Vous êtes sur la page 1sur 10

1er Trabajo pp.

191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 191

E L ROL DEL PSICÓLOGO EN EL EQUIPO INTERDISCIPLINARIO DE CIRUGÍA BARIÁTRICA


T HE PSYCHOLOGIST ’ S ROLE IN A BARIATRIC INTERDISCIPLINARY TEAM

M ARIANA A LEJANDRA S IERRA M URGUÍA *

*Maestra en Psicología con Residencia en Medicina Conductual. Investigador A en Ciencias Médicas en la Clínica
de Obesidad del Hospital General Dr. Manuel Gea González.
E-Mail: mariana.sierra.m@gmail.com
Calzada de Tlalpan 4800, Sección XVI, CP 14080, México D.F., México.

RESUMEN disease and that it’s etiology is influenced by bio-


logical, psychological, environmental and other
La obesidad ha sido declarada por la OMS factors. It is a risk factor for many diseases not
como una epidemia y es factor de riesgo para di- only physical (diabetes, hypertension, hypercho-
versas enfermedades tanto físicas como psicoló- lesterolemia, an so on) but also psychological (de-
gicas, por lo que supone una creciente carga pression, anxiety, eating behavior disorders, etc.);
económica para los sistemas de salud. Actual- reason for which it’s supposed to be a raising
mente el tratamiento que mayor efectividad ha charge for worldwide health systems. Among the
mostrado para tratar la obesidad severa es la approved treatments for overweight and obesity
cirugía bariátrica; sin embargo, a pesar de los are included: nutritional (caloric restriction), in-
cambios anatómicos realizados por la cirugía, no crease physical activity and behavioral therapy.
todos los pacientes se ven beneficiados por la When talking about patients with severe obesity
misma. Se ha reportado que el 20% de estas (BMI ≥ 40), the most effective treatment that has
cirugías fracasan y generalmente este fracaso es been proven is bariatric surgery, indicated for
atribuido a causas psicológicas. El número de patients with a BMI ≥ 40 or ≥ 35 in case of pre-
cirugías bariátricas realizadas en el mundo está senting co morbidities. It has been described that
aumentando exponencialmente y dentro de las surgical treatment for obesity promotes mayor
guías norteamericanas se sugiere el tratamiento weight loss, generates significant improvement
interdisciplinario, incluyendo en este el trata- of the co morbidities associated with the obese
miento psicológico. El trabajo que se informa condition and helps to prolong life expectancy
busca describir el rol del psicólogo en un equipo and to increase quality of life. Despite all of the ad-
interdisciplinario de cirugía bariátrica. vantages that this treatment has proven to offer,
not all of the patients benefit from it, even with the
Palabras clave: Cirugía bariátrica; Psicología anatomical changes made by the surgery, some of
Bariátrica; Obesidad; Interdisciplina; Modifi- the patients don’t get to loose a significant amount
cación de hábitos. of weight; differences in the variations of weight
after the surgery at short and long term have been
ABSTRACT reported. It has been reported that approximately
20% of bariatric surgeries fail due to poor weight
Obesity has been declared by the WHO as an loss and that this failure is generally attributed to
epidemic. It has been described as a multicausal psychological or behavioral causes.

INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199 191


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 192

Sierra Murguía

Nowadays the American Society for Metabo- emitió un reporte en el que declaró una epi-
lic and Bariatric Surgery (ASMBS) guidelines demia global de obesidad. Este reporte se ba-
suggest that surgical treatment for obesity must be só en informes provenientes de diferentes
performed in a interdisciplinary approach that in- grupos poblacionales en los que se observó
cludes surgeon, nutritionist, internist, physical re- una tendencia al aumento de las tasas de
habilitator and a psychologist. According to the obesidad iniciado hace aproximadamente 60
same guidelines, the psychologist’s role in this años atrás.
team consists on initially evaluating surgery can- La OMS (2006) define la obesidad y el
didates in order to determine if there is existing sobrepeso como una acumulación anormal o
psychopathology and their ability to implement excesiva de grasa que puede ser perjudicial
the lifestyle changes needed before and after the para la salud. Es originada por diversas cau-
procedure, to give psico educational interventions sas tales como biológicas, ambientales, con-
in order to prepare patients for these changes and ductuales y conlleva numerosas complica-
to make an informed decision about this treat- ciones. Se identifica con el índice de masa
ment. This preparation helps patients having rea- corporal (IMC), definido como la relación
listic expectations about the surgery results, helps entre el peso y la talla (kg / m2), en donde se
to decrease the uncertainty that generates anxiety. considera sobrepeso a un IMC igual o supe-
For this reason, psychologist´s work should be fo- rior a 25 y obesidad, un IMC igual o supe-
cused on motivation and adherence on lifestyle rior a 30.
changes by psycho educational and cognitive be- Debido a que la obesidad representa un
havioral specific interventions. In conclusion, the factor de riesgo para diversas enfermeda-
goal of the psychologist in the bariatric surgery des tales como diabetes, hipertensión, disli-
team is to identify possible contraindications for pidemias, entre otras, constituye un pro-
the surgery and to identify possible post-surgical blema relevante en materia de salud pública
challenges as well as to give behavioral specific a nivel mundial, que supone una creciente
strategies in order to cope with those challenges. carga económica sobre los recursos nacio-
The prevalence of obesity is rising across the nales; por lo tanto, es una tarea primordial de
world and, in order to treat it, the increase in the los organismos encargados de salud pública
number of bariatric surgeries performed. As diseñar e instrumentar estrategias de pre-
ASMBS guidelines suggest a interdisciplinary ap- vención y tratamiento.
proach where the psychologist plays a fundamen- De acuerdo con informes de la OMS, en
tal role in order to get a better prognosis after the el año 2005 más de 1.600 millones de per-
surgery, it is important to increase the number of sonas mayores de 15 años presentaban so-
psychologists with the necessary skills to work brepeso y al menos 400 millones, obesidad.
with these patients, and with knowledge about Además, dicha organización calcula que pa-
obesity and bariatric surgery. The present research ra el 2015 habrá aproximadamente 2.300
aims to describe the psychologist’s role in a ba- millones de adultos con sobrepeso y más de
riatric surgery interdisciplinary clinic and some of 700 millones con obesidad (OMS, 2006).
the strategies described for psychological obesity La obesidad es un problema de salud que
treatment suggested to be used before and after the no solo se relaciona con riesgos físicos, sino
surgery, in order to promote a lifestyle change. que también se encuentra asociada a una
gran variedad de síntomas psicológicos. Se
Key words: Bariatric surgery; Bariatric Psychol- ha señalado que las personas que padecen
ogy; Obesity; Interdiscipline; Habit modification. obesidad frecuentemente son víctimas de
discriminación, lo cual impacta negativa-
mente en su salud mental (Wadden et al.,
INTRODUCCIÓN 2001) mostrando preocupaciones por el
cuerpo, aislamiento social, estado de ánimo
Desde hace más de una década, la Orga- deprimido y baja autoestima (Werrij et al.,
nización Mundial de la Salud (OMS, 2000) 2009), una disminución en la calidad de vida

