Vous êtes sur la page 1sur 4

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante

el análisis de sus
hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de
la política de cookies Aceptar

PORTA DA MUNDO PERIODISMO POLÍTICA RELIGIÓN CULTURA ECONOMÍA TECNOLOGÍA DEPORTES CIENCIA SA LUD OPINIÓN

Rumores de Ángeles J. Bastante X. Pikaza J. Masiá J.A. Pagola P. Fortea C. Bellver A. Piñero Jairo del Agua J.Mª Castillo L. Caram P. Sánchez Más Blogs

Sobre prejuicios y creencias Lunes, 10 de diciembre

30.05.07 | 20:55. Archivado en BUSCAR Blog Web

Hoy escribe Fernando Bermejo Editado por

Hemos hecho referencia en diversas ocasiones al hecho que en el Antonio Piñero


Autor
tratamiento del Jesús histórico y de la relación de éste con Juan el Contacto

Bautista acostumbran a intervenir en muchos casos intensos prejuicios


e intereses ideológicos que distorsionan gravemente la perspectiva,
impidiendo una apreciación lúcida e históricamente verosímil de lo
relativo a estos personajes. Tales distorsiones pueden consistir en la
omisión o la minimización arbitraria de ciertos datos o de sus
implicaciones; en la exageración sin fundamento de otros datos; o,
incluso, en su invención. La percepción de este fenómeno resulta
obviamente más fácil a quien ha tenido la suerte (o la desgracia) de
leer con mentalidad crítica una no desdeñable cantidad de obras
exegéticas e históricas sobre el tema. Mi intención hoy es hacer
algunas reflexiones sobre esta cuestión, que sin duda resultarán
Síguenos
demasiado elementales a algunos de los lectores, pero que quizás a
otros puedan iluminar un poco.
Por supuesto, los prejuicios que producen tales distorsiones pueden ser
Blogs destacados
–y son– muy diversos. Quien firma estas líneas tiene la tendencia a
insistir en las distorsiones producidas por prejuicios religiosos y/o Guillermo Gazanini Espinoza
Presupuesto 2019, la gran prueba de
teológicos, por la sencilla razón de que a) la inmensa mayoría de las AMLO
Francisco Baena Calvo
obras producidas en este campo se deben a autores confesionales y b) EN BUSCA DE LA NAVIDAD PERDIDA.
por ende, es el sesgo introducido por los prejuicios teológicos lo que Angel Moreno
este autor ha percibido más a menudo. Sin embargo, es claro que la II Lunes de Adviento

independencia con respecto a una posición de fe no es eo ipso garantía Vicente Haya


¿Qué significa “Hasta la consumación del
de imparcialidad, en especial allí donde de antemano se adopta una mundo”?
postura hostil frente a la religión en general o a los cristianismos en Ramón Hernández Martín
Audaz relectura del cristianismo (30). La
particular. familia como reto
Josemari Lorenzo Amelibia
VOLVER A EMPEZAR
Hay quien prefiere no prestar atención al alcance con que se manifiesta
este factor de distorsión, añadiendo en ocasiones que “todos tenemos Francisco Margallo
Los santos no canonizados
prejuicios”. Esta afirmación –“todos tenemos prejuicios”– es una frase
Jose Gallardo Alberni
fácil, con la que es difícil estar en desacuerdo y que, por tanto, Bach, coral BWV 685
parecería zanjar de una vez por todas las graves cuestiones Agustín De La Torre
intelectuales y morales que plantea el hecho de que determinados @elJartista_172
prejuicios parecen afectar considerablemente a la comprensión del
objeto de estudio. Sin embargo, uno teme que a menudo la verdad César Luis Caro
contenida en esa tajante frase exima de advertir ulteriormente las Siempre se puede prender una luz

