Vous êtes sur la page 1sur 333

1

A mi madre, una reina que se fue el día de Reyes.


A mis hermanos.
Y a nuestros hijos, presente y futuro.

2
La verdad es aquello que produce resultados.
BUDA

El que cura tiene razón.


PROVERBIO ALEMÁN

3
Una aclaración importante: El contenido de este libro no reemplaza en absoluto la
necesidad de visitar a un médico o especialista. Los nombres que aparecen en el
texto son inventados para preservar la identidad de los protagonistas.

4
INDICE

AGRADECIMIENTOS
INTRODUCCIÓN
PRIMERA PARTE
Dedica al menos UN MINUTO AL DÍA a superar tus dolencias
1. TÉCNICAS QUE EMPLEAREMOS
Digitopuntura
Auriculoterapia
Manopuntura
PNL
Autosugestión hipnótica y sofrología
Herbolario
Homeopatía, flores de Bach y sales de Schüssler
Limpiezas y ayunos
Reprogramación Neurológica
Sentido común
2. APARATO LOCOMOTOR
Problemas generales del aparato locomotor
Diferencia entre artritis y artrosis
Reumatismo en general
La gota que colma el vaso
Osteoporosis
Articulaciones
Inflamación sinovial (sinovitis) y bursitis
Articulación de la muñeca
Muñecas sobrecargadas
Túnel carpiano (síndrome del)
Articulación de los dedos (falanges)
Codo
Epicondilitis (Codo de tenista)
Articulación del hombro

5
Sinovitis y bursitis en el hombro
Articulación temporomandibular
Síndrome Temporo-Mandibular (STM)
Rodilla
Esguince de tobillo
Cadera
Espalda
Cervicales
Dorsales
Lumbares-Lumbago
Ciática
3. SISTEMA INMUNITARIO
Enfermedades Autoinmunes
Artritis reumatoide
EII-Enfermedad inflamatoria intestinal (Colitis ulcerosa/Enfermedad de Crohn)
Síntomas de la colitis ulcerosa
Síntomas de la enfermedad de Crohn
Esclerosis múltiple
Conexión de ambos hemisferios cerebrales
ELA
Hipersensibilidad del Sistema Inmunitario
Alergias
Asma
Celiaquía
4. PROBLEMAS RESPIRATORIOS
Afonía
Bronquitis
Resfriados y gripe
Garganta (inflamación)
Sinusitis
5. PROBLEMAS DIGESTIVOS
Celiaquía
Colitis ulcerosa / Enfermedad de Chron
Diarrea
Estreñimiento

6
Dolores abdominales
Colon irritable (Síndrome del intestino irritable-SII)
Hemorroides
Reflujo
Principales síntomas
Recomendaciones
Úlcera y gastritis
Síntomas de la úlcera
6. CORAZON Y CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
Angina de pecho
Hipertensión
Para bajar el colesterol
Claudicación intermitente
Palpitaciones
7. ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS
Epilepsia
Polineuropatía diabética
Neuralgia intercostal
Ictus (Accidente cerebro vascular-ACV)
Síntomas
Hemiplejia
Parkinson
Alzheimer
8. SISTEMA HORMONAL
Tiroides
Menstruación
Menopausia
9. RIÑONES Y VÍAS URINARIAS
Riñones
Cistitis
Edemas (Hidropesia)
Edemas en piernas
Edemas en brazos
Edemas en los ojos (ojeras)
10. SEXUALIDAD

7
Frigidez
Problemas masculinos
Impotencia
Eyaculación precoz
11. EMBARAZO Y PARTO
Mastitis
Estimulación de las contracciones del parto
Compresión de la vena cava
Hiperemesis gravídica
12. PIEL
Psoriasis
Neurodermitis
Cicatrices
Queloides
Consejos generales
Quemaduras
13. CAJÓN DESASTRE
Cabeza (dolor de)
Dolor de cabeza en racimos
Cefaleas por efecto de rebote
Dolor de cabeza tensional o cervicogénico
Migraña
Descubre las causas de tu dolor de cabeza
Buenas costumbres contra el dolor de cabeza
Belleza
Desmayos
Fibromialgia
Síntomas de la fibromialgia
Fiebre
Herpes
Hipo
Hipotensión
Insomnio
Consejos generales para dormir bien
Memoria (pérdida de)

8
Náuseas durante exámenes endoscópicos
Mareos y vértigos
Muelas (dolor de)
Nariz
Sangrado nasal
Rinitis
Neuralgia del trigémino
Oídos
Acúfenos (Tinnitus, zumbido en los oídos)
Dolor de oídos
Ojos
Problemas de visión
Ojos rojos
Resaca
Ronquera
Anosmia (Pérdida de olfato)
Tics faciales

SEGUNDA PARTE
Cuida tu cuerpo, cuida tu mente
1. EL CUERPO
Pon a punto tu vehículo
Adicciones. Ansiolíticos que generan ansiedad
Las tres limpiezas
Algunos alimentos y hábitos para tener el cuerpo a punto
La respiración
2. PON TU MENTE EN ORDEN. PEQUEÑO MANUAL DE HIGIENE MENTAL
La vía rápida
Conócete a ti mismo
Conciencia y competencia saludables
¿Qué saco yo de la enfermedad?
El sentido de la enfermedad
Da una interpretación positiva a tu realidad
Autohipnosis negativa. Profecías autocumplidas
Evita la discrepancia
Las emociones pueden matar (o sanar)

9
El lenguaje y la salud
21 días sin quejas
Ánclate a lo mejor que llevas dentro
El humor y su hija la risa
Viaja a tu pasado y date consuelo (es gratis)
La dictadura del estrés
El sentido común, fuente de salud
Tipos de enfermos, y de terapeutas
Ama y haz lo que quieras
Manos que no dais, ¡qué esperáis!
Enfermedades «incurables»
Medicina convencional versus medicina natural
El laberinto de la ortorexia, la culpa y la preocupación
Sal de la zona cómoda
Evaluación de tu estado de evolución mental y emocional
3. CUANDO EL ALMA ENFERMA
La depresión
Trastorno bipolar
Fobias y traumas
Claustrofobia
Fobia a volar

10
AGRADECIMIENTOS

E STE libro es fruto de largas horas de trabajo, aunque no habría sido posible sin los
impulsos de muchas personas. Antes que nada quiero agradecer las horas
compartidas con mis pacientes y alumnos, auténticos maestros en mi peregrinar como
terapeuta y profesor. Sin ellos la teoría se había quedado en eso, en simple teoría,
algo muy alejado del objetivo de este libro.

En el apartado gráfico, vaya mi agradecimiento a Diana Toledo, por su esmerado


y limpio trabajo. A María León y Àlex Barnils les agradezco su paciente y
desinteresada labor como modelos. Gracias también a Isabel Romero por corregir,
el manuscrito. A Isabel Sánchez le agradezco su apoyo incondicional en todo el
proceso. Y a nivel de contenidos, agradezco a la doctora Guadalupe Rodríguez la
revisión médica de la obra. A Marcos Adán, compañero de la Asociación Española
de Auriculoterapia y Reflexología (AEAR) le agradezco sobremanera su
generosidad a la hora de compartir sus experiencias en el apasionante mundo de la
manopuntura. A Álex Cuéllar le doy las gracias por sus poderosos impulsos en el
mundo de la Programación Neurolinguística.
A Cristina Ramos le agradezco su generosidad incorregible. Al doctor Vicente
Calderón, veterinario y acupuntor de animales, los interesantes estímulos en relación
al efecto placebo de las diferentes medicinas.
A mi querido Luis Fayad, escritor de estirpe, le agradezco su amplia visión de las
cosas y de lo que debía ser un libro. Sé que no le gustan estas cosas, pero vaya mi
agradecimiento también a Sebastián Vázquez, por sus buenas artes como editor.
Siempre faltan nombres en una lista semejante. A todos los innumerables
bienhechores os digo, no obstante: Gracias, infinitas gracias.

11
INTRODUCCIÓN

La enfermedad te da la oportunidad de no sufrirla, si no de enfrentarte a ella


haciendo una declaración de vida.
KOLDO AGUINAGALDE

S Í, querido lector, puede que el título de la presente obra te resulte un tanto


insolente. ¿Cómo es posible que con un minuto al día se pueda mejorar, aunque sea
mínimamente, la salud de cualquier persona?

Mi experiencia como terapeuta, después de haber tratado a miles de personas por


todo el mundo, de todo origen y condición, me dice que SÍ es posible. Ten en cuenta
que la diferencia entre 0 y 1 es infinita, mientras que la diferencia entre 1 y 100 es,
en comparación, terriblemente limitada. Pasar de 0 a 1 minuto al día supone un paso
de gigante. De 1 a 100, relativamente poco.
Como soy un amante de la libertad, esa diosa desapegada que gusta de vernos
volar, siempre he huido de la dependencia del paciente. De hecho, me gustan mucho
más los impacientes, los que no se rinden a los imperativos de la enfermedad. De ahí
mis esfuerzos por dar a los pacientes instrumentos que les permitan seguir el camino
sin bastones.
En muchos seminarios pregunto a los terapeutas participantes si les gustaría que
no hubiera enfermos, y debo reconocer que son pocos (muy pocos) los que de
corazón contestan afirmativamente. No es algo reprochable, ya que es normal que
una persona quiera ganarse la vida. Aunque te diré que los médicos o terapeutas que
dejan volar al paciente son los que más hacen por la salud de toda la sociedad.
En La vuelta al cuerpo en 40 puntos ofrecí al lector una introducción a la
Medicina Tradicional China (MTC). En este libro también encontrarás elementos
de la MTC y de otras medicinas del mundo, estrategias de la Programación
Neurolinguística (PNL), además de ejercicios de autosugestión y pautas de puro
sentido común. El hilo conductor de la obra es la experiencia práctica con los
pacientes, cuyo principal beneficiario he sido yo mismo. Intento devolver ahora, al
menos en parte, la sabiduría recibida. El lector podrá servirse de nociones básicas
de reflexología, tanto de la oreja, como de la mano, que por tenerla tan «a mano»

12
quiero presentarla con todos los honores. Aunque el verdadero motor es el deseo de
que cada vez más gente mejore su salud sin grandes quebraderos de cabeza, con el
mínimo esfuerzo. Lo único imprescindible es la regularidad.
Para ser fieles al título de la presente obra empezaremos con las estrategias del
minuto. O sea, ofreciendo técnicas rápidas para superar los más diversos problemas
de salud. No son recetas que nos libren de visitar al doctor en caso necesario, sino
un conjunto de herramientas que todos podemos utilizar fácilmente. Primero nos
ocuparemos de las enfermedades y dolencias, en plural.
Last but not least, en la segunda parte del libro indico normas básicas de higiene
corporal y mental que a mi modo de ver son fundamentales para gozar de buena salud
a medio y largo plazo. Aquí nos centraremos en la salud, como un todo que no admite
plurales. El diccionario admite la pluralidad de la enfermedad, pero no de la salud.
En la primera parte el acento estará puesto, por tanto, en las dolencias y
enfermedades y en la segunda, en la salud como unidad indivisible.
Ambas mitades se realimentan. Si, por ejemplo, sufres de migrañas encontrarás en
la primera parte un alivio más a nivel sintomático, mientras que en la segunda parte
atacaremos el mal buscando su raíz.
Y no te olvides, no hay excusas. Al principio pedía a los pacientes una hora,
media hora, veinte minutos de esfuerzos diarios. Y el paciente volvía con
sentimiento de culpa. No solo no hacía los ejercicios, sino que además se sentía
apesadumbrado por no haberlos hecho. Con el tiempo he cambiado la estrategia,
consciente de que nadie puede decir que no a dedicar un minuto al día a su salud.
Estoy convencido de que si todo el mundo lo hiciera, el gasto sanitario se reduciría
notablemente.
A mi modo de ver, el bloqueo más grande que tienen las personas para resolver
problemas de salud es su propia mente. Cuán largo o corto sea tu camino a la
sanación depende en gran medida de tu decisión interna.
En este libro pongo a tu disposición instrumentos al servicio de la vía rápida. Eso
sí, la velocidad del proceso la decides tú, como casi todo lo que tenga que ver con tu
vida. Muchas costumbres perjudiciales están tan sedimentadas en nuestra
cotidianeidad que ni siquiera somos conscientes de ellas. Por eso al principio
conviene ser muy consciente del proceso. Con el tiempo comprobarás cómo vas
incorporando nuevas costumbres, que sustituirán a las anteriores, también de modo
inconsciente. Como cuando conduces un auto sin pensar. Te sorprenderá ver cuántas
cosas puedes resolver con un minuto al día.
Es fundamental mantener la estrategia del minuto, sin pausas, al menos durante 21
días seguidos. Nada de hoy 5 minutos, mañana 7, y una semana de vacaciones. Un

13
minuto, al menos, todos y cada uno de los días. Parece fácil y, sin duda, lo es, pero a
lo mejor te sorprendes faltándote a la cita del minuto. A TU cita. Pues de TU salud
se trata. Cuantas veces le habré explicado a un paciente un ejercicio muy efectivo y
simple. El paciente, ufano, responde: «Ah, este ejercicio ya me lo conozco, me lo
explicó un fisioterapeuta». Luego le pregunto si lo ha hecho con regularidad, y la
respuesta suele ser, casi siempre: «Pues la verdad es que no». De haberlo hecho, en
un porcentaje elevado de los casos este paciente no se pasaría la vida yendo de un
terapeuta a otro, buscando la varita mágica que termine con su problema. Se suele
decir: ¿Tienes un minuto para mí?, ¿me concedes un minuto? O sea, que si te tienes
en buena estima, si quieres dedicar al menos un minuto diario de tu tiempo para
cuidar ese bien inestimable que es la salud, ¡adelante!, ¡concédete un minuto!

Comer y rascar… todo es empezar…

Nota: este libro tiene un cometido práctico. Y una estructura circular. Si tienes
alguna dolencia, búscala en el índice, ponte manos a la obra, y después nos
volvemos a encontrar.

14
PRIMERA PARTE
Dedica al menos UN MINUTO AL DÍA a superar tus
dolencias

15
1
Técnicas que emplearemos

C ADA persona es un mundo, y reacciona ante un problema de manera diferente.


Esta realidad incuestionable me ha llevado a plantear este libro del mismo modo que
planteo mi trabajo como terapeuta: desde una estrategia multidisciplinar. Lo que
funciona con un paciente, no funciona con otro. Y ese es el gran desafío, eso es lo
que hace realmente interesante el trabajo terapéutico: descubrir cómo funciona una
persona, para accionar los mecanismos pertinentes. De ahí que este libro se centre en
que seas tú, y nada más que tú, el que se conozca a fondo para reaccionar en tu
propio interés.

Es labor del lector decidir qué es grano y qué es paja para él. Porque así son las
cosas, lo que es grano para ti es paja para otro, y viceversa. Una persona reacciona
de maravilla a las hierbas, otra sentirá una gran mejoría al trabajar la parte mental, y
habrá quién interactúe mejor con la digitopuntura. Habrá quien necesite una presión
fuerte, y a quién le venga mejor una simple caricia. El objetivo de este libro es darte
también instrumentos para encontrar mejor tu vía rápida.
Aquí describo someramente algunas de las técnicas que aparecerán de modo
recurrente en las siguientes páginas:

DIGITOPUNTURA
Consiste en ejercer presión sobre los puntos de acupuntura. Si quieres una
información más detallada, te remito a mi libro La vuelta al cuerpo en 40 puntos. En
esta obra podrás ver la nomenclatura clásica de los puntos chinos utilizados y que
aquí también usamos. Aunque brevemente puedo adelantarte lo siguiente:
Al ejercer presión sobre un punto estamos actuando sobre el sistema nervioso
autónomo y el sistema hormonal. Los puntos son como esclusas de los meridianos,
que son como canales por los que transita la energía. Pueden compararse con una red
eléctrica.

16
Los puntos de acupuntura:

1. Establecen una conexión con determinados órganos o sistemas orgánicos.


2. Desencadenan la movilización de neurotranmisores y endorfinas.
3. Ayudan a eliminar las substancias residuales.
4. Movilizan el flujo linfático y el retorno venoso.
5. Aceleran el movimiento arterial de la sangre.
6. Sirven para estimular o relajar, según las necesidades.
7. Tienen un importante efecto calmante.

¿Cómo ejercer presión sobre los puntos? Pues con movimientos concéntricos con
el pulgar: de dentro hacia fuera si quieres relajar, de fuera hacia dentro si quieres
estimular.
Es importante que descubras cuál es la presión ideal para ti, y el tiempo
necesario. Esto varía mucho de una persona a otra. Aunque por lo general podemos
decir que:
• Las personas frágiles o los niños necesitan más tiempo (unos 15 segundos) y
menos presión.
• Las personas robustas necesitan menos tiempo (unos 8 ó 10 segundos) y más
presión.

AURICULOTERAPIA
En la oreja tienes representado todo el cuerpo, tanto en lo que se refiere a órganos
como a las funciones orgánicas. Tiene la ventaja de que en un espacio muy reducido
podemos actuar sobre numerosas dolencias. La auriculoterapia moderna es un
descubrimiento del doctor Paul Nogier, de Lyon, Francia, quien desarrollo hace ya
más de cincuenta años una somatotopía, o mapa orgánico de la oreja. Desde tiempos
inmemoriales se sabe que es posible tratar diversos males en la oreja. Tanto
Hipócrates como los egipcios y los chinos tenían conocimiento de puntos
terapéuticos. Aunque fue Nogier el que revolucionó el tratamiento de dolencias a
través de la oreja. A nosotros nos servirá, junto con la mano, para complementar los
puntos corporales. Así será más fácil solucionar los problemas de salud.
Con un masaje en determinados puntos de la oreja estimularás, casi sin saberlo,
los principales órganos y funciones del cuerpo.
Aquí tienes el mapa de la oreja que apuntalará estas páginas:

17
MANOPUNTURA
También es una superficie reflexológica que tenemos muy «a mano». Las
empleamos a todas horas, y ocupan un gran espacio en el cuadro de mandos del
cerebro. Nos serviremos de ella sobre todo en casos agudos. Mientras que en la
digitopuntura empleamos los dedos, en la manopuntura nos conviene trabajar con un
aplicador. Tiene que ser un objeto punzante, pero no cortante (bolígrafo tipo Bic
cristal, un kubotan, el artilugio de defensa que aparece en las imagenes), o algo
similar.

18
Aquí tienes un mapa reflexológico de la mano:

19
20
En la imagen siguiente mostramos cómo es posible masajear todo el cuerpo, en la
mano, gracias a las muescas del kubotan.

Tanto la digitopuntura, como la manopuntura y la reflexología de la oreja son


formas de actuar sobre esa aldea global que es el organismo. El hecho de que el feto
se desarrolle en tres capas (blastodermo) hace posible interacciones fisiológicas
entre órganos aparentemente inconexos entre sí. Hay otras reflexologías de gran
eficacia, como la podal. Pero hemos preferido basarnos en aquellas reflexologías de
más rápido acceso, sobre todo si queremos soluciones… en un minuto.
También podemos incidir energéticamente en los puntos mediante: láser,
electroacupuntura o moxibustión (cigarros de artemisa). Aunque parto de la base de
que el lector utilizará lo más sencillo —sus propios dedos, un bolígrafo, etc.— a la
hora de estimular su organismo.

21
Notas:
• Tanto en la digitopuntura como en la auriculoterapia hay que trabajar ambos lados del cuerpo, sean las
manos, las orejas, las rodillas, etc.
• Debes saber que las estrategias que mostramos a continuación pueden aumentar los efectos de tu
medicación. Es importante que, llegado el caso, se lo comentes a tu médico o especialista.
• No es extraño que los mismos puntos o zonas valgan para dolencias dispares. Desde una perspectiva
holística no te resultará tan raro. Hay puntos que se repiten en el libro ya que son las joyas de la corona de
la reflexología.

PNL
La Programación Neurolinguística busca cambiar patrones de comportamiento
relacionados con el lenguaje y el pensamiento. Tiene su origen en las investigaciones
publicadas en 1973 por Richard Bandler y John Grinder, quienes estaban
convencidos de que era posible reprogramar la estructura del pensamiento, con el fin
de mejorar la calidad de vida. Su efectividad a la hora de liberar a los pacientes de
fobias la dio a conocer a nivel mundial. Es especialmente interesante el efecto que
tiene un cambio de las creencias y de nuestra percepción de la realidad en los
problemas orgánicos. Si quieres cambiar tu realidad externa, es importante que
cambies primero tu realidad interna.

AUTOSUGESTIÓN HIPNÓTICA Y SOFROLOGÍA


Hay personas que están hipnotizando continuamente a su entorno sin saberlo, y
otras que se auto hipnotizan a ellas mismas sin cesar, unas veces por su bien, otras
autocastigándose. Mediante la visualización podemos cambiar nuestra realidad. La
sofrología genera en el paciente un estado similar a la hipnosis, pero en situación de
plena conciencia, sin disociación. Ambas técnicas pueden ayudarnos en gran medida
a superar problemas de salud.

HERBOLARIO
En muchas de las dolencias aparece un apartado de Herbolario. No he pretendido
ser profuso en este campo, sino únicamente darte informaciones para que te dirijas a
tu herbolario, cuyos profesionales te podrán recomendar con mayor detalle qué es lo
que más te conviene para tu problema, y en qué dosis exactas. Te aconsejo
igualmente que te dejes guiar por los consejos de un buen fitoterapeuta.

HOMEOPATÍA, FLORES DE BACH Y SALES DE SCHÜSSLER

22
Son tres terapias que han demostrado sobradamente su validez. Trabajan a un
nivel muy sutil, aunque son muy efectivas. A lo largo del libro haremos
recomendaciones generales. La visita a un homeópata o especialista te permitirá un
tratamiento más personalizado.

LIMPIEZAS Y AYUNOS
Nos centraremos en tres limpiezas altamente efectivas: la limpieza de sirope de
arce, limón y cayena, la limpieza yóguica del intestino y la limpieza hepática.
Limpiar el cuerpo por dentro es la mejor inversión de futuro a nivel de salud.
Las tres limpiezas más importantes que sugerimos aparecen en apartado sobre el
cuerpo en la segunda parte del libro.

REPROGRAMACIÓN NEUROLÓGICA
Antes de empezar con la primera parte del libro explicaré también una técnica
(Reprogramación Neurológica) que he ido desarrollando con los años y que
aparecerá en el tratamiento de bastantes dolencias de este libro.

23
Técnica de Reprogramación Neurológica.

Esta técnica muestra unos resultados sorprendentes en el tratamiento de


enfermedades neurológicas (Esclerosis múltiple, ELA, polineuropatía
diabética, etc.), problemas articulares, edemas en brazos y piernas y algunas
dolencias más. En mi trabajo terapéutico suelo usar agujas, pues permiten tratar

24
todos los puntos simultáneamente, aunque he comprobado que también funciona con
el aplicador que usaremos para la manopuntura (kubotan, bolígrafo Bic cristal, etc.).
También puedes usar un láser o un aparato de electroacupuntura. Trabajaremos en
los puntos que aparecen en la imagen, ubicados en la periferia corporal. Muchos de
ellos son puntos finales o iniciales de meridianos de la MTC, aunque los que no lo
son tienen la misma importancia. Las raíces de las uñas poseen una gran relevancia
neurológica, y de hecho esos puntos son extremadamente sensibles. También
conviene trabajar en las intersecciones entre los dedos, igualmente eficaces. Pasando
el aplicador por todos los puntos indicados haremos, por así decirlo, un pequeño
reset de ese computador llamado cerebro, que envía a todas partes y recibe de todas
partes del cuerpo la señal nerviosa. Esa red neurológica se parece mucho a un
cableado eléctrico. Y cuando el impulso eléctrico funciona bien suelen desaparecer
el hormigueo y otros muchos síntomas neurológicos. He comprobado la eficacia del
método en cientos de personas. No tenemos más que ejercer presión durante unos
instantes por todos y cada uno de los puntos que aparecen resaltados en la imagen.

Y sobre todo…

SENTIDO COMÚN
Es el menos común de los sentidos. Y en medicina, hoy por hoy, lo es aún menos.
La fisura existente entre la medicina natural y la convencional es realmente extraña.
Lamentablemente, da la sensación de que la salud no tiene el protagonismo real.
Ambas alternativas tienen su razón, como ocurre con la historia del rabino que
comentaremos al final del libro. Y es que medicina es todo lo que ayude a mejorar la

25
salud de las personas. La especialización creciente de la medicina tiene
determinadas ventajas incuestionables, sobre todo en el campo quirúrgico. Pero
ahora lo que faltan más son los generalistas, y no los especialistas. Algo que
aprovecha la medicina natural para ganarse adeptos. Por suerte, cada vez son más
los profesionales de la salud que creen en una vía intermedia, que es la que
practicaban, dentro de sus posibilidades, los antiguos médicos de familia.

26
2
Aparato locomotor

PROBLEMAS GENERALES DEL APARATO LOCOMOTOR

P RIMERAMENTE abordaremos una serie de problemas clásicos, como la artritis, la


artrosis y la gota, que convierten la vida de muchas personas en un verdadero
infierno.

DIFERENCIA ENTRE ARTRITIS Y ARTROSIS


El sufijo itis significa inflamación. Por lo tanto, la principal diferencia entre la
artrosis y la artritis estriba en la inflamación articular que se produce en esta última.
La artritis puede venir acompañada de calor local, enrojecimiento, hinchazón, dolor
e incapacidad funcional. Todos estos síntomas pueden venir juntos o aislados. En
casos más extremos el paciente puede estar febril, cansado e inapetente. El dolor
«inflamatorio» suele ser continuado, empeorando con el ejercicio y actividad, pero
también existe en reposo, siendo a veces más intenso por la noche. La rigidez
articular puede ser intensa y duradera. Las pruebas analíticas suelen mostrar
alteraciones, como elevación de la velocidad de sedimentación de la sangre. Puede
afectar a una, a varias o a muchas articulaciones. A veces salta de una a otra, como
si fuera de crucero por el cuerpo. Puede aparecer en cualquier articulación como
enfermedad aguda, crónica o intermitente.
Las causas de la artritis pueden ser muy distintas: infecciones como la gonorrea
(monoartritis gonorréica), enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, o
la gota, un trastorno metabólico donde se sedimentan cristales de ácido úrico en la
articulación. De la artritis reumatoide nos ocuparemos en el apartado de
enfermedades autoinmunes.
La artrosis (osteoartritis) viene acompañada de un desgaste articular, con
reducción del cartílago. Se trata de la enfermedad articular más frecuente. Su

27
carácter es degenerativo y con la edad aumentan los casos de artrosis. Aunque
también encontramos muchos casos de deportistas jóvenes o personas operadas con
artrosis.
Las articulaciones más afectadas por la artrosis son: articulaciones de los dedos
de la mano y dedo gordo del pie, columna cervical y lumbar, caderas y rodilla. Son
zonas en las que se ha producido un desgaste del cartílago, y en las que por tanto se
da una fricción de los componentes de la articulación. En cambio, la artritis
reumatoide puede pasar de una articulación a otra como Pedro por su casa.
El sobrepeso es muy negativo tanto para la artritis como para la artrosis, ya que la
articulación afectada por la inflamación o falta de movilidad tiene que asumir una
carga mayor.
El dolor que produce es de carácter mecánico. Es típico que nos duela la
articulación más en frío, y según vamos movilizándola baje la intensidad del dolor.
La articulación no suele estar inflamada. A veces se produce un engrosamiento o
deformidad de la misma. Algo que se da con frecuencia en las manos de las personas
mayores. Al contrario de lo que ocurre con la artritis, los análisis sanguíneos son
normales. La radiografía muestra la disminución del cartílago, así como el
crecimiento óseo en los márgenes de la articulación. Son los llamados osteofitos.
Como ya dijimos, la artrosis es más afecta a la edad adulta, con la excepción de
articulaciones que sufrieron fracturas o casos semejantes. El sobrepeso es un gran
aliado de la artrosis, sobre todo en articulaciones que tienen que trasportarnos por la
vida, como las rodillas. La artritis, sin embargo, no entiende de edades, y puede
aparecer incluso en niños. El consumo de tabaco está asociado con la artritis
reumatoide.
Es muy importante, empero, tener en cuenta un hecho curioso: hay quien tiene
dolores muy fuertes con una artrosis leve, y quien apenas nota una artrosis severa.
Hay tantas versiones de la enfermedad, como pacientes. Esto es algo que deberíamos
tener en cuenta para no limitarnos en nuestras creencias, para no convencernos de
que un problema determinado debería provocar forzosamente determinados
síntomas.
Aquí tenemos un cuadro para distinguir un poco mejor la artritis de la artrosis
(Cuadro 1).

28
• Remedio casero para la artritis y la artrosis: Aplica un emplaste de miel,
limón y sal a la zona en la zona que te duele. La miel es un excelente
antiinflamatorio, la sal ayuda a liberar el edema y el limón aumenta la
permeabilidad de la piel. Si quieres, pon en un platito una cantidad suficiente
de miel para cubrir la zona afectada, y le añades el zumo de medio limón y una
cucharada sopera de sal marina. Lo mejor es dejarlo actuar durante la noche.
Coloca un paño viejo encima para que no manches la cama. Siendo este
remedio muy efectivo para diversas dolencias lo verás repetido varias veces a
lo largo del libro.

29
Cuadro 1.

• Limpieza n.° 1 recomendada para artritis y artrosis: Limpieza de Sirope,


limón y canela (aunque hay que tener cuidado, pues cualquier ayuno puede
provocar una crisis de gota). Consúltalo con un especialista. Mucha gente se
ha sentido libre de dolores después de esta cura de ayuno que explicamos en
el capítulo 1 de la segunda parte.
• Limpieza n.° 2 recomendada para artritis: La limpieza hepática, que
desarrollaremos en el capítulo 1 de la segunda parte, al final del libro, es muy
conveniente para liberar a las articulaciones de los cristales. Un buen
funcionamiento del hígado se nota, y mucho, cuando se sufre artritis.
• Homeopatía para la artritis y la artrosis: Para ciertas enfermedades es muy
recomendable el uso de la homeopatía, que podrás adquirir en cualquier
farmacia especializada. Si sufres artritis o artrosis sentirás un gran alivio con
Apis Mellifica 6 Ch. Toma cinco gránulos, tres veces al día. Consulta con un
homeópata de tu confianza otros posibles tratamientos.

30
Remedios caseros para la artrosis (no para la artritis, ya que el calor muchas
veces no es bueno para las itis):

• Remedio n.° 1: Pon agua a hervir en un cazo. Coloca una taza de arcilla verde
o roja en polvo en un cuenco, y vierte el agua hervida lentamente mientras
remueves la arcilla, hasta obtener una pasta espesa. Aplica la arcilla sobre la
zona dolorida (debe estar caliente, pero no excesivamente) y no la quites hasta
que no se haya enfriado del todo.
• Remedio n.° 2: Pon sobre la zona dolorida una hoja de col que previamente
has calentado con la plancha o el horno. Es una receta muy buena para aliviar
dolores intensos.
• Remedio n.° 3: Baños de contraste. Sumerge la zona afectada en agua
caliente (que no queme, unos 36 grados). Mantenla durante unos minutos, y
luego ponla en agua fría unos segundos. Repite la operación 3 ó 4 veces. El
baño de contraste viene muy bien para irrigar la zona.

Nota: dependiendo de la articulación en la que sufras artritis o artrosis te servirás


de los puntos y estrategias correspondientes a la articulación particular.

REUMATISMO EN GENERAL
Estrategia del minuto:

• Puntos: Para aliviar los dolores reumáticos en general es muy efectivo


masajear el punto TC5.

31
LA GOTA QUE COLMA EL VASO
Mención especial merece la gota, la enfermedad de la gula. Fernando Díaz-Plaja,
en El español y los siete pecados capitales, describe con humor y profusión los
excesos gastronómicos de los españoles, muchas veces cristalizados en la gota. El
término procede del siglo XII, cuando los médicos árabes y cristianos estaban
convencidos de que este mal procedía de una infiltración gota a gota de inicuos
humores sanguíneos en el interior de las articulaciones. Son conocidos también los
abusos del emperador Carlos V, quién sufrió gota toda su vida. De hecho, hasta el
siglo XX, la gota era la enfermedad de los reyes y las clases pudientes, los únicos
que podían permitirse a diario festines pantagruélicos. Las tornas han cambiado. Con
la democratización de los excesos culinarios se ha hecho extensiva a todas las clases
sociales, pero sobre todo a los sectores menos cultos de la población, menos
conscientes también de las consecuencias de una mala alimentación. En Estados
Unidos, por ejemplo, se ha duplicado el número de gotosos en las tres últimas
décadas. Ambas palabras, gota y gula se parecen mucho, curiosamente.
La gota es un trastorno metabólico. Puede venir provocada por un exceso de
alimentos ricos en purinas en la dieta. Como residuo metabólico de estas purinas se
genera ácido úrico. Las purinas son elementos orgánicos presentes en el marisco, las

32
carnes rojas, la caza, las vísceras, pescados azules como las anchoas, embutidos de
cerdo y ciertos vegetales como el apio, el berro o los espárragos. El exceso de
carne, sobre todo de vísceras, los mariscos y el abuso de alcohol puede desatar un
ataque de gota. Aunque, todo hay que decirlo, el estilo de vida influye solo en
alrededor del 15% de los gotosos.
Las claves para sufrir la enfermedad son dos: la disposición genética y la
alimentación. Cuando ambas se juntan, es fundamental tener cuidado para que no se
haga crónica. En condiciones normales, una tercera parte del ácido úrico procede de
los alimentos, y las otras dos terceras partes del metabolismo interno. El ácido úrico
es eliminado por los riñones, en gran parte, y también por las heces. De ahí que la
gota pueda venir provocada bien por defecto en su eliminación, bien por exceso en
su producción.
El depósito de cristales de ácido úrico ocasiona una artritis aguda, que con el
tiempo puede convertirse en un proceso crónico.
El ataque de gota aguda suele empezar repentinamente y la mayoría de las veces
afecta al dedo gordo del pie. Cuando es así se le llama podagra. También puede
atacar a pies, tobillos y rodillas, aunque con mucha menos frecuencia. Si has sufrido
gota, sabrás lo que significa que te duelan «hasta las sábanas» encima del pie.
El primer ataque de gota suele durar pocos días. Por lo general, la articulación se
recupera incluso sin tratamiento. A veces pasan años sin recidivas. Lo malo es
cuando la gota se vuelve crónica, y empieza a afectar a muchas más articulaciones,
como las muñecas y los codos. Los cristales no solo se depositan en las
articulaciones, sino también en la piel y en los riñones y pueden provocar lesiones
permanentes. El exceso de ácido úrico puede generar cálculos renales. Los cristales
también pueden provocar los llamados «tofos», protuberancias o bultos que aparecen
en los codos, las muñecas e incluso en las orejas.

Consejos generales para evitar la subida del ácido úrico

— Evidentemente, y como primera medida, reducir los alimentos causantes de la


gota, ricos en purinas (marisco, las carnes rojas, la caza, las vísceras,
pescados azules, embutidos de cerdo y ciertos vegetales como el apio, el
berro o los espárragos). Es conveniente una dieta vegetariana mientras duren
los ataques.
— Evitar el consumo de alcohol y de cafeína.
— Evitar el estrés.

33
— Tratar obesidad, hipertensión y diabetes.
— Evitar ciertos medicamentos como los diuréticos.
— Hay que cuidar los riñones: una disfunción renal impedirá la correcta
eliminación de los cristales de ácido úrico.
— Beber al menos dos litros de agua diarios. Si sufres una crisis de gota
deberías beber aún más.

• Remedio casero n.° 1: el zumo de limón ayuda a eliminar el ácido úrico.


Conviene exprimir un limón por la mañana y beberlo en ayunas durante al
menos 21 días seguidos. Tómatelo a sorbitos, ensalivándolo bien, para
favorecer su perfecta asimilación.
• Remedio casero n.° 2: Cura de puerro y perejil. El puerro también ayudar a
bajar los niveles de ácido úrico. Se ha mostrado muy efectiva la cocción de 5
ó 6 cabezas de puerro con un manojo de perejil (unos 10 minutos) en un litro
de agua. Cuelas el caldo y lo vas bebiendo en pequeñas cantidades durante el
día. Repite la operación unas tres veces por semana.
• Limpieza recomendada: Limpieza de sirope, limón y cayena (aunque hay que
tener cuidado, pues como ya hemos dicho cualquier ayuno puede provocar una
crisis de gota). Consúltalo con un especialista.
• Herbolario: Para bajar los niveles de ácido úrico en sangre te ayudará tomar
infusiones de alcachofa. También es muy efectiva la mezcla de agracejo,
diente de león, cola de caballo, abedul en hojas y ortigas. Pon en un vaso o
taza grande una mezcla de estas hierbas. Echa agua hirviendo y deja que
repose entre 4 y 5 minutos. Cuela el líquido y tómatelo a pequeños sorbitos.
Bebe entre 2 y 3 infusiones al día al menos durante 21 días.
• Homeopatía: Si tienes un ataque de gota sentirás un gran alivio con Apis
Mellifica Ch 6. Deja disolverse bajo la lengua cinco gránulos tres veces al
día.
• Remedio para todas las inflamaciones (también si sufres gota): Aplica un
emplaste de miel, limón y sal a la zona inflamada. La miel es un excelente
antiinflamatorio, la sal ayuda a liberar el edema y el limón aumenta la
permeabilidad de la piel. Si quieres, pon en un platito una cantidad suficiente
de miel para cubrir la zona afectada y le añades el zumo de medio limón y una
cucharada sopera de sal marina. Aplícalo sobre la zona. Lo mejor es dejarlo
actuar durante la noche. Coloca un paño viejo encima para que no manches la
cama.

34
Estrategia del minuto:

• Puntos: trabajar a nivel local, presionando ligeramente con un aplicador (un


bolígrafo, por ejemplo) en las falanges y en la raíz de las uñas. No lo hagas en
la fase aguda. Evita las zonas enrojecidas, trabaja sobre los puntos más
alejados.

OSTEOPOROSIS
La osteoporosis es una enfermedad en la cual disminuye la cantidad de calcio en
los huesos, y puede estar provocada por una absorción insuficiente de este mineral
en el intestino delgado. Los huesos se vuelven quebradizos y susceptibles de
fracturas y de microfracturas. La llegada de la menopausia favorece la osteoporosis
en las mujeres, debido a la menor segregación de estrógenos. La deficiencia de
calcio y vitamina D por malnutrición o mala absorción y la vida sedentaria
incrementan el riesgo de padecer osteoporosis. Fumar, beber alcohol y tomar café en
exceso son también factores de riesgo.
El ejercicio físico es muy importante para evitar la osteoporosis.

• Puntos: los asociados a la parte del cuerpo que te duela.

La limpieza hepática puede ser muy importante, ya que permitirá que el hígado
genere más bilis, lo que incidirá a su vez en una mejor asimilación del calcio y las
vitaminas liposolubles, como la D.

• Remedio casero contra la osteoporosis: Disuelve entre las comidas dos


cucharaditas de vinagre de sidra en un vaso de agua y añade una cucharada de
miel. El vinagre de sidra mejora la asimilación del calcio en los huesos,
mientras que la miel protege contra las fracturas y ayuda a restituir la masa
ósea.

* Consejo: Consume siempre que puedas alfalfa fresca. Es muy buena para
combatir la osteoporosis, y puede dar un toque agradable a las ensaladas.

35
Recomendación general para el Aparato Locomotor: El Tanque de Flotación
con Sales de Epson es una bañera hermética diseñada inicialmente por la NASA.
Allí ponen cientos de kilos de sales de Epson (sulfato de magnesio), y puedes flotar
a temperatura corporal durante aproximadamente una hora. Es altamente relajante y
efectiva para enfermos con dolor crónico.

ARTICULACIONES
El hombre moderno está, en muchos casos, condenado a realizar una actividad
mecánica y repetitiva. No solo los obreros fabriles, también los oficinistas abundan
en una serie de movimientos que ignoran determinadas articulaciones o grupos
musculares, mientras inciden hasta la extenuación en otros, sobrecargándolos. En un
plazo breve de tiempo será difícil que notemos las consecuencias, pero con el paso
de los meses y años llega un punto en que aparecen las típicas lesiones del homo
sapiens sapiens (el adjetivo sapiens duplicado no deja de resultar paradójico, si nos
remitimos a la realidad del hombre moderno. Puede que nos hayamos pasado de
sapiens). Una vez, en un congreso de medicina china, un maestro estadounidense
comentó que había tratado a una secretaria que padecía el síndrome del túnel
carpiano. Después de un gran número de sesiones, le dijo a la secretaria que tenía
que dejar ese trabajo. Yo me pregunté si aquel doctor estaba dispuesto a pagarle un
sueldo a la señora, costear los gastos de los hijos, etc. Evidentemente, el mundo
moderno tiene sus inconvenientes, pero también sus ventajas. Cuando trato a alguien
con problemas articulares provocados por una sobrecarga laboral, lo que intento es
darle pautas de movimientos antagonistas. Los músicos, por ejemplo, tienden a tener
ciertas lesiones recurrentes, centradas en los codos (epicondilitis o brazo de tenista),
los hombros, la espalda y las muñecas. Un violinista tiene una postura para la que no
fue preparado el hombre de las cavernas. Lo mismo le ocurre a un pianista, o a un
oficinista, que suelen bajar los hombros, conformando una unidad con los brazos y el
teclado (el del piano, o el del ordenador).
Casi todos los -istas tienen una -itis (inflamación). El problema, no me cansaré de
repetirlo, es que en el fondo seguimos siendo hombres (y mujeres) de las cavernas.
Unos más que otros, pero hasta los músicos más excelsos tienen que enfrentarse a
esta cruda realidad. La música es un gran logro de la especie humana: no hay
orquestas de monos, ni quintetos de perros. Solo los pájaros son capaces de
embelesarnos con sus cantos. Aunque el precio de esos avances de la civilización
los sufren de primera mano cientos de millones de personas en todo el mundo. Y la

36
solución a estos problemas es, en muchos casos, tan simple, como dedicar al menos
un minuto al día a compensar con movimientos antagonistas, los abusos y excesos
posturales. Como su propio nombre indica, un movimiento antagonista es el contrario
al que hemos hecho anteriormente.
El yoga, el taichí, el chi qong, la danza, la capoeira, las artes marciales y un
sinnúmero de actividades humanas, tienen la gran virtud de centrarse en los
movimientos antagonistas. Esto supone para el organismo una gran compensación de
los excesos en una sola dirección. Los chinos, que saben mucho del cuerpo humano,
acostumbran, por ejemplo, a andar kilómetros marcha atrás, para compensar el
exceso de movimientos y posturas en una sola dirección. No es raro ver a toda una
aldea de paseo marcha atrás hasta otra aldea. Para el aparato locomotor, y en
especial para las rodillas, ello supone un enorme alivio.
A continuación, abordamos diferentes problemas articulares, con la pertinente
estrategia del minuto. Debes realizar los ejercicios que te ofrezco todos los días, al
menos durante un minuto. Aunque te aconsejo que siempre que te acuerdes,
aproveches cualquier pausa en el trabajo, en el metro o donde sea para abundar en
ello. Lo ideal es que la estrategia del minuto la mantengas al menos 21 días seguidos.
Ya hablaremos en la segunda parte del libro de la pulserita de los 21 días, que es el
tiempo que necesita el cerebro para asumir nuevas costumbres. Es infinitamente
mejor al menos 1 minuto al día durante 21 días (por lo menos), que 5 horas seguidas
de cuando en cuando. Lo fundamental es que lleguemos a la competencia
inconsciente —a la que también nos referiremos al final del libro— y ello solo es
posible con la repetición, lo mismo que solo la repetición nos permite conducir sin
pensar todo el rato lo que estamos haciendo.
La postura típica del oficinista, con las manos en el teclado, los brazos arqueados
y los hombros inclinados hacia adelante es el caldo de cultivo ideal para problemas
en la muñeca, los brazos, los hombros y la espalda. Créeme, solo con realizar de
tanto en tanto ejercicios postisométricos se podrán evitar en gran medida estos
problemas. Lo mejor sería incluirlos en la rutina diaria de trabajo, como el que se
fuma un cigarrillo o se levanta a por café. De hecho, las pausas obligatorias (ir al
baño, por ejemplo) son ideales para que estos miniejercicios se conviertan en
rutinarios (y por lo tanto, inconscientes).

Recomendaciones generales: Ejercicios como el taichí, el chi qong, el yoga, la


capoeira, etc.

37
• Herbolario: La garra del diablo o harpagofito (Harpagophytum procumbens)
es una planta originaria de los desiertos africanos. Tiene un importante efecto
antiinflamatorio y paliativo para las enfermedades de las articulaciones, como
la artritis y artrosis, dolor de espalda y dolor de cabeza. Especialmente en
combinación con la glucosamina y la condroitina. ¡Evitar embarazadas!
Hay que tener paciencia para ver los efectos. Pide en un herbolario o farmacia
el extracto seco, en proporción 3:1. En cápsulas de 500 mg/5 ó 6 cápsulas
diarias, tomadas entre comidas. Mantener el tratamiento unos tres meses.
El efecto puede hacerse esperar varias semanas.

Limpiezas recomendadas: Son especialmente aconsejables la limpieza hepática


y la de sirope de arce ya mencionadas.
* Importante: Los ejercicios que sugiero más adelante son muy efectivos si
tienes problemas articulares, pero lo fundamental es que si tu trabajo supone
un sobreesfuerzo para una determinada articulación, intercales de cuando en
cuando un descanso postisométrico, de al menos un minuto, para prevenir
futuros problemas.

* ¡No lo olvides!: El sedentarismo, la falta de ejercicio, y las posturas


recurrentes e inadecuadas suponen un castigo para las articulaciones.

Ejercicios generales para articulaciones: el yoga, la capoeira, el taichí y el chi


qong son excelentes para mejorar la movilidad de las articulaciones, pues incluyen
gran cantidad de movimientos antagonistas.
El trabajo postisométrico es fundamental para compensar el hecho de que muchas
personas estén sometidas a una serie de movimientos recurrentes.
¿En qué consiste el trabajo postisométrico? Se trata de ejercitar la actividad
muscular y tendinosa mediante el juego de tensión-distensión. Primero hay que
obligar a la articulación o músculo a que haga un esfuerzo, y luego relajarlo. Así se
consigue una elongación progresiva. Una buena manera de conseguir al mismo
tiempo un mayor tono muscular y una mayor flexibilidad.
Antes de continuar con las principales articulaciones, hablaremos de dos tipos de
inflamación bastante frecuentes: la sinovitis y la bursitis. Cuando lleguemos, por
ejemplo, a la articulación de la muñeca, nos centraremos en los puntos y estrategias
correspondientes a la muñeca. Muchas veces resulta muy difícil llegar a un
diagnóstico preciso, por lo que conviene tomar las riendas del asunto para superar el

38
dolor y la falta de movilidad lo antes posible.

INFLAMACIÓN SINOVIAL (SINOVITIS) Y BURSITIS


Una sinovitis es la inflamación de la membrana sinovial, el tejido blando que
cubre las superficies no cartilaginosas en las articulaciones con cavidades
(articulaciones sinoviales).
Una bursitis es la inflamación de la bolsa (bursa), un saco lleno de fluido que
rodea las articulaciones y cuya función consiste en proteger a músculos, tendones,
ligamentos o la piel de la fricción con el hueso. Las principales causas de bursitis
son: golpes, contusiones y exceso de uso de la articulación. Las zonas más afectadas
son los codos, los hombros, las caderas, las rodillas y el talón. Los juanetes son una
forma de bursitis que puede precisar cirugía.
En cualquier sinovitis o bursitis, también de la muñeca, ya hemos dicho que se
pueden trabajar los mismos puntos que hemos tratado anteriormente. Lo que no viene
nada bien en estos casos es masajear la zona inflamada, ya que no haremos sino
aumentar la inflamación. Pero sí podemos descargar el área trabajando a nivel de los
meridianos que pasan por allí. Los puntos finales de los dedos deben ser igualmente
tratados, ya que son muy efectivos para liberar la presión. Lo ideal es siempre sacar
las tensiones del cuerpo hacia afuera, del centro a la periferia. De ahí la validez de
la técnica de Reprogramación Neurológica. Con ella sacamos la tensión de la zona
del hombro o el codo, hacia los dedos de la mano; y de la rodilla o el talón hacia los
dedos del pie.

