Vous êtes sur la page 1sur 12

I.- Título y Autor de la obra: Hamlet de William Shakespeare.

II.- Fecha cuando fue escrita, y/o publicada; estrenada: en 1601 (Siglo XVII).

Género de la obra y estilo: Tragedia isabelina, estilo renacentista con tintes barrocos.

La tragedia isabelina se desarrolla en un contexto renacentista-barroco, las obras se dividen


en V actos y tienen una estructura clásica. Existe una ruptura de las reglas aristotélicas de
tiempo y espacio, de igual modo existe una combinación de personajes de distintas clases
sociales, lo que da como resultado una combinación de lo trágico con lo cómico. En la
tragedia isabelina no existe tipología de personajes, esto conlleva a que los personajes sean
seres complejos y más parecidos al ser humano. El lenguaje utilizado es el verso blanco, se
le conoce así a aquellos versos que no riman, es poético, metafórico y lleno de símbolos y
comparaciones, hace el uso de muchas imágenes poéticas. Los temas más comunes son la
maldad que consume al hombre.

Estilo renacentista con tintes barrocos: El estilo renacentista, pone al hombre como el
centro del universo, en la misma línea de lo divino, la alegría de vivir, la libertad espiritual
y física es lo principal. Se trata de regresar a los clásicos, por lo mismo las obras son
enfocadas a lo “humano”, se habla de un hombre pensante y consiente de sí mismo, en el
caso de Hamlet es un hombre que se cuestiona a sí mismo y busca respuestas, tiene sed de
conocimiento y del saber. Se encuentran en esta obra tintes barrocos, un estilo artístico del
siglo XVII, el concepto de este estilo se basa en el escepticismo del ser humano acerca de
su existencia, idea de desengaño que vive Hamlet durante toda la obra, sobre la vana
existencia del ser humano en este mundo, un tema totalmente barroco, dicho estilo se
distingue por su sentido de movimiento, energía y tensión, en el caso de esta obra,
hablamos de aspectos aplicados a la acción, también se utiliza mucho la ornamentación del
lenguaje, se usan bastante las metáforas y los simbolismos, existen contrastes de luces y
sombras, interiores, haciendo referencia a los contrastes del bien y el mal dentro de los
personajes, y exteriores con las atmósferas creadas por el autor.

1
III.- Contexto histórico, político y social.

Contexto del autor: En 1588, después de que Inglaterra venció a la Armada Invencible de
España, empezó para esta nación un auge económico, político y cultural. El poder estaba
centralizado en la Reina Isabel I. El Renacimiento Inglés, había convertido a los súbditos de
Isabel I en seres sedientos de saber e imaginación, dando rienda suelta a sus pasiones,
haciéndose conscientes de la razón, convirtiéndose de esta manera en amantes de las artes.
Políticamente existían muchos asesinatos y confrontaciones por la lucha del poder, entre
familias trataban de aniquilarse unos a otros para subir al trono, existía una sed de conquista
y de aumento de tierras de diferentes naciones.

El Renacimiento en Inglaterra dejó atrás el pasado medieval, había libertad intelectual, si


algo distingue al Teatro Isabelino fue el sustento que siempre obtuvo del Estado, dicha
libertad y apoyo sirvió para que los actores pudiera realizar una crítica-política en favor de
la Corona. Las obras se dividían cronológicamente y por géneros siendo; tragedia, comedia,
drama histórico y dramas de la antigüedad. Existían teatros públicos y privados, los
primeros fueron para todas las clases sociales, lo que dio un gran impulso al espíritu
nacional, y los segundos eran representaciones en la Corte para la aristocracia, al final del
S. XVII es conocido como el Siglo del teatro Nacional Europeo y al autor de esta obra vivió
este auge.

Las compañías teatrales fueron muy populares en esta época debido al apoyo que tenían por
parte del Estado, existían dos personas dentro de la corte inglesa que administraban y
protegían a las compañías teatrales y eran los encargados de dar los permisos, el Admiral’s
Men y el Chamberlain’s Men, en esta obra el personaje de Polonio ocupaba este puesto. El
arte teatral se convirtió en una profesión, pues las familias ya se alimentaban de dicha
labor. Las compañías teatrales daban giras por diferentes lugares ofreciendo sus
espectáculos. En el teatro isabelino no actuaban mujeres, debido a su admiración y respeto
por lo clásico.

