Vous êtes sur la page 1sur 4

EL NACIMIENTO DE JESUS ACTO II (MARÍ7A VISITA A SU PRIMA ISABEL)

Personajes: Narrador: Esa misma tarde, María se despidió de su


Narrador familia y amigos y fue a visitar a su prima Elizabeth y a su
Ángel Gabriel esposo Zacarías.
María
José María: Hola Elizabeth.
Elizabeth
Posadero Elizabeth: (Sorprendida y feliz) Prima María, bendita eres
Pastores (….) por sobre todas las mujeres. Estoy muy feliz de verte.
Reyes Magos (…) Pasa, pasa adelante.
Herodes
Soldado Romano TOTAL 14 personajes María: ¿Qué…Ya lo sabes?

ACTO I (EL ÁNGEL GABRIEL VISITA A MARÍA) Elizabeth: Claro, sé que tú has sido escogida por Dios
para ser la madre de su Hijo. Un ángel le dijo a mi esposo
Narrador: Hace mucho tiempo, vivía en Nazaret, una Zacarías, que yo iba a tener un hijo que prepararía a la
joven llamada María un día recibió una extraña pero gente para darle la bienvenida al tuyo. Y al oír tu voz, he
grata visita. sentido como mi bebé se ha estremecido de gozo y
(María está lavando la ropa cuando entra el Ángel felicidad.
Gabriel)
María: Pues debes saber, querida prima, que ese niño
Ángel Gabriel: ¡Que la Paz sea contigo! Dios te ha que se está gestando en tu vientre está destinado a ser
bendecido y se ha complacido contigo. muy importante y su nombre debe ser Juan.

María: (Sorprendida y asustada) ¿Quién eres?, no Elizabeth: ¿Juan? Pues, no soy quien para contradecir a
entiendo lo que quieres decir. la madre del hijo de Dios, así que Juan se llamará.

Ángel Gabriel: (Sonriendo) María, no temas, porque has María: Elizabeth, he decidido quedarme aquí contigo por
hallado gracia delante de Dios, él ha sido muy un tiempo.
bondadoso contigo y te ha concedido la más grande de
las bendiciones. Elizabeth: Estoy muy contenta de tener en mi casa a la
madre del Salvador.
María: ¿A mí?.
ACTO III (JOSÉ ES VISITADO EN SUEÑOS)
Ángel Gabriel: Si, en tu vientre está creciendo un niño
que ha sido concebido por obra del Espíritu Santo. El Narrador: Durante los 3 meses que María estuvo con
será el Hijo de Dios y su reino nunca Elizabeth, José, el prometido de María, se enteró del
tendrá fin. estado de gracia de su prometida y se comenzó a llenar
de dudas, por lo que el mismo ángel que se reveló a
María: Yo creo y confío en Dios. Yo soy solo una sierva María, también se le apareció a él en un sueño.
del Señor. Que se haga, en mí, su voluntad.
(José acostado y el Ángel Gabriel sentado a su lado)
Ángel Gabriel: Escucha María, para Dios no hay nada
imposible. Tu prima Elizabeth, a quien todos creen muy Ángel Gabriel: José hijo de David, no temas en recibir a
anciana para tener hijos, tendrá un hijo a quien Dios ha María como tu mujer, ella es una buena joven y nunca te
escogido para abrir el camino que conducirá hacia el ha fallado.
tuyo. Ve, y dile a Elizabeth que su nombre deberá ser
Juan. José: ¿Cómo qué no? Ella está embarazada y no es de
mí.
María: (Sobando su vientre) Hoy mismo iré a ver a mi
querida prima. Ángel Gabriel: Ni de ti ni de ningún otro hombre. El niño
que espera maría es el hijo de Dios, el cual ha sido
concebido por la gracia del Espíritu Santo.
José: ¿Del Espíritu Santo? ¿El hijo de Dios? venimos de un viaje larguísimo y estamos muy cansados.

Ángel Gabriel: ¡Si, el hijo de Dios! Y aun así, tu deberás Posadero: Lo siento, no me queda ni una cama, por
criarlo, cuidarlo y quererlo como si fuera tu propio hijo, culpa del censo la ciudad está llena de viajeros que
porque el salvara a tu pueblo de sus pecados. buscan donde dormir.

José: Pero… ¿Por qué María? ¿Por qué nosotros? José: Pero mi esposa está demasiado cansada; y está por
nacer su hijo.
Ángel Gabriel: Simple, Dios los ha elegido a ustedes
porque, tanto María como tú, han demostrado ser Posadero: Lo siento, la posada está llena, pero si quieren
buenas personas y obedientes a sus leyes. pueden dormir en el establo. Es todo lo que les puedo
ofrecer.