siguientes verdades: > Todos los blogs de Religión


1) No todos los prejuicios son iguales. Las precomprensiones con las
Los más recientes
que se manejan los sujetos no son equivalentes en intensidad ni en el
grado de adhesión que suscitan. Sobre uno de los evangelios apócrifos más
antiguos ?el Evangelio de Tomás? y la reconstrucción
2) Los prejuicios pueden condicionar o determinar una aproximación, del Jesús histórico (1030; 30-11-2108)
Flavio Josefo y Jesús de Nazaret, según F.
pero a) el condicionamiento puede no ser significativo en lo que Bermejo (26-11-2018, Nº 1029)
respecta a los resultados obtenidos; y b) una cosa es que los prejuicios La Editorial Trotta de Madrid y You Tube (22-11-
2018 = 1028)
condicionen los resultados, y otra cosa distinta es que los determinen. ¿Podemos fiarnos de los evangelios canonizados?
Si los prejuicios ni determinan ni condicionan de manera significativa un La invención de Jesús (III) (1027 de 21-11-18)
Qué sabía Pablo de Tarso sobre Jesús de Nazaret
análisis, el hecho de tenerlos no constituye un baldón ni una especial (18-11-18) (1025)
deficiencia, y por tanto la frase "todos tenemos prejuicios" pierde su La invención de Jesús de Nazaret. Historia, ficción,
historiografía (16-11-2018) (1025)
capacidad de convicción. Dicho de otro modo: el hecho de tener El Evangelio de Marcos y la Odisea de Homero. ?
prejuicios no iguala necesariamente de la misma manera a todas las Compartir? (278) de 14 de noviembre 2018. Preguntas
y respuestas (278)
perspectivas ni a todos los sujetos. ¿Por qué los evangélicos / protestantes no admiten
al Papa? ?Compartir (278) de 8 noviembre 2018. (8-8-
3) No todos los sujetos tienen un grado equivalente de conciencia 18)
?Sobre el estudio del Nuevo Testamento con los
acerca de sus precomprensiones, ni todos los sujetos previenen de métodos de hoy?. ?Compartir? (277) de 6 de
igual modo el condicionamiento que tales precomprensiones pueden noviembre 2018. Preguntas y respuestas (6-11-18)
¿Existe el original del primer evangelio (el de
ejercer sobre ellos (sea porque no pueden, sea porque no quieren). Marcos del año 60-70)? O, ¿de qué año es la primera
copia de dicho evangelio y dónde se encuentra? (4-11-
Una manera muy concreta de mostrar este extremo reside en observar 18)
los congresos que tienen lugar y las obras que se producen, v. gr. en ¿En qué creen los modernos ?judíos
mesiánicos?? ?Compartir? (275) de 2 de noviembre
España, en relación a los orígenes del cristianismo. ¿En cuántos de ellos 2018. Preguntas y respuestas (2-11-18) (275)
participan a la par estudiosos con trasfondos ideológicos muy diferentes Precisiones sobre la concepción de Jesús por
María. ?Compartir? (274) de 31 de octubre 2018.
(v. gr. judíos, católicos, protestantes, agnósticos, ateos...) y en Preguntas y respuestas.
cuántos participan únicamente estudiosos de una solo trasfondo > Más entradas
ideológico? (Recomiendo vivamente al lector intentar averiguar la
respuesta a esta pregunta, que resulta francamente instructiva). Es Categorías
obvio que cuando uno tiene la posibilidad de corregir su perspectiva, y
sin embargo no pone medios para ello, está demostrando que sus Hechos Apócrifos de los Apóstoles
prejuicios están determinando su perspectiva, quizás porque no Antijudaísmo
advierte diferencias entre sus perjuicios y la Verdad. Antisemitismo
Apolonio de Tiana y el cristianismo
4) La frase “Todos tenemos prejuicios” puede ser una muestra de Ateísmo
sensatez, pero a menudo puede no ser más –y a menudo no es más– Biblia en general
que una estrategia apologética. Dicho de otro modo: la citada frase Biblia/Evangelios
CRISTIANISMO
suele ser pensada o pronunciada por alguien cuando se le ha Filosofía antigua
demostrado la parcialidad de su aproximación, y, en lugar de Gnosis y gnosticismo
reconocerlo y extraer sus consecuencias, prefiere salirse por la Índice de "Preguntas y Respuestas" / "Compartir"
Islam
tangente por medio de una variante de la falacia del tu quoque (“y tú
Jesús histórico
también”), a la que tan acostumbrados nos tienen (pero no sólo) Judaísmo
nuestros políticos. Resulta claro -con más razón si se tiene en cuenta lo Libros
observado en los anteriores puntos- que tal estrategia apologética es Libros / Islam
Maniqueísmo
falaz. Orfismo
Por otro lado, la denuncia de distorsiones en el campo que nos ocupa Pablo de Tarso
Palabras y conceptos
no implica, ni mucho menos, la afirmación de que tales distorsiones se Religión y Mundo Contemporáneo
producen conscientemente. Si bien no descartamos en absoluto la Religiones orientales. Budismo
presencia de la mala fe, el cinismo y el fraude en las mentes y las Sobre el autor
Textos Zen
obras de algunos (lo contrario implicaría una visión demasiado ingenua
Zoroastrismo
de lo que es el ancho mundo en que nos movemos), las distorsiones a
las que nos referimos acostumbran a producirse, mientras no se Hemeroteca
demuestre lo contrario, con buena fe y la mejor de las intenciones. A Noviembre 2018
continuación, ofrezco un ejemplo concreto del alcance de los prejuicios L M X J
1
V
2
S
3
D
4
en el ámbito que acapara nuestra atención y que confío dé qué pensar 5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
al menos a algunos de los lectores. 19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
Del 14 al 16 de Septiembre de 2001 se celebró en Majadahonda << < > >>