• Remedio casero n.° 1: Aplica el emplaste de miel, limón y sal en la zona


dolorida. La miel es un excelente antiinflamatorio, la sal ayuda a liberar el
edema y el limón aumenta la permeabilidad de la piel. Si quieres, pon en un
platito una cantidad suficiente de miel para cubrir la zona afectada, y le
añades el zumo de medio limón y una cucharada sopera de sal marina. Lo
mejor es dejarlo actuar durante la noche. Coloca un paño viejo encima para
que no manches la cama.
• Remedio casero n.° 2: Hierve una cucharada de cayena en dos tazas de
vinagre de sidra durante 7 a 10 minutos y utiliza el líquido para hacer una
compresa tibia.
• Remedio casero n.° 3: Pon en una cucharada de aceite de almendras 3 ó 4
gotas de aceite esencial de romero. Mézclalo bien y aplícalo suavemente

39
unas 3 veces al día sobre la parte dolorida.
• Homeopatía: Tanto en caso de inflamación sinovial como de bursitis han
demostrado su eficacia los gránulos de Apis Mellifica 6 Ch. Deja disolverse
debajo de la lengua 5 gránulos, 3 veces al día, mientras dure el problema.

ARTICULACIÓN DE LA MUÑECA
Vamos a empezar el recorrido de las dolencias articulares, por lo que nos viene
más a mano.

¿Tienes un minuto, muñeca?

M UÑECAS SOBRECARGADAS
Principales candidatos al problema: oficinistas, músicos, deportistas y todas
aquellas personas que sobrecargan las muñecas. También las personas con muñecas
excesivamente delgadas o de constitución frágil.
Es una de las articulaciones más sobrecargadas en la vida moderna. Es importante
que los tendones y músculos sean capaces de compensar posibles deficiencias
estructurales.

Estrategia del minuto:

40
• Puntos: PE6 y 7, TC 5.
Masajea los huecos entre los dedos o ejerce presión con una aguja de punta roma
(un aguja de punto, un kubotan, o un bolígrafo tipo Bic cristal, no del naranja, que ya
sabes que escribe fino). De este modo estimulamos los puntos distales de los
meridianos energéticos, y desperezamos las terminaciones nerviosas. Esta técnica
está especialmente indicada en caso de tendinitis, sinovitis o bursitis.

Hueco entre los dedos.

¿Cómo liberar la tensión de la muñeca?

Ejercicio postisométrico para la muñeca: Utiliza la mesa, la pared, o la otra

41
mano, para llevar la articulación a la posición contraria a la habitual. Interrumpe de
cuando en cuando tu actividad por unos instantes, aprovechando las pausas
habituales, para realizar pequeños trabajos postisométricos.

Haz los ejercicios de la imagen de vez en cuando, al menos un minuto al día. Lo


mejor es interrumpir el trabajo con el ordenador o la labor que te sobrecarga la
muñeca durante unos segundos para hacer los ejercicios.

Estirando la muñeca.

TÚNEL CARPIANO (SÍNDROME DEL)

42
El carpiano es un túnel estrecho, formado por huesos y otros tejidos de la muñeca,
que protege el nervio mediano. El nervio mediano inerva el dedo pulgar y los
primeros tres dedos de la mano. Falsamente se suele decir: Tengo túnel carpiano.
Túnel carpiano lo tenemos todos, no así el síndrome.
El síndrome del túnel carpiano aparece cuando otros tejidos —tales como
ligamentos y tendones— se hinchan o inflaman en el túnel carpiano, presionando
contra el nervio mediano. La consecuencia de este fenómeno puede traducirse en
dolor o entumecimiento de la mano.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

• Entumecimiento u hormigueo en la mano y los dedos, especialmente en los


dedos pulgar, índice y corazón. Sobre todo de noche.
• Dolor en la muñeca, palma de la mano o en el antebrazo. El pulgar se siente
débil.
• El dolor aumenta con el sobreesfuerzo.
• Al paciente le resulta difícil agarrar objetos. Cosas tan simples como sujetar el

43
pomo de la puerta o una bolsa resultan desagradables.

Estrategia del minuto:

• Sacude los dedos, como si estuvieras quitándote agua.

• Lleva el dedo pulgar desde la muñeca al punto de la imagen PE6 mientras


abres y cierras la mano. Sin disminuir la presión. Es posible que suene un
clac, lo cual sería muy buena señal de que se ha abierto o ajustado el túnel
carpiano.

44
Situación del punto en la muñeca y punto final del recorrido en el PE6.

• Haz ejercicios postisométricos antagonistas.

• Presiona el punto TC5.

45
Punto TC5.

• Haz un masaje en los huecos de los dedos o ejerce presión con una aguja de
punto, con un kubotan (ver imagen) de artes marciales, o un objeto similar. De
este modo se aliviará el nervio mediano.

46
Utiliza un anillo energético para masajearte los dedos de la mano. Se puede
comprar en cualquier tienda especializada en masajes, o por Internet. Presiona
también unos instantes en los espacios que hay entre los dedos. Las terminaciones
nerviosas te lo agradecerán, y pronto sentirás menos entumecimiento.

• Remedio casero: Aplica el famoso emplaste de miel, limón y sal en la zona


dolorida. La miel es un excelente antiinflamatorio, la sal ayuda a liberar el
edema y el limón aumenta la permeabilidad de la piel. Si quieres, pon en un
platito una cantidad suficiente de miel para cubrir la zona afectada, y le
añades el zumo de medio limón y una cucharada sopera de sal marina. Lo
mejor es dejarlo actuar durante la noche. Coloca un paño viejo encima para
que no manches la cama.

47
ARTICULACIÓN DE LOS DEDOS (FALANGES)
La artritis y la artrosis, de las que hablamos al principio de este capítulo, se ceban
con frecuencia en las falanges de los dedos de pies y manos, produciendo mucho
dolor. Los puntos que mostramos son efectivos para subir el umbral de dolor. La
estrategia de reconexión neurológica es también altamente efectiva.

Lo mismo vale para los dedos de los pies.

Estrategia del minuto:

Haz presión con el aplicador en los puntos marcados en la imagen. También en


los huecos entre los dedos. Imagina que vas conectando los enchufes que llevarán la
señal neurológica de la periferia al cerebro y a la inversa.

Puntos de presión de las falanges.

• Remedio casero para las falanges: Aplica un emplaste de miel, limón y sal a
la zona en la zona que te duele. La miel es un excelente antiinflamatorio, la sal
ayuda a liberar el edema y el limón aumenta la permeabilidad de la piel. Si
quieres, pon en un platito una cantidad suficiente de miel para cubrir la zona

48
afectada, y le añades el zumo de medio limón y una cucharada sopera de sal
marina. Lo mejor es dejarlo actuar durante la noche. Coloca un paño viejo
encima para que no manches la cama.
Utiliza el anillo liberador de energía del que hablo anteriormente.
• Homeopatía: Como ya hablamos en el caso de la artritis y la artrosis en
general, ha demostrado su validez el tratamiento con Apis mellifica 6 Ch (5
gránulos tres veces al día, entre comidas, que deben disolverse debajo de la
lengua). Para el dolor te recomiendo 5 gránulos, 3 veces al día, de Arnica
Montana 9 Ch.

CODO

EPICONDILITIS (CODO DE TENISTA)


La causa de la epicondilitis es una inflamación de las inserciones musculares en
el epicóndilo del codo. Hay una epicondilitis lateral, a la que también se conoce
como «codo del tenista», y una epicondilitis medial, o «codo del golfista», que
afecta más a la cara interna del codo.
Es importante saber que el brazo de tenista o el brazo del golfista no son males
exclusivos de estos deportistas. Muchas profesiones sobrecargan los brazos sin
cesar, y el codo no está hecho originariamente para repetir de manera constante un
determinado movimiento. Tanto los músicos, como los trabajadores fabriles o los
oficinistas que pasan diariamente muchas horas al teclado sufren con frecuencia este
problema.
En ambos casos, el dolor puede sentirse tanto en la inserción muscular del
epicóndilo, o puede irradiar hacia la musculatura del antebrazo, o incluso hasta la
muñeca y los dedos.

He aquí los síntomas

• Dolor en la parte externa del codo, sensible a la palpación. Los puntos de


acupuntura IG 10 e IG 11, que aparecen en la imagen, resultan muy dolorosos.
• Cuando agarramos algo (por ejemplo una jarra) o intentamos elevarlo sentimos
dolor y sensación de impotencia.
• El dolor se hace insoportable cuando reiniciamos la actividad que lo provocó.

49
• El dolor remite por lo general por la noche.
• Si no se trata puede llegar a ser crónico.

Estrategia del minuto:

• Puntos: IG10, IG11, C3.

50
Lugar de la articulación del codo.

Trabajo postisométrico

Coloca el brazo contra la pared, tal como aparece en la imagen. No tienes más
que ejercitar los movimientos antagonistas a los que suelen sobrecargarte los codos.
El saque del tenista tiene copyright a la hora de hablar de este problema.

51
Haz presión en las raíces de las uñas y en los espacios entre los dedos.

• Remedio casero n.° 1: Aplica un emplaste de miel, limón y sal a la zona en la


zona que te duele. La miel es un excelente antiinflamatorio, la sal ayuda a
liberar el edema y el limón aumenta la permeabilidad de la piel. Si quieres,

52
pon en un platito una cantidad suficiente de miel para cubrir la zona afectada,
y le añades el zumo de medio limón y una cucharada sopera de sal marina. Lo
mejor es dejarlo actuar durante la noche. Coloca un paño viejo encima para
que no manches la cama.
• Remedio casero n.° 2: Pon arcilla verde o roja en un recipiente y ve
añadiendo agua hasta que se convierta en un emplaste. Aplícalo sobre el codo,
y cúbrelo con un paño. Puedes alternarlo con el emplaste de miel, limón y sal.
• Homeopatía: Como ocurre con todas las inflamaciones, es muy eficaz el
tratamiento con Apis mellifica 6 Ch. Deja disolver 5 gránulos debajo de la
lengua 3 veces al día, entre comidas.

ARTICULACIÓN DEL HOMBRO


Por un minuto no te eches la vida al hombro

Casi todas las actividades humanas en que está involucrado el hombro van en una
dirección, hacia adelante. Por eso es importante realizar regularmente ejercicios
antagonistas. Nadar a espalda sería el mejor de todos. Leonor, una mujer que
trabajaba en una conservera de Galicia, llegó a consulta con gran dolor en el
hombro. Después de aliviar el dolor con acupuntura le dije que nadara a espalda
para evitar problemas futuros. Ella me contestó que no soportaba el agua, por lo que
pedí que nadara sin agua. Como ves, al igual que ocurría en el final de Con faldas y
a lo loco, si queremos algo, no hay excusas. Un trabajo tan repetitivo como el de
Leonor, que tiene que colocar durante 9 horas, con apenas una pequeña pausa, las
cajas de sardinas en un estante, supone para el hombro un notable sobreesfuerzo para
el que no está construido. Si a ello se suma que, probablemente, a la mujer no le
llenara demasiado el trabajo, no es de extrañar que al final el hombro se convirtiera
en la causa de que pudiera perder el empleo. Y si no estaba ya de baja es porque no
se lo podía permitir económica ni moralmente (su obligación era mantener a su
familia). Pero intercalando mínimos ejercicios daremos un respiro a la articulación
en cuestión. Ya sabes, no hay excusas, más que las que nos interesen (consciente o
inconscientemente).
Son tres los huesos que componen la articulación del hombro: el húmero, la
clavícula y el omóplato. Se trata de la articulación con más movilidad del cuerpo.
Toda una serie de músculos, tendones y ligamentos se ocupan de darle estabilidad.
De la complejidad del hombro nace su propensión a la inestabilidad. Tendinitis,
bursitis, artritis, dislocaciones y distensiones, hombro congelado y fracturas son

53
algunos de los problemas que puede sufrir esta articulación que nos permite echarnos
la vida al hombro.
Muchos de los problemas del hombro serían evitables con una serie de pautas
básicas de prevención. Los puntos que aparecen a continuación servirán tanto si
tienes dolor de hombros, como si lo que quieres es evitar que aparezcan.
No vamos a abundar en todos los problemas que pueden afectar al hombro, ya que
ello ocuparía un libro entero. Sobre todo me interesa que sepas cómo prevenir
lesiones futuras, y que conozcas los puntos que ayudarán a reducir el dolor agudo o
crónico.
Ya sabes, dedícale al hombro al menos un minuto al día.

Ejercicios generales: Nadar a espalda, hacer el gesto de nadar a espalda sin


agua, o incluso con un pequeño peso. Es importante evitar el acortamiento del
pectoral menor.

• Puntos: Estos son los puntos que mejorarán los síntomas: P1, IG1. Puedes
masajear las zonas de la mano y la oreja en las que se refleja el hombro.
Además masajea el fondo de la axila. O ejercer presión durante unos 10
segundos con un aplicador. También es muy efectivo presionar sobre los
puntos finales de la mano.

54
Presionar en los puntos señalados.

55
• Remedio casero n.° 1: Aplica un emplaste de miel, limón y sal en la región
del hombro dolorida. Si quieres, pon en un platito una cantidad suficiente de
miel para cubrir la zona afectada, y le añades el zumo de medio limón y una
cucharada sopera de sal marina. Lo mejor es dejarlo actuar durante la noche.
Coloca un paño viejo encima para que no manches la cama.
• Remedio casero n.° 2: Pon arcilla verde o roja en un recipiente y ve
añadiendo agua hasta que se convierta en un emplaste. Aplícalo sobre el
hombro y cúbrelo con un paño. Puedes alternarlo con el emplaste de miel,
limón y sal.
• Homeopatía: Ya hemos hablado anteriormente del efecto antiinfamatorio del
tratamiento de Apis mellifica 6 Ch, 5 gránulos a disolver debajo de la lengua,
3 veces al día. Para el dolor te recomiendo 5 gránulos, 3 veces al día, de
Arnica Montana 9 CH.

SINOVITIS Y BURSITIS EN EL HOMBRO


Por su especial recurrencia, incidiremos en los casos de sinovitis y bursitis en el
hombro. Además de la técnica de Reprogramación Neurológica descrita más arriba,
y de los puntos del cuerpo y de la mano descritos para los problemas del hombro en
general, muestro aquí un par de ejercicios que te ayudarán a acelerar el proceso.
Cuando tienes sinovitis o bursitis no te conviene excederte en los movimientos,
aunque tampoco abandonarte a la inactividad total. Durante la fase aguda es mejor
dejar que repose la articulación, no así cuando empieza a estar mejor.

Estrategias del minuto en caso de sinovitis o bursitis del hombro:

• N.° 1: Coloca la mano contra la pared y camina con los dedos hacia arriba, tan
alto como puedas evitando el dolor.
• N.° 2: Otro ejercicio beneficioso para las personas con bursitis en el hombro
consiste en lo siguiente: ponte en pie, inclínate hacia adelante y deja que el
brazo oscile hacia adelante y hacia atrás como un péndulo. Aumenta poco a
poco el ángulo, en la medida en que sientas menos dolor.

56
ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

SÍNDROME TEMPORO-MANDIBULAR (STM )


Es un compendio de problemas en torno a la región de la mandíbula. Los síntomas
principales son:

• Rigidez temporomandibular (articulación que une la mandíbula con la parte


lateral de la cabeza). Al paciente le resulta difícil y doloroso abrir la boca y
masticar.
• Dolor de oídos y acúfenos (tinitus, zumbidos en los oídos).
• Cefaleas. Centradas especialmente en la zona de las sienes.
• Bruxismo.

El bruxismo es un rechinamiento de dientes involuntario que se produce sobre


todo durante el sueño. Entre un 10% y un 20% de la población lo sufre, y puede
provocar dolores de cabeza, de la articulación temporomandibular, el cuello y el
oído.
Las personas que padecen bruxismo sacan a la luz, sobre todo mientras duermen,
el cerebro reptiliano, un vestigio de unos quinientos millones de años (de cuando aún
éramos lagartijas). Los reptiles son las especies animales con el menor desarrollo
cerebral. Su cerebro está diseñado para sobrevivir desde una estrategia muy simple:

57
huir o luchar. No hay lugar para los sentimientos. Los que sufren bruxismo suelen ser
personas con buen carácter, que aguantan carros y carretas durante la vigilia, cuando
están conscientes. Pero en cuanto el subconsciente se desmelena, algo que suele
ocurrir por la noche, mientras duermen, empiezan a rechinar los dientes, como
cuando alguien nos insulta y apretamos la articulación temporomandibular para
iniciar la defensa o el ataque. Observa a alguien que esté en una situación violenta, y
verás cómo se parece bastante a un cocodrilo.
Sobra decir que a los afectados por el bruxismo les vendrá muy bien todo aquello
que saque a la luz sus miedos más recónditos. Y como cada persona es un mundo,
cada cual deberá ver qué le va bien: la balanza se inclinará en un caso por la
psicoterapia (yo creo mucho en la terapia psicoenergética), y en otros por técnicas
de relajación como el taichí o el yoga. Aquí te daré unas pautas para relajar la
articulación temporomandibular. Y es que a veces a la persona afectada por el
problema le cuesta hasta abrir la boca. Como si no fuera capaz de decir: «Esta boca
es mía».
El bruxismo en particular, y el STM en general vienen muchas veces
acompañados por tensiones cervicales, acidez de estómago, colon irritable, piernas
inquietas y otras dolencias. Por desgracia, muchos especialistas los ven como
problemas sin conexión alguna entre sí. Pero mi experiencia me dice que
descargando, por ejemplo, la articulación temporomandibular aliviaremos también la
región cervical.

Ejercicios: respira por la nariz, saca la lengua, y déjala suelta un buen rato hasta
que te empiece a caer la baba. Es mejor que lo hagas estando solo, por el qué dirán
(o pensarán).

58
Estrategia del minuto:

• Puntos: Estos puntos de la imagen son especialmente recomendables: E7,


TC17. Haz presión durante un minuto, a ser posible simultáneamente en ambos
lados.

Masaje en la articulación temporomandibular.

59
Presionar en el punto E7.

Presionar en el punto TC17.

RODILLA
La articulación de la rodilla es una de las más sobrecargadas, sobre todo por el
sobrepeso. Aunque por mi experiencia terapéutica diré que la rodilla es uno de los
órganos más susceptibles de sufrir un mal psicosomático. Es verdad que con los
cambios de tiempos sentiremos más una rodilla artrósica, pero no es menos cierto
que cuando nuestro estado de ánimo está por los suelos, nuestras rodillas son con
frecuencia las primeras en delatarlo. Nunca olvidaré a un anciano en un pueblecito
del Pacífico chileno. Había una larga cola de pacientes que esperaban que los tratara
en un antiguo hospital. El anciano había necesitado hora y media para recorrer los
doscientos metros que separaba el hospital nuevo del viejo. Había visto un cartel
que anunciaba la venida de un Heilpraktiker de Alemania y pensó que había llegado
el momento de superar un problema que arrastraba (y que lo arrastraba) desde hacía
ya cincuenta años.

60
El diálogo realmente interesante entre el terapeuta y el paciente suele darse entre
líneas. Cuando José entró en la sala abarrotada de gente con problemas varios, a los
que iba tratando con acupuntura, me pareció ver al mismísimo Borges. El hombre me
resumió (no había espacio ni tiempo para más) que la rodilla lo tenía amargado
desde hacía muchísimos años. Me comentó que todo empezó poco después de
abandonar los votos sacerdotales. Había sido seminarista en Madrid, muy cerca de
mi casa natal (lo que nos confirió una cierta complicidad), y después fue expulsado
de la orden. Ni me comentó el por qué, ni yo se lo pregunté. Pero el anillo de
compromiso delataba cuál debió ser la razón. En el convento había pasado muchas
horas de rodillas, algo lógico para un seminarista. Esto incidió seguramente en el
estado posterior de sus rodillas. ¿Te imaginas al hombre de las cavernas todo el día
arrodillado? José era un hombre delgado, con lo que el peso no le suponía
sobrecarga alguna. Pero algo me decía que la verdadera carga, el verdadero peso
que debió llevar consigo todos esos años no era otra cosa que la mala conciencia de
haber fallado al cumplimiento de los votos. Y ese, el de castidad, debió provocar su
expulsión. Lo traté con auriculoterapia, con acupuntura, con hipnosis, pero sobre
todo fue él mismo el que sin saberlo se trató. Me dijo que había estado rezando
últimamente para que Dios solucionara su problema, y cuando vio el cartel que
anunciaba mi llegada, pensó que esa era la respuesta. Podría haber sido cualquier
otra respuesta, dada por cualquier otra persona. Pero casualmente me tocó a mí. Eso
sí, el protagonista del dolor, y de la sanación, no era otro que él. Salió de la sala sin
muletas, por primera vez desde hacía tantos años. Fue su mente la que obró el
milagro. O su Dios. Necesitó 5 minutos para devolver las muletas en el hospital
nuevo.
Es posible que los puntos que aparecen a continuación te resulten extremadamente
dolorosos, en caso de que tengas problemas en la rodilla. He comprobado en muchos
pacientes que si aprenden a manejar la respiración y, sobre todo, la mente, reducen
en gran medida el dolor. Petra, una paciente, no soportaba que ejerciera la más
mínima presión en determinados puntos. Sin embargo, no le dolía cuando ella era la
que apretaba. Juntos entendimos que para ella, por su biografía, era inaceptable que
le hicieran daño. Evidentemente, merece la pena, creo yo, un momento de cierto
dolor intenso, si ello te ayuda a librarte de un dolor permanente que te acompaña
desde hace años. Pero cuando el subconsciente atisba la rememoración de maltratos
del pasado, todas las alarmas saltan de manera desproporcionada. Por eso
ensayamos con Petra que yo ejercía la presión, pero convirtiéndome en una
marioneta que se accionaba siguiendo su voluntad. Automáticamente, disminuyó el
dolor. También el dolor estimulante previsto para quitarle el dolor de fondo. El

61
cerebro gestiona los dolores y placeres: ¡Utilicémoslo, pues, correctamente!
Alguien puede tener una artrosis leve y sufrir fuertes dolores, mientras que otra
persona está en un proceso mucho más avanzado y, sin embargo, no tiene dolor
alguno. El dolor es como un señor poco serio y de carácter voluble.
Afortunadamente.
La medicina actual no ha encontrado todavía medios para erradicar la artrosis, y
en especial la de la rodilla. Las inyecciones de cartílago no ofrecen todavía los
resultados prometidos, y no se sabe cuánto tiempo falta para que haya soluciones
más o menos definitivas. Mientras tanto, es importante combinar los trabajos del
cuerpo con los de la mente.
Ya he comentado con anterioridad que muchas aldeas de China comparten una
costumbre que al espectador foráneo le puede resultar bastante inverosímil: todo el
pueblo da un paseo más o menos largo, andando hacia atrás. De este modo
compensan, al menos durante unos instantes al día, la sobrecarga que para el cuerpo
humano supone la vida moderna. No creo que haya que andar hacia atrás durante
horas (sobre todo si no se dispone del tiempo), pero nadie dirá que no tiene un
minuto al día. Para hacerlo más ameno, prueba a pasear con una amiga, amigo o
pareja, uno normal y el otro caminando hacia atrás. Así uno controla que el otro no
se caiga ni golpee. Además de resultar sugestivo para la mente, que se enfrenta a
algo nuevo (que nos guíen a ciegas también sugestiona los demás sentidos), es un
excelente ejercicio antagonista para las rodillas, la espalda y la cadera.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Estos son los puntos más recomendables. Haz presión durante al
menos un minuto. También ayuda usar presionar sobre las raíces de las uñas
de los pies.

62
Presionan en el punto E36.

Puntos extraordinarios de la rodilla.

63
Con el aplicador que hayas elegido busca el punto más doloroso del dedo
pequeño del pie, y presiónalo durante 8 ó 10 segundos. Haz lo mismo con el punto
más doloroso en la zona de la rodilla que está en la mano.

Lugar de la rodilla.

64
Reprogramación Neurológica del pie.

Recomendación: Anda hacia atrás al menos un minuto al día, tus rodillas, y todo
tu aparato locomotor te lo agradecerán.

• Remedio casero n.° 1: Aplica el emplaste de miel, limón y sal en la zona de


la rodilla que te duele. La miel es un excelente antiinflamatorio, la sal ayuda a
liberar el edema y el limón aumenta la permeabilidad de la piel. Si quieres,
pon en un platito una cantidad suficiente de miel para cubrir la zona afectada,
y le añades el zumo de medio limón y una cucharada sopera de sal marina. Lo
mejor es dejarlo actuar durante la noche. Coloca un paño viejo encima para
que no manches la cama.
• Remedio casero n.° 2: Pon arcilla verde o roja en un recipiente y ve
añadiendo agua hasta que se convierta en un emplaste. Aplícalo sobre la

65
rodilla, y cúbrelo con un paño. Puedes alternarlo con el emplaste de miel,
limón y sal.
• Homeopatía: Ya hemos hablado anteriormente del efecto antiinfamatorio del
tratamiento de Apis mellifica 6 Ch (5 gránulos a disolver debajo de la lengua,
3 veces al día). Para el dolor te recomiendo 5 gránulos, 3 veces al día, de
Arnica Montana 9 CH.

ESGUINCE DE TOBILLO
Un esguince o torcedura se produce cuando el ligamento, el tejido que une dos o
más huesos de una articulación, se distiende o se rompe. El más frecuente es el
esguince de tobillo.

Síntomas

• Dolor, hinchazón, moratón, acompañados de una menor movilidad de la


articulación. A veces la articulación cruje. El esguince puede ser leve,
moderado o severo.
• En el momento de sufrir el esguince es recomendable aplicar bolsas de hielo
durante 15 ó 20 minutos. Se puede repetir la aplicación varias veces durante
varios días.
• Por lo general se recomienda reposo, y mantener la extremidad levantada
durante varios días. Conviene evitar apoyar el pie lesionado. Iremos
cargándolo según lo sintamos más estable.
• El pie debe ser vendado entre dos y tres semanas.

Estrategia del minuto:

Si sientes dolor: Los principales puntos analgésicos son el IG4 y el V60.


También es muy útil la técnica de Reprogramación Neurológica, ya que permite
descargar energéticamente la zona del tobillo. Estira los dedos del pie y ejerce
presión en la raíz de la uña de todos los dedos.

66
Reprogramación Neurológica del pie.

• Remedio casero: Aplica un emplaste de miel, limón y sal a la zona en la zona


del tobillo. La miel es un excelente antiinflamatorio, la sal ayuda a liberar el
edema y el limón aumenta la permeabilidad de la piel. Si quieres, pon en un
platito una cantidad suficiente de miel para cubrir la zona afectada, y le
añades el zumo de medio limón y una cucharada sopera de sal marina. Lo
mejor es dejarlo actuar durante la noche. Coloca un paño viejo encima para
que no manches la cama. La duración del proceso se reducirá de forma
considerable.
• Herbolario: Aplica crema de árnica en la zona dolorida.
• Homeopatía: Como ya hablamos en el caso de diversas inflamaciones, ha
demostrado su validez el tratamiento con Apis mellifica 6 Ch (5 gránulos tres
veces al día, entre comidas, que deben disolverse debajo de la lengua). Para
el dolor te recomiendo 5 gránulos, 3 veces al día, de Arnica Montana 9 CH.

67
CADERA
Cada vez son más las personas mayores, y no tan mayores, que reciben una cadera
ortopédica.
Andar hacia atrás es un buen ejercicio para mantener a tono la cadera. En caso de
osteoartritis conviene plantearse reducir la ingesta de carne y leche, bajar de peso, e
incluso hacer algún ayuno para limpiar el organismo por dentro.

Recomendaciones generales: Es especialmente positivo andar para atrás,


consumir menos carne y realizar un ayuno o limpieza de vez en cuando de las que te
aconsejamos al final del libro.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Masajea la zona de la mano que mostramos en la imagen. Los


principales puntos son: el IG4 y el VB30.

• En caso de osteoporosis ver apartado al principio de este capítulo


(Osteoporosis).

68
Punto VB 30 señalado con el pulgar.

69
Lugar de la cadera.

• Herbolario: Aplica crema de árnica en la zona dolorida.


• Homeopatía: Como ya hablamos en el caso de la artritis y la artrosis te
recomiendo el tratamiento con Apis mellifica 6 Ch (5 gránulos tres veces al
día, entre comidas, que deben disolverse debajo de la lengua). Para el dolor te
recomiendo 5 gránulos, 3 veces al día, de Arnica Montana 9 CH.

ESPALDA
Da la espalda al dolor en un minuto

La espalda sufre lo indecible a causa del ortopédico estilo de vida moderno. Una
tercera parte de la población padece hernias de disco sin saberlo (afortunadamente).
Y no pocas veces tenemos dolores de espalda por causas emocionales.
Es muy importante no rendirse ante los dolores crónicos de espalda. Son muchos,
demasiados, los especialistas que por un realismo mal entendido aseguran a sus
pacientes que están condenados al dolor eterno. Esto me recuerda un poco a aquellos

70
inquisidores medievales que por un quítame esas pajas te cubrían de paja y te
quemaban vivo.
En ocasiones, la solución llega incluso de manera inesperada. La capacidad de
sorpresa es fundamental para un buen terapeuta. Sé de un curandero de pueblo que en
cierta ocasión trató a un hombre con problemas de espalda. Éste buscaba solución
desde hacía años y no la encontraba. Casi no podía moverse. Como el curandero vio
que no había manera, estando el paciente tumbado lo amenazó de repente con un
hacha y se abalanzó sobre él, como si le fuera a cortar la cabeza. El paciente se
levantó de un salto, muerto del susto. Pero el caso es que le desaparecieron de golpe
los dolores de espalda. Y no le volvieron. (Espero que luego no empezara un
tratamiento psicológico para quitarse el trauma.)
Pero no te preocupes, de momento optaremos por métodos menos radicales.

CERVICALES
Las cervicales sufren bastante por el estilo de vida moderno. Incluso las personas
que van al gimnasio todos los días tienden a abandonar este fundamental soporte de
la cabeza. Hace bastantes años pasaba consulta en un gimnasio. Venían culturistas
apoteósicos con dolores de espalda. Fue allí donde me di cuenta de que más vale
tener un tono muscular general débil, pero compensado, en la espalda, que no una
musculatura descompensada, muy fuerte a nivel dorsal e inexistente a nivel cervical.
En los gimnasios no se le da tanta importancia a las cervicales como a las dorsales,
y prueba de ello son la cantidad de máquinas que hay para fortalecer unas y otras. Lo
más difícil es potenciar al mismo tiempo la fuerza y la elasticidad. Recuerda que una
rama verde es más resistente que una seca, y un músculo sin elasticidad es lo más
parecido a una rama seca.
El ejercicio que te muestro a continuación, realizado un minuto al día, te ahorrará
muchos dolores de cuello y cabeza. No debemos olvidar que muchos dolores de
cabeza tienen origen cervicogénico, o sea que están provocados por problemas en
las cervicales. Te aseguro que un gran número de pacientes se han librado del típico
dolor de cabeza asociado a los dolores de cuello haciendo este ejercicio durante
unos instantes al día.

Ejercicio postisométrico

71
Haz presión con la cabeza contra la mano. Relaja la cabeza y deja que la mano
disminuya el ángulo. Sigue así hasta que ya no llegue más. Hazlo en (izquierda,
derecha, abajo y arriba). La musculatura irá mejorando, y lo mismo ocurrirá con la
flexibilidad. Es más que probable que las tensiones del cuello desaparezcan por
completo en unas pocas semanas.

Ejercicio postisométrico del cuello.

Masajea las zonas de la imagen.

• Puntos: haz presión sobre el punto IG1, y masajea la zona de la mano donde se

72
proyecta la región cervical.

Lugar de la región cervical.

• Tortícolis: haz un masaje al dedo corazón, e intenta hacer un click en la última


falange, justo antes de la yema.

DORSALES
Estrategia del minuto:

Túmbate, levanta simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda, y luego


el brazo izquierdo y la pierna derecha. Esto, hecho al menos un minuto al día,
fortalecerá tu musculatura y es una excelente prevención para el dolor de espalda.

73
Ejercicio espalda baja 1.

Ejercicio espalda baja 2.

• Puntos: Haz un masaje paravertebral (a ambos lados de la columna). También


es muy efectivo trabajar a nivel reflexológico en la mano y la oreja.

74
Lugar de la columna dorsal en la mano y en la oreja.

Recomendación: Anda hacia atrás al menos un minuto al día. Este ejercicio


actuará como un estimulante masaje sobre tu espalda. Es especialmente útil para las
personas mayores, ya que supone también un excelente adiestramiento mental.

LUMBARES-LUMBAGO
A medio y largo plazo lo fundamental es potenciar la musculatura lumbar.
El ejercicio anterior que recomendamos para las dorsales (página 69) es también
muy recomendable para las lumbares.

• Puntos: Los puntos VB30 y V67, así como la zona lumbar-sacra de la


manopuntura y la auriculoterapia, que mostramos más abajo.

75
Punto VB30 señalado en la foto por el pulgar.

76
Zona lumbar en mano y oreja.

• Herbolario: Aplica crema de árnica en la zona dolorida.


• Flores de Bach: Como el dolor de espalda es muchas veces consecuencia de
los sustos que nos da la vida (abandonos, problemas económicos, situaciones
de estrés, etc.) aconsejo el uso de Heliantemo. Pon dos gotas bajo la lengua, o
en un poco de agua. Tómala cuatro veces al día.

CIÁTICA
El nervio ciático es el más grueso y largo del cuerpo. Inicia su singladura en la
pelvis, baja por el glúteo y el muslo hasta la rodilla, donde se divide en dos
pequeñas ramas que van hasta los pies.
Su tamaño lo hace especialmente vulnerable al dolor. Un dolor que empieza
arriba, en la médula espinal. Un estrechamiento del canal de la médula espinal o el
desplazamiento de un disco intervertebral pueden dañar el nervio ciático. La hernia
de disco o una protusión son la causa más común de ciática.

77
El signo de Lasègue

Para descartar una posible hernia lumbar puedes hacer la siguiente prueba. Se
llama signo de Lasègue. Túmbate bocarriba y que alguien te eleve la pierna estirada,
sin doblar la rodilla. Si a partir de colocar la pierna de 30 a 60 grados con respecto
al suelo se produce un dolor radicular que se irradia por la pierna hablaremos de un
Lasègue positivo. Si solo duele a nivel lumbar, será negativo. Cuando tenemos un
Lasègue positivo, podría tratarse de una hernia de disco.

Síntomas: Hormigueos en muslo y pierna, posible atrofia muscular. El dolor es


punzante y afecta a la nalga, con posible irradiación hacia la parte posterior de la
pierna. Al paciente que la sufre le cuesta agacharse y siente limitado el movimiento
de la pierna afectada. El dolor llega a veces hasta el pie y en ocasiones hay
trastornos sensitivos. El dolor empeora al toser o estornudar.
En Alemania hay estudios que aseguran que al menos una tercera parte de la
población sufre hernias de disco sin saberlo. Por fortuna, mucha gente no lo sabe, ya
que probablemente ahí empezarían los dolores. Suelo decir a mis pacientes que
prefiero que estén muertos y se sientan vivos, que no estar vivos y sentirse muertos.
Cuando yo tenía trece años, un dolor fuerte me irradiaba desde la pierna a la
espalda. Llevaba años con él. Era un dolor semejante al de la lumbalgia, motivado
por una espondilolistesis lumbosacra (una vértebra se desliza hacia adelante encima
de la vértebra que está debajo). Fui al médico, quien me pidió que volviera un par
de días después para colocarme un corsé metálico de por vida. Le dije que allí

78
estaría. Lo que pasa es que preferí probar otros métodos. Me dediqué a nadar
durante varios años y no volví a saber nada de aquel dolor. Ni de aquel doctor.
Probablemente el corsé me habría conferido un aspecto más épico, pero no quise
saber nada de él. Al fortalecer la musculatura de la espalda, esta hizo las veces de
corsé. Un corsé férreo pero flexible, suavemente acoplado al cuerpo, hasta el punto
de formar parte del mismo. Con esto no quiero decir que los corsés, los collarines u
otros remedios no vayan a ser necesarios en un momento dado. Aunque creo, eso sí,
que el cuerpo nos ofrece, si se lo permitimos, posibilidades ilimitadas. Nunca más
volví a tener problemas de espalda, y eso que cuatro años después, siendo deportista
de competición, no me dejaron hacer el servicio militar por «lisiado» lumbar.

* Importante: Hacer una evaluación diagnóstica en el hospital.

Tratamiento: se aconseja un movimiento moderado, evitando los excesos que


agudicen el dolor. No se deben levantar objetos pesados. Cuando pase la fase aguda,
conviene ir fortaleciendo poco a poco la musculatura lumbar. El ejercicio
DORSALES en este mismo capítulo es ideal para ello. También conviene mucho
nadar a espalda y andar hacia atrás.
Otro ejercicio que viene muy bien consiste en sujetarse con ambas manos al dintel
de la puerta e ir bajando con la espalda arqueada hasta casi tocar el suelo con el
trasero. Sube y baja varias veces.

Estrategia del minuto:

• Fase aguda: Hazte un masaje en la mano, en la zona que mostramos en la


imagen. Puntos: Haz presión sobre los puntos IG4 y V67 y en el VB30.

79
80
Punto VB30 señalado por el pulgar.

Zona de la ciática.

81
Busca un nudo en la parte posterior externa de la rodilla e intenta soltarlo. Es muy
doloroso. El nervio ciático se anuda allí, lo que provoca un acortamiento del mismo.
Al soltar el nudo, el paciente siente alivio rápido en la zona lumbar, ya que la cuerda
está más suelta.

• Herbolario: Aplica crema de árnica en la zona dolorida.


• Flores de Bach: Como el dolor de la ciática también viene muchas veces
acompañado de sustos que nos da la vida: abandonos, problemas económicos,
situaciones de estrés, etc., aconsejo el uso de Heliantemo. Pon dos gotas bajo
la lengua, o en un poco de agua. Tómala cuatro veces al día.
• Homeopatía: Pon debajo de la lengua 5 gránulos de Arnica Montana 1000 K
una sola vez.

Sobre las hernias de disco

Como ya dijimos arriba, un tercio de la población tiene hernias sin saberlo. Uno
se pregunta, entonces, por qué unas duelen, y otras, no. Más allá de cuestiones
anatómicas o fisiológicas, conviene saber que la hernia tiene muchas veces la
función de freno. Son como un control policial que nos obliga a detenernos. Puede
que en el primer control salgamos a la fuga, e incluso que hagamos lo propio en el
segundo control. Pero tarde o temprano seremos detenidos por la policía. Muchas
veces llega la hernia de disco de la manera más inoportuna posible: se avecina una
mudanza, tenemos más trabajo que nunca, no nos lo podemos permitir bajo ningún
concepto. Y por mi experiencia diré que es precisamente cuando aceptamos nuestra
debilidad, nuestras limitaciones, cuando más opciones tenemos de que deje de
molestarnos una hernia, o al menos sea más llevadera. Aunque esto no debe ser una
pose, sino algo auténtico.

82
3
Sistema inmunitario

ENFERMEDADES AUTOINMUNES

La ciencia médica hace prodigios en los hospitales y se acerca el día en que habrá
barrido definitivamente con los variados gérmenes, microbios y virus que nos
obligan a asilarnos en sus blancas salas protectoras. Lo único que la ciencia no
conseguirá vencer jamás es las miguitas de pan.
JULIO CORTÁZAR
Papeles inesperados

E S sorprendente el auge que están viviendo en el mundo civilizado las


enfermedades autoinmunes. A fines del sigloXIX, el doctor Virchow, un virólogo
berlinés, impulsaba un nuevo paradigma científico, que puede resumirse de manera
simplista en los siguientes términos: las bacterias y los virus son los responsables de
casi todas las enfermedades que hostigan a los seres humanos. Si acabamos con
ellas, estaremos sanos.

Esta batalla a muerte con los virus, bacterias y gusanos ha tenido, sin duda, una
parte muy positiva. Enfermedades como la poliomielitis, la viruela, y un largo
etcétera, han quedado erradicadas. Una bendición.
Aunque no es oro todo lo que reluce. Más de cien años después nos encontramos
con que el exceso de higiene de la vida moderna está causando gran número de
problemas. Hay más higiene, sí, pero las miguitas de pan de las que habla Cortázar
traen al sistema por la calle de la amargura.
En condiciones normales, cada persona sirve de posada a 10 veces más
microorganismos que células tiene ella misma. Alguien sano ni se inmuta por la

83
presencia de billones de bacterias, pero cuando el sistema inmunitario flaquea, una
cantidad mínima de agentes patógenos pueden poner en peligro su supervivencia.
¿Sabías que las bacterias son los seres vivos que más masa tienen en la Tierra? Muy
por delante de gusanos y hormigas. Visto así, el hombre más vale que se lleve bien
con las bacterias. El problema de las enfermedades autoinmunes es que el sistema
inmunitario agrede al propio organismo, al confundirse a sí mismo con el enemigo.
Es como un Narciso destruyendo su reflejo en el agua.
Nuestras defensas empiezan a funcionar de manera anormal y atacan las células
del propio organismo, al confundirlas con agentes extraños o patógenos.
Cuando esto ocurre, nuestro sistema inmunológico puede atacar a un tejido, a un
órgano o a un grupo de órganos.
Pueden afectar a las articulaciones, como en el caso de la artritis reumatoide, los
músculos, las glándulas o la sangre.
En varias universidades de renombre, como las de Cambridge, Edimburgo,
Notthingan o Iowa, se está investigando el uso de helmintos, un tipo de gusanos, para
frenar los brotes de colitis ulcerosa y de la enfermedad de Crohn. Al parecer, este
método también abre una luz de esperanza para el tratamiento del asma, la esclerosis
múltiple, la diabetes del tipo I (la autoinmune, que suele afectar a personas jóvenes)
y otras enfermedades autoinmunes.
Los estudios son una reacción a la hipótesis de la higiene, tras observar que en los
países en los que las infecciones de helmintos son endémicas, las enfermedades
autoinmunes son prácticamente inexistentes y viceversa. En los países que han
sufrido una rápida transformación en los hábitos, en especial los alimenticios, sí he
observado una tendencia creciente a problemas como el asma y las alergias. Algo
que no es de extrañar, si tenemos en cuenta el permanente aumento del parque
automovilístico y la insufrible contaminación que padecen grandes urbes como
Caracas, El Cairo o Nueva Delhi. Aunque el asma y las alergias no son stricto sensu
enfermedades autoinmunes, sino que más bien conllevan una hipersensibilidad e
hiperreactividad del sistema inmunitario. En el caso del sida, también más habitual
en el hemisferio sur, sobre todo en África, nos encontramos con una
inmunodeficiencia adquirida por culpa de un virus, que hace que el paciente pueda
morir a causa de un simple resfriado.
Observa el siguiente mapamundi. No deja de ser curioso que las regiones más
ricas de la Tierra (para simplificar, el hemisferio norte, Australia y Nueva Zelanda)
sean las más afectadas por las enfermedades autoinmunes (en África y Asia, por
ejemplo, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn brillan por su ausencia),

84
mientras que los helmintos viven justo en la otra parte del mundo, o sea el hemisferio
sur, en países donde la higiene no está tan desarrollada como en el norte.

Es extraño el desconocimiento generalizado que existe entre la comunidad médica


de estos estudios y estos tratamientos. Es probable que la razón estribe en el relativo
bajo coste de la terapia, donde lo único que hay que hacer es consumir las larvas de
los gusanos. En caso de obtener en laboratorio las moléculas inmuno-moduladoras
empleadas por los helmintos tendremos probablemente un fármaco potente, pero muy
caro. Los helmintos, sin embargo, no pueden ser sometidos a copyright alguno, lo
mismo que les ocurre a las amebas, a los pinos o a las piedras del camino.
En resumen, la creciente higiene del mundo desarrollado es la causante de que los
helmintos hayan desaparecido prácticamente de Occidente.
De este modo, el sistema inmunológico de las personas se «despista» y empieza a
luchar contra el propio organismo. Considera la propia mucosa como un elemento
ajeno y hostil y la batalla empieza.
Este fenómeno es fácil de entender si pensamos en un boxeador que se entrena sin
pausa para un combate que nunca llega. Al final, lo más probable es que termine
dando puñetazos a la pared. O sea, autoagrediéndose. Y esto mismo es lo que hace
nuestro sistema inmunológico cuando está demasiado ocioso.
Aunque en el desarrollo de las enfermedades autoinmunes pueden incidir

85
múltiples factores, como el consumo excesivo de carne o el abuso de antibióticos y
hormonas, también en la producción de la carne. Para ciertos autores las vacunas son
responsables de muchas enfermedades autoinmunes. Aunque las campañas de
vacunación en países de África y Asia son bastante exhaustivas, y sin embargo allí
no encontramos, como hemos dicho antes, determinadas enfermedades autoinmunes.
Para mí, toda enfermedad autoinmune tiene, a un cierto nivel, algo de
autoagresión. De ahí la importancia de alcanzar una buena relación con uno mismo.
Esto nos ayudará a aminorar la virulencia de los diferentes factores que puedan
conducir a la enfermedad.
Las diferentes enfermedades autoinmunes las ubicaremos en este bloque, aunque
sean respiratorias, digestivas o neurológicas.

ARTRITIS REUMATOIDE
La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica de las
articulaciones. Viene acompañada de dolor, hinchazón, rigidez y pérdida de
movilidad. Muchas veces llega a deformar las articulaciones y en ocasiones puede
convertirse en sistémica, originando complicaciones en diferentes órganos del
cuerpo.
Se trata también de una enfermedad autoinmune: las propias defensas atacan a las
articulaciones, pues no las reconocen como suyas. Esto provoca la inflamación de
las mismas. Afecta más a las mujeres que a los hombres (en proporción 3:1), con
predisposición genética. Al contrario que la artrosis u osteoartritis, que se da más
entre personas mayores, la artritis reumatoide suele comenzar entre los 20 y 40 años,
una época de la vida caracterizada muchas veces por problemas de auto aceptación.
Es más común en países donde se come mucha carne y productos lácteos. En
aquellas regiones de la tierra donde la dieta se basa principalmente en cereales,
verduras y frutas son infrecuentes la artritis reumatoide la espondilitis anquilosante,
la artritis psoriásica y el lupus.
Investigadores del departamento de Medicina de la Universidad de Umea, en
Suecia, concluyeron que la dieta mediterránea ayuda a aminorar los síntomas de la
artritis. Cuando hablan de dieta mediterránea me imagino que estarán pensando en la
dieta que casi nadie se aplica actualmente en el Mediterráneo. Hay sospechas, pero
no certeza absoluta sobre las sospechas de que las plantas de la familia de las
solanáceas, como el pimentón, la berenjena, la patata y el tomate puedan tener un
efecto negativo sobre la artritis.
En países como Japón hay una menor incidencia de la artritis reumatoide, lo cual

86
podría deberse a su dieta, rica en pescado azul, que cuentan con gran cantidad de
ácidos grasos poliinsaturados, como el Omega 3.
La alimentación podría desempeñar, pues, un papel fundamental en estas
enfermedades. De hecho, los inmigrantes que llegan a países con mayor incidencia
de estas enfermedades no son en absoluto inmunes a las mismas.
Un mineral que podría tener una especial importancia para tratar la artritis es el
boro, presente en frutas y verduras. Ello podría deberse a que el boro disminuye la
excreción urinaria de calcio y magnesio y aumenta el nivel sanguíneo de las
hormonas sexuales, especialmente en las mujeres posmenopáusicas. Parece que los
pacientes que tomaron boro para la artritis tenían una menor incidencia de la
osteoporosis.
En general, recomendaría no abusar de las carnes rojas, de los cereales con
gluten, del alcohol y el café. Así como beber mucha agua.
Es muy interesante la limpieza hepática, así como también la limpieza de sirope
de arce, limón y cayena (ver capítulo 1 de la segunda parte), ya que ambas pueden
ser de gran alivio para las articulaciones.
Entender los componentes emocionales es, según mi opinión, algo fundamental
para solucionar el problema. Por eso te remito a la parte final del libro.