Contexto de la obra: No se tienen los años exactos en los que se desarrolla la acción de la
obra a analizar, pero el autor se encargo de darnos los datos necesarios dentro de la obra, se
desarrolla principalmente en Dinamarca, en Elsinor durante la época medieval (siglo XIV-

2
XV aproximadamente). Recién inicia la obra se da la información de que Dinamarca acaba
de tener una guerra con Noruega y el Rey de Dinamarca acaba de morir. Aun así se vive un
ambiente de miedo o de indicios de una nueva guerra, ya que el hijo del rey de Noruega,
Fortimbrás, quiere recuperar los territorios que su padre perdió en la guerra que disputó con
Dinamarca, así que la gente espera que en cualquier momento llegue a atacarlos y se desate
una nueva guerra. Los daneses eran conocidos como hombres borrachos, rudos, guerreros,
violentos, sin muchos conocimientos, en sí unos bárbaros. Dinamarca al ser un país
pequeño, obligaba a los jóvenes a estudiar en el extranjero, los mejores lugares para
estudiar eran Francia y la universidad de Wittemberg, en Alemania. Esta discrepancia
temporal se debe a que para el autor lo principal era hablar sobre el ser humano, sus
pensamientos, sus dudas, y la existencia de éste en el mundo, trascender de lo individual
(Hamlet) a lo universal (el hombre).

Biografía del autor: Gulielmus Filius Johannes Shakespeare, nació el 26 de abril de 1564
en Stratford-on-Avon, de origen humilde, su padre fue un fabricante de guantes y su madre,
hija de agricultores. Shakespeare estudió en una escuela pública, aprendió a escribir, leer,
latín, griego y catecismo también. Tuvo la oportunidad de participar en representaciones
teatrales de Plauto y Terencio, debido al plan de estudios que se inculcaban en Inglaterra en
ese siglo. Se dice que trabajo un tiempo con su padre, después de haber terminado la
escuela, a los 15 años, pero existen otras versiones en las que se comenta trabajo como
ayudante de carnicero.

Un dato del que se tiene certeza, es su enlace matrimonial con Anne Hathway a sus 18
años, ésta era 8 años mayor que él, de esta unión nacieron 3 hijos; Susana y los gemelos
Hamnet y Judith. No se supo nada de él hasta 1585, cuando partió a Londres con una
compañía de actores, abandonando a su familia.

En Londres trabajó como ayudante de un abogado y cumpliendo pequeñas funciones en “El


Globo”, llegó a ser reductor de manuscritos (limpiaba pergaminos). Para 1592 es cuando se
sabe que ya empezaba a gozar de prestigio como actor y dramaturgo. En 1594 llego a
formar parte de la compañía de teatro “Compañía Lord Chamberlain”, fue actor,
dramaturgo y accionista de dicha empresa. Murió la Reina Isabel I y subió al trono Jacobo
I, quien siguió apoyando al Teatro, durante este imperio, el prestigio de William

3
Shakespeare creció y se posicionó como un gran dramaturgo tanto de comedias como de
tragedias, tuvo todo a su favor, la compañía prosperó, tenía al mejor actor de ese época
Richard Burbage y el mejor teatro de Londres; “El Globo”.

Se le conocen, aparte de sus poemas y sonetos; 37 obras dramáticas, entre comedias,


tragedias y dramas históricos, algunas de ellas son; “Macbeth”, “Hamlet”, “Otelo”,
“Ricardo III”, “El Rey Lear”, “ Sueño de una noche de verano”, “Romeo y Julieta”, entre
otras. Sin explicación aparente en el año de 1611 regresó a Stratford, donde no volvió a
escribir nada más, muriendo el 23 de abril de 1616, a sus 52 años. Se dice que en su
testamento, no mencionó nada sobre su obra literaria, lo que despierta curiosidad, de igual
modo fue Ben Jonson, otro dramaturgo inglés quien se encargo de editar sus obras.

La existencia de William Shakespeare como dramaturgo esta llena de enigmas, se ha dicho


que tal vez él ni siquiera fue el escritor de las obras, sino simplemente un hombre que
presto su imagen. Realmente no importa quien fue físicamente Shakespeare; lo relevante es
el legado que dejó, grandes obras que reflejan al ser humano y no solo al hombre de una
época específica, sino a un ser humano que sigue vigente.

