Vous êtes sur la page 1sur 151

Ciencia Derecho y Sociedad

Serie: Materiales de Estudio

Introducción a los Estudios de la


Carrera de Abogacía

Ciclo 2018- Tomo II

Facultad de Derecho - Universidad Nacional de Córdoba


Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 7

Presentación

Los textos incluidos en este tomo II de los materiales perspectiva, Eugenia Gómez del Río trata el tema de
de estudio para el ingreso a la carrera de abogacía tienen las relaciones entre los ciudadanos y el Estado. Se trata
por objetivo acercar a los estudiantes a las nociones de de una temática de especial interés para los estudiantes
estado, democracia y derechos, entendiendo que las de derecho ya que permite la comprensión de las
mismas se sostienen y relacionan mutuamente en el relaciones individuo-estado en las estructuras históricas
marco de la historia social y política. Con ese fin, se ha e institucionales que se estudiarán en el texto siguiente,
elegido un orden no conservador para su presentación ya referido a la historia institucional argentina. Por otra
que en lugar de contar en primer lugar la historia, se ha parte, el concepto de ciudadanía y la percepción de
otorgado un primer lugar a la lectura de los conceptos las distintas concepciones de los derechos unidos
de estado, democracia y derechos para luego buscar en a la misma, son bases relevantes para el análisis
la historia argentina ejemplos y comprensiones de los de temas como: la legitimidad de las democracias
procesos de constitución y transformación del estado, la constitucionales y sus límites de representación; los
democracia y los derechos que la misma implica. procesos de construcción de identidades ciudadanas y
En el primer texto, María Teresa Piñero brinda un la garantía de existencia de los derechos humanos.
acercamiento al estudio del estado y de la democracia, a En el último texto de estudio del presente tomo,
partir de conceptualizaciones claves para su comprensión
Cristina Vera de Flachs explora la historia institucional
y focalizando la atención en su relación con el derecho.
argentina. Interpretando que para los abogados la
Asimismo, la autora muestra que el estado, en el sentido
historia del derecho es esencial, la autora describe
de organización político-social de carácter unitario, es
las fuentes históricas del derecho argentino y las
un producto de la cultura de Occidente que se plasma
instituciones jurídicas creadas a lo largo del tiempo
durante la Modernidad y transita un proceso de
transcurrido. Vera de Flachs enriquece este raconto con
transformaciones que darán lugar a diferentes modelos
el conocimiento de las sociedades que contribuyeron a
de estado, relacionados a la vez con transformaciones
la construcción de lo jurídico en Argentina. La Historia
en la significación de los derechos. Finaliza el texto
con la caracterización del Estado de Derecho y Institucional Argentina permite entender el derecho
fundamentalmente con el afian­zamiento del “cons­ engarzado en bases más amplias y en relación con el
titucionalismo” del que es claro ejemplo la Constitución mundo político, económico y social, contribuyendo de
Nacional Argentina, también presentada por Piñero. este modo a la comprensión de la lógica con la que se
conformaron las instituciones de la Nación.
El segundo texto de estudio analiza el concepto de
ciudadanía y de los derechos ligados a la misma en
el contexto de las democracias modernas. Desde esa Eugenia Gómez del Río
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 9

Introducción al Estado y a la vida democrática

María Teresa Piñero*

El presente capítulo intentará brindar un acercamiento No habìa un derecho unitario ya que por las sucesivas
al estudio del Estado y de la democracia, focalizando invasiones de los pueblos entre sì había una gran
la atención en su relación con el derecho, a partir de dispersión jurídica, además no existía una burocracia
algunas conceptualizaciones y de un breve recorrido organizada, en el sentido de funcionarios organizados
histórico sobre el proceso de constitución del Estado. con roles definidos que cumplieran funciones pautadas
por el Estado para organizar la vida social.
Proceso histórico de
formación del estado y sus “La nación es la expresión de una cierta
transformaciones: modelos de civilización en un cierto momento histórico
estado de su desarrollo. La nación no es una realidad
natural. El concepto de nación no encuentra
El Estado1, en el sentido de organización político- aplicación natural en todas las comunidades
social de carácter unitario, es un producto de la cultura políticas. La nación es una realidad histórica, una
de Occidente que se plasma a partir del Renacimiento, en representación colectiva, histórica, que aparece de
la Modernidad. Con anterioridad a esta época no puede modo masivo en la civilización occidental hacia el
hablarse propiamente de “Estado”. Existió, obviamente, siglo XVIII, singularmente a través de los filósofos
la relación gobernantes-gobernados, pero ésta se dio franceses, y que se desarrolla con los movimientos
de una manera muy diferente si la comparamos con la revolucionarios de fin de siglo”. (Blas Guerrero,
que se efectiviza en la actualidad; esto quiere decir que 1981:80).
las organizaciones políticas antiguas, como la de los
griegos y medievales, como la de los romanos, fueron
muy distintas a la que posteriormente -y hasta nuestros Como señala Heller (1934, 145), “la palabra
díasse denominaría “Estado”. “Estado” designa certeramente una cosa totalmente
Pero además hablamos de la constitución de nueva porque a partir del Renacimiento y en el
los Estado–Nación, esto implica que las nuevas continente europeo, las poliarquías, que hasta entonces
organizaciones políticas que surgirán en Europa, no se tenían un carácter impreciso en lo territorial y cuya
limitarán a con centrar el poder de manera unitaria, coerción era floja e intermitente, se convierten en:
sino que en función de ese objetivo, impulsan lazos 1. unidades de poder continuas y claramente
culturales, de tradición, de valores en el grupo humano, organizadas, con un solo ejército que era permanente,
respecto de los grupos étnicos existentes, dando paso, 2. una única y competente jerarquía de funcionarios y
en un largo proceso que se evidencia a partir del siglo 3. un orden jurídico unitario, imponiendo además a
XVIII, a la idea de “Nación”. los súbditos el deber de obediencia con carácter general.
Entre el paso de la Edad media y el Renacimiento A consecuencia de la concentración de los instru-
se producen múltiples procesos históricos, políticos, mentos de mando (militares, burocráticos y económi-
económicos etc. que transforman la idea de cómo cos) en una unidad de acción política -fenómeno que
organizar la vida de los grupos humanos. En la se produce primeramente en el norte de Italia debido al
Edad media los pueblos y ciudades eran unidades más temprano desarrollo que alcanza allí la economía
relativamente autónomas con su propia forma monetaria-, surge aquel monismo de poder, relativa-
de organización, y sus redes de poder (llamadas mente estático, que diferencia de manera característica
poliarquías), estructuradas por el llamado feudalismo2 al Estado de la Edad Moderna del territorio medie-val”.
que impedían, que en la práctica, el Emperador (máxima Mencionamos la economía capitalista y fue Weber
figura simbólica de poder político de la época) ejerciera (1969) quien afirmó la importancia de su formación
un control y dominio sobre todos sus territorios y gente.

* Profesora Titular de la Cátedra “A” de Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía Facultad de Derecho.
1
Se afirma que fue Maquiavelo quien introdujo en la literatura científica la voz Estado en el siglo XVI.
2 El feudalismo se caracterizó por la existencia de estructuras creadas por los “señores” (podían ser condes, barones, duques, príncipes, etc.) que poseían
poder sobre determinados territorios donde establecían una relación de vasallaje entre el señor y sus vasallos. El señor era una autoridad que brindaba
protección y acceso a una porción de tierra, y recibía a cambio la lealtad absoluta de los vasallos y su apoyo para las luchas.
10 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

consciente y racional para lograr concentrar el poder importante la idea de un derecho único, frente a
de esta nueva organización, lo que se logra finalmente la disgregación jurídica, la falta de codificación y
a través de la alianza entre el monarca y la nueva la inseguridad en el derecho que caracterizaba los
clase social: la burguesía, formada en el marco de los períodos anteriores. Por ello se toma al Derecho
nuevos valores “modernos”, y sujetos preciados de la Romano, sistematizado por la burocracia justiniana
rueda económica capitalista (eran los que compraban y que comienza a expandirse como “derecho cierto”
vendían). La burguesía clamó por un gobierno fuerte, desde fines del siglo XV. Esto trajo la necesidad de
ante la inseguridad provocada por los constantes encomendar la justi cia a funcionarios especializados
problemas entre los nobles y la monarquía, y por ello se formados en el Derecho Romano en las Universidades
acercaron al rey. A su vez, éste encontró en la burguesía del norte de Italia. Estos funcionarios permitieron la
una nueva fuente de financiamiento sustituyendo a la creación de una jurisdicción relativamente previsible
antigua nobleza que cumplía ese papel, pero que lo basada en normas racionales, viniendo a crear el
hacía a cambio de férreos controles que le quitaban concepto de seguridad jurídica, puntal del nuevo
poder al monarca. Estado, sustituyendo a los tribunales integrados por
personas sin preparación, quienes juzgaban según el
Esta nueva organización irá poco a poco desa- sentido jurídico y los precedentes. La codificación y la
rrollando las condiciones de “estatidad” en la que profesionalización de la función de aplicar y ejecutar
la economía juega un papel fundamental y va for- el derecho, eliminaron la idea del “derecho del más
mando sus elementos constitutivos. Vea al respec- fuerte”, e hicieron posible la concentración del ejercicio
to más adelante en esta sección las condiciones legítimo del poder físico en el Estado, fenómeno que,
de la estatidad tomadas de Oszlak , los elementos con razón, se señala como una característica típica del
del Estado y vincule estos temas con el proceso Estado moderno.
histórico de formación del Estado. Pero en la práctica esta nueva seguridad jurídica que
significaba “igualdad de los hombres frente a la ley”,
tenía sus implicancias, así sostiene Heller (1934, 153):
Esta concentración de poder caracteriza al Estado
como una unidad de dominación independiente en lo “La concentración de los medios de
exterior e interior, que actúa de modo continuo con dominación y especialmente de la creación
medios de poder propios y claramente delimitada jurídica, en las manos del rey absoluto de una
tanto territorial como socialmente; es decir, operando unidad jurídica, iban de hecho acompañadas
independientemente sobre personas determinadas en necesariamente de una mayor igualdad jurídica
un territorio determinado. formal. Esta igualdad jurídica que, en su
Aparece concomitantemente, la idea de una aspecto político, no significaba al principio otra
pluralidad de Estados soberanos, coexistiendo con una cosa sino que los súbditos todos, sin distinción
igual consideración jurídica; a diferencia de la Edad de clase o nacimiento carecían de derechos
media en que todas las formaciones políticas de Europa políticos frente al rey, expresa luego, además,
se consideraban más bien subordinadas al Emperador. que la ley del monarca es igualmente obligatoria
Como organización nueva hablamos del Estado, para todos los súbditos”.
siendo la monarquía absoluta el tipo de gobierno
predominante en Europa entre los siglos XVI y XVII,
tipificando la forma de Estado Absolutista, siendo Hacia un nuevo modelo de Estado
ejemplos de su tipo de gobierno el representado por los
Reyes Católicos en España, Enrique VIII en Inglaterra En los siglos posteriores se producen serias
y Luis XIV en Francia. En este período, en la práctica reacciones sociales a este poder absoluto del monarca,
Estado y soberano son una sola cosa. La monarquía cuestionando el desconocimiento real de los derechos
justificaba su poder en la tradición que lo consideraba de las personas, la falta de participación política y
como de origen divino: esto significó la creencia representatividad en el poder, así como la imposición
generalizada de que la concentración de poder en la autoritaria de un modelo de sociedad
persona del monarca le está legada por Dios, y que sólo Paralelamente, se presenta un crecimiento de los
ante él responde por sus actos. pensadores políticos que problematizan el orden
Para la formación de esta nueva organización político y social existente, y proponen otras formas
unitaria, desde el punto de vista jurídico fue muy de entender a la sociedad y al Estado, introduciendo

3
Aunque con variantes entre sí, nos referimos a Bodín, Hobbes, Loche, Rousseau y otros.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 11

nuevos temas, que provocan una ruptura con la forma sobre los cuales se asienta todo Estado de derecho:
de pensar de la Edad Media; como la legitimidad del «La sociedad en que la garantía de los derechos no
poder, el consenso de los individuos como sustancia está asegurada ni la separación de poderes determinada
de las obligaciones, el derecho de resistencia política carece de Constitución» (art. 16)4.
ante la autoridad, la soberanía del pueblo, etc3. El Es necesario que nos detengamos un poco en
núcleo del pensamiento sigue la tendencia moderna la formación del Estado de Derecho, ya que las
de propender a la construcción racional del orden características que allí lo identifican, son las que hoy
social, que permita la limitación del poder y el aún perviven.
aseguramiento de algunos derechos de las personas. Las Constituciones de la época, nacidas al calor del
En el cuerpo teórico de la época comienza un traslado “constitucionalismo” que como dijimos configurarán
desde la “soberanía del monarca” (identificado con el instrumento organizador del Estado de Derecho,
el Estado) a la soberanía del pueblo. contienen:
Tanto las demandas sociales, el nuevo pensamiento
teórico, como la reacción de los gobernantes atendiendo 1. Primacía de la ley que regula toda actividad estatal,
a estas demandas o siéndoles impuestas por la fuerza, tanto la esfera ejecutiva como jurisdiccional:
hacen que en un lento proceso, se vaya transformando entiéndase ley en sentido formal, o sea elaborada
el Estado y su derecho. por los órganos legislativos del Estado; en las
Poco a poco se va construyendo el Estado de democracias liberales, por el Parlamento. Los
Derecho, a partir del siglo XVIII y fundamentalmente ciudadanos son iguales, formalmente, ante la ley.
afianzándose a lo largo del siglo XIX. Nueva forma Esta ley es entendida como manifestación de la
de Estado, que conserva las características del Estado soberanía popular, o sea es el pueblo quien elige a
Moderno como organización, pero que constituye la sus representantes para crearla y aplicarla.
reacción espontánea e institucionalizada frente a las 2. Un sistema jerárquico de normas que realiza
monarquías absolutas. Espontáneas ya que se producen la seguridad jurídica y que se concreta en el
estallidos sociales, las llamadas “revoluciones rango diverso de las distintas normas y en su
burguesas” atacando el poder y reclamando los correspondiente ámbito de validez.
derechos individuales. Institucionalizadas porque se 3. Legalidad de la administración, estableciéndose el
van creando las instituciones necesarias y nuevas para sistema de recursos correspondientes ante ella.
dar cabida a estas demandas sociales, por medio del 4. Separación de poderes como garantía de la libertad
“constitucionalismo”. o freno de posibles abusos. Esta separación se
Este fue un movimiento que propugnó establecer en interpreta de maneras distintas y es receptada con
un documento escrito (las Constituciones) la sujeción modalidades diferentes en las constituciones.
del Estado a la ley asegurando para ello protección de 5. Reconocimiento de la personalidad jurídica del
los derechos individuales de las personas y la división Estado, que mantiene relaciones jurídicas con los
de poderes, como elementos puntales del Estado de ciudadanos.
Derecho. 6. Reconocimiento y garantía de los derechos
La idea básica es que el derecho debe limitar el fundamentales que se incorporan al orden
ejercicio del poder en las sociedades y para ello se constitucional.
instituyen normas jurídicas que organicen y limiten 7. Control de constitucionalidad de las leyes. Este
el poder del Estado y además que aseguren garantías control se efectúa de distintas maneras según los
jurídicas para el ejercicio real de los derechos sistemas políticos, pero en todos existe el principio
individuales. La democracia comienza a construirse, de que los órganos constituidos (Poder Legislativo,
aunque con serios desafíos y limitaciones. Ejecutivo y Judicial) nada pueden disponer que
El hecho histórico que hace extender este contraríe a la Constitución; esto se denomina
movimiento por todo el mundo europeo occidental, “principio de supremacía constitucional”.
es la Revolución Francesa. Así en la Declaración de
los Derechos del Hombre y del Ciudadano aprobada A este primer modelo de Estado de Derecho se lo
por la Asamblea Constituyente en 1789 dada por los designa con el nombre “Estado de Derecho Liberal” ya
«Representantes del pueblo francés constituido en que su aparición estuvo acompañado por una corriente
Asamblea Nacional», se establecen los principios de pensamiento que le dio su impronta particular. El

4
Las disposiciones más importantes que constituyen la base ideológica del ideario de la revolución son: El objeto de toda asociación política es la
conservación de los derechos del hombre, La libertad consiste en hacer todo lo que no perjudique a otro, Los límites a la libertad sólo pueden provenir de
la ley, Debido proceso legal, Libertad de expresión y conciencia, Repartición proporcional de las cargas públicas, La propiedad es un derecho inviolable
y sagrado.
12 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

liberalismo lo entendemos como aquel movimiento


cuestionador del poder absoluto y de sus pretensiones “El bárbaro atentado del 11 de septiembre ha
divinas, que pretendió restringir los poderes del Estado aclarado con toda nitidez que todos compartimos
y defender los valores de la tolerancia y el respeto un único planeta. Constituimos una comunidad
por la vida privada; fue defensor de los Estados global y como todas las comunidades debemos
constitucionales, de la propiedad privada y de la cumplir una serie de reglas para convivir. Estas
economía de mercado competitivo (Pinto, 1995:147). reglas deben ser-y deben parecer-equitativas y jus-
tas, deben atender a los pobres y a las poderosos,
Este liberalismo era la expresión ideológica de y reflejar un sentimien- to básicos de decencia y
la clase burguesa; así los derechos considerados justicia social. En el mundo de hoy, dichas reglas
“naturales”: vida libertad y propiedad privada y deben ser el desenlace de procesos democráticos;
sus derivados: participación política, igualdad ante la las reglas bajo las que operan las autoridades y
ley, libertad de contratar, de asociación, de domicilio cuerpos gubernativos deben asegurar que escu-
etc, estaban cortados a la medida de las necesidades del chen y respondan los deseos y necesidades de los
señor burgués. afectados por políti cas y decisiones adop-tadas en
lugares distantes . (Stiglitz, 2002; 17).
Entonces se vinculan íntimamente en su origen
de poner límites al poder y asegurar derechos básicos
y desarrollo las formas del Estado de derecho y
de las personas, más otras cuestiones que vemos a
del Estado liberal. El Estado de derecho comienza
continuación.
siendo, y lo será durante todo el siglo XIX y primeros
El Estado del Bienestar ( Welfare State) encuentra
decenios del XX, Estado liberal de derecho, es decir
sus raíces en las luchas obreras del siglo XIX contra
expresión jurídica del liberalismo (Díaz, 1996).
los efectos de la revolución industrial, como modelo
burgués de priorizar el capital por sobre el trabajo.
Indudablemente que el Estado de Derecho significó
Es en el siglo XIX cuando comienza a observarse
un avance importante en términos de reconocimiento
que el “libre” juego del mercado lejos de satisfacer
de derechos y en participación popular, pero esto no
las demandas de la sociedad, produce una creciente
permite afirmar que se vivía ya en democracia.
desigualdad económica y social, pero no es hasta
El Estado de Derecho Liberal no debe identificarse
después de la Segunda Guerra Mundial que se habla
con la democracia. La democracia, en su sentido
del Estado del bienestar.
más primitivo y generalizado (que algunos llaman
Se puede sostener atendiendo sólo a los hitos
“formal”) implica el reconocimiento institucional de la
más importantes que, históricamente, la confluencia
participación del pueblo en el poder a través del sufragio
combinada del sufragio universal, la Primera Guerra
universal, y esto fue un largo proceso en la historia
Mundial, la crisis económica de 1929 y la presión
signado por las luchas de los pueblos por obtener este
creciente del movimiento obrero provocan el colapso
derecho. El sufragio universal se generaliza después
del Estado liberal. Esto puede comprenderse, ya que
de la Segunda Guerra Mundial, siempre que contemos
la acumulación de estos cuatro factores debía tornar
sólo a los varones, pues la inclusión de las mujeres con
necesariamente inviable la estructura jurídico-política
su derecho a voto, fue bastante después.
de ese Estado liberal, basada en el sufragio de las clases
Pero tampoco el Estado de derecho debe identificarse
poseedoras y con competencias restringidas. Además
con el Estado liberal, éste es una modalidad de aquél,
debemos contar con la influencia del marxismo, la
pero no lo agota. Por ello podemos hablar luego de
aparición y consolidación de la socialdemocracia y
otro modelo de Estado, “Estado Social de Derecho”
el socialcristianismo como opciones democràticas
o “Estado del Bienestar”, que surge a partir de la
transformadoras del orden social, y que encuentran
crisis del año 1930 y se extiende después de la Segunda
gran anclaje en los gobiernos europeos5.
Guerra Mundial, y que conserva la idea básica de
Así como los liberales habían señalado
ajustar el actuar del Estado y la sociedad al derecho, la

5
Con mayor precisión, se puede decir que la formulación de la concepción del «Estado social de derecho» corresponde a Hermann Heller, quien a su
militancia socialdemócrata unía la condición de ser uno de los más destacados estadistas de teoría política y del Estado entre los años veinte y treinta
(García Pelayo, 1980).
Heller admite ya en esa época que el Estado de derecho y la posibilidad misma de un sistema democrático se encontraban en crisis, ya que la hegemonía
de los intereses de los estratos dominantes los habían convertido en sistemas que no significaban nada y eran incapaces de oponerse a los dos frentes
en que se desplegaba la irracionalidad. Por una parte, la irracionalidad del sistema capitalista y sus consecuencias, no sólo económicas, sino también
sociales y políticas negativas, las cuales el Estado formal de derecho encubría. Y por otra parte, el peligro de la instauración de la irracionalidad fascista.
Para este autor, la solución no residía en el abandono del Estado de derecho, sino en otorgarle a éste un contenido económico y social, realizando dentro
de su marco un nuevo orden laboral y de distribución de bienes. En síntesis, sostenía una alternativam válida y superadora de la anarquía económica y
a la inequidad e injusticia del Estado liberal y de la dictadura fascista (Heller, 1991).
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 13

reiteradamente, la implementación del sufragio del mercado en tres aspectos: a. Garantizando a los
universal implicaba el peligro de que acabaran individuos y a las familias una renta mínima. b.
determinando la constitución política del Estado las Reduciendo la inseguridad social, instrumentando los
clases desposeídas. En la realidad, su efectivización medios para que cada ciudadano pueda hacer frente a
paulatina erosionó las bases del modelo liberal, que difíciles coyunturas (enfermedad, vejez, paro, etcétera).
sólo podía funcionar coherentemente en el marco de c. Garantizando a todos las mejores prestaciones
una democracia restringida. posibles en relación a un conjunto de servicios.
Es de destacar que, en el período comprendido Se estableció como una obligación de Estado
entre las dos guerras mundiales se produce también la llevar a cabo las acciones que aseguren al hombre las
crisis económica de 1930, sus problemáticos efectos posibilidades de existencia que no puede asegurarse por
y un extensísimo paro obrero, con la consiguiente sí mismo. La satisfacción de las condiciones básicas
profundización de las luchas sociales y sus efectos en de existencia y la esperanza de una mejora constante
las instituciones políticas. Asimismo se inició en este de tales condiciones constituyen el fundamento de la
período la instalación de los totalitarismos (fascismo- legitimidad del sistema y el logro del consenso.
nazismo), el hundimiento de la idea misma del Estado Este modelo de Estado entra en crisis en la década
de derecho y la consiguiente catástrofe de la Guerra del 70 por numerosos acontecimientos; se trató de
Mundial. una crisis económica generalizada que disminuyó las
Este modelo de Estado se caracterizó por posibilidades de prestaciones amplias del Estado, y
incluir la cuestión social en la agenda del que llevó a que los países tomaran diversas opciones
Estado e institucionalizarla mediante el llamado políticas de distintos cursos. En algunos se instituyó el
“constitucionalismo social”, corriente de pensamiento neoliberalismo, siendo Thatcher en Inglaterra y Reagan
que promovió las reformas de las constituciones de los en Estados Unidos los ejemplos a expandir de la salida
Estados para incluir los derechos de los trabajadores. neoliberal a la crisis. En otros se profundizó con
Pero además significó un viraje ideológico respecto reformas, el modelo socialdemócrata típico del Estado
del anterior modelo de Estado, ya que las reformas del Bienestar, como Austria, Suecia, Finlandia etc.
presuponían un Estado fuertemente interventor en lo En América Latina en general, debemos aplicar
económico, en lo jurídico, en lo social, a fin de lograr un otras categorías de análisis, pues no podemos decir
equilibrio más justo en la sociedad, ya que presupone que se hayan replicado los modelos europeos sin
que el anterior modelo de Estado era inequitativo en distinciones, por el contrario las historias fueron muy
la distribución de la riqueza. Esto propone grandes distintas desde la propia constitución del Estado. En
diferencias con el modelo anterior de corte liberal, en general el modelo del bienestar en la región fue llamado
que el Estado debía minimizarse y dejar el equilibrio de modelo “nacional-popular” para hacer referencia a
la sociedad sujeto a las reglas del mercado. las particulares características de su implementación,
Según Picó (1990) en el Estado de bienestar el así también debemos decir que frente a la crisis de
poder político se emplea para modificar con medios este modelo, en general se adoptaron salidas de corte
legislativos y administrativos el juego de las fuerzas neoliberal, especialmente durante los años noventa.

modelos de estado

Estado Moderno Absolutista

Estado de Derecho

Estado Liberal de Derecho

Estado Social de Derecho

Estado postocial
14 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Ahora en el 2005 nos encontramos en un momento baldíos, asistimos a la escuela, allí aprendemos según
de inflexión cruzado por protestas sociales fuertes que un modelo de enseñanza pautado, etc). La unidad es
cuestionan las medidas neoliberales frente a la terrible posible gracias al derecho, principal organizador de la
polarización de la pobreza y la riqueza generadas por vida social.
las políticas adoptadas en estos años. El Estado comparte las características y dinámica
de la organización, pero es una organización singular,
primero porque detenta el monopolio de la coacción
Definición de estado: condiciones de las leyes, (lo que veremos que se vincula a la
de la “estatidad” idea de soberanía), las que son susceptibles de ser
potencialmente obligatorias para toda la sociedad.
Se han dado numerosas definiciones de Estado, En segundo término, como es la organización con
nosotros elegiremos una de tipo instrumental que nos capacidad para fijar las reglas generales y las normas
permita desplegar el papel que cumplen cada uno de los en el sistema político-social operando y gobernando el
elementos en la dinámica del Estado. Esta decisión se sistema socioeconómico en su conjunto y fijando las
basa en que existen numerosas definiciones del mismo, formas en la que los individuos se relacionarán entre sí,
que aunque no lo hagan explícito, representan una hace que los ciudadanos, en lo individual y lo social, no
posición sesgada sobre su carácter, así ocurre cuando se puedan evitar pertenecer a él (a menos que emigren y
define al Estado como la “sociedad civil organizada” o adopten otra nacionalidad).
la “nación jurídicamente organizada” o el “instrumento Para lograr conformarse el Estado como organización
de dominación burguesa”, que ponen el acento en social y política unitaria, de base territorial y soberana y
uno de sus elementos, dejando de lado la dinámica articular las relaciones sociales por medio del derecho,
particular que surge de la combinación de todos ellos. se deben reunir determinados requisitos, que se van
Pero además porque uno de los grandes desafíos de conformando en un proceso histórico.
una aproximación a la “vida democrática”, lo constituye Oscar Oszlak, (1985) en su trabajo “La formación
el hecho de intentar romper con esa sensación de del Estado argentino”, considera que esos requisitos
exterioridad con el que a veces es vivenciado el Estado; son cuatro condiciones o “capacidades” mínimas que
como un agente externo y abstracto que sólo impone debe tener una organización estatal para denominarse
dominación, como una mera ficción o simplemente como tal:
identificado con el gobierno.
Consideramos que la foma de superar este obstáculo Capacidad de:
es focalizando y analizando la idea del Estado como
organización, tal como la presenta Heller (1934). Para 1. Institucionalizar la autoridad: imponiendo una
ello los convoco a leer lo relativo a la organización en estructura de poder político que asegure el monopo-
general. lio de la coacción física legítima, para ello requiere la
creación de un derecho positivo. Podemos pensar en
los poderes institucionalizados en el Estado (autorida-
ESTADO: des establecidas en la Constitución.
ORGANIZACIÓN POLITICA Y SOCIAL DE
BASE TERRITORIAL Y SOBERANA QUE POR 2. Diversificar su control: creando para tal fin
MEDIO DE UN ORDENAMIENTO NORMATIVO instituciones públicas con cierto grado de profesiona-
(EL DERECHO) ARTICULA LAS RELACIONES lización y control centralizado sobre sus actividades,
SOCIALES. con reconocida legitimidad para extraer establemente
recursos de la sociedad. Así incluimos a la Administra-
ción Pública general del Estado; desde la AFIP, Adua-
El Estado como toda organización tiene miembros, na, Fuerzas Armadas, Rentas, etc.
plan, órganos, espacio físico, poder y una dinámica que
3. Internalizar una identidad colectiva, mediante
en su forma más simplificada, es la que presentamos
la emisión de símbolos que refuercen los sentimientos
en la idea de organización. Como toda organización
de pertenencia y solidaridad social, que por un lado
se dirige hacia la unidad de acción, es decir organiza
brinde un mecanismo ideológico de control, y por otro
las actividades de las personas ajustándolas hacia
facilite la comunicación entre los miembros de la so-
la unificación para que sea cumplido el plan de esa
ciedad creando un marco común de referencia. Aquí
organización. Para visualizar esto en la práctica,
nos acercamos a los conceptos problemáticos (como
pensemos cómo constantemente estamos “ajustando”
veremos luego) de “pueblo” y “nación”.
nuestras acciones en la dirección marcada por el Estado
(pagamos los impuestos, hacemos el servicio militar 4. Externalizar su poder: obteniendo reconoci-
(cuando es obligatorio), limpiamos nuestros espacios miento como unidad soberana dentro de un sistema de
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 15

relaciones interestatales. Concepto vinculado a sobera-


nía externa (como se verá más adelante). El reconoci- denación normativa, y esto va creando un conjunto
miento formal de la existencia de un Estado por sus pa- de significados comunes que hace que para cum-
res, es la manifestación más clara de la externalidad de plir el plan de la organización, no haga falta siem-
su poder, pero podemos pensar otras que hablan sobre pre la amenaza de la coacción, propia de las normas.
los grados de su poder: la firma de tratados internacio- 2.Una ordenación normativa (conjunto de normas)
nales, la participación de los Estados como miembros (DERECHO POSITIVO DEL ESTADO) que orien-
de organizaciones internacionales, en la ONU, en la ta hacia un objetivo o finalidad esas conductas. A la
OMC, la posibilidad de obtener prèstamos internacio- ordenación normativa podemos entenderla como el
nales, etc. “plan” de esa or ganización, pues allí se encuentra el
programaa desarrollar. Las normas guían las conduc-
Estas condiciones de la estatidad se van adquiriendo tas de las personas, pero no sólo porque amenacen
en un proceso histórico complejo, que entrecruza con una sanción si ellas no son cumplidas, sino ade-
dimensiones sociales, políticas y económicas. Un más porque al establecer lo que se debe o no hacer van
Estado no se construye por decreto, ya que la formación creando un sentido de obligación co mún, así como al
del Estado es un aspecto constitutivo del proceso de establecer símbolos propios de esa particular organi-
construcción de la sociedad. zación, se va generando un sentido de pertenencia en
La forma cómo se combinan dichos elementos en el grupo, todo lo cual coadyuva a que se pueda hablar
un proceso histórico constituye un determinado “orden de cooperación en el grupo, entendido como actuar en
social”. La economía capitalista fue un elemento base a significados comunes.
decisivo, tal como lo estableció primigeniamente Weber, El grado de participación de los individuos en la
a la hora de constituir ese orden social. Así Oszlak creación y modificación de sus normas, es decir en el
afirma que definido el Estado como una organización delineamiento y transformación del plan a seguir por
de articulación de relaciones sociales, es difícil la organización, depende del carácter más o menos
democrático de esa organización.
pensar en relaciones más necesitadas de articulación
3. Órganos (PODER POLÍTICO ESTATAL O INS-
y garantía de reproducción que las implicadas en una
TITUCIONALIZADO EN EL ESTADO) encargados
economía de mercado; porque para ello deben crearse
de establecer y asegurar el plan de esa organización,
es decir de crear las leyes y aplicarlas para que sean
cumplidas. En qué me dida los miembros organizados
son, a la vez, ór ganos es cuestión que depende de
Para leer la estructura más o menos corporativa, autoritaria o
EL ESTADO COMO ORGANIZACIÓN democrá tica de la organización. El grado de poder
Las personas participamos en múltiples organizacio- que tenga el órgano depende también de la propia es-
nes: escuelas. Iglesias, clubes, cooperadoras escola- tructura de esa organización y de cómo los miembros
res, organizaciones no gubernamentales y muchas pueden influir en las normas para de linear o cambian
otras, que son fundamentales en nuestra vida pues es el plan.
en su marco donde se estructuran las actividades que De este actuar colectivo debe surgir una unidad de
delinean nuestra forma de ser. acción, es decir un actuar unitario en el sentido del
Podemos decir que una organización es la coordina- fin de la organización. Para poder cumplir con el
ción de las actividades de un cierto número de perso- plan de la organización el órgano velará para que los
nas, que intentan conseguir una finalidad, mediante la miembros actúen todos en la misma forma que están
división de las funciones y del trabajo, a través de una dictando las normas, es decir unifiquen sus conduc-
jerarquización de la autoridad y de la responsabilidad. tas. Por ejemplo un club, allí el órgano controlará que
Observando cómo funciona esa organiza-ción, es todos los miembros paguen sus cuotas, realicen sólo
decir la parte dinámica de la misma, advertimos que las actividades deportivas previstas en su estatuto, no
siempre se presentan tres elementos que se reclaman arruinen el predio, cuiden las instalaciones, colaboren
recíprocamente: en los eventos previstos, etc.
1. el obrar social de un conjunto de hombres, (“PUE- El mismo estatuto prevé las sanciones que tendrán
BLO”, “NACIÓN” EN EL ESTADO) obrar que está sus miembros para el caso que no cumplan con las
basado en una conducta recíproca, de allí que el grupo acciones necesarias para efectivizar el plan de la or-
de la organización tenga significados comunes viven- ganización.
ciales. Por el hecho de la cooperación de miembros y órga-
A esto Heller lo llama “cooperación”, no para hacer nos, sobre la base de una ordenación y para un efecto
alusión a un deber de solidaridad en el grupo, sino unitario, cobra existencia la unidad real de la organi-
en el sentido de que los miembros del grupo actúan zación.
en conjunto hacia un fin común delineado por la or- Nace en ese momento, un centro de acción produci-
16 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

símbolos y valores generadores de sentimientos de


do por múltiples fuerzas pero, que por su parte, actúa pertenencia, que tienden un “arco de solidaridades”
unitariamente, cuyos actos no pueden atribuirse ni a
(según expresión de O’Donnell) por encima de los
la suma de los miembros tan sólo, ni a los órganos
variados y antagónico intereses de la nación que surge
en sí, ni mucho menos a la ordenación aisladamente
de su sentido material.
considerada.
“Ni el Estado ni ninguna otra organización se “’des- Entre algunos de los temas problemáticos en la
compone’* en gobernantes y gobernados; pues sólo constitución de nuestro Estado-nación Oszlak considera
en virtud de su eficaz trabazón mediante una ordena- que la identificación con la lucha emancipadora presente
ción realizan unos y otros lo que, no sólo frente a lo en los primeros años posteriores a la independencia
exterior sino ante sí mismos, aparece como una uni- fue un precario componente idealista de la nación, e
dad de acción”’ (Heller, 1934:250). insuficiente para producir condiciones estables de
De allí surge otro elemento que es el poder de la or- integración nacional. En cuanto a la base material de la
ganización. Toda organización tiene poder, pues surge nación, estima que recién comenzó a conformarse con
del propio hecho de ordenar actividades humanas que el surgimiento de oportunidades para la incorporación
podían presentarse aisladas y desorganizadas y lograr de las economías locales al sistema capitalista mundial
la unidad de acción, ésta - produce, por regla general, y el consecuente desarrollo de intereses diferenciados
una multiplicación de las fuerzas individuales. e interdependientes generados por tales oportunidades.
No se trata de una mera acumulación de las activida- Esto generó un patrón de relaciones sociales que marcó
des de los miembros de la organización la que produ- la vida de los Estado en la región.
ce poder, sino que una unidad de poder surge cuando
determinadas actividades son separadas del resto de “Elementos tan variados como el desarrollo
las actividades de cada hombre, según un criterio de relativo de las fuerzas productivas, los recursos
división del trabajo, de acuerdo a las necesidades de naturales disponibles, el tipo de relaciones
la organización y son articuladas unitariamente por un
de producción establecidas, la estructura de
órgano de acuerdo al plan.
clases resultante o la inserción de la sociedad
en la trama de las relaciones económicas
espacios productivos, movilización de agentes sociales, internacionales, contribuyen en diverso grado a
relaciones de producción e intercambio, normas para la su conformación y le dan una especificidad a ese
distribución del producto social, etc., es decir que hay Estado y sociedad” (Ozlak: 1999, 14)
que direccionar el Estado en el sentido marcado por las
relaciones económico-capitalistas. Y esto presupone En la actualidad, el Estado no sólo debió y debe
organizar relaciones que serán problemáticas. De allí, intentar articular los intereses económicos antagónicos,
que desde el principio de la formación del Estado, la sino que las diferencias religiosas, étnicas, culturales
economía se constituyó en una arena de negociación y y hoy, hasta de género, se han constituido en un
conflicto. importante desafío para el accionar del Estado a fin de
Según Oszlak “la nación” tanto en el continente lograr la organización unitaria.
europeo como en el argentino se construyó a partir de Si bien estos parecen ser problemas que afectan más
este supuesto económico. De allí que advierte el autor, a las sociedades europeas y norteamericanas que a las
que en la nación se evidencian dos planos: el plano nuestras, signadas por los graves problemas de pobreza
material: las múltiples relaciones sociales surgidas de y desigualdad, debemos hacer presente que en algunas
la diferenciación de sus intereses en base a las relaciones zonas de América Latina, la cuestión étnica constituye
capitalistas y el plano ideal, referido a la creación de un factor que cruza las demandas sociales.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 17

Elementos del estado nación, han adquirido un carácter romántico ya


que por evocar al pueblo en alzas en la Revolución
Ya hemos visto las capacidades que debe tener un Francesa dispuestos a luchar por su libertad, los
Estado para conformarse como tal; ahora analicemos lleva a absolutizar dicho concepto, desconociendo
los ELEMENTOS6 de esta organización llamada la heterogeneidad de los grupos humanos, y hasta el
Estado carácter conflictivo de la misma sociedad.
1. POBLACIÓN: está constituida por la totalidad A menudo se ha definido al Estado como “nación
de los seres humanos que habitan el territorio del jurídicamente organizada” confundiendo Estado y
Estado, hayan o no nacido en él, los que se encuentran Nación y además desconociendo que en la vida real
regidos por un derecho. El término población es de los pueblos, Estado y Nación ni son sinónimos ni
utilizado más usualmente para referirse a cuestiones son correlativos. No siempre los Estados contienen en
demográficas o estadísticas, respecto de los habitantes su seno grupos unidos por los elementos de carácter
del Estado. objetivo y subjetivo mencionados que puedan llamarse
En cambio hablamos de PUEBLO para designar “pueblos” y que además tengan una voluntad política
al grupo humano unido por elementos comunes. Estos relativamente unitaria, que pueda designarlos como
elementos son de carácter objetivo: el estar ligados “naciones”. En la realidad vemos que pueden existir
por un mismo derecho, habitar el mismo territorio, naciones sin Estado como por ejemplo, gran parte del
compartir tradiciones, lengua, una historia común, pueblo judío antes de la constitución del Estado de
etc. El carácter subjetivo hace referencia a un sentido Israel.
de pertenencia, vivido como tal por las personas. Esto Pueden existir Estados con varios pueblos o el
hace que el pueblo sea una estructura histórica, viven- Estado con su fuerza integradora hacer de varios
ciada y reactualizada constantemente. pueblos uno sólo como ocurrió al comienzo de la
A veces se habla de pueblo identificándolo con na- constitución de los Estados-Nación.
ción, nosotros seguiremos a Heller en su distinción:
La idea de NACION tiene su origen en los aconteci- 2. TERRITORIO: comprende todo el ámbito
mientos de la Revolución Francesa en el siglo XVIII físico donde el Estado ejerce su soberanía, donde
y a partir de allí adquirió un sentido más político que tiene jurisdicción y donde posee dominio, incluyendo
el de pueblo, haciendo referencia al pueblo (con los el suelo, el subsuelo, las aguas, el espacio. El territorio
elementos objetivos y subjetivos mencionados) con fija los límites de la soberanía de los Estados siendo el
una voluntad política relativamente unitaria de cons- ámbito de validez del orden jurídico estatal. La base
truir un Estado o de tener una incidencia decisiva en territorial marca que la competencia de poder del
él. Como ejemplos, podemos mencionar al pueblo Estado no tiene límites dentro de su territorio, alcanza
vasco, el que puede entenderse como una nación den- por igual a ciudadanos y a extranjeros y a residentes
tro de un Estado, pugnando por que se le reconozca permanentes o transitorios.
como tal.
También las naciones de la ex Yugoslavia que lu- 3. PODER: cuando hablamos del poder del Estado
chaban por un Estado que respetara sus diferencias. nos referimos a esa capacidad de actuar de manera
El concepto de pueblo y de nación son relativos, unitaria del Estado y que surge de la organización
pues puestos a reflexionar podemos preguntarnos como un todo. De esta unidad de acción surge la
¿cuán extendido y fuerte debe ser ese sentido de capacidad de ejercer influencia, de mandar en forma
pertenencia para poder incluir en el concepto de eficaz, de hacer que se cumplan las normas. Este poder
pueblo a la totalidad de los habitantes de un Estado en el Estado como en toda organización, se despliega
o de un grupo? ¿Todos los habitantes de un Estado hacia adentro, hacia sus ciudadanos; y hacia afuera,
viven de la misma manera el sentido de pertenencia hacia el exterior (otros Estados, organizaciones, etc).
y se sienten conectados con la misma intensidad? Claro que hay grados de poder, así hay Estados
Cuándo hablamos de tradiciones comunes, ¿podemos que obviamente tienen más poder que otros, tanto a
considerarlas homogéneas?. nivel interno como externo. Si buscamos las razones
Estas reflexiones han dado lugar a que algunos de la superioridad de poder de un Estado sobre otro,
autores estimen que los conceptos de pueblo y advertimos que la respuesta no es simple, ya que no

6
No hay acuerdo entre los autores acerca de cuántos son los elementos de la organización estatal. Jellinek. por ejemplo considera que son tres: población,
territorio y poder. Bidart Campos le agrega el gobierno. Fayt distingue entre elementos esenciales (población, territorio, poder y derecho) elementos
modales (soberanía e imperio de la lev) (Justo López, 1987).
18 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

puede ser atribuida causalmente a uno de los elementos Por otra parte, las normas jurídicas confieren poder
del Estado, sino a la combinación de una manera ya que permiten orientar las acciones de los hombres,
determinada de esos elementos desde un punto de y para ello cuenta con la amenaza de la sanción que
vista político e histórico. Por ejemplo: ¿Qué es lo que las normas prevén. Así el poder político depende del
hace que EEUU tenga más poder que Argentina?: ¿la poder de las normas jurídicas.
capacidad de sus gobernantes? ¿Las características de Legitimación: se refiere al consenso o aceptación
su pueblo? ¿las raíces de su historia? ¿el tipo de derecho de la sociedad, surge de la capacidad del poder
que orienta de una manera determinada las conductas político de generarlo por medio del consentimiento
de sus ciudadanos? ¿la riqueza de su territorio?. voluntario o inconsciente de los miembros del Estado.
Podemos decir que una suerte de articulación política Es crucial para un gobierno que grandes sectores
en la historia entre sus elementos, es lo que produce un de su pueblo crean que tiene autoridad y que es
efecto determinado de poder. apropiado que deba tenerla. La forma de lograr
Esta combinación de sus elementos de una manera el poder por este medio, depende de las cuestiones
determinada en la historia de cada país, y que se políticas, económicas, sociales contextualizadas a una
evidencia en las formas de actuación del Estado, hace dinámica específica; así ciertas políticas del gobierno,
que podamos decir que tal o cual Estado tiene poder tanto como el carisma y la capacidad de conducción
y sin embargo buscando las razones de tal poder, no del gobernante, la adecuación de las normas jurídicas
lo podríamos encontrar en uno sólo de los elementos a las expectativas de los grupos sociales y otras
tomado en forma aislada. cuestiones pueden generar legitimación, esto es
Otra cosa es el gobierno y el poder del gobierno: adhesión, consenso.7
el gobierno se refiere al grupo de personas que en
un momento, toma las decisiones políticas que son Legitimidad
potencialmente obligatorias para toda la sociedad.
Constituye el poder político institucionalizado.
El Estado ordena y regula la vida de los habitantes legitimación
a través del gobierno, que actúa por medio de las aceptación,
distintas instituciones que lo componen. El gobierno consenso
es el órgano de toda organización, encargado de
“acomodar” las acciones de los hombres hacia la “lo legítimo”
unidad según el plan de esa organización. Este órgano vinculado a una
es quien representa hacia el exterior esa unidad del valoración ética”
Estado (por ejemplo, cuando ante los organismos
internacionales, aparece el “Estado Argentino” La legitimación es una cuestión de grados. No
actuando de una manera determinada, y no los todos en un Estado estarán siempre de acuerdo, esto
ciudadanos en forma individual). implicaría que las sociedades son homogéneas y
El poder del gobierno, o del órgano, es esa carecen de conflictos, lo que no es real.
capacidad de hacer que el gobernado actúe de una Ahora bien, podemos dar un paso más e
manera determinada dentro del Estado. El poder interrogarnos sobre otra cuestión vinculada al tema
tiene dos dimensiones fundamentales, que deben y que suscita debate en los filósofos y sociólogos
desplegarse juntas pues caso contrario no se genera políticos: que un gobierno cuente con apoyo social
un poder estable y duradero. (que puede deberse al miedo, la indiferencia, la
Legalidad: decimos que el poder es legal cuando aceptación consciente, la costumbre, cuestiones
ha sido conferido y es ejercido en el marco de un sicológicas personales o colectivas o al apoyo
derecho preexistente. decidido y voluntario), convierte en “legítimo” al
Este derecho confiere poder al gobernante, por un gobierno?. Aquí lo legítimo se entiende como lo
lado porque su lugar institucional le otorga autoridad, “justo”, es decir como vinculado a valores sociales,
ya que se supone que su poder le ha sido conferido por y allí entramos en otro problema y es decidir que es
normas jurídicas, es legal, así ostenta su titularidad y lo “justo” en relación a lo que hace ese gobernante y
ejercicio sometido a normas jurídicas preconstituidas. además quién decide lo que es “justo”.

7
Utilizo los términos adhesión, consenso, aceptación en forma indiscriminada, a fin de que sirva sólo para hacer una pequeña introducción a la cuestión,
pero tanto en la ciencia política, jurídica, como en la sociología se plantean grandes distinciones sobre estos temas, así como debates interesantes, pero
su abordaje excedería los objetivos de este trabajo.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 19

organización.
Es importante tener presente que la rebelión La distinción entre el poder del Estado y el poder
contra regímenes democráticos es en último tér- del gobierno tiene gran importancia e impacto en
mino un conflicto sobre las formulas de legitimi- las relaciones entre gobernados y gobernantes.
dad. Los rebeldes sostienen que las autoridades Un gobernante tiene poder en el Estado, pero no
democráticas han perdido el derecho a gobernar y del Estado (que es el poder que surge de la orga-
que se han convertido en ilegitimas incluso dentro nización estatal como un todo), ya que su poder
de su propio sistema de valores. Esta es la distin- es coyuntural y sujeto siempre a revisión. En los
ción clásica de los teóri- cos políticos escolásticos Estados democráticos los ciudadanos cuentan con
entre legitimidad de origen o titulo y legitimidad las instituciones de la democracia participativa,
de ejercicio. En tanto que democráticamente le- como elecciones, revocatoria, plebiscito etc. y con
gitimados en su origen –es decir, elegidos libre- recursos jurídicos para controlar y poner límites
mente– estos gobiernos ejercen su poder en con- al poder del gobierno. Pero aún en los Estados
tradicción con los valores propios de la política autoritarios tampoco el gobernante tiene el poder
democrática. (Linz, J: 1987: p. 159). del Estado, ya que su poder siempre encuentra
límites en las relaciones efectivas de poder en la
Para resumir diremos, entonces, que de acuerdo sociedad (otros grupos de poder nacionales o
con Garzón Valdéz (1986) es necesario distinguir la internacionales que constituyen fuerzas con las
“legitimación” de “lo legítimo”, lo primero se refiere que el poder que pretende ser absoluto deberá
a la adhesión fáctica de la sociedad o de un grupo al negociar o atender).
gobernante, o al sistema político general, lo que puede
deberse a innumerables causas. Y lo legítimo implica 4. DERECHO: Cuando hablamos de Derecho
juzgar con contenidos éticos ese sistema o la actividad nos referimos al Positivo, esto es al conjunto de
de los que mandan. Para el autor es “legítimo” cuando normas jurídicas creadas por el Estado para organizar
se respetan los derechos humanos, sin los cuales no la actuación del Estado y la sociedad. El Estado es
es posible pensar ningún plan de vida para ningún la organización que tiene el monopolio legal de
hombre en el mundo. la fuerza, en tanto es el único que puede aplicarla
Para englobar ambos conceptos que hemos cuando no se cumple el derecho, y esta fuerza
desarrollado, el de la legitimación y lo relativo a coactiva del derecho le permite orientar las conductas
“lo legítimo” usaremos el término legitimidad. de los individuos, a los fines de articular las relaciones
Esta dimensión de la legitimidad es sumamente sociales. Así derecho, sociedad y Estado se implican
importante, por dos razones. Una porque ni el Estado recíprocamente. El derecho, entonces, está presente
ni el poder político pueden sostenerse por mucho en todo tipo de Estado, organizando sus elementos,
tiempo apelando exclusivamente a la amenaza de la dándole una determinada estructura e imprimiéndole
fuerza coactiva del derecho, o bien si logran hacerlo, una dinámica particular a las relaciones.
es probable que no puedan hacer cumplir todos los Dentro del Estado, para el gobierno el derecho es
objetivos que se propongan. Segundo, porque allí el modo habitual de su expresión, su lenguaje mismo,
donde se termina la legitimación o la calificación el medio esencial de su actividad.
de “lo legítimo” comienza el tema del derecho En un Estado de Derecho, dijimos que el Estado
de resistencia, el de rebelión, revolución, o como está constituido y funciona como una organización
quiera llamarse a las distintas manifestaciones del y dentro de él, los individuos y sus decisiones,
descontento popular. representan y actualizan las competencias y facultades
Esto puede encauzarse por vías institucionales de órganos y cargos. A estos fines se requiere la sanción
democráticas previstas por cada ordenamiento de normas generales que establezcan y regulen dichas
jurídico, o bien ser espontáneas con diferentes competencias y facultades. Así el Estado se preocupa
consecuencias. constantemente por la coordinación y dirección de
Entonces la legitimidad es un recurso para explicar sus propios actos, a través de ese tipo de mecanismos.
tanto el mantenimiento como la efectividad del poder Como efecto de este proceso se produce la sanción de
y el poder que pueden tener los grupos sociales. La un vasto cuerpo de Derecho Público.
legalidad y legitimidad hacen a la esencia del poder Siguiendo a Heller, diremos que el Derecho es
permiten lograr de manera efectiva y duradera técnicamente, la forma más acabada de dominación,
la unidad de acción para cumplir el plan de la ya que hace posible, específicamente y a largo plazo,
20 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

la más precisa y efectiva orientación y ordenamiento articula las relaciones sociales de una manera
de la actividad política. determinada, poniendo algún tipo de “orden”
La otra dimensión del orden jurídico, el derecho entre los distintos intereses contrapuestos, y a
privado, no da directivas para el funcionamiento de menudo conflictivos en la sociedad. Si ese orden es
los órganos estatales, sino que más bien, fija marcos justo o no es un debate interesante, esto es lo que hará
para la actividad autónoma de individuos que que esa aspiración de toda organización, que es lograr
procuran satisfacer sus intereses privados. el “bien común” de sus miembros se haga realidad.
Pero también al tomar esas disposiciones el Estado El derecho es un vehículo importante de los
establece qué intereses son dignos de apoyo, y en valores, ya sea reflejando los existentes en la sociedad,
que condiciones puede procurarse la satisfacción de ya creándolos o transformándolos al establecerlos
esos intereses. Así también las consecuencias que se
como contenidos obligatorios a cumplir. Cuando
derivan de las transacciones de ese tipo. También el
mayor coincidencia exista en relación a los valores
Estado fija los deberes y las prerrogativas que surgen
reflejados en las normas, mayor será el cumplimiento
de la propiedad de bienes y otros derechos, o del
espontáneo de las mismas, y en consecuencia, más
posicionamiento en roles de parentesco.
legitimidad tendrá el derecho, el Estado y el gobierno.
Así en tanto se cumplan las condiciones fijadas
en términos generales por las leyes, se dice que los
individuos tienen derechos, deberes y obligaciones y
deben someterse a determinadas modificaciones en LA CONSTITUCION de la nación
sus relaciones mutuas. argentina
Pero si todo derecho positivo es modificable,
siempre es posible que la nueva legislación destruya La estrucura de la Constitución
derechos establecidos o perturbe a sus poseedores
en su uso. Para evitarlo, ciertos principios legales La Constitución de una Nación es:
sustantivos, se establecen en una posición legal más
elevada, como normas “constitucionales”, negándose
• Ley escrita de carácter supremo, a la que
validez a las normas que se le opongan.
deben subordinarse todas las demás le-
Por otra parte los ciudadanos gozan de derechos en
yes, porque enuncia los derechos de los
la esfera pública, del mismo modo que en la privada,
habitantes del Estado y establece la for-
y los órganos estatales tienen prohibido atentar contra
ma de organización del Gobierno.
esos derechos. El ciudadano está sometido al poder
• La que le otorga identidad a una nación,
del Estado, pero de una manera limitada, y posee la
permitiéndole que se diferencie de otra na-
garantía de sus derechos frente a cualquier intento de
ción.
abuso del poder.
• La forma de organización social y política,
Respecto a la sociedad, el derecho cumple las
con la separación y el control de los órganos
funciones de instrumento de control, ya que
del Estado para evitar el abuso del poder.
encausa las conductas en aras de la convivencia y de
• La que refleja un conjunto de valores y
cambio social ya que el derecho puede ayudar a que
creencias que se consideran deseables para
el grupo o sociedad se vaya transformando a través
organizar la vida en la sociedad.
del modelamiento de las conductas individuales o
grupales. Por medio de estas funciones el derecho
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 21

La Constitución Nacional se compone de un


Preámbulo y de dos partes bien distintivas
LAS AUTORIDADES DE LA NACIÓN
ESTRUCTURA DE LA
La Constitución Nacional Argentina establece
CONSTITUCION NACIONAL
en su art. Io la forma de gobierno representativa
y republicana.
Representativa significa que el gobernante no
es el titular del poder, sino que el poder reside
en el pueblo. Por eso ejerciendo la soberanía
popular elige a quienes ocupan los órganos de
gobierno; sus representantes. Forma de gobierno
PREAMBULO PARTE PARTE republicana significa que todo lo que hace al
DOGMATICA orgánica gobierno de la comunidad pertenece a todos
Establece los sus miembros (res pública viene del latín: cosa
grandes princi- Contiene las Establece la común) y se asocia con democracia (gobierno
pios y objetivos declaraciones, organización del pueblo).
que tuvieron los los derechos y del gobierno En una república, el poder se encuentra dividido
constituyentes las garantías de como órgano en tres órganos, el PODER LEGISLATIVO, EL
al redactarlo en los ciudadanos. del Estado PODER EJECUTIVO Y EL PODER JUDICIAL,
1853. Las declara- cada uno con sus funciones e independientes
Comprende los ciones son los uno de los otros. La división de poderes tiene la
valores funda- enunciados finalidad de evitar la concentración de poder en
mentales a los mediante los un órgano y el ejercicio abusivo del mismo.
que la sociedad cuales se sien- • Poder Legislativo: encargado de la función
argentina debe tan las bases de legislativa, es decir establecer las normas
aspirar: LA PAZ, la organización ge-nerales y abstractas que organizan la vida
LA JUSTICIA, del país de la sociedad, estableciendo derechos y
LA SOLIDA- obligaciones de sus integrantes.
RIDAD, LA • Poder Ejecutivo: encargado de la función
LIBERTAD administrativa o ejecutiva, que se manifiesta
en la facilitación, organización y mejor
distribución de los recursos necesarios para
Por medio del derecho de toda organización po- que el grupo como tal logre sus objetivos
demos hacer un recorrido sobre el plan de esa orga- y para ello procura el cumplimiento de las
nización y sobre los valores que el grupo social tiene normas generales establecidas por el poder
o que se pretenden construir. El plan integral de la legislativo. Tiene también algunas funciones
organización estatal se encuentra en su Constitución legislativas.
Nacional, allí están fijados sus objetivos, los valores • Poder Judicial: encargado de la función juris-
que conformarán las normas de su pueblo y por lo diccional, es decir de hacer cumplir (incluso
tanto la manera en qué se relacionaran los distintos por la fuerza) las normas establecidas como
elementos del Estado. obligatorias en una sociedad cuando ellas
no son acatadas o cuando surgen conflictos
SOBERANÍA respecto de la aplicación de las mismas para
el discernimiento de derechos y obligaciones
Un elemento vinculado al derecho es la de los involucrados.
SOBERANÍA y que distingue al Estado de cualquier
otra organización. Consiste en el poder de ordenación
territorial supremo y exclusivo.
El Estado es la única organización que tiene
soberanía en tanto tiene el máximo poder de dictar
leyes que sean obligatorios para todos (no como en
22 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

otro tipo de organizaciones, como en un club, por LOS DERECHOS DEL HOMBRE
ejemplo que las normas que lo regulan sólo son
obligatorias para quienes han decidido pertenecer al Uno de los temas más rispidos y más objeto de de-
club). bate es el de los derechos humanos. Cada disciplina ha
Las palabras que mejor sintetizan a la soberanía tomado distintas problemáticas vinculados ellos para
es autonomía y autodeterminación. Estos conceptos abordarlos.
se desarrollan en dos ámbitos, el interno: soberanía Uno de estos temas es la diferencia entre su justifi-
implica la capacidad del Estado de imponer el cación como problema filosófico y el de su protección
derecho y de resolver cualquier conflicto que altere efectiva como cuestión política. Respecto de la prime-
la paz dentro de su territorio. Esto significa que ra cuestión se plantean algunos interrogantes como:
ningún grupo humano en el Estado puede tener un ¿pertenecen los derechos del hombre al orden de un
poder superior al del Estado mismo. derecho natural anterior y superior al hombre mismo?
El ámbito externo es el referido a los espacios ¿son exigencias éticas? ¿son dables de reconocer sólo
internacionales; así soberanía, en un sentido como derechos que el hombre pauta dentro de su ám-
tradicional implica el reconocimiento de que los bito cultural y en relación con el tipo de sociedad que
Estados deben ser iguales e independientes, que construye?. Bobbio (Cerutti, 2003) expresa que no es
pueden gobernar y decidir sobre sus políticas y que posible dar una noción clara de qué son los derechos
ningún otro Estado puede avasallar su competencia del hombre pero el problema de fondo no es tanto jus-
sobre su territorio y su población. tificarlos, sino protegerlos, y este es un problema más
Los problemas limítrofes entre Estados vecinos político que filosófico.
son casos que involucran la Soberanía territorial en Sin embargo las cuestiones filosóficas y políticas se
su ámbito externo. amalgaman con incidencia práctica y real para la con-
La historia está plagada de ejemplos de Estados vivencia humana, porque ponen el acento en las tensio-
que reclaman y pelean por territorios que cada uno nes que hoy se presentan en el mundo actual, y disparan
de ellos eonsídera propios de su poder soberano. una serie de interrogantes: ¿cómo conciliar la idea de
Algunos resolvieron estos conflictos por cauces de “universalidad” de los derechos con la idea de los dere-
negociación y otros sencillamente por la fuerza. chos de las minorías culturales? ¿cómo puede hablarse
En la actualidad por efecto de la globalización, los de derechos universales en la medida en que no están
Estados están cada vez más interconectados y por lo reconocidos por todas las legislacio-nes?. En casos de
tanto el poder actuar de manera totalmente autónoma conflictos de derechos; ¿hay de-rechos más prioritarios
es limitado; de allí que muchos autores sostengan que que otros? cuáles son?, estos son algunos focos reales
está en crisis el concepto tradicional de soberanía. de problemas que deben resolver los Estados.
Así hoy se habla de pérdida de soberanía en un Históricamente el tema de los derechos humanos se
aspecto político, cuando determinadas decisiones inaugura en Occidente como una demanda de la burgue-
políticas que se toman en un país y que afectan a sía frente al poder y los privilegios de las monarquías,
sus ciudadanos, están condicionadas por organismos así aunque con diferencias muy significativas, tanto la
externos o por acciones de otros Estados. Declaración de los derechos del hombre de la Revo-
Un tema importante vinculado a la soberanía es lución Francesa como la Constitución Norteamericana
que en los Estados Democráticos se considera que plantean, por primera vez, una concepción reclamativa
el portador de la soberanía es el pueblo, de allí que de los derechos del hombre, esto es como aquellos que
se habla de soberanía popular. Esto implica que si le corresponden por el hecho sólo de serlo. Esto que
bien la soberanía como poder máximo es inherente parece obvio, no lo era en un contexto donde los únicos
al concepto de Estado, y que en determinados derechos concedidos en la práctica eran concesiones
momentos es el gobierno el que ejerce dicha que el monarca o los grupos de poder de manera uni-
soberanía en casos puntualmente conflictivos, es el lateral realizaban graciosamente a grupos específicos
pueblo el que le reconoce el derecho de ejercerlo para devolver favores o reconocer méritos, y que como
y tiene el control sobre el mismo a través de los tales podían ser revocados en cualquier momento.
mecanismos democráticos: elecciones, consultas La historia del reconocimiento de los derechos del
populares, plebiscitos y otros propios de la hombre es la de las luchas por la conquista de la posi-
democracia representativa. tivización efectiva, es decir de su inclusión como de-
rechos subjetivos en un sistema legal. En este sentido
ha existido un avance importante: el proceso de posi-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 23

tivación interna en las constituciones políticas de los Así encontramos en la historia:


listados, seguido del proceso de internacionalización a
través de declaraciones, pactos y tratados, permite ha- DERECHOS DE PRIMERA GENERACIÓN
blar hoy de un auténtico derecho positivo de los dere- Desde el siglo XVIII hasta principios del siglo XX
chos humanos (Cerutti, 2003). Su consagración coincide con el periodo del consti-
Las primeras Constituciones de los Estados recono- tucionalismo clásico
cieron los derechos básicos de las personas: vida, liber-
tad, integridad, de asociación, de opinión, etc., como una
forma de proteger al hombre contra el poder absoluto del
Estado que había en esa época. En Argentina podemos
ver el reconocimiento de esos derechos en la Constitu-
ción Nacional originaria de 1853.
Más adelante se fue ampliando el campo y se in- En una primera etapa son los primeros derechos
cluyeron los derechos de corte social. Esta extensión reconocidos por el Estado, donde la violación de algu-
de derechos ha variado en las distintas sociedades pues no de ellos se consideraba que atentaba contra la liber-
tiene que ver con los contextos históricos y sociales, tad y la autonomía de las personas. Son los llamados
con la acción de los Estados en su reconocimiento y Derechos Civiles y Políticos.
con la propia movilización de la sociedad en su recla- El derecho a la vida, es el más importante y funda-
mo. menta la prohibición de las torturas y las humillaciones.
Por ello a partir de la revolución industrial, surgie- Otros derechos comprendidos en esta categoría son: el
ron reacciones ante problemas sociales que plantearon derecho a la salud la integridad física y psicológica., a
transformaciones en el mundo del trabajo, apareciendo la propiedad, a la libre expresión de pensamiento, a la
distintas corrientes que defendían los intereses de los comunicación de ideas, de religión de enseñanza, de
asalariados, incorporando las Constituciones a partir de contraer matrimonio, de relacionarse, de asociarse, de
1920 los derechos de los trabajadores. En Argentina ese la intimidad.
movimiento se patentizó en la Constitución de 1949, Se incluyen los relacionados con la libertad política
considerada la Constitución de los trabajadores. de elegir y ser elegido para participar del gobierno pues
La Io y 2o guerra mundial significaron el ataque a hacen también a la autonomía de las personas, en la
la dignidad humana: genocidio, y armas nucleares, con medida que implican controlar al poder político para no
un saldo de 20.000.000 de muertos heridos y mutila- ser avasallados por él.
dos. Esto fue el punto de partida, como referencia para
la condena moral y política internacional de cualquier DERECHOS DE SEGUNDA GENERACIÓN
acto aberrante contra la condición humana Concluida la Desde fines del siglo XIX hasta mediados
segunda guerra mundial ( 1945) con la caída de algunos del siglo XX.
regímenes totalitarios se introdujeron declaraciones y
convenciones internacionales de Derechos Humanos y
las Constituciones se fueron ajustando a esta realidad.
A partir de esas primeras declaraciones generales,
aparece lo que se denomina la era de la “internacionali-
zación de los derechos humanos’”, ya que se plantea un
consenso internacional sobre la necesidad de asegurar Se trata de los derechos económicos, sociales y
que esos derechos sean respetados por todos los Esta- culturales.
dos. Se veía necesario no dejar librado a las políticas Se agregaron al concepto de derechos humanos un
internas nacionales su respeto, por ello se impulsaron conjunto de derechos económicos y sociales, que con-
tratados internacionales que obligaran a los Estados a templan al individuo en sociedad, ya sea por la activi-
hacerlo, y se crearon organizaciones internacionales dad que desempeña (trabajador, empresario, científico,
que velaran por dicho cumplimiento. Así el reconoci- etc.) o porque requiere una protección especial ( está
miento y respeto por los derechos considerados básicos desempleado, es anciano, es menor, está enfermo, etc.)
se constituyó en una norma básica de la armónica con- En esta clasificación encontramos el derecho a trabajo
vivencia internacional existiendo condenas para aque- digno, al descanso diario, a las vacaciones pagas, a la
llos países que no cumplieran con estas obligaciones protección de la maternidad, a la vivienda digna, a la
para con sus pueblos y con los otros. educación, a la cultura.
24 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

DERECHOS DE TERCERA GENERACIÓN Los derechos civiles son principalmente derechos


derechos de la solidaridad-siglo XX contra el Estado, reclamos de libertades individuales
sobre los cuales el Estado debe abstenerse de avasallar.
Los derechos políticos implican tener voz en el control
del Estado. Los económicos y sociales son reclamos de
beneficios que deben ser garantizados por el Estado,
mediante la legislación y la provisión efectiva de ser-
vicios e ingresos complementarios (Mcpherson, 1991:
37)
En las últimas décadas, se considera que los de- Pero esta progresión no es una regla histórica uni-
rechos también pueden recaer sobre la humanidad, un versal, que se mantenga sin modificaciones, ni tampoco
pueblo, una comunidad, una raza., y sólo se pueden ga- se dio de esta manera en todos los Estados.
rantizar mediante la participación de todos los miembros En relación al tema de derechos humanos y ciudada-
de la sociedad: el Estado, los individuos, las distintas nía es importante aclarar que cuando hablamos de dere-
organizaciones gubernamentales o no gubernamentales. chos humanos entramos en el terreno de un universalis-
Derecho a la paz, al desarrollo, al cuidado del medio mo ilimitado, como dijimos, esto es que son entendidos
ambiente, al respeto del patrimonio de la humanidad. como pasibles de adscribirse umversalmente a todos los
Estos derechos, aún novedosos, no tienen una con- seres humanos.
sagración legal en todos los países del mundo, sin em- Esta distinción entre la idea de derechos humanos
bargo han sido materia de Tratados Internacionales y pertenecientes a todo el genero humano y los de ciu-
de a poco se van imponiendo mundialmente. dadanía exclusivos de un grupo delimitado territorial-
Argentina no sólo firmó tratados internacionales so- mente, parecen referirse a dos clases de derechos, lo
bre derechos humanos con otros países, como hemos cual no es así, se trata de los mismos derechos; la dife-
dicho, sino que algunos de ellos fueron incorporados a rencia es el grado de reconocimiento legal que cada uno
la Constitución argentina con carácter jerárquico cons- tiene dentro de los ordenamientos jurídicos.
titucional, esto es que “valen” igual que las normas de ¿Hay algunos derechos que sólo pertenecen al ciu-
la Constitución. dadano, en tanto están reconocidos como tales y otros
En Argentina tenemos tres momentos en cuanto a la que son universales?
recepción de los derechos humanos: Sí, por ejemplo el derecho a la residencia y circula-
1. Por medio de su incorporación a la Constitu- ción dentro de un territorio, hasta hoy en la mayoría de
ción Nacional en los distintos periodos históricos. los países, se les reconoce a los ciudadanos solamente,
2. Por medio de la firma de nuestro país de los en cambio el derecho a la vida se estima de un univer-
Tratados Internacionales sobre derechos humanos, des- salismo ilimitado.
tinados a ser de cumplimiento obligatorio para los Es- Ferrajoli (1999) sostiene que para evitar esta real
tados firmantes. dicotomía sería necesario hablar de “derechos funda-
3. Cuando ciertos tratados sobre derechos huma- mentales” para englobar tanto los de universalismo li-
nos, firmados por Argentina, son incorporados con ran- mitado como los del universalismo ilimitado. Hablar de
go constitucional. T. Marshall (Held, 1997), mostró la derechos fundamentales, que es una terminología más
interconexión entre el desarrollo del Estado-Nación y jurídica, tiene la ventaja de delimitarlos al ámbito de lo
la ampliación de los derechos de ciudadanía. El autor operativo, de los derechos subjetivos reclamables legal-
planteó una progresión histórica que, toman-do como mente Así Ferrajoli (1999, 117) sostiene que:
base el Estado-nación inglés, implicó primero la ex-
tensión de los derechos civiles; luego los políticos y Tomar en serio estos derechos significa hoy
finalmente los derechos sociales. Este desarrollo se co- tener el valor de desvincularlos de la ciuda-
rresponde con la terminología utilizada en el ámbito de danía como “pertenencia” (a una comunidad
las Naciones Unidas, donde se habla de “generación de estatal determinada) y de su carácter estatal.
derechos” como vimos más arriba. Y desvincularlos de la ciudadanía significa re-
Las dos primeras categorías de derechos; civiles y po- conocer el carácter supra-estatal -en los dos
líticos proceden de los siglos XVII y XVIII; fueron los sentidos de su doble garantía constitucional
objetivos principales de las revoluciones inglesas, france- e intemacional-y por tanto tutelarlos no sólo
sa y norteamericana. Los derechos económicos y sociales dentro sino también fuera y frente a los Esta-
adquirieron difusión luego de la II Guerra Mundial. dos, poniendo fin a este gran “apartheid” que
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 25

excluye de su disfrute a la mayoría del género iban creando una red internacional de derechos huma-
humanos, contradiciendo su proclamado uni- nos.
versalismo. Como sostiene Jelin (1987, 13) poco a poco, los
grupos movilizados denunciantes de la violación de de-
Derechos Humanos en América Latina rechos humanos debieron reinventarse continuamente
frente a la represión y al silenciamiento y desaparición
El tema de los derechos humanos en América Latina de sus integrantes, pero esto no podrá evitar el carác-
es muy sensible debido a las violaciones sistemáticas ter ético testimonial de las acciones pequeñas, como
que se produjeron en ciertos momentos históricos de las marchas silenciosas de Madres de Plaza de Mayo
dictadura militar. Esto no implica que sólo durante las al final de la dictadura, pero altamente conflictivas en
dictaduras puedan ser violados los derechos humanos la medida que comienzan a exponer públicamente todo
pero sí que la destrucción sistemática y sin control de el andamiaje sobre el cual está montado el sistema re-
los derechos básicos de las personas en nuestra historia presivo del 76: la tortura, la desaparición, la muerte, el
se produjo bajo esos regímenes. silenciamiento y la erosión de todo atisbo de movimien-
Los derechos humanos como prioridad central dentro to social8.
de la agenda de la política exterior, y los or-ganismos de
derechos humanos como tipo importante de movimien-
to social, son un fenómeno relativamente reciente. El CIUDADANÍA
golpe militar del 73 en Chile fue el evento que disparó
la creación de una red de derechos humanos en Amé- La ciudadanía consiste en un status social (posición
rica Latina, y fueron fundamentales las organizaciones social) que atribuye derechos y obligaciones en el mar-
internacionales que comenzaron a generar redes regio- co de la pertenencia a una comunidad compartida.
nales y se construyeron sobre las norma legales interna- Entonces ser ciudadano implica ser miembro de ple-
cionales creadas en la década anterior, que hasta el mo- no derecho de una determinada comunidad y la posibi-
mento tenían un valor relativo de difusión y práctica de lidad de tener asegurado el ejercicio de sus derechos por
lucha reivindicativa real. Así la Declaración Universal medio de las garantías jurídicas creadas por el Estado.
de Derechos Humanos y los Acuerdos sobre Derechos Siguiendo a Jelin (1996), la definición del ciudadano
Civiles y Políticos y sobre Derechos Económicos, So- se vincula al establecimiento de los límites entre inclui-
ciales y Culturales, junto con la Declaración Americana dos y excluidos, y se configura en la lucha sobre los
sobre Derechos Humanos prestaron una base sólida a la contenidos a los cuales los ciudadanos pueden acceder,
red de derechos humanos. o sea, cuales son sus derechos. La posesión de derechos
Durante la democratización en América Latina, en a partir de su reconocimiento y efectí-vización, incluye
los años ochenta, comienza una sostenida construcción como contrapartida el compromiso cívico centrado en
de redes de denuncias de violaciones a los derechos hu- la participación activa en el proceso público que con-
manos y una generalización de la importancia trascen- fiere un sentido de pertenencia, en definitiva, un sentido
dental de esta temática. de comunidad que promueve en sus miembros la con-
Pero estas prácticas ya venían desde los años setenta, ciencia de ser un sujeto con derecho a tener derechos,
aunque en forma clandestina y aisladas. Por ejemplo en y a fijar cuáles son los contenidos de los derechos que
Argentina, con anterioridad a la derrota bélica de Mal- pueden constituir su horizonte de acción.
vinas en 1982 las únicas oposiciones sociales que resis- En un primer momento ser ciudadano era poder go-
tieron de alguna manera los impactos más siniestros del zar sólo de los derechos civiles y políticos, pero a medi-
autoritarismo fueron las organizaciones de derechos hu- da que ha ido creciendo el campo de derechos recono-
manos y una fracción del sin-dicalismo, acompañadas cidos por los siglos de luchas (recordemos los efectos
por la presión de entidades internacionales (OIT, ONU, de las guerras mundiales o las luchas obreras desde el
OEA, asociaciones humanas internacionales, etc) que siglo XIX) se ha ampliado el campo de la ciudadanía.

