. Con 3
repeticiones y tres testigos por cada hongo. Las mediciones del crecimiento del micelio se
registraron diariamente y se analizaron estadísticamente mediante un análisis de varianza, y
comparación de medias de Tukey con probabilidad de error de 0.05%.

Resultados
El análisis estadístico mostró que el producto que tuvo una mayor eficacia en la inhibición de
los hongos encontrados fue Bankit Gold (Azoxistrobin + Fludioxonil). El síndrome de roña en
aguacate es causado por varios hongos fitopatógenos. Los hongos aislados fueron:
Colletotrichum sp., Alternaria sp., Pestalotiopsis sp., Nigrospora sp. y Curvularia sp.
Sphaceloma perseae no se encontró en las zonas de colecta asociado con síntomas de roña.

124
Manejo integral. Establecer plantaciones en densidades de 100 árboles por hectárea,
incorporar al suelo las hojas y frutos enfermos caídos. Quemar las ramas secas. Mantener la
huerta libre de malezas. Después de la cosecha podar las ramas bajas e internas sombreadas.
Aplicar fungicidas comercialmente como: Tecto 60, Bankit, Bankit Gold, Amiestar, Promyl 50
pH, Benomyl, Oxicloruro de cobre, Sulfato de cobre kocifol MCW y los caldos cúpricos
(Martínez, 2017).
Sugerencias para su control: Monitorear 10 frutos en una rama, de cinco a 10 árboles por
hectárea seleccionados al azar y si se detecta un daño en los frutos de un árbol entonces la
enfermedad ha iniciado. Proteger los frutos con fungicidas de contacto como caldo bordelés.
Esto funciona cuando no hay síntomas visibles. Registrar las condiciones climáticas: Cuando
se combinan alta HR (mayor de 80%), Temperatura 18 a 26°C y frutos susceptibles, se corre
el riesgo de que inicie la infección. Eliminar los frutos caídos, ya que son una fuente de inóculo.
El fruto se puede enterrar en una fosa.

Literatura Citada
41T

Barnett, H.L. y Hunter, B.B. 1987. Illustrated general of imperfect fungi. pp. 188-189.
Everett K., R.A. Fullerton, M.A. Manning, J. Rees-George y W.F.T. Hartill. 2007. Ausencia de la
verrugosis del aguacate en nueva Zelanda. Avocado Congress (Actas VI Congreso Mundial del
Aguacate) 2007. Viña Del Mar, Chile. 12 – 16 Nov. 2007.
Gallegos, E.R. 1983. Aspectos del Aguacate y su Producción en Michoacán. Ed. Patronato
Universitario, Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo, Estado de México, México. 317 p.
García, H.R. 2016. Identificación y control químico in vitro del agente causal de la mancha púrpura del
fruto de aguacate, aislado de diferentes zonas agroecológicas del estado de Michoacán. Tesis de
Licenciatura, Facultad de Agrobiologia “Presidente Juárez” U.M.S.N.H.
Martínez, H. M.S. 2017. Aislamiento, identificación y control químico in vitro de los patógenos
29T

relacionados con el síndrome de roña en aguacate. Tesis de Licenciatura, Facultad de Agrobiología


“Presidente Juárez” U.M.S.N.H.
Morales, G. J. L. 2015. Enfermedades del aguacate. 3° Congreso del Aguacate Jalisco, 2015. (En
29T

línea) http://www.concitver.om/1erForoVeracruzanoDeFruticulturayCultivos/03-12-
13%20presentaciones%20Martes/Dr%20Jos%C3%A9%20Luciano%20Morales%20Garc%C3%AD
a/Plagas%20y%20Enfermedades%20del%20aguacate.pdf
Morales, G.L. 2000. La antracnosis (Colletotrichum gloeosporioides Penz.) y la roña (Sphaceloma
29T

persea Jenk.) del aguacate en Michoacán, México: Epidemiología, predicción y caracterización.


Tesis Doctoral. Colegio de Postgraduados. Montecillo, Estado de México. 137 p.
Robles, Y.L., Téliz. O.D., Nieto. A.D., Nava. D.C., Marroquín. P.F.J. 2014. Hongos asociados al síntoma
29T

de roña en frutos de aguacate en el estado de Michoacán. XVI Congreso Internacional y XLI


Congreso Nacional de la Sociedad Mexicana de Fitopatología
SAGARPA. 2015. {En línea}. Morelia Michoacán. Disponible en: < http://www. sagarpa.gob.mx
29T

/Delegaciones/ michoacan /boletines/Paginas/B0342015.asp

125
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

APLICACIONES DE FUNGICIDAS EN PRECOSECHA QUE CONTROLAN


ENFERMEDADES POSTCOSECHA DE AGUACATE ‘HASS’ EN
MICHOACÁN
Herrera-González, Juan Antonio1; Zapien-Ramos, Juan Esteban2; Vite-Hernández,
Maureen Yamile2; Mercado-Silva, Edmundo3
1Instituto
P P Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias-Campo Experimental Uruapan,
Avenida Latinoamericana 1101, Uruapan, Michoacán 60150. Correo-e:
herrera.juanantonio@inifap.gob.mx. 2Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Facultad de
P P

Agrobiología “Presidente Juárez”. Paseo Lázaro Cárdenas 2290, Colonia Viveros, 60170 Uruapan,
Michoacán. 3 Universidad Autónoma de Querétaro. Facultad de Química. Departamento de
P P

Investigación y Posgrado en Alimentos. Centro Universitario Cerro de las Campanas S/N. Querétaro,
Querétaro.

Resumen
Las enfermedades postcosecha en aguacate se vuelven importantes, ya que afectan la calidad
del fruto, la vida de anaquel y el valor comercial. Por lo que establecer la aplicación de algún
fungicida semanas antes de la cosecha podría disminuir estas pérdidas y establecerse como
una práctica regular antes de la cosecha. El objetivo fue evaluar el efecto de 5 fungicidas y
determinar el tiempo más apropiado antes de la cosecha para el control de enfermedades
postcosecha. Todos los fungicidas fueron aplicados vía foliar. Los frutos fueron cosechados 2,
14 y 28 d después de la aplicación de los fungicidas y se almacenaron a temperatura ambiente
(22 °C ± 2 °C y HR 60% ± 10%) hasta madurez de consumo. El fungicida y tiempo de aplicación
afectaron los días en que tardaron los frutos en alcanzar la madurez de consumo y la pérdida
de masa a los 7 d después de la cosecha. El fungicida y tiempo de aplicación afectaron
significativamente (P < 0.05) el oscurecimiento vascular, pudrición basal del fruto y pudrición
de la pulpa. Los tratamientos más eficientes fueron Azoxystrobin+fludioxonil (2, 14 y 28 d),
Azoxystrobin (2 y 28 d) y Piraclostrobina (2 d antes de la cosecha).

Palabras clave adicionales: Persea americana Mill, oscurecimiento vascular, pudrición basal.

PREHARVEST APLICATION OF FUNGICIDES FOR CONTROL OF POSTHARVEST


DISEASES OF ‘HASS’ AVOCADO IN MICHOACÁN

Abstract
Postharvest diseases in ‘Hass’ avocado are important because they affect fruit quality, shelf
life and commercial value. Preharvest application of fungicides weeks before harvest could
decrease these losses and establish itself as a regular practice before harvest. The aim of this
study was to test five fungicides and determine the appropriate time before harvest to control
postharvest diseases. All fungicide sprays were applied on trees 2, 14 and 28 d before harvest.
After harvest, they were stored at ambient temperature (22 °C ± 2 °C y 60% ± 10% RH) to
reach eating maturity. Fungicide and time of application affected (P < 0.05) the days to reach
eating maturity and weight loss at 7 d after harvest. Also they affected (P < 0.05) vascular
browning, stem end rot and body rots. The most efficient treatments were
Azoxystrobin+fludioxonil (2, 14 and 28 d), Azoxystrobin (2 y 28 d) and copper sulphate (2 d
before harvest).

Additional keywords: Persea americana Mill, vascular browning, stem end rot.

126
Introducción
México es el mayor productor de aguacate en el mundo, con un volumen de 1.5 millones de
toneladas anuales que representan el 28.5% de la producción mundial. La mayor superficie
establecida con este cultivo se localiza en la región occidente del país, en los estados de
Michoacán (134,941 ha), Jalisco (17,040 ha), Estados de México (8,162 ha) y Nayarit (5,385
ha). Estos cuatro estados concentran el 88% de la producción nacional cuyo valor de
producción supera los 21 mil millones de pesos (SIAP, 2015). Siendo ‘Hass’ el que más se
produce, esto debido a la amplia adaptación a diversa altitudes y tipos de climas, lo que da
como resultado que sea posible obtener cosechas todo el año (Salazar-Garcia et al.,2004).
Michoacán es el principal exportador de aguacate en México, en lo que va de la temporada
2016-2017 ha exportado 640 mil toneladas a Estado Unidos de Norte América y 96 mil a otros
destinos más distantes como Asia, Centro América, Canadá y Europa.
Por lo antes mencionado, las enfermedades postcosecha se vuelven importantes, ya que
afectan la calidad del fruto, la vida de anaquel y el valor comercial. Algunos hongos patógenos
son los causantes de estas enfermedades, siendo Colletotrichum gloeosporioides el principal
(Yenjit et al., 2010). Este hongo, es en precosecha una infección latente, provocando en
madurez de consumo pudrición de pulpa y pudrición basal (Bill et al., 2014). El control de
patógenos se puede lograr reduciendo la concentración del inoculo antes de la cosecha, con
aplicaciones de fungicidas en campo (Zhang y Timmer, 2007). Sin embargo, estas
aplicaciones no siempre son regulares o son insuficientes. Por ejemplo, mientras que en Nueva
Zelanda se realizan hasta 18 aplicaciones en la temporada, en México se realizan entre 3 y 8
en toda la temporada. Esto convierte a las enfermedades postcosecha en México, en una
fuente de pérdida de calidad y pérdidas económicas (Dixon y Pak, 2002). Una alternativa sería
la aplicación de fungicidas en postcosecha, pero como el volumen de exportación es tan alto,
que, esta práctica resultaría costosa por la pérdida de tiempo (Berry et al., 2017). Además,
para evitar las enfermedades después de los tratamientos, el almacenamiento, el transporte y
la venta se deben de realizar en condiciones óptimas de temperatura (Opara y Pathare, 2014).
Muchas investigaciones sobre enfermedades en postcosecha se han centrado en identificar el
agente que la produce. Sin embargo, no se han enfocado en establecer programas de
aplicaciones mínimas o aplicaciones antes de la cosecha, que permitan disminuir la
concentración del inoculo al momento de la cosecha.
En México, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA)
y la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de México (Asociación de
Productores y Exportadores de aguacate de México (APEAM, 2014) han elaborado un listado

127
de plaguicidas recomendados para el cultivo del aguacate, donde aparecen algunos fungicidas
como Azoxystrobin, Azoxystrobin+fludioxonil, Piraclostrobina, Sulfato de cobre y Tiabendazol
para el control de enfermedades causadas por Colletotrichum gloeosporioides. Aplicaciones
precosecha de estos fungicidas podrían ser más eficientes en comparación con tratamientos
postcosecha, en ahorro de tiempo de aplicación. Por lo que establecer la aplicación de
fungicidas semanas antes de la cosecha podría disminuir estas pérdidas y establecerse como
una práctica regular antes de la cosecha.
El objetivo del estudio fue evaluar el efecto de 5 fungicidas (Azoxystrobin,
Azoxystrobin+fludioxonil, Piraclostrobina, Sulfato de cobre y Tiabendazol) y el tiempo más
apropiado de aplicación antes de la cosecha para el control de enfermedades postcosecha de
aguacate ‘Hass’ para exportación en Uruapan, Michoacán.

Materiales y Métodos
Fungicidas. Los fungicidas, formulación manufactura y dosis de aplicación se muestran en el
Cuadro 1. Todos dentro del listado de plaguicidas recomendados para el cultivo del aguacate
de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de México (APEAM, 2014).

Cuadro 1. Listado de fungicidas a evaluar, dosis de aplicación, nombres comunes y comerciales.

Nombre técnico Nombre comercial Ingrediente activo (%) Dosis

Azoxystrobin Bankit®
P 23.75 500-600 mL ha-1 P

Azoxystrobin+fludioxonil Bankit Gold® P 20.51 300-400 mL ha-1 P

Piraclostrobina Headline® P 23.6 0.5-1.0 L ha-1


P

Sulfato de cobre Mastercop® P 21.36 300-600 mL ha-1 P

Tiabendazol Tecto 60® P 60 0.5-0.75 kg ha-1 P

Características del huerto. El experimento se estableció en un huerto comercial en Uruapan,


Michoacán, a 1682 m sobre el nivel del mar en un clima semicálido subhúmedo con
abundantes lluvias en verano [(A)C(m)(w)] y con un suelo tipo andosol. Se seleccionaron 54
árboles de entre 12-15 años de edad, con al menos 50 frutos cada árbol, El manejo de los
árboles fue el que realizó el productor normalmente.
Aplicación de fungicidas. Todos los fungicidas fueron aplicados vía foliar en los árboles
seleccionados con una motobomba de alta presión con un tanque de 20 litros (efco, IS 2026).

128
Las dosis aplicadas fueron las establecidas en el listado de plaguicidas recomendados
(Cuadro 1) (APEAM, 2014). Los frutos fueron bañados hasta punto de goteo, usando
aproximadamente 3-4 l/árbol. Como adherente se utilizó Break® Thru. Los árboles control
P P

fueron aplicados sólo con adherente. La aplicación se realizó de diciembre 2016 a enero 2017.
Cosecha de frutos y manejo postcosecha. Los frutos fueron cosechados 2, 14 y 28 d
después de la aplicación de los fungicidas. Por cada árbol se tomaron 30 frutos, tres árboles
por tratamiento (90 frutos), los cuales fueron tomados de manera aleatoria en cada árbol. Cada
repetición fue transportada en cajas de acarreo de plástico de 11 kg al laboratorio del Campo
Experimental Uruapan del INIFAP, para su almacenamiento a temperatura ambiente (22 °C ±
2 °C y humedad relativa de 60% ± 10%) hasta madurez de consumo.
Variables evaluadas. La pérdida de masa se midió con una balanza digital (Ohaus®, CS2000,
Parsippany, USA) los días 0, 7 y 12 del almacenamiento; los datos fueron expresados como
porcentaje de masa perdida. El número de días para alcanzar la madurez de consumo se
registró para todos los frutos y fue asignada a frutos que superaron el 75% de la piel virada a
negro (Herrera-González et al., 2017). En madurez de consumo, se evaluó la calidad interna
evaluando el porcentaje de frutos con presencia de oscurecimiento vascular, pudrición basal
del fruto y pudrición de la pulpa pudrición.
Análisis estadístico. Se utilizó un diseño experimental completamente al azar. Como factor
de variación fungicidas y días antes de la cosecha. Se realizaron análisis de varianza con el
paquete estadístico SAS V9.3 (SAS, 2010). Los datos fueron transformados en valores de raíz
cuadrada de arco seno para la normalización de las varianzas antes del análisis. La
comparación de medias se realizó con la prueba de Waller-Duncan (α = 0.05). En todos los
casos se presentaron los porcentajes reales de las variables evaluadas.

Resultados y Discusión
Días a madurez de consumo y pérdida fisiológica de masa. El fungicida y tiempo de
aplicación afectaron significativamente (P < 0.05) los días en que tardaron los frutos en
alcanzar la madurez de consumo y la pérdida de masa a los 7 días después de la cosecha,
pero no la pérdida de masa en madurez de consumo (día 12) (Cuadro 2).
Azoxystrobin, sulfato de cobre aplicado 2 días antes, azoxystrobin+fludioxonil a los 2 y 14 d
antes de la cosecha tardaron más días en alcanzar la madurez de consumo. Sin embargo,
fungicidas como tiabendazol, sulfato de cobre, piraclostrobina y el testigo, aplicado a los 28 d
antes de la cosecha la menor cantidad de días para alcanzar la madurez de consumo (Cuadro
2).

129
Azoxystrobin y Azoxystrobin+fludioxonil aplicado 2 y 14 d antes de la cosecha presentaron la
menor pérdida de masa a los 7 d de almacenamiento a temperatura ambiente. Sin embargo,
todos los fungicidas incluyendo al testigo, aplicados 28 d antes de la cosecha presentaron los
porcentajes más altos. En madurez de consumo, día 12 de almacenamiento, la pérdida de
masa fue superior al 13%.

Cuadro 2. Efecto de aplicaciones de fungicidas en diferentes tiempos de aplicación antes de la cosecha


sobre los días a madurez de consumo y pérdida fisiológica de masa de aguacate ‘Hass’.
Madurez de
Aplicaciones Peso día 7 Peso día 12
Trat. Fungicida consumo
(días) (g) (g)
(días)
1 Azoxystrobin 2 15 a† P 5.5 e 13.0
2 Azoxystrobin 14 13 abcd 5.8 cde 12.1
3 Azoxystrobin 28 13 abcd 7.5 abcd 14.4
4 Azoxystrobin+fludioxonil 2 15 ab 5.6 de 13.3
5 Azoxystrobin+fludioxonil 14 15 ab 5.7 cde 12.3
6 Azoxystrobin+fludioxonil 28 13 abcde 8.0 ab 13.9
7 Piraclostrobina 2 14 abc 6.4 bcde 14.2
8 Piraclostrobina 14 14 ab 6.3 bcde 14.3
9 Piraclostrobina 28 11 def 7.8 ab 14.6
10 Sulfato de cobre 2 15 a 6.8 abcde 14.6
11 Sulfato de cobre 14 14 abcd 7.5 abcd 15.0
12 Sulfato de cobre 28 10 ef 8.1 ab 13.2
13 Tiabendazol 2 12 bcdef 6.7 abcde 13.9
14 Tiabendazol 14 13 abcd 6.7 abcde 15.0
15 Tiabendazol 28 10 f 7.6 abc 12.2
16 Testigo 2 12 cdef 6.5 bcde 14.1
17 Testigo 14 14 abcd 6.5 bcde 13.9
18 Testigo 28 10 f 8.5 a 13.2
Pr>F 0.0004 0.0073 0.3151

P Medias con letras iguales en columnas no son estadísticamente diferentes (Waller-Duncan, P ≤ 0.05)
P

Oscurecimiento vascular. El fungicida y tiempo de aplicación afectaron significativamente (P


< 0.05) el oscurecimiento vascular de los frutos. Los tratamientos testigos y Tiabendazol
(aplicado a los 28 d antes de la cosecha) presentaron los porcentajes más altos (20-29%) de
oscurecimiento vascular en la pulpa de los frutos. El resto de los tratamientos (1-14) no

130
superaron el 10% de los frutos con oscurecimiento vascular, siendo el menor
Azoxystrobin+fludioxonil, aplicados 2 y 28 d antes de la cosecha con 1.1% de frutos con
oscurecimiento vascular. El sulfato de cobre presentó un 6.8% de este daño, colocándolo con
una buena alternativa si se aplica 2 d antes de la cosecha, incluso para huertos orgánicos
(Cuadro 3).

Cuadro 3. Efecto de aplicaciones de fungicidas en diferentes tiempos de aplicación antes de la cosecha


sobre el oscurecimiento vascular, pudrición basal y pudrición de la pulpa de aguacate ‘Hass’ en madurez
de consumo.

Aplicaciones Oscurecimiento Pudrición basal Pudrición de la


Trat. Fungicida
(días) vascular (%) (%) pulpa (%)

1 Azoxystrobin 2 6.7 b† P 2.2 ed 8.9 d


2 Azoxystrobin 14 2.2 b 11.2 bcde 24.8 cd
3 Azoxystrobin 28 7.9 b 9.1 cde 12.4 d
4 Azoxystrobin+fludioxonil 2 1.1 b 0.0 e 5.6 d
5 Azoxystrobin+fludioxonil 14 3.4 b 2.2 de 5.7 d
6 Azoxystrobin+fludioxonil 28 1.1 b 5.6 de 6.2 d
7 Piraclostrobina 2 3.5 b 8.0 cde 10.4 d
8 Piraclostrobina 14 3.5 b 9.2 cde 46.4 ab
9 Piraclostrobina 28 9.2 b 17.0 bcd 46.8 ab
10 Sulfato de cobre 2 3.5 b 4.6 de 13.8 cd
11 Sulfato de cobre 14 6.8 b 9.1 cde 15.9 cd
12 Sulfato de cobre 28 9.1 b 22.9 cb 54.2 ab
13 Tiabendazol 2 9.0 b 15.6 bcde 23.7 cd
14 Tiabendazol 14 3.5 b 9.2 cde 14.8 cd
15 Tiabendazol 28 21.7 a 26.3 b 64.7 ab
16 Testigo 2 24.9 a 49.4 a 64.4 ab
17 Testigo 14 20.0 a 27.2 b 34.4 bc
18 Testigo 28 29.0 a 23.3 bc 45.6 ab
Pr>F <.0001 <.0001 <.0001

P Medias con letras iguales en columnas no son estadísticamente diferentes (Waller-Duncan, P ≤ 0.05)
P

Pudrición basal del fruto. El fungicida y tiempo de aplicación afectaron significativamente (P


< 0.05) la pudrición basal de los frutos. Siendo los tratamientos 15 (Tiabendazol, 28 d antes),
16, 17 y 18 (Testigos) los que presentaron los porcentajes más altos (23-49%).

131
Con Azoxystrobin+fludioxonil (2, 14 y 28 d), Azoxystrobin (2 d) y Sulfato de cobre (2 d) los
porcentajes no superaron el 5% frutos con pudrición basal del fruto. Piraclostrobina (2 y 14 d),
Tiabendazol (14 d), Azoxystrobin (28 d) y Sulfato de cobre (14 d) presentaron porcentajes
entre 8 y 10%.
Pudrición de la pulpa. El fungicida y tiempo de aplicación afectaron significativamente (P <
0.05) la pudrición de la pulpa del fruto. Siendo los más eficientes los tratamientos con
Azoxystrobin+fludioxonil (2, 14 y 28 d), Azoxystrobin (2 y 28 d), Piraclostrobina (2 d) y Sulfato
de cobre (2 d antes de la cosecha), con porcentajes menores al 13% (Cuadro 3). Los
porcentajes más elevados se presentaron con los fungicidas Piraclostrobina (14 y 28 d),
Sulfato de cobre (28 d), Tiabendazol (28 d) y Testigos (todas las aplicaciones antes de la
cosecha) y fueron entre 30-60% de los frutos con pudrición en la pulpa. El resto de los
tratamientos (2, 11, 13 y 14) presentaron valores entre 14-24% (Cuadro 3 y Figura 1).

Conclusiones
Los fungicidas aplicados antes de la cosecha que mejor controlaron las enfermedades fueron
Azoxystrobin+fludioxonil (Bankit Gold®) aplicado a los 2, 14 y 28 d, Azoxystrobin (Bankit®)
P P P P

aplicado a los 14 d, Piraclostrobina aplicado a los 2 y 14 d, sulfato de cobre aplicado a los 2 d


y Tiabendazol aplicado 14 d antes de la cosecha.

132
Figura 1. A) Incidencia alta (tratamientos 18-testigo), B) Media (sulfato de cobre 2 d antes de cosecha)
y C) baja (Azoxystrobin+fludioxonil y Azoxystrobin) de oscurecimiento vascular, pudrición basal y
pudrición de la pulpa en madurez de consumo de aguacate ‘Hass’ donde se aplicaron fungicidas 2, 14
y 28 d antes de la cosecha.

133
Literatura Citada
Asociación de Productores y Exportadores de aguacate de México (APEAM). 2014. Listado de
plaguicidas recomendado para el cultivo del aguacate. http://www.apeamac.com.
Berry, T. M., T. S. Fadiji, T. Defraeye and U. L. Opara. 2017. The role of horticultural carton vent hole
design on cooling efficiency and compression strength: A multi-parameter approach. Postharvest
Biology and Technology 124: 62–74.
Bill, M., D. Sivakumar, L. Korsten and A. K. Thompson. 2014. The efficacy of combined application of
edible coatings and thyme oil in inducing resistance components in avocado (Persea americana Mill.)
against anthracnose during post-harvest storage. Crop Protection 64: 159–167.
Dixon, J. and H. A. Pak. 2002. Analysis of Packhouse Library Tray Data From 2001 / 2002 Season. NZ
Avocado Growers Association Annual Research Report (Vol. 2). Bethlehem, Tauranga.
Herrera-González, J. A., S. Salazar-García, J. Ruiz-García y H. Martínez-Flores. 2017. Indicadores
preliminares de madurez fisiológica y comportamiento postcosecha del fruto de aguacate Méndez.
Revista Fitotecnia Mexicana 40(1): 55–63.
Opara, U. L. and P. B. Pathare. 2014. Bruise damage measurement and analysis of fresh horticultural
produce-A review. Postharvest Biology and Technology 91: 9–24.
Salazar-Garcia, S., L. Zamora-Cuevas and R. J. Vega-López. 2004. Update on the Avocado Industry of
Michoacán, México. California Avocado Society Yearbook 87: 31–44.
SAS. (2010). SAS Institute Inc. SAS 9.3 TS Level 1M2. https://www.sas.com/en_us/software/sas9.html
Servicio de Información Agroalimentaria y Pesca (SIAP). 2015. Anuario Estadístico de la Producción
Agrícola. Revisado el 12 junio de 2017. http://infosiap.siap.gob.mx/
Yenjit, P., M. Issarakraisila, W. Intana and K. Chantrapromma. 2010. Fungicidal activity of compounds
extracted from the pericarp of Areca catechu against Colletotrichum gloeosporioides in vitro and in
mango fruit. Postharvest Biology and Technology 55(2): 129–132.
Zhang, J. and L. W. Timmer. 2007. Preharvest application of fungicides for postharvest disease control
on early season tangerine hybrids in Florida. Crop Protection 26(7): 886–893.

134
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

MANEJO DE LA ANTRACNOSIS DEL AGUACATE CON BIOFUNGICIDAS


Lemus-Soriano, Braulio Alberto; Pérez-Aguilar, Daniel Alberto
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Paseo Lázaro Cárdenas esq. Berlín s/n, Col. Viveros, 60170. Uruapan, Michoacán., México. Correo-e:
lemus9@yahoo.com.mx

Resumen
El cultivo del aguacate (Persea americana Mill.) prospera en diversas condiciones climáticas
del mundo, encontrando en el estado de Michoacán, México las más propicias para su
desarrollo, razón por la cual es el principal productor en el mundo, sin embargo, existen
factores limitantes en su producción y su calidad, como son las enfermedades del tipo fungoso.
En el fruto del aguacate la enfermedad de mayor importancia económica, por las pérdidas que
ocasiona es la antracnosis. Para su prevención se evaluaron cinco biofungicidas. El
experimento se estableció en Peribán, Michoacán. Se utilizó un diseño de bloques al azar, con
seis tratamientos y cuatro repeticiones. En las variables evaluadas, el fungicida Bio Gober Plus
presentó la menor incidencia y severidad de la enfermedad, así como la mayor efectividad
biológica.

Palabras clave adicionales: Persea americana, Colletotrichum gloeosporioides, fruto,


enfermedad, control de hongo.

MANAGEMENT OF AVOCADO ANTHRACNOSE WITH BIOFUNGICIDES

Abstract
The avocado crop (Persea americana Mill.) thrives in diverse climatic conditions of the world,
finding in the state of Michoacán, Mexico the best for its development, reason why is the main
producer in the world, however, there are limiting factors in its production and its quality, such
as diseases of the fungus type. In the fruit of the avocado the disease of major economic
importance, due to the losses it causes is anthracnose. For its prevention five biofungicides
were evaluated. The experiment was established in Peribán, Michoacán. A randomized block
design with six treatments and four replicates was used. In the variables evaluated, the
fungicide Bio Gober Plus presented the lowest incidence and severity of the disease, as well
as the greater biological effectiveness.

Additional keywords: Persea americana, Colletotrichum gloeosporioides, fruit, disease,


fungus control.

Introducción
El aguacate representa un medio importante de crecimiento económico en el mundo, esto
debido a la gran demanda que existe de este fruto a nivel mundial. Entre los países con mayor
índice de exportación se encuentran México, debido a que es responsable del 46.2% de la
exportación mundial, seguido de Indonesia con un 6.7% (Mexicoxport, 2015). México fue
responsable en el año 2014 de una producción, de más de 1 millón de toneladas de este fruto,
perfilándose como el principal productor, ya que posee más del 50% de la producción mundial
de aguacate, la cual osciló arriba de los 2 millones de toneladas (González, 2015). A nivel

135
nacional, el estado de Michoacán aporta el 85.9% de la exportación total del fruto que genera
el país, siendo sus principales destinos Estados Unidos de América, Francia y Japón (SIAP,
2016). La antracnosis en aguacate afecta los retoños jóvenes, hojas, flores y principalmente
frutos del aguacate, esta enfermedad es causada por el agente patógeno Colletotrichum spp.
Esta es una enfermedad endémica, la cual se encuentra distribuida en todos los municipios
donde se cultiva aguacate en el estado de Michoacán, con una incidencia del 42 al 74%
(Morales-García, 1996). Esta enfermedad es muy importante en México, ya que limita su
comercialización hacia otros países (Ávila-Quezada et al., 2002). El control de esta
enfermedad se realiza principalmente con productos químicos que pueden provocar
resistencia del hongo y afectaciones al medio ambiente y a la salud humana. Por lo que es
necesario evaluar alternativas naturales para controlar esta enfermedad. Motivo por el cual se
realizó el presente estudio con el fin de evaluar la efectividad de biofungicidas de origen vegetal
y microbiales en el cultivo de aguacate para el manejo de la antracnosis.

Materiales y Métodos
El presente trabajo se estableció en un huerto de aguacate var. Hass ubicado en Peribán,
Michoacán, a una altura de 1740 msnm y en las coordenadas geográficas 19º 27’ 09” de Latitud
Norte y 102º 28’ 33” de Longitud Oeste. Se utilizó un diseño de bloques al azar, con seis
tratamientos y cuatro repeticiones cada uno. Se eligieron árboles de aproximadamente 9-10
años de edad, y se dejó un árbol sin tratar entre hileras entre cada tratamiento. Un árbol se
consideró como una unidad experimental. Los tratamientos estuvieron conformados por cinco
biofungicidas y un testigo sin aplicación (Cuadro 1). Se utilizaron dos variables respuesta, la
primera fue la incidencia de antracnosis en frutos, los cuales fueron inspeccionados en busca
de síntomas de antracnosis. La segunda variable fue la severidad de la enfermedad en fruto,
expresada como el área de fruto que presenta daño de acuerdo con una escala de porcentaje
con cinco niveles; 1 (1 a 5%), 2 (6 a 10%), 3 (de 11 a 15%), 4 (16 a 20%) y 5 (21 a 100%). A
partir de los valores de esta escala se calculó la severidad según la fórmula de Townsend-
Heuberger (1943). Para ambas variables se muestrearon 40 frutos de manera aleatoria por
árbol. Se realizaron seis aplicaciones cada 21 días, iniciando desde la etapa de floración, estas
se realizaron de manera foliar con una aspersora de mochila de motor marca Hyundai de 1.2
HP con capacidad de 25 L de agua, boquilla de cono hueco y una presión de 300 psi. Mediante
calibración se determinó el gasto de agua por tratamiento que fue de 25 L, considerando un
volumen de 1000 L de agua por ha. La toma de datos se realizó 21 días después de la sexta
aplicación, ya que fue cuando la enfermedad se manifestó debido a las condiciones climáticas

136
favorables para el patógeno (precipitaciones y humedad relativa > 85%). Con los datos
obtenidos de incidencia y severidad, se realizó un análisis de varianza y prueba de separación
de medias de Tukey, α=0.05. Además, se calculó la efectividad biológica de cada tratamiento
de acuerdo con la fórmula de Abbott (1925) una vez que se obtuvo la media ponderada de
severidad.

Cuadro 1. Tratamientos en evaluados sobre antracnosis en Peribán, Michoacán, México.


Tratamientos Ingrediente Activo Concentración
1000 L ha-1 P

1. Bio Gober Extracto esencial de Larrea tridentata 90%; aceite 2.0 L


esencial de Ricinus communis, 10%
2. Bio Gober Plus Extracto esencial de Larrea tridentata, 52.5%; dióxido de 2.0 L
hidrógeno, 30%; extracto esencial de Citrus spp., 7.5%
3. Bio Equus Extracto esencial de Equisetum arvense, 90%; aceite 2.0 L
esencial de Ricinus communis, 10%
5. Bio Equus Extracto esencial de Equisetum arvense, 52.5%; dióxido 2.0 L
Plus de hidrógeno, 30% extracto esencial de Citrus spp., 7.5%
5. Bio Fungy F Bacillus cereus, 300x106 UFC g-1; B. subtilis, 300x106
P P P P P P 2.0 L
UFC g-1;
P P Burkholderia sp, 300x106P P UFC g-1
P

6. Testigo --

Resultados y Discusión
La identificación de la especie se realizó en base a las características morfológicas de
aislamientos y se compararon con las claves de Barnett y Hunter (1972). Con base a lo anterior
se identificó a Colletotrichum gloeosporioides (Penz.) Penz. y Sacc. Con respecto a la
incidencia de antracnosis en frutos de aguacate, el fungicida Bio Gober Plus fue el que
presentó el menor número de frutos dañados y un 5% de incidencia; siendo estadísticamente
diferente al resto de los tratamientos evaluados (P<0.05) (Cuadro 2), los cuales obtuvieron
valores entre 55 - 97% de incidencia. Para la severidad el testigo presentó el mayor porcentaje
(87.5%), y de nueva cuenta el Bio Gober Plus obtuvo el menor valor de esta variable (2%), los
demás presentaron entre un 45-62%. La mayor efectividad biológica (>97%) fue para el Bio
Gober Plus superando al resto de los biofungicidas cuyos valores fueron menores al 50%.
Las plantas son capaces de protegerse por sí mismas, se conoce que sintetizan una gran
variedad de metabolitos secundarios relacionados con los mecanismos de defensa (Wilson et
al., 1999; Hernández-Lauzardo et al., 2007). Estas sustancias han mostrado efectos adversos

137
sobre los organismos patogénicos que afectan las plantas como los son hongos y bacterias
(Mi-Young et al., 2013). El extracto de la gobernadora Larrea tridentata (D.C) Coville L. produce
diversos metabolitos secundarios con actividad biocida, como el ácido nordihidroguaiarético
(ANDG) que posee efecto fungicida (Arteaga et al., 2005). Este compuesto y otros han sido
evaluados ampliamente sobre hongos fitopatógenos. De acuerdo con Baños et al. (2004)
extractos vegetales de ajo (Allium sativum L.), acuyo (Piper auritum HBK.), guayaba (Psidium
guajava L.) y eucalipto blanco (Eucalyptus globulus Labill.) evaluados sobre el desarrollo de
C. gloeosporioides redujeron significativamente el crecimiento micelial en 54.3, 48.8, 47.7 y
39%, respectivamente, por lo que demuestran su potencial. El dióxido de hidrógeno es
desinfectante de amplio espectro, el cual ha mostrado gran capacidad de inhibir el crecimiento
de hongos fitopatógenos (Ayala Armenta et al., 2015). Mientras que el uso de microrganismos
como las bacterias se ha convertido en una de las herramientas de control de enfermedades
más utilizadas en los últimos tiempos, debido a los múltiples mecanismos de acción que
presentan (Layton et al., 2011). En ensayos in vitro, cepas de Bacillus spp. han inhibido el
crecimiento de C. gloesporioides lo que demuestra su potencial sobre este patógeno (Ruíz-
Sánchez et al., 2014); sin embargo, en nuestro estudio realizado en campo los resultados no
fueron satisfactorios con Bio Fungy F, que es una mezcla de bacterias antagonistas.

Cuadro 2. Separación de medias de la incidencia y severidad, y efectividad biológica de biofungicidas


en Peribán, Michoacán, México.
Medias Tukey α=0.05 Eficacia de
Tratamientos Incidencia Severidad Abbott
1. Bio Gober 73.75 ab 45.00 b 48
2. Bio Gober Plus 5.00 c 2.00 c 98
3. Bio Equus 63.75 ab 49.25 b 44
5. Bio Equus Plus 55.00 b 57.25 b 34
5. Bio Fungy F 93.75 a 61.75 b 29
6. Testigo 97.50 a 87.50 a ---

La aplicación preventiva de fungicidas sobre enfermedades fungosas favorece la disminución


de incidencia de una enfermedad y por ende una menor severidad sobre la planta afectada
(Fernández-Herrera et al., 2007). Lo anterior se vio reflejado en los resultados ya que los
tratamientos con biofungicidas presentaron menor daño que cuando no se aplicó ninguno. En
este estudio el biofungicida elaborado con extracto esencial de Larrea tridentata, dióxido de
hidrógeno y extracto esencial de Citrus spp. (Bio Gober Plus) obtuvo la menor incidencia y

138
severidad, así como la mayor efectividad biológica sobre la antracnosis causada por C.
gloeosporioides, siendo una alternativa ecológica a considerar dentro de los programas de
manejo de la enfermedad.

Literatura Citada
Abbott, W.S. 1925. A method of computing the effectiveness of an insecticides. Journal of Economic
2T 2T49 2T49 2T49

Entomology 18:265-267.
Ayala Armenta, Q.A., E. Cortez Mondaca, M. Á. Apodaca Sánchez, V. M. Leal León, F.A. Valenzuela
Escoboza, y C.A. Palacios Mondaca. 2015. Efectividad de fungicidas convencionales y biorracionales
sobre Sclerotinia sclerotiorum in vitro. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas (11): 2149-2156.
Arteaga, S., A. Andrade-Cetto, y R. Cardenas. 2005. Larrea tridentata (Creosote bush), an abundant
plant of Mexican and US-American deserts and its metabolite nordihydroguaiaretic acid. Journal of
Ethnopharmacology 98(3):231-239.
Ávila-Quezada, G., D. Téliz-Ortiz, H. González-Hernández, H. Vaquera-Huerta, L. Tijerina-Chávez, R.
Johansen-Naime, y A. Mojica-Guzmán. 2002. Dinámica espacio-temporal de roña, daño asociado a
trips y antracnosis del aguacate en Michoacán, México. Revista Mexicana de Fitopatología 4(7):77-
87.
Baños, P.E, E. Zavaleta, M., M.T. Colinas, I. Luna, y R.J.A. Gutiérrez. 2004. Control Biológico de
Colletotrichum gloeosporioides [(Penz.) Penz. y Sacc.] en papaya Maradol Roja (Carica papaya L.) y
fisiología postcosecha de frutos infectados. Revista Mexicana de Fitopatología 22:198-205.
Barnett, H.L., and B.B. Hunter. 1972. Illustrated general of imperfect fungi. Library of Congress Catalog
Card. Burgess Publishing Company (eds.). Third edition. USA. 241 p.
González, L. 2015. México es productor global monstruo de aguacate. El Economista.
http://eleconomista.com.mx/industrias/2015/01/23/mexicoproductorglobalmonstruo-aguacate-grayeb 29T

(Consultado el 4 de septiembre de 2016)


Fernández-Herrera, E., M. Acosta-Ramos, y V. M. Pinto. 2007. Efecto de aplicaciones de fungicidas
sobre la incidencia de la marchitez (Phytophthora capsici Leo.) del jitomate (Lycopersicon esculentum
Mill.) en Invernadero. Revista Mexicana de Fitopatología 25(2):186-189.
Hernández-Lauzardo, A. N., S. Bautista-Baños, y M. G. Velázquez-Valle. 2007. Prospectiva de extractos
vegetales para controlar enfermedades postcosecha hortofrutícolas. Revista Fitotecnia Mexicana
30(2): 119-123.
Layton, C., E. Maldonado, L. Monroy, L. C. Corrales, y L. C. Sánchez. 2011. Bacillus spp.; perspectiva
de su efecto biocontrolador mediante antibiosis en cultivos afectados por fitopatógenos. Nova 9(15):
113.124.
Mexicoxport. 2015. Exportaciones de aguacate mexicano crece
414%. http://www.mexicoxport.com/noticias/13474/exportacionesaguacate-mexicano-crece-
29T

414 (Consultado el 4 de septiembre de 2016)


29T 29T

Mi-Young, Y., C., Byeongjin, and K. Jin-Cheol. 2013. Recent trends in studies on botanical fungicides in
Agriculture. Plant Pathology Journal 29(1):1-9.
Ruiz-Sánchez, E., M. A. Mejía-Bautista, J. Cristóbal-Alejo, A. Valencia-Botín, y A. Reyes-Ramírez. 2014.
Actividad antagónica de filtrados de Bacillus subtilis contra Colletotrichum gloeosporioides (Penz.).
Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 5(7):1325-1332.
Morales-García, J. L. 1996. Caracterización cultural, morfológica, patogénica y molecular de
Colletrotrichum gloeosporioides Penz. Causante de la antracnosis del aguacate en Michoacán. Tesis
de Maestría. Colegio de Postgraduados. Montecillo, Estado de México, México. 96 p.
Townsend, C. R., and J. W. Heuberger. 1943. Methods for estimating losses caused by disease in
fungicides experiments. Plant Disease Report 27(17):340-343.
SIAP. 2016. Producción agrícola. http://www.gob.mx/siap/acciones-y-programas/produccion-agricola-
33119 (Consultado el 2 de septiembre de 2016)
29T

Wilson, C.L., A. El Ghaouth, and M. E. Wisniewski. 1999. Prospecting in nature’s storehouse for
biopesticides. Revista Mexicana de Fitopatología 17:49-53.

139
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

EVALUACIÓN DE LA RESISTENCIA A Phytophthora cinnamomi EN


GENOTIPOS DE AGUACATE RAZA MEXICANA POR CONDUCTIVIDAD
ELÉCTRICA
Sánchez-González, Enrique Ignacio1; Barrientos-Priego, Alejandro F.2; Ochoa-
Ascencio, Salvador3; Gutiérrez-Soto, Guadalupe1; Gutiérrez-Díez, Adriana1
1Universidad
P P Autónoma de Nuevo León, Correo-e: ei_sanchez@hotmail.com, 2Universidad Autónoma
29T 29T P P

Chapingo, 3Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo


P P

Resumen
La susceptibilidad a Phytophthora cinnamomi se puede detectar mediante cambios en la
conductividad eléctrica (CE) cuando fragmentos de raíz son expuestos al patógeno, siendo
más susceptibles aquellos genotipos donde exista un mayor aumento de CE. En este estudio
se evaluaron doce genotipos de aguacate frente a dos aislados de P. cinnamomi. Fragmentos
de raíz se colocaron en vasos con 20 mL de agua bidestilada, se inocularon con 0.5 mL de
micelio (85 mg mL-1) y se incubaron a temperatura ambiente. La CE (mS cm-1) de cada
P P P P

tratamiento se registró a las 24, 48, 72 y 96 h. El diseño experimental utilizado fue un arreglo
factorial A x B completamente al azar con cinco repeticiones, donde el factor A fueron los doce
genotipos de aguacate y el factor B fueron los dos aislados de P. cinnamomi. No se encontró
efecto en la interacción genotipos x aislados, pero si diferencias significativas (P≤0.001) entre
genotipos y entre aislados. Ningún genotipo se consideró resistente al no presentar un nivel
de CE igual o menor que ‘Duke 7’ (portainjerto resistente). El aislado Pc2 resultó ser el más
patogénico durante la comparación de medias. Por el aumento en la CE del cv. Hass, esta
puede ser considerado moderadamente resistente-susceptible.

Palabras clave adicionales: Persea americana var. drymifolia.

EVALUATION OF RESISTANCE TO Phytophthora cinnamomi IN MEXICAN RACE


AVOCADO GENOTYPES BY MEANS OF ELECTRICAL CONDUCTIVITY

Abstract
The susceptibility to Phytophthora cinnamomi can be detected by changes in the electrical
conductivity (EC) when root fragments are exposed to the pathogen, being more susceptible
those genotypes where there is a greater increase of EC. In this study twelve avocado
genotypes were evaluated against two P. cinnamomi isolates. Root fragments were placed in
beakers with 20 mL of bidistilled water, inoculated with 0.5 mL of mycelium (85 mg mL-1) and P P

incubated at room temperature. The EC (mS cm-1) of each treatment was recorded at 24, 48,
P P

72 and 96 h. The experimental design used was a factorial arrangement A x B completely


randomized with five replicates, where factor A were the twelve avocado genotypes and factor
B were the two P. cinnamomi isolates. No interaction effect was found on genotypes x isolated
but there were significant differences (P≤0.001) among genotypes and between isolates. No
genotype was considered resistant due none presented a level of EC equal or less than ‘Duke
7’ (resistant rootstock). The isolated Pc2 was found to be the most pathogenic during the
comparison of means. Per the increase in EC of cv. Hass, it can be considered moderately
resistant-susceptible.

Additional keywords: Persea americana var. drymifolia.

140
Introducción
El aguacate (Persea americana Mill.) es un frutal perteneciente a la familia Lauraceae y se
considera originario de México y Centro América (Williams, 1977). La principal enfermedad
que afecta los sistemas de producción de aguacate alrededor del mundo es la pudrición
radicular causada por Phytophthora cinnamomi Rands (Hardham, 2005). Se ha indicado que
esta enfermedad ataca al aguacate en unos 70 países (Pegg et al., 2002). En México es una
de las principales limitantes en la producción de aguacate, en el estado de Puebla se
observaron incidencias del 75% de los árboles, en Querétaro ocasionó la desaparición del
cultivo; en Michoacán en 1979 se encontraron trece mil árboles afectados, en 1994 se
encontraron cien mil árboles afectados, posteriormente en 1999 la severidad subió a 550 mil
árboles afectados causando una pérdida de 640 millones de pesos y evidenciando un
creciente incremento de la enfermedad (Rodríguez, 2015).
El patógeno afecta plantas de cualquier edad causando daños primeramente a nivel de raíz,
posteriormente la planta muestra síntomas secundarios en la parte aérea, desde marchitez
foliar, retraso del crecimiento, pérdida de vigor, color y brillo y, amarillamiento de las hojas,
hasta la presencia de llagas a nivel del tallo, reduciendo así la producción y por tanto la
superficie cultivada (Rodríguez, 2015; Andrade-Hoyos et al., 2015). Las medidas de control
para este patógeno son el químico, el biológico, y las buenas prácticas culturales; sin embargo,
los intentos de control de esta enfermedad presentan algunas limitaciones y es necesario
implementar medidas de control sustentables. Una alternativa es el uso de portainjertos
resistentes-tolerantes a P. cinnamomi, aunque tras décadas de investigación apenas se ha
logrado un nivel moderado de resistencia. De las tres razas de aguacate utilizadas como
portainjertos, la Mexicana (Persea americana var. drymifolia) ha mostrado tener una mayor
tolerancia e incluso resistencia moderada a P. cinnamomi (Sánchez, 2007; Gómez y Apaza,
2015).
La resistencia del aguacate a P. cinnamomi ha sido determinada mediante el uso de diferentes
métodos tanto directos como indirectos, entre los que se encuentran el uso de soluciones
nutritivas, macetas y camas germinadoras con suelo, infestadas con material patogénico; así
como callos de tejido inoculado, plantaciones infestadas en campo y, el incremento o
disminución de la conductividad eléctrica de fragmentos de raíz inoculados con el patógeno
(Salgado y Fucikovsky, 1996). El objetivo en este estudio fue evaluar la resistencia de doce
genotipos de aguacate raza Mexicana con dos aislados de P. cinnamomi a través de su
conductividad eléctrica (CE).

141
Materiales y Métodos
El material vegetal utilizado fueron cinco plántulas de seis meses de edad provenientes de
semilla de doce genotipos de aguacate raza Mexicana, diez genotipos fueron recolectados en
los municipios de Aramberri y General Zaragoza, Nuevo León, México. Los dos genotipos
restantes corresponden a la variedad ‘Hass’ (proveniente de semilla) utilizado como testigo
susceptible (Ramírez et al., 2014; Rodríguez et al., 2017) y al portainjerto ‘Duke 7’ (de origen
clonal) utilizado como testigo resistente (Coffey, 1987). Los genotipos utilizados fueron: 1)
‘Bola’, 2) ‘Criollo 3’, 3) ‘Criollo 6’, 4) ‘Leonor’, 5) ‘María Elena’, 6) ‘Plátano’, 7) ‘Plátano Delgado’,
8) ‘Plátano Temprano’, 9) ‘Silvestre’, 10) ‘Todo el año’, 11) ‘Hass’ y 12) ‘Duke 7’.
A cada una de las cinco plántulas por genotipo, se le retiró el sustrato mediante inmersión en
un contenedor con agua, después se tomaron seis fragmentos de raíz de 40 mm de longitud
y se enjuagaron con agua bidestilada, cinco se depositaron en un vaso de 25 mL de capacidad
con 20 mL de agua bidestilada, los fragmentos restantes de cada plántula por genotipo se
colocaron en un vaso con 20 mL de agua bidestilada que se utilizó como control sin inocular.
Se utilizaron cinco repeticiones por genotipo más el control sin inocular y un doble control que
consistió en un vaso con 20 mL de agua bidestilada inoculada con el material patogénico sin
fragmentos de raíz. El inóculo consistió en 0.5 mL de suspensión de micelio de P. cinnamomi
(85 mg mL-1) en cada vaso con fragmentos de raíz. Se probaron dos aislados obtenidos del
P P

Laboratorio de Fitopatología de la Facultad de Agrobiología de la UMSNH, Pc1 y Pc2. La


conductividad eléctrica se registró a las 24, 48, 72 y 96 h para cada uno de los tratamientos,
enjuagando la sonda con agua bidestilada entre la toma de cada lectura.
El diseño experimental utilizado fue un arreglo factorial A x B completamente al azar con 5
repeticiones, donde el factor A fueron los doce genotipos de aguacate y el factor B fueron los
dos aislados de P. cinnamomi. El análisis de varianza y la comparación de medias de Tukey
(P≤0.05) se realizó utilizando el programa estadístico Diseños Experimentales FAUANL v. 1.6
(Olivares-Sáenz, 2015).