Estrategia del minuto:

• Puntos: TC5 (punto maestro Reuma). Busca adicionalmente los puntos de la


articulación correspondiente. Si por ejemplo te duelen las falanges presiona
los puntos señalados en la imagen.

87
88
Puntos de la mano para tratar la artritis.

• Herbolario: En el tratamiento de la artritis reumatoide se ha consagrado el uso


de la uña de gato. Pon a hervir, a fuego lento, 1 cucharada (aprox. 5 gramos)
de polvo de uña de gato en un litro de agua, durante 10 minutos. Tómate esta
infusión durante el día. Si quieres puedes añadirle un poco de miel.
• Remedio casero: Corta unas rodajas de jengibre fresco, ponlas en un vaso o
taza y añade agua hirviendo. Las mismas rodajas las puedes usar cinco o seis
veces. Ve tomando el té a lo largo de todo el día. El jengibre es, sin duda, uno
de los grandes regalos que nos ha dado la Naturaleza.
• Homeopatía: Como ya hablamos en el caso de la artritis y la artrosis en
general, ha demostrado su validez el tratamiento con Apis mellifica 6 Ch (5
gránulos tres veces al día, entre comidas, que deben disolverse debajo de la
lengua). Para el dolor te recomiendo 5 gránulos, 3 veces al día, de Arnica
Montana 9 CH.

EII-ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL (COLITIS


ULCEROSA/ENFERMEDAD DE CROHN)
Se trata de dos enfermedades autoinmunes, donde las defensas atacan al sistema
digestivo. En el caso de la colitis ulcerosa, el daño se limita al colon, y puede
afectar, aunque no es típico, a todo el intestino grueso, con carácter continuo,

89
mientras que la enfermedad de Crohn afecta sobre todo al íleon terminal, si bien a
diferencia de la colitis, la enfermedad de Crohn puede aparecer de manera
discontinua de la boca al ano. De ahí que en caso de que sea extirpado parte del
intestino posteriormente pueda resurgir la enfermedad en otro tramo del tracto
digestivo.

SÍNTOMAS DE LA COLITIS ULCEROSA

• Intestinales: Diarrea acompañada de sangre y mucus, dolor en el abdomen,


aumento de sensibilidad abdominal a la palpación, tenesmo (ganas terribles de
defecar sin conseguirlo).
• Extra intestinales: Anemia, pérdida de peso, fiebre, artritis.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE CROHN

• Intestinales: Dolor abdominal, acompañados a veces de cólicos, diarrea


acuosa y continua, gases, fases de estreñimiento, fístulas anales, sangrado
rectal.
• Extra intestinales: erupción cutánea (eritema nodoso), fiebre, fatiga.

En mis charlas y sesiones con personas que padecen colitis ulcerosa o enfermedad
de Crohn he visto que en los brotes de la enfermedad casi siempre se repite un
patrón: cuando llega el brote suelen pasar por una situación estresante. El estrés es
siempre relativo, y cuando estas personas aprenden a interpretar los signos que
señalan un pronto inicio del brote o la enfermedad que sea, resulta que estas fases
agudas y críticas pierden aire, se asfixian. El paciente (llamémosle mejor
impaciente) empieza a sentirse más poderoso sobre su dolencia, que se convierte
poco a poco en una acomplejada enemiga. No puedo dejar de pensar en el trabajo de
personas como mi amigo Paco Páez, en la asociación de EII de Valladolid, que ha
demostrado en carne propia cómo con la ayuda del trabajo mental pueden mejorar —
e incluso hacer desaparecer— los síntomas de las enfermedades inflamatorias
intestinales.

Recomendación: siempre y cuando el paciente no sufra una crisis o brote le

90
aconsejo la limpieza intestinal que aparece en el capítulo 1 de la segunda parte.
Hay pacientes que no tienen brotes cuando evitan radicalmente el gluten.
Para evitar brotes, lee las pautas de control del estrés del capítulo 2 de la segunda
parte.

Estrategia del minuto:


• Puntos: Haz presión sobre los puntos E25, IG10 y 11 y VC12, de la imagen.

91
Masaje en el codo para problemas intestinales.

Ejercicio del minuto:

Las personas con colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn tienen muchas veces
problemas para marcar los límites con su entorno. Es lo que la medicina china
consideraría un problema del elemento metal. El siguiente ejercicio te ayudará a
distanciarte más de las cosas. No hay más que hacerlo para ver si tenemos o no
problemas «metálicos».

• Pasos:

1. Túmbate bocarriba.
2. Inspira por la nariz mientras levantas una pierna sin doblarla.
3. Espira por la nariz mientras doblas la pierna hacia la tripa.
4. Abraza la rodilla con ambos brazos mientras inspiras por la nariz.
5. Retén el aire durante unos instantes y suéltalo de golpe mientras bajas la
pierna. A ser posible suelta un grito mientras lo haces.
6. Hazlo 4 veces con una pierna y otras 4 con la otra.

El ejercicio completo llevará varios minutos, pero con que lo hagas uno solo
notarás más claridad y distancia con las cosas. Si te cuesta marcar distancias con los
demás, notarás que no te resulta fácil proferir un grito mientras bajas la pierna.
Sobre todo si hay gente presente.

92
Ejercicio liberación intestinal.

• Herbolario: Corta unas rodajas de jengibre fresco, ponlas en un vaso o taza y


añade agua hirviendo. Las mismas rodajas las puedes usar cinco o seis veces.
Ve tomando el té a lo largo de todo el día.

Recomendaciones generales: Cuanto más limpio tengas el intestino, menores


serán los síntomas de EII. Por eso te recomiendo encarecidamente la limpieza
intestinal del capítulo 1 de la segunda parte. Si te da pereza, siempre puedes recurrir
a la hidroterapia de colon, de la que también hablo en la misma página. No lo hagas
si sufres un brote. De cualquier forma consulta con un especialista.

ESCLEROSIS MÚLTIPLE
La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune degenerativa del
Sistema Nervioso Central, en la que se produce una merma del impulso eléctrico.
Este deterioro del impulso eléctrico se debe a la destrucción de la mielina, la capa
aislante y protectora de las células nerviosas. Si comparamos el sistema nervioso
con un cableado eléctrico, la esclerosis múltiple lo que hace es destruir las gomas
protectoras de los cables, lo que irá produciendo, al tratarse de un problema
progresivo, cada vez más cortacircuitos. De ahí que los impulsos nerviosos

93
disminuyan o se detengan.
Su evolución varía bastante de una persona a otra. La EM afecta más a las mujeres
que a los hombres. Puede aparecer a cualquier edad, pero es especialmente frecuente
entre los 20 y 40 años, que como ya dijimos más arriba es la época en que
terminamos de forjar nuestra identidad, lo que lleva a autoaceptarnos o no
autoaceptarnos. Cuando es posterior suele afectar con mayor frecuencia a hombres.
Afortunadamente, menos del 10% de los enfermos de EM mueren a consecuencia
de la esclerosis múltiple o sus complicaciones. Pasados unos quince años de los
primeros síntomas (muchas veces oculares), en torno al 50% de los pacientes
conservan un grado importante de movilidad. Afecta a una de cada mil personas.
Actualmente, al dictamen «esclerosis múltiple» se llega descartando otras
afecciones. Se por bastantes pacientes que han recibido antes de tiempo el dictamen
de esta enfermedad, sin que pudiera confirmarse nunca. En ese sentido, creo que
sería mejor no pronunciarse a nivel clínico hasta que haya una constancia más o
menos clara de la enfermedad. De lo contrario, el paciente sufrirá innecesariamente.
Hay diferentes teorías sobre su origen, que van desde la presencia de un virus, un
defecto genético, la combinación de ambos, u otras causas. El hecho de que sea
prácticamente inexistente en África y Asia podría corroborar en un futuro la tesis de
la higiene que apunté al comienzo del bloque de enfermedades autoinmunes. No deja
de ser curioso que tras el golpe mortal que la medicina moderna dio a la
poliomielitis ya no sea un virus, y por tanto un factor externo, el desencadenante de
una de las enfermedades neurológicas más frecuentes del mundo desarrollado, sino
la propia lucha del organismo contra sí mismo.
Los síntomas son, como veremos enseguida, enormemente variados. Los episodios
o brotes pueden durar días, semanas o meses, y pueden verse intercalados con etapas
asintomáticas. Cuando llega un brote, la medicina convencional lo trata con
cortisona.
Hay factores que pueden desencadenar un brote, y yo colocaría a la cabeza de
todos al sacrosanto estrés.
Como pueden estar afectados los nervios de cualquier parte del cerebro o la
médula espinal, nos encontramos con un gran problema: los pacientes pueden tener
síntomas en cualquier parte del cuerpo.

Principales síntomas de la Esclerosis Múltiple: Entumecimiento u hormigueo en


cualquier área, sobre todo problemas de movilidad, temblores o debilidad en brazos
o piernas, espasmos, problemas de coordinación, estreñimiento, problemas de
micción, polaquiuria (ir muchas veces al baño para poca orina), incontinencia,

94
síntomas oculares (visión doble, pérdida de visión: muchas veces son los primeros
síntomas) depresión, mareos, pérdida de memoria, problemas sexuales, fatiga (sobre
todo al entrar la tarde), etc.
A causa de sus efectos sobre el sistema nervioso central, puede tener como
consecuencia una movilidad reducida e invalidez en los casos más severos.
Es muy importante enfrentarse a la enfermedad en cuanto se tenga el diagnóstico.
Muchas veces transcurre demasiado tiempo hasta que los enfermos saben lo que
realmente les ocurre. Es un equilibrio difícil no adelantarse, pero tampoco dejar
transcurrir demasiado tiempo. Mientras tanto:

• Aquí ofrezco tres pasos:

1. Atacar los síntomas, que como hemos visto pueden ser muy variados.
2. Trabajar a nivel emocional (en la segunda parte del libro hablo de ello
más profusamente).
3. Trabajar con la técnica de «Reprogramación del cableado», que aparece
en la Estrategia del minuto.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Presiona los puntos V60, C7, VG20, de la imagen, así como los
puntos pertinentes para la sintomatología específica.

95
• Reprogramación Neurológica: Presiona con un boli o cualquier otro
aplicador los puntos de la imagen que aparecen en el capítulo 1, apartado de
Reprogramación Neurológica.

CONEXIÓN DE AMBOS HEMISFERIOS CEREBRALES


Si es posible, haz con alguien el ejercicio de conexión de ambos hemisferios. Lo
ideal es daros una mano, luego la otra, así un rato, en plan juguetón. Uno se encarga
de sorprender al otro colocando una mano en la nariz y la otra en la oreja. El efecto
sorpresa es fundamental. Esta técnica tiene muchas veces un efecto increíble. Por
ejemplo, para perder el miedo tras un problema articular.

96
Ejercicio de conexión de los hemisferios cerebrales.

• Herbolario: Tanto el cannabis como el muérdago han demostrado su eficacia


en el tratamiento de la esclerosis múltiple. Consulta con tu fitoterapeuta o tu
herbolario cual es la dosificación que más te conviene en función de tu estado.

Recomendaciones: Leer la segunda parte del libro.

ELA
La opinión pública la conoce por su principal representante mundial, el
astrofísico británico Stephen Hawking, quien, dicho sea de paso, tiene una variante
benévola de la enfermedad.

La esclerosis lateral amiotrófica (también conocida con la sigla ELA o


enfermedad de Lou Gehrig) es una enfermedad autoinmune grave que afecta a las
neuronas motoras, que son las responsables de controlar los movimientos
musculares. El propio cuerpo ataca a estas neuronas. Hay más hombres enfermos de
ELA que mujeres. Para que podamos mover un brazo necesitamos un complejo
sistema neurológico: las neuronas del cerebro dan la orden a las neuronas de la
médula espinal, que redireccionan esa orden al músculo o músculos en cuestión, en
este caso los responsables de mover el brazo.
La ELA afecta tanto a las neuronas motoras superiores del cerebro, como a las
inferiores. Las neuronas van muriendo y por tanto llegado un punto dejan de enviar

97
señales a la musculatura. Ello conlleva una atrofia muscular, que primero impide la
movilidad, y después puede imposibilitar la respiración, ya que la musculatura
auxiliar del tórax también se ve afectada, lo que en muchos casos es causa de la
muerte.
Las causas pueden ser múltiples: desde un exceso de glutamato, la intoxicación
con productos químicos o ciertas infecciones pueden lesionar las células motoras.
Puede ser familiar (hereditaria), o esporádica.
La ELA se caracteriza por la rigidez y debilidad muscular en brazos y piernas.
Oficialmente se trata de un proceso irreversible, sin cura, que puede avanzar
paulatinamente o en forma de brotes. Al principio, el enfermo cae en cuenta de la
enfermedad porque se le caen las cosas con frecuencia, de pronto resultan difíciles
cosas triviales como abrir la puerta, etc. Por lo general, la mano es lo primero que
empieza a fallar. El cansancio de las piernas, la dificultad para respirar o tragar, así
como las dificultades para hablar completan el cuadro. Cuando todo esto ocurre
conviene ir al neurólogo, para que evalúe mediante electromiografía o TAC el
estado del sistema nervioso.
Hay un caso reconocido a nivel clínico de una italiana que se curó de la ELA tras
visitar Lourdes, y a mi modo de ver resulta de excepcional importancia liberar la
rabia y la impotencia que acompañan a la enfermedad, y que probablemente sean
también las causantes emocionales.
Lo que es fundamental es ponerse en marcha nada más recibir el diagnóstico.
Winston Churchill decía que no había que rendirse jamás, jamás, jamás. Y esto es
especialmente válido para la ELA. Cuanto antes empecemos a reconectar el sistema
nervioso, mejor. La prioridad en el caso de ELA, hoy por hoy, es aumentar en lo
posible la calidad y la esperanza de vida de los pacientes, ya que es posible que la
medicina encuentre la solución a la vuelta de la esquina. El dominio de la mente y la
respiración son de vital importancia. De ahí que te remita a la segunda parte del
libro.
Un gran paciente-maestro, Koldo Aguinagalde, que padece ELA, me ha
demostrado que por difícil que se pongan las tornas, la vida tiene sentido mientras
nosotros queramos dárselo. Un día que yo estaba bajo de moral, me dijo: «Si te ves
muy mal, no dudes en llamarme. Yo te presto una silla de ruedas». ¡Qué gran
enseñanza! Afortunadamente, le pude contestar a tiempo: «Me parece muy bien,
porque así todo me irá sobre ruedas». Gracias, querido Koldo.

Estrategia del minuto:

98
• Puntos: Trabajar en puntos P1, IG4, E36.

• Practica la técnica de Reprogramación Neurológica del capítulo 1:


Presiona durante al menos un minuto los puntos de la imagen que verás en
esta página.

Recomendaciones: es importantísimo que aprendas a respirar correctamente. Por


eso te remito al apartado de Respiración (ver el capítulo 1 de la segunda parte).
Es muy recomendable este ejercicio para mejorar la musculatura auxiliar
respiratoria, y evitar el progreso de la parálisis respiratoria:

99
Estiramiento de la musculatura auxiliar de la respiración.

HIPERSENSIBILIDAD DEL SISTEMA INMUNITARIO

ALERGIAS
Las alergias se han convertido en un mal de nuestro tiempo. Tanto los factores
ambientales como los genéticos pueden jugar un importante papel en su desarrollo.
En circunstancias normales, el sistema inmunitario se encarga de defender al
organismo ante los ataques de bacterias, virus y demás agentes patógenos.
Una persona alérgica, sin embargo, posee una hipersensibilidad inmunitaria. Sus
defensas reaccionan desproporcionadamente ante los alérgenos, sustancias en
principio inocuas y que no suponen el menor problema a la mayoría de las personas.
Es como matar un mosquito con un misil antiaéreo.
En cuanto el sistema inmunitario de una persona alérgica reconoce un alérgeno, se
pone a liberar histaminas para combatirlo. Si alguien es, por ejemplo, alérgico al
polen, el sistema reconoce de inmediato la presencia de ese polen y empieza a
liberar histaminas para combatirlo, lo cual se traduce en todo tipo de síntomas, como

100
erupciones cutáneas, hiperproducción de moco, tos, etc. El asma puede
desencadenarse también como una posible reacción alérgica.
Se puede tener alergia a cientos, a miles de cosas, como al mencionado polen, al
polvo, al pelo de animales, a las picaduras de insectos, a ciertos medicamentos, a las
joyas, o a cosas aún más inverosímiles, como la luz del sol, el frío o el calor, etc.
En el peor de los casos se puede producir un choque anafiláctico, que requiere
atención de urgencia con antihistamínicos o corticoides (frenan la respuesta
inmunológica).
Si en tu caso la reacción alérgica te produce rinitis o asma, busca el apartado
dedicado a estas dolencias.
Las alergias pueden mejorar considerablemente realizando una serie de limpiezas
hepáticas, aprendiendo a respirar y ejercitando la mente (en la segunda parte del
libro nos ocupamos de todo ello).
Parece que amamantar al bebé al menos durante cuatro o más meses lo preserva
de contraer enfermedades como la dermatitis atópica.
Ya nos hemos referido más arriba de los posibles problemas causados por el
exceso de higiene. De hecho parece que los niños criados en granjas, donde están
más expuestos a excrementos de animales, etc. tienen menos tendencia a desarrollar
alergias que aquellos que se crían en ambientes más estériles.
Los lunares en las partes de la oreja mostradas en la imagen pueden representar
una disposición a las enfermedades atópicas, como la neurodermitis, el asma y las
alergias en general.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Trabaja el punto IG4, masajea y fricciona la oreja, sobre todo en todo
el recorrido del hélix que es su parte externa, en especial las zonas que
aparecen en la imagen de la oreja.

101
Zonas de la alergia

• Limpieza recomendada: Para todas las enfermedades atópicas recomiendo


tanto la limpieza hepática como la intestinal (ver el capítulo 1 de la segunda
parte).
• Herbolario: Hay cuatro plantas especialmente valiosas para tratar las alergias
son la equinácea, el sáuco, la uña de gato y la ortiga. La cocción de la flor
de saúco ayuda a eliminar los picores e inflamaciones cutáneas que

102
acompañan a muchas alergias. Hierve medio litro de agua y una vez apagado
el fuego añades 3 cucharadas de sáuco y la dejas reposar aproximadamente un
minuto. Inhala los vapores de la infusión y después aplica el caldo con un
algodón en las zonas afectadas de la piel.

ASMA
Para los chinos, el asma es una enfermedad relacionada con el elemento metálico.
Esto significa que los que padecen asma podrían tener dificultades para distanciarse
del entorno.
Para aclararlo contaré la anécdota de un asmático que vino a consulta y necesitaba
a todas horas el Ventolin, un inhalador betabloqueante.
Al cabo de un par de sesiones se liberó del ventolin, pues había aprendido a
controlar la respiración, y a distanciarse más de los problemas, que como veremos
en la segunda parte del libro siempre son subjetivos o al menos subjetivables. Al
cabo de unos meses, Alfredo tuvo que volver al pueblo de Extremadura donde vivía
su familia. Su apartamento iba a estar ocupado unas semanas más y tuvo que ir a casa
de su madre. Esta, al verlo llegar sin el imprescindible ventolin, empezó a repetirle
sin cesar: «Pero hijo mío, ¡que te vas a morir, que te vas a morir!». Alfredo llevaba
ya bastante tiempo libre de esa atadura. Pero el caso es que a los pocos días le
volvió a atacar el asma sin piedad. Podíamos hablar de que ganó la batalla el
asmamá.

Ejercicios de respiración

Respira con metrónomo (o contando los pasos). Ver apartado sobre respiración en
el capítulo 1 de la segunda parte.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Son muy efectivos los puntos P1, P7, VC17, VC22 (para recuperar el
aliento rápidamente), así como la zona pulmonar de la manopuntura.

103
Estiramientos de la musculatura auxiliar de la respiración.

104
• Herbolario: Es muy bueno usar mucho cardamomo y tomillo en las comidas.
Las especias son excelentes recursos de salud, cuyo uso debería reivindicarse.
Compra en tu herbolario también una infusión de abeto, y pide que te
aconsejen sobre su dosificación.
• Remedio casero: Mastica un diente de ajo con miel una vez al día y luego
trágalo.

CELIAQUÍA
Se trata de una hipersensibilidad, caracterizada por una intolerancia al gluten, que
es una proteína presente en algunos cereales como el trigo, la cebada y el centeno. Se
da sobre todo en el norte de Europa.
En el intestino delgado se produce una inflamación crónica provocada por la
reacción del gluten (gliadina) sobre una enzima corporal. El sistema inmune se
vuelve un poco loco y ataca al intestino delgado. Las vellosidades que lo recubren se
aplanan y ello conlleva una insuficiente absorción de los nutrientes que desencadena
los desagradables síntomas de la celiaquía:

• Malabsorción intestinal: con las consiguientes carencias en la asimilación de

105
vitamina B12, vitamina D y hierro.
• Vómitos y diarrea.
• Dolor abdominal.
• Retardo de la menarquía (primera menstruación).
• Infertilidad y abortos recurrentes.
• Fatiga, depresión, anemia y raquitismo.
• Calambres y espasmos por la malabsorción del calcio.
• Edemas (acumulación de líquidos) por malabsorción de proteínas.

La mejoría es inmediata cuando se retira el gluten de la dieta.


Hay personas que padecen una celiaquía asintomática. Sin embargo, sufren una
cierta intolerancia al gluten que se refleja a otros niveles. Por eso es muy importante
aprender lo antes posible qué tipo de combustible energético nos conviene, y cual
no. En el caso de los celiacos, la alimentación libre de gluten que están obligados a
consumir les permite por lo demás gozar de muy buena salud. Los celiacos suelen
tener problemas para marcar los límites con los demás. Recuerda que, a un cierto
nivel, toda enfermedad autoinmune podría tener algo de autoagresión. Te remito a la
segunda parte del libro, sobre todo cuando hablamos de la mente.

Estrategia del minuto:


• Puntos: Trabaja en los puntos IG10-11, VC12, BP3.

• Herbolario: el jengibre es un gran alimento para mejorar tanto las funciones


digestivas como respiratorias. Pon unas cuantas rodajas de jengibre fresco en
un vaso o taza y añade agua hirviendo. Puedes usar este jengibre 4 ó 5 veces
más. Tómalo a lo largo del día.
• Limpieza recomendable: Es especialmente recomendable la limpieza
intestinal. Ver el capítulo 1 de la segunda parte (Limpieza intestinal).

Recomendaciones generales: Es imprescindible una dieta libre de gluten.


Afortunadamente, en el mundo desarrollado (que es donde por lo demás más falta
hace) se encuentran toda clase de productos libres de gluten.

106
107
4
Problemas respiratorios

AFONÍA

Recuperé la voz en un minuto

Estrategia del minuto:

• Punto: El IG1 es el punto maestro de la afonía. Haz presión con un aplicador


en la zona del dedo que aparece en la imagen.

• Herbolario: Haz gárgaras de Erísimo (hierba de los cantores). Pide en una


farmacia especializada en homeopatía Bolus Eucaliptus, que es un polvo
harinoso. Pon un poco en agua tibia y haz gárgaras durante un buen rato.
• Flores de Bach: Aconsejo el uso de Heliantemo. Pon dos gotas bajo la

108
lengua, o en un poco de agua. Tómalo cuatro veces al día.
• Consejo casero: Pon una toalla con agua fría alrededor del cuello, y otra seca
alrededor de la primera. Métete en la cama, y ¡a sudar! Si te despiertas de
madrugada, repite la operación de nuevo. Por la mañana sentirás bastante
alivio.

BRONQUITIS
En un minuto me quité la bronca

Se trata de la inflamación de las principales vías aéreas hacia los pulmones.


Puede se aguda, de corta duración o crónica, cuando va y viene, pero nunca se va del
todo. Muchas veces empieza con una infección respiratoria. La Organización
Mundial de la Salud (OMS) considera que una bronquitis es crónica cuando la tos
prolongada con mucosidad se mantiene casi todos los días del mes, al menos durante
tres meses, en dos años consecutivos.
Las personas más propensas a contraer bronquitis son: ancianos, niños y bebés;
personas con problemas cardiacos o pulmonares; fumadores. Ciertas profesiones,
como la minería, la contaminación atmosférica y las alergias complican el cuadro.
Sus principales síntomas son: tos con mucha mucosidad (si el color del moco es
verde amarillento podría tratarse de una infección bacteriana), cansancio,
temperatura subfebril, dificultades al respirar y sibilancias.
A veces la tos se mantiene durante semanas tras la fase aguda.

• Puntos: Los principales puntos para mejorar los síntomas de la bronquitis son:
P1 y P7, IG4, así como la zona pulmonar de la mano.

109
110
Zona pulmonar.

• Herbolario: Algunas plantas muy eficaces para combatir la bronquitis son la


raíz de malvavisco, el tomillo, la brionia y el pino. Consulta con tu
herbolario.
• Remedio casero n.° 1: pon 6 peras limoneras a hervir en un litro de agua
durante al menos 20 minutos y tómate el zumo caliente con miel. También
puedes añadir granos de pimienta y canela en rama. Es un fantástico
expectorante.
• Remedio casero n.° 2: Mezcla una cucharada de rábano picante con bastante
miel para descongestionar el pecho. Lo mezclas y luego te lo tomas.
• Remedio casero n.° 3: Haz inhalaciones de eucalipto o enebro. También
resulta muy útil hacer inhalaciones de agua caliente con sal marina.

111
RESFRIADOS Y GRIPE
Me quedé frío en un minuto

Un resfriado es una enfermedad viral leve, pero muy contagiosa. Los síntomas los
conoces, sin duda, ya que no sé si habrá alguien que no haya tenido un catarro en
toda su vida: estornudos, moqueo, dolor de cabeza, ojos llorosos, tos, cansancio y
malestar general. Suele durar entre un par de días y una semana, aunque los síntomas
pueden permanecer por más tiempo. La diferencia con la gripe es que aquí tenemos
síntomas como la fiebre o los temblores. Pero como aquí solo se puede trabajar a
nivel sintomático, la estrategia contra el resfriado también te servirá para mejorar
los síntomas de la gripe.
El punto IG4, que aparece en la imagen, es ideal para superar el resfriado en la
etapa de incubación, cuando empiezas a sentirte «raro». Puedes presionarte el punto
siempre que te acuerdes con la otra mano (ambas manos) durante unos 10 segundos.
Además, es importante beber mucha agua, a ser posible caliente. Más adelante hago
un resumen de algunos de los principales remedios populares contra el catarro.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Ejerce presión sobre los puntos P1, P7 y IG4 de la imagen. Este
último es un punto genial para superar resfriados incipientes. Los chinos
ponen a quemar una aguja y luego la colocan sobre el punto IG4, sin llegar a
sangrar la mano. También se puede hacer con un cigarrillo de artemisa
(moxa).

112
• Herbolario: El ajo y el jengibre han demostrado más que sobradamente su
eficacia contra los constipados. Otras hierbas útiles son el escaramujo y el
llantén.
También te aconsejo el uso del aceite esencial del árbol del té, puedes
masajear con él la planta de los pies.

• Remedio casero n.° 1: Toma una infusión de jengibre miel, canela, limón y
clavo. Pon el jengibre a hervir con el clavo, la canela y un limón partido (a ser
posible ecológico) durante unos 15 minutos. Luego añade el zumo fresco de un
limón y bastante miel. Tómate al menos 1 litro a lo largo del día.
• Remedio casero n.° 2: Coloca por la noche una cebolla cruda partida en dos
mitades en la mesilla de noche. Los aceites esenciales de la cebolla actúan
sobre el sistema respiratorio mientras duermes.

113
• Remedio casero n.° 3: Coloca un diente de ajo entre los dientes, sin
masticarlo ni tragarlo, durante un buen rato. Ayuda a liberar la congestión
nasal.
• Remedio casero n.° 4: Toma abundante sopa de cebolla.
• Sales de Schüssler n.° 7: Pon agua caliente en un vaso de 250 ml, disuelve en
ella 10 pastillas de sales de Schüssler y tomántelo de tibio a caliente, poco a
poco, a sorbitos. Hazlo dos o tres veces al día. Este preparado lo puedes
comprar en una farmacia especializada en homeopatía.

GARGANTA (INFLAMACIÓN)
Vete un minuto a hacer gárgaras

Estrategia del minuto:

• Puntos: El punto IG1 está indicado, así como la zona de la garanta en la


manopuntura. Busca en esa parte del dedo corazón el punto más doloroso y
presiona durante unos 10 segundos con el aplicador.

114
115
Zona de la garganta.

• Remedio casero n.° 1: Ponte una toalla con agua fría alrededor del cuello, y
otra seca alrededor de la primera. Métete en la cama, abrígate bien y ¡a sudar!
Si te despiertas de madrugada, repite la operación de nuevo. Por la mañana
sentirás bastante alivio.
• Remedio casero n.° 2: Viene de Japón. Pon los pies 8 minutos en remojo en
agua muy caliente (todo lo caliente que aguantes, pero sin quemarte). Te los
secas, y ¡a dormir! Tus defensas se activarán y a la mañana siguiente tus
vecinos no te conocerán. Cuando en un restaurante japonés a alguien se le
clava una raspa en la garganta le traen un cubo lleno de hielo y le ponen los
pies dentro y a continución le dan miga de pan. En unos instantes se va la
raspa.
• Trabajo Mental: Mira a ver qué te provoca un nudo en la garganta e intenta
exteriorizarlo. Autosugestiónate visualizándote desde la distancia. Ver los

116
ejercicios de autohipnosis del capítulo 2 de la segunda parte.
• Homeopatía: Pide en una farmacia especializada en homeopatía Bolus
Eucaliptus, que es un polvo harinoso, pon un poco en agua tibia y haz gárgaras
durante un buen rato. Notarás alivio enseguida.

SINUSITIS
Durante un minuto no me toques las narices

Es una inflamación de la mucosa que recubre el interior de los senos paranasales.


Por lo general está causada por una infección por agentes bacterianos, virales u
hongos.
Puede aparecer de forma aguda o crónica. La sinusitis aguda puede venir
acompañada de fiebre alta, de hasta 39 grados. La forma crónica dura más de tres
meses. Está igualmente descrita una forma subaguda, de entre tres semanas y tres
meses.

Síntomas: los senos nasales quedan recubiertos de secreciones espesas y


abundantes, con obstrucción nasal y un dolor de cabeza frontal que empieza nada más
levantarse. Los pacientes suelen referir que el dolor aumenta hacia el mediodía, baja
algo por la tarde y luego se vuelve a hacer más intenso por la noche.
A nivel emocional, algo hace que estés «hasta las narices».

Estrategia del minuto:

• Puntos: Masajea todos los puntos de la imagen.

117
Puntos para la sinusitis.

Masajea la zona de la nariz en la oreja.

118
Zona de la nariz.

Masajea la cara, haciendo hincapié en los puntos, con un aceite revitalizante,


como el de romero.

• Herbolario: Algunas de las hierbas más usadas contra la sinusitis son la


drosera, la lobelia, el eucalipto, la uña de gato y el jengibre. Consulta en tu
herbolario su uso y dosificación.
• Remedio casero: Toma ajo y cebolla en abundancia durante todo el proceso.
Son aconsejables las duchas nasales con suero fisiológico o, mejor todavía,
con agua y sal marina.

119
120
5
Problemas digestivos

CELIAQUÍA (VER HIPERSENSIBILIDAD DEL SISTEMA


INMUNITARIO, capítulo 3)

COLITIS ULCEROSA/ENFERMEDAD DE CROHN (VER


ENFERMEDADES AUTOINMUNES, capítulo 3)

DIARREA
¡Qué minuto más malo pasé!

Estrategia del minuto:

• Puntos: Haz un «corte de mangas» a la diarrea, aprovechando que así


presionas sobre los puntos IG 10 y IG11.

121
Masaje codo para la diarrea.

Masajea el vientre en sentido contrario a las agujas del reloj, para frenar la
peristalsis intestinal.

122
ESTREÑIMIENTO
El ejercicio de la imagen (consulta las pautas indicadas en la página 94) es ideal
para combatir el estreñimiento. La retención intestinal también va muchas veces
acompañada de retención mental.

Ejercicio liberación intestinal.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Masajea los puntos IG 10 y 11.

123
Aunque resulte sorprendente masajea el codo también para tratar el estreñimiento, ya que se estimula el
meridiano del Intestino Grueso.

Masajea el vientre en el sentido de las agujas del reloj, para estimular la


peristalsis.

124
• Remedio casero: Bebe un vaso de tercio de litro de agua tibia por la mañana.
Puedes añadirle una cucharadita líquida de sal del Himalaya. Para ello pon
una piedra de sal del Himalaya en un vaso de agua mineral. Siempre y cuando
se pueda ver todavía piedra tendremos una solución salina al 26%. De esa
solución pon una cucharadita en el vaso de agua tibia. Pronto tendrás ganas de
ir al baño. Ayuda a mejorar los electrolitos corporales, lo que beneficia la
peristalsis.

DOLORES ABDOMINALES
En caso de dolor de vientre, te recomiendo aplicar presión en los siguientes
puntos.

• Puntos: VC12, E25, E36, BP3, así como en la zona intestinal de la


manopuntura.

125
126
Zona del estómago.

COLON IRRITABLE (SÍNDROME DEL INTESTINO


IRRITABLE-SII)
Al contrario de lo que ocurre con otros problemas intestinales, como la colitis
ulcerosa o la enfermedad de Crohn, aquí nos encontramos con que la analítica
sanguínea es normal y la estructura intestinal permanece inalterada. Los pacientes,
mujeres en su mayoría, alternan periodos de estreñimiento con otros de diarrea. Los
gases son habituales. A ello se suma el dolor abdominal y la angustia emocional.
Muchas veces el estrés emocional desata o empeora los síntomas. El intestino
irritable está muy asociado a otros problemas del sistema nervioso autónomo, como
el síndrome temporo-mandibular o el reflujo, y es la principal causa de visita al

127
gastroenterólogo. Este suele recomendar el paciente, una vez descartados problemas
mayores, dos semanas sin lactosa para comprobar si no hay intolerancia a la lactasa.
Cuando el paciente es mayor de cincuenta años hay que comprobar que no tiene
cáncer de colon. El colon irritable es un síntoma habitual de la fibromialgia.
El ejercicio regular, aprender técnicas de respiración y la limpieza yóguica del
intestino (ver el capítulo 1 de la segunda parte) pueden ayudar a controlar el
problema. Al estar este muchas veces relacionado con dificultades emocionales,
conviene aprender a manejar la mente.
En caso de estreñimiento, no conviene abusar de los laxantes, ya que convierten al
intestino en un trabajador más vago todavía. En general conviene seguir una
alimentación rica en fibras, aunque las cantidades recomendables varían mucho de
una persona a otra. Por lo general, no son recomendables ni el café, ni el chocolate
ni el alcohol. Tampoco hay que abusar de las grasas. Beber mucha agua es
fundamental.
Es importante llevar durante unas semanas un control de los alimentos y
comprobar la reacción del cuerpo. Lo mismo vale para las emociones. Conócete a ti
mismo, y sin duda podrás digerir mejor las cosas, tanto en el plano físico como en el
mental. Como el control del estrés es básico te remito encarecidamente a la segunda
parte del libro. Las pautas de respiración del capítulo 1 de la segunda parte son muy
importantes también.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Los puntos más indicados son: IG4, IG10-11, VC12.

128
Masaje de codo para problemas intestinales.

• Recomendaciones generales: Técnicas de sugestión y de control del estrés


(ver segunda parte del libro).
• Remedio casero: Bebe un vaso de tercio de litro de agua tibia por la mañana.
Puedes añadirle una cucharadita líquida de sal del Himalaya. Para ello pon
una piedra de sal del Himalaya en un vaso de agua mineral. Siempre y cuando
se pueda ver todavía piedra tendremos una solución salina al 26%. De esa
solución pon una cucharadita en el vaso de agua tibia. Pronto tendrás ganas de
ir al baño. Vaso de agua matutino con sal del Himalaya. Ayuda a mejorar los
electrolitos corporales, lo que beneficia la peristalsis y el correcto

129
funcionamiento intestinal.
• Herbolario: Toma infusiones de jengibre. Pon varias rodajas en un vaso, y
añade agua hirviendo. Es una bendición para el intestino, y da mucha claridad,
algo que necesitan las personas con colon irritable.

HEMORROIDES
Se trata de una dilatación de las venas de los plexos venosos de la mucosa del
recto o del ano. Un atasco de la vena porta, que es la que lleva la sangre venosa al
hígado desde todos los órganos que no son pares (estómago, intestino, etc.), puede
favorecer las hemorroides. El sistema de drenaje de la zona del ano no tiene
válvulas, por lo que la posición erecta del hombre moderno predispone a este mal.
Aunque la vida sedentaria, permanecer muchas horas sentados, y sobre todo el estrés
agravan aún más el problema.
Conviene descargar el hígado (ver limpieza hepática en el capítulo 1 de la
segunda parte), y controlar en la medida de lo posible el estrés. (Ver capítulo sobre
el estrés en la segunda parte del libro, capítulo 2.)

• Puntos: Presiona sobre los puntos BP3, H3 y VC1 de la imagen. Haz un


masaje en la zona de la oreja de la imagen.

130
131
• Herbolario: El castaño de indias está indicado contra los hemorroides. En la
farmacia se pueden comprar supositorios con los principios activos del
castaño de indias.
Aplica crema de caléndula (Weleda) en la zona del ano. Sentirás gran alivio.

Recomendaciones: Es aconsejable la limpieza de hígado con el fin de descargar


la vena porta y las venas del ano, así como la limpieza de sirope de arce para
limpiar los vasos sanguíneos (ver tanto la limpieza de hígado como la de sirope en el
capítulo 1 de la segunda parte).

REFLUJO
Deja de rumiar, al menos por un minuto

132
El hombre se convierte en rumiante. ¿Qué estaremos rumiando cuando la comida
en vez de ir para abajo, va para arriba? El reflujo consiste en el paso del contenido
gástrico al esófago, saltándose el esfínter esofágico inferior, que en principio
debería permanecer cerrado. Ello puede ocasionar lesiones en la mucosa del
esófago, que no está hecha para aguantar el ácido del estómago. A veces, el material
refluido llega hasta la boca, dejando un más que notable mal sabor de boca.
Es un síntoma más, y de los más notables y recurrentes, de la actual sociedad del
estrés (ver capítulo 2 de la segunda parte). Casi un 30% de las personas (en
Occidente, se entiende) toman antiácidos más de dos veces al mes.
Durante el embarazo las mujeres son especialmente propensas a sufrir reflujo,
debido a la presión que el feto ejerce sobre el estómago. La hernia de hiato (paso de
una parte del estómago hacia la cavidad torácica, a través del diafragma) favorece el
reflujo.

P RINCIPALES SÍNTOMAS
• Pirosis: ardor retrosternal (detrás del esternón), que aumenta al tomar grasas,
café, tabaco y alcohol. A veces es tan fuerte que parece un infarto de
miocardio (Diagnóstico diferencial).
• Dificultad para tragar (disfagia).
• Tos crónica, asma.
• Sangrado oculto, provocado por las úlceras en la mucosa del esófago.

RECOMENDACIONES
• Cenar pronto, al menos tres horas antes de irse a la cama.
• Dormir con varias almohadas, para evitar el reflujo. Si es necesario, duerme
sentado.
• Reducir consumo de grasas y sustancias excitantes
• Evitar en lo posible el uso de antiácidos.
• Aprende a respirar (ver capítulo 1 de la segunda parte).
• Lee la segunda parte del libro.
• Puntos: Está indicado aplicar digitopuntura en los puntos VC12, VC17 y

133
VC22, así como presionar con un aplicador en la zona del estómago de la
manopuntura.

134
Zona del estómago.

• Herbolario: Es recomendable tomar infusiones de boldo, diente de león y


achicoria. Pregunta en tu herbolario por un buen preparado de aloe vera.

ÚLCERA Y GASTRITIS
Una úlcera es una llaga en la mucosa que reviste el tubo digestivo (esófago,
estómago, intestinos). La mayoría de las úlceras se dan en el duodeno, que es el
primer tramo del intestino delgado, nada más abrir el píloro las puertas del
estómago. Se trata, pues, de úlceras duodenales.
Si se localizan en el estómago se llaman úlceras gástricas. Y en el esófago,
úlceras esofágicas.
Mucho se habla de que la bacteria Helicobacter pylori es la malvada causante de
las úlceras. Es cierto que su influencia es un hecho demostrable, aunque aquí habría
que dirimir si no será que la bacteria se siente muy cómoda en un clima de estrés
crónico, que de por sí acidifica el organismo. Si se hiciera una encuesta seria para
determinar las causas del reflujo y las úlceras, seguramente el estrés mal llevado
aparecería en primer lugar.
Los antiinflamatorios pueden causar úlceras, y lo mismo ocurre con algunos
medicamentos para tratar la artritis.

SÍNTOMAS DE LA ÚLCERA
• Duodenal: mejora en el momento de las comidas. Es mejor tener un amigo con
úlcera duodenal que no con úlcera gástrica, ya que el primero se pasa el día
comiendo para quitarse el dolor y conoce mejores restaurantes.
• Gástrica: empeora con las comidas.

Otros signos pueden ser: pérdida de peso, sensación de hartazgo, pesadez, dolor
de estómago.
La medicina convencional intenta deshacerse del Helicobacter pylori. Conviene
evitar el alcohol, el tabaco y el café. Las técnicas de relajación van muy bien para
reducir los síntomas de la úlcera.
Hay situaciones que indican un empeoramiento de la úlcera: vomitar sangre,
debilidad o vértigo, náuseas.

135
Estrategia del minuto:

• Puntos: Trabaja en los puntos VC12, VC22, E25, E36.

136
• Herbolario: El agave está muy recomendado para tratar la úlcera. Pregunta en
tu herbolario por un buen preparado de aloe vera.

Zona del estómago.

Diferencia entre úlcera y gastritis

Una gastritis es la inflamación de la mucosa del estómago, mientras que la úlcera


es una llaga en la misma. La gastritis puede aparecer en el conjunto de la cámara
gástrica, no así la úlcera. La gastritis puede estar producida por malos hábitos
alimenticios, el consumo de antiinflamatorios o calmantes o por infección por el
Helicobacter pilory.
Como síntomas principales tenemos acidez de estómago, pérdida de apetito,
nauseas gases y puede que vómitos.
La gastritis también suele tratarse con antiácidos. Hay que evitar las bebidas
gaseosas, y tener el estrés bajo control. El estrés es altamente acidificante, lo mismo
que las preocupaciones.
Conviene en ambos casos cenar pronto y dormir con unas cuantas almohadas. Una
amiga se quitó todos los síntomas con una simple estrategia: dormir sentada.

137
6
Corazón y circulación sanguínea

¿Tienes un minuto, corazón?

T ENÍA el corazón en un puño, hacer de tripas corazón, corazón mío, me dio una
corazonada… Son innumerables las expresiones en todos los idiomas que hacen
honor a esta bomba que lleva la sangre hasta los lugares más recónditos de nuestro
cuerpo. En varias lenguas, como el francés, el inglés, o el árabe, aprender de
memoria se dice aprender de corazón.

Sus 100.000 pulsaciones diarias hacen que sea más exacto hablar de órgano
trabajador, que de órgano rey. Sin embargo, es un rey muy consciente de sus
funciones. No es un trabajador mecánico, sino según ve cómo llega la sangre venosa
por la aurícula derecha (el nombre aurícula viene, curiosamente, de escuchar) sabe
si hay que transportar más o menos sangre al cerebro, a las piernas o al lugar más
recóndito del cuerpo.
De corazón a coraza hay un pequeño trecho. Y precisamente son las personas
«acorazadas» las que más sufren su protección a nivel de corazón. Los alemanes
suelen decir que toda lágrima no derramada endurece el corazón.
A lo largo del último siglo se han multiplicado las muertes por causas cardiacas.
Unas muertes motivadas en muchos casos por los efectos del estrés mal llevado.
Hay estudios norteamericanos que relacionan un determinado pliegue en el lóbulo
de la oreja, con una disposición a los problemas cardiacos. En auriculoterapia lo
denominamos surco del estrés, y es típico en personas a las que el estrés afecta
especialmente. Se trata de una disposición o tendencia, no de una premonición.
Nos centraremos en la angina de pecho, que muchas veces es la precursora del
infarto, así como en mejorar las condiciones que nos alejan del infarto, tales como la
hipertensión o la aterosclerosis.
En el caso de la angina de pecho se trata de ponerla a raya y en el del infarto

138
evitar sencillamente que suceda o vuelva a suceder. Por eso abordo en este apartado
el control de la hipertensión y del exceso de colesterol, las dos «bombas de
relojería» que nutren las cardiopatías.
Aunque te adelanto que una buena gestión de las emociones te ahorrará igualmente
muchos problemas cardiacos.

ANGINA DE PECHO
La angina de pecho es una opresión retrosternal (detrás del esternón), provocada
por un aporte insuficiente de sangre y, por lo tanto, de oxígeno, a las células del
miocardio. Angina viene de estrangular, y así es como se siente uno cuando sufre una
angina de pecho.
La diferencia con el infarto es que en este último se produce la necrosis
irreversible de parte del músculo cardiaco. El problema es que no resulta fácil
determinar con seguridad que el paciente sufre una u otra cosa. Además, el infarto —
no así la angina de pecho— puede ser muy doloroso o, por el contrario, pasar
completamente desapercibido. A veces, el enfermo se entera en la consulta del
cardiólogo de que ha tenido un infarto.
La angina de pecho puede ser estable o inestable. La inestable requiere un control
más riguroso, pues puede derivar en un infarto. La estable responde rápidamente a la
nitroglicerina. Por eso, al aplicarse el enfermo el espray desaparecen los síntomas
de inmediato. Toda primera angina de pecho es por definición inestable.
A nivel emocional, los que padecen angina de pecho, se sienten oprimidos. Les
falta el aire, es como si les faltara el espacio vital. Por eso son fundamentales las
técnicas de respiración. Al final del libro (en el capítulo 1 de la segunda parte) nos
centramos en ello. El control mental y emocional, que igualmente protagonizan la
segunda parte del libro te darán instrumentos para controlar la angina de pecho.
Es típica la siguiente situación: sales de un lugar caliente a la calle. Hace frío y de
pronto sientes la mencionada opresión. En ese instante es cuando debes recurrir a las
técnicas de control de la respiración, apretando el punto indicado a continuación:

Estrategia del minuto:

• Punto: PE6.

139
• Herbolario: El ajo, la alfalfa, el espino albar y el ginkgo mejoran los
síntomas de la angina de pecho. Consulta en tu herbolario.

• Recomendación dietética: Consume suficientes cantidades de magnesio y de


pescado azul, ricos en ácidos grasos poliinsaturados.
• Recomendaciones generales: Sauna (siempre que un especialista dé el visto
bueno). La sauna es fantástica para compensar la tensión arterial, a largo
plazo. Tanto en caso de hipertensión como si sufres de hipotensión. Además
relaja el sistema vegetativo y nos permite enterrar durante unos instantes el
hacha de guerra.
Ejercicios de respiración (ver el capítulo 1 de la segunda parte).

HIPERTENSIÓN
La hipertensión es un clásico entre los enemigos públicos número 1. Nos ponemos
hipertensos, o sea, muy tensos. La hipertensión puede deteriorar diferentes órganos
(corazón, riñón y cerebro especialmente) y ser la causa primera de accidentes
cerebrales, infartos o problemas renales.
En cierta ocasión, un amigo italiano relativamente joven llegó a Roma y se dio
cuenta de que se había olvidado sus pastillas para la hipertensión. Fue a la farmacia,
y cuál no sería su asombro cuando la farmacéutica le dijo que lo mejor para combatir
la hipertensión era beber dos litros de agua al día. Él lo hizo y hasta la fecha —ya
han pasado bastantes años— goza de buena presión sanguínea. La farmacéutica no se
habrá hecho rica vendiendo pastillas para la hipertensión, pero ya se sabe que no
solo de pan vive el hombre.

