Vous êtes sur la page 1sur 10

DISPOSICIONES GENERALES DE

LOS PROCESOS DE HABEAS


CORPUS, AMPARO, HÁBEAS DATA Y
CUMPLIMIENTO

RECURSO DE QUEJA

Constituye un medio impugnatorio procesal (recurso) que puede


presentarse en los procesos constitucionales de tutela derechos
constitucionales (Hábeas Corpus, Amparo, Hábeas Data y Acción de
Cumplimiento), tiene por objeto que el Tribunal Constitucional revise la
resolución por la que el Poder Judicial, a través de la instancia
competente, declara inadmisible o improcedente la concesión del
recurso extraordinario, con el propósito de que el Tribunal Constitucional,
de declarar fundado el recurso de queja, disponga la concesión del
recurso extraordinario y, consiguientemente, resuelva el proceso en
última instancia.

COSA JUZGADA
De la caducidad a la prescripción extintiva

VIDEO: DISPOSICIONES GENERALES DE LOS PROCESOS DE LAS LIBERTADES.


Expositor: Dr. Luis Sáenz Dávalos
ESCRITOS

PIDE QUE DEMANDADO NO SEA EMPLAZADO

Expediente N° ................
Especialista: ......................
Cuaderno : Principal Escrito N°........................
Sumilla : Que Demandado No sea
Emplazado,

SEÑOR JUEZ ESPECIALIZADO;

....................., en la acción interpuesta contra


sobre................... a Usted, con respeto, digo:

Que, habiendo tomado conocimiento que el emplazado


don .................................................. ya no trabaja en .....................
Entidad donde se
originó la afectación de mis derechos constitucionales, a! amparo del
Artículo 7° del Código Procesal Constitucional, pido que no sea
emplazado con esta
demanda.

1 POR LO EXPUESTO:

Ruego a Usted, acceder a esta petición.


OTROSÍ DIGO: Adjunto cédulas de notificación y copia de este escrito.

Lima, .de. .del

Firma y sello del Abogado Firma del Accionante


Patrocinante
RECURSO DE QUEJA ANTE EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL POR
DENEGATORIA DEL RECURSO DE AGRAVIO CONSTITUCIONAL

Expediente No .,........................

Secretario General: ................

Escrito No..................................

Sumilla : Interpone Queja por


Denegatoria del Recurso de Agravio
Constitucional.

SEÑOR PRESIDENTE DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL;

..............................................., con DNI N° ........................., con


domicilio real sito en la Avenida........................N° .............., Surco,
señalando domicilio procesal en el Jirón ........................No.........,
Oficina ................, de esta Ciudad, ante Usted, con el debido respeto,
digo:

Que, en el Expediente N° ................. que gira ante


la ........................ Sala Civil de la Corte Superior de Lima, donde se
ventila la Acción de Amparo que he promovido
contra ............................................. por la afectación de mis derechos
constitucionales, que alli se mencionan, la indicada Sala, ilegalmente,
me ha DENEGADO el RECURSO DE AGRAVIO CONSTITUCIONAL que
interpuse mediante mi escrito de fecha...... de....................del
presente año; por cuya razón, dentro del plazo de cinco días,
interpongo RECURSO DE QUE]A ante su honorable Tribunal
Constitucional, a fin de que como defensor de la constitucionalidad y
en estricta justicia, la declare FUNDADA y consecuentemente se
avoque al conocimiento del recurso de agravio constitucional,
ordenando a la Sala Civil citada, le envié el expediente en el término
perentorio del tercer día, bajo responsabilidad.

Amparo este recurso, en la disposición contenida en el Articulo 19° de


la Ley No 28237.

POR TANTO;

Ruego a Usted, señor Presidente, admitir esta Queja de derecho.


OTROSÍ DIGO: Acompaño como ANEXOS la siguiente documentación,
debidamente certificada por el señor Abogado que me defiende en la
indicada Acción de Garantía Constitucional:
1,A Copia de la resolución recurrida.
l.B Copia de la resolución denegatoria.