Resultados y Discusión
Los doce genotipos de aguacate mostraron un incremento en la conductividad eléctrica a las
24 y 48 horas de que fueron inoculados con los aislados Pc1 y Pc2 (Figura 1 A y B), mientras
que los testigos mostraron una tendencia a ser estables, salvo el portainjerto ‘Duke 7’ y el cv.
Hass que presentaron un incremento en su CE (Figura 1 B y D). A partir de las 72 h se observó
una reducción en el cambio de la CE en el portainjerto ‘Duke 7’, además la CE en ‘Hass’ tendió

142
a estabilizarse en la inoculación con Pc1 y disminuyó cuando se encontraba inoculado con
Pc2.
En el caso de la inoculación con Pc1, el genotipo ‘Bola’ fue el más susceptible al presentar el
valor de incremento más alto de CE con 0.640 mS cm-1, seguido por ‘Criollo 3’ (0.594 mS cm-
P P P

1
) y ‘Leonor’ (0.566 mS cm-1). Para la inoculación con Pc2 los genotipos más susceptibles
P P P

fueron ‘Leonor’ con 0.754 mS cm-1, ‘Criollo 6’ con 0.668 mS cm-1 y ‘Plátano Temprano’ con
P P P P

0.664 mS cm-1. El portainjerto ‘Duke 7’ se comportó como el más resistente al presentar el


P P

menor valor de incremento de CE tanto para el aislado Pc1 (0.044 mS cm-1) como para Pc2
P P

(0.238 mS cm-1). A pesar de que ‘Hass’ ha sido reportado como susceptible (Ramírez et al.,
P P

2014; Rodríguez et al., 2017), en el presente estudio se encontró que pudiera presentar cierto
nivel de resistencia a P. cinnamomi ya que para ambos aislados fue el segundo genotipo en
presentar menor valor de incremento de CE después de ‘Duke 7’, con valores de 0.364 mS
cm-1 para Pc1 y 0.384 mS cm-1 para Pc2.
P P P P

El análisis de varianza mostró diferencias significativas (P≤0.001) para los genotipos de


aguacate y los aislados de P. cinnamomi, mientras que para la interacción genotipos x aislados
no se encontraron diferencias significativas (Cuadro 1).
Durante la prueba de comparación de medias de Tukey (P≤0.05) se identificó al portainjerto
‘Duke 7’ como altamente resistente al presentar el valor promedio más bajo de CE de los
diferentes genotipos evaluados (Cuadro 2). Las diferencias presentadas por los genotipos en
el nivel de susceptibilidad o resistencia pueden ser resultado de las posibles diferencias que
existen a nivel genético, fisiológico y bioquímico presentado por los diferentes genotipos. Los
resultados obtenidos para el portainjerto ‘Duke 7’ coinciden a los reportados por Zilberstein y
Pinkas (1987) y Salgado y Fucikovsky (1996) al corroborar dicho portainjerto como resistente
debido al bajo valor de CE que presentó respecto a los genotipos que resultaron ser
susceptibles. La variedad ‘Hass’ mostró un nivel de resistencia moderado coincidiendo con lo
indicado por Neilsen (2016); por otro lado, Smith et al. (2011) encontraron que plántulas de
‘Hass’ propagadas clonalmente permanecen saludables en suelos con alta presión por P.
cinnamomi.

143
Figura 1. Cambio en la CE de raíces de los genotipos de aguacate a través del tiempo. A) y C) 12
genotipos evaluados para resistencia con Pc1 y Pc2, respectivamente. B) y D) genotipos sin inocular
con Pc1 y Pc2.

Cuadro 1. Análisis de la varianza.


Factor gl SC CM Fc Significancia
Genotipos 11 2.408 0.219 20.966 0.000
Aislados 1 0.132 0.132 12.641 0.001
GxA 11 0.163 0.015 1.419 0.177
Error 96 1.002 0.010
Total 119 3.706

144
Cuadro 2. Comparación de medias.
Genotipo Media P≤0.05
Leonor 0.671 a
Bola 0.632 a b
Criollo 3 0.622 a b
Criollo 6 0.617 a b c
Plátano Temprano 0.595 a b c
Plátano 0.535 a b c d
Todo el año 0.516 b c d e
Plátano Delgado 0.464 c d e
Ma. Elena 0.434 d e
Silvestre 0.431 d e
Hass 0.374 e
Duke 7 0.141 f

El aislado Pc2 de P. cinnamomi mostró mayor patogenicidad al presentar un valor promedio


de CE (0.536 mS cm-1) significativamente (P≤0.05) mayor que el aislado Pc1 (0.470 mS cm-1).
P P P P

Las diferencias de patogenicidad entre aislados de P. cinnamomi han sido reportadas


anteriormente y pueden ser el resultado de la variabilidad genética dentro de la especie
(Ochoa-Fuentes et al., 2009, 2015). Por lo tanto, resulta necesario continuar en la búsqueda y
evaluación para resistencia a P. cinnamomi de germoplasma no caracterizado, así como
investigar las actividades enzimáticas que utiliza P. cinnamomi durante el proceso de infección
con el fin de obtener un mayor entendimiento del proceso y desarrollar mejores estrategias
para su control. Como conclusiones generales en este estudio tenemos que el portainjerto
‘Duke 7’ mostró la menor variación en la CE; respecto a la patogenicidad de los dos aislados
evaluados, Pc2 fue el de mayor virulencia al aumentar significativamente la CE entre los
genotipos nativos. Finalmente, los resultados de CE observados en el cv. Hass sugieren que
esta puede ser moderadamente resistente-susceptible.

Literatura Citada
Andrade-Hoyos, P., M.C. Espíndola-Barquera, E. Molina-Gayosso, C. De León, D. Alvarado-Rosales, y
A. López-Jiménez. 2015. Totipotencialidad en plántulas de aguacate en la resistencia a Phytophthora
cinnamomi. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 6(2):361-373.
Coffey, M. D. 1987. Phytophthora root rot of avocado: an integrated approach to control in California.
Plant Disease 71:1046-1052.
Gómez, C. J. y T. W. Apaza, 2015. Reacción a la pudrición radicular causada por Phytophthora
cinnamomi Rands en dos raza y dos cultivares de palto, Persea americana Miller. Universidad
Nacional Agraria La Molina, Perú. pp.1-9.
Hardham, A. R. 2005. Phytophthora cinnamomi. Molecular Plant Pathology 6(6):589-604.

145
Neilsen, M. J. 2016. Evaluation of phytophthora root rot resistance in avocado. PhD Thesis, Queensland
Alliance for Agriculture and Food Innovation, The University of Queensland, Australia. 176 p.
Ochoa-Fuentes, Y. M., E. Cerna, J. Landeros, O. Vazquez, V. Olalde, y A. Flores. 2009. Diversidad
genética de Phytophthora cinnamomi Rands de aguacate de Michoacán, México, por medio de
RAPD. Phyton 78(1):25-30.
Ochoa-Fuentes, Y. M., E. Cerna-Chávez, G. Gallegos-Morales, M. Cepeda-Siller, J. Landeros-Flores y
A. Flores-Olivas. 2015. Variabilidad patogénica de Phytophthora cinnamomi Rands en Persea
americana Mill., de Michoacán, México. Ecosistemas y Recursos Agropecuarios 2(5):211-215.
Olivares-Sáenz, E. 2015. Programa Diseños Experimentales FAUANL v. 1.6. Facultad de Agronomía,
UANL.
Pegg, K. G., L. M. Coates, L. Korsten, and R. M. Harding. 2002. Foliar, fruit and soilborne diseases. pp.
299-338. In: Schaffer, B., B.N. Wolstenholme and A.W. Whiley (Eds.). The Avocado, 2nd Edition,
Botany, Production and Uses. CABI, Oxfordshire, UK.
Ramírez-Gil, J., D. A. Castañeda-Sánchez, y J. G. Morales-Osorio. 2014. Estudios etiológicos de la
marchitez del aguacate en Antioquia-Colombia. Revista Ceres 61(1):50-61.
Rodríguez, H. E. 2015. Caracterización morfológica y evaluación de la resistencia de materiales criollos
de aguacate Persea americana Mill., a la pudrición radical del aguacate Phytophthora cinnamomi
Rands en el centro de investigación Palmira de CORPOICA. Tesis de Maestría. Universidad Nacional
de Colombia. Palmira, Colombia. 98 p.
Rodríguez-Henao, E., A. Álvaro-Caicedo, A. L. Enriquez-Valencia, y J. E. Muñoz-Florez. 2017.
Evaluation of tolerance to Phytophthora cinnamomi Rands in avocado (Persea americana Miller.)
germplasm. Acta Agronómica 66(1):128-134.
Salgado-Siclán, M. L. y L. Fucikovsky-Zak. 1996. Detección de materiales del genero Persea spp
tolerantes a Phytophthora cinnamomi mediante conductividad eléctrica. Memoria Fundación Salvador
Sánchez Colín CICTAMEX S.C. Coatepec Harinas, México. pp. 101-110.
Sánchez-Perez, J. de la L. 2007. Identificación de marcadores asociados a la resistencia del aguacate
raza mexicana (Persea americana Mill. var. drymifolia) al oomiceto Phytophthora cinnamomi Rands.
Tesis de Doctorado en Ciencias Biológicas, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Morelia, Michoacán, México. 147 p.
Smith, L.A., E.K. Dann, K.G. Pegg, A.W. Whiley, F.R. Giblin, V. Doogan, y R. Kopittke. 2011. Field
assessment of avocado rootstock selections for resistance to Phytophthora root rot. Australasian Plant
Pathology 40(1):39-47.
Williams, L.O. 1977. The avocados, a synopsis of the genus Persea, subg. Persea. Economic Botany,
31:315-320.
Zilberstein M. y Y. Pinkas. 1987. Detached root inoculation. A new method to evaluate resistance to
Phytophthora root in avocado trees. Phytopathology 6: 841-844.

146
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CONTROL BIOLÓGICO IN VITRO DE Phytophthora cinnamomi CON


Trichoderma spp.
Andrade-Hoyos, Petra1; Molina-Gayosso, Eduardo2; Isidro-Cortes, Judith3;
Hernández Leal, Enrique4; Cortés-González, Yesenia Arllette4; Rivera-Sosa, Luis
Martín4
1Universidad
P P Intercultural del Estado de Puebla, Correo-e: petra.andrade@uiep.edu.mx 2Universidad
29T 29TP P

Politécnica de Puebla, 3Universidad Politécnica de Francisco I. Madero, 4Instituto Tecnológico Superior


P P P P

de la Sierra Norte de Puebla.

Resumen
Se evaluó la capacidad antagónica de tres cepas de Trichoderma (Trichoderma Viridae,
Trichoderma harzianum y Trichoderma spp. Cepa C2) para el control de Phytophthora
cinnamomi causante de la “tristeza del aguacate”. Se realizó un ensayo de antagonismo in
vitro por triplicado para cada una de las cepas de Trichoderma y P. cinnamomi. Se realizó
ANAVA con diseño experimental completamente al azar con el paquete estadístico SAS. T.
viridae obtuvo un crecimiento radial de 0.438 mm en comparación a P. cinnamomi que obtuvo
crecimiento de 0.119 mm. En cuanto a la capacidad antagónica dual entre T. harzianum y P.
cinnamomi fue de 0.493 mm, en comparación con P. cinnamomi que creció 0.117 mm,
obteniendo un crecimiento in vitro a las 8 h de 0.433 mm. Así mismo, tuvieron contacto ambos
micelios a las 64 h. El mecanismo de acción que utilizó el antagonista Trichoderma fue por el
sobrecrecimiento en el patógeno; por último la cepa C2 de Trichoderma tuvo ventaja para la
colonización en la competencia por espacio.

Palabras clave adicionales: antagonista, oomiceto, cultivo dual, aguacate.

BIOLOGICAL CONTROL IN VITRO OF Phytophthora cinnamomi WITH Trichoderma


ssp.

Abstract
The antagonistic capacity of three strains of Trichoderma (Trichoderma viridae, Trichoderma
harzianum and Trichoderma spp. C2 strain) for the control of Phytophthora cinnamomi which
causes avocado root rot was evaluated. In vitro antagonistic test for each of the strains of
Trichoderma vs. P. cinnamomi was performed. A completely randomized experimental design
wuth the SAS computer program was used. T. viridae had a radial growth of 0.438 mm
compared to 0.119 mm in P. cinnamomi. As for the dual antagonistic capacity between T.
harzianum and P. cinnamomi was 0.493 mm in comparison to P. cinnamomi that grew 0.117
mm and an in vitro growth of 0.433 mm after 8 h. Both mycelia had contact at 64 h. The
mechanism of action used by the Trichoderma antagonist was by overgrowth on the pathogen;
finally, the Trichoderma C2 strain had an advantage in colonization for space competition.

Additional keywords: antagonist, oomycete, dual culture, avocado.

Introducción
En México, una de las principales limitantes en la producción de aguacate es la pudrición de
raíces producida por P. cinnamomi. En 1994, esta enfermedad causó la muerte de 100,000
árboles de aguacate ‘Hass’ en Uruapan, Michoacán, disminuyendo la producción con pérdidas

147
económicas para los productores por más de 32 millones de pesos (Vidales et al., 1999; Newett
et al., 2002).
Debido a las grandes pérdidas de plantas o diseminación de la enfermedad en huertos de
aguacate el control ha requerido la combinación de prácticas de manejo diseñadas para reducir
su actividad e incrementar la tolerancia del hospedero durante los períodos críticos de
infección. El manejo incluye la prevención, control químico y biológico y el uso de portainjertos
resistentes (Coffey y Guillemet, 1987). Sin embargo, una de las prácticas amigables con el
ambiente es el control biológico. El género Trichoderma posee buenas cualidades para el
control de enfermedades en plantas causadas por fitopatógenos fúngicos del suelo,
principalmente contra Phytophthora, Rhizoctonia, Sclerotium, Pythium y Fusarium, por
mencionar algunos. Los mecanismos para el desplazamiento de fitopatógenos inducidos por
Trichoderma son de tres tipos: competición directa por el espacio y nutrientes (Elad y Baker
1985; Elad y Chet 1987; Chet y Ibar 1994; Belanger et al., 1995), producción de metabolitos
antibióticos volátiles o no volátiles (Chet et al., 1997; Sid Ahmed et al., 2000; Sid-Ahmed et al.,
2003) y parasitismo directo sobre los hongos fitopatógenos (Yedidia et al., 1999; Ezziyyani et
al., 2003). El objetivo de la presente investigación fue evaluar el efecto de la aplicación de tres
cepas de Trichoderma spp., contra Phytophthora cinnamomi.

Materiales y Métodos
Activación y siembra de antagonistas
Como antagonistas se utilizaron aislamientos de T. harzianum, T. viridae, el aislamiento de
Trichoderma sp. denominada Cepa (C2) fue aislada de suelo de un cultivo de alfalfa de la
región del Valle del Mezquital, Hidalgo. Posteriormente, se activaron en diversas cajas Petri
con medio de cultivo PDA (Papa-Dextrosa-Agar) y para su preparación se añadió en un matraz
39 g de PDA aforado a 1000 mL de agua. Se esterilizó por 30 min en autoclave a 120 °C, se
vertió el medio en cajas Petri en una cámara de flujo laminar; el medio de cultivo se dejó
solidificar durante 5 min. La siembra de las diferentes especies ensayadas de Trichoderma se
hizo en la cámara de flujo laminar tomando una porción con una aguja de disección estéril para
aumentar su inóculo, con tres repeticiones, así mismo, se le agregó ácido láctico con la
finalidad de inhibir el crecimiento de bacterias y otros hongos no necesarios para este estudio
(Moreno, 1988). Posteriormente se incubaron a 25 °C para estimular su crecimiento.

148
Activación del patógeno
El oomiceto P. cinnamomi fue donado por el Dr. Salvador Ochoa Ascencio, de la Universidad
Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. La activación del patógeno P. cinnamomi se preparó
en medio de cultivo PDA, enseguida se esterilizó el medio de cultivo en una autoclave a 120
°C por 30 m. Posteriormente, se llenaron las cajas Petri y se esperaron 5 m para que
solidificara el medio. La siembra se realizó tomando, con una aguja de disección estéril una
porción de micelio de P. cinnamomi de 3 mm de diámetro, se hicieron tres repeticiones;
finalmente se incubó a 28 °C durante 120 h.

Crecimiento radial de antagonistas


El crecimiento radial e individual del micelio de las tres cepas de Trichoderma fue en medio de
cultivo PDA + ácido láctico, el crecimiento radial del micelio fue medido con un vernier (Figura
1).

Figura 1. Crecimiento radial de Trichoderma spp.

Crecimiento radial de P. cinnamomi


El crecimiento radial del micelio de P .cinnamomi desarrolló en medio de cultivo sólido PDA +
ácido láctico (Figura 2) donde creció como aislamiento puro durante 10 d. El crecimiento radial
fue medido con un Vernier.

Figura 2. Crecimiento radial de P. cinnamomi en medio de cultivo PDA.

149
Evaluación del biocontrol antagonista de Trichoderma Harzianum, Viridae y
Trichoderma sp. (C2), contra Phytophthora. cinnamomi
Para determinar la capacidad inhibidora y colonización de los diferentes aislamientos de
Trichoderma sobre el patógeno P. cinnamomi se realizaron pruebas de antagonismo in vitro
en el que se evaluó la capacidad antagónica mediante la técnica de cultivos duales, para esta
técnica se colocó una rodaja de 3 mm en un extremo de la caja Petri (Bell et al., 1982) del
antagonista y en el otro extremo al patógeno. Se mantuvo a 25 °C, y la medición se realizó
desde la posición en la que estaba el patógeno y el antagonista, hacia el centro para medir su
crecimiento radial individual hasta el enfrentamiento (Figuras 8 A, B y C). Se tomaron lecturas
cada ocho horas para determinar el crecimiento hasta el primer contacto entre las hifas de
ambos hongos (patógenos y antagonistas), para observar si Trichoderma sp. tiene capacidad
antagónica para invadir a P. cinnamomi.
Para evaluar cómo influye cada uno de los tres aislamientos de Trichoderma sobre el
crecimiento del aislamiento de P. cinnamomi se midió su crecimiento radial en una placa de
Petri con PDA. Las mediciones se realizaron cada 8 h, durante 112 h, con tres repeticiones
por tratamiento.

Diseño experimental y análisis estadístico


El ensayo de antagonismo in vitro se realizó por triplicado para cada uno de los tratamientos
con un diseño experimental completamente al azar, para el análisis de varianza y comparación
de medias se utilizó el paquete estadístico SAS (SAS Institute, 2001).

Resultados y Discusión
El género Trichoderma presenta un crecimiento rápido y por resultante permite cubrir en
totalidad la superficie de la caja Petri con PDA a los 5 d, así mismo mencionan que el tipo de
especie influye en el crecimiento y la velocidad. En la evaluación realizada se encontró que la
cepa de Trichoderma viridae presentó un crecimiento radial de mayor velocidad para cubrir en
un área de 0.43 mm. Por otro lado, las cepas de Trichoderma sp. (C2) y Trichoderma
harzianum presentaron similar comportamiento de crecimiento radial de 0.363 y 0.322 mm
(Cuadro 1; Figura 3). Por último, el comportamiento del crecimiento radial de P. cinnamomi
presentó el valor más bajo ya que cubrió menor superficie de crecimiento micelial, resultado
que se atribuye al medio de cultivo PDA, que no aportó los nutrientes necesarios para su
crecimiento in vitro. (Erwin, 1996), menciona que el medio de cultivo apropiado para el

150
desarrollo de oomicetes es en un medio ácido, ya que el intervalo permisible de pH para el
cultivo in vitro de los oomicetes oscila entre 3.5 y 10, con un crecimiento óptimo específico
entre 4.5 a 5.5 para la mayoría de las especies.

Cuadro1. Crecimiento radial in vitro de Trichoderma y P. cinnamomi.

Antagonistas Crecimiento radial

Trichoderma Viridae 0.438 azP

Trichoderma sp (C2) 0.363 b

Trichoderma harzianum 0.322 b

Phytophthora cinnamomi 0.119 c

z
P P Comparación de medias Tukey, diferencias significativas (p≤0.05).

Figura 3. Crecimiento radial de las tres cepas de Trichoderma. A) Trichoderma viridae B) Trichoderma
sp. C2 C) Trichoderma harzianum y D) P. cinnamomi.

Evaluación del antagonista o capacidad de biocontrol


Se ha demostrado que Trichoderma es un antagonista prescindible en el biocontrol de
enfermedades causantes por muchos fitopatógenos que se encuentran en el suelo. La
capacidad antagónica de estos microorganismos con frecuencia inhibe el crecimiento y
desarrollo de patógenos que afectan a muchos cultivos de importancia económica (Widham
et al., 1986; Chang et al., 1986; Chet, 1987; Baker, 1990).
De acuerdo a Dennis y Webster (1971), los confrontaciones duales de los aislamientos de
Trichoderma son altamente competitivos para reducir el crecimiento y desarrollo del patógeno
P. cinnamomi. Considerando que la colonización de Trichoderma se realiza por competencia
de espacios y nutrientes, además de inhibir el crecimiento del micelio del P. cinnamomi, en el

151
biocontrol, se ha observado con frecuencia que Trichoderma es un excelente modelo para el
control biológico de patógenos de la raíz, como el oomiceto P. cinnamomi.
La capacidad antagónica de T. viridae contra P. cinnamomi presentó resultados significativos
(p≤ 0.05). En el crecimiento dual, el micelio de Trichoderma viridae fue de 0.493 mm en
comparación con P. cinnamomi (0.117 mm). Cabe mencionar que 8 h después de la siembra
es la mejor hora de crecimiento in vitro del antagonista (0.433 mm) en comparación con P.
cinnamomi que alcanzó 0.1 mm de crecimiento del micelio. En contacto de ambos micelios
ocurrió a las 64 h. En la capacidad antagónica entre Trichoderma sp. (C2) y P. cinnamomi se
obtuvo un crecimiento micelial de 0.412 mm por parte de la cepa de Trichoderma sp. (C2), un
crecimiento altamente significativo (p≤ 0.05), en comparación con P. cinnamomi que tuvo un
crecimiento micelial de 0.08 mm. Cabe mencionar que obtuvo un incremento del micelio
significativo entre las 8 y 16 h con un crecimiento radial de 0.283 y 0.30 mm y un contacto
entre micelios del antagonista con el patógeno a las 104 h.
En la capacidad antagónica de Trichoderma harzianum, Lanhsen et al. (2001), ha demostrado
que Trichoderma harzianum, tiene un alta expresión antifúngica a P. cinnamomi y Rosellinia
necatrix. En la evaluación de la cepa de Trichoderma harzianum ante el antagonismo dual de
P. cinnamomi se obtuvo un crecimiento micelial de 0.371 mm, comparado con el de P.
cinnamomi (0.111 mm) presentando un contacto micelial a las 112 h.
Los resultados obtenidos de los tres aislamientos de Trichoderma concuerdan con los de Soler
et al. (1998), quienes observaron efectos excelentes de antagonismo de Trichoderma contra
P. cinnamomi y Rosellina necatrix en cultivos duales in vitro. Hakizimana et al. (2011)
Trichoderma harzianum tiene alto potencial para inhibir altos niveles de inhibición in vitro como
control biológico sobre P. cinnamomi. Cabe mencionar que en la evaluación de las pruebas de
antagonismo de los aislamientos de Trichoderma se observó una invasión total de la colonia
de P. cinnamomi. El mecanismo de acción que utiliza el antagonismo de Trichoderma es por
el sobrecrecimiento y el carácter ventajoso para la colonización en la competencia por espacio
y nutrientes (Dennis y Webster, 1971).

Cuadro 2 Antagonismo de Trichoderma spp. contra P. cinnamomi causante de la tristeza del aguacate.

Trichoderma viridae Trichoderma C2 Trichoderma harzianun

Antagonista 0.49333 a 0.41228 a*


P 0.37111 a

P. cinnamomi 0.11778 b 0.08947 b 0.11111 b

Comparación de medias Tukey, diferencias significativas (p≤0.05).

152
Conclusiones
La capacidad antagónica de las diferentes especies de Trichoderma evaluadas mostraron
cierto biocontrol al reducir el desarrollo de P. cinnamomi en las pruebas in vitro. Se observaron
mecanismos altamente competitivos por espacio y nutrientes; también, como agente eficaz de
biocontrol mostró un rápido crecimiento y desarrollo. La mejor cepa fue Trichoderma viridae
debido a su facilidad de crecimiento en corto tiempo y por mostrar un efecto antagónico en
menor tiempo.

Literatura Citada
Alexopulus C., Mims C. and Blackwell M 1996. Introductory Mycology. John Wiley & Sons Inc. USA.
Baker, F. and J. Cook. 1982. Biological control of plant pathogens. S. Francisco: Freeman. 433 p.
Elad. Y., Chet, I., Boyle. P. y 1983 Parasitism of Trichoderrma spp. on Rhizoctonia solani and Sclerotium
rolfsii, scanning electron microscopy and fluorescence microscopy. Phytopathology 73:85-88.
Erwin DC, Ribeiro OK. 1996. Phytophthora Diseases Worldwide. American Phytopathological Society
Press. St. Paul, Minnesota, pp. 562.
Ezziyyani M. 2004. Biocontrol de Phytophthora capsici en pimiento (Capsicum annuum L.) mediante una
combinación de microorganismos antagonistas. Tesis Doctoral. Universidad de Murcia.
Hakizimana, J. D.; Gryzenhout, M.; Coutinho, T.A.; Van Den Berg, N., h. Endophytic diversity in Persea
americana (avocado) trees and their ability to display biocontrol activity against Phytophthora
cinnamomi. Proceedings VII World Avocado Congress, Cairns, Australia.
Moreno M. E. 1988. Manual para la identificación de hongos en granos y sus derivados México. pp. 9-
10.
SAS (2003). Statistical Analysis System. SAS Institute Inc. SAS/STAT User guide version 9.1.3 Cary,
North Carolina. USA. 1167p.
Vidales-Fernández, J. A. y Morales, G. J. L. 1999. Guía para el cultivo del aguacate. Secretaría de
Agricultura y recursos Hidráulicos (SARH)- Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas
y Pecuarias (INIFAP). Guía técnica Núm. 5. 46 p.

153
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

EPIDEMIOLOGÍA DEL PATOSISTEMA Armillaria spp. - Persea americana


Mill.) EN TRES MUNICIPIOS DE LA FRANJA AGUACATERA DE
MICHOACÁN
Michua-Cedillo, Jeny1; Téliz-Ortíz, Daniel1; Ochoa-Ascencio, Salvador2; Alarcón,
Alejandro3; Rodríguez-Guzmán, María del Pilar1; De León, Carlos1
1Posgrado en Fitosanidad-Fitopatología, Colegio de Posgraduados. Correo-e:
P P

michua0206@gmail.com, 2Facultad de Agrobiología, UMSNH, 3Posgrado en Recursos Naturales y


P P P P

Productividad-Edafología, Colegio de Posgraduados

Resumen
Armillaria es un patógeno de raíces nativo de especies forestales y actualmente patógeno
emergente del aguacate en Michoacán. Se evaluó la incidencia y severidad de Armillaria en
aguacate en un huerto comercial en los municipios de Charapan, Los Reyes y Nuevo
Parangaricutiro. El porcentaje de incidencia fue variable en cada huerto, en el huerto la Tepoja
(Charapan) fue 4%, en La Cruz (Los Reyes) 4.1% y en Marikita Peshu (Nuevo Parangaricutiro)
2.4%. En el caso de la severidad, el huerto que mayor severidad acumulada presentó durante
los dos ciclos fue la Tepoja, seguida de la Cruz y Marikita Peshu, El cambio de severidad es
variable y se considera que hay varios factores abióticos y bióticos que intervienen en la
agresividad del patógeno. Respecto a las variables de producción existe un impacto directo en
el peso y diámetro de frutos mientras que el número de frutos aumenta en los últimos niveles
de severidad. Se sugiere que se realicen estudios epidemiológicos más extensos para la
predicción de zonas potenciales de la enfermedad y con ello establecer un plan de manejo
integrado para esta enfermedad.

Palabras clave adicionales: aguacate, basidiocarpos, dispersión, pudrición, rizomorfos.

EPIDEMIOLOGY OF Armillaria spp. - Persea americana Mill.) PATHOSYSTEM IN THREE


MUNICIPALITIES OF MICHOACÁN’S AVOCADO BELT

Abstract
Armillaria is a roots pathogen of native forest species and currently an emerging pathogen of
avocado in Michoacan. The incidence and severity of Armillaria in avocado was evaluated in a
commercial orchard of each of the municipalities of Charapan, Los Reyes and Nuevo
Parangaricutiro. The percentage of incidence varied among orchards. In La Tepoja (Charapan)
orchard was 4%, in La Cruz (Los Reyes) 4.1%, and 2.4% in Marikita Peshu (New
Parangaricutiro) orchard. As for severity, the Tepoja orchard showed an increased
accumulated severity during the two cycles of the study, followed by La Cruz and Marikita
Peshu orchards. The change in severity was variable and it is considered that there are several
abiotic and biotic factors involved in the aggressiveness of the pathogen. Regarding the
production variables there is a direct impact on the fruit weight and diameter, while the number
of fruit per tree increases in the last levels of severity. It is suggested that more extensive
epidemiological studies are needed to predict potential areas to be affected by the disease and
thereby establish an integrated management for this disease.

Additional keywords: avocado, basidiocarps, spreading, rot decay, rhizomorphs.

154
Introducción
Armillaria es un patógeno importante de especies forestales en Norte América (Horsley et al.,
2002). Ecológicamente, es considerado como componente natural de las especies
degradadoras de madera; sin embargo, algunas especies causan enfermedades en bosques
naturales produciendo pérdidas económicas importantes debido a la mortalidad del
hospedante y a reducción del crecimiento (Hood et al., 1991; Kile et al., 1991). A nivel mundial,
existen aproximadamente 36 especies conocidas de Armillaria con
10T 10T 10T 10T características
morfológicas distintas entre ellas (Kile et al., 1991; Watling et al., 1991). La presencia de estas
10T 10T

especies varía de acuerdo a las condiciones ambientales y al hospedante; A. cepistipes se


distribuye en altitudes entre 590 y 1820 m y Armillaria ostoyae coloniza principalmente
coníferas (Keça y Solheim, 2006; Lung-Escarmant y Guyon, 2003).
Existe poca información sobre el comportamiento de los focos de infección y la dinámica de la
enfermedad en plantaciones grandes y su relación con la mortalidad (Lung-Escarmant y
Guyon, 2003). En Canadá existen descripciones de patrones espaciales y temporales de la
enfermedad en abeto negro (Picea mariana) de 10 años de edad (Bruhn et al., 1996; Hughes
y Madden, 1998). Redfem y Filip (1996) mencionan que Armillaria persiste durante varios años
como saprófito en los tocones del hospedante muerto, en este caso la infección de plantas
nuevas ocurre de manera rápida por el contacto de las raíces constituyendo así el inóculo
primario.
Los estudios epidemiológicos de Armillaria en aguacate no han sido determinados. Esta
enfermedad se ha considerado como emergente. El primer reporte lo menciona Coria (2008)
en áreas aguacateras de Morelos; en Michoacán, Ochoa (2011) menciona que Armillaria se
presenta en huertos sobre suelos previamente deforestados. El cambio de las condiciones
agroclimáticas ha ocasionado un acelerado cambio de uso del suelo forestal a la producción
de aguacate (INIFAP, 2012). Las condiciones y requerimientos óptimos para el desarrollo de
Armillaria son temperaturas entre 20 y 26º C, aunque algunos autores reportan valores de 10
a 31 °C y temperaturas óptimas de 20-22 °C; aireación menor a 0.04 atm para inhibir el
crecimiento de los rizomorfos, pH ácido, suelo con alto contenido de materia orgánica,
precipitación pluvial acumulada de 1300 mm y la asociación con otros microorganismos como
Aureobasidium pullulans para estimular el desarrollo de los rizomorfos a través de la
producción de etanol (Shaw y Kile, 1991; Sturrock et al., 2011). En Michoacán, las superficies
afectadas por Armillaria se encuentran en las proximidades del volcán Paricutín, en San Juan
Viejo y Zacán (Ochoa, 2011). En plantaciones jóvenes la mortalidad se dispersa, mientras que
en plantaciones viejas la enfermedad progresa formando focos de infección, esta condición

155
coincide con lo que se observa en bosques de coníferas (Lung-Escarmant y Guyon, 2003).
Debido a los antecedentes de Armillaria en aguacate, los objetivos de este estudio fueron
determinar el patrón espacio temporal de la enfermedad en tres huertos de la franja aguacatera
y determinar las condiciones edafoclimáticas y su influencia sobre la incidencia y severidad de
la enfermedad.

Materiales y Métodos
Área de estudio
Se realizó la inspección en tres municipios de la franja aguacatera con antecedentes forestales
y posible presencia de árboles con síntomas de Armillaria. Se seleccionaron los municipios
con un alto nivel de incidencia de Armillaria. En estos, se verificaron las variables
potencialmente útiles para la caracterización epidemiológica y se eligieron tres huertos para
las evaluaciones mensuales (Cuadro 1).

Cuadro 1. Huertos seleccionados para la evaluación de variables epidemiológicas del patosistema


Armillaria sp. - P. americana.
Municipio Huerto Sup. (ha) Edad (años) Textura del suelo

Charapan La Tepoja 30 8 Franco, arenoso

Nvo Parangaricutiro Marikita Peshu 6 8 Arenoso

Los Reyes La Cruz 6 8 y 30 Arenoso

Variables evaluadas
Las variables evaluadas fueron incidencia y severidad y en base a los datos obtenidos se
calculó el índice de severidad e incidencia acumulada. Se evaluaron variables de producción
como número, peso y diámetro de frutos en las cinco severidades en los tres huertos. La
intensidad de la enfermedad se realizó con la escala de severidad de la Figura 1. Tanto la
incidencia como la severidad se evaluaron cada mes para determinar el patrón espacio-
temporal.

Resultados y Discusión
Los huertos donde se observaron cambios importantes en la severidad fueron el huerto La
Tepoja del municipio de Charapan (Figura 2) y La Cruz ubicado en la localidad de Zacán, Los
Reyes (Figura 3). El impacto se observa a partir de mayo y junio de 2016 donde la severidad

156
de nivel 5 aumenta gradualmente. En el caso de la Tepoja, la presencia de árboles
sintomáticos aumentó de un ciclo a otro con una incidencia inicial y final de 120 y 210 árboles
sintomáticos respectivamente. En contraste con los resultados del huerto la Cruz, más del 50%
de los árboles se ubicaron en el nivel máximo de severidad y menos del 10% tuvieron reversión
de síntomas.

1 2

3 4 5

Figura 1. Escala de severidad diseñada por Michua (2014) para la sintomatología de Armillaria en
aguacate. 1. Sano; 2. Sintomático inicial (flacidez, amarillamiento y grieta en la base del tronco); 3.
Sintomático intermedio (Defoliación apical); 4. Sintomático avanzado (defoliación total o parcial, follaje
con necrosis); 5. Muerto.

El huerto Marikita Peshu (Nuevo Parangaricutiro) presentó reversión de síntomas o


disminución de severidad a partir de noviembre de 2015, manteniéndose así hasta marzo 2017
(Figura 4). A diferencia de otros hospedantes como Picea mariana, en Persea americana la
mortalidad se observa a partir de los cinco años del establecimiento del huerto, en contraste
con el hospedante mencionado donde la mortalidad inicia a los 3 años del crecimiento de las
plantas; sin embargo, el método de dispersión se asemeja con lo que menciona Bruhn et al.
(1996), quienes afirman que los árboles adyacentes a los árboles muertos por Armillaria tienen
una mayor probabilidad de mortalidad por la enfermedad de la raíz de Armillaria y que las
epidemias sucesivas pueden desarrollarse en estos huertos, tal como es el caso de Marikita
Peshu donde los antecedentes son Pinus sp.-Prunus domestica-Persea americana.

157
140

120

100

80

60

40

20

SEV1 SEV2 SEV3 SEV4 SEV5

Figura 2. Severidad acumulada en el ciclo julio 2015 - junio 2017 del huerto la Tepoja, municipio de
Charapan, Michoacán.

20

15

10

SEV1 SEV2 SEV3 SEV4 SEV5

Figura 3. Severidad acumulada en el ciclo julio 2015 - junio 2017 del huerto La Cruz, municipio de Los
Reyes, Michoacán.

La patogenicidad hacia un huésped particular depende de la especie de Armillaria. Por


ejemplo; Armillaria calvescens con frecuencia se ha asociado con arce de azúcar, aunque a
veces se encuentra Armillaria gemina y Armillaria mellea (Horsley et al., 2002). En el caso de

158
aguacate la etiología se encuentra en proceso, con ello se complementaría la información
sobre el comportamiento de la epidemia en P. americana.

40

35

30

25

20

15

10

0
jul.-15

mar.-16

mar.-17
ago.-15

oct.-15

ene.-16

jun.-16
jul.-16
ago.-16

oct.-16

ene.-17

jun.-17
feb.-16

feb.-17
abr.-16

abr.-17
may.-16

may.-17
sep.-15

nov.-15
dic.-15

sep.-16

nov.-16
dic.-16
SEV1 SEV2 SEV3 SEV4 SEV5

Figura 4. Severidad acumulada en el ciclo julio 2015 - junio 2017 del huerto Marikita Peshu, municipio
de Nuevo Parangaricutiro, Michoacán.

En el caso de las variables evaluadas de cosecha, el número de frutos fue mayor en la


severidad 4 (Huerto La Tepoja), esto resulta lógico debido a que la planta expresa un
mecanismo de sobrevivencia, en el caso de severidad 3, el número de frutos varió entre 10 y
50 mientras que la severidad 2 presentó un rango de 20 a 90 frutos seguida de la severidad 1
con 25 a 80 frutos por árbol en promedio (Figura 5).
El comportamiento del patógeno en este huerto podría estar influenciado por factores abióticos
y de manejo. Es importante conocer las características edafoclimáticas de cada sitio para
correlacionar la incidencia y severidad de la enfermedad. En el caso del patógeno, Garraway
et al. (1991) mencionan que Armillaria tiene requerimientos relativamente altos de magnesio,
fosfuro, potasio, azufre y, en menor medida, calcio y que el pH del suelo afecta la capacidad
de Armillaria para absorber nutrientes; en este caso tanto la patogenicidad como la agresividad
son mayores en suelos de pH bajo. El crecimiento de Armillaria es inhibido por algunos
compuestos fenólicos, por ejemplo ácido gálico (Wargo, 1980).

159
120

100

80

60

40

20

0
Marikita Peshu La Cruz La Tepoja
SEV1 SEV2 SEV3 SEV4

Figura 5. Número de frutos evaluado en tres huertos comerciales de aguacate con presencia de
Armillaria en diferentes niveles de severidad.

En el caso de las variables diámetro y peso de fruto, la tendencia es contraria a los resultados
obtenidos en el número de frutos, en este caso se observó una disminución del tamaño y peso
de fruto una vez que la severidad en el hospedante aumenta (Figura 6 y Figura 7).

80
70
60
50
40
cm

30
20
10
0
Marikita Peshu La Cruz La Tepoja

SEV1 SEV2 SEV3 SEV4


Figura 6. Diámetro (cm) de fruto evaluado en tres huertos comerciales de aguacate con presencia de
Armillaria en diferentes niveles de severidad.

160
300

250

200

150
g

100

50

0
Marikita Peshu La Cruz La Tepoja
SEV1 SEV2 SEV3 SEV4

Figura 7. Peso (g) de fruto evaluado en tres huertos comerciales de aguacate con presencia de Armillaria
en diferentes niveles de severidad

Respecto a la producción, en vid se sabe que Armillaria disminuye la productividad y


crecimiento de debido a la destrucción del tejido vascular en el cuello de la raíz y en las raíces
primarias por el micelio de A. mellea (Baumgartner y Rizzo, 2002). Esto se asemeja a lo que
sucede en aguacate cuando el patógeno invade totalmente los tejidos vasculares y por tanto
no hay circulación de nutrimentos (Michua, 2014). Realizando una comparación con vid, la
destrucción del tejido vascular en las raíces leñosas y la mala absorción de nutrientes
producen brotes más pequeños y menos fructíferos. A su vez, las deficiencias en P y K reducen
la capacidad fotosintética, limitando la producción de fruto (Baumgartner y Rizzo, 2002).
El cambio de severidad es variable y se considera que hay varios factores abióticos y bióticos
que intervienen en la agresividad del patógeno. La incidencia y severidad serán afectadas por
prácticas de la manejo del huerto. Sin embargo, el rendimiento en estos huertos está
directamente afectado por la virulencia y patogenicidad del patógeno Se sugiere que se
realicen estudios epidemiológicos más extensos para la predicción de zonas potenciales para
la enfermedad y con ello establecer un plan para su manejo integrado.

Literatura Citada
Baumgartner, K., D. M. Rizzo. 2002. Spread of Armillaria Root Disease in a California vineyard. American
of Journal Enology and Viticulture 53:197-203.
Bruhn, J. N., J. D. Mihail and T. R. Meyer. 1996. Using spatial and temporal patterns of Armillaria root
disease to formulate management recommendations for Ontario’s black spruce (Picea mariana) seed
orchards. Canadian Journal Forest Research 26:298-305.

161
Coria, V.M. 2008. Tecnología para la producción de aguacate en México. INIFAP, Libro Técnico No. 8,
Uruapan, Michoacán. pp. 145-146.
Garraway, M.O., A. Hm, and P.M. Wargo. 1991. Ontogeny and physiology. pp. 21-47. In Armillaria root
disease, Shaw, C.G., 111, and G.A. Kile (eds.). USDA Agriculture Handbook 69.
Hood, I. A., D. B. Redfern, and G. A. Kile. 1991. Armillaria in planted hosts. pp. 122-149. In: Armillaria
Root Disease. Shaw, C.G. and G. A. Kile, eds. U.S. Dep. Agric. Agric. Handbook For. Ser. 691.
Horsley, S.B., R.P. Long, S.W. Bailey, R.A. Hallett, and P.M. Wargo. 2002. Health of eastern North
American sugar maple forests and factors affecting decline. Northern Journal of Applied Forestry 19:
34–44.
INIFAP. 2012. Impacto del cambio de uso de suelo forestal a huertos de aguacate. Libro Técnico Núm.
13. 116 p.
Kile GA, G.I. McDonald, and W.J. Byler. 1991. Ecology and disease in natural forests. In: Armillaria Root
Disease. USDA For Serv Agric Handbook No. 691. Shaw CG III & Kile GA (eds). Washington, D.C.
pp. 102–121.
Keça N. and H. Solheim. 2006. Hosts and distribution of Armillaria species in Serbia. Forest Pathology
Research in the Nordic and Baltic Countries. pp. 28-31.
Lung-Escarmant B., Guyon D. 2004. Temporal and spatial dynamics of primary and secondary infection
by Armillaria ostoyae in a Pinus pinaster plantation. Phytopathology 94:125-131.
Michua C. J. 2014. Identificación, Dispersión, Histopatología e Impacto económico de Armillaria en
aguacate en Charapan, Michoacán. Tesis de Maestría, Colegio de Postgraduados, Montecillo,
Texcoco, 121 p.
Ochoa A., S. 2011. Enfermedades del aguacate de importancia económica en México. In. Memoria del
XXIV Curso de Actualización Frutícola. 12-14 de octubre. Coatepec Harinas, México. Fundación
Salvador Sánchez Colín CICTAMEX, p. 9-11.
Redfern, D. B., and Filip, G. M. 1991. Inoculum and infection. Pages 48-61 in: Armillaria Root Disease.
C. G. Shaw and G. A. Kile, eds. U.S.D.A. Agriculture Handbook Forest Service. 691.
Shaw G. C., Kile G. A. 1991. Armillaria Root Rot. Landscape Notes. Agriculture Handbook No. 691.USA.
233 p.
Sturrock R. N., Frankel S. J., Brown A. V., Hennon P. E., Kliejunas J. T., Lewis K. J., Worrall J. J., Woods
A. J. 2011. Climate change and forest diseases. Plant Pathology 60:133-149.
Wargo, P.M. 1980. Interaction of ethanol, glucose, phenolics and isolate of Armillaria mellea.
Phytopathology 70:470.
Watling R, Kile GA and Burdsall HH Jr 1991. Nomenclature, taxonomy,and identification. In: Armillaria
Root Disease. Shaw CG III& Kile GA (eds). Agriculture Handbook No. 691. Washington DC: For Ser,
USDA, pp. 1–9.

162
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CONTROL BIOLÓGICO Y QUÍMICO DE Armillaria spp., (Vahl.: Fr.)


Karsten. AISLADAS DE AGUACATE (Persea americana Mill. var.
drymifolia (Schltdl. y Cham.) S.F. Blake)
Ordaz-Ochoa, Jesús Alejandro; Zaragoza-Lara, Miguel; Lara-Chávez, Ma. Blanca
Nieves; Mendoza-Churape, Juan; Pedraza-Santos, Martha Elena; Vargas-Sandoval,
Margarita
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Correo-e: chavez12001@yahoo.com.mx
29T

Resumen
El objetivo de esta investigación fue evaluar un control químico y biológico in vitro de seis
cepas de Armillaria spp., de colectas hechas en la franja aguacatera del estado de Michoacán,
México. Para el control biológico se evaluó el porcentaje de inhibición del micelio de las cepas
de Armillaria spp. confrontadas con cuatro especies de Trichoderma (Trichoderma
arundinaceum, Trichoderma aggressivum, Trichoderma erinaceum, y Trichoderma sp.). Para
determinar la sensibilidad in vitro a fungicidas de Armillaria spp., se utilizaron los fungicidas
químicos Benomilo, Azoxistrobin, Hidróxido cúprico, Tebuconazol, Propiconazol, y un fungicida
orgánico (Streptomyces spp.). El control biológico mostró variación en los porcentajes de
inhibición, variando de 13 a 37% a las 120 h. Las cuatro especies de Trichoderma fueron
antagónicas a las cepas de Armillaria spp. presentaron un efecto de micoparasitismo
(enrollamiento y penetración de las hifas) al ser confrontadas con Armillaria spp. La
sensibilidad in vitro a fungicidas mostró diferencias entre las seis cepas de Armillaria spp.,
inhibiendo el crecimiento del micelio del hongo con medias de crecimiento entre 0 mm y 10.083
mm. El Propiconazol, Tebuconazol y Azoxistrobin fueron los que tuvieron los mejores
resultados inhibiendo en su totalidad el crecimiento del micelio de las cepas de Armillaria spp.

Palabras clave: Biocontrol, inhibición, patogenicidad, micoparasitismo, fungicida.

BIOLOGICAL AND CHEMICAL CONTROL OF Armillaria spp., (Vahl.: Fr.) Karsten.


ISOLATED FROM AVOCADO (Persea americana Mill. var. drymifolia (Schltdl. and
Cham.) S.F. Blake)

Abstract
The aim of the present investigation was to evaluate a chemical and biological control in vitro
of six strains of Armillaria spp., collected from the avocado belt of the state of Michoacan,
Mexico. For the biological control the inhibition percentage of the mycelium of the strains of
Armillaria spp., was evaluated, confronted with four species of Trichoderma (Trichoderma
arundinaceum, Trichoderma aggressivum, Trichoderma erinaceum, y Trichoderma sp.). To
determine the in vitro sensitivity to fungicides of Armillaria spp., the chemical fungicides used
were Benomyl, Azoxystrobin, Copper hydroxide, Tebuconzole, Propiconazole and an organic
fungicide (Streptomyces spp.). The biological control indicated that there was a variation in the
inhibition percentage which varied between 13 and 37% at 120 h; the four species of
Trichoderma were antagonists to the strains of Armillaria spp., and showed a mycoparasitism
effect (winding and penetration of the hyphae) by being confronted with Armillaria spp. The in
vitro sensibility to fungicides differences among the six strains of Armillaria spp., inhibiting the
mycelium growth from the fungus that fluctuated from 0 mm to 10.08 mm. Propiconazole,
Tebuconazole y Azoxystrobin were the ones who obtained the best results inhibiting in its
totality the mycelium growth in the Armillaria spp. strains.

Additional keywords: Biocontrol, inhibition, pathogenicity, mycoparasitism, funguicide.

163
Introducción
Las especies de Armillaria tienen relativamente poco tiempo de ser detectadas en el cultivo de
aguacate. Este hongo es nativo de especies forestales (Robinson y Morrison, 2001) y puede
presentarse cuando se hace el cambio de uso de suelo por cultivos agrícolas (Valdez et al.,
2004). En el estado de Michoacán bastante área forestal ha sido remplazada por aguacate por
lo que infecciones por Armillaria spp., cada vez son más frecuentes (Tamayo, 2007). Este
fitopatógeno produce pudriciones de raíces, generando importantes pérdidas económicas a
los productores. Es uno de los géneros más importantes, es necrófilo facultativo, que coloniza
las raíces vivas, mata el tejido y lo utiliza como su fuente de nutrición. Tiene importancia
ecológica, ya que produce una de las enfermedades más graves en plantas, por el hecho de
no tener un control específico y eficaz es necesario desarrollar alternativas de control o
encontrar el fungicida más adecuado para su control (Baumgartner y Rizzo, 2002).
En la actualidad se busca un adecuado manejo para el control de hongos causantes de
enfermedades en las plantas, y disminuir el impacto ambiental causado por el frecuente uso
de productos químicos, los fungicidas son la herramienta más empleada en la agricultura
convencional para el control de hongos (Álvarez, 2013). El control biológico, representa una
estrategia innovadora para el manejo de enfermedades de plantas de importancia agrícola
(Heredia y Delgadillo, 2000), basada en la capacidad de un organismo para inhibir el
crecimiento o destruir al fitopatógeno (Pareek et al., 2006), dentro de estos microorganismos
se destaca el género Trichoderma (Álvarez, 2013), en el cual existen especies que
potencialmente pueden inhibir o limitar el crecimiento de fitopatógenos del suelo (Peabody et
al., 2000). Este género ha sido el más estudiado, debido a su fácil y rápido crecimiento,
además de sus características de micoparasitar a otros hongos (Howell y Stipanovic, 1995).
Siendo el objetivo de esta investigación: Determinar el control químico y biológico in vitro de
especies de Armillaria provenientes de colectas de la franja aguacatera del estado de
Michoacán, México.

Materiales y Métodos
El presente trabajo se desarrolló en el laboratorio de fitopatología de la Facultad de
Agrobiología “Presidente Juárez” dependiente de la Universidad Michoacana de San Nicolás
de Hidalgo, en Uruapan, Michoacán. Las cepas de Armillaria spp., fueron colectadas de raíces
de árboles de aguacate con síntomas de la enfermedad en los municipios de Uruapan, Nuevo
Parangaricutiro y San Juan Viejo, y aisladas mediante protocolos fitopatológicos de Agrios
(2005) y Trigiano et al. (2004), de raíz, tallo y corona de árboles de aguacate. Para el control

164
biológico se utilizaron cuatro cepas: Trichoderma erinaceum Bissett, Kubicek y Szackacs,
Trichoderma aggressivum Samuels and W. Gams y Trichoderma arundinaceum Zafari, Graef.
2T 2T

and Samuels, aisladas de la rizósfera de árboles de aguacate. Trichoderma sp., de la rizósfera


de pino, todas fueron proporcionadas por el cepario del laboratorio de Fitopatología de la
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez” UMSNH.

Confrontación in vitro de Armillaria spp., frente a Trichoderma spp.


Para determinar la capacidad antagónica de las diferentes cepas de Trichoderma spp. sobre
Armillaria spp. la técnica empleada fue la descrita por Dhingra y Sinclair (1995) de
confrontación en cultivo dual. Se hizo en condiciones estériles en una campana de flujo laminar
y de cada cepa de Armillaria spp. se cortaron discos de 0.5 cm de diámetro con la ayuda de
un sacabocado. Se colocaron a un centímetro de distancia del borde de la caja Petri la cual
contenía 20 mL de medio nutritivo PDAZ. Hecho esto se incubaron a 25°C durante siete días.
Después tiempo se procedió a colocar el hongo antagonista (Trichoderma spp.) y de la misma
manera se cortaron discos de 0.5 cm de diámetro de cada una de las especies de Trichoderma
antes mencionadas. Los discos se colocaron en el extremo contrario de la caja donde se
colocó el fitopatógeno, al igual que Armillaria spp., a un centímetro de distancia del borde.
Se tomó en cuenta la velocidad de crecimiento tanto de las cepas de Armillaria spp. como de
las de Trichoderma spp.. Debido a esto se dejó crecer Armillaria spp. siete días antes de hacer
la confrontación porque su tasa de crecimiento es más lenta que la de las especies del genero
Trichoderma spp. Para evaluar el efecto de las especies de Trichoderma sobre las diferentes
cepas de Armillaria se hicieron preparaciones semipermanentes en un portaobjetos, se utilizó
como medio de montaje lactofenol, se colocó un cubre-objetos y se sellaron, tanto de
rizomorfos como del micelio de Armillaria spp.. En el caso de los rizomorfos se hicieron cortes
delgados, una vez listas las preparaciones se observaron en un microscopio compuesto Nikon
Eclipse NI-U para identificar algún tipo de alteración del micelio de ambos hongos
(enrrollamiento y/o estrangulamiento, micoparasitismo, etc.) sobre el micelio y las estructuras
de cepas de Armillaria. El antagonismo in vitro de las cepas de Trichoderma spp., se evaluó
de acuerdo a su crecimiento, y se calculó el porcentaje de inhibición del crecimiento radial
(PICR) mediante la fórmula de Samaniego et al. (1989). También se compararon las cepas de
Trichoderma spp. respecto a la capacidad antagonista, de acuerdo con la escala establecida
por Bell et al. (1982) lo cual se hizo 120 h después de haber sido establecido el experimento.

