Vous êtes sur la page 1sur 3

Usa tu medida de fe.

Introducción: vuelvo y repito, muchos están pasando por dificultades ahora, sienten tal ves que Dios los ha
abandonado, pero no es así, la cuestión es que el maná ha cesado y ahora eres tú el que tienes que empezar a
dar pasos de fe, no vas a obtener lo que quieres hasta tanto no te esfuerces a usar tu fe. Saldrás cuando uses
tu fe.

(Mateo 8:5-13)
5 Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6 y diciendo: Señor, mi criado está
postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8 Respondió el
centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado
sanará. 9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a
éste: Vé, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo
a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. 11 Y os digo que vendrán
muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12
mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 13
Entonces Jesús dijo al centurión: Vé, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma
hora.

I. De acuerdo a tu fe, así será tu milagro o bendición

 Jesús dijo no he hallado tanta fe, eso quiere decir que estuvo buscando en todo Israel, pero este
centurión tuvo más fe que todos y por eso el milagro se ejecutó en él. No te sorprendas cuando el que
acaba de llegar reciba el milagro más rápido de lo que tú has estado pidiéndolo. “ Es sencillamente por
la fe”

 Dios quiere encontrar fe en cada uno de nosotros, incluso sin fe es imposible agradar a Dios

(Hebreos 11:6)
6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y
que es galardonador de los que le buscan.

 y como creíste, te sea hecho. grande es tu fe, no le dijo Jesús grande es mi poder. eso quiere decir que
de acuerdo al tamaño de tu fe, así va a ser tu bendición. Porque el poder de Dios es grande, pero lo
que hace que el milagro se ejecute, es la fe de nosotros.
(Mateo 9:27-29)
27 Pasando Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo
de David! 28 Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos
dijeron: Sí, Señor. 29 Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.

 Conforme a tu fe sea hecho, no conforme a mi poder se hecho. Dios hace conforme a mi fe, depende
de tu fe que tanto puedes recibir. Por la fe ellos recibieron de Dios lo que pidieron.

 ellos no pidieron ver, ellos pidieron misericordia. La misericordia se demuestra con algo más, el señor
tuvo misericordia de mí, porque me bendijo, porque me sano, porque proveyó, ósea que no se puede
pedir misericordia sin fe, para que Dios tenga misericordia de ti debes tener fe.
II. La fe acorta lo tiempos
(Habacuc 2: 2-4)
2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. 3
Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare,
espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. 4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece;
mas el justo por su fe vivirá.

 ¿Tarda o no tarda la visión?, si se espera con fe no tardara tanto como tu esperabas, dice “por que sin
duda, no tardara” con fe se puede acortar el tiempo.

 el justo por la fe vivirá, Si vives por tu fe, significa que puedes morir por tu fe. Un descuido de fe de
pedro casi se ahoga en el agua. Tu fe puede cambiar, debes mantenerte fortalecido.

III. El valor de usar la fe


(Marcos 5:25-33)
Mar 5:25 Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, 26 y había sufrido mucho de
muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, 27 cuando oyó
hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. 28 Porque decía: Si tocare tan
solamente su manto, seré salva. 29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que
estaba sana de aquel azote. 30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él,
volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos? 31 Sus discípulos le dijeron: Ves que la
multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado? 32 Pero él miraba alrededor para ver quién había
hecho esto. 33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y
se postró delante de él, y le dijo toda la verdad. 34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; vé en paz, y
queda sana de tu azote.

 Su fe la salvo, no la fe, si no su fe. Esta mujer por tocar a Jesús podía morir, la ley dice que ninguna
mujer con flujo de sangre podía tocar un hombre porque moría apedreada. Pero ella no toco a un
hombre, toco a Dios.

 Ella tuvo el valor de activar su fe, a tal punto de poder morir. El problema no es si tengas fe o no, o qué
medida tienes, el problema es ¿si tienes el valor de usarla? Tienes el valor dar pasos de fe, tienes el
valor de empezar a comprar lo que has pensado comprar?, tienes el valor de ir a orar por sanidad,
sabiendo que Dios está contigo
(Marcos 5:35)
Mar 5:35 Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto;
¿para qué molestas más al Maestro? Mar 5:36 Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal
de la sinagoga: No temas, cree solamente.

 El temor o la falta de valor es lo que nos hace dudar, por eso Jesús le dijo a este hombre, “no temas,
cree”

IV. Que tu fe no falte.


(Lucas 22:31-32)
Luc 22:31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;
32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.
 Jesús rogo para que la fe de pedro no fuera a faltar en ese momento difícil, no lo condeno como
muchos hacen ahora. Y así ocurrió, pedro no le falto la fe y creció en Dios
(Romanos 12:3)
3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto
concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios
repartió a cada uno.
 Dios nos ha dado una medida de fe a todos, lo que puede pasar es que no la estas usando, creer no es
lo mismo a tener fe, yo tengo fe y cuando creo, uso la fe. Como no es lo mismo a tener piernas y
caminar. El acto de creer es el acto de usar la fe que si tenemos y para eso se requiere valentía para
usarla.

Conclusión: Jesús dijo que a pedro no le faltara fe en ese difícil momento, Dios le dio la medida de fe para la
medida de tus problemas y tus retos. Nadie diga que no puedo salir de este problema, porque Dios te dio la
medida de fe para la medida del problema que estás pasando, te dio la medida para tu reto.