Lima,......... de ......................... del

Firma y sello del Abogado Firma del Quejoso

ESCRITO QUE SOLICITA SE DECLARE EXTINGUIDA

LA MEDIDA CAUTELAR

Expediente N°..........................
Especialista :............................
Cuaderno: Principal
Escrito No-...............................
Sumilla ; Solicita se Declare
Extinguida la Medida
Cautelar.

SEÑOR ]UEZ DEL ................ JUZGADO CIVIL DE ICA;

.................................................. en la Demanda de Amparo presentada


contra .................................................. a Usted, respetuosamente, digo:
Que. habiendo quedado ejecutoriada la sentencia expedida por su respetable
Despacho, en aplicación del Artículo 16° del Código Procesal Constitucional, sírvase
dejar SIN EFECTO LA MEDIDA CAUTELAR decretada por su judicatura, oficiándose
para su cancelación en la Oficina .

POR TANTO:
Sírvase Usted, señor Juez, proveer conforme solicito.

lca,......... de.......................... del..........

Deja sin efecto Resoluciones que transgreden el derecho de defensa


y debido proceso

Expediente Nº 09285-2006-PA/TC
PUNO
JUAN CELEDONIO ORTEGA REYES
(Publicada: 02-10-07)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los 10 días del mes de enero de 2007, el Pleno del


Tribunal Constitucional, integrado por los magistrados Landa Arroyo,
Gonzales Ojeda, Alva Orlandini, Bardelli Lartirigoyen, García Toma,
Vergara Gotelli y Mesía Ramírez, pronuncia la siguiente sentencia

ASUNTO

Recurso de agravio constitucional interpuesto por don Juan


Celedonio Ortega Reyes contra la resolución de la Sala de Derecho
Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la
República, de fojas 47 del segundo cuaderno, su fecha 24 de
noviembre de 2005, que declaró improcedente la demanda de autos.
ANTECEDENTES

Con fecha 17 de febrero de 2003 el recurrente interpone


demanda de amparo contra la Sala Penal de la Corte Superior de
Justicia de Puno, con objeto de que se deje sin efecto las resoluciones
de 26 de setiembre y 9 de diciembre del 2002. Según refiere, el
Segundo Juzgado Penal de la Corte Superior de Justicia de Puno abrió
instrucción contra el recurrente por la presunta comisión del delito de
usurpación agravada (proceso signado con el Nº 2000-0329), el
mismo que culminó, en primera instancia, con sentencia
condenatoria, la que luego fue confirmada.

Sostiene que habiendo interpuesto recurso de nulidad y ante su


denegación, interpuso recurso de queja, el cual le fue concedido; que
sin embargo, mediante resolución de fecha 26 de diciembre de 2002,
el órgano judicial emplazado dejó sin efecto el concesorio del recurso
de queja, aduciendo que no se había cumplido con el fotocopiado
ordenado en la misma resolución. Recuerda que por ello interpuso
recurso de nulidad, el cual fue declarado improcedente mediante la
resolución de 18 de diciembre del 2002. Considera que se ha
vulnerado sus derechos al debido proceso, a la tutela jurisdiccional
efectiva y de defensa pues, en materia penal, la expedición de copias
certificadas es gratuita y que la desestimación del concesorio del
recurso de queja ha originado una restricción indebida de los
derechos de defensa y al debido proceso.

Mediante resolución de fecha 5 de mayo de 2005, la Sala Civil


de la Corte Superior de Justicia de Puno declara infundada la
demanda, por estimar que no está acreditada afectación alguna de
los derechos invocados por el demandante.

La recurrida confirma la apelada entendiéndola como


improcedente, por considerar que el principio de gratuidad sólo está
referido al pago de tasas judiciales y por tanto no lo exonera del costo
de las copias procesales a que se refiere la resolución cuestionada; no
evidenciándose por ende la alegada vulneración.