José: Pues siendo así, cumpliré la misión se me ha José: ¡Gracias, bueno hombre! Eso estará bien.
encomendado y amaré a Jesús como mi hijo.
Posadero: (Sorprendido) ¿Cómo? Señor, era una broma,
Ángel Gabriel: (Saliendo de escena) Recuerda José, ese es el establo de los animales.
María te ama y sigue conservando su pureza e inocencia.
José: No importa señor, lo que necesitamos es un lugar
ACTO IV (MARÍA Y JOSÉ BUSCAN POSADA) donde descansar y resguardarnos del frio.

Narrador: Pocos días antes de que Jesús naciera, José y Posadero: Bueno, si usted insiste pasen adelante, es allá
María tuvieron que hacer un largo viaje desde Nazaret al fondo. No es mucho, pero el buey les dará calor.
hasta Belén de Judea, ciudad natal de José, ya que el
emperador romano Cesar Augusto había ordenado hacer (José, María y el Posadero se dirigen al establo)
un censo para asegurarse que todos estaban
pagando los impuesto, por lo que cada familia debía José: Gracias señor, ¿Cuánto le debo?
viajar a la ciudad de origen del jefe de familia.
Posadero: Nada señor ¿Cómo se le ocurre? No puedo
(José caminando, jalando del burro donde va montada cobrarles nada, pasen adelante. (A María) Tenga mi
María) señora, tome esta lámpara y esta manta para que se
cubra del frio.
Soldado: Por edicto del emperador Cesar Augusto
ordeno que toda persona tiene que ir a su lugar de María: Gracias señor, es muy amable, Dios le bendiga y
origen para el censo. le premie por su ayuda.

José: María, ¿estás muy cansada? (El posadero se va y el burrito se tumba junto al buey)

María: Si José, un poquito. Bueno, bastante porque el José: Acuéstate María ¿Tienes frío?
camino a Belén es muy largo.
María: Un poquito, José.
José: La noche se va acercando y debemos buscar un
lugar donde descansar. José: Te taparé con la manta.

María: Mira, aquí cerquita hay una posada, preguntemos (Se apaga la luz)
si hay lugar para nosotros.
ACTO V (PASTORES RECIBEN LA BUENA NUEVA)
(María se queda junto al burrito y José llama a la
puerta de la posada) Narrador: Esa noche José y María, vieron cumplida la
promesa del advenimiento del salvador, al escuchar el
Posadero: Buenas noches. llanto de su esperado niño, en el humilde pesebre. Cerca
del establo, se encontraban un grupo de pastores que
José: Buenas noches señor. Quisiera saber si hay lugar bajo el manto frio de la noche charlaban y cantaban
para que nosotros podamos pasar la noche, pues mientras vigilaban y cuidaban sus rebaños.
Juan: ¡Parece algo que vuela!
Juan: ¡Qué tranquila esta la noche! Leticia: ¿Será un ángel?

Samuel: Si, hay algo en el ambiente que da una Samuel: ¡Es un ángel!
sensación de paz.
Leticia: ¡Oh, que hermoso es, todo lleno de luz!
Leticia: ¡Miren! ¡Esa estrella brilla más que ninguna otra!
(Todo el escenario se ilumina y los pastores tratan de
Juan y Samuel: ¡Es cierto! correr)

Leticia: Esa estrella debe de significar algo. Ángel Gabriel: Gloria a Dios en las alturas y paz en la
tierra a los hombres de buena voluntad. No teman, no
Juan: Tienes razón ¿Pero qué? huyan. Les tengo una buena noticia que traerá alegría
para todo el pueblo.
Samuel: Siento que algo ocurrirá pronto que cambiara
las cosas para siempre. Juan: ¿Cuál es esa buena noticia?

Leticia: Mmm… recuerdo que nuestro padre comentaba Ángel Gabriel: Que ha nacido el Salvador del Mundo. El
algo sobre una profecía. Rey de Reyes. El Hijo de Dios.

Leticia: Oye Samuel, ¿Que sabes tú de la profecía del Ángel Gabriel: Sigan esa estrella grande y luminosa, y ahí
redentor? encontraran al Niño envuelto en pañales y descansando
en un pesebre en compañía de sus padres, un buey y un
Samuel: Bueno, los que mis abuelos me contaron es que pequeño burrito.
vendrá un Mesías que será la esperanza del pueblo de
Israel. Samuel: Vamos a buscarlo, y vayamos a adorar al Niño
Dios que ha nacido ya.
Juan: ¿Será acaso él, el rey que expulsará a Roma de
Israel? (Los pastores caminan siguiendo la luz y llegan al
establo en donde está un Ángel)
Samuel: Pues para que lo sepas Juan, el profeta
Malaquías dijo: “Y tu Belén, no eres la menor de las Leticia: ¡Aquí es… aquí es… entremos!
ciudades de Judea, puesto que de ti ha de salir el que ha
de gobernar a mi pueblo”. (Los pastores entran y se acercan a donde está el niño
acostado)
Juan: ¿En Belén? ¿En nuestra ciudad? No lo creo.
(María y José están a su lado)
Leticia: ¿Cuándo creen que llegara el Mesías?
Juan: El bebé esta recostado en un pesebre, tal como lo
Samuel: Ojala que sea pronto, ya que Herodes y los dijo el Ángel.
romanos nos tratan cada vez peor.
Leticia: ¡Que hermoso es!
Juan: Es cierto, necesitamos que alguien se acuerde de
los pobres y desposeídos como nosotros. (Todos los pastores se arrodillan a adorar al niño)