El contexto y las ideas del autor en relación con la obra: Shakespeare sitúa su obra en un
contexto medieval, pero el personaje de Hamlet tiene una mentalidad renacentista y
barroca, lo ubico en un ambiente donde no cabe, al cual no pertenece, por lo que es aún mas
su sed de conocimiento, de análisis interno, el deseo de Hamlet de saber quien es, de donde
viene y a donde va, de preguntarse sobre la existencia del ser humano, sentirse melancólico
de ver todo lo que sucede a su alrededor y que aparentemente no puede hacer nada.
Shakespeare plasmó no solo lo humano, si no un panorama político que si bien lo situó en
la época medieval, esa violencia y sed de poder lo vivía el autor en su contexto, entonces
tuvo la habilidad de mostrar esa complejidad de la existencia humana en su personaje, sin
dejar del lado una realidad política y social. Hamlet no es un joven bueno ni malo, es un ser
humano que vive el desengaño de la grandeza del hombre, que tiene un pensamiento
barroco, puesto que se da cuenta que el hombre no es capaz de ser su propio Dios, si no que
es capaz de destruirse a sí mismo y a todo lo que le rodea, dejándose arrastrar por sus
pasiones. Shakespeare se basó en una crónica medieval danesa, escrita en latín en 1514, que
hablaba sobre un príncipe llamado Hamlet, William Shakespeare fue un autor que para

4
realizar sus obras retomó hechos históricos, siempre mostrándolos de otras perspectivas,
más humanas y existenciales. Hamlet habla consigo mismo, es consciente de su existencia
y de sus acciones, decide, ama, odia, vive. Shakespeare convirtió lo individual en universal
al poner sus pensamientos en sus personajes. Este autor tuvo un gran talento para combinar
lo trágico con lo cómico, y lo poético, usando metáforas y simbolismos y en Hamlet, un uso
de la palabra excepcional, un tono irónico y sarcástico sin perder la elegancia y el decoro
que le corresponden por ser un príncipe. Todas estas características hacen de Hamlet un
texto que trasciende una venganza para convertirse en un grito de justicia y búsqueda de
razones para vivir en un mundo putrefacto.

IV.- Estructura formal del texto: Corresponde a la estructura del Teatro Inglés, heredada
del teatro latino para todo el teatro occidental, conformada por V actos.

V.- Ubicación espacial: Rompe con la regla aristotélica de espacio, puesto que la acción se
desarrolla en diversos lugares: principalmente en Dinamarca, en diferentes partes del
castillo de Elsinor, y en las fronteras de Dinamarca.

VI.- Ubicación temporal: Atemporal, se podría deducir que transcurre en Dinamarca,


durante la época Medieval.

VII.- Síntesis del argumento: Hamlet, es un príncipe que después de ver al fantasma de su
padre y éste pedirle que vengue su muerte, decide fingir demencia para poder lograr sus
objetivos, esto lo llevará a preguntarse y buscar respuestas internamente sobre su existencia
en este mundo, se desapegara de todo aquello que no lo deje avanzar hacia su objetivo,
hasta dejar el amor de Ofelia, pero su deseo de venganza se transformará en un deseo de
hacer justicia.

VIII.- Análisis por unidad temática.

Acto I: Es la exposición de la obra, empieza en la noche, en un ambiente oscuro, lúgubre,


misterioso. Los guardias del castillo de Elsinor comentan haber visto una sombra o un
fantasma que parece ser el Rey, padre de Hamlet, quien falleció hace poco. Horacio un
amigo de Hamlet, es el encargado de describir el contexto en el que se encuentra
Dinamarca, de la guerra con Noruega y el posible ataque por parte de Fortimbrás.