FUNDAMENTOS

1. El objeto de la demanda es que se deje sin efecto las


resoluciones de 26 de setiembre y 9 de diciembre del 2002,
expedidas por la Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Puno,
por transgredir los derechos de defensa y al debido proceso.

2. Si bien se ha alegado la violación de los derechos


mencionados el Tribunal observa que los hechos y la pretensión están
vinculados al derecho de acceso a los recursos. Dicho derecho es un
contenido implícito de un derecho expreso, pues forma parte del
derecho al debido proceso, reconocido en el inciso 3 del artículo 139
de la Constitución. En el proceso penal garantiza, de conformidad con
el ordinal “ h”del artículo 8.2 de la Convención Americana de
Derechos Humanos, el derecho de todo inculpado a no ser impedido,
ilegal o arbitrariamente, de recurrir el fallo ante un juez o tribunal
superior.

3. En el caso, presente el derecho de acceso a los recursos y


concretamente el acceso al denominado recurso de queja, ha sido
objeto de una intervención, pues una vez concedido mediante la
resolución Nº 7, de fecha 28 de agosto de 2002, tras cumplirse los
requisitos que la ley procesal penal establece, sin embargo se dejó sin
efecto el concesorio, después de hacerse efectivo el apercibimiento
de que se revocaría la concesión si el quejoso no gestionaba el costo
de la expedición de las fotocopias.

4. El Tribunal tiene dicho en su jurisprudencia que los derechos


fundamentales, entre ellos, el derecho de acceso a los recursos, no
son absolutos y que por tanto pueden ser objeto de intervenciones en
el ámbito prima facie garantizado por ellos. Igualmente, el Tribunal
tiene dicho que para que una intervención no pueda ser considerada
como una violación del derecho, es preciso que la injerencia en el
ámbito prima facie de aquel se encuentre justificada, tanto desde un
punto de vista formal (v.gr. legalidad de la injerencia, observancia del
principio de reserva de jurisdicción, si fuera el caso, etc.) como desde
un punto de vista material (sujeción al principio de proporcionalidad).

5. En el caso del derecho de acceso a los recursos el Tribunal


recuerda que este es un típico derecho de configuración legal. En ese
sentido las condiciones del acceso le corresponde determinar al
legislador, en función de cada uno de los recursos que el mismo
legislador pueda haber establecido en la ley procesal
correspondiente. En el caso concreto del recurso de queja el Tribunal
observa que una de las condiciones legalmente establecidas para su
concesión (artículo 297 del Código de Procedimientos Penales,
actualmente modificado por el artículo 1 del Decreto Legislativo Nº
959), es que ante la solicitud del interesado de solicitar copias, dentro
de veinticuatro horas, para interponer el recurso de queja, “ (...) La
Sala Penal Superior ordenará la expedición gratuita de las copias
pedidas y las que crea necesarias, elevando inmediatamente el
cuaderno respectivo a la Corte Suprema”.

No obstante que la Sala emplazada estaba en la obligación de


suministrar copias de los actuados solicitados en forma gratuita, esta
apercibió al recurrente a que asumiera el costo, conminando a dejar
sin efecto el recurso de queja si el demandante no cumplía; lo que
finalmente se hizo efectivo mediante resolución de fecha 26 de
setiembre de 2002. Por tanto, en la medida en que esta última
resolución constituye una injerencia ilegal en el ámbito
constitucionalmente garantizado del derecho de acceso a los
recursos, debe estimarse la pretensión.
Por estas consideraciones, el Tribunal Constitucional, con la
autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú

HA RESUELTO

1. Declarar FUNDADA la demanda de amparo.

2. Declarar sin efecto la resolución de fecha 26 de setiembre de


2002.

3. Ordenar se expidan gratuitamente las copias solicitadas del


cuaderno de queja.

Publíquese y notifíquese.

SS.
LANDA ARROYO
GONZALES OJEDA
ALVA ORLANDINI
BARDELLI LARTIRIGOYEN
GARCÍA TOMA
VERGARA GOTELLI
MESÍA RAMÍREZ