140
No negaré que, por lo demás, se trata de un hombre sano, sin problemas
cardiacos. Pero esa costumbre tan extendida de relacionar hipertensión con la
necesidad de tomar poca agua nunca me ha convencido.
¿Cuándo sube la tensión? Además de por posibles problemas fisiológicos, la
tensión sube cuando sufrimos momentos de estrés agudo. ¿Qué es lo que ocurre en
esos momentos? Pues que las suprarrenales reaccionan con una inyección de
adrenalina. La adrenalina constriñe los vasos sanguíneos, y ya tenemos hipertensión.
Originariamente, nos venía muy bien que ocurriera esto, pues nos permitía accionar
los mecanismos de lucha o huída. Aunque, ¿de qué le sirve a una anciana que acaba
de recibir una mala noticia accionar esos mecanismos? De nada, pues lo más
probable es que ni vaya a huir, ni se ponga a luchar.
Es más, cuando una anciana va a tomarse la presión arterial, ésta queda falseada
por el miedo a tenerla alta. Esa tensión se refleja, pues, en su hipertensión.
Es importante que si tomas medicación para la hipertensión y aplicas los puntos y
enseñanzas de este apartado consultes con tu médico una posible bajada de las dosis,
ya que podría ocurrir que poco a poco empezara a ocurrirte lo contrario, y sufrieras
de tensión baja.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Para la hipertensión están indicados los puntos IG4, IG11, E36 y
VG20, así como frotar con firmeza la punta de la oreja.

141
Masajea el punto IG11.

142
También es recomendable un masaje enérgico de un minuto del cuero cabelludo,
así como de las orejas y también de las cejas y presionar el ombligo con intensidad
creciente.
Respiración: Consulta el capítulo 1 de la segunda parte, y consulta también la
autosugestión (el capítulo 1 de la primera parte).

• Eclampsia (Hipertensión durante el embarazo) Presiona el punto VB21.

143
• Herbolario: El té de espino blanco es un clásico en el tratamiento de la
hipertensión. También son interesantes el olivo y el muérdago.
• Flores de Bach: Remedio Rescate, 5 gotas a disolver bajo la lengua cada hora
hasta que se estabilice

P ARA BAJAR EL COLESTEROL


El colesterol puede contribuir al taponamiento de los vasos sanguíneos y, por
tanto, a la hipertensión. La limpieza hepática (ver el capítulo 1 de la segunda parte)
es muy conveniente en este caso.

• Remedio casero n.° 1: Pon cinco clavos en agua por la noche y bébete el vaso
por la mañana. Tiene un efecto impresionante a la hora de bajar el colesterol a
niveles normales. Hazlo al menos durante 21 días seguidos.
• Remedio casero n.° 2: Una sopa de cebolla diaria en ayunas, al menos
durante 21 días.

CLAUDICACIÓN INTERMITENTE
Date un minuto, no claudiques

144
Es una enfermedad que suele ir asociada al tabaquismo. Su nombre se debe a que
el que la sufre se ve obligado a detener la marcha cada pocos metros. Por eso recibe
también el nombre de enfermedad de los escaparates. El paciente se para en el
siguiente escaparate, hasta que se le pasa el dolor. Sigue un rato, y otra vez se ve
obligado a detenerse. La obstrucción progresiva de las arterias que nutren las
extremidades resulta muy dolorosa ante un exceso de ejercicio. A veces, la
claudicación intermitente viene provocada por una hipercolesterolemia, que no
siempre obedece a cuestiones dietéticas. En algunas personas se trata de un
problema hereditario.
Hay muchos niveles de claudicación, desde la provocada por el ejercicio intenso,
hasta la que afecta al paciente ya prácticamente en reposo. Cuando las arterias se
colapsan, nos encontramos con procesos necróticos irreversibles en las
extremidades, muchas veces acompañados de la amputación de un miembro.
Lo primero que debe quitarse el enfermo es el tabaco. Si te han diagnosticado esta
enfermedad, es importante que mantengas el flujo sanguíneo durante el mayor tiempo
posible, y que ejercites las piernas progresivamente para mejorar la circulación y, en
caso necesario, crear vasos sanguíneos colaterales.
Es importante distinguir esta claudicación vascular de la pseudoclaudicación
neurológica, provocada por estenosis a nivel del canal vertebral.
Para limpiar las arterias es muy recomendable la limpieza de sirope, arce,
cayena y limón (ver el capítulo 1 de la segunda parte). Ya sabes, cuanto antes te
hagas cargo de la situación, mejor.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Presiona el borde de la muñeca en el punto P9 así como los puntos R3


y V60.

145
Punto R3.

• Recomendación: El ayuno recomendado es el de sirope de arce, cayena y


limón (ver el capítulo 1 de la segunda parte).

PALPITACIONES
Se trata de una sensación rápida e irregular de los latidos cardiacos.

Estrategia del minuto:

146
• Puntos: Presiona los puntos son el PE6 y el C7, en la zona de la muñeca. El
punto Pe 6 tiene un efecto inmediato, mientras que con el C7 conseguimos
relajarnos.

Presión en el punto PE6.

• Herbolario: Utiliza agripalma o cola de león (los catalanes la llaman la


herba del mal de cor, o sea la hierba del mal de corazón). Toma una infusión
con 1,5 gramos de agripalma por taza. O, en su defecto, 30 gotas de tintura
madre, tres veces al día.
• Nota: No conviene abusar de la agripalma, pues puede provocar la irritación
de la mucosa intestinal y genital.

• Flores de Bach: te recomiendo que tomes 5 gotas de Remedio Rescate


siempre que sientas las palpitaciones.

147
7
Enfermedades neurológicas

En el mundo actual se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la


virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer.
De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro,
pero ninguno de ellos se acordará para qué sirven.
DRAUZIO VARELLA, oncólogo brasileño,
PREMIO NOBEL DE MEDICINA

E N todas las enfermedades neurológicas es importante mantener el «cableado»


eléctrico corporal lo más intacto posible. De ahí que te recuerde la técnica de
reconexión o reprogramación al principio del libro (en el capítulo 1).

EPILEPSIA
La epilepsia es un trastorno cerebral, caracterizado por convulsiones recurrentes.
Hay diferentes tipos de epilepsia, todas ellas marcadas por distintos grados de
convulsiones. Una convulsión viene provocada por una excitación eléctrica anormal
del cerebro.

La epilepsia puede estar provocada por múltiples razones:

• Causas externas, como la exposición a drogas, niveles anormales de glucosa o


sodio en sangre, o enfermedades infecciosas. En este caso es posible que los
ataques no se vuelvan a repetir.
• Causas internas, por ejemplo cuando la epilepsia está provocada por una
lesión cerebral. Puede ser hereditaria, y aquí se da con carácter recurrente.

Muchas veces, los ataques epiléptico vienen precedidos de aura, un conjunto de


sensaciones extrañas de tipo olfativo, auditivo y visual, con un deja vù, una

148
sensación de algo ya vivido que se repite. La pérdida de conciencia puede ser muy
breve (pequeño mal) o prolongada (gran mal). En este último caso, el paciente puede
morderse la lengua o los labios. Puede tener incontinencia urinaria y fecal. Aquí lo
fundamental es evitar que el paciente se lesione, sacándole de la zona de peligro.
Después de este tipo de ataques es normal sentirse desorientado y padecer cefaleas.
En ciertos casos, cuando había opresión cerebral de algún tipo, se han podido
resolver casos de epilepsia mediante cirugía. En otros, los pacientes toman
anticonvulsivos.
Hay factores de riesgo, como el alcohol o las drogas, que pueden incitar un
ataque. El embarazo, la falta de sueño, algunos medicamentos o la irregularidad en la
ingesta de los mismos pueden provocar también ataques.
Muchos chamanes entran en ataques epilépticos, inducidos por drogas o
determinados rituales energéticos. Con ello buscan estadios superiores de
conciencia. La conciencia a través de la inconsciencia convulsa.
La medicina convencional no ve relación entre la epilepsia y posibles traumas en
el pasado. Esto es algo en lo que no puedo estar de acuerdo, por los casos que he
tratado. A veces, el ataque epiléptico puede ayudarnos a descargar convulsivamente
una rabia o tristeza incontenible. Sandra, una mexicana que traté hace ya algunos
años, había perdido varios hijos, y no mucho después comenzaron los episodios
epilépticos. Mediante acupuntura e hipnosis conseguimos liberarla de la posible
causa, la tristeza incontrolable que no había superado ni pasados quince años de las
desgracias. Fue posible conectarla con la alegría que había sentido cuando sus hijos
vivían, y ella pudo anclarse a esa alegría, en vez de a la tristeza. En el fondo es
injusto que la muerte, un momento inevitable de la vida de cualquier persona, ocupe
en el tiempo el espacio máximo del recuerdo que de esa persona tenemos. Borges
decía que era desproporcionada la salvación o el castigo eternos para alguien que
solo ha vivido un espacio tan miserable en el tiempo como son ochenta o cien años.
Y esto ocurre un poco con el recuerdo: si nos anclamos (ver página 270) con todo lo
bueno que nos han dado las personas que tanto quisimos podremos sobrellevar
mucho mejor su ausencia. Estoy convencido de que el tratamiento de la epilepsia
sufrirá un giro radical en el futuro.

Estrategia del minuto:

Sobre todo hay que tratar en cuanto aparece el aura.

149
• Puntos: Aplica digitopuntura en el punto VC24 y en la yema del dedo corazón.

• Reprogramación Neurológica: ver capítulo 1.


• Herbolario: Han mostrado su efectividad el botón de oro, el cáñamo indio y
el kava kava. Consulta las dosis con tu fitoterapeuta o tu herbolario.

POLINEUROPATÍA DIABÉTICA
Se trata de un problema asociado a la diabetes, provocado por el alto nivel de
azúcar en sangre, que daña los nervios. No afecta a todos los diabéticos por igual,
aunque aproximadamente la mitad terminan desarrollando una polineuropatía.
Los síntomas pueden ser digestivos, con estreñimiento, diarrea o nauseas,
calambres y dolor en piernas y brazos, con sensación de hormigueo y
entumecimiento. El pie diabético puede ser la consecuencia. Otros síntomas pueden
ser: parálisis facial, párpados caídos, incontinencia, impotencia o mareos al
levantarse, palpitaciones, problemas de visión o dificultad para hablar.

• Puntos: Destacan los puntos BP3 y BP6, así como la estimulación de los
puntos finales del pie.

150
Reprogramación Neurológica del pie.

• Herbolario: La canela es un condimento fantástico para mejorar la función de


la insulina. Lo mejor es usarla en rama, como un té.
• Recomendaciones: Técnica de conexión de hemisferios cerebrales (ver
capítulo 3).

NEURALGIA INTERCOSTAL
Es un dolor en los espacios intercostales de la pared torácica, que afecta a los
nervios intercostales. Puede estar producido por un herpes.

• Puntos: Presiona los puntos VC17, IG4. Presiona también con fuerza en la
zona de debajo de la axila.

151
ICTUS (ACCIDENTE CEREBRO VASCULAR-ACV)
Imagínate que del corazón o de la aorta se suelta un pequeño trombo. Este trombo,
que en movimiento pasa a llamarse émbolo, puede tomar el camino del cerebro y
bloquear un vaso sanguíneo cerebral. La consecuencia es un ictus. Pueden pasar dos
cosas. La primera es que el vaso cerebral se bloquee, lo que deja sin oxígeno a un
área determinada del cerebro. Estaríamos hablando de un ictus isquémico. Cuando se
rompe un vaso hablaremos de un derrame cerebral. A consecuencia de este
taponamiento o ruptura, las células nerviosas del área afectada mueren pasados unos
pocos minutos.
Hay factores de riesgo que no se pueden controlar (edad avanzada, raza negra,
etc.), pero otros sí que están en nuestras manos:

• Hipertensión: es muy importante tenerla bajo control. En el capítulo


6(Hipertensión) abundamos más en las estrategias para regular la presión
arterial.
• Diabetes mellitus, problemas cardiacos, colesterol alto y sobrepeso: una
combinación explosiva.
• El exceso de frío o calor.
• Tabaco: sobre todo en combinación con los anticonceptivos orales.
• Drogas por vía intravenosa y alcohol.

SÍNTOMAS

152
Pueden aparecer lenta o repentinamente, en minutos o en horas. Dependiendo del
área del cerebro afectada pueden variar mucho los síntomas. Un ictus en el
hemisferio derecho puede producir una hemiplejia en el lado izquierdo, y a la
inversa, un ACV en el hemisferio izquierdo en el lado derecho.
Esto es lo que hay que tener en cuenta para detectar un ictus a tiempo: la persona
afectada se siente de pronto confusa, le cuesta hablar y entender. Le resulta difícil
andar e incluso se siente mareada. Siente un dolor de cabeza repentino. No puede ver
con uno o los dos ojos. Se le paraliza uno de los dos lados del cuerpo y tiene lagunas
de memoria.
Ante la sospecha de ictus conviene reaccionar de inmediato, llevando
rápidamente a la persona al hospital. Una vez padecido el ictus, hay que tratar las
consecuencias del mismo, como por ejemplo la hemiplejia. No debemos olvidar la
increíble plasticidad del cerebro. Un área puede asumir sin grandes dificultades
funciones de otra dañada.
Los chinos han desarrollado una técnica contra el ictus, consistente en punzar con
una aguja las yemas de los dedos. Hay que aplicarla en el momento en que tengamos
claras sospechas de ACV.

Estrategia del minuto si piensas que estás sufriendo un ictus:

• Puntos: Presiona los puntos IG4, VC24. Presiona con fuerza las yemas de los
dedos especialmente la del dedo corazón. Masajea la zona de la oreja que
aparece en la imagen, donde está reflejado el cerebro.

153
154
Zona del cerebro.

HEMIPLEJIA
Es la parálisis de un lado del cuerpo, provocada por un bloqueo arterial que deja
una parte del cerebro sin irrigación. El bloqueo puede ser repentino (ictus) o gradual
(tumor), en cuyo caso los síntomas irán llegando paulatinamente. Dependiendo de la
zona del cerebro afectada, ello tendrá consecuencias en el movimiento y la
sensibilidad del rostro, el brazo, la pierna, o incluso de ambas extremidades de una
mitad del cuerpo. Dado que el hemisferio derecho se encarga de la coordinación del
lado izquierdo, y el hemisferio izquierdo del lado derecho, en caso de ictus se verá
afectado siempre el lado contrario. A veces, el paciente también sufre una merma en
el razonamiento, la visión y el habla.
Una vez tuve un paciente, Isidro, con grandes dificultades para hablar debido a un
ictus. Sufría una hemiplejia que lo tenía amargado. Era un ejecutivo joven, que no
podía entender y menos aceptar lo que le pasaba. Sentía una rabia sin límites. Le
costaba mucho hacerse entender, ya que las palabras salían torpes de su boca. Como

155
sabía que hablaba inglés, se me ocurrió sorprenderle hablándole en este idioma.
Empecé a preguntarle cómo se decían en inglés palabras raras, de modo que él se
olvidó de si podía articularlas o no. El caso es que, curiosamente, se expresaba con
mejor dicción en inglés que en castellano, que era su lengua materna. Usé la técnica
de conexión de los hemisferios, y la mejoría fue aún mayor. Este caso me demostró
la inusitada plasticidad del cerebro, un cuadro de mandos cuyas teclas pueden
asumir con relativa facilidad las funciones de otras teclas. También me demostró que
ante la sorpresa se produce un reseteo del sistema nervioso. Isidro estaba
convencido de que no podía hablar, y no podía hablar bien. Si estamos convencidos
de que sucumbiremos a la eyaculación precoz, sucumbiremos. Esto también es válido
para dolores crónicos. Como pensamos que el dolor nos acompañará siempre, hay
que cortar ese estrecho vínculo para dejar expedito el camino a nuevas creencias, y
con ello a nuevas conexiones neuronales.

Estrategia del minuto:

• Puntos: El punto IG4 es muy eficaz. Presiona también todas las yemas de los
dedos de la mano, en especial la del dedo corazón, así como la zona del
cerebro en la oreja.
Practica la técnica de Reprogramación Neurológica del capítulo 1 (ver
técnicas a emplear).

156
Presiona las yemas de los dedos.

Masajear la zona del cerebro.

157
Técnica de conexión de los hemisferios que se explica en la página 98.

PARKINSON
Estado degenerativo del cerebro, que afecta a un porcentaje importante de la
población. De cada doscientas personas mayores de sesenta años, una padece
Parkinson. Es más frecuente en hombres que en mujeres. Seguramente te resultará
familiar la imagen de una persona mayor con caminar lento, temblor incesante en las
manos y hablar plomizo. La enfermedad está ocasionada por la pérdida de las
células cerebrales encargadas de producir dopamina, un neurotransmisor muy
importante en los circuitos cerebrales implicados en el control del movimiento.
Tanto la estrategia de Reprogramación Neurológica en el capítulo 1 como el
ejercicio de conexión de ambos hemisferios cerebrales ayudan a mantener el cerebro
a punto. El ejercicio de conexión es importante que lo hagas con alguien, pues el
factor sorpresa es aquí muy importante. Es especialmente útil si lo haces con tu
pareja, ya que crea una complicidad divertida. Es inevitable reírse al ver los
descoordinados que podemos llegar a ser cuando se nos exige una reacción abrupta e
inesperada.

Estrategia del minuto:

• Puntos: El punto VG20 está especialmente indicado, así como la presión de la


yema del dedo corazón y el masaje de la zona de la oreja que mostramos en la
imagen.

158
Recomendaciones: Es muy recomendable la técnica de Reprogramación
Neurológica explicada en el capítulo 1, así como la estrategia de conexión de ambos
hemisferios cerebrales en el capítulo 3.

Técnica de Reprogramación Neurológica.

• Flores de Bach: Te recomiendo Sclerantus. Pon dos gotas en un vaso de agua


o debajo de la lengua, cuatro veces al día.

159
ALZHEIMER
Se trata de una demencia progresiva que tiene la falta de memoria como uno de
sus síntomas más tempranos y marcados. El paciente suele empeorar de manera
progresiva. La primera fase, en que es consciente de la merma de memoria es la más
difícil de sobrellevar, ya que viene acompañada de una emocionalidad a flor de piel.
Va del estadio 0, en que el paciente es completamente independiente, al estadio 3,
en que el paciente deja de reconocer a la propia familia, e incluso a sí mismo en el
espejo.
Para el Alzheimer recomiendo de modo preventivo las técnicas de
Reprogramación Neurológica y el ejercicio de conexión de hemisferios cerebrales
vistos en las dos páginas anteriores.

160
8
Sistema hormonal

TIROIDES

D EBAJO de la manzana de Adán tenemos una glándula neuroendocrina llamada


tiroides. Esta glándula se encarga de regular el metabolismo corporal, produce
proteínas y regula la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas. También produce
calcitonina, que es la hormona encargada de mantener el calcio en los huesos. Por
eso un problema tiroideo puede provocar osteoporosis.

Son incontables los casos de hiper e hipotiroidismo que he tratado a lo largo de


los años. Sobre todo en mujeres. Te preguntarás, paciente lector, por qué mujeres.
Quizás la causa haya que buscarla en que las mujeres viven más con un nudo en la
garganta. Tienen más paciencia —puede que biológicamente esto fuera en su día
positivo para superar las dificultades que entrañaba la crianza de los hijos, principal
sentido de cualquier especie.
Más allá de especulaciones, sí diré que en la mayoría de los casos pasan del hipo
al hipertiroidismo como si estuvieran sujetas a un péndulo. Pasan del frío propio del
hipotiroidismo, a sentir calor en pleno invierno, condenados por un baile de
emociones encontradas e incontrolables. Y cuántas veces no habré visto cómo la
mujer que aprendía a expresar sus emociones y necesidades recuperaba, como por
arte de magia, las sendas de la salud tiroidea.
En algunos casos he visto desaparecer el bocio típico de estas personas con
inusitada rapidez. Muerta la rabia, desapareció el perro.

Hoy precisamente he tratado a una candidata «de libro» a transitar por los
caminos del hipo-hiper-tiroidismo. Afortunadamente, creo, hemos pillado el
problema a tiempo. Se llama Kristina, es eslava, y está felizmente casada con un
peruano. Su marido quiere mucho a su padre (de él), pero a ella no le resulta fácil el

161
tipo de relación familiar típica de los latinos (aquí incluyo a mediterráneos e
iberoamericanos). El padre de él quiere visitar al matrimonio con mucha frecuencia,
y ella no se atreve a decirle claramente a su marido que para ella es inaceptable,
pues considera que ocupa un excesivo espacio marital. No estoy hablando de
consideraciones morales. No considero mejor ni peor un tipo de relación familiar u
otra. Lo único que me interesa es la manera en que las emociones, en este caso las
negativas, inciden en la salud. A nivel sintomático tenía todas las cartas del
hipotiroidismo: cansancio crónico, engordaba a pesar de comer muy poco, el pelo
como pastoso, sentía frío permanente, etc. Engordar era su coraza y se quedaba
helada. El lenguaje es muy sabio a la hora de catalogar los síntomas y sus causas.
En cuanto Kristina vio cómo la situación le hacía un nudo en la garganta empezó a
actuar. No le di mucha alternativa. El precio de aceptar sin más cosas inaceptables
era alto: o se ponía enferma (en este caso problemas de tiroides) o se separaba de su
marido (física o moralmente, o las dos cosas). Le pedí que se imaginara que el
problema era de una conocida suya, y que le diera consejo. En seguida tomó
distancia del asunto y pudo ver con claridad y mejor. Meses después, corrigiendo yo
estas líneas, me comenta que se encuentra bien.

Una mención aparte merecen los problemas de tiroides causados por la


medicación antidepresiva. El litio es el gran verdugo de la glándula tiroides. De ahí
que muchos depresivos sean tratados de tiroides, que llegado un punto deja de
funcionar y los deja en estado depresivo. Un sofisticado círculo vicioso, del que
resulta harto complicado salir.

Estrategia del minuto:

• Punto: El principal punto para tratar los problemas tiroideos es el VC22.


También es conveniente frotar la incisura intertrágica de la oreja, que aparece
en la imagen adjunta.

162
• Ejercicios: hacer el pino un minuto al día (si te resulta demasiado
complicado, puedes apoyarte en la pared). Tanto la hipófisis como la glándula
tiroides recibirán un mayor riego sanguíneo lo que redundará en una mejora de
las funciones hormonales.

163
Zona de tiroides.

MENSTRUACIÓN
Este es otro ejemplo de lo complejo que resulta para el ser humano tener un
cuerpo hecho para otros tiempos.
La mujer y el hombre prehistóricos difícilmente superaban los cuarenta años de
vida. La mujer de las cavernas —e incluso en épocas muy posteriores— empezaba a
tener hijos antes de los quince años. Lo normal es que menstruara cuando las
circunstancias ambientales eran propicias: buen clima, abundancia de alimento, etc.
Algo por otro lado habitual en cualquier especie. Y cuando no era así el ciclo
menstrual se detenía —lo cual en el presente también le ocurre a muchas mujeres que
viven en situaciones estresantes: muchas actrices, por ejemplo, no tienen la regla
hasta pasado el estreno ese en el que tanto se juegan. Lo mismo le ocurre al creciente
número de altas ejecutivas, sometidas a enorme presión por sus empresas. Y a veces
la regla tarda mucho en llegar. Según estudios recientes, la mujer de las cavernas

164
tenía la regla una tercera parte de las veces que la mujer moderna. En las sociedades
coetáneas llamadas primitivas se produce mucho menos cáncer de mama que en las
modernas, y ello puede que tenga que ver con la excesiva producción de estrógenos
en las mujeres occidentales.
Hoy en día, la relación entre menstruación y gestación ha sido relativizada por las
píldoras y los imperativos sociales. En Europa, la media de edad de las mujeres
gestantes es de veinticinco años (frente a los quince de la Prehistoria). En promedio,
la menopausia aparece entre los cincuenta y los cincuenta y cinco años. Solo el 6%
la tiene después de esa edad y aproximadamente el 10% antes de los cincuenta.
Probablemente nunca la regla produjo tantos dolores y quebraderos de cabeza
como hoy en día. Lo mismo ocurre con los problemas propios de la menopausia.
Antes, en los tiempos prehistóricos, la mujer que llegaba a la menopausia no vivía
muchos años, mientras que hoy en día muchas mujeres sufren mucho tiempo las
consecuencias de tan importante alteración hormonal.

Estrategia del minuto para el síndrome premenstrual:

Apriétate el punto BP6 al menos un minuto al día una semana antes de la regla.
Notarás un gran alivio, también en las migrañas asociadas con la menstruación.

• Autosugestión: Elimina con imágenes positivas la creencia limitante de que la


regla tiene forzosamente que ser dolorosa.
• Puntos: El punto maestro de los problemas menstruales es el BP6, que
aparece en las imagenes. • Herbolario: Es muy recomendable el uso de la
onagra, la milenrama, y la melisa. Consulta a tu fitoterapeuta o herbolario.

165
MENOPAUSIA
A partir de los cuarenta años la mujer inicia una serie de cambios, tanto físicos
como psicológicos. Un cierto descontrol hormonal lleva a muchas mujeres a la
depresión.
El ejercicio físico te ayudará a llevar mucho mejor el climaterio. El calor
constante y los altibajos se harán más llevaderos, también evitarán la osteoporosis.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Como ocurre con los problemas menstruales, también mejoraremos


los síntomas de la menopausia con el punto BP6.
• Herbolario: Se recomienda el uso de las siguientes plantas: espliego, angélica
y salvia. Consulta en tu herbolario.
• Limpieza recomendada: Es muy útil la hepática, que puedes ver en el
capítulo 1 de la segunda parte.

166
9
Riñones y vías urinarias

RIÑONES

S ON los filtros que limpian la sangre incesantemente. Para mantener limpios estos
filtros es conveniente:

• Aplicar una ducha bastante caliente (que no te queme) un minuto al día en la


zona baja de la espalda.
• Puntos: Masajear los puntos R1, R10, y la parte interna del tobillo.

El punto R10 señalado por el pulgar.

167
El aumento de ácido úrico en sangre también puede ocasionar un tipo de cálculos
renales cuando el ácido úrico cristaliza en el riñón (nefropatía gotosa).
¿Por qué al riñón le conviene que bebamos tanta agua?
Los riñones tienen la función de filtrar la sangre, eliminando por la orina todo
aquello que no necesita el organismo. Diariamente, los riñones procesan unos 200
litros de sangre para producir hasta 2 litros de orina. Imagínate los riñones como
unas rejillas por las que pasa un líquido. Cuanto más denso sea este, más restos
quedarán en las rejillas.

• CALCULOS RENALES: Para liberar los riñones de los cálculos ha


mostrado su efectividad el té de perejil:
• Remedio casero: Toma té de perejil. Coge un manojo de perejil y ponlo a
hervir, sin tallos, durante 10 minutos, en un litro de agua. Déjalo enfriar, ponlo
en la nevera, y te tomas un vasito al día. Cuando se termine, lo preparas de
nuevo. Hazlo durante 21 días seguidos.
También es muy aconsejable tomar diariamente el zumo de medio limón. El
limón baja el pH de la orina, cuya acidificación facilita la disolución de los
cálculos.

CISTITIS
Es la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, con infección o sin ella.
A nivel psicológico (no me refiero ahora a casos puntuales, sino a la cistitis
crónica) se da especialmente en personas con incontinencia emocional. Muchas
veces son incapaces de mostrar sus sentimientos cuando realmente les haría falta dar
un golpe encima de la mesa, y luego, valga la expresión, lo hacen «fuera de tiesto»,
de manera abrupta e incontrolada. Es, en el fondo, una incontinencia contenida, o una
continencia incontinente.

• Puntos: Aplicaremos digitopuntura sobre los puntos R3 y BP6. También el


punto R10, situado en la cara posterior de la rodilla.

168
Punto R3.

• Recomendaciones: Beber más agua (a ser posible caliente), tomar el té de


perejil del que hablamos cuando tratamos los cálculos renales.
• Herbolario: Es muy recomendable tomar tisanas de tomillo.

EDEMAS (HIDROPESIA)

EDEMAS EN PIERNAS
Plan Hidrológico Corporal

169
Mucha gente cree que el sobrepeso se debe casi siempre al exceso de grasa. Pues
con frecuencia el mayor problema es el causado por el agua que se acumula en el
espacio intercelular, en el intersticio.
Hay que ver cuál es la causa de estos edemas. Puede deberse a un funcionamiento
anómalo del corazón, los riñones, el hígado, o a una alimentación pobre en proteínas.
Seguro que has visto alguna vez a un niño africano famélico, pero con una tripa muy
gorda. En ese caso se le acumula el agua en la tripa, ya que las proteínas atraen por
ósmosis el agua del espacio intersticial y estos niños desgraciadamente no prueban
casi proteínas.
Casi todas las dietas yoyo, esas que sirven para bajar unos cuantos kilos que
luego enseguida se recuperan (a veces con píngües intereses), basan su éxito a corto
plazo en una reducción de los líquidos corporales. Teóricamente estamos
compuestos en un 70% de agua, y si conseguimos regular adecuadamente la
proporción de agua que conviene en cada momento y en cada lugar del organismo,
habremos conseguido la mejor forma de controlar nuestro peso. La mayoría de las
barrigas son mucha agua, mucho aire, y no tanta grasa. Además, la grasa necesita del
agua para conjugarse.
A veces se dan situaciones paradójicas con el agua. Es posible que en el espacio
intercelular haya retención de líquidos, y que ésta no pase a los vasos sanguíneos,
con lo que la presión sanguínea no es suficiente para incitar a los riñones a que
eliminen la orina. De ahí la importancia de tener en forma esos maravillosos filtros
que son los riñones. El perejil es especialmente bueno para mejorar el rendimiento
de los riñones y eliminar las piedras renales.

• Remedio casero: toma té de perejil. Coge un manojo de perejil y ponlo a


hervir, sin tallos, durante 10 minutos, en un litro de agua. Déjalo enfriar, ponlo
en la nevera, y te tomas un vasito al día. Cuando se termine, lo preparas de
nuevo. Hazlo durante 21 días seguidos.
• Punto: El punto R10 es como un grifo para incitar al riñón a que ponga en
marcha el desagüe de la orina. Podemos estimulando haciendo un masaje en la
cara interna de la rodilla en la zona del maleolo.

A nivel mental, muchas veces la acumulación de agua es como una coraza


protectora. Lo ideal es tener corazas de quita y pon. No vamos a ser porosos a todo
el mundo o a todas las situaciones por igual. Aunque si siempre llevamos puesta la

170
coraza, aun cuando estamos solos, la vida se tornará un tanto incómoda, como
ocurría con El caballero de la armadura oxidada.

Hazte un masaje durante un minuto al día, empezando por los maleolos internos
del tobillo, y terminando en la cara de ambas rodillas.Presiona los puntos de los pies
de la técnica de Reprogramación Neurológica del capítulo 1.

Punto R10 señalado con el pulgar.

171
Punto BP6.

Seguramente te entrarán ganas de ir al baño. Visualiza cómo va saliendo toda el


agua sobrante.

• Herbolario común para los edemas: La famosa agua de borraja es muy


beneficiosa y, además, sabe muy rica. También son muy útiles el castaño de
Indias, la ortiga y la alcachofa.

EDEMAS EN BRAZOS
Cuando se acumula líquido en los brazos, podemos liberarlos con los puntos
finales e iniciales de los meridianos de las manos, ubicados en el borde de las uñas.
En el capítulo 1 describo la técnica de Reprogramación Neurológica, que también
ayuda a sacar agua de brazos y piernas. A ello hay que añadir la presión con los
dedos, o con un objeto punzante, en los espacios entre los dedos. Todo ello
movilizará la energía hacia afuera, y ayudará a que se movilice también el agua
sobrante.

172
EDEMAS EN LOS OJOS (OJERAS)
Cuando se trata de simples ojeras, puede ser una simple cuestión hereditaria. La
piel de debajo de los ojos es muy fina y a veces se transparentan los pequeños vasos
venosos.
El problema es más complejo si son bolsas moradas. En este caso podría tratarse
de problemas de riñón. Si sientes ardor al orinar o dolor en la parte baja de la
espalda conviene que vayas al urólogo para que diagnostique tu problema.
Te conviene beber más de dos litros de agua al día, para poner en marcha al riñón
(si no padeces una insuficiencia renal, claro está).

173
10
Sexualidad

¿Tienes un minuto, cariño?

La inapetencia sexual provoca cuernos


WOODY ALLEN

L A sexualidad es uno de los aspectos más importantes de la vida. Es fundamental


llegar aquí a un alto nivel de competencia inconsciente. Esto lo explico con más
detalle al final del libro. Las técnicas de control de la eyaculación o para generar
orgasmos más satisfactorios no deben ser sino la antesala de una práctica sexual
donde la mente prácticamente no cuenta. Los movimientos mecánicos deberían dar
paso a las caricias del alma, auténticas desencadenantes del placer máximo. En el
pasado, las relaciones matrimoniales se basaban en la dependencia. La mujer
dependía del hombre, tanto a nivel económico como emocional. El hombre de la
mujer, a nivel emocional y por su función de criar a la descendencia. Lo normal en
todo el mundo era casarse por interés. Yo me caso contigo porque tienes prados, y tú
conmigo porque he heredado muchas ovejas de mi padre. Ambos cónyuges hacían su
aporte a la existencia de la familia y lo normal es que estuvieran juntos hasta la
muerte (que solía ser la muerte de él). Las relaciones del 50% han sido un avance, ya
que han permitido al hombre ser más femenino, mostrando más sus sentimientos y
desacorazándose, mientras que la mujer ha salido de casa, demostrando a todo el
mundo su valía y capacidad. El problema es que estas relaciones pariguales
producen una exquisita insatisfacción. Eso de que tú cocinas los lunes, miércoles y
viernes, y yo lavo los platos los martes, jueves y sábados, es muy loable como meta,
pero en muchos casos termina con la sexualidad. Las relaciones no deberían basarse
en la igualdad, sino en la justicia. Se ha creado un tipo de relación neutra, como agua
tibia, y solo pueden estar contentos con ellas personas que de natural sean neutrales.
Lamentablemente, una minoría.

Ha sido un paso en la dirección correcta, pero ahora faltaría seguir en el proceso

174
de evolución, para conseguir un grado de plenitud sexual del que todavía estamos
muy alejados. De momento no profundizaremos demasiado en las artes amatorias, no
hay espacio para ello en un libro de salud general, pero sí destacaremos ciertos
aspectos que pueden ayudarnos a mejorar en poco tiempo la calidad de nuestra vida
sexual.

La mujer es, en contraposición al hombre, como una marmita o caldero grande que
requiere mucho tiempo para calentarse. Hay mujeres más clitorianas, que creen que
solo llegarán al orgasmo si hay estimulación del clítoris, y otras que están
convencidas de que son vaginales, y que solo pueden llegar al climax mediante la
penetración. Es posible que haya casos extremos, aunque muchas veces es más una
creencia limitante que otra cosa: «Creo que esto es así y busco, como sea, la manera
de confirmar mis sospechas.» Y en sexualidad, no hay nada más excitante que la
sorpresa (sorpresas agradables, se entiende). Pero clitoriana o vaginal, la mujer
suele requerir más tiempo que el hombre para entrar en situación sexual. Parece
mentira que dos seres tan diferentes se atraigan. Simplificando diremos que:

• La mujer necesita mucho prolegómeno antes de la penetración, pero luego el


agua caliente del caldero requiere un mínimo estímulo para subir la
temperatura del deseo. Por eso la mujer caldeada tiene acceso franco a los
orgasmos múltiples.
• El hombre no entrenado suele ser como un rayo que descarga en instantes una
pasión fulminante. Es como una bala de paja que arde con furor, pero que
pronto se apaga. Cuando pasa la edad tierna se queda fulminado después del
orgasmo.

Al final, esta falta de sincronía queda explicada en esta conversación de bar:

—«¿A usted le gusta hacer el amor?».


—«No, yo prefiero comprarlo hecho».

Las relaciones homosexuales tienen la gran ventaja de que no hay que superar
barreras infranqueables. El caldero vierte su calor a otro caldero, el rayo fulmina a
otro rayo, y en ambos casos todo queda en casa. Cada uno o una de los miembros de
la relación homosexual tiende a asumir un papel en el universo del yin y el yang,
aunque sufren menos la incomprensión radical que destruye tantas relaciones
heterosexuales. Los hombres homosexuales son probablemente más promiscuos que

175
las mujeres lesbianas. Aunque cada cual asuma su papel más masculino o femenino,
es innegable que los hombres tienden más a la caza que las mujeres, y las mujeres se
preocupan más por la estabilidad.
Los problemas sexuales, en general, surgen de estas particularidades tan opuestas.
Si el hombre quiere acceder al fruto del deseo le conviene trabajar más los
preludios, como el cocinero que sabe que las judías en remojo durante la noche
saben luego mejor que las arrojadas de inmediato al fuego de la cocción. Y la mujer
puede también dar de su parte, aceptando en la medida de lo posible la
perentoriedad del arrebato masculino.
Aunque es importante no asumir compromisos inaceptables. La mayoría de estos
compromisos surgen del miedo a la pérdida, antesala del miedo de los miedos, que
no es otro que el miedo a la muerte. La mujer que hace el amor por no perder al
hombre, termina muchas veces siendo frígida. El hombre que hace lo propio por no
perder a la mujer, sucumbe a la tentación del viagra. Cuántas parejas no habrá donde
ella usa lubrificantes (que con otros hombres o en otras situaciones no necesitarían)
y él mantiene una erección incuestionable gracias al viagra, pero con el precio de no
sentir nada. Es, pues, una erección anestésica.
Empecemos con los problemas propios de la mujer. Ladies first.

FRIGIDEZ

—Cariño, tengo la regla y estoy sensible, tengo ganas de llorar.


—Bueno, ya se te pasará. Yo me voy a dar un paseo.

Síntesis de una conversación recurrente, que en muchos casos refleja la


impotencia en el hombre y a la frigidez en la mujer.

Frigidez viene de frío, de frialdad. La mujer se vuelve fría (no tiene apetito
sexual) y rígida (ni falta que le hace).

Es un término que tiene una connotación altamente peyorativa en el lenguaje


coloquial: «No seas frígida, mujer».
El hombre quiere eyacular, para sentirse liberado de sus tensiones, y la mujer se
convierte en el recipiente insensibilizado y deseoso de que la función acabe lo antes
posible. La mujer desea entonces que el hombre eyacule lo antes posible, para que al
menos por un tiempo muera ese deseo tan poco compartido. Los franceses llaman al

176
orgasmo petite mort, pequeña muerte, y me da que en el fondo se refieren más a lo
que le ocurre al hombre que a la mujer. Después del orgasmo, la mujer que padece
momentos de frigidez (no me gusta eso de adjetivar a las personas con patologías) se
siente liberada de la espada de Damocles que la amenaza.
Esto lo demuestran varios estudios recientes sobre sexualidad. Se trata de una
situación altamente frustrante, que termina por matar la libido. He tenido bastantes
pacientes que reaccionaban al desapego sexual con sequedad vaginal. Las glándulas
de Bartolino, responsables de lubrificar los genitales femeninos durante el acto,
hacen huelga. Como el subconsciente, esta glándula es mucho más sincera que su
propietaria, y reacciona con inusitada franqueza: «No me das lo que quiero, pues
toma sequía». Por eso mujeres aparentemente frígidas dejan de serlo cuando se
sienten comprendidas. En sexología es muy útil servirse de la intención paradójica.
Una mujer que se siente presionada a consumar el acto sexual va a reaccionar con un
no. A veces será un no consciente («¡No me da la gana!»), y otras inconsciente
(«Bueno, vale, si te empeñas»). Aunque al final va creciendo una montaña de
frustraciones, tanto para el hombre como para la mujer. En ocasiones la solución es
separarse, pero luego llega la siguiente pareja, y la siguiente, y la siguiente… Y el
mismo esquema se repite hasta la extenuación. Merece la pena cambiar de esquema y
de estrategia.
Aunque la frigidez también puede venir provocada por otros muchos motivos:
estrés, depresión, acoso laboral, etc. Todo ello puede producir cambios hormonales,
con una disminución del nivel de andrógenos. Ciertos medicamentos, así como las
drogas, también pueden provocar una disminución del nivel de andrógenos. Una
disfunción tiroidea también puede afectar notablemente el apetito sexual. No
olvidemos que el orgasmo en particular, y el placer sexual en general se dan en el
cerebro, lo mismo que ocurre con el dolor y la angustia. Por eso conviene alinear el
cuerpo con la mente (ver segunda parte del libro).

Estrategia del minuto:

• Punto: Haz presión sobre el punto BP6.

Masajea los pezones durante al menos un minuto. Puedes usar un aceite


tonificante, como el de romero.
Masajea las orejas de tu pareja, en especial la zona erógena.

177
Masaje del tiroides. Masaje de la región situada en entre la ingle y los órganos
genitales.

178
• Herbolario: la canela es un excelente estimulante sexual, lo mismo que el
ginko.
• Remedio casero: toma mucha agua caliente.

PROBLEMAS MASCULINOS

IMPOTENCIA
Es la incapacidad del hombre de alcanzar la erección (y mantenerla). En la
mayoría de los casos se trata de un problema psicológico, no funcional. Lo primero
que se debe descartar es que no haya un trastorno orgánico que la provoque, como
por ejemplo una prostatitis, un mal que afecta sobre todo a las personas que
permanecen casi todo el día sentadas en la misma posición, como los camioneros.

La compenetración con la pareja y su comprensión es fundamental para superar el


problema. Y el humor, básico. Los ejercicios que siguen sirven para estimular la
potencia masculina en general, y por supuesto también para superar la impotencia.

Es conocida la anécdota (que yo también he vivido como terapeuta) de una pareja


que viene a consulta por problemas de erección de él. Les dices a los dos que por
favor se hagan caricias y cosas así durante varias semanas, pero que eviten
rigurosamente la penetración. Luego llegan varias semanas después, con mala
conciencia, diciendo que no lo han cumplido. Es la intención paradójica. Cuando
quedas con una persona sin esperar nada, es más fácil por definición que surja la
sorpresa, madre del apetito sexual.

Un minuto para dinamizar tu vida sexual

Ejercicios del minuto (no los tienes que hacer todos cada día):

• Sujeta el escroto con una mano y presiona ambos testículos a modo de


bombeo. Puedes hacerlo durante 20 ó 30 segundos. No aprietes demasiado,
pues sino dejarás de recomendar este libro.• Presiona el perineo (punto VC1).

179
• Masaje del ombligo (sentido de las agujas del reloj).
• Masajea la zona entre el sacro y la rabadilla.
• Presiona el punto situado en el borde central del pubis.
• Haz un masaje alrededor del ano (la ducha es un buen momento para ello).
• Masaje en las últimas vértebras lumbares, tanto a ambos lados, como en los
espacios intervertebrales.
• Masaje en la zona superior de la oreja (ver imagen).

180
• Masaje en la región de la médula oblonga (ver imagen). La médula oblonga
controla los procesos de respiración, el ritmo cardíaco y la presión sanguínea,
e incide por tanto en la función sexual.

181
Masaje de la zona de la médula oblonga.

• Masajea la región del sacro.

Tu pareja puede ayudarte con un masaje en las zonas mencionadas. Podéis usar un
buen aceite estimulante, por ejemplo de romero.

EYACULACIÓN PRECOZ
Hombre, eyaculador precoz, busca mujer para…
¡Bah! ¡Ya es igual!

Es una situación horrible para hombres y mujeres. La atracción entre ambos es


máxima, las caricias y besos ardorosos han ofrecido un prolegómeno maravilloso
del acto. Llega el momento de la penetración. Poco a poco se inicia el proceso de
calentamiento del caldero femenino. Necesita tiempo, mucho tiempo, cuando… No,
no puede ser, se terminó lo que se daba. El hombre eyacula rápidamente, no pudo
retener ni un minuto más el fruto de la pasión. La mujer lo abraza: «No pasa nada,
cariño… la próxima vez...». Es la hora de la frustración.
Es mejor que la mujer no se lo tome demasiado a pecho, a no ser que no piense ni
por asomo volver a ver a su compañero. Cuanta más importancia le dé, más difícil le
resultará salir del círculo vicioso de la eyaculación.
El control de la eyaculación precoz no requiere grandes esfuerzos, sino una cierta
regularidad. Con al menos un minuto al día de ejercicios es viable superar el

182
problema en un breve espacio de tiempo.

Estrategia del minuto

• Ejercicios respiratorios (ver el capítulo 1 de la segunda parte).

Incluir estos ejercicios en las artes amatorias. Cada vez que orines practica la
retención y liberación de la orina desde el perineo.

En la situación crítica:

• Puntos: Presiona el punto VC1.

• Sujeta la base del pene con fuerza, antes de llegar al punto de no retorno.
Descansa unos instantes antes de proseguir. Puede que a la mujer no le haga
mucha gracia, pero aún le hará menos gracia ver cómo el hombre eyacula,
dando por terminada la fiesta. Lo interesante es que el hombre tenga
entrenamiento para decidir cuándo eyacula y cuándo no.
• Empuja la lengua contra el paladar. De este modo conectamos los dos
meridianos centrales del cuerpo y resulta más fácil controlar la eyaculación.
• Respira pausada y profundamente y mantén la respiración.

183
11
Embarazo y parto

V AMOS a enumerar una serie de complicaciones típicas del embarazo y el parto,


sin entrar en mayores profusiones.

MASTITIS
La mastitis es la inflamación de la glándula mamaria. Cuando esto ocurre, la
madre lactante lo pasa realmente mal, ya que el bebé se las ve y se las desea para
obtener leche del pecho. Es muy dolorosa.

Estrategia del minuto:

• Punto: Busca en el centro del omóplato el punto central, bastante doloroso,


por cierto, y presiona unos segundos. Repite la operación varias veces.

• Consejo casero: Pon queso quark en la zona de los pezones y déjalo reposar
durante al menos 20 minutos, tapado con un paño.

ESTIMULACIÓN DE LAS CONTRACCIONES DEL PARTO


Si quieres estimular las contracciones aplica digitopuntura sobre el punto IG4.

184
COMPRESIÓN DE LA VENA CAVA
El feto presiona la vena cava, de modo que la madre no puede bombear suficiente
cantidad de sangre. Colócate sobre el lado izquierdo, y de tratarse de este problema
la mejoría será inmediata.

Posición de la embarazada para evitar la compresión de la vena cava.

HIPEREMESIS GRAVÍDICA
Náuseas y vómitos durante el embarazo. Pueden deshidratar a la embarazada.

Estrategia del minuto:

185
• Punto: Si sientes naúseas presiona el punto PE6.

• Herbolario: El jengibre es un gran remedio para combatir las náuseas durante


el embarazo.
• Flores de Bach: Cuando la embarazada tiene problemas es especialmente
bueno tomar Nogal, 4 gotas tres veces al día.

186
12
Piel

Ponte un minuto en tu piel

L A piel es, con sus dos metros cuadrados de superficie media, el órgano más
extenso del cuerpo humano. Nos separa del entorno, y cuando no somos capaces de
marcar los límites puede quejarse de mil maneras. La mayoría de los problemas
cutáneos son reacciones a otras dolencias más profundas.

Un intestino grueso sano es vital para la buena salud de la piel. De ahí la


recomendación que haremos de la limpieza yóguica de intestino. La hidroterapia de
colon también es muy recomendable.

PSORIASIS
Es una enfermedad inflamatoria de la piel, aunque también puede afectar a las
uñas. Es un problema crónico, no contagioso, que produce lesiones escamosas. Al
contrario que la neurodermitis, es una enfermedad más tardía, pues suele comenzar
entre los quince y los cuarenta años. Es como los Ojos del Guadiana, puede
desaparecer por un periodo largo de tiempo y venir después. Parece ser hereditaria,
y surge cuando el sistema inmune confunde células sanas con sustancias nocivas para
el organismo. Tanto las afecciones virales o bacterianas, como ciertos
medicamentos, lesiones en la piel, falta o exceso de luz, o pasar por una etapa de
estrés son el caldo de cultivo ideal para la enfermedad. En una tercera parte de los
casos se complica con la artritis (artirtis psoriásica).
Las escamas suelen ser plateadas, la piel se reseca.

