Vous êtes sur la page 1sur 11

CAPITULO I

ASPECTOS GENERALES
1. ANTECEDENTES.
En el año 2002, Arjen Hoekstra acuñó el término de “huella hídrica” (water
footprint) para obtener un indicador que relacionara el agua con el consumo a
todos los niveles de la población. La huella hídrica de un individuo, comunidad o
comercio se define como el volumen total de agua dulce que se utiliza para
producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o comunidad así como
los producidos por los comercios. Desde entonces, son muchas ya las empresas
que han introducido esta práctica dentro de sus políticas de sustentabilidad.
ComunicaRSE entrevistó al profesor Hoekstra quien adelanta los últimos pasos en
esta crucial materia.

¿Qué es y cómo nació el concepto de huella hídrica?


La huella hídrica es un indicador de consumo de agua y de su contaminación,
medida sobre la cadena de suministro total de un producto. Introduje el concepto
hace ocho años en un estudio de la dimensión global del agua. Dado que muchas
cadenas de suministro son internacionales, también las huellas del agua de
muchos de nuestros bienes de consumo diario son verdaderamente globales.

Huella Hídrica De forma muy simplificada, la Huella Hídrica (HH) es un indicador


del consumo y contaminación de agua dulce, que contempla las dimensiones
directa e indirecta. Su concepto fue introducido por primera vez en año 2002 por el
Dr. Arjen Hoekstra y desde entonces es difundido por la organización Water
Footprint Network (WFN). Conceptualmente, la HH es un indicador
multidimensional compuesto por variables que, para su mejor entendimiento, se
definen de la siguiente manera:  HH Azul, se refiere al consumo de los recursos
hídricos azules (agua dulce), superficial o subterránea, en toda la cadena de
producción de un producto. Consumo se refiere a la pérdida de agua en cuerpos
de agua disponibles en la superficie o en acuíferos subterráneas en el área de la
cuenca. La pérdida ocurre cuando el agua se evapora, no regresa a la mista
cuenca, es dispuesta al mar o se incorpora a un producto.
HH Gris, se refiere a la contaminación y está definida como el volumen de agua
dulce que se requiere para asimilar una carga de contaminantes dados las
concentraciones naturales y estándares ambientales de calidad de agua.  HH
Verde, se refiere al consumo de recursos de agua verdes (agua de lluvia que no
se convierte en escorrentía sino que se incorpora en productos agrícolas).
Finalmente la HH Indirecta, que engloba dentro de su evaluación a los tres tipos
de Huellas mencionadas con anterioridad:  HH Indirecta, se refiere al volumen de
agua incorporada o contaminada en toda la cadena de producción de un producto.
Por ejemplo, en la producción de cerveza. Durante el crecimiento del cultivo de
cebada se consume y se contamina agua, que sería la HH Indirecta de la
producción de cerveza. En la producción de cerveza se consume y se contamina
agua, que sería la HH Indirecta del producto terminado.

2. PROBLEMA
La escasez de agua a nivel mundial, es una problemática actual que el hombre
aún no ha podido resolver, teniendo en consideración que la cantidad de agua
dulce que se dispone es solo del 3% del total de agua del planeta; pero casi toda
ella está en los hielos de los polos, en los glaciares, en depósitos subterráneos o
en otros lugares de difícil utilización. Por todo esto, sólo un 0,003% de la masa
total de agua del planeta es aprovechable para los usos humanos.

3. OBJETIVO.
Analizar la sostenibilidad ambiental de la huella hídrica verde de la actividad
agrícola, a través de su cuantificación.