192 INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 193

El rol del psicólogo en la cirugía bariátrica

del sujeto, aumento de prevalencia de taba- digestivo evitando que se absorba, por ejem-
quismo, alcoholismo, depresión, ansiedad y plo, derivación biliopancreática) y (c) mixto
trastornos de la conducta alimentaria, así (además de limitar la capacidad gástrica, se
como una mayor mortalidad (Abilés et al., realiza una modificación anatómica para
2010). evitar la absorción, por ejemplo, un bypass
Con respecto a las consecuencias psicoló- gástrico). A pesar de los cambios anatómicos
gicas de la obesidad severa se han reportado realizados por la cirugía, la pérdida de peso
las siguientes: ansiedad, depresión e ima- y el mantenimiento a largo plazo no están
gen corporal negativa, discriminación, ais- garantizados.
lamiento social y estigmatización (Wadden & El éxito del procedimiento depende en
Sarwer, 2006) y que éstas a su vez pueden gran medida de modificaciones conductua-
contribuir al desarrollo de trastornos de la con- les por parte del paciente y de su habilidad
ducta alimentaria, insatisfacción con la im- para implementar cambios permanentes en
agen corporal y depresión, siendo más vul- su estilo de vida, tales como adhesión al ré-
nerables a esto las mujeres (Puhl, Moss- gimen alimenticio y de actividad física, así
Racusin & Schwartz, 2007). como aprender nuevos estilos de afronta-
Una de las comorbilidades psicológicas miento para evitar acudir a la comida en
más asociadas a la obesidad es el trastorno momentos de tensión / estrés emocional
por atracón. Se ha informado que el 24% de (Bauchowitz et al., 2005).
los pacientes con obesidad mórbida presen- Al respecto, se ha reportado que no todos
tan trastorno por atracón severo, que a su vez los pacientes se benefician con la cirugía;
se relaciona con mayor prevalencia de de- existen diferencias significativas en las varia-
presión y disminución de la calidad de vida ciones en el peso a corto y largo plazo des-
(Alger-Mayer, Rosati, Polimeni & Malone, pués de la cirugía (Kinzl et al., 2006). Un
2009). Otro trastorno relacionado con la ejemplo de esto es que el 20% de los pa-
conducta alimentaria es la ingesta emocional cientes que se someten a cirugía para bajar de
que se presenta en el 38% de los pacientes peso no logran disminuirlo significativamente
con obesidad y se caracteriza por comer sin o lo recuperan en corto plazo (Greenberg,
hambre física, sino en respuesta a algún es- Sogg & Perna, 2009). Este fracaso general-
tado emocional (Guerdikova et al., 2007). mente es atribuido a razones psicológicas o
La obesidad grado IV, también llamada conductuales (Busetto et al., 2005).
obesidad severa, se asocia significativamente Asimismo, Bauchowitz y colaboradores
a una mayor prevalencia de comorbilidades (2005) señalan que en las personas que no
y al doble de prevalencia de mortalidad pre- han podido implementar cambios en su es-
matura que en personas con menores grados tilo de vida, el resultado de la operación
de obesidad, por lo que es de suma impor- puede no ser óptimo e incluso puede ser
tancia la prevención y el tratamiento de esta contraproducente, con resultados indesea-
condición (Martins et al., 2011). bles como recuperación del peso perdido,
La cirugía bariátrica ha mostrado ser la desnutrición, depresión y ansiedad.
intervención más efectiva para el tratamiento Se resalta la importancia del trabajo in-
de la obesidad severa con mejores resultados terdisciplinario, en especial del psicólogo,
a largo plazo (Sjöstrom et al., 2004). Con- por lo que se ha considerado el tratamiento
siste en modificar quirúrgicamente ya sea la de la obesidad y del paciente bariátrico co-
capacidad gástrica o la absorción, y los pro- mo un área de interés de la Psicología, ya
cedimientos pueden dividirse en: (a) res- que la obesidad severa se encuentra asociada
trictivos (limitan la capacidad gástrica, por a un aumento en la prevalencia de psicopa-
ejemplo con banda gástrica, manga gástri- tología. La calidad de vida de los pacientes
ca), (b) malabsortivos (se realiza una modi- con obesidad mórbida se ve sumamente
ficación anatómica para evitar que el ali- afectada, la funcionalidad del sujeto se en-
mento pase por alguna zona del tracto cuentra limitada y para que los pacientes se

INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199 193


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 194

Sierra Murguía

beneficien con la cirugía bariátrica y manten- El rol del psicólogo en un equipo inter-
gan estos beneficios, es necesario un cambio disciplinario para cirugía bariátrica consiste
en el estilo de vida del sujeto y buena adhe- en la evaluación inicial de los pacientes con
sión terapéutica sobre las indicaciones del el fin de determinar su capacidad para cum-
equipo interdisciplinario (Greenberg, Smith plir con los cambios en el estilo de vida que
& Rockart, 2004). se necesitan antes y después de la cirugía,
Se describió que la colaboración interdis- brindar al paciente psico-educación a fin de
ciplinaria es importante para mejorar la cali- prepararlo para estos cambios y para tomar
dad en los servicios de atención a los pa- una decisión informada acerca de someterse
cientes, además, con este enfoque se genera o no a la cirugía. Esta preparación ayuda al
mayor producción de ideas, metodología y re- paciente a tener expectativas realistas sobre
sultados de investigación (Woods & Magyary, los resultados del procedimiento al que se
2010). quiere someter y disminuir el sentimiento de
El tratamiento interdisciplinario en rela- incertidumbre que a su vez es generador de
ción a salud se refiere a valores compartidos ansiedad. Por esa razón, la labor del psicólo-
entre las diferentes especialidades del equi- go debe centrarse en la motivación y adhe-
po, con lo que se generan lineamientos de sión a cambios en estilos de vida a través de
tratamiento y metas comunes entre los mis- la aplicación de la psico-educación y técni-
mos (Sharp, 2006). cas cognitivo-conductuales específicas, pro-
Actualmente las guías norteamericanas piciando en el paciente un sentimiento de
indican que el tratamiento quirúrgico de la cercanía con el equipo interdisciplinario que
obesidad debe ser realizado de manera in- a su vez influye en una mejor adhesión tera-
terdisciplinaria, incluyendo cirujano, nutri- péutica (Moorehead, 2008).
cionista, médico internista, rehabilitador fí- En relación a la evaluación inicial de los
sico y psicólogo (AACE / TOS / ASMBS, pacientes, el Instituto Nacional de Salud de
2008). Si a esto se le agrega que de 1998 a Estados Unidos (NIH) en 1991 declaró que
2003 el número de cirugías bariátricas reali- todos los pacientes que se someten a cirugía
zadas anualmente se ha triplicado (de 40.000 bariátrica deben someterse también a un tra-
a 146.000) mostrando una tendencia a seguir tamiento interdisciplinario incluyendo una
aumentando (Buchwald & Williams, 2003), evaluación a realizar por personal de salud
es pertinente que el psicólogo tenga cono- mental (NIH, 1991), cuyo objetivo es iden-
cimiento sobre el tratamiento interdiscipli- tificar posibles obstáculos para el éxito de la
nario de la obesidad y el rol que juega en la cirugía. A la fecha no existen guías que de-
cirugía bariátrica. finan la evaluación psicológica de estos pa-
El objetivo del presente estudio es des- cientes; sin embargo, las guías norteameri-
cribir el tratamiento psicológico de la obesi- canas de cirugía bariátrica (AACE / TOS /
dad y el trabajo del psicólogo en un equipo ASMBS, 2008) indican que todos los pa-
interdisciplinario de cirugía bariátrica. cientes que serán sometidos a este tipo de ci-
rugía deberán ser sometidos a una evalua-
ción completa para identificar los factores
EL ROL DEL PSICÓLOGO EN LA CLÍNICA DE CIRUGÍA que influyeron en el desarrollo de la obesi-
BARIÁTRICA dad, como así también aquellos factores que
pudieran interferir en el bienestar del pa-
Se ha reportado que los factores psicoso- ciente después de la cirugía.
ciales y conductuales juegan un papel fun- Otro de los aspectos que señalan es pro-
damental en el efecto a largo plazo de la mover la pérdida de peso antes de la cirugía
cirugía bariátrica, por lo que es de suma im- con el objetivo de disminuir el tamaño del
portancia conocerlos y modificarlos antes hígado y supervisar la capacidad del pa-
de la cirugía (Van Hout, Vreeswijk & Van ciente para seguir un régimen alimenticio.
Heck, 2008). En relación a los aspectos psicológicos, se

194 INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 195

El rol del psicólogo en la cirugía bariátrica

menciona que el paciente deberá ser so- ra la modificación del estilo de vida y el
metido a una evaluación psiquiátrica y con- mantenimiento a largo plazo del mismo.
ductual encaminada al conocimiento de fac- Se debe reforzar el cambio de hábitos,
tores ambientales, sociales, familiares y con- apoyar el cambio en la imagen corporal y
ductuales que influyan en el problema de la el manejo de relaciones sociales y fami-
obesidad y que pudieran ser obstáculo para liares. El tiempo que sugiere el consenso
el cambio en su estilo de vida. mexicano de psicología bariátrica es de
El consenso mexicano de psicología ba- un año y dividido de acuerdo a las necesi-
riátrica (Ríos et al., 2010), sugiere que en dades del paciente (Ríos et al., 2010).
esta primera evaluación se debe lograr una
buena empatía con el paciente y su familia
y que los aspectos a ser evaluados son la pre-
sencia de psicopatología como así también TÉCNICAS PSICOLÓGICAS MÁS UTILIZADAS PARA EL
su historia psiquiátrica, la historia del peso, TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD
la conciencia de enfermedad, la motivación
para realizar la cirugía, el compromiso al Existe un meta-análisis en el que se des-
cambio, expectativas de los resultados, redes cribe que el enfoque psicológico más eficaz
de apoyo, conductas alimentarias incluyendo y más utilizado en el tratamiento de la obesi-
trastornos de la misma, los factores psi- dad es el cognitivo conductual, y que a su
cológicos que contribuyeron al desarrollo y vez, si se combina con tratamiento interdis-
mantenimiento de la obesidad y también las ciplinario muestra mejores resultados en
complicaciones psicosociales de la pérdida relación a la pérdida de peso y el cambio en
de peso. Sugieren también evaluar cómo ha el estilo de vida. En lo que respecta a otro
repercutido la obesidad en los aspectos tipo de psicoterapia se ha descripto que es
físico, emocional, social, familiar, sexual. difícil evaluar la eficacia debido a la falta de
Por lo tanto, los dos objetivos del trabajo metodología y la dificultad para replicar el
del psicólogo en un equipo de cirugía bariá- tratamiento (Shaw, O’Rourke, Del Mar &
trica son: Kenardy, 2009).
A continuación se presentan brevemente
a.- Identificar posibles contraindica- las técnicas más reportadas para el trata-
ciones para la cirugía tales como adic- miento psicológico de la obesidad:
ciones, trastornos psiquiátricos graves,
trastornos psiquiátricos moderados o des- 1.- Automonitoreo: Se utiliza tanto para la
controlados. El consenso mexicano de pérdida como para el mantenimiento del
cirugía bariátrica menciona contraindi- peso. Es una técnica básica para desarro-
caciones absolutas: crisis emocional ac- llar autocontrol (Caballo, 1991) y ha sido
tual, trastornos psiquiátricos, situaciones empleada para monitorear la conducta
de riesgo (consumo de alcohol, drogas, relacionada con la meta del tratamiento
trastorno por atracón), poco apoyo social (alimentación, calorías consumidas, du-
(Ríos et al., 2010) y contraindicaciones ración del ejercicio, pasos marcados con
relativas: entorno familiar disfuncional, podómetro, frecuencia cardíaca durante
historia previa de bulimia y/o abuso de al- el ejercicio, pensamientos que sabotean la
cohol (por lo menos 1 año en remisión), conducta del paciente, etc.) y cambiar la
expectativas poco realistas de la cirugía y misma para mantener el efecto deseado.
duelo reciente. No se recomienda que el Si el paciente carece de autocontrol, la
paciente sea sometido a la cirugía hasta estrategia se enfoca en gratificaciones in-
resolver esta condición si es que la pre- mediatas en lugar de gratificaciones a
senta. largo plazo (como es el caso de pacientes
b.- Identificar retos post-quirúrgicos y con obesidad). Este procedimiento ha
proporcionar estrategias conductuales pa- mostrado ser una estrategia eficaz para

INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199 195


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 196

Sierra Murguía

promover el control del peso (Wing, Tate, en el proceso de cambio de estilo de vida
Reynor & Fava, 2006) en virtud de que se para evitar sabotaje.
ha observado que tiene efecto sobre la
conducta, incrementa las conductas de- 3.- Solución de problemas: Este pro-
seadas y disminuye las no deseadas. Ade- cedimiento aplicado a la obesidad con-
más, el automonitoreo permite identificar siste en enseñarle al individuo a identi-
la frecuencia o línea base de la conducta ficar barreras para el cambio en su estilo
que queremos modificar, aumenta la aten- de vida y a proponer soluciones para las
ción del paciente hacia esa conducta y mismas. Consta de cinco pasos: (a) iden-
proporciona retroalimentación sobre los tificar el problema (operacionalización),
progresos del paciente (Butryn, Phelan, (b) proponer diferentes soluciones, (c)
Hill & Wing, 2007). analizar los beneficios y las desventajas
de cada una de esas soluciones, (d) im-
2.- Control de estímulos: Es otra es- plementar la solución que le parezca más
trategia para promover el mantenimiento adecuada en base al análisis anterior y (e)
del peso y consiste en modificar el ambi- evaluar si esa solución fue útil o no. Se
ente a fin de incrementar el autocontrol puede utilizar para involucrar redes de
de la conducta alimentaria (Phelan et al., apoyo, para fijar horarios de alimenta-
2009). Las intervenciones cognitivo-con- ción, eliminar cierto tipo de alimentos,
ductuales encaminadas al tratamiento de planear comidas sociales, etc.
la obesidad suponen que la conducta ali-
mentaria se rige por estímulos internos y 4.- Técnicas de relajación: El signifi-
externos que se asocian a la ingesta de cado principal y directo del término rela-
cierto tipo de alimentos. La técnica de jación es la disminución o la desaparición
control de estímulos consiste en identi- de la tensión. De tal modo, la noción de re-
ficar los estímulos que desencadenan la lajación se puede aplicar a diversas cir-
ingesta y modificarlos. Por lo tanto, se cunstancias, elementos o situaciones siem-
deben modificar los estímulos que desen- pre y cuando se dé esa condición de de-
cadenan la sobreingesta (por ejemplo, no saparición de la tensión. Esto puede ser en-
ir a buffetes), el sedentarismo (limitar las tendido tanto a nivel físico como corporal,
horas ‘pantalla’, limitar el uso del coche) emocional y psicológico. Las investiga-
y promover el incremento de la actividad ciones han demostrado la eficacia de los
física (concurrir a un gimnasio con al- procedimientos de relajación (incluyendo
guien más, utilizar medios de transporte la relajación muscular progresiva, la medi-
alternos, etc.) y una alimentación más sa- tación, la hipnosis y el entrenamiento
ludable, cambiando las compras sema- autógeno) en el tratamiento de muchos
nales del supermercado (Van Dorsten, problemas relacionados con la tensión,
2008). En otras palabras, el control de es- tales como el insomnio, la hipertensión
tímulos se dirige a la modificación del en- esencial, dolores de cabeza por tensión,
torno del paciente. asma bronquial y la tensión general. Los
En virtud de que el ambiente puede fa- métodos de relajación se utilizan también
cilitar la aparición o no de ciertas con- como tratamiento coadyuvante en muchas
ductas, se busca que la disponibilidad de condiciones, por ejemplo, con la ansiedad
alimentos saludables sea alta (facilitando de hablar en público, las fobias, la an-
el costo de respuesta) y que los alimentos siedad intensa, el síndrome de colon irri-
densamente energéticos sean difíciles de table, el dolor crónico y la obesidad.
conseguir para el sujeto (elevando el cos-
to de respuesta). Parte del ambiente del 5.- Terapia cognitiva: Fue desarrolla-
paciente es su entorno social y familiar, da por Beck en los años 60 (Beck, 2005)
por lo que es conveniente involucrarlos y postula que las interpretaciones negati-