NEURODERMITIS
Es una enfermedad crónica de la piel, que afecta a más del 3% de la población. El

187
sistema inmune crea más cantidad de anticuerpos de los necesarios. La enfermedad
suele mejorar durante el verano. En el 60% de los casos se hace patente durante el
primer año de vida. A los cinco años ya se ha manifestado en el 90% de los casos.
La enfermedad tiende a relajarse hasta la pubertad, para volver muchas veces con
fuerza en la edad adulta. A los niños les afecta por lo general el tórax, la cara, la
parte interna de los codos y el hueco poplíteo de las rodillas. A los adultos les suele
afectar también el dorso de la mano. Las personas afectadas sienten una imperiosa
necesidad de rascarse, lo que aumenta aún más el problema. El tratamiento
convencional se basa en el uso de corticoides, lo cual puede tener desagradables
efectos secundarios. Por eso es importante atacar el mal de raíz, también en su
vertiente psicológica. Muchas veces, las embarazadas dejan de tener problemas de
piel. El componente hormonal podría jugar un papel vital en ello, lo mismo que
podría explicar la menor incidencia de la enfermedad durante la adolescencia.

Estrategia del minuto para psoriasis y neurodermitis:

• Puntos: Aplica presión sobre los puntos IG1, IG4, IG10-11. Frota las zonas de
la oreja que aparecen en la imagen.

188
IG11.

189
Zona de la alergia.

• Flores de Bach: Healiantemo. Pon dos gotas bajo la lengua, o en un poco de


agua. Tómala cuatro veces al día.
• Limpieza: Para los problemas de piel son muy recomendables tanto la
limpieza hepática como la intestinal (ver capítulo 1 de la segunda parte).

Recomendación: Son buenos los baños con sal marina (pon de 2 a 3 kilos en la
bañera), los baños de harina de avena, la fototerapia, las aplicaciones de arcilla y
las aplicaciones de miel sobre las zonas afectadas.

CICATRICES
Es muy importante liberar las adherencias de las cicatrices, ya que pueden
interrumpir el flujo energético. Una cicatriz puede impedir la correcta movilidad de
una articulación. Especial importancia tiene la cicatriz de la cesárea, ya que en

190
ciertas ocasiones tiene consecuencias en el apetito sexual de la mujer.
De ahí la importancia de pellizcar progresivamente la zona de la cicatriz, para ir
soltando poco a poco las adherencias. Para ello es importante que la cicatriz no sea
demasiado reciente.

• Consejo: Pon miel por la noche sobre la cicatriz, tu piel lo agradecerá, lo


mismo que hacer un masaje en la zona con arcilla y/o sal.

QUELOIDES
Se trata de cicatrices hipertróficas, provocadas por la formación excesiva de
colágeno. Suelen aparecer tras intervenciones quirúrgicas, quemaduras, raspaduras o
acné.

CONSEJOS GENERALES
Pon una mezcla de jengibre fresco rallado con semillas de mostaza molidas
sobre la cicatriz, y vaselina alrededor de la misma, para que no se irrite la piel sana.
Hazlo de 5 a 7 días seguidos, dejando que la pasta actúe durante uno diez minutos.
Repite la operación cada 4 semanas.
Adicionalmente pon sal del Himalaya líquida durante 21 días en la cicatriz.

QUEMADURAS
Consejo: Deja correr agua fría sobre la quemadura. Después pon miel sobre la
zona.

191
13
Cajón desastre

CABEZA (DOLOR DE)

E S la reina de los dolores. Se ha ganado a pulso su corona a lo largo de los


milenios. Es un dolor incomprobable, cualquiera puede mentir esgrimiendo fuertes
dolores de cabeza para evitar hacer todo aquello que le resulte desagradable. En el
otro extremo, cualquiera puede pensar que alguien con dolores está mintiendo.
«Cariño, me gustaría mucho tener más intimidad contigo, pero es que me duele
terriblemente la cabeza», dice una, «Tú lo que tienes es cuento, dice el otro». ¿Quién
tiene razón?: nuestro amigo el rabino, que aparecerá al final del libro, se la daría
seguramente a los dos. En cuántas películas y novelas no habremos escuchado o
visto frases similares. El dolor de cabeza es, junto a la fatiga, la gran excusa de la
humanidad.

Excepto en casos graves, como tumores cerebrales es, a mi modo de ver, una de
las enfermedades más camaleónicas que existen. Aparece y desaparece, como los
Ojos del Guadiana.
Hay un catálogo con más de cien tipos de dolores de cabeza. Yo intentaré
simplificar para que su enumeración no nos produzca a todos más dolores de cabeza
de los necesarios.
Me voy a basar en los tipos más frecuentes:

DOLOR DE CABEZA EN RACIMOS


Suelen venir en series de ataques o brotes. Los periodos pueden durar semanas, o
incluso meses, y después no volver en meses o años. La causa del dolor suele ser
vascular, por dilatación de los vasos sanguíneos de la cabeza. A veces los dolores
de cabeza en racimo vienen acompañados de migraña.

192
En ocasiones, el paciente recibe una pequeña señal de que la función va a
empezar. El ataque no suele durar más de media hora, aunque los hay de minutos y de
horas. Cuando toca una serie de dolores es normal tener de uno a tres o cuatro
ataques diarios. El dolor de cabeza en racimos se presenta en forma repentina y por
lo general más o menos a la misma hora. Algunas veces reciben el nombre de dolor
de cabeza despertador, ya que sirven para iniciar el día. Si el despertador ya de por
sí es odioso…

Síntomas

• El dolor suele afectar a un solo lado de la cabeza, y se mantiene en ese lado


durante toda la serie.
• Está localizado en la zona del ojo, y desde allí irradia al resto de la cara.
• Los dolores de cabeza en racimos no suelen venir acompañados de los
trastornos digestivos ni de la sensibilidad a la luz típicos de la migraña.
• El dolor es a veces tan fuerte que los pacientes no son capaces de permanecer
quietos. La primavera, el otoño, las alergias y el estrés del tipo que sea son un
caldo de cultivo ideal para estos ataques.
• Es típico el ataque producido por los sprays de nitroglicerina, que usan los
pacientes con angina de pecho. El tabaco y el alcohol pueden igualmente
provocar un ataque.
• A veces los ataques cíclicos dan paso a los crónicos.
• La cafeína puede aliviar los dolores de cabeza en general, pero también puede
ser causante de los mismos.

CEFALEAS POR EFECTO DE REBOTE


Es la pescadilla que se muerde la cola. El paciente toma constantemente pastillas
contra el dolor, y estas pastillas le producen también dolor de cabeza. Suelen ser
mañaneras, y vienen a veces acompañadas de ansiedad, cuadros depresivos,
insomnio o náuseas.

¿Qué efecto tiene la cafeína sobre los dolores de cabeza?

193
Algunos medicamentos para el dolor de cabeza contienen cafeína. La cafeína
puede aliviar sus dolores de cabeza durante un tiempo corto. Pero puede también
provocar dolores de cabeza por efecto rebote. En realidad, cuando alguien tiene que
tomar café porque si no le duele la cabeza, podemos hablar de un cierto síndrome de
abstinencia al café que genera dolor de cabeza de rebote.

DOLOR DE CABEZA TENSIONAL O CERVICOGÉNICO


Es el dolor de cabeza más frecuente. No es de carácter vascular ni migrañoso, ni
tiene relación con enfermedades orgánicas. Está causado por la tensión muscular en
la región del cuello. Afecta a ambos lados de la cabeza. Puede ser agudo o crónico.
El paciente se queja de la contractura de los músculos de cabeza y cuello. Muchas
veces está también tensa la articulación de la mandíbula. El dolor suele empezar en
la frente o las sienes.
Es uno de los dolores de cabeza que pueden resolverse con más rapidez. Basta
con dedicarle un minuto al día a los ejercicios postisométricos del cuello que
muestro en el capítulo 2 y seguir las pautas respiratorias y mentales contra el estrés
que abordo al final del libro.

Aparecen de manera episódica

Los dolores de cabeza tensionales no tienen horario fijo y suelen acompañar


momentos de estrés, cansancio o rabia no exteriorizada. Cuando el paciente vive
inmerso en el mar del estrés suelen convertirse en dolores de cabeza crónicos. Son
típicos también de personas depresivas o ansiosas.

M IGRAÑA
Es la reina de las reinas del dolor de cabeza. La migraña viene muchas veces
acompañada de sensibilidad a la luz, vómitos y náuseas. En ocasiones hay una serie
de síntomas de aviso, que reciben el nombre de aura, tales como alteraciones de la
visión, y una sensación de dejà vu, de estar viviendo algo ya vivido. El dolor
migrañoso es unilateral y pulsátil. El paciente se recluye, a ser posible, en una

194
habitación a oscuras.
La migraña es una enfermedad endémica: más del 10% de la población occidental
la padece. Las mujeres la sufren más que los hombres (en general son más sufridas, y
esto tiene sus ventajas e inconvenientes). Es conocida la remisión de las migrañas
durante la gestación.

Los ataques de migraña pueden ser provocados por:

• Cambios hormonales como el ciclo menstrual.


• Insomnio.
• Saltarse las comidas.
• Alcohol, tabaco y otras drogas.
• Reacciones alérgicas.
• El sempiterno estrés.
• Otras muchas e innumerables causas. Alimentos como el chocolate, lácteos,
glutamato monosódico, embutidos y un largo etcétera.

Hablando con muchos pacientes sobre sus migrañas he llegado a las siguientes
conclusiones (aunque ya sabes que lo importante es que tú llegues a las tuyas
propias):

• El 50% de las migrañas están provocadas por el estrés (consciente o


inconsciente).
• En un 10% de los casos, se trata de maniobras de autoagresión. Por ejemplo,
leer hasta las 4 de la mañana, a pesar de que uno sabe que no le va bien.
Comer o beber cosas que no te sientan bien, por mucho que lo sepas.
• En un 30%, cambios de tiempo fuertes (suponen un fuerte estrés para el
organismo, que tiene que adaptarse abruptamente).
• En un 10%, resfriado (nariz/ojos).

A veces los estados depresivos se transforman en migraña, que nos permite,


aunque parezca mentira, ver las cosas con más claridad. Es una claridad que se
acerca un poco a la clarividencia de los moribundos o de los náufragos. Un estado
heroico, que nos lleva a un plano superior de conciencia. A los pacientes que lo
viven así suelo aconsejarles técnicas que les ofrezcan una claridad indolora, como la
meditación.
Los dolores de cabeza propios de la migraña son pulsátiles y pueden durar de

195
cinco horas a dos días. A veces vienen acompañados de inapetencia, cansancio,
náuseas y vómitos, hormigueo, falta de concentración y sensibilidad a la luz. Estos
síntomas colaterales pueden mantenerse incluso una vez concluida la migraña. Es
como la resaca tras la borrachera.
El término migraña no se ajusta a una realidad incuestionable. Una resonancia
magnética puede ser importante para descartar problemas más graves, como un tumor
cerebral.
Los migrañosos están dispuestos a consumir gran cantidad de medicamentos en la
esperanza de reducir el dolor. Si has tenido alguna vez una migraña, sabrás de qué
estoy hablando. Los medicamentos ya sabemos que siempre tienen efectos
secundarios (como, sin ir más lejos, los dolores de cabeza de tipo rebote). Por eso
uno de los objetivos de estas líneas es darte instrumentos del minuto para que te
liberes en la medida de lo posible de ambas cosas, de la migraña, y de los
medicamentos. Los límites de lo posible, ya lo sabes, los marcas tú mismo.
Ahora voy a mostrarte una serie de pautas que te ayudarán a superar los diferentes
tipos de dolor de cabeza. Es bueno que sepas a qué patrón se ajustan tus molestias.
De ahí su enumeración. Aunque no olvides que la salud, al contrario que la
enfermedad, no admite plurales. Hablamos de enfermedades, pero no de saludes.

DESCUBRE LAS CAUSAS DE TU DOLOR DE CABEZA


Lo primero que hay que hacer es identificar al enemigo (que como veremos más
adelante puede que no sea tal enemigo):

• Lleva un diario con los factores que suelen producirte los dolores de cabeza:

• ¿Cuándo suelen ocurrir? Mañana, tarde, después o antes del trabajo?


Es importante, en la medida de lo posible, ajustar nuestros horarios a nuestros
biorritmos. Hay personas, por ejemplo, que solo tienen dolores de cabeza
cuando madrugan. El refrán dice que Al que madruga, Dios le ayuda. Pero se
ve que esto no le vale a todo el mundo. Por eso está el otro de No por mucho
madrugar, amanece más temprano.

• ¿Qué personas o situaciones son propiciatorias para mis dolores de cabeza?


Una paciente, Christine, tenía mucha necesidad de armonía y como le costaba
decir que no a encuentros indeseados lo solucionaba con una fuerte migraña.

196
Era la rebelión de su subconsciente. En cuanto aprendió a respetar sus deseos
y necesidades dejó de necesitar a esta dolorosa aliada.

• ¿Qué he comido o bebido el día del dolor de cabeza?, ¿qué comí o bebí la
víspera?
Es fundamental interceptar a los espías que se encuentran en nuestro territorio.
Un dolor de cabeza puede producirse por una reacción alérgica. Hay personas
que reaccionan con dolores ante el chocolate o los lácteos. Es importante tener
bien identificado al enemigo. Muchas veces abusamos de aquello que sabemos
nos sentará mal en un acto de autoagresión. El refrán No dejes para mañana lo
que puedas hacer hoy, lo podemos cambiar por Deja para mañana lo que
sabes que te sentará mal hoy. Así te sacas de encima la presión subconsciente
del NO. Por lo general uno sabe mejor que nadie lo que le viene bien y lo que
le viene mal. Cuanto más entremos en la zona de la competencia inconsciente,
de la que hablo en la segunda parte del libro, menos tendremos que pensar en
qué hacer o dejar de hacer.

• ¿En qué momento del ciclo menstrual suelen producirse los dolores de cabeza?
Muchas veces, los dolores de cabeza están íntimamente ligados al ciclo
menstrual y desaparecen con la menopausia. En ese caso, la estrategia que
seguiremos para los problemas menstruales ayudará automáticamente a los
dolores de cabeza.

BUENAS COSTUMBRES CONTRA EL DOLOR DE CABEZA

• Bebe agua abundante, a ser posible caliente.


• Coloca un paño frío sobre la cabeza, y descansa en una habitación oscura y
silenciosa.

• Medicamentos: Evita en la medida de lo posible los medicamentos


(paracetamol, ácido acetilsalicílico, antidepresivos, betabloqueadores para la
tensión arterial, bloqueadores de los canales del calcio, etc.), pues muchas
veces tienen temibles efectos secundarios, como sin ir más lejos los dolores
de efecto rebote.

197
• Herbolario: La matricaria es una hierba popular para combatir las migrañas.
• Bendice tu dolor de cabeza, sea del tipo que sea. Es muy probable que te esté
ayudando a liberarte de situaciones angustiosas o por las que no estás
dispuesto a pasar.

Estrategia del minuto contra los dolores de cabeza:

• Puntos: Especialmente interesantes son los puntos E36 y IG4. También alivia
mucho masajear el dedo segundo del pie (el que está junto al gordo). Por lo
demás, busca en la yema del dedo corazón el punto más doloroso y presiona
allí durante 8 a 10 segundos. Por lo general, suele haber una remisión
inmediata del dolor. También mostraremos en los gráficos los principales
puntos de la cara contra el dolor de cabeza. Céntrate sobre todo en los que
más te duelen. Empieza con suavidad y a medida que sube el umbral del dolor
presiona con más intensidad.
Masajear el lóbulo de la oreja está muy indicado para los dolores de cabeza.

• Dolor en general: Presiona las zonas de la imagen de la cara. Busca el punto


exacto que más duele.

198
Lugar de la migraña y del dolor de cabeza.

199
Puntos aconsejados para el dolor de cabeza.

Presiona estos puntos para el dolor de cabeza.

200
Presiona estos puntos cuando el dolor es frontal.

• Para el dolor parietal:


Punto a añadir para el dolor parietal.

201
• Para el dolor occipital:
Punto a añadir para el dolor occipital.

• Herbolario: Las infusiones de tila y de maría luisa tienen un efecto


especialmente benéfico a la hora de combatir los dolores de cabeza.
• Autosugestión: Lleva la respiración al punto del dolor e imagina que éste se
va diluyendo.
• Evita: Los pendientes de oro si tienes migraña. Parece extraño, pero muchos
pacientes han dejado atrás los dolores de cabeza con esta simple medida.
Alguna que otra paciente mía solo usa los pendientes de oro para ir a la ópera.
Luego le duele la cabeza, pero tampoco sabemos si es que la ópera era muy
mala.

Si tienes dolores de cabeza regulares, sean del tipo que sean, te recomiendo
encarecidamente la lectura de la segunda parte del libro, sobre todo los capítulos
dedicados a la higiene mental.

202
BELLEZA
Dedica al menos un minuto al día contra las arrugas haciendo un masaje facial de
los puntos de acupuntura.
Estos puntos serán las etapas de ese corto viaje. Después te sentirás mucho más
despierto. Es ideal para hacer una mini pausa en el trabajo, o cuando sientes que
estás perdiendo la concentración. Además, tiene un importante efecto embellecedor.

• Cómo hacerlo: Masajea el cuero cabelludo, da golpecitos en la cara y


presiona ligeramente en los puntos de la imagen.

DESMAYOS
En caso de desmayo:

• Puntos: Presiona con fuerza los puntos de la imagen: IG4, VC24, así como la
yema del dedo corazón.

203
FIBROMIALGIA

Que por doler, me duele hasta el aliento


MIGUEL HERNÁNDEZ

Cada vez se habla más de la fibromialgia. Es una enfermedad de incomprendidas


(el 90% son mujeres), que padece el 2% de la población. Como el 90% son mujeres,
puedes calcular el porcentaje de mujeres que la padecen, cerca de un 4%. Mucha
gente, incluso muchos médicos, naturópatas y psicólogos están convencidos (yo no
negaré que al principio me pasaba algo parecido) de que es una enfermedad
imaginaria, un clásico entre las dolencias psicosomáticas. Como para mi toda
enfermedad es psicosomática por definición, ya que lo que pasa a nuestra mente
termina afectando al cuerpo y a la inversa (para bien, y para mal), lo importante no
es tanto describir el cómo sino el qué. Y más allá de elucubraciones sobre si es un
problema físico o mental, podemos decir que la fibromialgia es un problema REAL.
Se trata de una enfermedad neurológica, caracterizada por la ausencia de pruebas
clínicas objetivables, como el factor reumatoide habitual de los problemas
reumáticos. La velocidad de sedimentación y los demás parámetros de laboratorio
son normales. Algunos autores la consideran una enfermedad autoinmune, pero al
final lo importante no es tanto clasificarla, sino liberarnos de ella.
Los rasgos de esta enfermedad se empezaron a observar en soldados participantes
en la Segunda Guerra Mundial. Seguramente ha acompañado en el pasado el
sufrimiento de muchas guerras. Por eso podemos decir que empezó siendo masculina
y pasó a ser femenina. El hecho de que, hoy por hoy, un 90% de los pacientes sean
mujeres se ajusta, a mi modo de ver, a la realidad vulnerable de la mujer en el

204
mundo moderno. Al permanente estado de excepción, beligerante, en el que viven
muchas mujeres. La mujer ha pasado en muy pocas décadas de estar más o menos
sometida a la voluntad del varón, a gozar de dosis cada vez mayores de igualdad.
Antes, con la pata quebrada, y en casa. Ahora, trabajando, estudiando, ocupándose
en muchos casos en solitario de los niños y haciendo las labores domésticas. La pata
ya no la tiene quebrada, pero le duele hasta el alma.
He tratado a muchas fibromiálgicas, y a algún que otro fibromiálgico, con
sorprendentes resultados. Lo básico para mí ha sido en estos casos que la paciente
viera el rédito que sacaba a su dolencia, y cortara el círculo vicioso. En el apartado
¿Qué saco yo de la enfermedad? de la página 254 abundo en este extremo.
Todo indica que la fibromialgia ataca la tabla de flotación del sistema nervioso
autónomo, en su rama simpática. El sistema simpático se ocupa de reaccionar ante la
huída o la lucha. En el caso de las fibromiálgicas su sistema vegetativo está en
alarma continua, incluso durante la noche; de ahí que el sueño no reparador y la
fatiga crónica concomitante sean dos pilares básicos de la enfermedad. Otra de sus
características es el bajísimo umbral de dolor de las pacientes. El sistema vegetativo
simpático incita a las suprarrenales a secretar adrenalina. Algo muy beneficioso en
caso de lucha o huída del individuo, ya que aumenta la presión sanguínea y, entre
otras cosas, anula prácticamente el dolor. Cuando nos pegan no sentimos dolor hasta
pasado un tiempo, ya que la adrenalina actúa como una suerte de calmante inmediato,
cuyos efectos pasan una vez se supera la situación de peligro existencial. Estudios
modernos detectan en las pacientes de fibromialgia unos niveles de adrenalina
superiores a los normales. Esto nos llevaría a pensar que si esto es así, los
fibromiálgicos no deberían sentir tanto dolor, sino únicamente nerviosismo,
ansiedad, y otros síntomas propios de la inyección de adrenalina. Amén de
hipertensión, habida cuenta del carácter vasoconstrictor de la adrenalina. Piensa en
los millones de personas que mueren al año por esa simple reacción del sistema
hormonal, la inyección de adrenalina, y su temida consecuencia, el infarto de
miocardio.
El doctor Martínez-Lavín asegura que ante estímulos persistentes, los receptores
de adrenalina pierden sensibilidad, por lo que dejan de responder adecuadamente a
los estímulos. Justo al contrario de lo que ocurre con los receptores que más
interesan a una persona con fibromialgia u otra clase de dolor crónico: los del dolor,
que se sensibilizan ante el estímulo crónico, por lo que transmiten el dolor con
mucha más intensidad. El hecho de que los receptores de adrenalina sean insensibles
a los estímulos sería la causa de que estas pacientes no sean hipertensas (lo normal
ante una inyección de adrenalina), sino hipotensas. O sea, que están nerviosas y

205
alteradas por el incesante subidón de adrenalina, pero no reciben ninguna de las
ventajas, como sería una mayor vitalidad, más energía. De hecho se dice que los
hipotensos viven mucho, pero mal, y los hipertensos poco, pero bien. Me imagino
que se referirán al nivel de carga energética. La contrapartida de los hipertensos es,
como su propio nombre indica, que están muy tensos.
En no pocas ocasiones, la fibromialgia inicia su singladura tras un accidente más
o menos grave, como fue el caso de Frida Kahlo, a quien el doctor Martínez-Lavín
dedica un estudio de gran interés. El típico latigazo en las cervicales tras un choque
automovilístico es una buena ocasión para que los síntomas empiecen a adueñarse de
la persona.
Cuando esto es así, muchas veces resulta viable atajar el problema con técnicas
que ayuden a superar el trauma, el susto que se ha llevado el cuerpo. Otros traumas,
tales como violaciones o maltratos pueden, o al menos así he podido comprobarlo en
bastantes pacientes, concluir en fibromialgia. Cuando todo el cuerpo nos duele es
que por doler, nos duele hasta el aliento.

SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA

La incesante hiperactividad del sistema nervioso simpático provoca:

• Fatiga crónica. No mejora con el reposo. La paciente se levanta como si le


hubieran dado una paliza, más cansada que cuando se fue a la cama. Hay un
síndrome independiente de fatiga crónica, que afecta especialmente a mujeres
con un gran nivel de autoexigencia. Quieren ser perfectas: se comprometen en
el trabajo como pocos, están dispuestas a sacrificar lo que sea, a realizar
horas extras no remuneradas; en casa se encargan de que todo esté a punto;
sobreprotegen a los hijos, son incapaces de dejar volar a sus polluelos. En
resumen, la vida se convierte en un auténtico infierno de hiperactividad y
estrés. ¿Y cómo reacciona el cuerpo? Muy sencillo, con muestras de
agotamiento. Las baterías no están bajas, sino vacías.
• Trastornos del sueño. La hiperactividad del sistema simpático impide un
sueño reparador.
• Dolor de cabeza.
• Intestino irritable.
• Ansiedad o depresión. Es la pescadilla que se muerde la cola. El dolor
deprime y la depresión nos hace vulnerables al dolor.

206
• Fenómeno de Raynaud. Al circular poca sangre, se produce dolor y cambios
de color, especialmente en los dedos de las manos y los pies. A veces también
sucede lo mismo con las orejas o la punta de la nariz. Suele ocurrir cuando
hace frío.
• Síndrome témporo-mandibular. Ya hablamos en el capítulo 2 de este
fenómeno. La lucha constante en que se encuentran las pacientes pone en
marcha los vestigios agresivos del cerebro reptiliano, que se patentizan en las
mandíbulas.
• Hormigueo o calambres en brazos y piernas. Es importante el diagnóstico
diferencial con la polineuropatía diabética o problemas neurológicos, tales
como hernias de disco.
• Cistitis no infecciosa, con polaquiuria (micción frecuente con poco volumen
de orina, sobre todo por la noche). Podría estar relacionado con niveles
elevados de adrenalina en la orina, con un aumento de las fibras nerviosas
simpáticas comprobado en la biopsia de la vejiga de pacientes.
• Dolor vaginal y pérdida de libido. La sexualidad plena requiere una buena
salud.

No tienen por qué aparecer todos los síntomas a la vez.

Estrategia del minuto:

Objetivos:

• A nivel físico: Ir aumentando progresivamente el umbral de dolor y combatir


los síntomas. Trabaja con los puntos siempre justo debajo del nivel de dolor
desagradable.
• A nivel mental: Tener un mayor control de pensamientos y emociones, algo que
incidirá sin duda en los niveles de adrenalina.

Lee, por favor, el apartado de salud mental de la segunda parte del libro.

• Puntos: Para ir aumentando el umbral de dolor trabaja con intensidad


creciente los puntos IG4, E36, V60.

207
Presiona en la frontera del dolor desagradable y permanece así unos diez
segundos.

• Cuando hay colon irritable: Trabaja los puntos IG10-11.

208
• Cuando hay hipotensión: Haz masaje en las orejas.
• Cuando hay insomnio: Ver apartado Insomnio (en este mismo capítulo).
• Problemas articulación-temporomandibular: Ver ATM (capítulo 2).
• Fibroniebla (neblina mental causada por la enfermedad): Realiza el siguiente
ejercicio de conexión de los hemisferios cerebrales ya descrito en el capítulo
3. Presionar el punto VG20.

209
Mueve también los ojos horizontalmente a la derecha y a la izquierda (es un buen
ejercicio para mejorar la capacidad de concentración).

210
Ansiedad: Aplica digitopuntura en el punto C7, masajea la parte interna de la
muñeca y la llamada zona de compensación psicosomática de la oreja, que aparece
en la imagen.

Realiza también ejercicios de respiración (ver el capítulo 1 de la segunda parte).


Por cierto, si quieres quitarte la depre, no tienes más que echar la barbilla para
arriba, los ojos mirando arriba, e inclinar la espalda para atrás.

• Recomendación: 21 días sin quejas (más información en el capítulo 2 de la


segunda parte).
• Recomendación: Tanque flotación con sales de Epson. Es una bañera
hermética diseñada inicialmente por la NASA. Allí ponen cientos de kilos de

211
sales de Epson (sulfato de magnesio), y puedes flotar a temperatura corporal
durante aproximadamente una hora. Es altamente relajante y efectiva para
enfermos con dolor crónico.
• Recomendación: Visitar la sauna una vez a la semana es altamente
recomendable.
• Recomendación: Te recomiendo la Reprogramación Neurológica del capítulo
1.

FIEBRE
La fiebre es simplemente un síntoma, lo importante es buscar las causas. En la
fase aguda se puede bajar presionando en el punto IG1.

• Puntos: El punto IG1, ubicado en la raíz de la uña del dedo índice.

• Herbolario: Son recomendables las infusiones de escaramujo, tila y sauco.

HERPES

212
El herpes labial es el gran testigo de los digustos. Después de la primoinfección
(el primer contacto), que es muy frecuente entre la población), se queda acantonado
en las células. Después de un gran disgusto o berrinche, se reactiva. También se
puede reactivar por estrés, cansancio, exposión prolongada a rayos de sol o calor.
El herpes genital se contagia por contacto sexual. Existe otro tipo de herpes, el
herpes zoster, causado por el virus de la varicela, enfermedad que fue combatida en
la infancia pero que queda latente en las células nerviosas y realmente aprovecha
que tu organimos tenga bajas sus defensas para realizar su ataque. No es una
enfermedad contagiosa en la mayoría de los casos, salvo los que en la infancia no
hayan pasado la varicela.

Estrategia del minuto

• Puntos: Masajea el punto PE7.

• Remedio casero: los peruanos se ponen la ceniza del cigarrillo allí donde les
arde el labio, y sienten alivio.
• Herbolario: Infusión de corteza de andiroba aplicada sobre el herpes.

HIPO

213
• Puntos: Los principales puntos contra el hipo son: P1, C3, VC12, VC22, PE6.

214
HIPOTENSIÓN
• Puntos: Estos son los puntos principales para tratar la hipotensión. E36, IG4,
IG10 e IG11. Aprieta adicionalmente la punta del dedo meñique y frótate las
orejas con fuerza.

215
• Herbolario: Toma periodicamente infusiones de cebada.
• Flores de Bach: Toma del Remedio Rescate 5 gotas bajo la lengua cada hora
hasta que se estabilice la tensión en caso de lipotimia.
• Recomendación: Ir a la sauna es muy recomendable tanto para la hipotensión
como para la hipertensión.

INSOMNIO
Para descansar bien hay que estar… bien cansado. Así lo resumía mi amigo Jaime
Moltó, que sin saberlo aplicaba el sentido común para combatir el insomnio propio y
ajeno. Un personaje mágico de Pedro Páramo y el llano en llamas de Juan Rulfo
recibía así al visitante de la aldea: «Usted ha de venir cansado y el sueño es muy
buen colchón para el cansancio». La mayoría de las personas que padecen insomnio
entran en un círculo vicioso de difícil salida. La falta de sueño vuelve frágil al
sistema nervioso autónomo, ese gran siervo del subconsciente, que nunca termina de
desconectar, ni tampoco de conectar de veras. El insomnio es fuente de
enfermedades varias, desde nerviosas, a inmunológicas o autoinmunes. El sistema
vegetativo simpático se encarga de reaccionar ante las situaciones de estrés. Y en el
caso de las personas que sufren insomnio durante largo tiempo, este sistema
simpático se vuelve antipático e incompetente. Eso sí, por la noche nos mantiene en

216
duermevela. Es como esas personas que se plantan en una fiesta aunque no las hayan
invitado.
Hay varias estrategias que pueden surtir efecto, aunque lo más importante es
procurar colocar al sistema vegetativo simpático en su sitio.

• Estrategia n.° 1: Intención paradójica. Algo que mucha gente aplica por puro
sentido común lo convirtió Viktor Frankl en un término terapéutico. Intención
paradójica equivale aquí a esforzarse por no quedarse dormido. «Ya que no
me quedo dormido, pues haré lo posible por no hacerlo.» Nuestro
subconsciente es un ser muy especial. Va por libre, y basta que le queramos
imponer algo para que se niegue en redondo a obedecer.

Un ejemplo: ¿Nunca te ha pasado que estás en la carretera, conduciendo, por la


noche, y se te cierran los ojos? Te entra un sopor irrefrenable. Basta que te esfuerces
en no quedarte dormido, para que te quedes dormido. Aunque suelas acostarte
tardísimo. Paras el coche en un motel de carretera, te pones a dormir y…. de eso
nada.
Tan importante o más que el descanso de la mente lo es el del cuerpo. O sea, que
si no puedes dormir, ponte a leer en una posición que permita el descanso de tu
cuerpo, y acepta la realidad. Muchas veces sabes de antemano que dormirás pocas
horas, pues tienes que madrugar. Da igual. Acepta el insomnio, pues es la mejor
forma de liberarte de él.
• Estrategia n.° 2: Cuenta hacia atrás, del 5 al 0. No al revés, ya que la mente
subconsciente querrá que sigas: 6, 7, 8….El hecho de ocupar la mente en algo
absoluta-mente estúpido es muy efectivo: es difícil pensar en los problemas
con tu marido o esposa, el jefe, los niños, el o la amante, o todos ellos juntos,
si tienes a la mente contando del 5 al 0. Una vez me preguntaron si valía lo
mismo contar ovejitas. Respondí que no, ya que en ese caso el insomne tenía
que pensar todo el rato si eran blancas o negras, y esto le mantendría más
despierto. Seguramente pensaron que era un chiste, o algo peor. Aunque la
cuestión no es baladí (un adjetivo que viene a cuento puestos a hablar de
ovejas), ya que lo que importa ante el insomnio es ocupar la mente en algo
realmente estúpido. Como cuando el jefe mantiene ocupado al subalterno para
que le deje tranquilo:

– Haz las cuentas del mes.

217
– Pero si ya las hice ayer.
– Pues bórralas y empieza de nuevo.

Y no te olvides, tú eres el jefe, y tu mente tu subordinada. De lo contrario, tu vida


se parecerá bastante a un tiovivo.

CONSEJOS GENERALES PARA DORMIR BIEN


• Evita el televisor en la habitación, así como los ordenadores. Si los tienes,
desenchúfalos por la noche. Lo ideal es que el dormitorio esté reservado al
amor y al sueño.
• Duerme, siempre que puedas, solo (sola): muchas mujeres no pueden dormir a
causa de los ronquidos de su pareja, que tampoco duerme profundamente por
culpa de los codazos conscientes e inconscientes que reciben. Sé de un
porcentaje de parejas que necesitan realmente dormir juntos siempre. La
verdad, no creo que llegue ni al 10%. El resto lo hace por consideraciones
morales, sociales, habitacionales, etc. Para muchas personas, el sueño
reparador solo es posible en solitario. Por otro lado, dormir juntos todos los
días termina matando el apetito sexual en muchos casos.
• Toma un vaso de agua caliente una hora antes de dormir, y justo a la hora de ir
a la cama ponte una pizquita de sal marina en la lengua. Esto ayudará a
recomponer los electrolitos, y te facilitará el descanso.
• Modifica, si es posible, la orientación de la cama. Por lo general resulta
benéfica la orientación norte, aunque esto cambia según las personas. Ciertas
estrategias de feng shui pueden resultar sorprendentemente positivas a la hora
de mejorar la calidad del sueño.

En casos de jet lag, o de épocas de especial estrés, en las que te cuesta conciliar
puntualmente el sueño, es recomendable recurrir a la melatonina, una hormona que
genera el propio cerebro ante la llegada de la oscuridad, pero que la producen más
las personas jóvenes que las viejas. Por eso las personas mayores suelen dormir
menos (aparte de que no necesitan crecer, como los niños, etc).

• Importante: A no ser que seas una persona mayor (la edad que implica este
calificativo la determinas tú) no te aconsejo tomar la melatonina todos los días
de tu vida, como hacen algunas personas. Recurre a ella cuando te haga

218
realmente falta. Y es que el cuerpo es un poco vago y prefiere dejar de
producir todo aquello que le damos mascado.

Usa la fantasía para superar los impedimentos ocasionales al sueño:

Nunca olvidaré aquel día en que los obreros de la casa de al lado decidieron
aguarme la siesta. Era un frío día de otoño en Berlín, me proponía hacer una de esas
minisiestas, de entre uno y veinte minutos de sueño profundo, que me dejan tan
descansado, cuando al minuto de estar en la cama, empecé a escuchar los taladros.
«¡Horror! —pensé— me quedé sin siesta». Afortunadamente, caí en la cuenta de que
cuando niño, las películas de la Segunda Guerra Mundial que solían poner en las
sobremesas tenían un efecto somnífero en toda la familia, únicamente comparable
con las retransmisiones del Tour de Francia, la Vuelta Ciclista a España o la
maravillosa Fórmula 1, con el característico ronroneo hipnótico de los motores. Me
dije: ¿qué diferencia hay entre esos bombardeos que se escuchaban en las películas,
los disparos de metralla, y la taladradora que me está horadando la voluntad y la
alegría? En rigor, poca. Incorporé el ruido de los taladros en mi acceso al sueño,
imagine una de esas escenas de guerra televisivas (me las imaginé en blanco y
negro), y me quedé dormido de inmediato. Desde entonces, me alegro de los ruidos,
pues dan material fresco y auténtico a mi fantasía onírica.

Estrategia del minuto para dormir bien:

• Accesos oculares: Con los ojos cerrados, lleva la mirada hacia arriba. Esta
posición de ojos ayuda a conciliar el sueño.

219
Los siguientes puntos también ayudan a vencer el insomnio. Aplica digitopuntura
una hora o media hora antes de irte a la cama. También puedes apretar los puntos en
la cama. Pausadamente, para no estimularte y a ser posible acompañándolos de
ejercicios de respiración (ver el capítulo 1 de la segunda parte).

• Puntos: Los puntos para conciliar el sueño son: R1, VG20, y el punto de
Maravilla. Puedes masajearlos suavemente.

220
Punto de Maravilla.

• Cuenta del 5 al 0, y vuelta a empezar, hasta que la mente caiga rendida por
puro aburrimiento. Es algo que le funciona a muchas personas.
• Herbolario: Son muy recomendables las infusiones de valeriana, tila o
pasiflora una hora antes de dormir.

Cada persona es un mundo. Estas pautas le han servido a muchas personas,


muchas de ellas pacientes mías. Aunque he observado que lo que le vale a uno, no le
va tan bien a otro. Por eso conviene que seas tú el que pruebe y decida qué
estrategias antiinsomnio te van mejor. Y no te olvides de la parte final del libro, pues
allí ofrecemos ciertas claves para relajar el sistema nervioso simpático.

MEMORIA (PÉRDIDA DE)


Lo principal es entrenar el músculo mental. Prescinde en lo posible de la agenda y
la calculadora y empieza a memorizar los números de teléfono de la gente que te
interesa, primero, y después de toda la gente a la que tienes que llamar de vez en
cuando. En la página web: www.speed-memory.com puedes cargar programas de
memorización, avalados por el campeón del mundo de memoria, Ramón Campayo.
También te recomiendo el siguiente ejercicio: Mueve los ojos horizontalmente de
un lado a otro, tal y como se muestra en la imagen.

221
• Punto de la memoria: presiona al menos un minuto al día el punto VG20.

NÁUSEAS DURANTE EXÁMENES ENDOSCÓPICOS


Estrategia del minuto:

• Presiona justo antes de la endoscopia el punto VC24, que aparece en la imagen

222
y te ayudará a sobrellevar el mal trago.

MAREOS Y VÉRTIGOS
La causa de un mareo puede ser muy variada. Tanto una bajada de tensión como
problemas auditivos, como la enfermedad de Ménière, o problemas cervicales
pueden venir acompañados de mareos. Evidentemente, hay que atajar la causa. Aquí
simplemente mostraré algunos puntos muy efectivos para superar el mareo
rápidamente.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Masajea los puntos PE6 y VC22.

223
MUELAS (DOLOR DE)
Durante la última fiesta de cumpleaños de mi hijo, un amiguito suyo no paraba de
apretarse la punta del dedo índice. Al rato descubrí que le dolían las muelas, algo
que me sorprendió gratamente, ya que se trata del punto IG1, considerado por la
Medicina China como el punto maestro del dolor de muelas. El niño tenía ocho años
y, como pude saber después, sus padres no tenían relación alguna con la MTC. Esto
apuntaló mi teoría de que la digitopuntura pudo coexistir en muchos lugares del
mundo, solo que únicamente perduró en la única civilización que se ha mantenido a
lo largo de los milenios, que no es otra que la china.

Estrategia del minuto:

224
• Punto: IG1. Presiona la zona del dedo corazón que aparece en la imagen.

* Importante: No dejar de visitar al dentista, ya que el dolor de muelas no es


más que un simple aviso de que algo no va bien.

NARIZ
Un minuto, por narices
SANGRADO NASAL
• Técnica: Túmbate en el suelo, levanta una pierna, y dale un golpe seco en la
cara interna del tobillo. Tiene un efecto inmediato.
También da golpes secos y rápidos en la nuca.
• Puntos: Están indicados los siguientes: Maravilla, IG20, V60, VB20.

225
Maravilla.

226
RINITIS
En caso de rinitis son muy buenos los siguientes puntos y los puntos señalados en
la imagen de la cara y de la oreja.

• Puntos: Trabaja los puntos IG4, IG20.

227
228
Puntos en la cara para la rinitis.

Lugar de la nariz.

• Recomendación: La ducha nasal con sal es excelente. Consulta en tu farmacia


o herbolario sobre lo que necesitas para hacerla.

NEURALGIA DEL TRIGÉMINO


Estrategia del minuto:

• Puntos: Presiona el punto E2, masajea las sienes, masajea también la


articulación temporo-mandibular.

229
OÍDOS

ACÚFENOS (ZUMBIDO EN LOS OÍDOS)


Quien padece tinitus o acúfenos siente pitidos en el oído que no proceden de
ninguna fuente externa. Las causas del tinitus pueden ser múltiples, desde
traumatismos, a cuestiones hormonales o nerviosas, problemas en el oído interno,
infecciones o el consumo de determinados medicamentos.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Masajea el punto ID3. Haz un masaje en la zona del mastoides.

230
Zona del mastoides, punto TC17.

DOLOR DE OÍDOS
En caso de dolor de oídos te recomiendo los siguientes:

• Puntos: Masajea los puntos ID19, TC5 y TC17.

231
Presionar en punto TC5.

• Remedio casero: Pon unas rodajas de cebolla a calentar en la sartén, con una
gota de aceite; colócalas en un trapo limpio, y ponte el trapo caliente, pero no
demasiado, en la oreja. Los aceites esenciales de la cebolla tienen un efecto
muy positivo. Puedes repetir la operación varias veces. Esto es válido para
problemas menores, no dejes de ir al otorrino si el problema se vuelve
recurrente o intenso.

OJOS

P ROBLEMAS DE VISIÓN
Estrategia del minuto:

232
Para reducir las dioptrías te recomiendo una técnica yóguica muy efectiva.
Consiste en permanecer sentado o de pie, sin mover la cabeza, y haciendo girar el
brazo paulatinamente. Observamos el dedo pulgar sin cerrar los ojos y vamos
haciendo giros concéntricos cada vez más pequeños, hasta llegar a la punta de la
nariz. Sin cerrar los ojos movemos rápidamente el brazo hacia adelante, lo que nos
producirá una ligera sensación de vértigo. Este ejercicio mejorará la capacidad de
acomodación del ojo. Es mejor que lo hagas sin lentillas.

233
OJOS ROJOS

• Puntos: Los puntos de la imagen son muy efectivos para aliviar los ojos rojos.

234
• Herbolario: La flor de sauco es muy recomendable para el escozor de ojos.
Consulta en tu herbolario.

RESACA
En el capítulo 1 de la segunda parte hablo con más profusión de la estrategia para
controlar el consumo de alcohol y sus consecuencias.

• Punto: Presiona durante un minuto el punto VB8.

• Homeopatía: Toma 5 gránulos de nux vómica 6 Ch antes y después de beber.

235
Hay quien lo tiene como costumbre antes de una fiesta. Los invitados entran,
se toman los gránulos, y hacen lo mismo a la salida. Después es como si
hubieran bebido mucho menos.

RONQUERA
Estrategia del minuto:

• Puntos: Para combatir los ronquidos masajea los puntos PE6, VC22.

236
• Recomendación: Hay pulseras que ayudan a dormir sin roncar. La puedes
comprar en farmacias, o hacértela tú mismo colocando un grano de arroz en la
parte que estará encima del punto PE6, de la imagen.

ANOSMIA (PÉRDIDA DE OLFATO)

• Puntos: Son efectivos los puntos IG20 y V10, que aparecen a continuación.

237
TICS FACIALES
Estrategia del minuto:

• Puntos: Te recomiendo el punto P7 para este trastorno.

238
SEGUNDA PARTE
Cuida tu cuerpo, cuida tu mente

Pequeño manual de instrucciones

239
1
El cuerpo

PON A PUNTO TU VEHÍCULO

L A sensatez invita a la moderación. Aunque tampoco viene mal ser moderados con
moderación. Más vale poner el coche a punto que no esperar a que se averíe para
arreglarlo. Otra cosa sería cambiarle el aceite cada dos días, cosa que algunas
personas hacen con su cuerpo.

Normalmente, nuestro vehículo necesita una puesta a punto de cuando en cuando.


Lo mismo ocurre con esa carcasa fiel que es nuestro cuerpo. Si lo cuidamos, sabrá
resarcirnos con creces. Además, ¿no te parece extraño que mucha gente cuide mejor
a su vehículo que a ellos mismos?
Tampoco conviene que nos pasemos, ya que entraremos en el terreno de la
ortorexia, enfermedad de la que hablaremos más adelante. El combustible es como la
sangre, mientras que los tubos son como los vasos. Los diferentes componentes del
motor serían el equivalente a los diferentes órganos.
En todas las culturas ha habido rituales de purificación del cuerpo. Aunque
muchas veces no tuvieran un conocimiento realista de las funciones orgánicas,
sabían, como los animales, que las purgas son necesarias de cuando en cuando.
Todas las religiones intentaban hacer su aporte a la salud de las sociedades que las
seguían: los hindúes no comían la carne de la vaca, pues en el fondo les interesaba
más aprovechar su leche; los judíos y los musulmanes renegaban de la carne de
cerdo, que también era fuente de enfermedades. En cuanto al descanso del cuerpo y
el alma, también se fueron imponiendo reglamentos que venían bien al cultivo de la
salud. Los cristianos se impusieron desde los orígenes un día de vigilia sin carne, el
viernes de todas las semanas, mientras que el Ramadán, el ayuno prescriptivo de los
musulmanes, concentra la limpieza del organismo a un mes determinado.
Se han encontrado momias ateroscleróticas de la antigua China, y se ha

240
descubierto que pertenecieron a reyes o personas pudientes. El pueblo llano, sumido
más bien en la pobreza, tenía que enfrentarse a otro tipo de problemas bien
diferentes. La generalización democratizadora de los alimentos ha dado lugar a un
tipo de problemas de salud antes desconocidos: ahora son precisamente los estratos
más bajos de las sociedades modernas (con la excepción de algunas regiones del
mundo, donde muchas persones siguen muriendo de hambre) los que padecen en
propia carne los excesos proteínicos de la carne, el abuso del azúcar —antes cosa
de ricos— y otros despropósitos.
Es sin duda una bendición que cada vez más proporción de gente tenga acceso a
ese bien común que es la comida. La cara adversa de esta realidad es que la
diabetes, por poner un ejemplo, amenaza con convertirse ya no en la enfermedad del
futuro, sino del presente.
En los tiempos que corren, miles de complementos dietéticos invaden el mercado.
Hay grageas para todo, y la población gasta ingentes sumas de dinero en ellas. El
objetivo no es otro que garantizar una nutrición perfecta del organismo, para evitar
enfermedades y lograr una sensación plena de bienestar. Muchas veces no hay nada
que objetar a estos productos. Sin embargo, como veremos más adelante con Ogul, el
personaje de Voltaire, no es tanto un problema de añadir, sino más bien de sacar
todo lo que está de más, o sea, que más Voltaire y menos Voltarem.
Muchos de estos productos son solo accesibles a las personas adineradas. La
última historia del rey Carlos II de Inglaterra, que vivió y reinó en el siglo XVII, nos
muestra que a veces es mejor ser pobre, y no tener acceso a todas las posibilidades
que se abren al dinero. Aquí presento un breve extracto de la crónica de la muerte de
uno de los hombres más poderosos de su tiempo:

Al rey le fue aplicada una sangría. Le sacaron medio litro de sangre del brazo
derecho. El médico prosiguió extrayéndole cuarto de litro del hombro izquierdo.
Se le administró un emético para que vomitara, así como un enema con antimonio,
sal mineral, hojas de malvavisco, canela, azafrán, semillas de cardamomo, aloe y
carmín. Acto seguido le afeitaron la cabeza al monarca, tras lo cual le salió una
ampolla en el cráneo. Con el objeto de limpiarle el cerebro le dieron polvos de
estornudar de raíz de eléboro, así como un polvo de prímula para fortalecerlo.
Entre emético y emético le daban al rey una bebida relajante a base de agua de
cebada, regaliz y almendras dulces, aceite de ajenjo, clarete, hojas de cardo,
menta, angélica y rosa.
Por si fuera poco, … le pusieron un emplasto de brea y estiércol de paloma. Le
volvieron a sangrar, tras lo cual le fueron administradas semillas de melón, resina

241
de fresno, olmo rojo, agua de ciruela negra, extractos de lirio del valle, peonia,
lavanda, perlas disueltas en vinagre, raíz de genciana, nuez moscada y clavo. A
todo ello se le añadieron cuarenta gotas de extracto de cráneo humano.
Finalmente, llevados por la desesperación, probaron con una piedra de bezoar. El
rey falleció.