8
A los movimientos de DH preexistentes Liga argentina de los D del hombre (1930). el Servicio de Paz y Justicia para América Latina (1969), la
Asamblea Permanente por los DH (1975), el Movimiento Ecuménico por los DH (1975), se sumaron las Madres de Plaza de Mayo (1977), el Centro
de Estudios Legales y Sociales (1980). Abuelas, la Comisión de Familiares y Detenidos y Desaparecidos, etc. Se produce una articulación en el plano
internacional (por ej. Visita de la Comisión Interamericana de los DH de la OEA en 1979, el Nobel de la Paz a Pérez Esquivel en 1980) con las demandas
internas por la “aparición con vida” empiezan a ser punto de convergencia y reclutamiento de oposiciones silenciadas. Así las “marchas de los jueves”
con las “marchas por la vida” comienza a hacer emerger los horrores y el reclamo.
26 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Por ello decimos que el concepto de ciudadanía no es que las personas puedan exigir sus derechos políticos
estático sino que es un proceso que se fue conformando de participación y control de las autoridades, por medio
desde el siglo XVIII, en los que comienzan a recono- de los mecanismos especialmente creados para tal fin o
cerse los derechos de los individuos y que es abierto en por otros medios y que puedan luchar j por una ciuda-
tanto se siguen incorporando nuevos derechos. danía más inclusiva en lo que hace a la ampliación de
En ese proceso podemos reconocer: sus otros derechos.
ciudadanía civil: conformada en el siglo XVIII En muchos países y específicamente en América La-
cuando se reconocen los primeros derechos asociados a tina tenemos graves problemas como desigualdad so-
la libertad: libertad física, de palabra, de pensamiento, cial, creciente vulnerabilidad de importantes grupos so-
de religión. ciales y exclusión social, todas cuestiones asociadas al
ciudadanía política: en el siglo XIX y consiste en el desconocimiento de derechos sociales y a la necesidad
reconocimiento al derecho de participar en el ejercicio de avanzar en la construcción de una ciudadanía social.
del poder político, a elegir y a ser elegido, al sufragio Frente a ello ha surgido una creciente moviliza- i
general y la participación política. ción de la ciudadanía que reclama por sus derechos y
ciudadanía social: en el siglo XX y es el derecho que ofrece y exige a las autoridades formas alternativas
a tener un nivel adecuado de vida: esto incluye educa- de resolución de los conflictos. Esto es muy I impor-
ción, salud, seguridad social, al trabajo etc. tante ya que es una vía para hacer efectiva una auténti-
La ciudadanía así entendida no es reconocida en ca democracia en la que la ciudadanía no se I limita al
igual medida por todos los Estados, ni es ejercida en derecho-deber de emitir el voto electoral.
su dimensión real por todos los pueblos y sujetos. Por Se considera que hay una tensión entre el tema de I
ello de acuerdo a la extensión y real vigencia de los de- los derechos humanos y la ciudadanía, ya que si soste-
rechos podemos hablar de una ciudadanía más o menos nemos que los derechos humanos son universales y que
inclusiva. Debido a las profundas diferencias existentes los Estados se obligan intcrnacionalmeiite cada vez más
en las condiciones de disfrute y goce de los derechos, a su cumplimiento:
sumado a la violación que de ellos han hecho los Esta- ¿Cómo puede ser, entonces, que en la práctica los
dos, es que los ciudadanos siguen en constanlc reclamos Estados diferencien entre ciudadanos y extranjeros para
de sus derechos. el real reconocimiento y aseguramiento de los derechos
Hasta ahora hablamos de la ciudadanía vinculada humanos?.
sólo a derechos, es necesario incluir también la defi- Debemos reconocer que paralelamente a la expan-
nición de ciudadanía como pertenencia a una comu- sión de la idea de derechos humanos, se dan leyes de
nidad compartida, y eso nos lleva a la dimensión de ciudadanía que son cada vez más estrictas en los países
nuestra vida en común y lo que significan nuestras obli- centrales, delimitando claramente aquellos derechos
gaciones en ese marco. Es que ser ciudadano a menudo que no tienen los .”extranjeros” de sus Estados.
se vincula sólo al ejercicio de derechos, desconociéndo- En el contexto actual de gran movilidad geográfica
se la esfera de cumplimiento de obligaciones, que es la de las poblaciones, esto es un verdadero problema ya
otra cara de un derecho y que provienen de la necesaria que acrecienta conflictos entre los pueblos, exacerba los
interconexión de la vida en sociedad. nacionalismos y la discriminación.
Es importante reflexionar sobre esta idea, porque
la ciudadanía tradicionalmente ha sido concebida
para referirse a una dimensión de los asuntos pú- DEMOCRACIA
blicos, la cosa común y no sólo al aspecto individual
del disfrute de derechos. Así cuando los griegos ha- La palabra democracia es usada en varios sentidos.
blaban del ciudadano pensaban en algunas personas que En primer lugar, y en su forma más utilizada desde la
teniendo ciertas características, participaban de la cosa antigüedad, hace referencia a una forma de gobierno, es
pública; votaban, discutían los asuntos de la comunidad decir a quién gobierna. Los griegos, quienes en el mun-
y se comprometían con el gobierno de la ciudad. Los do occidental instauraron la democracia como forma de
griegos tenían una ciudadanía poco inclusiva, ya que gobierno, cuya época de esplendor fue en el siglo VA.c.
era un status del que no todos los habitantes gozaban, llamaban democracia al gobierno del pueblo. El mismo
pero nos han legado la idea de que ser ciudadano es un vocablo proporciona ese significado; así demos signifi-
derecho y una obligación de participación. ca “pueblo” y kratos “autoridad”.
Ciudadanía y democracia están íntimamente vincu- En el origen mismo del vocablo se impone vincu-
lados ya que por esta forma de gobierno se posibilita lar democracia a un modo de convivencia dentro del
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 27

grupo con actitudes y comportamientos adecuados; así por el cual sólo los propietarios, contribuyentes impo-
el diálogo, la deliberación, el debate, la búsqueda del sitivos, podían elegir y ser elegidos. Las luchas obreras
consenso, el respeto por el otro, la libertad en sus dife- del siglo XIX ven en el reconocimiento al derecho de
rentes formas, la igualdad, la tolerancia, etc, son valores asociación y en la extensión del derecho de sufragio las
ínsitos a la idea de democracia. Cuando se habla de “so- armas para la obtención de las mejoras sociales, así el
ciedades democráticas” se hace referencia justamente a voto universal será una de las grandes conquistas de la
este estilo de convivencia que se irradia en las prácticas humanidad en la extensión de la democracia.
organizativas, en las instituciones y en las personas en Como forma de gobierno, la palabra democracia
su vida diaria, trascendiendo la idea de forma de go- hace referencia, entonces, a que el poder político per-
bierno. tenece en derecho a la población adulta toda y no a un
A pesar de esto, como la palabra democracia no grupo específico y limitado de gente. Se considera que
siempre fue entendida de la misma manera, a menudo el poder político deriva de la soberanía popular y que
se presentaron objeciones a su sentido9. Por ello dentro quienes ejercen dicho poder político son los represen-
del pensamiento político el problema de la clasificación tantes del pueblo elegidos en elecciones (democracia
de las formas de gobierno y el de la determinación de representativa). Así la democracia aparece como un
cuál es la mejor ha sido una cuestión central (¿monar- método para determinar la voluntad de la mayoría; esto
quía? ¿aristocracia? ¿república? etc). según Bobbio (1989) es una definición formal de demo-
Robert Dahl, un estudioso de la democracia, afirma cracia, porque no nos dice nada acerca del contenido
que si bien el término democracia parece muy claro, efectivo que luego puede ser instaurado y desarrolla-
sus dos componentes plantean dos problemas básicos: do según ese método, a lo que debe contraponerse una
qué o quiénes constituyen el pueblo y qué significa que definición sustancial de la democracia que se refiere al
ellos gobiernan. Por ejemplo, no todo el pueblo, tal contenido de las decisiones, que de acuerdo a determi-
como lo entendemos hoy, participaba de la democra- nados valores deberían adoptarse por el gobierno. Claro
cia en Grecia, así si bien constituye el primer ejemplo que esto último es discutible pues hay autores que no
de una sociedad que delibera explícitamente sobre sus aceptan la distinción entre concepto formal y sustancial
leyes y participa en su construcción, el concepto de pue- de democracia, pues estiman que la democracia será
blo estaba restringido ya que sólo eran ciudadanos los aquella que cumple los requisitos mínimos formales en
varones adultos libres atenienses, estando excluidas las alianza con el desarrollo de planes con determinados
mujeres, los esclavos y los extranjeros. valores, caso contrario no puede llamarse democracia.
El concepto de quiénes integran el pueblo es cen- El régimen democrático como régimen político es
tral, así a lo largo de la historia vemos que la lucha de un concepto más amplio y dinámico que el de forma
los grupos sociales ha sido por la conformación de un de gobierno. Si bien hay diferentes versiones sobre su
concepto inclusivo de democracia y esto iba de la mano significado, en general podemos decir que el concepto
de la ampliación de los derechos de los hombres. Desde de régimen político se refiere a los patrones y reglas
la Revolución Francesa en adelante se instituye la idea formales e informales que determinan las “modalidades
de que los derechos van unidos a una am-pliación de reales” de acceso y ejercicio del poder político. Nitti
la ciudadanía para poder participar en el gobierno. Los (Justo López, 1996, 178) afirma “Aún cuando las orga-
primeros derechos reclamados y reconocidos estuvie- nizaciones formales sean las mismas, la vida política,
ron vinculados a la realización de los ideales de libertad los actores, los modos de interpretar y aplicar la ley y
y de igualdad, frente a la opresión del poder absoluto. las costumbres son distintas”.
Sólo quienes cumplían determinados requisitos De aquí que la naturaleza de un régimen político re-
sociales y económicos para el ejercicio efectivo de la sulte no sólo de su organización, sino también, y sobre
ciudadanía, tales como: propiedad, ingreso, educación, todo, del modo como se traduzca esta organización en
gozaban de esos derechos. Un hito importante lo cons- la realidad”10. Entonces, el régimen político tiene que
tituye la lucha por modificar el llamado voto censitario. ver con los sistemas de representación, las modalidades

9
Aunque con distintos argumentos, ya Platón y Aristóteles consideraban a la democracia como una forma desviada, impura o injusta de gobierno.
Burdeau afirma que en épocas de la Revolución Francesa el lenguaje de la época atribuía a la palabra democracia un sentido peyorativo, destinado a
evocar la pasión popular y los arrebatos demagógicos (Justo López, 1996: 151)
10
Pongamos un ejemplo de un elemento del régimen político: las llamadas “listas sábanas” se arman sobre una regla formal del régimen político de
acceso al poder de los candidatos de los partidos políticos (está regulada por el sistema electoral de nuestro país), ahora, la forma en que se eligen los
candidatos para integrar las listas sábanas dentro de cada partido, puede estóar determinada por una regla formal (si hay internas partidarias reguladas
por una norma jurídica) o puede constituir una regla informal si no la hay y la práctica determina la forma de elegir los candidatos, y ambas formas son
integrantes de la dinámica del régimen político de un país
28 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

de división y/o superposición de poderes, las formas de entre los derechos y su reconocimiento en la ciudadanía
organización de los intereses, las maneras de interpretar no es lineal ni causal, ya que el proceso de ciudada-
y aplicar el derecho, los conjuntos de derechos y obli- nía que estableció Marshall (Held, 1977) no es lineal ni
gaciones asociados con la ciudadanía, entre otras cues- acumulativo; hay retrocesos y avances.
tiones. O’ Donnell afirma que con los procesos de demo-
El régimen político de un país es democrático, cuan- cratización en América Latina se han unlversalizado los
do cuenta con un conjunto de reglas formales e informa- derechos políticos, y esto es un avance espectacular de
les y modalidades que determinan los canales de acce- las democracias, pero sólo hemos conquistado derechos
so a las principales posiciones de gobierno a través de civiles para algunos y en varios casos vamos retroce-
elecciones limpias e institucionalizadas, para lo cual se diendo en lo que hace a derechos sociales. Y esto está
presuponen derechos políticos por parte de la ciudada- directamente vinculado a la polarización de la riqueza y
nía y ciertas garantías vinculadas a ellos. la pobreza que genera una ciudadanía de baja intensidad
El régimen democrático actúa como una mediación para ciertos grupos sociales.
entre el Estado y la sociedad y el principal canal de co- Así una amplia franja de la población puede sufrir
municación entre ambos son los partidos políticos que los efectos de recortes en los derechos sociales o su
compiten libremente por ganar el acceso al poder políti- desconocimiento, generalmente son los sectores más
co institucionalizado. excluidos y quienes además están más expuestos a la
Sólo un régimen democrático puede asegurar grados violación de ciertos derechos civiles: no gozan de pro-
reales y aceptables de representatividad de quienes tem- tección ante la violencia policial ni ante diversas formas
poralmente ejerzan el poder político, esa representativi- de violencia privada; no tienen acceso fácil a la justicia
dad está dada por la relación entre mayoría y minoría etc.
que establezcan los sistemas electorales en un determi- A pesar de todas estas limitaciones y falseamientos
nado lugar y que como régimen deben garantizar el ac- de las democracias, debemos rescatar la idea de la so-
ceso de las minorías al poder. beranía del pueblo, la que no es una ficción, sino una
Aquellos que votan son los mismos que tienen dere- realidad que no se actúa en toda su extensión. El pue-
chos a ser electos: los ciudadanos políticos. Los dere- blo tiene poder y esto se verifica en las posibilidades de
chos políticos son la puerta de acceso a la democracia elecciones, nombramiento, revocatoria y control de los
y la puerta de entrada para el resto de los derechos pues dirigentes políticos asegurados en las Constituciones.
implican básicamente el derecho a la participación en Sostiene al respecto Heller (1934:266)
la toma de decisiones (así cuantos más derechos o ex- “Constituye singularmente una realidad política de
tensos sean los políticos más posibilidades habrá que máxima importancia práctica el que la organización
los ciudadanos puedan luchar por la ampliación o real democrática del Estado de Derecho, con su división de
vigencia de sus derechos civiles y sociales). poderes y garantía de los derechos fundamentales, li-
Aquí establecemos una regla de clausura de la de- mite eficazmente el poder político de los dirigentes me-
mocracia: los sujetos de los derechos políticos son los diante preceptos constitucionales, asegurando a todos
ciudadanos, por ello dice O’Donnell (2003) que el régi- los miembros del pueblo del Estado, sin excepción, una
men democrático conlleva un universalismo limitado; suma muy variable, ciertamente, en la realidad, de “li-
se adscriben a todos los adultos en un territorio, inde- bertades”, es decir, de poder social y político”.
pendientemente de su condición social y de cualquier
característica adscriptiva distinta de la edad y la nacio- Los argentinos conocemos de esto; tenemos una
nalidad. Esta atribución crea un espacio de igualdad historia de rupturas democráticas que instalaron en el
universalista, legahnente predicada respecto de todos poder autocracias.
los que satisfacen los requisitos de la ciudadanía. Una de ellas fue el gobierno de las juntas militares
Distinto es cuando nos referimos a los derechos hu- entre 1976 y 1983 que significaron un ejemplo más de
manos como exigencias éticas de todos los seres hu- violencia de Estado e indefensión de los individuos, ya
manos y su obligación de resguardo por parte de los que en ese periodo los ciudadanos tenían anulados sus
Estados, aquí se habla de un universalismo ilimitado. derechos básicos de libertad así como el de participa-
El crecimiento de la democracia está vinculado al ción por medio del sufragio. Más aún podían carecer
reconocimiento de los derechos fundamentales de los de derechos civiles básicos, como el derecho a la vida.
ciudadanos, así esta triada: democracia-derechos-ciu- En América Latina, luego de la democratización el
dadanía, estuvo en la base de las expectativas de las gran desafío fue crear condiciones adecuadas para con-
luchas sociales desde la modernidad. Pero la relación solidar las democracias y hacerlas estables institucio-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 29

nalmente; y si bien este no es un terna acabado aún, sen en paz.


ya que en muchos países persisten amenazas a la de- En esa breve nota, el insólito ciudadano reconoce
mocracia, ahora se habla de avanzar en la calidad de la que se conmovió por lo que ocurría, es decir pensó que
democracia, es decir en crear las condiciones para hacer no se trataba de un problema de otros -aunque fuesen
extensivos los derechos de las personas para promover otros los que más directamente lo estaban padecien-
el desarrollo humano. do- sino algo que también tenía que ver sin duda con él
En la actualidad se están realizando interesantes tra- mismo como miembro consciente y activo de una co-
bajos destinados a medir la calidad de las democracias; lectividad.
así en Costa Rica se está llevando a cabo una experien- En una palabra, decidió que un ciudadano no es
cia con el apoyo de organizaciones internacionales y nunca simplemente “alguien que pasa por allí” -mero
auditores de numerosos países, que discuten la creación comparsa, como esos extras que forman las multitudes
de indicadores para evaluar este concepto. El programa ficticias en las películas o pasean una lanza por el fon-
mencionado toma como palanca al ciudadano con el fin do del escenario en las obras de teatro- sino un posible
de promover una mayor participación ciudadana en la protagonista, aunque sea accidental, del drama o la co-
vida política, por ello toma como base las expectativas media social que representamos entre todos.
de los ciudadanos sobre la democracia, el desarrollo hu- Un sujeto del derecho compartido, no mero objeto
mano y los derechos humanos, en todas las dimensiones de normas y reglamentos.
posibles, desde el funcionamiento de las instituciones, Porque precisamente lo único que resulta evidente
la posibilidad real de ejercer controles ciudadanos sobre de las sociedades democráticas cuando afrontan el nue-
las mismas, los grados de respeto a los derechos civiles vo siglo, si queremos vernos libres del agobio de una
y políticos, la satisfacción de los derechos sociales, etc. castradora tutela estatal, es que los mejores ciudadanos
O’Donnell, uno de los creadores de este programa serán aquellos capaces de intervenir y colaborar con las
explica las razones de su importancia (2003. 13) instituciones donde haga falta su ayuda sin refugiarse
“Esta nueva visión nace a fuerza de observar la rea- en el cómodo infantilismo de “que se ocupen de todo
lidad latinoamericana. En esta región, los regímenes las autoridades, pues yo pago mis impuestos para estar
democratizados conviven con Estados que mantiene tranquilo y despreocupado”.
fuertes legados autoritarios y con sociedades profun- Uno de los males de esta época apasionante y timo-
damente desiguales, las más desiguales del mundo. En rata es la tendencia a creer que dando dinero nos libera-
ellos, las ciudadanías enfrentan obstáculos institucio- mos ya de nuestras obligaciones cívicas o de nuestra so-
nales para la igualdad civil y política, en grados que lidaridad humana: pagan los padres por despreocuparse
hasta resultan groseros para cualquier persona prove- de la educación de sus hijos, pagan los ciudadanos para
niente de una democracia liberal. También, una parte que los políticos resuelvan por sí solos los problemas,
de estas ciudadanías (a veces mayoritaria) está expues- enviamos un cheque a una ONG para que alguien ponga
ta a los efectos de desigualdades sociales extremas que fin con su esfuerzo personal a los males de este mundo y
inhabilitan una premisa básica de la democracia: la nosotros salvemos a la vez nuestra comodidad y nuestra
autonomía de los individuos “. buena conciencia.
Exigimos que todo vaya bien y que nadie reclame
Hace algún tiempo no se habló de otra cosa: un ciu- más que nuestra contribución económica para lograr-
dadano anónimo colaboró decisivamente a la detención lo: queremos ser comparsas que pasean sin riesgo y sin
del comando Madrid de ETA. Siguió a los terroristas mérito la lanza pero rehusamos utilizarla voluntariosa-
que acababan de colocar un coche bomba y desde su mente cuando el dragón aparece en nuestra vecindad.
teléfono móvil alertó a la Policía del itinerario de los Y ni en las escuelas ni en los medios de comunica-
fugados, hasta que fueron capturados. No cabe duda de ción se nos dice claramente la verdad, sencilla, gloriosa
que arriesgó su pellejo, lo cual ya sabemos que es cosa e incómoda: que ser ciudadano de una democracia (per-
meritoria. Pero el heroísmo ocasional, digamos que en donen la redundancia, pues fuera de las democracias no
caliente, no es tan raro como la gente cree, aunque des- hay ciudadanía sino mero vasallaje) implica entre otras
de luego mucho menos frecuente de lo que a todos nos la paradójica obligación de ser a veces ... voluntario.
gustaría. Lo que a mí me parece más notable del gesto Numerosas tareas de enorme importancia social, tanto
de este caballero es su propia explicación de lo sucedi- a escala nacional como internacional, nunca podrán ser
do.según queda expuesta en el comunicado que también satisfactoriamente atendidas si no existen personas ca-
anónimamente envió al día siguiente a los medios de paces de implicarse en lo que les rodea-en la humani-
comunicación... supongo que en parte para que le deja- dad de la que forman parte- y echar una mano generosa.
30 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Generosa, es decir, sin cálculo de ganancias o pérdidas, Constitucionales, Madrid.


sin espera de retribuciones o de honores; y voluntaria, Held, D. (1997) “Ciudadanía y Pluralismo” en Ciuda-
o sea sin esperar a que se nos ordene, se nos exija ni se danía.
decrete la obligación bajo multa del gesto benéfico. Ha- El debate Contemporáneo. Agora. Año 3. N° 7 Heller.
bría que fomentar el orgullo de ser personas, personas H. (1934). Teoría del Estado. Fondo de Cultura Eco-
libres, personas conscientes de que sólo se desarrolla nómica. Buenos Aires.
la personalidad propia en la complicidad activa con las Jelin, E.(1987) “■Movimientos Sociales y Consolida-
ajenas. Personas capaces de dar mucho para ser más, cióndemocrática en la Argentina” actual en Movi-
rebelándose contra el papel de simples pensionistas de mientos Sociales y democracia emergente. CEDES.
lo colectivo, llenos de quejas y faltos de iniciativas. Jelin, E. (1996) “La construcción de la ciudadanía: en-
tre la solidaridad y la responsabilidad” en Jelin, E.
y Hershberg, E. Construir la democracia: derechos
BIBLIOGRAFÍA humanos, ciudadanía y sociedad en América Latina,
Nueva Sociedad, Venezuela.
Blas Guerrero, A. (1981) “Elementos Constitutivos del Justo López, M. (1987) Introducción a los Estudios Po-
Estado”, en: García Cotarelo, R (comp.) Introduc- líticos. Depalma. Buenos Aires, Volumen I.
ción a la Teoría del Estado, Ed. Teide, Barcelona. Mcpherson, C.B. (1991) Ascensoy Caída de la Justicia
Bustelo, E. (2001) “Expansión de la ciudadanía y cons- Económica. El papel del Estado, las clases y la pro-
trucción democrática” en Bustelo, E y Minujin, A piedad en la democracia del siglo XX. Manantial.
(editores) Bs.As.
Todos Entran. Propuesta para sociedades incluyentes. O’Donnell G. lazzetta O. y Cullellj (comp.) (2003):
UNICEF-Santillana, Bs. As. Democracia, desarrollo humano y ciudadanía. Re-
Cerutti, Ma. del Carmen. (2003) “Identidad cultural y flexiones sobre la calidad de la democracia en Amé-
derechos humanos. Principios de convivencia en rica Latina, Homo Sapiens Ediciones. Argentina.
una sociedad democrática*’ en Pluralismo Religioso Oszlak, Osear (1985) La formación del Estado Argenti-
y libertad de Conciencia. Ed. Carlos VladimirZam- no. Ed. De Belgrano, Bs. As.
brano. Un. Nacional de Colombia. Colombia. Pico J. (1989): Teorías sobre el estado de bienestar. Si-
Díaz, E. (1996) “Estado de Derecho” en: Filosofía Polí- glo XXI, México.
tica II. Teoría del Estado. Ed. Trotta, Madrid. Pinto, .1 (comp.) 1996) Introducción a la Ciencia Polí-
Ferrajoli, L.(1999) Derechos y Garantías. La ley del tica. Eudeba, Buenos Aires.
más débil, Ed. Trotta, Italia. Stiglitz, Joseph (2002). El malestar en la globalización.
García Pelayo M. (1980): Las transformaciones del Es- Taurus, Madrid.
tado contemporáneo Alianza. Madrid. Weber, M (1969) Economía y Sociedad, II. Fondo de
Garzón Valdéz, Ernesto (1986) El concepto de estabi- Cultura Económica, México.
lidad de los sistemas jurídicos. Centro de Estudios
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 31

Ciudadanía y derechos1

Eugenia Gómez del Río*

A finales de los años 70’2 algunos estudiosos afir- ción a autolimitarse y ejercer la responsabilidad perso-
maban que “el concepto de ciudadanía había pasado nal en sus reclamos económicos, así como en las deci-
de moda”. Sin embargo, quince años más tarde, el in- siones que afectan su salud y el medio ambiente.
terés por el concepto de ciudadanía experimentó una Como vemos, aunque el estudio de la “teoría de
verdadera explosión; hoy forma parte de los análisis la ciudadanía” es potencialmente ilimitado, su interés
jurídicos, políticos y sociológicos más actuales. para el estudiante de derecho es inmenso ya que incum-
Este nuevo interés en la ciudadanía surge frente a be el tratamiento de temas básicos de la teoría jurídica
una serie de eventos políticos y tendencias sociales como son: las relaciones entre ciudadanos o entre los
presentes en la sociedad mundial3 que influido para re- ciudadanos y el Estado; la comprensión de las rela-
pensar las conceptualizaciones clásicas ayudando a ciones individuo-estado en las estructuras históricas e
desarrollar lo que se denomina una nueva “teoría de la institucionales que hemos estudiado; el análisis de la
ciudadanía” que se ocupa de la identidad y de la con- legitimidad de las democracias constitucionales y sus
ducta de los ciudadanos individuales y grupales, inclu- límites de representación; los procesos de construcción
yendo sus responsabilidades, roles y lealtades. Auto- de identidades ciudadanas; la garantía de existencia de
res como J. Habermas (1992) y W. Kymlicka (1991 y los derechos humanos, entre otros muchos temas.
1997) desarrollan ideas en consonancia con este nuevo
pensamiento. La Construcción de la identidad
“Las instituciones de la libertad constitucio- ciudadanía
nal no son más valiosas que lo que la ciudadanía
haga de ellas” (Habermas, 1992). Mucho se discute y se sigue discutiendo acerca de
cómo los individuos ejercen los derechos y obligacio-
nes de ciudadanía en un espacio social y cómo se rela-
“Si faltan ciudadanos que posean estas cua-
ciona esto con el Estado. En ese escenario, nos pregun-
lidades, las democracias se vuelven difíciles
tamos ¿Qué es la ciudadanía?
de gobernar e incluso inestables” (Kymlicka y
En primer lugar debemos precisar que no existe un
Norman, 1997)
concepto único de ciudadanía. A lo largo del tiempo
Los autores mencionados explicitan claramente que lo que entendemos por ciudadanía ha tomado distintos
la fuerza y la estabilidad de las democracias modernas significados y modos de expresión. Estas distintas res-
no depende solamente de la justicia de su “estructura puestas acerca de qué es la ciudadanía; las mismas se
básica4” sino también de las cualidades y actitudes de encuentran relacionadas a las distintas ideologías que
sus ciudadanos. Por ejemplo, su sentimiento de identi- sustentan formas diferenciadas de construcción de la
dad; su capacidad de tolerar y trabajar conjuntamente autoridad estatal y de relacionamiento con los ciudada-
con individuos diferentes; su deseo de participar en el nos o los diferentes grupos de ciudadanos.
proceso político con el propósito de promover el bien En primer lugar especificaremos que existen dos vi-
público y sostener autoridades controlables; su disposi- siones diferentes de ciudadanía, una concepción pasiva

* Profesora Titular Cátedra “B” Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía. Facultad de Derecho, UNC.
1
El presente texto no es en sí mismo un aporte de ideas nuevas, por el contrario fue realizado con un interés pedagógico en base al pensamiento de los
autores citados. Su finalidad es acercar a los estudiantes de derecho al tema de la ciudadanía de una manera sencilla tratando de respetar el valor de las
ideas expuestas en los textos de bibliografía utilizados.
2
Cita realizada por Kymlicka y Norman (1997) en relación al libro de Van Gunsteren, Herman, “Notes towards a Theory of Citizenship”, en F. Dallmayr
(comp.), From Contract to Community, Nueva York, Marcel Decker, 1978,
3
Son ejemplos de esos eventos y tendencias mundiales: el fracaso actual de las políticas fundadas en la cooperación voluntaria de los ciudadanos, la
creciente apatía de los votantes y la crónica dependencia de los programas de bienestar en los Estados Unidos, el resurgimiento de los movimientos
nacionalistas en Europa del Este, las tensiones creadas por una población crecientemente multicultural y multiracial en Europa occidental y el
desmantelamiento del Estado de bienestar en la Inglaterra thatcheriana
4
La justicia de la estructura básica de una democracia consiste en consagrar y otorgar a todos los ciudadanos igualdad. Esta igualdad está basada en un
concepto básico “no hagamos a los otros lo que no queremos que nos hagan a nosotros”
32 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

frente al Estado que se identifica con la posesión de 1965). Explica Marshall que con la expansión histó-
derechos y una ciudadanía participativa cuya identidad rica de los derechos de ciudadanía hubo también una
se sustenta en el empoderamiento del ciudadano, en su expansión de las clases de ciudadanos. En EEUU, los
capacidad activa para construir el Estado. derechos civiles y políticos, que originalmente se res-
La ciudadanía es también una categoría de media- tringían a los varones blancos, propietarios y protestan-
ción política y correlato del régimen democrático, ha tes, fueron gradualmente extendidos a las mujeres, los
sido concebida en la tradición política moderna como trabajadores, los judíos y católicos, los negros y otros
fuente última de la voluntad colectiva que sostiene la grupos previamente excluidos.
soberanía del Estado. Para Marshall, la más plena expresión de la ciuda-
Ligado a la concepción de ciudadanía y conforman- dana requiere un Estado de bienestar liberal-democrá-
do su realidad se encuentra el ciudadano. El ciudadano tico. Al garantizar a todos los ciudadanos los derechos
es una figura a la vez social, política y jurídica a quien civiles, políticos y sociales, este tipo de Estado asegura
la comunidad política y el Estado reconocen atributos. que cada integrante de la sociedad se sienta como un
A través de la historia social y de las distintas geogra- miembro pleno, capaz de participar y de disfrutar de la
fías políticas se ha extendido la calificación de ciudada- vida en común.
no a algunos individuos y se ha excluido a otros, lo que A la concepción que se acaba de explicar se la de-
muestra cómo el acontecer histórico de cada sociedad nomina ciudadanía “pasiva”, dado su énfasis en los
cualifica y modifica el sentido y la significación con- derechos puramente pasivos y en la ausencia de toda
creta de la figura del ciudadano. obligación de participar en la vida pública. Aún cuando
La ciudadanía se encuentra a la vez unida a la defi- sigue contando con grandes apoyos, esta concepción
nición jurídica del estatus de ciudadano y cristaliza las de la ciudadanía tiene fuertes críticas que señalan la
diferencias entre sujetos no de cualquier manera sino necesidad de su revisión por dos razones:
de manera institucional y normativa (la inclusión/ex- 1. La necesidad de complementar (o sustituir) la acep-
clusión en la categoría de ciudadano se realiza a través tación pasiva de los derechos de ciudadanía (“el de-
de las leyes). recho de tener derechos”) con el ejercicio activo de
las responsabilidades y virtudes ciudadanas (entre
Las diferentes concepciones de la las que se incluyen la autosuficiencia económica, la
ciudadanía y los roles esperados participación política e incluso la civilidad).
del ciudadano 2. La necesidad de revisar la definición de ciudadanía
con el fin de incorporar el creciente pluralismo so-
En la posguerra, para gran parte de la teoría clásica, cial y cultural de las sociedades modernas.
la identidad de la ciudadanía estuvo casi enteramente
definida en términos de posesión de derechos (“dere- La primera de las críticas desembocará en el intento
cho a tener derechos”). de crear una identidad ciudadana activa que reem-
Este concepto de ciudadanía define a la misma como place la concepción de la ciudadanía pasiva.
status unitario de igualdad de derechos y obligaciones, La segunda de las necesidades que lleva a plantear
anclada en una pertenencia nacional. la revisión del concepto clásico de ciudadanía impli-
La exposición más influyente de esta concepción de ca también la reconsideración del sentido mismo de la
la ciudadanía entiende a la misma como posesión de ciudadanía en lo social. Desde esa perspectiva, muchos
derechos fue la de T. H. Marshall en “Citizenship and autores se preguntan: ¿Puede la ciudadanía aportar una
Social Class”, escrito en 1949. En opinión de Marshall experiencia común de identidad y lealtad a los miem-
(1965), la ciudadanía consiste esencialmente en asegu- bros de la sociedad?; ¿Es suficiente por sí misma para
rar que cada cual sea tratado como un miembro pleno incluir en pie de igualdad a los grupos históricamente
de una sociedad de iguales. La manera de asegurar la excluidos o es necesario agregar disposiciones parti-
igualdad y la pertenencia en este tipo de ciudadanía culares? Esta crítica llevará a repensar el tema de la
consiste en otorgar a los individuos un número crecien- garantía de igualdad de los individuos como base de la
te de derechos de ciudadanía. Marshall ejemplifica este ciudadanía para diseñar un concepto de ciudadanía di-
proceso en el acceso a tres categorías de derechos ma- ferenciada que será explicado en párrafos posteriores.
terializado en Inglaterra en tres siglos sucesivos: dere-
chos civiles, que aparecen en el siglo XVIIII, derechos El ejercicio activo de las responsabilidades y
políticos, que se afirman en el siglo XIX y derechos virtudes ciudadanas.
sociales que se establecen en el siglo XX (Marshall, Tal como lo explican Kimlimcka y Norman (1997),
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 33

colocando rótulos elásticos para explicar con sencillez de Marshall según el que “las personas sólo pueden ser
temas que poseen gran complejidad, las propuestas miembros plenos y participativos de la vida social en
para el logro de la participación activa como eje de la la medida en que sus necesidades básicas sean satisfe-
ciudadanía provinieron tanto de ideologías de derecha chas” es hoy más fuerte que nunca (Kimlicka y Nor-
como de ideologías de izquierda. Su presentación en man, 1997). Sin embargo, muchos teóricos cercanos a
este texto será esquemática y deben recordar que no estas ideas reconocen que las instituciones del Estado
mostraremos las muchas vertientes y la riqueza de las de bienestar efectivamente existentes son impopulares
diferencias existentes en muchas de esas posiciones. porque parecen promover la pasividad y la dependen-
cia estatal de los ciudadanos.
Repensando la ciudadanía social ¿Cómo puede entonces el Estado fomentar la auto-
La primera crítica a la definición clásica de ciuda- suficiencia y la responsabilidad?
danía proviene del ataque de la ideología de la llamada Si bien la izquierda acepta el principio general de
nueva derecha a la idea de “derechos sociales”. El ata- que la ciudadanía implica tanto derechos como respon-
que se basaba en los siguientes argumentos: sabilidades, considera que los derechos deben preceder
a) las garantías estatales de derechos sociales son in- a las responsabilidades. Esto es: sólo es apropiado exi-
compatibles con las exigencias de libertad negativa gir el cumplimiento de las responsabilidades una vez
y con los reclamos de justicia basados en el mérito, que se han asegurado los derechos de participación.
b) las garantías estatales de derechos sociales son eco- Sin embargo, si los derechos deben preceder a las
nómicamente ineficientes, y (c) las garantías esta- responsabilidades, parecería que estamos volviendo a
tales de derechos sociales nos hacen avanzar en el la vieja concepción de la ciudadanía pasiva y sabemos
“camino hacia la servidumbre”. que la izquierda acepta, al igual que la derecha, la ne-
cesidad de cambiar en este punto. La propuesta más
En los años ochenta, haciendo propias las ideas de popular para enfrentar este problema fue la de descen-
la ideología de la nueva derecha, M. Thatcher y R. Rea- tralizar y democratizar el Estado, otorgando más po-
gan impulsaron lo que llamaron reformas en favor de der a las agencias que desarrollan programas sociales y
una ciudadanía responsable (libre comercio, desregu- haciéndolas más controlables por parte de sus clientes
lación, reducción de impuestos, debilitamiento de los (Pierson, 1991). De allí el discurso ya familiar de otor-
sindicatos y recorte de los seguros de desempleo) con gar poder a los beneficiarios, sustituyendo los derechos
el propósito de “enseñar las virtudes de la iniciativa, de bienestar por derechos a la participación democráti-
la confianza en sí mismo y la autosuficiencia (Kimlic- ca en la administración de los programas sociales.
ka y Norman, 1997)”. En lugar de alcanzar el objetivo
prometido, muchas de las iniciativas desregulatorias La necesidad de virtudes cívicas
condujeron a una era de irresponsabilidad económi- Muchos liberales clásicos creyeron que aún sin una
ca sin precedentes, como lo mostraron los escándalos ciudadanía particularmente virtuosa (en el sentido de
vinculados al ahorro, el préstamo y la comercialización participativa en el bien público), la democracia liberal
de títulos en los Estados Unidos (Kimlicka y Norman, podía asegurarse mediante la creación de controles y
1997). Paralelamente, el recorte de los programas de equilibrios. Dispositivos institucionales y procedimen-
asistencia, lejos de convertirse en un estímulo para los tales como la separación de poderes, el poder legisla-
desfavorecidos, tuvo la consecuencia de ampliar el tivo bicameral y el federalismo servirían en conjunto
grupo de desclasados. Las desigualdades de clase se para bloquear el paso a los posibles opresores de la de-
exacerbaron y los desempleados y los trabajadores más mocracia. Incluso en el caso de que cada persona per-
pobres fueron efectivamente “desciudadanizados” al siguiera su propio interés sin ocuparse del bien común,
volverse incapaces de participar en la economía de la un conjunto de intereses privados podría controlar a
nueva derecha (Kimlicka y Norman, 1997). otro conjunto de intereses privados. Sin embargo, la
Totalmente enfrentados a la idea de los conserva- historia ha señalado que esos mecanismos instituciona-
dores que hicieron suyas las propuestas de la nueva les no son suficientes para garantizar la plena vigencia
derecha, mucha gente con ideologías de izquierda o de la democracia y tampoco para garantizar el pleno ac-
cercanas a la misma sigue defendiendo el principio de ceso a los derechos de la ciudadanía. Se necesita tam-
que una ciudadanía plena requiere que el Estado garan- bién que cada ciudadano posea algún grado de preocu-
tice los derechos sociales como parte de la identidad pación por lo público. Las políticas públicas dependen
ciudadana. de decisiones responsables a nivel de los estilos de vida
Para el pensamiento de la izquierda, el argumento personales: el Estado será incapaz de proveer cuida-
34 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

dos sanitarios adecuados si los ciudadanos no actúan que los ciudadanos sospechan de la democracia, au-
responsablemente hacia su propia salud (por ejemplo menta el individualismo y del predominio de los valo-
controlando el consumo de alcohol y tabaco); el Esta- res ligados a la vida económica y la crisis de la ciuda-
do puede tornarse incapaz de satisfacer las necesidades danía es presentada como una crisis de representación
de los niños, los ancianos y los discapacitados si los política. Esta crisis de representación se manifiesta en
ciudadanos no aceptan su cuota de responsabilidad en la desconfianza creciente en las formas clásicas de la
cuanto a la atención de sus propios parientes; el Estado mediación política (la mediación realizada a través de
no podrá proteger el medio ambiente si los ciudadanos los partidos políticos por ejemplo) y en la pérdida de
no aceptan reducir el consumo o practicar el reciclaje credibilidad en la capacidad de los ciudadanos indivi-
en sus propios hogares. duales para incidir en decisiones de la esfera política a
Una concepción adecuada de la ciudadanía parece través de su voto. Pero esta situación ¿significa el fin
exigir, por lo tanto, un equilibrio entre derechos y res- de la ciudadanía y de sus formas de acción política?
ponsabilidades. Pero, ¿dónde aprendemos esas virtu- No, por el contrario, la figura del ciudadano ha retor-
des? La nueva derecha apuesta fuerte al mercado como nado con nuevos énfasis en el discurso teórico de las
escuela de la virtud ciudadana. La izquierda propone democracias contemporáneas. Una nueva ciudadanía
otorgar a los ciudadanos más poder por medio de la se constituye en el seno de las sociedades democráticas
democratización del Estado de bienestar y por medio de Europa y América Latina.
de la dispersión del poder estatal en una serie de insti- Susana Villavicencio (1999) sostiene que actual-
tuciones democráticas locales, asambleas regionales y mente en las expresiones que hacen referencia a las
tribunales de apelación. “nuevas ciudadanías” quedan incorporados no sola-
Sin embargo, el énfasis en la participación no alcan- mente individuos sino también:
za para explicar cómo podemos asegurar que los ciuda- 1. el asociacionismo más o menos institucionalizado
danos participen responsablemente, es decir, con espí- de las organizaciones no gubernamentales que me-
ritu de servicio a lo público, sin egoísmos ni prejuicios. dian con el Estado en la resolución de problemas
Como vemos, las ideas que ha sustentado la teoría a específicos.
lo largo del tiempo muestran cómo el concepto de ciu- 2. Las formas espontáneas de acción colectiva que
dadanía y de ciudadano, constituyen un buen ángulo de asumen los reclamos de derechos de género, de gru-
mira para comprender las transformaciones del mundo pos minoritarios o las protestas frente a la mundiali-
socio-político y sus necesidades. En un primer momen- zación económica.
to ese mismo mundo sociopolítico podía subsistir en
base a un relacionamiento pasivo entre la sociedad y
el Estado, los partidos políticos realizaban la media- Los elementos que componen la
ción entre ambos con el fin de trasmitir desde el Esta- nueva ciudadanía
do garantías de derechos a los ciudadanos y sostener
la representatividad de las instituciones. Los cambios Según Susana Villavicencio (1999) no existe una
operados en los modos de vida unidos a los procesos determinación precisa de los elementos que componen
de crisis de representación que atraviesan las democra- la nueva ciudadanía, ni de los fenómenos a los que re-
cias actuales replantean la relación ciudadanos/Estado. mite. Bajo esa denominación pueden reunirse hechos
También se debe subrayar la existencia de cambios en tales como el aumento de las demandas de reconoci-
las mismas formas de participación de la ciudadanía miento de derechos civiles elevadas a la justicia las
que hoy se entienden en base a un fuerte acento en la que se entienden como participación ciudadana en el
defensa de los intereses colectivos, tan necesarios para reforzamiento de las instituciones del Estado de Dere-
la subsistencia del Estado y de una sociedad demo- cho, las acciones de control del mercado ejercidas por
crática. En la actualidad, frente a fenómenos como la los consumidores o por los usuarios de los servicios
extensión de la pobreza, el debilitamiento de muchas públicos privatizados; el impacto de los medios en la
democracias, el aumento del peso de los regionalismos creación de formas sociales de control de los actos y de
y de las matrices supranacionales y la emergencia de los funcionarios de gobierno. Para esta autora, en esta
nuevas identidades multiculturales que impactan prin- nueva ciudadanía los derechos económicos, sociales y
cipalmente sobre la sociedad se activan procedimientos culturales que el Estado debe garantizar a los indivi-
de acción colectiva en demanda de derechos, justicia y duos adquieren una importancia creciente frente a los
nuevas articulaciones de lo social con lo estatal. clásicos derechos de la libertad.
Se trata de un momento histórico complejo en el Por su parte, Elizabeth Jelin (1996) analiza los cam-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 35

bios en la ciudadanía explicando cómo las asociaciones un sentido de responsabilidad hacia los otros, cumplen
basadas en la acción colectiva se constituyen en inter- un papel central en desafiar las normas existentes y en
mediadoras de muchas de las demandas de la sociedad abrir nuevos espacios institucionales que promueven la
frente al Estado. ampliación y el fortalecimiento de la ciudadanía (Jelin,
Debe subrayarse que la acción colectiva no surge 1996).
siempre sino que necesita dos condiciones mínimas Los movimientos sociales tiene una larga historia
que subyacen a la posibilidad de su existencia: en la demanda de derechos que hacían a la ciudadanía
1. condiciones que hacen a los “umbrales de humani- individual (derechos civiles, políticos y aún sociales),
dad” entendiendo que el hambre, el dolor físico, la sin embargo, hoy se encuentran fuertemente compro-
tortura,, el daño corporal y la victimización extrema metidos con la demanda de derechos colectivos como
transforman al sujeto humano en un cuerpo, aniqui- son los llamados derechos de ciudadanía diferenciada.
lando su dimensión social y cultural.
2. condiciones de pertenencia a una comunidad que 1. La demanda de identidad ciudadana
permite la interacción, ausencia de aislamiento diferenciada
como base fundamental de la idea de comunidad y La ciudadanía no es simplemente un status legal
humanidad. definido por un conjunto de derechos y responsabilida-
Se necesitan condiciones económicas mínimas y es- des, es también una identidad, la expresión de la perte-
pacio público con la presencia de otros en interacción nencia a una comunidad política.
para convertirnos en humanos y para que existan acto- Recuerden que Marshall concebía a la ciudadanía
res, escenarios sociales y acción colectiva. No puede como una identidad de igualdades compartidas que
haber democracia y por lo tanto tampoco acción colec- permitiría integrar a los que habían sido excluidos
tiva en niveles extremos de pobreza y exclusión. de la sociedad británica y también crear una fuente
Hasta los años 70´ el tema de la democracia y de la de unidad nacional en base a una cultura compartida
participación ciudadana se giraba en torno del sistema (Marshall, 1965). A pesar del fuerte desarrollo político
político con especial incapié en los partidos políticos y que tuvo esta noción de ciudadanía en el mundo, resul-
elecciones. Luego de los años 70´ hacen su aparición ta claro que grupos como los negros, las mujeres, los
en el escenario público latinoamericano movimientos pueblos aborígenes, las minorías étnicas y religiosas,
de articulación de intereses y agrupamientos que se di- homosexuales y lesbianas, entre otros, todavía se sien-
rigían al Estado y que no canalizaban sus demandas a ten excluidos de la “cultura compartida”, aún cuando
través de los partidos políticos. Algunos de estos mo- posean los derechos comunes propios de la ciudadanía
vimientos se constituyen como actores sociales institu- de un país. Los miembros de tales grupos se sienten ex-
cionalizados (Organizaciones No Gubernamentales) y cluidos no sólo a causa de su situación socioeconómica
reciben recursos para hacer frente a programas sociales sino también como consecuencia de su propia identi-
o co-administran con el Estado recursos a los fines de dad sociocultural: su “diferencia” (Jelin, 1996).
su redistribución. Las ONGs adquieren mucha visibili- Frente a esa constatación, un creciente número de
dad y reconocimiento internacional. teóricos, a los que llamaremos “pluralistas culturales”,
Existen otras formas no institucionalizadas de ac- sostienen que el concepto de ciudadanía debe tener en
ción colectiva, son los llamados movimientos sociales cuenta las diferencias socioculturales. Los pluralistas
cuya presencia ha influido en el reconocimiento de de- culturales creen que los derechos de ciudadanía, ori-
rechos, transformaciones de las costumbres y de los ginalmente definidos por y para los hombres blancos,
valores sociales (ténganse en cuenta como ejemplo los no pueden dar respuesta a las necesidades específicas
logros de los movimientos feministas a lo largo del si- de grupos minoritarios. Estos grupos sólo pueden ser
glo XX). integrados a la cultura común si adoptamos lo que Iris
Marion Young (1989) llama una concepción de la “ciu-
dadanía diferenciada”.
Movimientos sociales: una red de interacciones in-
Desde esta perspectiva, los miembros de esos gru-
formales entre individuos, grupos y/o organizacio-
pos serían incorporados a la comunidad política no
nes que con sostenida y habitual interacción com-
sólo como individuos sino también a través del grupo,
parten una identidad colectiva y demandan públi-
y sus derechos dependerían en parte de su pertenencia
camente cambios a favor de intereses colectivos.
a él. Por ejemplo, algunos grupos de inmigrantes re-
claman derechos especiales o excepciones para hacer
Los movimientos sociales solidarios, anclados en posibles sus prácticas religiosas; grupos históricamente
36 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

desaventajados como las mujeres o los negros exigen comunidades a vivir su propio estilo de vida, hablar su
una representación especial a nivel de las instituciones propio idioma, usar su ropa y perseguir sus objetivos.
políticas y muchas minorías nacionales (los kurdos, los La vigencia de los derechos universales no es garantía
catalanes) procuran aumentar sus poderes de autogo- de la vigencia de los derechos colectivos de los pueblos
bierno dentro del país en que habitan o directamente y viceversa por lo que debemos tener en cuenta que la
buscan la secesión (Cohen y Arato, 2000). teoría de la nueva ciudadanía tiene desafíos a resolver.
Estas demandas de “ciudadanía diferenciada” plan- El surgimiento de las reivindicaciones de los pueblos
tean importantes desafíos a la concepción predomi- indígenas basadas en criterios de etnicidad reconocidos
nante de la ciudadanía. Mucha gente considera la idea por nuestra Constitución Nacional es un buen ejemplo
de una ciudadanía diferenciada en función de grupos de este caso.
como una contradicción. Desde el punto de vista clá-
sico, la ciudadanía es una manera de comprender a la
población como individuos dotados de derechos igua- Bibliografía
les ante la ley. Algunos teóricos aseguran que esa es la
característica que distingue a la ciudadanía democráti- Cohen, Jean L. y Andrew Arato (2000): Sociedad Civil
ca del feudalismo y otras concepciones premodernas y Teoría Política. Fondo de Cultura Económica
que determinaban el status político de los individuos Habermas, Jürgen (1992): “Citizenship and National
en función de su pertenencia a determinada clase, et- Identity: Some Reflection on the Future of Europe”,
nia o confesión religiosa. De allí que “la organización Praxis International, n° 12.
de la sociedad sobre la base de derechos o pretensio- Jelin, Elizabeth (1996): Movimientos sociales y de-
nes derivados de la pertenencia a determinado grupo mocracia emergente. En Construir la democracia:
se opone tajantemente al concepto de sociedad basado derechos humanos, ciudadanía y sociedad en Amé-
en la idea de ciudadanía” (Porter, 1987). Esto explica rica Latina. Buenos Aires, Centro Ed. de America
porque la idea de ciudadanía diferenciada se percibe Latina.
para esos autores como un problema dentro de la teoría Kymlicka, Will y Wayne Norman (1997): “El Retorno
de la ciudadanía. del Ciudadano. Una revisión de la producción”, en
Una de las más influyentes pensadoras del plura- Ágora, núm. 7.
lismo cultural es Iris Marion Young cuyo pensamiento Marshall, T. H. (1965): Class, Citizenship and Social
ya hemos citado en un párrafo anterior. Young (1989) Development, Nueva York, Anchor.
afirma que el intento de crear una concepción universal Pierson, Christopher (1991): Beyond the Welfare State:
de la ciudadanía que trascienda las diferencias grupales 7he New Political Economy of Welfar. Pennsylva-
es fundamentalmente injusto porque históricamente ha nia, Pennsylvania State University Press.
conducido a la opresión de los grupos excluidos. Porter, John (1987): The Measure of Canadian Society.
¿Cómo podemos construir una identidad común en Ottawa, Carleton University Press,.
un país donde la gente no solo pertenece a comunida- Taylor, Charles (1992) “Quel principe d’identité co-
des políticas distintas sino que lo hace de diferentes llective”, en Jacques Lenoble y Nicole Dewandre
maneras5? Taylor (1992) llama a este fenómeno “di- (comps.), L’Europe au soir du sieclè.~ Identité et
versidad profunda” e insiste en que su respeto es “una Démocratíe, Paris, Editions Esprit.
fórmula necesaria” para evitar que los actuales Estados Villavicencio S.y H. Quiroga (1999) ¿Una nueva ciu-
multinacionales que conocemos se desintegren. dadanía?» en Filosofías de la ciudadanía. Buenos
Si la idea original de los derechos humanos esta- Aires, Homo Sapiens.
ba orientada por una visión individualista de los dere- Young, Iris Marion (1989): “Polity and Group Diffe-
chos, ahora el eje pasa a las comunidades. Hablar de rence: A Critique of the Ideal of Universal Citizens-
derechos culturales es hablar del derecho de grupos y hip”, Ethics, n° 99.

5
Esto significa que algunos se incorporan como individuos y otros a través de la pertenencia comunitaria.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 37

Historia institucional argentina

María Cristina Vera de Flachs*

Introducción

Después de varios años de haber escrito la primera de pluma.


versión del libro titulado Historia Institucional Argen- Al iniciar cada capítulo se incluye una selección de
tina he decidido con la presente edición ampliar algu- palabras clave cuyo objetivo es facilitar al estudiante,
nos conceptos e introducir nuevos recursos didácticos una vez que el texto se ha leído, la identificación de los
para una mejor comprensión de los temas tratados. contextos que hemos considerado que concitan mayor
El punto de partida del tomo es el análisis de la Re- significación y al finalizar el mismo se adjunta un cua-
volución de Mayo finalizando el mismo con los acon- dro de resumen, una bibliografía mínima de consulta y
tecimientos ocurridos en nuestra Nación al despuntar el ejercicios prácticos, con el objetivo de contribuir a vin-
siglo XXI. El mismo se compone de 11 capítulos que cular la teoría con la realización de tareas y ejercicios
incluyen los contenidos mínimos indispensables que de autogestión que permiten sistematizar las problemá-
el alumno de Derecho debería conocer. Sin embargo, ticas presentadas, sin pretender con ello resultados de
somos conscientes que mucho más podría decirse, en validez universal. Mientras se realiza esta labor sería
tanto en cada período histórico los hombres que diri- útil anotar dudas, críticas, relaciones e interpretaciones
gieron los destinos de la Nación dejaron huellas impe- que pueden ser evacuadas en las clases de tutoría.
recederas y cada uno de ellos merecería un tratamiento Los documentos que incluimos, emanados de orga-
pormenorizado. Pero dadas las limitaciones de espacio nismos o personas que ocupaban funciones públicas,
y el objetivo de este texto, hemos debido optar por ex- son de tipo político e institucional indispensables para
tendernos en detalle sólo sobre algunos de ellos. comprender el período de estudio. De todos modos
Las tensiones y las transformaciones de la vida po- quiero decirles que la Historia Argentina dispone de
lítica se reflejan en el campo de los estudios y las cien- infinidad de fuentes documentales inéditas y éditas de
cias sociales. A partir del siglo XIX los estudiantes de dispar valor. Para realizar este trabajo hemos tenido en
Derecho incrementaron su matrícula en forma constan- cuenta ambas, además de datos de periódicos de dis-
te y ello obedeció a varias razones. Tradicionalmente tintas épocas, investigaciones propias y la bibliografía
los juristas han participado en forma significativa en específica que se señala al finalizar el tomo. Como toda
política, razón por la que los vemos multiplicarse en selección es arbitraria y ello ocurre cada vez que se lee
los cargos administrativos y gubernativos. ¿Cómo se un texto histórico de conjunto donde sólo podemos ver
formaban?, ¿qué líneas de pensamiento orientaban di- pequeños fragmentos de nuestra historia nacional, sin
cha formación?, ¿cómo se estructuraba la Universidad embargo hemos tratado de que esa visión abarque el
y la Facultad de Derecho? Para dar respuesta a algunas espectro más amplio de fuentes desde el punto de vista
de las tantas preguntas que podríamos formularnos in- historiográfico. Hemos evitado en lo posible las notas
cluimos un breve análisis de la Historia de la Universi- de pié y las referencias bibliográficas pormenorizadas
dad, la que en un principio tuvo estrecha relación con la pero, en capítulo, se señala una bibliografía comple-
Iglesia primero con los jesuitas y luego con los francis- mentaria mínima que puede ser consultada por el es-
canos y el clero secular. Después de la Independencia, tudiante.
la misma pasó a depender de la órbita de la provincia Como en otras oportunidades hemos querido, a tra-
y luego de la batalla de Caseros de la Nación, por lo vés del C D que acompaña la misma incluir algunas
tanto, la dirección general de los estudios, los planes y nociones de arte, literatura y humor político que los
los funcionarios estuvieron, sujetos a dichos cambios. ayuden a comprender mejor las distintas etapas históri-
También hemos tenido en cuenta la situación social cas. Por eso sugerimos que después de leer el presente
y económica del país en sus diferentes períodos, aun- texto se tomen un tiempo y recreen la época que acaban
que algunos temas como los referidos a los servicios de estudiar.
públicos, la sanidad o la educación se exponen a vuelo En esta oportunidad mantenemos algunos dibujos y

*
CONICET - UNC
38 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

caricaturas incluidas en otras ediciones porque estamos ra, se mueve en diversos espacios geográficos así como
convencidas guardan una vigencia increíble. El uso del en diversos ámbitos sociales, económicos y políticos
humor político, a veces ingenuo, sencillo y, otras, mor- que conforman un entramado complejo. La investiga-
daz, destaca los rasgos más sobresalientes de nuestros ción histórica intenta profundizar en el análisis y com-
dirigentes políticos y de los acontecimientos más signi- prensión de dicho entramado, para lo cual se estudian
ficativos de nuestra historia institucional. La tarea rea- los objetos y productos sociales desde diferentes enfo-
lizada por dibujantes y humoristas no fue nunca senci- ques interpretativos.
lla pues es común que el humor político sufra períodos Lo antes mencionado implica que la Historia no es
de censura. En épocas más violentas obligó, a veces, a una ciencia unitaria, sino que está dividida en múltiples
sus cultores a refugiarse en la clandestinidad.
especialidades y materias cuyo punto central es el es-
Humberto Eco sostiene que para reírse de las ma- tudio del pasado humano. Por otro lado debemos aco-
nifestaciones humorísticas es preciso conocer los có- tar que la misma tiene interpretaciones múltiples, no
digos de la sociedad donde es conocido el mensaje.
se puede hablar de una sola Historia puesto que cada
Por eso espero que después de leer los acontecimientos
época posee su imagen particular de la misma, incluso
descritos en el texto puedan sonreír y recordar con es-
cada país, cada clase social o individuo o cada institu-
tos dibujos lo estudiado. Las caricaturas y graffiti uti-
ción se expresa de determinada forma.
lizados en esta edición proceden de la Revista Caras y
Caretas, El Mosquito, La Nación, La Voz del Interior, Para los abogados la Historia del Derecho es esen-
Libros de la Biblioteca Jesuítica, Archivo General de la cial y tradicionalmente ella se ocupa de las fuentes y
Nación, Nuestro Siglo y Crónica del Humor Político en de las instituciones jurídicas. Esa especialidad se en-
Argentina de Jorge Palacio (Faruk). riquece con el estudio de las Instituciones y debe ser
complementada con el conocimiento de las sociedades
que construyeron el cuerpo jurídico.
La importancia de la Historia para el Derecho
A través de este texto conoceremos parte de la His-
La primera pregunta que deben efectuarse es ¿Qué toria Institucional Argentina, lo que les permitirá en-
es la Historia y cuál es su objetivo como disciplina? tender el derecho engarzado en bases más amplias y
Para expresarlo brevemente, el objetivo de la Historia en relación con el mundo político, económico y social.
es el estudio del pasado humano y está dirigida espe- Esos planteamientos contribuirán a la comprensión de
cíficamente a comprender la sociedad con su densidad la lógica con la que se conformaron las instituciones de
cultural y su raigambre temporal. El hombre crea cultu- la Nación.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 39

La conformacion del estado-nación

Los Fundamentos jurídicos y políticos de la existiendo ya como se suponía no existir en España


Revolución de Mayo en la denominación del señor Dn. Fernando Séptimo.