OBJETIVO ESPECIFICO.
 Determinar la sostenibilidad ambiental de la huella hídrica verde
de la actividad agrícola.
 Comprender los conceptos de agua virtual, y huella hídrica.
 Identificar los potenciales impactos relacionados con el agua.
 Plantear posibles alternativas para reducir las huellas hídricas.
4. Justificación.
Al medir la huella hídrica se determina la cantidad de agua consumida y
desechada, con base en esto se pueden formular estrategias de racionalización
con el fin de prevenir impactos severos en la disponibilidad del agua, frente a las
posibles crisis mundiales por escasez del recurso. La huella hídrica se determina
para que sea empleada como un indicador preciso, con el cual se permite
comparar sociedades y evaluar su impacto al recurso hídrico. En el mundo
industrial actual este indicador muestra previamente que la mayoría de los países
desarrollados supera ampliamente su propio abastecimiento hídrico, debido al alto
consumo generado por las industrias. Colombia es un país con abundancia de
agua, justamente por eso deben realizarse medidas de indicadores como la huella
hídrica, de manera que se puedan identificar los sectores de mayor consumo de
agua que finalmente redundan en afectaciones a la calidad de los cuerpos de
aguas receptores de los residuos industriales y domésticos, para así generar
medidas de prevención y corrección frente a los impactos generados a la calidad
del agua. Con base en lo anterior y el concepto de huella hídrica se pueden
dilucidar dos realidades ligadas que quedan fuera del alcance de la intuición.
Primero, que el modo de vida característico de los países más ricos del planeta no
puede extenderse al conjunto de sus habitantes. En segundo lugar, una economía
planetaria sostenible exige de esa misma minoría realice una reducción de sus
consumos; de manera que incrementen la eficiencia de sus procesos productivos
empleando de manera sostenible el agua.
CAPITULO II
5. ANÁLISIS Y DIAGNÓSTICOS.
De una forma sencilla podemos decir que la huella hídrica es un indicador de uso
de agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como indirecto por parte de
un consumidor o productor. La huella hídrica de un individuo, comunidad o
comercio se define como el volumen total de agua dulce que se utiliza para
producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o comunidad así como
los producidos por los comercios.

Conceptualmente, la HH es un indicador multidimensional compuesto por variables


que, para su mejor entendimiento, se definen de la siguiente manera:

HH Azul, se refiere al consumo de los recursos hídricos azules (agua dulce),


superficial o subterránea, en toda la cadena de producción de un producto.
Consumo se refiere a la perdida de agua en cuerpos de agua disponibles en la
superficie o en acuíferos subterráneos en el área de la cuenca. La perdida ocurre
cuando el agua se evapora, no regresa a la mista cuenca, es dispuesta al mar o se
incorpora a un producto.

HH Gris, se refiere a la contaminación y está definida como el volumen de agua


dulce que se requiere para asimilar una carga de contaminantes dados las
concentraciones naturales y estándares ambientales de calidad de agua.

HH Verde, se refiere al consumo de recursos de agua verdes (agua de lluvia que


no se convierte en escorrentía sino que se incorpora en productos agrícolas).

Finalmente la HH Indirecta, que engloba dentro de su evaluación a los 3 tipos de


huellas mencionadas con anterioridad, y se refiere al volumen de agua incorporada
o contaminada en toda la cadena de producción de un producto

La huella hídrica está formada por tres tipos de, digamos, “sub-huellas”, que son la
huella verde, la azul y la gris. La verde hace referencia a la lluvia que se almacena
en el suelo, se evapora o se incorpora en el crecimiento de las plantas. La
azul hace referencia al agua que se obtiene de recursos subterráneos o
superficiales y que se evapora, se incorpora en un producto, o se toma de un
cuerpo de agua y se lleva a otro. Por ejemplo, el agua que sale del grifo en casa
puede venir del acueducto, el acuerducto la toma de un río, y después del uso y el
tratamiento la devuelve al mismo río. Por último, la huella gris se refiere a la
cantidad de agua dulce que se necesita para asimilar los contaminantes que son
vertidos en las fuentes de agua, para mantener normas específicas de calidad de
agua.

Esto quiere decir que la huella hídrica tiene en cuenta también la cantidad de agua
que resulta contaminada en todos esos procesos, y que se calcula a partir del
uso directo e indirecto de agua (a ese último también se le dice agua
virtual); por ejemplo: se necesita una taza de agua para preparar una taza de café,
pero se calcula que se necesitan 132 litros de agua para producir el café que va en
esa taza… eso incluye el agua para el cultivo, la producción, el transporte, etc, etc.
132 litros de huella hídrica en una taza de café. Sí, es bestial.

El indicador denominado 'huella hídrica' (HH) trata de suplir esta deficiencia,

buscando evaluar el nivel de apropiación e impacto sobre los recursos hídricos

que requiere la producción de un bien o la prestación de un servicio a lo largo de

toda su cadena de producción, incluyendo, en el cálculo, las materias primas. Su

cálculo se establece de forma modular, es decir, sumando las necesidades de uso

y consumo de agua de cada etapa de producción desde el origen hasta el

consumidor final.