Y es que las personas con menos recursos, al tener menos alternativas, padecen
menos las consecuencias de los excesos terapéuticos.
Mal haría el dueño de un vehículo si comprara el mejor de los lubricantes y usara
el más caro de los combustibles sin preocuparse nunca de cambiar los filtros del
aceite y del aire. Algo parecido ocurre en el caso del cuerpo humano. Cuanto más
limpio esté por dentro, más se notará en órganos externos como la piel. También se
percibirán los efectos en las articulaciones y en todos los órganos internos. Será
entonces cuando muchos de los productos del mercado dietético podrán realmente
demostrar sus mejores virtudes. Las estrategias del minuto que vienen más adelante
serán mucho más efectivas si de cuando en cuando hacemos una puesta a punto al
único vehículo que nos transportará por la vida.

ADICCIONES. ANSIOLÍTICOS QUE GENERAN ANSIEDAD


Una adicción es, según la RAE, el hábito de quien se deja dominar por el uso de
ciertas drogas tóxicas, o por la afición desmedida a determinados juegos. En
realidad no hay casi nada a lo que no podamos ser adictos. Podemos serlo a las
drogas (alcohol, tabaco, heroína), al sexo (erotomanía, ninfomanía), al trabajo
(workholics), a Internet (por ejemplo, a las redes sociales), a los videojuegos, a la
comida (ortorexia) y a todo lo imaginable.
El hombre primitivo, aquel que perseguía y era perseguido por el oso, necesitó la
llegada de tiempos de calma para aficionarse a las drogas. Usó drogas para sus ritos
chamánicos. Con ellas lograba una alteración de la conciencia que le permitía
comunicarse con los espíritus y con los dioses, en la búsqueda de soluciones a los
problemas que le atenazaban.
Hoy en día, la función primigenia de las drogas ha dado paso a un uso más
general. Las drogas se han convertido en la chica para todo. Una chica cuya función
principal en el presente no es otra que reducir los altos niveles de ansiedad que
acompañan a la sociedad moderna. Son el chupete de los mayores.
No es lo mismo fumar la pipa de la paz que encadenar un cigarrillo tras otro, para
dar validez a la expresión de «fumar como un carretero». Tampoco es igual asistir a

242
un ritual de ayahuasca con un chamán mexicano o peruano que sucumbir al éxtasis
de fin de semana, todos los fines de semana, por las carreteras de la muerte
españolas. Lo mismo es válido para el alcohol y para todas las demás drogas.
No resulta fácil reducir a un mínimo conveniente el consumo de drogas. Cuando
bebemos alcohol, de pronto los problemas resultan más livianos, nos parecen más
llevaderos. Después, en la vorágine de la resaca, descubrimos que aquel alivio fue
de muy corto plazo, y que ahora el problema nos resulta aún más problemático.
A continuación te mostraré ciertas estrategias para reducir el uso excesivo de las
drogas, y haré especial hincapié en el alcohol. En Occidente, y en especial en
Europa occidental, el consumo de alcohol está costando la salud a un segmento
importantísimo de la población.

TRUCOS PARA BEBER MENOS ALCOHOL


El problema no es tanto el beber, sino el hecho de beber en exceso. Esto es una
verdad de Perogrullo. Dejar de beber del todo es la única solución en caso de
alcoholismo. Pero cuando se trata de alguien que sencillamente bebe demasiado
(como por ejemplo solamente más de la mitad de los españoles, alemanes, ingleses,
etc.), sin llegar a tener dependencia absoluta del alcohol, lo mejor es darle una
solución positiva al asunto. O sea, centrarse en beber más y no en beber menos. Solo
que en vez de beber más alcohol, beberemos más de otras cosas sin alcohol, como
agua, zumos, etc. En cierta ocasión traté a una pareja. Los dos querían beber menos.
La verdad es que se notaba que estaban al borde de un alcoholismo severo. Ellos
esperaban que yo me pusiera la típica sotana de terapeuta y les dijera: «Hijos míos,
no bebáis». Se quedaron sorprendidos cuando les solté: «Bebed, lo que queráis,
pero antes beberéis entre uno y dos litros de agua. Después, por cada litro de vino,
beberéis otro litro de agua».
El resultado fue sorprendente: todo su grupo de amigos asumió también esta
costumbre, solo que el agua les dejaba tan llenos y saciados que luego apenas les
quedaban ganas de beber alcohol. Además, los receptores de la sed están atrofiados
en muchos casos, sobre todo entre personas mayores, y muchas veces bebemos
alcohol porque nuestras células tienen sed de agua. El alcohol es una droga social,
de la que se puede disfrutar mucho más sin excesos. Por eso en Francia luchan contra
los «botellones» que asolan muchas ciudades europeas con una estrategia que a más
de uno podría sorprender: con cursos de enología. Alguien que disfrute de un buen
caldo, concentrándose en los matices aromáticos y esos mil detalles desconocidos
para el paladar inexperto, será difícil que termine como una cuba. A mi modo de ver,

243
cuando convertimos el alcohol en un placer, y no en un mero ansiolítico, damos el
primer paso para beber menos.
Puntos a tener en cuenta:

• Antes de quedar para una reunión social bebe de uno a dos litros de agua,
dependiendo de tu peso y capacidad de beber.
• Aprende a disfrutar mientras bebes, evitando los atracones. Bebe despacio.
• Aprovecha los brindis de las celebraciones para darle un sentido ritual a la
bebida. Los rituales positivos activan la cascada endorfínica.
• Entre copa y copa, date un respiro con agua o un zumo.
• Antes de ir a casa, termina la jornada con una cantidad de agua proporcional al
alcohol que bebiste.
• Toma antes y después de beber 5 gránulos homeopáticos deNux vómica Ch 6.
Deja que se disuelvan en la boca. Tenía un amigo que daba a la entrada y a la
salida de sus fiestas unos gránulos a todos los participantes. Era un gran
filántropo.

De este modo, podrás participar del ambiente social. En el entorno musulmán no


está bien visto beber, pero en el resto del mundo casi todas las actividades sociales,
sobre todo las nocturnas, están acompañadas por el alcohol. Con los trucos
anteriores te resultará más fácil ser tú quién decide lo que bebes y lo que no bebes.
En la mayoría de los casos, es el propio alcohol el dueño y señor de nuestras
conciencias cuando estamos dominados por su batuta.
Este tipo de trucos tienen una ventaja adicional: el cerebro entiende muy mal los
noes. Puede que ya hayas escuchado en más de una ocasión la anécdota de aquel
grupo de personas al que decían: «Piensen en cualquier cosa menos en un elefante.»
En qué pensaban todos: evidentemente en el elefante. Hoy, sin ir más lejos abrí la
nevera para sacar un poco de leche para el café. Como el zumo de pera tiene un
envase parecido al de la leche, me concentré y me dije: no vayas a tomar el zumo de
pera. Te puedes imaginar lo que pasó: me he tomado café con zumo de pera, y leche,
que añadí después para ver si merecía la pena.
Cuando decimos a un niño, «no hagas eso» pocas veces funcionará. Por eso
obligarnos a no beber, a no fumar o a cualquier otra cosa por la vía del NO nos
llevará inconscientemente a buscar nuevas válvulas de escape. De qué me sirve, por
ejemplo, que un paciente deje de fumar, si luego va a engordar 20 kilos debido a que
la ansiedad le hace comer como un poseso. La comida, ya lo sabrás es, junto al

244
alcohol, otro de esos ansiolíticos a los que recurrimos con frecuencia. A ciertos
fumadores les recomiendo que de vez en cuando no se fumen el siguiente cigarrillo.
Se trata básicamente de posponer o postergar el presunto placer, no de anularlo. Así
podemos ir adiestrando a nuestra mente (la cual siempre debería estar supeditada a
nuestra voluntad, y no al revés) para que perciba que esa pequeña renuncia no solo
no es negativa, sino que es positiva, pues es precisamente al renunciar de manera
libre cuando más sentimos nuestro propio poder.
Esto no les genera tanta presión como dejarlo del todo. Y es el entorno el que
muchas veces carga con las consecuencias. Yo personalmente prefiero tener todos
(bueno, casi todos) los vicios, pero moderadamente. Eso sí, moderando también la
moderación. Así se controlan más o menos entre sí.
Con el paso de los años, el metabolismo de la mayoría de las personas se
ralentiza, lo que equivale a la ecuación:

igual comida + igual ejercicio = más kilos

En muchos casos, esto no tiene mayor importancia. Los cánones de belleza


cambian de cuando en cuando, por lo que no sería de extrañar que dentro de un
tiempo se vuelvan a poner de moda las personas «rollizas». El problema surge, a
nivel de salud, cuando nos encontramos con un sobrepeso severo, que es el caldo de
cultivo ideal para enfermedades como la diabetes. Ni la espalda ni las rodillas están
construidas para soportar tanto peso, y esa bomba maravillosa que es el corazón se
las ve y se las desea para lanzar la sangre hacia todas las células del cuerpo de un
obeso.

LA CULPA ENGORDA
Las dietas obsesionadas en el balance calórico son bastante inútiles. ¿No te pasa
que hay temporadas en las que te sientes exultante, lleno de vitalidad y energía, y
aunque comas mucho engordas menos? Esto sucede por ejemplo cuando nos
enamoramos. El metabolismo se revoluciona, amén de que la sexualidad ejerce de
ansiolítico y tenemos menos necesidad de recurrir a los pequeños «pecados». La
tristeza es la gran aliada de la obesidad, lo mismo que sentirnos culpables por no
haber estado «a la altura».
Las dietas pluscuamperfectas y estrictas no suelen funcionar. El efecto yoyo no se
hace esperar, y el paciente siente una sensación de fracaso que le lleva a comer más.
No olvidemos que la comida, las drogas y el sexo conforman el triunvirato de los

245
ansiolíticos a los que recurren casi todas las personas. De ahí que no suela funcionar
la estrategia de la abstinencia total. No en una sociedad como la nuestra,
bombardeada por millones de estímulos cada día. A Adán le ofreció Eva solo una
manzana, y sucumbió al pecado original. Como no sucumbir en nuestros días a
toneladas de manzanas y peras que nos ofrece el mercado. Sin entrar en moralinas, lo
mejor es recurrir a una serie de trucos que permitan a nuestra mente ansiosa
sucumbir menos al deseo, ese eterno insatisfecho, que decía Ortega y Gasset. Por
eso, si en vez de prohibirnos cosas de comer o beber, recurrimos a estrategias para
controlar la cantidad de lo que comemos o bebemos, seguramente llegaremos mucho
más lejos. Aquí tienes una serie de trucos que te ayudarán a mantener el peso sin
sufrimiento.

LAS DIETAS PROTEÍNICAS SACAN EL AGUA DEL CUERPO


Las dietas proteínicas están muy de moda. Son altamente hidrófugas, al conjugar
las proteínas el agua del intersticio. Es fácil perder varios kilos en pocos días,
incluso comiendo toda la proteína que se te pase por delante. Eso sí, solo proteína.
No me parece mal recurrir a un día de proteína pura de cuando en cuando. Lo malo
es que si abusamos de las proteínas sobrecargamos los riñones, que tienen que
liberarse del exceso de ácido úrico, y además, al acidificar la sangre el organismo
reacciona sacando calcio de los huesos.
Cuando yo era pequeño, lo normal era tomar pollo el domingo. El jueves había
cocido, y estos dos días eran, por así decirlo, los días proteínicos de la mayor parte
de la población española. Hoy en día, la mitad de la población mundial come
demasiadas proteínas, y hace demasiado poco ejercicio, y la otra mitad come muy
pocas proteínas y está sometida a un fuerte desgaste físico para poder permitirse la
pobre dieta hipocalórica del día a día. Tienen que recorrer decenas de kilómetros
diarios para conseguir, por ejemplo, leña. Un mundo al revés.

TRUCOS PARA COMER MENOS (Y ENGORDAR MENOS)

• Quítate los noes absolutos, del tipo, no comer pan, etc.


• No olvides que la comida es uno de los mayores placeres de nuestra vida. No
te amargues la existencia con comida que no te dice nada.
• Tómate tu tiempo y, a ser posible, intenta comer más o menos a la misma hora

246
todos los días.
• Come en platos pequeños, o no demasiado grandes, y no los llenes. Deja pasar
10 minutos entre plato y plato. La señal de saciedad suele llegar al cerebro
con cierto tiempo de retraso. Seguro que te es familiar esta situación: vas a un
restaurante con mucha hambre, pides un montón de raciones, pero los
camareros son muy lentos y pasa más de media hora entre plato y plato. Ya en
la segunda ración te sientes lleno y te preguntas por qué has pedido tantas
cosas. Cuando traen todo a la vez, te hinchas enseguida y luego te sientes a
reventar durante toda la noche.
• Mastica la comida al menos cinco veces más de lo que sueles hacerlo
habitualmente. La señal de saciedad llegará mucho antes.
• Bebe dos vasos de agua poco antes de comer (10 minutos). Por fin salió
recientemente un estudio que demostraba la fiabilidad del método para
adelgazar (de hecho, es raro que se haga un estudio clínico, algo realmente
caro, sin que tenga por objeto la venta de medicamentos).
• Come cuando tengas hambre. Los horarios para las comidas están bien, pero
no hay mejor horario que darse una pausa cuando no sentimos hambre. Lo
ideal es tener un pelín de hambre después de comer, y una ligera sensación de
saciedad cuando tenemos hambre. El hombre primitivo, que es lo que somos, a
fin de cuentas, no pedía tregua al oso para comer de 14 a 15 horas.
• Si has cumplido los pasos anteriores, come cuanto te plazca y cuando te de la
gana.

El apartado 4 es, a mi modo de ver, el más importante. Y lo es por una razón muy
sencilla: el subconsciente no quiere saber nada de noes. Al permitirte tomar más o
menos lo que quieras, ya sea comida o alcohol, tendrás menos efectos rebote.
Evidentemente, no estoy hablando ahora de un alcohólico, sino de todas esas
personas que conoces que sencillamente beben y comen más de lo que le hace bien a
su organismo.

LAS TRES LIMPIEZAS


Ciertos periodos de ayuno pueden servirnos como un viaje interior. No solo nos
ayudan a limpiar el organismo, sino también a separar la paja del grano en el granero
de la mente. Los pensamientos se vuelven más claros y los objetivos se definen con
mayor precisión. No hagas nunca una limpieza para perder peso, pues ese no debe
ser el objetivo. Además, cuando hacemos una limpieza, nuestro metabolismo basal

247
disminuye, por lo que no sería difícil aumentar peso después del ayuno comiendo lo
mismo que antes.

REQUISITOS PARA HACER UNA LIMPIEZA:

• Estar sano, o por lo menos no en la fase aguda de una enfermedad crónica.


• Aprovechar el momento oportuno. Aunque sin exagerar ya que esto es un poco
como el deseo de tener hijos: a la hora de materializarse nunca es el momento
oportuno. Las mejores épocas son la primavera y el final del verano.
• Preparar mentalmente el terreno. O sea, que nada de decidirlo de hoy a
mañana. Si decido hacer una limpieza de aquí a dos meses, por ejemplo, mi
subconsciente empezará a preparar el terreno, de modo que me costará mucho
menos.

LIMPIA TU CUERPO, LIMPIA TU MENTE

Hay tres limpiezas altamente recomendables: la de sirope de arce, la del


intestino y la del hígado. Es importante que lo consultes con un especialista antes de
hacer cualquiera de ellas.
Como dije más arriba, estas limpiezas no deberían tener como objetivo la pérdida
de peso, sino más bien limpieza orgánica, la claridad mental y el desapego de lo
material. De hecho, el peligro es que el metabolismo se ralentiza, por lo que si
empezamos a comer fuerte después del ayuno, recuperaremos rápidamente los 5 ó 6
kilos que hemos perdido. Más importante que la pérdida de peso es limpiar los
órganos y conductos para mejorar su funcionamiento.
Te diré que a mí me encantan todos los placeres de la vida (la buena comida, el
buen vino, etc.) y después de hacer una limpieza me siento más libre, mi paladar y mi
olfato disfrutan mucho más de todo lo que se les ofrece. Es importante no interrumpir
el ayuno con grandes comilonas, sino ir poco a poco. Empezar con zumos, un poco
de fruta, e introducir poco a poco la comida más sólida.

LIMPIEZA DE SIROPE DE ARCE


Es una limpieza ideal para la primavera. La Naturaleza se muestra en todo su

248
esplendor, y nosotros empezamos a salir de la ensoñación del invierno. Este ayuno
nos limpia las venas y arterias, y descarga los órganos responsables de la digestión y
el metabolismo, que se alegran de recibir unas merecidas vacaciones. Sirve para
mejorar las defensas, liberar depósitos de grasa y producir nuevos anticuerpos, a la
vez que aumentamos el rendimiento y la sensación de bienestar general. Los
primeros días puedes tomar más cantidad de sirope, y luego ir reduciéndola poco a
poco. La cantidad de limón y cayena va por gustos. La cayena y el limón tienen la
función de limpiar los vasos sanguíneos. El sirope tiene glucosa, necesaria sobre
todo para el funcionamiento del cerebro, así como las sales minerales necesarias. Al
cabo de unos días se pone en funcionamiento la gluconeogénesis. El cuerpo empieza
a fabricar glucosa a partir de las grasas.
Esta limpieza es ideal para movilizar la energía, y para liberar los vasos de
aterosclerosis. Por ejemplo, en casos de claudicación intermitente. Se puede hacer
varias veces al año. Duración: dependiendo de tus necesidades, y de tu constitución,
puede variar de 3 a 10 días. Yo recomiendo hacerla durante una semana, ya que
permite al cuerpo liberarse de gran cantidad de toxinas. También se puede hacer
solo por las tardes. En este caso comeremos a eso de las dos, y a partir de ese
momento solo tomaremos el zumo que describo a continuación. No te preocupes por
el aporte nutritivo, no sufrirás carencia alguna.
Indicaciones: sirve para mejorar la salud en general, aunque está especialmente
indicada para: alergias, asma, hipertensión, artritis, reumatismo, estreñimiento,
gases, problemas de piel como psoriasis o neurodermitis, problemas ginecológicos,
menopausia, y un sinnúmero de dolencias comunes.
Cómo hacerla

Puedes hacer un ayuno completo de entre 7 y 10 días, o un semiayuno, como el


que trabaja a media jornada. La cura auténtica está basada en la milenaria terapia del
ayuno. Ayunar significa vivir por un tiempo determinado de las propias reservas.
Ayunar no es «pasar hambre».

Una vez finalizada la limpieza conviene alimentarse entre 2 y 3 días con alimentos
de transición: caldos vegetales, zumos y frutas. Es un buen momento para mejorar las
costumbres dietéticas.
El semiayuno: aquí no hay más que sustituir el desayuno o la cena por 2 o 3 vasos
de sirope de arce, limón y cayena. Es conveniente evitar durante el semi-ayuno los
embutidos, las harinas refinadas, el alcohol, los lácteos y otros productos que puedan
frenar el proceso depurativo.

249
Duración: entre 10 y 20 días. Este semiayuno está especialmente recomendado a
personas que no se atrevan al ayuno completo por las razones que sean: pereza, salud
endeble, etc.
Cómo preparar la bebida de sirope de arce: Para un vaso grande del preparado
se necesitan:

• Dos cucharadas soperas de sirope de arce.


• Dos cucharadas soperas de zumo de limón fresco.
• Una pizca de cayena en polvo (a gusto).

Todo ello es mezclado con agua. Al principio suelo tomar más cantidad de sirope
y según van pasando los días tomo el brebaje más diluido. No tienes que pasar
hambre en absoluto. Toma la cantidad que necesites. En la cura completa puedes
tomar de 8 a 10 vasos diarios, y si quieres, más.

Es posible que los primeros días tengas cefaleas. No te preocupes, es normal, ya


que el cuerpo se está liberando de las toxinas. Esta es también la razón por la que el
olor corporal podría ser más fuerte de lo habitual.
Por la noche puedes tomar si quieres un caldo de verdura (nada sólido). Esta
limpieza la he hecho ya muchas veces, desde hace más de veinte años, y me ha
ofrecido siempre un estado fantástico de claridad mental. Estar tanto tiempo sin
preocuparte de cocinar, etc. es, además, muy positivo para la autoestima. Al igual
que ocurre con la meditación, nos adentramos mucho más en el núcleo de nuestra
existencia.

LIMPIEZA YÓGUICA DEL INTESTINO (SHANKA PRAKSHALANA) Y EN SU DEFECTO, LA


HIDROTERAPIA DE COLON

Según la Medicina Tradicional China, el intestino grueso está adscrito al elemento


Metal, y es importante para mantener una distancia prudencial con el entorno.
Cuando falta la energía metálica, nos fundimos en exceso en la vorágine de las cosas.
Cuando esta energía es excesiva, resultamos demasiado cortantes, a veces también
con nosotros mismos. La limpieza intestinal es una bendición para el cuerpo. Los
yoguis de la India la practican regularmente desde tiempos inmemoriales.
Está recomendada para: colon irritable, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn
(nunca durante un brote), problemas cutáneos, artritis, y otras tantas dolencias.

250
Es importante que una semana antes de la limpieza evites en lo posible las
toxinas. Es muy positivo para el cuerpo, pero más aún para la mente, desapegarse de
determinadas exigencias diarias, como el café, el alcohol y tantas otras cosas, de las
que creemos que no somos capaces de desprendernos. La limpieza como tal tiene
lugar por la mañana. Cuanto más te hayas cuidado la semana antes, menos te costará
realizarla. Aunque te advierto que no es para todo el mundo. Hay que sentirse fuerte,
y si eres demasiado frágil quizás convenga no hacerla. No la hagas si tienes una
enfermedad grave, o eres hipertenso. Consúltalo con un especialista. Si puedes,
hazla con alguien de tu confianza, para que podáis apoyaros en el proceso. Elige un
día sin obligaciones, para que puedas descansar sin problemas después de la
limpieza. Nada más levantarte, lo antes que te lo permita tu religión, medita si
quieres unos minutos para concentrarte también en los aspectos psicológicos o
vitales de los que quieres desprenderte.

Pon agua a calentar (unos 3 litros) y echa una cucharada sopera rasa de sal, por
litro. Ten cuidado con la medida ya que si pones sal de menos en vez de evacuar por
el intestino evacuarás por la orina y esto no es nada bueno para los riñones. Lo
mejor es usar sal marina o sal del Himalaya. No uses en ningún caso sal refinada. Si
quieres, añade un poco de zumo de limón, para que no tenga un sabor desagradable.
Toma el agua tibia. Hay que beber hasta 3 litros (a veces más), hasta que el
líquido que sale por el ano sea agua clara, sin puntitos negros. Es posible que
durante la primera media hora te sientas un poco mareado. No bebas agua dulce
durante el proceso. Puedes concluir la limpieza con un pequeño enema de agua y
café (3/4 de agua, 1/4 de café), para limpiar también el hígado. Para cerrar el ciclo
es aconsejable beber un vaso de agua y vomitarla. A partir de ese momento ya
puedes beber agua normal.

Dado que la flora intestinal queda destruida con la limpieza, debes comer como
muy tarde media hora después de la misma. Lo mejor es comer arroz con lentejas
rojas, muy cocidos todo, añadiéndole bastante mantequilla, para alimentar la flora
intestinal. Si lo prefieres, puedes usar el gui de los indios, una especie de
mantequilla, pero más sana. Si quieres, puedes poner un poco de queso de cabra
rallado para que sepa mejor.
Esto es lo que comerás durante todo el día. A la mañana siguiente, podrás comer
con normalidad, evitando, eso sí, los excesos.

251
Toma distancia de tus problemas al menos un minuto al día. Realiza el ejercicio
de liberación intestinal del capítulo 3 de la primera parte la semana anterior a la
limpieza, cada día, separándote mentalmente de todas las cosas que te abruman.
Empezarás a sentir como poco a poco te importan menos. Y el proceso de la
limpieza como tal se hará más llevadero. No es necesario decir que ese ejercicio, no
solo incide en el funcionamiento intestinal, sino que también te ayudará a tomar
decisiones con más claridad, a ser más asertivo, a tener más capacidad de separar la
paja del grano.
La hidroterapia de colon: Es menos exhaustiva, ya que no es posible limpiar con
ella el intestino delgado, pues lo impide la válvula ileocecal. Aunque también es una
terapia que mejorará tus problemas intestinales y cutáneos (la piel y el intestino
tienen una relación muy estrecha). No tienes más que contactar con un especialista de
tu región.

LIMPIEZA HEPÁTICA
El hígado tiene más de seiscientas funciones conocidas, por lo que su limpieza es
más que conveniente.El hígado genera bilis, y la limpieza hepática aumentará la
cantidad de bilis producida. La bilis es, por ejemplo, necesaria para una buena
asimilación de las vitaminas liposolubles y el calcio. Por eso la limpieza hepática
está muy recomendada en casos de osteoporosis.

Pautas a seguir

Durante una semana conviene alimentarse sin excesos, con una dieta a ser posible
libre de proteína animal. Pongamos que haces la limpieza el sábado.
De lunes a sábado: Haz dieta ligera, nada de carne, ni pescado, ni alcohol. Un
litro de zumo de manzana al día entre comidas. Durante el sábado: nada de leche, ni
yogur, ni proteínas de ningún tipo, tampoco vegetales como el tofu. Entre horas no
dejes de tomar un litro de zumo de manzana (antes de las 14.00).

Comida del sábado antes de las 14.00 (a partir de las 2 de la tarde no tomarás
nada más). Después solo agua (conviene beber bastante agua, para no deshidratarse)
A las 18 horas: 1 vaso grande (tercio de litro) de agua con 1,5 cucharadas soperas
de sales de epson (sulfato de magnesio) A las 20 horas lo mismo. Si a las 21 horas
no has ido al baño, te pones un pequeño enema de agua. El proceso ya será

252
imparable. A las 22 horas tómate 1 vaso de tercio de litro con 4 dedos de aceite de
oliva (mitad) y el resto zumo de pomelo exprimido (en su defecto zumo de naranja y
limón). En un bote cerrado se agita fuerte. Tras tomártelo te metes en la cama al
menos veinte minutos sin moverte. Y si te duermes, mejor. Es posible que te sientas
mal a eso de la 1 de la madrugada. Si lo ves necesario, puedes vomitar.

Domingo: Pon el despertador a las 6 y media y te tomas otro vaso de agua con
sales de epson (una cucharada y media) A las 8 y media lo mismo (opcional). A
partir de las 10 puedes desayunar ligero fruta y cereales. Las piedras saldrán sobre
todo por la mañana del domingo. Puedes poner un colador o algo así para saber
cuántas piedras salen y llevar un control. La mayoría de las piedras son de color
verde esmeralda. Es posible que en la primera limpieza no salgan piedras. Aunque el
hígado se sentirá igualmente aliviado. Conviene hacer limpiezas una semana al mes,
hasta que dejen de salir piedras por completo. Si no sale ninguna piedra, repite la
limpieza, es posible que en la siguiente salgan muchísimas. Cuando no salga ninguna
piedra en dos limpiezas seguidas, podemos hablar de que el hígado está limpio. Lo
normal es hacer entre 5 y 10 limpiezas.

ALGUNOS ALIMENTOS Y HÁBITOS PARA TENER


EL CUERPO A PUNTO

EL AGUA CALIENTE
Es uno de los grandes secretos de las medicina china y ayurveda. El cuerpo
necesita entre el 60 y el 70% de su energía para mantener su temperatura. Por eso,
especialmente para las personas con las baterías bajas, resulta muy aconsejable
beber agua sola, como si fuera un té, a una temperatura de tibia a caliente. Limpia el
cuerpo y sirve de relajante. Es el combustible ideal para empezar el día. Cuando
estamos estreñidos, un vaso de tercio de litro nada más despertar nos llevará pronto
al baño. Puedes tomarlo con limón y una pizca de sal no refinada.

EL AJO
El ajo es una de las plantas medicinales más antiguas. Es conocida por su aporte a
la hora de combatir las enfermedades cardiacas, la hipertensión y los resfriados.
También ayuda a bajar el colesterol y tiene efecto anticoagulante y bactericida. Louis

253
Pasteur, el descubridor de la penicilina, ya había reconocido el poder bactericida
del ajo. El ajo contiene alicina, que es la que le brinda sus poderes terapéuticos.

LA CANELA, EXCELENTE ANTIDIABÉTICO


La canela mejora, al parecer, la calidad de la insulina, con lo que ayuda a bajar
los niveles de azúcar en sangre. Hay tres tipos de diabetes básicos: la diabetes tipo
I, la diabetes tipo II, y la gestacional, que surge en el embarazo y por lo general suele
desaparecer después. La diabetes del tipo I suele darse entre personas jóvenes y
aparece repentinamente. Los enfermos se ven obligados a inyectarse insulina
subcutánea de por vida. La del tipo II es la que hasta hace poco se llamaba «de los
viejos». Digo hasta hace poco, ya que las malas costumbres dietéticas de las
sociedades modernas han logrado que cada vez más niños sean diabéticos del tipo II.
La insulina es una hormona que se produce en los islotes pancreáticos y que se
encarga de enviar el azúcar en sangre a la célula, para que ésta se nutra. También se
ocupa de transformar el azúcar sobrante para que se convierta en grasa en los
depósitos que el cuerpo prevé al efecto: michelines, etc. La insulina podría
compararse con una llave que abre las puertas de la célula a la llegada de la glucosa.
Cuando alguien padece diabetes del tipo I podríamos decir que tiene que entrar a la
casa de la célula sin llaves. ¿Y qué hacer en tal situación? Muy sencillo: llamamos al
cerrajero. Los diabéticos del tipo I son insulino-dependientes, necesitan inyecciones
de insulina de por vida. En el caso de la diabetes del tipo II, es como si tuviéramos
la llave para abrir la puerta, pero nos tiráramos un buen rato hasta lograr abrirla
porque se atasca. Ante esto, lo mejor es un poco de lubricante. Esta imagen sirve
como metáfora de la diabetes del tipo II. Los islotes pancreáticos siguen creando
insulina, pero de mala calidad. De ahí que estos pacientes tomen antidiabéticos
orales.
El caso es que la canela parece tener cualidades lubricantes para esa llave que es
la insulina, mejorando su calidad. En todos los casos de diabetes ayuda a controlar
los niveles de azúcar en sangre, con lo que sirve para evitar tanto hiperglucemias
como hipoglucemias.

Remedio casero: Tómate un té de canela en rama todos los días. También lo


puedes tomar frío (está bastante bueno, la verdad).
También puedes usarla en polvo. Si tomas, por ejemplo, arroz con leche, la canela
bajará el efecto hiperglucémico de este postre.

254
EL CLAVO
El clavo ayuda a bajar los niveles de colesterol en sangre. Pon 5 clavos por la
noche en un vaso de agua, y por la mañana te bebes el agua, sin los clavos. Cambia
los clavos cada día y repite la operación durante al menos 21 días. He tenido muy
buenos resultados con pacientes que tenían altos niveles de colesterol.

LA CEBOLLA
Contigo pan y cebolla. Un caldo de cebolla diario en ayunas, durante 21 días,
también ayuda notablemente a reducir el colesterol.

EL PEREJIL
Coge un manojo de perejil y ponlo a hervir, sin tallos, durante 10 minutos, en un
litro de agua. Déjalo enfriar, ponlo en la nevera, y te tomas un vasito al día, hasta
que se termine. Descansa una semana y después repite la operación.
El té de perejil es excelente para limpiar los riñones y las vías urinarias. Muchas
veces se liberan incluso las molestas piedras renales.

LA SAL DEL HIMALAYA


O en su defecto, la sal marina. Además de cloruro sódico tiene todas las sales
minerales y oligoelementos que el cuerpo precisa. No puede decirse lo mismo de la
sal refinada, que es puro cloruro sódico al 100%. Una buena costumbre es beber por
las mañanas un vaso de tercio de litro de agua tibia a caliente con una cucharadita de
sal líquida del Himalaya. Para preparar la sal líquida no tienes más que poner un par
de piedras de sal del Himalaya en un recipiente con agua mineral. Al cabo de
aproximadamente una hora tendremos una concentración salina del 26%. El líquido
resultante podrás usarlo durante meses, e incluso años. No tienes más que ir
añadiendo agua hasta que desaparezcan las piedras, y luego añadirle más piedras. Es
importante que siempre quede algo de roca, ya que de lo contrario no sabrás si la
salinidad es la ideal. La sal del Himalaya tiene una estructura maravillosa, forjada
por la presión de las montañas a lo largo de más de un millón de años. Es muy buena
para dar al cuerpo por las mañanas los minerales que necesita, y en la justa medida
que los puede asimilar.

255
EL LIMÓN
Cada vez son más conocidas sus propiedades anti cancerígenas. Ayuda a combatir
los cálculos renales.

LA GRANADA
Tiene propiedades anti cancerígenas y su fibra de alta calidad ayuda a limpiar las
paredes intestinales. Confesaré que, además de la belleza otoñal de la caída de las
hojas, es la única razón por la que me alegro de la llegada del otoño. Con unas gotas
de limón ofrece un sabor digno de un coctel caribeño.

EL KOMBUCHA
El té de kombucha se produce a partir de este hongo. Son conocidos sus efectos
revitalizantes y estabilizantes para el sistema inmune.

LA MIEL
Tiene un efecto extraordinario aplicada sobre la piel en caso de inflamación.
También acelera la cicatrización de las heridas. Alivia las quemaduras.

LA ARCILLA
Limpia por dentro y por fuera. Es muy útil tanto para la piel (aplicación externa)
como para el intestino (aplicación oral), y ha demostrado su efecto a la hora de hacer
desaparecer o disminuir el tamaño de determinados tumores.
Tanto para beber (una cucharada sopera por litro de agua, agitándola y dejándola
después reposar) Neutraliza la acidez corporal y limpia el cuerpo por dentro. Los
emplastes de arcilla vienen muy bien también en caso de tumores y miomas.

ACEITE DE OLIVA Y LIMÓN


Toma por la mañana una cucharadita de aceite de oliva con unas gotas de limón.
Te ayudará a mejorar las funciones hepáticas.

256
ACEITE DE GIRASOL
Enjuágate bien la boca con una cucharada sopera de aceite durante un minuto,
hasta que conforme una pasta semisólida. Limpiará las toxinas de la lengua. Mejor
que sea aceite biológico.

OTRAS BUENAS COSTUMBRES

Tómate un vaso de agua tibia antes del desayuno

Lo ideal es un tercio de litro. Puedes añadirle el zumo de medio limón y una


cucharadita de sal líquida del Himalaya. Pondrá en marcha la peristalsis intestinal.
Es ideal para personas con tendencia al estreñimiento. Además ayuda a aclarar los
pensamientos.

Ducha fría mañanera, asusta a los malos pensamientos

Esta es una muy buena costumbre para estimular el organismo. Lo idea es empezar
con agua caliente, calentar bien los riñones durante al menos un minuto, y luego
pasar al agua fría. La zona de los riñones no deberías ducharla con agua fría.

Sauna

Visita la sauna periódicamente. Te recomiendo una vez a la semana. Es una de las


mejores costumbres para relajar el sistema vegetativo. Compensa la tensión arterial
y fortalece el sistema inmune.

LA RESPIRACIÓN
Controlar la respiración equivale prácticamente a controlar la mente. De ahí la
importancia que le dan todas las técnicas de relajación orientales a la respiración.
Sufrimos las consecuencias de habitar en un cuerpo inadaptado a la cambiante
realidad de la vida moderna, y la respiración puede convertirse en uno de los
principales mecanismos de ajuste con que contamos.
Cuando estamos nerviosos o cuando sentimos un determinado dolor la respiración
puede llegar a ser el mejor calmante.

257
CÓMO RESPIRAR
En los pulmones siempre permanece una cierta cantidad de aire residual. Nada
menos que 1 200 cc. Es imposible vaciarlos por completo, y tampoco es necesario.
Aunque esa cantidad de aire residual debería mantenerse en unos límites. Cuando el
aire residual ocupa demasiado espacio, la sangre se envenena, se acidifica. Y ésta es
una causa habitual de malestar corporal y psíquico. Los alemanes dicen Ich bin
sauer (estoy ácido), cuando quieren mostrar su enfado.
La especie humana es muy peculiar. Somos el único animal que en el proceso de
aprendizaje se aleja de todo aquello que le hace bien. Un perro, un gato, un caballo y
un hipopótamo respiran bien, desde que nacen hasta que mueren (aunque a veces la
identificación entre humanos y mascotas nos depara curiosas sorpresas). Sin
embargo, el hombre empieza respirando profundamente y con el paso de los años —
a no ser que tome conciencia mediante alguna técnica— comienza a respirar
superficialmente, y el aire residual termina por ocupar la mitad de los pulmones.
El proceso respiratorio natural podría describirse con la siguiente metáfora:
imagínate que en una sala grande (los pulmones) hay muchas sillas (el aire). La
respiración sería el equivalente a poner nuevas sillas en la sala. ¿Qué harías para
meter las nuevas sillas? Lógicamente sacar primero las viejas. Pues del mismo modo
debemos espirar antes de inspirar. ¿Qué sillas sacarías primero, las más cercanas a
la puerta, o las más alejadas? Sin duda las más cercanas. Pues haz igual con la
respiración, primero saca el aire del pecho, y luego el del bajo vientre. A la hora de
inspirar hazlo al revés. Llena primero la parte baja de los pulmones, y después la
más alta.
Una técnica buena y simple para oxigenarnos correctamente consiste en lo
siguiente:

• Controla los tiempos con un metrónomo, o simplemente caminando. Cada paso


es el equivalente a un golpe de metrónomo.
• Empieza sacando el aire en 3 tiempos o pasos (luego puedes ir subiendo a 4, 5,
6 ó 10 tiempos).
• Permanece 3 tiempos o pasos sin respirar.
• Inspira en 3 tiempos.
• Mantén el aire otros 3 tiempos.
• Vuelve a sacar el aire en 3 tiempos.

Así durante unos minutos al día.

258
Otra técnica que actúa rápidamente consiste en inspirar por un agujero de la nariz
y luego por el otro. Si tienes una situación complicada que te produce estrés te la
recomiendo encarecidamente. Notarás enseguida su efecto.
Si quieres adelgazar: una técnica que acelera el metabolismo consiste en inspirar
y espirar profunda y rápidamente durante un minuto, descansar un minuto y volver a
respirar profunda y rápidamente otro minuto. Así puedes seguir hasta 5 minutos.
El control de la respiración es fundamental para:

• Una respiración correcta reduce el volumen de aire residual y permite que las
células estén mejor oxigenadas.
• Las personas con problemas respiratorios. Un asmático que aprenda a respirar
cuando esté bien sufrirá menos crisis y tendrá mayor control sobre las mismas.
• Las personas con problemas digestivos. El aire del bajo vientre les hará un
masaje interno.
• Las personas con inestabilidad emocional y psíquica. La respiración es una
excelente forma de relajación. Mediante la respiración será más fácil, por
ejemplo, controlar una crisis claustrofóbica.
• Todas las situaciones complicadas de la vida se superan mejor controlando la
respiración.
• Las visitas al dentista resultarán menos desagradables. Controlando la
respiración nos será más fácil reducir el dolor.
• Las personas con problemas cardiacos. Mediante la respiración será mucho
más fácil controlar, por ejemplo, una angina de pecho.
• Los hombres podrán controlar mucho mejor la eyaculación mediante el control
de la respiración.
• Sirve también para acelerar el metabolismo y por tanto para perder peso.

Si conoces a alguien que practique yoga habitualmente u otra técnica centrada en


la respiración, pídele que te enseñe a respirar.

259
2
Pon tu mente en orden.
Pequeño manual de higiene mental

P ARA empezar, trataremos una serie de puntos básicos que deben estar claros para
gozar de buena salud. Si tenemos en cuenta la importancia de la mente en la sanación
le sacaremos mucho más partido al minuto que dedicaremos diariamente a cuidar
nuestra salud.

Cuando los médicos se quejan de que no tienen más de 3 minutos por paciente, me
pregunto si no sería mejor convocarlos a todos los pacientes juntos en una sala
grande y explicarles pautas de salud generales. El efecto multiplicador sería notable.
Y los facultativos probablemente disfrutarían más su trabajo.
Otra cosa que me parece importante es identificarse menos con la enfermedad. En
vez de decir: «Soy un enfermo», me parece más conveniente decir: «Tengo una
enfermedad». Lo que tenemos nos lo pueden robar, lo que somos, no.
La leyenda que sigue nos muestra lo importante que es nuestra actitud mental a la
hora de conseguir la felicidad y la salud:

LA VÍA RÁPIDA
Una vieja leyenda cuenta la historia de un rey del norte de la India que había oído
hablar maravillas de Buda —el Iluminado— y quería conocerlo. El soberano
preparó una espléndida comida, a la que vino Buda acompañado de algunos
discípulos.
En aquellos tiempos nadie gozaba de más consideración social que los ascetas
recluidos durante decenios en monasterios. Los monjes renunciaban a todas sus
posesiones, a sus mujeres y a todo aquello que tuviera relación con la vida mundana.
El premio que buscaban con tanta renuncia no era poca cosa: la iluminación, el
despertar absoluto de la conciencia.

260
Pues bien, regresamos al banquete ofrecido por el monarca a Buda. Entre plato y
plato, el rey quedaba cada vez más impresionado por la presencia del santo. Al
finalizar el ágape, no pudiendo contenerse más, le dijo: «Oh, Buda, eres sin duda un
ser extraordinario. ¡Cuánto me gustaría ser como tú! Yo gobierno los designios de mi
reinado, a mi no me es dado renunciar al poder, pues me debo a mis súbditos.
Tampoco puedo imaginar abandonar a mi real esposa y a mis hijos. Ni me apetece,
dicho sea de paso, renunciar a los bienes terrenales que compensan mis fatigas. Sin
embargo, desearía alcanzar la iluminación como tú. ¿No habrá, admirado Buda, un
camino, una vía rápida para conseguirlo?».
Buda se acercó al soberano, y le susurró al oído: «Tú ya eres Buda». Los
ministros y todos los presentes que alcanzaron a escuchar sus palabras, irrumpieron
en una tremenda carcajada, tras la que también terminaron iluminados.
No les pareció tan divertida la escena a los discípulos de Buda allí presentes, que
se desmayaron al instante. Terminado el banquete, se acercaron a él y le preguntaron
que cómo era posible que ellos, que habían renunciado a todas sus pertenencias, a
sus mujeres, y a todo lo mundano, llevaran años sufriendo los rigores del ascetismo y
que un rey, simplemente por invitar a Buda a un banquete, terminara de manera
fulminante en estado de plenitud. Peor aún: ¿cómo podía ser que incluso los
ministros salieran de la sala iluminados?
Buda, con su proverbial paciencia, les contestó que ellos también podrían haber
alcanzado la iluminación, pero que la tradición pesaba demasiado en sus cabezas y
no le habrían creído. El rey, sin embargo, había abierto sin más su corazón a las
palabras de Buda.

CONÓCETE A TI MISMO
Era la obsesión de Sócrates. Cuando alguien se compra un vehículo suele recibir
bastante información del mismo: si es gasolina o diesel, cada cuánto tiempo hay que
hacer la puesta a punto, el tiempo de rodaje, etc. Hay personas más preocupadas por
los detalles, y otras algo más dejadas, pero todas saben más o menos lo que le viene
bien al coche, y lo que le viene mal. Fue graciosa la anécdota de los jugadores de la
NBA que venían a jugar a España en los años noventa. Muchos de ellos recibían de
su club, pongamos el Real Madrid o el Barcelona, que eran los que se los podían
permitir, un cochazo de lujo. Más de uno de esos jugadores se quejaban de que en
Estados Unidos los coches eran mucho más rápidos. Lo que pasaba es que no estaban
acostumbrados a las marchas, sus autos hasta entonces habían sido automáticos, y en
España circulaban en primera, a 50 ó 60 kilómetros por hora, durante más de veinte

261
minutos. No hace falta decir que el motor se iba al garete.
Con nuestro organismo ocurre algo parecido. Es importante saber cómo
funcionamos, si no queremos llevarnos sorpresas.
He tratado a muchas personas que no tienen la menor noción de cómo son y cómo
funcionan. No saben la comida que les sienta bien, ni la que les sienta mal. Y ojo, no
solo es un problema de información, sino también de observación e intuición.
Conozco a gente que está muy informada (ortorexia?) de lo que presuntamente es
bueno o malo en general, y sin embargo desconocen sus necesidades particulares. Y
esto es tan importante como la orientación sexual. Todas las personas deberían salir
de algún armario. Y decirse a sí mismas (¡Qué importa lo que piensen, vean o digan
los demás!) al salir, a mí me sienta bien este tipo de comida, y estas costumbres, soy
madrugador, o todo lo contrario. A veces, las circunstancias nos obligan a madrugar
sin ser madrugadores, o a pasar por aros que nos hacen la vida menos llevadera.
Pero si nos conocemos bien, sabremos que son situaciones puntuales (aunque duren
años), y al menos no perderemos el norte de lo que somos, y de lo que nos viene
bien. Si tú no eres madrugador (una tercera parte de la gente no lo es) podrás
prepararte para dar el salto en un futuro más o menos cercano a una vida sin
madrugones. Ello requiere cambiar cosas, requiere fantasía y tesón. Requiere coraje.
Pero al final podrás conseguir, si te lo propones, una vida que se ajusta lo más
posible a tu ser. ¿Puede haber mejor regalo para tu salud? Lo dudo. No se trata de
que te vuelvas rígido, simplemente de que te conozcas, de que sepas lo que te va
bien y lo que no. Desde la comida, hasta la ropa, el tipo de vida familiar, de trabajo,
los amigos, etc.
Un paciente alemán, Peter, vino por problemas articulares que arrastraba desde
hacía años. La primera sesión fue un éxito. Pero al cabo de varias semanas volvió
con los mismos problemas en el brazo y el hombro. Volví a tratarlo, y ocurrió lo
mismo. La tercera vez que vino decidí indagar un poco más a fondo. Una opción era
tratarle cada tres o cuatro semanas, pero yo no tenía ni tiempo, ni ganas. Tampoco
me parecía ético. Indagando, indagando, descubrimos que Peter llevaba una vida
encorsetada en todos los aspectos. Era militar de vocación, le encantaban las
maniobras, el ejercicio, terminar la jornada extenuado. Lo de que para descansar
bien hay que estar bien cansado. Le cambiaron de destino, a oficinas, algo que no le
llenaba en absoluto. Lo asumió sin más. A nivel familiar, su vida era una olla a
presión: recoger a los hijos, preparar esto, o aquello… el único placer que se
permitía era ir al gimnasio casi todos los días una hora. Eso sí, una hora de reloj, y
con el reloj. Tengo cinco minutos para esto, 3 para lo otro, 10 para aquello. En
resumen, una metáfora del estrés.