Ante la situación que sufría España luego de la in- De este discurso emergen dos ideas fundamentales,
vasión napoleónica que había provocado la caída de la en primer término la circunstancia de que había des-
monarquía, la disolución de la Junta Central y la cons- aparecido el gobierno legítimo, evidenciado por la di-
titución del controvertido Consejo de Regencia, la so- solución de la Junta Central, que carecía de facultades
ciedad porteña había quedado totalmente conmovida, legales para establecer una Regencia y, en segundo tér-
y esta inquietud se reflejó en el Cabildo, que decidió mino, que el pueblo había reasumido los derechos de
pedir autorización al Virrey Cisneros para convocar a soberanía para libremente instalar un nuevo gobierno.
un cabildo abierto a la principal y más sana parte del El primer concepto resultaba indiscutible ante la
vecindario para que exprese la voluntad del pueblo y información que se recibía de España sobre la situa-
acuerde las medidas más oportunas para evitar toda ción de la Península en la que había sido entronizado
desgracia y asegurar nuestra suerte venidera. Con la José Bonaparte luego de las abdicaciones de Carlos IV
venia del Virrey la asamblea se realizó el 22 de mayo y Fernando VII. Lo que resultaba ilegítimo era el tras-
de 1810 y a ella concurrieron sólo 251 personas de las paso del dominio de las Indias porque, según la prag-
450 que se habían invitado. mática de Carlos V de 9 de julio de 1520, los monarcas
En la apertura de la sesión se oyó la exhortación del se habían comprometido a no enajenar ni apartar de la
Cabildo aconsejando la adopción de posiciones mode- Corona total o parcialmente a los reinos indianos.
radas, en las que se tomarían en consideración el espí-
ritu de la ley, el respeto a los magistrados y especial-
mente la unión con las provincias interiores. El Obispo
Benito Lué y Riega hizo uso de la palabra tratando de
convencer a los presentes para mantener el orden y la
paz, no introduciendo diferencias en la autoridad del
Virrey y señalando que aunque las malas nuevas de la
Península fueran ciertas, si hubiese quedado un sólo
vocal de la Junta Central y arribase a nuestras playas,
le deberíamos recibir como a la Soberanía.
Estos argumentos fueron rebatidos por un abogado
criollo, Juan José Castelli, quien señaló:
… que desde que el señor Infante Dn. Antonio ha-
bía salido de Madrid, había caducado el Gobierno
Soberano de España; que ahora con mayor razón de-
bía considerarse haber expirado, con la disolución
de la Junta Central, porque además de haber sido
acusada de infidencia por el pueblo de Sevilla, no te-
nía facultades para el establecimiento del Supremo
Gobierno de Regencia; ya porque los poderes de sus
vocales eran personalísimos para el gobierno y no
podían delegarse, y ya por la falta de concurrencia
de aquel Gobierno, deduciendo de aquí su ilegitimi-
dad y la reversión de los derechos de la Soberanía Mapa n° 1 “Virreinato del Río de La Plata. La organización
al Pueblo de Buenos Aires y su libre ejercicio en la territorial según Juan José de Biedma”
instalación de un nuevo Gobierno, principalmente no
40 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

En estas condiciones se abría paso el segundo con- finalización del mandato del Virrey y su reemplazo por
cepto de la reasunción de la soberanía por parte del el Cabildo, como representante legal del pueblo, has-
pueblo, esta idea sería fundamental en el proceso que ta que se conformase un gobierno provisional, para lo
se avecinaba. Las teorías políticas que tenían difusión y cual se podría oír a los pueblos del interior.
aceptación en el Río de la Plata en la época, aceptaban El partido revolucionario o del pueblo, estaba de
el principio de que habiendo cesado la autoridad del acuerdo en la desaparición del Virrey, su reemplazo
Rey el poder revertía al pueblo. El origen de la argu- por el Cabildo y la formación de una Junta Provisional
mentación de Castelli puede estar basado en las doctri- que designaría el mismo Cabildo, pero con la salvedad,
nas escolásticas sobre el poder del Rey, pero es opinión expresada por Saavedra en su voto, de que no quede
del doctor Zorraquín Becú que la utilización de la pa- duda de que el pueblo es el que confiere la autoridad y
labra “soberanía” indica que había ya influencia de au- el mando.
tores más modernos, filiados en la escuela del derecho Quedaba así reforzada la tendencia moderada, ya
natural racionalista. que sumados los sufragios directos recibidos por ella, a
Los argumentos de Castelli de que los derechos de cualquiera de las otras dos significaba el triunfo de las
soberanía recaerían exclusivamente en el pueblo de facciones aliadas. Así se comprende, en la opinión de
Buenos Aires, implicaban una postura jurídica endeble, Corbellini, el papel de árbitro que desempeñó el Cabil-
que fue replicada por el Fiscal Manuel Genaro Villota do que desembocó en la elección. Otros autores disien-
que, si bien aceptó la tesis de Castelli en cuanto a la ten y creen que el nombramiento de esa Junta obedeció
retroversión de la soberanía al pueblo, alegó que este a un plan premeditado para impedir que tuvieran frutos
pueblo no estaba constituido solamente por el de Bue- los resultados de la votación del Cabildo abierto, emi-
nos Aires, sino que era preciso oír a los demás inte- tiendo así una opinión muy desfavorable de la corpora-
grantes del virreinato para adoptar una decisión pues, ción capitular.
en caso contrario, se rompería la unidad de la Nación. La Junta del 24 de Mayo se integró con un Presiden-
Otro abogado criollo, Juan José Paso, señaló que si te, el ex Virrey Cisneros, y cuatro Vocales, Saavedra y
bien era necesaria la opinión de los pueblos del inte- Castelli por los revolucionarios, y Solá e Incháurregui
rior por la situación que se vivía en Buenos Aires, no por los moderados, con lo que se pretendía unir en el
era prudente demorar la toma de decisiones, agregando gobierno a las tres tendencias que se expresaron el día
que debía formarse un gobierno provisional a nombre 22. La Junta fue aceptada por la milicia y por los mis-
de Fernando VII, el cual se ocuparía de convocar a los mos jefes del partido revolucionario que aceptaron el
pueblos para que enviasen representantes para la for- cargo y prestaron juramento.
mación de un gobierno permanente. Pero de inmediato comenzaron los movimientos de
Finalizado el debate se procedió a la votación para resistencia a la presencia de Cisneros como Presidente
determinar si se sacaba el poder de las manos del Vi- del cuerpo, especialmente por el hecho de que tenía el
rrey y se ponía en otro organismo, cual sería éste. Al mando de las armas. Esta situación culminó el día 25
votar se podía emitir opinión, por lo que fue bastante cuando los comandantes de las milicias expresaron que
complicado hacer una contabilidad de votos, la mayo- no estaban en condiciones de prestar el apoyo a que se
ría de ellos se inclinó porque el Virrey debía cesar en habían comprometido por la resistencia evidente entre
el mando y recaer éste provisionalmente en el Excelen- el pueblo y las tropas, por lo que el Cabildo solicitó y
tísimo Cabildo con voto decisivo el caballero Síndico obtuvo inmediatamente la renuncia de esa Junta.
Procurador General, hasta la creación de una Junta que De acuerdo a las actas capitulares algunos indivi-
ha de formar el mismo Excelentísimo Cabildo en la duos del Pueblo a nombre de éste se apersonaron en la
manera que estime conveniente. Sala, exponiendo que para su quietud y tranquilidad, y
Enrique Corbellini que ha estudiado la forma en que para evitar cualesquiera revueltas en lo futuro, no tenía
se emitieron los votos del cabildo del 22 de mayo los por bastante el que el Excelentísimo Señor Presiden-
clasificó diciendo que 66 votos se emitieron por el par- te se separase del mando; si no que habiendo formado
tido del Virrey, 66 por el partido moderado o del Ca- idea de que el Excelentísimo Cabildo en la elección de
bildo, 92 por el partido revolucionario o del pueblo y 1 la Junta se había excedido de sus facultades y teniendo
voto indefinido, lo que totalizaba 225 sufragios. noticia cierta de que todos los S.S. vocales habían he-
La tendencia que él denomina partido del Virrey cho renuncia de sus respectivos cargos; había el Pueblo
votó por la continuación de éste en el mando, pero reasumido la autoridad que depositó en el Excelentísi-
aceptando que se asociaran a aquél en el gobierno otras mo Cabildo y no quería que existiese la Junta nombra-
personas que -de acuerdo a los votos- podían ser oido- da.., impulsando la formación de una nueva Junta que
res, cabildantes e incluso alguno mencionó a Saavedra. se establecería pendiente de remitir en las siguientes
El partido moderado o del Cabildo propugnaba la dos semanas una expedición a los pueblos del interior.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 41

El Cabildo exigió que esta decisión fuese expresada que no se producían en la zona. Este intercambio co-
en una petición formal que fue redactada en el cuartel mercial fue produciendo mejoras en la vida diaria de
de Patricios y refrendada con 401 firmas, a las que se la sociedad local, la que se fue adaptando a los nuevos
debe agregar la representación que Domingo French y tiempos y a los cambios que esa circunstancia obligaba.
Antonio Luis Berutti asumieron de otras 600 personas. En ese contexto se estableció primeramente la Or-
El Cabildo procuró resistir lo evidente, solicitando den de los Franciscanos y, en marzo de 1599, la de
que se presentase el pueblo que reclamaba a las puer- los Jesuitas, gracias al empeño de Fray Francisco de
tas del Cabildo y finalmente debió rendirse ante los he- Victoria. Evidentemente, la ubicación geográfica de
chos consumados y en virtud de los poderes que se le Córdoba primó en la elección de éste, en tanto ofre-
habían delegado el día 22, se eligió una nueva Junta, cía a los religiosos garantías para desarrollar su misión
presidida por Cornelio Saavedra, que juró: desempeñar pastoral más que otros centros ubicados en esta región
legalmente el cargo, conservar íntegramente esta parte americana. Ubicada en el centro de la actual Argentina
de América a nuestro augusto soberano el señor don la ciudad tenía posibilidades de mantener una fluida co-
Fernando Séptimo y sus legítimos sucesores y guardar nexión del Río de la Plata con el Alto Perú, con Chile
puntualmente las leyes del Reino. y con Paraguay. En 1607, se creó la Provincia Jesuítica
Esta declaración implicaba que la tesis de los crio- del Paraguay que comprendía los antiguos distritos del
llos revolucionarios de recuperar los derechos del pue- Tucumán, Buenos Aires y Paraguay. Chile que, origi-
blo desaparecía, pues se declaraba formalmente la in- nalmente formó parte de ella fue separado en 1625 y se
tención de mantener íntegramente los territorios para el erigió en viceprovincia dependiente de la provincia del
Rey cautivo y sus sucesores. Perú. Al llegar a Córdoba la Orden Jesuítica recibió del
Cabildo tierras en el casco céntrico. Así pudo, en 1608,
abrir el Noviciado, no sin sortear vacilaciones de parte
de las autoridades eclesiásticas con respecto al lugar
El ingreso de los jesuitas a Córdoba y el esta-
donde se instalaría.
blecimiento de la Universidad
En 1610 el padre Diego de Torres erigió el Colegio
Máximo donde dispuso impartir clases de artes y teo-
La ciudad de Córdoba fue fundada en 1573. En sus logía aunque dicha aspiración duró poco tiempo pues
primeros años de vida, sus pobladores -conformados la escasez de recursos dificultó su mantenimiento por
por unos cuarenta encomenderos- vieron transcurrir lo que, el 12 de febrero de 1612, abandonó Córdoba
su existencia entre el desamparo y la inseguridad, oca- junto a maestros y alumnos para trasladarse al Colegio
sionada por la presencia de poblaciones indígenas de de Chile. Mientras se producía el traslado de los “es-
diferentes tribus y lenguas que se desplazaban por sus tudios portátiles” como lo definió el P. Lozano, ¿qué
alrededores dedicándose a la caza y asolando todo lo ocurría en Córdoba? En 1613 fray Fernando de Trejo
que hallaban a su paso. La falta de comunicaciones con y Sanabria, obispo de Tucumán, cedió por un contrato
el virreinato del Perú aislaba aún más a sus habitantes; provisional una dotación de 1.500 pesos que se saca-
sin embargo, en pocos años el pequeño caserío fue afir- rían de los diezmos anuales a efectos de sustentar en
mándose hasta ofrecer a fines del siglo XVI aspecto de la casa dos profesores de Teología, uno de Filosofía y
aldea. uno de Gramática. Luego suscribió una escritura pú-
Por la posición estratégica de la región y sus posi- blica por la cual donaba a la Compañía, en el plazo de
bilidades de desarrollo los colonizadores españoles ad- tres años, cuarenta mil pesos para sostener el Colegio
virtieron que el trabajo de la tierra podía brindarles una de Córdoba, lo que decidió el regreso inmediato de los
posibilidad cierta de éxito. Poco a poco el hecho que se que habían partido reiniciándose, en febrero de 1614,
pusieran en marcha varios emprendimientos como la los estudios de filosofía y teología. Desde entonces a
manufactura textil, la cría de mulas o la vitivinicultura hoy la Universidad gravitará de manera categórica en
y que en 1623, la ciudad fuese designada Real Aduana todos los aspectos de la vida urbana, infundiéndole a
de Puerto Seco le dieron a Córdoba una impronta de Córdoba un halo que la caracteriza.
progreso. A partir de entonces, su situación socioeco- En 1622 el Pontífice Gregorio XV dispuso que di-
nómica mejorará, particularmente cuando se convirtió chos estudios fuesen elevados a la categoría de Univer-
en un punto de conexión con el resto de las ciudades y sidad y, en 1634, Urbano VIII en un Breve confirmó
jurisdicciones del virreinato. Entonces a ella confluirán para siempre tal concesión. Por la ubicación de privi-
los comerciantes potosinos y portugueses con el objeto legio desde el punto de vista geográfico, en tanto como
de comprar esclavos, mulas y frutos secos para llevar- señalamos estaba en el centro del camino que condu-
los a las minas del Potosí, junto a cueros, sebos, ceci- cía del puerto de Buenos Aires a la región del Perú y
nas y otros frutos, introduciendo en su retorno lienzos, con accesos relativamente fáciles a otras zonas, pudo
paños, sedas, herramientas, aceites y otras mercaderías contar entre su alumnado con los mejores intelectos de
42 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Buenos Aires, Chile, Potosí, Tarija o La Paz, quienes los escritos de Locke, Malebranche, Boyle, Leibnitz,
abrevaron en sus fuentes para, luego, regresar con su Amat de Graveson entre otros, los que permitirían la
título a sus lugares de origen. En ella y en su Colegio, introducción de las nuevas corrientes de pensamiento
dejaron su impronta los jesuitas. ilustrado en boga en Europa.
En ese entonces concurrían a sus aulas cuatro tipos Pero la creciente tensión generada por el dominio
de estudiantes: los novicios de la Compañía de Jesús, de la Universidad entre franciscanos y el clero secu-
los alumnos del Seminario Diocesano trasladado a Cór- lar incidía en la vida académica y en la de los órganos
doba desde Santiago del Estero en 1699, los del Colegio de poder como Cabildo, Iglesia y gobierno que habían
Convictorio de Monserrat y los capistas o manteístas, tomado partido por una u otra facción. De todos mo-
alumnos externos que vivían en casas particulares de dos coincidimos con los autores que sostienen que es
la ciudad. El prejuicio racial excluía de los beneficios injusto decir que los estudios se mantuvieron en un es-
de la educación superior a negros, mulatos, zambos y tancamiento total.
mestizos, los que podían ser instruidos en conventos De las cláusulas del testamento del obispo Trejo y
y parroquias en los principios de la doctrina cristiana. Sanabria, mediante el cual donaba sus bienes para des-
tinarlos a la creación de un centro de estudios superio-
La salida de los jesuitas y la Universidad en ma- res en la provincia de Tucumán, y de las constituciones
nos de los franciscanos del padre Rada se desprende claramente que la fina-
lidad esencial de la Universidad cordobesa debía ser
El 12 de julio de ese año 1767 la Real Pragmática de la formación de un clero ilustrado para la Diócesis de
Carlos III que ordenaba el extrañamiento de la Compa- Tucumán y las circundantes, combatir la ideología de
ñía de Jesús de todos los dominios de España, Indias e los gentiles y la herejía de la población blanca.
Islas Filipinas y demás adyacentes retiró a la Orden de En efecto, durante el período jesuítico la Universi-
la Casa de Altos Estudios. Con esa medida se asestaba dad estuvo destinada a formar a los jóvenes que preten-
un duro golpe a las universidades americanas. dían optar por el orden sacerdotal, de allí su carácter
Hubo en ese momento fuertes presiones para que eminentemente teológico. Esto sin dejar de reconocer
la Universidad fuese trasladada a Buenos Aires, ciu- que muchos de los inscritos que carecían de vocación
dad que careció de una universidad hasta el siglo XIX, sacerdotal concluían sus estudios obteniendo el grado
sin embargo el fiscal del Consejo de Indias aconsejaría de Maestro en Artes.
que ésta continuase en Córdoba por “estar en el centro Expulsados los jesuitas, el absolutismo borbónico
y tierra adentro” siendo regenteada hasta 1808 por la buscó la consolidación del poder real y el consiguiente
Orden de los franciscanos. Esta al principio, soportó debilitamiento de aquella Orden que dependía direc-
el ambiente hostil de la población que hizo causa co- tamente del Papa y tenía autoridad económica. Nada
mún con los jesuitas y con el clero secular que estaba mejor entonces que pensar incorporar el Derecho Civil
disgustado por el entronizamiento de los hijos de San al lado del Derecho Canónico, materia que sí había te-
Francisco en la misma. nido cabida desde un tiempo antes en la Universidad. A
Una de las primeras medidas adoptadas por los ese interés político se sumó la necesidad de que estos
franciscanos fue cumplir con lo dispuesto por el rey estudios se hicieran en el virreinato del Río de la Pla-
Carlos III de desterrar la consulta de los textos de la ta para mejorar la función judicial y reducir los gastos
“doctrina relajada” que los expulsos defendían y en- que significaba obtener ese título en la Universidad de
señaban en sus cátedras sustituyéndola por la de San Chuquisaca, en la de San Felipe de Chile o en Alcalá de
Agustín y Santo Tomás, o sea por la primera escolásti- Henares o Salamanca en España.
ca. La vuelta a los postulados medievales aseguraba la
no-intromisión de doctrinas inconvenientes en la mente Nace la Facultad de Derecho
de los americanos.
La intención era controlar las lecturas de los estu- A finales del XVIII el entonces Gobernador de Cór-
diantes con el fin de imbuirlos de una moral verdadera- doba don Rafael de Sobre Monte hizo gestiones ante
mente cristiana e inclinarles a seguir en todo las opinio- el Virrey para dotar a la Universidad de una cátedra de
nes más sanas y seguras. Pero, por otra parte, al intentar leyes.
evitar el pernicioso método de dictar a los alumnos los El 12 de marzo de 1791 se designó para cubrirla al
textos de estudios el claustro se vio obligado a autori- Dr. Victorino Rodríguez y como pasante a José Dáma-
zar a efectuar gastos para adquirir en Europa los libros so Gigena. La creación de esta cátedra significó el na-
de los autores más reconocidos del momento. Razón cimiento de la Facultad de Jurisprudencia, la que con-
por la que maestros y estudiantes, a semejanza de lo vivía con la Facultad de Artes, especie de bachillerato
ocurrido en otros virreinatos, comenzaron a manejar clásico obligatorio para ingresar a los estudios de lo
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 43

Sobremonte estuvo al mando de la gobernación Los estudiantes de fines del XVIII y comienzos
de Córdoba desde el 7 de noviembre de 1784 a del XIX dejaron, muchas veces, impresos en los
1796. El gobernador, un verdadero ilustrado, márgenes de sus libros de estudios caricaturas,
transformó a Córdoba de aldea en ciudad: entre graffiti y textos que nos permiten afirmar que
otras cosas se ocupó del empedrado de sus calles, esos jóvenes eran seres de carne y hueso, que
mejoró el alumbrado, edificó el paseo que hoy pensaban, sufrían, amaban, lloraban y reían de
lleva su nombre y el estanque central que servía manera similar a como lo hace uno del XXI. Los
para regadío e inauguró el primer sistema de símbolos que incluimos a continuación tienen
aguas corrientes. En la campaña realizó también además un valor incalculable para el Río de la
profundas transformaciones con el fin de terminar Plata en tanto hasta aquella fecha no existían en el
con los malones indígenas que asolaban por el sur país periódicos satíricos.
y el norte. En la primera de esas regiones fundó
las actuales ciudades de La Carlota y Río Cuarto y
diversos.
en la segunda erigió a categoría de villa a Chañar,
A partir de entonces sus graduados contaron con
Río Seco y Tulumba. Las invasiones inglesas
suficiente prestigio como para acceder a la elite de po-
brindarán a sus enemigos la oportunidad de
der tanto en la América hispana como en la etapa de la
fustigar su acción de gobierno y desde entonces
Independencia según iremos haciendo notar a lo largo
ha sido injustamente vilipendiado.
del texto.
Es que la Universidad les proporcionaba el suficien-
te bagaje intelectual en Filosofía, Humanidades y Cien-
que se denominaba facultades mayores: la de Teología cia Política, permitiéndoles luego desempeñarse con
y la de Jurisprudencia. capacidad suficiente en magistraturas civiles o políticas
Cuatro años después una Real Provisión permitió en las diferentes jurisdicciones del Río de la Plata.
a la Universidad conceder el grado de bachiller, licen-
ciado y doctor en Derecho Civil. La Facultad recien-
temente creada formaría al jurista instruyéndolo en
La Universidad Real y Mayor de San Carlos
Derecho Civil, Derecho Canónico y Derecho Real. El
9 de octubre de 1797 se recibió el primer egresado en A partir de 1807 la Universidad sufrió un nuevo
Derecho, don Pedro Alcántara de Somellera. cambio en su dirección. En medio de las
En un principio, los teólogos miraron con descon- Intensas luchas entre los franciscanos y el clero se-
fianza esta nueva Facultad porque pensaban que con su cular por el gobierno universitario, entró en vigencia
creación la Universidad se alejaba un tanto del objetivo la Real Cédula que dictara, en 1800, Carlos IV que de-
inicial de su creación. Sin embargo con el tiempo los cretó:
hombres de la época llegaron a ver en la enseñanza del
Derecho la expresión suprema de la justicia y, además, ... se erija y funde en la ciudad de Córdoba del
comprendieron que los jóvenes americanos podían Tucumán la Universidad Real y Mayor de San
emprender una carrera fuera del sacerdocio, la que los Carlos, con los mismos privilegios y prerrogativas
de la Universidad Mayor de Salamanca y de San
habilitaba para desempeños más amplios en campos

En el dibujo reali-
zado en el s. XVIII
se lee un graffiti
que parece haber
sido escrito por un
estudiante de nues-
tros días:
Justicia. Hoy con
Las figuras humanas solían vestirse a taparse con manchas
los ojos vendados.
como en este caso
44 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Marcos de Lima. rido a los aspectos económicos y sociales. Una de sus


Con la aplicación de dicha real cédula, los francis- vertientes la Ilustración católica, ha sido estudiada por
canos se retiraron del gobierno de la Casa de Trejo a Mario Góngora, un historiador chileno, quien señaló
la vez que el Gobernador Intendente pasó a ser el de- que la doctrina se proponía:
legado nato del Virrey para tratar todos sus asuntos. A 1. Criticismo frente a la constitución.
partir de entonces la misma fue administrada por los 2. Apologética de los ilustrados del Siglo XVIII.
eclesiásticos seculares. 3. Reforma a la oratoria sagrada, oposición al ba-
El representante más sobresaliente de esa instancia rroquismo y crítica de las devociones populares.
fue el Deán Gregorio Funes quien, como buen ilustra- Un representante de esta corriente fue el jujeño Juan
do, al despuntar el siglo XIX y convencido de la necesi- Ignacio Gorriti, doctorado en Derecho en la Universi-
dad de introducir reformas al plan de estudios exclamó: dad de Córdoba, quien en su Autobiografía cuenta que
ante los graves sucesos ocurridos en Europa en los años
“¡Cuándo llegará a convencerse esta Nación 1808-1810 escribió una Memoria donde probó, sobre
que las ciencias no prosperan sino con libertad de la base del derecho público, que los derechos de los
pensar! No hablo de aquella libertad filosófica que virreyes y demás mandatarios de la corona habían ca-
es el oprobio de la razón ... pero sí de aquella que sin
ducado de hecho, desde que dejó de existir la autoridad
sujeción a formalidades y miramientos escrupulosos
permite al alma que se explique con toda su energía
de quien dependía.
natural”. Además, se expresó contra el Contrato Social de
Rousseau, aunque introdujo la idea de pacto, de con-
vención, para proteger los derechos individuales y la
El camino estaba abierto. El plan de estudios su-
participación y el consentimiento popular en la forma-
friría, en 1808, una primera modificación por obra del
ción de las leyes. Esto no en el sentido rousseauniano
Deán Funes y la Universidad y sus egresados ocuparían
sino con el principio representativo.
a partir de 1810 un lugar destacado en la vida inde-
pendiente del país ejerciendo un verdadero liderazgo c) La filosofía racionalista cuyas modernas doctri-
político. De hecho el plan de estudios redactado bajo nas conducían a una reconsideración del hombre en
un gobierno absoluto iba a ser modificado nuevamente la sociedad. Esta doctrina no sólo llegó por la vía de
en la etapa del gobierno revolucionario. Así ocurrió, en los ilustrados españoles sino que también se accedió a
1813, de la mano del mismo Deán Funes, según vere- ejemplares de las obras de los principales exponentes
mos. franceses e ingleses, quienes se esforzaron por aislar
los problemas políticos de sus conexiones religiosas,
separando el derecho natural de la teología y constitu-
Las corrientes de pensamiento influyentes yendo así la moderna concepción de la ciencia política,
entre ellos podemos mencionar a John Locke, Thomas
La Independencia americana tiene una gran com- Hobbes, Montesquieu y Juan Jacobo Rousseau.
plejidad en torno a las influencias que produjeron la d) Las ideas restauradoras que aparecieron en Es-
Revolución. Hubo mentalidades y tendencias diferen- paña desde 1808, y que si bien no eran reflexiones ori-
tes que, alternadas e interrelacionadas, se movieron y ginales, adquirieron relevancia por la difusión de este
desencadenaron la causa. Por supuesto, no todos esos pensamiento en América.
factores tuvieron un mismo peso ni un exacto grado de
¿En qué medida influyeron estas posiciones en
influencia.
1810?
En el ámbito rioplatense se fue conformando un
Es evidente que hubo diferentes posturas ideoló-
cambio de actitud proclive a la revolución ya fuera por
gicas: ilustrados cristianos o afrancesados absolutos
la enseñanza universitaria, por la circulación de lite-
que siguieron el desarrollo de la revolución francesa
ratura política o por la difusión que recibían las pro-
y pretendían un reformismo monárquico. También re-
clamas y manifiestos provenientes de España. Entre
volucionarios que justificaban el alzamiento desde una
las doctrinas que circularon por estas tierras podemos
interpretación jurídico revolucionaria y no desde pre-
mencionar:
conceptos ideológicos. Hubo incluso quien tenía ideas
a) La Escolástica española que venía de los siglos populistas pero que, a veces, tuvo que postergarlas y,
XVI y XVII y que se había conservado principalmente en otros casos, nos encontramos con personajes que
por la enseñanza universitaria. Esta adquirió relevan- obraron de acuerdo a la circunstancia. Uno de éstos fue
cia, en ese momento, por sus teorías sobre el origen del Manuel Belgrano, quien después del 25 de mayo escri-
poder. bió: Apareció una Junta de la que yo era vocal, sin sa-
b) La Ilustración cuyas ideas se difundieron durante ber como ni por donde, en que no tuve poco sentimien-
el S. XVIII en el Río de la Plata, sobre todo en lo refe- to. Era preciso corresponder a la confianza del pueblo...
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 45

El carácter continental del proceso de sistema. Ese mismo día, la Junta decidió enviar una ex-
emancipación americana pedición a las provincias interiores cuyo primer punto
de partida era la ciudad de Córdoba en tanto en ella
No puede ni debe entenderse la Revolución de el gobernador intendente Juan Gutiérrez de la Concha,
Mayo circunscripta a los límites del Virreinato del Río el obispo Antonio de Orellana, el general Santiago de
de la Plata, sino que debe mirarse el proceso como una Liniers, el doctor Victorino Rodríguez, el oficial real
parte de la revolución por la emancipación america- Joaquín Moreno y el coronel Santiago Alejo de Allende
na. ¿Porqué razón? porque simultáneamente a ésta se encabezaban una reacción contra la Junta de Buenos
produjeron movimientos análogos en otras divisiones Aires. Para ello se habían puesto en contacto con au-
administrativas del imperio, especialmente en Caracas, toridades de Montevideo y el Alto Perú y organizaban
Bogotá, México y Santiago de Chile. En todos esos lu- voluntarios para resistir. La expedición revolucionaria
gares se reasumió la soberanía, se constituyeron juntas a cargo de Ortiz de Ocampo detuvo a los insurrectos y
destinadas a preservar los derechos del Rey de España, el 28 de julio recibió la orden de la Junta de disponer
a quien juraron fidelidad, y se asumió provisionalmente el fusilamiento de los jefes realistas sublevados, lo que
el poder supremo en sus respectivas jurisdicciones. ocurrió el 26 de agosto en Cabeza de Tigre.
Tras esos acontecimientos vino la etapa de las tran- La Junta fue investida por el Cabildo con la auto-
siciones políticas, en las que se intentó desmontar con ridad superior del Virreinato, hasta que se produjera
urgencia el aparato colonial que lesionaba los derechos la reunión de una Junta General “que establecería la
de los americanos. Comenzó así la preparación de las forma de gobierno que se considere más conveniente”.
organizaciones de los nuevos Estados que fueron por Hasta ese momento la Junta debería llenar los cargos
rumbos muy diferentes a los de la Península. En esos que fueran necesarios, cuidar el orden y la tranquilidad
proyectos intervinieron los hombres más ilustrados y pública, publicar mensualmente el estado de las cuen-
mejores de cada país. Pedro Henríquez Ureña confirma tas de la administración y no estaba autorizada a im-
esta aseveración cuando en uno de sus estudios sobre poner contribuciones o gravámenes sin la conformidad
literatura hispánica señala que: De 1810 a 1820 cada del Cabildo, que también se había reservado el derecho
criollo distinguido es triple: hombre de Estado, hom- de deponer a los miembros de la Junta y reasumir el
bre de profesión, hombre de letras. Y a esos hombres poder si los acontecimientos lo justificaban. Tampoco
múltiples les debemos la mayor parte de nuestras cosas podía asumir poderes judiciales por lo que las causas se
mejores. seguirían sustanciando a través de la Audiencia.
Pero, a pesar del esfuerzo realizado por esos pro- El 27 de mayo, se dispuso la remisión de notas a los
hombres, en todas partes costó mucho imponer el sis- gobiernos del interior informando los sucesos del día
tema constitucional y cuando lo lograron a lo largo del 25 y solicitándoles que, por intermedio de los cabildos,
siglo XIX las prácticas fueron malas. En los primeros se eligieran representantes, uno por cada ciudad o villa,
tiempos, los comicios estuvieron restringidos a los para reunirse en Buenos Aires y determinar la forma de
hombres y entre ellos a condiciones censitarias o edad. gobierno.
El 28 la Junta publicó su reglamento interno, por
el cual tenía competencia en los asuntos de gobierno,
Los primeros gobiernos patrios
guerra y hacienda. Para los asuntos de gobierno se re-
quería la presencia de todos sus miembros, pero para
Los años que van de 1810-1820 marcan para Argen-
los demás sólo eran necesarios el Presidente y cuatro
tina el tiempo de guerra de la Independencia. En esta
Vocales. Asimismo tendría a su cargo los asuntos del
etapa Paraguay, Bolivia (Alto
Patronato, y recibiría los mismos
Perú) y la Banda Oriental se
Junta Provisional Gubernativa: honores militares que el Virrey
resistieron a conformar la Na-
y el Presidente -como represen-
ción. Por esa razón, esos puntos Cornelio Saavedra tante del cuerpo- percibía en su
fueron el teatro de operaciones Presidente y comandante de armas persona el tratamiento y honores
donde actuaron las tropas de las
de la Junta. Se establecía también
Provincias Unidas. Dres. Mariano Moreno y Juan José Paso
que todo vecino tenía derecho a
La Junta Provisional Guber- Secretarios
dirigirse a la Junta o a sus vocales
nativa que inició sus actividades para hacerles conocer cuestiones
el 25 de mayo de 1810 en Bue- Pbro. Manuel Alberti, D. Miguel de
Azcuénaga. Dr. Manuel Belgrano,
relacionadas con la seguridad pú-
nos Aires reemplazó al Virrey, blica y los asuntos del Estado.
sin embargo se mantuvieron en Dr. Juan José Castelli, D. Domingo
El mismo día 28, la Junta
funciones todos los demás ór- Matheu y D. Juan Larrea
buscó la aceptación de otros Vi-
ganos y autoridades del anterior Vocales
rreinatos y del exterior, con tal
46 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

motivo dirigió una circular al ministro inglés en Río ración que de inmediato revieron el reconocimiento al
de Janeiro, Lord Strangford, al ministro de la corte es- Consejo de Regencia.
pañola en Brasil, el Marqués de Casa Yrujo, al Virrey Habiendo adoptado la Junta la tesitura de que ella
del Perú don José Fernando de Abascal, al Gobernador asumía no sólo la defensa de los derechos del pueblo,
del Cuzco y al Presidente Gobernador de Chile, en ella sino también los del monarca y no aceptando la sobe-
señalaba los objetivos de la Junta, las circunstancias de ranía del Consejo de Regencia, cuando llegó a Monte-
su instalación y la fidelidad que le guardaban a Fer- video - en enero de 1811- el nuevo Virrey designado
nando VII, así como las miras pacíficas que sostenían. por dicho Consejo para el Río de la Plata, el mariscal
Lógicamente, la contestación del representante inglés, Francisco Javier de Elío, la Junta, unida a la Audiencia
a quien convenía la situación, fue favorable para sus y el Cabildo, lo rechazaron y si bien se desconoció la
intereses, mientras que fue absolutamente negativa la autoridad que lo había designado, se mantuvo la advo-
del Virrey Abascal y la del Marqués de Casa Yrujo. La cación de fidelidad al Rey.
Junta Gubernativa en la conducción de los asuntos de La Junta Gubernativa pronto se encontró en la nece-
gobierno se enfrentó a la resistencia de la Audiencia sidad de hacer frente en el orden militar las acciones de
y el Cabildo de Buenos Aires, que se manifestó final- sus enemigos, el Virrey Elío en Montevideo y el Virrey
mente en un argumento jurídico. Habiendo llegado a Abascal en el Alto Perú, iniciándose así la guerra de la
Buenos Aires informaciones de que se había instalado Independencia, aún cuando no se hablaba de ella. El
un Consejo de Regencia, la Audiencia consideró ne- Paraguay, por su parte, rechazó la Junta de Buenos Ai-
cesario prestarle juramento de obediencia, a lo que la res y si bien no permaneció en manos de los españoles,
Junta contestó que esto no se justificaba hasta que no se se separó del proceso del Río de la Plata.
dispusiera de una información oficial sobre su existen- Además, la Junta debió convivir con las divergen-
cia y, por otra parte, recordaba que los intereses del Rey cias que se produjeron en su propio seno, sobre todo
estaban bien cubiertos. cuando comenzaron a llegar los diputados del interior,
Finalmente, luego de un mes de presiones y con- porque algunos miembros se oponían a su incorpora-
trapresiones, la Junta rompió el fuego disponiendo la ción opinando que debían integrar un Congreso Ge-
expulsión de los oidores y fiscales de la Audiencia, neral que se reuniría en un futuro. Se impuso la tesis
embarcándolos junto a Cisneros rumbo a las Canarias, contraria y, a partir del 18 de diciembre de 1810, se
designando en su lugar conjueces criollos. constituyó el primer gobierno representativo de todo el
El Cabildo desde el primer momento procuró limi- territorio, que se conoce como la Junta Grande. Carlos
tar el poder de la Junta. Sin duda el roce más profundo Segreti ha dicho que así el gobierno de la revolución
se produjo el 14 de julio cuando este cuerpo resolvió adquirió mayor representatividad y tuvo conciencia de
jurar y obedecer al Consejo de Regencia, aun cuan- su papel nacional.
do no se dispusiera de documentos oficiales sobre su La opinión de los hombres que formaban la elite
instalación, ésta situación culminó finalmente el 17 de gobernante comenzó a expresar el concepto de que las
octubre cuando se produjo la destitución de los capitu- provincias del Río de la Plata constituían un verdadero
lares, ordenada por la Junta que actuó en ejercicio de la Estado, y si bien aún no se expresaba la teoría de la In-
representación inmediata del Pueblo, en cuyo nombre dependencia, ya se admitía el derecho de las provincias
se procedió a nombrar nuevos integrantes de la corpo- para tener su propio gobierno y también la posibilidad
de modificar las relaciones vinculantes con la corona.
Mariano Moreno, por ejemplo, en un famoso artícu-
18 de diciembre de 1810
lo publicado en la Gaceta de Buenos Aires en noviem-
Los diputados del interior se incorporan a la Junta Provi-
bre de 1810 se preguntaba quien era el supremo jefe
sional Gubernativa, conformándose la Junta Grande.
de las provincias ante la situación de acefalía motivada
En las provincias se eligen las Juntas principales y subor- por el cautiverio de Fernando VII, la disolución de la
dinadas de cinco y tres miembros respectivamente. Junta Central y la falta de reconocimiento del Consejo
de Regencia. Sostenía así que:
8 de octubre de 1812
Se instala el segundo Triunvirato y lo componen Juan José “... la autoridad del monarca retrovertió a los
pueblos por el cautiverio del Rey; pueden, pues,
Paso, Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Alvarez Jonte.
aquéllos modificarla o sujetarla a la forma que más
les agrade, en el acto de encomendarla a un nuevo
23 de septiembre de 1811 representante; éste no tiene derecho alguno porque
Ante la imposibilidad de gobernar se constituye un nuevo hasta ahora no se ha celebrado con él ningún pacto
órgano ejecutivo: el Triunvirato, integrado por: Feliciano social; el acto de establecerlo, es el de fijarle las
Antonio Chiclana, Juan José Paso y Manuel de Sarratea. condiciones que convengan al instituyente, y esta
obra es la que llama constitución del Estado”.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 47

actitud que aparecía en la propia España, donde el ab-


Todo es provisorio: el Triunvirato, las autorida- solutismo monárquico era repudiado, y América ya no
des, los reglamentos. El segundo triunvirato se ins- aceptaría su reimplantación. Se pensaba que Fernando
tala el 8 de octubre de 1812 y lo componen: Juan VII constituía una esperanza de renovación para el im-
José Paso, Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Alva- perio español el que podría ser reformado a partir de
rez Jonte. nuevas bases políticas, económicas y sociales.

El ilustre pensador cordobés, el Deán Gregorio Fu-


nes afirmaba, el 13 de diciembre de 1810, que se po- 31 de enero de 1813
día y debía dictar una constitución que redujese a sus Se instala en Buenos Aires la Asamblea General
justos límites el poder del rey, para lo cual no era ne- Constituyente bajo dos aspiraciones:
cesario disponer del consentimiento de éste, ni de la • declarar la independencia,
totalidad de la Nación española de la cual se formaba • dictar la Constitución.
parte. El primer punto lo fundamentaba en que en el No logra concretar ninguna de ellas.
pueblo residía el derecho de la soberanía inalienable y,
el segundo, porque nada se podía esperar de un cuerpo
desorganizado, lleno de facciones y la mayor parte bajo
el yugo de un extranjero... aún advirtiendo la integridad Otros, creían que era imprescindible obtener la to-
de España, no tiene derecho a que estas Provincias le tal independencia de la Metrópoli para formar, a partir
consulten sobre su destino ya que la Metrópoli no cum- de postulados liberales, un nuevo gobierno que podía
plió con el pacto tácito que siguió a la incorporación de ejercerse por una monarquía constitucional o por una
estas tierras a la Corona de Castilla. En efecto, aquéllas república pero, en ambos casos, la total emancipación
quedaron obligadas a contribuir a la Metrópoli con una era prerrequisito. En esta tendencia se enrolaban los re-
porción de sus frutos territoriales, y ésta a dispensarles volucionarios más fervientes como Mariano Moreno o
su protección en resarcimiento del derecho de dividir Bernardo de Monteagudo, y fue impulsada posterior-
su cosecha. Pero España, potencia protectora, no puede mente por la Logia Lautaro y la Sociedad Patriótica.
cumplir con lo pactado y deja a estas Provincias caren-
tes de socorros prontos y efectivos. Ha perdido sus de-
rechos, está roto el pacto que la unía a América. Luego
ésta entra en posesión de todos los derechos convenien-
tes para atender por sí a su seguridad.
De las palabras de ambos autores se desprende que
se estaba exponiendo ya una real teoría del Estado afir-
mando la reasunción por el pueblo de la soberanía y sus
capacidades para modificar la autoridad del gobernante
mediante una constitución.
El 23 de setiembre de 1811 se instaló un nuevo ór-
gano de gobierno denominado Triunvirato que actuará
bajo la tutela del porteño Bernardino Rivadavia y que
estuvo integrado por Feliciano Antonio Chiclana, Juan
José Paso y Manuel de Sarratea. Se inicia a partir de
entonces lo que Segreti denomina “la época del provi-
soriato” que se extiende hasta la declaración de la In-
dependencia.

El proceso que llevó a la declaración de


Independencia

Luego de los sucesos de 1810 se evidencia la exis-


tencia de distintas líneas de pensamiento entre la elite
dominante en el Río de la Plata. Una parte era sincera Caricatura de Manuel de Sarratea, miembro del Primer
en la fidelidad jurada a Fernando VII pero se creía en Triunvirato y jefe de las fuerzas porteñas en la Banda
la necesidad de reclamar y ejercer un gobierno propio, Oriental. Grabado de época. Archivo General de la Nación.
48 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

En 1813 se convocó influencia del constitucio-


a una Asamblea General Obra de la Asamblea del año ‘13: nalismo norteamericano,
que se inició con un am- • 26 de enero de 1814: creación del Directorio. de las ideas francesas y de
plio espíritu separatista y • Adopción del juicio de residencia castellano-indiano. la Constitución de Cádiz
con intención de suscribir • Remoción de los empleos eclesiásticos civiles y mili- de 1812.
la Independencia, así en tares de los europeos españoles que no hubieran obte- Tres años más tarde vol-
una de sus sesiones se de- nido carta de ciudadanía. vió a plantearse el dilema
cía: “todos hemos jurado • Libertad de vientres. de la declaración de Inde-
ser independientes”. Sin • Extinción del tributo, la mita, el yanaconazgo y toda pendencia en el Congreso
embargo, los diputados del forma de servicio personal de los indios. General Constituyente reu-
interior no eran libres de • Prohibición de los mayorazgos y abolición de los es- nido en Tucumán, y a pesar
tomar sus propias determi- cudos y distintivos de nobleza. que éste era un problema
naciones, sino que traían candente, la situación era
• Prohibición del tormento.
mandatos de sus provin- tan ambigua que no se lo
• Abolición del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisi-
cias de origen y algunos trató durante los primeros
ción.
tenían indicaciones de no meses de reuniones.
aceptar una declaración • Independencia de toda autoridad eclesiática que exista Es muy significativa
de independencia. Esto se fuera del territorio.
una carta que San Mar-
explica porque las elites • Acuñación de moneda propia tín remite a Tomás Godoy
provinciales pensaban que Cruz, en la que decía:
una declaración prematura, “¿Hasta cuándo esperamos declarar nuestra
los dejaría en manos de enemigos extranjeros y sin los independencia? ¿No le parece una cosa bien ridícula
medios económicos suficientes para hacer frente a la acuñar moneda, tener pabellón y cucarda nacional y
formación del Estado y la defensa de la Nación. por último hacer la guerra al Gobierno de quien en
Como venimos señalando desde 1810 la idea de la el día se cree dependemos? ¿Qué nos falta más que
Independencia circulaba por el Río de la Plata, de la decirlo? Por otra parte ¿qué relaciones podremos
emprender cuando estamos a pupilo, y los enemigos
mano de los agentes británicos, pero el problema de
(con mucha razón) nos tratan de insurgentes, pues
la oportunidad era presionante. Por ello los asambleís- nos declaramos vasallos? Esté Ud. seguro que
tas de 1813 no encontraron adecuado el momento para nadie nos auxiliará en tal situación. Por otra parte,
declararla. Entre los impedimentos que visualizaban el sistema ganaría el 50 por ciento con tal paso!
podemos mencionar la situación militar, habiéndose Animo! Que para los hombres de coraje se han hecho
producido las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma en el las empresas. Veamos claro, mi amigo: si no se hace,
Ejército comandado por Belgrano en el Noroeste del el Congreso es nulo en todas sus partes, porque
territorio en noviembre de ese año, así como el retorno reasumiendo éste la soberanía, es una usurpación
de Fernando VII al trono en marzo de 1814, que con- que se hace al que se cree verdadero soberano, es
llevó la persecución de librepensadores peninsulares, y decir a Fernandito”.
el redoblamiento de la presión para someter a los ame-
ricanos, todo ello detuvo parcialmente el ímpetu revo- También la Asamblea General Constituyente del Río de
lucionario. la Plata decretó un nuevo cuño para la moneda, sustitu-
Sin embargo, sin llegar a una declaración de sepa- yendo los bustos de los reyes de España por las armas de
ración, la Asamblea del año XIII efectuó algunas ex- las Provincias Unidas del Río de la Plata.
presiones singulares que evidenciaban su inclinación a
la Independencia, como la declaración de que en ella
residía la representación y el ejercicio de la soberanía Finalmente, el 9 de julio de 1816 el Congreso decla-
de las Provincias Unidas, no mencionando ya que se ró la Independencia que fue redactada sobre el modelo
efectuaba a nombre de Fernando VII, asimismo adoptó de la declaración de independencia de los Estados Uni-
el Himno Patrio, la acuñación de la moneda nacional, dos. Esta llegaba en momentos en que Fernando VII
dispuso la independencia eclesiástica de los superiores había vuelto al trono de España con pretensiones de
residentes en España y otras medidas, como la libertad recuperar las colonias rioplatenses. La independencia
de vientres, que declaraba la libertad de los hijos de fue el punto de partida de un nuevo Estado soberano,
esclavos nacidos luego del 31 de enero de 1813, fecha y en lo interno constituía un pacto de unión entre los
de inauguración de la Asamblea. pueblos rioplatenses. Desde el punto de vista político
La Comisión Oficial y la Sociedad Patriótica pre- representaba el paso previo necesario para que San
sentaron ante la Asamblea proyectos constitucionales Martín pudiera avanzar con su gesta emancipadora ha-
que no fueron tratados. Dichos proyectos recibieron la cia otras latitudes. La declaración decía:
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 49

Nos los Representantes de las Provincias Unidas mencionar: a) Sumisión a la ley; b) Libertad, de actuar,
de Sud América reunidos en Congreso General, pensar y obrar; c) Garantizar la seguridad individual
invocando al Eterno que preside el Universo, en destinada a impedir la coacción o restricción de los de-
el nombre y por la autoridad de los Pueblos que rechos personales y d) El derecho a la propiedad.
representamos, protestando al Cielo, a las naciones
y hombres todos del globo la justicia que regla
El Reglamento de 1811 dispuso que el poder legis-
nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz lativo residía en la propia Junta, integrada por los di-
de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable putados de las Provincias Unidas, quienes gozaban de
de estas Provincias romper los violentos vínculos inviolabilidad mientras durasen en funciones y en caso
que las ligaban a los reyes de España, recuperar los de cometer algún delito serían juzgados por una comi-
derechos de que fueron despojados e investirse del sión designada por la misma Junta. Esta tenía el trata-
alto carácter de una nación libre e independiente miento de Alteza y entre sus funciones figuraba la de-
del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli. claración de la guerra y la paz, la tregua, los tratados de
Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con límites, los nuevos impuestos, la creación de tribunales
amplio y pleno poder para darse las formas que
o empleos desconocidos “en la administración actual.”
exija la justicia e impere el cúmulo de sus actuales
circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo Posteriormente, se sancionó el Estatuto de 1815 el
publican, declaran y ratifican, comprometiendo que organizó un poder ejecutivo a cargo de un Director
por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta del Estado, cuyas atribuciones eran similares a las de
su voluntad bajo el seguro y garantía de sus vidas, los anteriores ensayos, señalando que no debía interfe-
haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda rir en las cuestiones judiciales. Dado el carácter provi-
para su publicación y en obsequio del respeto que se sional del Estatuto no se organizó un poder legislativo
debe a las naciones, detállense en un Manifiesto los específico.
gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne
En el Reglamento de 1817 se mantuvieron las dis-
declaración.
posiciones del Estatuto de 1815 y se dispuso que el
Congreso, reunido en 1816, sin declinar sus tareas
9 de julio de 1816 constituyentes, hiciera las veces de órgano legislativo
El Congreso reunido en Tucumán aprueba la Declara-
ción de la Independencia en la sesión presidida por Fran-
cisco Narciso Laprida.

Siempre se consideró que este documento era la


base constitutiva de las provincias rioplatenses, a pe-
sar de que no concurrieron a este Congreso los diputa-
dos de la Banda Oriental, Santa Fe, Corrientes y Entre
Ríos que respondían a Artigas y que se habían autocon-
vocados el 29 de abril de ese año en Concepción del
Uruguay en el llamado Congreso de Oriente o de los
Pueblos Libres.

Los primeros ensayos constitucionales

Los ensayos constitucionales patrios fueron varios


y se sucedieron unos a otros. Quienes intervinieron en
su redacción pertenecían, en su mayoría, a las clases
ilustradas que, como señalamos, era el sector social que
asistió a la Universidad donde se doctoró en Leyes; eso
explica la buena educación de los criollos y la correc-
ción y elegancia de los textos constitucionales.
En las Constituciones, Estatutos o Reglamentos dic-
tados en esta etapa se procuró delinear los poderes del
Estado, su forma de integración, elección, atribuciones
y relaciones, así como el conjunto de derechos y de-
Mapa nº 2: “El territorio y sus límites interprovinciales en
beres que le competían al ciudadano. Entre éstos cabe
1815”
50 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

hasta que la constitución a dictarse estableciera en for- los jueces se aumentaron a nueve.
ma permanente dicho poder. No obstante, debemos señalar que en esta etapa el
Las Constituciones de 1819 y 1826, con algunas Poder Ejecutivo frecuentemente administró justicia, ya
variantes, establecieron un poder legislativo integrado en forma directa o designando a los jueces.
por dos cámaras: una de diputados o representantes y,
otra, de senadores. Para conformar la primera cámara
eran elegidos por las provincias en proporción al núme- Universidad y política
ro de habitantes y duraban 4 años en sus funciones. En
la constitución de 1819 se elegía un senador por cada
Las difíciles circunstancias políticas, económicas y
provincia, tres senadores militares, un obispo, tres ecle-
sociales que enfrentaron los hombres de la Independen-
siásticos, un senador por la Universidad y el director
cia abocados a construir el Estado-Nación, limitaron la
del Estado que hubiere concluido su gobierno. Salvo
posibilidad de lograr cambios importantes en el terreno
éste, los demás duraban doce años en el cargo. En la
educativo; hecho que no era nuevo en América pues
constitución de 1826 se dispuso la representación de un
varios países pasaron por iguales circunstancias.
senador por la capital y otro por cada provincia y la du-
ración del mandato era de 9 años. Estos representantes Producida la Revolución de Mayo la ciudad de Cór-
que debían sancionar las leyes, gozaban de inviolabili- doba se vio envuelta en una constante agitación por los
dad en sus personas mientras durase su mandato, a no acontecimientos políticos que se precipitaban. Por un
ser que hubiesen cometido un crimen grave. lado, se anunciaba la llegada de una expedición mili-
tar desde Buenos Aires rumbo al Norte y, por otro, co-
Con respecto al ejecutivo, ambas constituciones,
menzaron a notarse las diferencias de posición política
hablaban de un poder unipersonal, en el primer caso
entre sus habitantes. La Universidad no estaría exenta
se denominaba Director del Estado; en el segundo,
de dichos vaivenes y hasta en un momento se sugirió
Presidente de la República. Las atribuciones en ambos
se desocupara el Colegio Monserrat para que allí se
textos eran análogas y sus funciones estaban bien de-
acuartelaran los hombres del ejército y se dispusiera
limitadas. Según la Constitución de 1826 el Presiden-
la casa para alojamiento de los oficiales. Pero sólo se
te estaba ayudado en sus funciones por el Consejo de
trató de una amenaza pues, poco después, se resolvió
Gobierno, conformado por cinco Ministros Secretarios
que era más conveniente que las tropas se hospedaran
quienes ayudaban a tomar decisiones, pero conservan-
en otra parte y que los oficiales lo hicieran en casas de
do aquél el poder final de decidir. Dichos secretarios
los vecinos.
eran considerados, desde lo dispuesto por el Reglamen-
to Provisional de los Secretarios de Estado, sancionado De todos modos, la incidencia de estos problemas
en febrero de 1814, auxiliares del y la preocupación del Estado
ejecutivo, por lo tanto su nom- por los estudios superiores estu-
bramiento y remoción eran de su vieron siempre vigentes y así lo
facultad. Recibían trato de seño- hizo notar en las instrucciones
ría y debían ser respetados por el que se dio a los diputados que
cargo que ostentaban. representaban a Córdoba en la
Asamblea del Año XIII cuando
La separación e independen-
en el artículo 7º se sostuvo que
cia del Poder Judicial fue tenida
el fomento de los estudios cientí-
en cuenta en los textos consti-
ficos de su Universidad debía ser
tucionales que se sancionaron
de especial encargo y atención
en el período. El primero que
de los apoderados.
se aprobó fue el Reglamento de
institución y administración de Al finalizar dicha Asamblea
justicia del 20 de abril de 1812. el Gobernador Intendente de
También el Estatuto de 1815, el Córdoba comunicó al Rector de
Reglamento de 1817 trataron el la Universidad que los días 24 y
tema y, luego, lo retomaron las 25 de mayo debía ser de asueto
Constituciones de 1819 y 1826. general y que la fecha debía ce-
En la primera se estableció una lebrarse con una función “con la
Alta Corte de Justicia compues- mayor pompa y magnificencia
ta de siete jueces y dos fiscales, que sea la posible” asistiendo sus
nombrados por el Ejecutivo con integrantes a la misa, sermón y
acuerdo del Senado. En la segun- Tedeum de la Iglesia Catedral. El
da, se mantuvo la idea sólo que dato revela que la fecha Patria a
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 51

pendencia, en febrero de 1813, el Deán Funes estruc-


turó un nuevo plan de estudios que mereció en 1814 la
aprobación de la Universidad y, en 1815, la autoriza-
ción del Director Supremo.
Los estudios en Derecho comprendían 4 años y por
períodos anuales se estudiaba la Instituta, el Derecho
Patrio, el Derecho Natural y de Gentes. El plan con al-
gunas modificaciones realizadas en 1818, después de
una visita efectuada a la Universidad por Manuel Anto-
nio de Castro, y cambios en 1822, 1834 y 1841 conti-
nuó vigente hasta 1856, momento en que la Nación se
hizo cargo de la Universidad.
En la segunda década del siglo XIX el prestigio de la
Universidad de Córdoba era notable en la jurisdicción.
A modo de ejemplo señalemos que de los 29 congresa-
les que firmaron el acta del Congreso de Tucumán, 14
habían pasado por sus aulas. El resto de los congresales
había estudiado en Charcas o en Santiago de Chile.

Ellos fueron: los doctores Manuel Antonio Acevedo, Pe-


dro Aráoz, José Eusebio Colombres, Pedro Ignacio de
partir de entonces iba a ser conmemorada. Durante el Castro Barros, Miguel Calixto del Corro, Pedro León
gobierno de Juan Bautista Bustos se añadió que el 9 de Gallo, José Ignacio Gorriti, José Ignacio Thames, los
julio debía ser celebrado por todas las corporaciones licenciados José Antonio Cabrera y Luis Jerónimo Sal-
educativas, incluida la Universidad. guero de Cabrera y Cabrera. Fray Cayetano Rodríguez si
bien no había egresado de la misma había sido profesor
A pesar de todas las dificultades que se suscitaron
de Filosofía y Teología en ella.
como consecuencia del inicio de las guerras de la Inde-
52 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

De las autonomias provinciales a Rosas ~ 1820 - 1850

El año 1820 poderes en: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Algunas


adoptaron la forma federal, otras la unitaria.
La Constitución de 1819 resultó ineficaz para frenar Además en cada provincia se creó un Tribunal Su-
las aspiraciones de los pueblos del interior que rechaza- perior de Apelaciones que adoptó el nombre de Cámara
ban las formas políticas impuestas desde y por Buenos de Apelaciones, Cámara de Justicia, Tribunal de Ape-
Aires. A partir de entonces se hizo evidente el enfrenta- laciones, etc. Esos Tribunales asumieron las atribucio-
miento entre ambos grupos. nes de las Cámaras de Apelaciones de Buenos Aires
El año 1820 marca el derrumbe del poder nacional y Charcas y limitaron sus funciones al ámbito de sus
[el Congreso y el Directorio], sin embargo a lo largo de respectivas jurisdicciones.
toda la década no cesaron de ensayarse tentativas para Pero no solamente se dieron sus propias institucio-
reconstruir el Estado porque la organización del país, nes, Tulio Halperín Donghi explica que, a partir de en-
aun en medio de guerras civiles, era una aspiración tonces, se produjo la militarización del poder, seguido
compartida por muchos. Así es como al intento unita- de una barbarización y ruralización del mismo. ¿Por-
rio, sucederá, tras su efímera vida, el proyecto federal. qué barbarización? porque las montoneras son ejércitos
Señalamos que, a partir de ese año, varios pueblos bárbaros. ¿Porqué militarización? porque ellos son los
reasumieron su soberanía y desconocieron la autori- que detentarán el poder político.
dad nacional. Algunos se separaron de sus administra-
ciones anteriores para integrar nuevas provincias. Sin
embargo, debe destacarse que ninguna propició ideas Los caudillos
separatistas y que todas reconocieron a Buenos Aires el
manejo de las relaciones exteriores y la conducción de El espíritu francés inspiró la acción revolucionaria
los conflictos internacionales. y el establecimiento de las instituciones. Pero hubo
una causa autóctona que no se
mezcla con el modelo francés:
El régimen de las autonomías provinciales los caudillos. Esta etapa de la
historia se caracteriza por la
La caída del Directorio y el fracaso del Congreso proliferación de caudillos loca-
produjeron, en 1820, la disolución de las autorida- les y clientelas que, por un tiem-
des nacionales. Esta situación dio a las provincias la po, dificultaron la formación de
posibilidad que ejercieran el poder en sus respectivas las entidades nacionales. Esas
El General José María
jurisdicciones y, a partir de entonces, éstas intentaron clientelas constituían una banda
Paz, con uniforme de
sancionar reglamentos o textos constitucionales. Mu- armada que actuaba como un so- diario. Litografía de El
chas lo hicieron casi inmediatamente, otras esperaron porte activo del caudillo. Plata Ilustrado ,1872, se-
gún daguerrotipo tomado
varios años para su sanción y, otras, no lo lograron en Pero, ¿quiénes fueron las poco antes de su muerte
esta etapa, como Buenos Aires, Mendoza y La Rioja. cabezas más visibles de este en 1854.
Entre las primeras es digno de destacar el Reglamento poder político? ¿Cómo surgie-
de Córdoba de 1821 o el Estatuto de Entre Ríos, ambos ron? ¿Qué características pre-
verdaderos modelos de lo que en teoría política se co- sentaron? ¿Cuáles fueron sus
noce como constitución. comportamientos? ¿De dónde
Por lo general, dichos textos constitucionales pro- venían? ¿Por qué no se enten-
clamaron los derechos y deberes del ciudadano inclui- dieron? ¿Qué les impidió el
dos en los primeros ensayos constitucionales que ya acuerdo? ¿Por qué no pudieron
mencionamos, y establecieron como forma de gobierno plasmar la tan ansiada organiza-
El General Juan Facundo
la representativa y republicana, con la división de los ción nacional? Quiroga
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 53

le posibilitó un contacto directo con gauchos, peones,


vagabundos y gentes de las pampas. En 1820 pese a su
juventud Rosas era uno de los estancieros más podero-
sos de Buenos Aires. Había logrado, en sociedad con
los hermanos Terrero y con Luis Dorrego, instalar un
poderoso saladero cuya producción iba al exterior. Su
Retrato al óleo de Juan Manuel educación, sus conocimientos y su fortuna le posibili-
de Rosas realizado en taron las armas para seducir al auditorio, a la vez que le
Londres por el pintor Onslow, fueron forjando las actitudes de líder.
sobre la base de una minia-
tura en poder de Manuelita Felipe Ibarra, era el caudillo de Santiago del Este-
Rosas de Terrero ro. Nació en 1787 en una familia que pertenecía a los
estratos altos de la sociedad y estudió en el Colegio de
Monserrat. Fue comandante del Fuerte de Abipones y
Para entender estas preguntas es preciso analizar en tras el movimiento de abril de 1820 fue designado go-
primer lugar que tuvieron en común estos hombres y, bernador de su provincia. En las fronteras de su provin-
en segundo lugar, que de distinto. cia con Tucumán, Salta y Córdoba asomaba el peligro
Respecto a lo primero cabe decir que nacieron casi pero él no pudo romper con los hombres fuertes, por
en un mismo tiempo: entre 1778 y 1792, es decir en eso le fue muy difícil mantener el equilibrio, se sintió
los últimos años de la época colonial. Se educaron en insegu-ro y terminó mal. En 1830 lo depusieron, aun-
la etapa de la pre-independencia o independencia y que caído Paz volvió a ejercer el poder hasta el día de
participaron de esa guerra, algunos activamente, otros su deceso en julio de 1851.
proveyendo tropas o ganado como Quiroga. Todos Alejandro Heredia, también pertenecía a una fami-
murieron a mediados del XIX y vi- lia de prestigio en Tucumán; nació
vieron relativamente poco tiempo. en 1790, estudió en Córdoba en el
Rosas fue el primer gobernante que
Ibarra hasta los 64 años y Paz has- usó la propaganda y el espionaje, Seminario de Loreto, en el Monse-
ta los 62, lo demás hasta los 45 o 50 méto-dos que puso en marcha desde rrat y en la Universidad donde se
años. La violencia acabó con la vida el comienzo de su llegada al gobier- graduó como Licenciado y Doctor
de algunos: Heredia y Quiroga mu- no aunque se hicieron más evidente a
en Teología. Carecía de formación
rieron asesinados. Todos creyeron, partir de 1840.
militar pero, la coyuntura histórica
en un momento, en la necesidad de y su ideario independentista lo im-
un acuerdo general para lograr la an- provisaron militar. Participó en las
siada constitución y a su manera querían terminar con batallas de Tucumán, Salta, Vilcapugio y Ayohuma y
las guerras intestinas. Su autoridad estaba basada en el en la sublevación de Arequito. Fue representante en el
apoyo de sus fuerzas pero eso no bastaba para orga- Congreso Constituyente de 1826. En 1832 con presen-
nizar la Nación. Ante las dificultades para llegar a un cia de Quiroga fue nombrado gobernador. Era el de-
entendimiento, actuaron individualmente en gobiernos fensor del federalismo en el norte, región que vivía en
de tipo paternalista, sin muchas trabas legales, donde constante ebullición, y como tal fue proclamado por los
su figura emergía como algo natural. jefes federales del litoral Jefe del Protectorado del Nor-
Para entender lo segundo, haremos una breve des- te. Él les avisó del peligro de los unitarios exiliados en
cripción de la vida y actuación de los caudillos que ac- Bolivia. Sin embargo, Heredia y Rosas tampoco coin-
tuaron en esta etapa histórica en tanto ellos presentan, cidieron en la forma de hacer la guerra en Santa Cruz
por un lado, similitudes de formación, pertenencia de pues a éste último sólo le interesaba evitar una acción
clase y de comportamiento y, por otro, los enfrenta- conjunta de los exiliados y la recuperación de Tarija era
mientos que tuvieron entre sí. Sin duda, uno de los más un hecho circunstancial.
conocidos en el interior fue Juan Facundo Quiroga, Heredia luchó en esa guerra e intentó formar un po-
hijo de un hacendado del departamento Los Llanos de deroso ejército para acabar con el peligro de los exilia-
provincia de La Rioja nació en 1778. Sus actividades dos en Santa Cruz, pero su fracaso ante ella, la retirada
comerciales no le dieron oportunidades de seguir es- del ejército argentino y la firma de la paz empiezan a
tudiando, pero su fama se acrecentó en las milicias y dominar su ocaso. Su Protectorado del Norte entró en
llegó a ser el hombre con mayor influencia no sólo en agonía. En octubre de 1838, después de ser reelecto
su provincia sino también en el Noroeste y Cuyo. como gobernador, fue asesinado por una partida de je-
En Buenos Aires la figura rectora fue Juan Manuel fes militares que dirigía José Robles. Tras su muerte el
de Rosas. Nació en 1793, en el seno de una familia pa- Protectorado se desarmó. Un caso distinto es el del cor-
tricia que poseía grandes estancias en la zona del Sala- dobés José María Paz. Nació en 1791 y falleció en Bue-
do, por lo tanto su vida transcurrió en el campo lo que nos Aires en 1854. Su vida no representaba la figura
54 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

típica del montonero. Él quería edificar un sistema con Universidad para que ésta pudiera continuar ejerciendo
la gente decente, como le gusta llamarlo en sus Me- su actividad como lo había hecho hasta entonces. Sin
morias. Era partidario de un gobierno impuesto desde embargo, la necesidad de contar con recursos suficien-
arriba en el “Orden y la Paz”. Necesitaba el orden del tes para enfrentar a sus enemigos políticos, la lucha
interior y quería eliminar a Quiroga y romper con Bue- contra el indio y los gastos ocasionados por la guerra
nos Aires, por eso mantuvo relaciones con Bolivia y contra el Imperio del Brasil le impidieron cumplir con
Chile. Sin embargo, no pudo entenderse con Santa Fe. sus promesas. El 18 de diciembre de 1828, en una de
A medida que la guerra arreciaba en el interior y obte- sus últimas disposiciones decretó que todo lo concer-
nía triunfos, Paz logró crear una organización político- niente a la Universidad y su Colegio quedaba bajo la
militar que enarbolaba la bandera unitaria, enfrentando intervención ilimitada del jefe de la provincia quien ad-
a las provincias del litoral. Entre el 5 de julio y el 31 ministraría los fondos, temporalidades, rentas, etc., me-
de agosto de 1830, cinco provincias, que constituían dida que cayó en el olvido a raíz que sus horas al frente
el Antiguo Tucumán, pactaron una alianza para cons- de la provincia estaban contadas desde el momento que
tituir el Estado y organizar la República, a la vez que condenó el derrocamiento de Dorrego.
le otorgaron a Paz el supremo poder militar. Pero su En los años siguientes, la descomposición del orden
suerte fue efímera pues fue atacado por Quiroga en el político impidió ordenar las cuentas universitarias, en
oeste y por Estanislao López, caudillo de Santa Fe, en consecuencia el devenir de la institución fue complica-
el este. En 1831 cayó prisionero, iniciando un prolon- do. La preocupación de los mandatarios provinciales
gado cautiverio, primero en manos de López y luego no estaba enfocada en los proyectos educativos sino en
de Rosas. En abril de 1840 logró evadirse refugiándose lograr enrolar tropas y conseguir fondos, a través de
en Montevideo desde donde siguió luchando contra el empréstitos públicos, para continuar las luchas civiles.
Restaurador. Después de la revolución de 1852 fue mi-
nistro de Guerra y defendió la ciudad de Buenos Aires. Durante la gobernación de José Antonio Reynafé se creó
en 1834 la cátedra de Dere- cho Público, la que se man-
tuvo vigente hasta marzo de 1841 cuando a pedido del
La Universidad en manos de una autonomía pro- pio claustro universitario fue suprimida por decreto
provincial del gobernador delegado Claudio Antonio de Arredondo.

Los sucesos políticos de 1820 trajeron como con-


secuencia que Córdoba, en manos del general Juan
Los pactos interprovinciales
Bautista Bustos, se constituyera en un Estado indepen-
diente y soberano. Un nuevo ciclo político se abría en
la historia de la provincia y, lógicamente ese hecho in- Los pactos provinciales fueron acuerdos entre las
fluyó directamente sobre la Universidad y el Colegio provincias argentinas y se firmaron la mayoría entre
Monserrat, los que pasaron a depender exclusivamente gobiernos de tendencia federal a partir de los años vein-
de la órbita provincial. A partir de entonces sus gober- te hasta la sanción de la constitución nacional. Alberto
nadores ejercieron el derecho de Patronato que en la Demicheli sostiene que este sistema tuvo sus primeras
etapa colonial había pertenecido a los virreyes y, luego, manifestaciones con Artigas en 1813, pero fue después
a las autoridades emanadas de la Revolución de Mayo. de 1820 cuando adquirió verdadera significación.
En este lapso, el clero secular participó en forma
protagónica en diversas áreas del Estado: redactó leyes, Los Pactos Interprovinciales (tratados, acuerdos, con-
decretos, asesoró a las autoridades provinciales e in- venciones) tejieron un delicado equilibrio de alianzas
tervino en las cuestiones universitarias. Entre las figu- y deberes recíprocos entre las provincias, conformando
ras representativas mencionamos al presbítero Dr. José las bases federativas del estado nacional. Resolvían asi-
María Bedoya, mano derecha del gobernador Bustos; mismo cuestiones angustiosas y prácticas. Solucionaban
a Miguel Calixto del Corro que representó a Córdoba las consecuencias de conflictos bélicos: intercambiaban
en el Congreso de Tucumán y al doctor José Gregorio prisioneros, devolvían parque militar, pagaban indemni-
Baigorrí designado visitador de la Universidad por el zaciones de guerra, declaraban la amnistía y el olvido de
gobernador quien fue el que elaboró una nueva reforma las causas políticas, regulaban la navegación de los ríos,
del Plan de estudio teniendo en cuenta las modificacio- los impuestos aduaneros, los límites territoriales, el co-
nes realizadas por el Deán Funes en 1808 y por el visi- mercio y tránsito de mercaderías y armas, la persecución
tador Dr. Manuel Antonio de Castro en 1818, la misma y extradición de delincuentes y desertores, etc. buscan-
perduró con alguna pequeña modificación hasta 1854. do fundar la cohesión nacional para alcanzar la ansiada
La intención del gobernador fue colaborar con la meta de la aprobación de una Constitución Nacional.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 55

Al fracasar los intentos de organización nacional en


ese año 20 dijimos que Buenos Aires asumió, por su
declaración y sin comunicación a las Provincias, el ma-
nejo de las relaciones exteriores.
Ante el temor de un avance de Estanislao López y
Ramírez sobre Buenos Aires, el 17 de febrero la Jun-
ta de Representantes designó gobernador provisorio
a Manuel de Sarratea, quien el 23 de marzo firmó el
Tratado del Pilar, cuyo texto constaba de 12 artículos.
Por el primero, se disponía que se adoptaría la forma
federal de gobierno y que en 60 días se reuniría, en el
convento de San Lorenzo, un Congreso con el obje-
to de organizar el gobierno nacional. Como la paz era
condición esencial, por su art. 5º se daba una amplia
amnistía política echándose un velo a todo lo pasado.

Por dicho Tratado se puso fin a la guerra entre Buenos


Aires, Santa Fe y Entre Ríos. Por dicho Tratado se puso
fin a la guerra entre Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. Buenos Aires, se hizo designar gobernador. Viendo el
giro que habían tomado los acontecimientos Ramos
Me- jía renunció ante la Junta de Representantes, pero
Después de ese acontecimiento las relaciones entre ésta sin tomar resolución alguna dispuso que el mando
Artigas y Francisco Ramírez quedaron rotas y se en- recayera en el Cabildo, pues la práctica aconsejaba que
frentaron dos veces con la derrota del primero, lo que ante acefalía éste lo asumiese. El 20 de junio, es el día
le significó a Artigas el alejamiento de la vida política. que se ha conocido impropiamente como el día de los
Ramírez, dueño de la situación, fue proclamado Jefe “tres gobernadores”.
Supremo de la Provincia de Entre Ríos, cuya máxima
La crisis concluyó el 23 cuando el cabildo tomó ju-
aspiración era dirigir la guerra contra los portugueses.
ramento a Soler pero su suerte terminó cuando el caudi-
Acusaba a Buenos Aires de pasividad frente a la situa-
llo Estanislao López invadió Buenos Aires y fue derro-
ción de la Banda Oriental y cuando reclamó apoyo de
tado. El cabildo designó gobernador interino a Manuel
López éste se lo negó, por lo que decidió invadir Santa
Dorrego quien venció a las fuerzas de López en San
Fe, pero fue derrotado. En su retirada pretendió atacar
Nicolás, ante ese triunfo Dorrego decidió invadir Santa
al cordobés Juan B. Bustos, pero fue muerto en San
Fe, pero allí el resultado le fue adverso.
Francisco en julio de 1821. Con su desaparición, Entre
El 26 de setiembre, el cabildo puso fin al conflicto
Ríos entraría a la órbita porteña.
y designó gobernador al brigadier Martín Rodríguez,
Conocido el texto del Tratado del Pilar, los directo-
que era partidario de un entendimiento con López. Sin
riales de Buenos Aires no lo aceptaron y el 1 de mar-
embargo las cosas se demoraron debido a que a los po-
zo, Juan Ramón Balcarce ingresó
cos días de asumir debió enfren-
a la ciudad; el 6, una asamblea
tar una rebelión encabezada por
desplazó a Sarratea designando
Pagola, la que fue sofocada gra-
gobernador a aquél. Sarratea, re-
cias al auxilio del comandante de
fugiado en el campamento de los
fronteras Juan Manuel de Rosas.
caudillos López y Ramírez, pudo
El 24 de noviembre, los comi-
dominar la situación y recuperó
sionados de Rodríguez y de Ló-
el mando, pero cuando los fede-
pez firmaron el Pacto de Benegas
rales se retiraron a sus respectivas
por el que se ponía paz entre Bue-
provincias quedó desamparado.
nos Aires y Santa Fe.
El 1 de mayo, la Junta de Repre-
sentantes le solicitó la renuncia
habida cuenta que su cargo era
provisional y designó a Ildefonso
Ramos Mejía.
Soler, por su parte, apoyado
por sus oficiales y enfrentado a
56 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

La convocatoria a reunirse en Córdoba su ministro Rivadavia inaugurar un período de grandes


transformaciones en la provincia de Buenos Aires. En
El Pacto de Benegas había dispuesto la reunión de 1824, al término de su mandato, la Legislatura eligió
un Congreso en Córdoba. El 20 de marzo de 1821, por como sucesor a Gregorio Las Heras.
invitación de su gobernador Juan Bautista Bustos se En los últimos meses del gobierno de Rodríguez se
reunían en esa ciudad los representantes de las distin- intentó efectuar una convocatoria a un Congreso Na-
tas provincias en una asamblea nacional con la idea de cional; con ese fin, se envió a Las Heras, Cossio y Za-
sancionar una constitución que consagrara la forma de valeta en misión al interior con el objeto de contar con
estado federal. Pero, en ese ínterin, Martín Rodríguez la anuencia de las provincias, lo que se logró.
designó como ministro de gobierno a Bernardino Ri- En diciembre, la mayoría de los diputados de las 17
vadavia, quien consideraba que la instalación de dicho provincias asistentes se encontraban en Buenos Aires.
Congreso era inoportuna mientras el país no saliera del Los caudillos de Santiago del Estero, San Luis, Entre
estado de secesión y por otra parte, estaba convencido Ríos y Tucumán, entre otros, coincidieron en expresar
que si se llevaba a cabo podía convertir a Bustos en muestras de júbilo por la reunión de este Congreso.
árbitro del Estado. Sólo resta destacar que todos estuvieron de acuerdo
El gobernador de Córdoba, por su parte, hizo deno- en la forma de gobierno representativa y republicana,
dados esfuerzos para evitar el fracaso de la asamblea la duda era si habría de adoptarse la unitaria o la fede-
y advirtió a los representantes presentes de la manio- ral. Alrededor de esta cuestión giraría el debate de este
bra porteña. Pero la suerte del Congreso estuvo sellada Congreso, que fue bastante arduo.
cuando la provincia de Buenos Aires, el 24 de setiem-
bre, decretó la caducidad de los diplomas otorgados a
sus diputados y limitó sus poderes para celebrar acuer- En el capítulo anterior hicimos referencias a la división
dos con otras provincias. Cansados de tantos inconve- de poderes adoptada entonces.
nientes los diputados porteños enviaron desde Córdoba
su renuncia. Entretanto,
Con buen tino Carlos Segreti se preguntó: ¿Cómo el 2 de febrero
podía reorganizarse el Estado Nacional sin la participa- de 1825, Ar-
ción de Buenos gentina firmó
Aires?. un Tratado de
En resumen, Amistad, Co-
el Congreso de mercio y Na-
Córdoba se dilu- vegación con
yó ante el escep- el Reino Uni-
ticismo y el des- do. Esto sig-
interés general y nificó el reco-
con él se perdió nocimiento de
la oportunidad nuestra exis-
de reunir el país tencia como
bajo la forma fe- nación sobe-
deral. rana por parte
del Reino. Si
bien un tiempo
antes Argenti-
na había logra-
El Tratado del Cuadrilátero y el Congreso de
1824 B. Rivadavia di-
bujado por Pedro
de Álzaga en 1834
El temor a que renacieran los problemas y la nece- En los años veinte
sidad de unir a las provincias del litoral ante la posible el padre Casta-
amenaza de la Banda Oriental llevó, el 25 de enero de ñeda se burlaba
1822, a los gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe, en sus escritos de
este personaje. En
Entre Ríos y Corrientes a firmar el Tratado del Cuadri- represalia éste, por decreto, lo desterró y le prohibió escribir sus
látero. artículos por cuatro años. Castañeda le dedicó a Rivadavia un verso
La paz conseguida posibilitó a Martín Rodríguez y a titulado Sapo del Diluvio
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 57

do un acuerdo con Estados Unidos concretado en un mismo, delega-


Tratado de Comercio y Marina, el firmado con Gran ron el manejo
Bretaña tenía una fuerza especial al ser ejecutado con la de las Relacio-
potencia más importante del orbe y que tanta influencia nes Exteriores
ejercía en los países sudamericanos. en manos del
En 1826 Rivadavia declaró la guerra al Brasil y lue- gobernador de
go se proyecta la creación de un poder Ejecutivo per- Buenos Aires.
manente de carácter nacional y aunque varios diputa- Sus artículos
dos se opusieron, el 6 de febrero de ese año el proyecto determinaron
es aprobado y convertido en ley. además el dere-
Al día siguiente, el Congreso elige como presidente cho de los habi-
a Rivadavia quien, a su vez, designa a sus ministros de tantes, la liber-
gobierno, de guerra y marina, de relaciones exteriores tad de tránsito,
y de hacienda. los derechos de
A poco de asumir Rivadavia abría sus puertas al pú- exportación e
blico el Banco Nacional de las Provincias Unidas del importación, la
Río de la Plata, creado sobre la base del Banco de Bue- extradición de
nos Aires, quien comenzó a emitir billetes convertibles criminales, etc.
en oro, hasta que al poco tiempo se redujo su encaje El Pacto
metálico hasta declarar su total inconvertibilidad. En Federal es de
1835 Rosas disolvió el Banco creando en su reemplazo suma impor-
la Casa de la Moneda de Buenos Aires. tancia jurídica
Luego Rivadavia presentó un proyecto de naciona- pues guió el
lización de la ciudad de Buenos Aires y de sus alrede- desarrollo ins-
dores, lo que se convirtió en ley el 4 de marzo de 1826. titucional de la
Argentina hasta
Entretanto el 17 de mayo de 1827, las provincias
la reunión del Congreso Constituyente de Santa Fe en
de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Santiago
1852. En síntesis, por veinte años, fue el único vínculo
del Estero, La Rioja, San Juan, San Luis y la Banda
de unión entre las provincias bajo la hegemonía porte-
Oriental formaron una Liga ofensiva y defensiva con-
ña disimulada bajo la forma de la llamada Confedera
tra cualquier enemigo interno o externo y rechazaron la
ción Argentina.
sanción de la Constitución de 1826 por haber adoptado
la forma unitaria de gobierno.