5
Enseguida hay una escena de Claudio, hermano del difunto Rey que ahora subió al trono
por haberse casado con Gertrudis, madre de Hamlet, una mujer amorosa, bondadosa, que se
preocupa por su hijo, protectora. Hamlet está muy enojado con los dos, pero más con su
madre, por haberse casado tan rápido con su tío. El lenguaje de Hamlet es irónico,
sarcástico, pero lleno de oraciones formadas de manera inteligente que sueltan el coraje que
siente hacía su madre y su tío, es un joven estudiado por lo que usa muy bien su intelecto
con la gente que no tiene esa educación, como Claudio. Dentro de este acto se presenta los
personajes de Polonio, quien es el Lord Chamberlain, que antes se mencionó, Ofelia quien
es su hija, una joven inocente, bella y de la que Hamlet está enamorada y Laertes, el
hermano de ésta un joven que está a punto de irse a Francia para estudiar. El autor
aprovecha a estos tres personajes y una conversación que mantienen tanto Polonio con
Laertes, para mostrar un lazo real de padre e hijo, una buena relación, que Hamlet no
mantiene con Claudio, este aspecto tiene relevancia temática y dramáticamente, pues la
buena relación que llevaba Laertes con su padre, será el motor de acción más adelante. Los
dos mantienen otra conversación con Ofelia, donde le aconsejan, casi obligan, a que guarde
decoro con Hamlet, que se de a respetar, que no le crea todo, que se mantenga alejada, esto
nos demuestra el lugar de la mujer en una sociedad masculina y guerrera y que Ofelia era
una joven que no podía pensar por sí misma. Hamlet ve por primera vez la sombra de su
padre, en presencia de los guardias, sigue a la sombra y ésta le revela como fue que su tío
Claudio, lo asesinó, mientras el rey dormía en el jardín, su hermano depositó una pócima en
su oído y de esta forma lo mató. La sombra pide a su hijo que vengue su muerte, pero que a
su madre no le haga daño. La reacción de Hamlet, que es tranquila y racional al ver a la
sombra, muestra el pensamiento renacentista de este joven, pues tiene una mentalidad,
abierta y fresca, lo que lo hace no pertenecer a esa Dinamarca agría, cruel y podrida, como
describen los guardias y Horacio el ambiente de esa noche, que en sí es una descripción de
Dinamarca y marca a su vez la atmósfera en que se desarrollará la obra.

Hamlet decide hacerse pasar por loco, para poder accionar libremente, tiene que guardar la
cordura interior para planear como llevar a cabo su venganza, pero por fuera mostrar esa
locura que por dentro lo corroe. Hamlet no está convencido de matar a su tío, tiene la duda
de lo que vio y escuchó en voz de la sombra, esta duda lo hará reflexionar de aquí en
adelante sobre lo que tiene que hacer y como lo hará. Su locura lo ayudará a evaluar las

6
situaciones que se le presenten de manera ambigua e irónica con ayuda de ese lenguaje
intelectual que lo distingue del resto de los personajes, con esta demencia falsa crea un
distanciamiento son sus emociones para poder tomar las decisiones correctas, pues aunque
suene irónico, gracias a su supuesta locura, no actúa instintivamente, sino que todo lo
razona con mayor detenimiento.

Acto II: La acción principal de este acto es investigar la razón de la transformación de


Hamlet, por parte de las personas que lo rodean, ya que quieren saber el porqué de su
demencia. Polonio, después de que Ofelia le muestra unas cartas que Hamlet le ha
mandado, les asegura a los reyes que la locura de Hamlet reside en el rechazo de Ofelia a su
amor. Los reyes piensan que es la muerte de su padre, lo que lo tiene así. Claudio y
Gertrudis deciden llamar a unos amigos de Hamlet; Rosencrantz y Guildenstern para ver si
ellos pueden averiguar la razón de su locura. Hamlet sabe que dichos amigos son mandados
por Claudio, habla con ellos de una manera refinada pero aun así les critica su hipocresía y
su conveniencia con el Rey. Hamlet dentro de su locura habla con ironía, sinceridad y
franqueza, y sus discursos parecen ser más elocuentes que fuera de razón. Shakespeare
pone en palabras de Hamlet un monólogo donde se expone el ideal renacentista y el
desengaño barroco; “¡Qué admirable!, ¡Qué infinitas sus facultades!, (…), ¡Y en su espíritu,
¡qué semejante a Dios!, él es sin duda lo mas hermoso en la tierra, el más perfecto de todos
los animales. Pues no obstante ¿qué juzgáis que es en mi estimación ese purificado polvo?
El hombre no me deleita…, ni menos la mujer”1. El autor así reflejó al hombre en sus
personajes, como lo mas sublime, pero que puede llegar a lo más bajo, a ser polvo, y eso
termina siendo, nada. Este juego de ironía y sinceridad refleja el interior de Hamlet.