(Madrid) el XXV “Foro sobre el Hecho Religioso”, dedicado al Jesús Archivo


histórico. En él estaban presentes varios ilustres exegetas de nuestro
país, ante un auditorio formado por más de un centenar de personas. Diciembre 2018
Noviembre 2018
En el curso de la primera jornada, un asiduo conferenciante de dicho Octubre 2018
Foro, catedrático de Filosofía de la Religión, tomó la palabra para Septiembre 2018
relativizar la investigación histórica sobre Jesús, afirmando que: Agosto 2018
Julio 2018
“Incluso un autor como Ed Sanders ha escrito que ‘María Magdalena
tenía ochenta y seis años, no tenía hijos y ansiaba hacer de madre con
jóvenes desaliñados’”.
Esta afirmación provocó lo que sin duda el catedrático pretendía: las
carcajadas cómplices de los presentes, todos los cuales debieron de
pensar que el citado Ed Sanders era en realidad un redomado imbécil.
No sólo eso: ante la tamaña imbecilidad puesta en labios de Ed Sanders
–uno de los especialistas más reconocidos del judaísmo helenístico, y
uno de los autores más respetables de la investigación sobre el Jesús
histórico– muchos de los presentes debieron de pensar que en efecto
tal investigación debía de ser algo digno de ser relativizado, tanto más
cuanto que ninguno de los ilustres exegetas presentes en la sala
cuestionó la fiabilidad de lo dicho por el catedrático (que, por lo demás,
era amigo de los exegetas).
Por su parte, el autor de estas líneas, que en aquella época ya había
leído suficientes obras de Ed Sanders como para pensar que resultaba
poco menos que imposible que este hombre hubiera escrito una sandez
tan evidente, no pudiendo dar crédito a lo que estaba oyendo, preguntó
a uno de los exegetas presentes en el Foro si recordaba haber leído en
Sanders tal cosa. La respuesta de este respetado exegeta fue: “La
verdad es que no lo recuerdo, pero no te extrañes [i.e., de que
Sanders haya podido escribir algo así]”. Esta respuesta extrañó aún
más al autor, que poco después pudo confirmar sus peores temores. La
frase citada por el catedrático como si hubiera sido escrita seriamente
se halla en un párrafo (cf. The historical figure of Jesus, p. 75; La figura
histórica de Jesús, p. 98) en el que Sanders se refiere a la labor
novelística que la tradición ha hecho sobre figuras mencionadas en los
evangelios de las que apenas se sabe nada, y cita las de Judas y María
Magdalena. Sanders escribe (cito traducción): “María Magdalena ha
atraído enormemente a personas que han imaginado sobre ella toda
clase de cosas románticas: había sido prostituta, era hermosa, estaba
enamorada de Jesús, huyó a Francia llevando consigo a su hijo. Por lo
que sabemos, basándonos en nuestras fuentes, tenía ochenta y seis
años, no tenía hijos y ansiaba hacer de madre...”.
Resulta flagrantemente obvio tanto por el contenido como por el
contexto que en esta frase Ed Sanders está utilizando la ironía para
señalar la falta de fundamento de ciertas tradiciones. Esta ironía la
habría detectado cualquier buen estudiante de secundaria, pero un
catedrático de Filosofía de la religión no sólo no la detectó, sino que
utilizó una ironía que no entendió para ridiculizar en público a un autor
respetable. ¿Hay que concluir de esto que tal catedrático de Filosofía de
la Religión no sabe leer, o tiene el episodio alguna otra explicación?