La llegada de Rosas al poder


El Pacto Federal de 1831
En diciembre de 1829, al llegar a la gobernación de
Buenos Aires Juan Manuel de Rosas, de quien hicimos
En Santa Fe, el 4 de enero de 1831, se firmó un pac-
referencia al hablar de los caudillos. Lo hizo rodeado
to conocido como Pacto Federal. Por él las provincias
de un aura inimaginable. Durante su mandato se definió
de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires ratificaron y
como un “hombre de orden” y sentó las bases de su li-
declararon en vigor los tratados firmados anteriormen-
derazgo político el que mantendrá hasta 1852. Su figu-
te que estipulaban la paz firme y la unión estrecha y
ra dominará la escena política favorecido por diversas
permanente, reconociendo recíprocamente su libertad,
circunstancias. Recordemos que los unitarios estaban
independencia, representación y derechos. Es decir, lo
descalificados y que él se presentaba como el poderoso
más importante era que regulaba las relaciones inter-
intérprete de los hacendados y con gran habilidad para
provinciales, sentando las bases para el sistema fede-
entenderse con los indígenas. El desorden del país por
rativo.
las luchas civiles y las consecuencias del conflicto con
El rápido derrumbe de la Liga del Norte aliadas des-
Brasil hicieron pensar a la sociedad de entonces que ese
de la primera hora con el proyecto José M. Paz facilitó
líder carismático era el único que podría solucionar los
que, tal como se había previsto en su artículo 12, otras
inconvenientes que a diario se presentaban.
provincias ingresaran a dicho Pacto siempre que adhi-
rieran a la forma de gobierno federal, lo que significó
un paso decisivo para otorgar a la Confederación Ar-
gentina categoría nacional. Una cosa digna de destacar
es que a medida que las provincias fueron adhiriendo al
58 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Las Facultades extraordinarias y la suma del nal. Para ello,


Suma del poder público:
poder público y a lo largo
significaba reunir los tres poderes del
de su segundo
Estado en el Poder Ejecutivo, desapare-
En 1830, se otorgó a Rosas el título de Restaurador gobierno, trató ciendo el sistema republicano de división
de las leyes, lo que provocó oposición de los diputados de transformar de poderes.
que sentían se agravaban los principios republicanos. el simple en-
Pero el debate fundamental de su gobierno está en las cargo de las
facultades extraordinarias, consistente en la delegación R e l a c i o n e s
concedida por el poder legislativo al ejecutivo de cier- Exteriores en una verdadera magistratura nacional.
tas atribuciones de naturaleza legislativa con el propó- Ana Inés Ferreyra ha dicho acertadamente que, a partir
sito que el gobernador actuara rápidamente, lo que se de entonces, el régimen creó un verdadero imaginario
justificaba habida cuenta que en ese momento, la situa- político centrado en la glorificación de la persona de
ción política era complicada debido a la división entre Rosas. Bajo la forma de verdaderos rituales políticos se
sus fieles partidarios: los “netos o apostólicos” y los produjeron fiestas en su honor, entremezcladas con los
“lomos negros” herederos del federalismo de Dorrego. oficios religiosos. Esas manifestaciones fueron decisi-
Estos últimos que controlaban la Sala de Representan- vas para la producción de imágenes y estuvieron des-
tes obligaron a Rosas devolver las facultades extraor- tinados a generar un sistema de pertenencia al régimen
dinarias y aunque fue reelecto para un nuevo período y a recrear simbólicamente las fuentes de legitimidad.
gubernativo no aceptó porque veía menguado su poder. El despertar de la mística federal por medio de la
Es decir, él planteó la disyuntiva: de gobierno fuerte propaganda oficial caracterizó su gobierno. La divi-
o retiro de la vida pública. Como sa punzó, impuesta en febrero de
tenía habilidad de caudillo, conocía 1832 durante su primer gobierno,
Facultades extraordinarias:
la mentalidad de la gente y sabía con el lema de Federación o muerte
consisten en la delegación, efectuada
como ganar voluntades, prefirió re- fue una señal de fidelidad a la cau-
por el Poder Legislativo al Ejecutivo de
tirarse y esperar. sa “del orden, de la tranquilidad y
ciertas atribuciones de naturaleza legisla-
Fue reemplazado por un candi- bienestar”. Algunos mandatarios
tiva con el propósito que el Gobernador
dato sugerido por él mismo: Juan provinciales, no tan seguros de sus
actuara rápidamente.
Ramón Balcarce, pero éste no pudo fuerzas, adoptaron esas representa-
hacer frente al movimiento conoci- ciones en sus respectivas jurisdic-
do como la Revolución de los Restauradores, sagaz- ciones para lograr y ostentar una
mente dirigido por la esposa de Rosas, doña Encarna- identidad con el caudillo
ción Ezcurra. Las sucesivas reelecciones de Rosas como goberna-
El 3 de noviembre, la Legislatura declaró cesante dor bonaerense reiteraron la concesión de la suma del
a Balcarce y designó a Juan José Viamonte cuya pre- poder público. Simultáneamente el gobernador porte-
sencia en el gobierno fue breve. Impotente para hacer ño se encargaba de afirmar que cada provincia debía
frente a los acontecimientos políticos presentó su re- organizarse internamente para luego arribar a la cons-
nuncia siendo reemplazado, el 1 de octubre de 1834, titución federativa de la Nación, proceso que no tuvo
por Manuel Vicente Maza. Durante su mandato el 16 interés en precipitar. En 1839, Juan B. Alberdi criticó
de febrero de 1835 se produjo - en Barranca Yaco, Cór- esa postura diciendo que Rosas no quería la sanción de
doba - el asesinato del caudillo riojano Facundo Quiro- la Constitución de la Argentina y agregó: “ni ahora ni
ga. La noticia de su muerte conmovió al país y se pensó nunca. Cada vez que diga lo contrario miente; nosotros
acertadamente que se iniciaría una época de grandes nos atenemos a sus hechos, no a sus palabras”.
tensiones. Rosas apareció a los ojos de muchos como
el único hombre capaz de evitarlas. A pesar de estar au-
sente de la provincia desde 1832 mantenía su protago- El encargo de las relaciones exteriores
nismo y se presentaba como la única solución posible
para los tiempos agitados que se vivían. Los pactos interprovinciales trataron de establecer
El 7 de marzo, se aceptó la renuncia de Maza y se la paz e intentaron proyectar la organización del país
designó a Rosas gobernador, por cinco años, invistién- pero no establecieron las autoridades u órganos para el
dolo con la suma del poder público. Esta circunstancia manejo provisional de los asuntos nacionales, especial-
le otorgó atribuciones excepcionales no sólo en el orden mente para las relaciones exteriores.
ejecutivo, sino en el judicial y en el legislativo. Dentro Señalamos que Buenos Aires atendió esos asuntos.
de esas atribuciones el gobernador podía suspender la El Congreso de 1824 dispuso en la ley fundamental
seguridad individual. Con esas armas en la mano el cau- (1825) encomendar al gobierno de Buenos Aires la
dillo porteño proyectará su poder con un sentido nacio-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 59

su obra personal de influencia en la sociedad en que


Congreso General Constituyente
está inserto, no solamente reproduciendo los elementos
culturales, políticos y sociales que le eran familiares y
Ley fundamental: dispone como denominación del es-
tado el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata. en cuyo contexto se convirtió en un adulto joven, sino
Encarga el Poder Ejecutivo Nacional al gobierno de la introduciendo su propia influencia y modificándolos.
Provincia de Buenos Aires en forma provisoria hasta el Llegamos así a un período a partir de los 40 años, que
dictado de la Constitución que debía ser sometida, nece- puede prolongarse hasta los 60, 70, ó más en el que los
sariamente, a la consideración de las Provincias, antes individuos forman parte del grupo que detenta el poder,
de ser promulgada. se convierten en la generación que actúa en posiciones
Ley de Presidencia: ante la difícil situación política ge- de preeminencia en todos los sectores de la actividad
nerada por la guerra contra el Brasil, se resuelve crear humana.
un Poder Ejecutivo permanente de carácter nacional, se-
Se consideran, entre otros, signos distintivos de una
parado del cargo de Gobernador de Buenos Aires con el
nombre de Presidente de las Provincias Unidas del Río generación, el que sus integrantes demuestren indepen-
de la Plata, funcionario que sería elegido por la propia dencia y aún originalidad en sus planteos y actitudes,
Asamblea. El 7 de febrero de 1826 resultó electo Ber- homogeneidad en sus enfoques analíticos y críticos de
nardino Rivadavia. hombres, ideas y hechos, identidad y coherencia en sus
Ley de capitalización de Buenos Aires: se declara Ca- obras intelectuales y materiales (literatura, arte, arqui-
pital de todo el Estado, a la ciudad de Buenos Aires y tectura, moda etc.), exaltación de los propios valores,
parte de la Campaña; con el resto del territorio es creada deseo de modificar y perfeccionar las circunstancias
una provincia. sociales, políticas, económicas e intelectuales en las
Constitución de 1826: sancionada el 24 de diciembre,
que viven, al tiempo que evidencian conciencia del
adoptaba la forma de gobierno representativa republica-
vector de cambio que desean introducir así como de la
na y consolidada en la unidad de régimen. Fue rechaza-
da por la mayoría de las provincias. complejidad del fenómeno.
Nuestros pensadores del S. XIX, derivan sus ideas
directamente de las corrientes de pensamiento europeo,
atribución del manejo de las relaciones exteriores que con un cierto desfasaje en el tiempo, producto del lapso
le competían al ejecutivo nacional hasta que se eligiera que transcurre entre que se desarrolla el pensamiento
éste. La elección recayó en Bernardino Rivadavia pero en Europa y se difunde en el Río de la Plata.
al producirse, en 1827, su renuncia y la disolución del Los románticos europeos constituyen una genera-
congreso, Buenos Aires volvió a asumir esa función. ción decisiva, importante y con conciencia de ello, pro-
En 1831-1832 por gestiones de Rosas las provincias vocan el desarrollo de la sensibilidad como contrapues-
volvieron a delegar en Buenos Aires los negocios de ta a la razón que, como es lógico, no desaparece pero
la paz, la guerra y las relaciones exteriores. Durante que se recluye en el campo científico, específicamente
su segundo mandato los conflictos internacionales (con en las ciencias exactas. El desarrollo de la sensibilidad
la Confederación Perú -Bolivia y con Francia) lo mo- produce una valoración del YO, como expresión au-
tivaron a solicitar a las provincias que se le autorizara téntica y concomitantemente se produce una revalori-
el manejo de las relaciones exteriores para que pudiera zación de lo acontecido con anterioridad, del pasado
expresarse con libertad. Esto le valió convertirse en el histórico, por eso los intelectuales europeos, buscaron
Jefe Supremo de Estado en la Edad Media y en el Renacimiento la esencia y los
orígenes de su SER.
En este aspecto hay una gran diferencia con los ro-
mánticos argentinos, que han nacido con la Revolución
La generación de 1837. Las corrientes de Mayo o en los primeros años de luchas posteriores y
ideológicas influyentes. que rechazan y desean ignorar su pasado colonial y la
influencia española.
Entre el utillaje intelectual utilizado para caracteri- Entre fines del S. XVIII y comienzos del siglo XIX
zar históricamente una época determinada, disponemos Europa sufrió profundos procesos de transformación
del concepto de generación. Desde un punto de vista marcados por dos acontecimientos fundantes; en pri-
teórico, la generación está constituida por una cohorte mer término por la Revolución Francesa que transfor-
de individuos que tiene la misma edad, sus orígenes mó el pensamiento y el sistema político de Francia,
formativos son similares o relacionados y actúan en difundiéndose de allí las ideas por todo el hemisferio
cierto ámbito geográfico. Se considera, por lo gene- occidental y, en segundo lugar, por la Revolución In-
ral, que hasta los 25 años el individuo forma su mar- dustrial, que no solamente modificó los sistemas de
co intelectual e inicia su experiencia en el ámbito de pensamiento de la población, sino que fue un terremoto
lo público, durante los siguientes 15 años comienza que sacudió las fibras más profundas de la estructura
60 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

de costumbres y modo de producción primero de los Entre los autores que influyeron sobre él puede ci-
países europeos y luego de los americanos. tarse a Victor Hugo y a Mariano Larrea, éste último
Los hombres que vivieron esos procesos, se encon- un romántico español que escribía con el seudónimo
traron ante una realidad que los sobrepasó y muchas de Fígaro, razón por la cual Echeverría muchas veces
veces los horrorizó. Los contemporáneos de la Revolu- adoptó en sus escritos el seudónimo de Figarillo. Pero
ción Francesa se sintieron espantados ante las ejecucio- también leyó a Pascal, Montesquieu, Leroux, Lamme-
nes y el terror y hubo también un sector de revoluciona- nais y tantos otros que lo embuian de ideas.
rios extremistas que se sintió burlado cuando advirtió Otro personaje que tuvo influencia en la formación
que el proceso revolucionario no llegaba hasta las últi- de los jóvenes de la época fue Marcos Sastre, un hom-
mas consecuencias. Entre los románticos franceses, de bre que había pasado por las universidades de Córdoba
amplia difusión en el Río de la Plata, había muchos que y de Buenos Aires sin graduarse, aunque no por ello
pertenecieron a la nobleza, pero cuyas tendencias de dejó de perfeccionarse permanentemente. Fundó pri-
pensamiento se acercaban al socialismo utópico como mero una librería que fue muy concurrida y conocida en
Lamennais o Saint Simon. Buenos Aires en la década de 1830 y, en 1837, abrió a
La Generación del ‘37 consideraba a la Historia un partir de su librería y biblioteca pública, un foro de dis-
hecho natural de la vida que brinda los instrumentos cusión conocido como el Salón Literario, que no tenía
para comprender las bases de las desinteligencias entre las caracterís-
los dos partidos políticos que se disputaban la escena ticas aristo-
nacional: unitarios y federales. cratizantes
Los románticos se interesaron por las ciencias, la li- de los salones
teratura y la filosofía, leyeron con avidez sobre historia, de discusión
sociología y geografía, y entendieron que la Filosofía literarios eu-
del Derecho les brindaba la explicación eficiente de la ropeos, pero
norma jurídica. Entre ellos la crónica careció de todo que sí estaba
interés y buscaron el descubrimiento de leyes generales dirigido a los
y leyes específicas que motivan el proceso histórico y sectores de la
que tienen relación directa con el modo de ser de los alta burgue-
individuos que lo han protagonizado. En esta búsque- sía. En él se
da, reconocen solamente a 1810 como el momento fun- reunían los
dante de la nacionalidad, negando la importancia del integrantes
pasado hispánico o prehispánico. de la clase
intelectual
porteña para
“leer, deba-
Los principales expositoeres de la generación tir y difun-
del 37 dir las ideas
europeas en
Esteban Echeverría y Juan Bautista Alberdi, impor- boga”. Allí
tantes prohombres de las letras fueron los principales entre otras Nro 3 de La Moda. 2 de diciembre de 1837. A
exponentes románticos de esa generación. cosas leyeron pesar de su tendencia liberal y opositora apa-
y discutieron rece arriba el lema rosista :
el liberalismo ¡Viva la Federación!
El romántico se interesa por la historia y por el devenir
católico del
político de su patria. Anhela una patria sin problemas y
escritor francés Lamennais, el nacionalismo republi-
cuestiona la sociedad en que vive.
cano de Mazzini, el asociacionismo de Víctor Consi-
derant, el conservadurismo de J. De Maistre, las ideas
El primero se educó en Paría entre 1826 y 1830, en de Luis Bonald o la de los autores norteamericanos,
la época de la restauración, bebiendo en su misma cuna el historicismo jurídico de Savigny, las ideas utópicas
el romanticismo y liberalismo. En 1830, lleno de pro- de Henri de Saint Simón, junto a La Moda, un gacetín
yectos regresó a Buenos Aires donde la vida cultural semanal de música, poesía, literatura y costumbres que
es muy activa. Inmediatamente comenzó a escribir, en alcanzó a editar 23 números en el que incluía veladas
verso y en prosa, convirtiéndose en uno de los más exi- ironías sobre el régimen rosista. Uno de sus redactores
tosos productores de letras del cancionero de su época. más notables fue Juan Bautista Alberdi.
El 8 de julio de dicho año en “La Gaceta Mercantil” Entre los concurrentes al Salón Literario se encon-
inició la publicación de sus escritos. traba Juan Bautista Alberdi, pensador inquieto nacido
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 61

en Tucumán en 1810 en el seno de una familia acomo- la revolución moral. Acusaban a los unitarios de care-
dada que se dedicaba al comercio. Su formación aca- cer de criterio social; a los federales de despotismo y se
démica no se caracterizó por la continuidad, abandonó definían como demócratas por tradición y principios.
sus estudios en el Colegio de Ciencias Morales de Bue- Rosas que veía con muy malos ojos a estos “bota-
nos Aires aunque, luego, estudió en la universidad de rates de pluma” decidió perseguirlos y ellos terminarán
Buenos Aires y en la de Córdoba. Uno de sus biógra- exiliándose en los países vecinos ante la imposibilidad
fos, Jorge Mayer, justifica la rebeldía juvenil alberdia- de convivir con el régimen. Desde el exilio iniciaron la
na por las sanciones disciplinarias y discriminaciones militancia clandestina y soñaron con una patria organi-
proferidas contra los estudiantes que provenían del In- zada y pacificada.
terior. Pero el distanciamiento con la educación formal
Alberdi partió a Montevideo, una ciudad pequeña,
no implica una ruptura con el mundo intelectual. Por
cosmopolita que estaba dispuesta a cobijar la resisten-
el contrario, los años transcurridos en Buenos Aires le
cia antirrosista. Allí, el joven tucumano descolló en la
permitieron alternar sus estudios de abogacía con los
actividad periodística y publicó el Credo en El Inicia-
filosóficos, literarios y políticos. En esa etapa se con-
tactó con las ideas de la Ilustración, todavía vigentes dor, un periódico dirigido por Andrés Lamas y Miguel
en el país. Cané, donde apareció con el título de Código o declara-
ción de los principios que constituyen la creencia social
A fines de 1834 publicó un breve ensayo titulado:
de la República Argentina. En 1844 se instaló en Chile.
“Memoria descriptiva del Tucumán” donde desarrolló
la teoría de la influencia del medio ambiente sobre los
caracte-res de los pueblos, según lo sugería el romanti- La Cautiva redimió a la literatura argentina de su ceguera
cismo y luego redactó un artículo donde afirmó que “el para el paisaje circundante y al descubrir la pampa e in-
principio y el fin de nuestra sociedad es la democracia, corporarla con las correrías del indio y la lucha militar en
la igualdad de clases y sobre tal fundamento deben ba- su escenario, creó el poema nacional...
sarse nuestras costumbres”. (Rafael Alberto Arrieta).
Desaparecido el Salón Literario en 1838, Echeve-
rría, Alberdi, Gutiérrez y otros fundaron la Asociación
Por su parte, Echeverría, quien en un principio in-
de la Joven Argentina, entidad inspirada en las socie-
tentó resistir irse porque “emigrar es inutilizarse para
dades europeas de corte revolucionario como La Joven
Europa, con el fin de asociar a los jóvenes en un centro el país”, se refugió en la estancia El Tala pero luego
político que “quisieran consagrarse a trabajar por la pa- debió expatriarse. Primero estuvo en Colonia y, luego,
tria”. En su Credo, redactado ese año, se propusieron en Montevideo, ciudad donde polemiza y escribe con-
resumir las ideas y aspiraciones de la Asociación que tra Rosas. En 1846, publicó el Credo bajo el nombre
eran progreso, fraternidad, igualdad, libertad, Dios, in- de Dogma Socialista, precedido de una ojeada retros-
dependencia del antiguo régimen, organización de la pectiva.
patria sobre base democrática y confraternidad de prin- Finalmente, cabría señalar que a pesar de los esfuer-
cipios. No hablaban de sufragio universal, pues ellos zos de Rosas por desarticular el grupo, el proyecto de
pensaban que la extensión del sufragio debía venir de la generación del ‘37 no alcanzó a ser sepultado y el
los debates internos de la elite letrada. Los jóvenes no conjunto de ideas y programas concebidos en el exte-
creían que fuese época de revolución sino proclamaban rior vieron la luz después de 1852.
62 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

EL FIN DE L GOBIERNO DE ROSAS Y LOS PRIMEROS AÑOS DE LA ORGANIZACIÓN


NACIONAL

El fin del gobierno rosista bernador Virasoro de Corrientes a quien Rosas calificó
de “traidor, loco”, al tiempo que las demás provincias
Durante su largo período en el dominio del poder condenaron oficialmente su actitud, considerándolo
Rosas no evidenciaba la voluntad de producir la reor- “reo de alta traición a la patria” y reiterando su adhe-
ganización constitucional, lo que signifi- sión al gobernador de Bue-
caba un incumplimiento al Pacto Federal nos Aires.
de 1831. Pero la suerte estaba
Ante esta situación el gobernador de echada. Urquiza decidió
Entre Ríos General Justo José de Urqui- iniciar una campaña militar
za inició, en 1851, una campaña destina- contra Rosas que fue com-
da a promover la demorada organización plicada; primero celebró
constitucional. El 5 de abril de ese año una alianza ofensiva y de-
dirigió un mensaje a los demás goberna- fensiva con el Brasil y Mon-
dores provinciales, invitándolos a coope- tevideo que estaba también
rar en la lucha por el derrocamiento de la en situación inestable por
dictadura y, entre otras cosas, menciona- el acoso del General Oribe.
ba que la caída: Luego de vencer en el terri-
torio uruguayo a las fuerzas
... es un resultado necesario del federales de Oribe, obligán-
poder de las cosas, y el triunfo de la dolo a capitular y obtenien-
justicia pública que tarde o temprano es do así el apoyo de Uruguay
condignamente satisfecha. para su empresa, avanzó
sobre Buenos Aires donde
Urquiza fue muy criticado por la fue esperado por Rosas en
prensa rosista que lo acusó de traidor, in- el campamento de Santos
grato, clava puñales, etc. ¿Las razones?, Lugares.
es que el 1 de mayo, había emitido un decreto reasu- El 3 de febrero de 1852 se dio la batalla definitiva
miendo las facultades delegadas a Rosas en Monte Caseros la que con-
para que tomara la dirección de las rela- movió profundamente a sus pro-
ciones exteriores y otros asuntos nacio- Recordar lo analizado en el tagonistas. Las fuerzas de Rosas
nales, quedando consecuentemente en capítulo II sobre este Pacto. quedaron totalmente aplastadas
condiciones de relacionarse directamen- y el gobernador redactó rápida-
te con el exterior hasta que congregada la mente su renuncia presentándo-
Asamblea Nacional de las demás Provincias hermanas, la a la Legislatura mientras el ejército aliado entraba
fuese definitivamente constituida la República. en Buenos Aires. Poco después Urquiza reorganizó el
La actitud de Urquiza sólo fue secundada por el go- gobierno de esta provincia, designando gobernador in-
terino a Vicente López.
La noticia de la derrota de Rosas se conoció primero
Urquiza fue electo gobernador de Entre Ríos por un se- en Córdoba dada su posición geográfica y luego en el
gundo período el 15 de diciembre de 1845. Poco des- resto. Inmediatamente la mayoría de las legislaturas o
pués comenzarí- an a regresar algunos de los proscriptos gobernadores se apresuraron a adherir al triunfador.
por Rosas. La histo- riadora Beatriz Bosch señala que Habiendo quedado acéfala la autoridad que ejercía
atraía a éstos el prestigio de Urquiza y su gobierno ho- los asuntos nacionales, hubo de tomarse una resolución
nesto y favorable al progreso. sobre el tema y Urquiza comisionó al doctor Bernardo
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 63

de Irigoyen para que explicara Abrigamos fe en que Urquiza lle-


la situación en el interior, a raíz vará a cabo la constitución liberal
de lo cual las provincias de San de la República, si las provincias
Juan, Mendoza, San Luis, Cór- permanecen, como esperamos, alre-
doba, La Rioja, Tucumán, San- dedor de su pensamiento de organi-
tiago del Estero, Catamarca y zación.
Salta reasumieron las facultades La importancia de la constitución
acordadas a Rosas y encargaron del Estado tiene otras implicancias
a Urquiza la conducción de las que merecen ser destacadas, entre
relaciones exteriores, hasta la ellas el papel que le cupo a la pren-
reunión de un congreso general sa escrita quien, con su discurso, se
constituyente. sumó a las discusiones que buscaban
Las provincias litorales, encauzar la organización definitiva
Buenos Aires, Entre Ríos, San- entre 1852 y 1853. Varios periódicos,
ta Fe y Corrientes, procedieron entre los que se cuentan El Nacional
en forma análoga luego de la Argentino y El Progreso de Buenos
conferencia de gobernadores Aires, La Confederación de Rosario
del 6 de abril de 1852 cuyos o El Iris Argentino de Paraná, asu-
resultados concluyeron con la firma del Protocolo de mieron una postura crítica hacia el gobierno rosista y
Palermo por el cual las provincias signatarias delega- condenaron su política a la vez que identificaban a Ur-
ron en Urquiza el manejo de las relaciones exteriores, quiza con la Organización Nacional, el orden, el pro-
hasta ese momento a manos de Buenos Aires, y de los greso y la Constitución.
demás asuntos generales de la Confederación hasta que
se reuniese el Congreso Nacional que establecería defi-
nitivamente el poder a quien le competería el ejercicio El Acuerdo de San Nicolás
de ese cargo.
El 8 de abril, Urquiza envió una circular a los go- El 31 de mayo de 1852 se suscribió el Acuerdo de
biernos de las provincias, invitándolos a asistir a una San Nicolás por el cual se establecía:
reunión en la ciudad de San Nicolás de los Arroyos,
1. la observancia del Pacto de 1831 en todas sus cláusu-
preparatoria del Congreso Constituyente. Respondien-
las;
do a esta invitación concurrieron prácticamente todos
los gobernadores, faltaba el de Catamarca que otorgó 2. la reunión de un Congreso General Constituyente,
su representación en el propio Urquiza y los de Cór- en la ciudad de Santa Fe, que debía instalarse en el
doba, Salta y Jujuy que adhirieron posteriormente a lo mes de agosto siguiente, enviando cada provincia dos
resuelto en la conferencia. diputados, los que actuarían libres de instrucciones
especiales que pudieran restringir sus poderes;
3. la abolición de los derechos de tránsito sobre las mer-
caderías que circulasen de una provincia a otra;
El aval de los exiliados a la campaña urquicista 4. la formación de una autoridad de carácter nacional,
bajo la denominación de Director Provisorio de la
Los exiliados argentinos residentes en el exterior Confederación Argentina, que ejercería sus funciones
decidieron rápidamente alinearse con Urquiza y con la hasta tanto se sancionara la Constitución Nacional.
causa federal, por lo tanto expresaron su voluntad de
Las funciones del Director Provisorio, incluían
cooperar con la organización y pacificación del país.
además de la conducción de los asuntos exteriores, el
Celia Basconzuelo sostiene que ello obedecía a que as-
sostenimiento de la paz interior, el mando de todas las
piraban a ser considerados como actores partícipes y no
fuerzas militares existentes en las provincias, la regla-
como simples espectadores de lo que ocurría. Para ellos
mentación de la navegación de los ríos interiores y del
difícilmente la Nación pudiera erigirse sobre la base de
sistema de correos y la mejora general de los medios
las pasiones y los conflictos partidarios, si no se encon-
de comunicación. También debía ocuparse de la orga-
traban soluciones racionales y si los intereses no cedían
nización del congreso constituyente, proveyendo los
en preferencia “al honor nacional y la tranquilidad pú-
viáticos y dietas de los diputados y demás gastos emer-
blica”. Por esa razón, condenaron la revolución de sep-
gentes, garantizando la libertad de la deliberación y el
tiembre de 1852 y al hacerlo expresaron su convicción
respeto al cuerpo y sus miembros, debiendo asimismo
que la organización del Estado no podía prescindir del
promulgar la Constitución que se sancionara.
asentimiento provincial y agregaron:
A fin de atender a los gastos que provocaría lo ante-
64 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

riormente expuesto, las provincias concurrirían propor- Se concreta la idea de sancionar la Constitución
cionalmente con el producto de sus aduanas exteriores. Nacional
Esto provocó el descontento de Buenos Aires, donde se
miraba con recelo a Urquiza, por lo que si bien todas La idea de sancionar una constitución estuvo pre-
las provincias ratificaron el Acuerdo, Buenos Aires no sente en la mente de nuestros prohombres desde los
lo hizo. primeros gobiernos patrios aunque siempre y por di-
versas causas fue un anhelo insatisfecho. Ahora parecía
que era posible lograr la definitiva organización de la
Buenos Aires rechaza el Acuerdo Nación, sin embargo los hechos demostraran que toda-
vía había que esperar un tiempo más, según veremos a
Bartolomé Mitre, expresó su opinión contraria al continuación.
Acuerdo y a las funciones que se le otorgaban a Urqui-
za en el periódico Los Debates diciendo:
La autoridad que crea el tratado de San Nicolás, es Las fuentes constitucionales
decir, el Directorio Provisorio que se confía al general
Urquiza, es inaceptable por muchas razones: El 20 de noviembre de 1852 se instaló en Santa Fe
1º) Porque legaliza mayores facultades que las que ha el Congreso General Constituyente, con representación
tenido ningún poder de la República Argentina, in- de todas las provincias salvo Buenos Aires.
cluso el de Rosas, que de derecho no tuvo jamás El proyecto de la comisión de negocios constitucio-
sino el encargo de las Relaciones Exteriores. nales fue discutido en general y en particular, aprobán-
2º) Porque da al Director mayores facultades que las dose la mayoría de los artículos sin discusión, si bien
que tendrá por cualquier constitución que se sancio- algunos puntos fueron controvertidos, especialmen-
ne el Presidente de la República. te los referentes a la religión, la libertad de cultos, la
3º) Porque lo inviste hoy de mayores atribuciones que cuestión capital, el juicio político a los gobernadores y
el Congreso Nacional va a tener. algunos aspectos impositivos. El 25 de mayo de 1853
4º) Porque le concede facultades que son privativas del el Director Provisorio promulgó la Constitución, dispo-
Congreso Nacional, tales como reglamentar la na- niéndose que fuese jurada en todo el país el 9 de julio
vegación de los ríos y disponer de las rentas nacio- siguiente.
nales. Se reconocen varias fuentes principales de inspira-
5º) Porque establece una dictadura irresponsable, sin ción para la elaboración del texto de la Constitución
contrapeso y sin antecedentes. Nacional. La comisión redactora de la misma decía
6º) Porque sanciona un principio funesto que ha sido el que, además de propio, el texto era la obra del pensa-
origen de todas nuestras desgracias, principio que miento actual argentino, manifestado por sus publicis-
fue vencido en Caseros y que por consecuencia no tas y recogido en el trato diario que los miembros de la
puede servir de base a la organización de la Nación, Comisión mantienen con sus dignos colegas.
porque sería querer llegar a un buen término por un El Dr. Abelardo Levaggi sostiene que sobrevive el
mal camino. modelo tradicional castellano-indiano y una influencia
La Legislatura de Buenos Aires rechazó el Acuerdo, foránea predominantemente inglesa y europea. Otros
lo que motivó la intervención de Urquiza, que condenó autores señalaron como textos básicos la Constitución
al exilio a los principales diputados opositores, clau- argentina de 1826, especialmente en lo relativo a la or-
suró la Legislatura y asumió provisionalmente el go- ganización de los poderes legislativo y ejecutivo, y la
bierno de la provincia, pero en cuanto tuvo que salir de obra de Juan Bautista Alberdi Bases y puntos de partida
Buenos Aires por razones de sus intereses en el interior, para la organización política de la República Argentina.
el 11 de septiembre de 1852, estalló un movimiento mi- Por su parte, Domingo Faustino Sarmiento fue uno
litar que restableció en el gobierno a los mismos expa- de los primeros en reconocer como fuente la Constitu-
triados por Urquiza. ción de los Estados Unidos. Por las razones expuestas,
El 22 de septiembre una ley dispuso retirarle a Ur- Levaggi sostiene que el eclecticismo fue precisamente
quiza el encargo de las relaciones exteriores otorgado la ideología imperante en tiempos de la Organización
en el Protocolo de Palermo, con lo que Buenos Aires se Nacional, sin embargo los constituyentes redactaron
separó del resto de la Confederación y tomó la direc- una constitución a la medida de la Nación argentina.
ción de sus propios asuntos.
Es decir, en esos momentos había en el país dos consti-
tuciones: la de la Confe- deración y la de Buenos Aires.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 65

El conflicto entre la Confederación y Buenos Mientras ocurrían estos acontecimientos políticos Urqui-
Aires za, un entusiasta propulsor de la modernización apoyaba
proyectos que beneficiaran al país y al él mismo. Propieta-
Luego de su separación del resto de la Confedera- rio de grandes extensiones de tierras apoyó la instalación
ción la Legislatura porteña asumió el carácter de órga- de la primeras colonia de suizos y franceses, llamada San
no constituyente y sancionó, el 11 de abril de 1854, la José, ubicada sobre la costa del río Uruguay.
También la provincia de Santa Fe firmó en 1854 un con-
primera Constitución de la provincia que, por su Artí-
trato con el empresario Aarón Castellanos, quien se com-
culo 1º, establecía: Buenos Aires es un Estado con el prometió a traer 1.000 familias compuestas de 5 personas
libre ejercicio de su soberanía interior y exterior mien- cada una y a fundar 5 colonias en el término de diez años.
tras no la delegue expresamente en un gobierno gene- Castellanos viajó a Europa y consiguió traer 200 familias,
ral. Declaraba que su territorio se extendía desde el en su mayoría suizas, que se instalaron en una colonia de-
Arroyo del Medio hasta la entrada de la cordillera con nominada Esperanza, ubicada en la cercanía de la ciudad
el mar; lindando, por una línea nordeste y este con los de Santa Fe.
ríos Paraná y Plata y con el Atlántico, comprendiendo
la isla de Martín García y las adyacentes a sus costas
fluviales y marítimas; es decir que reclamaban como porteños dirigidos por Bartolomé Mitre en la batalla
propio todo el territorio de la actual provincia, más toda de Cepeda el 23 de octubre de 1859, lo que dio como
la Patagonia. Determinaba que la única forma en que resultado la retirada de Mitre al recinto de la ciudad de
Buenos Aires se reuniría con la Confederación sería si Buenos Aires, hacia donde avanzó el ejército de Urqui-
se les permitía revisar y aceptar libremente la Consti- za. Luego de varias gestiones diplomáticas, finalmente
tución general. se llegó al acuerdo esperado firmándose el 10 de no-
viembre de 1859 el Pacto de San José de Flores.
Dentro de Buenos Aires surgieron dos partidos, los
autonomistas que estaban dispuestos a separarse defi- Las principales cláusulas del mismo establecían:
nitivamente y los nacionalistas que luchaban por una 1) Buenos Aires se declaraba parte integrante de la
organización nacional bajo la hegemonía porteña. Confederación Argentina.
En el resto de la Confederación también eran sensi- 2) Como tal, efectuaría un libre examen de la Cons-
bles los problemas que provocaba la retirada de Buenos titución nacional de 1853, mediante la convocato-
Aires, ya que era la provincia más rica, que tradicio- ria de una convención provincial, si esta proponía
nalmente manejaba los negocios de la Aduana, y que reformas, las mismas deberían ser sometidas a la
disponía de la burguesía más cosmopolita y poderosa decisión final de una convención nacional con par-
del país. ticipación de todas las provincias, incluida Buenos
En ambos sectores había una conciencia de naciona- Aires.
lidad común, pero se fracasaba en cuanto a los medios 3) El territorio de Buenos Aires no podría ser dividido
para hacerla efectiva. El período hasta 1859 fue de ten- sin el consentimiento de su legislatura.
sión constante, luchas por obtener el reconocimiento 4) Dicha provincia se abstendría en adelante de man-
de las potencias tener relaciones
extranjeras, gue- diplomáticas con
rra económica y otras naciones.
financiera, pero 5) Continuarían
en ninguno de los bajo jurisdicción
dos bandos pare- de Buenos Aires
cía haber una de- las propiedades y
cisión de recurrir establecimientos
a una guerra civil públicos de la pro-
para solucionar el vincia, con excep-
diferendo, que se ción de la aduana,
prolongó seis lar- por corresponder
gos años. ésta a la Nación.
Finalmente re- Sin embargo, para
suelto Urquiza a cubrir sus gastos
lograr la incorpo- se garantizaba a
ración de Buenos Buenos Aires su
Aires, se enfrentó presupuesto de
con los ejércitos 1859 hasta cinco
años después de la
66 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

incorporación. Las principales reformas votadas por la convención


6) Se estipulaba un perpetuo olvido de todas las causas provincial fueron:
que provocaron la desunión y en consecuencia, nin- 1) Supresión de la ciudad de Buenos Aires como ca-
gún ciudadano argentino podía ser molestado por pital de la Confederación y, en su reemplazo, la in-
hecho u opiniones políticas expresadas durante esa dicación de que la residencia de las autoridades na-
época. cionales sería fijada por el poder legislativo, previa
7) El ejército de la Confederación se retiraría del te- cesión del territorio a federalizar por la respectiva
rritorio bonaerense, reduciendo ambas partes sus legislatura local.
armamentos al estado de paz. 2) Modificación del régimen de las intervenciones fe-
8) La República del Paraguay garantizaba el cumpli- derales procurando a través del nuevo ordenamiento
miento de lo estipulado. una mayor protección contra la amenaza latente de
la intervención del gobierno central.
Entretanto, ¿cuál era el estado de las finanzas de la Con- 3) Supresión del requisito de revisión de las constitu-
federación?. ciones provinciales por el congreso nacional antes
Las arcas del Estado estaban exhaustas y el ministerio de de su promulgación.
hacienda no tenía con qué hacer frente a los pagos al tiem- 4) Supresión del juicio político a los gobernadores
po que los empleados recibían sus sueldos en bonos emi- provinciales por parte del congreso nacional.
tidos contra las aduanas que devengaban al principio un 5) Agregar al texto que el congreso nacional no dicta-
interés del uno por ciento y, luego, el dos. El gobierno en-
ría leyes que restringieran la libertad de imprenta o
sayó varias medidas para paliar esta situación tales como
emisión de papel moneda y contratación de empréstitos.
establecieran sobre ella la jurisdicción federal.
6) Supresión de la atribución concedida a la Corte
Suprema de Justicia para conocer en los conflictos
entre los diferentes poderes públicos de una misma
Desde enero a marzo de 1860 Bartolomé Mitre
provincia.
cuestionará en las columnas de El Nacional sobre los
temas del momento. En dicho periódico colaboraba 7) Prohibición de que los jueces federales fueran al
también Domingo F. Sarmiento y Nicolás Avellaneda mismo tiempo magistra dos provinciales.
se desempeñaba como redactar en jefe. El clima de de- 8) Prohibición de suprimir las aduanas exteriores exis-
bate se reflejaba en sus páginas y desde ellas Mitre se tentes en cada provincia al tiempo de su incorpo-
dedicó a analizar en varios artículos las razones por las ración, y de conceder preferencias a un puerto res-
cuales a su juicio la Constitución de 1853 debía ser re- pecto a otro por medio de leyes o reglamentos de
formada señalando los temas que más reparo ofrecían comercio.
al Estado de Buenos Aires y uno de ellos era el de la 9) Imponer a los senadores y diputados nacionales el
capital de la Confederación. requisito de residencia mínima en la provincia que
El 6 de junio de 1860 se celebró un nuevo convenio los eligiera.
que complementó el Pacto de San José de Flores, por 10) Indicar que la aplicación de los códigos nacionales
el que se estipulaba la convocatoria de la convención correspondía a las jurisdicciones locales.
provincial, la elección de convencionales nacionales, la 11) Un nuevo agregado, esta vez al art. 101, aclaran-
incorporación de diputados y senadores bonaerenses al do que las provincias conservaban todo el poder no
congreso nacional y la entrega al gobierno de la Confe- delegado por la Constitución al gobierno federal y
deración, por parte del de Buenos Aires, de un millón el que expresamente se hubieran reservado al tiem-
y medio de pesos mensuales para concurrir a los gastos po de su reincorporación.
nacionales.
La Convención ad hoc de 1860, fue la primera que
La reforma constitucional de 1860 efectuó una reforma con posterioridad a la sanción de
la Constitución de 1853, pero su existencia y naturaleza
Una vez que se examinó la Constitución de 1853, no se derivan de las previsiones del Art. 30 de aquella
Buenos Aires propuso reformas significativas, orienta- Constitución, sino de las normas contractuales pacta-
das a proteger sus intereses y autonomía, ya que debía das entre la Confederación Argentina y el Gobierno de
ingresar en una organización nacional no controlada Buenos Aires, establecidas como hemos dicho en el
por porteños. Ello determinó que las modificaciones Pacto de San José de Flores y en el Convenio comple-
propuestas implicaran un refuerzo considerable de la mentario del 6 de junio de 1860.
doctrina federalista dentro de la teoría constitucional, Las dos únicas vinculaciones de la Convención
alejando el peligro de una excesiva injerencia del go- Nacional de 1860 con los órganos constitucionales
bierno central en la jurisdicción bonaerense. preexistentes, se derivan de la mención que el artículo
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 67

transcripto del Pacto hace con referencia al Congreso


Federal Legislativo, a fin de que este convocara a la ci-
tada Convención. La única norma de la Constitución de
1853 que resulta aplicada en esa oportunidad por deci-
sión expresa del Convenio de 1860, es la que se refiere
a la fijación del número de convencionales por cada
provincia, ya que se dejaba de lado el sistema adoptado
por el Acuerdo de San Nicolás para la elección de los
diputados al congreso de 1853 que implicaba la repre-
sentación igualitaria de dos convencionales por cada
provincia.
Entre las modificaciones que introdujo la Conven-
ción en el procedimiento de reforma se puede mencio-
nar a) la eliminación de la exigencia por la cual sólo el
Senado podía iniciar las reformas de la Constitución y
b) la prohibición de reformar la Constitución de 1853
hasta pasados diez años de su juramento.

Las intervenciones federales

El artículo 6º de la Constitución de 1853, autorizaba


al gobierno federal a intervenir en el territorio de las
provincias “con requisición de las legislaturas o gober-
nadores provinciales o sin ella al sólo efecto de resta-
blecer el orden público perturbado por la sedición o de
Mapa n° 3: “El territorio y sus límites
atender a la seguridad nacional amenazada por un ata- interprovinciales en 1859”
que o peligro exterior”. Estos eran los únicos dos casos
en que se permitía una medida de excepción, como lo
fórmula no demasiado clara, la que expresaba “para
era dentro de una Nación que había adoptado el sistema
garantizar la forma republicana de gobierno”, que per-
federal de gobierno, el hecho de que el gobierno central
mitiría la frecuente y abusiva injerencia del gobierno
tuviera influencia en la jurisdicción provincial.
central.
En los casos en que se produjeran conflictos entre
Además de ello, al suprimirse la facultad de la Su-
los distintos poderes públicos de una provincia, el art.
prema Corte de conocer en los conflictos entre las le-
97º de la Constitución preveía que sería jurisdicción de
gislaturas y los poderes ejecutivos provinciales, queda-
la Corte Suprema de Justicia Nacional conocer y deci-
ba también una puerta abierta a la intervención, cuando
dir sobre ellos, sin intervención de los poderes legisla-
estos conflictos no lograban ser resueltos dentro del
tivo y ejecutivo.
ámbito local.
En la reforma de 1860 se reformó el art. 6º, redac-
Es así como se le facilitaron al gobierno central los
tándoselo como sigue: El Gobierno Federal interviene
resortes necesarios para eliminar a los gobiernos pro-
en el territorio de las provincias para garantir la forma
vinciales que no estuvieran en concordancia con los
republicana de gobierno o repeler invasiones exterio-
intereses políticos de la elite que circunstancialmente
res, y a requisición de sus autoridades constituidas para
se encontraba en el poder.
sostenerlas y restablecerlas, si hubiesen sido depuestas
por la sedición, o por invasión de otra provincia. Ade- Desde muy temprano en la práctica constitucional
más se suprimió la atribución de la Corte Suprema de se pudo notar una constante absorción de funciones por
intervenir en los conflictos entre los poderes públicos parte del gobierno nacional que avanzaba por sobre los
locales. poderes provinciales, legislando en materia militar, im-
positiva, electoral, educacional, etc. con lo que su régi-
Esta fue una más de las reformas que se introduje-
men político fue profundamente afectado tanto desde el
ron en ese año buscando reforzar las autonomías pro-
ámbito de lo económico como desde lo jurídico, pero
vinciales, pero ello no se logró adecuadamente, ya que
sin duda el golpede gracia lo asestaba la facultad de
si bien se limitó la facultad del gobierno federal para
intervención.
intervenir directamente en los territorios provinciales
en los casos de sedición, se introdujo en cambio una La política centralista triunfante se apoyaba en el
68 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

plementar elecciones en las que se favorecía el éxito de


candidatos cercanos a la política presidencial.
Desde el 12 de octubre de 1862 hasta el 6 de sep-
tiembre de 1930, se aplicó el art. 6º en 89 oportunida-
des, 51 por decreto y 38 por ley del Congreso, de estas
intervenciones 34 correspondieron a los últimos cator-
ce años del período, época en que ya se había aprobado
la ley 8871 de voto universal, secreto y obligatorio, que
había permitido la llegada al poder del partido Radical.
La autonomía provincial por la que tanto se había
luchado y que la propia Buenos Aires había defendi-
do ardorosamente, como lo hemos visto, fue jaqueada
constantemente por porteños y provincianos y por pre-
sidentes provenientes de muy distintas concepciones
políticas en los años subsiguientes, según se observa en
el cuadro adjunto.

El estado de sitio

El estado de sitio es una situación de absoluta ex-


cepción y así lo establece la constitución nacional.
Tiene antecedentes desde los primeros esbozos de la
historia constitucional argentina. En 1811, el decreto de
seguridad individual del 23 de noviembre de dicho año
Mapa n° 3: “El territorio y sus límites
establecía en su artículo 11:
interprovinciales en 1867”
“Sólo en el remoto y extraordinario caso
de comprometerse la tranquilidad pública o la
seguridad de la patria, podrá el gobierno suspender
hecho de que Buenos Aires era la provincia más rica, este decreto mientras dure la necesidad, dando
con una muy poderosa burguesía de terratenientes y cuenta inmediatamente a la asamblea general con
comerciantes, que además eran los que mantenían las justificación de los motivos y quedando responsable
relaciones con el exterior, lo que le brindaba un barniz en todos los tiempos de esta medida”.
cosmopolita. Esta orientación que era el resultado de
múltiples y complejos factores históricos, se impuso Con esta redacción se marcaban muy estrictamente
por gravitación y en ella colaboraron también los pro- las atribuciones del Poder Ejecutivo, y fue repetida con
vincianos, que atraídos por el brillo intelectual de la cambios menores en documentos posteriores, es decir
capital o por las perspectivas económicas que brindaba, en el Estatuto de 1815, el Reglamento de 1817 y las
se radicaban allí, y se convertían en ardientes defenso- Constituciones de 1819 y 1826. En estas dos últimas
res del centralismo porteño, al tiempo que restaban su se lo inscribía como atribución exclusiva del Congreso,
concurso productivo e intelectual a su suelo natal. para impedir que la suspensión de las garantías perso-
En los primeros años de práctica constitucional, las nales cayera en la órbita de acción del Poder Ejecutivo.
intervenciones buscaban solamente restablecer o soste- Alberdi incluyó el estado de sitio en el Artículo 28 del
ner a los gobiernos provinciales en conflicto o depues- Proyecto de Constitución que acompañaba a la segunda
tos por motines, pero con motivo de la intervención a edición de las Bases.
Entre Ríos de 1870, motivada por la rebelión de Ri- En razón de la atribución que la Constitución de
cardo López Jordán, se dispuso por primera vez que el 1853 le otorgaba al Congreso de revisar las constitu-
Interventor presidiera la reorganización de los poderes ciones provinciales pudiendo modificarlas, el Congre-
públicos provinciales. so suprimió la facultad de declarar el estado de sitio
A fines del siglo pasado se intensificó la costum- que incorporaban las constituciones de Mendoza, La
bre de intervenir a las provincias, haciéndose las ac- Rioja, San Luis y Corrientes y la Constitución Nacio-
tuaciones de los comisionados federales más amplias, nal reformada en 1860 decía sobre el particular en su
prolongadas y discrecionales a medida que transcurría artículo 23:
el tiempo, y siempre cumplían con el objetivo de im-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 69

plidos, durante la sesión de tratamiento del problema


“En caso de conmoción interior o de ataque en la cámara, se cuestionó la extensión de la medida a
exterior que pongan en peligro el ejercicio de esta todo el territorio nacional, opinándose que debería cir-
Constitución y de las autoridades creadas por ella, se cunscribirse a las provincias de Corrientes, Entre Ríos
declarará en estado de sitio la provincia o territorio y Santa Fe.
en donde exista la perturbación del orden”.
El segundo motivo, de la conmoción interior ha pro-
vocado diversos problemas de interpretación. Tal como
Se enumeran allí dos causas que pueden provocar lo expresaba el constitucionalista Joaquín V. González,
la adopción de esta medida excepcional: en caso de la Constitución nacional no utilizó las palabras de otras
ataque exterior y de conmoción interior. Ambos casos constituciones como “rebelión” en Estados Unidos o
deben ser lo suficientemente graves como para poner “sedición interior” en la doctrina francesa. La denomi-
en peligro el ejercicio de la Constitución y de las auto- nación de “conmoción” expresa toda perturbación o in-
ridades que ella crea. quietud violenta que haga temer un peligro inminente
La primera causal es objetiva, no dependiendo de para la paz y el orden público constitucional, y como
la acción o la evaluación de los poderes políticos y así tal entra dentro de la órbita de la interpretación y la
fue que en 1865, cuando las fuerzas de la República decisión de los poderes políticos el tomar la iniciati-
del Paraguay, que estaba en guerra contra el Imperio va de implantar el estado de sitio por este motivo, ya
del Brasil, invadieron la provincia de Corrientes en un que la función de la institución consiste esencialmente
momento en que el Congreso se encontraba de receso, en proteger a la Constitución y las autoridades por ella
el Presidente Mitre por decreto del 16 de abril de 1865 creadas.
dispuso el estado de sitio, enviando al Senado, en cuan- En la historia de nuestro país el estado de sitio fue
to se iniciaron las sesiones parlamentarias el pedido de decretado en numerosas oportunidades y, a veces, por
aprobación, solicitando autorización para declarar la largos períodos, particularmente cuando hubo gobier-
guerra, y si bien los de seos del Ejecutivo fueron cum- nos de facto.
70 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Las bases de la modernización

Las grandes presidencias del siglo XIX y condición saber leer y escribir y poseer suficientes me-
principios del XX dios económicos que suministraran una renta anual que
variaba según los casos entre los 100 y 200 pesos. Pero
Desde 1852 a 1880 gobernaron sucesivamente la Na- nada era más urgente que lograr que Buenos Aires se
ción: Justo J. de Urquiza, Santiago Derqui, Bartolomé incorporase al seno de la Confederación.
Mitre, Domingo Faustino Sarmiento, Nicolás Avellane- En su carácter de presidente de la Confederación
da y Julio A. Roca. A partir del ochenta y hasta 1930 lo Argentina Urquiza designó, en agosto de 1854, los
hicieron: Miguel Juárez Celman (por renuncia asumió miembros que conformarían la Corte Suprema de Jus-
el vicepresidente Carlos Pellegrini); Luis Sáenz Peña, a ticia, sin embargo las distintas contingencias de orden
su renuncia asumió el vice José Evaristo Uriburu. Lue- político, jurídico y personal de los designados motivó a
go, nuevamente Julio A Roca. A continuación Manuel que esta Corte no funcionara nunca, hasta que el 30 de
Quintana quien delegó el mando por enfermedad en octubre de 1860 el presidente Derqui, ante la reforma
José Figueroa Alcorta el que asumió definitivamente en constitucional de ese año, dejó sin efecto tales desig-
marzo de 1906 por fallecimiento de Quintana. Roque naciones.
Sáenz Peña y a su fallecimiento en agosto de 1914 su Además, se dictaron las leyes de la justicia federal,
vice Victorino de la Plaza, Hipólito Yrigoyen, Marcelo de ciudadanía, de elecciones y la de derechos diferen-
Torcuato de Alvear y nuevamente H. Yrigoyen. ciales. Esta última establecía que las mercaderías in-
Por razones de espacio haremos referencia detallada gresadas por los puertos de la Confederación, sin pa-
de algunas de las presidencias que consideramos tuvie- sar por el de Buenos Aires, pagarían una tasa común,
ron mayor trascendencia por diversos motivos. Como mientras las que procedían de esa plaza pagarían el do-
toda selección ella puede resultar arbitraria pero, insis- ble o el 30% de la tasa ordinaria, destinándose para ese
timos, que quien desee profundizar algunos aspectos efecto el puerto de Rosario. En definitiva, lo que la ley
puede recurrir a la bibliografía anexa. buscaba era disputarle a Buenos Aires el comercio de
ultramar. Sin embargo, sus efectos no fueron los espe-
rados pues los buques extranjeros siguieron prefiriendo
aquel puerto.
Justo José de Urquiza. Presidente de la El 1 de abril de 1859 el Congreso de Paraná autori-
Confederación zó a Urquiza a conseguir la unión con Buenos Aires a
cualquier costo. Esto era casi lo mismo que hacer una
El 5 de marzo de 1854 Justo José de Urquiza, acom- declaración de guerra, pues de otra manera no había fu-
pañado por Salvador María del Carril, prestó juramento sión posible. Con muchas dificultades se logró formar
como presidente de la Confederación ante el Congreso un ejército numeroso. Por su parte Mitre se encargaba
reunido en Paraná, ciudad que se convirtió en capital de las fuerzas porteñas. Ambos sabían que tarde o tem-
interina hasta 1861 como consecuencia de la separa- prano se encontrarían en el campo de batalla y eso fue
ción de Buenos Aires. Por entonces, la Confederación lo que acaeció el 23 de octubre en Cepeda. Las armas
contaba con 740.000 habitantes, mientras Buenos Aires fueron adversas a Buenos Aires y el presidente de la
ostentaba 400.000. Confederación pensó que había llegado la hora que la
Una de las primeras preocupaciones del nuevo man- provincia disidente se incorporara al resto, hecho que
datario fue la de dotar al país de una estructura institu- efectivamente se produjo el 11 de noviembre de 1859
cional adecuada a las nuevas normas constitucionales. cuando se firmó el pacto de San José de Flores. Con
Cumpliendo con lo establecido por la Constitución Na- esto el país dejaba de ser un conjunto de provincias
cional, las provincias promulgaron sus propias consti- para convertirse en una verdadera Nación.
tuciones. La mayoría contenía restricciones a la emisión
del voto que, en general, se circunscribían a fijar como
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 71

Se nacionalizan los estudios universitarios tra el Paraguay que estalló en 1865 y finalizó después
de cinco largos años de lucha durante la presidencia
La universidad en manos de la Nación de Sarmiento, aunque el tratado final de paz se firmó
durante el gobierno de Nicolás Avellaneda [1876]. En
La batalla de Caseros que puso fin en 1852 a la dic- el orden interno, por los diversos alzamientos produ-
tadura de Juan Manuel de Rosas marcó la culminación cidos en distintas provincias del interior. El caudillo
de las luchas civiles y el inicio de profundas transfor- riojano Ángel Vicente Peñaloza (El Chacho), que con-
maciones para el país. En ese contexto político se pro- taba con gran influencia en las provincias de San Luis y
duciría un nuevo cambio en la dirección de la Univer- Catamarca, se sublevó en 1863. Mitre ordenó reprimir
sidad de Córdoba y del Colegio Monserrat, quienes a y luego de una serie de escaramuzas fue derrotado y
pesar de las dificultades políticas y económicas en que apresado en Olta, donde halló la muerte en diciembre
se había visto envuelta la provincia en la etapa de las de ese año. Poco después Juan Saá, intentó hacer lo
luchas civiles habían subsistido en pie. Lógicamente, la propio en la región de Cuyo. Por su parte, Felipe Vare-
educación se había resentido en esa etapa y debía reno- la, caudillo que enarbolando las banderas federales se
varse de acuerdo a lo que planteaban las exigencias del hizo eco de la impopularidad de la guerra del Paraguay,
momento que se vivía. logró formar un fuerte contingente con el que pensaba
derrotar al presidente pero, en 1866, después de una
fuerte batalla librada en Pozo de Vargas fue vencido.
Días después de la caída de Rosas, en Córdoba la re- A pesar de estos inconvenientes Mitre pudo realizar
volución del 27 de abril terminó con el gobierno de su tareas significativas y una de ellas estuvo relacionada
aliado, don Manuel López.
con el funcionamiento de la Corte Suprema de Justi-
cia. El texto constitucional modificado de 1860 no es-
tableció el número de integrantes de la misma, por tal
En marzo de 1854, el ministro de justicia e instruc-
razón en 1862 por ley se dispuso que ésta debía estar
ción pública Santiago Derqui hizo saber al gobierno de
integrada por cinco jueces y un procurador general. Al
Córdoba la conveniencia que ambas instituciones pasa-
designar a los primeros integrantes de dicha Corte, el
ran a la órbita de la Nación. Días más tarde el gobierno
presidente eligió a hombres de reconocida actuación en
provincial atendiendo las mejoras que dicha disposi-
el campo del Derecho y en la función pública sin tener
ción les acarrearía aceptó la propuesta y, a partir de
en cuenta sus consideraciones políticas partidistas.
ese momento, el presupuesto quedó a cargo del tesoro
nacional. El 30 de mayo de ese mismo año se fijó el Los primeros años del funcionamiento de la Corte
número y las condiciones que deberían tener los jóve- Suprema estuvieron consagrados básicamente a afian-
nes de las provincias Confederadas para acceder a una zar los mandatos y principios de la Constitución, a la
beca para estudiar en la Universidad. Luego se creó el fijación de límites en las atribuciones de los poderes del
cargo de administrador del Colegio Monserrat preci- Estado y al reconocimiento expreso de la facultad del
sando su dotación y atribuciones. Conjuntamente con poder judicial de declarar la inconstitucionalidad de los
este proceso se nacionalizó el Colegio de Concepción actos o normas emanados de los otros poderes, soste-
del Uruguay. niendo así la supremacía de la Constitución Nacional,
sobre todas las otras normas integrantes del orden jurí-
dico positivo. [Barrancos y Vedia, p. 17].
En 1856 la cátedra de Economía Política de la carrera Posteriormente, Mitre encargó a Dalmacio Vélez
de Derecho que había sido eliminada en 1841 del plan
Sársfield la redacción del Código Civil, ardua tarea que
de estudios fue restablecida. En 1858, a solicitud del
finalizó en 1869 y, más tarde, nacionalizó el Código de
rector se creó la de Derecho Público Eclesiástico, sien-
do su primer docente Emiliano Cabanillas, la misma Comercio, redactado también por Vélez Sársfield y por
fue suprimida en 1864. el Dr. Eduardo Acevedo por encargo de la provincia de
Buenos Aires cuando estaba separada de la Confede-
ración. Se adoptó el sistema métrico decimal y se es-
La presidencia de Mitre tableció una línea telegráfica subfluvial entre Buenos
Aires y Rosario. Es también la etapa en que Argentina
Solucionados los inconvenientes entre Buenos Ai- produjo la unificación económica y logró comenzar a
res y la Confederación se allanaba el camino para que exportar productos agropecuarios e importar capitales
Bartolomé Mitre llegara -en octubre de 1862- a la pre- y bienes extranjeros.
sidencia de la Nación. A la finalización de su mandato varios eran los can-
Sin embargo su gobierno se vería sacudido por se- didatos que aspiraban sucederle y pocos los que apos-
rios conflictos. En el orden externo, por la guerra con- taron por el nombre de Domingo Faustino Sarmiento
quien, por entonces, se desempeñaba como ministro
72 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

en los Estados Unidos. Sin embargo, las elecciones de por Franklin y por el modelo social e institucional nor-
abril de 1868 consagraron el binomio Sarmiento-Adol- teamericano estuvo presente en todo su proyecto cul-
fo Alsina, que asumió sus funciones el 12 de octubre tural. Pero, a la vez, se introdujo en la lectura de los
acompañado de un gabinete que representaba los más escritos del Padre Feijoo, de Tomás Paine y de William
diversos matices políticos: Nicolás Avellaneda en Ins- Painley.
trucción Pública, José Benjamín Gorostiaga en Hacien- Entre 1827 y 1828 fracasó en su intento de obte-
da, en Interior Dalmacio Vélez Sársfield, en Relaciones ner una beca para estudiar en Buenos Aires y se ocu-
Exteriores Mariano Varela y en Guerra Martín de Gain- pó como dependiente en la tienda-almacén de Ángela
za. De todos ellos sólo Varela podía ser considerado Salcedo, viuda de su pariente Soriano Sarmiento. Por
sarmientista. esa época, hizo su entrada a San Juan el caudillo rio-
jano Facundo Quiroga y, poco después, ya como joven
Cándido López, el pintor soldado de la Guerra del Para- subteniente del Batallón Provincial Sarmiento fue de-
guay, es un exponente de la pintura de la segunda mitad tenido por primera vez. Contaba tan sólo con 17 años.
del siglo. Sus cuadros fueron ejecutados con paciencia En 1829 se produjo su primer acercamiento con el
y amor y distribuyen con precisión las fuerzas militares bando unitario y ascendió a ayudante del jefe de escua-
dando cuenta de los ríos, los esteros, playas, arboledas, drón y, luego, a teniente coronel. En el sitio de Mendo-
puentes, barcos, etc., por donde se desarrolló la batalla za cayó prisionero pero fue liberado. En 1831, Facundo
Quiroga arribó a Mendoza y Sarmiento después de pro-
teger la retirada del gobierno depuesto cruzó, acompa-
Sarmiento. Periodista, maestro y político ñado de su padre, la cordillera de los Andes rumbo a
progresista Chile donde trabajó como maestro en Santa Rosa de
los Andes, aprendiendo el francés, inglés, italiano y
Muy difícil se hace reseñar en pocas líneas una vida portugués.
tan rica e intensa como la de este educador y político Entre 1833 y 1835 realizó trabajos como minero
argentino. Máxime cuando él ha dejado un legado tan en Copiapó, Atacama pero enfermo de fiebre tifoidea
importante escrito y se han realizado innumerables re- decidió regresar a San Juan y entre 1836 y 1840, reali-
señas y biografías.1 zó innumerables actividades. Enseñó dibujo, defendió
Domingo Faustino Sarmiento nació el 14 de febre- pleitos, organizó la banda municipal, fundó la Socie-
ro de 1811, en el hogar constituido por doña Paula Al- dad Dramática Filarmónica y la Sociedad de Bañistas.
barracín y Domingo Sarmiento. Vivió su niñez en San En 1839 fundó el periódico El Zonda y entabló rela-
Juan, aldea cuya población no superaba los tres mil ción con la Sociedad Literaria, filial de la Asociación
habitantes y que carecía de posibilidades de desarrollo de Mayo, cuyos miembros partieron también al exilio
económico, salvo la fabricación casera de ponchos y de hacia la misma fecha.
telas, ni otro comercio que el muy precario con Chile... Sarmiento, como otros jóvenes de su época, fue acu-
Pobreza, ignorancia, suciedad, aburrimiento, eso es la sado de conspirar contra Juan Manuel de Rosas razón
vida en San Juan de la Frontera a principios del siglo por la que, en 1840, partió a Chile nuevamente rumbo
XIX, lo mismo que en otros pueblos del Virreinato del al exilio, dejando antes de salir estampado en una pie-
Río de la Plata.2 En ese ambiente, Sarmiento realizó dra “Bárbaros, las ideas no se matan”. A partir de 1841
estudios de latín y gramática con su tío el presbítero colaboró en El Mercurio de Valparaíso e inició una
José de Oro y matemáticas con el ingeniero francés amistad con Andrés Bello y Manuel Montt, entonces
Víctor Barrau. En 1821 intentó ingresar en el Semina- ministro de Instrucción Pública. En 1842 fue nombrado
rio de Loreto o en el Colegio Monserrat en Córdoba director de la Escuela Normal de Preceptores, primera
pero debió regresar a San Juan debido a que su salud Escuela Normal de Sudamérica, fundada tan sólo dos
se había resentido. Posteriormente, otro tío, el sacerdo- años después de la experiencia en Estados Unidos.
te Juan Pascual Albarracín, lo ayudó en su formación, Al año siguiente participó activamente en la campa-
interesándose por la lectura de las biografías de Cice- ña contra Rosas y en favor de Chile, llegando a pensar
rón, Franklin, Rousseau y Enrique IV. La admiración que este país ocuparía la zona de Magallanes. Ese año

1
Cfr. Domingo Faustino Sarmiento, Obras Completas, Buenos Aires, 52 tomos. Hay varias ediciones. Sobre este argentino existe una
profusa bibliografía. Han publicado trabajos biográficos entre otros Antonio Zinny, Juan M. Garro, Leopoldo Lugones, Carlos Octa-
vio Bunge, Alberto Palcos, José Salvador Campobassi y Allison W. Bunkley, The life of Sarmiento, Nueva York, Greenwood Press,
1969. Udaondo Enrique, Diccionario Biográfico Argentino, Buenos Aires, Imprenta Coni, 1938, pp 988-989. Victoria Gal- vani, Do-
mingo Faustino Sarmiento, Madrid, ICI, 1990. José García Hamilton, Cuyano alborotador . La vida de Domingo Faustino Sarmiento,
Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 1997.
2
Manuel Galvez, Vida de Sarmiento , Buenos Aires, Ediciones Dictio, 1979
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 73

apareció Mi Defensa, Vida de Jesucristo y Conciencia cho, derrotándolo, dándole muerte y exponiendo su ca-
de un niño. Continuó editando en El Progreso desde beza públicamente.
donde combatió tenazmente la tiranía de Rosas y, en En abril de 1864, el sanjuanino partió a Estados
1845, comenzó la publicación en serie de Civilización Unidos con un cargo diplomático renunciando a la go-
y Barbarie o Vida de Juan Facundo Quiroga. Su libro bernación. Llegó a Nueva York y durante dos años en el
más notable por la cantidad de ediciones y por la re- país del Norte escribió febrilmente entablando relacio-
percusión del mismo en todo el continente americano. nes personales con políticos y científicos. En Boston lo
Entre mayo y octubre de 1846 viajó a Francia don- hizo con el doctor Benjamín A. Gould quien, años más
de se entrevistó con personalidades importantes de la tarde, vendría a Córdoba a establecer el Observatorio
política y la ciencia como Guizot, José de San Martín, Astronómico Nacional. En ese lapso entre otras cosas
Adolphe Thiers, Alexander Von Humboldt. Continuó publicó artículos en el Tribune de Nueva York, en el
viaje por Italia, Suiza, Alemania, Holanda, Bélgica, Daily Press de Boston, fue corresponsal de La Voz de
Francia Inglaterra y Estados Unidos. De ese periplo América de Chile y editó Las escuelas, base de la pros-
rescatamos el encuentro que tuvo en Gotinga con el re- peridad y de la República en los Estados Unidos.
nombrado geógrafo Johan Eduard Wappeus. En 1848
regresó a Valparaíso y retomó su trabajo periodístico y Sarmiento rumbo a la presidencia
su lucha contra el gobierno de Rosas. Escribió artícu-
los en La Crónica, El Mercurio, La Tribuna y publicó Más tarde Sarmiento viajó a Francia para visitar la
uno de sus mejores libros como pedagogo: Educación Exposición Universal y a Londres y, en julio de 1868,
Popular. En 1850 editó Recuerdos de Provincia y el desde Estados Unidos embarcó rumbo a Buenos Aires
segundo tomo de sus Viajes.... donde le anunciaron que había ganado las elecciones
En noviembre de 1851 desembarcó en Montevideo presidenciales. El 20 de agosto arribó a Río de Janeiro
y mantuvo encuentros con Bartolomé Mitre, Valentín donde fue recibido con honores presidenciales. Tomó
Alsina y M. Paunero. Luego hizo lo propio con Justo J. posesión del cargo el 12 de octubre. Días antes pro-
de Urquiza al que le ofreció sus servicios. Se le encar- nunció un discurso en un banquete organizado por los
gó llevar la prensa y la edición del Boletín del Ejército masones de Buenos Aires donde declaró que dejaría de
participando en la batalla de Caseros, que puso fin a la ser masón en tanto por la constitución argentina el pre-
política rosista, contra la que tanto había luchado. Sin sidente de la Nación debía ser católico, apostólico y
embargo, en ese mismo año entabló una seria polémica romano.
con Juan Baustista Alberdi y a pesar que fue elegido
delegado por San Juan ante el Congreso Constituyente
de Santa Fe no aceptó. En 1854 viajó a Mendoza y más La Guerra del Paraguay fue uno de los episodios más
tarde ingresó a la Masonería, Logia Unión Fraternal Nº dramáticos ocurridos en el continente americano al pro-
mediar el siglo XIX. Argentina, Brasil y Uruguay firma-
1 de Santiago de Chile. El 4 de mayo de 1855 llegó a
ron el Tratado de la Triple Alianza y unieron sus fuerzas
Buenos Aires y fue designado redactor jefe de El Na- militares para luchar contra el Paraguay gobernado por
cional en reemplazo de Bartolomé Mitre. En 1856 in- el general Francisco Solano López
gresó a la Logia Madre Unión del Plata, Número uno.
Logia que será la base sobre la que se constituirá el
Gran Oriente Argentino. Poseído por una fiebre de avance y progreso, par-
Como Senador de la Legislatura de Buenos Aires, ticularmente notable entre los hombres de su tiempo,
en momentos que se encontraba separada del resto de la Domingo F. Sarmiento luchó desde el principio con la
Confederación, redactó discursos sobre muy diversos acción, la pluma y la palabra. Su lenguaje a veces viru-
aspectos: educación, ferrocarriles, creación de comi- lento y agresivo, lo llevó chocar con quienes no com-
sarías de campaña, indultos, pesas y medidas, ley de partían sus ideales y aspiraciones de colocar a la Argen-
Aduanas, etc. tina entre las grandes naciones del mundo. No obstante
En 1858 desde su cargo en el Departamento de Es- él fue el primero en hablar de la libre navegación de
cuelas editó los Anales de la Educación Común. En los ríos, de la abolición del sistema enfitéutico, de la
1860 cuando Bartolomé Mitre asumió el poder en Bue- supresión del pasaporte y de las trabas fiscales para que
nos Aires lo designó ministro de gobierno y relaciones los hombres y las mercaderías se movieran al igual que
exteriores, cargos a los que renunció en 1861. Por ter- las ideas, de la aplicación de las ciencias a la indus-
cera vez fue designado Senador Provincial y Director
de Escuelas. El 12 de febrero de 1862, asumió como En 1869 se realiza el primer Censo Nacional de Po-
gobernador de la provincia de San Juan y, al año si- blación de la Argentina que demostró que el país tenía
guiente, enfrentó en el combate del Pocito al caudillo 1.836.490 habitantes, de los cuales el 71% era analfa-
de La Rioja José Vicente Peñaloza, apodado El Cha- beto.
74 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

tria o a las necesidades públicas y de Burmeister contrató a un grupo


incentivar la colonización. La enun- de profesores alemanes que debía
ciación de este orden de ideas basta llevar a cabo la tarea científica. Los
para sostener la notoriedad de ellas mismos comenzaron a arribar a la
y, a la vez, aluden a los deseos del Provincia mediterránea a partir de
sanjuanino que Argentina entrara de 1871, entusiasmados por las posibi-
lleno al progreso. lidades de trabajo que les brindaba
El aspecto más destacable de su esta ignota tierra americana.
gobierno fue la gran obra educativa Los científicos germanos debie-
y cultural. Educar al soberano fue la ron afrontar en su labor cotidiana
frase que encerraba toda su concep- numerosos problemas, además de
ción política. La acción desplegada los de acostumbrarse a un idioma
en pos de la instrucción pública que- desconocido y a una ciudad con un
dó reflejada en el incremento de es- paisaje y clima bien diferentes al lu-
cuelas y niños matriculados. En seis gar donde habían nacido.
años se abrieron 800 establecimien- Simultáneamente a la llegada
tos que educaban a 100.000 alum- de los científicos se fundaba en la
nos. Y ante la falta de docentes con- ciudad capital el Observatorio As-
trató 75 maestras norteamericanas Burmeister según una caricatura de El Mos- tronómico, primero de la Argentina
para difundir la enseñanza pública quito 1888. y segundo de América del Sur y se
en las nacientes Escuelas Normales. inauguraba la primera Exposición
En 1870 se promulgó la ley de bibliotecas populares; Nacional, donde se exhibieron muestras de la produc-
cuatro años después había 140 funcionando en todo el ción agropecuaria e industrial de todas las provincias
país. del país; mientras, en Buenos Aires, se creaba el Depar-
tamento de Agricultura.
En 1872 crea el Banco Nacional y funda la Escuela Na- A pesar de estas innovaciones, en un comienzo las
val ideas conservadoras de la sociedad local y de la pro-
pia Universidad fueron poco propicias a los cambios y
novedades científicas que los científicos alemanes in-
Y la ciencia floreció trodujeron. La preparación en Derecho y Teología im-
puestos durante más de dos siglos impidió que los es-
Durante la presidencia de Mitre, Domingo F. Sar- tudiantes se inscribieran masivamente en las nacientes
miento, que conocía las falencias de la Argentina res- Facultades de Ciencias Físico Matemáticas y de Medi-
pecto a los avances científicos, decidió que había llega- cina, con sus correspondientes Escuelas. Sin embargo,
do el momento en que el país hiciera suyos los progre- la labor titánica realizada por los docentes alemanes
sos científicos de los pueblos adelantados del orbe. A su que dictaron varias cátedras, elaboraron y tradujeron
pedido, en octubre de 1868, el sabio alemán Hermann textos de estudios y con cortos presupuestos organiza-
Burmeister elaboró un Informe donde sugería la orga- ron los gabinetes y museos que todavía posee la Uni-
nización del estudio y la creación de un centro educa- versidad fue modificando el comportamiento de los
cional de ciencias en la Universidad de Córdoba, que jóvenes. Entretanto, en 1870, la Facultad de Derecho
carecía de ese tipo de enseñanza. efectuó reformas a su plan de estudios con el objeto de
A pesar que la Nación afrontaba serios problemas introducir nuevas materias y textos que respondiesen
políticos y sociales como la guerra del Paraguay y una a las necesidades de la enseñanza y al estado actual de
epidemia de fiebre amarilla Sarmiento prestó su apoyo las ciencias, razón por la que se suprimió la cátedra de
al proyecto pues estaba convencido que con él se daba Derecho Natural y Público y de Procedimientos y tiem-
un paso adelante para el inicio de la ciencia argentina po después se abrió la de Medicina legal y toxicología.
y se rompía con la tradición clerical de la ciudad cor-
dobesa y de su Universidad resultado de tres siglos de
educación jesuítica, franciscana y conventual.
Córdoba era, en los setenta, una pequeña ciudad de pro-
vincia, muy católica y con fuerte tradición conservado-
En 1871 la Nación afronta los efectos de una fuerte epi- ra. La provincia contaba con 210.508 habitantes de los
demia de fiebre amarilla. En cuatro meses en Buenos cuales1.737 eran extranjeros. Su capital tenía 34.458
Aires murieron 14.000 personas. habitantes.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 75

Poco a poco la mentalidad de la sociedad local fue sus estudios en la de Buenos Aires. En la Facultad de
evolucionando y pudo advertirse que la experimenta- Derecho dictó Economía Política y, a partir de 1864,
ción comenzaba a extenderse y a invadir todas las cien- ocupó una banca en la Cámara de Diputados de la pro-
cias. En 1876 nace la Academia Nacional de Ciencias. vincia de Buenos Aires iniciando de esa manera su ca-
rrera política.
En septiembre de 1874 estalló en Buenos Aires una
Entre 1887 y 1918 el plan de la carrera de abogacía su- revolución encabezada por el general Mitre destinada a
frió sucesivas modificaciones a la vez que se incorpo-
evitar que Avellaneda pudiera hacerse cargo de la presi-
raban nuevas cátedras y en otras se modernizaban los
programas y los textos para la enseñanza del Derecho. dencia. El movimiento si bien contaba con ramificacio-
nes en el interior fue rápidamente abortado.
Superado ese escollo y ya en la presidencia Ave-
En 1879 la Facultad de Derecho se amplía agregan- llaneda se propuso conseguir la conciliación nacional.
do a su nombre el de Ciencias Sociales incorporando Como primera medida dispuso la amnistía de los revo-
a su plan de estudios el Derecho Administrativo como lucionarios, con lo que consiguió un acercamiento con
disciplina autónoma. Hasta 1883 la mencionada Facul- los mitristas, al punto que dio entrada en su gabinete a
tad confería títulos de doctor, bachiller y licenciado en dos conspicuos simpatizantes de esa facción: Rufino de
Leyes. Pero, en abril de ese año, su Consejo Directivo, Elizalde y José María Gutiérrez. Con su actitud hizo
modificó el plan de estudios permitiendo que la Uni- posible una auténtica integración.
versidad otorgara el título de abogado.
Con estos cambios la Universidad recobró su anti-
guo prestigio mediante la obra de sus profesores en las
tres Facultades. Viejos y jóvenes, en la robusta madurez
de sus talentos los primeros y desbordante de ciencia
nueva los segundos, fueron introduciendo nuevos aires
a la vida universitaria. Todo fue por nuevos rumbos y
todo mejoró, desde la enseñanza hasta sus locales y bi-
bliotecas. El impulso progresista avanzó rápidamente y
Córdoba estuvo en condiciones de convertirse en pocas
décadas en el centro universitario de América Latina
que daría a conocer la primera gran reforma universi-
taria.

