Vous êtes sur la page 1sur 5

Las hermanas Agazzi

Rosa Agazzi y Carolina Agazzi. Son pedagogas italianas nacidas en Volengo (Verona).
Trabajaron en la educacioó n infantil de 0 a 6 anñ os. Rosa Agazzi dirigioó la casa de los
ninñ os de Mompiano (Brescia) a partir de 1896, sirviendo de modelo a otros jardines y
escuelas que llevan el nombre de las hermanas Agazzi.
En cuanto a su meó todo, se basa en respetar la libertad, experiencia y espontaneidad
personal de los ninñ os y las ninñ as. Sus prioridades de ensenñ anza eran la salud, la
higiene, la cultura fíósica y el lenguaje cultiva las artes musicales y plaó sticas asíó como
las labores domeó sticas incorporadas a su rutina diaria. Su principio metodoloó gico
fundamental es que el uso de las cosas tiene que ser inteligente y vivo, basado en la
actuacioó n y observacioó n de vivencias, respeta la libertad y la espontaneidad del ninñ o
Por uó ltimo, tienen una cancioó n para realizar cada actividad.
Este meó todo ha sido presentado como contrapuesto al meó todo de Montessori. No
obstante las Agazzi lanzaron fuertes críóticas sobre Montessori debido a que
“competíóan” por ser las primeras en cuanto a vanguardia pedagoó gica y sus meó todos
teníóan ciertos matices de diferencia. Asíó como Montessori educaba la idea de “liberar
al ninñ o” de la opresioó n adulta, Agazzi lo quiere “preparar”, “adiestrar” para ser libre en
el mundo exterior.
En 1927, las hermanas se jubilan, pero continuó an su labor, junto a un grupo de
colaboradores, que auó n se mantiene, a traveó s del Centro de Pedagogíóa de la infancia,
institucioó n encargada de difundir y publicar la obra de estas educadoras. El 1 de
Febrero de 1985, fue levantada la “Kindergarten” Escuela Privada Rosa Agazzi, en la
ciudad de Comayaguü ela. EÉ sta arquitectura fue fundada en honor a una de las hermanas
Agazzi, concretamente a Rosa Agazzi, la cual fue pionera junto con su hermana, en el
terreno de la Educacioó n Preescolar dado en Italia.
Contexto histórico
Este meó todo estuvo marcado por una eó poca llena de pobreza y guerra, donde a
principios del siglo XIX Italia no constituíóa un Estado sino que estaba fragmentado,
por lo que debíóan hacer un sobreesfuerzo educando a ninñ os con distintas lenguas. Por
esto, se trataba de un meó todo muy econoó mico con la utilizacioó n de materiales
asequibles a cualquier nivel socioeconoó mico.
Principio pedagógicos
Los principios educativos propuestos por las hermas Agazzi son los siguientes:
El carácter globalizador: Mantener el principio de globalizador en la
ensenñ anza de los ninñ os pequenñ os, ya que no solamente se puede desarrollar un
aó rea en el ninñ o o ninñ a.
El valor de la alegría: Es juego libre y ordenado en un ambiente de tipo
afectivo, en el que se respeta los ritmos y necesidades infantiles, ademaó s de
motivarlos a seguir con su aprendizaje por ellos y ellas mismos / as.
El conocimiento a través de la observación: Este hace referencia a que por
medio de la observacioó n es capaz de crear sus propios conceptos.
La valoración de la actividad que realiza el niño/a: Es la necesidad de
pensar en algo y por consiguiente y experimentar. De esa manera llegan al
razonamiento.
El valor del orden: orden material, esteó tico, espiritual, moral, social y
armoó nico.
Todos estos principios educativos aportados por las hermanas Agazzi, estaó n basado en
el uso inteligente de las cosas a traveó s de dos instrumentos:
El museo didáctico: consiste en colecciones
variadas de pequenñ as cosas y objetos, que ninñ os y
educadores van aportando. Estos objetos, estaó n
dotados de caracteríósticas de sencillez y claridad,
que los hacen atractivos para los ninñ os y estimulan
el juego y la adquisicioó n de conocimientos
importantes como las formas, los tamanñ os,
el volumen, etc.
