Vous êtes sur la page 1sur 7

Capítulo 17.

Dolo e imprudencia

DOLO implica conocimiento y voluntad de realizar los elementos objetivos del tipo penal.

IMPRUDENCIA: Falta de diligencia debida. Se infringe una forma de comportamiento


adecuado. La falta de diligencia no es un conocimiento y una voluntad de querer hacer un
tipo penal. Se actúa de manera no diligente. Se infringe la norma de cuidado que se exige a
la ora de actuar. No existe el carácter de voluntad.

El Dolo admite varias posibilidades en función del nivel de conocimiento y voluntad de


realizar los elementos objetivos del tipo:

1. Dolo Directo: Se tiene como CIERTO el resultado. El Dolo es CERTEZA

2. Dolo Eventual: Posibilidad o Probabilidad de que se produzca. A pesar de ello lo


acepta.

La Imprudencia puede ser:

Grave

Leve

En función de si la falta de diligencia es grave (delito) o leve (falta).

La entidad va a venir por los hechos concretos.l Tiene que venir expresamente en el tipo
penal para que pueda darse (art. 12 ) Una conducta que no este prevista hacerla con Dolo y
no tiene prevista la Imprudencia, es impune.

Que ocurre cuando se hierra en el conocimiento de los elementos objetivos del tipo. Se
produce un error de tipo. Que si es invencible no se castiga y si es vencible se castiga como
imprudencia, si es que esta previsto, si no lo está no se castiga.

El DOLO

El Dolo es el conocimiento y la voluntad de realizar los elementos objetivos del tipo penal.

- Se pueden distinguir 2 tipos de conductas lesivas para el bien jurídico, según sea la actitud
del Sujeto Pasivo, respecto del bien jurídico y según sea la dirección de su voluntad.

- En el delito doloso el autor es plenamente consciente de que con su actuar lesiona el bien
jurídico y actúa de ese modo porque lo quiere lesionar.
- Sin embargo en el delito imprudente ni se quiere ni se busca la lesión del bien jurídico, pero
tiene una forma de actuar arriesgada y descuidada, a través de la cual se produce la lesión.

- En el delito doloso la voluntad va dirigida contra la norma de prohibición.

- En los delitos imprudentes simplemente se desconoce la norma de cuidado.

- Si no hay Dolo la conducta será impune, o cual este expresamente prevista solo podrá ser
castigada como imprudente, como establece el art. 12 del CP.

Concepto de Dolo

Dolo es conciencia y voluntad del sujeto de realizar el hecho tipificado objetivamente en una
figura delictiva. El sujeto sabe y quiere realizar la acción. Por tanto los elementos del dolo
son:

Conocimiento

Voluntad.

Solo el que sabe lo que ocurre puede querer que ocurra, es decir, aplicar su voluntad a
conseguir el resultado que tenga en la mente.

De esta manera el sujeto tiene que ser consciente de todos los elementos objetivos del tipo y,
en el caso en el que el sujeto desconozca estos elementos no habrá Dolo.

El conocimiento que se requeire no será exacto o científico sino que será el del propio
profano.

Pero siempre se debe tener el conocimiento de todos estos elementos.

Para el supuesto en que se desconozcan alguno de estos elementos del tipo, nos
encontramos ante un error de tipo que excluye el Dolo pero que podría dar lugar a un
delito imprudente cuando expresamente esté recogido en el CP.

Además se tiene que tener voluntad de realizar los elementos objetivos porque si el hecho se
realiza y o es fruto de su decisión no existirá el dolo.

Clases de Dolo
El elemento cognoscitivo y el volitivo del dolo se pueden dar con diferentes intensidades
respectivamente.

1) Dolo Directo.- El resultado típico o la acción típica dan lugar al resultado o son el
objetivo perseguido por el sujeto. Dentro de este dolo directo encontramos:

Dolo Directo Primer grado: Se conoce con certeza lo que se quiere hacer como
delito y desea conseguir el resultado.