La renovación presidencial

Nicolás Avellaneda y la crisis económica de 1873

Con la llegada de Nicolás Avellaneda a la presiden-


cia de la Nación en 1874 se consolida el primer ciclo
constitucional. Tucumano de nacimiento Avellaneda Mitre, Alsina y Avellaneda se disputan el amor de la presidencia
cabalga, según Dardo Pérez Guilhou, entre la genera- en momentos que Sarmiento terminaba su mandato presidencial.
Dibujo publicado en 1876 en Antón Perulero. Periódico Satírico
ción de 1853 y la de 1866, arrastrando además el for- fundado por el periodista español Juan Martínez Villergas, un opo-
midable bagaje de la generación de 1837. Estudió De- sitor a Sarmiento que vino de Cuba a Buenos Aires para fustigar
recho en la Universidad de Córdoba, aunque culminó al sanjuanino, quien alcanzó a publicar 40 números de este diario.

Nicolás nació en Tucumán, el 3 de octubre de 1836. Hijo de Dolores Silva y Zavaleta y de


Marco Avellaneda, figura principal de la Coalición del Norte y víctima de la guerra civil, por
lo que parte de su infancia Nicolás la pasó en el exilio. En 1850 ingresó al Colegio de Monse-
rrat y luego estudió leyes en la Universidad de Córdoba aunque antes de rendir los exámenes
finales de la carrera regresó a su provincia donde permaneció hasta 1857. Su familia lo envió a
Buenos Aires donde se doctoró en jurisprudencia en 1858. En 1874 fue electo presidente de la
Nación. Liberal, con una gran formación humanista y una enorme afición por las letras, trabajó
por el bien del país hasta su fallecimiento en 1885.
76 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Aristóbulo del Valle y Leandro M. Alem no acepta- través de observaciones realizadas sobre los procesos
ron la conciliación y fundaron el Partido Republicano; biológicos humanos.
mientras el oficialismo formaba el Partido Autonomista Concibió a la Sociología como el estadio supremo
Nacional.[P.A.N.] del saber, dividiéndola en dos partes principales. La
Entretanto, en mayo de 1873, había estallado una primera, era la estática social y su objeto era descubrir
crisis económica en Viena que fue acompañada de una las leyes de la estática que rigen las condiciones de la
gran agitación en los mercados de Alemania e Inglate- existencia humana. La segunda, era la dinámica social,
rra. A partir de ese momento casi todas las bolsas eu- que constituía una tentativa de crear un verdadero sis-
ropeas y la de los países americanos que mantenían re- tema de progreso hacia la perfección, de allí se deriva
laciones estrechas con esos mercados se vieron afecta- la divisa comtiana de “Orden y Progreso” que tuvo mu-
das. Una de las primeras preocupaciones de Avellaneda cha difusión en América del Sud, particularmente fue
fue la de tratar de resolver la crisis económica que se tomado en Brasil y figura como lema en su bandera.
desató ese año en el país, justamente como consecuen- También por el presidente Julio A. Roca que se basó en
cia de las vinculaciones de la economía nacional con él para su administración usando como lema las pala-
la europea. Si bien la depresión no afectó por igual a bras “Paz y administración”.
todas las ramas de la economía nacional fue generando El primero que expuso científicamente la doctri-
en los años subsiguientes serios problemas. na de la transformación biológica fue el francés Juan
El presupuesto nacional exhibía un abultado déficit Bautista Lamarck, sin embargo correspondió a Char-
y para ordenar las finanzas Avellaneda decidió trazar les Darwin el honor de sistematizar en forma comple-
un plan destinado a equilibrarlo, entre otras cosas dis- ta la teoría evolucionista, que se puede resumir en dos
puso disminuir la deuda flotante y conservar el crédito principios, “la lucha por la existencia” y la “lucha por
externo, rebajar en un 15 por ciento los sueldos de los la adaptación al medio”, lo que da como resultado la
empleados de la administración pública y dar de baja a supervivencia del más apto, empalmando con la selec-
otros tantos. Merced a las fuertes economías la deuda ción natural y la selección sexual.
pública pudo pagarse y la crisis económica cedió rápi- Estos principios fueron llevados al campo social
damente. por autores como Herbert Spencer, que transvasa a la
En 1874 una nueva unidad monetaria fue estable- Sociología el concepto darwiniano de la evolución, sin
cida: el peso fuerte que, en un prolongado proceso fue embargo lo que diferencia al positivismo evolucionista
reemplazando a los patacones, a los pesos bolivianos y particulariza su razonamiento es su ley del progreso
y a las pesetas chilenas que circulaban por el país. La comprendido como un hecho universal. El desarrollo
educación popular, la sanción de una ley de inmigra- de la vida, de la sociedad, de la cultura, de la industria
ción, los principios republicanos, entre otras cosas, es- y el comercio eran considerados por Spencer como un
tuvieron también entre los temas de su máxima preocu- hecho evolutivo en permanente desarrollo que descri-
pación. Con su gobierno se cierra el ciclo de las llama- bía una curva de lo simple a lo complejo. Treinta años
das presidencias organizativas preparándose el camino pasaron entre la publicación de la obra de Comte en
para la llegada de Julio A. Roca. 1837 y la de Spencer, en 1860.
En síntesis, Avellaneda estuvo comprometido con el El positivismo hizo irrupción en la Argentina hacia
proyecto de país que establecía la constitución de 1853 1870, acompañando la expansión capitalista europea,
y su mérito radica en saber instrumentar los medios el crecimiento de los ferrocarriles, la llegada de los in-
para ejecutarlo. migrantes, la difusión de los empréstitos, el desarrollo
de las importaciones y el capital financiero, apoyado
La generación de 1880 y las corrientes en la gran difusión que alcanzaron las obras de Spen-
ideológicas influyentes cer, Comte, y Haeckel cuyos planteos ideológicos se
entremezclan y unifican con el ideal liberal que deten-
taban los hombres que llevaron adelante el proceso de
El movimiento positivista se basa en las ideas ex-
consolidación de la organización del estado y la uni-
puestas por el filósofo Augusto Comte, autor del Cur-
dad nacional, y formaba parte de las ideas rectoras que
so de Filosofía Positiva que parte del pensamiento de
alentaban Mitre, Sarmiento, Avellaneda y Roca.
Saint Simón, un socialista utópico, elaborando a partir
de allí su positivismo social, pero sin desprenderse del En esta etapa ambos sistemas de pensamiento, li-
todo de la corriente romántica en la que se había for- beralismo y positivismo, tendieron a amalgamarse en
mado. Comte procuró desarrollar un sistema de ideas el sector gobernante, y se creía que las leyes naturales
generales entre las que expresa la ley de los tres esta- provenientes de la física Newtoniana y la teoría evolu-
dos sucesivos, el teológico, el metafísico y el positivo, cionista de Darwin, no sólo tenían vigencia en la órbita
concebida sobre la base de la experiencia histórica y a de la naturaleza, sino también en lo social, tal como lo
propugnaba Spencer en su obra El hombre contra el
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 77

Estado. cultural del país. Miguel Cané y Aristóbulo del Valle


Para ellos el estado industrial e individualista sería dirigieron El Nacional luego de haber sido conducido
la forma más elevada de la evolución, la fase superior, por Sarmiento. Joaquín Castellanos, Adolfo Saldías y
que va de lo homogéneo e indeterminado (por ejemplo Francisco Barroetaveña publicaron El Argentino desde
la tribu) a la superior, en la que el trabajo tiende a la donde se defendían las ideas radicales y las posturas
especialización. Por lo general pertenecían a sectores del catolicismo fueron difundidas por Pedro Goyena,
privilegiados, para los que el laisser fair constituía el José Manuel Estrada, Miguel Navarro Viola, Tristán
epítome teórico en sus ambiciones para la conquista del Achával Rodríguez, Santiago Estrada y Emilio Lamar-
progreso, la riqueza y la modernización de la Nación. ca desde las páginas de La Unión.
Los dirigentes de esta generación buscaron crear la
imagen de una Argentina próspera y feliz, poseedora de
incalculables riquezas, segura de sí misma, encarrilada “Paz y administración”: premisas de la 1ª
en las vías del progreso, pacificada, abierta y generosa presidencia de Roca
para todos los hombres del mundo que quisieran ha-
bitarla, libre de ataduras con el pasado, atisbando un El Partido Autonomista Nacional [P.A.N.], la fuerza
venturoso porvenir. Esta imagen a poco de explorar, se política surgida de la conciliación, junto con la Liga de
desdecía profundamente con una realidad social en la Gobernadores logró imponer a Julio A. Roca como pre-
que el pragmatismo que caracterizaba al régimen, deja- sidente de la Nación. El mismo asumió el 12 de octubre
ba vía libre a los excesos de la venalidad, el fraude, la de ese año y a partir de entonces, su figura dominaría la
corrupción, y la miseria social. escena política reemplazando el viejo caudillismo por
Durante este período en que accedieron al gobierno un equilibrio donde las elites provinciales fueron au-
sectores de la dirigencia liberal laicista, se abandonó mentando su poder y expresando los intereses del sec-
definitivamente la concepción del Estado en la que éste tor vinculado al comercio exterior y a la banca.
aparecía íntimamente vinculado a la Iglesia, con la que Por otra parte, ese año ´80 marca el fin de la campaña
compartía, o en la que había delegado importantes fun- del Desierto y Buenos Aires se convirtió en la capital de
ciones sociales. la Nación, dos hitos que le posibilitarían al nuevo man-
La secularización consistió en la transferencia a la datario efectuar una administración activa y de los que
órbita estatal de las funciones de control social que es- se jactó en cuanta oportunidad pudo. Por ejemplo, en
taban a cargo de la Iglesia, la educación [Ley de Edu- 1883 al inaugurar las sesiones del Congreso, reconoció:
cación Común 1884], el registro de las personas y la “Han desaparecido los indios bravíos, sin peligro algu-
legalización de los matrimonios, que se ligaron en el no de que puedan volver, de los vastos escenarios de la
caso de los cementerios con los conceptos de higiene/ Pampa y la Patagonia, para dar lugar de hoy en adelante
salubridad [Ley de Registro Civil 1888]. Entre los re- a otras luchas más útiles y provechosa a la civilización”.
presentantes de la generación del ‘80 podemos mencio- Sin embargo, durante su mandato Roca debió en-
nar entre otros a los escritores, Car- frentar otras tensiones, como las
los Octavio Bunge, Eduardo Wilde, luchas entre las oligarquías loca-
José María Ramos Mejía, José Her- les pero, gracias a que los gran-
nández, Eugenio Cambaceres, Julián des intereses en juego estaban por
Martel. encima de esas tensiones y a que
Aparecieron en estos años diver- la nueva fuerza política estaba
sos periódicos que tomaban posición basada en las relaciones de amis-
y polemizaban sobre los problemas tad o parentesco, el Zorro pudo
políticos y culturales del país. José dominar la escena política de la
Miró escribía en La Nación y allí Argentina desde 1880 a 1912.
publicó en entregas su novela La La base ideológica de esa elite
Bolsa bajo el seudónimo de Julián que dominaría la política nacio-
Martel, en la que describía facetas de nal era el liberalismo, sin embar-
la vida económica y social de la épo- go las estrategias que utilizaron
ca. Carlos Pellegrini, Roque Sáenz para perpetuarse en el poder fue-
Peña, Lucio V. López y Paul Grous- ron el fraude electoral y, en algu-
sac integraban parte de la redacción nos casos, la violencia. Además,
del periódico Sud América que pro- según señalamos, el positivismo
pugnaba las ideas liberales, teniendo filosófico y el darwinismo social
además cada uno de ellos intenso les sirvieron para fundamentar
protagonismo en la vida política y
78 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

de ordenar la vida de las dos universidades nacionales


existentes habida cuenta que las relaciones con el Esta-
do habían sido bastante precarias. Hasta ese momento
las únicas disposiciones legislativas relativas al tema
que pasaba por el Congreso de la Nación era la Ley
de Presupuesto aun cuando la constitución nacional es-
tablecía que era éste quien debía dictar los planes de
instrucción general y universitaria (Art.67, inc.16.)
En 1883 el gobierno nacional intentó organizar las
casas de altos estudios dictando un Estatuto Proviso-
rio que las regiría hasta que se sancionara el proyecto
de ley universitaria que presentó Avellaneda al Sena-
do, el 10 de mayo de ese mismo año. En esa ocasión,
éste señaló la precariedad de las relaciones entre esas
instituciones y los poderes públicos con las siguientes
Caricatura de El Mosquito sobre recolección de firmas para los pe- palabras:
titorios católicos
La vida de nuestras universidades es hasta hoy,
incierta, precaria, sobre todo en lo que se refiere a
sus prejuicios sobre el predominio de la raza blanca. sus relaciones con los poderes públicos porque hasta
Paz y administración será el lema de la administra- ahora a pesar de los esfuerzos no se ha formulado
ción roquista que realizó una intensa actividad legis- una ley con carácter permanente, estable.... Un
lativa que se vio reflejada en la sanción de numerosas reglamento universitario lo comprende todo,
leyes entre las que se cuentan la ley de Registro Civil comprende hasta los detalles más íntimos, hasta los
pormenores más subalternos y puede decirse que no
de las Personas; la ley Orgánica de Tribunales y la de
es conveniente dar a estos pormenores y detalles el
Territorios Nacionales. Por esta última se incorporaron carácter, la eficacia y la vitalidad de una ley, porque
importantes regiones, base de las futuras provincias eso importaría lo mismo que envolver la vida de la
de Misiones, Chaco, Formosa, La Pampa, Neuquén, Universidad dentro de una red que no se puede ni
Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. romper ni violar, porque se impone la autoridad de
En abril de 1882 tuvo lugar el Congreso Pedagógi- la ley.(Escritos y discursos, T. IX, Buenos Aires,
co donde se discutió acaloradamente sobre el problema Compañía Sudamericana de Billetes de Banco, 1910,
educativo. Se decidió no incluir el tema de la enseñan- pp.-374-378).
za religiosa en vista de la tensión existente entre los
sectores liberales laicistas y católicos. Sin embargo el El 25 de junio de 1885 después de un largo deba-
mismo estuvo presente en publicaciones y manifiestos, te donde se hizo hincapié en el tema de la autonomía
lo que ocasionó el retiro de las deliberaciones de Es- y en el margen de independencia que debían tener las
trada, Goyena, Van Gelderen y otros voceros católicos universidades, se sancionó la ley 1597, conocida como
como un acto de protesta. No obstante dicho Congreso Ley Avellaneda. En esa ocasión se llegó a la conclusión
fue un valioso antecedente de la ley 1420 - sancionada
en 1884 - que disponía la obligatoriedad de la instruc-
ción primaria, la que debía ser gratuita, gradual y de
acuerdo a los preceptos de higiene.
Además, en esta etapa, se creó el Banco Hipotecario
Nacional y se comenzó a construir el puerto de Buenos
Aires, a la vez que se aprobaba el Código Penal y el de
Minería.

La primera ley de universidades nacionales

Al nacionalizarse la Universidad de Buenos Aires


Nicolás Avellaneda, fue designado rector y, al año si-
guiente, elegido senador por la provincia de Tucumán.
Desde hacía tiempo estaba convencido de la necesidad
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 79

que era evidente que las dos existentes vivían del era- ron en el Congreso intentando derogarla pero no pros-
rio público, en consecuencia como sostuvo, entre otros, peraron.
el ministro de Instrucción Pública E. Wilde, no podían
invocar todavía su independencia. Pero Avellaneda es-
taba convencido que la universidad necesitaba autono- Un cordobés al frente del ejecutivo nacional:
mía e independencia para desarrollar su labor científica
Miguel Juárez Celman
y académica.
En líneas generales, la ley delineó la organización
Poco antes que Roca asumiera a la presidencia de
universitaria nacional para los años subsiguientes, or-
la Nación, su cuñado, Miguel Juárez Celman lo hacía a
ganizando la estructura de gobierno y su administra-
la gobernación de la provincia de Córdoba ante la ale-
ción interna, autorizó a cada casa de estudios darse su
gría de los sectores jóvenes y reformadores y el temor
propio Estatuto. En consecuencia, su suerte dependería
y desagrado de los elementos más conservadores de la
de la responsabilidad en el actuar que demostraran sus
sociedad que vieron al nuevo gobernante imbuido de
claustros. Dispuso que las mismas fuesen gobernadas
ideas en las que no era posible confiar. Sin embargo, sus
por un rector, elegido cada cuatro años por la asamblea
tendencias modernistas le servirían, entre otras cosas,
universitaria, que podía ser reelecto y por un Consejo
para cambiarle la cara a la ciudad, instalar el sistema de
Universitario que conformaba éste junto a los decanos
aguas corrientes y el alumbrado a gas, crear el Registro
de las Facultades y dos delegados que éstas designasen
Civil, primero en la República, y enterrar a los muer-
y cuya misión era resolver las cuestiones contenciosas
tos en el cementerio civil. Obras que fueron duramente
que hubiesen fallado las Facultades, además de formu-
criticadas por muchos de sus contemporáneos. No obs-
lar el presupuesto y dictar los reglamentos necesarios
tante, su accionar le permitió aspirar a suceder a Roca
para el régimen de estudios y disciplina general. Si
en la presidencia de la Nación. Acompañado de Carlos
bien posibilitó que las Facultades redactaran sus pro-
Pellegrini recibía un país en orden y aparentemente go-
pios reglamentos, reformaran sus planes de estudios y
zando de gran prosperidad y progreso, lo que le posi-
certificaran exámenes, sólo la Universidad era la encar-
bilitó emprender también a nivel nacional importantes
gada de otorgar los títulos o reválidas.
obras públicas, las que cambiaron la fisonomía colonial
La independencia de una universidad se manifesta- de la ciudad de Buenos Aires transformándola en una
ba en la selección de su personal, condición esencial metrópoli moderna con un importante puerto a través
de la autonomía institucional. Avellaneda sostuvo que del cual comenzarían a exportar significativas cantida-
dichos cargos debían proveerse por concursos pero el des de cereales, a la vez que serviría para recibir los
ministro Wilde opinaba lo contrario, pues a su criterio, miles de inmigrantes europeos que llegaban en busca
los exámenes a veces estaban inmersos en las preferen- de mejores horizontes.
cias o pasiones de los jurados. Fundamentó su posición
En lo atinente a las relaciones exteriores Juárez Cel-
diciendo que las universidades europeas habían aboli-
man solucionó problemas de límites en la Puna de Ata-
do ese sistema porque la vida de un buen profesor se
cama y en Misiones. Pero, simultáneamente, en sus
basaba en un concurso continuo.
tres primeros años de gobierno debió sufrir ataques pro-
En síntesis, la precaria autonomía de las universida- venientes de diversos sectores. Los católicos lo recha-
des se vio reducida en los años subsiguientes en varios zaban porque lo veían como un personaje anticlerical,
sentidos pues la nueva legislación propició una fuerte los mitristas lo acusaban de intervenir las provincias de
dependencia con el poder ejecutivo nacional respecto a Tucumán y Córdoba, la juventud porteña lo criticaba
la elección del rector y de los profesores titulares quie- por rodearse de un círculo de obsecuentes y los econo-
nes eran elegidos por éste de una terna que conformaba mistas y financistas le echaban la culpa de la incipiente
el Consejo Superior y cada Consejo Directivo de las crisis económica. Todo esto coadyuvó para que Juárez
respectivas Facultades toda vez que fuera necesario cu- Celman tuviera que enfrentar una revolución cívico-
brir un cargo. Por estas razones la ley rápidamente fue militar que estallaría el 26 de julio de 1890 en Buenos
cuestionada. Uno de sus críticos más severos fue Julio Aires, según veremos seguidamente, lo que ocasionó
V. González quien pronunció duros conceptos contra su renuncia y su reemplazo por Carlos Pellegrini.
su autor al decir que en “su iniciativa no brillaron sus
grandes dotes de estadista sino el de jefe de una repar-
tición pública que velaba por su buen funcionamiento”.
El mal de este acto legislativo -sostenía el crítico- es- Las revoluciones radicales de 1890, 1893 y 1905
taba en haber dictado, con el mero propósito de orga-
nizar un departamento del Estado, una ley dirigida por Hasta la última década del siglo XIX el roquismo
gravitación de los hechos a solucionar un fundamental fue el sector más politizado. Más tarde los sectores ur-
problema institucional. Varios proyectos se introduje- banos, configurados por la clase media, comenzaron
80 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

a interesarse por la cues- nunca atado al mitrismo y al


tión y pronto pugnarán por roquismo.
romper ese esquema. Entre Simultáneamente, gru-
ellos se contaban los jóve- pos marxistas y otros enro-
nes universitarios que de- lados en la corriente socia-
seaban organizar un nuevo lista reformista de E. Berns-
país donde desapareciese tein comenzaron a divulgar
el gobierno autoritario, la las nuevas ideas y a hablar
corrupción generalizada y de la necesidad de derrocar
se ejerciera el derecho del el régimen capitalista me-
sufragio sin intimidación y diante una revolución donde
sin fraude. La lucha contra intervendría el proletaria-
lo que Hipólito Yrigoyen do organizado. En 1896 se
caracterizaría como El Ré- fundó el Partido Socialista
gimen estaba planteada. siguiendo el modelo de los
Esa juventud independiente europeos, con el propósito
constituyó, en septiembre de defender a la naciente
de 1889, un centro político clase obrera. Su programa
denominado Unión Cívica propiciaba en lo político,
de la Juventud. entre otras cosas, el sufragio
Al año siguiente y en universal, sin distinción de
momentos en que el país se sexos, con representación
debatía en una seria crisis de las minorías, la autono-
económica, que desvalorizó mía municipal, la separa-
el papel moneda respecto al ción de la Iglesia del Estado
oro, se produciría un cam- y la supresión del ejército
bio de dirección y la Unión permanente. Su caudal estu-
Cívica de la Juventud se vo en el sector medio urba-
transformaba en Unión Cívica Radical; partido confor- no y en los trabajadores extranjeros quienes intentarán
mado por hombres de diferentes ideologías cuya idea expresarse a través de una participación en las urnas;
central era reparar “los males que el Régimen había no obstante, a veces, algunos grupos más radicales y
engendrado”. Era un avance importante no sólo por- menos respetuosos del orden político, utilizarán el
que aparecía un partido político estructurado sino por anarquismo como un medio para conseguir cambios.
la participación de los sectores populares, conformados El 1 de julio del mismo año, el máximo dirigen-
por la clase media nativa. te radical, Leandro N. Alem se suicidó, razón por la
Pronto el partido radical se convirtió en una de las que el Comité Nacional fue presidido por Bernardo de
fuerzas más hostiles del gobierno y ello coadyuvó para Irigoyen, quien propiciará acuerdos con el adversario
que, como dijimos en julio de 1890, participara en lo Partido Autonomista Nacional. Contra ese plan, desde
que se conoce como la Revolución del Parque. Leandro su reducto del Comité de la Provincia de Buenos Aires,
N. Alem e Hipólito Yrigoyen participaron en ella. se alzará Hipólito Yrigoyen y habida cuenta las dife-
La revolución fue rápidamente sofocada aunque rencias existentes entre ambos, resolverá la disolución
ello no impediría que la Unión Cívica siguiese su mar- del radicalismo en esa jurisdicción. Su actitud hirió de
cha y, por el contrario, estuviese dispuesta a convertirse muerte el acuerdo de Las Paralelas pero, a su vez, per-
en un partido con trayectoria nacional. Por tal razón, las mitió la consolidación de la candidatura de Roca para
provincias fueron invitadas a fundar centros políticos la presidencia de la Nación con toda facilidad. En efec-
similares con el objeto de combatir a Roca y su partido. to, en 1898 éste accedía por segunda vez a la primera
En 1893, durante la presidencia de Luis Sáenz Peña el magistratura. Para entonces se había superado la crisis
radicalismo volvió a elegir el camino revolucionario. económica y sofocados los movimientos radicales de
Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, San Luis y otras 1890 y 1893, coincidentemente el país experimentaba
provincias vieron sucederse alzamientos que fueron un momento de prosperidad y un gran crecimiento eco-
sofocados rápidamente. A su vez, el entonces ministro nómico lo que se traducía en un significativo aumen-
del interior, Quintana, intervino las provincias donde se to del comercio exterior y en la recepción de grandes
produjeron los motines con el fin de asegurar las situa- flujos de capitales y mano de obra europea; además,
ciones preexistentes. Pero si bien el gobierno de Sáenz había paz interna y las relaciones internacionales eran
Peña salió fortalecido de esta situación quedó más que buenas.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 81

Sin embargo, ese irrefrenable proceso de creci- abstención, la intransigencia y la revolución fueron los
miento económico favoreció un escenario geográfico métodos utilizados por este novel partido. Cabría pre-
limitado y adecuado a las tareas agrícolas ganaderas: guntarnos por qué decidió utilizar esos mecanismos. Y
la Pampa Húmeda. En ella las transformaciones fue- la respuesta la encontramos años más tarde, en un tele-
ron notables y, a medida que crecían sus posibilidades, grama que Yrigoyen dirigiera en 1912 al presidente de
otras regiones que antaño ostentaron industrias artesa- la Juventud Nacionalista de Montevideo, donde expli-
nales, comenzaron una lenta pero inexorable decaden- caba su postura.
cia. En definitiva, esos años fueron importantes pues se Revolucionarios y abstencionistas se nos ha llama-
fue delineando la Argentina moderna. do por los prejuicios interesados e incapaces. Esa es,
Pero ese progreso material no estaba acorde con las precisamente, la expresión cierta e integral del concep-
prácticas electorales; inconveniente que fue reconoci- to que hemos tremolado como la imposición más su-
do, años más tarde, por el doctor Carlos Pellegrini en prema de nuestros deberes.
un discurso que pronunció en el Senado de la Nación, En ese contexto histórico llegamos a los primeros
el 20 de diciembre de 1902, cuando debía elegirse el años del siglo XX. Fue entonces cuando el máximo di-
sucesor de Roca. Entonces hizo referencia al progreso rigente del partido radical, Hipólito Yrigoyen, volvió
económico del país pero, señaló el enorme retroceso a pensar que la solución para terminar con los males
político que había, al punto que hizo notar que el no- políticos era la revolución. ¿Porqué una solución así?
venta por ciento de los registros electorales La respuesta es simple: cansancio ante el Régimen.
Ese motín que estallará en varias provincias en fe-
“se hacen el día antes de la elección, en que los brero de 1905 fue rápidamente sofocado y si bien ce-
círculos o sus agentes hacen sus arreglos, asignan rrará el ciclo de las revoluciones radicales iniciadas en
el número de votos, designan los elegidos, todo sin 1890 abrirá, definitivamente, el camino para conseguir
perjuicio de modificarlos y rehacerlos después de la sanción de la Ley Sáenz Peña.
la elección, si resulta que en alguna forma se han
equivocado los cálculos o modificado los propósitos”.

También, en esa oportunidad se preguntó quien se- La Ley Sáenz Peña permite la ampliación de la
ría el que iba a suceder a Roca o en verdad ¿a quién ele- ciudadanía
girá éste para sucederle? A lo que añadió “ya no hay en
la República, ni principios, ni pasiones, ni entusiasmo”. Roque Sáenz Peña, acompañado del salteño Victo-
Para él, el porvenir exigía de un organismo sano y fuer- rino de la Plaza, asumió la presidencia de la Nación el
te y de un gobierno surgido 12 de octubre de 1910. Llegaba
de la mayoría. a la primera magistratura sos-
Lógicamente distintos tenido por la Unión Nacional,
serían los argumentos que una fuerza constituida a tal fin
esgrimiría Julio A. Roca al e integrada por grupos políti-
respecto cuando, en su úl- cos heterodoxos, excluidos los
timo mensaje al Congreso, mitristas. A pesar de poseer una
señaló que dentro de pocos seria enfermedad que lo llevó a
meses trasmitiría el mandato cumplir la mitad de su manda-
en un ambiente de tranquili- to hasta su muerte acaecida en
dad y en la forma prescrita 1914, la vida política le debe a
por la Constitución y que Sáenz Peña la sanción de la ley
pronto volvería a la “vida del sufragio, tema que planteó
privada, seguro de no haber en el mensaje de aceptación a
faltado a sus deberes a sa- su candidatura cuando, entre
biendas y de no haber abu- otras cosas, declaró que se ha-
sado jamás del triunfo ni de bían acabado los personalismos
haberse guiado por móviles y que ofrecería a todos los par-
que no fuesen dignos”. tidos políticos caminos legales
Entretanto, el radicalis- e igualdad de oportunidades
mo había resuelto volver a para el desempeño del poder.
adoptar una actitud ya co- Hemos hecho referencia an-
nocida, la de la abstención. teriormente que en el país se
Por más de una década la vivía una apatía política gene-
82 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

ralizada, producto sin duda de las prácticas corruptas y estableció la comunicación por cable con Europa, en
de la escasa participación del ciudadano común en los 1881 se instaló la primera compañía de teléfonos y en
actos comiciales. El voto hasta entonces era voluntario, los últimos veinte años del siglo XIX la electricidad,
cantado y a lista completa, lo que favorecía el fraude. aunque su utilización fue limitada hasta entrado el siglo
La violencia no estaba exenta de las prácticas comicia- XX. Cada provincia introdujo estas novedades por su
les. Recordemos que el escenario político para sufragar cuenta, las que trastocarían la vida y costumbres de sus
era en los atrios de una iglesia o en la plaza principal. habitantes; pero la gran revolución estaría marcada por
Todo se resolvía rápidamente y a veces se producían lo que la electricidad significó en el sector económico y
hechos de violencia. que podía medirse tanto por la producción de las fábri-
Pero tres iniciativas del poder ejecutivo modificarán cas como por las nuevas modalidades de las pequeñas
la situación. En diciembre de 1910 se levantó un nuevo empresas, tales como las metalúrgicas, las de la made-
padrón electoral sobre la base del enrolamiento militar ra, las del papel o las del cuero, entre otras.
y para efectuar el enrolamiento se dispuso utilizar una Concomitantemente cambiaron las costumbres. Del
libreta para tal fin; ambas medidas estarían controladas recato se pasó a la ostentación y al lujo, tanto en el in-
por la justicia federal. La tercera iniciativa fue la ley terior de las casas como en los negocios y en la calle.
8871, conocida como ley Sáenz Peña, sancionada el 13 Enormes edificios llenos de detalles afrancesados se
de febrero de 1912. Ante su sanción muchos fueron los construyeron en las principales ciudades capitales de
que expresaron sus dudas respecto a su aplicación debi- provincias.
do a la alta tasa de analfabetismo, mientras las fuerzas Este progreso no significó que el clima social fuese
políticas tradicionales mostraron su contrariedad y au- tranquilo, por el contrario había motivos más que sufi-
mentaron su oposición al presidente, pero Roque Sáenz cientes para que se suscitasen serios conflictos. La lle-
Peña no cejó en su empeño, pues estaba convencido gada de inmigrantes europeos con tendencias anarquis-
que la ley obligaría a acelerar la solución de ese pro- tas y socialistas hacía temer a un sector conservador de
blema. la sociedad; mientras -otros más optimistas- señalaban
La obligatoriedad del voto, el carácter secreto e in- desde las páginas de los periódicos que en el país no
dividual del mismo, el sistema de lista incompleta por tendrían futuro.
el cual la mayoría lograría los dos tercios de los cargos Aquí no hay oprimidos, sino hombres, no hay
y la minoría el tercio restante y las innovaciones desti- burguesía que aplaste al obrero con sus capitales,
nadas a mejorar el engranaje electoral posibilitaron un sino una media clase que trabaja para sí y al mismo
cambio fundamental en el régimen político argentino. tiempo para todos.... [La Patria y La Nación, agosto
A partir de entonces, la ciudadanía salió de su tradicio- de 1897].
nal apatía y los partidos políticos se reorganizaron. La
ley definió al ciudadano y fue el punto de partida para
la construcción de la ciudadanía política. Todo ello per- Disturbios e inquietudes gremiales a fines del
mitió que, en 1916, el radicalismo llegara finalmente al siglo XIX
poder.
En las últimas décadas del siglo XIX, la República
Las luchas de los trabajadores urbanos y rurales vivió numerosos disturbios y movimientos gremiales.
Los inicios de las luchas obreras argentinas se ubican
Los últimos años del siglo XIX se corresponden con en la década de 1870 y los objetivos de los primeros
una gran expansión del capitalismo monopolista y con conflictos fueron: mejoras de salarios y de las condi-
la plenitud del imperialismo europeo. La constitución ciones de trabajo y la sanción de leyes laborales protec-
de numerosas empresas tiene, por lo tanto, relación con toras. En 1882 un grupo de obreros alemanes fundó en
dicho proceso y con sus formas económicas que ex- Buenos Aires el Club Worwärts, de orientación marxis-
plican el interés de distintos grupos financieros en la ta que publicaba El Obrero. Ocho años después el Club
inversión de capitales, en la explotación de los recursos propiciaba una reunión de los círculos obreros con el
naturales con el fin de obtener materias primas para sus fin de celebrar el 1 de mayo. Este acto demostró, por un
industrias, en el aprovechamiento de la mano de obra lado, la orientación marxista de los dirigentes obreros
barata y en la supervisión del comercio. y, por otro lado, la formación de la Federación de los
¿De qué manera incidió esto en la sociedad argen- Trabajadores de la Región Argentina, que dejó de exis-
tina? Con el asentamiento de los extranjeros que arri- tir dos años después. Otras colectividades extranjeras
baron al país en tiempos de la inmigración masiva la formaron sus propias asociaciones y llegaron a redactar
ciudad de Buenos Aires creció desmesuradamente. En sus periódicos en el idioma del país de origen tal Les
1868 apareció la primera línea de tranvías, en 1875 se Egaux, de los franceses; Fascio dei Lavoratori de los
italianos o la Agrupación Socialista de los españoles.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 83

El 15 de mayo de 1891 el papa León XIII dio a co- 1912.


nocer la encíclica Rerum Novarum, donde examinaba La base social del radicalismo era bien amplia y es-
la cuestión social propugnando la intervención del Es- taba conformada por la clase media urbana, burgueses,
tado para protección de los obreros, a la vez que re- terratenientes, hijos de inmigrantes enriquecidos y tra-
comendaba la incorporación de los católicos al movi- bajadores urbanos.
miento social y la formación de sindicatos cristianos. La situación nacional permitía vislumbrar algunas
En respuesta a tal idea, el Padre Grote fundó en Bue- dificultades en el orden económico y social debido a las
nos Aires el 2 de febrero de 1892 el primer Círculo de consecuencias del estallido de la Primera Guerra Mun-
Obreros cuya finalidad era, entre otras cosas, propiciar dial en 1914. Acontecimiento que incidió para que el
el socorro mutuo en caso de enfermedad, fundación de país se dividiera en aliadófilos y germanófilos al punto
escuelas para los hijos de los asociados, clases noctur- que, en 1917, se produjeron mítines y luchas calleje-
nas para los adultos, creación de agencias de trabajo y ras por ese motivo. La prensa, en su mayoría, estuvo a
celebración de congresos con el objetivo de resolver favor de los primeros, con excepción de La Unión que
puntos de interés común. Poco a poco los Círculos fue- era portavoz de los poderosos grupos alemanes.
ron teniendo gran trascendencia y alentaron la forma- Yrigoyen no cedió ante las presiones -tanto inter-
ción de sindicatos de orientación católica. nas como externas- que pretendían torcer la neutrali-
En la vereda del frente el sector obrero del puerto dad argentina. Se lo acusó en su momento de tener una
de Buenos Aires estaba dominado por los anarquistas a actitud hostil hacia los Estados Unidos y de practicar
través de FORA. una política aislacionista. Nada más erróneo y ello par-
Entretanto ¿qué ocurría en la campaña? Gran parte ticularmente quedó demostrado cuando decidió partici-
de los moradores de las colonias de Santa Fe en 1891 par de la constitución de la Sociedad de las Naciones,
adhirió a la Unión Cívica, más no lo hicieron sólo por institución creada para imponer la paz al finalizar el
consustanciarse con los principios de ese nuevo partido conflicto bélico. No obstante, antes de entrar a partici-
sino porque estaban indignados con el gobierno pro- par como miembro pleno, Argentina exigió una serie de
vincial y su política tributaria. Hubo entonces enfren- enmiendas a ese pacto que consistían en:
tamientos, colonos armados y solicitud de supresión de 1. La admisión de todos los estados independientes re-
los impuestos y de derecho a participar en el manejo de conocidos como tales por la comunidad internacio-
la comuna. Los tumultos se repitieron en 1892 y 1893 nal.
con motivo de la revolución de los radicales, pero des- 2. La elección democrática y la rotación del Consejo
pués de la derrota de dicho movimiento político volvió
3. Una Corte de Justicia internacional con jurisdicción
la apatía y la indiferencia en la pampa argentina.
obligatoria.
Aquellos problemas habían sido un chispazo tras
El artífice de esas proposiciones fue Yrigoyen y su
lo cual los inmigrantes sólo se preocuparon por lo que
fiel representante en Europa el canciller Honorio Pue-
acontecía allende el mar, lo de aquí era cuestión de los
yrredón. La negativa de las grandes potencias euro-
criollos.
peas, vencedoras en el conflicto bélico, a tratar tales
Pero, al finalizar el siglo XIX, volvieron a producir- enmiendas llevó, el 6 de diciembre de 1920, a que Yri-
se otros choques entre terratenientes e inmigrantes en el goyen decidiera retirar la misión argentina de la prime-
sur de la provincia de Buenos Aires por el tema de los ra asamblea realizada en Ginebra. Es que de acuerdo
altos arrendamientos y las dificultades que los colonos con la posición de neutralidad y el respeto al principio
tenían para adquirir la tierra que trabajaban. Es que los de autodeterminación de los pueblos, sólo concebía el
chacareros afectados por el sistema de arrendamiento o funcionamiento de una Sociedad de las Naciones don-
mediería tomaron conciencia activa de la precariedad de se velara por la paz, sobre la base de la igualdad y la
de su situación y se movilizaron en demanda de modi- solidaridad, de todos los países que formaran parte de
ficaciones substanciales en sus formas laborales. ella. El tiempo le daría la razón.
Durante su gestión se sancionaron varias leyes que
mejoraron la condición de los trabajadores; sin em-
Los gobiernos radicales bargo, Yrigoyen no pudo evitar que ocurrieron varios
conflictos sociales: en 1917 hubo varias huelgas des-
El primer gobierno de Yrigoyen tacándose entre ellas la de los frigoríficos y la de los
petroleros; en enero de 1919 el levantamiento en Bue-
El 12 de octubre de 1916 Hipólito Yrigoyen, acom- nos Aires de los obreros de los talleres metalúrgicos
pañado por Pelagio Luna, asumió la presidencia de la Vasena, terminó en un enfrentamiento que duró varios
Nación. Había sido elegido por el voto secreto, univer- días y con varios muertos y, en 1921-22, la huelga en
sal y obligatorio según lo disponía la ley electoral de Santa Cruz que también fue reprimida severamente, se-
84 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

gún veremos en detalle en el capítulo siguiente. Poco


hizo el ejecutivo por aclarar los hechos y por esto fue
criticado. De todos modos y a manera de síntesis po-
demos decir que a lo largo de sus seis años en el poder
la U.C.R. consolidó su imagen política nacional y el
presidente impuso su personalidad y estilo bien parco
dentro y fuera del partido.

La presidencia de Alvear: otro estilo de gobierno

Su sucesor sería otro radical: Marcelo Torcuato de


Alvear, miembro de una familia aristocrática, pero vin-
culado al partido desde los lejanos días de la revolución
del ‘90 quien estaría acompañado por Elpidio Gonzá-
lez.
Asumió el 12 de octubre de 1922 con el visto bueno
de los radicales que pensaban era el hombre de Yrigo-
yen y de los conservadores quienes veían en sus ante-
cedentes un reaseguro para sus propios intereses. Nadie
dudaba que, como buen demócrata que era, supiera
conducir a la Nación por los carriles constitucionales y
sobre bases liberales.
Con el tiempo se hizo evidente dentro del radicalis-
mo una puja entre los yrigoyenistas o personalistas y
los alvearistas o antipersonalistas. Esas diferencias hi-
cieron crisis en varias oportunidades y ellas hacían pre-
sagiar desequilibrios graves que harían tambalear años
después el edificio de la República y las bases mismas
de su estructura económica.

Durante la década de 1920 la Argentina fue el país que


contaba con mayor extensión de líneas férreas: 36.000
kilómetros. En esta etapa se produjo la última etapa del
tendido de rieles, la mayoría de propiedad de empresas
británicas.

De todos modos el gobierno de Alvear se caracte-


rizó por ser uno de los más prósperos y pacíficos en la
vida de la Nación. Los efectos de la primera posguerra
daban a la Argentina un aspecto de país en crecimiento
y quienes visitaban Buenos Aires no podían dejar de
sorprenderse por su intensa vida cultural y actividad
económica. La Capital de la República concentraba la
suma del poder político como las inversiones y los más
altos niveles de vida, educación y salud. Al finalizar su
mandato había 61.000 fábricas que contaban con alre-
dedor de 600.000 obreros. El año 1928 marco el punto
más alto de prosperidad argentina con exportaciones
por 200.000.000 de libras oro, dos veces más de lo ex-
portado en 1913.
Sin embargo, por debajo se podían detectar algunas
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 85

situaciones que, sin ser graves, preanunciaban lo que


En 1907 comenzaron las explotaciones de los yacimien- sobrevendría en la década siguiente. Había estanca-
tos en Comodoro Rivadavia y en 1928 en la Cámara de
miento demográfico, el estado sanitario era deplorable
Diputados se aprobó el proyecto de nacionalización del
y el aislamiento empobrecía a las provincias del inte-
mismo
rior. La desocupación era endémica y la actividad agro-
pecuaria no se modernizaba.
86 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

De laS HUELGAS ESTUDIANTILES Y OBRERAS a la ruptura del orden


democrático en 1930

Los reclamos estudiantiles al comenzar el si-


glo XX Esa actitud crítica también la adoptaron los jóve-
nes monserratenses quienes se resistían a cumplir con
Los primeros años del siglo XX hacían presagiar las tradiciones. En septiembre de 1910, la mayoría no
que sobrevendrían cambios de importancia para los es- asistió a las funciones religiosas en conmemoración a
tablecimientos educativos de nivel superior. El 22 de la virgen y, dos años después, tomaron una actitud más
febrero de 1907, por decreto, el Colegio Montserrat, combativa encabezando una huelga contra el rector,
conjuntamente con el de Buenos Aires y el de La Plata que fue apoyada por un grupo de universitarios. Por
fueron incorporados definitivamente a las Universida- esos días los jóvenes circularon por las calles de la ciu-
des Nacionales de sus respectivas jurisdicciones pasan- dad dando mueras al Colegio y a su rector e invitando
do a depender como parte integrante de ellas con su a los compañeros a sacudir el yugo que los oprimía. El
personal docente y administrativo, edificio, gabinetes y cuerpo de profesores apoyó las medidas adoptadas por
útiles de enseñanza. el rector para mantener el orden y el Consejo Superior
Simultáneamente los jóvenes estudiantes universi- Universitario, por su parte, hizo saber a los estudiantes
tarios de Córdoba comenzaban a abandonar su rol pa- de las respectivas Facultades que se consideraría una
sivo y reclamaban el derecho a ser protagonistas de la falta grave contra el orden de la Universidad cuando
vida estudiantil, así llegaron a solicitar la actualización los universitarios se relacionaran con los del Colegio
de contenidos programáticos y la necesidad de abrir el y muy especialmente se castigaría a los que incitaren
camino a nuevas corrientes de pensamiento. o cooperaran con sus huelgas o motines y otros actos
colectivos de indisciplina, con las penas reglamentarias
Permanentemente la prensa local se hizo eco de los
que incluía la expulsión de la Casa de Altos Estudios.
reclamos que señalaban la necesidad que la Casa de
Trejo volviera a ocupar el lugar y el brillo que había La comisión directiva del Centro de Estudiantes de
tenido en épocas pasadas. Es decir, la Universidad de- la Facultad de Derecho en una extensa nota firmada
mostraba que si bien existía una minoría que intentaba por Deodoro Roca ante la amenaza de expulsión de los
mantener un statu quo, había otro grupo que comenza- estudiantes que se solidarizaron con los hechos produ-
ba a expresar su disconformismo radical. Entre estos cidos en el Monserrat, manifestó su disconformidad
últimos se encontraban los jóvenes que se quejaban que y pidió dejar sin efecto la medida. De todos modos el
no tenían espacio donde comentar, analizar o criticar conflicto fue muriendo y la calma se restableció, pero
los acontecimientos de la época. Un lúcido estudiante fue por poco tiempo.
de esos años, Deodoro Roca, llegó a manifestar que la
Universidad era el espejo de la sociedad, por lo tanto
debía aspirarse antes que todo a desarrollar el espíritu La Reforma Universitaria
de investigación, el espíritu filosófico muerto en todos
los institutos oficiales de la cultura. A lo que agregó: Hacia la segunda década del siglo la Universidad
“No debe proclamarse, como se proclama en era un reflejo fiel de lo que ocurría en el resto del país.
tantas partes, la bancarrota de la Ciencia, sino del Ella respondía a la estructura política del momento
cientificismo. Sólo ella puede salvarnos de los males preparando los hombres que ejercerían las funciones
que nos circundan. Lo que hace falta es depurarla públicas y aceptarían los lineamientos de la elite diri-
y hacerla coherente: adaptarla a las necesidades gente.
totales de la civilización. En la Ciencia humanizada, Los jóvenes estudiantes universitarios desde hacía
pragmatizada, encuéntrase el remedio para todos los
tiempo venían percatándose que dicha institución debía
males1”.

1
El Drama Social de la Universidad, Editorial Universidad de Córdoba, SRL., 1968.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 87

El Manifiesto Liminar fue lanzado el 21 de junio de PRINCIPIOS DE LA REFORMA DE 1918


1918 y estaba dirigido a los hombres libres de Sudamé-
rica. En él los jóvenes señalaban que acababan de rom- • Autonomía y Gobierno compartido por docentes,
per la cadena que los ataba a viejos tiempos y definían • Estudiantes y graduados
con agudeza a la Universidad de Córdoba, descripción • Renovación de la Enseñanza
por otra parte que era posible de aplicar a otras casas de • Asistencia Libre a Clase
estudios del continente, tal como lo demuestra el párrafo • Docencia Libre
que sigue. • Cátedras Paralelas
Las universidades han sido hasta aquí el refugio secu- • Enseñanza Gratuita
lar de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hos- • Extensión Universitaria
pitalización segura de los inválidos y –lo que es peor
aún – el lugar en donde todas las formas de tiranizar Matienzo, uno de los redactores del Código Penal. Ello
y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara. no aquietó los ánimos estudiantiles y durante todo ese
Las universidades han llegado a ser así el fiel reflejo de año hubo malestar. La agitación volvió a recrudecer
estas sociedades decadentes que se empeñan en ofrecer
cuando, a mediados de junio fue electo para ocupar el
el triste espectáculo de una inmovilidad senil. Por eso
es que la ciencia frente a estas casas mudas y cerradas,
rectorado el Dr. Antonio Nores, a quien los estudiantes
pasa silenciosa o entra mutilada y grotesca al servicio veían como miembro del círculo que deseaban elimi-
burocrático. Cuando en un rapto fugaz abre sus puertas nar. El 18 se cerraron las puertas de la Universidad y se
a los altos espíritus es para arrepentirse luego y hacerles declaró la huelga con carácter nacional. El 22 arribó a
imposible la vida en su recinto. Córdoba el líder socialista Alfredo Palacios para asistir
a un acto estudiantil en la plaza Vélez Sarsfield, convo-
cada, entre otros, por Deodoro Roca autor del célebre
ser el espacio desde el que debían pergeñarse las gran- Manifiesto Liminar, y los dirigentes estudiantiles Enri-
des transformaciones y desde donde debía elaborarse que Barros, Gumersindo Sayago, Gregorio Bermann,
el pensamiento nacional. Uno de ellos, Deodoro Roca, Guillermo Ahumada, Ismael Bordabehere, Horacio
insistió que en esas severas casas de estudios debía la Valdés, Ceferino Garzón Maceda, Alberto Casella y
juventud encontrar las altas señales, desde aquí se debe Alfredo Brandan Caraffa.
poder mirar hacia todos los horizontes. Días más tarde se reunía el Primer Congreso Ge-
En diciembre de 1917 el entonces rector de la Uni- neral de Estudiantes para sentar las nuevas bases de la
versidad, Dr. Julio Deheza dispuso la supresión del organización universitaria entre las que se contaban:
internado en el Hospital Nacional de Clínicas. Inme- autonomía respecto del Estado, coparticipación estu-
diatamente el Centro de Estudiantes de Medicina pro- diantil y de graduados en el gobierno universitario, pe-
testó, dando inicio a las reuniones y manifestaciones riodicidad en las cátedras, docencia libre y publicidad
callejeras. El 13 de marzo de 1918 se decretó la huelga de los actos de gobierno.
general. Como contrapartida las autoridades de la Casa Pero si bien la Reforma puso de manifiesto modifi-
de Trejo decretaron la clausura de las clases. caciones estatutarias, los estudiantes sabían que su lu-
Por su parte, el presidente Yrigoyen que había re- cha era más amplia e iba contra las oligarquías, razón
cibido el reclamo de los dirigentes estudiantiles, el 11 por la que abrieron su movimiento a otros sectores de
de abril, decidió la intervención de la Universidad de- la sociedad. Las clases medias hicieron su aparición en
signando para esa tarea al prestigioso Dr. José Nicolás

Volantes que aparecieron publicados en un periódico local durante la huelga de 1918:


“Reformarse es vivir. La Universidad de Córdoba está aletargada con sus prejuicios y tradiciones. Viva la lucha de nues-
tras reformas.
La mayoría de los académicos son como globos cautivos, están arriba sí; pero sujetos al dogma por el cable de la rutina.
Perogrullo. Viva la Reforma Universitaria.
Solidaridad. !!!!. La tea de nuestros ideales sea un garrote para los carneros. Solidaridad. !!!
Estudiantes de Derecho. El actual régimen universitario está profundamente viciado, amenaza ruina y es ineludible con-
tribuir a su dislocamiento. El principio de autoridad está resentido, no por el espíritu levantisco de los que la soportamos
sino por la intolerancia moral de los que la ejercen.
A la Huelga. !!!
Seamos intransigentes en nuestra demanda, que es hora de tratar de potencia a potencia y exigir sin esperas y dilaciones
sin enjuagues y componendas, fuertes en nuestros medios y propósitos. Las reparaciones que nos adeudan y las liberta-
des que hoy nos detentan los apócrifos y papas negros apoderados de la Universidad”.
Diario La República, 14 y 15 de marzo de 1918, p. 3 col. 5. 23 y 24 de marzo de 1918, p. 2 col. 7.
88 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

lucha que libraba el partido radical en su seno: la divi-


En momentos en que Córdoba palpitaba la Reforma de sión entre los partidarios de Irigoyen [los personalistas]
1918, la ciudad no era ajena a los movimientos obreros
y los de Carlos de Alvear [antipersonalistas], las voces
que afectaron a diversos sectores de la producción na-
se acallaron en parte cuando llegó a la presidencia de la
cional. Los empleados municipales, los tranviarios, los
molineros, los de la industria del calzado se alzaron en Nación nuevamente don Hipólito.
huelgas que contaron en su momento con el apoyo de la Simultáneamente, a diez años de la Reforma, los
Federación Obrera de Córdoba y de la Federación Uni- estudiantes comprobaron que la misma no tenía la
versitaria de Córdoba. vigencia que se había esperado y que muchas de las
conquistas entonces conseguidas fueron cercenadas,
por tal razón y para conmemorar ese acontecimiento
el escenario social y político. Por otra parte, importan- realizaron, en junio de ese año y en el teatro Rivera
tes intelectuales como José Ingenieros, L. Lugones y Indarte la reunión tantas veces postergada a la que ad-
Manuel Ugarte, entre otros, respaldaron a los jóvenes hirieron todas las casas de estudios del país. Los dis-
en sus ambiciones. cursos fueron de rebeldía y protesta pero todos coin-
El 5 de octubre los cuestionamientos parecían llegar cidieron en elogiar a la juventud de 1918 y en señalar
a su fin con la designación del Dr. Eliseo Soaje como que la Universidad tenía una crisis profunda. Pero en
rector quien trató de ubicar frente a las distintas Facul- concreto, ¿qué pedían en 1928 los estudiantes? Docen-
tades a las personas que menos habían estado implica- tes que fuesen verdaderos maestros, defensa del saber
das en el problema. científico, renovación periódica de las cátedras, consti-
En enero de 1919, el Consejo Superior reglamen- tución del gobierno universitario con los tres estamen-
tó la presentación de las tesis doctorales y, en 1920, tos -profesores, egresados y estudiantes- y gratuidad de
Deodoro Roca entonces como consejero profesor, pre- la enseñanza. Evidentemente los reclamos dejaban al
sentó un proyecto que fue aprobado donde se dispuso descubierto la escasa vigencia en la Casa de Trejo de
la supresión de la tesis para obtener el título profesio- los postulados de 1918.
nal, manteniéndola sólo para el de doctor en derecho
o medicina. Entonces argumentó que, a su criterio, ser
doctor era una mentira muchas veces pintoresca, que la Recordemos que la Reforma se desencadenó luego de la
Universidad fomentaba por rutina. Lo más que la Uni- Primera Guerra Mundial y de la Revolución Rusa y que
los estudiantes estaban contra el “viejo régimen”. Lamen-
versidad hace es preparar hombres que puedan llegar
tablemente la reforma no significó por largo tiempo un
a ser doctos. Esta resolución tuvo el beneficio que, en cambio radical dentro de las estructuras universitarias ni
el futuro, quienes se afanaron de poseer el título máxi- un triunfo de una generación sobre otra.
mo podían ostentar que lo habían obtenido con mayor
empeño y profundidad. Otra de las medidas tomadas
fue disponer que el Colegio y la Universidad tuvieran El conflicto estalló en la Facultad de Derecho cuan-
una semana de vacaciones entre el 18 y 24 de mayo de do el Consejo Consultivo permitió el acceso a la Es-
cada año. cuela de Notarios a los procuradores recibidos con tí-
tulos expedidos por la provincia, aun cuando algunos
ni siquiera habían concluido el ciclo primario, lo que
Reformas y contrarreformas en la Universidad a juicio de los estudiantes constituía una arbitrariedad.
La medida se tomó con el fin de nacionalizar sus títu-
El impulso renovador de la Reforma de Córdoba re- los. El 18 de junio la FUC decretó la huelga por tiempo
corrió primero todo el país y, luego, el continente ame- indeterminado.
ricano. En Argentina, las universidades nacionales de Días más tarde, Luis J. Posse, un prestigioso docen-
La Plata y de Buenos Aires sintieron también sus brotes te respetado por los estudiantes y su claustro, fue ele-
reformistas y en 1920, se logró la nacionalización de la gido rector y en su discurso dio a conocer su programa
Universidad de la provincia de Tucumán. Sin embargo, de gobierno donde, entre otras cosas, afirmó que era un
el Segundo Congreso de Estudiantes, convocado para amante del progreso sin ser revolucionario a la vez que
1919, no pudo realizarse y los jóvenes tardaron cator- comprometió su apoyo a toda reforma que levantara el
ce años en reunirse. En los años subsiguientes la de nivel moral, intelectual y científico de la Universidad.
Córdoba experimentó nuevos problemas y en 1922 y Hubo quienes pensaron que con tal postura la huel-
en 1924 los jóvenes volvieron a reclamar por distintas ga terminaba, pero no ocurrió así. Los estudiantes de
cuestiones. Odontología primero y, luego, el resto se pronunciaron
Los meses iniciales de 1928 encontraron a los es- por su mantenimiento.
tudiantes argentinos enfrentados y participando de la El 22 de agosto una delegación estudiantil entrevis-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 89

to al presidente Irigoyen. Previamente la FUC envió ban la plena legalidad democrática y el reconocimiento
una carta al ministro de justicia, culto e instrucción pú- de los derechos sociales de la clase obrera, la defen-
blica donde le adjuntaban todos los antecedentes del sa de la riqueza nacional incluyendo el subsuelo, una
conflicto y señalaban que lo que reclamaban había sido consiguiente política antiimperialista y colaboración
expuesto ante el Consejo Superior sin obtener respues- con los países latinoamericanos. Temas estos últimos
ta. de vigencia entre la intelectualidad y los políticos de
El conflicto se fue endureciendo y los estudiantes entonces. Inmediatamente la FUC decretó una huelga
decidieron no rendir los exámenes a fines de ese año, que fue conducida por dos jóvenes estudiantes, Marcos
medida que fue apoyada por algunos docentes que Meeroff y Tomás Bordones, y contó con el apoyo de
tampoco aceptaron conformar las mesas señalando, a los centros de estudiantes universitarios de La Plata y
la vez, que la presencia policial en la casa de estudios Rosario, de las bancadas parlamentarias de los partidos
era incompatible con elementales principios de cultura Socialistas, Demócrata Progresista y Radicalismo.
universitaria. El rector Posse decidió la clausura del es- Durante el mes de agosto las cosas se complicaron,
tablecimiento y las cosas se mantuvieron de la misma los estudiantes declararon caducas las autoridades de la
forma hasta abril de 1929, momento en que los refor- Facultad y la mesa directiva de la FUC simbólicamente
mistas fueron recibidos por primera vez por el Conse- se hizo cargo de la misma. En síntesis, los estudian-
jo Superior a quienes elevaron un petitorio que no fue tes terminaron en la cárcel penitenciaria y el abogado
aprobado en su totalidad pero dio pie para limar aspe- defensor fue el otrora reformista del ’18, Dr. Deodo-
rezas y levantar el 3 de mayo la huelga. Por su parte, el ro Roca quien, lógicamente, justificó el movimiento y
rector al día siguiente dio por terminada la clausura de ayudó a los jóvenes.
la Universidad dispuesta desde hacía 5 largos meses y, La Universidad mantuvo cerrada sus puertas todo
el 8, el Consejo Superior votó las reformas de los Esta- el año ’32 y ello preocupaba a los distintos actores so-
tutos convenidas con los estudiantes. ciales quienes, al finalizar el mismo pidieron la inter-
vención nacional a la Universidad. La huelga terminó
a comienzos de 1933. A muchos les costó la pérdida de
La universidad después del golpe de 1930 un año en su carrera pero demostró que el ideario de la
Reforma seguía presente en la mente de muchos al pun-
Dos años más tarde, en 1930, Argentina tuvo su pri- to que en los años subsiguientes las luchas estudiantiles
mer golpe militar y los estudiantes si bien no tuvieron no concluyeron.
un protagonismo activo repudiaron al nuevo régimen.
Cuando se llamó a elecciones en 1932 apoyaron políti-
camente a los candidatos de la Alianza Demócrata Pro- Una lectura del Movimiento Reformista
gresista-Socialista y la candidatura presidencial de Li-
sandro de la Torre y Nicolás Repetto. Pero el triunfo del A dieciocho años de los acontecimientos de 1918,
general Agustín P. Justo, le hizo ver al estudiantado que Deodoro Roca promovió, desde el periódico Flecha,
el gobierno que comandaría los destinos de la Nación una encuesta elaborada por él y dirigida a unas 150
entre 1932 y 1938 sería una continuación del gobierno personalidades que habían tenido que ver con el mo-
del general José F. Uriburu y que iba a ser necesario vimiento reformista, de un lado o del otro, con el fin
utilizar todos los medios que dispone la Democracia, de conocer el estado de la Universidad. Las preguntas
aún fraudulenta, para lanzarse a la lucha enarbolando formuladas fueron las siguientes: ¿Qué fue la reforma
nuevamente la bandera de la reforma de 1918. universitaria, qué no alcanzó, y no pudo ser, lo que es
La ocasión se presentó en ese mismo año 1932 cuan- y lo que será y cuáles eran las semejanzas y diferencias
do los estudiantes cordobeses se levantaron nuevamen- entre el profesor y el estudiante de 1918 y 1936? En-
te en huelga. El factor desencadenante fue la separa- tonces, entre otros conceptos, Roca que respondió a su
ción de sus cátedras de los profesores y consejeros de propia encuesta señaló:
la Facultad de Medicina Doctores Gregorio Bermann y La Reforma ha encumbrado personas y
personajes. Ha derribado ídolos e idolillos. Todos
Jorge Orgaz y la exoneración de un grupo de estudian-
tienen su reforma. Unos hablan con tonada y otros
tes. Aunque junto a esas demandas los postulados re-
sin tonada. Unos viven, nostálgicos, en el pasado
formistas del ‘18 estuvieron presentes en los reclamos: de la revolución universitaria, otros, en la “punta
una Universidad progresista, de base científica y huma- del agua”, en renovada superación. Se han escrito
nista, concursos legítimos, ingreso pleno y no discri- gruesos libros. Unos hablan del “18”, otros del “22”,
minado, remuneración digna al cuerpo docente y una del “28”, del “32”, del “36”. ¿Qué es todo esto? ¿Es
ley universitaria para ser presentada al Parlamento Na- una corriente o es un departamento de Museo con
cional. Trascendiendo la vida universitaria propugna- muestrarios y fichas? ¿Es una cosa muerta, o es cosa
viva?
90 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Importantes intelectuales de la época fueron invita- que actuaron en ese momento y que, para los treinta,
dos a contestar las preguntas que se dieron a conocer ocupaban espacios de significación académica o inte-
en los números de la Revista Flecha que aparecieron lectual pero es imposible. Casi todos coincidieron en
entre el 15 de junio y 10 de agosto. Entre los que la señalar que si bien la Reforma fue la expresión de un
respondieron se cuentan: Julio V. González, Grego- movimiento juvenil contra el atraso de la Universidad
rio Bermann, Saúl Taborda, Ismael C. Bordabehere, también llevó implícito la tentativa de estructurar a tra-
Paulino González Alberdi, Sergio Bagú, Alberto May vés de la misma un nuevo estado de cosas.
Zuviría, Raúl y Jorge Orgaz, Enrique Barros, Adelmo
Montenegro, Juan Filloy, Tomás Bordones, Santiago
Monserrat, Enrique S. Portugal, Juan Lazarte, Héctor P. Estallan movimientos estudiantiles en las
Agosti. Juan Eugenio Zanetti, Dardo Cúneo y Vicente
universidades americanas
Mocciaro. Y también, hizo lo propio el periódico Los
Principios, histórico adversario del movimiento, en un
artículo aparecido en esos días titulado: A dieciocho Mayor éxito tuvo la Reforma del ´18 en el exterior.
años vista. Las versiones, de Roca y la del periódico, En 1919, los entonces estudiantes José Carlos Mariáte-
ofrecen una imagen elocuente de lo que fue la Refor- gui y Víctor Raúl Haya de la Torre llevaban adelante un
ma. Por un lado, aparecía nuevamente el antirreformis- movimiento reformista en la Universidad de San Mar-
mo y, por otro, la necesidad de incentivar los cambios. cos de Lima -Perú. En 1920 y en México se celebró el
Primer Congreso Internacional de Estudiantes al que
¡Por fin! exclamó Los Principios se iba a desentra-
asistieron representantes de varios países latinoameri-
ñar lo que había sido la Reforma y lo iban a decir los
canos mientras estallaron movimientos estudiantiles en
líderes de entonces, unos desde la torre alemana de la
Colombia, Uruguay y Chile. Entre esa fecha y 1924
escenografía reformista en que se colocaron entonces
Colombia registró 13 conflictos estudiantiles que recla-
y de la que no han descendido aún por falta de me-
maron desde mejoras académicas hasta destitución de
jor escaparate y otros desde el rincón burgués desde el
algún rector que obligaba a sus estudiantes a asistir a
que sonríen cada vez que se acuerdan de sus travesu-
misa los domingos. Un referente obligado del movi-
ras estudiantiles. Para el diario el movimiento de 1918
miento estudiantil colombiano fue Germán Arciniegas
había sido sólo un motín político-izquierdista, inspi-
quien mantuvo durante largo tiempo una intensa activi-
rado por agitadores profesionales y por profesionales
dad epistolar con los reformistas americanos y particu-
que pretendían escalar posiciones en la Universidad,
larmente con los argentinos Gabriel del Mazo y Héctor
aprovechado por inescrupulosos políticos y coreado
Ripa Alberdi.
por niños indóciles, jovencitos divertidos y estudiantes
crónicos envejecidos en la contemplación de las tapas En 1923, el movimiento estudiantil estallaba en La
de los libros y en otros entretenimientos juveniles im- Habana cuyo resultado más importante fue la funda-
publicables. No alcanzó seriedad, dignidad. No pudo ción del partido comunista cubano y, en 1929, se le-
ser nada útil,.... Con respecto al estudiante, sostuvo que vantaron los estudiantes de México, país en el que la
el de 1936 se había dado cuenta de la realidad y que los lucha y el lenguaje estudiantil fue similar a las de las
profesores de entonces eran tan conservadores que en experiencias antes señaladas, sólo que aquí, el entorno
18 años no habían cambiado una letra a sus lecciones. político y social fue diferente y, en consecuencia, las
Evidentemente era una crítica fuerte para aquellos que relaciones entre la Universidad y el Estado quedaron
reformistas en el ‘18 se desempeñaban al frente de las normadas por una autonomía incompleta.
cátedras en el ’36.
Roca, por su parte, afirmaba que la Reforma del 18
era historia viva y que los adversarios sólo oían el rui- Los principales movimientos gremiales de
do de unos vidrios rotos y que de ello se lamentaban comienzos del siglo XX
unos cuantos obispos desvanecidos... y agregaba: En la
Universidad de 1918 atizaba el fuego un fraile. En la de El nuevo siglo se inició con nuevas protestas socia-
1936, la Sección Especial de la policía de Buenos Ai- les y gremiales de los obreros industriales que, entre
res, la “okrana” argentina. El estudiante de 1918 tenía otras cosas, reclamaban reducción de la jornada de la-
frente a sí las cóleras divinas; excomunión y anatema. bor a ocho horas, aumentos de salarios, garantías con-
Entonces herían, estremecidas las campanas. El estu- tra el despido y mejoras generales en las condiciones
diante de 1936 tiene frente a sí la Sección Especial y la de trabajo. Por entonces, se aducía que esa complicada
Cárcel de Villa Devoto. El problema universitario se ha situación social se debía a que numerosos socialistas
tornado para el Estado, un problema de policía... y anarquistas se habían refugiado en Argentina. El Es-
Otras respuestas merecerían analizarse exhaustiva- tado nacional preocupado por la situación comenzó a
mente en tanto evidencian el sentir de los dirigentes justificar el derecho de expulsión de los inmigrantes y
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 91

una de las primeras restricciones que se impuso fue la inmigrantes calificados.