Polonio llega a anunciarle que ha llegado una compañía de cómicos, Hamlet es un príncipe
que sabe sobre el arte teatral, pide que se les invite a dar un espectáculo. Shakespeare
aprovecha para dar su opinión sobre los actores, pues Hamlet afirma que éstos son una
crónica y resumen del presente y que gracias al teatro, los actores pueden reflejar lo que el
ser humano es. Hamlet a final de este acto tiene un soliloquio, puesto que todavía duda
sobre la culpa de su tío, al ser un ser racional, necesita pruebas contundentes, lo que

1
Shakespeare, William. (1969). Hamlet. Pág. 65

7
demuestra una persona de alta moral, que no es un vengador instintivo, decide preparar una
escena para que los cómicos la representen, que será el momento donde fue asesinado su
padre por su tío, pues tomando en cuenta lo que piensa del teatro, supone que si Claudio es
culpable se reflejara en ese suceso y reaccionará y puede ser que la emoción lo haga
confesar todo. Hamlet ha estado reflexionando filosófica y profundamente sobre la
existencia del ser humano, con esto el autor refleja este aire renacentista y barroco de su
época.

Acto III: Durante este acto, está el famoso monólogo de Hamlet que empieza con el verso:
¡ser o no ser; he aquí la cuestión!2, si bien los monólogos y los soliloquios anteriores habían
sido de carácter individual, la majestuosidad de este monólogo es que trasciende lo
individual para hablar de la condición humana. Puesto que a grandes rasgos habla sobre la
existencia del hombre, de su actuar en esta vida, de la muerte, de la cobardía del ser
humano de formar parte de un mundo tan vano y cruel. Dramáticamente este monólogo da
inicio a la verdadera transformación de Hamlet, pues empieza a tener más claridad de lo
que él está buscando, durante este acto Hamlet se deslinda completamente de Ofelia, la
quiere proteger pero a la vez sabe que es un obstáculo para poder llevar a cabo su venganza,
por lo que con palabras le da a entender que es mejor que ella se vaya, lejos de ese lugar tan
oscuro para ella, Ofelia es una joven que tampoco pertenece a esa época, ella es soñadora,
inocente, amorosa, no cabe en la cárcel que es Dinamarca, como la definió él mismo.

El autor incluye el Teatro dentro del Teatro, conocido como Meta Teatro, pues dentro de la
obra, se presenta la escena de los cómicos, conocida mundialmente como “La ratonera”,
pues es el momento en que Hamlet le tiende la trampa a su tío; Hamlet pide a Horacio que
observé la reacción de su tío, este personaje aparte de ser amigo del joven príncipe, es la
parte objetiva de Hamlet, es alguien ajeno a los problemas y la conciencia de Hamlet, es
una persona leal y un verdadero amigo. Efectivamente Claudio se siente mal al ver la
escena, pide que se cancele y sube a su habitación, tiene un monólogo, donde muestra su
lado humano, el autor lo muestra en su dimensión intima, reconoce que es culpable, pues
está orando, pidiendo perdón, esta escena es importante dramáticamente porque Hamlet

2
Shakespeare, William. (1969). Hamlet. Pág. 81.

8
aclara todas sus dudas sobre si su tío era culpable o no. A partir de este momento Hamlet se
separa de la sombra de su padre, y se transforma en un ser pensante, en un buen hijo decide
que va a vengar la muerte de su padre, pero por que él quiere hacerlo, deja de ser títere del
destino y de el fantasma de su padre para tomar la decisión él mismo, siendo consciente de
las consecuencias y de todo lo que implica, llevará a cabo su venganza en el momento que
él quiera y de la manera que el decida, Hamlet es un joven que siempre actúa a través de la
reflexión. En este acto, después de ver a Claudio, decide enfrentarse con su madre, con la
que se desahoga, manteniendo siempre su lenguaje intelectual, la hiere con sus palabras,
pues la tacha de corrupta y una persona desconocida para él, Gertrudis muestra el papel de
la mujer, una persona desprotegida, que parece ir siempre con la corriente sin poder tomar
decisiones, nunca se sabe si su madre sabía o no sobre el asesinato de su padre, durante este
enfrentamiento, Hamlet ve la sombra de su padre, Gertrudis no la ve, esto demuestra que ya
no es la sombra si no la conciencia de Hamlet la que le habla y le recuerda lo que tiene que
hacer y que a su madre no la tiene porque dañar. Polonio esta escondido detrás de una
cortina, hace ruido, Hamlet piensa que es su tío el que está detrás de ésta y lo mata, se da
cuenta que es Polonio, se siente mal de haberlo hecho, pero afirma que es el primero de los
daños que serán ocasionados. Le confiesa a su madre que fingió su locura y que sabe que
será mandado a Inglaterra con Rosencrantz y Guildenstern, por órdenes de Claudio, pero
que no se fiará de ellos. El autor nos va mostrando la transformación de Hamlet en un
hombre que busca justicia.