¿Para qué sirve?

La Huella hídrica nos hace tomar conciencia del consumo de agua que
necesitamos en todas nuestras actividades. La huella hídrica nos sirve para tener
un valor de referencia en nuestro uso del agua y sobre todo el valorar donde
podemos mejorar como Organización. Nos sirve de base de partida para
establecer un manejo eficiente del agua y el establecimiento de objetivos.

La huella hídrica es un indicador que define el volumen total de agua dulce usado
para producir los bienes y servicios producidos por una empresa, o consumidos
por un individuo o comunidad. Mide en el volumen de agua consumida, evaporada
o contaminada a lo largo de la cadena de suministro, ya sea por unidad de tiempo
para individuos y comunidades, o por unidad producida para una empresa. Se
puede calcular para cualquier grupo definido de consumidores (por ejemplo,
individuos, familias, pueblos, ciudades, departamentos o naciones) o productores
(por ejemplo, organismos públicos, empresas privadas o el sector económico).

COMPONENTES DE LA HUELLA HÍDRICA:

El total de la huella hídrica de un individuo o un producto descompone en tres


elementos:

 Azul: Es el volumen de agua dulce extraída de un cuerpo de agua superficial o


subterránea y que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un
producto.
 Verde: Es el volumen de agua de precipitación que es evaporada en el proceso
productivo o incorporada en un producto.
 Gris: Es el volumen de agua contaminada, que puede ser cuantificada como el
volumen de agua requerida para diluir los contaminantes hasta el punto en que la
calidad del agua esté sobre los estándares aceptables.

¿Cuáles son las utilidades?


 Cuantificar la magnitud de la cantidad de agua utilizada y los riesgos potenciales a
los que se enfrenta un sistema productivo.
 Para generar conciencia de dónde y cómo se utiliza el recurso hídrico.
 Para tomar mejores decisiones sobre cómo manejar el recurso hídrico y gestionar
procesos.
 Participación en políticas locales y nacionales de sostenibilidad ambiental y
productiva.

¿Cuál es su importancia en la agricultura?}

A nivel mundial, la actividad agrícola usa alrededor del 70% de toda el agua en el
planeta y se calcula que en los próximos años, debido al aumento poblacional y los
patrones de consumo, la cantidad de agua necesaria para producir los alimentos,
fibras y biocombustibles requeridos por la población incrementen el uso del agua
aumente hasta en un 55%. El indicador de huella hídrica en la agricultura puede
permitir establecer políticas y acciones concretas para ahorrar agua en el sector que
mayor requerimiento del recurso tiene.

¿Cómo se logra cuantificar la Huella Hídrica en los sistemas agrícolas


evaluados?

El objetivo principal es desarrollar e implementar metodologías para la medición


del uso del recurso en los tres componentes de la Huella Hídrica y adaptar estas
metodologías a cada sistema productivo.

¿Es la huella hídrica un concepto negativo?

No, algunos componentes de la huella hídrica pueden tener impactos ambientales


negativos, pero puede haber otros componentes que no los tengan. Además,
merece consideración si se tiene una huella hídrica total por debajo o por encima
de la misma proporción de los recursos de agua dulce disponibles en el mundo.

La huella hídrica muestra los volúmenes simples de consumo de agua y


contaminación, incluyendo dónde y cuándo, en todas las fases de la cadena de
suministro de un producto. Esto es interesante desde dos perspectivas:

Primero, la huella hídrica indica el volumen de agua total aparentemente


apropiado para un determinado producto. Debido a que la disponibilidad de
agua dulce en la tierra es limitada, es importante saber cómo se asigna a diversos
propósitos, para alimentar debates como el agua para la naturaleza versus los
alimentos, el agua para los alimentos frente a la energía o el agua para las
necesidades básicas frente a los bienes de lujo. Además, es interesante ver cómo
se comparte el agua entre las personas.

