Vous êtes sur la page 1sur 4

Descarga disruptiva

Tipos de aislamientos

Un aislante eléctrico o dieléctrico es aquel material que tiene una conductividad


eléctrica tan baja que se puede despreciar la corriente que pasa por él. Esta pequeñísima
corriente que pasa a través de un aislante se denomina corriente de fuga, pero cuando
existen descargas disruptivas se puede romper este aislamiento.

Las descargas disruptivas son aquellas descargas eléctricas, en las que la corriente
consigue atravesar por completo el medio aislante que separa a los electrodos a diferente
potencial. La descarga disruptiva es aplicable a la falla de dieléctricos sólidos, líquidos y
gaseosos o sus combinaciones.
Disrupción en gases

Una descarga eléctrica en un medio gaseoso, es un fenómeno en el que un gas, que


normalmente, no conduce la electricidad, empieza a hacerlo debido a la ionización de
sus átomos como consecuencia de la influencia de una fuente energética (de calor, de
radicación o de un campo eléctrico, que provoca una diferencia de potencial entre los
electrodos entre los que se sitúa el gas). La conducción eléctrica a través de este gas
ionizado (en adelante, plasma) no sigue la ley de Ohm, sino que se rige por los procesos
físicos elementales que se dan entre las partículas cargadas (electrones, iones, átomos y
moléculas excitadas) transportadas en el plasma y producidas y absorbidas en los
electrodos.

En las descargas disruptivas, el gas ionizado produce un camino que permite el paso de
la corriente de un electrodo a otro. Atendiendo a la tensión y corriente producidas
durante las descargas disruptivas, ver figura.
Disrupción en líquidos

Los aislantes líquidos son ampliamente utilizados en equipos eléctricos tales como
transformadores, cables, capacitores, interruptores, etc. Además de su función aislante,
también cumple la función de medio refrigerante. Y en casos particulares sirve para la
extinción de arcos eléctricos y lubricación de las partes móviles. (Interruptores de
potencia). Los líquidos dieléctricos, tales como aceites hidrocarburos constituyen un buen
dieléctrico y son mejores que los gases por su mayor densidad y mejores que los sólidos,
por ser capaces de fluir, como aislantes en los equipos imaginarios. Además pueden
circular y ser refrigerados disipando el calor generado. Los fluidos o líquidos dieléctricos
cumplen la doble función de aislar los bobinados en los transformadores y disipar el calor
al interior de estos equipos.

Con tensiones bajas la conducción es iónica y se incrementa linealmente con su intensidad

Perforación en Sólidos

Los aislantes sólidos además de cumplir una función aislante, se emplean para una
función mecánica, como puede ser la suspensión de un conductor como es el caso de
una cadena de aisladores, pero en ocasiones estos aislantes pueden sufrir rupturas por
rigidez dieléctrica. La rigidez dieléctrica o rigidez electrostática es el valor límite de la
intensidad del campo eléctrico en el cual un material pierde su propiedad aislante y pasa
a ser conductor.

Frecuentemente la rigidez del sólido es superior a la del aire y al aplicar al primero una
diferencia de potencial, puede que la ruptura ocurra a través del aire circulante, lo que
lleva a tomar medidas extras como anillos de regulación o la inmersión de sólido en
aceite, o un dieléctrico superior. La ruptura dieléctrica en un material sólido es
destructiva ya que una vez que se presenta ruptura o perforación en el material no puede
recuperar sus propiedades dieléctricas. El fenómeno de ruptura en sólidos varía con
respecto al tiempo de aplicación de la señal (y el campo eléctrico que se asocia a este),
el grado de uniformidad y el tipo de tensión (AC o DC).

RUPTURA INTRÍNSECA

En dieléctricos sólidos, altamente puros y sin imperfecciones, si la rigidez dieléctrica


es muy alta del orden de 10 MV/cm

Existen

Una descarga disruptiva en un dieléctrico sólido conduce a la pérdida permanente de su


característica dieléctrica a diferencia de un dieléctrico líquido o gaseoso en donde la
pérdida puede ser solamente temporaria.
El término "salto de chispa" (sparkover) se utiliza cuando una descarga disruptiva se
produce en un medio gaseosos o líquido. El término "contorneo" (flashover) se utiliza
cuando una descarga se produce en la superficie de un dieléctrico en un medio gaseoso
o líquido. El término "perforación" (puncture) se utiliza cuando una descarga
disruptiva se produce a través de un diléctrico sólido.