Acto IV: Hamlet en un soliloquio que tiene, se da él mismo valor, ya que no es suficiente la
razón para él, el autor nos da mas pruebas de que es una persona renacentista y
universitaria, necesitaba conocer los hechos y ya los tiene, ahora solo tiene que actuar,
asegura que de ahora en adelante sus pensamientos van a ser de sangre, es mandado a
Inglaterra en compañía de sus dos “amigos”, Rosencrantz y Guildenstern, quienes llevan un
sobre sellado. Ofelia llega a buscar a la reina, está completamente loca, fue una joven que
no vivía por sí misma, siempre fue oprimida, era el reflejo puro de la inocencia y la
fragilidad, así no pudo sobrevivir a tantas cosas, ella se refugia en la locura, real, la que
Hamlet tanto fingió, su hermano se fue, a su padre lo mataron y Hamlet tuvo que
abandonarla también pues debía mantener la razón fría para poder realizar su venganza.
Laertes regresa de Francia al enterarse de la muerte de su padre y jura vengarse de aquel

9
que lo haya matado, también se encuentra con que su hermana esta hundida en la locura,
Claudio aprovecha esta situación para inculpar en todo a Hamlet, y junto a Laertes planear
terminar con Hamlet.

Hamlet envía una carta a Horacio donde le cuenta que camino a Inglaterra, el barco en
donde iban fue tomado por unos piratas, que logró abrir el sobre que Claudio mandó con
los jóvenes que lo acompañaban, donde Claudio pedía que mataran a Hamlet, este cambia
el contenido de la carta y terminan matando a Rosencrantz y Guildenstern, así Hamlet
puede escapar y regresar a Elsinor. Claudio sabe del regreso de Hamlet y decide planear un
duelo de esgrima donde untarán veneno a las puntas de las armas para poder matar a
Hamlet, para tener mejor asegurada la muerte del joven príncipe, pondrá Claudio una perla
de veneno en su copa, así a mitad del duelo lo tomará para refrescarse y morirá. Al final del
acto, llega la reina a anunciar que Ofelia ha muerto ahogada en el río. El autor no solo
escribió una obra de reflexión filosófica, sino que hay intriga. Laertes es un hombre que
amaba a su padre, como Hamlet al suyo, los dos buscan venganza, la diferencia es que
Laertes es un hombre instintivo y lo único que le interesa es su venganza no hacer justicia.
Claudio no había actuado hasta este momento, había estado detrás de todo, pero ahora será
el motor de venganza para Laertes.

Acto V: Hamlet regresa a Elsinor y pasa por el cementerio, el autor introduce una escena
graciosa con los sepultureros que están cavando la fosa donde enterrarán a Ofelia, puesto
que ahora es uno de los ancianos el que juega con el lenguaje como Hamlet lo hizo durante
toda la obra, de igual modo Hamlet realiza una reflexión sobre lo efímera que es la vida,
que solo te vas con lo espiritual y lo material aquí se queda, todo esto cuando encuentra el
cráneo de un cómico que el conoció de niño, Yorik. Ve que viene un séquito de gente con
Ofelia muerta, Hamlet al enterarse de esto, muere emocionalmente, se amarga, se desapega
de él mismo, lo último que le faltaba, la muerte de esta joven lo cambia, pues piensa que ya
está listo para morir, pues ese amor era una de las razones que lo unían con la vida al igual
que su deseo de justicia. Aquí llega al punto máximo del desengaño barroco, el
escepticismo ante la vida. Hamlet acepta el duelo que propone Claudio a efectuarse con
Laertes, Hamlet tiene un presentimiento y una angustia interior sobre ese duelo, Horacio le
recomienda que no participe, pero Hamlet no desiste. Al inicio del duelo Hamlet se