En segundo lugar, la huella hídrica constituye la base de una evaluación de


impacto detallada. El mapa de la huella hídrica (que muestra dónde y cuándo se
están apropiando los volúmenes de agua) es la base para evaluar los impactos
locales de los diversos componentes de la huella hídrica. Para este propósito, el
mapa de la huella hídrica puede ser superpuesto con un mapa que muestra el
estrés hídrico local. De esta manera se pueden identificar los “puntos calientes”
donde la reducción de huella hídrica es más urgente

REDUCCIÓN DE HUELLA HÍDRICA

Existen países que sufren gran escasez de agua y tienen una dependencia de la
importación de agua poco relevante. En el caso de Yemen, por ejemplo, se debe a
que no poseen los recursos económicos suficientes como para adquirir productos
que les permitan ahorrar agua virtual. En el caso de Egipto, es el consumo masivo
de agua del Nilo el que reduce severamente la importación.

Es lógico que a mayor huella hídrica, mayor PIB y mayor consumo. Se dice que un
país sufre escasez de agua cuando el consumo total supera a los recursos
renovables de agua disponibles. Desde el punto de vista de los recursos hídricos,
es probable que exista una relación positiva entre la escasez de agua y la
dependencia respecto a la importación de agua.

FORMAS DE REDUCIR LA HUELLA:

– Romper la aparentemente obvia conexión entre crecimiento económico y


aumento de consumo de agua, adoptando técnicas de producción que permitan
ahorrar agua.

– La aplicación de técnicas más eficaces para la recogida de agua de lluvia y la


mejora de los regadíos en agricultura.

– Cambiar los patrones de consumo hacia productos con menor contenido de agua
virtual; por ejemplo, reduciendo el consumo de carne. Los productos
manufacturados necesitan más agua que los naturales, las dietas ricas en carnes
suponen una huella hídrica mucho mayor que las dietas vegetarianas.

– Realizar campañas de concienciación y etiquetar los productos de manera que


quede reflejado el coste en términos de uso del agua. Aumentar el precio de
aquellos productos con más uso de agua virtual. 


– El comercio mundial de agua virtual puede contribuir al ahorro de agua. Este pto
propone a los países áridos reducir la presión sobre los recursos disponibles
importando los productos que requieren mayor cantidad de agua del exterior, y
produciendo los bienes y servicios con menor consumo de agua. Por ejemplo,
Jordania ha conseguido externalizar con éxito parte de su huella hídrica
importando trigo y arroz de los Estados Unidos, que tiene una mayor productividad
que Jordania. Varios países como Israel o Jordania, ya han elaborado políticas
para reducir la exportación de productos que requieran grandes cantidades de
agua.

Actualmente, entre el 60% y el 90% del agua doméstica de Jordania se importa a


de agua virtual. México importa trigo, maíz y sorgo de los Estados Unidos, lo que
representa un volumen de agua virtual de 7,1 Gm3/año. Si tuviera que cultivar el
volumen importado en su propio territorio, el gasto de agua sería más del doble.

Es preciso aumentar la precisión de los métodos de medida de la huella hídrica


para realizar evaluaciones más exactas del impacto sobre el medio ambiente. Por
ejemplo, habrá que considerar la proporción entre la huella hídrica interna y
externa, ya que externalizar (transferir) la huella hídrica implica externalizar
también el impacto ambiental. Además, parte del agua puede reutilizarse para
otras usos, mientras que en otros casos, no.

El reto consiste en utilizar el concepto de huella hídrica como herramienta práctica


cómo los patrones de consumo afectan al uso del agua, cómo los futuros cambios
en dichos patrones influirán en los recursos hídricos, cómo pueden los países
externalizar su huella hídrica para reducir la presión sobre sus recursos
domésticos y cómo terceros países pueden beneficiarse de su relativa abundancia
de agua mediante la exportación de productos caros, en términos de utilización de
recursos hídricos.

BENEFICIOS DE TRATAR LA HH COMO ASPECTO ESTRATÉGICO

Ahorro de costes, derivados de un menor consumo de materias primas y de la


gestión y depuración de los vertidos líquidos.
 Mejora de la imagen corporativa, en un entorno cada vez más preocupado
por el medioambiente.
 Preparación ante nuevos requisitos legales y mayor facilidad de adaptación
a nuevas normativas, con el consiguiente ahorro de costes.
 Demostración del compromiso de la organización con el desarrollo
sostenible y la lucha contra el cambio climático.
 Transparencia. Aumento de la credibilidad ante inversores y clientes.
 Aumento de la competitividad. Elemento diferenciador.
CAPITULO III
6. DESARROLLO DE LA PROPUESTA.
La población ha ido aumentando con el paso del tiempo junto con el consumo de
agua. Sin embargo la cantidad de agua dulce se ha mantenido igual, lo cual ha
conllevado a que disminuya la accesibilidad a este valioso recurso.

