Vous êtes sur la page 1sur 4

UNIVERSIDAD MARISTA

DE QUERÉTARO

EL APRENDIZAJE COLABORATIVO, UNA ESTRATEGIA DE ENSEÑANZA


APRENDIZAJE PARA EN LA ASIGNATURA DE VIDA Y CULTURA EN LA
UNICEQ 2018

TESIS
PARA OBTENER EL GRADO ACADÉMICO DE:

MAESTRO EN EDUCACIÓN

PRESENTA

JUAN CARLOS CRUZ AGUILAR

DIRECTOR DE TESIS:

__________________________________

SANTIAGO DE QUERÉTARO, QUERÉTARO A ____ DE ______ DEL _______


a) Resumen: El aprendizaje colaborativo es una estrategia de enseñanza
aprendizaje que nutre el contexto de nuestros estudiantes bajo los parámetros de
la interacción, el compromiso y la construcción del conocimiento; del mismo modo,
fortalece e impulsa la estructura de las relaciones interpersonales en la
aplicabilidad de la asignatura.
PALABRAS CLAVE:
Aprendizaje colaborativo, Estrategia, Enseñanza-Aprendizaje, Interacción,
Reciprocidad, Construcción

b) Problema o problematización. Los alumnos pertenecientes al cuarto cuatrimestre


de la Licenciatura en Derecho construyen sus aprendizajes de forma individual y,
por ende, el trabajo de conjunto, interpersonal y de equipo permanece como área
de oportunidad.

c) Objetivos (general y específicos)


Implementar el Aprendizaje Colaborativo en el aula como proceso dinámico de
crecimiento profesional para transformar nuestra calidad académica.

d) Justificación.

Este documento académico radica en la importancia del trabajo colaborativo entre


iguales y con áreas de crecimiento; exclusivamente, el trabajo colaborativo favorece al
cumplimiento y entrega de trabajos con contenido significativo, dialógico y
confrontado, razón por la cual, en el aula busca enriquecerse la participación, los
comentarios, las críticas e iniciativas en pro de un aprendizaje significativo

e) Marco teórico-metodológico

Fundamentamos nuestra investigación desde la perspectiva del aprendizaje


colaborativo como medio de transformación donde se implique la una
interdependencia entre los miembros de un grupo, con interacción cara a cara con un
desarrollo evolutivo y evaluativo (Lobato, 1997).

Además, Crook en Díaz Barriga (2010) propone la interacción y el aprendizaje entre


iguales (tutorías entre pares, enseñanza recíproca, aprendizaje en equipo, grupos
cooperativos, etc.) como vehículos que fortalecen la estrategia cooperativa.

El aprendizaje colaborativo con lleva métodos de trabajo entre varios individuos


relacionados o conectados de alguna manera entre sí, entre los que se comparte la
autoridad y la responsabilidad. Estas conexiones se caracterizan por la interacción y el
aporte de todos en la construcción del conocimiento.

Ubicando el contexto donde se desarrolla nuestro problema y los actores principales,


como son los alumnos del cuarto cuatrimestre de la Licenciatura en Derecho,
definimos que nuestra investigación hunde sus raíces en una metodología cualitativa;
este enfoque cualitativo nos permite tratar con la dimensión social de los procesos de
enseñanza aprendizaje donde la colaboración, la motivación y la autonomía integran
un proceso constructivo formidable.
Las técnicas por utilizar son la aplicación de un cuestionario, entrevistas a los
alumnos y el registro de portafolio de evidencias.

f) Estado del arte (en construcción)

Los antecedentes del Aprendizaje Colaborativo se remontan a la historia de la misma


de la humanidad, desde el trabajo de conjunto hasta los avances rudimentarios
formaron la evolución de nuestro término. El intercambio, la interdependencia, la
socialización de procesos y los resultados más la actividad grupal son factores que
han estado presente en la historia de la humanidad (Lobato, 1997).

En Gravié y Espino (2014) se menciona que en el siglo I, Marco Fabio Quintiliano


planteó que “los estudiantes pueden beneficiarse enseñándose mutuamente”
haciendo alusión a la relación mutua y enfatizar el arte de enseñar para aprender.

Así también, Josep Lancaster (Bernaza & Lee, 2005) realizó publicaciones a cerca de
las bondades de los grupos colaborativos e introdujo mediante la pedagogía, la noción
de equipo. Por tanto, en el devenir histórico, se denota que el aprendizaje humano es
un proceso de relaciones diversas y que conforman grupos; la aplicación de nuestra
práctica educativa, las reflexiones e investigaciones contribuyen al enriquecimiento de
plantearse nuevos retos.

Así, el aprendizaje colaborativo es una forma de organización de la enseñanza


dirigida a grupos pequeños para potencializar el desarrollo de los discentes con el
apoyo de los demás.

g) Bibliografía (en construcción).

Bernaza, G., Lee, F. (2005). El aprendizaje colaborativo: una vía para la educación de
postgrado. Recuperado de: Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653)
en
https://rieoei.org/historico/deloslectores/1123Bernaza.pdf

Bigge, Morris. (2014). Teorías del aprendizaje para maestros. México: Trillas.

Bower, G., Hilgard, E. (2007). Teorías del aprendizaje. México: Trillas

Diaz Barriga, F., Hernández (2010). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo.
Una interpretación constructivista. México: UNAM.

Ferreiro, R., Espino, M. (2014). El ABC del aprendizaje cooperativo. Trabajo en equipo para
aprender y enseñar. México: Trillas.

Lobato, C. (1997). Hacia una comprensión del aprendizaje cooperativo. Obtenido de Revista
de Psicodidáctica: http://www.redalyc.org/pdf/175/17517797004.pdf

Monereo, C., AA. VV. (2009). Estrategias de enseñanza aprendizaje. Formación del
profesorado y aplicación en la escuela. México: Graó.
Palacios, J. (1979). La cuestión escolar: Análisis y perspectivas. Barcelona: Laia.

Zubiría, J. D. (2006). Los modelos pedagógicos. Hacia una pedagogía dialogante. Bogotá:
Colección Aula Abierta.

Lobato, C. (1997). Hacia una comprensión del aprendizaje cooperativo. Obtenido de Revista
de Psicodidáctica: http://www.redalyc.org/pdf/175/17517797004.pdf