10
disculpa sinceramente con Laertes por lo que hizo, es una manera de purificar su alma, pues
en sí pide perdón a todos los presentes, detrás de ese acto físico existe una reflexión
filosófica. Hamlet sabe que algo pasará por eso se despide. Todo está hecho, las puntas de
las armas tienen untado el veneno, la copa de Hamlet tiene la perla de otro veneno, nada
puede fallar. El duelo comienza, Hamlet y Laertes son heridos mutuamente, así que los dos
tienen el veneno navegándo por sus venas, Gertrudis por equivocación toma el vino que
correspondía a Hamlet, por lo que fallece, Hamlet se da cuenta del plan de Claudio y lo
apuñala, matándolo, aparte Laertes le confiesa lo del veneno y éste se da cuenta que fue
usado por Claudio para lograr su fin, deshacerse de Hamlet. Laertes muere y Hamlet
también, una muerte trágica, característica de Shakespeare, la justicia se hizo a todos por
igual. Hamlet le pide a Horacio que cuente la historia real a futuras generaciones, que
aclare que no estaba loco y que no fue venganza sino justicia. Las últimas palabras de
Hamlet son un punto final temáticamente, “¡Oh!, para mí solo queda ya, silencio
eterno…3”, este joven príncipe descansará, tendrá el silencio que no tuvo durante la obra,
pues se la pasó conversando, pensando, meditando, razonando, reflexionando, causando
pensamientos que le causaban “ruido”. Shakespeare nos muestra a un hombre renacentista,
pensante y que no solo razona, actúa.

IX.- Tema de la obra: La reflexión humana, la introspección y la conciencia que mantuvo


Hamlet, hicieron posible que razonara y no se dejara llevar por el instinto y de esta forma
su deseo de venganza se transformó en un deseo de justicia.

X.- Conflicto de la obra: La fuerza que actúa en Hamlet es la búsqueda de la justicia, por
medio de la razón y la inteligencia, contra Claudio quien actúa por medio de la ambición y
la traición formando una esfera de corrupción, la cual Hamlet hará lo posible por deshacer.

XI.- Conclusiones: Shakespeare muestra a un hombre consciente de su alrededor, de la


corrupción en la que vive, de su contexto social, político y cultural que se combina con el
del propio autor, lo más interesante es que dicho contexto trasciende hasta el día de hoy, es
por eso que esta obra es atemporal porque la corrupción, la ambición, la traición, la

3
Shakespeare, William. (1969). Hamlet. Pág. 176.

11
injusticia y el poder son un ciclo de nunca acabar, y por lo mismo Hamlet se convierte en
un personaje inmortal, por que vive en cada uno de nosotros, jóvenes, adolescentes, adultos,
nos preguntamos, nos respondemos, buscamos respuestas, volteamos a nuestro alrededor y
buscamos las razones de porque seguimos parados en este lugar y porque a veces no
hacemos nada, tanto en problemas individuales como colectivos. Con un lenguaje
totalmente metafórico y lleno de imágenes poéticas hace que el lector o espectador se
sumerja en lo mas profundo de su propio ser y reflexione sobre lo que el personaje está
hablando, logra tener toques de humor, con una ironía y sarcasmo que hacen más
impactante las palabras de Hamlet, un joven inteligente e intelectual, que saca provecho de
esa educación para divertirse y hablar de una manera tan elocuente que puede insultar o
burlarse de la demás gente pero de una manera diplomática y con argumentos. No solo
muestra el mundo de Hamlet, sino de la mujer, muestra los lazos de maritales, la relación
padre-hijo, la amistad y en sí todo lo que el ser humano forma a lo largo de su vida, para al
final morir, y es que a pesar de todos los aciertos o errores de los personajes, William
Shakespeare realizó lo que lo catalogó como uno de los más grandes dramaturgos de la
historia, desnudar el ser humano, para mostrar se esencia, la cual no dejará de existir por
más siglos, autores, guerras, triunfos y seres que en esta Tierra tengan lugar.

XII.- Bibliografía:

Dagre, Tor. (s/a). Unión con Noruega. Recuperado el 18 de mayo del 2012
http://www.noruega.cl/About_Norway/history/upto1814/unionden/

Macgowan, K., Melnitz, W. (1964, 1er ed. En español). Las Edades de Oro del Teatro.
Fondo de Cultura económica: México.

Shakespeare, William. (1969). Hamlet. Salvat Editores, S.A.: España.

12