Ley 4144 de Residencia, sancionada en noviembre de En 1909 Buenos Aires experimentó una huelga ge-
1902, por la que se permitía la expulsión de aquellos neral en el mes de mayo que terminó con hechos vio-
extranjeros condenados o perseguidos por los tribuna- lentos, la muerte del jefe de policía y la prisión perpe-
les nacionales o extranjeros o de aquellos cuya conduc- tua del anarquista ruso Radowitsky quien arrojó una
ta pueda comprometer la seguridad nacional, turbar el bomba al paso del carruaje que conducía al Coronel
orden público o la tranquilidad social. Ramón L. Falcón y su Secretario Juan Lartigau; a ello
En 1904, Joaquín V. González, ministro del interior se sumó el estallido de otra bomba el 26 de junio de
de Roca, preocupado por la situación social decidió que 1910 en el Teatro Colón. Por tal razón, el Poder Ejecu-
el gobierno debía tener un conocimiento serio y funda- tivo declaró el estado de sitio y promulgó la Ley 7029
do de la clase obrera como una etapa previa a la legis- llamada de “Defensa Social”.
lación que pensaba dictarse en respuesta a los reclamos Esta ley aumentaba las prohibiciones de ingreso al
laborales. El excelente informe que realizó Juan Bialet país, contenidas en la ley de inmigración y en la de ex-
Massé, un docente de la Universidad de Córdoba, se pulsión de extranjeros, quedando también ahora com-
vio plasmado en un libro que analiza la situación de la prendidas las personas condenadas por la comisión de
clase obrera: El estado de las clases obreras argentinas delitos comunes que según las leyes de la República
a comienzos de siglo, que pese a la elocuencia de las merecieren pena corporal, los anarquistas y “demás
denuncias allí contenidas, no logró modificar el con- personas que preconizan o profesan la violencia contra
cepto que las clases dirigentes tenían sobre la cuestión los funcionarios públicos o gobiernos en general o con-
social, sirviendo en cambio, de base para el Proyecto tra las instituciones de la sociedad” y los expulsados en
del Código de Trabajo que el propio ministro González virtud de la ley 4144.
redactó con la colaboración de prestigiosas figuras po- Quedaban prohibidas las asociaciones o reuniones
líticas y que nunca logró ser debatido en las Cámaras que tuvieran por objeto la propagación de doctrinas
del Congreso Nacional. De todos modos esa iniciativa anarquistas, “o la preparación e instigación a cometer
sirvió de base para la legislación laboral que se dictó hechos reprimidos por laS leyes de la Nación”.
luego y permitió la creación del Departamento Nacio- Se determinaban los requisitos que debían guardar
nal del Trabajo en 1907, una entidad dependiente del las reuniones públicas, tanto en locales cerrados como
Ministerio del Interior. A pesar que las tareas de esta al aire libre, y las penalidades con que serían sanciona-
oficina eran sólo sobre estadística e información, su dos los que fabricaran, vendieran, transportaran, con-
creación permitió el análisis de la problemática social. servaran, difundieran procedimientos de fabricación,
De hecho que las demandas de los trabajadores no con- propagaran el uso, vendiendo, imprimiendo o repar-
taron con el apoyo de los industriales, organizados ya tiendo material explosivo, hicieran estallar o colocaran
en la Unión Industrial Argentina, quienes consideraban dinamita u otros explosivos de naturaleza parecida,
que tales ventajas no podían acordarse de manera uni- bombas, maquinarias infernales como todo otro instru-
forme a todas las industrias sin generar un costo mayor mento homicida o de estrago.
en la producción y una disminución de la misma. Con
Cuando los delitos tipificados en los artículos men-
respecto al aumento de salarios, sostenían que los que
cionados fueran cometidos por ciudadanos argentinos
se pagaban en el país eran más altos que los que se
naturales o naturalizados, en todos los casos se preveía
abonaban en Europa, continente que tenía un costo de
la pérdida de la ciudadanía como pena accesoria.
vida más alto.
Poco más tarde, la Unión Industrial se opuso tam-
bién a la sanción del Código de Trabajo, inspirado por
el ministro Joaquín V. González, argumentando que la La campaña se levanta
transcripción de leyes extranjeras que allí se hacía no
era posible de aplicarlas todavía en el país. Pero no sólo los trabajadores urbanos se vieron
También lo rechazaron las organizaciones obreras afectados por problemas políticos y sociales en estos
porque el proyecto del Código del Trabajo no admitía años, los que trabajaban en el campo debían también
el derecho de huelga obrera. hacer frente a ellos permanentemente. En 1910 hubo un
En 1904, la Legislatura de Buenos Aires presentó un movimiento de protesta de agricultores en Macachín,
proyecto de ley donde se determinaban los requisitos provincia de La Pampa, cuyas zonas aledañas eran
que se exigirían a los empleados de la administración prósperas chacras cultivadas. Durante varios años hubo
pública donde, entre tantas otras cosas, se estipulaba malas cosechas que significaron la quiebra de muchos
que los extranjeros debían ser argentinos naturalizados, colonos quienes asfixiados apelaron por ayuda, sin em-
con excepción de los profesores o los técnicos. Esta bargo el gobierno como respuesta se limitó a enviar las
medida se justificaba porque Argentina necesitaba de fuerzas del ejército. Eso marcó el fin del problema en
92 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

la zona, pero era una voz de alerta que crecería con el Conflictos y poblacion obrera entre 1915 y 1923
correr de los años en las comarcas trigueras de Santa Fe
y Córdoba; por lo tanto no es causal que allí volviera Años Obreros en huelgas Población obrera
a repetirse un conflicto agrario pues, en ambas provin- 1915 12.077 337.882
cias, existían en sus peores formas los abusos y corrup- 1916 24.321 312.997
telas derivadas de la mala distribución de la tierra. Allí 1917 136.062 292.840
se distinguían claramente tres tipos de ocupantes: pro- 1918 133.042 335.239
pietarios, arrendatarios y medieros. Estos dos últimos 1919 308.967 352.252
fueron los protagonistas de una rebelión producida en
1920 134.015 359.614
el verano de 1912 contra la precariedad de su situación,
1921 139.751 360.225
provocada por el opresivo sistema de arrendamientos y
medianerías. 1922 4.737 357.226
El “grito” de Alcorta, nombre con el que se conoce 1923 19.190 382.758
al movimiento que estalló en la localidad santafecina
de igual denominación, movilizó a los colonos y culmi-
cia en el cuadro siguiente, donde las principales acti-
nó en una huelga agraria. Muchos de los participantes
vidades afectadas fueron el transporte, la industria del
provenían de una Europa convulsionada por diversos
vestido, de la madera y la metalurgia.
conflictos y sabían que la huelga era el único camino a
tomar. Así el levantamiento fue germinando lentamen- Por su parte, el Departamento Nacional del Trabajo
te, alentado por los abusos de los propietarios. informó que en 1917 las 138 huelgas realizadas en todo
el país afectaron a miles de personas y produjeron pér-
Hubo además manifestaciones en varias localidades
didas cercanas a los 8 millones de pesos. Los frigorífi-
cordobesas y santafecinas y como en otras ocasiones,
cos, el correo, los portuarios, los empleados policiales
en las praderas argentinas se produjeron agitadas reu-
de Rosario y otros gremios se vieron afecta- dos por
niones de adhesión al paro, choques entre colonos y
problemas gremiales. Era lógico que en esa convulsio-
propietarios, escenas de violencia y huelguistas presos
nada etapa, los reclamos repercutieran hondamente en
tanto argentinos como extranjeros, entre éstos últimos
la Universidad.
se contaban especialmente los de origen italiano, cuya
presencia era masiva en las colonias agrícolas. En 1919, hubo un ciclo breve pero violento de con-
frontación social, al punto que todas las ciudades im-
Este levantamiento fue el primero de una larga y
portantes fueron escenario de huelgas impulsadas por
dura lucha por parte de los trabajadores agrarios quie-
distintas organizaciones gremiales. A lo largo del año
nes no lograron soluciones de fondo para sus proble-
los conflictos se incrementaron y hubo más de 350 huel-
mas. Sin embargo, al romper su individualismo, los
gas que se produjeron en el marco urbano de las gran-
hombres de campo agrupados en la Federación Agraria
des ciudades donde estaba asentada la industria. Los
Argentina, defendieron sus derechos. También nacie-
trabajadores, en pos de mejores condiciones de trabajo
ron otras asociaciones de carácter gremial donde el co-
y salarios se lanzaron a la lucha, con dispar suerte y
lono, además de protección encontraría la oportunidad
diversas ideologías. Muchos de esos problemas tenían
de compartir y luchar por sus propios intereses.
como fuente de inspiración la revolución bolchevique
de 1917 o la mexicana, lo que hacía temer a las clases
sociales altas de que se instaurase un régimen “al estilo
La conflictividad social en los años de la primera ruso”. Pero la expresión gráfica de la huelga general,
guerra mundial y de la posguerra con movilización como forma de lucha, fue la protago-
nizada en Buenos Aires en los primeros días de enero
El estallido de la Primera Guerra Mundial incidió en de 1919 por los obreros metalúrgicos de los Talleres
el tráfico de productos manufacturados y de combusti- Vasena. La situación se fue tornando incontrolable y
bles que se importaban. De golpe la Nación debió en- la policía, enardecida por la muerte de un suboficial,
frentar la necesidad de autoabastecerse en una serie de reprimió a los huelguistas provocando cuatro muertos y
renglones que no había previsto y sin que ninguna po- más de cuarenta heridos. En los días subsiguientes, los
lítica gubernamental hubiese reglamentado que debía enfrentamientos armados continuaron y cuando vino la
hacerse en esa oportunidad. No obstante este inconve- paz se calcula hubo más de un centenar de muertos y
niente la industria nacional tomó vuelo y surgieron in- otros tantos despidos de los obreros sindicados como
finidad de empresas y talleres de diversa envergadura. anarquistas. Fue éste uno de los hechos más dramáticos
En las nuevas fábricas instaladas en su mayoría en que vivió el país y se conoce como el de la Semana
la Capital Federal se mantuvo latente un constante cli- Trágica.
ma de conflictividad entre 1915 y 1923, según se apre- La participación de Yrigoyen posibilitó que algunas
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 93

mejoras solicitadas fuesen ciones por obtener. Por otra par-


satisfechas. La Unión Indus- te, la sanción de esa legislación
trial Argentina, en su Boletín no significó la inmediata adop-
de febrero de 1919, no modi- ción por parte de quienes debían
ficó sus criterios de resisten- aplicarla.
cia a las demandas obreras y Durante la segunda presiden-
reiteró que las violentas huel- cia de Yrigoyen, en las principa-
gas del mes de enero antes les ciudades se produjeron más
descriptas habían demostra- de quinientas huelgas que afec-
do la necesidad de sancionar taron a 407.628 trabajadores; en
con urgencia una legislación esos centros la concientización
que reprimiese la vida y fun- de las clases trabajadoras era
ción de las sociedades obre- evidente debido a que en ellas
ras. se habían asentado inmigrantes
A pesar de la resistencia portadores de las nuevas ideolo-
patronal, poco a poco, en gías imperantes en Europa.
materia de legislación se fue Por entonces, las principa-
perfilando y consolidando un les organizaciones gremiales
derecho obrero con algunas del país eran: la Confederación
conquistas de importancia. Obrera Argentina [COA] que
Sin embargo, todavía había agrupaba al personal de los fe-
mucho que solucionar y lo rrocarriles, a los obreros mu-
comprueba el hecho que de nicipales, cortadores, sastres y
los 116 movimientos que Tapa de Caras y Caretas donde se muestra la desidia de costureras, obreros curtidores
conmovieron a la Capital Fe- los poderes públicos. y, asociaciones del interior; la
deral en 1922 y que afectaron Unión Sindical Argentina [USA]
a 4.000 obreros sólo un 20 % tenía 105 sindicatos adheridos y
se resolvió en su favor. la Federación Obrera Regional Argentina [FORA], de
El malestar social salió de los límites de la Capital y los que carecemos de datos oficiales sobre el número
se sintió también en el lejano sur Patagónico. Al finali- de asociaciones que la integraban, tuvo activa partici-
zar la Primera Guerra Mundial había en el sur grandes pación en varias luchas de estos años.
stocks de lana acumulados por falta de compradores.
Una gran crisis económica se abatió en la región y, en
1921, el territorio de Santa Cruz sintió los efectos de La crisis de 1929 y el problema de la
varios levantamientos; la reacción del gobierno se limi-
desocupación
tó a enviar fuerzas militares para acallar los huelguistas
los que fueron severamente reprimidos perdiendo la
vida varios de ellos. Estos sucesos tuvieron repercusión La década de 1930 a 1940 está inmersa en las con-
en el Congreso, sin embargo nada se aclaró pues el eje- secuencias de la crisis económica de 1929, que produjo
cutivo no tenía intenciones de destapar un asunto en el en sus primeros años una ola de desocupación nunca
que podía estar en juego su reputación y la del ejército. vista, al punto que se extendió por todo el país un movi-
miento de protesta social que incluyó a diferentes frac-
Entre 1923 y 1928 hubo cinco años de buenas cose-
ciones sociales, no sólo obreras. En 1932, hubo en el
chas pero la prosperidad era más aparente que real y lo
país ciento cinco huelgas destacándose la de los petro-
demuestran las huelgas agrarias de 1928 por el proble-
leros de Comodoro Rivadavia y la de los frigoríficos.
ma de los arrendamientos y otros inconvenientes que
afligían a los agricultores y los peones. Sin embargo, a medida que la crisis se fue superan-
do y que comenzó a ponerse en marcha un incipiente
Coincidentemente, en esta etapa comenzaron a san-
desarrollo industrial la presión social fue cediendo. En
cionarse algunas leyes sociales que vinieron a com-
esta etapa, los movimientos obreros están marcados
pletar las dadas a comienzos de siglo las que fueron
por la puja entre los comunistas que habían logrado
introducidas en el Congreso, en su mayoría, por los
cierto éxito entre los obreros de la construcción, de la
socialistas. Fueron éstas la jornada de ocho horas, la
alimentación y madereros, y los socialistas y anarquis-
prohibición del trabajo nocturno, el pago del salario en
tas que criticaban la represión del Estado y la dureza
moneda nacional, la reglamentación del trabajo para
de las condiciones de trabajo. Hay infinidad de testi-
mujeres y niños y tantas otras. No obstante, todavía
monios que hablan de jornadas sin horarios, del miedo
quedaba un largo camino por recorrer y muchas aspira-
94 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Sin embargo, en esta segunda etapa a poco de andar


se verían diferencias respecto al primer mandato yrigo-
yenista. Ahora se pensaba que lo europeo era enemigo
de lo nuestro; en consecuencia, se despertó el culto al
criollismo, exaltándose la figura del Martín Fierro y de
don Segundo Sombra. Simultáneamente se hablaba de
la nacionalización del petróleo, tema ampliamente de-
batido en 1927-1928.
Es que el mundo había cambiado, el nacionalismo
se infiltró en el ejército, se intensificó la censura al li-
beralismo y al imperialismo, centrándose la crítica con-
tra Gran Bretaña y contra la oligarquía que mantenía
relaciones con ella. Fue, también, cuando se comenzó
a hablar de justicia social, procurando ganar al proleta-
riado. Para los sectores dominantes eso significaba que
se iba produciendo una ruptura entre el poder político y
el poder económico.
De todos modos los nacionalistas no pueden ser pre-
sentados como un bloque pues tienen discrepancias en-
tre sí, aunque podemos señalar que existieron tres tipos
diferentes.
1.- El Nacionalismo fascista, que pretendía la imi-
tación de sus modelos europeos, principalmente Italia
y Alemania.
2.- El Maurrasiano, (seguidores del francés Charles
Maurras, que dio a los franceses una doctrina firme y
coherente y una escuela de pensamiento) que exigía la
Tapa de Caras y Caretas donde el desocupado se queja de los
disolución del orden institucional de 1853 y la vuelta a
discursos oficiales que no arreglan la situación
la “tradición” hispano-católica de la Argentina.
3.- El Católico Tradicionalista, que criticaba la de-

a la desocupación que llevaba hasta la humillación de


callarse y no protestar y de la miseria reinante.

LA RUPTURA DEL ORDEN DEMOCRÁTICO

El regreso de Yrigoyen y la revolución de 1930

Los inconvenientes enunciados en el punto referi-


do a los gobiernos radicales no impidieron que, en las
elecciones de 1928 volviese a triunfar un candidato de
ese partido. Hipólito Yrigoyen, acompañado esta vez
de Enrique Martínez, asumió nuevamente la presiden-
cia el 12 de octubre demostrando a la oposición y a
los observadores políticos que la U.C.R. se presentaba
como un partido de masa.
En un principio, dice David Rock, los radicales no
eran nacionalistas en lo económico, reconocían la de-
pendencia del país de sus conexiones de ultramar al
punto que -antes de 1916- los ingleses no les consi-
deraban que fuesen una amenaza contra sus intereses. Hipólito Yrigoyen fue un personaje que recibió constantemente
Más bien, se veía a la U.C.R. como un partido político críticas por su excesivo personalismo. Se lo conoció como “El
peludo” y a sus seguidores como “peludistas”. Dibujo del caricatu-
democrático conservador. rista Ramón Columba
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 95

mocracia y reclamaba la restauración del catolicismo “...la inercia y la corrupción administrativa, la


como núcleo de la vida política y social. ausencia de justicia, la anarquía universitaria, la
improvisación y el despilfarro en materia económica
y financiera, el favoritismo deprimente como sistema
Los tres coincidieron con la crítica a Yrigoyen, pero burocrático, la politiquería como tarea primordial
los dos primeros, además, se ensañaban contra los par- de gobierno, la acción destructora y denigrante en el
tidos políticos y el orden constitucional. Ejército y en la Armada, el descrédito internacional
Para muchos hombres de la época había llegado la logrado por la jactancia en el desprecio de las leyes y
hora de los gobiernos fuertes. Leopoldo Lugones, por por las actitudes y las expresiones reveladoras de una
maurrasianos, como los hermanos Irazusta o Ernesto incultura agresiva, la exaltación de lo subalterno, el
Palacio y nacionalistas católicos como Pico se apelaba abuso, el atropello, el fraude, el latrocinio... “.
a los textos de los grandes historiadores y a la prédica
nacionalista. Luego, el presidente provisional dictó un decreto
¿Entretanto cuál fue la actitud que adoptó el presi- por el que disolvió el Congreso, hecho que era nuevo
dente para frenar la fuerte crítica? Poco y nada. La iner- en el país después de 68 años de continuidad consti-
cia del presidente hizo juego con el Congreso. Durante tucional. Posteriormente, el poder ejecutivo, fundado
el año 1929 fueron sancionadas sólo 34 leyes y en 1930 en la necesidad ejerció de facto la función legislativa
fue peor, cuando llegó setiembre ni siquiera se había mediante el régimen de “decretos-leyes”. Una situa-
producido la apertura del período legislativo. ción incompatible con el principio constitucional de la
Otra de las medidas fue tratar de subordinar el ejér- división de poderes.
cito al poder político y en la consecución de ese fin No obstante, en Córdoba como en otras principa-
rebajó el presupuesto militar en 1928-1929. Además, les capitales de provincia, grupos de manifestantes re-
ascendía o reincorporaba de acuerdo a su favoritismo corrieron las calles dando vivas a la nueva situación,
político, lo que fue creando un malestar en las Fuerzas mientras la ocupación militar se extendía a los sectores
Armadas. El coronel Luis García, desde La Nación, es- públicos disolviéndose la Legislatura y separando de
cribió más de un centenar de artículos puntualizando sus cargos a los miembros del ejecutivo, del Concejo
los desarreglos castrenses. Deliberante y del Tribunal de Cuentas de la Munici-
Muchos relacionaron el golpe contra H. Yrigoyen palidad. Por su parte, el rector de la Universidad y los
con los nacionalistas, sin embargo quienes lo estudia- jefes políticos de la campaña, presentaron sus renun-
ron en detalle como Juan Orona [La revolución del 6 de cias. Carlos Ibarguren, designado como interventor de
setiembre, 1966]) o Robert Potash [Ejército y política la provincia mediterránea el 12 de septiembre, mani-
en la Argentina y De Irigoyen a Perón] no encontraron festó años después en su libro La Historia que he vivido
esa relación y señalaron que fue una operación castren- que la misión que le había sido conferida no sólo era la
se. de gobernar ese distrito hasta la normalización del país
sino llevar al interior la palabra y el plan de gobierno
Los nacionalistas, nadie lo duda, contribuyeron a
del general Uriburu. El anhelo de los revolucionarios
crear un ambiente adverso al gobierno y propicio al
era implantar una democracia social representativa de
golpe de Estado, pero también lo hicieron los conserva-
todos intereses sociales, evitando que el gobierno se
dores, los socialistas, los comunistas, los anti-persona-
transformara en una herramienta del partido de turno.
listas y los movimientos estudiantiles quienes a diario
manifestaban su disgusto por la posición de Yrigoyen. La revolución para ese grupo tenía un sentido más
Pero no fueron los únicos la Liga Patriótica Argenti- trascendente que el de un mero cambio de personas.
na, dirigida por Miguel Carlés hizo lo propio y hasta Era una afirmación vibrante del nacionalismo.
el mismo Alvear, en 1930, declaró a un periodista de Para definir el rumbo ideológico de la revolución,
La Razón: Ibarguren pronunció una conferencia en el teatro Rive-
“Tenía que ser así. Yrigoyen con una ignorancia ra Indarte de la ciudad de Córdoba donde, entre otras
absoluta de toda práctica de gobierno democrático cosas, expresó que la revolución era la reacción iracun-
parece que se hubiera complacido en menoscabar las da contra la demagogia fustigando al gobierno radical
instituciones. Gobernar no es payar...”. que había sido corrompido con la repartija de empleos
y dádivas.
A tal punto había llegado la situación que la noticia Pero, lo cierto es que el golpe de 1930 es un pun-
de la revolución que derrocó a Yrigoyen, el 6 de sep- to de inflexión en la historia institucional del país en
tiembre de 1930, fue recibida con beneplácito en diver- tanto después de casi siete décadas se rompió la conti-
sos círculos del país. Uriburu justificó el golpe a través nuidad democrática. A partir de allí las Fuerzas Arma-
de una Proclama donde, entre otras cosas, decía que lo das iniciaron un proceso de politización permanente y
había decidido: abrieron las compuertas para la instalación de varios
gobiernos de facto.
96 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Sumado a ello el crac económico de 1929 produjo el 10 de diciembre de 1983 la Argentina tuvo 24 presi-
en Argentina consecuencias más graves que las crisis dentes (incluyendo a Rawson y a Lastiri), de los cuales
anteriores y demostró que los países latinoamericanos
16 fueron generales. En ese lapso, según veremos, se
eran vulnerables a los cambios operados en las relacio-
nes económicas internacionales. A partir de entonces, produjeron 6 golpes de Estado por parte de las Fuerzas
creció la inflación, aumentó el desempleo y la deuda Armadas contra gobiernos elegidos por el pueblo, a lo
estatal y se produjo el colapso del sector agroexporta- que hay que sumar decenas de tentativas frustradas de
dor, según veremos. otros tantos golpes y planteos castrenses. Como pre-
La presión de los partidos políticos y la enfermedad
sidentes sólo Agustín P. Justo y Juan Domingo Perón
de Uriburu lo obligaron a convocar a elecciones un año
después del golpe. En dichos comicios resultó vence- pudieron cumplir el período establecido por la Consti-
dor el binomio encabezado por general Agustín P. Justo tución. Y no es casual que ambos fueran militares que,
y por Julio A. Roca, hijo del ex presidente argentino, previamente, habían ejercido liderazgo en el Ejército.
quienes se agruparon en lo que se llamó “la Concordan-
La mera consideración de estos datos subraya la ne-
cia”, una unión electoral que comprendía a radicales
antipersonalistas socialistas y conservadores. cesidad de ahondar aunque más no sea someramente
en estos hechos, a la vez que demuestra la importancia
que adquirieron en cincuenta años las Fuerzas Armadas
Tras la revolución, la inestabilidad política en la Historia Argentina donde la inestabilidad política
nacida como consecuencia de la revolución de 1930 al-
Desde la revolución de septiembre de 1930 hasta canzó hasta los mismos militares..
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 97

De la década del ’30 a Perón

El ejército y la política bierno argentino sobre el comercio exterior. Entre los


críticos más severos que denunciaron esta política se
Después del golpe del 6 de setiembre de 1930 el encontraban Nicolás Repetto y Lisandro de la Torre,
general José Félix Uriburu manifestó en un discurso su quienes argumentaron que el tratado no era bilateral
decisión de llamar a la ciudadanía a elecciones genera- sino una obligación unilateral de la Argentina, mante-
les. Cumpliendo con su palabra se hizo la convocatoria niendo a partir de entonces una clara actitud opositora
en agosto de 1931. La aparición de un nucleamiento que fue apoyada desde otras vertientes. Por esos días
político conservador “la Concordancia” respaldaría la los hermanos Julio y Rodolfo Irazusta escribieron La
candidatura del general Agustín P. Justo. La fórmula Argentina y el Imperialismo Británico donde también
opositora estuvo encabezada por Lisandro de la Torre y alzaron banderas en contra del Reino Unido. Sin em-
Nicolás Repetto. Las elecciones de noviembre dieron el bargo, los invernadores, hacendados, etc. vinculados
triunfo a Justo quien asumió el 20 de febrero de 1932. a la producción de la carne no tuvieron discrepancias
visibles.
El debate de las carnes estalló en el Senado de la
Nación, a raíz de una denuncia de Lisandro de la Torre
El controvertido Pacto Roca-Runciman
para que se investigara el comercio de la carne que cali-
ficó como un escándalo nacional. De la Torre, principal
Una de sus primeras medidas fue el intento de regu-
protagonista, atacó duramente al gobierno y a los frigo-
lar el comercio exterior a través de una de las políticas
ríficos e hizo de la defensa de los pequeños productores
más controvertidas de la época, que culminó en el Pac-
durante cinco sesiones que se llevaron a cabo entre el
to Roca-Runciman, conocido también como el Tratado
11 de junio y el 23 de julio de 1935.
de Londres en tanto fue firmado en esa ciudad el 2 de
El ministro de Agricultura y gran terrateniente, Luis
mayo de 1933 por el vicepresidente de la Argentina,
Duhau y el de Hacienda, Federico Pinedo, fueron los
Julio Roca y por el ministro de comercio inglés, Walter
encargados de llevar la voz del gobierno al Senado,
Runciman.
aunque poco pudieron refutar ante la contundencia de
Las negociaciones de dicho tratado fueron arduas
los cargos efectuados por de la Torre. Pero, las discusio-
y tuvieron distintas motivaciones para los dos países.
nes tuvieron un difícil desenlace. El 23 de julio, en mo-
El gobierno británico, presionado por la Cámara de
mentos que se producía una acalorada discusión entre
Comercio Británica, planteó varias cosas, entre ellas
de la Torre, Pinedo y Duhau, sonaron unos disparos que
la disponibilidad de los fondos (150 millones de pe-
terminaron con la vida del senador santafecino Enzo
sos argentinos) congelados desde 1931 por el control
Bordabehere y con el debate y, como bien señala Peter
de cambios y la reserva del derecho a controlar las
Smith, de él “salieron maltrechos los frigoríficos ex-
licencias de importación, de modo que el 85% de las
tranjeros y el gobierno acusado de hacer favoritismos”.
cuotas de importación de carnes quedaba en manos de
La investigación tuvo sus resultados en cuanto
frigoríficos británicos y norteamericanos, que controla-
obligó a acelerar la aplicación de la ley de carnes y a
ban el negocio de la carne en la Argentina. El gobierno
incrementar medidas de control sobre la actividad de
argentino, por su parte, se comprometía a otorgar “un
los frigoríficos, especialmente en materia cambiaría y
tratamiento benévolo” a las empresas de capital britá-
fiscal, aunque debemos agregar que ante las escasas
nico radicadas en el país y las partes contratantes se
posibilidades de materializar estos controles muchas
obligaban a colaborar en una investigación conjunta
veces fueron burlados por los grupos de interés que no
de la estructura económica y financiera del comercio
abandonaron sus posiciones. Pero, el impacto sicológi-
de carnes, para asegurar a los ganaderos un beneficio
co que produjo el debate fue notable y la opinión públi-
razonable.
ca se dio cuenta que estaba frente a uno de los trabajos
El Pacto Roca-Runciman fue objeto de arduas po-
parlamentarios más útiles realizados hasta entonces en
lémicas pues afectaba la capacidad de control del go-
el país.
98 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

DE ORTIZ A CASTILLO así como gru-


pos políticos
El presidente Ortiz admiradores
del fascismo.
A mediados de la década del treinta Justo había lo- En el in-
grado dominar la crisis económica y el panorama po- terior del
lítico. Ello le permitió elegir a su sucesor: el radical ejército ar-
antipersonalista Roberto M. Ortiz, que resultó elegi- gentino tam-
do en los fraudulentos comicios de setiembre de 1937, bién hubo
asumiendo la primera magistratura el 20 de febrero de amplias di-
1938. Era un notable abogado de las empresas ferrovia- visiones por
rias británicas pero tenía un serio problema de salud, la este motivo,
diabetes, que terminaría finalmente con su ejercicio del distinguién-
poder. Lo acompañaba en la fórmula el Dr. Ramón S. dose entre
Castillo, un catamarqueño que representaba a las fuer- ellos los pro-
zas conservadoras y contrabalanceaba la presencia de germanistas,
un antipersonalista radical como era Ortiz. aquellos que
Durante su gobierno la sociedad política, fracturada si bien no
en diversos segmentos [nacionalistas, radicales perso- estaban par-
nalistas y antipersonalistas, socialistas, comunistas y ticularmente
otros sub-segmentos de cada partido] vivió una época atraídos por
de convulsionada agitación luchando, principalmente, la figura de Hitler o su doctrina, habían sido forma-
por lograr el final de las actividades fraudulentas del dos sobre una base ideológica germana y sentían una
oficialismo que se reiteraban en todos y cada uno de los gran admiración por la disciplina y profesionalidad de
actos electorales que se celebraban en el país. su ejército y los aliadófilos, entre el se encontraba el
ex presidente y general ingeniero Agustín P. Justo que
Ortiz intentó modificar esa situación y si bien no se
acaudillaba un importante sector del arma. Dentro de
pronunció en contra del fraude que se efectuó en 1939
la marina eran más lo que se inclinaban por Churchill
y que permitió obtener legisladores oficialistas en nú-
que por Hitler.
mero adecuado, así como llevar a Manuel Fresco al go-
bierno de Buenos Aires, intervino otros distritos en los Es decir, la sociedad tenía frente a sí dos dilemas: la
que se habían registrado elecciones fraudulentas, por lucha contra el fraude por una parte y la pugna por la
ejemplo Catamarca, produciéndose así una profunda posición a adoptar ante la conflagración internacional
división entre el presidente que se recostaba en el radi- por otra.
calismo alvearista y el vice de puro cuño conservador. En lo económico, la Segunda Guerra favoreció en
cierta medida a los intereses argentinos, ya que los
productos agropecuarios se exportaban, sobre todo a
Inglaterra, aunque por la guerra no se lograban cobrar
El escenario internacional se complica con la los envíos. Pero, en esta etapa, hubo además un incre-
Segunda Guerra Mundial mento en la actividad industrial debido a que los países
en conflicto ya no podían abastecer el mercado local de
El 1 de setiembre de 1939 Alemania invadió Polo- bienes de consumo. Esta producción fabril no sólo se
nia, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial. A partir orientó hacia el mercado interno, sino que se comenzó
de ese momento en Argentina comenzó a debatirse el a exportar, fundamentalmente a otros países latinoame-
problema de cómo se manifestaría la Nación, si perma- ricanos que estaban sufriendo la penuria de las impor-
necería neutral tal cual lo había hecho Yrigoyen durante taciones por la misma causa.
la Primera Guerra o si se inclinase a favor de alguno de En el orden de las relaciones internacionales el prin-
los contendientes. La sociedad volvió a dividirse sobre cipal problema se manifestaba en las relaciones con
el punto. Había amplios sectores que eran neutralistas Estados Unidos y el escenario era básicamente el de
puros, es decir que el conflicto les era irrelevante en sí las Conferencias Panamericanas, que EE.UU. inten-
mismo y no deseaban modificar la actitud de la Argen- taba hegemonizar, encontrando permanentemente la
tina sobre el particular. Los nacionalistas se manifesta- oposición de Argentina basada en dos razones funda-
ron en contra del imperialismo británico y estadouni- mentales: por un lado, la importante relación bilateral
dense y no tenían intención de favorecer a los aliados que mantenía con Gran Bretaña, resultando por lo tanto
en forma alguna, hubo algunos pro-nazis, entre ellos su posición la defensa de una relación económica de
los que estaban unidos a los intereses de origen alemán, complementación que además era ampliamente benefi-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 99

ciosa para la gran elite agrícola, ganadera y comercial como hemos dicho los partidos estaban divididos.
del Río de la Plata y, por otra parte, las propias aspira- El presidente respondía al conservadurismo y se
ciones hegemónicas de Argentina, que aspiraba ser un recostaba en un sector del ejército, mientras que este
mentor de los países del continente. cuerpo estaba prácticamente en forma permanente en
Este escenario se complicó con la aparición de la situación de deliberación, siendo constantes los cabil-
guerra europea. En un primer momento, EE.UU. man- deos de distintos grupos que intentaban promover un
tuvo una posición neutral, si bien favorable a los inte- golpe de Estado.
reses europeos y fundamentalmente británicos pero, a En marzo de 1943 se constituyó el Grupo de Oficia-
corto plazo, la situación se deterioró y el país del Norte les Unidos [G.O.U.] una logia militar de mandos me-
entró en guerra no sólo con Japón sino con Alemania, dios y superiores del ejército, entre cuyos adeptos se
luego del ataque de Pearl Harbor en diciembre de 1941. encontraba el coronel Perón.
Consecuentemente la presión para lograr definiciones El candidato nato del conservadorismo era el ex
por parte del gobierno argentino se intensificó. presidente Justo, pero este falleció repentinamente por
lo que había que conseguir uno nuevo, optándose fi-
nalmente por Robustiano Patrón Costas, un empresario
Castillo al frente de la presidencia y el plan azucarero salteño y de manifiesta inclinación aliadó-
Pinedo fila. Esta candidatura acabó de decidir a los sectores
neutralistas del ejército que, finalmente, dieron el tan
En 1940, el presidente R. Ortiz ya gravemente en- esperado golpe de Estado el 4 de junio de 1943 con el
fermo y prácticamente ciego, se vio obligado a dejar propósito de terminar con la corrupción y el fraude y
el mando en manos de su vice, Ramón S. Castillo, en para mantener al país fuera de la guerra.
principio transitoriamente y luego en forma definitiva.
A partir de entonces, el fraude ya no tuvo vuelta atrás,
todos los comicios resultaron vergonzosamente vicia- Los gobiernos revolucionarios de Ramírez y
dos y en cada uno de ellos las fuerzas conservadoras Farell
resultaron con éxito.
En ese mismo año, el socialista independiente Fe- Si bien la revolución había sido comandada por el
derico Pinedo presentó el Plan de Reactivación de la general Rawson el que resultó finalmente favorecido
Economía Nacional con el fin de paliar los efectos de con el cargo de presidente fue otro general, Pedro Pa-
la Segunda Guerra Mundial en la economía nacional, blo Ramírez que había sido ministro de Castillo. En
convirtiéndose éste en el primer documento de Estado general, todas las fuerzas políticas recibieron bien el
donde se intentó modificar el desarrollo económico vi- golpe, pensando los conservadores que favorecerían el
gente. Por el mismo se procuraba conciliar la industria- continuismo, y los demás que limpiarían el ambiente
lización y la economía abierta, con el fomento del co- para las próximas elecciones; los únicos que desde sus
mercio con los Estados Unidos y creando un mercado inicios se manifestaron contrarios al golpe eran los co-
de capitales. A pesar de lo atractivo de la propuesta no munistas.
contó con apoyo político y económico suficiente. No Casi todos los ministerios y otros cargos de impor-
obstante, algunos analistas coinciden en afirmar que tancia del nuevo gobierno fueron ocupados por milita-
fue el antecedente directo del “mercado internista” del res, y entre ellos sobresalía el Ministro de Guerra Gral.
peronismo. Edelmiro J. Farrell. La acción del gobierno se dirigió a
En el plano internacional, Castillo se manifestó acé- tratar de tranquilizar los ánimos de la sociedad y para
rrimamente neutralista y resistió a pie firme la presión ello decidió ejercer su influencia para evitar la agita-
internacional y la de la propia sociedad que ya se mani- ción política, prohibió al partido comunista e intervino
festaba ampliamente en favor de los aliados, salvo algu- en contra de algunas organizaciones en las que se nu-
nos sectores que ya hemos mencionado que sostenían cleaban los aliadófilos más decididos.
sus posiciones pero, en general, los grandes diarios de En la enseñanza llevaron a cabo una intervención
Buenos Aires y los principales sectores intelectuales y que demostraba claramente una línea de pensamiento
económicos estaban a favor de los aliados. de extrema derecha y con un catolicismo ultramontano,
se intervinieron las universidades dejando cesantes a
muchos profesores que resultaban inadecuados para la
El G.O.U. tónica ultra católica que se deseaba implantar. Además
se impuso la enseñanza religiosa en las escuelas, lo que
Se acercaba el momento de la próxima contienda provocó muchos encontronazos entre las autoridades
electoral en Argentina para el recambio presidencial y docentes y los centros de estudiantes que, en general,
100 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

fueron ignorados. Hacia el 17 de octubre


A medida que la evolución del conflicto europeo iba
favoreciendo a los aliados se incrementaba la presión Las relaciones internas de Perón con el gobierno
sobre el gobierno argentino por parte de EE.UU. para comenzaron a complicarse y llegó un momento en que
que rompiera relaciones con el Eje y, tal como lo seña- la oficialidad decidió que había llegado el momento de
la Carlos Escudé, esto se convirtió en un conflicto im- quitarlo del escenario. Para ese entonces aquél estaba
posible pues, para Estados Unidos era una cuestión de muy bien encaramado en los estrados del poder y te-
prestigio terminar con el gobierno militar sospechado nía una sólida base de apoyo en los sectores obreros
de pro-nazi que se oponía a la hegemonía continental así que cuando el 8 de octubre de 1945 fue obligado a
de la gran potencia y para los militares argentinos re- renunciar y llevado en prisión a la isla Martín García,
sultaba una cuestión de honor no ceder ante el mandato dicho sector se movilizó ampliamente y se lanzó a las
del hegemón. calles para lograr revertir la situación. Cipriano Reyes,
El otro aspecto en que sobresalió la acción de este dirigente de la carne de Berisso y, por supuesto, Eva
gobierno fue en su relación con los sectores del trabajo Duarte fueron quienes lograron movilizar las multitu-
dirigida por Perón. A partir de mediados de la década des, lo que dio lugar a la gesta del 17 de octubre en
del ‘30, en que la sustitución de importaciones empe- que la presencia de Perón fue reclamada por miles de
zó a tener mayor vigencia creciendo consecuentemente hombres y mujeres que inundaron las calles de Buenos
la industria nacional y sobre todo con el empuje que Aires y otras ciudades como La Plata, por ejemplo.
recibió ante los acontecimientos bélicos de Europa y Mariano Plotkin sostiene que, a partir de esa fecha,
EE.UU., se produjo una importante migración interna, Perón generó su propio carisma ubicándose en el “cen-
ya que la mano de obra necesaria para cubrir puestos de tro de las cosas” y estableciendo una relación con sus
trabajo en estas nuevas fábricas fue provista por los ha- seguidores. El 17 de octubre serviría para este propó-
bitantes del interior del país, lo cual dejó una importan- sito al incorporarlo en el naciente imaginario político
te masa de obreros nuevos que se reubicó para vivir en peronista.
la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires alterando Los hechos del 17 tomaron por sorpresa a todo el
las relaciones de las bases con los sindicatos tradiciona- mundo, incluida la oposición pero lo cierto es que a
les que, por lo general, eran de orientación socialista o partir de allí, la candidatura de Perón a la presidencia
comunista. Ahora merced a la acción de Perón desde la de la Nación fue una cuestión establecida.
Secretaría de Trabajo, de reciente creación, el gobierno La oposición organizó una coalición de todos los
orientó la acción sindical y surgieron nuevos sindicatos partidos políticos que se denominaban asimismo demo-
a los que se afiliaron los obreros masivamente, estable- cráticos y que formaron para enfrentarlo una coalición
ciéndose así una importante relación entre el Estado y que se denominó precisamente Unión Democrática y
los obreros en la que éste aparece haciendo el papel de en la que paradójicamente militaba codo con codo to-
intermediario entre el capital y el trabajo. dos los antiguos enemigos mortales, como conservado-
En 1944 los acontecimientos de la segunda guerra, res con radicales, socialistas y comunistas, la fórmula
que evidenciaban el franco retroceso del Eje y la pre- que llevaba este grupo era Tamborini - Mosca.
sión de EE.UU., favorecieron una toma de decisión por La Unión Democrática fue fervorosamente apoyada
parte del gobierno que finalmente rompió relaciones por el titular de la embajada de Estados Unidos, Sprui-
con Alemania, lo que fue mal recibido por algunos gru- lle Braden, quien actuaba prácticamente como si él fue-
pos de neutralistas y nacionalistas más decididos, pero ra candidato, lo que desató las iras de todos los sectores
también dentro de algunos sectores del ejército lo que nacionalistas y fue aprovechado por Perón, que con la
dio como resultado un movimiento palaciego y la caída consigna “Braden o Perón” logró triunfar en los comi-
del presidente Ramírez y su reemplazo por Edelmiro J. cios de 1946 con el 54% de los votos.
Farrell, muy allegado a Perón. Perón asume en un momento inmejorable desde el
punto de vista económico para Argentina, que durante
la segunda guerra había visto incrementar a 1.646 mi-
LA ERA PERONISTA llones de dólares sus reservas monetarias a causa del
desequilibrio entre exportaciones e importaciones.
En agosto de 1945 y como consecuencia de un via-
je de Farrell a Paraguay, Juan D. Perón que ejercía el
cargo de vicepresidente, ministro de guerra y secretario La Reforma Constitucional de 1949
de Trabajo y Previsión asumió la presidencia. Su figura
comenzaba a crecer demasiado rápido. Una vez que Perón triunfó en las elecciones de 1946,
el proyecto político, nacionalista católico y populis-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 101

ta, del grupo que lo llevó a la presidencia se encontró El proyecto en la Cámara


constreñido por el marco legal de una Constitución que
respondía a la ideología individualista-liberal decimo- La relación política entre el oficialismo y la opo-
nónica, como era la de 1853/60. Esta afirmación la sus- sición era muy difícil en 1948. A raíz de unas decla-
tentó el constitucionalista Pablo A. Ramella, entonces raciones de Perón a periodistas extranjeros criticando
senador nacional por el peronismo sanjuanino, cuando profundamente a la clase política argentina y a los go-
en su Derecho Constitucional dijo: ... si la revolución biernos que le habían precedido, el diputado radical por
quería consolidarse era imprescindible que se llegara a la Capital Federal - Ernesto Sanmartino- pronunció un
la reforma constitucional. encendido discurso en la Cámara de Diputados el 24
Sin embargo, no podemos dejar de tomar en con- de abril de dicho año cuestionando sus expresiones y
sideración las aspiraciones de continuismo en todo el proponiendo llevar el tema a la Comisión de Asuntos
sector de gobierno y, en particular, del propio jefe del Constitucionales. La bancada de la mayoría, en una rá-
movimiento peronista, que habló de la necesidad de pida reacción, no solamente rechazó la iniciativa, sino
modificar la constitución para posibilitar la reelección. que logró el desafuero del diputado Sanmartino, en cas-
De allí que pocos meses después de acceder Perón al tigo a sus expresiones contrarias al Presidente de la Na-
gobierno se presentaron a consideración de la Cámara ción. Ante el giro de los acontecimientos, el bloque de
de Diputados dos proyectos de necesidad de reforma la UCR en pleno se retiró de la Cámara y sus integran-
constitucional y dos más en 1947. tes presentaron sus renuncias como diputados a la mesa
En 1948, el propio jefe de Estado encaró la situación Directiva del Comité Nacional del partido, órgano que
y en su discurso inaugural del período parlamentario decidió que no se asistiría a las sesiones de la Cámara
se refirió explícitamente a la necesidad de reformar la como repudio a la decisión tomada por el peronismo,
Constitución y, ante la presión creciente desde el poder que continuó sesionando sin problemas ya que disponía
político, se presentaron ala Comisión de Asuntos Cons- de quórum propio.
titucionales de la Cámara de Diputados seis diferentes En este contexto, el 13 de agosto de 1948, día vier-
proyectos entre junio y agosto de ese año. nes en que por lo general la Cámara no sesiona ya que
Finalmente, prevaleció en su tratamiento el suscrito los diputados del interior regresan a sus distritos, se
por los diputados Héctor J. Cámpora, Angel J. Miel As- introdujo el proyecto de reforma constitucional en el
quía, José Emilio Visca, Luis Atala, Roberto Dri, Raúl recinto. El radicalismo enterado de la maniobra se hizo
Bustos Fierro, Luis A. Roche y Pedro Tilli, en el que se presente y logró que el proyecto no fuera aprobado sin
propugnaba la reforma, pero no apegándose a lo que discusión. A la tarde del mismo día 13, la oposición
señalaba el art. 30 de la Constitución en lo referente a acusó al oficialismo que las reformas no tenían otro ob-
las condiciones que debía reunir la declaración de la jeto que el lograr una nueva designación de Perón.
necesidad de reforma, ya que no incluía detalladamente En esa prolongada sesión se discutió además sobre
los artículos que se intentaban modificar, ni establecía la cantidad de diputados necesarios para aprobar la re-
si la reforma sería total o parcial; el art. 1º, resolutivo forma, ya que el art. 30 establecía que la misma debía
del proyecto expresaba: serlo con el “voto de dos terceras partes al menos de
Declárase necesaria la revisión de la Constitución sus miembros”. El peronismo hizo una interpretación
Nacional, a los efectos de suprimir, modificar, agregar de que la cláusula constitucional se satisfacía con las
y corregir sus disposiciones, para la mejor defensa de dos terceras partes de los presentes y así con una ma-
los derechos del pueblo y el bienestar de la Nación. yoría de 96 diputados aprobó el proyecto de reforma
Se plantearon grandes dudas a los juristas de la épo- constitucional que quedó convertida, con la sanción del
ca por el estilo de redacción, que brindaba absoluta li- Senado, en la Ley 13.233, el 27 de Agosto de 1948.
bertad a la Convención que haciendo uso de sus facul-
tades soberanas podría, por ejemplo, haber encarado la
modificación del sistema de gobierno, de la estructura Principales modificaciones de la Constitución
del Estado u otras de igual significación. Justicialista.
En su parte dispositiva, este proyecto establecía que
la elección de convencionales se efectuaría a los 180 El paso siguiente fue convocar en noviembre a elec-
días de promulgada la ley y se podría acceder al cargo ción de constituyentes. Desde la oposición se planteó
siendo argentino nativo o por opción y reuniendo las en intensos debates la alternativa de concurrencia o
calidades exigidas para los diputados nacionales. abstención a dicha convocatoria. El partido Socialista,
el Demócrata Progresista y el Demócrata [a excepción
del distrito de Córdoba que desobedeció la directiva]
resolvieron no concurrir. Si lo hizo la U.C.R.
102 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

ser preservada de las arideces de la lucha política y los


La Constitución del ’49 fue derogada por decreto del go-
que opinaban que la mujer no estaba intelectualmente
bierno de la Revolución Libertadora, en abril de 1956 y
anulada por resolución de la Convención Constituyente
dotada para comprender sus vericuetos, por tal razón
reunida en Santa Fe, en agosto de 1957. no hubo otra solución que dar la lucha y esta fue pro-
longada y difícil. Recién en 1926, por la ley 11.357, fue
aprobada la reforma del Código Civil que eliminó la si-
En enero de 1949 se reunió la Convención Constitu- tuación de minoridad perpetua de la mujer con respecto
yente y el 11 de marzo se sancionó la Carta Magna, la a la ley, permitiéndole ejercer sus capacidades civiles.
que fue jurada por los funcionarios públicos, empezan- Podríamos pensar así que no hubo antecedentes
do por el propio Perón. tempranos de voto femenino, sin embargo el primer
Las reformas que se hicieron en la Constitución fue- caso se registra en 1862 en las elecciones municipales
ron amplias, incluyendo un agregado al Preámbulo que de la ciudad de San Juan, en la que se permitió el voto
decía: ... ratificando la irrevocable decisión de cons- calificado de las mujeres, lo cual no las diferencia de
tituir una Nación socialmente justa, económicamente los hombres, ya que en esa época en general todos los
libre y políticamente soberana.... votos eran calificados económicamente.
Entre las más significativas podemos mencionar la Cuando se debatió la constitución de San Juan, en-
introducción de la función social de la propiedad priva- tre 1875 y 1878, se trató la cuestión del sufragio feme-
da; los derechos del trabajo, de la familia y de la ancia- nino y tal como lo dice el Dr. Ramella en su texto de
nidad en el art. 37; mientras el art. 39 establecía que el Derecho Constitucional, a la propuesta de un conven-
capital debía estar al servicio de la economía nacional cional para incluir específicamente el voto femenino en
y tener como principal objeto el bienestar social, y el las elecciones municipales, le respondió otro señalando
art. 40 recogió la ideología peronista al determinar las que no era necesario detallarlo ya que la norma se refe-
bases del Estado empresario señalando que la organi- ría a todos los que pagaban impuestos, fuesen naciona-
zación de la riqueza y su explotación tenían por fin el les, extranjeros o mujeres.
bienestar del pueblo, dentro de un orden económico En 1914, también en San Juan, se dictó una ley ha-
conforme a los principios de la justicia social. El Esta- bilitando a las mujeres a intervenir en las elecciones
do, mediante una ley, podía intervenir en la economía y provinciales y en 1927 una nueva constitución sanjua-
monopolizar determinada actividad. nina plasmaba en su art. 140 inc. 4º, iguales derechos
Lógicamente, también, se introdujo la elección di- electorales para la mujer y el hombre. Pero el golpe
recta del presidente de la Nación y su posibilidad de militar de 1930 motivó una intervención federal que
reelección y, en la 5ta cláusula transitoria, se estableció eliminó a las ciudadanas del padrón demostrando que
que todas las provincias deberían reformar sus propias existía un pensamiento más conservador en el ámbito
constituciones para ponerlas de acuerdoa la Constitu- nacional que el que prevalecía en una provincia de por
ción Nacional. sí conservadora y tradicionalista.
También la provincia de Santa Fe figura entre las
pioneras ya que, en 1921, se aprobó una constitución
que incluía el voto femenino en el ámbito municipal,
El voto femenino pero duró un breve período y luego se volvió a la car-
ta de 1907. En 1938 la ley orgánica de municipios Nº
La lucha por el voto femenino se inició temprana- 2599 otorgó el voto femenino calificado permitiendo a
mente. La Constitución Nacional de 1853 no distinguió las mujeres que formaban parte de la elite económica
sexos cuando hablaba de los “ciudadanos” y la ley elec- que pudieran expresarse en las elecciones municipales.
toral 8.871 o Ley Sáenz Peña, por la cual se estableció
el voto universal mencionó a los electores nacionales
como “ciudadanos nativos y los naturalizados desde Entre las organizaciones femeninas que lucharon por el
los 18 años de edad”, y determinó la obligatoriedad derecho al voto, es de destacarse la labor de las mujeres
socialistas que, desde principio de siglo, iniciaron su ac-
de estar inscrito en el padrón. Dado que los padrones
ción afirmativa, y entre ellas no podemos dejar de men-
electorales no eran otros que los que se confeccionaban
cionar la tarea preponderante de Alicia Moreau de Justo.
para el servicio militar, las mujeres quedaron automáti-
camente excluidas de la normativa. Otras provincias que incluyeron el voto femenino en
Si bien el discurso de las normas no prohibía es- sus constituciones antes de la llegada del peronismo
pecíficamente a las mujeres el acceso a las urnas, la fueron Buenos Aires, Entre Ríos y La Rioja, pero siem-
visión general de la sociedad finisecular era que no pre dejando el derecho sujeto a su articulación según
correspondía a éstas ingresar en la arena política, por una ley a dictarse.
diversos motivos. Estaban los que pretendían que debía El golpe de 1930 y la ola de conservadurismo que
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 103

los convencionales constituyentes para la reforma de la


Constitución en 1949.

El renunciamiento de Eva Perón

A mediados de 1949 Eva Perón fue proclamada pre-


sidenta del partido peronista femenino y, el 20 de julio
de ese año, mil mujeres peronistas se concentraron en
el Primer Congreso Nacional del Partido Peronista Fe-
menino que tuvo un éxito inmediato, al punto que tres
años después contaban con 500.000 afiliadas y 3.600
unidades básicas. En aquella oportunidad, Eva definió
los principios fundamentales del partido como una uni-
dad entre la doctrina y la figura de nuestro líder: Perón.

Texto de lectura
obligatoria en las
escuelas.
No tenía entonces ni tengo en estos momentos más que una
sola ambición personal: que de mi se diga, cuando se escriba
el capítulo maravilloso que la historia dedicará seguramente
a Perón, que hubo al lado de Perón una mujer que se dedicó En 1951 se per-
a llevar al presidente las esperanzas del pueblo y que a esa filaba su candida-
mujer, el pueblo la llamaba cariñosamente Evita. Eso es todo tura a la vicepresi-
lo que quiero ser.
dencia de la Nación
acompañando al
propio Perón. El
recorrió el país de su mano, impuso un retraso en la
22 de agosto de
brega por lograr el voto femenino pero, la década si-
ese año, ante una
guiente, habría de ser la definitiva para su consecución.
multitud estimada
Ya en el gobierno de Farrell se consideró la posibilidad
en dos millones de
de tratar el tema mediante un decreto-ley pero la ini-
personas que fue-
ciativa no prosperó y es así que, en 1945, se trató de
ron convocadas por
introducirlo en el recinto de la Cámara de Diputados
la CGT, se realizó un acto en Plaza de Mayo donde
de la Nación.
la gente exigió la postulación de Eva para tal cargo.
Una vez instalado el nuevo gobierno democrático Marysa Navarro en su libro Evita señaló que ésta que-
presidido por Perón, aparecieron múltiples proyectos ría la candidatura con el mismo empeño que puso para
en la Cámara de Diputados para otorgarle el voto a la ser actriz y con la misma fuerza con que se aferró a la
mujer. Algunos como, por ejemplo, el presentado por vida durante los últimos meses de su enfermedad. En
el diputado Aldo Cocca, intentaban igualar derechos dicho acto, Evita fustigó a la oligarquía y se refirió a sí
y obligaciones incluyendo a las mujeres en el servicio misma como una mujer del pueblo argentino, una des-
militar obligatorio con el fin de prestar funciones auxi- camisada de la Patria aunque pidió cuatro días de plazo
liares y para ser cumplido en el domicilio de la ciuda- para meditar la respuesta y señaló que no renunciaba a
dana, con la sola obligación de concurrir a los estable- su puesto de lucha, sino que renunciaba a los honores.
cimientos que se crearían al efecto. Yo me guardo, añadió, como Alejandro, las esperanzas,
El espaldarazo final a esta problemática se lo dio por la gloria y el cariño de ustedes y del general Perón.
la decidida voluntad de Eva Perón que manifestó su Al abandonar el palco Eva se desvaneció como con-
deseo de que se habilitara el voto a las mujeres y así el secuencia del mal que la aquejaba. Para entonces le ha-
9 de septiembre de 1947 se aprobó la ley 13.010 que bían diagnosticado un fibroma uterino maligno. Nueve
otorgaba ese derecho. Las mujeres que mantenían una días más tarde, a través de un mensaje radial, comuni-
cerrada oposición al gobierno peronista no aprobaron có la irrevocable decisión de renunciar a la candidatura
la medida y tampoco se hizo uso de la misma auto- propuesta. Ese día se conoce en la historia del peronis-
máticamente, ya que la labor de empadronamiento se mo como el día del renunciamiento. En su discurso se-
retrasó tanto que, al año siguiente, las mujeres no es- ñaló su falta de ambición personal como se reproduce
tuvieron en condiciones de votar cuando se eligieron en el recuadro.
104 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

El arte
Entre 1930 y 1960 muchos artistas argentinos vivían en París donde trabajaban y pintaban. A ese grupo se lo conoció como La Es-
cuela de París y se destacaban Horacio Buteler, Basaldúa, Guttero, Centurión, Larco, Domínguez, Neira, Del Prette y Berni. También
había algunos escultores de la talla de Falcini o José Fioravanti. En esta etapa se convocó al primer concurso Palanza y los invitados
fueron Lino E. Spilimbergo, Ramón Gómez Cornet, Raúl Soldi, Miguel C. Victorica, Heector Basaldúa, Raquel Forner, Emilio
Pettorutti, Antonio Berni, Enrique de Larrañaga y Eugenio Daneri.

Eva Perón falleció el 26 de julio de 1952 a los 33 la Universidad de Buenos Aires y disolvió un acto de
años de edad, previamente desde su lecho de enferma los egresados en Ingeniería. El Centro de Estudiantes
había logrado emitir su voto por Perón en las primeras de dicha Facultad desafió la orden celebrando un mitin
elecciones donde participaron las mujeres. Como resul- en la casa de estudios el que finalizó cuando cayó he-
tado de dichas elecciones siete senadoras y 24 diputa- rido un estudiante y varios centenares fueron privados
das ocuparon sus bancas en el Congreso de la Nación. de su libertad en momento en que regía el estado de
El líder peronista ordenó embalsamar el cuerpo de sitio. En respuesta, se inició una huelga estudiantil que
su esposa y el cadáver fue depositado en el segundo no tardó en extenderse a las otras casas universitarias
piso de la CGT hasta tanto se construyera un mausoleo del país y en la que participaron estudiantes de todo
para su memoria. Después de la revolución de 1955 se el espectro político: humanistas, radicales, conservado-
interrumpió el proyecto y el cuerpo de Eva desapareció res independientes y aun algunos que luego militaron
por veinte años. El cadáver había sido enterrado en Mi- en el peronismo cuando estuvo proscrito. Muchos de
lán, Italia hasta que, en 1971, durante el gobierno del ellos formaron parte de la intelectualidad argentina o
general Lanusse se le restituyó al propio Perón. fueron o son dirigentes políticos de los gobiernos que
El panorama universitario y la resistencia estudian- siguieron después del ’55, entre los que se cuentan:
til al régimen peronista Guillermo O’Donnell, N. Rajneri, Mariano Grondona,
César Milstein, Carlos Corach, Carlos Canitrot, Nor-
ma Kennedy, etc. Si bien los estudiantes recuperaron
su libertad, de hecho los centros estudiantiles fueron
La universidad en la etapa peronista clausurados.
La huelga universitaria fue una muestra más de lo
Según hemos analizado, desde 1918 en adelante la que sucedía en el país en esos momentos. Perón había
Universidad sufrió una serie de vaivenes que estuvie- perdido su liderazgo sobre las clases medias urbanas,
ron enlazados con la situación política imperante en el los enfrentamientos con la Iglesia crecían día a día, y
país y en algunos momentos ella se convirtió en terreno había problemas con algunos gremios que, a través de
de enfrentamientos políticos-ideológicos. Recordemos huelgas, empezaban a enfrentar la dirigencia política.
que, en mayo de 1946, el presidente Farrell ordenó la El camino a un posible golpe de Estado estaba abierto.
intervención de las universidades. Poco después se san-
cionó una nueva ley universitaria (13.031) diseñada por
el gobierno peronista que abrió una nueva etapa en el Después de la revolución de 1955, en diciembre de ese
sistema universitario nacional y rigió la vida de las al- año el delegado interventor de la Facultad de Derecho
tas casas de estudio hasta la caída del régimen en 1955 y Ciencias Sociales de Córdoba “con el fin de cumplir
cuando fue derogada por la revolución libertadora. con los postulados revolucionarios en materia educacio-
nal...” reestructuró nuevamente los planes de estudios de
Los objetivos de la ley expresaban un nuevo fun- la Escuela de Abogacía, los que se modificaron en otras
cionamiento administrativo, se suprimió la autonomía oportunidades en las décadas siguientes.
universitaria y se subordinó las universidades a la auto-
ridad del gobierno nacional. La intervención del Estado
llegó a tener injerencia en la conformación del cuerpo El peronismo y la clase trabajadora
docente. El rector era designado por el poder ejecutivo
nacional por tres años. A su vez, los profesores titula- Cuando el peronismo llegó al gobierno la situación
res y adjuntos -después de sortear las pruebas de mé- económica del país había mejorado como consecuen-
ritos eran elegidos- por el poder ejecutivo nacional de cia del estallido de la segunda guerra mundial. El nú-
una terna enviada por las universidades. En este lapso, mero de establecimientos industriales había crecido de
además, muchos docentes opuestos al régimen fueron 38.456 en 1935 a 86.440 en 1946, al igual que el núme-
separados de sus cargos. El malestar en el ambiente ro de trabajadores, quienes superaban el millón de per-
universitario se hizo más evidente en el último tiempo sonas. Sin embargo, la clase obrera padecía de salarios
del régimen. Por ejemplo, el 5 de octubre de 1954, la y condiciones de labor bastante precarias; la legisla-
policía ingresó en la Facultad de Ciencias Exactas de
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 105

legislación obre-
La relación entre obreros, sindicatos y Estado peronista fue ra que contem-
fuerte
plaba licencias
por enfermedad,
ción laboral y social era escasa y el cumplimiento de la maternidad y va-
existente no se exigía como correspondía. Durante esta caciones pagas.
etapa hubo muchas huelgas, no contra el régimen sino En términos
solicitando mejoras para los distintos gremios. Muchas
generales, du-
veces se especuló que el Estado los apoyaría, pero en
otros casos el mismo Perón denunció a los que las pro- rante la etapa
vocaban, con nombre y apellido, tal el caso de la huelga del gobierno pe-Una de las huelgas más conflictivas de la etapa
de los trabajadores del azúcar promovida por la FOTIA ronista las con-peronista fue la de los recolectores de basura
a quienes acusó de “comunistas”. diciones de tra-en Buenos Aires en 1947. El olor de las calles
era nauseabundo.
Perón, desde la Secretaría de Trabajo y después bajo mejoraron
como vicepresidente del gobierno militar instaurado en para el obrero,
1943, comenzó a atender las cuestiones obreras, lo que
aunque las mujeres trabajadoras todavía percibían un
se hizo más evidente después de obtener la victoria en
promedio de salarios menor al de los hombres, que iba
las elecciones de 1946. En los años subsiguientes la tasa
de sindicalización de la clase asalariada creció hasta un del 7 al 15 %. No obstante, éstas se beneficiaron con
70%. Esta agremiación fue acompañada por la implan- la extensión de otros servicios como el cuidado de los
tación de los convenios colectivos de trabajo y por una niños a través de guarderías y jardines de infantes.
106 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

De la revolución libertadora al onganiato

Perón y su conflictiva relación con la Iglesia


El peronismo tenía enemigos irreconciliables: los militares
golpistas de 1951, la Iglesia y los radicales.
Al promediar los años ‘50 Perón había dado un giro
a su gobierno y la instauración de la dictadura así lo
demuestra. Los dos últimos años de su mandato se ca- La Revolución Libertadora y el exilio de Perón
racterizaron por la intensificación de medidas represi-
vas, por el aumento de los conflictos socioeconómicos, El 16 setiembre de 1955 una insurrección cívico
por la persecución religiosa y por la falta de libertades militar que estalló en Córdoba puso fin al segundo go-
públicas. bierno de Perón. La Revolución Libertadora, nombre
En noviembre de 1954, Perón pronunció un discur- que se le dio al movimiento, designó como presidente
so ante los gobernadores provinciales, dirigentes del provisional de la Nación el general Eduardo Lonardi,
partido y sindicalistas, en el que denunció a la Iglesia un conspirador del movimiento contra Perón de 1951,
como el foco más importante contra el cual tenía que acompañado del contralmirante Isaac F. Rojas. En esa
luchar. La Iglesia no tardó en reaccionar y el 8 de di- oportunidad, el lonardismo postuló una posición conci-
ciembre, día de la virgen, se produjo en Buenos Aires liadora para el país con la famosa frase “ni vencedores
una manifestación impresionante, la que fue repetida ni vencidos”.
en junio del año siguiente en ocasión de la procesión de
Corpus Christi, a pesar de la prohibición policial. Y ello
se justifica porque la Iglesia se había convertido en un Lo llamativo es que el pueblo no salió a defender a su líder
como se pensaba
baluarte que unificaba la oposición.
Las razones antes mencionadas llevarían a los mi-
litares a conspirar para derribarlo. En junio se apresu-
La revolución fue respaldada por vastos sectores
raron a realizar un golpe de Estado que terminó con
sociales y económicos: la gran burguesía industrial y
un bombardeo en Plaza de Mayo, masacrando a civiles
agropecuaria, los partidos tradicionales, la prensa, la
que circulaban por allí, cuando en realidad lo que se
Universidad, la Iglesia y las Fuerzas Armadas que se
pretendía era matar a Perón que se había refugiado en
alinearon bajo consignas contra Perón. En la vereda
el Ministerio de Guerra.
opuesta quedaron los trabajadores desconcertados por
El plan fracasó y días más tarde, en un intento por
la falta de respuesta del líder y una CGT que fue des-
frenar a los militares Perón decidió excluir a los perso-
bordada por los acontecimientos.
najes más conflictivos de su gobierno e incluir a otros
Entre las primeras medidas tomadas por el gobierno
más predispuestos al diálogo, intentar un acercamiento
que asumió la conducción del país después del golpe se
con la Iglesia y permitir que los opositores políticos
cuenta la reconstrucción del Poder Judicial, tanto na-
utilizaran los medios de prensa oficial para abrir un
cional como provincial.
debate. Uno de ellos, el Dr. Arturo Frondizi el 31 de
julio instó por radio al gobierno a volver a la senda de- Perón, entretanto, partió del país rumbo a Paraguay
mocrática y a reformar una propuesta de gobierno, sin y, a fines de ese año, fijó su residencia en Panamá; lue-
embargo distinta fue la actitud con el socialista Alfredo go pasó a Caracas y a República Dominicana para ter-
Palacios a quien no se le permitió hablar en razón de
haber solicitado la renuncia de Perón.
El 31 de agosto se anunció por todas las radios del En esta época, un intelectual castigado por el régimen peronis-
ta como lo fue Jorge Luis Borges ocupa el cargo de Director de
país que Perón renunciaba, sin embargo, horas después la Biblioteca Nacional y, en 1956, recibe el Premio Nacional
éste convocó a sus afiliados a Plaza de Mayo donde de- de Literatura. Por entonces ya había perdido la vista pero ello
nunció el fracaso de la conciliación y lanzó un enérgico no fue un impedimento para ocupar la cátedra de Literatura
ataque contra la oposición con aquella célebre frase: inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad
de Buenos Aires y luego dictar clases de literatura argentina en
“Por cada uno de los nuestros, caerán cinco de ellos”. A
Estados Unidos.
partir de allí estaba todo dicho.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 107

minar en España. Su exilio demostraría que había sido las normas prusianas, privilegiaban los valores de obe-
derrotado del gobierno pero no de la escena política, diencia y disciplina dentro de las Fuerzas Armadas.
según lo comprobó la historia de los años subsiguien-
tes.
A escasos dos meses de inaugurarse el nuevo go- La situación de las Universidades nacionales
bierno, otro golpe -realizado el 13 de noviembre- por
los mismos militares desplazó a Lonardi del cargo en- Después de la caída del peronismo, en 1955, se pro-
tendiendo que éste era “demasiado blando y no lleva dujo una reacción tendiente a proclamar una mayor li-
a cabo la tarea de desperonizar al país con suficiente bertad en casi todos los campos y la universidad no po-
energía”, asumiendo en su reemplazo el general Pedro día quedar excluida. El gobierno de la denominada “re-
Eugenio Aramburu quien mantuvo a Rojas en el cargo. volución libertadora” derogó en 1955 las leyes 13.031
La nueva gestión se propuso la desperonización, otor- y la 14.297, sancionadas durante el gobierno peronista
gando a los partidos políticos el lugar que reclamaban. y, en su lugar restableció la vigencia de la ley Avella-
A pesar del hostigamiento el peronismo seguirá sobre- neda adaptándola a la realidad de los hechos. Había
viviendo en la clandestinidad y organizando acciones llegado el momento en la historia universitaria del país
desestabilizadoras que alternaban la propaganda con de asentar en su plenitud el principio de autonomía,
el ejercicio de la violencia. Un intento de este tipo de por tal razón se abolió el artículo 1 de la mencionada
acción fue el golpe militar encabezado por el general ley que disponía que el presidente de la Nación era el
Valle, en junio de 1956, que fue reprimido duramente, que nombraba y removía a las autoridades y profesores
pero que terminó perfilando nítidamente a la oposición. universitarios. Simultáneamente por un decreto ley se
dispuso que las Universidades Nacionales debían orga-
nizarse y desenvolverse dentro de un régimen jurídi-
Azules y Colorados co de autarquía, con pleno gobierno de sus estudios y
administración de su patrimonio conforme a las leyes
La primera pregunta que debemos hacernos es que respectivas y de acuerdo a los estatutos que cada una se
concepciones políticas defendían estos grupos del ejér- dicte para sí misma, según su tradición y conveniencias
cito argentino que adoptaron tal denominación y que de su ámbito local1. Es que, entre tantas otras cosas,
tendrán activa participación en los acontecimientos po- la experiencia peronista había enseñado que cualquier
líticos del país hasta la vuelta a la democracia en 1983. rastro de sometimiento a la voluntad política debía ser
Alain Rouquié, en Poder militar y sociedad política eliminado.
en la Argentina, sostiene que en el centro de la divi- En los primeros meses del año 1956, las agrupacio-
sión está el antiperonismo, que ambos grupos vivirán nes estudiantiles se lanzaron a una amplia campaña po-
de distinta forma. Para los colorados el peronismo era lítica tendiente a consagrar su respectiva participación
un movimiento de clase sectario y violento que daba en el gobierno universitario. La misma contó con el
lugar al comunismo, por lo que consideraban imposible apoyo y la difusión de los medios de prensa, contagia-
su retorno en cualquier forma. Sus miembros actuaron dos por el entusiasmo juvenil. Al año siguiente, comen-
en la Revolución de 1955 y, en su mayoría, pertenecían zó a tratarse el Estatu­to Universitario y las disputas se
a la infantería o artillería. Más de un 60% procedía de hicieron sentir en todos los claustros.
la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires.
Para los azules el peronismo era una fuerza nacional
y cristiana que permitió salvar a la clase obrera del co- La reforma constitucional de 1957
munismo y que constituía un bastión contra la subver-
sión; se opusieron a Perón porque pretendía politizar El 12 de abril de 1957, por medio de un decreto, el
al ejército y ponerlo a su servicio. Fueron los antipero- gobierno de facto convocó a la reforma constitucional
nistas de la primera hora ya que participaron del movi- especificando que se debería reunir una Convención en
miento contra Perón de 1951, lo que les costó a algu- la ciudad de Santa Fe para determinar la enmienda de
nos, como el entonces coronel Lanusse, pasar cuatro diversos artículos, con lo que se intentaba modificar el
años en prisión. Pertenecían mayormente a la rama de régimen electoral, afianzar el sistema federal de gobier-
caballería y se identificaban con las clases dirigentes, la no, la libertad individual y de expresión, así como los
oligarquía. Nacionalistas y tradicionalistas, apegados a derechos individuales y sociales entre otras cosas. El


1
Decreto ley 6403/1955. En 1958 la Universidad de Córdoba modificó sus Estatutos donde remarcó el principio de autarquía para
sancionar su presupuesto conforme a la Constitución y las leyes que sancionara el Congreso. Como ente autónomo tenía el pleno
gobierno de sus estudios, de elección de autoridades y nombramiento de profesores y personal administrativo.
108 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

decreto 3838 disponía que la elección de convencio- Frondizi-Gómez quien derrotó a la Unión Cívica Radi-
nales se efectuaría el 28 de julio y que se utilizaría en cal del Pueblo [U.C.R.P], que presentó la encabezada
las elecciones el sistema D’Hont, lo que al estar pros- por Ricardo Balbín-del Castillo.
crito el peronismo, aseguró la mayoría en manos del Pero, no hay que desconocer que, además del pac-
radicalismo. La Convención debería comenzar a actuar to con Perón, Frondizi representaba el ala izquierda
antes del 1 de septiembre y concluiría su misión dentro del radicalismo, lo que despertó la simpatía entre los
de dicho mes, aunque estaba facultada a proseguir sus sectores más progresistas que lo seguían en su política
reuniones hasta el 14 de noviembre. antiimperialista, tal como lo había expuesto en su libro
Desde el inicio de las deliberaciones, el 30 de agos- Petróleo y política, editado en 1954, al oponerse a la
to, se produjeron problemas políticos en el seno de la firma del contrato con la California Standard Oil.
Asamblea, entre otras cosas porque la UCRI cuestio-
nó la validez de la proclama que había derogado la
Constitución de 1949, así como la del decreto que ha- La gestión frondicista
bía originado la reforma que se estaba intentando. Los
conflictos permanentes dentro de la Convención dieron
Frondizi puso en marcha un programa de moder-
como resultado que esta cerrara sus debates habiéndo-
nización de la economía argentina que se conoció con
se logrado solamente introducir el art. 14 bis y hacer
el nombre de desarrollismo. Su política exterior estuvo
un agregado en el art. 67 inc. 11, ambos destinados a
enmarcada por la Guerra Fría, hecho que le hizo pensar
beneficiar la situación del trabajo, la seguridad social y
que tal situación se prolongaría por un tiempo largo,
algunos otros derechos sociales.
por eso, en marzo de 1961, ofreció sus buenos oficios
a Cuba y a Estados Unidos para zanjar sus diferencias.
Pero días después de fracasar el desembarco contra-
Arturo Frondizi sella un pacto con Perón rrevolucionario en Cuba, firmó un tratado de amistad
con el gobierno efímero del brasilero Janio Quadros, lo
Para delinear el marco autoritario que va a presi- que desató una protesta general porque se pensaba que
dir la vida política argentina, con diferencia de matices Argentina era arrastrada por el país vecino al que se le
desde la ruptura de 1930 hasta su expresión más acaba- atribuían ideas “comunistas”.
da en 1976 debemos recordar que, en la primera fecha, En agosto, se realizó en Montevideo, Uruguay una
nació lo que muchos han de llamar el Partido Militar, reunión del programa Alianza para el Progreso, por el
un partido que carecía de existencia jurídica, que no cual los Estados Unidos proponían una ayuda económi-
concurría a las urnas y que, por lo tanto, no tenía de ca a los países de Latinoamérica. Asistió al encuentro
representación parlamentaria pero que, desde 1930 y Ernesto Guevara, quien participaba como ministro de
mucho más aún desde 1955, ejerció un permanente in- industria cubano. En esa oportunidad, se pensó en la
flujo sobre la sociedad argentina. posibilidad que éste hiciese un viaje a la Argentina para
Tanto en 1955-58 como en 1962-63 los interregnos entrevistarse con Frondizi. Realizadas las gestiones,
entre gobiernos constitucionales fueron ocupados por no sin cierta aprensión y exigencias de seguridad de
administraciones militares cuyo principal y autopro- parte del Che, el encuentro que contaba con el consen-
clamado objetivo fue la imposición de mecanismos timiento de los Estados Unidos se produjo en Olivos el
proscriptivos del peronismo, según veremos. A partir 18 de agosto de 1961. Según Emilia Menotti, biógrafa
de la primera fecha todos quisieron mostrar cuan lejos del presidente, duró 55 minutos en los cuales aquél le
se encontraban de los postulados de dicho partido, aun manifestó al mandatario argentino que ambos estaban
los propios nacionalistas pero, a medida que fue avan- destinados al fracaso. “A usted le van a impedir su go-
zando el tiempo, todos quisieron “apropiarse” de los bierno los grandes monopolios y a mí me va a entor-
mismos para poder ganar a la inmensa masa de votan- pecer Rusia”. De la cita ninguno salió satisfecho pero
tes que esa agrupación arrastraba. a Frondizi le iba a costar cara la osadía, primero tuvo
Así lo demuestran las elecciones presidenciales de que dar explicaciones por cadena nacional y, luego, re-
1958 que dieron como ganador con el 44 % de los votos cibir de urgencia a las Fuerzas Armadas que estaban
a la fórmula de la Unión Cívica Intransigente [UCRI] sumamente molestas por el hecho. Es que los militares
reaccionaban contra el castrismo con una sensibilidad
exagerada, sostiene Rouquie.
La contienda electoral demostró por un lado, la fuerza del pe- Frondizi pudo sortear este y otros escollos pero su
ronismo cuyo líder en el exilio pactó con Frondizi para ase-
gurarse la unidad del movimiento al desautorizar las posibles
suerte estaba echada. A fines de marzo de 1962 una jun-
divisiones del mismo y, por otro, permitió un éxito seguro al ta militar lo depuso y lo condujo a Martín García. El
frondicismo al recibir los votos del partido proscrito. gobierno nacido del pacto con Perón había concluido
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 109

ante el escepticismo de la población. Los militares jus-


Durante su gobierno los canales de participación universitaria
tificaron su actitud a través de un comunicado donde fueron normales. En la Universidad de Córdoba funcionó el
señalaron que las Fuerzas Armadas vigilaron la puesta sistema tripartito, la provisión de cargos por concurso, el libre
en marcha del proceso constitucional con un solo ob- funcionamiento de los centros de estudiantes y la autonomía
jetivo: la plena realización de los ideales de la Revolu- universitaria.
ción Libertadora. Por su parte, el presidente depuesto,
en una carta pública denunció que los que lo habían electores contra 110 del representante de la UCRI, Dr.
derrocado hundirían al país en “una guerra social” que Alende.
abriría las “puertas al comunismo”. Illia ex gobernador de Córdoba, médico de Cruz del
Eje, demócrata de centro izquierda, respetuoso del es-
tado de derecho accedió a la primera magistratura en
José María Guido. Una continuidad pseudo comicios condicionados por la proscripción del pero-
democrática nismo y con la ayuda de los conservadores, del partido
Socialista Democrático y de pequeños partidos neope-
El entonces presidente provisorio del Senado Dr. ronistas del interior. Evidentemente una frágil base
José María Guido asumió el mando, quien prestó jura- para mantenerse en el poder.
mento ante la Corte Suprema. Esta seudo continuidad
democrática permitió salvar de algún modo la persis-
tencia del sistema de la Constitución, por tal razón con- El contexto Latinoamericano de los sesenta
tó con el apoyo de los dirigentes de la UCRI que pensa-
ban que era una solución mejor que el golpe de Estado No se puede entender la radicalización del espectro
propiamente dicho, aunque nadie sabía entonces que político y lo ocurrido en las universidades argentinas
límite de autonomía disponía la nueva autoridad. Pron- en los años sesenta si no hacemos mención a los cam-
to se revelaría tal incógnita. bios vertiginosos que vivía el mundo por entonces. En
En abril, aceptando una imposición militar, Guido ese convulsionado escenario América Latina se milita-
firmó un decreto que anulaba las elecciones provincia- rizó pues el éxito de la revolución cubana hacía temer
les y nacionales realizadas el 18 de marzo de 1962 don- que la revolución social se extendiera a otros países.
de habían triunfado en varios distritos los peronistas a Sin embargo, al éxito de dicha revolución y a la de Ni-
raíz que Frondizi había levantado la proscripción a ese caragua se le opusieron los fracasos de la guerrilla en
partido y colocaba a todas las provincias bajo el con- Colombia, Perú, Bolivia, Uruguay y Brasil.
trol federal. Esto llevó a la renuncia del gabinete. Pos- En 1965 murió en Colombia en un enfrentamien-
teriormente, se designaron los interventores federales, to con el ejército el cura guerrillero Camilio Torres y,
muchos elegidos a propuesta de los jefes de las guar- en octubre 1967, Ernesto “Che” Guevara. El primero
niciones locales. Sumado a esta complicada situación había inspirado los movimientos guerrilleros sociales
política, la económica no era mejor. Hubo fuga de capi- cristianos y, el segundo, a los grupos de izquierda. Uru-
tales y se interrumpió la corriente inversora, en conse- guay comenzó a sentir los golpes de los Tupamaros y
cuencia disminuyó la demanda y hubo restricciones del en Brasil se expandieron otros grupos clandestinos.
crédito. Para ahondar más los males ese año Argentina Los jóvenes leían: La guerra de guerrillas del Che
sintió una grave sequía que afectó la producción de la Guevara (1960). La revolución sobre la revolución del
zona pampeana. En este complicado marco Guido fijó francés Regis Debray (quien hoy de vuelta reivindica
las elecciones presidenciales para julio de 1963. a De Gaulle). El Manual del Guerrillero del brasilero
Carlos Marighela (1969) y Los Escritos de Mao Tse
Tung. El colombiano Antonio García escribió La es-
El radicalismo llega al gobierno de la mano de tructura del atraso de América Latina (1969) donde
Arturo Umberto Illia concluía:

Con el peronismo en la proscripción se efectuaron “Que los partidos comunistas centro y


las elecciones ante un gran escepticismo de la pobla- sudamericanos por su fidelidad con el régimen
ción. Perón, desde el exilio en Madrid, ordenó a sus alarmaron a las oligarquías capitalistas que temían
la instauración de un régimen similar al de Castro,
partidarios a abstenerse de votar. La UCRP encabezó
bloquearon el camino exasperando a los jóvenes que
el escrutinio con el 25,8 % de los votos y si bien con- buscaron como salida el camino de las guerrillas”.
quistó 13 gobernaciones sobre 22 y el sillón de Rivada-
via para el Dr. Arturo Humberto Illía no disponía más
que de 72 bancas en el Congreso sobre 189 y de 168 De todos modos el fenómeno guerrillero americano
110 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

preocupaba a todos y eso alentaba la necesidad de con- “La lucha por las condiciones y calidades de
tar con ejércitos modernos. La idea de la seguridad na- la enseñanza es muy importante pero, aun así,
cional- el anticomunismo- y en el caso argentino la ne- no es más que un detalle, un escalón de una larga
cesidad de poner en marcha un proyecto nacional que escalera: nuestra lucha, la lucha de todos, en
definitiva, es contra el sistema. Hay que convertir
llevase al país a un “destino de grandeza” eran temas
cada universidad, cada fábrica y cada barrio en una
cotidianos entre los militares, analistas políticos y me- fortaleza... ¡Compañeros, sigamos el camino del Che
dios afines. En ese ambiente ocurrió el Golpe de 1966. Guevara hacia la construcción del socialismo!”.