262
Había una escena que resumía todo lo que a él le llenaba de veras en la vida. Una
metáfora de la felicidad: después de un día de duras maniobras, exhausto, se veía
tumbado en un prado, con el saco, contemplando el cielo estrellado. Este era Peter,
su metáfora, su visión, su necesidad más profunda. Y no se trataba de destruir la
actual vida de Peter: su mujer, sus hijos, su trabajo, sino de saber quién era él y por
qué tenía los problemas que tenía. Incorporando esa visualización del cielo
estrellado a su vida podía ir saliendo, poco a poco, de la jaula en la que se veía
encerrado. Le sugerí que negociara con su esposa las visitas al gimnasio: menos
visitas, pero más horas, sin el efecto de olla a presión, que no hacía sino complicar
más las cosas.
A veces son cambios mínimos los que dan un giro copernicano a nuestra situación,
y no el hecho de que nos toque la lotería o nos convirtamos de la noche a la mañana
en el hombre o la mujer de moda.
Escribe en un papel tus principales anhelos y necesidades, descubre cómo eres, y
establece una estrategia para conseguir que cada día tus circunstancias se ajusten
más a tu ser. Y no lo olvides, cuando vivimos una vida auténtica es cuando más bien
podemos hacer a los demás, empezando por nuestra familia y terminando en la
sociedad. Un padre abnegado y amargado, ¿qué le está dando realmente a sus hijos?
A veces se trata de mini-dosis de egoísmo que nos permiten ser verdaderamente
generosos con los que nos rodean.
Una pregunta fundamental que debemos hacernos lo antes posible es:
¿Vivo la vida que quiero vivir?
Si la respuesta es negativa es fundamental cambiar, en la medida de lo posible, la
situación. En la medida de lo posible significa que hay que ser ecológicos. Si tienes
una familia, con hijos que dependen de tu cuidado, cariño y manutención,
evidentemente no es ecológico mandarlo todo al traste. Aunque seguro que hay
muchos matices que puedes transformar sin que tu entorno sufra necesariamente por
ello. A veces, la diferencia entre vivir la vida que queremos vivir, siempre
condicionada obviamente por las circunstancias, y una vida ajena a nosotros mismos,
solo implica una serie de pequeños pasos. ¡Cuántas madres y padres conozco en mi
país, España, que siguen tratando a sus hijos de más de cuarenta años como si fueran
bebés necesitados de todo el apoyo! Y cuántas de estas personas prefieren estar
enfermas a decir ¡basta! Ocasionan un daño muchas veces irreparable a sus hijos a
los que tanto apoyo quieren dar, y a cambio sucumben en las más variadas y extrañas
enfermedades con las que su cuerpo quiere decir ¡no puedo más! Unos
condicionamientos morales mal entendidos y la obsesión por la presión social les
llevan a pensar en sus adentros:

263
«¿Me merezco vivir esta vida que no quiero vivir?».
No estoy haciendo aquí crítica social, sino simplemente analizo una situación
recurrente que provoca más muertes que los accidentes de coche, por ejemplo.
Y más, mucho más frecuente que la esclerosis múltiple lo es la asquerosis
múltiple, una plaga de asqueados, de amargados existenciales.
Si quieres saber si estás conectado con tu ser más profundo, con tus anhelos más
genuinos, no tienes más que realizar el siguiente ejercicio. En PNL lo llaman
Jerarquía de Valores, y es muy práctico para ubicarte mejor por los derroteros de tu
propia vida.
Este ejercicio se puede hacer para calibrar la vida en general, o un aspecto en
particular, como el trabajo, la pareja, la familia, etc. Podemos empezar con aquello
que tú consideras fundamental para sentirte feliz en tu propia piel a la hora de vivir
en pareja.
Elige diez valores que sean fundamentales para ti. No tienes que ponerlos en
orden. Pongamos que la lista fuera la siguiente:

Ahora te toca renunciar, uno por uno, a todos los valores. O sea, que en el caso de
la lista anterior, los amigos comunes tendrán que luchar con, por ejemplo, la
admiracion y la fidelidad.
Ante la urgencia del requerimiento, pongamos que decides renunciar primero a los
amigos comunes.
Es normal que cueste un poco, ya que los amigos comunes están nada menos que
entre las 10 cosas que más valoras. Es el martirio de la elección. Algo que nos
complica la vida en las cosas pequeñas y en las grandes.

264
Puedes tachar el primer valor de tu propia lista, y ponerlo debajo del todo de una
nueva lista. Así sucesivamente, hasta que vayan pasando todos los valores
desordenados de la lista 1 a la lista 2, donde ahora sí estarán jerarquizados.
Esta lista no cambiará mucho con el paso del tiempo. Es tu jerarquía de valores,
en este caso con respecto a la pareja.
Imaginate que tu lista quedara así:
Cariño, respeto, apoyo, seguridad, fidelidad, sexo, libertad, admiración, intereses
comunes, amigos comunes.
La buena noticia es que no tienes que renunciar a los amigos comunes, pero en
relación a tu pareja será mucho más importante el cariño, el respeto y el apoyo. Lo
único es que las prioridades están ordenadas.
Ahora te recomiendo que hagas tu propia lista. Despiadadamente. Sin medias
tintas. Con la conciencia de que una elección excluye irremisiblemente la otra.
¿De qué te sirve conocer, por ejemplo, tu jerarquía de valores con respecto a la
pareja?
Sobre todo para no darte cabezazos contra la pared por alguien con una jerarquía
de valores radicalmente distinta.
Puedes hacer una lista similar para el trabajo, o para cualquier aspecto de la vida.
Yo me he servido muchas veces de este ejercicio para ayudar a los pacientes a
clarificarse. No te olvides:
La claridad es enemiga de la enfermedad.

CONCIENCIA Y COMPETENCIA SALUDABLES


En el camino a ser responsables de nuestra vida, y por tanto también de nuestra
salud, hay cuatro fases básicas:

• Inconsciente incompetente irresponsable. No somos conscientes de nuestras


posibilidades, no tenemos consciencia del instrumental con que podríamos
contar, y somos incompetentes a la hora de resolver los problemas que nos
atenazan. Los impedimentos existenciales están ahí porque tenemos mala
suerte. Los problemas de salud son una lotería emponzoñada que nos ha
tocado, y contra la que no hay nada que hacer. Dependemos de tener la gran
suerte de que un gran terapeuta o médico nos resuelva la papeleta. Somos unos
completos irresponsables, la culpa de todo lo que nos ocurre es de nuestra
familia, los amigos, el trabajo, el gobierno o la oposición. Típica situación del
enfermo victimista. La familia está pendiente de él, todos son en el fondo

265
culpables de su situación. Se atiborran de pastillas, porque no queda más
remedio, y se pasan el día quejándose. Es el clásico pobrecito-de-mí-qué-he-
hecho-yo-para-merecer-esto.
• Consciente incompetente responsable. Empezamos a entender los
mecanismos de funcionamiento de las cosas que marcan nuestra vida. Vemos
que no todo es casual, que en realidad está en nuestra mano modificar nuestro
destino. El problema es que no sabemos cómo. Somos sencillamente
incompetentes. Se trata de una fase de evolución bastante desagradable. Al
menos en la fase anterior no pensábamos que estuviera en nuestra mano
arreglar nada. Ahora estamos en tierra de nadie. Es una fase de transición, con
buenos momentos, aunque también con muchos sinsabores. Las relaciones de
todo tipo son puestas en tela de juicio, el suelo desaparece por momentos bajo
nuestros pies. A nivel de salud, empezamos a cuidarnos más, sabemos que si
queremos podemos lograr estar sanos, aunque todavía nos falte saber cómo.
La enfermedad nos puede servir para tomar de manera más competente las
riendas de nuestra vida. Empieza a quejarse bastante menos.
• Consciente competente (responsable consciente). Cada vez somos más
conscientes de nuestra realidad. Sabemos por qué nos pasan muchas cosas, y
en qué modo nosotros ayudamos a que pasen así. Además, tenemos en nuestra
mano toda una serie de herramientas que nos sirven para ser cada vez más
conscientes y más competentes. Todo ello no nos priva de pasar malos
momentos, pero estos bajones son cada vez menos profundos, y cada vez más
breves en el tiempo. Nos sentimos responsables de nuestras vidas. Más que
quejarnos, protestamos cuando no estamos de acuerdo con algo. Esto no es
siempre agradable, pero nos da mucho poder.
• Inconsciente competente (responsable inconsciente). Sin saberlo, tomamos
constantemente las decisiones correctas. Este libro quiere ser un pequeño
aporte para alcanzar este estado. La estrategia del minuto es aquí donde mejor
funciona.

¿QUÉ SACO YO DE LA ENFERMEDAD?


Este es un tema peliagudo. A nadie le gusta reconocer que está mal porque en el
fondo quiere. Aunque te diré que al tratar a personas con dolores múltiples y
aparentemente incurables, como la fibromialgia, en muchas ocasiones me he
encontrado con que el enfermo sacaba mucho partido, mucho rédito a su enfermedad.
Un ejemplo sería la pensión permanente. En tiempos de crisis como los que vivimos,

266
¿a quién no le gusta tener un sueldo garantizado para toda la vida? Hay una nueva
clase social: los funcionarios de la enfermedad.
Te diré que en más de una ocasión el enfermo se ha liberado de la fibromialgia
después de una sesión de menos de una hora. Y esto por decisión del paciente,
porque él así lo quiso. En realidad, el terapeuta no es sino un asistente en el proceso.
Muchos terapeutas no quieren aceptar este hecho palmario: la decisión de estar sano
o enfermo depende en gran medida de la propia persona. El asunto espinoso es que
no tiene por qué ser una decisión consciente. Como sanador es importante mostrar al
enfermo que suyo es el poder. Por eso suelo decir que soy siervo del subconsciente
del paciente, y no de su mente consciente, que suele estar pensando todo el rato en la
lavadora, metáfora absoluta del darle vueltas a las cosas.
Para aclarar este extremo, relataré el caso de un paciente, Alfonso, al que traté en
Sudamérica. Alfonso era un ejecutivo exitoso, casado con una mujer a la que quería
mucho. Llegó a consulta porque desde hacía medio año le dolía todo el cuerpo, era
incapaz de conciliar el sueño, y estaba ansioso por reincorporarse al trabajo. Yo le
pregunté cómo había empezado todo, y él me dijo que de repente, tras una época de
bastante estrés. Como había alumnos presentes, tampoco quise abundar más en el
tema. A la semana volvió solo, y yo le tiré de la lengua: ¿Fue estrés únicamente
laboral?
Él se fue abriendo. Me comentó que en la época en que pasó todo tenía una
amante. Sentía mucha vergüenza al confesarlo, ya que su religiosidad, su estructura
moral, era contraria al adulterio. El caso es que empezó a sentirse enfermo, y creyó
incluso que podría tener el sida. Fue al médico, que le hizo una primera prueba,
donde extrañamente no quedó claro. Tuvo que hacer dos pruebas más. Entretanto, fue
a decírselo a su mujer. Al final, resultó que no tenía nada, pero los síntomas no
cesaron. Cuando lo vi, ya habían pasado seis meses.
Le pregunté qué es lo que sacaba de su enfermedad, a lo que él contestó lo
habitual: sencillamente nada. Se sentía como un viejo, no podía trabajar, y su mujer
también estaba muy preocupada. Los médicos le habían hecho mil pruebas y no
encontraban nada.
En un momento dado le pregunté: «¿Y tu mujer, qué piensa tú mujer de que la
engañaras?». Me dijo que como él estaba enfermo cuando se lo dijo, ella comentó
que hablarían del tema cuando estuviera sano. Hice uso de ese berbiquí con el que se
taladran las ideas ocultas y le espeté: Entonces, mientras tú estés enfermo no tenéis
por qué hablar de ese tema, ¿no te parece?
Él se puso a llorar desconsoladamente, pues cayó en la cuenta del rédito que
sacaba a su enfermedad. Nada menos que no perder a su mujer. Le pregunté qué valía

267
más: ¿su vida, o su relación? Contestó que su vida. Entonces, le dije, es mejor que
hables lo que tienes que hablar con ella, sin esperar a estar sano. Mientras no lo
hagas, es más que probable que nunca llegues a gozar de buena salud. Los médicos,
mientras, se volverían locos sin encontrar, probablemente, nada.
Por eso es tan importante tener bien claro qué sacamos de un problema de salud.
Mucha gente está continuamente de baja porque el sistema social está montado de
manera que si no trabajan por enfermedad cobran prácticamente lo mismo. Esto es
algo fantástico para aquellas personas que caen enfermas de verdad, aunque tiene el
inconveniente, a nivel de salud, de que todos, los que están enfermos y los que no,
sacan un buen rédito a no trabajar. Al rédito de la enfermedad podemos, y debemos,
anteponer los beneficios de la salud. Ya hemos visto que una madre hará lo
imposible para no ponerse enferma y poder cuidar a su pequeño. Y lo mismo ocurre
en el mercado laboral. Por mi experiencia con empresas, puedo decir que es difícil
evitar las bajas cuando al trabajador no le beneficia especialmente trabajar con
respecto a estar de baja. Es relativamente fácil en Occidente (en los llamados países
en vías de desarrollo no) decir que tienes una enfermedad de difícil diagnóstico
(migraña, acúfenos, etc.) y que no puedes trabajar. La cosa cambia cuando la
diferencia entre trabajar y estar de baja es realmente notable, como ocurre con
ciertos colectivos como los estibadores, los trabajadores de los astilleros. Aquí la
diferencia puede ser de diez veces. Te aseguro que este tipo de trabajadores son los
más agradecidos, pues el salto entre ganar 1 000 y 10 000 dólares al mes bien te lo
puedes imaginar. Eso, o trabajar por puro placer o, mejor aún, porque tiene sentido
para ti. ¿Cuánta gente pueden decir esto?
Me ha costado mucho entender por qué ciertos pacientes que se recuperan con
rapidez de algún mal sufren pequeños accidentes que les devuelven a la situación
anterior. Dieter, un paciente alemán de esclerosis múltiple, vivió una recuperación
espectacular tras la primera sesión. Dejó de sentir hormigueo en las piernas, que
recuperaron mucha movilidad. Estuvo varias semanas que no se lo podía creer,
sobre todo teniendo en cuenta que llevaba más de siete años enfermo. Pues al cabo
de esas dos semanas se cayó, se dio un golpe en el trasero y gran parte del trabajo
conseguido se vino al traste. Él fue quien me dijo que en el fondo la salud le daba
vértigo. No es que no la deseara, pero la hacía cambiar gran parte de su estructura
vital, lo que le creaba bastante inseguridad: la familia que quería que se medicara
más, etc.
Otra paciente, Andrea, se cayó al día siguiente de volver a sentir la rodilla libre
de dolor. Había estado muchos meses con dolores permanentes, y en el momento que
dejo de sentir dolor va y se cae de nuevo. ¿Casualidades?

268
La lista sería interminable. Entender que es mucho lo que sacamos de la
enfermedad es vital para liberarnos de la misma.

Escribe en la hoja 1 todo lo malo que te ofrece la enfermedad que tengas.


Dolor, pérdidas económicas, etc.
Y en la hoja 2 los beneficios que puedes sacar de la enfermedad.
Pensión, bajas médicas, atención y cariño de la familia, etc.

Ponles un valor económico, por ejemplo en euros, dólares o la moneda de tu país


(también puedes hacerlo en kilos), en función de lo que te quita o aporta cada factor,
y decide qué te compensa más, estar sano o enfermo. Intenta ser sincero, que nadie te
está mirando.

EL SENTIDO DE LA ENFERMEDAD
Hace unos veinticinco años estuve a punto de perder un pie por una serie de

269
errores médicos. Después de aquello, llevaba cinco años caminando muy mal, con
fuertes dolores y estaba amargado porque veía truncados todos mis sueños de llegar
a ser alguien en el mundo del deporte. Ya vivía en Berlín, y guardaba como oro en
paño todas las pruebas para el juicio contra un doctor que había actuado contra todas
las leyes de la ética y la cirugía. Yo tenía, a mi modo de ver, razón, y él, según yo,
me había arruinado la vida. Él era el protagonista indiscutible de todas mis
desgracias, y tenía que pagar por ello. Debo reconocer, con la perspectiva que
brinda el tiempo, que me sentía muy aliviado por no ser responsable de mis
problemas. Él era el causante. Pero tras meses de trabajo interior y energético
descubrí que por mucho que él fuera racionalmente hablando el responsable de su
imprudencia temeraria, a mí eso de poco me servía. Podía seguir siendo víctima de
un factor externo a mí, podía lamentarme per secula seculorum, pero ¿qué me
aportaban realmente todos esos lamentos y quejas? Claro, podía ganar un juicio y
recibir una invalidez permanente, que me habría liberado de muchos momentos
malos. Pero también me habría privado de ser yo responsable y protagonista de mi
propio destino. Quedaba relegado a un papel de segundón en la película de mi vida.
Fue cuando tomé la decisión. Organicé con un par de testigos un ritual purificador.
Me acerqué al Muro de Berlín, recién caído, y quemé junto a él todas las pruebas
incriminatorias. Decidí que el premio de renunciar a aquello sería mi propia salud.
He necesitado muchos años para recuperarme, para correr y hacer la vida de la que
ahora disfruto. En el camino me han ayudado ambas medicinas, la natural y la
convencional (como olvidar las manos mágicas del doctor de Haro, gran desfacedor
de entuertos). Pero te aseguro que aquella decisión fue la definitiva. De no haberla
tomado tú no estarías ahora leyendo estas líneas.
En El hombre en busca del sentido, Viktor Frankl relata sus terribles
experiencias en Auschwitz. Lo más impactante del libro, escrito a modo de
liberación interior tras ser liberado físicamente, es la importancia que Frankl da a
encontrar sentido a todos los sufrimientos. El dolor puede hacernos más maduros,
más sensibles al sufrimiento de otros, más empáticos. Puede convertirse, a la larga,
en nuestro más preciado tesoro. Me refiero, eso sí, al sufrimiento inevitable, no al
martirologio victimista. Dar sentido al sufrimiento aparentemente inevitable puede
ser el primer paso para liberarnos de él. Otra cosa bien distinta es mantener viva la
herida por fruición y masoquismo.
A muchas personas les resulta imposible entender por qué el destino les depara
una enfermedad determinada. No tiene por qué tratarse de un mal incurable. Alguien
que sufre una migraña prácticamente todos los meses durante varios días es fácil que
sea invadida por el pesimismo. Aunque si entiende que puede haber una razón por la

270
que esto ocurre, o que incluso esa migraña en el fondo es una protección ante males
mayores, habrá dado el primer paso para liberarse de ella.

EL PODER DE LA VÍCTIMA
A lo largo de los años he trabajado con muchas víctimas: víctimas de la tortura,
de violaciones, de malos tratos, ya sea por violencia de género, trabajadores que han
sufrido acoso laboral, etc. Personas todas ellas que han padecido lo indecible. No es
necesario decir que me he acercado a su sufrimiento, a sus vivencias, con todo el
respeto y con todo el amor. Aunque con el tiempo, he descubierto que el horror y el
oprobio siempre son realidades subjetivas. Un monje tibetano puede llegar a
practicar el arte de la compasión hacia sus torturadores, sublimando todo el mal que
le están haciendo, mientras otras personas que apenas han sufrido algo comparable
se sirven de su experiencia para recriminar a su entorno todas sus desgracias.
Una vez traté a un hombre que fue pisoteado durante horas por todo un pelotón
durante la dictadura chilena, en otra ocasión a una mujer violada durante 24 horas sin
tregua por 12 hombres. Casos que me hacían pensar: «¿Es capaz el ser humano de
aguantar tanto sufrimiento?». He visto personas que sin haber vivido experiencias tan
traumáticas decidieron sacarle partido de por vida, y otras que entendieron que el
sufrimiento fue en el pasado, y que dándole sentido podía ser superado lo suficiente
como para poder seguir viviendo en plenitud. La decisión está, a la postre, en manos
del propio individuo.
Muchos pacientes se consideran víctimas de la sociedad, de la familia, de sus
jefes, de todo lo que los rodea, y no están dispuestos a salir de su papel de víctimas.
Padecen enfermedades insoportables, muchas veces autoinmunes, y los médicos se
vuelven locos por encontrarles solución. Cuando estas «víctimas» entienden que es
suya la decisión final se ven confrontados con el abismo: ¿estoy dispuesto a
renunciar a la zona cómoda de seguir siendo víctima?
Creo que sin duda compensa, por mucho que los sufrimientos que hayamos vivido
sean graves y denunciables. Recientemente, un colega iraní, que trabaja con
refugiados iraníes en Alemania, me dijo: «Yo no les digo a los muchachos que
llegan, después de haber sufrido las más terribles vejaciones, que siento compasión
por ellos, sino que estoy orgulloso de que hayan sido capaces de superarlas». Y te
aseguro que las vejaciones de las que estamos hablando son realmente
inimaginables. Precisamente es la superación de los traumas lo que más sentido
puede darles, ya que resurge de las cenizas, como el Ave Fénix, un nuevo hombre.

271
Los alemanes tienen una palabra que, a mi modo de ver, justifica por sí sola la
grandeza de su lengua. La palabra es Mitgefühl, que es intraducible, ya que si la
traducimos como compasión perdemos la esencia del vocablo. Lástima que el
español tenga una palabra como con-sentimiento que signifique algo tan distinto a lo
que podría haber significado: sentir con el otro, con la persona que sufre, pero sin
padecer, sin compadecerse de su dolor. Como cuando decimos «te acompaño en el
sentimiento», aunque no quedaríamos muy bien si se lo dijéramos a alguien con dolor
de cabeza. La actitud del Mitgefühl es altamente terapéutica.

DA UNA INTERPRETACIÓN POSITIVA A TU REALIDAD


La conexión entre el sistema inmunitario y nuestro estado de ánimo es algo de
sobra conocido. Cuando estamos recién enamorados nos sentimos fuertes y
poderosos, nada nos detiene, y parece como si los virus y bacterias no se atrevieran
a «tosernos». En cambio, en los momentos de tristeza sí que nos convertimos en
seres frágiles y vulnerables.
Dado que las buenas y las malas noticias son circunstanciales y que resulta muy
difícil modificarlas, lo importante es nuestra manera de interpretar subjetivamente
las circunstancias. Lo subjetivo está en nuestra mano, como sujetos que somos. Lo
objetivo, en cambio, no. La enfermedad se aferra muchas veces más a lo subjetivo
que a lo objetivo. Lo objetivo serían los hechos reales: un accidente, una infección,
etc., que sin duda juegan un gran papel. Aunque estos hechos objetivos suelen estar
más acotados en el tiempo. Tras un accidente objetivo, nuestra forma subjetiva de
enfrentarnos al mismo será, a la postre, tan determinante como la habilidad de los
médicos que nos atienden.
Cuantas veces no habrás oído eso de que una madre no se pone enferma mientras
su hijo lo esté. Espera que el vástago esté sano para bajar la guardia, solo entonces
acepta enfermarse. Y si la enfermedad fuese una realidad pluscuamperfecta y
meramente objetiva esto no sería posible. Otra cosa curiosa que se observa es que
hay trabajadores incansables que solo se permiten estar enfermos los fines de
semana o cuando llegan las vacaciones, mientras a otros les ocurre justo lo contrario.

AUTOHIPNOSIS NEGATIVA. PROFECÍAS AUTOCUMPLIDAS


Para que la estrategia del minuto funcione es necesario tener en cuenta una serie
de posibles interferencias. La mayoría de la gente cree que la hipnosis se reduce a
esas típicas escenas del péndulo y del paciente subyugado a la voluntad del

272
hipnotizador. Pues no, la hipnosis es algo que todos empleamos en el día a día, con
mayor o menor fortuna. Los políticos son grandes hipnotizadores, que saben utilizar
las palabras oportunas para encauzar a las masas por donde ellos quieren llevarlas.
Y cuando alguien se repite a sí mismo sin cesar (aunque no se sirva de un péndulo
para reforzarlo): «No valgo nada, no valgo nada», al final los hechos de esa persona
terminarán por confirmar la profecía.
Una vez llegó a consulta una mujer que había tenido un parto muy duro y llevaba
ocho meses con contracturas en la espalda. El médico le había dicho que era normal
lo que le ocurría y que podría permanecer en ese estado durante varios años. A eso
lo llamo una profecía auto cumplida, alimentada por una orden post hipnótica
negativa, aunque el médico no obrara en absoluto con mala intención. Una orden post
hipnótica es un mensaje subliminal dado al cliente para que actúe en consecuencia,
aunque haya pasado mucho tiempo desde la sesión. Esta orden post hipnótica fue
reforzada a diario, durante ocho meses, por la mujer, que no dejaba de pensar, y de
proclamar a los cuatro vientos que seguiría en ese estado durante años. Después de
un rato se sentía libre de contracturas, aunque debo decir que lo más difícil fue
sacarle de la cabeza la profecía facultativa. Lo hice con una orden poshipnótica
positiva.
De hecho, ese fenómeno conocido como «mal de ojo» actúa a un nivel similar.
Para que el mal de ojo funcione es fundamental, eso sí, que la persona que lo sufra
crea en él. Una vez, en un barrio pobre de Santiago de Chile, traté a una señora que
padecía una especie de fibromialgia al cuadrado. Vivía con un dolor espantoso y
permanente. Logré relajarla un poco, pero me quedé un tanto frustrado al ver que no
podía hacer nada más por ella. Ya volviendo para casa, por la tarde, mi
acompañante, Carlos Ulloa, un ángel de la guarda que recorrió conmigo algunos
rincones del país, me comentó que la mujer era mapuche, y que había sufrido una
maldición. De haberlo sabido, habría podido actuar con la medicina que más
necesitaba: un ritual de liberación. Que no es otra cosa que hacerla ver, en un
lenguaje que ella entendiera, que el hechizo había concluido. Lástima, nunca más la
volví a ver. Sin embargo, esa misma mañana traté a una mujer con lupus, una
enfermedad autoinmune que puede llegar a ser muy grave. No podía moverse de la
silla de ruedas desde hacía tres o cuatro meses. Como no tenía ninguna lesión
medular, tras ponerle las agujas se puso a andar, ante el asombro de todos, como si
no tuviera problema alguno. Lo que la gente presente no vio en aquel acto público es
que fue su mente la que cambio el chip. Se autoconvenció de lo contrario que creía
hasta hacía unos instantes —que no podía moverse de la silla de ruedas— y caminó
como si tal cosa. Afortunadamente, había decenas de testigos que contemplaron el

273
cambio de creencia.
Un caso curioso de autohipnosis positiva que conocí en Latinoamérica es el de
Aurora, la hija de un líder de izquierdas que tuvo que emigrar a Europa durante la
dictadura militar de su país. La paciente, una mujer de algo más de cincuenta años,
me contó que cuando tenía once años llegaron a su casa unos policías y pusieron a su
padre contra una pared, como si fueran a fusilarlo. Apuntaron con sus armas y
lanzaron disparos de fogueo. Estaban presentes su esposa y sus cuatro hijas. El shock
te lo puedes imaginar. En realidad eran dos shocks: primero, el del fusilamiento, y
segundo, el de la farsa. Y para el cerebro un trauma es un trauma, más allá de
cuestiones objetivables. La madre, consciente del trauma que quedaría para siempre
en sus hijas, sacó como en un acto ritual chamánico unos cigarrillos, y se los hizo
fumar a sus hijas. De hecho, los orígenes del uso del tabaco hay que buscarlos en los
rituales chamánicos. Aurora, que nunca había fumado, se tragó el cigarrillo, para
liberarse de la inconmensurable ansiedad. Desde ese día, no paró de fumar hasta más
allá de los cincuenta años, dos paquetes diarios. Lo sorprendente del caso es que
cuando Aurora visitaba al neumólogo para que le hiciera placas de los pulmones,
éste no podía creer que se tratara de una fumadora: los pulmones estaban
completamente limpios. Te aseguro que es aparentemente imposible que alguien que
fuma dos paquetes diarios ofrezca unas placas limpias.
Para mí la explicación podría ser la siguiente: Cada vez que Aurora se fumaba un
cigarrillo, su subconsciente sentía que no mataban a su padre. El cigarrillo
representaba la gran noticia de que su progenitor seguía vivo, y los pulmones
recibían esa noticia con gran alegría, como si el tabaco no fuera dañino en absoluto.
Era una bendición que se retroalimentaba día a día.

EVITA LA DISCREPANCIA
Algo fundamental para la salud es no tener una actitud discrepante. Una paciente,
María, me llamó por teléfono para contarme que su médico le había recetado
Sintrom, un anticoagulante. No voy a entrar ahora a discutir sobre si el Sintrom es
bueno o no. A veces no entiendo por qué es recetado en países como España
«sintrom ni son», pero lo importante ahora es que María tenía una actitud
discrepante. No quería tomarlo, pero lo iba a tomar de todos modos, pues era
incapaz de negarse a lo que le daba el médico. Por eso yo le pregunté: María, ¿eres
creyente? Ella contestó que sí. Por eso le dije que agradeciera a su Dios vivir en un
país, España, donde un pensionista no tenía que pagar nada por los medicamentos. Si
lo iba a tomar, que lo bendijera, pero que dejara de discrepar, que se dejara de

274
medias tintas.
Esas medias tintas terminan por secarse y suponen un gran obstáculo para la
recuperación de la salud. Si aceptas la quimioterapia, bendícela. Si tomas un
antibiótico, bendícelo, y haz lo propio en caso de que se trate de un remedio natural.
El termino bendecir tómalo desde la perspectiva que mejor te vaya, religiosa o
agnóstica.

P LACEBO-NOCEBO
Todos hemos oído hablar del efecto placebo. Los estudios clínicos siempre lo
incluyen para determinar hasta qué punto un fármaco funciona de verdad o ver si lo
que funciona realmente es la confianza que el paciente tiene en el mismo. Lo que
quizás no te suene tanto es su compañero de fatigas: el efecto nocebo. Muchas
personas se empecinan en demostrarse a sí mismas que todos los efectos secundarios
que aparecen en las instrucciones están deseando hacer posada en sus cuerpos.

M I DOLOR ME DUELE MÁS


Este hecho me lleva a ser crítico cuando veo que un paciente se lee toda la
literatura habida y por haber relativa a su enfermedad. Por otro lado, algo tan
maravilloso como un grupo de apoyo, se convierte no pocas veces en un club de
personas que presumen de sus dolores. Con frecuencia he presenciado —y apuesto
doble contra sencillo que tú también— a dos personas discutiendo sobre quién sufre
el dolor más insoportable: «Mira, Fernando, si supieras cómo me duele el codo,
dejarías de quejarte de tu dolor de espalda».
El hecho palmario es que el dolor que más duele es el que sufrimos en un
momento dado. Por eso el rabino que aparecerá un poco más adelante nos dará la
solución, tanto a este enigma como a otros muchos.
Cuando alguien se nutre de informaciones sobre los posibles síntomas que pueden
aparecer en su enfermedad, o de los efectos secundarios de los fármacos que está
obligado a tomar, no hace sino dejar el campo expedito para que el mal en cuestión
se adueñe de todos los poros de su existencia. La información no solo es positiva,
muchas veces es un estorbo. La información, o nos ayuda a avanzar en el asunto que
sea, o nos frena. De ahí que mi primera recomendación al paciente sea que se libere
de toda aquella información que le bloquee, y se haga con la información que le
permita saltar hacia adelante. No pocas veces, me he encontrado con alguien que,

275
casi emocionado, me comentaba que por fin habían dado con el nombre de su
enfermedad. Nada que objetar de entrada, lo que ocurre es que muchas de estas
personas se recrean en los síntomas que aparecen en la bibliografía al uso y entran
en una cadena viciosa de muy difícil salida.
Bien diferentes serían algunas asociaciones de afectados por una enfermedad
determinada si siguieran el ejemplo de un amigo, Paco, del que ya hablé
anteriormente, que superó la colitis ulcerosa a fuerza de convicción mental, y que
ahora se dedica a apoyar a los compañeros de su asociación en Valladolid para que
también ellos tengan instrumentos para superar esta enfermedad, oficialmente
incurable. Alguien que ha superado un problema tiene la perspectiva de que es
posible, aunque sin faltarle la empatía para comprender el dolor de la persona
afectada.

LAS EMOCIONES PUEDEN MATAR (O SANAR)


Emoción significa, según la RAE: Alteración del ánimo intensa y pasajera,
agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.
Etimológicamente, emoción viene de movimiento. Por eso las emociones son
auténticos motores que nos pueden llevar a donde queramos. Pues bien, hay dos tipos
básicos de emociones: las que nos mueven hacia adelante, y las que nos frenan.
Partiendo de la premisa de que una buena razón para vivir es alcanzar la felicidad,
no estaría mal centrarnos en las emociones que nos impulsen hacia adelante.
En Tailandia traté a un estadounidense de setenta y seis años, Bill, que me
demostró hasta qué punto las emociones negativas nos hacen enfermar, y en qué
medida el estado de salud puede cambiar cuando nos abrimos a la transformación.
Desde hacía veinte años andaba con bastones, con gran dificultad. Lo traté a la orilla
del mar, en un consultorio improvisado en el ocaso. La luz rojiza dejaba entrever el
profundo dolor, tanto físico como anímico, que inundaba a aquel hombre. Había
llegado muy lentamente, con expresión dolorosa en su semblante. Las rodillas le
dolían, los pies los arrastraba, el hombro también le molestaba por el abuso de las
muletas, y una honda herida en el pie complicaba aún más las cosas. Pero él llegó
con el alma abierta, convencido de que se produciría un milagro, y él mismo fue el
artífice del mismo. Pocos días antes, había rezado para que llegara por fin una
solución a su lamentable situación.
Pues la solución llegó en el momento en que Bill se dio cuenta de que el alimento
de todos sus males a lo largo de los años no había sido otra cosa que el rencor. El
rencor hacia su ex mujer, hacia sus hijos, rencorosos también hacia él, que no le

276
hablaban desde hacía tiempo. Y parafraseando a la inversa a Violeta Parra,
rencoroso hacia la vida, que le había quitado tanto. La conciencia del rencor le abrió
la puerta de la liberación.
Y cuando se sintió liberado de ese rencor dio comienzo a una recuperación
asombrosa. Su exaltación de agradecimiento a su dios sigue resonando en mí hasta la
fecha.

EL RENCOR ES EL ETERNO ENAMORADO DE LAS ARTICULACIONES


El rencor es una de las emociones más dañinas que podemos albergar. Y lo es,
independientemente de que tengamos razones para sentirlo. Al final, el rencor
termina reduciéndose a un rencor hacia nosotros mismos, que puede acompañarnos
hasta la tumba.
Todas las técnicas terapéuticas que empleé no habrían servido de nada si Bill no
hubiera decidido abandonar la senda del rencor. Una senda que por otro lado nos es
familiar a casi todos.
Nunca olvidaré a Bill, ese gran maestro, despidiéndose de mí mientras mi barco
zarpaba del muelle de Ko Phangan.
Las emociones negativas pueden (y deben) ocupar el lugar de las positivas. El
rencor puede dejar espacio al amor, a la devoción, o a lo que te apetezca. Ya sabes,
tú eres el director que a la postre decide quién entra en la orquesta de tu vida, y
quién sale.
Para liberarnos de las emociones emponzoñadas te ofrezco tres técnicas. La
primera consiste en ganar cierto control sobre el lenguaje, sobre tu manera de
comunicarte oralmente. La segunda, renunciando durante un tiempo a las quejas y a
las críticas a propios y extraños. Y la tercera, anclándote a emociones positivas, que
conozcas del pasado y que te den fuerza para asumir situaciones del presente. Estas
tres técnicas conforman los tres apartados siguientes.

EL LENGUAJE Y LA SALUD
Oscuro para que atiendan
claro como el agua, claro
para que nadie comprenda.
ANTONIO MACHADO

277
El uso que hagamos del lenguaje (y que los demás hagan del lenguaje para con
nosotros) determina en gran medida nuestras emociones, y por tanto nuestro nivel de
felicidad subjetiva. Jesucristo, ese gran maestro de la palabra-acción, decía que no
hay que temer lo que metemos por la boca, sino lo que sacamos de ella.
Últimamente está muy de moda entre ciertas personas el uso de negas. O sea,
subir nuestro nivel al bajar al interlocutor su grado subjetivo de aceptación social.
Hay libros dedicados al uso de negas, sobre todo entre los autodenominados
maestros de la seducción. Consisten en dar pautas al lector para que la presa quede
inmovilizada en su telaraña. Sus consejos van en esta línea: «Cuando te encuentres
con una mujer bonita en una reunión social, si estás con más gente no le hagas ni caso
durante los primeros 10 ó 15 minutos. Si estás solo con ella, lánzale un dardo
envenenado del tipo: «Desde lejos pareces más alta», o, «tienes algo en la nariz»
(esperas que sufra un poco pensando que tiene un moco, y al rato le dices: «Ya está».
Cuando alguien me hace un comentario tipo nega siento fuertes ganas de bostezar.
Aunque no siempre ha sido así. Los negas tienen una considerable capacidad de
rebajar la autoestima del interlocutor. Por eso recomiendo a mis pacientes —y
muchos no serían pacientes si atendieran más al lenguaje propio y extraño— que se
inmunicen a los negas. Muchas personas solo se enamoran de personas que las
machacan, y eso se deben únicamente al poco valor que se dan a sí mismas.
Una de las formas más sutiles de negación es el uso de los peros.
El «pero» es como un Atila arrasando todo lo que viene por detrás. Si alguien te
dice: «Te quiero, PERO esto y lo otro», está relativizando, lo quiera o no, la primera
sentencia. En mi experiencia como profesor te puedo asegurar que las personas que
emplean ininterrumpidamente esta conjunción negativa no hacen sino ponerse un
freno todo el rato. A veces he tenido que cobrar de 1 a 5 euros por «pero», ya que
esta era la única manera de conseguir que se pero-liberasen, algo imprescindible
para aprobar ciertos exámenes complejos. Y a más de un pero-paciente le he puesto
una silla delante, le he pedido que ande hacia adelante con ella y le he dicho: «¿Ves
esta silla?: son tus peros, que no te dejan avanzar.» La partícula aunque tiene menos
efecto arrasador, deja ventanas abiertas.
Capítulo aparte merecen las comparaciones. El dicho de las comparaciones son
odiosas no podía ser más acertado. Cuando veas que alguien te compara con otra
persona poniéndote por debajo de ella, y sientes una sensación de debilidad, no
tienes más que imaginar cómo disminuye el tamaño de la persona que hace las
comparaciones. Automáticamente quedará relativizado el problema.

278
21 DÍAS SIN QUEJAS
El reverendo estadounidense Will Bowen, autor de Un mundo sin quejas, creó
todo un movimiento en Estados Unidos que se ha extendido a todo el mundo. Su idea
es muy simple, pero no por eso inefectiva: si consigues estar 21 días seguidos sin
quejarte, conseguirás que cambie tu estructura emocional, que cambien tus
pensamientos. Te aseguro que no es fácil estar 21 días sin quejarse. Como en la
historia de aquel joven monje de clausura que había aceptado los votos de silencio
de su orden. El abad les dejaba decir unas palabras cada año. El primer año, el abad
permitió al novicio decir las dos primeras palabras: «Tengo hambre». Un año
después, siguieron las siguientes: «Tengo frío». Al tercer año, cuando le llegó el
turno dijo: «Quiero irme». A lo que el abad respondió: «Pues mira, más vale que te
vayas, porque desde que estás aquí no has hecho más que quejarte».
Al parecer, al cabo de 21 días de repetir una rutina determinada se crean nuevas
sinapsis neuronales. Si, por ejemplo, eres desordenado y dedicas durante 21 días un
minuto a mejorar en este aspecto probablemente habrás conseguido a largo plazo
más que dándote un día un atracón de 3 horas y luego nada. Es importante que te
concentres en un periodo de tiempo, que no pienses en dejar de quejarte por siempre
jamás. Si decidieras no quejarte en toda tu vida la presión de la válvula de escape
sería excesiva. Precisamente, decir «ahora no me quejo» no es tan difícil como
«nunca me quejaré». Y una vez terminado el proceso te quejas todo lo que quieras.
Aunque lo divertido del caso es que la nueva costumbre se impondrá, al menos
durante un tiempo. Posponer viene muy bien en estos casos. Dar la vuelta al refrán
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, nos viene al pelo cuando se trata
de liberarnos de cosas que nos hacen mal en el presente, que es la única realidad
plena y pura. No las hacemos, precisamente hoy, pero mañana Dios dirá.
La técnica consiste en lo siguiente: te pones una pulserita (puede ser de goma, de
tela o de lo que quieras) en una muñeca, y estás atento a cada vez que te quejas o
criticas algo o a alguien. Si te quejas, cambias la pulsera de muñeca. Así, hasta que
aguantes 21 días con la pulserita sin moverse de una muñeca, o sea sin quejarte. Y
sin criticar a nadie a la espalda. Puedes necesitar incluso meses hasta que terminas
los 21 días ininterrumpidos. Es cierto que determinadas personas no paran de
quejarse todo el día, alejando de su lado a todo ser vivo con cierta capacidad de
raciocinio, pero no lo es menos que casi todos usamos con más frecuencia de la
saludable del recurso de la queja. Digo saludable a propósito: cada vez que nos
quejamos, damos una información al cerebro que es traducida en una determinada
cascada hormonal. Muchas veces nos quejamos como válvula de escape. En el

279
momento de quejarnos nos sentimos aliviados, pero por lo general es un pozo sin
fondo: las quejas suelen dejarnos una sensación amarga en la boca, como si
acabáramos de tomar aceite de ricino.
La técnica muestra resultados sorprendentes en muchas enfermedades. Yo se la he
«recetado» a un sinnúmero de pacientes. También se la he recomendado a
psicólogos y psiquiatras amigos, que hacen lo mismo. Es curioso que los mejores
medicamentos se basan en el sentido común y son gratis. Puedo hablar de personas
con depresión que al dejar de quejarse se sentían después mucho más ligeras.
Pero ¿cómo es posible que ponerse una pulserita y no quejarse pueda dar
resultados?
Muy sencillo, nosotros no somos nuestra mente. Lo explicaré en terminología
militar. Tú, como ser humano, eres el general y tu mente la capitana. Si la capitana, o
el capitán (que en estos tiempos que corren hay que andarse con cuidado en
cuestiones de género) tiene demasiado poder y no hace ni caso al general, llegará un
momento en que éste se sentirá inquieto. Por eso al capitán que es la mente, el
general debe siempre tenerle ocupado, o darle un descanso. Una posibilidad sería
decirle que dejara el campo de batalla por unas semanas.
De todos es conocida la secuencia: pensamiento-palabra-acción. El pensamiento
es un laberinto en el que muchas veces nos perdemos. Y el pensamiento se nutre de
la palabra. El caso es que cuando dejamos de expresar determinadas palabras, por
ejemplo quejas, el pensamiento negativo empieza a ahogarse, y deja lugar a
pensamientos positivos. Estos pensamientos positivos están adscritos a emociones
igualmente positivas y gratas. Como las emociones positivas son verdaderos motores
que nos conducen hacia adelante, la consecuencia es que cuantas más emociones y
sensaciones positivas tengamos, más cerca estaremos de alcanzar ese gran objetivo
que es la felicidad. Esto en términos superlativos y abstractos. En un plano más
terrenal, una persona que se queja menos tendrá más estabilidad emocional y
hormonal, además de más vida social y por tanto estará más sana. No es que ello nos
de de por sí la salud, pero vivir en un mar de quejas es un caldo de cultivo ideal
para perpetuarse en la enfermedad.
Más adelante abundaré un poco más en el tema de las depresiones. Ahora quiero
contar la anécdota de un paciente con incontinencia emocional al que le vino
fenomenal la técnica de la pulsera. Ricardo, un paciente gallego, trabajaba en un
ambiente sumamente hostil. Sufría mobbing (acoso laboral) y el psiquiatra le había
diagnosticado una depresión. Estaba medicado, y no dejaba de quejarse. Tras
escucharle durante un buen rato le pregunté que si el trabajo era tan horrible por qué
no lo dejaba. Esta es una pregunta que he hecho a cientos de pacientes. En el fondo

280
entiendo sus miedos, que en absoluto me fueron y me son ajenos. Pero llegado un
punto, en la vida hay que tomar decisiones. Él me dijo que no podía, por esto y por
aquello. Le pedí: «Entonces no te quejes». Los chinos dicen: Si tus problemas tienen
solución… de qué te quejas, si no la tienen de qué te quejas. Él me espetó: «Sí, que
fácil es decirlo». Acordamos probar lo de la pulserita, y al cabo de un mes y medio
me llevé una gran sorpresa. Me llamó emocionado, y me dijo que llevaba ya más de
un mes sin quejarse. Yo le dije que tampoco había que pasarse, que con 21 días
bastaba. «Es que ya le he cogido el gusto a esto de no quejarse», fue su respuesta.
Me contó que al no quejarse empezó a actuar con mucha más valentía. Dejó el
trabajo, y se sentía sencillamente feliz con su determinación.
Al no verbalizar las quejas, empezó a actuar con mucha más convicción. Ya se
sabe eso de Perro ladrador… Ricardo empezó a morder de verdad el hueso de la
vida. Por cierto, de un plumazo dejó de estar considerado como depresivo y el
psiquiatra le quitó las pastillas.
Muchos pacientes me preguntan qué es realmente quejarse, de modo que puedan
cumplir a rajatabla el ayuno (pues en el fondo es como un ayuno eso de estar un
tiempo sin quejarse).
No me refiero a la primera acepción del diccionario: Expresar con la voz el
dolor o pena que se siente. Una palabra o frase emitida por nuestros labios es digna
de cambio de mano en el momento en que la queja no aporta nada a nadie, y no tiene
una justificación real. Un ejemplo, que conozco bien porque me pasó a mí en una de
mis limpiezas antiqueja: si se pone a llover y no llevamos paraguas, y decimos:
«Qué horror, qué desgracia, qué asco, está lloviendo», nos estaremos quejando. Sin
embargo, constatar un hecho natural como la lluvia no lo es. Si alguien nos mete el
dedo en el ojo, estaremos en nuestro derecho constitucional de reclamar o
defendernos. Pero si hablamos mal de esa persona a los cinco minutos, cuando ya no
está, sí deberíamos cambiar la pulsera de mano.
Mucha gente me ha preguntado si está permitido pensar cosas negativas durante
ese periodo. La respuesta es sí. El pensamiento es libre, no así la totalidad de
nuestros actos. Una paciente, Lidia, tenía desde hacía muchos años pensamientos
horribles. Visualizaba imágenes en que acuchillaba a su madre todo el tiempo. A ello
se sumaba la mala conciencia posterior. Como vi que sufría mucho por ello, le dije
que mientras no le hiciera nada a su madre podía pensar lo que quisiera. Por eso le
pedí que diera rienda suelta a su fantasía, que la matara a gusto varias veces al día.
Para sorprenderla le dije que podía invitarme a mí también y que entre los dos… Me
creerás o no, pero al cabo de varias semanas las imágenes desaparecieron casi por
completo. Al cabo de varias sesiones, en un proceso hipnótico, Lidia recordó que

281
cuando tenía nueve años su madre la había estampado en cierta ocasión contra la
pared. Ella lo había olvidado, pero su subconsciente siguió liberándose del trauma a
fuerza de regalarle esas imágenes de película de terror.
Sirva este ejemplo para documentar lo infructuoso que resulta prohibirse los
pensamientos. Seguramente muchos de los casos de violencia física o sexual que han
salido a colación en los últimos años, en especial los de pedofilia, se habrían
podido evitar si los responsables de los mismos se hubieran permitido antes de
cometerlos más libertad de pensamiento.