196 INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 197

El rol del psicólogo en la cirugía bariátrica

vas de eventos tanto internos como ex- mero de cirugías bariátricas realizadas para
ternos pueden llevar a una visión nega- su tratamiento. La norma dicta que el trata-
tiva de sí mismo, del mundo y del futuro. miento debe ser interdisciplinario y en él el
Los errores de interpretación o distor- psicólogo debe tener un papel activo para
siones cognitivas pueden reforzar creen- mejorar el pronóstico de la cirugía, por lo
cias disfuncionales que tiene el sujeto e que se resalta la importancia de aumentar el
incrementar la vulnerabilidad hacia tras- número de psicólogos preparados en el tema
tornos del estado de ánimo o de conducta. de la obesidad y cirugía bariátrica.
La premisa de la terapia cognitiva es que
lo que una persona piensa sobre sí misma
o cierto evento, tiene un impacto directo
sobre sus emociones y su conducta. Los
pacientes con obesidad tienden a presen- REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
tar esquemas desadaptativos, creencias
disfuncionales relacionadas con imagen
corporal, ánimo deprimido, metas de peso Abilés, V., Rodríguez-Ruiz, S., Abilés, J., Mellado,
irreales, rol desproporcionado de su peso C., García, A., Pérez de la Cruz, A. & Fernán-
y figura en autoevaluación así como dez-Santaella, M. (2010). Psychological char-
creencias desadaptativas sobre el control
de su alimentación. Si se logran modi- acteristics of morbidly obese candidates for
ficar estos esquemas disfuncionales, se bariatric surgery. Obesity Surgery, 20(2). 161-
puede promover el mantenimiento de pa- 167. http://dx.doi.org/10.1007/s11695-008-97
trones de alimentación más saludables y 26-1
reducir las recaídas después de perder Alger-Mayer, S., Rosati, C., Polimeni, J.M. &
peso (Werrij et al., 2009). Los pacientes
Malone, M. (2009). Preoperative binge eating
que buscan someterse a cirugía bariátrica
por lo general han probado varios méto- status and gastric bypass surgery: a long term
dos para intentar perder peso sin obtener outcome study. Obesity Surgery, 19(2), 139-
resultados, por lo cual muchos de ellos 45. http://dx.doi.org/10.1007/s11695-008-95
desarrollan pensamientos negativos rela- 40-9
cionados con su capacidad para seguir American Association of Clinical Endocrinol-
un régimen de alimentación, expectativas ogists / The Obesity Society / American So-
poco realistas sobre los resultados de la
cirugía, etc. Por lo tanto, este tipo de pen- ciety for Metabolic and Bariatric Surgery
samientos debe ser modificado para lo- (AACE / TOS / ASMBS) (2008). Medical
grar una pérdida de peso y el manteni- guidelines for clinical practice for the peri-
miento del mismo. operative nutritional, metabolic, and nonsur-
gical support of the bariatric surgery patient.
Como se puede observar, el trabajo del Surgery for the Obesity and Related Diseases,
psicólogo de la salud se diversifica, teniendo
la oportunidad de realizar intervenciones es- 4, 109-184. http://dx.doi.org/10.1016/j.soard.
pecíficas en cada momento de la problemá- 2008.08.009
tica del paciente, donde se puede llevar un Bauchowitz, A., Gonder-Frederick, L., Olbrisch,
seguimiento estrecho desde la prevención, el M., Azarbad, L., Ryee, M., Woodson, M.,
diagnóstico de su enfermedad, seleccionan- Miller, A. & Schirmer, B. (2005). Psychosocial
do las mejores opciones de tratamiento hasta evaluation of bariatric surgery candidates: A
el seguimiento.
El panorama mundial actual muestra un survey of present practices. Psychosomatic
aumento en la prevalencia de obesidad y Medicine, 6, 825-832. http://dx.doi.org/10.109
por ende, un aumento exponencial en el nú- 7/01.psy.0000174173.32271.01

INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199 197


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 198

Sierra Murguía

Beck, A.T. (2005). The current state of cognitive 1614. http://dx.doi.org/10.1381/09608920677


therapy: A 40-year perspective. Archives of 9319301
General Psychiatry, 62, 953-959. http://dx. Martins, C., Strommen, M., Stavne, O., Nossum,
doi.org/10.1001/archpsyc.62.9.953 R., Marvik, R. & Kulseng, B. (2011). Bariatric
Buchwald, H. & Williams, S.E. (2003). Bariatric surgery versus lifestyle interventions for
Surgery worldwide 2003. Obesity Surgery, 14, morbid obesity changes in body weight, risk
1157-1164. http://dx.doi.org/10.1381/096089 factors and comorbidities at 1 year. Obesity
2042387057 Surgery, 21(7), 841-849. http://dx.doi.org/10.1
Busetto, L., Segato, G., De Luca, M., De Marchi, 007/s11695-010-0131-1
F., Vianello, M., Valeri, M., Favretti, F. & Enzi, Moorehead, M. (2008). Psychological evaluation.
G. (2005). Weight loss and postoperative En R. Rosenthal & D. Jones (Eds.), Bariatric
complications in morbidly obese patients with surgery: A multidisciplinary approach (pp.
binge eating disorder treated by laparoscopic 120-145). Edgemont, Pennsylvania: Matrix
adjustable gastric banding. Obesity Surgery, Medical Communictions.
15, 195-201. http://dx.doi.org/10.1381/09608 National Institute of Health Consensus Develop-
92053268327 ment Conference Panel (1991). NIH confer-
Butryn, M.L., Phelan, S., Hill, J.O. & Wing, R.R. ence: Gastrointestinal surgery for severe obe-
(2007). Consistent self-monitoring of weight: sity. Annals of Internal Medicine, 115, 956-
A key component of successful weight loss 961.
maintenance. Obesity, 15, 3091-3096. http://dx. OMS (2000). Obesity: Preventing and managing
doi.org/:10.1038/oby.2007.368 the global epidemic. Report of a WHO Consul-
Caballo, V. (1991). Manual de técnicas de terapia tation: Geneva. Recuperado el 19 de Noviem-
y modificación de conducta [Manual therapy bre de 2009 de http://www.atividadefisica.pro.
techniques and behavior modification]. Espa- br/artigos/WHO%20obesity.pdf
ña: Siglo XXI. OMS (2006). Obesidad y sobrepeso ¿Qué son la
Greenberg, I., Smith, K. & Rockart, E. (2004). Be- obesidad y el sobrepeso? [Obesity and over-
havioral health evaluations in bariatric surgery. weight. What are obesity and overweight?].
Nutrition in Clinical Care, 7(1), 5-11. Nota Descriptiva Nº 311. Recuperado el 19 de
Greenberg, I., Sogg, S. & Perna, F. (2009). Behav- Noviembre de 2009 de http://www.who.int/
ioral and psychological care in weight loss mediacentre/factsheets/fs311/es/index.html
surgery: Best practice update. Obesity, 17, 880- Phelan, S., Liu, T., Gordin, A., Lowe, M., Hogan,
884. http://dx.doi.org/10.1038/oby.2008.571 J., Fava, J. & Wing, R. (2009). What distin-
Guerdikova, A., West-Smith, L., McElrroy, S., guishes weight loss maintainers from the treat-
Sonnanstine, T., Stanford, K. & Keck, P. ment seeking obese? Analysis of environ-
(2007). Emotional eating and emotional eat- mental, behavioral and psychosocial variables
ing alternatives in subjects undergoing baria- in diverse populations. Annals of Behavioral
tric surgery. Obesity Surgery, 17, 1091-1096. Medicine, 38(2), 94-104.http://dx.doi.org/10.
http://dx.doi.org/10.1007/s11695-007-9184- 1007/s12160-009-9135-2
1 Puhl, R.M., Moss-Racusin, C.A. & Schwartz,
Kinzl, J.F., Schrattenecker, M., Traweger, C., M.B. (2007). Internalization of weight bias:
Mattesich, M., Fiala, M. & Biebl, W. (2006). Implications for binge eating and emotional
Psychosocial predictors of weight loss after well-being. Obesity, 15(1), 19-23. http://dx.
bariatric surgery. Obesity Surgery, 16, 1609- doi.org/10.103 8/oby.2007.521