¿Cómo es posible que el exegeta consultado pudiera afirmar con tanta
confianza que no era extraño que un autor tan razonable como Ed
Sanders hubiera escrito una sandez tan patente como la que el
catedrático le atribuía?
Personalmente, creo que existe sólo una explicación plausible de este
curioso episodio. Lo cierto es que las obras de Ed P. Sanders (algunas
de las cuales han sido traducidas al castellano en los últimos años), uno
de los autores más sensatos de la investigación sobre Jesús,
representan en diversos aspectos una visión difícilmente compatible
con la imagen teológica predominante. Esta visión teológica es
compartida por el catedrático en cuestión –autor y editor de obras
teológicas sobre el cristianismo–, a quien la obra de Sanders ha debido
romper los esquemas. Probablemente imposibilitado por sus
limitaciones intelectuales para refutar las conclusiones de Sanders,
nuestro buen catedrático necesitaba ridiculizarle. Así pues, su mente le
obligó a cometer un garrafal error de lectura con el objeto de hallar
una coartada para poder ridiculizar una visión historiográfica que le
resulta inasumible. Lo mismo, mutatis mutandis, sirve para explicar la
reacción del exegeta.
Es posible que alguno de los lectores prefiera no ver en lo que he
contado –en especial si sospecha que el catedrático podría ser uno de
sus amigos– más que una simple anécdota, y objetar que, al igual que
todos tenemos prejuicios, “todos nos equivocamos”. Sin duda alguna,
no se trata aquí de hacer sangre sobre la incompetencia de alguien
cuyo nombre en todo caso piadosamente omitimos. Personalmente,
creo que esta anécdota tiene un valor paradigmático acerca de cómo
funciona la mente de muchas personas al enfrentarse a datos que
refutan sus más acariciadas creencias. Sin duda, en la mente del
catedrático había buena conciencia, y en absoluto voluntad de engañar
a nadie, y menos a sí mismo. Pero es un hecho que el catedrático se
equivocó, que lo hizo de manera garrafal, y que objetivamente engañó
otras personas (y en primer lugar a sí mismo). A saber en cuántas
otras ocasiones lo habrá hecho. A mi juicio –y al de algunos otros–,
esto ocurre por doquier con numerosas personas que estudian la figura
de Jesús de Nazaret y los orígenes cristianos, y se encuentran con
cosas que no les gustan –cosas que no pueden refutar a no ser
ridiculizando a otros o leyendo mal cosas que un niño podría leer bien–.
La denuncia de las distorsiones de la verdad –o, si se prefiere, de la
verosimilitud– histórica que se producen en el ámbito de la
investigación sobre el judío Jesús y sobre los orígenes cristianos no es
un ejercicio fútil o la ocasión para que eruditos o pseudoeruditos se
desahoguen con el mundo. Tal denuncia -aunque no sirva para nada- es
un deber intelectual, y es también –como espero mostrar más
adelante, cuando tengamos ocasión de reflexionar sobre las gravísimas
consecuencias de ciertas ilusiones exegéticas– un deber ético.
P.D. He leído hoy los comentarios a mi post de la semana pasada. Los
contestaré enseguida.
Saludos cordiales de Fernando Bermejo
Guardar Compartir

Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

CARTAS AL DIRECTOR PUBLICIDAD SUGERENCIAS RSS


Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | redaccion@periodistadigital.com | Copyleft 2000