El panorama universitario. 1958-1983 El año 1969 se presentó bastante complicado desde


todo punto de vista y en el país los estudiantes se soli-
Durante el año 1958 el país polemizó apasionada- darizaron con las clases obreras y se enfrentaron contra
mente por las cuestiones universitarias. Los enfrenta- la dictadura de Onganía. Esas movilizaciones fueron
mientos entre los que defendían las posiciones laicistas reprimidas y costó la vida de varios estudiantes en todo
y los católicos fueron duros y se hicieron sentir en to- el país. En Córdoba, particularmente con el Cordobazo
dos los ámbitos. ¿El motivo?: el intento de implantar la otros corrieron igual fin.
libertad de enseñanza. Hubo movilizaciones públicas Con respecto al cupo de ingreso de los estudiantes,
y paros no sólo en la universidad sino en el sector de valga decir que hasta 1974 las universidades nacionales
la enseñanza media. La respuesta fue la sanción de la procedían con autonomía y diferentes criterios. A partir
ley 14.557 por la cual se crea la Dirección General de de entonces, se suprimió toda forma de evaluación y
Enseñanza Universitaria bajo la jurisdicción del Mi- durante ese año y los dos siguientes se admitió a todos
nisterio de Educación, quien hizo conocer las normas los aspirantes siempre que contaran con la aprobación
que habrían de regular el sistema universitario priva- del llamado Tríptico Nacional.
do. En lo que se refiere a las universidades nacionales
se estableció la autarquía, se mantuvieron los órganos
tradicionales, reforzando la autoridad de los rectores y
decanos, con una participación estudiantil limitada. La administración Illía y el golpe de 1966
Superados dichos obstáculos la etapa dio muestras
de cambios fundamentales en el quehacer de la Univer- Varios fueron los factores que contribuyeron a que
sidad: se incorporaron nuevas disciplinas, se reinstaló se produjera un nuevo golpe militar en 1966. En primer
el gobierno tripartito y se recuperó la autonomía. En lugar, se acusaba a la administración radical de Illia
1958 se creó el Consejo Nacional de Investigaciones de poseer una economía en depresión profunda, con
Científicas y Técnicas y en los años subsiguientes se consumo personal y PBN per cápita en los niveles más
trató de incentivar el desarrollo de la educación, la bajos de la década y con un alto porcentaje de desocu-
ciencia y la técnica. John Kennedy primero y el Con- pación, cercano al 9% de la población activa en el Gran
cilio Vaticano de 1965 después enfatizaron su preocu- Buenos Aires.
pación por el desarrollo científico de los países pobres. En respuesta a esas acusaciones el gobierno radical
Una nota distintiva de la época fue el aumento del se comprometió con políticas monetarias, fiscales y sa-
ingreso de la mujer a los claustros universitarios. Entre lariales expansivas. Se aumentaron los impuestos en el
1961 y 1965 el incremento femenino llegó en la Uni- sector rural y en el de los niveles de ingresos más altos,
versidad al 33,70 %, actualmente en varias carreras el se establecieron controles como la fijación de precios
ingreso y egreso de la mujer supera al varón. Después para asegurar el abastecimiento de productos de con-
del golpe de Onganía de 1966 y durante los años subsi- sumo y se implantó el salario vital y móvil. La aplica-
guientes la Universidad sufrió serios problemas habida ción de estas medidas y la coincidencia de una buena
cuenta que los movimientos políticos incidieron fuer- cosecha en 1964 dieron como resultado un aumento
temente en los claustros. Los intelectuales comenzaron del PBN real de alrededor del 8%, manteniéndose la
a dividirse, hubo intervenciones militares en las altas tasa de inflación por debajo del 20 %. Pero los militares
casas de estudios, despido de docentes y persecuciones azules no encontraban nada que pudiera atraerlos del
ideológicas que llevaron a muchos al exilio. gobierno radical. Cuando éste exhibía su actitud para
el diálogo, su respeto por las formas democráticas y su
Si bien los jóvenes estudiantes universitarios recla-
prudencia política, los azules creían encontrarse con un
maban reivindicaciones cientificistas sus luchas iban
vacío de autoridad. Roquie expresa al respecto:
más allá, al punto de pretender cambiar la sociedad en
la que vivían. Esta aseveración la confirman las expre-
siones vertidas en Córdoba, en julio de 1968, por el “Las divisiones de la UCRP, el aspecto improvisado
y poco burocrático de su gestión gubernamental, su
estudiante M. Mena quien señaló:
práctica política hecha de sutiles dosificaciones y
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 111

laboriosos compromisos irritaban a los profesionales parte, saboteaban el plan de recuperación económica
de un arte simple y preponderantemente ejecutivo negándose a pagar los impuestos y las cargas socia-
que estaban impacientes por aplicar a la política les. Una agitación entre los obreros temporarios de La
la eficiencia mecanizada de un verticalismo Pampa y los problemas en Tucumán causados por la
tranquilizador. [p. 230]”.
superproducción del azúcar bastaron para que se acusa-
ra al gobierno de complicidad con la subversión.
A pesar que la mayoría de los militares manifesta- Otro acontecimiento que tuvo impacto directo sobre
ban el deseo de mantener el gobierno constitucional, la actitud militar hacia la administración Illia fue un
a principios de 1965 empezaron a revelar una sensa- conflicto surgido en la República Dominicana, país al
ción de inquietud por el manejo que se hacía de los que EE.UU había enviado tropas en una decisión unila-
problemas no militares: sobre todo de los económicos y teral a fines de abril con la intención de impedir la toma
sociales. Concomitantemente con esa postura los secto- del poder de parte de los comunistas. La OEA dispuso
res empresariales y financieros se resintieron por lo que la formación de una fuerza militar interamericana para
consideraron un intervencionismo excesivo por parte reemplazar el mando de las tropas estadounidenses.
de la administración Illia. La insistencia de anular los Aunque la no-intervención en los asuntos internos
contratos petroleros de la privatización de YPF promo- de otros países era un principio tradicional de la po-
vidos por el gobierno de Arturo Frondizi que habían lítica exterior argentina y el partido radical tenía una
acercado al país al auto abastecimiento y las disputas larga historia de críticas a las intervenciones de EE.UU
con el Banco Mundial y el F.M.I. fueron tomadas como en América Latina Zavala Ortiz, ministro de Relacio-
pruebas de la hostilidad del gobierno hacia la comuni- nes Exteriores, respaldó la resolución sobre las fuerzas
dad financiera internacional y de su ciega despreocupa- interamericanas y aportó uno de los 14 votos exigidos
ción por lo que esos grupos de sector privado imagina- para su adopción.
ban como el interés nacional.
El general Onganía consideraba que la participación
El manejo que Illia hizo de las relaciones laborales del ejército argentino permitiría adquirir experiencia
se convirtió en fuente de profunda preocupación para práctica con equipamiento moderno adicional por parte
los círculos militares y civiles. Las relaciones con la de los EE.UU., pero el presidente Illia no convalidó la
C.G.T. fueron difíciles por varias razones; entre ellas posición de Zavala y dejó a los militares con un senti-
por el dominio peronista de la mayor parte del movi- miento de frustración. Nunca como entonces hubo ru-
miento obrero, en especial de los sindicatos industria- mores tan fuertes de un golpe.
les cuyos líderes no reconocían el gobierno de Illía. Por
La prensa también fue un constante opositor al go-
otra parte, los funcionarios del Ministerio de Trabajo
bierno radical y desde los medios se llevó a cabo una
trataban de apoyar a los líde-
campaña de descrédito y crítica
res sindicales independientes
despiadada centrada en la lenti-
que luchaban por el control
tud e incompetencia en la toma
de la C.G.T. con los líderes
de las decisiones atribuidas al Dr.
laborales peronistas. Pero
Illía. Poco a poco el periodismo
esto no fue tan fácil habida
fue preparando a la opinión pú-
cuenta que estos últimos im-
blica a favor del golpe de Estado
plementaron el famoso plan
a través de dos revistas: Primera
de lucha que consistía en la
Plana y Confirmado; mientras,
ocupación de las fábricas. La
algunos civiles suministraban
negativa del gobierno radical
propuestas específicas de polí-
de utilizar las FFAA y confiar
tica interna para reorganizar la
en la justicia fue visto como
estructura de gobierno.
un signo de debilidad.
Otro sector que buscó a los
Los comicios del 14 de
militares para presentar sus que-
mayo de 1965 fueron otro
jas contra el gobierno radical fue
elemento que puso a prueba
el de los líderes sindicales. Los
la confiabilidad militar: los
encuentros se hicieron cada vez
radicales resultaron menos
más estrechos y ellos evidencia-
votados que los candidatos
ban que el golpe era inminente.
peronistas que se presentaron
con la etiqueta partidaria de la José Alonso, secretario ge-
Unión Popular. neral de la CGT hasta su relevo
por los vandoristas en febrero de
Los industriales, por su
112 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

1966, recibía con beneplácito la toma militar del poder. 2. El problema peronista, para el cual la única so-
Tenía una visión de una reestructuración corporativista lución era un congelamiento prolongado de toda activi-
del Estado en el cual los obreros tendrían un papel im- dad política partidaria hasta que pudieran establecerse
portante junto a los militares, la Iglesia y los grupos de las bases para restaurar la democracia.
intereses económicos. En contraposición, Augusto Ti-
moteo Vandor, líder de la UOM esperaba conservar el El Onganiato y la Revolución Argentina
camino electoral hacia un eventual poder político que
contara con la participación peronista en las próximas El 28 de junio de 1966 se obligó a Arturo Illia a
elecciones. Si ello fallaba, la alternativa vandorista era abandonar la Casa Rosada mediante la utilización de
obtener seguridades de que el gobierno militar trataría gases lacrimógenos mientras el general Juan Carlos
a los sindicatos peronistas con más simpatía que la ad- Onganía se hacía cargo del poder con el fin de resta-
ministración Illía. blecer el orden y sin fijar ningún plazo para devolverlo,
Es importante destacar que un factor motivador de iniciando lo que se llamó la Revolución Argentina.
los contactos entre los líderes sindicales y los milita- Entre las primeras medidas tomadas por Onganía se
res fue el intento del gobierno radical de dividir al mo- cuenta el cierre del Congreso Nacional, la proscripción
vimiento peronista tratando de socavar la posición de de los partidos políticos, la intervención a las a las pro-
Vandor y alentando las diferencias entre éste y Perón. vincias y Universidades con lo que la vida académica e
El ministro Palmero permitió la actuación de Isabel intelectual fue silenciada.
Perón en un viaje que no tuvo la repercusión prevista,
Otra de las metas que se propuso la Revolución Ar-
mientras los líderes sindicales antivandoristas (Alonso-
gentina fue la que llevó a cabo su ministro de economía
Framini) pudieron formar un grupo rival de las 62 orga-
Adalbert Krieger Vasena, quien a través de un progra-
nizaciones y en la CGT se logró conformar un bloque
ma económico procuraba profundizar el proyecto desa-
anti-Vandor por separado.
rrollista e insertar a la Argentina en el orden económico
Por otra parte, el decreto del 11 de febrero de 1966 internacional mediante el desarrollo industrial y con un
que reglamentaba la Ley 14555 trataba de asegurar la estrecho acercamiento al capital multinacional.
democracia interna dentro de los sindicatos, permitien-
do que los trabajadores descontentos se desafiliaran y
buscaran reconocimiento como una entidad más im-
portante, es que había evidencia de que los líderes sin-
dicales vandoristas esperaban convencer a Onganía de
aceptar el liderazgo de un movimiento nacional que in-
cluiría a los peronistas y que buscaría obtener el poder a
través del proceso electoral. En abril de 1966, hicieron
una propuesta al general ofreciéndole que escogiera un
candidato para la gobernación de la provincia de Bue-
nos Aires para las elecciones de 1967 y manifestándole
que lo apoyarían en la presidencia en 1969. Pero aquél
nunca contestó.
En las semanas siguientes a través de un comunica-
do de Alzogaray se concretó el abrazo sindical al derro-
camiento de Illía y aunque no se había fijado fecha para
la toma del poder militar, los documentos relevantes
que justificaban la acción y definían la estructura del
gobierno estaban en estado avanzado.
Interesa desde el punto de vista ideológico señalar
el esquema de un plan de gobierno que se completó el
6 de junio, porque allí está explicitada la concepción de
sus ejecutores que habían madurado al margen de los
supuestos desaciertos del gobierno radical. Las justifi-
caciones eran las siguientes:
1. La infiltración marxista en diversos sectores
que no podían ser controlados con medidas normales.
Infiltración marxista que se derivaba más de la concep- Caloi, Tío Landrú, 1968
ción de enemigo interno que de la realidad. Tapa de Tío Landrú realizada por Brunetto, seudónimo de Lino
Palacio, con la cara de Onganía
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 113

Por otra parte, debía reducir el gasto público que


Por entonces el país tenía 10 casas de altos estudios ubicadas
alimentaba la inflación, incrementar la productividad en las principales ciudades. La Universidad de Córdoba tenía
laboral a la vez que eliminar el poder que ejercía el 30.000 estudiantes que constituían el 5% de la población total
movimiento obrero organizado sobre la sociedad civil. de la ciudad.
Córdoba contaba con la presencia de dos grandes
empresas automotrices multinacionales: Fiat y Ren- siguiente, durante el Cordobazo. La incidencia de las
ault. Sus sindicatos SMATA y SITRAC-SITRAM es- agrupaciones universitarias en la vida cotidiana de la
taban altamente politizados y eran combativos, aunque ciudad sirvió de pretexto a distintos gobiernos militares
la militancia obrera no se limitó a estos gremios. Luz y para prohibir su actividad.
Fuerza, con Agustín Tosco a la cabeza, era otro de los En el caldeado ambiente político de esa década,
sindicatos fuertes y luchadores de Córdoba. Él fue el Río Cuarto intentó concretar una vieja aspiración: la
primero que se percató de las intenciones de Onganía, instalación de una Universidad Nacional. En 1969 el
al punto que el 18 de agosto publicó una solicitada ti- intendente municipal invitó al Dr. Alberto C. Taquini
tulada Signos Negativos donde se criticaba duramente [h.] a dictar una conferencia sobre el plan de Nuevas
al nuevo gobierno. Universidades del que era autor. El proyecto apuntaba
Desde siempre los conflictos que ocurrían en la pro- a la descentralización de las Universidades más impor-
vincia mediterránea tuvieron amplia repercusión en tantes con el fin de evitar los fo cos de rebeldía y fuertes
el país, pero nunca como en esta etapa, los conflictos movilizaciones estudiantiles lo que, a su vez, impedi-
obreros que ocurrían en ella se terminaron convirtién- ría los cuestionamientos al régimen militar. Las aspi-
dose en el barómetro de lo que sucedería en el resto del raciones llevaron el 18 de abril de 1970 a realizar en
país. esa ciudad del sur cordobés una concentración popular
La presencia de la violencia guerrillera, hecho que donde la población logró que Onganía se comprome-
había comenzado a tener vigencia en Argentina desde tiera a apoyar el proyecto. Pero luego de su caída y con
comienzos de la década, fue permanente. En 1962, se el ascenso del general Roberto Marcelo Levingston los
produjeron las primeras desapariciones de personas trámites se demoraron.
con Felipe Vallese y Mirta Penjerek. Finalmente, el 1 de mayo de 1971, con el general
En ese contexto, un grupo nacionalista desvió un Lanusse en el poder se estableció la Universidad Na-
avión hacia las Islas Malvinas, lo que se conoció como cional de Río Cuarto, la que comenzaría a funcionar
Operativo Cóndor. Los responsables, detenidos por las oficialmente en enero de 1972.
autoridades inglesas, fueron remitidos a la Argentina El plan de estudios se realizó teniendo en cuenta
para ser juzgados, en una curiosa actitud del gobierno el sistema departamentalizado, copiado de los planes
británico tratándose de prisioneros en un territorio que de estudios norteamericanos, donde en lugar de exis-
consideraban propio. tir Facultades, los estudiantes de las diferentes carreras
comparten las cátedras. Este método en Río Cuarto te-
En ese contexto, un grupo nacionalista desvió un avión hacia nía más que ver con un problema presupuestario que
las Islas Malvinas, lo que se conoció como Operativo Cóndor. con una opción educativa. Al poco tiempo se impuso el
Los responsables, detenidos por las autoridades inglesas, fue- sistema de Facultades y se logró un espacio físico para
ron remitidos a la Argentina para ser juzgados, en una curiosa albergar edificio propio. La mayoría de los docentes
actitud del gobierno británico tratándose de prisioneros en un
territorio que consideraban propio. provenían de Buenos Aires y La Plata quienes le dieron
una impronta progresista y con ideas políticas de avan-
zada. Muy pronto los jóvenes riocuartenses militaron
activamente y adhirieron a las protestas universitarias
La Universidad en los sesenta de todo el país.

En los sesenta los universitarios cordobeses tuvie- Finalmente, el 1 de mayo de 1971, con el general Lanusse en
ron un alto grado de politización y dirigían sus reivin- el poder se estableció la Universidad Nacional de Río Cuarto,
dicaciones en contra del cientificismo de una enseñan- la que comenzaría a funcionar oficialmente en enero de 1972.
za que consideraban no apta para las necesidades del
país aunque las aspiraciones de un grupo iban más allá:
deseaban ir contra el sistema. El enfrentamiento de los En los primeros años de su existencia esa Casa de
estudiantes contra el gobierno de Onganía fue cada día Estudios provocó un cambio en la fisonomía social,
más evidente y pronto se dieron cuenta que si querían cultural, política y económica de la región a la vez que
salir airosos en la lucha debían unirse al movimien- descomprimía de un buen número de estudiantes a la
to obrero, lo que lograron según veremos en el punto Universidad de Córdoba. Durante el gobierno de Cám-
114 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

pora la primera fue intervenida, situación que se repitió cer Cuerpo del ejército. En horas de la tarde el ejérci-
en 1974. to, la aeronáutica y la gendarmería estaban en la calle.
Agustín Tosco y Elpidio Torres, principales acusados
por el gobierno, fueron apresados y juzgados por un
En los primeros años de su existencia esa Casa de Estudios
provocó un cambio en la fisonomía social, cultural, política y
tribunal militar que los condenó a 8 y 4 años de presión,
económica de la región a la vez que descomprimía de un buen respectivamente, los que debían cumplir en una cárcel
número de estudiantes a la Universidad de Córdoba. Durante de Santa Rosa de la Pampa. El saldo fue la pérdida de
el gobierno de Cámpora la primera fue intervenida, situación catorce vidas humanas, cientos de heridos, enormes da-
que se repitió en 1974.
ños materiales y la Universidad de Córdoba clausurada.
El Cordobazo dejó al descubierto la falta de legi-
timación del régimen y el desprestigio de la figura de
El Mayo Cordobés Onganía a la vez que marcó un punto de inflexión en
una generación.
El Mayo Francés, como otros acontecimientos es- El gobernador de Córdoba renunció poco después
cenificados en el País Galo en 1968, fue una rebelión siendo reemplazado por el comodoro ingeniero Roberto
estudiantil antiburguesa y anticapitalista que pronto re- Huerta, también renunciaron el ministro de economía y
percutió en todo el mundo. Argentina no escaparía a de interior, Adalbert Krieguer Vasena y Guillermo Bor-
esa influencia y si bien es cierto que inmediatamente no da, y si bien Onganía logró mantenerse un tiempo más
se produjeron grandes cambios se vivía un ambiente de en el poder, las fuerzas que el movimiento cordobés
tensión desde la primavera de 1966. La juventud brega- había desatado, tanto dentro como fuera del gobierno,
ba por un nuevo orden y llena de entusiasmo proclama- lo obligarían a renunciar unos meses más tarde y a abrir
ba por aquellos días la consigna: La patria socialista, el camino a la restauración de la democracia en 1973.
ni yanquis ni marxistas.
El 29 de mayo de 1969 se produjo en Córdoba el La cultura de la violencia y las organizaciones
Cordobazo, un movimiento que ha sido considerado
terroristas
por algunos autores como una réplica telúrica de aque-
lla manifestación francesa. Sin embargo, a nuestro cri-
Las primeras experiencias guerrilleras en Argentina
terio, esta no fue la única causa de la protesta popular
se desarrollaron a comienzos de los sesenta alentadas
pues el hecho fue la suma de una serie de aconteci-
por el fervor que se vivía en toda América Latina debi-
mientos.
do al éxito de la revolución cubana y a que los jóvenes
La situación socio económica del país era preocu-
y trabajadores argentinos que poseían un alto grado de
pante y los más afectados eran la clase obrera y la
politización se enrolaron en el peronismo de izquierda
media. En los primeros meses del ‘69 la Unión Obre-
y en el socialismo.
ra Metalúrgica decretó cinco paros que tuvieron gran
Entre los numerosos grupos y células terroristas que
acatamiento y comenzó un proceso de unificación de
surgieron a fines de esa década había cinco importan-
los dos sectores de la CGT que respondían a Vandor y
tes: Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), las
a Ongaro.
Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), las Fuerzas Arma-
Los estudiantes decidieron estrechar filas con el
das de Liberación (FAL), los Montoneros, y el Ejército
movimiento obrero por razones de solidaridad ante un
Revolucionario del pueblo (ERP). Su existencia y ac-
enemigo común, lo que fue puesto en evidencia cuan-
cionar contaron con ideologías diferentes, aunque fren-
do en Córdoba se convocó a un paro con movilización
te a la represión, Montoneros y ERP terminaron por
para ese 29 de mayo.
cooperar entre sí.
La revuelta de trabajadores y estudiantes contra el
Mario Santucho había formado en 1970 el P.R.T.,
régimen militar en la capital de provincia más impor-
organización que serviría como base para el lanzamien-
tante del país no fue casual. La ubicación geográfica,
to del ERP, el grupo guerrillero más organizado y radi-
el acelerado crecimiento industrial de la ciudad, la in-
calizado conjuntamente con el FAR que vio Argentina.
dependencia de sus sindicatos respecto a la C.G.T. de
Actuaron en Tucumán siguiendo las técnicas procla-
Buenos Aires, la concentración de fuerzas (Universi-
madas por el ideólogo francés Regis Debray y fueron
dad, Sindicatos, Iglesia) favoreció la militancia política
combatidas por el ejército hasta ser derrotados. El 29
y en este caso ahondó el conflicto.
de marzo de 1970, con el secuestro y ajusticiamiento
La violencia en ese día de paro no se hizo esperar del general Pedro Eugenio Aramburu haría su aparición
y creció minuto a minuto en toda la ciudad, particular- en escena pública la agrupación Montoneros, con ca-
mente en el Barrio Clínicas. La policía fue desbordada, racterísticas de guerrilla urbana y extrañas mezclas en
razón por la que el gobernador de la provincia Carlos la extracción ideológica de sus miembros que iban del
José Caballero solicitó apoyo al comandante del Ter-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 115

peronismo de izquierda a la derecha católica. del Consejo Episcopal Latino Americana [CELAM],
Otro hecho espectacular protagonizado por este sosteniendo que América Latina era un continente de
grupo fue el secuestro de los Hermanos Born, perte- violencia y reclamaban para los cristianos la libertad
necientes a una de las familias más acaudaladas del de luchar por todo aquello que contribuyese a una libe-
país quien, después de varios meses de negociación, ración real del hombre y a la instauración de una socie-
acordó pagar un rescate de 60 millones de dólares, cifra dad más justa y fraternal.
que correspondía al tercio del presupuesto anual para En Argentina, el grupo que adhirió al documento de
la defensa de la Argentina. Además de publicar en la Medellín se caracterizó por su actitud de denuncia para
prensa internacional una declaración de la agrupación todas las formas de injusticia y opresión. Los enrolados
Montoneros donde se acusaba a la Casa Bunge y Born en este movimiento afirmarían no pertenecer a ningún
de explotar a los trabajadores, de ejercer un monopolio partido político, pero en la práctica se inclinaron por el
comercial y de traicionar los intereses nacionales. peronismo o por un socialismo cristiano. Muchos con-
El accionar de la juventud enrolada en la guerrilla sideraban que estos curas habían desfasado su misión
peronista fue alentada desde el exilio por el líder del religiosa al tomar el camino político como medio para
partido: Juan Domingo Perón. Una de las tantas misi- lograr la evangelización. En julio de 1972, ciento cin-
vas que entonces escribió es la que se lee a continua- cuenta sacerdotes del Tercer Mundo, movimiento naci-
ción y que fue dirigida a los presos de Taco Ralo, per- do en 1967, se reunieron en Córdoba e hicieron pública
tenecientes a las filas de la FAP: su adhesión al peronismo como el camino para obtener
“Como ustedes muy bien saben, el momento es para una verdadera justicia social.
la lucha, ni para la dialéctica política, porque la dicta- Pero, fuera de las agrupaciones descritas actuaron
dura que azota a la Patria no ha de ceder en su violencia otras organizaciones terroristas parapoliciales y para-
sino ante otra violencia mayor. El Pueblo está en su militares, existentes desde 1974. López Rega, tras la
derecho de luchar por su destino, hoy comprometido muerte de Perón, creó la Alianza Anticomunista Argen-
por la irresponsabilidad de estos traidores entregados al tina, más conocida como la Triple A, organización que
imperialismo yanqui. Los pueblos que no son capaces o persiguió a todo aquel considerado “de izquierda”. A
no quieren luchar por su liberación merecen su esclavi- partir de entonces el exilio formó parte de la vida de
tud. Pero mientras haya hombres como ustedes, resuel- muchos argentinos, en particular después de 1976.
tos a la lucha, la Nación no tiene nada que temer y el Resumiendo el régimen militar nacido del golpe del
Pueblo puede enorgullecerse de tenerlos en sus filas”. ‘66 en lugar de consolidar las estructuras políticas y so-
Junto a estos jóvenes actuó una corriente que sur- ciales como se había propuesto, con sus restricciones y
gió dentro de la propia Iglesia: un grupo de sacerdotes autoritarismo no hizo más que favorecer el surgimiento
reunidos en Medellín, Colombia, en agosto de 1968, de estas organizaciones que tendrán plena vigencia en
redefinió en un documento la posición de la Asamblea la década siguiente..
116 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

Del estado autoritario a lA CRISIS DEL 2001

Se prepara la vuelta a la democracia rreno para una transición ordenada hacia un gobierno
civil.
Destituido Onganía el 8 de junio de 1970 por los co-
mandantes en jefe le sucedió el general Roberto Mar-
celo Levingston, bajo cuyo mando se dieron los pri- La hora del pueblo
meros pasos para el retorno a la
normalidad institucional habida En consecuencia, a media-
cuenta que el gobierno perdía dos de 1970 comenzaron los
apoyo rápidamente y desde to- cabildeos destinados a la cons-
dos los sectores de la sociedad titución de la Hora del Pueblo.
se bregaba por la salida demo- En el Círculo del Plata se reu-
crática con o sin proscripciones, nió un grupo de políticos perte-
dependiendo esto último desde necientes a los dos partidos ma-
donde partiese el reclamo. yoritarios y otros menores entre
El descontento popular era los que resaltaban las figuras de
visible y a ello se le unían una Gómez Morales, Antonio Ca-
serie de acciones guerrilleras fiero, Trócoli, Carranza, Guido
cada vez más osadas. La pos- Di Tella, para discutir las líneas
tura de Perón en esta etapa es por las que el país podía encon-
develada por María Ollier, trar una salida.
en Orden, Poder y Violencia En 1952 Perón había co-
(1968-1973), donde afirma que menzado a dudar que los impe-
el líder “legitima lisa y llana- rialismos pudieran mantenerse
mente la violencia armada”. La por sí mismos indefinidamen-
autora cita una frase de Perón te, creía vislumbrar todo lo
donde señaló que él estaba “... La “Hora del Pueblo según Panorama contrario en fenómenos como
convencido de que toda la culpa el Getulio Vargas en Brasil, el
de esa violencia la tienen los de la dictadura que co- de Paz Estensoro en Bolivia o lo que sucedía en los
menzaron a usurpar el gobierno por la fuerza y la vio- Países Árabes. Fue entonces cuando acuñó la fórmula
lencia.... Yo opino lo que creo justo: por cada uno que de la Hora de los Pueblos, que suponía la liberación y
hayan muerto los muchachos Montoneros, la dictadura dignificación del hombre, con la participación de todos
ha muerto cientos”. en la tarea de gobierno y eso no podía llegar con los
A comienzos de marzo, Levingston intentó remover sistemas imperantes: el comunismo y el capitalismo,
al jefe de la Junta de Comandantes el general Alejandro pues ambos conformaban un sistema imperialista de
Agustín Lanusse, pero la Junta lo destituyó y asumió explotación.
como nuevo presidente de facto Lanusse. Perón concibió esta idea como un sistema que uni-
Más tarde, alarmados por lo que consideraban una ría a los pueblos iberoamericanos en una confederación
amenaza de desintegración y caos social y, preocupa- que les permitiera conformar una unidad económica y
dos por el efecto desmoralizador de emplear fuerzas enfrentar un proyecto común pero sus ambiciones que-
militares contra civiles, los militares prepararon el te- daron en la nada. Ahora en los setenta el nuevo proyec-
to, que conservaría el nombre, intentaba nuclear a las
En esa oportunidad, Lanusse recuerda en su libro titulado Mi distintas facciones que dividían a los argentinos.
Testamento que realizó una exposición de lo que, a su entender, El 12 y 13 de noviembre, Ricardo Balbín por el ra-
era la doctrina de las Fuerzas Armadas con relación al estado de
dicalismo y Daniel Paladino por el peronismo junto a
la República.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 117

La gente en las calles coreaba consignas antimilitares:


por derecho propio después de 18 años de proscripción.
Se van, se van y nunca volverán. A principios de 1972 la Juventud Peronista lanzó la
campaña del Luche y Vuelve, por el regreso de Perón
Horacio Thedy por el Partido Demócrata Progresis- a la Argentina, convocando a actos y concentraciones
ta, Vicente Solano Lima por el Conservador Popular, que terminaban con corridas, gases y detenciones.
Leopoldo Bravo por la Unión Cívica Bloquista, Jorge Perón regresó al país transitoriamente el 17 de no-
Selser por el Socialista Argentino y Manuel Rawson viembre, se reunió con los miembros del FREJULI y
Paz en representación de liberalismo ortodoxo firma- con los interlocutores de la Hora del Pueblo, siendo el
ron el acuerdo. La democracia cristiana, el desarrollis- más destacado Ricardo Balbín.
mo y los comunistas rechazaron este nucleamiento. El 15 de diciembre de ese año el partido Justicialista
El ejército había tomado conciencia de su despresti- realizó un congreso para designar la fórmula peronista,
gio y del fracaso de la gestión iniciada en 1966 y enten- pero era inútil habida cuenta que antes de su partida
día que había que restituir la vida democrática. Por eso a una gira latinoamericana Perón dio instrucciones a
Lanusse aprobó la Hora del Pueblo y abrió el camino Juan Manuel Abal Medina: el candidato sería Héctor J.
para el Gran Acuerdo Nacional [GAN], formalizado el Cámpora. La elección tuvo consenso dentro del pero-
1 de mayo de 1971, que proponía restablecer las tradi- nismo porque era un hombre de larga trayectoria en el
cionales instituciones de la vida cívica y política con el partido y por ser fiel al líder. Cámpora iría acompañado
fin de desactivar la convulsión social. Ahora sí había de Vicente Solano Lima, un conservador popular.
seguridad que los militares cumplirían su parte y entre- El 11 de marzo de 1973, el pueblo argentino con-
garían el poder. curría a las urnas para elegir un nuevo gobierno, regis-
En julio se dejaba sin efecto el decreto de proscrip- trándose en esa jornada el porcentaje más alto de votan-
ción de los Partidos Políticos dictado por Onganía en tes de la historia electoral del país y consagrándose en
el ‘66, se prometió el llamado a elecciones y Lanus- casi todos los distritos los candidatos del FREJULI. En
se, rompiendo con el tradicional antiperonismo de las esas jornadas el candidato justicialista obtuvo el 49,5
Fuerzas Armadas, inició conversaciones con los miem- % de los votos, seguido del radical Ricardo Balbín con
bros del partido Justicialista. el 21,50 %, los federalistas Francisco Manrique - Ra-
En ese mes, Lanusse anunció tres medidas impor- fael Martínez Raymonda con el 14,50 % y por el centro
tantes: su autoproscripción, desafió a Perón a regresar izquierda liderado por Oscar Alende - Horacio Sueldo
del exilio antes del 25 de agosto señalando que nadie quien obtuvo el 7,13 % y otras cuatro fórmulas que su-
podía ser candidato a desempeñar un cargo público si maban un 6 %.
no estaba en el país en esa fecha y aplicó el peso de la Desde el punto de vista legal, debía realizarse una
ley de Asociaciones Civiles a la C.G.T., suspendiéndo- segunda elección ya que Cámpora no había obtenido
le su personería gremial. el 50 % de los votos, según el sistema electoral de ba-
El discurso de Lanusse donde lanzó su desafío a Pe- llottage adoptado para estas elecciones por el gobierno
rón fue extenso y, entre otras cosas, señaló: militar presidido por Lanusse y su ministro del inte-
El gobierno ¿cómo puede actuar?. Enfrentando rior Arturo Mor Roig, pero no hizo falta pues Balbín
al mito con realidad y de frente. No se crearon le anunció a Cámpora que retiraría su fórmula en la
argucias rebuscadas para marginarlo, sino que, por segunda vuelta, en tanto consideró que “la victoria tie-
el contrario, se lo trató y se lo trata de poner en el ne como destino la reconstrucción nacional, ya que no
tiempo y en el espacio dándole iguales posibilidades se trata de un triunfo personal, sino de la unidad de la
que a todos los argentinos (...). El famoso retorno de Nación, por la cual seguiremos trabajando”. La deci-
Perón. Señores: o regresa antes del 25 de agosto o sión de Balbín fue apoyada por otros candidatos pre-
tendrá que buscarse un buen pretexto para mantener sidenciales quienes comprendieron que el resultado de
el mito de su eventual e hipotético retorno.... En mi
Cámpora había sido categórico como para evitar una
fuero íntimo, diré que a Perón no le da el cuero para
segunda vuelta. Con este acontecimiento terminaba un
venir.
ciclo: el proceso iniciado en 1966. Perón, que había
sido proscrito una vez más, lograría volver al poder tras
Los partidos políticos se pusieron en movimiento
la argucia de la fórmula: Cámpora al gobierno, Perón
una vez más, pero Perón tenía su propia visión de los
al poder.
hechos y los aprovecharía para restablecer su preemi-
El 25 de mayo Cámpora asumió el poder en medio
nencia. Ese año, desde el exilio, creó el Frente Justicia-
de un clima de fervor popular. Una de sus primeras me-
lista de Liberación [FREJULI] en el que convergieron
didas fue decretar la amnistía a todos los presos políti-
democristianos, intransigentes de Oscar Alende, con-
cos y lanzar un pacto social entre empresarios, trabaja-
servadores populares, frondicistas y peronistas y afir-
dores y Estado para suavizar los conflictos existentes.
mó su decisión de intervenir en los próximos comicios
118 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

La democracia volvía pero sería por un corto tiempo de partida para la larga marcha que iniciamos...
pues pronto se abriría en el país una nueva instancia, Cuatro días después se reunió con su eterno adver-
las cosas se complicarían y comenzarían a vivirse horas sario político y jefe del partido radical, el Dr. Ricardo
difíciles. Balbín. En esa oportunidad ambos líderes comprendie-
El 8 de junio y de manera inédita en la Argentina ron la necesidad de cooperar con su prestigio para bus-
cuatro de los máximos líderes del grupo guerrillero car una salida conjunta a la pacificación nacional.
ERP, Mario Santucho el hombre más buscado del país, Sin embargo la realidad fue otra y, a partir de en-
Enrique Gorriarán Merlo, Benito Urteaga y Jorge Mo- tonces, la estadística demostraría que el respeto por la
lina, efectuaban una conferencia de prensa en Buenos vida humana había desaparecido de Argentina y sólo
Aires asegurando que proseguirían con sus actividades en contadas excepciones algunas personas salvaron la
revolucionarias hasta el triunfo de la revolución socia- suya pagando determinada cantidad de moneda extran-
lista. jera.

1973. La fórmula justicialista conformada por Ricardo Obregón


Cano y Atilio López gana la elección para cubrir la primera ma-
gistratura de la provincia de Córdoba.
La experiencia “Camporista” y la vuelta de
Perón

Por su parte el FAR liderado por Roberto Quieto y Héctor Cámpora fue presidente de la Nación por 49
los Montoneros por Mario Firmenich prepararon una días, del 25 de mayo al 12 de julio de 1973. Durante
declaración conjunta donde se exhortaba a continuar ese lapso el sector de la izquierda peronista se impuso
con la movilización popular en favor del gobierno en varios ámbitos, pero aquél presionado por Perón y
de Héctor Cámpora y donde se anunciaba que segui- por los grupos que estaban disconformes con el giro de
rán “combatiendo al imperialismo, las empresas mo- la situación política tenía los días contados por lo que
nopólicas, las oligarquías nativas, los gorilas activos, debió presentar su renuncia.
los traidores al frente y al movimiento, los restos de la En el interregno, entre la renuncia de Cámpora y el
camarilla militar pro imperialista y todos aquellos que llamado a elecciones, asumió el poder ejecutivo nacio-
conspiren contra el programa de liberación”. nal Raúl Alberto Lastiri, presidente de la Cámara de
Diputados y personaje estrechamente relacionado con
López Rega y con el sector de derecha, para hacerlo se
Los peronistas intentarían hacer realidad la restauración de una dejó de lado al presidente del Senado que tenía prece-
Patria peronista y por esos días un estribillo de corte nacionalista
dencia constitucional ya que no era bien visto por sus
decía: Perón, mazorca, los bolches a la horca.
adherencias ideológicas.
Las elecciones se programaron para septiembre y
allí finalmente Perón sería candidato a presidente de
En ese agitado ambiente Perón regresó al país el 20
la Nación. Surgió de inmediato el problema de quién
de junio de 1973 acompañado de su esposa, de su se-
lo acompañaría en la fórmula y luego de algunas ca-
cretario López Rega y de Héctor Cámpora que lo había
vilaciones y consultas se optó por el binomio Perón -
ido a buscar a España. Los peronistas se preparaban
Perón, incluyendo a Isabel Perón, esposa del anciano
para una gran fiesta y más de un millón de personas
líder, aun cuando en general se dudaba de su capaci-
acuden al aeropuerto de Ezeiza a esperarlo, pero la gran
dad en caso que hubiese necesidad de reemplazarlo, tal
fiesta no tardaría en convertirse en una tragedia y en ese
como lo expresaba el diario La Opinión cuando decía:
inmenso descampado donde se enfrentaron las distin-
“El sentido obvio e inmediato de la candidatura
tas facciones que venían disputándose el predominio
de la señora de Perón es la necesidad de asegurar
del partido y del país. 25 muertos y 350 heridos fue el la unidad justicialista. Profundamente dividido
saldo de dicho acontecimiento. Obviamente el avión de entre moderados y radicalizados [...] el peronismo
Perón no pudo descender en Ezeiza y lo hizo en Morón habría absorbido difícilmente cualquier candidatura
rodeado de medidas de seguridad. sectorial.[...] Designar una figura políticamente
Esa misma noche llamó a la unidad a los argentinos idéntica a la figura de Perón en la vicepresidencia tiene,
diciendo, entre otros conceptos, lo siguiente: además, un sentido más profundo que el de soslayar
Llego casi descarnado. Nada puede perturbar mi es- la división partidaria. El sentido de afirmar antes
que nada el rol insustituible de Perón dramatizando
píritu porque retorno sin rencores ni pasiones, como no
el vacío sucesorio que lo rodea. La posibilidad de
sea la pasión que animó toda mi vida, servir lealmente una efectiva presidencia de Isabel Perón en caso de
a la Patria. Y sólo pido a los argentinos que tengan fe en sucesión es vista hoy con escepticismo por todos los
el gobierno justicialista, porque ése ha de ser el punto sectores. (10 de agosto de 1973)”.
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 119

La elección favoreció a la fórmula Perón-Perón con bonaerense y que endureció la posición de los sectores
el 65,1 % de los votos, con lo cual sobrepasó amplia- opositores dentro del gobierno y de las Fuerzas Arma-
mente los resultados obtenidos anteriormente con la das; entre las medidas que se tomaron se efectuó una
candidatura de Cámpora, y fue votado no sólo por el drástica reforma del Código Penal lo que motivó la re-
Frente Justicialista de Liberación (FREJULI) sino por nuncia de ocho legisladores peronistas a sus bancas.
el Frente de Izquierda Popular (FIP) que adhería a la
candidatura a vicepresidente de Abelardo Ramos.
Perón había nombrado ministro de Bienestar Social a José Ló-
Entretanto, el 24 de septiembre el poder ejecutivo pez Rega, un oscuro personaje de su intimidad, estrechamente
nacional, por decreto, declaró ilegal las actividades ligado a Isabel quien favoreció el viraje hacia la derecha y a
del ERP, prohibiéndole realizar proselitismo, adoctri- quien se le atribuye la organización de la Triple A, grupo para-
namiento y difusión así como requerir ayuda para su militar que actuaba violentamente amenazando ajusticiar a los
sostenimiento o expansión de su actividad. Además y que consideraba opositores y produciendo asesinatos y secues-
tros de conocidos miembros de la oposición izquierdista.
también por decreto dispuso prohibir la introducción al
país por vía aduanera de todo tipo de literatura impresa,
manuscrita, grabada o en películas cuya finalidad fuese
Luego de idas y venidas y confrontaciones más o
la difusión de ideologías, doctrinas o sistemas políticos
menos difusas la relación entre el líder peronista y la
o sociales tendientes a derogar la forma republicana y
izquierda radicalizada de su movimiento terminó de
representativa de gobierno o contraria a los principios
romperse el 1º de mayo de 1974 cuando Perón, ofusca-
consagrados por la cuestión nacional. La medida causó
do por la presión de los grupos juveniles en la manifes-
estupor en los círculos políticos y se pensaba que Perón
tación de Plaza de Mayo, los expulsó abiertamente. Si
la anularía.
bien la mayoría de los jóvenes enrolados en la tendencia
De manos de Raúl Lastiri, en ejercicio del poder revolucionaria entraron en la clandestinidad, un tiempo
ejecutivo el 12 de octubre y después de 19 años de au- antes otros se habían reagrupado en la superficie como
sencia del país, Perón asumía por tercera vez como pre- Partido Peronista Auténtico que intervino, por ejemplo,
sidente de los argentinos. Pocas veces se contó con un en las elecciones provinciales de Misiones de abril de
respaldo popular tan importante y pocas veces las fuer- 1974 obteniendo un magro 5,5 % de los votos contra el
zas políticas opositoras se mostraron tan predispuestas 46 % del FREJULI y el 39 % del radicalismo.
a colaborar con la mayoría.
Durante este último gobierno de Perón, la economía
Una vez Perón en el poder, se erradicaron los úl- se manejaba con altibajos, ya que tenía problemas de
timos vestigios del experimento izquierdista de Cám- aceptación tanto por parte de los sindicatos como de
pora, los gobernadores de las provincias de Córdoba, los grandes grupos de poder económico. Pero, en ge-
Salta, Mendoza y Santa Cruz fueron destituidos y el neral, si bien la situación no era óptima parecía que el
de Buenos Aires debió renunciar haciéndose cargo el gobierno podría capear la tormenta mediante algunas
vicegobernador. políticas de corte populista como el Pacto Social, que
En la Universidad de Buenos Aires se designó rector pretendió manejar las pujas distributivas y mantenerlas
al ex vice presidente Vicente Solano Lima, de ideolo- dentro de cauces aceptables.
gía centro-derechista y en el ejército a un comandante En los meses subsiguientes, Perón trataría de re-
políticamente neutro, aceptable para la jerarquía militar componer el equilibrio interno y cohesionar su gobier-
tradicional. En Córdoba, el interventor de la Universi- no. El 12 de junio de 1974 se organizó una manifesta-
dad Dr. Francisco Luperi presentó su renuncia, la que ción sindical en Plaza de Mayo, con la que se pretendía
fue rechazada habida cuenta su militancia peronista. demostrar que pese a la expulsión de grupos juveniles
Pero la respuesta a esta política por parte de los gru- de ultras, el peronismo no había perdido su poder de
pos de organizaciones armadas adoptó diversas actitu- convocatoria, esta fue la última concentración a la que
des. Montoneros en principio evitó en cierta medida los asistió el viejo líder, ya que falleció luego de una corta
enfrentamientos abiertos, sin embargo poco después se enfermedad el 1 de julio de 1974. Su muerte causó gran
adjudicó la muerte del secretario de la CGT, José Igna- conmoción en el pueblo quien intuía las difíciles horas
cio Rucci, una figura influyente para acercar los gre- que vendrían.
mios a la política económica de Perón. Este asesinato Perón había desaparecido sin haber tenido tiempo
fue un hito en la pendiente que caería la Argentina de de reorganizar su propio movimiento lo que planteaba
aquellos días. serios interrogantes, temores y expectativas, a la vez
Mientras que el ERP, de tendencia trotskista, en nin- que abría una instancia difícil y crucial que hacía que
gún momento abandonó la lucha armada produciendo los argentinos se preguntaran: ¿y ahora qué?
el 19 de enero de 1974 el ataque a los cuarteles milita-
res de Azul, golpe que precipitó la caída del gobernador
120 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

El gobierno de María Estela Martínez – alias apoyo al gobierno.


Isabel Perón El gobierno de Isabel tuvo un desgaste rápido, no
sólo porque las circunstancias políticas y económicas
La muerte de Perón fue recibida con profundas del momento dificultaban la situación general del país,
muestras de pesar y desasosiego por todos los secto- sino porque ella y su grupo de influencia se comprome-
res sociales y políticos del país. Se abría ante ellos un tieron en manejos desordenados y arbitrarios que enlo-
interregno, hasta el próximo llamado a elecciones, que daron su imagen con un aura de corrupción.
se presentaba como muy arduo de superar. Extinguida La subversión mantuvo e intensificó sus ataques
la figura del líder histórico que servía de aglutinante a durante el año 1975 y el cuerpo social en general es-
los diversos sectores del peronismo y aún más hacía taba atemorizado ante lo que se reflejaba en la opinión
aceptable el gobierno para la oposición tradicional, se pública como una guerra abierta con grupos facciosos.
vislumbraba un período que resultaría de difícil tránsito El ERP se instaló en Tucumán y, a fines de ese año, se
institucional. produjo el ataque a la guarnición Monte Chingolo en
Isabel no estaba particularmente dotada para gober- la provincia de Buenos Aires, que tuvo un desenlace
nar y desde el primer momento se recostó sobre la fi- cruento.
gura de José López Rega, ministro de Bienestar Social, La debilidad y el profundo juego de las tendencias
ex comisario, adicto a las sectas y representante de la internas del peronismo facilitaron la acción de los ex-
extrema derecha, quien adquirió un poder significativo tremismos de izquierda y de derecha hasta límites ini-
y que, tal como postuló Guido Di Tella, basó su acción maginables. A la violencia se respondió con violencia
en cinco objetivos definidos con los mandos militares. y las fuerzas para-gubernamentales utilizaron los mis-
En primer término finalizar con el problema de la sub- mos métodos de la guerrilla antes del golpe de 1976.
versión, para lo cual la Triple A se hacía cargo en buena La violencia impedía el normal desarrollo del país.
medida del trabajo sucio; el segundo, era eliminar la Una interminable ola de atentados y asesinatos agobia-
infiltración izquierdista en la educación, en tal sentido ba a la población. Sumado a ello comenzaron a circular
se designó como nuevo Ministro de Educación a Oscar las denuncias sobre torturas policiales a los detenidos
Ivanisevich, antiguo militante peronista y como rector por cuestiones políticas y violaciones a los derechos
de la Universidad de Buenos Aires a Alberto Ottalaga- humanos. La prensa de la época hizo constar que, en
no, derechista de línea dura. 1974, hubo 900 víctimas fatales. El radicalismo a tra-
El tercer objetivo era de corte económico y consis- vés de sus diputados pidió explicaciones al gobierno
tía en producir un vuelco decidido hacia la economía acerca de la actuación de la Triple A, mientras el pero-
de mercado, abandonando algunas prácticas proteccio- nismo expulsaba a Cámpora de sus filas.
nistas e insistiendo en la disciplina industrial, lo cual Pero a esta de por sí complicada situación había que
obviamente iba en contra de la conducta tradicional de añadir la cuestión económica que sería otro de los fac-
los sectores sindicales. El cuarto objetivo suponía el so- tores desencadenantes de la crisis. El primer ministro
metimiento de los lí- de Economía que designó Isabel fue Alfredo Gómez
deres sindicales, para Morales, un peronista histórico que ya había desempe-
lo cual se destituyó a ñado el cargo durante la segunda presidencia de Perón.
algunos tratando de Su designación significaba un acercamiento al tipo de
lograr una jefatura política de estabilización ortodoxa e implicó el rechazo
sindical más permea- de la CGE, integrada principalmente por los pequeños
ble. y medianos industriales, mientras que el sector agrope-
El quinto objeti- cuario aceptó con complacencia la designación, pero
vo, y uno de los más el problema seguía estando dentro de la coalición ofi-
importantes, era lo- cialista en la puja entre los sindicatos y el sistema gu-
grar que los militares bernamental. El crecimiento de la inflación bordeaba el
abandonaran una ac- 400 % anual mientras los salarios sólo habían aumen-
titud de prescindencia tado el 200 %.
política y adoptar una Las devaluaciones no produjeron los resultados es-
más favorable al go- perados y la constante presión sindical y empresarial
bierno, para lo cual en intermedia precipitó la caída de Gómez Morales y la
mayo de 1975 se de- designación de Celestino Rodrigo, quien como prime-
signó Comandante en ra medida de estabilización impuso lo que se conoció
Isabel Perón mientras era presidente Jefe al General Numa como el “Rodrigazo”, una devaluación superior al 100
según la portada de la Revista Chaupi- Laplane, que estaba % y un aumento de los precios del sector público que
nela de aparición quincenal. dispuesto a brindar su
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 121

a la Casa de Gobierno y su negativa a ser desplazada


Ese año el dólar subió de 1.000 a 8.000 pesos y la nafta de 500
a 750 pesos el litro.
del poder por un movimiento palaciego, así como la
postura de las demás fuerzas políticas, hacía que todo
el mundo hablara del golpe de Estado.
en algunos casos llegó al 200 %; lógicamente esto mo- Entretanto, el Congreso de la Nación no encontró
tivó la rápida y airada respuesta de los gremios que ya una vía apta para salir del estancamiento político, tam-
abiertamente se manifestaron no sólo en contra de Ro- poco dieron resultado los esfuerzos de Balbín para en-
drigo sino directamente en contra de López Rega, así contrar una fórmula que posibilitara llegar a las próxi-
se llamó a una huelga nacional para el 7 y 8 de julio de mas elecciones, con lo que el golpe militar puso fin al
1975 en repudio abierto a la política gubernamental. tercer período peronista en el gobierno del país. Los
Se organizaron movilizaciones masivas mientras se argumentos utilizados para justificarlo eran: vacío de
pedía una aumento del 160 % sobre los salarios reales, poder, falta de una estrategia global contra la subver-
lo que significaba para el gobierno un requerimiento sión, incremento de la corrupción, especulación en la
imposible de conciliar. De cualquier manera parte de economía, etc.
los propósitos de los sindicatos se cumplieron con la
destitución de los dos ministros más cuestionados, Ló-
pez Rega y Rodrigo, pero no antes de que la crisis se
El golpe del ‘76
propagara al ejército perdiendo Numa Laplane su apo-
yo y siendo reemplazado por el general Jorge Rafael
El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas des-
Videla que accedió, en agosto de 1975, a la comandan-
alojaron a los integrantes de la Casa Rosada y detu-
cia en jefe del ejército.
vieron a Isabel Perón. Pocas veces en la historia del
La base de consenso que necesitaba el sistema para
país un golpe militar se había previsto con tanta anti-
asegurar la gobernabilidad a esta altura de los aconteci-
cipación y había contado con el apoyo de los partidos
mientos prácticamente había desaparecido, la elimina-
políticos de distinta extracción, de la Iglesia y de los
ción del ministro de Economía de Perón, José Ber Gel-
grupos económicos defensores del liberalismo. El pre-
bard lo había desligado de los sectores de las PYMES,
sidente del nuevo gobierno de facto fue el general Jorge
la caída del ala derecha dejaba como principal base de
Rafael Videla.
poder el sindicalismo, que estaba absolutamente des-
Hasta 1955 el gobierno peronista desalojó del poder
contento con Isabel y no apoyaba su gobierno.
a la oligarquía, pero, a partir de entonces, los herederos
Isabel se tambaleaba. Para tratar dar un viso de cam-
de aquella oligarquía conquistaron el poder mantenien-
bio a su gobierno designó a un hábil político, Angel
do durante 30 años su injerencia a través de ciertos per-
Robledo, como Ministro de Interior y a Antonio Cafie-
sonajes que gobernaron casi siempre en regímenes que
ro como titular de Economía; las primeras reacciones a
suprimieron las garantías constitucionales, prohibiendo
ambos nombramientos fueron positivas. Sin embargo,
huelgas y sin Congreso. Una persona relacionada con
pocos días después prácticamente se le impuso a Isabel
ese grupo juró como ministro de economía: José Al-
una licencia por razones de salud de cinco semanas,
fredo Martínez de Hoz (h) quien prometió reducir la
período en el que la presidencia fue asumida por un
inflación como prioridad número uno.
político de prestigio con una postura moderada, Italo
La represión militar derogó el derecho a huelga, de-
A. Luder, titular del Senado de la Nación, con lo que la
cretó la ilegalidad de la CGT y las 62 Organizaciones,
imagen del gobierno recibió un golpe cosmético que le
secuestró a dirigentes y activistas sindicales, con lo que
permitió sortear un par de meses
las centrales de la UOM, Luz y Fuerza y SMATA de
Durante el interinato de Luder se crearon los Con-
Córdoba, organizaciones combativas, desaparecieron
sejos de Defensa y Seguridad destinados a tomar parti-
por un tiempo del escenario político. Esto era algo in-
cipación directa en la represión de la subversión y en la
édito en la historia ya que no lo había podido hacer
conducción estratégica de esta lucha. Los altos mandos
ni el peronismo en el ‘73 ni los anteriores gobiernos
del ejército, autorizados por el Congreso, empezaron a
militares.
tomar medidas concretas sobre este problema.
El clima general del país hacía presuponer la inmi-
nencia de un nuevo golpe militar, que la mayoría de
los habitantes del país consideraba prácticamente im- La prensa y el régimen
prescindible para ese momento, pues las relaciones del
gobierno con los sindicatos eran más que difíciles. Los partidos políticos acataron en los primeros años
La economía estaba recalentada, la inflación se ha- del Proceso la veda impuesta pero, a fines de 1979, co-
bía convertido en galopante y con el retorno de Isabel menzaron a generarse algunos conflictos, los gremios
reclamaban mejoras salariales y el periodismo indepen-
122 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

prensa con el fin de apoyar a la dictadura que era criti-


cada fuertemente desde el exterior.
En medio de un agudo descontento popular Videla
dejó en marzo de 1981 el mando en el general Roberto
Viola. A fines de ese año pretextando razones de sa-
lud, Viola sería reemplazado por Leopoldo Fortunato
Galtieri. Entretanto, en septiembre, había desparecido
Balbín con lo que el país quedaba huérfano de líderes
políticos.
El Proceso de Reorganización Nacional llevaba seis
años en el poder y había un inevitable desgaste. Los
militares eran conscientes de ello y discutían sobre cual
era el momento propicio para la entrega del mismo.