Samuel: Vamos a disfrutar de esa maravillosa estrella Leticia: Tenemos que dar la Buena nueva a todos. Todos
que nos ha regalado la noche. deben de saber que Dios envío a su Hijo para ser nuestro
Salvador.
Leticia: ¡Algo pasa, la estrella brilla más que nunca y ha
iluminado ese establo abandonado que está cerca de ACTO VI (TRES REYES DEL ORIENTE SIGUEN UNA
aquí! ESTRELLA)

Samuel: ¡Miren… Miren… algo se acerca! Narrador: Los pastores regresaron a sus rebaños,
alabando a Dios por enviar a su hijo a salvar a su pueblo.
Después, tres reyes magos de oriente vieron la brillante
estrella. 3 Rey Mago: Entremos.
1 Rey Mago: ¡Miren, esa estrella brillante en el cielo!
Tres Reyes Magos: (A José y María) Buenas noches,
2 Rey Mago: Ya sabemos lo que eso significa. venimos de muy lejos y hemos traído regalos para
nuestro Rey.
3 Rey Mago: Si, las antiguas profecías comentan que
cuando el niño Rey nazca, aparecerá una brillante José: Pasen adelante.
estrella en el firmamento.
3 Rey Mago: Yo le traje la mirra que se debe unta a los
1 Rey Mago: ¡Sigámosla! hombres escogidos, ya que este niño será un gran
hombre entre los hombres.
2 Rey Mago: Si, tenemos que encontrar al nuevo Rey, la
estrella guiara nuestro camino. 1 Rey Mago: Yo le he traído el incienso que se le ofrenda
a Dios, ya que Jesús es el hijo de Dios hecho hombre.
Narrador: Los tres Reyes Magos siguieron la estrella
hacia el país de Judea y cuando llegaron a la capital, 2 Rey Mago: Y yo le traje el oro que se les da a los reyes,
Jerusalén, empezaron a preguntar a la gente. Pero porque tu hijo ha venido de parte de Dios, como rey del
cuando Herodes, el rey de Judea, escucho esto, mando mundo, para traer la justicia y la paz a todos los pueblos.
a buscar a los tres reyes magos para hablar con ellos.
Narrador: Esa noche cuando los Tres Reyes Magos
Tres Reyes Magos: ¿Dónde está el niño que ha nacido estaban durmiendo, un ángel se les apareció en sus
para ser el Rey de los Judíos? Hemos venido desde el sueños.
lejano oriente para adorarlo.
Ángel: Dios me envío para advertirles que no regresen
Herodes: (Pensando) No puedo dejar que alguien más con Herodes, ya que su verdadero plan es terminar con
ocupe mi lugar. ¡Yo soy el único rey de esta tierra! Tengo la vida del Niño Jesús. Tomen otro camino de regreso
que hacer algo !Soldado! que los aleje de Herodes.

Soldado: Si, su majestad. Narrador: Al día siguiente, al despertar,…………..


Regresaron a sus países en el Oriente siguiendo un
Herodes: Trae ante mi presencia a esos tres Reyes Magos camino diferente. Cuando los Reyes Magos Partieron,
que preguntan por el nuevo Rey. Diles que necesito Herodes estaba furioso porque no habían regresado a
hablar con ellos. informarle sobre el paradero del Niño Dios y su plan
había fallado.
Narrador: Los soldados presentaron ante Herodes a los
Tres Reyes Magos.

Herodes: Bienvenidos a mi palacio, gusto en conocerlos.


Fin
Escuche algo acerca del Niño Rey. Por favor, cuando lo
encuentren, háganme saber dónde está, para ir y
adorarlo yo también.

Tres Reyes Magos: Si, le informaremos tan pronto


sepamos su ubicación. Vamos a continuar nuestro viaje,
y tan pronto como lo encontremos, se lo haremos saber.

Narrador: Los Tres Reyes Magos siguieron la estrella


hacia Belén, y cuando se detuvo descubrieron que
iluminaba directamente un pequeño establo, cuando
entraron se encontraron a Jesús en brazos de
María.

1 Rey Mago: ¡La estrella se detuvo!