Dolo Directo Segundo Grado: Se conoce con certeza lo que se quiere hacer
como delito y considera necesario el resultado, que se consigue indirectamente
(el resultado) pero es perfectamente consciente de que se producirá dicho
resultado.

2) Dolo Eventual.- Significa que quien realiza la conducta sabe que probable o
eventualmente se producirá el resultado típico y no deja de actuar pese a ello. Este
dolo eventual está muy cercano a la imprudencia consciente y para distinguirlo se
han planteado dos teorías:

/ul> - Teoría de la Voluntad: Expresa que el autor se haya representado el resultado


lesivo como posible y probable y además que en su esfera interna, se haya decidido a
actuar aún cuando el resultado se hubiera de producir con seguridad, aceptando o
consintiendo el resultado. En este caso estamos en el Dolo Eventual. No habría Dolo
sino, en su caso imprudencia consciente si, el autor, en el caso de haberse
representado el resultado como seguro, deja de actuar, hubiera renunciado a actuar.
Esta es la diferencia entre ambos.

- Teoría de la Probabilidad o de la Representación: Esta teoría afirma el Dolo


cuando el autor advirtió que existía una gran probabilidad de que se produjese el
resultado. Si el grado de probabilidad no es muy elevado nos encontraríamos e la
imprudencia inconsciente, no en el Dolo, pues en tal caso el autor no tenía
necesariamente que contar con el resultado y aceptarlo.

Se tiene que tener en cuenta el grave peligro de realizarse el resultado para la


existencia del dolo, resultado que es consecuencia del actuar del autor que ha querido
seguir actuando lo que implica que se conforma con el resultado, que lo acepta y en
consecuencia estamos en el aspecto volitivo que requiere el dolo penal.

Por lo tanto:

Aparece el aspecto
Volitivo de querer que
Se produzca el resultado
El resultado se acepta como
Probable, pero se acepta.

En el Dolo eventual aparece el elemento volitivo de forma necesaria, elemento volitivo


del que carece la culpa consciente.

Lo que la norma prohíbe no es tanto la producción del resultado lesivo sino la


realización consciente y querida de conductas altamente peligrosas para los
bienes jurídicos.

Se determina en los casos concretos a través de los indicios racionales que nos
permitan descubrirlo.

Error de Tipo y Ausencia de Dolo

Consiste en Error en los Elementos Objetivos o Subjetivos del tipo penal.

Dolo: conocimiento y voluntad de realizar los elementos objetivos del tipo.

Ejemplo: matar a un muerto

Cuando el autor desconoce la concurrencia o realización de alguno o de todos los


elementos del tipo de injusto, nos encontramos ante el "error de tipo".

Error de tipo sobre un elemento del hecho es el que se da cuando, por ejemplo, el
cazador apostado que quiere disparar a un jabalí mata a otro cazador. Su error impide
admitir que haya querido matar a otro y por tanto, impide apreciar el dolo, no
existiendo un homicidio doloso.

El error de tipo también puede darse sobre un elemento normativo, como en el delito
fiscal, cuando el sujeto desconoce que tiene que tributar el piso heredado de su
padre.

Del error de tipo hay que distinguir otra clase de error que se refiere a la conciencia de
antijuricidad, y que se denomina "error de prohibición" en el que incurre aquel sujeto
que, sabiendo perfectamente lo que hace, materialmente sin embargo, desconoce
que su acción es ilícita.

Este error de prohibición no afecta al dolo, porque estamos en el ámbito de la


antijuricidad, que corresponde al ámbito de la culpabilidad y, por tanto, se aplicará el
delito doloso pero con una atenuación. El error de prohibición no excluye el dolo.

Si el error de prohibición fuese vencible, atendidas las circunstancias del hecho y las
personales del autor, la infracción será castigada en su caso como imprudente.

El art. 14 en su apartado 1º establece que el error invencible sobre un hecho


constitutivo de infracción penal, excluye la responsabilidad criminal.