165
Sensibilidad in vitro de Armillaria spp. a fungicidas
Los fungicidas empleados en el bioensayo de sensibilidad se describen en el Cuadro 1. Las
dosis empleadas de cada uno de los fungicidas fueron las recomendadas por el fabricante.
Para la preparación se pesó y/o midió de acuerdo a la presentación del producto (polvo
humectable o líquido).

Cuadro 1. Fungicidas y dosis probadas en la evaluación de la sensibilidad a fungicidas de Armillaria


spp.
Dosis de ia

Nombre comercial Ingrediente activo (ia) (µL en 10 mL de agua)

Tilt® Propiconazol 20

Tacora® Tebuconazol 20

Cuprifun® Hidróxido cúprico 5

Antrak® Benomilo 15

Blitefree® Streptomises spp. 30

Bankit® Azoxystrobin 10

Testigo Agua destilada estéril 10

Los productos se disolvieron en 10 mL de agua destila estéril. Todo el procedimiento se hizo


bajo condiciones asépticas en campana de flujo laminar. Se usaron discos de papel filtro
Whatman No. 4 de 10 mm de diámetro previamente esterilizados los que se impregnaron con
50 µl de la solución correspondiente de cada uno de los fungicidas, se dejaron secar por 3 min
(Dhingra y Sinclair, 1995). Los discos de papel se colocaron en forma equidistante en una caja
Petri que contenía 20 mL del medio nutritivo PDAZ, enseguida se colocó en el centro de la
caja Petri un disco del patógeno de 0.5 cm de diámetro, en cada uno de los tratamientos y
para cada una de las cepas. Para el tratamiento testigo se colocó el patógeno en el centro de
la caja Petri y el papel filtro se humedeció sólo con agua destilada estéril, se incubaron en una
estufa a 25°C.
Para determinar el diámetro de inhibición del desarrollo del fitopatógeno en los bioensayos de
sensibilidad in vitro a los fungicidas se tomaron medidas en rizomorfos donde se observó un

166
crecimiento irregular y se sacó el promedio real del crecimiento. En ambos tipos de control se
utilizó un diseño completamente al azar, los datos obtenidos se analizaron con el programa
PROC ANOVA del paquete computacional de estadística SAS V8. Para la comparación de
medias se utilizó la prueba de Tukey (α=0.05).

Resultados y Discusión
Se usaron un total de seis cepas de Armillaria spp., a las cuales se les asigno una clave de
cepario de acuerdo a su procedencia (SFC1, SFC2, SFC3, SAZ1, SAZ2 y SJN1) La inhibición
Armillaria spp., confrontada con Trichoderma spp., tuvieron diferente respuesta de acuerdo a
la especie. Los porcentajes de inhibición fluctuaron de 13 hasta 37% a las 120 h después de
haber sido establecido el experimento. Sin embargo, este efecto aumentó a medida que
transcurrió el tiempo hasta que las especies de Trichoderma inhibieron completamente el
crecimiento de Armillaria spp. lo cual se notó hasta los 15 d. Estos resultados son similares a
los reportados por Gomes et al. (2007), quienes mencionan que diferentes cepas de
Trichoderma confrontadas en cultivo dual con Sclerotium rolfsii inhibieron el crecimiento del
hongo fitopatógeno desde 18% hasta 44% a las 120 h. Nofal et al. (1999) y Martínez et al.
(2013), mencionan que diferentes cepas de Trichoderma evaluadas contra Dydimella bryoniae
presentaron un porcentaje de inhibición superior a 50% a partir de las 72 h y que el crecimiento
sobre el fitopatógeno se hizo casi total (100%) a las 120 h. Fernández y Suárez (2009)
observaron que algunas cepas de Trichoderma spp., antagonistas a Fusarium oxysporum
también presentaron un porcentaje de inhibición superior a 50% a las 120 h. Estos resultados
difieren con los de la presente investigación ya que se tienen medias del porcentaje de
inhibición menores al 50%, así como con los reportados por Paez y Sanabria (2007),
Chakraborty y Chatterjee (2008) y Reyes et al. (2012), quienes en confrontación de
Trichoderma spp., contra Fusarium sp., los porcentajes son de 22 a 86% a las 120 h.
La capacidad antagónica fue evaluada de acuerdo a la escala establecida por Bell et al. (1982).
Las especies de Trichoderma se ubicaron en diferentes clases al ser confrontadas con las seis
cepas de Armillaria spp., mostrando un efecto antagónico frente a Armillaria spp. en el
bioensayo dual in vitro, sobrecreciendo la colonia del fitopatógeno. Esto se observó a las 120
h de haber sido establecido el experimento y a los cuatro meses el efecto fue más notorio, lo
que indica que las especies de Trichoderma ejercen un biocontrol lento a diferencia de
cualquier otro utilizado. Martínez et al. (2013), reporta que diferentes especies de Trichoderma
confrontadas con Dydimella bryoniae hacen contacto con el fitopatógeno y crece sobre él a las
96 h. Infante et al. (2009) define al micoparasitismo como una simbiosis antagónica entre

167
diferentes hongos y especies de Trichoderma, durante este proceso las especies de
Trichoderma crecen y se adhieren a las hifas del hongo contrario, se enrollan en ellas y las
penetran para alimentarse de las mismas. En esta investigación, las cuatro especies de
Trichoderma estudiadas ejercieron micoparasitismo sobre las diferentes cepas de Armillaria
spp., observándose la capacidad de adherirse, penetrar y enrollarse sobre las hifas de
Armillaria spp.; esto observó en el microscopio.
Se observó que las cuatro especies de Trichoderma tuvieron un efecto de degradación de
rizomorfos y micelio de Armillaria spp. Ezziyyani et al. (2004) y Martínez et al. (2013),
mencionan que la mayoría de las especies de Trichoderma tienen la capacidad de secretar
enzimas como las quitinasas y proteasas, capaces de hidrolizar la pared celular de numerosos
hongos y la habilidad de contribuir en la deformación de conidios de Fusarium spp., así como
provocar la lisis y destrucción de conidióforos y esporas de Penicillium spp. Ezziyyani et al.
(2004), menciona que al confrontar Trichoderma harzianum con Phytophthora capsici, observó
efectos de micoparasitismo como el enrollamiento de las hifas del antagonista sobre las hifas
de Phytophthora capsici lo que provocó la destrucción del micelio, resultados que coinciden
con los observados en esta investigación. A pesar de que existe abundante información acerca
de cómo se comportan las especies de Trichoderma como antagonistas de varios hongos
fitopatógenos, en la práctica es necesario realizar una selección exhaustiva del agente
controlador frente a cada fitopatógeno, antes de ser empleado en campo (Martínez et al.,
2013). En el (Cuadro 2) se muestra la Clase en que quedaron ubicadas cada una de las cepas
de Armillaria spp., confrontadas con las cuatro especies de Trichoderma, de acuerdo a la
escala de Bell et al. (1982) (Figura 1).

Sensibilidad in vitro de Armillaria spp. a fungicidas


El estudio de sensibilidad a fungicidas de las seis cepas de Armillaria spp., presento variación,
el análisis de varianza indicó que mostraron diferente respuesta en presencia de los fungicidas.
De los seis productos fungicidas empleados el Propiconazol, Tebuconazol y Azoxystrobin
fueron los que tuvieron los mejores resultados debido a que inhibieron en su totalidad el
crecimiento de las seis cepas de Armillaria spp., estos tres productos se recomiendan para el
control de enfermedades producidas por Basidiomycetes (royas y carbones), pero no se
29T

encontraron reportes para especies del genero Armillaria (Rosenstein, 2016). Los otros tres
29T 29T

fungicidas (Streptomyces spp. Hidróxido cúprico y Benomilo) tuvieron resultados variables en


29T 29T 29T 29T

cuanto a la inhibición del crecimiento tanto de rizomorfos como del micelio de las diferentes
cepas de Armillaria spp., De acuerdo con (Baumgartner et al., 2011) estos resultados pueden

168
deberse a que fueron colectadas de diferentes huertos, condiciones agroecológicas diferentes
y al el manejo que se les da a los huertos de aguacate, ya que pudieron adquirir resistencia
por la aplicación de fungicidas al suelo (Figura 2).

Cuadro 2. Capacidad antagonista de especies de Trichoderma confrontadas a Armillaria spp., de


acuerdo a la escala Bell et al. (1982).
Clase 2 Clase 3 Clase 4

SFC3/ T. arundinaceum SFC1/ T. erinaceum SFC1/ T. arundinaceum

SFC3/ T. erinaceum SFC1/ Trichoderma sp. SFC1/ T. aggressivum

SAZ1/ Trichoderma sp. SFC2/ T. arundinaceum

SAZ2/ T. erinaceum SFC2/ T. aggressivum

SAZ2/ Trichoderma sp. SFC2/ T. erinaceum

SJN1/ T. aggressivum SFC2/ Trichoderma sp.

SJN1/ Trichoderma sp. SFC3/ T. aggressivum

SFC3/ Trichoderma sp.

SAZ1/ T. arundinaceum

SAZ1/ T. aggressivum

SAZ1/ T. erinaceum

SAZ2/ T. arundinaceum

SAZ2/ T. aggressivum

SJN1/ T. aggressivum

SJN1/ T. arundinaceum

SFC1, SFC2, SFC3, SAZ1, SAZ2 y SJN1, clave de cepario de especies de Armillaria spp.

169
B A

A A B

T. erinaceum T. aggressivum T. arundinaceum Trichoderma sp.

Figura 1. Especies de Trichoderma confrontadas con la cepas de Armillaria spp., a las 120 h; (A)
crecimiento de especies de Trichoderma sobre el micelio y rizomorfos de Armillaria spp. (B) Cambio de
color de la cepa de Armillaria sp., de blanco a café.

La mayoría de las investigaciones sobre el control químico de Armillaria spp., coinciden que
presentan severas limitantes relacionadas con la capacidad de los productos para alcanzar el
inóculo que frecuentemente se encuentra a varios metros de profundidad o bien protegido por
los restos de madera al encontrarse en su interior. West (2000) y Adaskaveg et al. (1999),
mencionan que en el durazno infectado por Armillaria spp., la aplicación de productos químicos
reduce en gran medida el inóculo presente en el suelo; sin embargo, no indican que productos
utilizan, por su parte Schanabel et al. (2011), indican que ningún producto químico ejerce un
buen control sobre este fitopatógeno.

170
10.083

10.000
9.583

9.125
8.958
8.870

8.792
PROMEDIO DE CRECIMIENTO (MM)

ANTRAK

7.750
7.620

7.125
BANKIT
6.830

6.083
5.917
BLITE FREE

5.792

5.708
5.583
5.541

5.333

5.167

4.708
CUPRIFUN

4.583
4.460

3.875
TILT

TACORA

2.292
TESTIGO
0.000

0.000
0.000

0.000

0.000
0.000

0.000

0.000
0.000

0.000

0.000
0.000

0.000

0.000
0.000

0.000

0.000
0.000
SFC1 SFC2 SFC3 SAZ1 SAZ2 SJN1
CEPAS DE ARMILLARIA SPP.

Figura 2. Crecimiento de Armillaria spp. en el bioensayo de sensibilidad in vitro a los fungicidas.

Conclusiones
Las cuatro especies de Trichoderma confrontadas con las seis cepas de Armillaria spp.
mostraron diferencias en el porcentaje de inhibición, desde 13% hasta 37% a las 120 h. El
micoparasitismo que presentaron las especies de Trichoderma fue enrollamiento y penetración
de las hifas en Armillaria spp. Los fungicidas químicos Propiconazol, Tebuconazol y Azoxystrobin
fueron los que tuvieron los mejores resultados en la sensibilidad in vitro de Armillaria spp., ya
que inhibieron en su totalidad el crecimiento del micelio de las seis cepas. Los fungicidas
Streptomyces spp., Benomilo y Hidróxido cúprico ejercieron diferente control para cada cepa
de Armillaria spp.

Agradecimientos
Los resultados de esta investigación fueron financiados con recursos del PFCE-2017.
Literatura Citada
Adaskaveg, J.E., H., Forster, L., Wade, D.F., Thompson, y J.H. Connell: 1999. Efficacy of sodium
tetrathiocarbonate and propiconazole in managing Armillaria root rot of almond on peach rootstock.
Plant Disease 83:240-246.
Agrios, G. N. 2005. Plant Pathology 5th edition. Elsevier. United States of America. 922 p. P P

Álvarez, S.E. 2013. Producción artesanal de Trichoderma spp. 1a ed. San Salvador de Jujuy:
Universidad Nacional de Jujuy. Facultad de Ciencias Agrarias. 40 p.
Baumgartner, K. M., P.A., Coetzee, y D. Hoffmeister. 2011. Pathogen profile, Secrets of the
subterranean pathosystem of Armillaria. Molecular Plant Pathology 1-11.

171
Baumgartner, K., y D.M. Rizzo, 2002 Spread of Armillaria root disease in a California vineyard. Am. J.
Enol. Vitic. 53, 197–203.
Bell, D.K., H.D. Wells y C.R. Markham, 1982. “In Vitro Antagonism of Trichoderma Species Against Six
Fungal Plant Pathogens”, Phytopathology 72:379-382.
Chakraborty, M.R., y N.C. Chatterjee. 2008. Control of Fusarium wilt of Solanum melongena by
Trichoderma spp. Biology Plantarum 52: 582-586.
Dhingra, O.D., y J.B. Sinclair. 1995. Basic Plant Pathology Methods. Second Edition. CRC Lewis
Publishers. Pp. 434.
Ezziyyani, M.; S.C.; Pérez, S.A.; Ahmed, E. Ma., Requena, y C. MaCandela. 2004. Trichoderma
harzianum como biofungicida para el biocontrol de Phytophthora capsici en plantas de pimiento
(Capsicum annuum L.). Anales de Biología 26: 35-45, 2004
Fernández, B.R.J. y M.C.L Suárez. 2009. Antagonismo in vitro de Trichoderma harzianum rifai sobre
Fusarium oxysporum schlecht f. sp passiflorae en maracuyá (Passiflora edulis Sims var. flavicarpa)
del municipio zona bananera de Colombia. Rev. Facultad Nacional Agronomía 62: 4743-47-48.
Gomes, D. Minaré B. Ávila, Z. R. L. Pádua, R. R. Correa, S. M. 2007. Cepas de Trichoderma spp., para
el control biológico de Sclerotium rolfsii.Fitosanidad 11: 3-9.
Heredia, G. E., y S.F. Delgadillo. 2000. El ajo en México. Origen, mejoramiento genético tecnología de
producción. Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Instituto Nacional de
Investigación Forestales Agrícolas y Pecuarias. Centro de Investigación Regional del Centro Campo
Experimental Bajío. Celaya. 101 p.
Howell, C.R. y R.D, Stipanovic. 1995. Mechanisms in the biocontrol of Rhizoctonia solani-induced cotton
seedling diseases by Gliocladium virens: Antibiosis. Phytopathology 85: 469-472.
Infante, D., B., Martínez, N. González, y Y .Reyes, 2009. Mecanismos de acción de Trichoderma frente
a hongos fitopatógenos. Revista Protección Vegetal 24: 14-21.
Martínez, I., D. Infante y I. Reyes. 2013. Trichoderma spp. y su función en el control de plagas en los
cultivos. Dpto. Biología y Sanidad Vegetal, Universidad Agraria de La Habana “Fructuoso Rodríguez
Pérez”. San José de las Lajas, Mayabeque, Cuba. Revista Protección Vegetal 28: 1-11
Nofal, M.A., M.A.A. El-Naggar, y B.R Ismail. 1999. Biological control of gummy stem blight
(Mycosphaerella melonis L. Passerini) on cantaloupe plants under protected cultivations. ISHS Acta
Horticulturae 1999: 434.
Paez, M.E. y N.A Sanabria. 2007. Evaluation of the Antagonistic Capacity of Trichoderma koningii Above
Fusarium oxysporum f. sp. lycopersici», Revista Facultad Agronomia 24: 27-31.
Pareek, M., W.G. Allaway, y A.E Ashford, 2006. Armillaria luteobubalina mycelium develops air pores
that conduct oxygen to rhizomorph clusters. Mycology Research 110: 38–50.
Peabody, R.B., D.C. Peabody, y K.M. Sicard. 2000. A genetic mosaic in the fruiting stage of Armillaria
gallica. Fungal Genetics and Biology 29, 72–80.
Reyes, R.A., J.C., Alejo, S.E., Ruiz, y S.J.M. Tun. 2012. Inhibición del crecimiento in vitro de Fusarium
sp., aislado de chile habanero (Capsicum chinensis) con hongos antagonistas. Fitosanidad pp. 161-
165.
Robinson, R.M., D.J. y Morrison, 2001. Lesion formation and host response to infection by Armillaria
ostoyae in the roots of westerm larch and Douglas-fir. Forest Pathology 31: 371-385.
Rosenstein, S.E. 2016. Diccionario de especialidades agroquímicas. Thompson PML. Edición 16.
México.
Samaniego, J., A. Ulioa y T. Herrera. 1989. Hongos del suelo antagónicos de Phymatorichum
omnivorum,” Fitopatología Mexicana 7. pp. 86-95.
Schnabel, G., J.S., Ash, y P.K. Bryson. 2005. Identification and characterization of Armillaria tabescens
from the southeastern United States. Mycology Research 109:1208–1222.
Tamayo, M.P.J. 2007. Enfermedades del aguacate. Enuentro Nacional de la Cadena Productiva del
Aguacate. Politécnica Colombiana 4:51-70.
Trigiano, N.R., T.M Windham, and S.A. Windham, 2004. Plant pathology, concepts and laboratory
excercises. CRC PRESS. 413 p.
Valdés, M., J. Córdova, R. Valenzuela y A.M. Fierros. 2004. Incremento del fitopatógeno Armillaria
mellea (Vahl.: Fr.) Karsten en bosque de pino-encino, en relación al grado de disturbio por tratamiento
silvícola. Rev Chapingo Serie: Ciencias Forestales y del Ambiente 10: 99-103.
West, J. 2000. Chemical control of Armillaria In: Biology and control of honey Fungus. 183-182.

172
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

PRUEBAS DE ANTAGONISMO CON HONGOS ASOCIADOS AL SÍNTOMA


DE MARCHITEZ DE ÁRBOLES DE AGUACATE EN MICHOACÁN, MÉXICO
Espino-Cerda, Á.; Morales-García, J. L.; Pedraza-Santos, M. E.; Morales-
Montelongo, K. L.
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”.
Paseo Lázaro Cárdenas y Berlín S/N, Colonia Viveros, C.P. 60170, Uruapan, Michoacán. Correo-e:
j.luciano58@hotmail.com

Resumen
La “Tristeza del Aguacatero” es una enfermedad que representa un problema fitosanitario
grave, ocasiona baja producción de fruta y en casos severos muerte total de árboles. En el
estado de Michoacán ocasiona daños en plantaciones del 8 al 15%, afectando
económicamente a productores, Se ha reportado que esta sintomatología es causada por un
complejo de hongos que actúan sobre la raíz, causando la muerte de los árboles en algunos
casos. Una manera de suprimir o controlar biológicamente los patógenos que causan
enfermedades en las plantas es la utilización de microorganismos antagonistas. El objetivo del
presente estudio fue aislar e identificar los hongos patógenos asociados a la raíz de aguacate
con síntomas de tristeza para realizar las pruebas de antagonismo y comprobar posibles
hongos antagonistas. En PDA, se obtuvieron 26 cepas, de las cuales 10 se utilizaron para las
pruebas de antagonismo: Fusarium oxysporum, F. sambucinum., F. moniliforme, F. solani., F.
sporotrichioides., Phytophthora cinnamomi., Cylindrocarpon sp., Verticillium sp., Melanospora
sp. y Trichoderma sp. Para las pruebas de antagonismo in vitro se realizaron mediciones con
una regla registrando el diámetro de la colonia del micelio durante 14d para posteriormente
realizar un análisis estadístico y evaluar el porcentaje de inhibición de crecimiento radial
(PICR). Se concluye que las cepas con capacidad antagónica son: Trichoderma sp. y
Melanospora sp.

Palabras clave adicionales: Patógeno, hongo, pudrición de raíz, antagonismo.

ANTAGONISM TESTS WITH FUNGI ASSOCIATED TO WILT SYMPTOM OF AVOCADO


TREES IN MICHOACAN, MEXICO

Abstract
The “avocado tree wilt” it is a disease that represents a serious phytosanitary problem causing
low fruit production and in more severe cases complete dead of tree. In the state of Michoacán
is causing damage to plantations up to 8 to 15%, affecting the economy of farmers, the
symptoms had been reported that are caused by a complex of fungus along the roots, causing
dead of the tree in some cases. One biological way to control the pathogens that cause disease
in plants is using antagonistic microorganisms. The objective of this investigation was to isolate
and identify the pathogenic fungus associated to the roots of avocado with symptoms of
sadness to do the test of antagonism and proof possible antagonist fungus. With PDA, were
obtained 26 strains, which 10 were used for the antagonism test: Fusarium oxysporum, F.
sambucinum., F. moniliforme, F. solani., F. sporotrichioides., Phytophthora cinnamomi.,
Cylindrocarpon sp., Verticillium sp., Melanospora sp. and Trichoderma sp. For the antagonism
test in vitro measures with a ruler were needed saving the data of the diameter of the colony of
mycelial for 14 days afterwards do a statistics test and evaluate the percentage of inhibition of
radial growth (PIRG). In conclusion the strains with antagonism capacity are: Trichoderma sp.
and Melanospora sp.

173
Additional keywords: Pathogenic, fungus, root rot, antagonism.

Introducción
Los hongos fitopatógenos con origen en el suelo los encontramos ocasionando daño en todos
los suelos de los ecosistemas y agroecosistemas del mundo. Algunos géneros y especies
presentan una gran capacidad de adaptación y se encuentran ampliamente distribuidos,
mientras que otros presentan características de adaptación más limitadas o bien son
sumamente especializados, lo cual restringe su distribución (Cook y Baker, 1983). Una manera
de suprimir o controlar biológicamente los patógenos que causan enfermedades en las plantas
es la utilización de microorganismos antagonistas. El control biológico por estos consiste en la
utilización de los mismos para disminuir o reducir el crecimiento o desarrollo de fitopatógenos
favoreciendo de la misma manera el crecimiento de los antagonistas para la planta, que le
permiten a ésta un mejor desarrollo y le brindan protección contra enfermedades y plagas
(Ezziyyani et al., 2006). Las pruebas de antagonismo permiten conocer e identificar que
reacciones tienen estos hongos patógenos entre si y reconocer con pruebas y métodos más
precisos su biología (ciclo de vida, tipo de reproducción y sobrevivencia), además cuales
pueden llegar a ser utilizados como hongos antagonistas para desarrollar estrategias que
permitan controlar la enfermedad. Los antagonistas utilizados para el control de enfermedades
son generalmente saprofitos, debido a su facilidad de adaptación al medio y su alta capacidad
de manipulación. Entre estos se halla el género Trichoderma, que produce tres tipos de
propágulos: hifas, clamidosporas y conidios, las cuales son activas contra fitopatógenos en
diferentes fases del ciclo de vida, desde la germinación de la espora hasta la esporulación,
además esta reúne una serie de características en su interacción directa con el fitopatógeno
que según (Harman, 2000, y Howell, 2006), hace de este organismo un buen agente
antagonista de hongos fitopatógenos.

Materiales y Métodos
El presente trabajo se llevó a cabo en una etapa de campo y otra de laboratorio. La primera
etapa consistió en la colecta de las raíces de árboles enfermos con síntomas de tristeza de
aguacate. La segunda consistió en el aislamiento e identificación de los microorganismos y la
realización de pruebas de antagonismo en el laboratorio de Fitopatología de la Facultad de
Agrobiología “Presidente Juárez” de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
La colecta de muestras de tejidos con síntomas de tristeza se llevó a cabo en la huerta “EL
SALTO 2” ubicada en Matanguarán (San José del Valle) localizado en el Municipio Uruapan,
del estado de Michoacán de Ocampo México.

174
Se colectaron raíces de 75 árboles con los síntomas de tristeza, los cuales se marcaron para
su ubicación. Las muestras se tomaron a una distancia de 50 cm del tronco del árbol realizando
un bloque de 30 x 30 x 30 cm. las raíces presentaban un color café oscuro de aspecto
quebradizo y se descortezaban fácilmente, cada una de las muestras fueron colocadas en
bolsas de papel y fueron etiquetadas de acuerdo al orden de colecta, indicando la fecha y
número de árbol. Las muestras se transportaron en bolsas de papel, fueron llevadas al
laboratorio de Fitopatología para su posterior procesamiento. El medio de cultivo utilizado para
el aislamiento y purificación de los patógenos fue Papa-Dextrosa-Agar (PDA) sintético
adicionado con 7 mL de ácido tartárico al 10% para evitar el crecimiento de bacterias, su
almacenamiento fue a una temperatura de 4°C previo a su uso. Las raíces colectadas en
campo fueron lavadas con jabón y agua corriente, se cortaron secciones de tejido de 2 a 3
mm, se sumergieron en una solución de hipoclorito de sodio al 3% durante 15 a 30 segundos
con agitación permanente, se enjuagaron en agua destilada estéril tres veces para eliminar el
exceso de desinfectantes, se secaron y se sembraron en medio de cultivo PDA, 5 secciones
de tejido por caja Petri, posteriormente se sellaron los bordes con Kleen-Pack para evitar
contaminaciones. Finalmente las cajas Petri se incubaron a una temperatura de 24°C en la
oscuridad, cada uno de los aislamientos fueron purificados 15d después en cajas Petri nuevas
e incubadas de acuerdo a las condiciones ya mencionadas. Una vez purificado el material se
realizó la identificación morfológica con ayuda de claves especializadas (Figura 1) (Nelson et
al., 1983; Barnett y Hunter, 1998).

Figura 1. Identificación morfológica con ayuda de claves especializadas, para la identificación de los
hongos aislados de raíces de árboles con síntomas de tristeza.

175
Para las pruebas de antagonismo se llevaron a cabo en una campana de flujo laminar para
evitar contaminaciones de otros patógenos, se removieron discos de agar de cultivos
establecidos con los hongos de 7d de crecimiento, se colocó un disco con el del hongo en
prueba en el centro de la caja Petri durante el tiempo necesario para que este iniciara su
crecimiento micelial. Transcurrido este periodo de acondicionamiento, se sembró en los
extremos de cada punto cardinal de la caja Petri cuatro discos de agar con diferentes hongos
aislados, a una distancia de 5 cm aproximadamente entre ellos en tres combinaciones de
hongos diferentes para cada uno de los 10 hongos en prueba seleccionados y se utilizó un
testigo (Figura 2). Las pruebas se realizaron en confrontación 1:4 combinando las cepas al
azar, con el fin de elegir aquellos que mostraran actividad antagónica. La evaluación de las
pruebas se realizó por la competencia de nutrientes y espacio, la cual se obtuvo con los radios
de crecimiento registrando el diámetro del micelio de la colonia de los hongos, las mediciones
se hicieron cada 24 h durante 14d y segundo por el porcentaje de inhibición de crecimiento
radial (PICR) con la formula por Ezziyyani et al. (2004). PICR= (R1-R2)/R1X100, donde R1
es el radio mayor (radio del patógeno testigo) R2 es el radio menor (radio del patógeno en
enfrentamiento con el antagonista).

Figura 2. Pruebas de antagonismo A) Con un sacabocados se removieron discos del hongo en prueba.
B) Con pinzas estériles se colocaron discos del hongo en prueba en el centro y en cada punto cardinal
de la caja Petri diferentes cepas en confrontación 1:4. C) Cajas Petri selladas con Kleen-Pack e
incubadas de acuerdo a las condiciones ya mencionadas. D) Cajas Petri marcadas con cada punto
cardinal para ubicar a cada hongo puesto en prueba. E) Confrontación de cepas con sus respectivos
testigos para posteriormente realizar las mediciones.

176
Resultados y Discusión
De los aislamientos de los 75 árboles muestreados se obtuvieron 26 cepas de hongos. Seis
presentaron las mismas características macroscópicas y microscópicas de algunas especies
de Fusarium siendo el hongo que se aisló con mayor frecuencia representando el 60.6% de
los aislamientos, encontrándose presente en la mayoría de los árboles seleccionados. Para la
realización de las pruebas de antagonismo se seleccionaron 10 cepas incluyendo las seis
especies de Fusarium sp. y las cuatro siguientes en frecuencia de aparición, dentro de los
cuales se encuentran los siguientes: Fusarium oxysporum, F. solani, F. moniliforme, F.
sporotrichioides, F. sambucinum, Verticillium sp., Cylindrocarpon sp., Phytophthora
cinnamomi, Melanospora sp., Trichoderma sp. Con las 10 cepas seleccionadas en medio de
cultivo, se obtuvieron tres confrontaciones diferentes para cada cepa. Se evaluó la
competencia de nutrientes y espacio realizando un análisis estadístico y por el porcentaje de
inhibición de crecimiento radial las mediciones se realizaron durante 14d cada 24 h (Figura 3).

Figura 3. Pruebas de antagonismo, crecimiento micelial en medio de cultivo y Características


microscópicas. A) Cylindrocarpon sp., B) Trichoderma sp., C) Fusarium oxysporum. D) F. solani. E) F.
sambucinum. F) F. sporotrichioides. G) F. moniliforme. H) Melanospora sp., I) Phytophthora cinnamomi.
J) Verticillium sp.

177
En los bioensayos se presentaron los siguientes resultados con las pruebas de antagonismo
se comprobó que las cepas aisladas y en enfrentamiento mostraron capacidad antagónica:
Melanospora sp. es considerado como saprófito de restos vegetales en el suelo o en semillas
(Hanlin, 1990), pero también se asocia con varios hongos, sobre todo discomycetes a los que
parasita (Kers, 1974) en este caso podría ser que compite por espacio y nutrientes inhibiendo
el crecimiento de los demás hongos excepto Trichoderma sp. y Verticillium sp. Hasta el
momento no hay reportes de estudios de bioensayos con este hongo por lo cual sería
interesante realizar más bioensayos utilizando otros fitopatógenos de importancia agrícola.
Las diferentes especies de Trichoderma se consideran por tener un rápido crecimiento micelial
y una abundante producción de esporas que ayuda a la colonización de diversos sustratos y
del suelo así mismo pueden producir enzimas extracelulares, antibióticos antifungicos, ser
competidores contra hongos patógenos; promover el crecimiento en plantas e inducir
resistencia (Zimand et al.,1996) además compiten muy bien por nutrientes, son micoparasitos
muy activos y son competidoras muy eficientes de la rizosfera (Papavizas et al., 1985; Ahmad
y Baker, 1987). En las confrontaciones con las diferentes cepas, los hongos evaluados que no
presentaron capacidad antagónica son los siguientes: Cylindrocarpon sp., P. cinnamomi,
Verticillium sp., F. oxysporum, F. sporotrichioides, F.solani, F. sambucinum y F. moniliforme,
ya que muchos solo competieron por el espacio y nutrientes y considerados como
fitopatógenos, además la importancia de los hongos fitopatógenos del suelo que atacan la raíz,
no se limita sólo al daño que ocasionan en las plantas hospedantes, sino también debe
considerarse el papel que juegan dentro de las cadenas tróficas y en las diversas relaciones
que establecen con otros microorganismos del suelo (Agrios 1988 y Lumsden,1981). Pocos
son los trabajos que se han realizado bajo un enfoque ecológico, sobre la relación
fitopatógenos-plantas hospedantes tanto en los sistemas naturales como en los
agroecosistemas (Harper et al., 1990), a nivel de poblaciones o de comunidades, y que
analicen los cambios en su dinámica temporal y espacial debido a las diferentes actividades
de perturbación y manejo de los sistemas (Christensen, 1981). Entre las pruebas de
antagonismo que mostraron resistencia en la colonización del antagonista Trichoderma sp.
cabe destacar los siguientes: F. moniliforme que contó con un PICR de 24.6% ya que
Trichoderma sp. no invadió su micelio completamente. Las cepas utilizadas en confrontación
mostraron su capacidad de crecimiento en medio de cultivo in vitro, como resultado la mayoría
compitieron por nutrientes y espacio porque su crecimiento puede variar en campo ya que
intervienen varios factores tanto bióticos como abióticos para su crecimiento y reproducción.

178
Conclusiones
Se obtuvieron 26 cepas de hongos asociados a la raíz de aguacate, utilizando 10 cepas en
orden de frecuencia de aparición las cuales corresponden a Fusarium oxysporum, F.
sambucinum, F. moniliforme, F. solani, F. sporotrichioides, Verticillum sp., Cylindrocarpon sp.,
Melanospora sp., Phytophthora cinnamomi y Trichoderma sp. La cepa con mayor porcentaje
de inhibición de crecimiento radial (PICR) en las pruebas de antagonismo fue Trichoderma sp.
colonizó por completo el micelio de los hongos fitopatógenos en confrontación 1:4. La cepa de
Melanospora sp. mostró resultados importantes ya que su crecimiento micelial fue muy rápido
además logró invadir gran parte de la caja Petri inhibiendo el crecimiento de los fitopatógenos
excepto Trichoderma sp. y Verticillium sp. De las cinco especies de cepas de Fusarium spp.
utilizadas en las pruebas de antagonismo, F. moniliforme resultó ser más resistente a la
colonización del hongo antagonista Trichoderma sp. La gran mayoría de las cepas
seleccionadas compitieron por espacio y nutrientes en los bioensayos excepto Trichoderma
sp. ya que su función como antagonista es fundamental.

Literatura Citada
Agrios, G.N. 1988, Plant Pathology. Thad Edition. Academic Press, New York, USA. 803 p.
Ahmad, J.S., and R. Baker. 1987, Rhizosphera competence of Trichoderma harzianum. Phythopalogy
77: 182-189.
Barnett L. H., and B.B. Hunter. 1987. Illustrated genera of imperfect fungi. 4th Edition. Macmillan. 218 p.
Christensen, M. 1981. Species diversity and dominance in fungal communities. pp. 201-232. In: Wicklow,
D. T., and G.C. Carroll (Eds.). The Fungal Community. Its Organization and Role in the Ecosystem.
Mycology Series. Marcel Dekker Inc., New York, USA.
Cook, R.J., and K.F. Baker. 1983. The Nature and Practice of Biological Control of Plant Pathogens. The
American Phytopathological Society. St. Paul, Minn., USA. 539 p.
Ezziyyani, M., A. Sid Ahmed, C. Pérez-Sánchez, M.E. Requena, y M. E. Candela. 2006. Control biológico
por microorganismos antagonistas. Revista Horticultura 191:8-15.
Hanlin RT.,1990. Illustrated genera of Ascomycete. Disponible en:
http://www.mycobank.org/BioloMICS.aspx?TableKey=14682616000000061&Rec=36701&Fields=All
(Fecha de consulta mayo 2015).
Harman, G. E. 2000. Myths and dogmas of biocontrol – changes in perceptions derived from research
on Trichoderma harzianum T-22. Plant Disease 84:377–393.
Harper, J.L. 1990. Pests, Pathogens and Plant Communities: An Introduction. pp 3-14. In: Burdon, J. J.,
and S. R. Leather (Eds.). Pests, Pathogens and Plant Communities. Blackwell Scientific Publications.
Oxford, UK.
Howell, C.R. 2006. Understanding the mechanisms employed by Trichoderma virens to effect biological
control of cotton diseases. Phytopathology 96(2):178-180.
Kers, L. 1974. The Swedish Geoporae and their Pyrenomycete infections. Svensk Botanisk Tidskrift
68:344-354.
Lumsden, R.D. 1981. Ecology of Mycoparasitism. pp. 295 318. In: Wicklow, D. T., and G. C. Carroll
(Eds.). The Fungal Community. Its Organization and Role in the Ecosystem. Mycology Series. Marcel
Dekker, Inc. New York, USA.
Nelson P. E., T.A. Toussoun, y W. Marasas 1983. Fusarium species an illustrated manual for
identification. The Pennsylvania State University Press, University Park and London. 206 p.
Papavizas, G.C.1985, Trichoderma and Gliocladium: biology, ecology and potential biocontrol. Annual
Review of Phytopathology 23:23-54.

179
Zimand G., Y. Elad, and I. Chet. 1996 Effect of Thricoderma harzianum on Botritys cinerea pathogenicity.
Phytopathology 86(11):1255-1260.

180
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

HONGOS ASOCIADOS AL SÍNDROME DE LA ROÑA DEL AGUACATE EN


EL ESTADO DE MICHOACÁN, MÉXICO
Alfaro-Espino, E.; Morales-García, J. L.; Pedraza-Santos, M. E.; Chávez-Bárcenas,
A. T.; Morales-Montelongo, K. L.
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”.
Paseo Lázaro Cárdenas y Berlín S/N, Colonia Viveros, C.P. 60170, Uruapan, Michoacán. Correo-e:
j.luciano58@hotmail.com

Resumen
En Michoacán, la roña del fruto se ha convertido en problema serio para la exportación, debido
a la exigencia del mercado. La enfermedad afecta la calidad, y el valor de la producción, que
va de un 53 a 60% menor, al ser comercializada como fruta de segunda calidad en el mercado
nacional. Los reportes del agente causal de este síndrome son inconsistentes, mismos que
ponen en duda al patógeno responsable y a menudo las medidas de control no son eficientes,
debido quizás a que pudieran estar involucrados otros agentes causales. La presente
investigación tuvo como objetivo la identificación de patógenos involucrados con el síndrome
de roña y comprobar los postulados de Koch para ellos. Los aislamientos se obtuvieron de 40
frutos con lesiones colectados en 10 huertos, cuatro por cada uno, con siete síntomas
diferentes, sembrándose tres cajas por síntoma con cinco accesiones por caja, previamente
lavados con agua destilada estéril para remover contaminantes, se sembraron en medio de
cultivo papa dextrosa agar (PDA). Los patógenos obtenidos fueron Colletotrichum spp. 35%,
Alternaria sp. 60% y Nigrospora sp. 5%. Cada patógeno se inoculó con una suspensión de
esporas en frutos tamaño “canica” lavados y sin desprender del árbol, con heridas superficiales
realizadas con una aguja de disección estéril, inmediatamente se confino en una bolsa plástica
con perforaciones para evitar su deshidratación. Una vez realizadas las pruebas se tiene la
certeza de que los aislamientos hechos correspondieron a Colletotrichum gloeosporoides y
Colletotrichum acutatum, Alternaría, Nigrospora, Pestalotiopsis, Curvularia, con base en las
claves de Barnett y lo descrito por Sutton, de las cuales el 60% de los aislamientos fueron de
Colletotrichum organismo que ataca con mayor frecuencia los frutos y hojas, por lo que se
llega a la conclusión de que el síndrome de la roña es causado por más de un patógeno.

Palabras claves adicionales: Enfermedad de fruto, patogenicidad, identificación.

FUNGI ASSOCIATED TO THE SCAB AVOCADO SYNDROME IN THE STATE OF


MICHOACAN, MEXICO

Abstract
In Michoacán, scab of avocado has become a serious problem for the exports, because of high
quality standards. This disease affects its quality, and value of the production, which goes from
53 to 60% lower, by being sold as fruit with a lower quality for the national market. The reports
of this disease as causing agent are inconsistent, which makes us doubt about the responsible
pathogenic while the control procedures are not efficient, because there may be other causing
agents involved. This research had the objective of identify the pathogenic involved with the
syndrome of avocado scabies and prove the postulates of Koch. The isolates were obtained of
40 fruits collected from 10 different farms, four from each, with seven different symptoms,
setting three Petri dishes for each symptom with five accessions per dish, previously washed
with distillated water sterile to remove contamination, the setting was in medium of potato
dextrose agar (PDA). The pathogenic obtained was Colletotrichum spp. 35%, Alternaria sp.
60% and Nigrospora sp. 5%. Each pathogenic was inoculated with a suspension of spores in

181
fruits of small size, washed and attach to the tree, with superficial wounds make it with sterile
dissection needle, immediately was stored in a plastic bag with holes to avoid dehydration.
Once the test was positive I found the isolates resulting Colletotrichum gloeosporioides and
Colletotrichum acutatum, Alternaria, Nigrospora, Pestalotiosis, Curvularia, basing with the keys
of Barnett & Sutton, which 60% of the isolates were Colletotrichum organism that attacks more
frequently the fruits and leaves, that is how comes out the conclusion that the avocado scabies
syndrome is cause by more than one pathogenic.

Additional keywords: Fruit disease, pathogenicity, identification.

Introducción
El cultivo del aguacate es de gran importancia socioeconómica para el estado de Michoacán.
En los últimos años su producción ha ido en aumento, la exportación en fresco a los Estados
Unidos de Norteamérica está creciendo en forma importante, al ampliarse las regiones
exportadoras autorizadas e incrementarse los estados de ese país a los que se permite su
importación. El cultivo del aguacate presenta diversas enfermedades, la roña es una de las
más importantes porque limitan la exportación, debido a que el daño provocado reduce la
calidad del fruto. Los efectos primarios de la roña son: afectación del pedúnculo, hojas, y ramas
jóvenes, disminuye la capacidad fotosintética de la planta. La producción de fruta de calidad
se puede ver afectada hasta en un 60% con lo cual se reduce el precio de venta entre el 27 y
el 53%. El síntoma se presenta en frutos desde recién cuajados hasta bien desarrollados,
donde se observan lesiones de color café de aspecto corchoso, de forma irregular, que, al
unirse entre sí, cubren mayor espacio del fruto. Los síntomas foliares inician como manchas
muy pequeñas de menos de 5 mm de diámetro, las lesiones frecuentemente se presentan a
lo largo de las venas de la hoja. En la medida que la enfermedad se desarrolla las hojas se
vuelven arrugadas y distorsionadas. Las lesiones en las hojas pueden presentarse dentro de
un patrón como estrella y hoyos, en ramitas y pedicelos (Figura 1), pueden presentarse
lesiones de forma oval a alargados, las cuales se pueden confundir con lesiones provocadas
por insectos (Morales, 2000).
A nivel mundial el hongo Sphaceloma persea se ha reportado ocasionando el síntoma de roña
en frutos de aguacate. Sin embargo, en México no se han confirmado la presencia de este
patógeno (Robles et al., 2014). Es importante por su carácter endémico, es decir que cada año
está presente en las huertas de la región, cuando no se hace un control adecuado, la
enfermedad se difunde rápidamente, estimándose en algunas huertas incidencias del 30 al
40% y en casos extremos hasta más del 70%. Ataca a las variedades de la región, la más
susceptible es la variedad Fuerte, sin embargo, en los últimos años la variedad Hass se ha
visto más severamente atacada (Vidales et al., 1994).

182
El objetivo general del presente estudio fue aislar e identificar los patógenos asociados al
síndrome de la roña del aguacate, en diferentes zonas agroecológicas del estado Michoacán.
Los objetivos específicos: a) Aislar e identificar los patógenos asociados al síntoma de la roña
en aguacate. b). Identificar cual es el agente causal de la roña en frutos de aguacate. c)
Realizar pruebas de patogenicidad en frutos sanos en plantas de vivero y en huertos
comerciales.

Materiales y Métodos
Los muestreos se realizaron en los municipios de Uruapan, Nuevo Parangaricutiro, Tancítaro,
Peribán de Ramos y Tingambato, todos ellos pertenecientes al estado de Michoacán, México
El experimento se desarrolló en dos etapas: Colecta de frutos de aguacate cv. Hass con
síntomas de roña con diferentes grados de daño, esto desde pequeñas lesiones hasta frutos
completamente cubiertos con dicho síntoma (Figura 1), las muestras se colocaron en bolsas
de papel con el fin de evitar la deshidratación, para posteriormente ser procesadas en el
laboratorio para el aislamiento y purificación de patógenos, caracterización morfológica de
hogos asociados con el síndrome de la roña y la realización de las pruebas de patogenicidad,
mismas que se realizaron en el laboratorio de fitopatología de la Facultad de Agrobiología
“Presidente Juárez” perteneciente a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo,
ubicada en la ciudad de Uruapan, Michoacán, México. El medio de cultivo utilizado para el
aislamiento y purificación de los patógenos fue Papa-Dextrosa-Agar (PDA). Para su
elaboración se suspendieron en un matraz Erlenmeyer de 19.5 g de medio nutritivo PDA en
500 mL de agua destilada, se disolvió por agitación orbital, se calentó en un mechero por
aproximadamente 3 minutos, se mantuvieron en constante agitación (no debe hervir);
posteriormente, se esterilizó en la autoclave a 15 libras, una vez llegado a la presión se deja
20 minutos más para que termine el ciclo de esterilización, se dejó enfriar hasta que fue
tolerable en el dorso de la mano, se agregaron 7 mL de ácido tartárico al 10%, esto para evitar
el crecimiento de bacterias, se vació en cajas Petri donde se dejó solidificar, finalmente se
almacenó a una temperatura de 4°C previo a su uso.

183
Figura 1. Síntomas de roña en aguacate ‘Hass’, a) síntoma de roña en fruto, b) tallos jóvenes, fruto y
pedicelo-pedúnculo, c) hojas.

Resultados y Discusión
De los aislamientos identificados, dos presentaron las mismas características macroscópicas
y microscópicas de algunas especies de Colletotrichum gloeosporoides C. acutatum; el cual
se encuentra presente en la mayoría de los frutos seleccionados. Con base en las claves de
Barnett y Hunter (1997) y lo descrito por Sutton (1992), se tuvo la certeza que los aislamientos
hechos correspondían a Colletotrichum spp., Alternaria sp., Nigrospora sp., Curvularia sp.,
Pestalotiopsis sp. (Figura 2).

Figura 2. Características microscópicas de las cepas obtenidas. a) Colletotrichum gloeosporioides y


Colletotrichum acutatum, b) Curvularia sp., c) Pestalotiopsis sp., d) Nigrospora sp., e) Alternaría sp.

184
Colletotrichum gloeosporioides
Las características macroscópicas del hongo aislado en cultivo (PDA) produce colonias con
coloraciones que van del blanco grisáceo al oscuro; micelio aéreo liso y afelpado en mechón,
asociado con conidióforos, el color al reverso de la colonia va de blanco a gris claro,
oscureciéndose con la edad (Figura 3).

Figura 3. Características macroscópicas y Características microscópicas de Colletotrichum


gloeosporioides a) Características macroscópicas, micelio es de color blanco grisáceo al oscuro b)
Características microscópicas, conidios en forma cilíndricos.

Colletotrichum acutatum
Características macroscópicas: Las colonias crecen de gris a marrón grisáceo y al reverso de
rosa carmín, esclerosios ausentes. Apresorios pálidos de marrón oscuro, como cápsulas,
ovoides y ligeramente irregulares de poco crecimiento del lóbulo ligero (Figura 4 a y b).

Figura 4. Características macroscópicas y microscópicas de Colletotrichum acutatum. a) Micelio es de


color gris a marrón grisáceo y al reverso de rosa carmín b) Características microscópicas, la forma de
los conidios es fusiforme.

Alternaria sp.
Características macroscópicas: Las colonias son de color blanco-grisáceo, plano, lanosa con
el tiempo se oscurece tornándose gris con motes verde oliva y negro, algodonosas o vellosas,

185
de superficie rugosa y borde regular, de color gris intenso en el anverso y negro en el reverso.
Características microscópicas: Los conidios son obclavados a veces ovoide o elipsoidal,
cónica corta o pico cilíndrico, marrón pálido, de paredes lisas o verrugosas (Figura 5).

Figura 5. Características macroscópicas y microscópicas de Alternaria sp. a) Características


macroscópicas, micelio de color oliváceo o grisáceo. b) Estructuras microscópica, conidios de Alternaria
sp. en forma de mazos con septas trasversal y longitudinales.

Curvularia sp.
Características macroscópicas: colonias color marrón a marrón negruzco con un revés
negro. Características microscópicas: conidios color marrón pálido, rectos, cilíndricos o
ligeramente curvados, cafés, multicelulares, simples o ramificados, doblados en los puntos
donde se originan los conidios con crecimiento proliferativo simpodial; con tres o más tabiques
transversales (Figura 6).

Figura 6. Características macroscópicas y microscópicas de Curvularia sp. a) Características


macroscópicas, micelio de color marrón negruzco con un revés negro b) Características microscópicas,
conidios tiene forma cilíndrica o ligeramente curvada.

Pestalotiopsis sp.
Características macroscópicas: el anverso de las colonias presenta un color blanco cremoso,
algodonosas, en forma de rosetas, de crecimiento superficial abundante y aéreo escaso, en

186
cuyo centro hay presencia de acérvulos oscuros; mientras que en el reverso muestran una
coloración blanca con tonalidades amarillas (Figura 7).

Figura 7. Características macroscópicas y microscópicas de Pestalotiopsis, a) Características


macroscópicas micelio color blanco a crema, b) Características microscópicas conidios multiseptados
con dos o tres apéndices en uno de sus extremos.

Nigrospora sp.
Características macroscópicas: Colonias vellosas, de borde regular, superficie rugosa de color
gris oscuro en el anverso y negro en el reverso. Características microscópicas: el micelio es
septado, que culmina en los conidios cafés a negro brillante, conidióforos cortos, sobre todo
simple (Figura 8 a y b).

Conidia

Conidioforo

Figura 8. Características macroscópicas y microscópicas de Nigrospora sp. A) Características


macroscópicas, micelio, B) Características microscópicas, conidio de color café unido al conidióforo.

Pruebas de patogenicidad
De los cinco hongos inoculados y las combinaciones, la mayoría de los frutos no presentaron
síntoma, en la concentración de la combinación de todos los hongos todos los frutos se
cayeron. Sin embargo, solo dos hongos presentaron síntomas a los 30d, y resultaron positivos
en las pruebas de patogenicidad, confirmando que la enfermedad es causada por un complejo

187
de hongos, siendo. Colletotrichum y Alternaria las únicas que mostraron leves síntomas de
roña en frutos de aguacate (Figura 9 a - b).

Figura 9. Síntomas resultantes de las inoculaciones: a) Síntomas de resultados de las inoculaciones


causados por Colletotrichum. a) Síntomas de resultados de las inoculaciones causados por Alternaria
sp.

Discusión
Colletotrichum que su frecuencia fue de 65 a 70% y Alternaria con una frecuencia de 25 a 30%
se presentaron en los cinco municipios de colecta lo cual coincide con el clima, con
temperatura que van desde 8 a 26 °C y a una altitud de 700 a 3800 m.
En Nuevo Parangaricutiro y Tingambato están presentes los cinco patógenos: Alternaria,
Colletotrichum acutatum, Colletotrichum gloeosporioides, Pestalotiopsis, Nigrospora.y
Curvularia sp. Posiblemente debido a presencia de condiciones climáticas que favorecen el
desarrollo de éstos.
En Uruapan y Peribán están presentes tres patógenos: Alternaria sp., Colletotrichum acutatum,
Colletotrichum gloeosporioides, y Pestalotiopsis. En Tancítaro sólo se presentaron dos
patógenos: Alternari sp., Colletotrichum acutatum y Colletotrichum gloeosporioides.