Las contraseñas: son síómbolos inteligibles para los ninñ os que ayudan a ordenar su
actividad y conservar el orden de las cosas y del ambiente.
Método de enseñanzas
Rosa y Carolina Agazzi fueron dos hermanas pedagogas italianas que trabajaron en el
aó mbito de la educacioó n infantil con ninñ os y ninñ as hasta los 6 anñ os de edad.
Las hermanas Agazzi, desarrollaron un meó todo de ensenñ anza. Este meó todo se basa en
respetar completamente la espontaneidad y la libertad del ninñ o a traveó s de un trabajo
independiente. Los contenidos han de ser presentados mediante actividades luó dicas.
Las hermanas Agazzi, teníóan una cancioó n para realizar cada actividad. Estas dos
pedagogas, organizaron el aula de forma circular. Principalmente trabajaban para el
desarrollo del ninñ o/a y para prepararles para la vida. Ellas queríóan adquirir en los
ninñ os y ninñ as un orden, agilidad y precisioó n. Es muy importante destacar, que en
meó todo queríóan promover en las maestras que la escuela donde los ninñ os y ninñ as
pasaban el resto del díóa, era una continuidad de la vida familiar, ambas estaríóan
conectadas.
El meó todo Agazziano consistíóa en lo siguiente:
 El ninñ o/a aprende o asimila conceptos utilizando la intuicioó n
 La didaó ctica se basa en un uso inteligente de los objetos realistas que obtienen
del entono de la escuela.
 Realizan actividades provenientes del hogar y la vida cotidiana. Algunas de
estas son: lavarse, vestirse…
 Se proporciona a los ninñ os un ambiente caó lido y afectivo, similar al hogar.
 La alegríóa, el juego y la relacioó n con una educadora maternal son elementos
fundamentales de esta metodologíóa.
 El meó todo tambieó n se basa en la educacioó n del lenguaje, a traveó s del canto y el
ritmo corporal.
Por otro lado, las aó reas fundamentales de su sistema fueron:
 La educación sensorial: este tipo de educacioó n se desarrolla ordenando por
colores, materias y formas a los objetos.
 La instrucción intelectual: se basa en la exploracioó n del mundo y la
percepcioó n natural de los conceptos.
 La educación del sentimiento: Es muy importante, puesto que contra la
agresividad. Se desarrolla practicando la religioó n ( ya que queríóan desarrollar y
cultivar el espíóritu religioso., la educacioó n fíósica y la educacioó n moral.
Inventos.
Para realizar las actividades las Hermanas Agazzi, decidieron hacer uso de materias
que no se usaban, lo que actualmente se conoce como reciclables, ellos lo llamaban
“baratijas” para crear diferentes museos, el “Museo del pobre” o “Museo Didaó ctico”.
A partir de aquíó, las Hermanas Agazzi realizaban diferentes actividades, que
nombraremos con maó s detenimiento a continuacioó n, para fomentar el aprendizaje,
trabajar sus cualidades, la clasificacioó n… Ademaó s para lograr que los ninñ os
aprendieran a organizar y clasificar, atribuíóan contrasenñ as basadas en dibujos o
síómbolos identificar los objetos y/o las personas.
Juego.
A continuacioó n, vamos a nombrar un juego que las Hermanas Agazzi, usaban para
realizar y llevar a cabo los diferentes aprendizajes y cualidades. No debemos olvidar
que fueron educadoras de ninñ os cuyas familias eran bastante humildes. Se trataba que
los ninñ os/as fueran capaces de investigar con el fin, de que el menor pudiera
adaptarse de la mejor forma posible, a la sociedad del momento
La cesta de los tesoros: Consistíóa en
sentar al ninñ o o a la ninñ a, de entre los 5 o
6 meses, cuando ya fuera capaz de
mantenerse sentado, cerca de una cesta
con varios objetos que se iríóan
alternando, para facilitar que el menor
pudiera acceder a ellos con mayor
facilidad para que lo pudieran explorar.
Esta actividad se llevaríóa a cabo hasta
que el ninñ o fuera capaz de caminar.