Por eso es importante que busquemos estrategias para reducir nuestra huella udar
a preservar el agua de nuestro planeta. Para esto podemos aplicar los siguientes
métodos:

Elegir alimentos que se produzcan cerca de nuestra casa, prefiriendo los vegetales
arnes. Conoce más de la huella hídrica en la producción de alimentos para saber
cuáles tienen una menor huella hídrica.

Aplica diariamente estrategias para ahorrar agua en casa, desde tomar duchas
hasta asegurarte de arreglar las posibles tuberías y llaves que goteen o tengan
fugas.

Fijate en el etiquetado de la ropa. La huella hídrica en la producción de las prendas


la calidad, el material, el proceso de fabricación, etc.

Utiliza electrodomésticos ahorradores que sean eficientes, dentro de los cuales se


encuentran las lavadoras y los lavavajillas. Al hacer esto estarás ahorrando
tiempo, agua, energía y dinero. También asegúrate de utilizar inodoros amigables
con el medio ambiente que utilicen una menor cantidad de agua por descarga.

rgía eléctrica. Un kW/hora requiere alrededor de 25 galones de agua para


producirse. Por lo tanto debemos apagar los dispositivos eléctricos y la luz cuando
no se esté utilizando. También reemplazar los bombillos por unos con luz
incandescente. Puedes incluso adquirir paneles solares para el suministro de
energía en tu hogar.

Aplica las 3 R’s de reducir, reusar y reciclar. Entre menor sea nuestro consumo de
productos y servicios, menor será nuestra huella hídrica y mayor será la
conservación del agua en el mundo.

El planeta se enfrenta a una escasez de agua que día con día va empeorando. es
causado debido a la mala administración que se ha tenido de los recursos hídricos,
lo que a su vez causa un gran impacto en el medio ambiente, pero también en la
sociedad. A pesar de ello hay soluciones para poder resolver esta crisis, un
ejemplo de ello es la huella hídrica.

La huella hídrica es un indicador que muestra el volumen total de agua dulce que
se utiliza directa o indirectamente para producir los bienes y recursos de un país
CAPITULO IV
7. CONCLUSIONES.
Llegamos a una conclusión de huella hídrica o huella de agua, es una forma de
medir nuestro consumo directo e indirecto de agua, no solamente el agua que
bebemos. Y también la huella hídrica total del volumen de agua que se utiliza para
producir los bienes y servicios consumidos por una persona, una comunidad o una
empresa

El uso del agua y sus impactos ocurren, por lo general en una cuenca hidrográfica,
por lo que resulta importante que la gestión sostenible del agua se base en este
contexto local. El agotamiento del agua o la contaminación en un lugar no pueden
ser compensadas mediante medidas en otra cuenca hidrográfica. La
compensación en el caso del agua debe ser local, en los lugares y periodos en que
esta huella hídrica cause problemas. La compensación está muy relacionada con
la idea de valor compartido y responsabilidad social corporativa que se basa en
crear el mayor valor a largo plazo para los accionistas, en términos de rentabilidad
y ventaja competitiva, a la vez que crea valor para la sociedad. Se podría ofrecer
algún tipo de incentivo por parte de la política pública (incentivos económicos
como la desgravación de impuestos u otros). 8º La huella hídrica gris, aunque
puede ser útil para estimar el potencial de la contaminación desde el punto de vista
ecosistémico es motivo de controversia. No parece posible que haya una huella
hídrica gris negativa ya que se refiere a la variación de las condiciones naturales.
La mayoría de los autores recomiendan utilizarlo como un dato independiente de la
suma de las huellas verde y azul.

A pesar de estos resultados, es necesario seguir optimizando el uso de los


recursos hídricos de los sistemas de producción, debido a la limitación de los
recursos hídricos que existe en zonas. Un mayor control de los riegos permitirá
mejorar la eficiencia en el uso de los recursos hídricos y minimizar los lixiviados o
drenajes, reduciendo por tanto el impacto ambiental de los mismos.

BIBLIOGRAFIA
https://www.youtube.com/watch?v=b1f-G6v3voA

http://recuperandoelplaneta.blogspot.com.es/

Fuente: ECOticias.com