188
Conclusiones
De acuerdo con las condiciones experimentales en que se desarrolló el presente estudio de
investigación se concluye lo siguiente: En el síntoma de la roña en aguacate se encontraron
más de un patógeno asociado a esta enfermedad, ya que provocan un daño superficial ya que
no llega a causar daño en la pulpa de la fruta si no que es un problema estético, que limita la
comercialización de la fruta y reduce sus precios hasta 40%. En las pruebas de patogenicidad
se confirma que la enfermedad es causada por un complejo de hongos, siendo. Colletotrichum
y Alternaria las únicas que mostraron leves síntomas de roña en frutos de aguacate. Debido a
lo anterior existe Sphaceloma persea como agente causal de la roña del aguacate en el estado
de Michoacán, México.

Literatura Citada
Barnett, L.H., and B.B. Hunter. 1987. Illustrated genera of imperfect fungi. 4 edition. Editorial Macmillan.
218 p.
Morales G., L. 2000. La antracnosis (Colletotrichum gloeosporioides Penz.) y la roña (Sphaceloma
persea Jenk.) del aguacate en Michoacán, México: Epidemiología, predicción y caracterización. Tesis
Doctoral. Colegio de Postgraduados. Montecillo, Eestado de México. 137 p.
Robles Y., L., D. Téliz O., D. Nieto A.; D.C. Nava, y F.J. Marroquín P. 2015. Hongos asociados al síntoma
de roña en frutos de aguacate en el estado de Michoacán. XVI Congreso Internacional y XLI Congreso
Nacional de la Sociedad Mexicana de Fitopatología. Revista Mexicana de Fitopatología 32
(suplemento): S65.
Sutton, B.C. 1992. The genus Glomerella and anamorph. pp. 1-26. In: Bailey, J. A., and M.J. Jeger
(Eds.). Colletotrichum: biology, pathology and control. CAB International, Wallingford, UK.
Vidales F., J. 1996. La roña Sphaceloma persea del aguacate Persea americana en Michoacán. INIFAP,
Campo Experimental Uruapan, CIR Pacífico Centro. Michoacán, México. Folleto Técnico No. 4. 16 p.

189
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CONTROL QUÍMICO IN VITRO DE LOS PATÓGENOS RELACIONADOS


CON EL SÍNDROME DE ROÑA EN AGUACATE EN DIFERENTES ZONAS
DE MICHOACÁN, MEXICO
Martínez-Hernández, María del Sagrario; Morales-García, José Luciano; Pedraza-
Santos, Martha Elena; Morales-Montelongo, Karina Lizeth
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”.
Paseo Lázaro Cárdenas y Berlín S/N, Colonia Viveros, C.P. 60170, Uruapan, Michoacán. Correo-e:
j.luciano58@hotmail.com.

Resumen
El cultivo del aguacate se ve afectado por diversas enfermedades que ocasionan pérdidas
económicas al afectar la calidad del fruto, entre las cuales destaca la roña. En los frutos se
observan lesiones de color café, de forma irregular y de aspecto corchoso, causadas por varios
hongos fitopatógenos difíciles de controlar. El presente estudio se estableció con los objetivos
siguientes: aislar e identificar los hongos relacionados con el síndrome de roña en aguacate,
así como evaluar el control químico in vitro e identificar el mejor producto. Se colectaron frutos
de aguacate con síntomas de roña en cuatro localidades del estado de Michoacán: Nuevo
Parangaricutiro, Tancítaro, Uruapan y Ario de Rosales. Se realizaron aislamientos en medio
de cultivo PDA Los hongos aislados fueron Colletotrichum sp., Alternaria sp., Pestalotiopsis
sp., Nigrospora sp. y Curvularia sp. Para el control se utilizaron ocho fungicidas
(azoxystrobin+metalaxil, azoxystrobin, azoxystrobin+fludioxonil, pyraclostrobin, tiabendazol,
folpet, boscalid+pyraclostrin e hidróxido cúprico) a la concentración media recomendada por
el fabricante. Se utilizó un experimento completamente al azar con ocho tratamientos, tres
repeticiones y un testigo por cada patógeno. Las mediciones del crecimiento del micelio se
registraron diariamente. Se analizaron estadísticamente mediante un análisis de varianza, y
comparación de medias de Tukey con probabilidad de error de 5%. Azoxystrobin+fludioxonil
fue estadísticamente el que ejerció el mejor control sobre todos los hongos antes citados.

Palabras clave: Control in vitro, patógenos, Colletotrichum sp.

IN VITRO CHEMICAL CONTROL OF PATHOGENS RELATED TO SCAB SYNDROME IN


AVOCADO IN DIFFERENT AREAS OF MICHOACAN, MEXICO

Abstract
Avocado cultivation is being affected by several diseases that cause economic loss of the low
quality, scabies being very important. Brown wounds are observed on the fruits, irregular cork
looking, caused by different phytopathogenic fungus hard to control. This investigation was
made with the following objectives: to isolate and identify the related fungus with the avocado
scabies syndrome, also evaluate the chemical control in vitro and find the best product. The
avocado fruits were collected with scabies symptoms in four locations in the state of Michoacán:
Nuevo Parangaricutiro, Tancitaro, Uruapan y Arío de Rosales. Isolations were made in (PDA)
medium, the isolated fungus were Colletotrichum sp., Alternaria sp., Pestalotiopsis sp.,
Nigrospora sp. and Curvularia sp. To control eight fungicides were used which are
(azoxystrobin+metalaxil, azoxystrobin, azoxystrobin+fludioxonil, pyraclostrobin, tiabendazol,
folpet, boscalid+pyraclostrin and cupric hydroxide) to the recommended medium concentration
of the manufacturer. A completely randomized experiment was used with eight treatments,
three repetitions and one control for each pathogen. The measures of micelial growth were
registered daily. They were statistically analyzed with a variance test and a Tukey means

190
comparison test at 5% error. Azoxystrobin+fludioxonil were the best control overall the fungus
mentioned before.

Additional keywords: In vitro control, pathogenic, Colletotrichum sp.

Introducción
México aporta 3 de cada 10t de aguacate que se producen en el mundo; lo cual lo coloca como
el país exportador del fruto número uno; seguido de Indonesia, quien exporta 294 mil 200t; en
tanto nuestro país supera el millón 316 mil 104t anuales (Sagarpa, 2015).
Existen diversas limitantes que impiden la exportación del aguacate, provocando una baja
calidad de la fruta, entre éstas se encuentran principalmente las enfermedades causadas por
hongos fitopatógenos. Las enfermedades están entre los factores que más limitan la
productividad del árbol. La importancia de un organismo fitopatógeno varía dependiendo del
país, región productora y el tipo de mercado (nacional o internacional) y puede estar dada por
la distribución y severidad de daños que los patógenos ocasionan o por su importancia
cuarentenaria para un país importador (Teliz y Mora, 2007). En general, el establecimiento y
diseminación de enfermedades en un huerto de aguacate obedece a un mal manejo del cultivo
(ICA, 2012).
Siendo la roña una de las principales enfermedades que limitan la exportación de aguacate
(Teliz, 2000). Esta se presenta en México, E.U.A., Argentina, Brasil, Haití, Perú, Cuba,
Jamaica, Puerto Rico y África. En México ha sido registrada en los estados de Michoacán,
Guanajuato, Puebla, Querétaro, Morelos, Nayarit, Tamaulipas y Jalisco (Coria, 2009).
Esta enfermedad tiene importancia por su carácter endémico, lo que implica que cada año
esté presente en las huertas. Cuando no se hace un control, la enfermedad se difunde
rápidamente estimándose en algunas huertas incidencias del 30 al 40% y en casos extremos
hasta más del 70%. Ataca a todas las variedades establecidas en México, siendo más
susceptible la variedad Fuerte, sin embargo, en los últimos años la variedad Hass ha sido
severamente atacada. Su daño ocasiona que el precio de venta en la fruta cosechada se
reduzca hasta en un 50%. Para el control fitosanitario se destina del 20 al 50% del gasto total
en el cultivo (Vidales, 1996).
Dado lo anterior se plantearon los siguientes objetivos: a) Aislar e identificar los hongos
asociados al síndrome de roña en aguacate. b) Evaluar control químico in vitro de los hongos
relacionados con el síndrome de roña en aguacate. c) Identificar el mejor producto químico
para el control de cada uno de los hongos.

191
Materiales y Métodos
Se colectaron frutos de aguacate cv. Hass de forma aleatoria con diferentes grados de
desarrollo de la enfermedad en distintas huertas de las zonas productoras de aguacate en
Michoacán (Nuevo San Juan Parangaricutiro, Tancítaro, Uruapan y Ario de Rosales). Las
muestras colectadas se colocaron en bolsas plásticas con sus respectivas etiquetas y se
trasladaron al laboratorio de Fitopatología para su análisis en la Facultad de Agrobiología
“Presidente Juárez” Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Para poder aislar los patógenos se requirió preparar un medio especial, por lo cual en un
matraz con 1000 mL de agua destilada estéril se disolvieron 39 g de Papa Dextrosa Agar
(PDA) se agito perfectamente y se tapó, posteriormente se calentó en los mecheros hasta su
completa dilución. Se colocó el matraz dentro de la autoclave 15 lb plg-² durante 15 minutos.
P P

Después se procedió al vaciado de medio de cultivo en cajas Petri utilizando una campana de
flujo laminar, la cual se limpió utilizando una sanita humedecida con alcohol. Se puso primero
con luz ultravioleta durante 30 minutos y después se encendió la ventilación y la luz blanca.
Esto con el fin de evitar la entrada de cualquier agente patógeno. Se agregaron
aproximadamente 10 mL de medio de cultivo por cada caja Petri. Se dejó unos minutos hasta
su solidificación y después se guardaron para su uso posterior.
Se lavaron los frutos con agua y jabón. Bajo condiciones estériles con ayuda de un bisturí
flameado, se cortaron trozos de aproximadamente 1 mm del fruto dañado, procurando tomar
de la parte enferma y la parte sana. Se colocó en una cápsula de porcelana para su
desinfección con hipoclorito de sodio al 3% durante 30 segundos, posteriormente se enjuagó
con agua destilada estéril 3 veces para eliminar la presencia de cloro en los tejidos y a
continuación se colocaron en papel estéril (sanitas) para eliminar el exceso de agua.
Finalmente se procedió a la siembra, para lo cual se utilizó la campana de flujo laminar para
evitar cualquier contaminación. Se colocaron 5 muestras de tejido en cada caja Petri con el
medio de cultivo, una en cada punto cardinal y otra en medio y se sellaron con la película
plástica (“kleen pack”). Se etiquetó cada caja con el nombre de cada aislamiento. Una vez
terminada la siembra se colocó en una incubadora a 26°C
Para identificar el agente causal se tomaron en cuenta sus características: forma del micelio,
así como el color. Se hicieron preparaciones semifijas de micelio procedentes de cepas puras
para su observación al microscopio colocando una muestra de micelio extraído bajo
condiciones asépticas en el centro del porta objetos previamente desinfectado, agregándole
una gota de lactofenol y por ultimo poniendo el cubre objeto. Finalmente se colocó al
microscopio para observar las características del hongo y proceder a su identificación, todo

192
esto en base al libro de Barnet y Hunter (1987). Una vez identificadas las muestras se tomó
un trozo en forma de disco con un sacabocados previamente desinfectado de
aproximadamente 1 cm de diámetro del cultivo puro y se colocó al centro de una nueva caja
Petri con medio de cultivo que después se selló con “kleen pack”. Esto se realizó para cada
uno de los hongos encontrados con diferentes características. Se revisó diariamente hasta
llegar al completo desarrollo de los hongos.
Se utilizaron ocho tratamientos químicos: azoxystrobin+metalaxil, azoxystrobin,
azoxystrobin+fludioxonil, pyraclostrobin, tiabendazol, folpet, boscalid+pyraclostrin e hidróxido
cúprico. Con tres repeticiones y tres testigos por cada hongo. Para estos últimos solo se utilizó
agua destilada estéril. Usando las concentraciones recomendadas por el fabricante del
producto. Se pusieron 10 mL de cada uno de los productos ya preparados en cajas Petri de
vidrio previamente desinfectado. Se sumergieron pequeños pedazos circulares de papel filtro
los cuales se dejaron en las cajas Petri de vidrio aproximadamente 3 minutos; Se dividieron
las cajas Petri en cuatro cuadrantes con ayuda de una regla y se colocaron los pedazos de
papel filtro impregnados con el producto en cada punto cardinal de forma equidistante. Se
utilizó tres cajas como testigo por cada hongo, las cuales también contenían los pedazos de
papel filtro, pero solo impregnadas con agua destilada estéril. Se sellaron las cajas, se
etiquetaron de acuerdo a cada hongo y tratamiento y se colocaron en la cámara de incubación
a 26°C. Se revisaron diariamente y cada 24 h se empezó a tomar las medidas del crecimiento
del hongo con ayuda de una regla graduada. Una vez que el hongo llenó las cajas testigo o
que el hongo con los productos toco el papel filtro se dejó de medir todas las cajas
correspondientes a ese hongo, y así para cada uno de los demás (Figura. 1). Las mediciones
del crecimiento del micelio se registraron diariamente y se analizaron estadísticamente
mediante un análisis de varianza, y comparación de medias de Tukey con probabilidad de
error de 5%.

Resultados y Discusión
Los hongos aislados fueron Colletotrichum sp., Alternaria sp., Pestalotiopsis sp., Nigrospora
sp. y Curvularia sp.

Colletotrichum sp.
La colonia vista desde el anverso es de coloración blanca a grisácea con micelio afelpado. Por
el reverso la coloración va de verde olivo con un halo blanco en la orilla. Los conidios son
algunos alargados y otros cortos de forma cilíndrica.

193
Figura 1. Proceso: a) colecta, b) siembra, c) Purificación, d) Tratamientos, e) Ensayos in vitro, f)
Testigos.

Alternaria sp.
Las colonias son de rápido crecimiento, vista desde el anverso es algodonosa y de color gris
con puntos blancos. Al reverso se puede observar un color más oscuro formando al final un
halo de coloración verde olivo. Los conidios se caracterizan principalmente porque son en
forma de maso ovoide con septas longitudinales y transversales, las cuales pueden estar
solitarias o en cadena. El micelio es septado.

Pestalotiopsis sp.
La colonia vista por el anverso es de color blanco y algodonosa con anillos concéntricos, la
cual cuando ha llenado la caja comienza a presentar unos pequeños puntos negros sobre el
medio, de aspecto brillante y de consistencia dura que corresponden a los picnidios del hongo.
En el reverso se puede apreciar un color salmón y blanco con anillos concéntricos. Los
conidios son cortas, presentan generalmente de tres a cuatro septas transversales cada una
con tres apéndices hialinos en uno de sus ápices u otro en el opuesto.

Nigrospora sp.
La colonia vista desde el anverso es de color blanco al inicio, con el tiempo se va tornando
grisácea y oscura con puntos blancos y crece de forma irregular. En el reverso la coloración
va de un color blanco a salmón. Los conidios son solitarias, completamente negras y esféricas.

194
Curvularia sp.
Se puede observar en los frutos de donde se aisló este hongo, que los síntomas de roña se
aprecian aproximadamente en un 90% cubriendo el fruto. Las colonias son algodonosas, de
color blanco a gris en el anverso. En el reverso se presentan con una coloración oscura
formando un halo blanco en la orilla. Los conidios son curvados en su mayoría con tres septos
transversales.
Lo anterior coincide con Robles et al. (2015) quienes al realizar aislamientos de frutos con
síntomas de roña encontraron los siguientes géneros con mayor frecuencia: Alternaria,
Colletotrichum, Nigrospora, Epicocum, Phomopsis, Botriosphaeria, Pestalotipsis, Glomerella.
Lo anterior también coincide con Esquivel (2004), quien menciona a alternaría sp. causando
pecas en fruto y Pestalotiopsis sp. causando manchas corchosas también en el fruto, pero en
este caso en cultivo de guayaba (Figura 2).

Figura 2. A) Síntomas de roña en fruto. b) Colonia de Colletotrichum sp. vista desde el anverso. c)
Conidio unido al conidióforo y conidios maduros. d) vista desde el reverso. B) a) Síntomas de roña. b)
Colonia de Alternaria sp. vista desde el anverso. d) Conidios típicas de Alternaria sp. d) vista desde el
reverso. C). a) Síntomas de roña. b) colonia vista desde el anverso c) conidios típicos de Pestalotiopsis
sp. d) colonia vista desde el reverso. D). a) Síntomas de roña. b) Colonia de Nigrospora sp. vista desde
el anverso. c) Conidio unida al conidióforo. d) Colonia vista desde el reverso. E). a) Síntomas de roña.
b) Colonia de Curvularia sp. vista desde el anverso c) Conidio. d) Colonia vista desde el reverso.

Una vez realizados los bioensayos y haber obtenido los resultados, estos fueron sometidos a
un análisis de varianza y los tratamientos que mostraron diferencias estadísticas entre ellos
fueron sometidos a la separación de medias de Tukey (P<0.05) en SAS® (Cuadro 1).

195
Cuadro 1. P>F en los análisis de varianza de los bioensayos de ocho fungicidas para el control de los
hongos encontrados asociados al síndrome de “roña” en aguacate ‘Hass’.
Días evaluados donde P>F

Hongos 1 2 3 4 5 6 7 8

Colletotrichum sp. 0.615 0.000* 0.000* 0.000* 0.000* 0.000*

Alternaría sp. 0.236 0.018* 0.011* 0.007** 0.004** 0.001**

Pestalotiopsis sp. 0.001* 0.000** 0.000** 0.000** 0.000** 0.000**

Nigrospora sp. 0.000** 0.000** 0.000**

Curvularia sp. 0.839 0.755 0.922 0.725 0.715 0.680 0.635 0.642

Azoxystrobin+fludioxonil fue estadísticamente el que ejerció el mejor control sobre todos los
hongos antes citados. Tiabendazol también controló a Colletotrichum sp. y Pyraclostrobin a
Alternaria sp. Para Curvularia sp. no hubo diferencia estadística entre tratamientos (Figura 3).

Conclusiones
El síndrome de roña en aguacate es causado por la asociación de varios hongos fitopatógenos.
Los patógenos asociados a síndrome de roña encontrados fueron Colletotrichum sp.,
Alternaria sp., Pestalotiopsis sp., Nigrospora sp. y Curvularia sp. Sphaceloma perseae no se
encontró en las zonas de colecta asociado con síntomas de roña. Bankit Gold (Azoxistrobin +
Fludioxonil) fue el producto que permitió mayor control sobre el crecimiento de Pestalotiopsis
sp. y Nigrospora sp. Para Colletotrichum sp. Tecto 60 (Tiabendazol) y Bankit Gold
(Azoxistrobin + Fludioxonil) fueron los productos que mostraron una mayor inhibición en el
crecimiento del hongo. Headline (Pyraclostrobin), Folpan (Folpet), Blue Shield (Hidróxido
cúprico), Bankit Gold (Azoxistrobin + Fludioxonil) y Cabrio (Boscalid + Pyraclostrobin) fueron
los productos que mejor funcionaron sobre la inhibición del crecimiento de Alternaria sp. pero
que tuvieron el mismo comportamiento entre ellos. De manera general se observa que el
producto que tuvo una mayor eficacia en la inhibición de los hongos encontrados fue Bankit
Gold (Azoxistrobin + Fludioxonil).

196
Figura 3. Efectividad de fungicidas sobre Alternaria sp., Colletorichum sp., Pestalotiopsis sp y
Nigrospora sp.

Literatura Citada
Barnett L. H., and B.B. Hunter. 1987. Illustrated genera of imperfect fungi. 4th Edition. Macmillan. 218 p.
Coria A., V.M. 2009. Tecnología para la producción de aguacate en México. Libro Técnico Núm. 8.
SAGARPA –INIFAP. 2da Edición y 1era. Reimpresión. Uruapan, Michoacán, México. pp. 125-126.
Esquivel C., M. 2004. Etiología de las enfermedades de la guayaba (Psidium guajava L.) en la región
de Uruapan, Michoacán. Tesis de Licenciatura. Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Uruapan, Michoacán, México. 41 p.
Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). 2012. Manejo Fitosanitario del cultivo de aguacate Hass. Línea
agrícola. Bogotá, Colombia. 27 p.
Robles Y., L., D. Téliz O., D. Nieto A.; D.C. Nava, y F.J. Marroquín P. 2015. Hongos asociados al síntoma
de roña en frutos de aguacate en el estado de Michoacán. XVI Congreso Internacional y XLI Congreso
Nacional de la Sociedad Mexicana de Fitopatología. Revista Mexicana de Fitopatología 32
(suplemento): S65.
Téliz O., D. 2000. El aguacate y su manejo integrado. 1ª edición. Mundiprensa. D. F., México. p. 7.
Téliz, D., y A. Mora. 2007. El aguacate y su manejo integrado. 2da edición. Editorial Mundiprensa, D.F.,
México. pp. 219 - 321.
Sagarpa. 2015. Michoacán aporta el 89.9% de aguacate en el país [en línea]. 19 de marzo de 2015,
boletín N0. 034. [fecha de consulta: 17 de junio de 2016]. Disponible en: <http://www. sagarpa.gob.
29T

mx/Delegaciones / michoacan/boletines/2015/marzo/Doc ments/B0342015.PDF > 29T

Vidales F., J. A., C.J. Anguiano, V.M. Coria A. ; y J.J. Alcantar R. 2005. Control de la roña en aguacate.
INIFAP. Uruapan, Michoacán, México.

197
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CONTAMINACIÓN MICROBIANA DURANTE LA PRODUCCIÓN Y


COSECHA DE AGUACATE (Persea americana CV. HASS) Y
TRATAMIENTOS DE DESCONTAMINACIÓN DEL EPICARPIO
Rodríguez-García, Ofelia
Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, Universidad de Guadalajara. Correo-e:
ofelia.rodriguez@cucei.udg.mx

Resumen
La salud humana es una meta central para la sustentabilidad. La producción de alimentos es
un área importante dentro de la sustentabilidad, y la inocuidad de alimentos está relacionada
tanto con la salud como la economía. En el caso del aguacate, algunos subproductos han sido
objeto de decomiso en países importadores. Los patógenos mayormente involucrados en
decomisos son Salmonella, y Listeria monocytogenes. El consumo de alimentos contaminados
se reconoce como un problema prioritario a escala mundial. El objetivo de este estudio fue
proveer un soporte científico a las normas y prácticas agrícolas sanitarias encaminadas a
proteger la inocuidad microbiana del aguacate; y comparar la eficacia del lavado y
procedimientos de descontaminación para reducir Listeria monocytogenes, Salmonella spp. y
Escherichia coli 0157:H7 en la superficie de aguacates inoculados. Se diseñaron tratamientos
de descontaminación del epicarpio mediante: lavado, ácido láctico al 2% a 55°C, ácido
peracético, cloro, substancias naturales, y agua electrolizada oxidante, se evaluó su
efectividad para reducir esos patógenos. El ácido láctico redujo 3.4 Log UFC por aguacate Las
reducciones con ácido perácetico, cloro, substancias naturales fueron de <2 Log UFC por
aguacate similares cuando se lavó con agua. El tratamiento con agua electrolizada oxidante
mostró reducciones de 4 a 5.8 Log UFC cm-2 para L. monocytogenes, Salmonella y E. coli
P P

O157:H7. El papel que la ciencia desempeña como factor de sustentabilidad en el desarrollo


del país, se expresa en este estudio con experiencias de valor objetivo para actualizar las
normas y operaciones agrícolas que protejan la inocuidad microbiana del aguacate.

Palabras clave adicionales: Salmonella, Listeria, patógenos, reducción superficial.

MICROBIAL CONTAMINATION DURING THE PRODUCTION AND HARVESTING OF


AVOCADO (Persea americana CV. HASS) AND EPICARP DECONTAMINATION
TREATMENTS

Abstract
The human health is the basic and central objective of sustainability. Some avocado
subproducts have been object of produce recalls in different importer countries. The pathogens
most involved in recalls are Salmonella and Listeria monocytogenes. The objectives of this
study were: (i) to provide a scientific support to the regulations and good agricultural practices
(GAP) aimed to protect the microbial safety of avocado, and (ii) to compare the efficacy of
different washing and sanitizing procedures at reducing Listeria monocytogenes, Salmonella
spp. and Escherichia coli 0157:H7 on the surface of inoculated avocados. Surface
decontamination treatments for avocados evaluated were: water wash, 2% lactic at 55°C,
peracetic acid, chlorine, natural substances, hot water and electrolyzed oxidizing water. Lactic
acid treatment reduced 3.4 log CFU per avocado. Reductions with peracetic acid, chlorine, and
natural substances were <2 log CFU per avocado similar than a water wash. Treatment with 31T 31T

electrolyzed oxidizing water showed reductions of 4 to 5.8 log UFC cm-2 for Salmonella, E. coli
P P

O157:H7 and L. monocytogenes. The role that science plays as factor of sustainability in the

198
development of the country is expressed in this study with experiences of target value to update
the agricultural operations and regulations to protect the avocado microbial safety.

Additional keywords: Salmonella, Listeria, pathogens, surface reduction

Introducción
En los últimos años se ha incrementado el consumo de productos hortofrutícolas frescos. Las
frutas y hortalizas frescas se encuentran entre los cinco tipos de alimento más frecuentemente
implicados en casos y brotes de enfermedad, según reportan países que cuentan con registros
epidemiológicos confiables. Los patógenos mayormente involucrados son Salmonella,
Escherichia coli O157:H7 y Listeria monocytogenes. El primero con muy elevada morbilidad y
los tres considerados de alto riesgo a la salud, con peligro de muerte entre las víctimas,
especialmente los dos últimos. La elevada letalidad de la listeriosis ha dado lugar al
establecimiento de una norma de tolerancia cero en alimentos listos para consumir (aguacate
por ejemplo) en países como EU. El enfoque preventivo de este problema exige la aplicación
de programas de control microbiológico sustentados en información técnica debidamente
validada, encaminados primariamente a evitar la contaminación del alimento desde el campo
hasta el empacado y posteriormente la descontaminación del epicarpio.
Aunque el fruto del aguacate tiene abiertos los mercados internacionales para la exportación,
existen prácticas riesgosas dentro de esta industria que a corto plazo podrían causar un cierre
de fronteras, sanciones a la importación y pérdidas millonarias debido a la falta de visión y
prevención sobre los posibles riesgos emergentes en el ámbito de la inocuidad microbiana
Las frutas y hortalizas frescas pueden contener o albergar una diversidad de patógenos. La
lista incluye bacterias como: Salmonella, Aeromonas spp., Campylobacter, E. coli patógena,
Shigella, Staphylococcus aureus, L. monocytogenes y Yersinia enterocolitica. La presencia de
bacterias patógenas en productos frescos puede resultar de la exposición a fuentes fecales,
que directa o indirectamente contaminaron el agua, utensilios, o trabajadores del campo
(Beuchat, 1996), o bien, a partir de otras fuentes no fecales como son el ambiente, equipo y
utensilios inapropiadamente higienizados, o trabajadores que contaminan el fruto durante el
empaque (Nguyen-the y Carlin, 1994; De Roever, 1998; Fernández, 2000). También durante
el riego es posible depositar contaminantes microbianos sobre el producto
En un estudio de la Universidad de Texas A&M y la Universidad de Guadalajara, en el que se
analizaron melones y repollos cultivados en EU y México, Salmonella fue aislada del 0.5% de
950 muestras de melón cultivado en Texas y a partir del 0.3% de 300 muestras de melón
cultivado en Colima, México (Castillo et al., 2004). En las muestras de repollo se aisló E. coli
del 3.7% de las muestras procedentes de México y del 2.5% de las muestras de EU; L.

199
monocytogenes fue aislada (4.7%) únicamente a partir de las muestras colectadas en la unión
americana. El número de muestras positivas fue similar; es decir, la contaminación objetable
en ambos países para los dos productos ocurre sin distinción, situación que se presenta
mayormente durante el empacado.
Específicamente en trabajos preliminares que hemos realizado en huertas de aguacate se
recuperó Salmonella con frecuencia de 5.1% (incluyendo los serotipos Bardo, Poona, Agona,
Braenderup, Newport y London) a partir de muestras de agua para riego, tierra y composta,
así como de aguacates en el árbol; mientras que L. monocytogenes se recuperó (2.1%) a
partir de tierra de cultivo y de agua para riego. La distribución ambiental de L. monocytogenes
en la agro-industria de frutas frescas representa un gran reto para el control y protección de
su inocuidad.
El crecimiento y la sobrevivencia de los patógenos en el ambiente y los alimentos depende de
varios factores: el tipo de organismo, el producto y las condiciones ambientales prevalentes
(factores ecológicos) en el campo de cultivo, y en el almacenamiento (FDA, 2001). Algunos
patógenos no sobreviven, o lo hacen precariamente, en la superficie de frutas y hortalizas
debido a factores tales como el antagonismo microbiano, la cera de la cutícula, la presencia
de microflora asociada o la incapacidad para producir enzimas que les provee una barrera
protectora (Kakani, 2006).
La gran mayoría de las bacterias pueden sobrevivir por largos períodos, o crecer si disponen
de suficientes nutrientes y agua, y el pH y la temperatura son favorables. Algunos de estos
microorganismos son psicrótrofos y pueden multiplicarse durante el almacenamiento en
refrigeración, como en los casos de L. monocytogenes o Aeromonas spp.
La iniciativa presidencial generó que la FDA, el USDA y los CDC elaboraran el documento
titulado “Guía para reducir al mínimo los peligros microbianos en los alimentos, en el caso de
frutas y hortalizas frescas”, que trata sobre el riesgo de contaminación con peligros
microbiológicos y contiene lineamientos para la prevención de la contaminación microbiana,
principalmente de origen fecal, durante la siembra, cultivo, cosecha, lavado, selección,
empaque y transporte de frutas y hortalizas crudas o mínimamente procesadas (FDA, 1998).
El documento es una guía (se recomienda su implementación) y no un reglamento, ya que su
aplicación no es obligatoria en EU. Se concentra en la producción y empaque de frutas y
hortalizas frescas, pero la iniciativa de inocuidad alimentaria no se limita a la producción
agrícola, sino a todas las etapas de la cadena alimentaria desde el huerto hasta la mesa. La
información científica disponible para reducir y eliminar los microorganismos patógenos en el
contexto agrícola no está configurada del todo.

200
Por otra parte, la Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA), fue firmada
el 4 de enero del 2011 por el Presidente Obama e incluye la Norma de inocuidad de los
productos agrícola frescos y se considera la ley de inocuidad obligatoria de los Alimentos de
los Estados Unidos más extensa en más de 70 años.
Otro interés tanto de la iniciativa como de la Ley FSMA, consiste en apoyar la investigación
para detectar las fuentes de contaminación, así como desarrollar tratamientos y estrategias
efectivas, en función del costo, que permitan reducir la morbilidad de las enfermedades
transmitidas por alimentos.
Varios métodos han sido propuestos para descontaminar productos frescos. La mayoría están
diseñados para reducir la población de bacterias patógenas superficiales en el alimento y se
aplican mediante enjuague o aspersión. Beuchat (1997) describe una lista de tratamientos
recomendados para la desinfección de productos hortofrutícolas así como sus limitaciones.
Estos tratamientos incluyen soluciones de cloro y derivados, bromo, yodo, sales cuaternarias
de amonio, ácidos orgánicos como el láctico, ozono y radiación ionizante. Una gran cantidad
de estudios pretenden validar el uso de diferentes tratamientos y comparar su eficiencia contra
patógenos inoculados como Salmonella spp. y L. monocytogenes (Gonzales et al., 2004; Han.
et al. 2000; Hellström et al., 2006; Kaye et al., 2005; Lee et al., 2004; Materon, 2003; Rodgers
et al., 2004).
Sin embargo, a pesar de los esfuerzos por estandarizar los procedimientos de validación
(Beuchat et al., 2001, Han et al., 2004; Ukuku et al., 2004) el uso de diferentes metodologías
y formas de aplicación de los agentes limita la comparación de la mayoría de los estudios y
dificulta significativamente el establecimiento de los protocolos.
La eficiencia de un tratamiento descontaminante dependerá de diferentes factores tales como
distancia y forma de aplicación, volumen del líquido empleado, tipo de instrumento, así como
características físicas o químicas del producto (Castillo et al., 1998). En este trabajo, al elegir
un método de descontaminación deberán tomarse en cuenta las características fisicoquímicas
del aguacate. Se trata de un fruto que depende de su respiración posterior al corte para
alcanzar la madurez fisiológica, y que es sensible a los cambios de temperatura y exposición
al oxígeno-CO 2 . Además, deben considerarse las normas o lineamientos de los países
R R

importadores en la elección del método más efectivo para la descontaminación.


El propósito es diseñar y evaluar tratamientos de descontaminación efectivos, previo al
empaque, como una acción complementaria para el mejoramiento de la inocuidad del
producto.

201
Materiales y Métodos
Diseño y evaluación de la eficiencia de tratamientos de descontaminación en los
frutos.
Tratamientos de descontaminación
Se evaluó la reducción de la concentración de tres bacterias patógenas sobre la superficie de
aguacate ‘Hass’ al aplicar diferentes tratamientos de descontaminación bajo un modelo
aplicable al empaque industrial (Figura 1).

Aguacates

Inocular con patógenos Sin inocular

Aplicación de tratamientos
(Aspersión de soluciones)

Análisis microbiológico y
sensorial

Log reducción

Figura 1. Estrategia general de la etapa de tratamientos de descontaminación de frutos de aguacate.

Cepas bacterianas. Para preparar el inóculo se utilizaron mezclas de cepas de Salmonella


enterica (6), E. coli O157:H7 (4) y L. monocytogenes (6). Las fuentes de estas cepas incluyen
tanto el ambiente de cultivo del aguacate (fruto, agua, composta) como los casos clínicos.
De las seis cepas de L. monocytogenes, la cepa Scott A involucrada en un brote de listeriosis,
fue proporcionada por el Dr. Larry R. Beuchat del Center of Food Safety and Quality
Enhancement, University of Georgia. Tres cepas aisladas de guacamole comercial, guacamole
refrigerado y brócoli congelado, fueron proporcionadas por el Dr. Eduardo Fernández Escartín,
de la Universidad Autónoma de Querétaro.
Las dos cepas restantes fueron aisladas en el Laboratorio de Microbiología e Inocuidad de
Alimentos del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad
de Guadalajara, a partir de tierra y agua para riego en una huerta de aguacate en Uruapan,
Michoacán.

202
De las cuatro cepas de E. coli O157:H7, dos fueron proporcionadas por el Dr. Eduardo
Fernández Escartín, de la Universidad Autónoma de Querétaro y dos por el Dr. Alejandro
Castillo Ayala, profesor investigador de la Universidad de Texas A&M.
Por último, de las seis cepas de Salmonella, cinco fueron aisladas a partir de ambiente de
producción en huertas de aguacate, en el Laboratorio de Microbiología e Inocuidad de
Alimentos del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad
de Guadalajara: Salmonella Agona de agua de río, Salmonella Poona de aguacate y tierra,
Salmonella Newport de aguacate y Salmonella Bardo de composta. La sexta cepa, Salmonella
Typhimurium de un caso clínico, del Laboratorio Estatal de Salud Pública, Guadalajara, Jalisco.
A todas las cepas se les indujo y/o se seleccionaron cepas con resistencia a rifampicina (100
ppm) (Rif+) según el método de Kaspar y Tamplin (1993).
P P

Ensayos preliminares: Previo a la inoculación se evaluaron algunos tratamientos con el


propósito de definir una técnica: a) el vehículo de los microorganismos usados en los modelos
de desinfección más eficientes, b) la técnica de inoculación y de recuperación de las bacterias
c) los tiempos de contacto con el germicida, d) la temperatura de su aplicación y e) las
condiciones del almacenamiento durante la desecación del inóculo previo al tratamiento.

Evaluación y comparación de tratamientos de descontaminación superficial de


aguacates.
Se utilizaron aguacates (Persea americana ‘Hass’) recién cosechados con un grado de
madurez de 21d y sin algún tratamiento de lavado o encerado, procedentes de una huerta en
Uruapan, Michoacán (la fuente siempre fue la misma).
Los aguacates fueron cortados de los árboles y transportados al laboratorio a temperatura
ambiente. Una vez en el laboratorio se mantuvieron en refrigeración de dos a seis días a 7°C
previo a su empleo. Un día antes de aplicar los tratamientos los aguacates se colocaron a
temperatura ambiente (18-25°C) y el pedúnculo se recortó hasta quedar a 1 cm, simulando lo
que se realiza en el empaque.
Preparación del inóculo: Se prepararon mezclas de cepas de Salmonella spp. (6) E. coli
O157:H7 (4) y L. monocytogenes (6), resistentes a rifampicina. L. monocytogenes se probó en
experimentos independientes, mientras que E. coli O157:H7 y Salmonella spp. en experimentos
simultáneos. Las cepas se mantuvieron en Agar Soya Tripticaseína (AST, Bioxon) a 4°C. Cada
cepa fue cultivada en 3 mL de Caldo Soya Tripticaseína (CST, Bioxon) a 35 °C 24 h-1. Antes de
P P

emplearlas se activaron mediante tres resiembras sucesivas a 35°C 24 h-1; finalmente se


P P

centrifugaron a 4056.6 rpm a 4°C por 10 min y resuspendieron en 1.5 mL de CST (la mitad del

203
volumen de caldo en que se habían cultivado). El inóculo fue preparado mezclando volúmenes
iguales (1.5 mL) de cada cepa de E. coli y de Salmonella.
Las cepas de L. monocytogenes se cultivaron individualmente en CST adicionado con 0.6% de
extracto de levadura (ASTEL), e incubadas a 35°C por 16-18 h. Se transfirió un mL a un tubo
de 10 mL CSTEL e incubó a 35°C por 4-6 h. Este cultivo se concentró y centrifugó en las
mismas condiciones seguidas para las cepas de Salmonella. La suspensión de L.
moncytogenes se mezcló en un tubo estéril hasta conformar un inóculo con 6 mL de volumen
total.
Inoculación de los frutos: Previo a la inoculación, cada aguacate se limpió con una gasa
estéril para remover cualquier residuo de materia extraña del epicarpio. Seguido, se delimitaron
10 cm2 de área con tinta permanente. Cada aguacate fue colocado horizontalmente en un
P P

cilindro de acero inoxidable (elaborados a la medida de los aguacates). Cada cilindro era
higienizado con etanol al 70% previo al experimento.
Los cilindros eran colocados en una charola cubierta con papel de aluminio. Cada cilindro se
colocó a 10 cm de distancia uno de otro para permitir la circulación del aire.
Los aguacates (400) fueron inoculados con las mezclas de cepas de bacterias patógenas en el
área marcada. En cada aguacate se depositaron 100 µL de la mezcla de Salmonella y E. coli
0157:H7 (aprox. 9 Log UFC mL-1 de cada patógeno), o mezcla de L. monocytogenes (aprox. 10
P P

Log UFC mL-1). Este último volumen fue extendido con una varilla de vidrio esterilizada
P P

mediante inmersión en etanol al 96% seguida de flameo. Este procedimiento se realizó para
facilitar el secado del inóculo. Los aguacates inoculados se dejaron secar por 20 min a
temperatura ambiente (22-25°C) antes de aplicar los tratamientos. Cada cilindro con el
aguacate se colocaron en una charola de polietileno de 23 x 17 cm. Esta charola se colocó en
una coladera de Nalgene® durante la aplicación del tratamiento por aspersión y durante los 5
min de escurrimiento después de asperjar la solución desinfectante.
Preparación de las soluciones germicidas: Los tratamientos de descontaminación aplicados
a grupos de aguacates fueron los siguientes:
a) Sin tratamiento (testigo).
b) Lavado con agua del grifo ajustada a 1 ppm de cloro residual, 15 s (todos los lavados
se realizaron de esta forma).
c) Lavado + aplicación de ácido láctico al 2% a 55°C, 15 s.
d) Lavado + aplicación de producto comercial I, a base de ácido peroxiacético (80
ppm), 15 s.
e) Lavado + aplicación de producto comercial II, a base de cloro (200 ppm) 15 s.

204
f) Lavado + aplicación de producto comercial III, a base de sustancias naturales 15 s.
g) Lavado + aplicación de agua caliente a 70°C, 15 s.
h) Lavado + agua electrolizada oxidante (EO): solución ácida (A) y alcalina (B)
i) Agua electrolizada oxidante (EO): solución ácida (A) y alcalina (B) con diferentes
tiempos de contacto.

La preparación del agua de lavado consistió en adicionar 0.06 mL de blanqueador comercial


(Cloralex®, que contiene 6% de cloro libre) a 4 L de agua del grifo. Después de reposar 20 min
P P

se tomó una alícuota del agua para corroborar el cloro residual mediante un kit colorimétrico
(Pentair test kit, Sanford, NC Moorpark, CA).
El ácido láctico al 2% w:v fue preparado a partir de ácido L-láctico grado alimenticio (Drogas La
Paz, México) de pureza 88%. La solución fue calentada a 85°C inmediatamente antes de
colocarse en la bomba de aspersión, de modo que la temperatura resultara de 70°C al
momento de asperjar los frutos.
Los desinfectantes comerciales fueron preparados según instrucciones de los fabricantes. El
producto I, que contiene ácido peroxiacético se preparó incorporando 478 µL del concentrado
en 1000 mL de agua. Esta solución contiene 80 ppm de ácido peroxiacético, concentración
verificada con un kit proporcionado por el fabricante (Ecolab®).
El producto II, cuyo compuesto activo es el cloro en forma de hipoclorito, se preparó al diluir
18.8 mL del concentrado en 1000 mL de agua. La concentración de 200 ppm como cloro libre
se verificó con un kit comercial (Pentair test kit, Sanford, NC Moorpark, CA).
Para preparar el producto III, compuesto por sustancias GRAS (generalmente reconocidas
como inocuas y que corresponden a glicerol, alcohol etílico, hidróxido de potasio, hidróxido de
sodio, ácido cítrico y aceite de pomelo), se mezclaron 25 mL con 1 000 mL de agua.
En la aplicación de agua caliente, ésta se calentó hasta 85°C inmediatamente antes de llenar
la bomba aspersora, de modo que la temperatura al aplicar resultó de 70°C.
El agua electrolizada oxidante (EO) consta de dos soluciones (B; alcalina y A; ácida) y fue
proporcionada en contenedores de plástico inerte por el proveedor, sin mover ni abrir hasta su
uso.
Aplicación del tratamiento germicida: La aplicación de los lavados y tratamientos siguió un
protocolo que ha sido evaluado en estudios previos (Alvarado et al., 2007) y siguiendo las
recomendaciones de Beuchat (2001). Se ajustó el flujo y la distancia de aplicación del líquido
de las bombas de aspersión de plástico (RF-Flomasteri, mod. 1401HD) de tal forma que se
garantizara una cantidad de desinfectante previamente validada. Todos los tratamientos fueron

205
aplicados mediante estas bombas de aspersión calibradas a una velocidad de flujo de 600 mL
min-1 y a una distancia de 10 cm. Los tiempos de contacto se seleccionaron de forma que
P P

pudieran adaptarse y aplicarse durante el empaque de frutos y según la literatura recomendada


(Castillo et al., 1998, 2001).
Los tratamientos con agua electrolizada (EO) se aplicaron por aspersión de Solución B (pH de
10-13 y potencial oxido-reducción (ORP) de -800 mV) seguido de aplicación por aspersión de
solución A (con un pH de 2-3, ORP de + 1100 mV y una concentración de cloro libre de 75
ppm).
Tratamientos con agua electrolizada oxidante (EO):
Se efectuaron dos estudios:
I) Comparación del agua electrolizada oxidante y agua clorada
Los tratamientos de aspersión fueron:
1. Agua de lavado (AL)
2. Agua de lavado con 75 ppm de cloro
3. Agua de lavado seguido de agua alcalina electrolizada seguido de agua ácida
electrolizada
4. Agua alcalina electrolizada seguido de la solución ácida
II) Tratamientos con agua electrolizada oxidante, según tiempo de contacto
5. Aspersión de Solución B por 30 s seguido de aspersión de solución A por 15 s.
6. Aspersión de Solución B por 30 s seguido de aspersión de la solución A por 30 s.
7. Aspersión de Solución B por 30 s seguido de aspersión de la solución A por 60 s.
8. Aspersión de Solución B por 30 s seguido de aspersión de la solución A por 90 s.

En ambos ensayos se incluyó un grupo de aguacates sin tratar (testigo). Cada tratamiento y
sus condiciones se resumen en los Cuadros 1 y 2.
Procedimiento de muestreo, registros y recuento de patógenos: Después de aplicar cada
tratamiento, el perímetro de 10 cm2 (previamente marcado) se cortó por escisión con navaja
P P

estéril y se separó la pulpa del epicarpio con una pinza estéril. La muestra fue colocada en una
bolsa estéril para stomacher (Lab Blender 400, Tekmar Co, Cincinnati, OH, USA) con medio de
enjuague en 20 mL de caldo Dey Engley (DE, inactivador, neutralizador Dey-Engley (Acumedia)
según Kreske et al. (2006). Se prepararon diluciones decimales del caldo en DP, para inocular
en agar mediante siembra por superficie. El desarrollo de este protocolo para la recuperación
se apoya en diversas fuentes como Beuchat et al., 2001 y Beuchat, 2006.

206
El recuento de L. monocytogenes se realizó en AST con rifampicina (ASTR) y el de E. coli
O157:H7 y Salmonella spp. en Agar Lactosa Sulfito Rojo de Fenol Rifampicina (LSPR) (Castillo,
1998). El recuento de las colonias típicas de Salmonella resistente a la rifampicina (rosa con
centro negro) y E.coli 0157:H7 (colonias amarillas) se efectuó por separado y se reportó como
log 10 UFC/fruto. R R

La temperatura de cada fruto fue medida con un termopar (52K/J Thermometer, John Fluke
MFG.Co. Inc., Everett, Washington, EU). El pH se midió con ayuda de un potenciómetro con
electrodo de superficie (Scholar 425 C, UL Listed US) tanto sobre el epicarpio del aguacate
como en las soluciones aplicadas en los tratamientos. En el caso del agua EO, se midió el
potencial de óxido-reducción (ORP) a cada solución (A y B) con un electrodo de ORP (ORP
Triode, Epoxy Body Gel-filled, Reorder 9179BNMD). La concentración de cloro residual se
determinó mediante técnica colorimétrica (Pool products, Pentair, pH and Cl- test kit). P P

Cuadro 1. Tratamientos, volumen y tiempo de contacto de las soluciones empleadas para la


comparación de agua electrolizada oxidante y los tratamientos con cloro para la desinfección de
aguacates ‘Hass’.
Asperjado por
aguacatey P

Volumen Tiempo
Tratamiento Solución (mL) (s)
1 Agua de lavado (AL) z P Agua de lavado 150 15
2 AL + Cl-75x
P Agua de lavado 150 15
Solución de NaClO a 75 ppm de 150 15
Cloro libre
3 AL + Solución Bw/30s
P P P P + Agua de lavado 150 15
Solución Av/15s P P Agua electrolizada alcalina 300 30
Agua electrolizada ácida 150 15
4 Solución Bw/30sP P P P + Solución Agua electrolizada alcalina 300 30
Av/15s
P P Agua electrolizada ácida 150 15
z
P Empleando una bomba de aspersión manual (Protecno 20 Imex®, El Salvador) con capacidad de 10.56 L, de polipropileno,
P

operada mediante compresión de aire y ajustada a un flujo de aspersión de 10 mL s -1. P P

y
P Los tratamientos de desinfección fueron aplicados a una distancia de 15 – 20 cm del aguacate, empleando una bomba de
P

aspersión manual (RL-FLOMASTER mod. 14040, Root-Iowell Manufacturing, Inc. Lowell, Michigan). Después de aplicar los
tratamientos, los aguacates fueron secados al aire por 20 min a temperatura ambiente (25°C).
x
P Solución de NaClO a 75 ppm de cloro libre.
P

w
P Solución B: solución alcalina (pH de 11.979 y potencial oxido reducción de -860 mV. Aplicación de 300 mL por aspersión durante
P 5T 5T 5T 5T 5T

30 s (RL-FLOMASTER, mod. 1404D).


v
5TPSolución A: solución ácida (pH de ~2.102 y potencial de óxido reducción de + 1150 mV). Aplicación de 150 mL por aspersión
P 5T 5T 5T 5T

durante 15 s (RL-FLOMASTER, mod. 1404D).

207
Cuadro 2. Tratamientos, volumen y tiempo de contacto de las soluciones de agua electrolizada oxidante
durante la desinfección de aguacates ‘Hass’.
Asperjado por
aguacatez
P

Volumen Tiempo
Tratamiento Solución
(ml) (s)
5 Solución By/30s +
P P P P Agua electrolizada alcalina 300 30
Solución Ax/15s
P P Agua electrolizada acida 150 15
6 Solución B/30s + P P Agua electrolizada alcalina 300 30
Solución A/30s Agua electrolizada ácida 300 30
7 Solución B/30s + P P Agua electrolizada alcalina 300 30
Solución A/60s Agua electrolizada ácida 600 60
8 Solución B/30s + P P Agua electrolizada alcalina 300 30
Solución A/90s Agua electrolizada ácida 900 90
z
P Los tratamientos de desinfección fueron aplicados a una distancia de 15 – 20 cm del aguacate, empleando una bomba de
P

aspersión manual (RL-FLOMASTER mod. 14040, Root-Iowell Manufacturing, Inc. Lowell, Michigan). Después de aplicar los
tratamientos, los aguacates fueron secados al aire por 20 min. a temperatura ambiente (25°C).
y
P Solución B: solución alcalina (pH de 11.979 y potencial oxido reducción de -860 mV. Aplicación de 300 mL por aspersión
P 5T 5T 5T 5T 5T

durante 30 s (RL-FLOMASTER, mod. 1404D).


x
Solución A: solución acida (pH de ~2.102 y potencial de óxido reducción de + 1150 mV). Aplicación de 150 mL por aspersión
5TP P 5T 5T 5T 5T

durante 15 s (RL-FLOMASTER, mod. 1404D).

Análisis estadístico
Para la comparación de los tratamientos de descontaminación se utilizó un diseño experimental
por bloques aleatorizados completos (DBAC), donde el bloque correspondió al día de aplicación
(7d), el factor al tratamiento (6 tratamientos) y n=12 (2 por bloque), con dos réplicas por
tratamiento. La variable de respuesta fue la reducción logarítmica de cada microorganismo.
Los recuentos de las bacterias patógenas (UFC patógeno por fruto) fueron convertidos a log 10 R R

(Log UFC patógeno por fruto). La reducción de microorganismos se calcula con el promedio
del Log del grupo control (aguacates sin tratar) y el logaritmo del promedio de los recuentos de
los frutos tratados. En el cálculo de la reducción bacteriana para cada tratamiento las medias
fueron comparados mediante ANOVA para destacar las diferencias significativas (P<0.05) entre
las medias. En todos los casos se utilizó un nivel de confianza del 95% ( =0.05). Se reportan
los logaritmos de las unidades formadoras de colonias por centímetro cuadrado (UFC cm-2). P P

Resultados y Discusión
En la evaluación de seis tratamientos descontaminantes las poblaciones de L.
monocytogenes, Salmonella spp. y E. coli O157:H7 recuperadas sobre la superficie del
aguacate ‘Hass’ fueron 8.06, 7.84 y 6.52 UFC/fruto respectivamente (Cuadro 3). En la Cuadro

208
3 se observó los decrementos en las poblaciones de L. monocytogenes, Salmonella spp. y E.
coli O157:H7 después de aplicar los tratamientos con agua clorada a 1 ppm, ácido láctico (AL)
a 55°C, ácido peróxiacético (I), producto comercial a base de hipoclorito de sodio con 200 ppm
(II), producto comercial a base de sustancias naturales (III) y agua a 70°C. No se observaron
diferencias entre las reducciones para cada patógeno para un mismo tratamiento (P>0.05).