La guerra de Las Malvinas

El 30 de marzo de 1982 se efectuó un acto de pro-


testa en Plaza de Mayo organizado por la CGT, que
el gobierno reprimió severamente, deteniéndose a Saúl
Ubaldini y otros dirigentes. A ese problema sindical se
Los tres comandantes en Jefe: Videla, Massera y Agosti por Flax sumaba otro que traería profundas secuelas en los años
en 1976. subsiguientes: la existencia de desaparecidos y deteni-
dos a disposición del poder ejecutivo nacional.
diente comenzó a revelar lo que estaba viviendo la Na- Por si esto fuera poco se agravó el diferendo limí-
ción. Aunque debemos señalar que hubo muchos que, a trofe con Chile. El 24 de enero apareció en La Prensa
costa de exponer su vida, denunciaron tempranamente un artículo del periodista Iglesias Rouco que revelaba
lo que pasaba con temas tan fuertes como el de los des- existía un plan para tomar las Islas Malvinas. Aparente-
aparecidos, entre ellos Robert Cox, del Buenos Aires mente se pensaba que esas manifestaciones respondían
Herald o Rodolfo Walsh hasta su asesinato. Pero, en a un plan para crear un ambiente nacionalista.
general, la prensa fue bastante condescendiente con el La coyuntura se complicó cuando el transporte de la
Proceso y lo apoyaron con diversos grados de entusias- Armada, Bahía Buen Suceso, cumpliendo un contrato
mo, tal vez esa actitud se debía a que la mayoría de los comercial condujo a las islas Georgias del Sur personal
medios, canales de televisión y radios, se encontraban contratado para realizar trabajos en la zona, abando-
administradas por las Fuerzas Armadas o que el miedo nando luego el barco en la isla. Desde el Foreing Office
impedía tomar otra actitud. El campeonato mundial de se denunciaba que el grupo había izado bandera argen-
fútbol de1978 dio pie a una gigantesca operación de tina, lo que significaba la violación absoluta de la so-
beranía británica. La situación era grave y difícil y ese
hecho sería el detonante de la Guerra de las Malvinas.
El 2 de abril el gobierno argentino lanzó su ope-
rativo sobre las Islas. Hasta ese momento los kelpers
dependían de Argentina para abastecerse dos veces por
semana del continente a través de los aviones de LADE
que descendían en una pista de aviación construida por
la Fuerza Aérea Argentina. Era una convivencia armó-
nica que se quebró en el momento que Galtieri y sus
amigos decidieron la invasión Durante ese mes hubo
algunos intentos de parte de los Estados Unidos de
ofrecer su mediación a través de su enviado Haig. El
plazo de las negociaciones venció el 30 de abril, ese
mismo día el país del Norte declaró su apoyo material
e incondicional a Gran Bretaña, sin perjuicio de seguir
ofreciendo sus servicios para terminar el conflicto.
José Alfredo Martínez
de Hoz El 1 de mayo Gran Bretaña abrió las hostilidades
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 123

en el archipiélago. El gobierno de Perú, a través de su Partidos Políticos. Luego se iniciaría un período de


presidente Belaúnde Terry, intentó también efectuar de reorganización de los mismos y tras conversar con sus
mediador. Palabras más, palabras menos, la propuesta representantes, se proyectaría el gran acuerdo político
era similar a la que había presentado Haig y que con- y un plan electoral.
templaba el cese del fuego, el retiro simultáneo de las Entretanto ¿qué pasaba con los partidos políticos?.
tropas y reconocimiento de los dos gobiernos de sus El silencio impuesto por el proceso militar los había
discrepancias, la administración temporaria de las islas acallado por un tiempo, pero el fracaso del régimen
por terceras potencias y un plazo fijo para el arreglo. contribuyó a hacerlos renacer con mayor fuerza.
Pero el 2 de mayo ocurrió un hecho trágico: el hundi- El año 1983 fue un año político. Discursos, críticas,
miento del crucero General Belgrano que provocó la diagnósticos sobre el pasado y el porvenir ocuparon las
muerte de 323 jóvenes, casi la mitad de los efectivos columnas periodísticas y los espacios de radio y tele-
argentinos muertos en la guerra de las Malvinas. visión.
Rechazada la proposición de Belaúnde la acción di-
plomática quedó reducida a lo que podía hacer las Na-
ciones Unidas. El 17 de mayo, Gran Bretaña formuló
La recuperación de la democracia en la
a través del secretario general de Naciones Unidas J.
Pérez de Cuellar un último arreglo, días después Costa Argentina y en Latinoamérica
Méndez asistió a una reunión del Consejo de Seguridad
con una contrapropuesta que, lógicamente, no fue acep- El resultado de las elecciones generales realizadas
tada por Gran Bretaña. El 26, el Consejo de Seguridad el 30 de octubre de 1983 consagró la fórmula de la
sancionó la resolución 505 encomendando al secreta- UCR, conformada por Raúl Ricardo Alfonsín y Víctor
rio que continuara las gestiones de paz, pero cuando se Martínez, por el 52% de los votos. Como en otras opor-
anunció una propuesta de cese del fuego Gran Bretaña tunidades la asunción del nuevo gobierno marcó una
anunció que vetaría cualquier resolución al respecto, lo inequívoca voluntad ciudadana: poner término a los
que así hizo. golpes de Estado que se habían sucedido desde 1930 y
a las alteraciones del orden constitucional. La inmensa
mayoría demostró que quería vivir en democracia e ini-
ciar un período donde los gobiernos constitucionales se
Las repercusiones sucedieran legítimamente. El poder con que Alfonsín
llegó fue grande: tuvo mayoría en la Cámara de Dipu-
Por mucho esfuerzo que hizo la Fuerza Aérea la
guerra terminó con la rendición argentina el 14 de ju-
nio, pero fue decisiva en varios aspectos. Por un lado,
sus repercusiones afectaron a la OTAN, Europa, las
Naciones Unidas y trastornaron las relaciones de Es-
tados Unidos con América Latina. Por otro, puso a
prueba la estrategia y material bélico de las fuerzas que
intervinieron en el conflicto y demostró el desgaste de
la cúpula gobernante en Argentina, que había perdido
hacía tiempo la confianza de la que hacía gala en los
primeros meses de 1976. No cabe duda que la derrota
cambió a Argentina. La Prensa, en julio, publicaba una
carta que señalaba: Nunca más podemos consentir que
un gobierno que no hemos elegido nos arrastre a una
guerra que no hemos deseado.
La desilusión consiguiente hundió al país en una
profunda conmoción y lógicamente había que destituir
al general Galtieri quien, el 1 de julio, fue reemplaza-
do por el general Reynaldo Bignone, en cuya designa-
ción intervino sólo el ejército. Su misión era entregar el
mando a los civiles en un plazo relativamente corto y
en consecuencia el país entero se preparó para la nueva
contingencia.
Desde los altos niveles nacionales se anunció que, ALFONSIN: “Yo tengo una suerte loca, y hace que optimista sea...
Pero me toca siempre bailar con la más fea”. Caricatura de Lahitte.
a mediados de año, se sancionaría el Estatuto de los La Nueva Provincia, diario de Bahía Blanca, 1987.
124 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

tados, no así en el Senado y a raíz de la renuncia de los energía nuclear.


miembros de la Corte Suprema de la Nación renovó En la vereda de enfrente el Justicialismo era un par-
íntegramente la misma. Por otro lado su partido retuvo tido profundamente dividido que no conseguía encon-
las gobernaciones de Buenos Aires y Córdoba, además trar un mensaje creíble ni un liderazgo fuerte, situación
de la Capital Federal. que se modificó a partir de 1985 cuando aparecieron
A cuatro días de asumir el doctor Alfonsín anunció en escena las figuras de Antonio Cafiero y Carlos S.
la derogación de la ley 23.040 de autoamnistía y el ini- Menem.
cio de los juicios contra los integrantes de las juntas Pero en los primeros tramos del gobierno radical,
militares que gobernaron el país entre 1976 y 1983 y Alfonsín se sentía fuerte y entre sus planes figuraba el
contra dirigentes terroristas. El 15 de diciembre se creó traslado de la capital de la República al sur del país y la
la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Perso- reforma de la constitución. A partir de 1985 comenzó
nas [CONADEP] cuyo principal objetivo consistía en a gestarse un proceso reformista y los diferentes parti-
contribuir al esclarecimiento de los hechos más doloro- dos políticos presentaron proyectos al Congreso de la
sos que había vivido el país como consecuencia de la Nación. En virtud de tal aspiración, el ejecutivo creó
acción represiva desatada por el régimen militar instau- por decreto 2446, del 24 de diciembre de 1985, un or-
rado en 1976. ganismo llamado Consejo para la Consolidación de la
La Comisión debía recibir las denuncias sobre des- Democracia, cuyo principal objetivo era el estudio y
apariciones y secuestros de personas ocurridos en ese planificación del cambio institucional con una reforma
período y elaborar un informe sobre su labor. Entre las de la constitución, en la que se excluía, a pedido de
personalidades que formaron parte de dicha comisión Alfonsín su reelección. El 7 de octubre de 1986 y 25 de
se eligió al escritor Ernesto Sábato como presidente y agosto de 1987, el Consejo elaboró dictámenes donde
a Graciela Fernández Meijide como uno de los secre- se trataron temas como: la reducción del mandato pre-
tarios. La Comisión entregó su informe al presidente el sidencial, con posibilidad de una reelección, elección
20 de septiembre de 1984 y dio por concluida su mi- directa del presidente y valor constitucional a los de-
sión. De todos los testimonios recogidos y que se die- cretos de necesidad y urgencia.
ron a conocer en el libro Nunca Más se infiere que los Los partidos políticos a su vez también trataron el
derechos humanos fueron violados por la represión de tema. El Consejo Nacional del Partido Justicialista dio
las Fuerzas Armadas. su informe aceptando la reforma constitucional y con-
Cabe destacar sin embargo que la actividad desa- vocando una comisión de juristas para que elaboraran
rrollada permitió que el movimiento de defensa de los el proyecto de ley declarativa de la reforma. El Radi-
derechos humanos creciera aunque poco después sus calismo hizo lo propio y dos diputados nacionales del
miembros se sentirán molestos por las sentencias dadas partido, Doctores Jorge Vanosi y Juan Carlos Pugliese,
en el juicio a los comandantes de las Juntas militares y presentaron el proyecto de reforma constitucional. Pero
con los acontecimientos que ocurrieron luego, según el proyecto quedó trabado en Diputados. Para salvar
veremos. ese problema en 1993 el ejecutivo decidió convocar a
Entretanto, hagamos un paréntesis para decir que a una consulta popular no vinculante para que los ciuda-
poco de iniciar su gobierno Alfonsín envió al Congreso danos se expidieran al respecto, pero que no se llevó a
un proyecto de ley conocida como ley “Mucci”, con la cabo porque el 6 de noviembre de ese año Carlos Me-
que pretendía desmontar el aparato sindical, tema que nem y Raúl Alfonsín destrabaron el tema y comenzaron
se convirtió en una de sus primeras frustraciones y que las negociaciones para la firma del Pacto de Olivos días
lo enfrentó con dicho sector a lo largo de su gestión. más tarde.
El 25 de julio de 1984 el presidente Alfonsín con- Hecha esta digresión y retomando los hechos más
vocó a una consulta popular sobre el tema del canal sobresalientes de la presidencia de Alfonsín debemos
de Beagle, que nos enfrentaba con Chile. El adversario señalar los serios problemas económicos que tenía el
partido peronista, con Carlos Menem como una de las país. Para remediarlos, en junio de 1985, se dio a co-
contadas excepciones, convocó a abstenerse en el Ple- nocer el plan Austral que tuvo relativo éxito en virtud
biscito por la firma de un tratado de paz y amistad con que, a partir de 1986, varios frentes empiezan a hacer
Chile, que fue un éxito para el partido oficialista. En tambalear la estructura del gobierno.
materia de política exterior la administración radical Uno de ellos fue el conflicto del gobierno con el
llamó a crear en el plano latinoamericano el Grupo de ejército, que no se había solucionado y que se hizo más
los Ocho [constituido por Argentina, Brasil, Uruguay, visible en la Semana Santa de 1987 cuando un grupo
México, Colombia, Venezuela, Perú y Panamá] y con de oficiales y suboficiales, denominado carapintada, se
el Grupo de los Seis [entre los que se encontraban Ar- levantó en la Escuela de Infantería. Como consecuen-
gentina, México, Suecia, Grecia y Tanzania] se dedicó cia inmediata de este suceso, 13 generales pasaron a
a estudiar el tema del desarme y del uso pacífico de la retiro mientras los teniente coroneles Aldo Rico y Enri-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 125

que Venturino fueron procesados. A este levantamiento Los detenidos fueron enjuiciados y condenados a
le siguió el motín de la localidad correntina de Monte reclusión y cadena perpetua por la Cámara Federal de
Caseros, dirigido también por Aldo Rico, quien se pro- San Martín bajo la ley de defensa de la democracia, que
nunció contra el poder político y contra la conducción era de instancia única. O sea: no se admitía la revisión
del ejército en tanto no se había cumplido con lo acor- de la sentencia por un tribunal de alzada, por lo que al
dado en la Semana Santa anterior. Posteriormente, en no existir apelación, el fallo quedaba firme apenas era
diciembre de 1988 hubo otra sublevación protagoniza- dictado. Eso implicó que en los años subsiguientes los
da por el ejército, esta vez en Villa Martelli y liderada condenados entonces no pudiesen recurrir a apelar por
por Mohamed Alí Seineldín, acontecimiento que con- sus condenas o solicitar los plazos del “dos por uno”.
cluyó el 9 cuando se lo detuvo junto a otros militares. En 1997 el grupo guerrillero que venía realizando ges-
La cuestión militar tuvo secuelas y a la ley de Punto tiones recibió el apoyo de la Comisión Interamericana
final sancionada en diciembre de 1986 se sumó la Ley de Derechos Humanos quien exigió el cumplimiento de
de Obediencia Debida dictada el 8 de junio de 1987. normas incorporadas a la Constitución Nacional refor-
Esta ley establecía que aquellos individuos que a la fe- mada en 1994 que incluye la garantía de doble instan-
cha de la comisión del hecho revistaban como oficia- cia procesal en todos los casos, lo que significa que un
les subalternos de las Fuerzas Armadas, se seguridad, tribunal superior debe revisar las condenas determina-
policiales o penitenciarias no eran punibles de haber das por un juez o tribunal de primera instancia. Usando
violado los derechos humanos en tanto se presumía que este argumento el organismo internacional condenó a
obraron en virtud de obediencia debida. la Argentina a verificar el juicio. A mediados del año
Pero esta ley no consiguió cerrar la discusión del 2000 los guerrilleros iniciaron una huelga de hambre
tema de los derechos humanos y se pensó que con ellas que terminó cuando el presidente De la Rúa, por de-
el gobierno desandaba el camino emprendido al co- creto, diminuyó las penas de once detenidos, los que
menzar la gestión en 1983. podrán salir en libertad a partir del año 2002. El decreto
Entretanto el envío al Congreso de la ley sindical, presidencial no benefició al líder guerrillero Gorriarán
la concesión de fuertes aumentos a los gremios más Merlo y su esposa, quienes fueron condenados en 1997,
importantes y la designación en el Ministerio de Traba- a raíz de haber estado prófugos durante años.
jo de un gremialista de extracción justicialista, Carlos Después de fracaso del Plan Austral I y II el gobier-
Alderete, torcieron el brazo del Plan Austral y de su no de Alfonsín propuso el Plan Primavera. Sin embar-
ministro de economía Juan Vital Sourrouille. go, a comienzos de 1989, el deterioro de la economía
La inflación retornó y, el 6 de septiembre de 1987, era notable y el 6 de febrero significó el punto final
se produjo un gran viraje en la política argentina cuan- de cinco años de esfuerzos del gobierno radical para
do el radicalismo perdió los comicios en la mayoría de intentar estabilizar la economía. Ese día hubo una gran
las provincias. En ese momento Carlos Saúl Menem, demanda de dólares y el Banco Central se vio obligado
gobernador de La Rioja, lanzó su entonces poco creíble a dejar flotar libremente el austral [nombre de la mone-
candidatura presidencial. De allí en más todo fue muy da de entonces]. La inflación comenzó a trepar del 33%
rápido. mensual al 114 % en junio. La hiperinflación venía aso-
ciada con la desaparición del mercado de capitales y
A los problemas económicos que debió enfrentar el
una gran crisis de las cuentas públicas.
gobierno de Alfonsín se sumó el problema sindical. El
país sufrió en ese período 13 huelgas generales orga- El entonces ministro de economía, Juan Vital Sou-
nizadas por la C.G.T., que se acataron, aun cuando no rrouile fue reemplazado por Juan Carlos Pugliese
siempre se comprendieron. quien, a su vez, renunció el 26 de mayo, ocupando el
cargo Jesús Rodríguez quien anunció una serie de me-
En ese contexto la izquierda más radicalizada bajo
didas para contener el desorden económico-social. Se
las órdenes el ex líder guerrillero del Movimiento To-
aumentaron en un 20% las tarifas públicas y un 25 %
dos por la Patria [MTP], Enrique Gorriarán Merlo, el
los combustibles, se congelaron los precios, se desdo-
23 de enero de 1989 intentó tomar el Regimiento de
bló el tipo de cambio y se crearon impuestos especiales
Infantería Mecanizada de la Tablada. El argumento de
para autos, campos y viviendas. Simultáneamente se
los atacantes era que allí se gestaba un golpe militar y
subieron en un 200 % las asignaciones familiares y se
que actuaban en defensa de las instituciones. El ejérci-
adelantó el pago del aguinaldo.
to reprimió. En el hecho hubo 60 heridos y fallecieron
39 personas entre militares y terroristas. Este incidente La presión social, la de los sindicatos y la de los
provocó en su momento graves consecuencias políticas centros industriales incidieron para que estas medidas
que también gravitaron sobre la economía en tanto los de emergencia no tuvieran éxito. La inflación, el dólar
factores de poder creyeron estar en presencia de un to- y las tasas de interés crecían día a día. El Estado poseía
tal desgobierno. escasas reservas en el Banco Central lo que imposibi-
litaba hacer frente a los pagos de la deuda externa. Los
126 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

problemas eran graves y la hiperinflación complicó aún La matrícula había desbordado las universidades
más las cosas, empujando incluso a la gente de más nacionales por tal razón, en el Consejo de Rectores se
bajos recursos a asaltar los supermercados. analizaron cuestiones como los cupos de ingreso y la
En los días previos a las elecciones presidenciales la eventualidad de establecer aranceles. Con respecto al
tensión social se multiplicaba. Las razones antes enun- primer tema, valga decir que, hasta 1974, las universi-
ciadas incidieron para que el radicalismo perdiera la dades nacionales procedían con autonomía y diferentes
hegemonía en las urnas que había detentado en 1983 y criterios pero, por lo general, se suprimió toda forma
en 1985. Las elecciones fueron ganadas por el partido de evaluación y durante ese año y los dos siguientes
Justicialista con Carlos Saúl Menem como candidato. se admitió a todos los aspirantes a ingresar siempre
que hubiesen aprobado el llamado Tríptico Nacional.
Después de 1977 se estableció un sistema común de
ingreso a todas las universidades nacionales con suce-
La situación de las universidades nacionales.
sivos ajustes en el cupo de ingreso, lo que derivó en el
1974-1983 estancamiento y disminución de la matrícula.

En un intento por solucionar los problemas de las


universidades, en marzo de 1974, se sancionó la ley
20.645 a través de la cual se reconoció la autonomía
académica y docente y la autarquía administrativa y
económica. A la vez se prohibió terminantemente el
proselitismo político y la difusión de ideas contrarias a
la democracia y se estableció para la composición del
gobierno de las casas de altos estudios los siguientes
porcentajes: un 60% para los representantes docentes,
un 30% para estudiantes y un 10% para no docentes.
Las designaciones de los rectores y decanos normali-
zadores estarían a cargo del Poder Ejecutivo Nacional
estableciéndose un plazo para instalar el gobierno autó-
nomo de cada una de las universidades nacionales exis-
tentes. Dicha normalización nunca llegó a cumplirse,
ya que las pugnas internas del peronismo influían en Quema de libros en el Tercer Cuerpo del Ejército
la designación de las autoridades universitarias depen- 29 de abril de 1976
dientes del Ministerio de Educación.
Pero, el golpe militar del 29 de marzo de 1976 agu- La inestabilidad política obviamente incidió en el
dizó las tensiones que se vivían en los distintos claus- campo académico. Simultáneamente a estas medidas
tros universitarios y significó un nuevo cambio de rum- desde el Ministerio de Educación y Cultura se gestó
bo. Por ley de facto Nº 21276 las casas de altos estu- la “Operación Claridad” que consistía en ir contra los
dios fueron intervenidas y desde el poder ejecutivo se opositores en toda el área cultura. Hubo cierre de ca-
colocó al frente de la conducción de cada una de ellas a rreras, cambios de planes de estudio, éxodo de profe-
un delegado militar que reforzó el control total de las sores, de intelectuales y alumnos ya fuese porque eran
mismas. Los uniformados estaban en las puertas de las detenidos, inhabilitados para enseñar o porque se exi-
Facultades controlando el ingreso de los estudiantes, liaron voluntariamente, quema de libros, etc.; en con-
quienes debían presentar documentos, vestimenta co- secuencia, la investigación y la docencia se resintieron
rrecta, llevar el pelo corto y estar bien afeitados. Este y aparecieron problemas nuevos: costo creciente del
período de control de autoridad política se mantuvo fir- financiamiento del sistema, aumento de la deserción
me hasta 1981. estudiantil y bajo promedio de egresos, inconvenien-
Obviamente la democracia universitaria y la parti- tes que hoy pese a la estabilidad política se mantienen,
cipación estudiantil terminaron abruptamente. Por en- exigiendo a los que gobiernan estas casas de estudios la
tonces, el país tenía 10 casas de altos estudios naciona- búsqueda de soluciones tendientes a lograr el nivel de
les ubicadas en las principales ciudades. Córdoba tenía excelencia que ellas requieren.
en su histórica Universidad una matrícula de 30.000 Durante el período militar hubo sucesivos cambios
estudiantes, los que constituían el 5% de la población de ministros de educación (Bruera, Catalán, Llerena,
total de la ciudad y en el interior provincial estaba la Amadeo, Burundarena y Licciardo). El 11 de abril de
Universidad Nacional de Río Cuarto, que había comen- 1980 se aprobó una segunda ley de facto la 22.207 que
zado a funcionar en enero de 1972. mantenía las estructuras tradicionales, prohibiendo el
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 127

proselitismo, las agitaciones y las incompatibilidades


docentes con cargos políticos a la vez que incorporó el presidente entrante instó a todos los sectores sociales
algunos cambios respecto la autonomía académica y a realizar un sacrificio con esperanza y añadió que apli-
la autarquía administrativa y financiera. Los rectores caría cirugía mayor sin anestesia.
y decanos eran designados por el poder ejecutivo na- Sin embargo el nuevo presidente también debería
cional. hacer frente a una gran recesión y en diciembre de ese
Con la vuelta a la democracia en 1983 comenzó una año ‘89 el FMI consideró incumplidas las metas fisca-
nueva etapa en la Universidad. En las últimas décadas les y negó un crédito, hubo una nueva corrida cambia-
del siglo XX se observa un alto nivel de feminización ria y reapareció la hiperinflación con índices del 40 %
de la matrícula y en el egreso; sin embargo la mujer no en diciembre y del 79 en enero. El nuevo ministro de
ostenta todavía un alto porcentaje en las posiciones de economía, Erman González, lanzó el Plan Bonex que
mayor poder universitario. convirtió un bono en dólares a diez años la mayor par-
te de los depósitos a plazo fijo. Se refinanció la deuda
pública, lo que posibilitó un respiro al Estado, mientras
se liberalizó la compraventa de divisas, cuyo precio fue
Las presidencias de Carlos Menem fijado por el mercado. Poco a poco el Banco Central
comenzó a mejorar sus reservas. Con la renuncia de
La alternancia en el poder se produjo el 8 de julio González asumió el ministerio de economía Domingo
de 1989 cuando el Dr. Carlos Menem, acompañado por Cavallo, entonces Ministro de Relaciones Exteriores.
Eduardo Duhalde, asumió la presidencia de la Nación. Cavallo devaluó y fijó una banda oficial, que incluía
El acceso se produjo casi seis meses antes de lo estable- una depreciación gradual. Pero el 20 de marzo de 1991
cido por la constitución nacional, en virtud que Alfon- anunció la convertibilidad. El nuevo sistema que co-
sín renunció al cargo manifestando públicamente verse menzó a regir el 1 de abril estableció un tipo de cambio
imposibilitado de enfrentar la difícil situación econó- fijo entre el austral y el dólar. Se prohibió la indexación
mica y social que atravesaba la Argentina. o actualización de precios.
Natalio Botana sostiene que la elección que llevó Con una moneda que se transformó en el actual
a Carlos Menem al poder reflejó un poder ciudadano peso, Argentina comenzó un proceso nuevo. Recupe-
que no estaba dispuesto a depositar los mandatos hege- ró la credibilidad de los mercados financieros, quienes
mónicos de antaño en un partido o en un candidato. En con el tiempo verían con buenos ojos al país para reali-
efecto, en esa elección hubo transferencia de sufragios zar sus propias inversiones; los empresarios se anima-
entre los dos partidos mayoritarios y quedó en eviden- ron a endeudarse, creció el consumo, la inflación ma-
cia una franja de votantes independientes que tiene has- yorista cayó de 1343 % en 1990 a sólo 7,4 % en 1993.
ta hoy una gran movilidad. Pero, a la vez, demostró que Sin embargo el idilio terminó en 1995 cuando se frenó
tanto Menem como Alfonsín habían sido ungidos por la el ingreso de capitales externos, por las consecuencias
voluntad popular en gobiernos legítimos. de crisis internacionales como el efecto tequila o el sa-
Menem también llegó al poder controlando el Se- cudón del sudeste asiático de julio de 1997, la crisis de
nado y con la primera minoría en Diputados, reformó Rusia al año siguiente, etc.. ¿El resultado?, encareci-
luego la Corte Suprema y manejó tres grandes distritos
electorales, con excepción de Córdo-
ba que quedó en manos del radicalis-
mo, asumiendo como gobernador el
Dr. Eduardo Angeloz.
Al iniciarse la década del ´90 el
mundo sintió que había diferencias
respecto a una década atrás. Viejas
denominaciones políticas e ideolo-
gías parecían precipitarse rápida-
mente. Las relaciones económicas
internacionales exigían nuevos plan-
teos y en ese contexto gobernaría
Carlos Menem quien decidido a salir
de la crisis económica que paralizaba
al país decidió aplicar una política de
shock. En su discurso ante el Con-
greso al hacerse cargo de su mandato
Juan Domingo Perón - Domingo Cavallo y Carlos Menem
128 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

miento del crédito internacional, incremento del déficit menzará a regir plenamente a partir del año 2001 y se
comercial y baja del consumo. redujo de nueve a seis los años del mandato a senador,
Respecto al problema con los militares, a poco de [art.54]. A la vez se extendió el período de sesiones or-
asumir Menem anunció el 8 de octubre de 1989 el in- dinarias del Congreso.
dulto con el que se beneficiaron 277 militares compro- Se dispuso la creación del Consejo de la Magistra-
metidos en violaciones a los derechos humanos, milita- tura [art.114] y del Jurado de Enjuiciamiento a los fines
res condenados por su intervención a las islas Malvinas de remoción de magistrados [art. 115]. Para el control
y civiles sancionados por actividades guerrilleras. Fue- de la administración pública se creó la Auditoría Gene-
ron excluidos de la medida los ex comandantes Videla, ral de la Nación, oficina que debe estar encabezada por
Viola, Massera y Lambruschini y los generales Camps, un miembro de la oposición. Otros órganos de control
Richieri y Suárez Mason. que se crearon fueron: la figura del Defensor del Pueblo
y el Ministerio Público Fiscal, órgano independiente y
con autonomía funcional. Otras modificaciones signifi-
El Pacto de Olivos y la reforma de la Constitución cativas que trató la Convención Constituyente fue la de
dotar a la ciudad de Buenos Aires de un status especial
Nacional
conservándola como asiento de las autoridades nacio-
nales. El art. 129 le concedió un régimen de gobierno
Señalamos anteriormente que la reforma de la Cons- autónomo con facultades propias de legislación y ju-
titución nacional fue un tema de interés del gobierno de risdicción.
Raúl Alfonsín y que la misma no pudo efectuarse por
En materia de Derechos Humanos se avanzó nota-
las razones ya señaladas, aun cuando el partido justicia-
blemente. Se creó un capítulo sobre Nuevos Derechos
lista tenía similares intenciones.
y Garantías y se incorporaron con rango constitucional
El 14 de noviembre de 1993 Menem y Alfonsín diez tratados internacionales sobre derechos humanos,
firmaron el Pacto de Olivos. En esa oportunidad, am- ampliando los derechos consagrados en el texto origi-
bos coincidieron en impulsar un proyecto de reforma nario y las garantías para hacerlos efectivos, posibili-
constitucional, sin introducir modificación alguna a tándose el recurrir ante cortes internacionales en caso
las declaraciones, derechos y garantías que obran en la de desconocimiento o falta de cumplimiento por parte
primera parte de la constitución y teniendo en cuenta de los órganos del Estado Nacional. [Bercoff, p. 156].
puntos básicos para desarrollar las formas y funciones
según las conveniencias del Estado.
En diciembre, ambos jefes políticos suscribieron el
Pacto de La Rosada que complementaba el anterior y La reelección de Carlos Menem
que era producto de una comisión de juristas de ambos
partidos. El Convenio constaba de tres partes: 1. Nú- El 15 de mayo de 1995, Carlos Menem triunfó en
cleo de coincidencias básicas. 2. Temas habilitados a las elecciones con el 50% de los votos y asumió por
debates y 3. Disposiciones complementarias. Con tales segunda vez la presidencia de la Nación, esta vez con el
disposiciones el camino para la reforma estaba abierto. Dr. Carlos Ruckauf como compañero de fórmula.
La Ley Declarativa de la Reforma Constitucional En este período el gobierno de la ciudad de Bue-
Nº 24.309 autorizó la elección de 305 convencionales nos Aires cumpliendo con lo establecido en la reforma
constituyentes representantes de todos los partidos re- constitucional de 1994 dictó su Estatuto de Organiza-
conocidos tanto nacionales como provinciales. Las de- ción de sus Instituciones, que tiene rango de Constitu-
liberaciones se realizaron en las ciudades de Santa Fe y ción Provincial.
Paraná a partir del 25 de mayo de 1994 y concluyeron En 1997 el peronismo sufrió un revés en las elec-
con la jura de la Constitución el 24 de agosto de ese ciones legislativas que no fue absorbido por el partido
año en el palacio San José de Concepción del Uruguay. como derrota. En ese año el problema del desempleo y
Entre las reformas más significativas y referidas al la pobreza se acrecentó, a la vez que durante esta etapa
poder ejecutivo se creó la figura del Jefe de Gabinete de gobierno el país sintió los coletazos de cinco crisis
de Ministros, con el fin de atenuar el sistema presiden- internacionales, todo ello coadyuvó para que se fuese
cialista a la vez que se redujo el mandato del presidente creando un clima social desfavorable y una actitud crí-
de seis a cuatro años con la posibilidad de reelección tica hacia el menemismo. Entre los aciertos más no-
por un período consecutivo y se eliminó el requisito tables del primer período menemista se cuenta haber
confesional del presidente modificándose el juramento. solucionado el problema de la inflación a través de la
En lo referente al poder legislativo se elevó a tres ley de convertibilidad, los planteos militares y conti-
el número de los integrantes del Senado por cada pro- nuar con las relaciones en el Mercosur. Pero junto a
vincia y la ciudad de Buenos Aires, sistema que co- ello pueden señalarse otras prácticas que no han con-
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 129

tado con el mismo consenso de la sociedad tales como Los empresarios, por su parte, se organizaron en
el dictado de decretos de necesidad y urgencia, una he- asociaciones patronales que actuaban en las convencio-
rramienta que la Constitución otorga al Ejecutivo para nes colectivas de trabajo y en la formación de grupos
resolver cuestiones excepcionales, la privatización de de presión (lobbys). No obstante, en la etapa que va
empresas del Estado en situaciones poco transparente de 1950 a 1975 existió un alto grado de intervención
lo que posibilitó el incremento de las inversiones ex- y regulación estatal en las relaciones laborales: fuerte
tranjeras en el país y la concentración de la economía centralización, fortalecimiento del poder institucional
provocando desigualdades sociales. Excesos de gasto y del sindicato con personería gremial, predominio de
crecimiento de la deuda pública. determinadas categorías de trabajadores, una toma de
Hasta los años noventa, Estados Unidos conservaba negociación con las cúpulas que tendía a favorecer la
un lugar de privilegio como el mayor inversor externo dirigencia nacional sobre la regional.
de la Argentina con alrededor de 47.000 millones de Pero fue entre 1973 y 1976 cuando los sindicatos ar-
dólares, lo que representaba el 37 % de las inversiones gentinos alcanzaron el máximo poder, al punto de con-
realizadas por firmas extranjeras, seguido de España trolar las provincias industriales de Córdoba, Santa Fe
con un 25 %. Al finalizar esa década, ésta desplazó al y Buenos Aires, el Ministerio de Trabajo y brevemente
país del Norte del primer puesto al invertir en la com- el de Economía. [Delich p.136].
pra de grandes empresas nacionales en el campo de las En 1976, el Proceso de Reorganización Nacional
telecomunicaciones, la energía y los servicios que pa- clausuró el espacio para las centrales obreras que fue-
saron a manos de Telefónica, Repsol, Endesa, Aguas de ron disueltas. Por ley 21270, publicada el 26 de mar-
Barcelona, Iberia etc.. zo, se intervino la C.G.T., se bloquearon sus fondos,
cuentas bancarias y bienes patrimoniales. Unos días
después, por decreto, se suspendieron las actividades
La lucha de los trabajadores a partir de la gremiales de las entidades de los trabajadores, empre-
segunda mitad del siglo XX sarios y profesionales, exceptuándose aquella actividad
que correspondía a la administración de esas entidades
y las actividades de sus obras sociales en todo el país.
El estallido de la Segunda Guerra Mundial encontró
También por decreto, 10/76, se prohibió expresamente
a Argentina sin haber previsto una política empresaria
la actividad de las 62 Organizaciones (peronistas) o de
acorde al momento que se vivía. No obstante, se inten-
cualquier otra que la sustituyese. Se suspendió el au-
tó subsanar el conflicto y el período fue positivo para el
mento automático del salario mínimo vital y móvil, se
país que vio incrementar su comercio exterior.
sancionó la ley de prescindibilidad y se suspendió el
En ese tiempo, los trabajadores se reunieron en la derecho a huelga. Numerosos sindicalistas fueron víc-
Confederación General del Trabajo [C.G.T.] organiza- timas de la represión o cayeron presos, hubo despidos y
da en el ámbito nacional en 1943 con 80.000 afiliados. las empresas que comenzaron a tener problemas por la
Dos años más tarde se incrementaron a 500.000. recesión económica utilizaban el pago de horas extras
Para entonces, las crisis económicas habían influido o contrataban personal transitorio evitando de esa ma-
para que la mujer abandonara las tareas domésticas y nera adquirir obligaciones contractuales.
comenzara a tener un papel importante en el mercado La ley de prescindibilidad fue dictada en 1976 pri-
de trabajo. Sin embargo, su incorporación al sindicalis- meramente por un período de dos años pero luego se
mo se vio frenada en numerosos gremios y sólo se des- prolongó su vigencia. La misma suspendió la vigencia
tacaron en el de la educación, empleadas de comercio de la estabilidad laboral para la administración pública
o domésticas. nacional y según el propio gobierno permitió el despi-
En la década del cincuenta el proceso de industriali- do de 200.000 agentes del sector público.
zación por sustitución de importaciones y sus implica- En 1979 la ley 22.105, conocida como la Nueva
ciones con la transformación del Estado y la aparición Ley de Asociaciones Gremiales de Trabajadores, dio
de una nueva clase obrera e industrial fue modificando comienzo a una nueva legislación y a la normalización
el comportamiento de los sindicatos que adhirieron ma- sindical de acuerdo a los términos allí establecidos.
yoritariamente al peronismo; mientras, los obreros me- La misma, sostiene Francisco Delich, desplegó una
talúrgicos y electricistas desplazaban en importancia a estrategia estatal que se asentó en los siguientes ele-
los de la carne y textiles. La clase obrera se iba for- mentos: fuerte despolitización del movimiento obrero,
taleciendo a la vez que iba creciendo numéricamente. invitación a la acción puramente corporativa, mayor
Para los años setenta los afiliados a la CGT llegaron a subordinación al Estado, amplio control sobre las ba-
1.500.000. Entretanto, los sindicatos habían desarrolla- ses obreras y desestabilización de los cuadros dirigen-
do sistemas de salud a partir de prestaciones que hacían tes, reduciéndoles el poder económico y financiero. En
las obras sociales. otras palabras, se redujo el poder sindical a su mínima
130 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

expresión. Pero fue, justamente en abril de dicho año, 1999: año del inicio del cuarto período
cuando se produjo el único paro general de protesta que democrático
registra el período con éxito relativo.
1983 fue el año de retorno a la democracia y ello En diciembre de 1999 Argentina entró, por primera
se produjo dentro de un nuevo contexto político in- vez en el siglo, en el cuarto período democrático con-
ternacional para el mundo del trabajo. Por tal razón secutivo. Fernando de la Rúa, cabeza de una Alianza
la consolidación de la democracia no pudo solucionar conformada por el Partido Radical y el Frepaso, asu-
automáticamente los problemas de naturaleza social y mió como presidente de los argentinos acompañado de
política, entre otras cosas por la inflación, las altas tasas Carlos Álvarez.
de interés y una pesada deuda externa. De todos modos El nuevo presidente triunfó con el apoyo de un im-
en lo nacional se sintió una necesidad de reorganizar portante caudal de votos pero su poder estaba mengua-
el mundo sindical, desburocratizarlo, intentando rela- do en tanto debía compartir la fórmula presidencial con
cionarlo con el Estado. En enero de 1984 se reunificó el representante de otro partido político, miembro de la
la C.G.T. y, al año siguiente, se normalizaron las auto- Alianza. Además sólo contaba con la primera minoría
ridades en unas ochocientas organizaciones sindicales, en la Cámara de Diputados, el Senado estaba en manos
respondiendo la mayoría al partido peronista. de la oposición, la Corte Suprema no le pertenece, los
El Plan Austral significó el congelamiento de los tres grandes distritos electorales: Buenos Aires, Santa
salarios, por lo tanto dejaron de existir las negociacio- Fe y Córdoba quedaron en manos del partido peronista
nes colectivas para mejorar las remuneraciones. Para al igual que un buen número de provincias.
esa época Argentina tenía mil cuatrocientos sindicatos Entre las primeras medidas tomadas por De la Rúa
con personería gremial entre las que coexistían unio- se cuentan la redacción de 20 máximas dirigidas a los
nes, federaciones de sindicatos por rubros, sindicatos funcionarios de su gobierno. Las recomendaciones fue-
de empresas o de profesionales. Cuando los sindicatos ron preparadas y adecuadas a la Argentina tomando la
recuperaron la posibilidad de pactar negociaciones con idea de lo realizado por el primer ministro francés Lio-
el Estado y con los empresarios se dieron los enfrenta- nel Jospin el 6 de junio de 1997 con su gabinete des-
mientos que dieron como resultado trece paros genera- pués de haber sido designado por el presidente Jacques
les durante el gobierno de Alfonsín. Chirac. Coincidentemente ambos repitieron conceptos
La C.G.T. como respuesta elaboró el Plan de los 26 como los de solidaridad, eficiencia y transparencia en
puntos cuestionando la política radical en lo referente a las medidas oficiales e idoneidad para elegir los cola-
la deuda externa, rechazando la desocupación y recla- boradores, temas no siempre presentes durante su go-
mando aumentos salariales. En 1988 se constituyó el bierno. Casi simultáneamente, el Congreso convirtió
Consejo Nacional del Salario Vital y Móvil con el fin en ley una reforma tributaria impulsada por el poder
de actualizar el salario mínimo y las comisiones parita- ejecutivo que se conoció como “impuestazo” y que en-
rias se reunieron para firmar convenios. tre otras cosas modificaba el impuesto a las ganancias
En la segunda mitad de la década del noventa la y reducía su base imponible afectando a los sectores
crisis económica volvió a modificar las relaciones la- de clase media y media alta. Luego redujo los salarios
borales y trajo la aparición del empleo transitorio con y jubilaciones. A partir de ese momento la economía
ingresos muy bajos, el cuenta propismo, formas atípi- sufrió varios traspiés.
cas de contratación y nuevos métodos de trabajo como El 2 de marzo del 2001- renunció el ministro de eco-
consecuencia de la introducción de mayor tecnología. nomía, Machinea, asumiendo Ricardo López Murphy,
El tránsito hacia un nuevo modelo económico hizo que quien confeccionó un duro plan de ajuste con el fin de
algunos sectores de la producción se vieran más afec- equilibrar las cuentas fiscales pero ante la presión de
tados que otros, tales como los empleados u obreros distintos sectores de la sociedad el presidente le negó
poco calificados que alternan épocas de contratos cor- el respaldo renunciando éste también al cargo a los po-
tos con períodos de desocupación y ciertas industrias cos días de asumir siendo reemplazado por Domingo
-como la textil o la del cuero- que soportaron el peso Cavallo. Con esta designación la crisis económica se
de la introducción de mercaderías extranjeras a menor agudizó a medida que pasaron los meses originando
costo. La crisis económica se fue agudizando y a fi- mayor desempleo, mayor presión tributaria, emisión de
nes de siglo uno de los factores predominantes es la diferentes tipos de monedas provinciales y acuerdos de
destrucción de empleos formales, lo que incrementó la paquetes de ayuda financiera del FMI para paliar la ele-
cantidad de personas excluidas que dependen del Esta- vada deuda externa (blindaje y megacanje por 40.000 y
do para subsistir. 30.000 millones de dólares).
Paralelamente, desde el punto de vista político el
gobierno de la Alianza enfrentó serias acusaciones de
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 131

corrupción. El sindicalista Hugo Moyano imputó al


ministro de trabajo Alberto Flamarique de poseer una Los días subsiguientes fueron terribles para los ar-
tarjeta “Banelco” para convencer a los senadores que gentinos y con consecuencias que no caben analizar en
no querían aprobar la reforma laboral. Esta denuncia
este momento, pero debemos señalar como mínimo que
originó cambios en el gabinete y la posterior renuncia
el 6 de octubre del vicepresidente de la Nación Carlos después de dichos acontecimientos el país presenció la
Álvarez en disconformidad con dichos cambios. A par- asunción de cinco presidentes, entre los presidentes de
tir de ese momento la Argentina comenzó a recorrer ambas Cámaras legislativas, violentas represiones, sa-
un camino de desolación y tristeza para sus habitantes. queos a comercios e intervención de los sindicatos con
sus instrumentos de lucha: la huelga y los paros.
El riesgo país y la caída del radicalismo Sumado a ello, bajo la presidencia de Adolfo Rodrí-
guez Saa, el gobierno decretó la suspensión del pago
En efecto, en los meses subsiguientes el país sintió de la deuda externa, para proceder a su renegociación.
nuevamente otro gran sacudón en su economía y mos-
A los siete días de asumir, el presidente renunció sien-
tró la fragilidad de esta al no poder hacer frente a los
vencimientos de los acreedores extranjeros y al pueblo do reemplazado por Eduardo Duhalde quien, entre sus
que había confiado sus depósitos a los bancos. primeras medidas, terminó con la convertibilidad lle-
Entretanto, diariamente los argentinos fueron infor- vando a $ 1,40 el precio del dólar para transacciones
mados del crecimiento del riesgo país que colocaba al comerciales y financieras autorizadas y para las tran-
mismo entre los últimos del mundo. sacciones internas en dólares del sistema bancario.
A comienzos de diciembre, Cavallo instauró lo que El gobierno de Duhalde fue de transición y en un in-
se conoció como “el corralito”, medida que consistía en
tento de paliar la gran crisis económica impulsó -entre
el congelamiento de los depósitos bancarios. El riesgo
otras cosas- la creación de los planes Jefes y Jefas de
país estalló definitivamente provocando los cacerola-
zos y protestas de la población ocurridos entre el 19 y Hogar para ayudar a los argentinos que habían perdido
20 de ese mes hasta obligar a dimitir sus cargos prime- toda capacidad de acceso al empleo y a los alimentos.
ro al ministro de economía y luego al presidente De la Posteriormente convocó a elecciones y en la primera
Rúa. vuelta los dos candidatos más votados fueron Carlos
Menem y el gobernador de Santa Cruz Néstor Kirch-
Entretanto los desacuerdos con el FMI, el aumento del precio del ner. Ante la renuncia del primero de presentarse al ba-
dólar, los reclamos de los ahorristas e inversores que no acep-
llotage que iba a realizar en mayo de 2003, fue elegido
tan los bonos emitidos por el Estado y el cierre de comercios e
industrias fueron agudizando -día a día- la crisis económica que presidente de la Nación Kirchner quien asumió el 25
ha terminado por empujar a más de la mitad de la población a de mayo de ese año. A este le sucedió en el año 2007 su
la pobreza.
esposa Cristina Fernández.
132 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

La evolución económica

El reparto de tierras Ríos y esa región fue la preferida por los capitalistas
extranjeros para invertir en dos sectores productivos:
El reparto de tierras hace al funcionamiento directo la agricultura y la ganadería. En esas cinco provincias,
del poder, mientras el mantenimiento de la propiedad incluida la Capital Federal, el 62 % de la población pre-
se la vincula en primera instancia al funcionamiento de fería habitar los centros urbanos.
la economía. A partir de 1880, otras zonas desarrollaron otros ti-
Hacia 1879 Argentina era un país despoblado y atra- pos de cultivos intensivos, debido a la fertilidad de la
sado. Concluida la Conquista del Desierto, en 1880, el tierra y a la moderación del clima que permitían pro-
Estado decidió recompensar -por ley- a quienes parti- ducir una variada gama de productos. Mendoza y San
ciparon de las campañas militares con grandes exten- Juan explotaron la vitivinicultura y Tucumán la caña
siones de tierras. En el momento de sancionarse dicha de azúcar lo que les posibilitó verse beneficiadas por
medida no tuvo mayor significación en tanto éstas ca- las corrientes de capital y de inmigración. Es que en
recían de valor. ¿Quiénes fueron los beneficiarios? Los esos bolsones regionales también estaba la llave de la
militares y, más tarde, los grandes inversionistas que modernización de la sociedad y la economía y es en
compraron a bajo precio las concesiones otorgadas a este sentido que la consolidación económica del grupo
los soldados: entre los primeros mencionamos a Julio migrante se hace efectiva.
A. Roca y a Ambrosio Olmos en Córdoba y, entre los
segundos, las Compañías Ferroviarias o de Tierras, los
Bancos, etc. Las grandes transformaciones económicas
Poco tiempo después, diversas circunstancias inci-
dieron para que la tierra acrecentase en grado sumo su Desde el mismo momento en que Argentina se inde-
valor. En primer término, por el lucrativo negocio que pendizó de España comenzó a recibir capitales extran-
significó, tanto para el Estado nacional como para los jeros, los que se radicaron en los diferentes sectores de
provinciales, la enajenación de tierras públicas - que su economía. Entre esos primeros inversionistas cabe
se realizó en forma directa o en remates- cuando los destacar la presencia de jóvenes comerciantes británi-
gobiernos se vieron en la necesidad de contar con di- cos y alemanes quienes establecieron en la Capital de la
nero. La notoria incapacidad económica y política del República importantes casas introductoras.
Estado para conseguir fondos para sus arcas dio como Pero fue después de lo que se conoce como perío-
resultado una mala distribución y apropiación del sue- do de Organización Nacional cuando el país concitó
lo. En segundo lugar por el hecho que el país entregara el interés de buena parte de la corriente inversionista
a las Compañías Ferroviarias los terrenos próximos a europea constituyendo, junto a Brasil, Uruguay y Chi-
las nuevas vías férreas -que corrían por las zonas más le, uno los centros de crecimiento más importantes de
productivas- para que las destinasen a la colonización Sudamérica.
y a la construcción de sus estaciones, incrementó aún
En efecto, después de la crisis mundial de 1873 que
más su valor. Sumado a ello los inversionistas extran-
precipitó la transición del capitalismo competitivo al
jeros cuando lograban excedentes de sus beneficios ad-
capitalismo monopólico, las principales potencias eu-
quirieron grandes extensiones de tierras en la Pampa
ropeas decidieron radicar capitales en el continente
Húmeda con igual fin. Estas antecedentes dieron lugar
americano y, por supuesto, Argentina no quedaría fuera
a una importante rotación de la propiedad en las últi-
de esa iniciativa.
mas décadas del siglo XIX, convirtiéndose la tierra en
motivo de grandes especulaciones por lo que su valor El interés primordial de dichos inversores era ase-
venal fue aumentando constantemente. gurar la fuente de materias primas y alimentos para las
metrópolis pero, además, tenían la necesidad imperiosa
En términos generales la Pampa Húmeda, cuya su-
de contar con un lugar donde ubicar sus excedentes fi-
perficie era de 37,5 millones de hectáreas, estaba cons-
nancieros que no tenían cabida en sus respectivos Esta-
tituida por las tierras más fértiles de las Provincias de
dos del Viejo Mundo.
Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, Córdoba y Entre
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 133

El auge económico experimentado a fines del siglo en Inglaterra.


XIX y comienzos del XX y la actitud del Estado na- Sin embargo, la Primera Guerra constituiría un gran
cional respecto a la radicación de capitales extranjeros desafío para el funcionamiento del modelo económi-
incidieron para que el flujo mantuviera un ritmo unifor- co argentino. Los circuitos internacionales de capital
me y ascendente en el período de estudio. De allí que lógicamente se desordenaron, hubo imposibilidad de
podemos afirmar que el mercado mundial de capitales importar ciertos productos que incidieron en el merca-
en Argentina, tuvo un peso decisivo entre 1880 y 1914. do interno que se abastecía de ellos en el exterior. Por
Antes de la Primera Guerra Mundial los inversio- otra parte, las tradicionales exportaciones argentinas
nistas europeos, preferentemente británicos, franceses, sufrieron también las consecuencias de los desvíos de
alemanes y norteamericanos colocaron sus capitales en los traslados a los mercados internacionales. Según el
el mercado argentino en inversiones directas e indirec- economista Díaz Alejandro, entre 1913 y 1917, año que
tas. Mediante las primeras se beneficiaron diversos sec- considera como último de la recesión, el PBI cayó un
tores de la economía nacional, entre los que se cuentan 19,6 %.
el rural [la colonización y las explotaciones agrogana- Argentina se recuperó en parte en la década del
deras]; el comercial y el industrial. Así la entrada de veinte y durante el gobierno de Alvear, según vimos, el
manufacturas textiles, los productos alimenticios, los país marcó el punto más alto de prosperidad.
químicos, las drogas, la minería y el carbón, entre otros La crisis económica de 1929 volvió a golpear a la
rubros, se vieron favorecidas por esa situación. En un Nación que comenzó a mostrar un retroceso con res-
principio, éstas inversiones solían hacerse a través de pecto a Canadá y Australia abriéndose una brecha que
sucursales de la casa matriz instalada en Europa que se se acentúa a partir de 1940.
establecían en la Capital de la República y sólo cuando
la demanda aumentaba abrían allí una fábrica y, luego,
La incorporación de la Argentina al mercado
algunas otras en las ciudades del interior, particular-
mente en las de la Pampa Húmeda. mundial
Entre las indirectas, debemos hacer mención a la
suscripción de empréstitos y bonos públicos y priva- Para comprender este tema podríamos formularnos
dos, utilizados con el fin de realizar obras y servicios varias preguntas. ¿De dónde provenían los capitales
públicos en la Nación y en las jurisdicciones provincia- extranjeros existentes en Argentina y qué trato recibie-
les. Así la electricidad, el gas, las aguas corrientes, las ron? ¿Qué exportábamos? y ¿qué importábamos?
comunicaciones y los medios de transportes, incluido En general, durante el siglo XIX la corriente inter-
el aéreo, más el sector financiero contaron con su par- nacional de capitales hacia Argentina pudo hacerse sin
ticipación. inconvenientes a raíz de la casi total inexistencia de
Esto permitió que Argentina, a comienzos del pre- reglamentaciones oficiales sobre el particular. Sumado
sente siglo, ocupara uno de los diez primeros puestos a ello los inversionistas abonaban reducidos impues-
en ingresos per cápita entre las Naciones del mundo. tos, los controles de cambios eran desconocidos y, en
Agustín Álvarez observaba que: conjunto, las disposiciones vigentes eran simples y no
“Argentina era el país nuevo que estaba saliendo
discriminatorias. Ello posibilitaría que las inversiones
de la barbarie rápidamente, que cada cinco años fueran en continuo aumento. Las británicas superaban
se transformaba por el ingreso de migrantes, que ampliamente a todas y ellas se ubicaron preferentemen-
crecían las vías férreas, los caminos, las escuelas”. te en los ferrocarriles, bonos gubernamentales, bancos,
transportes marítimos sin descuidar otras ramas de la
Ese dinamismo perduró hasta la primera guerra economía. La alemanas en la ejecución de obras por-
mundial y permitió que entre 1880 y 1914 se produje- tuarias; en algunos servicios públicos, como la luz y el
ron las grandes transformaciones urbanas. Buenos Ai- gas; en bancos, en cédulas hipotecarias, en tierras, en la
res era una gran ciudad; pero también lo eran Córdoba industria y el comercio registrando para 1890 un monto
y Rosario. En esta etapa, el país contaba con una es- considerable, que se fue consolidando a lo largo del pe-
tructura económica similar a la de Canadá y Australia, ríodo que analizamos. Las francesas y belgas también
lo que hacía pensar que no podría haber ningún proble- apostaron a los ferrocarriles y las norteamericanas al
ma político. Un autor inglés señaló: mercado de las carnes, entre otras cosas. En realidad,
en esta etapa Argentina importaba desde estos lejanos
Argentina es hoy en América uno de los países más
países los más elementales productos, con excepción
estables y ordenados no sólo de América sino del mun-
de los agrícolas y los ganaderos.
do, donde una revolución es tan poco probable como
¿Qué se exportaba? Productos agropecuarios. La
pampa húmeda cuyo rico suelo permitía obtener hasta
Entre 1928 y 1958 Canadá creció un 58 % y Australia un 84 %. dos cosechas anuales, o alimentar al ganado a bajo cos-
134 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

to estuvo en condiciones de exportar grandes exceden- El estallido de la Primera Guerra Mundial


tes de cereales y carnes a Europa hacia 1890.
El crecimiento del área sembrada fue en continuo El estallido de la Primera Guerra Mundial dislocó
aumento y ello estuvo incentivado por la instalación las relaciones económicas que se habían restablecido
del ferrocarril, que permitía poner el producto en el entre los países inversores y la Argentina en el período
puerto. Esto no quiere decir que los productores no de industrialización temprana. Como primera medida,
tuviesen que enfrentar serios problemas como el alto en ese lapso, cesó la afluencia de recursos, particular-
costo de los fletes, la insuficiencia de almacenamiento mente la de los alemanes, tendencia que comenzó a re-
de granos, falta de maquinarias adecuadas, etc. vertirse en la década del veinte para superarse hacia
1929, aunque sin alcanzar los porcentajes de 1913. Esa
La crisis de 1890 y su resolución situación puso a la Nación ante la disyuntiva de au-
toabastecerse en una serie de renglones que antes se
El panorama de la realidad argentina de 1890 era importaban totalmente de Europa impulsándose el cre-
complejo. Por un lado estaba la fiebre de especulacio- cimiento industrial en un límite que no tuvo parangón
nes y, por otro, el país se iba endeudando y contrayendo con el resto de Latinoamérica.
compromisos internacionales. Finalmente todo termi- Entre los capitales extranjeros que ingresaron a la
nó: cayeron los precios de las acciones y de las cédulas República Argentina se destacan los provenientes de
hipotecarias, el valor de la tierra y la cotización de las Gran Bretaña. Todos ellos le posibilitaron a la industria
monedas extranjeras. Muchos bancos quebraron, in- nacional tomar vuelo en pocos años. Nacieron así fábri-
cluido el Nacional, mientras que el de la Provincia de cas y talleres destinados a cubrir el mercado interno de
Buenos Aires entró en una moratoria que duró quince ciertas manufacturas que, en corto tiempo, estuvieron
años. Novelas como La Bolsa de Julián Martel, Quilito en condiciones de desalojar muchos de los productos
de Carlos María Ocantos y Horas de Fiebre de Segun- que provenían del extranjero. Para dar sólo una cifra
do Villafañe, a través de una visión realista, plasmaron que corrobore esta afirmación digamos que - hasta
los momentos más álgidos de la crisis. 1914- las importaciones representaban casi el 60% de
Según hicimos notar, tras la renuncia del presidente la demanda final de productos industriales, mientras en
Juárez Celman, asumió la primera magistratura Carlos el quinquenio siguiente dicho porcentaje disminuyó al
Pellegrini quien se propuso salvar al Estado de la ban- 45%. El Boletín de la Unión Industrial Argentina, el 15
carrota y preparó un plan fi- de junio de 1914, señaló:
nanciero que envió al Congre-
so. Entre otras cosas, canceló “Las fábricas y talleres
las concesiones ferroviarias existentes recibieron así un
que no habían sido satisfechas considerable impulso. Además
de acuerdo a las cláusulas de implántaronse numerosísimas
los contratos, autorizó a emi- industrias nuevas que, en su
tir billetes, fundó el Banco de mayoría consiguieron subsis-
la Nación y se creó la Caja de tir y arraigarse... Los artesa-
Conversión, primera institu- nos se convirtieron en indus-
ción reguladora de la circula- triales, propiamente dichos,
ción monetaria en el país. Así poniéndose a trabajar en gran
mismo se solucionó el pago a escala...”.
los acreedores extranjeros con
una moratoria que se fue cum- Esa industrialización in-
pliendo, además de establecer cipiente avanzaba rama por
el sistema de impuestos inter- rama, y cada vez que cada una
nos. de ella saturaba la demanda del
Poco a poco el panorama mercado interno dejaba lugar a
se iba aclarando y Argentina otra.
superaba la crisis. En 1899, se Otro rasgo importante es
sancionó la ley de conversión, que se basó predominantemen-
que fijó el tipo de cambio de te en grandes empresas oligo-
0,44 oro por peso papel, dispo- pólicas. Grandes grupos indus-
niendo una reserva metálica y triales, nacidos, en general a
ofreciendo convertir a ese tipo. comienzos de siglo, por obra
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 135

braceros, jornaleros y obreros de la cons-


trucción.
Superada la crisis la producción agra-
ria pampeana entró en un período de es-
tancamiento que perduró hasta 1960, pro-
duciéndose en contraposición un aumen-
to de la actividad ganadera. Varias fueron
las causas que habrían generado tal situa-
ción: las políticas internas del peronismo,
la reducción de la mano de obra, el des-
fase tecnológico y el régimen de tenencia
de la tierra, entre otras cosas.
El criollo al inglés: Hoy hace cien años que los vencimos a ustedes El inglés al criollo: En la década de los setenta la región
Bien, nos hemos vengado. pampeana comenzó un intenso proceso de
expansión agrícola. Los avances tecnoló-
del modelo de funcionamiento empresario que estimu- gicos, tanto mecánicos como químicos y
laba la concentración, tomó la delantera en la ocupa- biológicos, la positiva evolución de los mercados in-
ción del mercado local y contribuyeron a mantenerlo ternacionales y las políticas nacionales incidieron para
bajo un control relativamente estrecho. que se produjera un progreso en los cultivos de cerea-
les y oleaginosos. También los cambios tecnológicos
beneficiaron, en las últimas décadas de este estudio,
Las consecuencias de la crisis de 1929 el desarrollo intensivo de la actividad hortícola que se
produce en lo que se conoce como cinturón verde que
La crisis económica desatada en Nueva York en rodea a las principales capitales de provincia.
1929 alteró la vida económica nacional produciendo
una contracción de los mercados tradicionales y obli-
gando a los Estados a adoptar medidas proteccionistas. La industria en marcha
Para paliar sus efectos, el presidente H. Yrigoyen, con-
tra la opinión de los economistas, decidió como prime- Pero eso no importaba porque paralelamente se pro-
ra medida cerrar la Caja de Conversión con el fin de dujo una sostenida tendencia hacia la industrialización,
impedir la salida del oro al exterior. Pero lo que trajo como conse-
eso no fue suficiente. Por otra parte, recor- cuencia un crecimiento
demos que el 6 de septiembre de 1930 Yri- del sector industrial, pro-
goyen fue derrocado por un golpe militar. tegido por las restriccio-
Carlos Ibarguren, un hombre de la ad- nes arancelarias primero
ministración siguiente, recuerda ese mo- y, luego, por los efectos
mento señalando que: de la Segunda Guerra
…el sacudimiento imprevisto echó por Mundial.
tierra nuestra prosperidad económica
En 1944, Juan Domin-
y mercantil, el crédito se restringió de
improviso y en muchos casos fue cortado go Perón se preguntaba si
en absoluto, los negocios se paralizaron; cuando terminase la gue-
los bancos fueron corridos.... rra podríamos seguir ex-
portando ya que sólo con-
En efecto, la recesión fue importante, sumíamos el 50% de la
cayeron los precios de los productos agro- producción. Después del
pecuarios y, lógicamente, disminuyeron ‘45 la política económica
las exportaciones, en consecuencia se vio del peronismo se propuso
afectado el sector industrial y el crédito. lograr el pleno empleo, la
industrialización, la distri-
Ese derrumbe económico vino acom-
bución justa del ingreso,
pañado de problemas sociales y crisis
la ampliación del merca-
política y sus efectos sobre la economía
do interno y su inserción
nacional se prolongaron hasta 1933 sien-
internacional.
do los principales afectados los hombres Los contribuyentes también sufrieron el peso de la
con ocupación temporaria como peones, crisis tal como lo muestra la imagen. Córdoba no quiso que-
136 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

dar al margen de tal proceso y


Relacione este tema con el proceso
respondió a las exigencias de migratorio operado en la provincia
los que querían invertir. Su ex- de Córdoba en esos años.
celente posición geográfica y la
posibilidad de obtener energía El Estado y el marco
eléctrica en abundancia, ele- jurídico para la inversión
mento básico y vital para las de capital
industrias, le permitía asumir
tal responsabilidad. Así, con- En lo que se refiere a Argen-
juntamente con Buenos Aires tina existía el convencimiento
y Santa Fe, comenzó a gravitar que el Estado debía intervenir
en el orden nacional como zona en el tratamiento de algunos
de atracción debido a que en temas, como la justicia y la se-
ella se instalaron las industrias guridad, pero respecto a otros
mecánicas y sus subsidiarias. hasta 1880 nada se había dis-
El proceso de industrializa- puesto. Esa actitud favorecería
ción operado en la provincia aún más la entrada de capitales
de Córdoba fue más evidente extranjeros ya que para desa-
a partir de los años ‘50 cuando rrollar sus actividades éstos
a las viejas fuentes de trabajo sólo debían ajustarse a las con-
se sumaron otras, las que fue- diciones previstas en los con-
ron requiriendo mano de obra tratos de concesión o licencias
para cubrir sus necesidades de explotación.
posibilitando la ocupación de El estado con problemas presupuestarios deberá recu-
Es que la Nación, desde el
un importante número de perso- rrir a la presión tributaria.
momento en que sancionó la
nas, particularmente en el sector
Constitución en 1853, había de-
metal mecánico que arrastró de-
cidido favorecer cualquier emprendimiento nuevo. Sus
trás de sí el auge de otras industrias de tipo tradicional
artículos sostenían -entre otras cosas- que los extranje-
como las de la alimentación y bebidas, decreciendo
ros, además de contar con los mismos derechos del ciu-
otras como - por ejemplo- las derivadas del cuero.
dadano nativo, podían ejercer la industria, el comercio
En ese lapso hubo un aumento poblacional en las o una profesión, poseer bienes raíces, asegurándoles la
principales capitales de provincia y sus alrededores, inviolabilidad de la propiedad.
aunque si nos atenemos estrictamente a las cifras de
Por otra parte, hasta 1891 los empresarios extranje-
densidad resulta evidente que todavía había regiones
ros se vieron beneficiados con el hecho que no debían
despobladas o con un bajo índice y, otras, que fueron
pagar impuestos pues no existían tributos internos, en
decreciendo en beneficio de aquellas.
tanto ellos nacieron después de la crisis económica de
1890 con el fin de solventar los excesivos gastos de la
administración pública. A partir de entonces las sumas
Entre 1946 y 1950 casi todos los gremios recurrieron al recur- recaudadas irán en paulatino ascenso incrementándose,
so del paro para exigir aumentos salariales, cumplimientos de
además, el conjunto de cargas fiscales.
convenios o para obtener el reconocimiento de los delegados
de fábrica. Todo ello se hizo en forma anárquica y sin tener en
El desarrollo de la industria automotriz del país fue exitoso. cuenta los conceptos económicos y financieros vigen-
Ford, Chrysler, General Motors, tres grandes empresas nor- tes en otras partes del mundo lo que motivó, más de una
teamericanas se instalarían en el Gran Buenos Aires junto con
vez, la queja de la Unión Industrial Argentina quien re-
Citroen y Peugeot. Mientras en Córdoba se establecían Indus-
trias Kaiser Argentina (IKA) y FIAT. Además funcionaba la Fá- saltaba que -a veces- las gabelas llegaban a superpo-
brica Militar de Aviones desde 1927, la que a partir de 1952 se nerse hasta dos y tres veces sobre la materia imponible,
transformó en Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado como ocurría con las patentes, el impuesto a la venta y
[IAME] posibilitando la instalación de una planta que se dedi- a los réditos.
caba a fabricar tractores en Ferreira. Más tarde pasó a llamarse
Industrias Aeronáuticas del Estado [IAME] e Industrias Mecá- Por otra parte, es prudente recordar que el XIX fue
nicas del Estado [IME]. el siglo del liberalismo y que con el consenso de la ma-
La ciudad de Córdoba fue un foco de atracción para los migran- yoría, el Estado redujo al máximo sus actividades. Di-
tes de países limítrofes y de las provincias menos favorecidas cha concepción primó hasta comienzos del XX, a pesar
económicamente. Entre 1947 y 1966 creció de 386.828 habitan-
tes a 683.628 habitantes. Los años de mayor ingreso a la provin- que en Europa comenzaba a aparecer cierta tendencia
cia fueron 1956 y 1960. hacia una mayor intervención estatal, que habría de
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 137

culminar después de la segunda guerra mundial con el Obras y servicios públicos


Estado de bienestar.
Por el contrario, en Argentina los principios libe- Desde las últimas décadas del XIX proliferaron las
rales se encargarían de delimitar las posibilidades de obras y servicios públicos, los que se realizaron -según
intervención de la autoridad en el proceso económico y hicimos notar- con el aporte de capitales extranjeros.
fue delegando en los particulares, cosas tales como el La carencia de una legislación adecuada y la nece-
servicio de transportes, el de la luz, las aguas corrien- sidad de contar con ellos fueron razones más que sufi-
tes, etc. La idea era que de esa manera se colaboraba cientes para que los gobernantes concedieran a los em-
al progreso y que el Estado debía intervenir sólo en el presarios mayores ventajas, como otorgarles exencio-
tratamiento de temas tales como la educación, justi- nes impositivas por un determinado lapso o asegurarles
cia y seguridad. Fue así como en poco tiempo se hizo un rendimiento mínimo sobre el monto invertido. Esta
evidente que la carencia de jurisprudencia ocasionaba, aseveración es fácil de probar en el caso de la instala-
casi a diario, problemas de acuciante gravedad. ción de la red ferroviaria o de la electricidad.
Las transformaciones básicas en las condiciones
Recién cuando se produjeron los primeros conflic-
económicas de la humanidad hicieron necesario modi-
tos entre aquellos y el Estado, los juristas locales com-
ficar las pautas jurídicas. En el mundo apareció, por
prendieron, según señalamos anteriormente, que era
ejemplo, el Derecho Industrial, pero Argentina estaba
necesario a establecer límites precisos en los deberes y
lejos de codificarlo, por esa razón muchas cuestiones
derechos de los concesionarios y los del propio Estado.
referidas a ese tema debían remitirse a los Códigos Ci-
Sin embargo, debió pasar un tiempo para que el país
vil, de Comercio o de Minería.
sancionara leyes acordes a las circunstancias; entretan-
Pero, a medida que proliferaron los nuevos servi-
to, esa carencia permitiría que los negocios se hicieran
cios públicos, los tratadistas comprendieron que esta-
sin mayores inconvenientes.
ban ante situaciones atípicas y que se hacía imprescin-
dible establecer límites precisos tanto a los derechos A pesar de estos inconvenientes los servicios pú-
como a los deberes del Estado y de los concesionarios. blicos posibilitaron a la Nación entrar de lleno al
progreso. De todos ellos, uno de los más importantes
Hacia 1930 sobre la base de la experiencia sufrida,
fue la electricidad en tanto contribuyó a la revolución
aparecieron obras jurídicas capaces de establecer pará-
tecnológica, además de generar grandes inversiones,
metros válidos en el tema de las concesiones de servi-
iniciadas con el fin de cubrir precisamente sus reque-
cios públicos, que venían otorgándose sin restricciones
desde largo tiempo y ocasionando problemas legales rimientos. La demanda por este servicio aumentó rá-
desde entonces. pidamente y cada provincia introdujo la novedad por
su cuenta, la que trastocaría la vida y costumbres de
sus habitantes, pero la importancia mayor estaría dada
Para analizar la situación económica de la segunda mitad del por las consecuencias en el ámbito económico, las que
siglo XX sugerimos leer atentamente el capítulo anterior. podían medirse tanto por la producción de las grandes
fábricas como por las nuevas posibilidades de trabajo
para pequeñas empresas.
138 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

LA POBLACION Y LA ESTRUCTURA DE LA SOCIEDAD ARGENTINA

Introducción por prohibir el establecimiento de grupos que por cues-


tiones religiosas, morales o laborales, constituyesen un
La Argentina constituía un inmenso mosaico geo- peligro que supusiese la alteración del orden imperan-
gráfico, de variada conformación social y económica. te. Además, se promovió la unión de las familias que
Sus habitantes enfrentaban vidas distintas, diametral- vivían separadas como consecuencia de la emigración
mente distintas, según la clase social a la que pertene- de uno de los cónyuges. Protegidos por estas disposi-
cieran, al ambiente en que se movieran y al lugar en que ciones los españoles peninsulares establecidos en estas
vivieran. La realidad cotidiana presionaría sobre ellos tierras se sabían en su propia patria y recibían un tra-
de manera diversa. Es decir que dentro de las diferentes to preferencial, independientemente del status u oficio
capas sociales variarían las costumbres, la educación y que hubieren desempeñado anteriormente en el viejo
hasta el lenguaje. mundo.
Hacia las primeras décadas del siglo XX la capital Sus principales actividades estaban relacionadas
del país se había impuesto sobre el resto. Era dueña de con el comercio que suponía la atención de negocios
la mayoría de la población, de los capitales más impor- en la ciudad o en la campaña, así como el acarreo de
tantes, de la mayor parte de los autos en circulación, de animales o mercaderías de una provincia a otra. Tam-
los espectáculos públicos, etc., en definitiva de todo lo bién ejercieron cargos públicos cubriendo todo tipo de
que podía hacer la vida más fácil y placentera. funciones en el gobierno incluso en el ejército. En esta
Desde ese eje central el país se abría como un aba- etapa se imponía la pureza de la estirpe, linaje o raza.
nico y a medida que uno se alejaba del Buenos Aires Para asumir cargos públicos o estudiar en la Universi-
dorado crecía la pobreza, bajaba el nivel de vida, el dad se exigían las informaciones de “limpieza de san-
cultural y hasta la capacidad de producción de muchos gre” para demostrar el origen legítimo y la ausencia de
argentinos. Esa situación se hizo más evidente en deter- sangre negra o de judíos. Ese requisito hace que quie-
minadas épocas, según veremos. nes poseían tal condición fueran los que ponían mayor
cuidado en proteger sus privilegios.
Fuera de ese grupo, los blancos aumentaron su nú-
mero, sobre todo en Buenos Aires, debido a la tempra-
LA POBLACIÓN ARGENTINA na presencia de ingleses, portugueses, italianos y es-
tadounidenses cuyas actividades comerciales tampoco
Los españoles peninsulares pasaron desapercibidas.
En síntesis, la sociedad de comienzos del siglo XIX
Durante la época colonial se operaron varios des- reconoce distintos estratos sociales pero, a la vez, es
plazamientos de población desde España a América una sociedad que distingue estamentos. El clero, los
respondiendo a una política deliberadamente planeada funcionarios virreinales, los militares, los hacendados
desde el Viejo Mundo. El rigor de control migratorio y comerciantes y el grupo intelectual que se conformó
varió según las épocas y las necesidades de pobladores a fines del siglo XVIII fueron los integrantes de la so-
en las Indias. Así en la época Borbónica la emigración ciedad de consulta obligada en los momentos difíciles
ilícita se vio favorecida con el Reglamento de Libre que atravesó el virreinato.
Comercio debido a que se ampliaron el número de
puertos habilitados para el tráfico de ultramar. Mientras
Criollos y mestizos
en el marco de la legalidad las disposiciones se hicie-
ron más estrictas que en el siglo XVII. Por ejemplo, la
Los hijos de blancos españoles se multiplicaron en
legislación puso énfasis en el asentamiento de indivi-
las últimas décadas del ciclo colonial. Para esta etapa
duos útiles y de toda confianza, por eso se preocupó
Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía 139

los criollos acusan un notable apego a la tierra en que y fortines se extendió desde Chascomús (provincia de
nacieron, relación que los impulsa a adoptar posiciones Buenos Aires) hasta San Carlos (Mendoza) cuya mi-
definitivas frente a la metrópoli. sión era la de custodiar las estancias establecidas en la
Después de la revolución de Mayo el criollo parti- región y el camino hacia el oeste. Pero, constantemente
cipa de los cabildos abiertos, de las juntas de gobierno los indígenas asolaban la jurisdicción con el fin de lle-
y los de mayores recursos económicos ejercieron el de- var el ganado que vendían en Chile.
recho al voto. Durante el siglo XIX existían dos fronteras con el
Hasta la sanción de la constitución nacional un aborigen: la del Chaco y la del sur. En ambas zonas
problema grave para las jurisdicciones del interior fue se producirán constantes enfrentamientos, ya porque el
contar con suficientes medios económicos como para blanco quería penetrar en la zona por la fuerza, ya por-
enviar representantes a los gobiernos que se consti- que el aborigen invadía poblaciones establecidas en sus
tuían, ello obligó a delegar a veces el derecho en repre- proximidades con el fin de llevar el ganado que vendían
sentantes de otras jurisdicciones y, en otras, a carecer en Chile. Nadie hizo nada por superar estos conflictos
de presencia en ellos. Ello explica porque en algunas y, por el contrario, la política liberal de Roca posibilitó
oportunidades se eligió como diputado a quien tenía la campaña del Desierto. A su fin, en 1880, la Nación
medios para afrontar los gastos, a veces sin tener en obtuvo grandes extensiones de tierras libres de su pre-
cuenta quien era la persona o cuales eran sus ideas. sencia, las que fueron entregadas en compensación a su
La situación del criollo empobrecido se modifica a labor a los jefes militares y soldados.
comienzos del XX. Juan Bialet Massé en su Informe Durante la primera mitad del siglo XX los aboríge-
sobre el estado de la clase obrera señaló que el obrero nes fueron explotados en los obrajes, ingenios y plan-
criollo era menospreciado y tildado de incapaz, vién- taciones ubicados en el norte y sur del país. Alfredo
doselo como un paria en su propia tierra, trabajando Palacios dejó una descripción de los tobas y matacos
más y realizando trabajos en los que era irremplazable del Chaco que, con apostura criolla y tristeza indígena,
y percibiendo un salario como para no morirse de ham- trabajaban en los obrajes e ingenios de sol a sol. Allí -
bre. A su criterio, la actitud y vicios que presentaba no dice Palacios- aprendían rápidamente el significado de
eran por su culpa sino que durante ochenta años se le la palabra explotación aunque nadie se encargaba de
había pedido sangre para la guerra de la Independen- explicarla.
cia, para las guerras civiles y para enfrentar los proble- Recibían el pago de su trabajo en bonos o vales,
mas con otros Estados, además de que las montoneras abonaban precios más altos de los productos que nece-
le arrebataron su tropilla de vacas o majada de ovejas sitaban en la proveeduría local y acababan contrayen-
obligándolos muchas veces por la fuerza a seguir al do el paludismo, la tuberculosis u otras enfermedades
caudillo. A pesar de todo ello, cuando la Nación inició venéreas. Las mujeres presentaban un prematuro en-
su proceso industrial el criollo pasó a formar parte de vejecimiento y los niños emprendían desde temprano
ese engranaje. una encarnizada lucha por la vida. La dieta de estos
grupos se basaba en el maíz con el que fabricaban la
chicha, la caña que masticaban permanentemente y el
Los indios mate. Terminadas las cosechas regresaban a sus lugares
de origen llevando consigo caballos u otros productos
en lugar de dinero.
Durante la época colonial el gobierno no logró inte-
grarlos y constantemente los aborígenes asumieron una Por años sus derechos fueron olvidados. La reforma
actitud de desconfianza hacia el blanco. Por entonces, constitucional de 1994 recordó la existencia de los pue-
sufrieron ciertos flagelos, como la viruela que hizo es- blos indígenas reconociéndoles el derecho a su identi-
tragos en la población de las misiones jesuíticas dis- dad y a la posesión de la tierra que tradicionalmente
minuyendo abruptamente los guarismos entre 1731 y ocupan y a una educación intercultural. En la actuali-
1740: de 138.934 indios quedaron 73.910. La recupera- dad representan menos del 2 % de la población total del
ción fue lenta y para 1776 ascendían a 96.381 personas. país, según se observa en el cuadro siguiente.
Los indios sufrieron un gran impacto con la expul-
sión de los jesuitas y la nueva administración no pro-
curó arbitrar medidas para hacer de esos hombres seres
plenamente capaces. Por el contrario, esos individuos
llevaron una vida agobiada por el pago del tributo y
el trabajo en las minas y en los obrajes. El corregidor
los explotaba a través de la institución del reparto. Al
terminar la dominación española, una serie de fuertes
140 Introducción a los Estudios de la Carrera de Abogacía

PUEBLOS INDÍGENAS ACTUALES Y EN mucho de su pasado y no estaba en el mismo plano


VÍAS DE RECUPERAR SUS IDENTIDADES que los blancos y