El Error puede ser asimismo:

1. Vencible (en su caso imprudencia)

2. Invencible (exento de responsabilidad criminal)


Error Invencible: cuando no hubiera conseguido ser evitado por una
persona cuidadosa y diligente.

Error Vencible: cuando se hubiera llegado a evitar aplicando las normas


mas elementales de cuidado y diligencia.

Error de Tipo Vencible: Si no estuviese prevista la imprudencia, la


conducta será impune.

El error de Tipo puede recaer sobre: elementos típicos de diferente


significación pudiendo distinguir entre:
1. Errores en el objeto de la acción

2. Errores sobre la relación de causalidad

3. Error en el golpe

4. Error sobre el momento de la consmación


ERROR EN EL OBJETO DE LA ACCION Será relevante cuando se trate
de los mismos objetos pero con diferente protección jurídica, o se trate
de objetos heterogéneos. Por ejemplo, se quiere matar al Rey y se mata
a un escolta.

En estos casos existirá:


1. Un delito de "homicidio en grado de tentativa" sobre el Rey

2. Un delito de homicidio doloso realizado (en concurso)


El error será irrelevante cuando se trate de los mismos objetos e igual
protección jurídica.

El error en los supuestos en que resulte ser irrelevante se aplicará el


delito en toda su extensión.

ERROR EN EL GOLPE

Puede existir error en el golpe en los delitos:


1. Contra la vida

2. Cntra la salud
Se conoce como dolo general el supuesto que se produce cuando el
autor cree erróneamente haber dado muerte a su víctima pero cuando la
mata es en un momento posterior, por ejemplo: al manipularlo para
simular un suicidio.

Estamos ante un único delito de Homicidio Doloso.

ERROR SOBRE LAS CIRCUNSTANCIAS MODIFICATIVAS

Art. 14.2, apartado 2ª dispone que el error sobre un hecho que Cualifica
la infracción o sobre una circunstancia agravante impedirá la apreciación
de esa cualificación o agravación, es decir, se castigará el hecho sin
agravar: Tipo Básico.

Si lo que ocurre es que el sujeto se representó falsamente que concurría


un elemento cualificante, el error será irrelevante y se castigará conforme
al tipo básico.

Por la misma razón, si lo que se cree erróneamente es que concurre una


circunstancia atenuante se le aplica la atenuante, aunque está realizando
el tipo básico y no sabe que es un tipo privilegiado en el que concurre
una atenuante.

ERROR SOBRE PRESUPUESTOS DE UNA CAUSA DE


JUSTIFICACIÓN

En cuanto al error sobre los presupuestos de causa de justificación, por


ejemplo la legítima defensa, en lo que hierra el autor es en la captación
de la realidad, por lo que este error debe excluir el dolo y castigarle en su
caso la imprudencia.

Los Elementos Subjetivos del Injusto

El legislador penal ha querido restringir el ámbito de punición del tipo


doloso cuando describe algún elemento subjetivo especial cuya
concurrencia se exigirá además del dolo, como por ejemplo el ánimo de
lucro.

Si no se cumpliera este requisito, no tendríamos delito

Los elementos subjetivos del injusto cuando falta excluyen la


tipicidad de la conducta aunque existe Dolo, salvo que se realice un
delito distinto.

Los delitos con elementos subjetivos pueden clasificarse de la siguiente


forma:
1. Delitos Mutilados en 2 actos, en los que el primer acto sirve
para realizar el 2º por el mismo sujeto, cuya realización no exige el
tipo, al cual le basta el 1º cuando ha sido llevado a cabo con la
intención de realizar el 2º (ej: posesión de drogas para
posteriormente traficar con ellas)

2. Delitos de Resultado Cortado: aquellos en los que se tipifica una


acción con la que el sujeto pretende alcanzar un resultado
posterior, que el tipo no requiere que se llegue a realizar:
TORTURA para conseguir una confesión.

3. Delitos de Tendencia Interna Trascendente: Aquellos en los que


hay una finalidad o motivo que trasciende la mera realización
dolosa de la acción: Animo de lucro del art. 234 del CP.