Cuadro 3. Reducción logarítmicaz de poblaciones de Listeria monocytogenes, Salmonella y Escherichia


P P

coli O157:H7 en aguacate ‘Hass’ por efecto de tratamientos.


Reducción Log UFC por aguacate ± DSx P

Tratamientoy P L. monocytogenes Salmonella E. coli O157:H7

1 Lavado aspersión 15 2.13 ± 0.67 Awav


P P P 1.79 ± 0.576 Aa 1.86 ± 0.76 Aa
s

2 Lavado 15 s + AL a 3.14 ± 0.67 Ba 3.39 ± Ca 3.13 ± Ca


55°C aspersión 15 s

3 Lavado 15 s + I 2.65 ± 0.81 ABa 2.24 ± ABa 2.09 ± ABa


aspersión 15 s

4 Lavado 15 s + II 2.47 ± 0.79 Aa 2.04 ± ABa 1.85 ± Aa


aspersión 15 s

5 Lavado 15 s + III 2.56 ± 0.94 Aa 2.66 ± BCa 2.20 ± ABCa


aspersión 15 s

6 Lavado 15 s + Agua 2.64 ± 0.76 ABa 2.68 ± 0.69 BCa 2.98 ± BCa
a 70° C aspersión 15
s
z
P Reducción logarítmica = (Log UFC/fruto antes del tratamiento) – (Log UFC por fruto después del tratamiento)
P

y
P Lavado por aspersión durante 15 s (RF-FLOMASTER, mod. 1401HD) con 150 mL de agua clorada (1 ppm de cloro residual),
P

aplicación de 150 mL de desinfectante por aspersión durante 15 s (Marca modelo); AL: ácido láctico, 2% w:v, a 55°C (T° medida al
asperjar); I: producto comercial a base de ácido peroxiacético, diluido a 80 ppm; II: producto comercial a base de hipoclorito de
sodio, diluido a 200 ppm de cloro libre; III: producto comercial a base de sustancias naturales, al 2.5% v:v; agua a 70°C: agua
destilada caliente, T° medida al asperjar.
x
P Los
P recuentos de los patógenos en el fruto sin tratar (control) fueron: 8.06 log/fruto para
L. monocytogenes, 7.84 Log por fruto para Salmonella y 6.52 log por fruto para E. coli O157:H7.
w
P Las medias con la misma letra (A, B, C) dentro de las columnas, no difieren estadísticamente (P>0.05).
P

v
P Las medias con la misma letra (a, b) dentro de las filas, no difieren estadísticamente (P>0.05).
P

209
5,0
Reducción log UFC/fruto 4,5
4,0
3,5
3,0
2,5
2,0
1,5
1,0
0,5
0,0
L. monocytogenes Salmonella spp. E. coli O157:H7

Lavado 15 s Lavado 15 s + Cloro 75ppm 15 s


Lavado 15s + solución B 30 s + solución A 15 s Solución B 30s + solución A 15s

Figura 2. Reducción logarítmica de poblaciones de Listeria monocytogenes, Salmonella spp. y


Escherichia coli O157:H7 inoculadas en el epicarpio de aguacate var. Hass tratado con agua
electrolizada oxidante
Conclusiones
El tratamiento con mayor eficacia en la reducción de los tres patógenos en los frutos de
aguacate ‘Hass’ cosechados fue el ácido láctico al 2% aplicado a 55 °C. Presenta el
inconveniente de costo más elevado en relación con los otros tratamientos. El empleo de agua
electrolizada oxidante conduce a reducciones significativas de 4-5 log UFC cm-2 de P P

Salmonella, E. coli O157:H7 y L. monocytogenes en el fruto. Este efecto puede acentuarse si


se emplea un tratamiento combinado con ambas soluciones (ácida y alcalina).

Literatura Citada
Alvarado-Casillas, S., S. Ibarra-Sánchez, O. Rodriguez-Garcia, N. Martinez-Gonzales, and A. Castillo.
2007. Comparison of rinsing and sanitizing procedures for reducing bacterial pathogens on fresh
cantaloupes and bell peppers. Journal of Food Protection 70(3):655-660.
Beuchat, L.R., L.J. Harris, T.E. Ward, and T.M. Kajs. 2001. Development of a proposed standard method
for assessing the efficacy of fresh produce sanitizers. Journal of Food Protection 64: 1103- 1109.
Beuchat, L.R., and J.H. Ryu. 1997. Produce handling and processing practices. Emerging Infectious
Diseases 3:459-465.
Beuchat, L. R. 1996. Pathogenic microorganisms associated with fresh produce. Journal of Food
Protection 59:204-216.
Beuchat, L.R. 2006. Sampling, detection, and enumeration of pathogenic and spoilage microorganisms.
pp. 543-564. In: Sapers, G.M., J.R. Gorny, and A. E. Yousef (Eds.). Microbiology of Fruits and
Vegetables. CRC Press, Boca Raton, Florida. USA.

210
Castillo, A., L.M., Lucia, D.B. Roberson, T.H. Steveneson, I. Mercado, and G.R. Accuff. 2001. Lactic acid
sprays reduce bacterial pathogens on cold beef carcass surfaces and in subsequently produced
ground beef. Journal of Food Protection 64:58-62.
Castillo, A., L.M., Lucia, K.J. Goodson, J.W. Savel, and G.R. Accuff. 1998. Use of hot water for beef
carcass decontamination. Journal of Food Protection 61:19-25.
De Roever, C. 1998. Microbiological safety evaluations and recommendations on fresh produce. Food
Control 9:321-347.
FDA (Administración de Alimentos y medicamentos). 2001a. FDA survey of imported produce. Food and
Drug Administration, Center for Food Safety and Applied nutrition. www.cfsan.fda.gov/
dms/prodsur6.html.
Fernández Escartín, E., 2000. Microbiología e Inocuidad de los Alimentos. (1era. Ed.). Universidad
Autónoma de Querétaro. Querétaro, México.
González RJ, Y. Luo, R.-C. Saul, and J.L. Mcevoy. 2004. Efficacy of sanitizers to inactivate Escherichia
coli O157:H7 on fresh-cut carrot shreds under simulated process water conditions. Journal of Food
Protection 67:2375–2380.
Han, Y., D.M. Sherman, R.H. Linton, P.E. Nielson, and S.S. Nielsen. 2000. The effects of washing and
chlorine dioxide gas on survival and attachment of Escherichia coli O157: H7 to green pepper
surfaces. Food Microbiology 17: 521-533.
Han, Y., R.H. Linton, and P.E. Nelson. 2004. Effects of recovery, plating, and inoculation methods on
quantification of Escherichia coli O157:H7 and Listeria monocytogenes from strawberries. Journal of
Food Protection 67:2436-2442.
Hellström, S., R. Kervinen, M. Lyly, R. Ahvenainen-rantala, and H. Korkeala. 2006. Efficacy of
disinfectants to reduce Listeria monocytogenes on precut iceberg lettuce. Journal of Food Protection
69:1565–1570.
Kakani, G. 2006. Interventions for ensuring food safety in mangoes during phytosanitary treatments.
Master of Science. Food Science and Technology. Texas A&M University. Bryan, TX, USA.
Kaspar, C.W., and M.L. Tamplin.1993. Effects of temperature and salinity on the survival of Vibrio
vulnificus in seawater and shellfish. Applied Environmental Microbiology 59:2425-2429.
Kaye, S.Y., K.H. Mcwatters, and L.R. Beuchat. 2005. Efficacy of gaseous chlorine dioxide as a sanitizer
for killing Salmonella, yeasts, and molds on blueberries, strawberries, and raspberries. Journal of
Food Protection 68:1165-1175.
Kreske, A. C., J. H. Ryu, C. A. Pettigrew, and L. R. Beuchat. 2006. Lethality of chlorine, chlorine dioxide,
and a commercial produce sanitizer to Bacillus cereus and Pseudomonas in a liquid detergent, on
stainless steel, and in biofilm. Journal of Food Protection 69:2621-2634.
Materon, L. A. 2003. Survival of Escherichia coli O157:H7 applied to cantaloupes and the effectiveness
of chlorinated water and lactic acid as disinfectants. World Journal of Microbiological Biotechnology
19:867-873.
Nguyen-the, C., and F. Carlin. 1994. The microbiology of minimally processed fruits and vegetables.
Critical Reviews of Food Science and Nutrition 34:371-401.
Lee, S.-Y., M. Costello, and D.-H. Kang. 2004. Efficacy of chlorine dioxide gas as a sanitizer of lettuce
leaves. Journal of Food Protection 67:1371-1376.
Rodgers, S.L., J.N. Cash, M. Siddiq, and E.T. Ryser. 2004. A comparison of different chemical sanitizers
for inactivating Escherichia coli O157:H7 and Listeria monocytogenes in solution and on apples,
lettuce, strawberries, and cantaloupe. Journal of Food Protection 67:721-731.
Ukuku, D.O., G.M. Sapers, and W. Fett. 2004. Inhibition of Listeria monocytogenes by natural microflora
of whole cantaloupe. Journal of Food Safety 24:129-146.

211
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

EFICIENCIA DE TRATAMIENTOS DE DESCONTAMINACIÓN EN LA


REMOCIÓN DE CÉLULAS DE Listeria monocytogenes ADHERIDAS AL
EPICARPIO DE AGUACATE (Persea americana var. Hass)
Bañuelos-Gutiérrez, J. A.1; Hernández-Padilla, D. B.1; Martínez-Chávez, L.1;
Martínez-Gonzáles, N. E.1; Pérez-Montaño, J. A.1; Rodríguez-García, Ma. O.1;
Gonzáles-Aguilar, D. G.2; Cabrera-Díaz, E.2
1
P P Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, Universidad de Guadalajara. Blvd. Marcelino
García Barragán #1421, Guadalajara, Jalisco, C.P. 44430. 2Centro Universitario de Ciencias
P P

Biológicas y Agropecuarias. Universidad de Guadalajara Camino Ramón Padilla Sánchez #2100,


Zapopan, Jalisco, C.P. 45110. Correo-e: elisa.cabrera@academicos.udg.mx

Resumen
México es el principal productor de aguacate a nivel mundial. Se han presentado retiros o
alertas de importación de guacamole y productos procesados de aguacate refrigerados o
congelados por contaminación con Listeria monocytogenes. Una medida de control, es la
aplicación de tratamientos de descontaminación para reducir su población. El propósito de
este estudio fue evaluar la eficiencia de tratamientos de descontaminación en la remoción de
células de L. monocytogenes adheridas al epicarpio de aguacate. Un total de 204 aguacates
verdes se inocularon con una mezcla de seis cepas de L. monocytogenes resistentes a
rifampicina. Después de tres días de almacenamiento a 25 °C, los frutos se sometieron a
tratamientos de descontaminación con hipoclorito de sodio a 200 ppm, ácido láctico al 2%,
agua caliente a 80 °C y una combinación de los dos primeros para reducir poblaciones de L.
monocytogenes débil (CDA) y fuertemente adheridas (CFA) al epicarpio de aguacate. El
tratamiento con hipoclorito de sodio resultó el menos eficiente al reducir 1.0 log (UFC por
aguacate) de CDA y 0.8 y 0.7 log (UFC por aguacate) de células totales (CT) y CFA
respectivamente. El tratamiento con agua caliente fue el más eficiente al reducir 4.6, 3.7 y 4.4
log (UFC por aguacate) para CT, CDA y CFA. La eficiencia en la remoción de células de L.
monocytogenes se ve afectada por el tipo de adhesión celular y el tratamiento utilizado.

Palabras clave adicionales: Patógeno, fruto, adhesión, contaminantes.

EFFICIENCY OF DECONTAMINATION TREATMENTS IN THE REMOVAL OF Listeria


monocytogenes CELLS ADHERED TO AVOCADO EPICARP (Persea americana VAR.
HASS)

Abstract
Mexico is the main producer of avocado worldwide. Products such guacamole and processed
avocado pulp refrigerated or frozen, have been involved in recalls or import alerts due to the
presence of Listeria monocytogenes. One control measures is the application of
decontamination treatments to reduce its population. The purpose of this study was to evaluate
the efficiency of decontamination treatments in the removal of L. monocytogenes cells attached
to the avocado epicarp. A total of 204 green avocados were inoculated with a mixture of six
strains of L. monocytogenes resistant to rifampicin. After three days storage at 25 °C, the fruits
were decontamination with 200 ppm sodium hypochlorite, 2% lactic acid, hot water at 80 °C
and a combination of the first two for reduce populations of L. monocytogenes Loosely attached
cells (LA) and strongly attached cells (SA) to avocado epicarp. Sodium hypochlorite treatment
was the least efficient by reducing 1.0 log (CFU per avocado) of LA and 0.8 and 0.7 log (CFU
per avocado) of total cells (TC) and SA respectively. Hot water treatment was the most efficient
by reducing 4.6, 3.7 and 4.4 log (CFU per avocado) for TC, LA and SA. The efficiency in the

212
removal of L. monocytogenes cells is affected by the type of cell adhesion and the treatment
used.

Additional keywords: Pathogen, fruit, adhesion, contamination.

Introducción
México es el mayor productor y exportador de aguacate a nivel mundial. Durante el 2015 se
exportó el fruto a 34 países, con una derrama económica de 1,920 millones de dólares. (SIAP
2016). Además del fruto en fresco, se comercializan subproductos como pulpa, mitades de
aguacate y guacamole; se estima que la exportación de este último es de 170,000t al año
(USDA 2016).
El guacamole se ha asociado con brotes de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA).
En el lapso de 1973-2008, se han reportado 35 brotes en Estados Unidos por consumo de
salsas y guacamole. Los principales patógenos causantes de brotes son Norovirus (24%),
serotipos de Salmonella diferentes a S. Typhi (19%) y Shigella (7%) (Kendall et al., 2013). Si
bien no se han presentado brotes asociados a Listeria monocytogenes, existen retiros o alertas
de importación de guacamole y productos procesados de aguacate refrigerados o congelados
por estar contaminados con esta bacteria, con implicaciones económicas (FSN 2017; FDA
2017). Listeria monocytogenes podría llegar a la pulpa del aguacate por diversos mecanismos.
Una posibilidad es que bacterias adheridas al epicarpio pudieran ser transferidas por
contaminación cruzada en el momento de la obtención de la pulpa. Una vez que la bacteria
llega a la pulpa, ésta puede ser un buen sustrato para la bacteria (Iturriaga et al., 2002).
Las medidas de control en productos frescos están enfocadas a prevenir, reducir o eliminar la
contaminación microbiana del fruto. La descontaminación, es decir, “la reducción del número
de microorganismos presentes en el medio ambiente, por medio de agentes químicos y/o
métodos físicos, a un nivel que no comprometa la inocuidad o la aptitud del alimento”
(Comisión del Codex Alimentarius 2009), es una de las medidas aplicadas para reducir
patógenos en frutas y hortalizas. Entre los tratamientos físicos se encuentra la utilización de
agua caliente (Garmendia y Vero 2006), mientras que los métodos químicos involucran el uso
de sustancias oxidantes como lo es el hipoclorito de sodio y ácidos orgánicos entre otros
(Ramírez et al., 2009).
La eficiencia de los tratamientos de descontaminación depende de una serie de factores
inherentes al tipo de agente, al microorganismo y el fruto. En particular en este último caso, la
hidrofobicidad y rugosidad del aguacate pueden conferir protección a la bacteria y permitir su
adhesión a la superficie (Wang et al., 2009). Se conoce que durante el almacenamiento de
aguacates a 25 °C, L. monocytogenes puede adherirse con fuerza e inclusive formar

213
biopelículas en el epicarpio, situación que puede influir en la efectividad de los tratamientos de
descontaminación (Martínez, 2015). Por lo que el objetivo de este estudio fue evaluar la
eficiencia de tratamientos de descontaminación comúnmente empleados en productos
hortofrutícolas en la remoción de células de L. monocytogenes adheridas al epicarpio de
aguacate.

Materiales y Métodos
Selección de los frutos
Se emplearon 276 aguacates (Persea americana var. Hass) verdes de calidad Extra A (peso
entre 211 y 265 g) cepillados, sin lavar y sin encerar. Todos los frutos fueron proporcionados
por una planta de empaque de Ciudad Guzmán Jalisco y transportados en refrigeración y
mantenidos a temperatura ambiente (°C) por 24 h, previo a los experimentos en el Laboratorio
de Microbiología e Inocuidad de Alimentos, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e
Ingenierías.

Cultivos bacterianos y preparación del inóculo


Se utilizaron seis cepas de L. monocytogenes resistentes a rifampicina aisladas de un brote,
productos hortofrutícolas y ambiente de producción de aguacates. Las cepas fueron
resembradas en tres ocasiones consecutivas en caldo soya tripticaseína adicionado con 0.6%
de extracto de levadura (CSTEL) a 35 °C, por 18, 4 y 18 h respectivamente. A los cultivos se
les realizaron dos lavados por centrifugación a 6000 rpm a 5 °C por 10 min y se resuspendieron
en solución salina fisiológica estéril.

Inoculación de aguacates
A partir de las células lavadas de cada cepa de L. monocytogenes, se tomaron volúmenes
iguales para realizar una mezcla en una bolsa estéril, obteniendo una concentración promedio
de 9.8±0.2 log (UFC mL-1). Doscientos cuatro aguacates se inocularon individualmente con la
P P

mezcla de cepas por inmersión durante 1 min, posteriormente se dejó secar a temperatura
ambiente por 1 h.

Evaluación de la firmeza de aguacates


Se midió la firmeza de 18 aguacates verdes sin inocular (tiempo 0) y a frutos no inoculados
después de tres días de almacenamiento a 25 °C. Las mediciones se realizaron con un

214
penetrómetro en dos zonas de la parte media del fruto, donde previamente se retiró el epicarpio
con un pelador de cocina para dejar expuesta la pulpa.

Almacenamiento de los aguacates


Los aguacates inoculados se colocaron en charolas con un total de 37 aguacates y se
almacenaron en una cámara de temperatura y humedad controlada a 25 °C por tres días, para
promover la adhesión de la bacteria y la madurez del aguacate. La temperatura y la humedad
relativa fueron registradas a lo largo del tiempo de almacenamiento.

Aplicación de tratamientos de descontaminación para remover células de L.


monocytogenes adherida al epicarpio de aguacate
Después de tres días de almacenamiento, grupos de cinco aguacates se sometieron a los
siguientes tratamientos: A) Sin tratamiento, B) Lavados con agua destilada por aspersión a
250 mL 15 s-1, C) Lavados con agua destilada por aspersión a 250 mL 15 s-1, posteriormente
P P P P

se asperjó 250 mL 15 s-1 con una solución de hipoclorito de sodio a una concentración de 200
P P

ppm (pH 6.5), D) Lavados con agua destilada por aspersión a 250 mL 15 s-1, posteriormenteP P

se colocó por inmersión en un baño con una solución de ácido láctico 2% (p:v) a 55 °C 1 min- P

1 -1
, E) Lavados con agua destilada por aspersión a 250 mL 15 s , posteriormente se colocó por
P P P

inmersión en un baño con agua destilada a 80 °C 1 min-1, F) Lavados con agua destilada por
P P

aspersión a 250 mL 15 min-1, posteriormente se asperjó 250 mL 15 s-1 con una solución de
P P P P

hipoclorito de sodio a una concentración de 200 ppm (pH 6.5) seguido por una inmersión en
un baño con una solución de ácido láctico 2% (p:v) a 55 °C 1 min-1. P P

Toma de muestra y análisis microbiológico


Posterior a la aplicación del tratamiento de descontaminación, se realizó el recuento de células
de L. monocytogenes débilmente adheridas (CDA) y células fuertemente adheridas (CFA) al
epicarpio del fruto. Para desprender las CDA, cada aguacate se colocó en una bolsa de
plástico estéril con 100 mL de agua peptonada “bufferada” (BPW) para frutos tratados
individualmente con ácido láctico y agua caliente, o en 100 mL de caldo neutralizante
Dey/Engley (D/E) para los aguacates tratados con hipoclorito de sodio, posteriormente se
realizó un enjuague y agitación manual por 20 s. En el tratamiento combinado con hipoclorito
de sodio y ácido láctico, después de la aplicación del primer agente, se agregaron 100 mL de
caldo D/E, para neutralizar el efecto del desinfectante, con agitación manual por 20 s.
Finalmente, después de aplicar el ácido láctico se agregaron 100 mL de BPW, por enjuague y

215
agitación manual durante 20 s para obtener CDA. Para desprender las CFA, el mismo
aguacate se transfirió a otra bolsa estéril con 100 mL de BPW, posteriormente se colocó en
baño de ultrasonido por 1 min a 300 W a 40 kHz.
El recuento de CDA y CFA de L. monocytogenes se realizó a partir de los líquidos de enjuague
mediante la técnica de extensión en superficie y/o por filtración de membrana en placas con
agar soya tripticaseína adicionado con 0.6% de extracto de levadura y Rifampicina (ASTEL+
R). Después de incubar las placas de ASTEL+R a 35 °C por 48 h se realizó el recuento de
colonias típicas de L. monocytogenes y se seleccionaron colonias para realizar pruebas de
fermentación con carbohidratos (xilosa, ramnosa y manitol) para su confirmación.

Análisis estadístico
Se efectuaron dos réplicas con cinco repeticiones para cada tratamiento. Se obtuvieron
recuentos para CDA, CFA y CT (células totales). Los recuentos se expresaron en escala
logarítmica [log (UFC/aguacate)] y se determinó la reducción logarítmica después de aplicar
los tratamientos. Se analizaron los datos mediante un análisis de varianza (ANOVA) para medir
el efecto de los tratamientos de descontaminación y el tipo de adhesión. Cuando se detectaron
diferencias significativas, se realizó la prueba de LSD para separación de medias en el
programa Statgraphics Centurion versión XVI.I.

Resultados y Discusión
Posterior a la inoculación del epicarpio y con una hora de secado a temperatura ambiente
(tiempo 0), los aguacates presentaron una concentración de 7.7±0.9, 7.6±0.9 y 6.3±0.6 log
(UFC por aguacate) para CT, CDA y CFA respectivamente. Después de tres días de
almacenamiento a 24.93±0.15 °C con una Humedad Relativa de 70.7 hasta 100% y previo a
que se efectuaran los tratamientos de descontaminación, la concentración promedio de la
bacteria en el epicarpio del fruto fue de 4.9±0.9, 3.8±1.2 y 4.7±0.9 log (UFC por aguacate) para
CT, CDA y CFA respectivamente. La población total de L. monocytogenes disminuyó en el
aguacate durante los tres días de almacenamiento, sin embargo, a diferencia del tiempo 0 la
concentración de CFA en el epicarpio fue mayor que el de CDA. Lo anterior puede deberse a
que durante el almacenamiento, el fruto madura y se tienen condiciones que propician la
adhesión y probable formación de biopelículas.
Los frutos verdes previo a su almacenamiento presentaron una firmeza promedio de >20 y
hasta 10.9 kg cm-1. En el tercer día de almacenamiento los aguacates presentaron epicarpio
P P

obscuro y firmeza promedio 3.2 kg cm-1, indicativo del proceso de maduración, cabe señalar
P P

216
que hubo tres aguacates que presentaron hasta >20 kg cm-1. Las diferencias observadas en P P

el cambio de coloración y firmeza de algunos frutos pudieron deberse a la variabilidad en la


madurez inicial de los frutos, los cuales fueron seleccionados en el empaque de origen.
Cuando se aplicaron los tratamientos de descontaminación para la remoción de células de L.
monocytogenes del epicarpio del aguacate, se presentaron reducciones variables
dependiendo del agente utilizado (Cuadro 1).

Cuadro 1. Efecto de la aplicación de tratamientos de descontaminación en la remoción de células de


Listeria monocytogenes adheridas al epicarpio de aguacate ‘Hass’.
Logaritmo de reducción en (UFC por aguacate) Y (n=10) P P

CTWP CDA CFA

TratamientoZP Media Intervalo Media Intervalo Media Intervalo

Lavado 0.5 aW
P 0.2-0.8 0.3 a 0.0-0.6 0.5 a 0.2-0.8

Hipoclorito de sodio 0.8 ab 0.5-1.1 1.0 b 0.7-1.3 0.7 ab 0.3-1.0

Ácido Láctico 1.3 a 1.0-1.7 1.9 c 1.5-2.2 1.2 b 0.9-1.5

Agua Caliente 4.6 c 4.3-5.0 3.7 d 3.3-4.0 4.4 c 4.1-4.8

Hipoclorito de sodio+ 0.9 ab 0.6-1.3 1.4 bc 1.1-1.8 0.9 ab 0.6-1.2

Ácido Láctico

Z
PLavado, Lavados con agua destilada por aspersión a 250 mL 15 s-1; Hipoclorito de sodio, Lavados con agua destilada por
P P P

aspersión a 250 mL 15 s-1, posteriormente se asperjó 250 mL 15 s-1 con una solución de hipoclorito de sodio a una concentración
P P P P

de 200 ppm (pH 6.5); Ácido Láctico, Lavados con agua destilada por aspersión a 250 mL 15 s -1, posteriormente se colocó por
P P

inmersión en un baño con una solución ácido láctico 2% (p:v) a 55 °C por un min; Agua Caliente, Lavados con agua destilada por
aspersión a 250 mL 15 s-1, posteriormente se colocó por inmersión en un baño con agua destilada a 80 °C por un min; Hipoclorito
P P

de sodio + Ácido Láctico, Lavados con agua destilada por aspersión a 250 mL 15 s -1, posteriormente se asperjó 250 mL 15 s-1
P P P P

con una solución de hipoclorito de sodio a una concentración de 200 ppm (pH 6.5) seguido por inmersión en un baño con una
solución ácido láctico 2% (p:v) a 55 °C por un min.
Y
PPara cada tratamiento, el logaritmo de reducción fue estimado restando al promedio del recuento del grupo sin tratamiento [log
P

(UFC por aguacate)] el recuento obtenido en el aguacate después de aplicar el tratamiento [log (UFC por aguacate)]. Los
promedios del grupo sin tratamiento fueron 4.9, 3.8, 4.7 log (UFC por aguacate) para CT, CDA y CFA respectivamente. La
concentración promedio de la mezcla de cepas de Listeria monocytogenes fue de 9.8 log (UFC mL-1) P P

X
PCT, Células Totales se define como el logaritmo de la suma de UFC por aguacate de CDA más UFC por aguacate de CFA; CDA,
P

Células Débilmente Adheridas; CFA, Células Fuertemente Adheridas


W
P Para comparar entre la misma columna, se emplean las letras A hasta D. Los promedios con la misma letra no son
P

estadísticamente significativos (P>0.05).

El agua caliente fue el tratamiento más eficiente en la remoción de prácticamente toda la


población de CT, CDA y CFA de L. monocytogenes con reducciones de 4.6, 3.7 y 4.4 log (UFC
por aguacate) respectivamente. Mientras tanto, el hipoclorito de sodio fue el tratamiento que
eliminó en menor medida la población de la bacteria, reduciendo 1.0 log (UFC por aguacate)

217
para CDA y 0.8 y 0.7 log (UFC por aguacate) de CT y CFA respectivamente, dichas
reducciones fueron similares (P>0.05) a las observadas en los frutos lavados solo con agua.
Con el propósito de aumentar la eficacia de los tratamientos a base de agentes químicos se
combinó el tratamiento con hipoclorito de sodio seguido de la aplicación de ácido láctico. Sin
embargo, las reducciones fueron de 0.9, 1.4, 0.9 log (UFC por aguacate) para células CT, CDA
y CFA respectivamente, lo cual no resulto significativo (P>0.05) en la reducción de CDA en
comparación con la aplicación individual del agente.
El tipo de adhesión de L. monocytogenes al epicarpio del aguacate influye en la eficiencia de
los tratamientos de descontaminación (Figura 1). Mayores reducciones de CDA se observaron
en los tratamientos con hipoclorito de sodio, ácido láctico y la combinación de ambos. Sin
embargo, solo se presentaron diferencias significativas (P<0.05) entre CDA y CFA para el
tratamiento con ácido láctico. Si se considera que las CFA están adheridas directamente a la
superficie del fruto, protegidas en las irregularidades del fruto y que las CDA pueden estar en
la parte más superficial con limitada interacción con el epicarpio, entonces los agentes
desinfectantes entrarían en contacto primero con las CDA lo que propicia su mayor reducción
(P<0.05).
Por otro lado, al emplear agua caliente, las reducciones fueron mayores para los dos tipos de
células (P<0.05), además fue el único tratamiento capaz de remover la mayor concentración
de CFA (P<0.05). Lo anterior pudo deberse a que el fruto se sumergió por completo en el agua
y pudo tener un mejor contacto la superficie del fruto con el agente, con el consecuente
aumento de la temperatura. Sin embargo, para su empleo a nivel industrial es necesario
determinar si el calor afecta las características organolépticas del fruto.
La eficiencia de los tratamientos de descontaminación en la remoción de células de L.
monocytogenes se ve afectada por el tipo de adhesión celular y el tratamiento utilizado. El
tratamiento con agua caliente a 80ºC por 1 min fue el más eficiente en la remoción de células
débil y fuertemente adheridas al epicarpio de aguacate.

Agradecimientos
A la Empresa Agro González, S.P.R. de R.L. (Aguacate Zapotlán) por la donación de los frutos
de aguacate utilizados en esta investigación.

218
log de reducción UFC/aguacate

Tratamiento-Adhesión

Figura 1. Comparación de la eficiencia de tratamientos de descontaminación para la remoción de células


de Listeria monocytogenes débil y fuertemente adheridas al epicarpio de aguacate ‘Hass’.

Literatura Citada
Comisión del Codex Alimentarius. 2009. Higiene de los alimentos. [En línea]. Roma. Disponible
en: http://www.fao.org/docrep/012/a1552s/A1552S00.pdf [Consultado el 9 de enero 2017].
29T 29T

FDA. United States Food and Drug Administration. 2017. Import Alert #21-12. Detention without physical
examination of frozen and refrigerated guacamole and processed avocado products. [En línea]. Silver
Spring, Disponible en: http://www.accessdata.fda.gov/cms_ia/importalert_65.html [Consultado el 8 de
29T 29T

enero de 2017].
FSN. Food Safety News. 2017. Multiple brands of fresh guacamole recalled for Listeria. [En línea].
Seattle, Disponible en: http://www.foodsafetynews.com/2017/03/multiple-brands-of-fresh-guacamole-
29T

recalled-for-listeria/#.WVKosPk1_IV [Consultado el 27 de junio de 2017].


29T

Garmendia, G. y S. Vero. 2006. Métodos para la desinfección de frutas y hortalizas. Horticultura 197:18-
27.
Iturriaga M., S. Arvizu, and E. Escartin. 2002. Behavior of Listeria monocytogenes in avocado pulp and
processed guacamole. Journal of Food Protection 65:1745–1749.
Kendall, M., R. Mody, B. Mahon, M. Doyle, K. Herman, and R. Tauxe. 2013. Emergence of salsa and
guacamole as frequent vehicles of foodborne disease outbreaks in the United States, 1973–2008.
Foodborne Pathogens and Disease 10:316-322.
Martínez, L. 2015. Efecto del almacenamiento en la adhesión, colonización y transcripción de genes de
respuesta al estrés, virulencia y formación de biopelículas de Listeria monocytogenes y Salmonella
sp. en el epicarpio de aguacate (Persea americana var. Hass).Tesis para obtener el grado de Doctor
en Ciencias con orientación en Microbiología Alimentaria. Universidad de Guadalajara, Centro
Universitario de la Ciénega. Guadalajara, México.
Ramírez, M.O., A. López, y E. Palou. 2009. Eficacia de diversos agentes desinfectantes en la
sanitización de hortalizas frescas. Temas Selectos de Ingeniería en Alimentos 3:5-14.
SIAP. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. 2016. Atlas Agroalimentario 2016. México.
1° Edición. pp. 22-23.
USDA. Foreign Agricultural Service United States Department of Agriculture. 2016. Greater Volume of
Mexican Avocados to the U.S. Market USDA. [En línea]. Washington, Disponible
en: https://gain.fas.usda.gov/Recent%20GAIN%20Publications/Avocado%20Annual_Mexico%20City_Mexic
29T

o_11-30-2016.pdf [Accesado el 20 de abril de 2017].


29T

Wang, H., H. Feng, W. Liang, Y. Luo, and V. Malyarchuk. 2009. Effect of surface roughness on retention
and removal of Escherichia coli O157:H7 on surfaces of selected fruits. Journal of Food Science 74:8-
15.

219
Manejo y Técnicas de Cultivo

220
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

PRODUCCIÓN DE HOJARASCA POR EL AGUACATE ‘HASS’ Y SU


CONTRIBUCIÓN POTENCIAL DE NUTRIENTES EN TRES LOCALIDADES
DE COLOMBIA
Tamayo-Vélez, Álvaro1; Correa-Londoño; Guillermo2; Osorio, Nelson W.3
1Corporación
P P Colombiana de Investigación Agropecuaria, C.I. La Selva, Km. 7 Vía Las Palmas,
Rionegro, Antioquia, Colombia. Correo-e: atamayo@corpoica.org.co. 2Universidad Nacional de P P

Colombia, Facultad de Ciencias Agrarias, Calle 59 A. No. 63-20, Medellín 050034


Colombia. 3Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ciencias, Calle 59 A. No. 63-20, Medellín
P P

050034, Colombia.

Resumen
La producción de hojarasca por año y su aporte de nutrientes en los huertos de aguacate cv.
Hass fueron estudiados en tres sitios de Colombia con diferentes altitudes. La producción
anual de hojarasca (base seca) fue de 7.0, 4.8 y 3.6 t ha-1 en Támesis (1.340 m), Jericó (1.900 P P

m) y Entrerríos (2.420 m), respectivamente. La hojarasca tenía alta concentración de N (1.2-


1.3%) y, en consecuencia, generó una fuente de N relativamente alta (46.8-81.7 kg ha-1 año- P P P

1
P). La concentración de Ca de la hojarasca fue también alta (1.3-1.6%) y su oferta fue de 50.4-
109.2 kg ha-1 año-1. Por el contrario, la concentración de P fue muy baja (0.10- 0.11%) y, por
P P P P

lo tanto, presentó un bajo suministro de P (3.7-5.5 kg ha-1 año-1). La concentración de K en la P P P P

hojarasca también fue baja de 0.28 a 0.35% y el suministro de K fue de 10.7-24.4 kg ha-1 año- P P P

1
P. En este estudio se muestra el potencial de algunos nutrientes en el ciclado, debido a la alta
producción de hojarasca en el cultivo del aguacate ‘Hass’.

Palabras claves adicionales: Persea americana, hojarasca, reabastecimiento de nutrientes,


reabsorción de nutrientes, dinámica de nutrientes.

LITTER PRODUCTION IN ‘HASS’ AVOCADO ORCHARDS AND


31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T

ITS POTENTIAL CONTRIBUTION OF NUTRIENTS AT THREE LOCATIONS IN


31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T

COLOMBIA 31T

Abstract
Annual litter production and the corresponding nutrient supply from orchards of avocado cv.
Hass were studied in three sites of Colombia with different altitudes. The annual production of
leaf litter (dry basis) was 7.0, 4.8, and 3.6 t ha-1 in Támesis (1,340 m), Jericó (1,900 m), and P P

Entrerríos (2,420 m), respectively. Leaf litter had a high concentration of N (1.2-1.3%) and
consequently generated a relatively high N supply (46.8-81.7 kg ha-1 yr-1). The leaf litter Ca P P P P

concentration was also high (1.3-1.6%) and its supply was 50.4-109.2 kg ha-1 yr-1. In contrast, P P P P

the concentration of P was very low (0.10-0.11%) and thus had a low P supply (3.7-5.5 kg ha- P

1
P yr-1). The K concentration in leaf litter was also low 0.28 to 0.35% and the K supply was 10.7-
P P

24.4 kg ha-1 yr-1. The high production of leaf litter and the potential supply of some nutrients
P P P P

determined in this study showed the potential for nutrient cycling in the cultivation of ‘Hass’
avocado.

Additional keywords: Persea americana, litterfall, nutrient return nutrient resorption nutrient
dynamics.

Introducción

221
El aguacate (Persea americana Mill.) se cultiva en una amplia gama de condiciones climáticas
(Dreher y Davenport, 2013). La cosecha total de frutas en 2014 fue de 3.9 millones de ton, el
86% provino de los países en desarrollo (FAO, 2013). América Latina y el Caribe será la
principal región productora del mundo. Actualmente, México y Chile son dos de los mayores
exportadores de aguacate aunque Perú y Colombia están aumentando en este mercado. Para
el 2012 el área plantada con aguacate cv. Hass en Colombia alcanzó 7,000 ha, 75% más que
en 2008. Recientemente, se informó que en 2016 hay 12,900 ha de este cultivar (Andrés Mejía,
comunicación personal, 2017). En Colombia, uno de los principales factores limitantes para
producir aguacate ‘Hass’ es la acidez extrema del suelo y la poca disponibilidad de nutrientes
en el suelo (Tamayo y Osorio 2014). Esto se suele corregir con dosis muy altas de cal,
fertilizantes solubles y enmiendas orgánicas en diferentes etapas del cultivo (establecimiento,
desarrollo, productivo) (Castellanos y León, 2010), que pueden llevar a desequilibrios
nutricionales y a contaminar los mantos freáticos. El suministro continuo de hojarasca en las
plantaciones y la liberación de nutrientes asociada a ésta es una forma natural de mantener o
incluso mejorar la fertilidad del suelo (Prause et al., 2002; Salazar-García et al., 2007; Domisch
et al., 2008; Wang et al., 2008). Por lo tanto, la cuantificación de la producción de hojarasca y
la dinámica de su descomposición son factores cruciales en la comprensión del ciclo de los
nutrientes en los agroecosistemas (Salazar-García, 2002; Sadeghian, 2010). Otro factor es la
reabsorción de los nutrientes foliares durante la senescencia de las hojas, que tiene fuertes
implicaciones en la dinámica de los nutrientes en el árbol y afecta la calidad de la hojarasca
(Del Valle, 2003; Schussl et al., 2008). A pesar de su importancia, se desconoce la tasa de
producción de hojarasca en huertos de aguacate, así como el contenido de nutrientes en el
mismo y la liberación adicional de nutrientes por descomposición, particularmente en
diferentes condiciones climáticas. Esto limita el balance de nutrientes en el momento de
planificar los programas de fertilización. Nuestra hipótesis es que la tasa de producción de
hojarasca y su contenido de nutrientes puede variar en huertos plantados en diferentes sitios
con altitudes contrastantes y se asocia con condiciones climáticas. Por lo tanto, el objetivo del
presente estudio fue caracterizar descriptivamente la producción de hojarasca en huertos de
aguacate cv. Hass y su contribución potencial de nutrientes al suelo en tres altitudes
contrastantes de sitios a lo largo del tiempo.

Materiales y Métodos
Se seleccionaron árboles de aguacate cv. Hass de cinco años de edad, injertados sobre
portainjertos de raza Antillana, ubicados en tres zonas productoras del Departamento de

222
Antioquia (Cuadro 1). Los árboles están establecidos a un distanciamiento de 5 x 7 m (285
árboles ha-1). P P

Se realizaron análisis físicos y químicos del suelo cuyos resultados se presentan en la Cuadro
2.

Cuadro 1. Localidades donde se evaluó la producción de la hojarasca (Fuente: Espinal y Montenegro,


1977).
PP Brillo Zona
Altitud Temp. Humedad anual solar de Taxonomía
Clima Municipio (m) (ºC)zP rel. (%) (mm)z P (h) vida de suelosy
P

Templado Támesis 1350 23 85 1900 1726 bh- Ultic


PM Melanudand
Templado Jericó 1900 19 85 2500 2430 bh- Typic
MB Hapludand
Frío Entrerríos 2420 16 83 1917 1684 bh- Ultic
MB Melanudand
z
Información obtenida de estaciones meteorológicas cercanas.Temperatura y humedad relativa son promedio mensual anaual.
P P

y
Soil Survey Staff (2014). Los perfiles de los suelos fueron descriptos y clasificados por el Profesor Juan Carlos Loaiza,
P P

Universidad Nacional de Colombia.

Cuadro 2. Características químicas de los suelos en los tres municipios.


MO Al Ca Mg K Na P S Fe Cu Mn Zn B
Municipio pH % --------------cmol cR R kg-1----------
P P -----------------------mg kg-1-------------------
P P

Támesis 4.8 28 2.4 1.2 0.6 0.25 0.05 8 7 58 2 5 20 0.2


Jericó 5.0 13 1.7 2.4 0.9 0.37 0.01 13 43 115 2 6 4 0.1
Entrerríos 5.4 26 1.6 3.4 4.8 0.76 0.16 20 43 177 16 49 7 2.1

La producción de hojarasca se analizó como un diseño completamente al azar con tres


repeticiones. Se evaluaron en tres árboles de cada localidad. Para tal fin se instalaron trampas
de hojarasca hecha de plástico polisombra de máxima retención de luz en el área que proyecta
la copa del árbol en el suelo (5 x 4 m). Durante un año, quincenalmente se recolectó la
hojarasca caída. La hojarasca colectada se secó en horno a 65 °C hasta obtener su peso
constante y luego se determinó, mensualmente, su peso seco.
En las muestras de suelo se determinó: pH en agua (1:1); MO Walkley y Black; Al KCl 1M; Ca
Mg K y Na acetato de amonio 1M; P Bray II; S fosfato de calcio 0.008 M; Fe Mn Cu y Zn Olsen-
EDTA; B agua caliente. Se determinó N total por el método EPA (351.3 modificado). El P, K,
Ca y Mg se extrajeron por el método de digestión cerrada con ácido nítrico: peróxido de

223
hidrógeno: agua (5:1:2) y luego determinación analítica por espectrofotometría. Los protocolos
están descritos en Westermann (1990).
Para medir la eficiencia en el uso de nutrientes se utilizó el índice de Vitousek (IEV) (Vitousek,
1984). Éste se define como la relación entre la masa seca de la hojarasca y el contenido de
nutrientes en ella o el inverso de la concentración de nutrientes (IEV= MSH /Cn x MSH = 1/Cn);
donde MSH= Materia seca de hojarasca (kg ha-1 año-1) y Cn= concentración del nutriente.
P P P P

Para medir la reabsorción de nutrientes en la senescencia de las hojas (Hojarasca) se tomaron


muestras de hojas maduras libres de plagas y enfermedades. La reabsorción se evaluó
empleando el modelo propuesto por Finzi et al. (2001) el cual relaciona la concentración de
los nutrientes presentes en las hojas verdes/maduras y la hojarasca (ERN= [(A-B)/A] x 100);
Donde ERN= Eficiencia en la reabsorción de nutrientes; A= concentración del nutriente en las
hojas verdes (%); B= concentración del nutriente en la hojarasca (%).

Resultados y Discusión
La producción de hojarasca durante el año de evaluación fue de 4.8, 7.0 y 3.6 t ha-1 en P P

Támesis, Jericó y Entrerríos, respectivamente. La dinámica de la caída se vio afectada por el


P P

régimen de lluvias en todas las localidades. La hoja antes de caer, realiza un proceso de
reciclaje de nutrientes, aportando una buena cantidad de éstos al árbol, justo en la época de
llenado del fruto. Además, el árbol necesita renovarse en su parte vegetativa, cuando la
floración viene acompañada de crecimiento vegetativo nuevo, situación que se da por
aparición de la gran mayoría de las inflorescencias indeterminadas, que ocurren en el
aguacate. Tal comportamiento puede estar asociado a los flujos de biomasa o cambios en
estados fisiológicos encontrados recientemente por Bernal (2015).

Aporte potencial de nutrientes vía hojarasca (HF)


El orden de la concentración de los nutrientes fue la siguiente: Ca>N>K>Mg>P. La
concentración de los elementos en la hojarasca presentó mayor concentración de Ca en todas
las localidades, siendo más alta para Jericó (1.58%). En los tres sitios el contenido de P fue
muy bajo (0.1%) situación similar se observó para el K, esto quizás como resultado de la
reabsorción diferencial de nutrientes como se explicará más adelante. Según las funciones
que cumplen en los tejidos vegetales, el K es muy móvil pero el Ca no lo es; esto también
ayuda a explicar por qué de las diferencias (Cuadro 3).
El aporte potencial de nutrientes presentó el siguiente orden: Ca>N>K>Mg>P. En todas las
localidades el mayor aporte se observó para el Ca, siendo la localidad de Jericó donde hubo

224
mayor aporte (109 kg ha-1 año-1). Situación similar fue observada en los aportes potenciales
P P P P

para N siendo el más alto para Jericó. Esto es consistente porque fue la localidad donde mayor
producción anual de hojarasca y además porque el Ca permanece en la hoja. En todas las
localidades los aportes de P fueron muy bajos (3.7-8.3 kg ha-1 año-1) situación similar ocurrió P P P P

para el K con aportes bajos, confirmando esto la alta fijación de fosfatos y la alta movilidad del
potasio (Cuadro 4).

Cuadro 3. Concentración media ponderada de elementos en la hojarasca y su Potencial Aporte de


nutrientes en huertos de aguacate cv. Hass en tres sitios de Antioquia con altitud contrastante.
(%) µg g-1 P

Municipio N P K Ca Mg Fe Cu Mn Zn B
Támesis 1.19 0.11 0.28 1.31 0.29 125 10 20 22 21
Jericó 1.18 0.12 0.35 1.58 0.32 73 20 97 21 17
Entrerríos 1.30 0.10 0.30 1.40 0.32 176 26 61 58 44

En Támesis el aporte potencial de nutrientes presentó un patrón decreciente de la siguiente


forma: N 59.04 > P 5.5 > K 14.1> Ca 58.8 >Mg 1212 >S 2016 (kg ha-1año-1), en contraste en P P P P

Jericó aumentó aproximadamente 30%: N 84 >P 7.75 > K 25.27 > Ca 109 > Mg 22.1 y > S
49.5 (kg ha-1año-1). En Entrerríos se presentó una disminución del 40% en el aporte potencial
P P P P

de nutrientes en la hojarasca respecto a la localidad de Jericó. El retorno potencial en promedio


fue de N 42.1 > P 3.9 > K 14.95> Ca 51.3 > Mg 11.64 > S 12.20 (Cuadro 4).

Cuadro 4. Producción anual de hojarasca (PAH) y su potencial aporte de nutrientes en huertos de


aguacate cv. Hass en tres sitios de Antioquia con altitud contrastante.
PAH Aporte potencial de nutrientes (kg ha-1 año-1) P P P P

Sitio (kg ha-1 año-1)


P P P P N P K Ca Mg Fe Cu Mn Zn B
Támesis 4 785 b 57.0 5.5 13.2 62.7 13.8 0.60 0.05 0.96 0.11 0.10
(4.9)z P (0.5) (2.1) (4.6) (0.7) (0.07) (0.01) (0.07) (0.02) (0.01)
Jericó 6 931 a 81.7 8.3 24.4 109.2 21.9 0.51 0.14 0.67 0.15 0.11
(13.0) (0.8) (4.3) (11.2) (1.2) (0.05) (0.01) (0.10) (0.17) (0.20)
Entrerríos 3 600 c 46.8 3.7 10.7 50.4 11.6 0.63 0.95 2.20 0.21 0.16
(3.8) (0.2) (2.4) (3.4) (0.7) (0.04) (0.01) (0.04) (0.04) (0.23)
z
P Coeficiente de variación.
P

El aporte potencial del N en la caída de hojarasca en Támesis fue variable durante el año,
teniendo un pico pronunciado en agosto 2013, el cual fue mayor que en las otras localidades.

225
En Entrerríos el aporte de N vía caída de hojarasca fue un poco similar al de Jericó, hasta el
abril 2003; sin embargo, presentó dos picos importantes y pronunciados en enero-febrero,
junio y julio. En Jericó se observó el mayor aporte potencial de este elemento (septiembre
2013) producto del mayor volumen de HF registrado (Cuadro 4).
El comportamiento del aporte potencial del P fue muy similar en todas las localidades a
excepción de la localidad de Jericó, donde se presentó un pico pronunciado al final de la toma
de hojarasca. En todas las localidades, el aporte potencial por muestreo de este elemento fue
menos de 1 kg ha-1, esto confirma lo limitante de este elemento en suelos tropicales. El aporte
P P

potencial del K en la localidad de Jericó, presentó tres picos pronunciados en octubre 2012,
enero y septiembre 2013, el cual fue superior que en las otras localidades (Cuadro 4). El aporte
potencial en Támesis (13.2 kg ha-1) fue muy similar a Entrerríos (10.7 kg ha-1), aunque un poco
P P P P

más alto. El calcio se presentó como en los elementos anteriores. Hubo mayor retorno
potencial en Jericó con tres picos pronunciados: octubre y diciembre 2012 y septiembre 2013.
En Támesis y Entrerríos el aporte potencial fue similar durante el año de muestreo; sin
embargo, un poco más alto para la localidad de Támesis especialmente en marzo-abril 2013
(Cuadro 4). El Mg fue similar al Ca en las tres localidades aunque a una escala menor. En
Jericó ocurrieron tres picos: junio y octubre 2012, y septiembre 2013. Para Támesis y
Entrerríos fue muy similar durante el segundo semestre de 2012, de ahí en adelante se
presentó un pico muy pronunciado en febrero-marzo. En Entrerríos se presentaron dos picos
de diciembre-enero y junio-julio. En Entrerríos y Támesis el aporte de S fue de 13-15 kg ha-1 P P

año-1. Para Jericó se duplicó a 36 kg ha-1 año-1, en el cual se presentaron tres picos
P P P P P P

considerables en octubre 2012, y marzo y septiembre 2013.


La mayor reabsorción de nutrientes foliares se observó para el K (ERN=50%) y N (ERN= 47),
mientras que el Mg con ERN=24% se comportó como el nutriente menos móvil. El
comportamiento de los índices de eficiencia y de reabsorción fue muy similar en las tres
localidades (Cuadro 6). La mayor eficiencia en el uso de nutrientes se encontró en el Mg
(IEV=330) y en el K (IEV=284); la menor eficiencia fue para Ca (IEV=72).

226
Cuadro 5. Distribución mensual de macronutrientes como aporte potencial (kg ha -1) vía hojarasca en
P P

aguacate cv. Hass en tres localidades de Antioquia (2012-13).