Los objetos utilizados para llevar a cabo esta actividad podríóan ser, objetos naturales,
(los que aportaba la naturaleza, frutas, piedras…) materiales metaó licos (llaves,
instrumentos musicales…) materiales de madera (cucharas de palos, maracas…)
materiales de ropa, goma y piel, papel y cartoó n…
Los principales objetivos de esta actividad eran, desarrollar las capacidades de
coordinacioó n, como el ninñ o/a a la hora de investigar primero elegíóa su pieza, luego la
cogíóan para maó s tarde reconocerla a traveó s de la boca, estimular el oíódo, la vista, el
tacto… desarrollar la capacidad de reconocer los objetos de su entorno, fomentar la
curiosidad innata del ninñ o/a para investigar y descubrir, entre otros.
Aportes.
La principal aportacioó n que las Hermanas Agazzi han hecho a la educacioó n infantil, es
sin duda el meó todo Agazziano, que consistíóa en formar a los ninñ os/as para que fueran
capaces de actuar por iniciativa propia, este meó todo fue muy popular, ya que se usaban
principalmente utensilios de uso diario.
A las hermanas Agazzi, les preocupaba sobre todo la salud, la higiene, la cultura fíósica y
el lenguaje. Por ello, comenzaban cada manñ ana con la higiene personal, logrando que
los ninñ os/as maó s mayores no solo se preocuparan de su propia higiene, sino que se
encargaran de ayudar a los maó s pequenñ os a desvestirse, y repartirles los jabones y las
ropas. Al principio los ninñ os/as eran incapaces de valerse por síó solos, sin embargo
despueó s de unos díóas, la educadora solo se encargaba de lavarles el pelo y cortarles las
unñ as a los maó s pequenñ os. Con estas actividades lograron que los ninñ os/as no solo le
preocuparan de su haó bito de aseo diario, sino que tambieó n estuvieran pendientes y
ayudaran al haó bito de los demaó s.
Dentro de las tareas diarias, tambieó n se encontrabas las labores domeó sticas (poner la
mesa, lavar la loza…) donde los maó s pequenñ os debíóan colaborar en la medida de lo
posible, ademaó s de no descuidar la huerta escolar, y mantener la buena conducta.
Conclusión.
El meó todo de las hermanas Agazzi se basa en la libertad, espontaneidad, creatividad y
experiencia personal de los ninñ o/as y en su díóa a díóa. Ademaó s, la ensenñ anza debe
cubrir todos los aspectos del ninñ o basaó ndose en el principio de globalizacioó n, dejando
al ninñ o que conozca por su propia naturaleza. La educadora deberaó de observar
cuidadosamente al ninñ o/a y ayudarles en lo que necesiten.
En la escuela se ha de trabajar a partir del “museo” objetos que los ninñ o/as manipulan
con frecuencia y que les son de gran valor afectivo. Es importante para ellas el orden
de tipo material moral. Se han de distribuir en el aula de tipo circular, facilitando la
comunicacioó n entre los ninñ o/as y la educadora para que este ambiente enriquecedor
contribuya al aprendizaje. Y por uó ltimo, en lo que se refiere a la personalidad, se han
de cuidar los aspectos fíósico, intelecto, eó tico-social (orden y disciplina), pero no tienen
como meta que los ninñ os creen nuevas relaciones sociales maó s allaó del aó mbito familiar.
Por otro lado, Rosa y Carolina Agazzi han dejado un rastro en la historia de Italia para
la reforma de la educacioó n infantil. La casa de Mompiano ha servido de modelo a
otros jardines o escuelas que se levantaron con el nombre de las hermanas Agazzi (se
denominan Escuelas Agazzi). Muchos centros en todo el mundo han aplicado este
meó todo, pero dando gran importancia a las actividades cotidianas y rutinarias
(alimentacioó n, higiene, vestirse…), al ambiente escolar o continuidad de entre el
colegio y la escuela. Ellas daban gran importancia a los materiales de desechos, para
que los ninñ os/as pudiesen traer cualquier cosa desde casa (cartoó n, botellas de
plaó stico...) al igual que con materiales naturales (Piedras, castanñ as…). Sin embargo, en
Espanñ a es donde menor influencia hay de este meó todo, pero existen dos cosas que se
las debemos a las Agazzi; el uso de contrasenñ as y el reconocimiento de cierta funcioó n
maternal de las educadoras infantiles.

Fuente: http://carolinayrosaagazzi.blogspot.com/