198 INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199


1er Trabajo pp. 191-199_Maquetación 1 12/11/2013 10:40 Página 199

El rol del psicólogo en la cirugía bariátrica

Ríos, B., Sánchez, M., Guerrero, M., Pérez, D., Van Hout, G.C., Vreeswijk, C.M. & Van Heck,
Gutiérrez, S., Rico, M., Balsa, M., Villalpando, G.L. (2008). Obesity Surgery, 18(3), 321-325.
J., de la Cerda, C., Silva, S., Aquino, B., http://dx.doi.org/10.1007/s11695-007-9271-3
Romero, V., Jiménez, L., Terán, L. & Villalo- Wadden, T.A., Sarwer, D.B., Womble, L.G.,
bos, E. (2010). El rol del psicólogo en la cirugía Foster, G.D., McGuckin, B.G. & Schimmel, A.
bariátrica [The psychologist’s role in bariatric (2001). Psychological aspects of obesity and
surgery]. Cirujano General, 32(2), 114-120. obesity surgery. Surgical Clinics of North
Sharp, M. (2006) Enhancing interdisciplinary America, 81, 1001-1024.
colaboration in primary health care. Canadian Wadden, T. & Sarwer, D. (2006) Behavioral
Journal of Dietetic Practice and Research, Fall assessment of candidates for bariatric surgery:
supplement. A patient oriented approach. Obesity, 14, 53-
Shaw, K.A., O’Rourke, P., Del Mar, C. & Kenardy, 62. http://dx.doi.org/10.1038/oby.2006.283
J. (2009). Psychological interventions for over- Werrij, M., Jansen, A., Mulkens, S., Elgersma, H.,
weight or obesity (Review). The Cochrane Ament, A. & Hospers, H. (2009). Adding
Library, 1-77. http://dx.doi.org/10.1002/146 cognitive therapy to dietetic treatment is as-
51858.CD00 3818.pub2 sociated with less relapse in obesity. Journal of
Sjöstrom, L., Lindroos, A.K., Peltonen, M., Tor- Psychosomatic Research, 67, 315-324. http://
gerson, J., Bouchard, C., Carlsson, B., Dahl- dx. doi.org/10.1016/j.jpsychores.2008.12.011
gren, S., Larsson, B., Narbro, K., Sjöstrom, Wing, R., Tate, D., Reynor, H. & Fava, J. (2006) A
C.D., Sullivan, M., & Wedel, H. (2004). Life- self-regulation program for maintenance of
style, diabetes, and cardiovascular risk factors weight loss. New England Journal of Medicine,
10 years after bariatric surgery. New England 355, 1563-1571. http://dx.doi.org/10.1056/N
Journal of Medicine, 351(26), 2683-2693. EJM oa06188 3
http://dx.doi.org/10.1056/NEJMo a 035622 Woods, N.F. & Magyary, D.L. (2010). Transla-
Van Dorsten, B. & Lindley, E. (2008). Cognitive tional research: Why nursing’s interdisci-
and behavioral approaches in the treatment of plinary collaboration is essential. Research and
obesity. Endocrinology and metabolism clinics Theory for Nursing Practice, 24(1), 9-24.
of North America, 37, 905-922.http://dx.doi.
org/10.1016/j. ecl.2008.08.003

Clínica de Obesidad
Hospital General Dr. Manuel Gea González
México D.F. - México

Fecha de recepción: 5 de noviembre de 2012


Fecha de aceptación: 4 de septiembre de 2013

INTERDISCIPLINARIA, 2013, 30, 2, 191-199 199


Copyright of Interdisciplinaria: Revista de Psicología y Ciencias Afines is the property of
Centro Interamericano de Investigaciones Psicologicas y Ciencias Afines (CIIPCA) and its
content may not be copied or emailed to multiple sites or posted to a listserv without the
copyright holder's express written permission. However, users may print, download, or email
articles for individual use.