N P K

Mes Támesis Jericó Entrerríos Támesis Jericó Entrerríos Támesis Jericó Entrerríos

Oct 12 3.38 8.26 0.80 0.45 0.97 0.08 1.37 4.52 0.53

Nov 1.51 1.75 0.36 0.13 0.16 0.04 0.47 0.63 0.32

Dic 5.72 8.56 1.58 0.76 1.28 0.27 1.66 6.76 1.06

Ene 13 9.67 9.71 15.70 1.06 0.72 1.16 3.05 2.70 2.04

Ma. 12.00 4.93 7.01 1.00 0.39 0.54 2.70 1.71 2.02

Abr 13.12 4.03 3.73 1.09 0.34 0.29 2.08 0.69 0.89

Mayo 1.68 7.33 1.66 0.14 0.61 0.14 0.30 1.71 0.46

Jun 3.25 6.11 9.83 0.26 0.47 0.68 0.55 0.80 1.80

Sep 3.75 23.43 2.20 0.30 2.81 0.19 0.50 3.28 0.31

Oct 2.93 7.56 3.97 0.29 0.54 0.35 0.53 1.59 1.29

Desv. 4.31 5.86 4.87 0.39 0.77 0.34 1.01 1.96 0.69

Cont. Cuadro 5.
Ca Mg S

Mes Támesis Jericó Entrerríos Támesis Jericó Entrerríos Támesis Jericó Entrerríos

Oct 12 3.04 17.50 1.39 0.62 3.06 0.32 0.79 8.26 0.38

Nov 1.58 3.58 0.42 0.35 0.60 0.13 0.57 3.58 0.10

Dic 5.91 11.13 2.06 1.01 2.65 0.44 1.52 1.84 0.48

Ene 13 11.12 9.71 14.54 2.95 2.16 3.31 0.97 0.72 1.16

Mar 15.00 4.33 8.35 3.10 1.08 2.06 3.00 0.59 0.54

Ab. 17.49 4.37 4.31 3.39 0.97 0.70 2.19 1.68 1.44

Mayo 2.24 9.47 2.00 0.42 1.92 0.48 1.12 4.67 0.62

Jun 2.47 7.29 8.81 0.60 1.50 2.37 2.08 6.35 5.42

227
Sep 1.95 33.73 3.15 0.71 6.37 0.59 1.20 4.69 0.29

Oct 1.90 8.10 5.35 0.63 1.62 1.17 1.17 3.24 1.04

Desv 6.02 9.00 4.38 1.24 1.65 1.06 0.75 2.49 1.56

Los aportes encontrados de hojarasca en estas localidades son similares a los detectados en
arreglos agroforestales por Murovhi et al. (2012) en aguacate, mango y litchi, cuyos valores
fueron 5.6, 6.3 y 8.3 t ha-1 año-1, respectivamente. En Costa Rica, Di Stefano y Fournier (2005)
P P P P

determinaron durante un año la caída de hojarasca y la tasa de descomposición de hojas del


árbol forestal conocido como “cebo” (Vochysia guatemalensis). Sus reportes indicaron que la
mayor tasa de deposición del material fue durante diciembre a abril. Las concentraciones
medias entre las tres localidades de nutrientes en la hojarasca de aguacate ‘Hass’ siguieron
la secuencia Ca>N>K>Mg>P, siendo los valores de Ca superiores a los de bosques secos de
tierras bajas tropicales (1.7 kg ha-1 año-1) (Singh et al., 2004). La contribución de la hojarasca
P P P P

varía según el ecosistema considerado. Trabajos realizados por Rebolledo et al. (2008) en
aguacate cv. Lorena encontraron una relación entre el periodo seco y los estadios del
desarrollo floral. Los picos de mayor número de brotes en los estadios A y B se presentan
durante la época seca y el incremento en la precipitación coincide con un mayor número de
brotes en el estado D1 definido como el estado coliflor (Salazar-García et al., 1998). El
comportamiento encontrado para el trópico colombiano coincide con los reportes hechos por
Wolstenholme y Whiley (1990) quienes describen como factor inductor de la floración para el
trópico al estrés hídrico. En este trabajo la mayor producción de hojarasca durante el año de
evaluación en las tres localidades coincidió con periodos secos (verano) Esta estacionalidad
en producción de hojarasca ocurre con muchas otras especies.

Aporte potencial de nutrientes por la hojarasca


La hojarasca de aguacate cv. Hass estuvo caracterizada en todas las localidades por altos
contenidos de N y bajos contenidos de P (Cuadro 3). Los mayores valores de N y P se
presentaron en la Jericó (59 y 7.75 kg ha-1 año-1) similar situación ocurrió para el K Ca Mg y S
P P P P

con retornos de 25.27; 109.12; 221 y 49.5 kg ha-1 año-1 respectivamente. Los menores retornos
P P P P

de nutrimentos se encontraron en la localidad de Entrerríos los cuales fueron: N (42.11) P


(3.89) K (51.31) Mg (11.64) kg ha-1 año-1 (Cuadro 3). Las altas concentraciones foliares de N
P P P P

en la hojarasca coincidieron en su mayoría con las reportadas para bosques y plantaciones de


tierras bajas tropicales (Castellanos y León, 2010). Se destaca que el P es el elemento que

228
menos se aporta en la hojarasca (5.71 kg ha-1 año-1) y así su potencial reciclaje puede estar
P P P P

limitado. Se cree que la alta tasa re-translocación antes de la caída de la hoja, esto es
reportado por varios autores entre ellos Gallardo et al. (2009) en ambientes tropicales.

Cuadro 6. Valores medios de los índices de eficiencia de Vitousek (IEV) y de eficiencia de la reabsorción
(ERN) del aguacate cv. Hass en tres localidades de Antioquia.
Sitio N P K Ca Mg S Fe Cu Mn Zn B
IEV
Támesis 81.3 826 338 81.6 367 238 8368 105108 6228 61320 54477
Jericó 84.0 909 279 64.5 318 142 9259 32818 6349 32207 34950
Entrerríos 83.7 909 237 69.0 304 289 6976 57887 2096 20685 27745
ERN
Támesis 35.7 56.30 50.6 13.9 12.1 63.6 2.04 37.50 36.3 33.3 22.22
Jericó 50.0 82.24 48.4 60.8 47.8 64.3 -85.6 -65.71 55.6 8.88 43.75
Entrerríos 55.3 82.24 51.6 40.4 122 64.3 -15.2 68 10.0 -22 62.29
IEV: índice de eficiencia en el uso de nutrientes de Vitousek. ERN: índice de eficiencia de la reabsorción (%).

Las bajas concentraciones foliares de P reflejaron su carácter limitante para la nutrición


vegetal. De hecho el valor crítico propuesto por Aerts (1997) para la relación N/P en la
hojarasca (11.9) aquí fue claramente superado (valor medio N/P=105.6) señalando una aguda
deficiencia de P. En especias con limitantes en P algunos autores dan umbrales entre 12.5-
26.3 y de 6.7 y 16 para el caso de N (Güsewell y Verhoeven 2006; 2003; 31T

Niinemets y Kull, 2005). La contribución potencial de nutrientes por la hojarasca a través del
31T 31T 31T 31T 31T 31T 31T

tiempo siguió la misma tendencia de la caída de la hojarasca, o sea, en este estudio fue mayor
en las dos épocas más secas del año bajo estudio (dic.-ene. y ago.-sep.).
Las concentraciones de nutrientes fueron en general mayores en los meses menos lluviosos
situación asociada además a los picos de producción de hojarasca. En términos generales en
la contribución promedio de nutrientes por ha por año sería Ca con 73.07 kg, N 61.64 kg, S
27.28 kg, K 18.14 kg y Mg 15.28 kg. Trabajos realizados en plantaciones de café bajo sistemas
agroforestales indican la siguiente contribución de nutrientes (kg ha-1 año-1): N 61, P 9, K 55, P P P P

Ca 23 y Mg 11; de acuerdo con Farfán y Urrego (2007), estos árboles aportaron a través de
su hojarasca de la siguiente manera Nogal: N 23 P 1.5 K 26 Ca 104 y Mg 19; Eucalipto: N 11,
P 1.1, K 34, Ca 20 y Mg 4. Dichos resultados son comparables en cantidades y orden de
suministro de nutrientes con los del presente trabajo.

229
Los valores de ERN registrados para P fueron medios cuando se comparan con los reportados
para otras plantaciones y para bosques de tierras bajas tropicales (Swamy et al., 2004;
Cárdenas y Campo 2007). Los valores de ERN fueron similares a los reportados por Cavelier
(1996) para bosques tropicales de tierras bajas (29-50%). Los valores de eficiencia en el uso
de N se corresponden con los de bosques y plantaciones tropicales de tierras bajas (Moran et
al., 2000). No obstante, los valores de ERN se encuentran cerca de su límite inferior. Aunque
se encontraron valores altos de ERN para N en todos las localidades. El valor medio del IEV
para N (83) fue inferior al reportado para plantaciones de Eucalyptus sp. de África (592) (Laclau
et al., 2000) y cercano a los valores indicados por Smith et al. (1998) para el Amazonas
brasilero (IEV: 84.8 para bosques naturales y IEV: 96.5 para plantaciones de Carapa
guianensis). A pesar de las limitaciones de P encontradas su reabsorción fue inferior a la de
otros bosques secos (35%) (Murphy y Lugo, 1986) pero coincidió con los valores señalados
por Cavelier (1996) para bosques tropicales de tierras bajas (29-50%) donde usualmente se
presentan limitaciones de P para la nutrición vegetal. Los valores medios de ERN para Ca
mostraron que a pesar de su baja movilidad este nutriente es reabsorbido en mayores
proporciones incluso (30.8%) que Mg (12.97%). Nuestros valores IEV para Ca y Mg se
localizaron muy por debajo de los reportados para plantaciones de tierras bajas tropicales
(Castellanos y León 2010). Aunque los valores de ERN de K fueron altos (56.7%) los valores
del IEV fueron en términos generales inferiores a los de otros estudios (Cárdenas y Campo
2007). Aun cuando se ha argumentado que nutrientes móviles como K requeridos para
diferentes procesos fisiológicos son con frecuencia reabsorbidos su fácil lavado foliar puede
disminuir las concentraciones en las hojas verdes y con ello sobreestimar los cálculos de la
reabsorción (Ramírez et al., 2007).

Conclusiones
La producción anual de la hojarasca del aguacate ‘Hass’ fue alta en todas las localidades
evaluadas y representó una fuente importante de materia orgánica y de nutrientes. El
suministro potencial de nutrientes por medio de la hojarasca en función del tiempo siguió la
misma tendencia de la caída de la hojarasca, o sea fue mayor en la épocas más secas.

Literatura Citada
Aerts, R.1997. Climate leaf litter chemistry and leaf litter decomposition in terrestrial
ecosystems: A triangular relationship. Oikos 79:439-449.
Bernal, E.J.A. 2015. Estudios ecofisiológicos en aguacate cv. Hass en diferentes ambientes
como alternativa productiva en Colombia Tesis de Doctor en Ciencias Agrarias. Universidad
Nacional de Colombia Facultad de Ciencias Agrarias Medellín, Colombia 250 p.

230
Cárdenas, I., and J. Campo. 2007. Foliar nitrogen and phosphorus resorption and
decomposition in the nitrogen fixing tree Lysiloma microphyllum in primary and secondary
seasonally tropical dry forests in Mexico. Journal of Tropical Ecology 23:107-113.
Castellanos, J., y J.D. León. 2010. Caída de hojarasca y dinámica de nutrientes en
plantaciones de Acacia mangium (Mimosaceae) de Antioquia Colombia. Acta Biológica
Colombiana 15(2):289-308.
Cavelier, J. 1996. Environmental factors and ecophysiological processes along altitudinal
gradients in wet tropical mountains. pp: 339-439. In: Mulkey, S.S., R.L. Chazdon, and A.P.
Smith (Eds.). Tropical Forest Plant Ecophysiology. Chapman and Hall, USA.
Del Valle-Arango, J.I. 2003. Cantidad calidad y nutrientes reciclados por la hojarasca fina en
bosques pantanosos del Pacífico Sur Colombiano. Interciencia 28(8): 443-449.
Di Stefano, J., and L. Fournier. 2005. Caída de hojarasca y tasas de descomposición de las
hojas de Vochysia guatemalis en una plantación de 10 años Tabarcia de Mora Costa Rica.
Agronomía Costarricense 29(1):9-16.
Domisch, T.M. Ohashi, L. Finer, A.C. Risch, L. Sundstrom, J. Kilpeinem, and P. Niemela. 2008.
Decomposition of organic matter and nutrient mineralisation in wood ant (Formica rufa group)
mounds in boreal coniferous forests of different age. Biology and Fertility Soils. 44:539–545.
Dreher, M.L., and A.J. Davenport. 2013. Hass avocado composition and potential health
effects. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. 53:738-750.
Espinal, L.S., y E.Montenegro.1977. Zonas de vida o formaciones vegetales de Colombia.
Memoria explicativa sobre el mapa de ecológico IGAC Bogotá. pp: 238.
FAO. 2013. Food and Agriculture Organization of the United Nations. FAOSTAT.
http://faostat.fao.org/site/567/default.aspx#ancor. Consultado: 30 de noviembre 2014.
Finzi, A.C., A.S. Allen. E.H. De Lucia., D.S. Ellsworth, and W.H. Schlesinger. 2001. Forest litter
production chemistry and decomposition following two years of free-air CO 2 enrichment.
R R

Ecology 82:470-484
Gallardo, A., F. Covelo., L. Morillas, y M. Delgado. 2009. Ciclos de nutrientes y procesos
edáficos en los ecosistemas terrestres: especificidades del caso mediterráneo y sus
implicaciones para las relaciones suelo-planta. Ecosistemas 18(2):4-19.
Laclau, J.P., J.P. Bouillet., and J.Ranger. 2000. Dynamics of biomass and nutrient
accumulation in a clonal plantation of Eucalyptus in Congo. Forests Ecology and
Management 128:181-196
Moran, J., M.G. Barker., A.J. Moran., P. Becker., and S.M. Ross. 2000A comparison of the soil
water nutrient status and litterfall characteristics of tropical heath and mixed-dipterocarp
forest sites in Brunei. Biotropica 32:2-13.
Murovhi, N.R., S, Materecheram., and S. Mulugeta. 2012. Seasonal changes in litter fall and
its quality from three sub-tropical fruit tree species at Nelspruit South Africa. Agroforestry
Systems 86:61-71.
Murphy, P.G., and A.E. Lugo. 1986. Ecology of tropical dry forest. Annual Review of Ecology,
Evolution and Systematic 17:67-68.
Niinemets, Ü., and K. Kull. 2005. Co-limitation of plant primary productivity by nitrogen and
phosphorus in a species-rich wooded meadow on calcareous soils. Acta Oecologica 28:345–
356.
Sadeghian, K.S. 2010. La materia orgánica: Componente en la sostenibilidad de los
agroecositemas cafeteros. Chinchiná: Cenicafé 61 p.
Salazar-García, S. 2002. Nutrición del Aguacate Principios y Aplicaciones Instituto Nacional
de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) en asociación con el Instituto
de la Potasa y el Fósforo (INPOFOS). Querétaro, México. 1ra impresión. 165 p.
Salazar-García, S., L.E. Cossio-Vargas y I.J.L. González-Durán. 2007. Reciclamiento de
nutrimentos por las hojas de aguacate '‘Hass’'. VI Congreso Mundial de la Palta-Aguacate-
Avocado. Viña del mar, Chile, 12 al 16 Noviembre. Memorias, 3a-102, 10 p

231
Singh R., Kumar R., and M. Agrawal, 2004. Litter decomposition and nutrient release in relation
to atmospheric deposition of S and N in a Dry Tropical Region. Pedobiologia.48:305-311.
Smith, C.K., H.L. Gholz, and F. Oliveira. 1998Litterfall and nitrogen-use efficiency of plantations
and primary forest in the eastern Brazilian Amazon. Forests Ecology and Management
109:209-220.
Swamy, S.L., S.K. Kushwaha, and S. Puri. 2004. Tree growth biomass allometry and nutrient
distribution in Gomelina arborea stands grown in red lateritic soils of central. India Biomass
Bioenergy 26:305-317.
Tamayo, A., y W. Osorio. 2014. Nutrición y Fertilización. pp:183-212 . In: Bernal, A., y C. Díaz
(Eds.). Manual técnico Actualización Tecnológica y buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en el
cultivo del aguacate. Corpoica, Medellín, Colombia.
Vitousek, P., D.Turner., W. Parton., and R. Sanford. 1994. Litter decomposition on the Mauna
Loa environmental matrix Hawaii I: patterns mechanisms and models Ecology 75: 418429
Vitousek, P.M. 1984. Litterfall nutrient cycling and nutrient limitation in tropical forests. Ecology
65(1): 285–298.
Wang, Q., S Wang, and Huang .2008. Comparisons of litterfall litter decomposition and nutrient
return in a monoculture Cunninghamia lanceolata and mixed stand in sourthern China.
Forest Ecology and Management 255:1210-1218.
Westerman, R.L. 1990. Soil testing and plant analysis.Soil Science Society of America. 3rd ed.
p. 757.
Wolstenholme, B., and A. Whiley. 1990. Prospects for vegetative – reproductive growth
manipulation in avocado trees. South African Avocado Growers Association Yearbook.
16:21-24.

232
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

REMOCIÓN NUTRIMENTAL DEL FRUTO DEL AGUACATE ´HASS´ EN LA


COSTA NORTE DEL PERÚ
Montgomery-Taboada, Luis José; Alegre-Mendoza, Javier Jorge; Castro-Cuba,
Sergio Manuel
CAMPOSOL S.A. (Perú). Correo-e: lmontgomery@camposol.com.pe
29T 29T

Resumen
Las condiciones únicas en donde se desarrolla el aguacate ´Hass´ peruano, demanda un
manejo especial de la nutrición. El objetivo de este trabajo fue determinar la cantidad de
nutrimentos removidos por el fruto del aguacate ´Hass´ en un campo comercial ubicado en el
clima extremadamente árido de la costa norte peruana. El estudio se realizó durante tres años
y en tres distintas razas de portainjertos, en árboles seleccionados con alta productividad y un
manejo nutrimental homogéneo vía Fertirriego. El muestreo se realizó en frutos maduros,
donde se obtuvo el peso fresco y seco de cáscara, pulpa, testa y semilla. Con esta información,
se calculó la composición en fresco por tejido y las curvas de materia seca de cada tejido
correlacionadas con la materia seca de la pulpa. Con las curvas, se determinaron los niveles
de materia seca resultantes a un nivel ponderado de materia seca de pulpa en una cosecha
normal de la zona. En cada tejido se analizó la concentración de nutrimentos, y se calculó su
remoción. El nutrimento más concentrado fue K y el tejido con mayor concentración de
nutrimentos en general fue la testa. La remoción fue diferente según los portainjertos y años,
entonces se encontró que la raza antillana removió mayores cantidades de K, P, B y Zn,
mientras que la mexicana y guatemalteca más Cl y Na; además, el 2012 se removió mayores
cantidades de K. Finalmente, la remoción total fue superior a la encontrada en estudios de
México, en K, S, N y B.

Palabras clave adicionales: Materia seca, portainjertos, concentración de nutrimentos.

NUTRIENT REMOVAL BY ´HASS´ AVOCADO FRUIT IN THE NORTHERN COAST OF


PERU

Abstract
The unique conditions where Peruvian 'Hass' avocado develops, requires a special nutritional
management. The objective of this work was to determine the amount of nutrients removed by
'Hass' avocado fruit in a commercial orchard located in the extremely arid climate of the
northern Peruvian coast. This research was carried out over three years and in three different
rootstocks, in selected trees with high productivity and uniform nutritional fertirrigation
management. Mature fruits were sampled, in which it was determined fresh and dry weight of
peel, pulp, integument and seed. With this information, it was calculated the fresh composition
by tissue and the curves of dry matter of each tissue in correlation with the dry matter of the
pulp. With these curves of correlation, the resulting dry matter levels were determined in
function to a dry matter level of pulp in a normal harvest of the area. In each tissue, the nutrient
concentration was analyzed, and the removal of each of them was calculated. The most
concentrated nutrient was K and the tissue with the highest concentration of the majority of
nutrients was the integument. The removal was different according to the rootstocks and years,
it was found that the West Indian rootstocks removed larger amounts of K, P, B and Zn, while
the Mexican and Guatemalan more Cl and Na, in addition, in 2012 it was removed more K.
Finally, the total removal of the fruit was superior to that found in studies carried out in Mexico.

Additional keywords: Dry matter, rootstocks, concentration of nutrients.

233
Introducción
La conducción del aguacate ´Hass´ requiere de la implementación de un Plan de Nutrición a
medida y basados en los requerimientos nutrimentales del cultivo bajo las condiciones en
donde se desarrolla. De esta forma, dicha implementación busca cubrir la demanda de
nutrimentos que requiere el cultivo y para ello se debe basar en lo que ocurre bajo las
condiciones de manejo en donde se cultiva (Salazar-García et al., 2013).
Existen diversas metodologías para estimar la demanda de nutrimentos y en el caso de árboles
frutales lo más conveniente es determinar la concentración de todos los nutrimentos en
órganos hacia donde el flujo nutrimental vaya (sumideros) y sean de fácil acceso, es decir en
los frutos, cuando estos alcancen los parámetros adecuados para ser cosechados. Esta
técnica se conoce como Remoción Nutrimental y se aplica a todos los componentes de los
frutos: la cáscara, la pulpa (parte principal), la testa y la semilla (Salazar-García et al., 2009;
Mellado-Vázquez et al., 2015). Cómo la demanda nutrimental es variable de acuerdo a las
condiciones climáticas lo recomendable es realizar el trabajo durante un mínimo de 3 años.
Esta metodología se ha realizado en diversas zonas productoras de Aguacate ´Hass´ y si bien
es cierto pueden utilizarse como referencia para la implementación de un Plan Nutricional, lo
mejor es realizar esta técnica en la zona de producción específica, ya que las condiciones
siempre son distintas unas de otras (Salazar-García et al., 2013). El presente trabajo tiene por
objetivo determinar la Remoción Nutrimental de los frutos de Aguacate ´Hass´ en las
condiciones edafoclimáticas de la Costa Norte del Perú.

Materiales y Métodos
Muestreo y análisis de fruto. En la zona edafoclimática de la Costa Norte del Perú se
seleccionó al Fundo (finca) “Frusol” por ser el más antiguo y de mayor extensión cultivado con
aguacate ´Hass´. El fundo Frusol está ubicado en Chao, provincia de Virú, departamento de
La Libertad, Perú. En el 2011 (primer año) los árboles tenían 13 años de edad, el marco de
plantación es de 6 x 4 m y se utilizaba el fertirriego a goteo como técnica de aplicación
nutrimental.
Dentro del fundo, con base a un historial de rendimiento, se seleccionó la parcela más
productiva y dentro de ella a los lotes más productivos durante tres años (2011, 2012 y 2013)
de ´Hass´ sobre tres tipos de portainjerto: Antillano (varios); Mexicano (varios) y Guatemalteco
(Lula). De esta forma se seleccionaron los lotes 2104 y 2105 (portainjerto Mexicano), 2106,
2107, 2108 y 2124 (portainjerto Antillano) y 2123 (portainjerto Guatemalteco), todos ellos en
la Parcela 100.

234
Se seleccionaron 10 árboles, eligiendo sólo los más productivos. (>70 kg por árbol) y que
tuvieran un vigor similar. En cada uno de estos árboles fueron colectados entre 40 y 50 frutos
con un contenido de materia seca en la pulpa ≥21.5%. Después de obtener su peso total, los
frutos fueron lavados rápidamente con agua destilada y se separaron en sus cuatro tejidos:
cáscara (epicarpio), pulpa (mesocarpio), testa y semilla y se obtuvo su peso fresco. Los tejidos
fueron cortados en cuadritos y deshidratados en hornos microondas a mínima potencia
aproximadamente a 70°C hasta peso constante (peso seco final). Las muestras secas de los
40 a 50 frutos se mezclaron y se formaron muestras compuestas de cada árbol. Se enviaron
las muestras correctamente rotuladas a un laboratorio comercial en donde se determinó la
concentración de N, P, K, Ca, Mg, S, B, Fe, Mn, Cu, Zn, Cl y Na.
La remoción de nutrimentos por t de fruto fresco (R F ) se calculó con la siguiente fórmula:
R R

RF = (CNC x PSC) + (CNP X PSP) + (CNT X PST) + (CNS X PSS) x 1000


PFTOTAL

Dónde: CN C = concentración del nutrimento en la cáscara, PS C = peso seco de la cáscara,


R R R R

CN P = concentración del nutrimento en la pulpa, PS P = peso seco de la pulpa, CN T =


R R R R R R

concentración del nutrimento en la testa, PS T = peso seco de la testa, CN S = concentración del


R R R R

nutrimento en la semilla, PS S = peso seco de la semilla, PF TOTAL = Peso fresco del fruto
R R R R

ponderado. En el caso de macronutrimentos (N, P, K, Ca, Mg y S), la R F se expresó en R R

kilogramos de nutrimento por t de fruto fresco (kg t-1); mientras que en el caso de los
P P

micronutrimentos y otros elementos (B, Fe, Mn, Cu, Zn, Cl y Na), la R F se expresó en gramos R R

-1
de nutrimento por t de fruto fresco (g t ).
P P

Análisis estadístico. Se usó un diseño experimental completamente al azar, trifactorial (año


de cosecha, portainjerto, tejido), con diez repeticiones (árboles). Los datos de la concentración
nutrimental se sometieron a control de calidad con el procedimiento Box-plot del programa
computacional Excel. Se realizó análisis de varianza y separación de medias de la
concentración y de la remoción de nutrimentos con la prueba de Waller-Duncan (P ≤ 0.05).

Resultados
Antes de calcular la remoción de nutrimentos por t de fruto fresco (R F ) se calcularon R R

parámetros fijos: peso fresco total de los frutos, composición en fresco, porcentaje de materia
seca y peso seco de cada tejido.
Peso fresco total de los frutos. Los datos de los pesos de los 40 a 50 frutos se registraron y
se calculó el peso promedio para cada árbol, en cada portainjerto y año (Cuadro 1). Para los

235
fines de este estudio, se determinó el peso promedio de los tres años y de todos los frutos de
los 30 árboles (10 por año), esta variable quedó definida como Peso fresco total (PF TOTAL ). R R

Cuadro 1. Peso fresco promedio de los frutos de ‘Hass’ colectados en 2011, 2012 y 2013.
Peso fresco (g)
Antillano Mexicano Guatemalteco
275.4 269.2 273.7

Composición en fresco. Se colectaron los datos de pesos frescos de cada componente de


los frutos de cada árbol, luego se determinó el porcentaje de representación de cada tejido en
base a su peso fresco individual. Todos estos datos fueron promediados en cada año.
Finalmente se obtuvo la mediana de los datos de los años 2011, 2012 y 2013, quedando
establecida la composición en fresco de la siguiente manera (Cuadro 2).

Cuadro 2. Porcentaje de peso fresco de los tejidos (cáscara, pulpa, testa y semilla) del fruto de ‘Hass’.

Peso fresco (%)


Tejido Antillano Mexicano Guatemalteco
Cáscara 9.0 10.0 9.1
Pulpa 77.4 76.3 76.2
Testa 0.7 0.7 0.7
Semilla 13.0 13.1 14.0

Porcentaje de materia seca. Cada tejido de cada fruto fue deshidratado y se obtuvo el peso
seco final de cada uno. Al dividir este dato entre el peso fresco de cada tejido se obtuvo el
porcentaje de materia seca de los mismos. La materia seca de los tejidos cáscara, testa y
semilla se correlacionaron en función a la materia seca de la pulpa de cada fruto, de cada árbol
con los datos de los tres años. De esta forma se determinaron fórmulas de regresión para las
siguientes variables: materia seca de la cáscara (MS C ), materia seca de la testa (MS T ) y
R R R R

materia seca de la semilla (MS S ) basados en el nivel de materia seca de la pulpa (MS P ). Las
R R R R

Figuras 1, 2 y 3 muestran la correlación de cada variable y la fórmula correspondiente.

236
22

Cáscara (% m.s.)
20

18

16 MSC = -5.6159(MSP)2 + 2.5325(MSP) - 0.0882


R² = 0.7282
14

12
18 20 22 24 26 28 30 32
Pulpa (% m.s.)

Figura 1. Correlación entre la materia seca de la cáscara y la materia seca de la pulpa. MS C = materia R R

seca de la cáscara; MS P = materia seca de la pulpa.


R R

51

48
Semilla (% m.s.)

45

42
MSS = 0.4775(MSP) + 0.3327
39 R² = 0.6221

36
18 20 22 24 26 28 30 32
Pulpa (% m.s.)

Figura 2. Correlación entre la materia seca de la semilla y la materia seca de la pulpa. MS S = materia R R

seca de la semilla; MS P = materia seca de la pulpa.


R R

25

20
Testa (% m.s.)

15

10 MST = -13.441(MSP)2 + 7.1302(MSP) - 0.7514


R² = 0.6561
5

0
18 20 22 24 26 28 30 32
Pulpa (% m.s.)

Figura 3. Correlación entre la materia seca de la testa y la materia seca de la pulpa. MS T = materia seca R R

de la testa; MS P = materia seca de la pulpa.


R R

237
En paralelo se colectó la información del nivel de materia seca de la pulpa a la cual se
cosecharon los lotes de cada portainjerto en los tres años; es decir, la materia seca ponderada
a la cual normalmente se realiza la cosecha de todos los árboles del fundo (Cuadro 3).

Cuadro 3. Nivel ponderado de materia seca de la pulpa en cada portainjerto entre los años 2011 y 2013.

Año de estudio 2011-2013


Portainjerto Antillano Mexicano Guatemalteco
Materia seca pulpa (%) 25.0 25.1 24.7

Luego de obtenidas las fórmulas de correlación, se procedió a calcular el valor de cada una
de ellas como dato único ponderado de los tres años, para cada portainjerto, basándose en el
valor de materia seca de la pulpa del Cuadro 3, para trabajar con un único dato de materia
seca todos los tejidos (Cuadro 4).

Cuadro 4. Materia seca de los tejidos del fruto, basada en la materia seca de la pulpa de cosecha por
portainjerto, obtenidos con las fórmulas de correlación determinadas previamente.

Materia seca (%)


Tejido Antillano Mexicano Guatemalteco
Cáscara 19.4 19.4 19.5
Pulpa 25.0 25.1 24.7
Testa 19.1 19.2 19.0
Semilla 45.2 45.3 45.1

Pesos frescos y secos ponderados. Una vez obtenidos los porcentajes en fresco se
procedió a multiplicar cada peso fresco promedio de los frutos (PF TOTAL ) por los porcentajes
R R

de composición en fresco del Cuadro 2 para obtener los Pesos frescos ponderados de cada
tejido: cáscara (PF C ), pulpa (PF P ), testa (PF T ) y semilla (PF S ). Luego se obtuvieron los pesos
R R R R R R R R

secos ponderados al multiplicar cada peso fresco ponderado de cada tejido por su respectivo
porcentaje de materia seca del Cuadro 4, de esta forma se obtuvieron las variables para
cáscara (PS C ), pulpa (PS P ), testa (PS T ) y semilla (PS S ).Finalmente todos los datos calculados
R R R R R R R R

quedaron expresados en peso (gramos) (Cuadro 5).

238
Cuadro 5. Pesos frescos y secos (g) por tejido y tipo de portainjerto de frutos colectados en 2011, 2012
y 2013.
Tejidos Antillano Mexicano Guatemalteco
Peso fresco (g)
Cáscara 24.74 24.43 27.25
Pulpa 213.13 205.03 208.75
Testa 1.90 1.97 1.79
Semilla 35.68 37.80 35.94
Peso seco (g)
Cáscara 4.80 4.76 5.27
Pulpa 53.30 50.63 52.44
Testa 0.36 0.37 0.34
Semilla 16.13 17.03 16.27

Concentración nutrimental (Cáscara, CN C ; Pulpa, CN P ; Testa, CN T ; y Semilla, CN S ). La


R R R R R R R R

concentración mostró diferencias entre los tejidos. La testa es el tejido con la mayor
concentración de nutrimentos en general; mientras que la semilla mostró la menor
concentración de nutrimentos. Analizando nutrimentos específicos, se encontró que la pulpa
tuvo la mayor concentración de K y Na; la testa la mayor concentración de N, P, Ca, Mg, S, B,
Cu, Mn y Zn, mientras que la cáscara tuvo la mayor concentración de Cl y Fe (Cuadros 6, 7 y
8).

Cuadro 6. Concentración media de nutrimentos por tejido en portainjerto Antillano entre 2011 y 2013.

g.100g-1 P mg.kg-1 P

Tejido N P K Ca Mg S B Fe Mn Cu Zn Cl Na
Cáscara 1.35 0.11 1.62 0.14 0.12 0.09 86 127 13.2 5.7 30 806 279
Pulpa 1.12 0.16 2.15 0.03 0.06 0.09 107 18 5.5 5.6 15 334 491
Testa 1.86 0.27 1.84 0.21 0.58 0.17 257 85 87.3 9.1 60 331 358
Semilla 0.71 0.15 1.25 0.05 0.09 0.06 41 27 5.6 6.7 17 332 273

Cuadro 7. Concentración media de nutrimentos por tejido en portainjerto Mexicano entre 2011 y 2013.

g.100g-1 P mg.kg-1 P

Tejido N P K Ca Mg S B Fe Mn Cu Zn Cl Na
Cáscara 1.31 0.10 1.56 0.10 0.11 0.09 75 106 9.6 5.7 20 1035 272
Pulpa 1.15 0.12 2.02 0.03 0.05 0.07 94 20 5.8 5.5 11 343 486
Testa 1.87 0.25 1.73 0.19 0.55 0.17 227 82 65.8 10.6 50 357 322
Semilla 0.71 0.14 1.22 0.04 0.09 0.06 35 25 5.5 6.3 14 325 271

239
Cuadro 8. Concentración media de nutrimentos por tejido en portainjerto Guatemalteco entre 2011 y
2013.

g.100g-1
P mg.kg-1
P

Tejido N P K Ca Mg S B Fe Mn Cu Zn Cl Na
Cáscara 1.36 0.11 1.54 0.13 0.12 0.10 89 140 13.5 5.5 22 831 280
Pulpa 1.08 0.15 1.97 0.03 0.06 0.08 97 18 5.4 5.4 13 323 561
Testa 1.85 0.26 1.75 0.21 0.53 0.17 250 86 81.9 7.9 56 325 385
Semilla 0.74 0.14 1.19 0.05 0.09 0.06 42 29 5.4 6.1 15 322 268

Remoción nutrimental del fruto (R F ). Los tejidos mostraron diferencias en la cantidad de


R R

nutrimentos removidos. La pulpa es el tejido con la mayor remoción en todos los nutrimentos.
Los nutrimentos mayormente removidos fueron K (largamente superior), N, Na y Cl. Destaca
la remoción de B que es mayor a los demás micronutrimentos, cercana a la de P y superior
incluso a los macronutrimentos Ca, Mg y S.
Los portainjertos mostraron diferencias en la cantidad de nutrimentos removidos. El
portainjerto Antillano removió significativamente más K, P, B y Zn. El portainjerto Mexicano
removió más Cl y el portainjerto Guatemalteco más Na. No se apreciaron diferencias
significativas en la remoción de N, Ca, Mg, S, Fe, Mn y Cu.
Los años del estudio mostraron diferencias en la cantidad de nutrimentos removidos. El 2012
se removió significativamente más K. Mientras que el 2013 se removió significativamente
menos P, además se removió menos N y Zn. El 2011 se removió más B, Cl y Na, así como
menos Fe.

Resultados y Discusión
La concentración de nutrimentos muestra congruencia con estudios realizados en México
(Salazar-García et al., 2009; Mellado-Vázquez et al., 2015), específicamente en el caso de
potasio. Sin embargo, difiere en el caso de la concentración de Na en pulpa, probablemente
debido a que la zona edafoclimática de la Costa Norte del Perú presenta valores más altos de
Na en el suelo respecto al balance con otros cationes. Es destacable también que la cáscara
muestre niveles de concentración más altos para Fe y Cl, siendo una situación no encontrada
en estos otros estudios.
Al analizar la remoción total entre portainjertos se muestran diferencias interesantes propias
de la adaptación de cada uno de ellos a las condiciones donde se realizó el estudio; así el
portainjerto Antillano resulta ser el más demandante para el caso de los nutrimentos K, P, B y
Zn, probablemente esto se deba a una mayor eficiencia de sus raíces para su asimilación

240
(Salazar-García et al., 2013); mientras que el portainjerto Mexicano resulta ser el mayor
asimilador de Cl, situación presentada en los diversos estudios de salinidad, en donde se
concluye que esta condición es precisamente la que hace a las variedades de esta raza más
susceptibles al exceso de sales (Kadman, 1963).
Las diferencias encontradas entre cada uno de los años, cuando se desarrolló esta
investigación, posiblemente correspondan a ligeras variaciones en los planes de fertilización
ejecutados, así como a variaciones de los parámetros climáticos.
En cuanto a la remoción total promedio de los tres años y tres portainjertos (sumatoria de todos
los tejidos) se encontraron interesantes diferencias respecto a la información obtenida en
México (Salazar-García et al., 2009; Mellado-Vázquez et al., 2015). En el caso de los
macronutrimentos, se encontró que existe una mayor remoción de N, K y S, mientras que la
remoción de P, Ca y Mg fue menor. En el caso de los micronutrimentos, en la Costa Norte del
Perú se remueven cantidades mucho más altas de B respecto a México, además se encontró
mayor remoción de Fe y Mn, y menor de Cu, Cl y Na. El Zn se comportó de manera muy similar
(Figuras 4 y 5).

Figura 4. Remoción total de macronutrimentos (kg t -1) por frutos de ‘Hass’ sobre distintos portainjertos,
P P

comparados con un estudio de México (Salazar-García et al., 2009).

Figura 5. Remoción total de micronutrimentos (g t-1) por frutos de ‘Hass’ sobre distintos portainjertos
P P

comparados con un estudio de México (Salazar-García et al., 2009).

241
Agradecimientos
Se reconoce el apoyo y financiamiento de la empresa CAMPOSOL S.A., para el desarrollo de
esta investigación.

Literatura Citada
Mellado-Vázquez, A., S. Salazar-García, A. Álvarez Bravo, M.E. Ibarra Estrada y J. González-Valdivia.
2015. Remoción de nutrimentos por el fruto del aguacate ´Méndez´ en el sur de Jalisco, México
Proceedings VIII World Avocado Congress, Lima, Peru. September 13-18, 2015. Vol.1:376-379.
Salazar-García, S., L.C. Garner, and C.J. Lovatt. 2013. Reproductive Biology. pp. 118-167. In: Schaffer,
B., B.N. Wolstenholme and A.W. Whiley (Eds.). The Avocado, 2nd Edition, Botany, Production and
Uses. CABI, Oxfordshire, UK.
Salazar-García, S., I.J.L. González-Duran, y L.E. Cossio-Vargas. 2009. Calculador de la cantidad de
nutrimentos removidos por el fruto del aguacate ´Hass´ en Michoacán. Agosto, 2009.
http://cesix.inifap.gob.mx/frutalestropicales/remocionmich_n.php?und=Toneladas&cantre=1&OK=Ca
lcular. Consultada el 10 de junio 2017.
Kadman, A. 1963. The uptake and accumulation of chloride in avocado leaves and the tolerance of
avocado seedlings under saline conditions. Proceedings American Society for Horticultural Science
1963 83: 280-286.

242
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

PREPARACIÓN DE SOLUCIONES NUTRITIVAS PARA FERTIRRIEGO EN


AGUACATE
Montgomery-Taboada, Luis José; Castro-Cuba, Sergio Manuel
CAMPOSOL S.A., Perú. Correo-e: lmontgomery@camposol.com.pe
29T 29T

Resumen
Este trabajo reúne una serie de principios técnicos con la finalidad principal de suplir la
demanda de nutrientes del cultivo del aguacate ´Hass´, a través de un sistema de fertirriego.
En primera instancia, se analizaron los parámetros para preparar una solución madre que
viene a ser la dilución de los fertilizantes en un estanque. Entonces, se debe tener en cuenta
las interacciones iónicas, que ocurren cuando el suministro de un nutriente afecta a la
absorción, distribución o función de algún otro, resultando en fenómenos de antagonismo y
sinergismo. Luego hay que considerar la compatibilidad de la mezcla de los fertilizantes y evitar
la formación de precipitados. Con estas consideraciones se determinan los tipos de solución
madre y sus días de aplicación, la solubilidad de los fertilizantes involucrados y el volumen de
inyección de la misma. La dosificación de la solución madre en un volumen de agua de riego,
consiste en la solución nutritiva y los parámetros que deben cumplirse para su correcta
utilización son la concentración y las relaciones entre los nutrientes aportados, y la salinidad
generada por ello. Finalmente se presenta el diseño del fertirriego en el aguacate ´Hass´ en la
Costa Norte del Perú, de acuerdo a la fenología expresada en estas condiciones.

Palabras clave adicionales: Solución madre, solución nutritiva, fertilizantes

PREPARATION OF NUTRIENT SOLUTIONS FOR FERTIGATION IN AVOCADO

Abstract
This work analyze the main technical principles to design a nutrition plan for a ´Hass´ avocado
orchard, through a fertigation system. First, the parameters to prepare a concentrated solution,
which is the dilution of the fertilizers in a pond were analyzed. In fact, ionic interactions, which
occur when the supply of one nutrient affects the absorption, distribution, or function of some
other, results in phenomena of antagonism and synergism. Then, the fertilizer mixture must be
compatible and avoid the formation of precipitates. With these considerations, are determined
the types of concentrated solution and the days of its application, as well as the solubility of the
fertilizers involved and the injection ratio. The nutrient solution is the dilution of the concentrated
solution in a volume of water. The main parameters in this stage are nutrients concentration,
relationships, and salinity. Finally, as the results of this work, a nutrition plan for ´Hass´ avocado
in the conditions of the North Coast of Peru was implemented considering all the parameters.

Additional keywords: Concentrated solution, nutrient solution, fertilizers

Introducción
Actualmente, la agricultura presenta el reto de incrementar los rendimientos y optimizar el uso
de los recursos, principalmente el agua. La industria aguacatera no es ajena a esta necesidad
y se ve involucrada en la tendencia de aproximarnos al máximo potencial productivo,
minimizando el impacto en el medioambiente. En la búsqueda de este potencial, la innovación
tecnológica ha venido creciendo exponencialmente en la agricultura y se presenta como un

243
apoyo constante. Esta corriente innovadora ha impulsado el desarrollo de nuevas técnicas
como el fertirriego (Vidal, 2007).
El fertirriego consiste en la aplicación de diferentes sustancias nutritivas que son requeridas
por los cultivos, así como correctores y reguladores de las condiciones en donde se
desenvuelven. El fertirriego busca suplir la nutrición de los cultivos de un modo holístico, en
cuanto a la aplicación de sustancias en la dosis, concentración, interrelación y momento más
adecuado por las plantas según su edad, etapa fenológica, condiciones edafoclimáticas y de
sistema de riego (Vidal, 2007).
Para garantizar el éxito al utilizar esta técnica, es necesario realizar una correcta gestión en
las fases previas al diseño de soluciones nutritivas. Por ello es importante elaborar un Plan de
Nutrición que fundamente la cantidad, la distribución y las fuentes de los nutrientes, así como
el agua, necesarios para el cultivo. Este Plan debe ser dinámico y controlado por un buen
diagnóstico nutricional del cultivo y de las condiciones donde se desenvuelve. Además debe
adaptarse según las etapas fenológicas, la productividad y la optimización del estado
nutricional (Salazar, 2013).
En el manejo del aguacate ´Hass´, la implementación de un plan de nutrición es fundamental
y este es un conjunto de estrategias y metodologías que tienen la finalidad principal de suplir
la demanda de nutrientes y agua de un cultivo, además puede servir de herramienta para
alcanzar objetivos especiales que se desarrollan luego de conocer las condiciones del entorno
y de la reacción del cultivo a ellas, tales como: modificar (paulatinamente) las condiciones de
suelo y/o agua, lograr parámetros de calidad especiales y mitigar efectos climáticos adversos
(Salazar, 2013).
Luego es preciso conocer las condiciones generales de la zona de producción. Esto servirá
para sectorizar las áreas representativas donde se ejecutará un plan independiente y exclusivo
para sus condiciones. Finalmente, en el desarrollo de un plan de nutrición, existen tres etapas:
primero, la determinación de las cantidades, distribución y fuentes de nutrientes; luego la
determinación de la lámina y módulo de riego y finalmente el diseño del fertirriego.
El presente trabajo se centra en esta última etapa. Precisamente, el objetivo es ejemplificar el
diseño de un plan de nutrición a través del fertirriego para el aguacate ´Hass´ bajo las
condiciones edafoclimáticas de la Costa Norte del Perú.

Materiales y Métodos
Diseño de la solución madre. La materia prima en la técnica del fertirriego es la solución
madre, que consiste en la disolución de las fuentes de nutrientes establecidos; es decir, los

244
fertilizantes en un estanque de preparación. Esta solución es la matriz de donde parte la
aplicación de nutrientes. Como paso previo al diseño de soluciones madre se debe verificar el
análisis de agua fuente; principalmente en cuanto se refiere a pH, contenido de bicarbonato,
salinidad, contenido de Na, Cl-, B, entre otros. Los dos primeros (pH y bicarbonato) para optar
P P

por alguna estrategia de acidificación, considerando no disminuir de 0.60 meq L-1 del ion P P

-
bicarbonato (HCO 3 ) y la utilización de fuentes ácidas o alcalinas según sea el caso para
R RP P

alcanzar un pH alrededor de 5.5 a 6.5. En el caso de la salinidad, para verificar que no supere
1.00 dS m-1, que de acuerdo a las referencias consultadas es límite de tolerancia del aguacate
P P

´Hass´ y condicionar la elección de fuentes de menor aporte salino. En el caso del sodio, este
resulta perjudicial mientras mayor su concentración, una manera de mitigar a este ion es la
utilización de fuentes fertilizantes sulfatadas. Finalmente, en el caso de los demás parámetros
estos deben mantenerse dentro de ciertos límites de tolerancia: Cl- menor a 1 meq L-1 y B entre
P P P P

1 y 2 ppm (Vidal, 2007).


Una vez tomadas estas consideraciones, para diseñar cada solución madre es necesario
verificar los parámetros de interacción entre nutrientes y de compatibilidad de los fertilizantes:
Interacción entre nutrientes (iones). Es necesario recordar que los cultivos, no “perciben”
los elementos por sus cantidades sino más bien por su equilibrio. Es decir, la planta requiere
una fertilización completa y bien equilibrada. Las interacciones iónicas ocurren cuando el
suministro de un nutriente afecta a la absorción, distribución o función de algún otro. Estos
fenómenos pueden ocurrir fuera de la planta por la ocupación de sitios específicos en la capa
de intercambio de los coloides del suelo, o también dentro de la planta por la formación de
compuestos insolubles en las raíces (Vidal, 2007).
El antagonismo ocurre cuando el aumento por encima de cierto nivel de concentración de un
elemento reduce la absorción de otro. Ejemplos: Na/Ca, K/Mg, Ca/Mg y K, N/K. El sinergismo
se presenta cuando el aumento en la concentración de un elemento favorece la absorción de
otro. Ejemplo N/Mg, P/Mg. Puede darse el caso de existir sinergismo negativo, donde la
carencia de un determinado elemento propicia la deficiencia de otro, como el caso B/Ca.
Compatibilidad de las fuentes. La mezcla de dos fertilizantes de distinto tipo puede a veces
producir la formación de precipitados, lo cual indica que dichos fertilizantes no son mutuamente
compatibles y que se debe tener especial atención de no mezclarlos en el mismo contenedor
sino utilizar dos estanques por separado. La interacción de los fertilizantes con el agua de
riego, especialmente si son aguas duras y/o alcalinas, también puede ocasionar la formación
de precipitados en el tanque de fertilización y provocar la obturación de emisores y filtros. Esto

245
puede evitarse por medio de una elección correcta de los fertilizantes y un manejo adecuado
(Vidal, 2007).
Parámetros derivados. Una vez analizados la interacción entre nutrientes y la compatibilidad
entre fertilizantes, se determinan las fuentes (fertilizantes) que formarán parte de la solución
madre y se determinan los parámetros de diseño de la solución madre derivados:
a) Días de aplicación (D). Se determina la cantidad de días por semana en los cuales se
aplicará la solución madre al cultivo. De acuerdo a la cantidad de nutrientes y su distribución,
existirán variaciones en la cantidad de días de aplicación.
b) Solubilidad (S). Corresponde a la cantidad de fertilizante (gramos) a disolver por volumen
de agua (l) en el tanque de preparación de la solución madre. Para el diseño de una solución
madre se debe verificar el Cuadro 1, en el cuál se detalla la solubilidad máxima de los
fertilizantes. El diseño se basa en no superar la solubilidad máxima del fertilizante de más baja
solubilidad en el conjunto de fuentes que integran la solución, para evitar problemas de
formación de precipitados en la solución madre.
c) Volumen a inyectar (V). Es el volumen de solución madre (litros) que se inyectará en cada
metro cúbico de agua de riego dentro del periodo de aplicación de la lámina de fertilización.
En este proceso se origina la solución nutritiva.

Volumen (L m-³) = (C / LFert x D) / S

Dónde: C, Cantidad de fertilizante de más baja solubilidad (g); LFert, Lámina de Fertilización
(m³); D: Días de Aplicación; S: Solubilidad del fertilizante de más baja solubilidad (g L-1).
P P

Es importante tener definido el volumen máximo que puede inyectarse en base a las
condiciones del sistema de riego con las que se cuenta, para evitar fallas en el proceso de
inyección de solución madre. Una vez determinado de inyección, se calcula la solubilidad de
las otras fuentes acompañantes a la de solubilidad más baja:

Solubilidad (g L-1) = (C / LFert x D) / V

Dónde: C, Cantidad de fertilizante acompañante (g); LFert, Lámina de Fertilización (m³); D:


Días de Aplicación; V: Volumen de inyección (L m-3). P P

Diseño de la solución nutritiva. El producto final en la técnica del fertirriego es la solución


nutritiva, que consiste en la dosificación de la solución madre en un volumen de agua

246
determinado que será aplicado al cultivo para cumplir con sus demandas nutricionales. Al igual
que con la solución madre, existen parámetros derivados del diseño de la solución nutritiva:

Cuadro 1. Parámetros químicos de algunos fertilizantes.

CE 1 g L-1 P Peso Peso Pureza


Fertilizante Fórmula (µS.cm-1) P P molecular equivalente (%)
Nitrato de amonio NH₄NO₃ 1644 80.04 80.04 94
Sulfato de amonio (NH₄)₂SO₄ 2140 132.14 66.07 99
Sulfato de potasio K₂SO₄ 1838 174.26 87.13 92
Sulfato de magnesio MgSO₄.7H₂O 830 246.47 123.24 98
Sulfato de zinc ZnSO₄.7H₂O 659 287.56 143.78 99
Ácido fosfórico H₃PO₄ 2185 97.99 97.99 84
Sulfato de
MnSO₄.H₂O 1008 169.01 84.51 98
manganeso
Ácido bórico H₃BO₃ 102 61.83 61.83 97
Nitrato de potasio KNO₃ 1347 101.10 101.10 99
Cloruro de potasio KCl 1910 74.55 74.55 97
Monocarbamida de
NH₂COOK 1435 99.13 99.13 97
potasio
Nitrato de calcio 5(Ca(NO₃)₂.2H₂O).NH₄NO₃ 1256 1080.62 98.24 100

Concentración del nutriente: Todos los nutrientes son asimilados como iones, estos pueden
ser positivos (cationes: NH 4 +, Ca2+, Mg2+, K+) o negativos (aniones: NO 3 -, H 2 PO 4 -, SO 4 2-).
R RP P P P P P P P R RP P R R R RP P R RP P

Entonces la concentración de nutriente, es la cantidad de iones disueltos en un volumen de


agua.
Para el caso de macronutrientes la concentración se expresa en miliequivalentes por litro, de
esta manera su cálculo se realiza de la siguiente manera:

Concentración del nutriente (meq L-1) = (C / LFert x D) / (Peq x P%)

Dónde: C, Cantidad de fertilizante (g); LFert, Lámina de Fertilización (m³); D: Días de


Aplicación; Peq: Peso equivalente del fertilizante (g eq-1); P%, pureza del fertilizante (%).
P P

De esta forma, es importante conocer el peso equivalente y la pureza de cada fertilizante para
poder calcular la concentración del nutriente (Cuadro 1).

247
Para el caso de micronutrientes la concentración se expresa en partes por millón (es decir
gramos por metro cúbico), de esta manera su cálculo se realiza de la siguiente manera:

Concentración del nutriente (ppm o g m-³) = (C / LFert x D)

Dónde: C, Cantidad de fertilizante (g); LFert, Lámina de fertilización (m³); D: Días de Aplicación.
Cada cultivo tiene la mayor tasa de asimilación de nutrientes en un rango determinado de
concentración del mismo, si es muy bajo las raíces no pueden tomarlo de manera eficiente y
si es muy alto puede perderse gran parte por la lixiviación en el perfil del suelo así como
también generar el aumento de la salinización del suelo paulatinamente. De acuerdo a las
pruebas realizadas en hidroponía, cada cultivo posee un rango distinto y está influenciado por
su tolerancia a la salinidad (Vidal, 2007). Según la experiencia se desarrollaron rangos de
concentración para cada nutriente para el aguacate ´Hass´ en las condiciones de la Costa
Norte del Perú (Cuadro 2).

Cuadro 2. Intervalos de concentración de nutrientes recomendados.


Concentración Concentración Concentración
(meq L-1)
P P (meq L-1)
P P (ppm)
Nutriente Mín. Máx. Nutriente Mín. Máx. Nutriente Mín. Máx.
4 % Σ de 8 % Σ de
NH 4 + + NO 3 -
R RP P R RP 1.00 3.00 H 2 PO 4 -
R R R RP Zn 10.00 --
aniones aniones
K+ P 1.10 4.00 SO 4 2- R RP 2.00 -- B 1.00 2.00
Ca2+ y Mg2+
P P P 2.00 4.00 Cl- P 1.00 Mn 10.00 --
En el Nitrógeno es la suma de Sin referencias máximas para Sin referencias máximas
iones SO 4 2-
R RP para Zn y Mn

Relaciones entre nutrientes. Los iones que demandan las raíces deben estar en completo
equilibrio y balance de acuerdo al estado fenológico de la planta. Así, se han establecido a
través de la experimentación relaciones entre nutrientes de acuerdo al balance entre procesos
vegetativos y generativos. Una planta generativa es aquella en la que prevalecen los procesos
reproductivos (floración, fructificación, maduración de frutos, etc.), mientras que una planta
vegetativa, es la que muestra la sintomatología contraria.
Una planta vegetativa se caracteriza por tener hojas grandes y suculentas de color verde claro,
escasa carga de frutos, flores grandes, entrenudos largos, flexibilidad en sus estructuras,
brotes vigorosos, raíz desarrollándose, etc. Una planta generativa, por el contrario, viene

248
caracterizada por entrenudos cortos, crecimiento vegetativo detenido, hojas pequeñas,
estructuras lignificadas, aceleración de los procesos reproductivos, raíz en proceso de
destrucción, etc. Existen diversos parámetros que condicionan el balance
generativo/vegetativo.
Los parámetros que influencian la relación generativa son: Temperatura alta, humedad relativa
baja, vientos fuertes y secos, radiación intensa, densidad de plantación baja, riego deficiente,
salinidad elevada, planta adulta, poda de hojas severa, relación N/K baja, relación NO 3 -/NH 4 + R RP P R RP P

alta. Los parámetros que influencian una relación vegetativa, son inversos a los antes
descritos. Como puede apreciarse, existen dos parámetros que pueden regularse: la relación
Nitrógeno/Potasio y la Relación Nitrato/Amonio. El correcto manejo de estas permitirá
contrarrestar los demás factores y adaptar el cultivo de acuerdo a la etapa fenológica.
a) Relación N/K. Los azúcares generados por las plantas que no son consumidos en la
respiración, sirven para los procesos de crecimiento activo y para la reserva de la planta. El
nitrógeno promueve que con esos azúcares se fabriquen aminoácidos y proteínas que
constituyen la base de la formación de nuevas células, base del crecimiento y desarrollo del
vegetal, es decir un comportamiento vegetativo. El potasio promueve que estos azúcares
se transporten y acumulen como reserva. Durante esta acumulación de azúcares, se ve
disminuido el crecimiento vegetativo de la planta, y se inducen los aspectos generativos. Se
han establecido rangos para el aguacate en las condiciones de la Costa Norte del Perú:
Relación N/K Vegetativa, mayor a 2.40; Relación N/K Media, entre 1.80 y 2.40; y Relación
N/K Generativa, menor a 1.80.
b) Relación NO 3 -/NH 4 +. El ion NH 4 + es tóxico en forma libre para planta. De este modo todo
R RP P R RP P R RP P

ion NH 4 + absorbido debe ser inmediatamente asimilado, combinado con azúcares


R RP P

procedentes de la fotosíntesis, para formar aminoácidos y proteínas, y por tanto, para inducir
crecimiento vegetativo. Es decir, el N-amónico induce el efecto de desarrollo vegetativo en
la planta.
Salinidad de la solución nutritiva. La incorporación de un fertilizante aumenta la salinidad
inicial del Agua Fuente, por ello es importante conocer el cálculo del aporte salino de cada
fertilizante. Para calcular el aporte salino de los fertilizantes, se mide la conductividad eléctrica
(µS cm-1) al preparar una solución de 1 g de fertilizante en 1 L de agua destilada (Cuadro 1).
P P

Para calcular la salinidad aportada por los fertilizantes se usan las siguientes fórmulas:

249
1. CE f1 SN = (cc SN) x (CE P)
(cc P) 1000

2. CE total = CE f1 SN + CE f2 SN + … + CE fn SN + CE AF

Dónde: 1) CE f 1 SN, Conductividad eléctrica aportada por el fertilizante 1 en la solución nutritiva


R R

(µS cm-1); cc CN, Concentración equivalente del fertilizante 1 en la solución nutritiva (meq L-
P P P

1 -1 -1
); cc P, Concentración equivalente del fertilizante en Solución Prueba de 1 g L (meq L ); CE
P P P P P

P, Conductividad eléctrica aportada por el fertilizante 1 en la Solución Prueba de 1 g.L-1 (µS P P

cm-1). 2) CE total, Conductividad eléctrica total (µS cm-1); CE f 1 SN, CE f 2 SN, CE f n SN, CE
P P P P R R R R R R

AF, Conductividad eléctrica aportada por los fertilizantes 1, 2,..., n y el Agua Fuente (µS cm-1). P P

La concentración equivalente de los fertilizantes es igual a la concentración de los iones que


aporta. Por ejemplo: la concentración equivalente del nitrato de amonio (NH₄NO₃) es igual a
la concentración equivalente del nitrato (NO 3 -) y a su vez, es igual a la del amonio (NH 4 +).
R RP P R RP P

Resultados y Discusión
A continuación se muestra el Plan de nutrición al aplicar todos los parámetros descritos en
relación a la fenología del aguacate ´Hass´ en la Costa Norte del Perú. Se preparan cuatro
tipos de Solución Nutritiva: La Solución “A”, que posee N, P y K; la “B”, que posee B y Z; la
“C”, que posee N; y la “D”, que posee Ca y N. Normalmente se aplican por semana, dos a tres
días de A, uno a dos de B, uno de C y uno a dos de D.
Cada nutriente tiene un periodo de aplicación ajustado a la fenología y al balance requerido
según corresponda. Así, el nitrógeno se aplica durante todo el tiempo, priorizando las mayores
concentraciones en los periodos de floración y cuajado y se realizan menores aportes durante
el crecimiento rápido del fruto, buscando una relación generativa respecto al potasio. Luego,
a pesar de disminuir el aporte durante la cosecha, se mantiene una relación más vegetativa
para favorecer la formación de flores indeterminadas para la siguiente campaña. El potasio se
aplica casi durante todo el periodo y sólo se retira cerca del cierre de la cosecha y antes de la
floración precisamente para favorecer la relación vegetativa e incentivar la formación de
inflorescencias indeterminadas. Las concentraciones más altas de potasio se alinean al
periodo de crecimiento rápido de frutos para favorecer el mayor tamaño de éstos. En este
periodo es cuando se logra la mayor relación generativa (Figuras 1 y 2).

250
FLORACIÓN

CUAJADO
CRECIMIENTO DEL FRUTO COSECHA

CRECIMIENTO VEGETATIVO

NITROGENO CRECIMIENTO DE RAÍCES


meq.L-1
4.00
3.50
3.00
2.50
2.00
1.50
1.00
0.50
0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
W
"Sol A" NO3-+NH4+ "Sol C" NO3-+NH4+ "Sol D" NO3-+NH4+ Rango Óptimo

meq.L-1
POTASIO
4.00
3.50
3.00
2.50
2.00
1.50
1.00
0.50
0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
W
"Sol A" K+ Rango Óptimo K

Figura 1. Distribución de las concentraciones de nitrógeno (NO 3 - + NH 4 +) y potasio (K+) R RP P R RP P P P

FLORACIÓN

CUAJADO
CRECIMIENTO DEL FRUTO COSECHA

CRECIMIENTO VEGETATIVO

CRECIMIENTO DE RAÍCES

RELACIÓN NITRÓGENO / POTASIO


3.60 VEGETATIVA
3.00
2.40
MEDIA
1.80
1.20
GENERATIVA
0.60
0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

"Sol A" Relación N/K W

Figura 2. Distribución de la relación iónica N/K.

El fósforo es aplicado casi todo el período, a excepción de algunas semanas de alcanzar el


máximo tamaño de frutos, esto debido a que se observó que en este período ya se aseguró

251
un nivel dentro del estándar nutrimental y se verificó que al retirar su aporte y redistribuirlo el
resto del tiempo se alcanzaron niveles de concentración justo por encima del mínimo (4% del
total de aniones). Las concentraciones más altas se alcanzan durante los períodos de máximo
crecimiento radicular y justo antes del inicio de la floración. El calcio es un nutriente que ya
viene incluido en el agua fuente y sólo se considera incrementar su concentración desde el
inicio de la floración hasta cuando el fruto alcanza 20 a 30 mm de diámetro (Figura 3).

FLORACIÓN

CUAJADO
CRECIMIENTO DEL FRUTO COSECHA

CRECIMIENTO VEGETATIVO

CRECIMIENTO DE RAÍCES

FÓSFORO
meq.L-1
0.80

0.60

0.40

0.20

0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
"Sol A" H2PO4- Rango Óptimo P W

meq.L-1 CALCIO
4.00

3.00

2.00

1.00

0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
"Sol D" Ca+2 Rango Óptimo Ca
W
Figura 3. Distribución de las concentraciones de fosfato (H 2 PO 4 -) y calcio (Ca2+) R R R RP P P P

En el caso de los micronutrientes boro y zinc, estos son aplicados de acuerdo a los criterios
explicados enfocando su aporte desde el inicio del crecimiento radical hasta cuando el fruto
alcanza 30 a 40 mm de diámetro (Figura 4).

252
FLORACIÓN

CUAJADO
CRECIMIENTO DEL FRUTO COSECHA

CRECIMIENTO VEGETATIVO

CRECIMIENTO DE RAÍCES

BORO
ppm
2.50
2.00
1.50
1.00
0.50
0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
"Sol B" B Rango Óptimo B W

ppm ZINC
20.00
16.00
12.00
8.00
4.00
0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
"Sol B" Zn Rango Óptimo Zn W

Figura 4. Distribución de las concentraciones de Boro y Zinc.

Finalmente, todas las soluciones nutritivas generan un aporte a la salinidad que se encuentra
dentro de los niveles de tolerancia del cultivo (Figura 5).
FLORACIÓN

CUAJADO
CRECIMIENTO DEL FRUTO COSECHA

CRECIMIENTO VEGETATIVO

SALINIDAD CRECIMIENTO DE RAÍCES


µS.cm-1
1.20
1.00
0.80
0.60
0.40
0.20
0.00
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
"Sol A" C.E. (µS.cm-1) "Sol B" C.E. (µS.cm-1) "Sol C" C.E. (µS.cm-1) W
"Sol D" C.E. (µS.cm-1) Rango Óptimo C.E.

Figura 5. Distribución de la conductividad eléctrica en las soluciones nutritivas.

253
Literatura Citada
Salazar-García, S., L.C. Garner, and C.J. Lovatt. 2013. Reproductive Biology. pp. 118-167. In: Schaffer,
B., B.N. Wolstenholme and A.W. Whiley (Eds.). The Avocado, 2nd Edition, Botany, Production and
Uses. CABI, Oxfordshire, UK.
Vidal, I. 2007. Fertirrigación, Cultivos y Frutales. Universidad de Concepción, Chile. 1era. Edición. 117
p.

254
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

SEGUIMIENTO Y MANEJO NUTRIMENTAL DE LA PALTA ‘HASS’ EN EL


DESIERTO DEL PERÚ
Fernández-Montoya, Cesar1; Villavicencio-Guillermo, Yesenia1; Salazar-García,
Samuel2
1Beggie
P P Perú S.A., Manuel Olguín No. 335 Int. 1206, Urb. Los Granados - Santiago de Surco - Lima,
Perú. Correo-e: cfernandez@beggieperu.com.pe. 2INIFAP- Campo Experimental Santiago Ixcuintla.
29T 29T P P

Km 6 entronque carretera Internacional a Santiago. Santiago Ixcuintla, Nayarit 63300, México.

Resumen
El seguimiento nutrimental del palto (Persea americana Mill.) es útil para comparar los análisis
foliares, de suelo, pulpa del fruto y sondas de succión de soluciones de fertirriego. Esto permite
evaluar el estado nutrimental de huertos comerciales de palto y orientar los programas de
fertilización para evitar desbalances o pérdida de fertilizantes por lavado. El monitoreo se
realiza durante las principales etapas fenológicas del ciclo de cultivo de palto, desde el
desarrollo floral hasta la cosecha. Con las herramientas de seguimiento nutrimental
mencionadas se logran rendimientos sostenibles superiores a 15t ha-1 de fruto de buenaP P

calidad y sin desórdenes fisiológicos en postcosecha. Esta estrategia de seguimiento


nutrimental desarrollada en las zonas de la costa norte del Perú, en suelos con más de 90%
de arena y ecosistema desértico, ha permitido el cultivo exitoso del palto. En este estudio se
comparten algunas experiencias de la empresa Beggie-Perú sobre el seguimiento y manejo
de la fertilización del palto.

Palabras claves adicionales: Persea americana, fenología, fertirriego, análisis vegetal.

MONITORING AND NUTRITION MANAGEMENT OF THE 'HASS' AVOCADO IN THE


PERUVIAN DESERT

Abstract
Monitoring avocado (Persea americana Mill.) nutrition is useful for comparing leaf, soil, fruit
pulp and suction probes of fertigation solutions analyses. This allows the assessment of the
nutritional status of commercial avocado orchards and to guide the fertilization programs to
avoid imbalances or fertilizers lixiviation. Monitoring is carried out during the main phenological
stages of the avocado productive cycle, from floral development to harvest. With the mentioned
nutritional monitoring tools, sustainable yields of over 15t ha-1 of good quality fruit with no
P P

postharvest physiological disorders are achieved. This nutritional monitoring strategy


developed in areas of the northern coast of Peru, in soils with more than 90% sand and desert
ecosystem has allowed the successful cultivation of avocado. In this paper we share some
experiences of the Beggie-Peru company on the monitoring and management of avocado
fertilization.

Additional keywords: Persea americana, phenology, fertigation, plant analysis.

Introducción
El palto es conocido por su alta exigencia energética y su relativamente baja exigencia mineral
(comparado con especies cítricas y de hoja caduca); sin embargo, para producciones de 15 a
20t ha-1 la demanda de nutrimentos al suelo es significativa y debe ser reforzada con
P P

fertilización mineral (Wolstenholme, 1999). Las altas exigencias productivas de palto con fruta

255
de buena calidad exigen un manejo nutrimental más exigente optimizando los recursos y
siendo más eficientes. Los principales objetivos del seguimiento nutrimental del palto son: 1)
dar las condiciones óptimas para que los árboles expresen su máximo potencial de producción,
2) lograr un equilibrio entre altos rendimientos y buena calidad de los frutos, 3) ayudar a la
toma de decisiones oportunas basado en análisis nutrimentales con relación a la fenología del
árbol, 4) diagnosticar oportunamente deficiencias, toxicidades o desbalances nutrimentales en
la planta y/o en el suelo.
El objetivo de esta contribución es compartir la experiencia del seguimiento de la nutrición del
palto en fertirriego y su respuesta a la fertilización en suelos arenosos y clima desértico de
Virú, Trujillo, La Libertad, Perú.

Materiales y Métodos
La evaluación del estado nutrimental considera los siguientes aspectos:

Análisis de suelo
Se realiza al iniciar la campaña del palto en agosto (fin el invierno en el hemisferio sur). El
propósito es conocer cuántos nutrimentos del suelo estarán disponibles para la planta y lo que
debería ser adicionado en forma de fertilizante para obtener rendimientos adecuados. El
procedimiento de muestreo se determina de acuerdo al área a manejar. No se deben mezclar
diferentes tipos de suelos, ni diferentes edades de árboles si su vigor es notoriamente diferente
del resto, en ese caso, tomar una muestra separada de esa área.
Con una pala se excava un corte en forma de V a una profundidad de 0 a 30 cm. Realizarlo
en 25 puntos de muestro, o submuestras, en el terreno seleccionado (de 2ha
aproximadamente). Colocar todas las submuestras en una cubeta de plástico limpia y
mezclarlas. Tomar una muestra de 2 kg del suelo mezclado y depositarla en una bolsa de
plástico limpia e identificada, incluyendo la fecha del muestreo.
Se espera que los resultados del laboratorio estén relacionados con la respuesta del cultivo a
la fertilización además de conocer sus principales características físicas y químicas y obtener
información de los nutrimentos disponibles para la planta, aunque no refleja lo que la planta
efectivamente absorbe (Lahav et al., 2013). Entonces, su interpretación debe considerar los
análisis vegetales.

256
Análisis foliar
Los muestreos de hojas para su análisis químico-nutrimental inician en agosto (campaña
nueva). Es muy importante considerar la fecha y el tipo (edad y flujo vegetativo) de hoja a
muestrear y la etapa fenológica del cultivo. Las muestras foliares deben ser de árboles sanos,
representativos del huerto, del mismo cultivar y de edad similar, de sectores de suelo similares,
etc.
Las hojas a recolectar deben provenir del flujo vegetativo de primavera y de ramillas sin fruta.
El crecimiento de primavera se reconoce que se presenta durante o poco después de la
floración principal (del final de invierno) (Lahav et al., 1990). Para evitar errores en el tipo y
edad de las hojas, es necesario marcar los brotes al inicio de su crecimiento para realizar los
muestreos a lo largo de la campaña.
Se marcan 50 árboles distribuidos de forma aleatoria en el área seleccionada. Estos serán los
que se muestrearán durante todo el seguimiento. Evitar árboles situados en los bordes de la
parcela. Las etapas fenológicas donde se recolectan las muestras son: antesis, cuajado, fruto
tamaño aceituna (20 a 34 mm Ø), crecimiento del fruto I (35 a 45 mm Ø), crecimiento del fruto
II (46 a 60 mm Ø), crecimiento del fruto III (61 a 70 mm Ø), fruto con ≥ 21.5% de materia seca
y fruto a media cosecha. Las muestras se colectan de los brotes etiquetados, dos hojas por
árbol, formando una muestra compuesta del área muestreada.
El análisis foliar realizado en las principales etapas fenológicas del cultivo es una herramienta
importante en paltos cultivados con fertirriego ya que permite evaluar su evolución nutrimental
y aplicar medidas correctivas a la plantilla de fertilización (Lahav et al., 1990; Lahav et al.,
2013).

Análisis de pulpa
Las etapas fenológicas del desarrollo del fruto son las que determinan la fecha de muestreo,
no una fecha de calendario. Las muestras se obtienen de 50 árboles marcados al inicio de la
campaña (mismos árboles que se emplearán para el muestreo foliar). El crecimiento de se
divide en cinco etapas, según su diámetro o madurez: tamaño aceituna (20 a 34 mm Ø),
crecimiento I (35 a 45 mm Ø), crecimiento II (46 a 60 mm Ø), crecimiento III (61 a 70 mm Ø),
fruto con ≥ 21.5% de materia seca y fruto a media cosecha La cantidad de frutos colectados
en cada etapa de crecimiento del fruto son: aceituna (40 frutos), crecimiento I (25 frutos),
crecimiento II (20 frutos), crecimiento III (10 frutos). Una vez los frutos alcanzan ≥ 21.5% de
materia seca en la pulpa se recolectan ocho frutos y en media cosecha se toman seis frutos.

257
Los frutos se separan en sus diferentes partes: piel, pulpa y semilla. Sólo se manda a analizar
la pulpa que previamente debe ser deshidratada en un horno de microondas, para ser enviadas
a su análisis nutrimental.

Figura 1. Procedimiento de toma de muestras de hojas y pulpa de aguacate.

Análisis de sondas
La solución de fertirriego (SFR) extraída está compuesta por el agua de riego más los
fertilizantes aplicados. El objetivo de su análisis es cuantificar cuánto de los nutrimentos
aplicados está siendo absorbido por la planta en diferentes profundidades del suelo y a través
del tiempo. Usualmente se instalan tres sondas (cápsulas) ubicadas a 20, 40 y 60 cm de
profundidad, que es donde se ubica la mayor actividad de raíces.
Para tomar las muestras de SFR se aplica el vaciado de aire a cada una de las sondas de
succión mediante una bomba de vacío, evitando la entrada de aire a través de la cápsula
porosa. En los paltos cultivados en arenas de la costa norte del Perú es común que se apliquen
hasta cuatro riegos diarios. Para favorecer la entrada de la SFR a la sonda se deja que
recolecte la SFR por 24 h, luego se toma cada una de las SFR que hay en el interior de cada
sonda, se identifican y se envían al laboratorio para su análisis. El análisis de la SFR de las
sondas ayuda a establecer las épocas de mayor demanda de los distintos nutrientes por la
planta, de manera que su aporte sea regulado. También proporciona información sobre la
disponibilidad y lixiviación de cada nutriente.
Todos los muestreos programados para una campaña de palto se realizan de acuerdo a su
fenología (Cuadro 1).

258
Cuadro 1. Etapas fenológicas de aguacate para los distintos muestreos realizados para el seguimiento
nutrimental.
Etapas fenológicas Profundidad de la sonda (cm) Tejidos
Núm. (en frutos, según su diámetro) Suelo SFRz P 20 40 60 Foliar Fruto
1 Desarrollo yemas florales 1 1 1 1 1 1
2 Flor en antesis (>50%) 1 1 1 1 1
3 Cuajado de frutos (6 mm) 1 1 1 1 1
4 Tamaño aceituna (20 a 34 mm) 1 1 1 1 1 1
5 Crec. Fruto I (35 a 45 mm) 1 1 1 1 1 1
6 Crec. Fruto II (46 a 60 mm) 1 1 1 1 1 1
7 Crec. Fruto III (61 a 70 mm) 1 1 1 1 1 1
8 Inicio cosecha (>21.5% m.s.) 1 1 1 1 1 1
9 Media cosecha 1 1 1 1 1 1
Total 1 9 9 9 9 9 6
z
P Solución de fertirriego
P

Resultados y Discusión
El diagnóstico nutrimental durante el desarrollo del cultivo es útil para detectar necesidades
y/o desbalances nutrimentales en el palto cultivado con fertirriego. Es necesario conocer la
fenología del palto (Figura 2), la identificación de los flujos de crecimiento vegetativo para la
identificación de las hojas y saber su respectiva edad a través de los diferentes muestreos.
Las muestras obtenidas del seguimiento planteado muestran la respuesta a los nutrientes
suministrados y la demanda del palto. También se apreciarán los cambios en la concentración
de nutrimentos conforme aumenta la edad de los tejidos muestreados y ayuda a evitar cambios
innecesarios a la plantilla de fertilización.
La aplicación de nutrimentos está en función de la demanda y la fenología, lo cual constituye
la base de la fertilización de sitio específico del palto. Basándose en este seguimiento
implementado en la empresa Beggie-Perú, se determina la plantilla tentativa a trabajar y al
seguimiento en una superficie de 240ha (Figura 3).

259
Figura 2. Fenología del palto ‘Hass’ en el Fundo Beggie-Perú.

260
FENOLOGÍA Ago Sep Oct Nov Dic Ene Feb Mar Abr May Jun Jul
Desarrollo floral
Crec. de raíces
Crec. Vegetativo
Floración principal
Cuajado de fruto
Crec. fruto principal
Caida de fruto
Cosecha
NUTRIENTE PLANTILLA Ago Sep Oct Nov Dic Ene Feb Mar Abr May Jun Jul TOTAL
Poyectada 14.04 17.28 17.28 17.28 19.22 19.66 19.44 19.44 19.44 18.36 17.28 17.28 216.00
N
Ejecutada 17.19 17.19 16.63 17.52 20.33 21.59 19.75 7.54 20.07 21.08 20.07 20.07 219.05
Poyectada 11.55 5.17 4.13 3.91 4.35 5.61 5.23 4.29 3.25 2.59 2.48 2.48 55.00
P2O5
Ejecutada 4.19 5.13 3.48 4.07 4.83 6.78 5.91 2.07 5.52 5.84 4.71 4.71 57.25
Poyectada 17.33 18.90 20.48 20.48 23.63 34.65 31.50 28.35 28.35 28.35 31.50 31.50 315.00
K2O
Ejecutada 21.48 26.70 27.89 28.51 37.85 43.52 33.80 11.61 30.92 27.94 28.57 28.57 347.36
Poyectada - 6.44 6.99 13.80 12.88 3.31 - 2.58 - - - - 46.00
CaO
Ejecutada 5.29 7.21 8.69 12.70 12.31 5.97 - - - 4.05 - - 56.22
Poyectada 5.28 4.06 2.48 2.36 1.86 1.76 0.74 0.26 0.10 0.10 0.50 0.50 20.00
Zn
Ejecutada 3.75 4.00 4.74 3.24 2.24 3.74 0.73 0.07 0.23 0.49 0.34 0.34 23.91
Poyectada 0.75 0.47 0.34 0.22 0.32 0.23 0.16 0.10 0.09 0.04 0.14 0.14 3.00
B
Ejecutada 0.46 0.53 0.59 0.34 0.21 0.37 0.16 0.02 0.08 0.12 0.06 0.06 3.02

Figura 3. Plantilla de fertilización para rendimiento de 16 t ha-1 en palto ‘Hass’. Los valores en las celdas
P P

corresponden a kg ha-1 de cada nutriente, no de kilogramos de fertilizante.


P P

La diversidad y cantidad de nutrimentos suele ser distinta cada año, en función de la fenología,
la meta de producción y la eficiencia de los métodos de aplicación de fertilizantes, entre otros
factores. La Figura 3 muestra la plantilla de fertilización proyectada para el ciclo del cultivo 2016-
17 en árboles de cinco años después del injerto en campo que estaban en su cuarta campaña
(ciclo productivo). Para este ciclo la plantilla de fertirriego sólo incluyó N, P, K, Ca, Zn y B para
una meta de rendimiento de 16 t ha-1. De acuerdo al seguimiento realizado se hicieron ajustes
P P

que tendieron al alza. Se aplicó calcio (CaO) en agosto porque se adelantó la floración y se
volvieron a aplicar 4.05 unidades en mayo, casi al iniciar la cosecha porque se detectaron
concentraciones bajas de Ca en la pulpa, logrando así restablecer las concentraciones a la
normalidad. El potasio (K 2 O) se incrementó desde los primeros meses debido a una mayor
R R

cantidad de fruto en el árbol.


Los requerimientos del cultivo fueron mayores a lo planteado por lo que la plantilla ejecutada
terminó con incrementos de 1.4% en N, 4.1% de P 2 O 5 , 10.3% de K 2 O, 22.2% de CaO, 19.6% de
R R R R R R

zinc (Zn) y 0.5% de boro (B) para un rendimiento obtenido en esta campaña de 18t ha-1. Los P P

ajustes realizados en la plantilla de fertilización tuvieron un efecto positivo sobre la vida


postcosecha de la fruta y sobre la evolución de la condición de almacenaje, destacando lo
referente al calibre de fruto, obteniéndose un peso promedio de fruto de 245 g. No hubo reportes
en los mercados destino sobre presencia de desórdenes fisiológicos ni enfermedades en

261
postcosecha. Es conocido que son diversos los factores que determinan el comportamiento del
fruto durante el periodo de almacenaje en frío y la vida de anaquel. De los principales factores de
campo destacan el clima, suelo, vigor del árbol (portainjerto), manejo del riego, fertilización y
estado de madurez al momento de cosecha (Kruger et al., 1999; Berger, 1996; Arpaia y Eaks,
1990; Ginsberg, 1985).
Al nivel comercial, el seguimiento nutrimental en hojas y pulpa son muy útiles para relacionar los
cambios en la concentración de los nutrimentos analizados con el rendimiento. Como ejemplo, a
continuación, se muestra la evolución de la concentración de N y K foliar (Figuras 4 y 5), así como
N y Ca en la pulpa durante un ciclo de cultivo (Figuras 6 y 7), nutrimentos clave para el
rendimiento, tamaño y calidad del fruto. Se persigue que en cada muestreo las concentraciones
se ubiquen dentro de los intervalos definidos como normales para mantener un adecuado
crecimiento y desarrollo del palto que permita producir buenos rendimientos. Si la concentración
de uno o varios nutrimentos se encuentra por debajo de la normalidad puede afectarse el
potencial de producción del árbol por lo que una vez detectada la causa deben aplicarse
correcciones.
En general, las concentraciones foliares de N y K se mantuvieron entre los límites de normalidad,
la mayor parte de la campaña del palto (Figuras 4 y 5). El nitrógeno mostró dos descensos en las
etapas de cuajado de fruto y cuando el fruto estaba en la etapa de crecimiento 3 (Figura 4) por lo
que se adicionó 5% más de N para recuperar las concentraciones y evitar la defoliación de los
árboles posterior a la cosecha y/o la mayor proporción de inflorescencias de tipo determinado.
PRIMAVERA
FLUJO

2016

Figura 4. Evolución de la concentración de nitrógeno en hojas del flujo de primavera en palto ‘Hass’.

262
FLUJO PRIMAVERA
2016

Figura 5. Evolución de la concentración de potasio (K) en hojas del flujo de primavera en palto ‘Hass’.

Respecto a las concentraciones de N y Ca en la pulpa, se detectaron concentraciones abajo de


lo normal para el muestreo de fruto en etapa de crecimiento 3 (Figuras 6 y 7). La fertilización con
N y Ca fue efectiva hasta el crecimiento 2. Ya para el muestreo de pulpa en el crecimiento 3 se
observó un descenso de ambos nutrimentos por lo que se adicionaron unidades extras de N y Ca
en mayo, obteniéndose concentraciones normales para la cosecha.

Figura 6. Evolución de la concentración de nitrógeno (N) en la pulpa del fruto de ‘Hass’.

263
Figura 7. Evolución de la concentración de calcio (Ca) en la pulpa del fruto de ‘Hass’.

El seguimiento de las SFR mediante las sondas de succión mostró poca lixiviación del nitrógeno
aplicado (Figura 8). En el caso del potasio, las pérdidas por lixiviación fueron superiores (Figura
9). Esta situación es debida a la baja actividad de raíces en la etapa de crecimiento 2 del fruto y
las láminas de sobre riego aplicadas para mitigar el intenso calor de la primavera-verano,
aspectos que tendrán que ser modificados para la próxima campaña.

Figura 8. Evolución de la concentración de NO 3 - en el suelo. La franja color mostaza es la SFR (solución


R RP P

de fertirriego) aplicada y las barras lo recuperado por las sondas en 24 h.

264
Figura 9. Evolución de la concentración de K+ en el suelo. La franja color mostaza es la SFR (solución de
P P

fertirriego) aplicada y las barras lo recuperado por las sondas en 24 h.

Literatura Citada
Arpaia, M.L., and I. Eaks. 1990. Avocado fruit quality as influenced by preharvest cultural practices.
California Avocado Society Yearbook 74:35-42.
Berger, H. 1996. Nuevas opciones en el manejo de fruta después de cosecha. pp. 93-98. In: Razeto, B. y
T. Fichet (Eds.). Cultivo del palto y perspectivas de mercado. Santiago, Universidad de Chile Facultad
de Agronomía. Publicaciones Misceláneas Agrícolas Nº 45.
Ginsberg, L. 1985. Postharvest physiological problems of avocados. South African Avocado Growers'
Association Yearbook 8:8-11.
Kruger, F., N. Claassens, M. Kritzinger, and V. Claassens. 1999. A short review of recent research on the
impact of climatic conditions on the postharvest quality of South African export avocados. Revista
Chapingo Serie Horticultura 5 (Núm. Especial):339-345.
Lahav, E., A.W. Whiley, and D.W. Turner. 2013. Irrigation and mineral Nutrition. pp. 301-341. In: Schaffer,
B., B.N. Wolstenholme, and A.W. Whiley (Eds.). The Avocado: Botany, Production and Uses, 2 nd. Ed. P P

CAB International. UK.


Lahav, E., Y. Bar, and D. Kalmar. 1990. Effect of nitrogenous fertilization on the annual variations in nutrients
in avocado leaves. Communications in Soil Science and Plant Analysis 21:1353-1365.
Wolstenholme, B. 1999. Aspects of avocado nutrition with emphasis on boron and organic mulching. In:
Arpaia M., y R. Hofshi (Eds). Proc. Avocado Brainstorming’ 99. Riverside, California. 27-28 October 1999.
p.37.

265
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

MANEJO DE AGUA Y SUELO EN AGUACATE Y SU INFLUENCIA SOBRE LA


PUDRICIÓN DE RAÍCES
Ferreyra-Espada, Raúl
Instituto de Investigaciones Agropecuarias. Av Santa Rosa - 11.610, La Pintana, Santiago, Chile. Correo-
e: rferreyr@inia.cl
29T 29T

Resumen
Una de las causas de los bajos rendimientos de las plantaciones de aguacate en Chile, se debe
a que un gran número de huertos está plantado en suelos de baja macroporosidad (suelo de
textura fina) que son desfavorables para el desarrollo de las raíces del cultivo, al existir períodos
deficientes en oxígeno, el problema se puede agudizar si los huertos se riegan en forma
inadecuada. En este artículo se presenta una revisión y análisis de trabajos realizados en este
tema en los cuales se encontró que una de las principales causas de los bajos rendimientos, es
la asfixia de raíces, ya que el aguacate se desarrolla adecuadamente en suelos que presentan
una macroporosidad cercana a 30%, comenzando a presentar síntomas de asfixia de raíces con
niveles de aire en el suelo del orden de 17%. Este problema se agudiza si en suelo con baja
macroporosidad los huertos se riegan en forma frecuente. También, en estos trabajos se
determinó que el aguacate comienza a cerrar estomas cuando se agota un 60% del agua
disponible total (ADT), lo cual es una característica que se puede utilizar en el manejo del riego
en suelos de baja macroporosidad. Por lo tanto, para realizar un programa de riego en este cultivo,
además de considerar los requerimientos hídricos es necesario analizar las características físicas
del suelo, como son la aireación (macroporosidad), la retención de humedad y la resistencia
mecánica del suelo, temas que se tratan en este artículo.

Palabras clave adicionales: Asfixia de raíces, riego, macroporosidad

WATER AND SOIL MANAGEMENT IN AVOCADO AND ITS INFLUENCE ON ROOT DECAY

Abstract
One of the main causes of low yields of avocado orchards in Chile is due to the large number of
sites grown in soils of low macroporosity (soil of fine texture) that are unfavorable for tree root
development. In addition, under oxygen-deficient periods, this problem can be aggravated if
orchards are not irrigated properly. This article presents a review and analysis of the research
carried out in this subject, in which it has been described that one of the main causes of low yields
in avocado is root asphyxia. Interestingly, it was found that avocado develops well in soils with a
macroporosity close to 30%, and below 17% trees start to show symptoms of root asphyxia. This
problem was exacerbated if trees grown in orchards with low macroporosity are irrigated
frequently. Also in these studies, it was determined that avocado begins to close stomata when
60% of the total available water (PAW) is exhausted, which is a characteristic that can be used in
irrigation management in low macroporosity soils. Therefore, in order to carry out an irrigation
program in avocado in addition to water requirements, it is necessary to analyze the physical
characteristics of the soil, including soil aeration (macroporosity), moisture retention and soil
mechanical resistance, which are discussed in this article.

Additional keywords: Root asphyxia, irrigation, macroporosity

266
Introducción
En huertos de aguacate en Chile es posible encontrar campos que alcanzan las 25 t ha-1 o más; P P

-1
no obstante, hay plantaciones cuyos rendimientos son inferiores a las 9 t ha . Una de las causas
P P

de los bajos rendimientos, se debe a que muchos huertos están plantados en suelos cuyas
propiedades físicas son desfavorables para el desarrollo de raíces (Ferreyra y Selles, 2007).
El aguacate en sus orígenes evolucionó en suelos Andisoles, caracterizados por presentar baja
densidad aparente, alta macroporosidad, alto contenido de materia orgánica y alta pluviometría
(Aguilera et al. 1991). Por lo anterior el aguacate se desarrolla en suelos con alta conductividad
hidráulica, por ello presenta raíces poco profundas sin pelos absorbentes y muy sensibles a la
falta de oxígeno.
Proveer un medio para el crecimiento de las plantas es una de las principales funciones del suelo,
por lo que modificaciones en sus características físicas y químicas, tienen un gran impacto en el
desarrollo de la masa radical, y en consecuencia sobre el desarrollo vegetativo de la planta
(Pierret et al. 2007). Una condición deseable de un suelo es que éste posea una proporción
adecuada de agua y aire, en el rango óptimo del funcionamiento fisiológico de los vegetales. Esta
proporción puede verse alterada por factores humanos y naturales. En el primer caso, si el huerto
se plantó en un suelo de baja macroporosidad; en el segundo, porque el suelo está compactado
o por un mal manejo del riego (Ferreyra y Selles, 2007). En suelos con baja macroporosidad es
común, incluso con contenidos de agua cercanos a capacidad de campo, encontrar situaciones
de aireación deficiente que afectan fuertemente el crecimiento de las raíces. Esto se relaciona a
las plantaciones de aguacate en suelos de Franco limosos a Arcillosos donde la probabilidad de
generar condiciones de hipoxia es muy alta (Ferreyra y Selles, 2007). En un suelo con alto
contenido de aire, el intercambio gaseoso entre el suelo y la atmósfera es lo suficientemente
rápido para impedir la deficiencia de O 2 o la toxicidad del exceso de CO 2 u otros gases.
R R R R

Normalmente los suelos son descritos según un conjunto de propiedades físicas, tales como
estructura, textura, densidad aparente, distribución y tamaño de poros y características
morfológicas del perfil. Sin embargo, el efecto de estos factores sobre el crecimiento del sistema
radical de las plantas es indirecto. Los factores que directamente afectan el desarrollo de raíces
y el nivel productivo son las condiciones hídricas, térmicas, mecánicas y de aireación, que se
generan en los suelos como consecuencia de la interacción de los factores indirectos antes
mencionados y de las prácticas de manejo utilizadas (Letey, 1985; Wu et al., 2003) (Figura 1).
El contenido de aire en el suelo que no limita el intercambio gaseoso (O 2 y CO 2 ) y el crecimiento
R R R R

de raíces es de 30% (Ferreyra et al 2008), lo que permite valores de tasa de difusión de oxígeno

267
sobre 0.2 µg cm-2 min-1. Los valores de resistencia mecánica que no limitan el crecimiento de
P P P P

raíces en aguacate son los que se encuentra bajo 1 MPa (147 PSI).

Figura 1. Factores que afectan directamente el desarrollo del sistema radical de las plantas. (Adaptado de
Letey, 1985)

Por lo anterior, este trabajo tiene como objetivo fue revisar y analizar trabajos sobre manejo de
agua y suelo en aguacate y su influencia sobre la pudrición (asfixia) de raíces.

Materiales y Métodos
La falta de oxígeno en el suelo induce trastornos fisiológicos múltiples en las plantas. Se produce
cierre de estomas, y un menor crecimiento de las raíces (Lafitte, 2001), y como consecuencia, se
inhibe la fotosíntesis y el transporte de carbohidratos (Kozlowski, 1997). También, se disminuye
la absorción de nutrimentos debido a la muerte e raíces, a la pérdida de micorrizas, y a la
alteración del metabolismo de la raíz (Kozlowski, 1997). En condiciones de baja concentración
de oxígeno en el suelo se ha encontrado una alteración del equilibrio hormonal de las plantas,
aumentando el etileno (Kozlowski, 1997). Se han observado daños a las raíces debido a la
acumulación de éste y otros productos tóxicos originados por la respiración anaeróbica. Se
presenta también acumulación de ácido abscísico y auxinas y reducción de los niveles de
citoquininas y giberelinas (Lafitte, 2001).
El exceso de humedad en el suelo desplaza el aire del espacio poroso, reduciendo la tasa de
difusión de oxígeno (O 2 ) y dióxido de carbono (CO 2 ): disminuye la concentración de O 2 y aumenta
R R R R R R

la concentración de CO 2 , se induce la descomposición anaeróbica de materia orgánica, y el hierro


R R

268
y manganeso pasan a formas reducidas (Kozlowski 1997), lo que afecta el desarrollo de las
raíces.
El aguacate se desarrolla adecuadamente en suelos con un contenido de 15% de oxígeno y
0.03% de dióxido de carbono (Menge, y Marais, 2000). Estudios realizados por Stolzy et al.
(1967) mencionan que plantas de aguacate ‘Mexicola’, que crecen en suelos con una tasa de
difusión de oxígeno menor a 0.17 µg cm-2 min-1 presentan entre 44% y 100% de sus raíces
P P P P

dañadas. Por otra parte, otras variedades de aguacate, como ‘Scott’, ‘Duke’ y ‘Topa Topa’, no
crecen cuando la tasa de difusión de oxígeno es menor a 0.20 µg cm-2 min-1 (Valoras et al., 1964).
P P P P

Según Ferreyra y Selles (2007) en suelos de textura franca, manejados con riegos frecuentes
(riegos diarios) y altos contenidos de agua en el perfil del suelo, pueden presentarse tasas de
difusión de oxígeno bajo el límite señalado. La tasa de difusión de oxígeno está estrechamente
ligada al espacio poroso del suelo ocupado por aire. Ferreyra y Selles (2007), observaron que
suelos con 29,87% de macroporos (suelo arenoso) la tasa la difusión de oxígeno (ODR) fue más
de 80% superior a la presentada por un suelo franco, con macroporosidad inferior a 17%, donde
la ODR es inferior a 0,2 µg cm-2 min-1.
P P P P

En la mayoría de las especies vegetales, el contenido de aire en la zona de raíces debe ser
superior al 10% del volumen total de suelo, sin embargo en aguacate se estima que el límite es
cercano a 30%, por lo cual, las plantaciones en suelos de textura fina, mal estructurados, o con
mal manejo del riego, se puede restringir el desarrollo de raíces, el crecimiento vegetativo de la
planta y afectar el estado hídrico de las mismas (Cuadro 1; Figura 2). (Ferreyra y selles (ed)
2007)

Cuadro 1. Efecto de diferentes contenidos de aire en el suelo (CA) en el índice de área foliar (IAF) y la
conductancia estomática (gs) medida a las 14 horas en aguacate ‘Hass’ sobre portainjerto ‘Mexícola’.
Tratamiento gs (cm s-1) P P

CA IAF Crecimiento vegetativo


(%) (m2) P P Bajo Alto
T0 (7.5) 1.58 a 0.12 a 0.26 a
T1 (29.1) 4.40 a 0.29 b 0.56 b
T2 (20.4) 2.44 a 0.19 a 0.30 a
T3 (14.4) 2.55 a 0.15 a 0.34 a
P < 0.05

269
Figura 2. Efecto de contenido de macroporos del suelo en el desarrollo de raíces finas de aguacate ‘Hass’
sobre portainjerto ‘Mexicola’.

De lo anterior, se desprende que para tener un adecuado desarrollo de la parte aérea y de raíces
del aguacate es necesario mantener un adecuado equilibrio agua/aire en el suelo. Esta idea que
parece tan sencilla es compleja de implementar, sobre todo en suelos de textura fina, ya que cada
vez que se riega, aumenta el contenido de agua y disminuye la aireación en forma importante y
el drenaje de los poros de mayor diámetro se produce lentamente, hasta llegar a capacidad de
campo.

Resultados y Discusión
En condiciones de riego por goteo y microaspersión, hasta hace algunos años, los programas de
riego sólo consideraban baja frecuencias de aplicación de agua (riegos diarios), para reponer la
evapotranspiración del cultivo, independientemente del tipo de suelo. Actualmente, la experiencia
ha mostrado que los riegos de baja frecuencia son más apropiados para aquellos suelos de baja
capacidad de retención de humedad, de texturas medias a gruesas, de una alta capacidad de
aire y delgados. En suelos más pesados, de mayor capacidad de retención de humedad y de
baja capacidad de aire, los riegos de baja frecuencia (riegos cada 3 a 5 d o más días en verano)
se han mostrado más promisorios. Las aplicaciones diarias de agua en este tipo de suelo pueden
significar problemas desde el punto de vista de la aireación de suelo.
En la Figura 3 se presenta una comparación de tres formas de aplicar el agua de riego a las
plantas y su efecto sobre el contenido de humedad y la aireación en el suelo. Si se comienza a

270
regar diariamente cuando el suelo tiene un contenido de agua sobre capacidad de campo (línea
con triangulo en la Figura 3), este mantendrá un contenido de aire en el suelo inferior a 18%. Si
se repone el riego, en forma diaria, pero cuando el suelo presenta valores de humedad por debajo
de la capacidad de campo (línea con cuadrados), cercanos a 40% de la humedad aprovechable,
se logra mantener el suelo con contenidos de aire cercanos a 26% (línea con cuadrados de la
Figura 3). Si se riega con baja frecuencia, cuando se ha agotado alrededor de un 40% a un 60%
del agua disponible total (ADT) se logra que el suelo tenga un contenido de aire de 23%, (Figura
3, línea con círculos). La cantidad de agua aplicada en las tres formas de regar es la misma,
cambiando sólo la forma de aplicación. Es necesario indicar que la técnica de baja frecuencia es
más simple y segura de implementar en el campo que el riego diario cuando el suelo presenta
valores de humedad por bajo capacidad de campo. Además, el riego de baja frecuencia permite
un mejor lavado de sales.

Figura 3. Efecto del manejo de tratamientos de alta y baja frecuencia sobre la aireación del suelo. Porosidad
total = 50%; capacidad de campo (CdC) = 30% y macroporos = 20%.

Por otra parte, en aguacate, según experiencias realizadas por Ferreyra y selles (ed) (2007), se
puede agotar hasta un 60% del ADT antes de volver a regar sin afectar los rendimientos del
cultivo (Cuadro 2).

271
Cuadro 2. Efecto del agotamiento de agua disponible total (ADT) o humedad aprovechable (HA) en el suelo,
antes de volver a regar, sobre el rendimiento, calibre de fruto y estado hídrico del aguacate ‘Hass’ sobre
portainjerto ‘Mexícola’, en un suelo franco arenoso.
Rendimiento Calibre WSP gs Agua aplicada
(kg/planta) Entre 50 y 32 (MPa) (cm/s) m3 ha-1
P P P

Trat. 2004/05 2005/06 2004/05 2005/06 2004/05 2005/06 2004/05 2005/06 2004/05 2005/06
T1 40.6 a 45.7 a 33.0 a 47.0 a -0.57 a -0.61 a 0.28 a 0.30 a 6,771 10,200
T2 38.7 a 53.0 a 28.0 a 52.7 a -0.53 a -0.58 a 0.31 a 0.28 a 6,996 10,241
T3 41.1 a 47.8 a 28.0 a 79.7 a -0.60 a -0.68 a 0.35 a 0.25 a 7,116 10,572
Nota: T1 = riego cuando se agotaba el 5% de la humedad aprovechable (HA) (riego pulso). T2 = riego cuando se agotaba el 30% de
la HA. T3 = riego cuando se agotaba el 60% de la HA. SWP = potencial hídrico xilemático medido a medio día. gs = conductancia
estomática medida a medio día; Marco de plantación 6 x 4 m.

En un ensayo realizado en un suelo franco arenoso (Ferreyra y Selles, 2007; Cuadro 2), donde
las plantas fueron regadas con tres diferentes umbrales de riego (frecuencias) a través de
microaspersión, se concluyó que disminuciones de 60% de la humedad aprovechable antes de
volver a regar no afectan el estado hídrico, rendimiento y calibre del fruto en aguacate. Las
plantas que se regaban con un umbral de riego de 60% (riego en verano cada 5 o 6 días)
presentaron a medio día, en verano, potenciales hídricos xilemáticos entre -0.53 a -0.68 MPa.
Los mismos autores (Ferreyra et al., 2009), realizaron otro experimento para validar los datos
presentados en el Cuadro 2, el cual se hizo en febrero 2006 en un suelo franco arcilloso. En este
ensayo se seleccionaron 12 árboles homogéneos de aguacate ‘Hass’ sobre portainjerto Mexícola,
los cuales se regaban en forma diaria por microaspersión. Seis de ellos se dejaron de regar hasta
agotar 60% del agua disponible para las plantas. Los árboles que se dejaron de regar continuaron
extrayendo agua del suelo a la misma tasa que los que se regaban en forma diaria. Durante todo
este período tanto las plantas regadas como sin riego mantuvieron valores similares de
conductancia estomática y de potencial hídrico xilemático (Ferreyra et al., 2009).
Por lo anterior, se puede indicar que en suelos de textura fina los aguacates pueden ser regados
con baja frecuencia de riego hasta agotar 60% del agua disponible total, optimizando con esto la
relación agua-aire en los suelos de baja macroporosidad. Para implementar el riego de baja
frecuencia es necesario conocer la capacidad de retención de agua del suelo (capacidad de
campo, punto de marchitez permanente y densidad aparente) además de la profundidad efectiva
de raíces y el porcentaje de suelo mojado por el equipo de riego (pms).
Un programa de riego, que considere la evapotranspiración de referencia (Eto), el coeficiente de
cultivo (Kc) y retención de humedad del suelo permite una buena aproximación a los
requerimientos reales de riego del cultivo. Con el uso complementario de sondas de medición

272
continua de la humedad del suelo (FDR) se puede mejorar la estimación de los requerimientos
de agua del cultivo y con esto disminuir los volúmenes de agua que se pierden por percolación
profunda, disminuyendo el consumo de energía eléctrica y optimizando la relación agua–aire en
el suelo.
En la Figura 4 se observa como a través del análisis de la humedad de suelo, obtenida a través
de un medidor FDR, se puede ajustar un programa de riego. En este ejemplo se ajustó la lámina
de riego y los requerimientos de lavados. El programa se inició con una lámina de riego de 16
mm (frecuencia de riego cada 4 días) y se terminó ajustándola a 24 mm (frecuencia de riego cada
6 días). Esto no significó un aumento o disminución de la cantidad de agua a aplicar, solo se
ajustó la oportunidad del riego, lo que permitió aumentar la extracción de agua del suelo por las
plantas (transpiración) ante un mismo volumen de agua aplicado. Esto se podría deber a que
cuando los niveles de oxígeno son bajos la planta restringe la transpiración afectando sus
procesos metabólicos.

Profundidad 20 cm Profundidad 40 cm Profundidad 60 cm


120,00
Agua disponible para planta (PAW)

110,00

100,00

90,00

80,00

70,00

60,00

50,00
11-25-09 0:00 12-25-09 0:00 1-24-10 0:00 2-23-10 0:00

Figura 4. Ejemplo de ajuste de un programa de riego a través del uso de sensores de humedad continuos
(FDR). Nota: Línea verde agua disponible para las plantas a los 20 cm profundidad, rojo a los 40 cm
profundidad y azul a los 60 cm profundidad. Entre 100 y 60% es el agua útil, la que corresponde al 40% de
agotamiento del agua disponible para las plantas.

273
Literatura Citada
Aguilera, J. and S. Salazar. 1991. The avocado industry in Michoacán, México. South African
Avocado Growers’ Association Yearbook 14:94-97.
Ferreyra, R., G. Selles, M. Pinto, M. Morales, and O. Seguel. 2011. Effect of soil air capacity on
water relations and vegetative growth of 'Thompson Seedless' grafted on different rootstocks.
Preliminary results. Acta Horticulturae 889:145-150
Ferreyra, R, J. Celedón, P. Gil, P. Maldonado, C. Barrera, and G. Selles. 2009. Sensibility and
variability of stem water potential (SWP) and maximum daily trunk shrinkage (MDST) in
avocado. Proceeding of 8th fruit, nut and vegetable production engineering symposium,
Concepción, Chile. pp. 131-139.
Ferreyra, E.R., P. Maldonado, J Celedon, P. M. Gil, A. Torres, and G Selles. 2008. Soil air content
effects on the water status of avocado trees. Acta Horticulturae 72 291- 296.
Ferreyra, E., R.; Sellés, van Sch. (ed.) 2007. Manejo del Riego y Suelo en Palto. La Cruz, Chile.
Instituto de Investigaciones Agropecuarias. Boletín INIA Nº 160. 120 p.
Kozlowski, T.T.1997. Response of woody plants to flooding and salinity. Tree Physiology
Monograph 1:1-29.
Lafitte, H. 2001. El maíz en los trópicos: Mejoramiento y producción. Inundación. Consultado 4
de marzo 2005. Disponible en línea:
http://www.fao.org/documents/show_cdr.asp?url_file=/DOCREP/003/X7650S/x7650s12.htm
Letey, J. 1985. Relationship between soil physical properties and crop production. Advances in
Soil Science 1:276-294.
Menge, J. and L. Marais. 2000. Soil Environmental Factors and Their Relationship to Avocado
Root Rot. University of California. California, EEUU. Consultado 20 junio 2004. Disponible en:
http://www.citrusresearch.com/documents/58b2544d-bd10-494d-a69dba0591ad05f0.pdf
29T 29T

Pierret A, Doussan C, Capowiez Y, Bastardie F, Pages L (2007) Root functional architecture: A


framework for modeling the interplay between roots and soil. Vadose Zone Journal 6 (2):269-
281.
Stolzy, L, G. Zentmyer., A. Klotz. and C. Labanauskas. 1967. Oxygen diffusion, water, and
Phytophthora cinnamomi in root decay and nutrition of avocados. Proceedings of the American
Society for Horticultural Science 90:67-76
Valoras, N., J. Leteo., I. Stolzy, and F. Frolich. 1964. The oxygen requirements for root growth of
three avocado varieties. Proceedings of the American Society for Horticultural Science 85:172-
178.
Wu L, Feng G, Letey J, Ferguson L, Mitchell J, McCullough-Sanden B, Markegard G. 2003. Soil
management effects on the nonlimiting water range. Geoderma 114 (3-4):401-414.

274
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

CALIDAD DE AGUA UTILIZADA PARA RIEGO DE HUERTOS DE AGUACATE


EN MICHOACÁN Y JALISCO
Hernández-Valdés, Edgardo Federico
Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, UMSNH. Uruapan, Michoacán Correo-
e: efhvaldes@yahoo.com
29T 29T

Resumen
El presente trabajo tuvo como objetivo el evaluar algunas de las características químicas de
aguas utilizadas para riego en huertos de aguacate en los estados de Michoacán y Jalisco,
México. De acuerdo con análisis realizados en un laboratorio comercial en predios desde el 2013
hasta la fecha, se examinaron los resultados para generar gráficas de frecuencias relativas en
siete categorías para cada una de los Estados mencionados. La mayoría de las aguas no tienen
problemas con el pH. Para conductividad eléctrica, nitratos, sodio, cloruros y boro, la tendencia
fue similar entre los dos Estados con presencia de aguas sin sobrepasar los límites permisibles,
aunque algunas muestras de agua se ubicaron en niveles que podrían generar problemas al
cultivo.

Palabras clave adicionales: pH, salinidad, sodio, cloruros, boro.

QUALITY OF WATER USED FOR IRRGIGATION OF AVOCADO ORCHARDS IN


MICHOACAN AND JALISCO

Abstract
The aim of the present work was to evaluate some chemical characteristics of water used to
irrigate avocado orchards in the states of Michoacán and Jalisco, Mexico. The results of the
analyzes performed by a commercial laboratory from 2013 to date were examined to elaborate
relative frequency graphs in seven categories for each of the two States. Most of the analyzed
water did not have pH problem. For electrical conductivity, nitrates, sodium, chlorides and boron,
the trend was similar between the two States where water quality was within the permissible limits,
although there were some water samples that could be a problem for avocado.

Additional key words: pH, salinity, sodium, chloride, boron.

Introducción
El cultivo de aguacate sigue extendiéndose en la zona productora de Michoacán, y en los últimos
años también lo hace en el estado de Jalisco, México. Este incremento en la superficie cultivada
genera la necesidad de incrementar insumos en la búsqueda de mejoras en la producción por
superficie. Uno de los insumos imprescindible es el agua, no sólo para su aplicación en sistemas
de riego, sino que también se requiere al momento de realizar las aspersiones foliares para aplicar
plaguicidas o fertilizantes.
La agricultura de riego no sólo depende de un adecuado suministro de agua, sino de un agua que
contenga la calidad suficiente para no ocasionar daños considerables a los cultivos. El agua es
considerada aceptable o de calidad, si esta produce mejores resultados o causa pocos problemas
en los huertos (Ayers y Westcot, 1985). Ante esto, resalta la importancia de conocer la calidad

275
del agua para prevenir daños directos o indirectos a los cultivos. El agua genera daños directos
cuando en ella se tiene la presencia de sales nocivas al cultivo que le ocasionan quemaduras por
efectos tóxicos (ejemplo: cloruros, boro). De manera indirecta, algunos componentes químicos
pueden reaccionar con los fertilizantes que son incorporados en fertirrigación y ocasionar
taponamientos en los goteros (evaluado con el pH). Además, las sales en el agua son llevadas
al suelo y éstas llegan a acumularse, provocando efectos adversos como la defloculación de
arcillas (Sodio) y con ello pérdida de la infiltración. La aplicación de aguas ricas en sales disueltas
(medida a través de la conductividad eléctrica), tienen un impacto directo sobre la salinización de
suelos, las cuales generan perturbaciones para un correcto desarrollo de las raíces. Además,
algunas de estas sales (nitratos) pueden ser lixiviadas (lavadas) hacia mantos acuíferos
contaminando aguas subterráneas, mismas que se convierten en fuente de enfermedades si son
consumidas por los humanos.
Con base en lo anterior, el objetivo del presente trabajo fue analizar algunas características
químicas de las aguas utilizadas en las zonas productoras de aguacate de Michoacán y Jalisco,
México, con la finalidad de establecer la situación actual de su calidad.

Materiales y Métodos
Se recurrió a la base de datos del Laboratorio Agrícola Diagnosis S.C. donde se han realizado
análisis de agua de diferentes regiones de México. Se seleccionaron aquellas muestras
colectadas en Michoacán y Jalisco usadas para el cultivo de aguacate. Las aguas corresponden
a pilas de almacenamiento, nacimientos o pozos profundos. Para Michoacán se tuvo un total de
155 análisis y para Jalisco 116. Se seleccionaron las variables pH, conductividad eléctrica (CE),
nitratos (NO 3 -), relación de adsorción de sodio (RAS), cloruros (Cl-) y boro (B).
R RP P P P

El pH y la CE fueron obtenidos a través de lectura directa por electrodos selectivos. Los NO 3 - R RP P

mediante la técnica de Cataldo (Alcántar y Sandoval, 1999) y expresado en meq L-1, la RAS se P P

-
calculó de acuerdo con la ecuación 1 (Fipps, 2001), los Cl a través de titulación con nitrato de
P P

plata expresados en meq L-1 (NOM-021-RECNAT-2001) y el B a través de tinción por Azometina-


P P

H, expresado como mg L-1 (NOM-021-RECNAT-2001).


P P

𝑵𝒂
Ecuación 1 𝑅𝐴𝑆 =
𝐶𝑎+𝑀𝑔

2

Dónde: RAS = Relación de adsorción de sodio.


Na = Concentración de sodio en el agua de riego (me L-1). P P

Ca = Concentración de calcio en el agua de riego (me L-1). P P

Mg = Concentración de magnesio en el agua de riego (me L-1). P P

276
Con la información obtenida, se elaboraron gráficas de frecuencias relativas, utilizando siete
intervalos en función de la amplitud de los datos por cada una de las variables.

Resultados y Discusión
De acuerdo con la Figura 1A, la mayoría de las aguas (>81%) en las dos regiones estudiadas se
ubican en valores de pH que van desde 6.2 a 8.2, condiciones que son reconocidas como
adecuadas para su uso en sistemas de riego, y que de acuerdo con Ayers y Westcot (1985), el
intervalo aceptable es 6.5 a 8.4. Esos autores comentan que el pH es un indicador de la acidez y
la alcalinidad de un agua, pero raramente es un problema por sí mismo, el principal uso del
análisis de pH en el agua es para detectar algunas condiciones anormales. El agua con pH fuera
del intervalo normal puede causar desbalances nutrimentales o algunas veces contiene iones
tóxicos.
Se obtuvieron muestras con valores de pH < 4.0 para las dos regiones en estudio. Al revisar los
iones presentes, todos ellos no tenían problema alguno (sin restricción), el único que se consideró
fuera de cero restricciones fue Cl-, ya que en las dos muestras presentaron niveles con grado de
P P

restricción “muy leve”. Estas muestras fueron tomadas en los municipios de Zinapécuaro,
Michoacán y en las colindancias de Jalisco con Colima. Un agua colectada en Tuxpan, Jalisco,
presentó los valores de pH más altos, alcanzando 11.2. Esta muestra de agua estuvo asociada a
la presencia alta de Ca, CO 3 -2, Cl- y Na+ (17.0, 3.0, 4.0 y 3.4 me L-1 respectivamente)
R RP P P P P P P P

Experimentos realizados por Oster et al (2007), en huertos comerciales de aguacate ‘Hass’,


injertado sobre portainjerto de semilla de raza Mexicana (Persea americana Mill.), demostraron
que el valor de salinidad del agua de riego, por encima del cual el rendimiento se reduce, fue de
570 µS cm-1, con una disminución de 65% en el rendimiento por cada unidad de salinidad encima
P P

de dicho valor. Bajo esta condición, se puede revisar en la Figura 1B que un importante número
de muestras de agua están fuera del riesgo que implican los niveles altos de salinidad, ya que el
78 y el 79% de las muestras de Michoacán y Jalisco, respectivamente, quedaron en valores
menores a 699 µS cm-1. P P

277
100 100
A B
Michoacán Michoacán
75 75
Jalisco Jalisco
Porcentaje

Porcentaje
59 59
54

50 50
43
37 38

25 25 19 20

12 12
8
3 4 5 4 5
1 1 3 3 1 1 3 3 2 3
0 0
0 0
< 5.2 6.2 7.2 8.2 9.2 > 10.2 <356 699 1041 1383 1725 >2068
pH Conductividad eléctrica (µS cm-1)

100 100 98
96
C D
83
79
Michoacán Michoacán
75 75
Jalisco Jalisco
Porcentaje

50 Porcentaje 50

25 25
19
14

4 3
1 2 2 1 1
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
0 0
<0.5 1.1 1.6 2.1 2.7 >3.2 <3.5 6.9 10.3 13.8 17.2 >20.6
Nitratos (me L-1) Relación de Adsorción de Sodio (me L-1)

100 100 100


93
E F
81
79
Michoacán Michoacán
75 75
Jalisco Jalisco
Porcentaje

Porcentaje

50 50

25 25

8 7 8
5 6
3 2 1 3 3 1
0 0 0 0 0 0 0 0 1 0 1 0 0
0 0
<2.3 4.7 7.0 9.4 11.7 >14.1 <1.1 2.1 3.2 4.3 5.4 >6.4
Cloruros (me L-1) Boro (mg L-1)

Figura 1. Características químicas de agua de riego utilizada en regiones aguacateras de Michoacán y


Jalisco, México, considerando A) pH, B) Conductividad eléctrica, C) Nitratos, D) Relación de Adsorción de
Sodio, E) Cloruros y F) Boro.

Aguas con serios problemas de salinidad fueron 3% para Michoacán que presentaron valores de
CE superiores a 2,068 µS cm-1, tomando en cuenta que según Branson y Gustafson (1971) si la
P P

CE del agua de riego es mayor a 750 µS cm-1, un incremento de 4 o 6 veces llegará a presentarse P P

278
en la solución del suelo, resultando en un exceso de sales solubles alrededor de las raíces de
aguacate, afectando su crecimiento. Estas muestras se situaron en el Municipio de Taretan,
Michoacán.
Para los NO 3 -, el 98 y 100% de las muestras de Michoacán y Jalisco, respectivamente, se
R RP P

mantuvieron en valores menores a 1.1 meq L-1 (Figura 1C). Esta variable más que medirse como
P P

un ion que pueda causar daños a las plantas, es benéfica su presencia cuando es aplicada a los
sistemas agrícolas pues sirve de nutrimento a las plantas. Sin embargo, para la Secretaría de
Salud de México a través de la NOM-127-SSA-1994, los límites permisibles de NO 3 - en un agua R RP P

para consumo humano deben ser menores a 0.7 meq L-1, por el efecto que tiene este ion en la
P P

salud humana. Ante esto, se puede ver en la Figura 1C pocos problemas presentes para esta
variable; sin embargo, el 2% de las muestras de Michoacán manifestaron niveles superiores a
3.2 meq L-1 de NO 3 -, situación que pone en riesgo a esta agua si es utilizada como agua potable.
P P R RP P

Estas muestras fueron colectadas del Municipio de Los Reyes, Michoacán.


Las plantas de aguacate desarrollan quemaduras severas de hojas si el RAS del agua de riego es mayor
a 6, de acuerdo con Branson y Gustafson (1971). Para las muestras evaluadas, el 83 y el 98% de las aguas
de Michoacán y Jalisco, respectivamente, se ubicaron en el intervalo < 3.5 de RAS (Figura 1D). Una
muestra analizada del municipio de Taretan y otra de Tancítaro, Michoacán presentaron índices de 11.7 y
24.0, niveles que tienen un amplio riesgo de daños al aguacate si se usa esta agua.
Para la variable Cl-, en Michoacán se presentaron 79% de muestras dentro del intervalo < 2.3
P P

meq L-1, mientras en Jalisco para este intervalo se ubicaron 93% de las aguas analizadas (Figura
P P

1E). De acuerdo con Shalhevet (1999), el máximo nivel permisible en el agua de riego para
aguacate ‘Hass’ sobre portainjerto Mexicano es de 2.8 meq L-1, situación que especifica el riesgo P P

que tiene el 1% de las aguas de Michoacán que están en el intervalo de 11.7 y 14.1 meq L-1 de P P

Cl-, y el 3% que superaron 14.1 meq L-1 de este ion. Estas muestras fueron colectadas en los
P P P P

Municipios de Taretan y Tancítaro, y por ser las que presentaron los valores más altos de RAS,
se puede deducir la existencia de cloruro de sodio (NaCl).
El 81 y 100% de las muestras de agua de riego analizadas en Michoacán y Jalisco,
respectivamente, se ubicaron en el intervalo < 1.1 mg L-1 de B (Figura 1F). Según Fipps (2001),
P P

los límites máximos permisibles de B que debe tener un agua de riego para para ser restringida
en cultivos sensibles, dentro de los cuales se ubica al aguacate, es de < 1.0 mg L-1. En el estado P P

de Michoacán, se encontraron aguas que superaron 4.3 mg L-1 de B, siendo estas muestras del P P

Municipio de Taretan.

279
Conclusiones
La calidad de agua en los Municipios de Michoacán y Jalisco en las zonas productoras de
aguacate, en su mayoría presentó cualidades aceptables para pH, conductividad eléctrica,
nitratos, relación de adsorción de sodio, cloruros y boro. Sin embargo, existen algunos sitios con
problemas serios en algunas de las variables analizadas.

Agradecimientos
A los productores y técnicos que apoyaron con los datos para la realización de este trabajo.
También al Laboratorio Agrícola Diagnosis S.C., por las facilidades otorgadas para el análisis de
información.

Literatura Citada
Alcántar, G.G. y M. Sandoval. 1999. Manual de análisis químico de tejido vegetal. Publicación especial 10.
Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo, A.C. Chapingo, México. pp. 240.
Ayers, R.S. and Westcot, D.W. 1985. Water quality for agriculture. FAO irrigation and drainage paper. 29
Rev. 1. Rome. 175 p.
Branson, R.L. and C.D. Gustafson. 1971-1972. Irrigation water - a major salt contributor to avocado
orchards. California Avocado Society Yearbook 55:56-60.
Fipps, G. 2001. Irrigation water quality standards and salinity management strategies. AgriLife
Communications. The Texas A&L Extension System. pp. 1-18.
NOM-021-RECNAT-2001. Norma Oficial Mexicana “que establece las especificaciones de fertilidad,
salinidad y clasificación de suelos – Estudios, muestreo y análisis”. Secretaría de Medio Ambiente y
Recursos Naturales.
NOM-127-SSA-1994. Norma Oficial Mexicana “Salud ambiental, agua para uso y consumo humano –
límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización”.
Secretaría de Salud de los Estados Unidos Mexicanos.
Oster, J. D., D.E. Stottlemyer and M.L. Arpaia. 2007. Salinity and water effects on ‘Hass’ avocado yield.
Journal of the American Society for Horticultural Science 132(2):253-261.
Shalhevet, J. 1999. Salinity and water management in avocado. In M.L. Arpaia and R. Hofshi. Proceedings
of Avocado Brainstorming. Session 4. Salinity Management. Riverside, CA. Hofshi Foundation. pp. 84-
91.

280
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

FACTORES BIÓTICOS Y ABIÓTICOS QUE AFECTAN LA ADAPTACIÓN Y


CRECIMIENTO EN PLANTACIONES JÓVENES DE AGUACATE EN SAYULA,
JALISCO, MÉXICO
Medina-Urrutia, V. M.; E. Baltazar-Lorenzo, E.; Virgen-Calleros, G.; Pimienta-Barrios, E.
CUCBA-Universidad de Guadalajara; Camino Ramón Padilla Sánchez, Zapopan Jalisco 44150. México.
Correo-e: muv20099@cucba.udg.mx
29T 29T

Resumen
La zona sur del estado de Jalisco con 15,000ha, se ha convertido en la segunda región más
importante productora de aguacate en México. En esa zona las condiciones de clima y suelo son
diferentes a la tradicional franja aguacatera de clima templado y suelos profundos de Michoacán.
Lo anterior, ha propiciado la presencia de varios problemas que afectan al cultivo. El objetivo de
este estudio fue determinar los factores bióticos y abióticos que inciden en los árboles y que
afectan el crecimiento y desarrollo del aguacate en la región de Sayula, Jalisco, México. Se realizó
una exploración y registro de 13 variables relacionadas con factores bióticos y abióticos, en
28,500 árboles de una huerta de aguacate de seis años, establecida en un suelo migajón arcillo
arenoso de poca profundidad a 1200 msnm. Se observó una fuerte variabilidad entre los árboles
en cuanto a la edad, altura y diámetro de copa, índice de compatibilidad patrón-injerto y textura
del tronco del patrón. Solo un 55% de los árboles produjeron flores y 30.4% mostraron frutos en
crecimiento. Los mayores riesgos que limitan la producción de aguacate en esa zona fueron la
muerte del 15.8% de los árboles causada por Phytophthora; los síntomas de salinidad que
estuvieron presentes en el 67.2% de los árboles, con un índice de daños de medio a severo.
Otros factores que seguramente causaran mayor impacto en un futuro cercano son: la muerte
regresiva de ramas, la clorosis por deficiencia de hierro, mancha oscura del follaje, golpe de sol
en frutos. Se discute la influencia del material usado como portainjerto, condiciones de clima, uso
de agua salina y falta de manejo oportuno de enfermedades como algunos de los factores que
favorecen la falta de adaptación y crecimiento adecuado de los árboles en esta región.

Palabras clave adicionales: Persea americana, Phytophthora, salinidad, portainjertos criollos.

BIOTIC AND ABIOTIC FACTORS AFFECTING ESTABLISHMENT AND GROWTH OF NEW


AVOCADO ORCHARDS IN SAYULA, JALISCO, MEXICO

Abstract
The south of the state of Jalisco is the second largest avocado producing region of Mexico. Climate
and soil conditions in this area are quite different to the traditional avocado region of Michoacán.
A number biotic and abiotic problems have been identified in this region. This work was carried
out to determine the main biotic and abiotic factors affecting the growth and development of
avocado trees in Sayula, Jalisco, Mexico. Around 28,500 trees from one avocado orchard were
chosen to register 13 parameters related to biotic and abiotic factors. The orchard is located at
1,200 m altitude and was established on a superficial clay-loam sandy soil. Strong variability was
observed between the trees in age, tree size, compatibility in the bud union and external bark
texture of the trunk. Only 55% of the trees were able to flower and 30.4% produced fruit. Presence
of Phytophthora root rot resulted in 15.8% of tree losses; canopy damage caused by salinity
affected 67.2% of trees. Both factors are by now the main problems in the region. Dye back of
branches disease, chlorosis caused by Fe deficiency and sunburn of fruit were also present. The
last factors probably can move in the near future and would convert in a bigger problem.

Additional keywords: Persea americana, Phytophthora, salinity, criollo rootstocks.

281
Introducción
En México, el estado más importante productor de aguacate (Persea americana Mill) es
Michoacán donde se cultivan más de 90,000ha distribuidas en cerca de 30 municipios (Coria-
Avalos, 2009; Téliz-Ortiz y Marroquín-Pimentel, 2015). La mayoría de las localidades donde
prospera el aguacate en esta entidad, están ubicadas en una franja montañosa propia de las
coníferas, donde la altitud es superior a los 1,500 msnm. En esa región predomina un ambiente
climático templado, húmedo y subhúmedo con 1,200 a 1,600 mm de precipitación anual, y una
temperatura media de 8 a 21 °C (Téliz-Ortiz y Marroquín-Pimentel, 2015). Alcantar-Rocillo (2009),
señala que los árboles de aguacate de raza mexicana se adaptan a altitudes de 1,500 a 3,000
msnm, mientras que los de raza guatemalteca, prosperan mejor de 1,000 a 2,000 msnm. Sin
embargo, el mismo autor señala que es posible que la raza guatemalteca se desarrolle
aceptablemente aún a altitudes inferiores a 1,000 msnm. Los suelos donde prospera el aguacate
en Michoacán son tipo Andosol y Luvisol. Los Andosoles son derivados de cenizas volcánicas
recientes, muy ligeros y con alta capacidad de retención de agua y nutrientes, aunque
susceptibles a la erosión y fuertes fijadores de fósforo; los Luvisoles de textura arenosa, son de
color rojo o claro y modernamente ácidos con alta susceptibilidad a la erosión (Anguiano et al.,
2003; citado por Alcantar-Rocillo, 2009). La mejor condición son los suelos de pH 5.5 a 7.5,
francos y permeables. Las huertas más antiguas de aguacate en Michoacán en su mayoría se
plantaron a distancias amplias originando densidades de plantación inferiores a 160 árboles/ha.
Aunque recientemente se ha experimentado con distancias más cortas que alojan una cantidad
de 400 árboles/ha (Larios-Guzmán et al., 2009).
Debido a cuestiones ambientales y dado que el interés del mercado, este frutal ha mostrado un
franco aumento de la superficie, expandiéndose a regiones de otros estados. Las nuevas
plantaciones de aguacate se han salido de su típico ambiente y se cultivan en regiones del país,
donde las condiciones de clima y suelo son variables y distintas de aquellas de Michoacán. Una
de las entidades donde esta especie ha crecido de manera espectacular, es el estado de Jalisco
que en los últimos seis años se ha convertido en la segunda región más importante del país con
una superficie estimada en 15,000ha. Dado que la altitud donde se han establecido las nuevas
plantaciones en Jalisco varía de 800 a 1,600 msnm, las condiciones de clima son generalmente
más cálidas que en Michoacán. Así mismo las condiciones de suelo son extremadamente
variables. En el caso de la región sur de Jalisco, los municipios de Zapotlán el Grande y Sayula
es donde el aguacate se ha expandido más rápidamente. Los suelos de Zapotlán el Grande son
arenosos y profundos, mientras que en Sayula varían de migajón arcillo-arenoso a arenoso,
pedregosos y poco profundos. Por otro lado, las plantaciones de Jalisco se han venido manejando

282
aprovechando las experiencias y la tecnología de los productores de Michoacán. Entre algunos
de los componentes adoptados en Jalisco destacan el uso de altas densidades de plantación,
riego presurizado y fertirrigación. Algunas de estas tecnologías son derivadas de la investigación
generada en Michoacán y otras adoptadas de la experiencia de otros países.
Sin embargo, en el caso de la región de Sayula, la adaptación del cultivo a las condiciones de
clima y suelo ha sido un tanto difícil. En los primeros años los árboles han mostrado diversos
problemas bióticos y abióticos que dificultan el crecimiento y producción de los árboles. Debido a
lo anterior y a la falta de experiencia en el manejo de este cultivo en estas nuevas condiciones,
principalmente en lo que se refiere a la fitosanidad, los costos de producción se han incrementado
considerablemente.
El objetivo del presente estudio fue determinar mediante un diagnóstico in situ los factores bióticos
y abióticos que inciden en los árboles y que afectan el crecimiento y desarrollo del aguacate en
la zona de Sayula, Jalisco, México.

Materiales y Métodos
El presente estudio se realizó en el predio de aguacate denominado “Ojo de Agua” localizado en
las coordenadas 19.9471 Latitud N y -103.6178 Longitud W, a 1,200 msnm, en el municipio de
Sayula estado de Jalisco. El huerto cuenta con una superficie de 95 ha.
Características de predio. El trabajo se realizó en un huerto de una edad de seis años y se
plantó a una distancia de 6 x 3 m, lo que origina una densidad de 555 árboles/ha. En la plantación
se emplearon árboles de los cvs. Hass y Méndez injertados sobre patrones criollos mexicanos.
Los árboles fueron adquiridos de viveros de Michoacán e introducidos a esta región. El suelo es
de textura migajón arcillo-arenosa, pedregoso y con escasa profundidad. El pH del suelo es de
tendencia alcalina variando 7.2 a 8.2 y la conductividad eléctrica es de 0.77 dS/m-1. Los árboles
P P

se riegan a través de sistema de goteo. Se aplican 8 horas de riego dos veces por semana, con
un gasto de 3.78 litros por hora durante el periodo de noviembre a mayo. El agua proviene de un
pozo profundo, con un pH de 7.3 a 8.4 y sobrepasa los niveles permitidos de bicarbonatos y
cloruros. También es ligeramente alta en la relación de absorción de sodio. La conductividad
eléctrica del agua es de 1.21 a 1.3 dS/m-1.
P P

Metodología: El total de árboles del huerto es de 53,000. De esa cantidad, la mitad fueron
elegidos para realizar este trabajo. Durante un periodo de cinco meses (enero a mayo de 2016),
diariamente se visitó el huerto y se hizo un recorrido registrando diversas variables en cada uno
de los árboles. Dado que el número de unidades revisadas fue de 28,500 árboles y considerando
que este trabajo corresponde a una parte de un proyecto de mejoramiento más amplio, se optó

283
por seleccionar escalas que permitieran cuantificar las variables de una manera rápida. El
personal encargado de este trabajo fue siempre el mismo con el fin de evitar criterios diferentes
en la percepción del estatus de los árboles.
Las variables que se registraron fueron las siguientes:
Edad de los árboles: Los árboles se clasificaron en tres categorías: de 1 a 2 años de edad, 2 a
4 y mayores de 4 años. Previamente y se consideró el criterio del productor para clasificar la
edad árboles con el mayor cuidado posible.
Altura y diámetro de copa: Para el registro de esta variable los árboles se clasificaron en
pequeños, medianos y grandes. Estas categorías correspondieron a los árboles con una altura y
diámetro de copa estimados de: < 2 m, 2 a 4 m y > de 4 m. En este caso se evaluaron únicamente
los árboles con una edad superior a los 3 años. Los replantes y árboles menores de 3 años no se
incluyeron.
Compatibilidad patrón-injerto: Para esta variable se consideró la siguiente escala: 1: similar
grosor del tronco en la unión injerto y patrón, 3: grosor de patrón ligeramente superior al injerto,
5: diámetro de tronco del patrón marcadamente mayor que el injerto.
Textura de la corteza. Esta variable se refiere únicamente al tronco del patrón. Para ello se
clasificó la textura de la corteza en: 1=liso, 3=rugosa, ligeramente agrietada y 5=marcadamente
rugosa y agrietada. Cabe aclarar que el agrietamiento de la corteza no implico daños al tronco.
Marchitez por Phytophthora: esta variable se clasifico únicamente en dos categorías: árboles
sanos y enfermos. Se consideraron como árboles enfermos aquellos que mostraron síntomas
típicos de clorosis en las hojas y flacidez del follaje. También bajo este rubro se incluyeron
aquellos árboles que mostraron un estado más avanzado, caracterizado por la muerte de ramas.
Índice de salinidad en el follaje: se consideraron tres categorías en base a los síntomas de
quemadura de las hojas: 1=árboles sin síntomas, 3=árboles con síntomas y daños ligeros en el
ápice y borde de las hojas, y 5= quemadura severa y abarquillamiento de las hojas.
Golpe de sol en frutos: Esta variable se registró únicamente en los árboles que tuvieron frutos
en la copa. Solo se usaron dos categorías. Árboles que mostraron frutos verdes, sin síntomas y
árboles que presentaron frutos con clorosis en una porción de la cascara del fruto o daños más
avanzados en la corteza con una coloración rojiza a negra.
Muerte regresiva: en este caso los árboles se clasificaron de acuerdo al daño en 4 categorías:
1=sin daños, 3=daño ligero, con 10-25% del follaje dañado, equivalente a una pocas ramas juntas
o dispersas en la copa del árbol, 5=daño medio, con 25-50% de follaje dañado, mostrando una
rama principal afectada y, 7=daño severo, 50-100% de las ramas principales afectadas.

284
Clorosis férrica: los síntomas por deficiencia de hierro fueron registrados usando el siguiente
criterio: 1=sin síntomas, 3=con síntomas de clorosis férrica. La clorosis se presentó en un sector
del árbol, en más de dos sectores con lesiones necróticas en el borde de las hojas.
Índice de floración y fructificación: para registrar el indice de floracion y fructificación los
árboles se clasificaron de acuerdo con el siguiente criterio: 1) baja, sin actividad, 2) media,
árboles con menos del 50% de la copa con actividad reproductiva, 3) alta, árboles con más del
50% de la copa mostrando actividad reproductiva. Este parametro se registro únicamente en los
árboles mayores de tres años.
Mancha oscura de las ramas: se revisaron ramas de la parte oriente y poniente de los árboles
sobre una da cada posicion, se regsitro la presencia de manchas oscuras o negras, adheridas a
la superficie de la rama. Se uso la siguiente escala: 1) Sin daño, 3) daño ligero manchas aisladas,
5) rdaño medio, manchas grandes; 7) la mayor parte de la rama con manchada.

Resultados y Discusión
Edad de árboles: Los árboles de este huerto se plantaron hace 6 años. Sin embargo, se observó
que del 100% de árboles, un 70% correspondieron a la edad superior a los 4 años, en condición
adecuada para producir. Del resto de los árboles, un 7.4% tuvieron una edad de dos a cuatro
años; y el restante porcentaje que equivalió al 10.9%, tuvieron una edad inferior a los dos años y
un 8.9% de fallas (Figura 1). La suma de fallos, más los replantes menores de dos años, arrojó
un total cercano al 20% de árboles, los cuales fallaron en desarrollar de manera adecuada durante
los primeros dos años. La principal causa de esta falla estuvo asociada a la marchitez causada
por Phytophthora spp (Virgen-Calleros, 2016, comunicación personal). A la pérdida de árboles
causada por esta enfermedad se tendría que añadir la pérdida de rendimiento por no alcanzar la
edad adecuada para entrar en producción.
Altura de árboles y diámetro de copa. Para el registro de datos de esta variable fueron
considerados únicamente los árboles con una edad superior a los tres años. Por tanto, se
excluyeron los árboles pequeños y fallas. El 21.6% de los árboles mostraron una altura inferior a
los 2 m, no obstante que muchos de ellos tuvieron arriba de 4 años de edad. La gran mayoría de
los árboles desarrollaron una altura de 2 a 4 m., mientras que el 30.8% alcanzaron una altura
superior a los 4 m. (Figura 1). El diámetro de copa siguió una tendencia similar a la altura (Figura
1), aunque en este caso los árboles más grandes, expandieron su follaje hacia la calle.
Aunque falta más información para concluir de manera definitiva, los resultados anteriores revelan
la existencia de una gran variabilidad de los árboles, en cuanto a crecimiento. Considerando que
se utilizan las mismas variedades y que el manejo y el tipo de suelo es el mismo para toda la

285
huerta, entonces la variabilidad en el vigor de los árboles, se podría atribuir al uso del material
usado como portainjertos, los cuales son típicamente mono-embrionarios. Los portainjertos
mono-embrionarios tienden a expresar variabilidad genética (Castro et al., 2008). En varias
especies de frutales, incluyendo el aguacate, también se ha documentado que la variabilidad de
portainjertos se puede manifestar por su diferente grado de adaptación al suelo, influencia en el
vigor y crecimiento de los árboles y su efecto en la producción y calidad de fruta de la variedad
usada como injerto (Castro y Col., 2008; Barrietos-Priego et al., 2015; Koepke y Dhingra 2013).
Con estas evidencias se presupone una gran diversidad de portainjertos en esta plantación.
Compatibilidad patrón-injerto: Más del 68% de los árboles presentaron una discrepancia entre
el diámetro del patrón y el diámetro del injerto, lo cual se manifestó con claridad por el mayor
crecimiento del diámetro del patrón respecto al injerto. De este porcentaje, cerca del 10% de los
árboles mostraron un diámetro de patrón marcadamente más grueso que la variedad. Mientras
que, el 18% de los árboles tuvieron un grosor injerto y patrón similar, lo que reveló una
compatibilidad perfecta en el tejido de ambos genotipos (Figura 2). Los reportes en otras especies
indican que cuando el grosor del portainjerto es mayor que el injerto o viceversa es un signo de
cierta incompatibilidad. En cítricos, salvo raras excepciones, esta incompatibilidad no
necesariamente afecta la producción de fruta. De hecho, algunas combinaciones en cítricos y
mango, con cierta incompatibilidad, desarrollan árboles más pequeños, (Medina-Urrutia et al.,
2014; Ávila-Reséndiz et al., 1993) lo cual puede ser deseable en aguacate.
Textura del tronco: El tronco de la gran mayoría de los árboles presenta una textura lisa en la
parte correspondiente al tronco del patrón. Sin embargo, fue notable la presencia de un 28% de
árboles cuya textura en la corteza fue rugosa y un 10% de árboles con textura rugosa y rajaduras
en superficie de la corteza del tronco (Figura 2). Obviamente lo deseable es tener textura lisa en
el tronco del patrón. A la edad que actualmente tienen los árboles no se puede saber si la corteza
rugosa ligera o severa representa algún riesgo para la sanidad de los árboles. Pero por la
experiencia en otros frutales, la variación en esta característica podría ser atribuida al portainjerto,
lo que indica entonces una alta variabilidad en la población.

286
Figura 1. Distribución de la edad y características de crecimiento de árboles de aguacate en una localidad
de Sayula, Jal. México. Edad en años, Altura y Diámetro de copa en metros.

Figura 2. Compatibilidad patrón- injerto y textura de la corteza del tronco del patrón de árboles de aguacate
en Sayula, Jal. México. Índice de compatibilidad: 1= alta, 3= media, 5= baja.

Índice de salinidad: La salinidad fue un factor que influyó fuertemente en el comportamiento de


los árboles. Únicamente el 32.8% de los árboles no mostraron síntomas de salinidad en el follaje.
Del porcentaje restante, 65.5% manifestaron síntomas ligeros de salinidad y 1.7% síntomas
severos. Se considera que la salinidad fue inducida por el uso de una fuente de agua rica en
cloruros y bicarbonatos (Figura 3). Estos resultados confirman reportes previos donde se indica
la alta susceptibilidad de árboles de aguacate a la salinidad (Tapia-Vargas y Col, 2009 en Coria-

287
Avalos, 2009). Por otro lado, la distinta respuesta de los árboles a la salinidad podría estar
asociada al uso de diversidad de portainjertos, lo cual ya ha sido reportado previamente
(Barrientos-Priego et al., 2015).
Índice de floración y fructificación: La mayoría de los árboles en condición adulta fueron
capaces de producir floración. Sin embargo, la mayor parte de los árboles (69.6%), mostraron un
índice de floración medio. Solo el 15.4%, tuvieron una floración fuerte. Llamo la atención que el
15% de los árboles no florecieron (Figura 3). Aunque con valores un tanto diferentes, pero la
tendencia de los árboles en cuanto a fructificación fue muy parecida a la floración (Figura 3). La
marcada diferencia entre árboles en floración y fructificación se debió a la existencia mezclada
de los cvs. Hass y Méndez, que florecen y fructifican en diferentes épocas. Aunque en este
estudio no se presentan resultados de floracion y fructificacion por variedad, fue notablemente
variable la respuesta, aun dentro de un mismo genotipo.
Marchitez por Phytophthora: Aunque la mayoría de árboles no fueron afectados por esta
enfermedad, hubo un 15.4% de los árboles que si sufrieron daños por ese patógeno que ocasionó
gradualmente la pérdida de numerosos árboles (Cuadro 1). Estudios más detallados deberán
realizarse para identificar las cepas y despejar la duda si son nativas o fueron introducidas.
Algunas líneas de razas de aguacate mexicano empleadas como portainjerto, han sido reportadas
como tolerantes a esta enfermedad; no obstante, muchas otras son susceptibles (Barrientos-
Priego et al., 2015). Lo anterior quedó de manifiesto puesto que hubo una considerable cantidad
de árboles que se perdieron, pero también hubo poblaciones que sobrevivieron y desarrollaron
aceptablemente.

Figura 3. Índices de salinidad, floración y fructificación de árboles de aguacate en Sayula Jal., México

288
Quemaduras de sol en frutos: El 21.4% de los árboles mostraron frutos con quemaduras de
sol. El resto de los árboles tuvieron frutos sin daño por este factor. Este problema estuvo asociado
a la pérdida fuerte de follaje en la copa de los árboles (Cuadro1). Generalmente los árboles que
más follaje perdieron, fueron aquellos afectados por salinidad y enfermedades del follaje.

Cuadro 1. Índice de daños causados al follaje y frutos por agentes bióticos y abióticos en árboles de
aguacate en Sayula, Jal. México.
Con síntomas de Con síntomas de
marchitez por quemadura de sol en Con síntomas de deficiencia
Índice Phytophthora (%) frutos (%) de hierro en follaje (%)
1=Sin daño 15.8 78.5 99.3
3=Con daño 84.2 21.4 0.7

Clorosis férrica. La gran mayoría de las plantas que correspondieron al 99.3% de los árboles,
no mostraron síntomas de clorosis por deficiencia de hierro (Cuadro 1). Sin embargo, 0.7% que
representan alrededor de 200 árboles, mostraron síntomas ligeros a fuertes de clorosis. Los
síntomas ligeros de clorosis férrica se caracterizaron por mostrar una parte o un sector del follaje
del árbol, mientras que los síntomas severos de clorosis se manifestaron en más de dos sectores,
además de lesiones necróticas en el borde de las hojas.
Mancha oscura de las ramas: Los resultados sobre la incidencia y severidad de este problema
indicaron que el 57.9% de las ramas de los árboles no mostraron síntomas aparentes de
manchado oscuro de las ramas. Si embargo, el restante 42.1% tuvieron diversos grados de
incidencia, correspondiendo a los daños medios y severo el 37.1% (Cuadro 2). Aunque a la fecha
no se ha comprobado la manera como afecta este problema a los árboles, llama la atención que
avanza de manera rápida y podría representar un riesgo de mayor impacto en el futuro cercano.
Muerte regresiva: La mayoría de árboles (95.5%), no mostraron síntomas de muerte regresiva.
No obstante, el resto de los árboles mostraron daños por esta enfermedad de ligeros a fuertes.
Se sabe que los síntomas de muerte regresiva están presentes en el follaje de los árboles la
mayor parte del año (Cuadro 2). Sin embargo, durante la época en que se registraron los daños,
hubo baja incidencia de la enfermedad. Los meses de mayor afectación son en la época previa
al inicio de lluvias (mayo y junio). Lo importante es el hecho de que las variedades de aguacate
son susceptibles a este patógeno y que, habiendo condiciones favorables de clima para su
desarrollo, puede ocasionar la muerte del árbol.

289
Cuadro 2. Índice de daños causados al follaje por agentes bióticos en árboles de aguacate en Sayula,
Jalisco, México.
Árboles con síntomas de mancha Árboles con síntomas de muerte
Índice oscura en ramas (%) descendente (%)
1=Sin daño 57.9 95.5
3=Daño ligero 5.0 1.8
5=Daño medio 24.2 2.4
7=Daño fuerte 12.9 1.3

Conclusiones
Los árboles presentaron una fuerte variabilidad en lo que se refiere a edad, tamaño de árbol,
afinidad injerto-patrón y textura del tronco. La muerte de árboles por Phytophthora representó un
grave riesgo actual, ya que causó la muerte del 5% de árboles por año. El 67.2% de los árboles,
mostraron síntomas de salinidad en el follaje, causados posiblemente por el uso de agua salina
y la fertilización, lo que constituye otro factor de riesgo muy importante que puede favorecer a
factores bióticos como la muerte regresiva. Otros problemas que también estuvieron presentes
en el cultivo, aunque en menor proporción, fueron la muerte regresiva, el golpe de sol en frutos,
y la clorosis férrica. Estos factores representan también un riesgo potencial de gran importancia
en un futuro cercano. En su conjunto, los diversos factores limitan el adecuado crecimiento y
ocasionan una marca irregularidad en la floración y fructificación de los árboles.

Literatura Citada
Alcántar-Rocillo J J. 2009. Requerimientos agroecológicos pp. 17-27. En Coria-Avalos V. M. (Ed).
Tecnología para la producción de aguacate en México. Libro Técnico Número 8. SAGARPA-INIFAP.
Segunda Edición y Primera Reimpresión. Uruapan, Michoacán, México. 223 p.
Ávila-Reséndiz, C., E. Pérez-García, E. Matheis-Toledano, and R. Mosqueda-Vázquez. 1993. Production
efficiency of compact “Manila” mangos grafted onto different interstock/rootstocks combinations. Acta
Horticulturae 341: 281-287.
Barrientos-Priego, A. F., J.C. Muñoz-Pérez, M. Reyes-Alemán, W. Borys, M. T. Martínez -Damián. 2015.
Taxonomía, cultivares, portainjertos pp. 29-62. En: Téliz D y A Mora (Cood). El aguacate y su manejo
integral. Biblioteca Básica de Agricultura. Colegio de Postgraduados. 321 p.
Castro M, C. Fassio, N. Darrouy. 2008. Portainjertos de aguacate en Chile. Horticultura Internacional: 62:
42-46.
Coria-Avalos V. M. 2009. Tecnología para la producción de aguacate en México. Libro Técnico Número 8.
SAGARPA-INIFAP. Segunda Edición y Primera Reimpresión. Uruapan, Michoacán, México. 223 p.
Koepke T., A. Dhingra. 2013. Rootstock scion somatogenetic interactions in perennial composite plants.
Plant Cell Report. 32:1321-1337
Larios-Guzmán, A; L. M. Tapia-Vargas, I. Vidales-Fernández, F. J. Villaseñor-Ramírez. 2009.
Establecimiento de huertos. pp. 28-35. En: Coria-Avalos V. M. (Ed). Tecnología para la producción de
aguacate en México. Libro Técnico Número 8. SAGARPA-INIFAP. Segunda Edición y Primera
Reimpresión. Uruapan, Michoacán, México. 223 p.

290
Medina-Urrutia V. M., M.M. Robles-González, M. A. Rocha-Peña, G. Virgen-Calleros, J. E. Reyes-
Hernández, E. Fernández-Rivera. 2014. Growth, yield and fruit quality of Tahiti Lime on eight standard
rootstocks affected by soil depth. Journal of Agricultural Science and Technology B 4: 793-803
Tapia-Vargas, L. M, A. Larios-Guzmán, J. Anguiano-Contreras. 2009. Uso y manejo del agua y nutrición.
pp. 54-116. En: Coria-Avalos V M. (Ed). Tecnología para la producción de aguacate en México. Libro
Técnico Número 8. SAGARPA-INIFAP. Segunda Edición y Primera Reimpresión. Uruapan, Michoacán,
México. 223 p.
Téliz-Ortiz, D; F. I. Marroquín-Pimentel. 2015. Importancia histórica y socioeconómica del aguacate pp. 1-
28. En: Téliz D. y A. Mora (Coord). El Aguacate y su Manejo Integrado. Editorial Mundi Prensa, México.

291
Memorias del V Congreso Latinoamericano del Aguacate. 04 - 07 de septiembre 2017.
Ciudad Guzmán, Jalisco, México

FENOLOGÍA DEL AGUACATE CV. HASS PLANTADO EN DIVERSOS


AMBIENTES DEL DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA, COLOMBIA
Bernal-Estrada, Jorge1; Vásquez-Gallo, Luz1; Cartagena-Valenzuela, José2
1Corporación
P P Colombiana de Investigación Agropecuaria, C.I. La Selva, Km. 7 Vía Las Palmas, Rionegro,
Antioquia, Colombia. Correo-e: jbernal@corpoica.org.co. 2Universidad Nacional de Colombia, Facultad de
29T 29T P P

Ciencias Agrarias, Calle 59 A. No. 63-20, Medellín, Colombia.

Resumen
Este estudio se desarrolló entre octubre de 2011 y junio de 2013, en cuatro huertos comerciales
de aguacate cv. Hass, plantados en los municipios de Entrerríos (2,420 msnm), Rionegro (2,187
msnm), Jericó (1,900 msnm) y Támesis (1,340 msnm), en el departamento de Antioquia-
Colombia. El objetivo fue determinar los ciclos de crecimiento radical, vegetativo, floral y de
fructificación, en árboles de esos huertos. En total se evaluaron 46,037 brotes en las cuatro
localidades, de las cuales el 4.58% correspondió a yemas inactivas (A), el 56.59% a yemas en
prebrotación (B+C), el 20.3% a brotes nuevos, el 10.38% a brotes en floración y el 8.16% brotes
con fruto. La intensidad y la duración de los flujos vegetativos fueron variables en todas las
localidades y no tuvieron un comportamiento cíclico, tal como se presentó con la floración. En
tres de las localidades (Rionegro, Jericó y Támesis), los árboles mostraron dos flujos florales,
mientras que en Entrerríos éstos presentaron tres floraciones. El período entre la floración y la
cosecha varió entre las localidades, así: en Entrerríos transcurrieron entre 12 y 13 meses, en
Rionegro duró de 11 a 12 meses, en Jericó duraron 10 a 11 meses y en Támesis este tiempo fue
de 8 a 9 meses. El crecimiento de raíces tuvo un comportamiento variable y en todas las
localidades se presentaron distintos flujos cambiantes en intensidad y duración, los cuales
ocurrieron sin que el clima tuviera una injerencia evidente.

Palabras clave adicionales: Persea americana Mill, crecimiento de raíz, crecimiento vegetativo,
crecimiento de fruto.

PHENOLOGY OF THE CV. HASS AVOCADO PLANTED IN DIFFERENT ENVIRONMENTS


OF THE DEPARTMENT OF ANTIOQUIA, COLOMBIA

Abstract
This study was developed between October 2011 and June 2013, in four commercial orchards of
avocado cv. Hass, planted in the municipalities of Entrerríos (2,420 msnm), Rionegro (2,187
msnm), Jericó (1,900 msnm) and Tamesis (1,340 msnm), in the department of Antioquia-
Colombia. The objective was to determine the cycles of radical growth, vegetative, floral and
fruiting, in trees of these orchards. A total of 46,037 outbreaks were evaluated in the four localities,
4.58% of which were inactive buds (A), 56.59% in buds (B+C), 20.3% in new buds, 10.38% to
buds in flowering and 8.16% to buds with fruit. The intensity and duration of the vegetative flows
were variable in all the localities and did not have a cyclic behavior, as presented with the
flowering. In three of the localities (Rionegro, Jerico and Tamesis), the trees showed two floral
flows, whereas in Entrerríos these presented three blooms. The period between flowering and
harvest varied between the localities, as well: In Entrerríos, it took between 12 and 13 months, in
Rionegro it lasted from 11 to 12 months, in Jericó they lasted 10 to 11 months and in Thames this
time was of 8 to 9 Months. Root growth had a variable behavior and in all the localities there were
different fluxes changing in intensity and duration, which occurred without the climate having an
obvious interference.

Additional Keywords: Persea americana Mill, root growth, shoot growth, fruit growth.

292
Introducción
Las limitantes tecnológicas en el cultivo de aguacate se relacionan con el poco conocimiento en
aspectos como crecimiento y desarrollo, fenología, estudios ecofisiológicos, nutrición, utilización
de reguladores de crecimiento, requerimientos hídricos y el uso de polinizadores nativos e
introducidos eficientes, entre otras, situación que, en su conjunto, no ha permitido entender y
potencializar el comportamiento productivo, bajo condiciones del trópico colombiano. Estos
factores han sido el enfoque de numerosos estudios en los principales países productores a nivel
mundial, lo que ha permitido obtener un incremento en los rendimientos, posicionándolos en los
primeros lugares como los mayores contribuyentes a la producción global de aguacate (Salazar-
García, 2002; Lovatt, 2004). Existen muchos factores que podrían ser los responsables de que la
mayoría de los huertos de aguacate no alcancen el potencial productivo. La continua interacción
entre la constitución genética propia del árbol y su medioambiente en constante cambio determina
el destino de muchos de los procesos que ocurren durante la floración y la cuaja. Se podrían
esperar diferencias significativas en la reacción de los cultivares de las tres razas al régimen de
temperatura que predomina durante la iniciación de la yema floral, el desarrollo de la flor, el
proceso de fertilización y el desarrollo del fruto. Sin embargo, la mayoría de los estudios
realizados sobre varios aspectos de la biología reproductiva del aguacate han sido hechos en
California, Israel, Sudáfrica y Australia, en árboles que crecen en climas subtropicales. Por lo
tanto, las conclusiones respecto a los regímenes de temperatura óptima y la respuesta a las
temperaturas extremas pueden no ser aplicables a los aguacates que crecen en el trópico (Gazit
y Degani, 2007). El objetivo de este estudio fue caracterizar el comportamiento ecofisiológico del
aguacate cv. Hass establecido en huertos comerciales en respuesta a diferentes condiciones de
oferta ambiental.

Materiales y Métodos
El est