ÁNCLATE A LO MEJOR QUE LLEVAS DENTRO


Un ancla sirve para evitar que el barco se deje llevar por el vaivén de las olas.
Pues un ancla emocional nos sirve para que ciertas emociones positivas
permanezcan por un tiempo con nosotros. Dado que es difícil que una emoción muy
negativa acompañe a otra positiva, un ancla emocional nos servirá para, al menos
durante unos instantes, conectarnos con lo mejor que llevamos dentro.
Una de las mejores formas de anclarse a emociones positivas es la música. Es el
arte que más une a todas las generaciones. Los ancianos escuchan nostálgicos aquel
vals con el que abrieron el baile de bodas ya hace tantos años, los cincuentones
recuerdan con una emoción rejuvenecedora aquella música de los Beatles otrora
ultramoderna, mientras los más jóvenes aprenden de memoria gran número de
canciones de moda (si cayeran en la cuenta algunos profesores, quizás se servirían
de este hecho para mejorar el rendimiento de sus alumnos). La música nos puede
poner tristes, alegres, o ambas cosas a la vez. (Ojo, la tristeza no es una emoción
negativa. Si es la reacción a una situación triste se trata de una respuesta acertada.
Es, por lo tanto, positiva). Es el mejor vehículo para los sentimientos y las
emociones. Recuerdas cómo se emocionaba Humphrey Bogart diciendo «Tócala otra
vez, Sam».
Puede ser música clásica, rock o heavy metal. Lo importante es que te revitalice,
que te llene de energía. Siente cómo se te pone la carne de gallina, cómo vives en
plenitud, aunque solo sea en ese corto espacio de tiempo. Ese germen de un minuto
irá acompañándote a lo largo del día. Cuando trabajas con personas con
enfermedades que les impiden moverse, postergadas en una silla de ruedas, te
sorprende ver la capacidad de disfrute de las pequeñas cosas. Pueden sentirse
plenas, porque así lo han decidido.
Nada mejor para empezar el día que anclarte con una inyección emocional. No
hay excusas de tiempo para encontrar al menos un minuto de subidón musical. Puedes

282
aprovechar el aseo matutino, o si lo prefieres los instantes anteriores a conciliar el
sueño. Si quieres, ambas cosas. Por la mañana te ayudará a empezar el día con buen
pie, por la noche te ayudará a conciliar el sueño (si no es demasiado marchosa,
claro) y a tener sueños agradables. Es importante que la música no te haga entrar en
un estado de melancolía. Por eso más vale evitar por ejemplo aquella canción que
compartías con una pareja que te abandonó.
La música puedes escucharla con un reproductor o cantarla tú mismo. Cuánto peor
estamos de ánimo menos ganas nos dan de ponernos a escuchar música o de cantarla.
Sin embargo es cuando más la necesitamos.
Aunque las experiencias positivas en general que tuvimos en el pasado pueden
servirnos para dar ese golpe de timón emocional. Si, por ejemplo, recuerdas con
gusto un examen que aprobaste con la máxima nota, o el día en que te licenciaste de
la mili, o el momento en que se te reconoció de manera clara y contundente tu valía,
no tienes más que pensar en ello, sentir cómo esa emoción se regodea en una parte
determinada de tu cuerpo (muchas veces lo sentimos en el pecho), y trasladar esas
sensaciones al presente, por muy arduo que este sea.
Si tienes una situación complicada puedes recurrir a anclas de apoyo. Pongamos
que no te sientes apoyado por tu familia, ni en el pasado ni el presente. Algo por lo
demás bastante común como para catalogarlo de raro. Esta falta de aprobación
familiar merma considerablemente la autoestima de millones de personas. La familia
hizo lo que pudo, y tampoco nos ayuda demasiado echarles la culpa de nuestros
males. Puntualmente puede ser positivo liberarnos energéticamente de ellos, gritar a
una silla pensando que es nuestro padre o madre, o hace vudú con nuestra abuela.
Pero con el tiempo nos vamos dando cuenta de que se trata de un vacío imposible de
llenar. Conviene, por tanto, cambiar de estrategia. Es más que posible que alguna
persona haya tenido un papel fundamental en tu vida sin ser parte de tu familia
biológica. Alguien que por ejemplo te animó a hacer algo que tu familia rechazaba y
que tú sentías como tu verdadera vocación. Te animó a salir de tu armario particular.
Con suerte, habrás recibido ese tipo de apoyo por parte de tu propia familia. Aunque
no tiene por qué. Lo interesante es que a ti nadie te puede impedir que te sirvas de
esas personas importantes de tu vida como anclas para sentir reconocimiento por tu
valía. Una vez traté a un actor cuya familia era contraria a que se dedicara a la
farándula. Como le faltaba ese reconocimiento básico siempre emanaba inseguridad
en las tablas. Aprendió a anclarse con las personas que fueron fundamentales para
vivir su vocación, y la situación cambió por completo. De hecho, cuando dejó de
pedir peras al olmo familiar, mejoró automáticamente su relación con la familia, que
como por arte de magia aceptó de buen grado su profesión.

283
EL HUMOR Y SU HIJA LA RISA
«No hay día más perdido, que aquel en el que no hemos reído.»
CHARLES CHAPLIN

«Hacer reír es hacer olvidar, y es un bienhechor el que en el mundo puede distribuir


el olvido.»
VÍCTOR HUGO

También podemos anclarnos a algo que nos haga reír. Cuando estoy de mal humor
y veo por ejemplo en Youtube la escena en la que Gila cuenta cómo nació se me
pasan todos los males. Me la conozco casi de memoria, pero solo de pensar en ella
cambia mi estructura emocional. Lo mismo me ocurre pensando en Groucho Marx, en
Chaplin, en mi adorado Roald Dahl o en ciertas escenas del Quijote. Hoy
precisamente he vuelto a ver un gag de Toma el dinero y corre , en la que Woody
Allen prepara el atraco a un banco y para que no le descubran oculta una cámara en
una barra de pan. No pude evitar una estentórea carcajada. Y esta carcajada infantil
y absurda se traduce en endorfinas de las buenas, de las que te hacen llevar mucho
mejor el día. Un instante que marca positivamente el transcurrir de horas enteras.
Te preguntarás qué tiene que ver todo esto con la salud. Pues nada menos que casi
todo. La risoterapia terminará ocupando su lugar en casi todos los hospitales.
Tiempo al tiempo. Para mí es fundamental adquirir conciencia de que el humor no es
solo un buen pasatiempo, sino uno de los hilos conductores que más sentido, y salud,
pueden dar a nuestra vida.
Lo importante es dar un giro a nuestro estado emocional.
El humor nos ayuda a dar un giro de perspectiva a las cosas, y hace la vida
bastante más llevadera. Es conocido el humor negro, que nos ayuda a reírnos en
circunstancias duras, y de hecho el lenguaje relaciona el humor con situaciones
límite: me muero de risa, me parto de risa, etc. Tiene muchos niveles, desde la
sonrisa plácida, a la carcajada estrepitosa.
El humor es muy importante en el amor (ambas palabras, de hecho, se parecen
mucho), en la vida familiar, en la amistad y en el trabajo. Es difícil sufrir acoso
laboral si te tomas las cosas con humor, como lo es odiar a alguien si te tomas las
cosas con verdadero humor. El humor puede permitirnos ver la muerte con cierta
ironía (otra de sus hijas), y hacer que el tránsito al más allá sea más llevadero.
Inalterable ante la parca es el humor de Groucho Marx, quién hizo poner en su lápida

284
la siguiente inscripción: «Perdonen que no me levante».
Está el humor del chiste, y el humor filosófico, que es más profundo, ya que
supone una determinada actitud ante la vida. Ejemplo inmejorable de este último es
el del teólogo español Jose María Díaz-Alegría, un humorista longevo, que decía
que Dios es el humor transcendental.
Como ya he dicho, la risoterapia ha encontrado su hueco dentro de la medicina, y
cada vez ocupará más espacio. No puede ser de otro modo, ya que cuando reímos
liberamos endorfinas y todo el sistema orgánico se ajusta, como si hubiéramos hecho
una pequeña puesta a punto.
Es como una píldora rejuvenecedora. Aquí presento una lista reducida de sus
efectos positivos:

• Reduce la tensión arterial.


• Es gran ansiolítico.
• Es antidepresivo.
• Protege el corazón.
• Combate la acidez (úlcera, etc.).
• Combate la impotencia.
• Posee probables efectos anticancerígenos.
• Tiene efecto antiaging.
• Combate el insomnio.
• Evita la soledad.
• Ayuda a sobrellevar la enfermedad, incluso la terminal.

Efectos secundarios: La gente pesada irá saliendo de tu vida, dejando paso a otra
que disfruta viéndote alegre.
Conviene, pues, dedicarle al menos un minuto al día al humor.

VIAJA A TU PASADO Y DATE CONSUELO (ES GRATIS)


Es una técnica que da muy buenos resultados. Todos recordamos con dolor algún
momento de nuestra infancia, de nuestra adolescencia, o ciertos pasajes de nuestra
vida. En algunos casos, esas experiencias duras o desagradables consiguen
atenazarnos, las revivimos constantemente y son fuente de sufrimiento. Situaciones en
las que nos sentimos solos o pensamos que no estuvimos a la altura de las
circunstancias. Cualquier tiempo pasado fue mejor, decía Jorge Manrique. Algo con
lo que no estaba de acuerdo Ortega y Gasset, quien argumentaba que del pasado

285
conocemos los problemas y las soluciones, y que por eso nos resulta menos duro que
el presente, del que solo conocemos los problemas. Las soluciones de nuestro
presente se conocerán en el futuro. Por eso es fácil para nosotros, a toro pasado,
recriminarnos todos los errores del pasado. Estamos en continua evolución, y es
absurdo que por ejemplo Peter, un hombre al que traté hace muchos años, se
recriminara no haber actuado como debía en una situación de especial dureza. Lo
curioso es que él con sesenta años, hablaba de un hecho, la violación que sufrió,
ocurrida cuando solo tenía ocho.
He tratado a mujeres y hombres violados o torturados, a personas con
experiencias inefables, y muchas veces han sentido como consuelo el hecho de
haberse imaginado a ellos mismos acompañando a aquel niño o niña que ellos fueron
en el pasado. Las experiencias traumáticas lo son menos si tenemos a nuestro lado a
alguien que nos conoce y nos quiere. Y cuando no fue así, cuando nos sentimos
literalmente solos, nosotros siempre podemos recuperar aquella escena terrible, pero
con un nuevo protagonista: el yo del presente. Un yo omnisciente que conoce al
dedillo todo lo que le pasó y le pasará al yo pretérito.
Para ello no tenemos más que imaginarnos entrando en la escena. Te sugiero la
siguiente meditación:

Piensa en una situación especialmente dura de tu vida. Puede ser un


problema familiar, laboral, o del tipo que sea. Del pasado lejano, o del
presente.
Respira profundamente por la nariz y saca el aire también por la nariz.
Imagínate que estás en una sala de cine majestuosa, pero que está
completamente vacía. Estás sentado, sentada en una butaca muy cómoda. En la
pantalla empiezas a visualizar la situación desagradable de la que te quieres
librar. Obsérvala primeramente como si no fuera contigo. Contémplate a ti
con actitud neutral, con el máximo desapego. Intenta poco a poco sentir
empatía por esa persona que sufre, como si estuvieras viendo una película.
Observa en qué parte del cuerpo siente él o ella las emociones. Permanece
así unos instantes, percibiendo las sensaciones, nada más.
Desdóblate mentalmente: el tú del presente entra en la escena, pero tú
sigues viendo al protagonista desde tu butaca.
Imagínate hablando con el tú del pasado, o de la situación que sea. Nadie
lo comprende tan bien como tú, nadie conoce su sufrimiento como tú.
Siente en qué parte del cuerpo están aposentadas las emociones: ¿en el
pecho, en el cuello, en la zona del sacro? Permanece sintiendo esa angustia

286
por unos instantes y observa cómo cambia todo cuando el yo omnisciente del
presente le brinda su apoyo desinteresado.
Habla con él, abrázalo, percibe su consuelo. Si se trata de una escena
ocurrida en tu infancia acércate a él o a ella como lo haría un hermano mayor,
un padre o madre. No lo olvides, tú eres la persona del mundo que mejor sabe
cómo se siente.

Es importante que sientas empatía, pero que no te fundas en él. La experiencia ha


hecho de ti una persona distinta de la que fuiste. En todo momento debe haber dos
personas en tu mente.
Cada situación difícil de tu vida la puedes trabajar de este modo. Aunque te
parezca extraño, esta técnica puede ayudarte a cambiar en tu mente informaciones
que te bloquean, que interfieren en tus relaciones y, sobre todo, en tu felicidad.
También te puede ayudar a cambiar ciertas creencias limitantes. Un ejemplo de esto
último sería estar convencido de que no eres capaz de aprobar cierto tipo de
exámenes. Puede que tu padre te dijera, por ejemplo, de pequeño que eras un inútil y
que no harías nada a derechas en tu vida. Que no aprobarías nunca un examen con
buenas notas, que no eres brillante; en resumen, que no vales para nada. La creencia
no tiene a priori nada que ver con la realidad, pero al final acaba transformándola.
Para bien, o para mal. La técnica del viaje al pasado (o al presente) desdoblándote
te ayudará a aceptarte más, y ello incidirá directamente en tu autoestima. Y es que al
contemplarte con cierta distancia podrás ser, en el fondo, más ecuánime. Podrás
decirle a aquel niño o niña que la opinión de su padre o de su madre era es, una
opinión ajena, y muchas veces motivada por la propia frustración. Perdonar a
nuestros progenitores es perdonarnos un poco a nosotros mismos. Merece la pena.
Un caso espeluznante que salió a la luz hace algunos años es el de Natascha
Kampusch, la niña raptada en Viena cuando solo tenía diez años, y que no logró
escapar del verdugo hasta los dieciocho años. Cuenta Natascha en sus memorias que
fue ella misma la que desde el principio se visualizó vívidamente con dieciocho
años, la edad que ella consideraba suficiente para asumir responsabilidades y pasar
a la acción. Aquella chica del futuro le dijo a la joven: «Te sacaré de aquí, te lo
prometo. Ahora todavía eres muy pequeñita, pero en el momento en que seas mayor
de edad me impondré al secuestrador y serás libre». Impresionante testimonio de
alguien sin formación psicológica alguna, proveniente de una familia
desestructurada, con tendencias depresivas, y que sin embargo visualizó el desenlace
de su cautiverio. Alguien que se concienció de que era posible salir del laberinto, y
lo hizo. Cuando cumplió dieciocho años, Natascha se armó de valor (en realidad

287
todo había empezado con sus visualizaciones de cuando tenía diez años) y le espetó
a Wolfgang Priklopil, el raptor: «Solo uno de los dos puede salir vivo de esta
situación. Te agradezco que no me hayas matado y que me hayas cuidado tan bien.
Pero lo que no puedes hacer es obligarme a que me quede contigo. Soy
independiente y quiero vivir mi vida».
Todo ello habría sido, sin nutrir y retroalimentar sus visualizaciones, simplemente
imposible.
Mi experiencia como terapeuta me dice que la interpretación subjetiva de la
realidad es mucho más importante que la realidad en sí. Y este hecho lo podemos
utilizar para recomponer, al menos en parte, los pequeños y grandes traumas de
nuestra existencia. La vajilla de nuestra vida mostrará los signos de que un día
estuvo rota, pero tú podrás seguir utilizándola sin problemas. Muchos pacientes de
diferentes culturas han sentido un gran alivio al sentirse más cerca de sí mismos con
la técnica que te he mostrado más arriba. Lo importante es que los consejos que se
dieron al mantener cierta distancia de sí mismos fueron vinculantes para ellos. Lo
que yo diga como terapeuta o amigo no lo tienen que cumplir. Lo que ellos aconsejan
a su otro yo es palabra de ley.
Dicho esto, me viene a la mente Raúl, un paciente argentino que estaba feliz con
su psicólogo porque le había dejado expedito el camino de la autojustificación. Cada
vez que me hablaba de su infancia parecía que a ese niño todo le estaba permitido.
Algo que en sí es positivo se convirtió en su caso en algo tétrico. Era un niño
consentido e insoportable, que estaba alejando a Raúl de muchas experiencias
positivas. Sus amigos le daban cada vez más la espalda, por insoportable, y lo
mismo le ocurría a su mujer. Conviene cuidar al niño, pero no a costa del padre. Si
te invitan a comer a casa de unos amigos y te pones a hacer tus necesidades en
cualquier esquina de la casa, seguramente no te invitarán más. Y eso es lo que estaba
haciendo Raúl en su vida. Me llamó mucho la atención en su caso la diferencia entre
el ser y el estar. Observé que su ser era bien distinto a su estar, que por decirlo
suavemente era poco soportable hasta para él mismo. Cuando el ser y el estar
convergen es más fácil sentirse a gusto en la propia piel.
Hay dos tipos de personas en este sentido: los que son más críticos consigo
mismos que con los demás, y los que lo son más con los demás que consigo mismos.
Los primeros abundan mucho cuando hablamos de enfermedades autoinmunes,
migrañas, y toda una serie de problemas de salud. Lamentablemente, a mi modo de
ver son minoría los que contemplan la realidad propia y ajena con ojos más o menos
ecuánimes.

288
LA DICTADURA DEL ESTRÉS
El diccionario de la Academia da la siguiente definición para estrés: Tensión
provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o
trastornos psicológicos a veces graves.
En el caso de hombre primitivo no se trataba de un trastorno evitable por sus
consecuencias médicas. El hombre de las cavernas contaba con toda una serie de
herramientas hormonales y neurovegetativas para enfrentarse a las situaciones de
estrés. De hecho, la respuesta de estrés era (y sigue siéndolo) imprescindible para la
supervivencia. Ante el oso que quería atacarlo, reaccionaba con tres posibles
estrategias: la lucha, la huida, o el bloqueo siendo esta respuesta la más común en la
actualidad. Si veía que tenía posibilidades, atacaba al oso y se quedaba con su piel.
En caso contrario, salía corriendo como un poseso. Y el sistema hormonal le
apoyaba en ambas situaciones. Un subidón de adrenalina permitía que las funciones
corporales menos importantes en ese instante quedaran bloqueadas, dando prioridad
absoluta a los tres órganos fundamentales para planear y ejecutar la lucha, o la huida:
el cerebro, el corazón y los pulmones.
Cuando ahora nos enfrentamos a una situación de estrés lo normal es que ni
podamos atacar a la persona que nos lo produce, ni esté culturalmente bien visto que
salgamos corriendo. Un ejemplo: tu jefe, tu profesor, o tu pareja quiere echarte la
bronca por algo que has hecho mal, o simplemente porque es una persona
desequilibrada. Para tu sistema hormonal, te estás enfrentando al oso. Como no
puedes atacar a tu jefe, ni tampoco salir corriendo, conviene que adiestres a tu
cerebro, a tu mente para que relativice la situación. De lo contrario serás esclavo del
estrés, el gran asesino de los tiempos modernos.
Aunque no hay que remontarse tanto en el tiempo para buscar tiempos más libres
de estrés. Como explica mi colega el terapeuta mallorquín Antonio Gutiérrez en su
interesante libro Viva el estrés, hay un estrés bueno, o eustrés, y uno malo, o distrés.
Hace cincuenta o cien años la mayoría de las personas tenía que trabajar duro, muy
duro, para llegar a fin de mes. Era normal trabajar doce horas y más, ya fuera en el
campo o en las actividades fabriles. Las normas sociales eran mucho más rígidas que
ahora, y podríamos pensar que esto ocasionaba más estrés. Pienso que ocurría justo
lo contrario. La sociedad en su conjunto (con la excepción de los crápulas y los
propensos a la mala vida) respetaba los ritmos circadianos. La gente llegaba a casa
y se metía relativamente pronto en la cama. El insomnio no era tan habitual, ya que
para descansar bien hay que estar bien cansado. Y la vida era una realidad bastante
más fatigosa. Al dormir mejor (no todo el mundo, claro está, pero sí estoy seguro de

289
que un porcentaje bastante mayor de la sociedad), pasaban por todas las fases de un
sueño reparador. Un sueño reparador que es básico para mantener sano al
organismo, ya que el sistema nervioso autónomo puede relajarse por la noche y
responder de día con flexibilidad a los estímulos a los que es sometido. En la
actualidad, vivimos condicionados por un exceso de respuesta simpática en el
acontecer cotidiano. Llegada la noche nos ponemos a ver la tele, algo que no nos
baja precisamente el ritmo de estrés, y no pocas veces tenemos la tele puesta para
dormir. El bruxismo, las piernas inquietas, la fibromialgia, son todas enfermedades
ocasionadas por un exceso de actividad del sistema nervioso simpático, que no
descansa nunca, y que por tanto está siempre cansado. El sueño no reparador nos
lleva a la fatiga crónica, a la ansiedad continua, a la reacción descontrolada ante el
estímulo más nimio. El círculo vicioso continúa: las noches en vela se adueñan de
nuestro ser, cada vez descansamos menos y no podemos más. A lo mejor son ahora
algunos de esos crápulas noctámbulos los que mantienen un tono vegetativo más
sano: no mantienen el ritmo circadiano natural, pero sí el suyo. Disfrutan a su manera
de la vida y duermen con fruición hasta el mediodía.
Una vez, un indio me dijo en la selva venezolana algo que me dio que pensar. Me
aseguró que solo había una cosa que no perdonaba a los conquistadores españoles.
Me imaginé que me diría cualquier cosa, pero me sorprendió: «El hecho de haber
introducido el reloj en América». Yo reconozco que no soporto los relojes, y menos
esos de pared que no cesan de recordar el inevitable paso del tiempo. Los cucús
tienen unos pájaros chivatos que encima son ensalzados, en vez de repudiados.
«Reloj, no marques las horas, porque voy a enloquecer», dice el bolero. Y es verdad
que todo en la vida actual queda prefijado por la dictadura del reloj: los
profesionales tienen que funcionar como un reloj, debes ir al baño como un reloj, te
despiertas con un reloj-despertador, etc. La civilización, hija de la disciplina, tiene
sin duda sus muchas ventajas. Aunque tampoco está mal permitirnos ciertas dosis de
rebeldía cuando se trata de enfrentarnos a la dictadura del reloj. Lo mismo vale para
la dictadura de las agendas, de la planificación exacerbada del tiempo. Vivo desde
hace muchos años en Alemania, un país organizado y donde la gente goza de los
parabienes de la organización. Aunque hay algo que me parece poco saludable en los
países organizados: la obsesión por las agendas. Tengo una agenda para cosas
fundamentales, pero por cuestiones de salud no me gusta usarla, como hace casi todo
el mundo en Alemania, como una especie de señorita Rottenmeier que nos dice todo
el tiempo lo que tenemos que hacer. No hay nada más agradable que recibir o hacer
una visita inesperada, nada más saludable que la espontaneidad.
Ante el estrés ya hemos dicho que el sistema nervioso simpático reacciona con

290
una inyección hormonal de adrenalina. Como ocurre con el yin y el yang, la
acetilcolina, su antagonista, se encarga de que nos relajemos cuando el peligro ha
pasado. La adrenalina hace, por ejemplo, que no nos duela en el momento en que nos
golpean de mala manera. Nos dolerá después, pero no en ese instante, donde lo
importante es resolver lo mejor posible una situación en la que el dolor no nos sirve
de mucho. En el caso de enfermedades como la fibromialgia se da la paradoja de que
hay un exceso de adrenalina tan continuo, que los receptores del dolor en vez de
hiposensibilizarse se hipersensibilizan. A estas personas les duele hasta el aliento. Y
no mienten.
Mucha gente muere hoy en día por una respuesta fatídica al estrés. El número de
enfermedades que podría enumerar es interminable: angina de pecho, infartos, ictus
por subida de tensión, ataques asmáticos, etc. Por eso creo importante manejar una
serie de herramientas para suavizar la respuesta al estrés. Controlando la
respiración, relativizando las cosas que pasan, verás que podrás evitar alguna que
otra situación peligrosa para tu salud. Tu sistema vegetativo conseguirá relajarse.

APRENDE A REÍRTE DEL OSO


Lo primero que hay que conseguir es detectar al oso. ¿Es tu jefe, tu padre o tú
mismo? En cuanto sepas dónde se encuentra podrás mirarlo con la perspectiva de ser
consciente de la evolución que ha sufrido el género humano, saber que ya no estás
subsistiendo en las cavernas, sino que vives en un mundo lleno de posibilidades. De
hecho, lo peor que nos puede pasar, en la mayoría de las situaciones aparentemente
horribles que vivimos es: nada. Sí, querido amigo, mucha gente llega incluso a morir
por nada.
Una visualización muy efectiva consiste en imaginar cómo el oso de turno
disminuye de tamaño en tu mente. En más de una ocasión ha sido posible que un
paciente se liberara de traumas asfixiantes. Por ejemplo, una mujer inglesa que se
liberó del horror que sentía cada vez que pensaba en su violador imaginándolo
realmente diminuto, como Pulgarcito. La paz que sintió las semanas y meses después
se debieron simplemente a esa visualización, que pudo repetir siempre que quiso.
La expresión «ahogarse en un vaso de agua» lo dice todo. Yo he conocido la
historia de muchos pacientes que se ahogaban en un vaso de agua, pero que al final
terminaban ahogados de verdad. Haz la prueba: llena un vaso de agua, mete la nariz
y la boca dentro, y a ver cuánto tiempo aguantas sin respirar. La metáfora muestra
con claridad una situación que se repite continuamente. De hecho, los problemas

291
siempre son subjetivos. Somos nosotros los que debemos decidir cómo
interpretarlos. Muchas veces creemos que cuando tengamos ese bien material, o esa
pareja, o esas vacaciones seremos por fin felices. Luego llegan todas esas
bendiciones, y nuestro estado de ánimo incluso empeora, pues ya no tenemos ni
siquiera la excusa de esa carencia.
Para alcanzar unas ciertas cotas de independencia de los problemas no tienes más
que empezar a verlos con perspectiva. Esta distancia te la puede dar un largo viaje, o
simplemente un pequeño periplo interior de un minuto diario.

AGENDA DE UNA FAMILIA ESTRESADA


He tratado a cientos y cientos de pacientes incapaces de gestionar el estrés.
Pacientes con problemas intestinales, nerviosos, articulares, con todas las dolencias
que nos podamos imaginar. Madres y padres que no sabían cómo gestionar el día a
día, convertido en una montaña insuperable.
Llamaré Roberta a una madre clásica con problemas crónicos de espalda (sobre
todo en la zona cervical y lumbar), migraña, insomnio, y candidata a la fibromialgia.
Roberta terminó sus estudios universitarios y trabaja de funcionaria para la
Administración del Estado. Está casada con un ejecutivo, indispensable en la
empresa para la que trabaja (bueno, lo de indispensable lo cree sobre todo él).
Tienen tres hijos.
Como Roberta no existe como tal, pero sí en la realidad de millones de personas
en todo el mundo, haré una descripción de sus actividades:

• Actividad laboral: Trabaja de 8 a 16 horas. Como tiene que llevar a sus tres
hijos a la guardería o al colegio, se levanta un poco antes de las 6. La mañana
comienza con grandes dosis de estrés. Llega al trabajo estresada, y se enfrenta
día a día con el acoso laboral de uno de sus jefes, que no soporta que ella se
resista a sus encantos.
• Actividades extraescolares de los hijos: A las 16.00 va corriendo a buscar a
sus hijos para llevarlos a las diferentes actividades previstas para que se
conviertan en hombres y mujeres de futuro. El lunes fútbol para el pequeño,
inglés para la mediana e informática para el mayor. El martes tenis para el
mayor, natación para la mediana y lo que le corresponda al menor. Así toda la
semana, hasta el viernes. A las 20 termina la última actividad extraescolar del
último de los hijos. Llegan a casa para acometer el último episodio del día.
• Preparar a los niños para la cama: hay que preparar la cena y luchar con cada

292
uno de ellos para que se metan en la cama. Es uno de los momentos de mayor
estrés del día, ya que los niños están hiperactivos después de tanta actividad y
no hay manera de que se acuesten. Es importante que hagan los deberes antes
de dormir.
• Actividades de fin de semana: no vayas a creer que el fin de semana está para
descansar. Hay que llenarlo con múltiples actividades: cumpleaños de los
amiguitos, cine, visita al zoológico, etc. Cuanto más lleno, mejor. Es el
momento de compartir el estrés toda la familia.
• Vacaciones: las de verano son terribles, porque los niños tienen tres meses de
vacaciones, y Roberta tiene que hacer encajes de bolillo para organizar la
vida del clan. Con un poco de suerte, los dos mayores se van de campamento.
Después del verano se produce estadísticamente el mayor número de
separaciones. Las vacaciones de Navidad son en muchos casos deprimentes,
pues se junta el estrés de las cenas y comidas navideñas (de trabajo,
familiares, amistosas) con la guerra de los regalos. Hay que quedar bien con
todo el mundo y ello genera mucho, mucho estrés.

OTRAS POSIBLES ACTIVIDADES

• Preparar la cena para su marido ejecutivo e intentar evitar por todos los
medios que se le cierren los ojos mientras él le comenta la pelea que tuvo con
un colega por una importante decisión (cada día hay una anécdota nueva, pero
todas son extrañamente parecidas). A la insistencia sexual de los miércoles
(curiosamente solo ocurre los miércoles), ella responde con una tenue
negativa.
• Actividades contra el estrés: son altamente estresantes, pues hay que organizar
un babysitter, recorrer la ciudad de punta a punta durante al menos media hora,
y colocarse en la posición del loto mientras Roberta piensa si puso o no puso
la lavadora. Después tiene que recorrer la ciudad de punta a punta durante al
menos otra media hora. Pero como le han dicho que tiene que hacer algo
contra el estrés, ¡pues adelante! Estas actividades suelen comenzar cuando
Roberta, asustada, le reconoce a una amiga: «No tengo tiempo para mí...».
• Actividades médicas y terapéuticas: el estrés hace mella, tarde o temprano, en
todos y cada uno de los miembros de la familia. Ello supone una gestión de

293
actividades sanitarias propias del director de un hospital. El hijo mayor es
alérgico, y hay que hacerle continuos estudios; la mediana hiperactiva y va al
psicólogo infantil al menos una vez por semana, y el pequeño empezó pronto
con los primeros síntomas de colon irritable. Como los médicos poco pueden
encontrar a nivel somático en el caso de sus tres hijos, Roberta decide añadir
a la apretada agenda la visita regular a algún especialista en medicina natural.
Si quedaba algún espacio libre en la agenda queda enladrillado con estas
sesiones.
• Actividades extramaritales (opcional): como su marido no le hace ni caso hace
ya mucho tiempo, se ha enamorado del profesor de yoga. Poco a poco busca
espacio para esta relación. Ello también le somete a mucho estrés, aunque por
otro lado le relaja.

La situación de Roberto, el marido, es aparentemente diferente, pero el cómputo


de estrés no cambia tanto. Roberto es, ya lo hemos dicho, ejecutivo. Se levanta a las
7.30, cuando los niños ya han salido de casa con la madre. Antes se levantaban
juntos, pero Roberto, con buen criterio, llegó a la conclusión de que aquella
costumbre terminaría muy pronto con el matrimonio, y la cambió arguyendo un nuevo
horario laboral. Empieza a trabajar a las 9. Le espera una jornada de estrés sin
fisuras, de 9 a 21. Llega a casa a las 22, y en el fondo preferiría llegar más tarde,
para no tener que aguantar el estrés y el cansancio de su esposa. Poco a poco busca
nuevas excusas para trabajar también durante el fin de semana, y así se libra de las
actividades de fin de semana, que solía compartir con su mujer y sus tres hijos.
Desde hace tres años tiene una amante. Una compañera de trabajo soltera. Ocultarlo
le supone grandes dosis de estrés, lo mismo que los intentos de la compañera para
que deje a su familia. Roberto visita periódicamente al cardiólogo, pues su padre
murió de un infarto, y a él ya le han advertido de que tiene la tensión demasiado alta
y el colesterol por las nubes.
Robertito, el hijo mayor, de once años, es también un candidato a los premios
Estrés, en su modalidad infantil. Se levanta a las 7 de la mañana, su madre le suele
incluir en las estresantes labores matutinas con sus dos hermanitos. Ayuda a vestir al
pequeño, regaña a la mediana para que no sea tan coqueta y se vista de una vez, y
sufre como ninguno el estresante estado de ánimo de su madre. Llega a la escuela.
Cada 45 minutos cambia el profesor. Esto le produce mucho estrés, lo mismo que la
montaña de deberes que se van acumulando. A los 45 minutos exactos, cuando
empieza a acostumbrarse a lo que le dice el profesor, viene el siguiente con un
cuento diferente, pero igual de difícil de asimilar. Después del cole comienzan las

294
demás actividades señaladas más arriba: extraescolares, médicas, sociales, para
concluir con los deberes y con la difícil tarea de conciliar el sueño después de un
día tan ajetreado.
El modus vivendi de muchas familias se ajusta enormemente al esquema de los
Robertos. Son incontables las mujeres y hombres que me han visitado con problemas
múltiples, cuya solución no fue otra que una gestión más relajada de ese bien
inestimable que es el tiempo. El ser humano no está hecho para que su vida esté
dirigida por la batuta de una agenda. Me contestarás que hay que organizarse, claro.
Y no te falta razón.
El único problema es que mucha gente, niños incluidos, no soportan ese ritmo y
caen enfermos tarde o temprano. Entre otras cosas porque superar el horror vacuo
que supone no saber qué hacer una determinada hora del día es un masaje para el
alma, y va cultivando un gran regalo: la vida interior. Llenar el aburrimiento con
contenidos no tangibles nos prepara, paradójicamente, para asumir
responsabilidades y enfrentarnos a grandes desafíos vitales. Un niño necesita sobre
todo grandes dosis de amor, y el estrés neurótico de la sociedad moderna es un
asesino de ese amor. Cuanto más tiempo de paz pasemos con nuestros hijos, mayor
será su capacidad de adaptación y su coeficiente de optimismo. Esta actitud positiva
ante los retos de la vida vale mil veces más que la mejor de las formaciones y el
conocimiento de gran número de idiomas. Si a la actitud se suma la formación, miel
sobre hojuelas. Pero la actitud supone el 90% del éxito, y el conocimiento no más
del 10%.
Estrés social: gran parte del estrés viene del núcleo vital de la sociedad. Unos
padres que no preparan a sus hijos para el incierto futuro son malos padres. Y ¿quién
quiere ser un mal padre? Los niños deben estar bien pertrechados para los
imponderables del mañana. Por desgracia, pocos padres piensan en el mayor bien
que pueden darles: buenas dosis de relajación. Y es que una persona relajada
comete, sencillamente, muchos menos errores. Es más fácil que acierte en la
estrategia vital básica, y en cada paso que debemos dar para avanzar en la
existencia. ¿De qué sirve, por ejemplo, sentir la presión de estudiar tres carreras, si
después no nos sirven para vivir mejor?
Muchos niños están sometidos a una realidad relativamente nueva: es poco lo que
aprenden a nivel de contenidos (entre otras cosas porque el estrés al que está
sometido su sistema vegetativo hace muy difícil que aprendan. Se les exige estudiar y
aprender mientras les persigue el oso), y sin embargo desde muy pequeños se les va
acostumbrando a que la vida es altamente estresante.
En los países pobres que he visitado, la gente muchas veces tiene que trabajar de

295
sol a sol para sobrevivir. La vida es una lucha constante, y sin duda se enfrentan a
grandes dosis de estrés existencial. La diferencia es que el estrés es real, auténtico,
se nutre de la superación de las adversidades. Es el mismo estrés que se da en
situaciones de guerra. Al ser inevitable, al menos para el ciudadano de a pie, resulta
más fácil hacer de tripas corazón y sacar fuerzas de flaqueza. Ante la adversidad el
hombre da muchas veces lo mejor de sí mismo y muchas familias muestran una
unidad inesperada. Es un estrés mucho más saludable, y fuente de muchas menos
enfermedades. Cuando la gente tiene tiempo libre en esos países pobres, suele haber
más tiempo para la familia, y no usan agendas para llenar el tiempo a toda costa. De
hecho hay muchas personas que no hacen nada en todo el día, más que contemplar el
transcurrir de las cosas. Habrá quien piense que estas personas son parásitos, aunque
estoy convencido de que tienen su función en la salud general de la salud, como los
monjes que dedican su vida a orar. En Occidente, sin embargo, la activititis (sumada
a la titulitis y a todas las -itis imaginables) hace que la persona muchas veces no sea
capaz de sacar lo mejor de sí misma.
Los políticos repiten hasta la saciedad que los jóvenes de hoy en día están más
preparados que nunca. Esto es una solemne estupidez. Lo que están es más
estresados que nunca. Y lo que es peor, más desmotivados que nunca. Nunca hubo
tanta gente deprimida, cabizbaja, cejijunta y desapasionada. Ya no hay casi
analfabetos en países como España, pero el precio es muy alto: la gran masa de la
población es semianalfabeta. Las actividades extraescolares (no me refiero a estas
actividades en sí, sino a la neurótica gestión de las mismas) están eliminando todo
germen de alegría por hacer las cosas. Ya hace mucho tiempo que este síndrome se
daba en los países ricos del norte. A mí, por ejemplo, me encanta que mi hijo haga
música, pues creo que la música fomenta facetas muy importantes de la persona.
Pero si el precio es que coja manía a la música, prefiero que no toque ningún
instrumento. Las fobias luego son difíciles de superar. Y la fobia al estudio está más
generalizada de lo que nos gustaría reconocer, incluso entre los jóvenes más
inteligentes.
He tratado a muchos alemanes que recibieron una excelente formación musical de
niños. Pacientes con gran dominio del piano, por ejemplo, que se niegan a tocarlo
nunca más. Son talentos frustrados y truncados. Los que trabajamos en el desarrollo
de métodos de aprendizaje, como Ramón Campayo y yo, sabemos muy bien que el
estudio no es cuestión de cantidad, sino de calidad y de técnica. ¡Cuando lo
entenderán las autoridades educativas! Mientras, tendremos cada vez más enfermos
de hiperactividad sin alegría. Ya he apuntado las enfermedades que este síndrome

296
moderno puede desatar: son incontables.
Una paciente con un perfil muy parecido al de Roberta me preguntó recientemente:
«Pero ¿cómo puedo arreglar esta situación? No voy a deshacerme como por arte de
magia de mi marido y mis tres hijos». La respuesta era bastante fácil: «Mira a ver
qué cosas de tu vida son indispensables y cuáles no lo son». Enseguida vio que lo
principal que tenía que gestionar era el trabajo, que aunque no le apasionaba le daba
de comer, y la educación de sus hijos, que aunque a veces eran ciertamente
insoportables eran lo mejor que le había pasado en su vida. Todo lo demás no era
indispensable. Empezó a liberarse de actividades extraescolares, pasó más tiempo
con los hijos por la tarde, y estos, liberados de tanto estrés postescolar, empezaron a
portarse cada vez mejor. Incluso ella se permitía estar media hora sola cada tarde en
su habitación, pues sus hijos se habían comprometido a dejarla tranquila. Poco a
poco fueron desapareciendo todos los síntomas, tanto de ella como de sus hijos.
En algunos casos como el de Roberta, la relación con la pareja mejoró, y en otros
el cambio supuso la ruptura definitiva. Aunque en el fondo se trataba de la crónica
de una ruptura anunciada.

EL ESTRÉS POSTRAUMÁTICO Y EL DUELO


El síndrome del estrés postraumático se presenta inmediatamente después de un
trauma mayor o puede aparecer más de seis meses después del mismo.
Principales causas: catástrofes naturales, guerras o ataques terroristas (por
ejemplo, 11 de septiembre en Nueva York, 11 de marzo en Madrid).
Duración: normalmente disminuyen los síntomas al cabo de tres o cuatro años,
aunque conozco casos de personas sometidas toda su vida al estrés postraumático.
El trastorno de estrés postraumático modifica la respuesta corporal al estrés. Se
produce una alteración de las hormonas y los neurotransmisores que dan la respuesta
del cuerpo al estrés
Los sueños recurrentes y los pensamientos obsesivos no nos permiten superar la
situación traumática. Es como si la situación se repitiera una y otra vez.
Los síntomas del trastorno de estrés postraumático se clasifican en tres categorías
principales: reviviscencia, evasión y excitación.

EL DUELO DUELE
Es mucho el estrés que sentimos cuando muere alguien querido, o cuando la

297
persona con la que compartíamos nuestra vida decide abandonarnos. El duelo suele
durar, estadísticamente hablando, entre tres y cinco meses. Aunque son muchas las
personas que he tratado que no terminan de cerrar la etapa del duelo. Es como si
tuvieran miedo de cerrar una puerta para siempre. La lista de pacientes que no
habían superado la muerte de la madre, el padre, el cónyuge o un hijo es bastante
larga como para hacer enumeraciones. Lo mismo que la de los pacientes que no
lograban aceptar el abandono de su pareja o cónyuge. Muchas veces se enquistan
esas emociones dolorosas e impiden incluso a gente alegre volver a mostrar nunca
más su cara más positiva.
Lucía, una paciente de cuarenta años, perdió a su madre hace diez. Lucía tiene
varios hijos y un marido del que se siente profundamente enamorada. Sin embargo,
no conseguía superar la muerte de su madre. Por lo general, cuando un duelo se
prolonga tanto en el tiempo, la causa es una injusticia matemática: en vez de
centrarnos en el porcentaje de alegría que nos brindó el ser querido, nos emperramos
en pensar en los momentos finales de su vida (sufrimiento, dolor, pérdida). En cuanto
fue capaz Lucía de anclarse con los momentos buenos que le brindó su madre, el
duelo se aceleró de manera insospechada.
Lo mismo le ocurrió a Aurora, que perdió a su hija de cinco años, y poco después
a su esposo. Como terapeuta me ha ayudado mucho leer a Viktor Frankl, pues quizás
nadie como él consiguió encontrar el sentido a las vivencias más atroces que se
pueden tener. Como padre de un hijo, ¿cómo no voy a empatizar con el dolor de
Aurora? Aurora no pudo permitirse ni siquiera un duelo cuando aquello ocurrió, ya
que se vio obligada a dar apoyo a su marido, que quedó absolutamente desolado.
Luego murió también el marido, y Aurora decidió bloquear todo signo de duelo para
no sufrir más. Como bien dice el dicho, la procesión iba por dentro, dejando a su
paso toda clase de síntomas psicosomáticos. En el trabajo con Aurora, una mujer
venezolana, conseguimos conectarla, anclarla con una escena que compartió con su
hija. Era una situación en absoluto espectacular: ella barría la casa mientras su hija
cantaba. Fue un momento de conexión total con su hija, que en aquel momento tenía
tres años. A partir de la sesión acordamos que cada vez que Aurora pensara en su
hija se anclaría con aquella situación llena de energía positiva. Por fin pudo vivir su
duelo. Lloró mucho, pero sobre todo vio sentido a aquella experiencia. Aurora no
tuvo más hijos, ni los tendría por cuestión de edad. Sin embargo, le pregunté:
¿Mereció la pena vivir con aquel ser tan especial, aunque solo fueran cinco años? La
respuesta fue un rotundo sí. De hecho Aurora había tenido la experiencia de la
maternidad, una de las más increíbles que puede vivir el ser humano, gracias a su
pequeña. El dolor fue dejando, poco a poco, espacio para la gratitud y el amor en

298
estado puro.

EL ESTRÉS DEL DIVORCIO


En Estados Unidos, el 85% de los niños son hijos de padres separados. En países
como España se está todavía a cierta distancia de estos porcentajes, aunque más del
60% tampoco es moco de pavo. La cultura parigual del 50%, donde hombres y
mujeres está teóricamente condenados a repartirse a partes iguales todas las
actividades de la vida, ha demostrado ser un estrepitoso fracaso. Es sin duda mejor
que la cultura autoritaria anterior (que por cierto sigue vigente en muchos países y
parejas), pero no cubre las necesidades del hombre y la mujer modernos. La
consecuencia es un número cada vez mayor de familias separadas que deben sumar
al estresante estilo de vida moderna la gestión de las consecuencias del divorcio:
hogares dobles, padres y madres que usan a sus hijos como moneda de cambio en su
particular guerra con la ex pareja, y toda una serie de circunstancias que convierten
la vida de todos los protagonistas en verdaderos infiernos.
Emilio, de cincuenta años, no conseguía aceptar que su mujer lo dejara. Además,
como la jurisprudencia de su país, España, parte de la base de que tras la separación
el hombre debe pintar poco, fue cayendo en una espiral depresiva. La custodia de los
niños estaba en manos de su ex mujer, que se había propuesto a toda costa separarle
de los pequeños. Cuando traté a Emilio era una sombra de sí mismo. La vida había
dejado de tener sentido. No fue fácil que viera el sentido de su situación. Al final
reconoció que todo lo vivido con su ex mujer había tenido sentido, a pesar de que
ella se hubiera portado inesperadamente mal con él (y con los hijos, al despojarlos
del padre) después del divorcio. Encontrar el sentido de lo que fue es el primer paso
para cerrar el duelo. Paradójicamente, es más fácil cerrar un capítulo sentimental si
pensamos en lo bueno que nos dio una relación que si nos centramos en todos los
aspectos negativos. La mejora de su equilibrio interno le facilitó recuperar espacios
en la relación con sus hijos, y el círculo vicioso anterior se transformó en un círculo
virtuoso.

TÉCNICA DEL DESAPEGO


Si te ves sometido a un estrés que no hay manera de controlar, imagínate por un
momento que te parte un rayo y desapareces del mapa. Imagínate que el rayo te ha
desintegrado, por lo que ni siquiera tienes que preocuparte de qué harán con tus

299
restos mortales. Observa durante unos instantes la vida sin ti. Tu trabajo sin ti, tus
deudas sin ti, todos los problemas de tu vida, pero sin estar tú involucrado en ellos.
Probablemente sientas únicamente tristeza por cuestiones emocionales (amor,
familia, amigos) pero no por cosas materiales, que son las que nos someten a más
estrés continuo. Yo hago este ejercicio cuando veo que me empiezo a tomar la vida
demasiado en serio, y la verdad, funciona.
Observa el asunto que tanta tensión te produce (siempre hay un problema que se
lleva el primer premio) durante al menos un minuto al día. Pero obsérvalo como si
fuera el problema de un conocido (mejor que no sea un gran amigo, que si no te
involucras demasiado). Poco a poco, día a día, te irás dando cuenta de que el
problema no es tan grave como pensabas. Si tiene solución, porque la tiene, y si no,
porque no la tiene.

EL SUEÑO DE TENER RAZÓN PRODUCE MONSTRUOS


Una de las cosas que más estrés produce es la necesidad imperiosa de tener razón.
Las continuas y acaloradas discusiones que tanto abundan en países como el mío,
España. Y una de las cosas que más sirven para evitar la hipertensión o un infarto es
relajarse en este sentido. Es verdad que a veces una buena discusión nos da
«vidilla», pero no deberíamos exagerar.
Como la historia de aquel hombre de noventa años que parecía mucho más joven
de lo que era. Alguien le preguntó por la edad. Cuando dio la respuesta, el joven no
se lo podía creer: «Pero si parece que tiene sesenta, ¿cómo lo hace?». «Pues verá, es
que yo nunca discuto». El joven le espetó: «Pero no será por eso». A lo que el
anciano respondió: «Pues no será por eso».
Querer tener razón tiene que ver, muchas veces, con la necesidad de ser aceptado.
Desde pequeñitos nos han ido educando en los imperativos de la aceptación:
nuestros padres, los profesores, los amigos, nuestros colegas y jefes, todo el mundo
tiene que aceptarnos, y luchamos para que así sea. Comprender y aceptar de
antemano la falta de comprensión y aceptación de un porcentaje elevado de las
personas con las que estaremos relacionados en nuestra vida nos ahorrará muchos
quebraderos de cabeza.
Como decía antes, esa necesidad de tener razón es una verdadera pesadilla para
alguien con, por ejemplo, problemas cardiacos. Gran poder terapéutico tenía aquel
rabino que medió en la discusión de dos judíos. Escuchó primero las razones de uno
y le dijo: «Pues mira, creo que tienes razón». Después siguió el otro con su retahíla,

300
y a éste le dijo: «¿Sabes qué, tú también tienes razón?». La esposa del rabino, que
escuchaba la disputa desde la cocina, le increpó a su marido, indignada por lo que
consideró mero oportunismo mediador: «Pero ¿cómo pueden tener razón los dos, si
sus posiciones son diametralmente opuestas?». A lo que él contestó: «Pues fíjate,
que a ti tampoco te falta razón».

HAZ YOGA, PERO RELÁJATE


El yoga es una técnica fabulosa para bajar el nivel de tensión corporal.
Seguramente conoces sus beneficios, por lo que no es este el momento de abundar
sobre ello. Lo mismo vale para otras tantas técnicas orientales.
El problema es cuando alguien cree que algo externo (un curso, un terapeuta, o lo
que sea) va a darnos la solución definitiva a nuestros problemas. Al final, surgen las
temibles dependencias, el círculo vicioso sin fin. Como el problema es nuestro, la
solución debe ser, al menos en parte, también nuestra. He conocido mucha gente que
practica el yoga, el taichí u otras técnicas fantásticas de relajación y autocontrol con
una actitud que a veces les daña más que les ayuda. Con una actitud competitiva, por
lo demás muy occidental, y alejada de la sabiduría oriental que les dio origen.
Son cientos los practicantes de yoga a los que he tenido que tratar la espalda.
Jóvenes y menos jóvenes con el cuello destrozado porque se han impuesto hacer el
pino al menos veinte minutos al día, para que la kundalini baje, suba o llegue aquí o
allá. Muy alejados, en el fondo, de aquella filosofía que con tanto entusiasmo querían
hacer suya. Confundiendo, pues, técnica con filosofía. Y cuando vemos a un yogui
imbuido de la filosofía que alimenta a la técnica no podemos menos que
emocionarnos.
Un viajante quiso descubrir las virtudes del zen y las técnicas orientales. Dedicó
años de su vida a recorrer China e India. Visitó a los mejores maestros y pasó largas
temporadas en los ashram más prestigiosos, buscando siempre aquello que tanto le
faltaba en su pueblo castellano. Al cabo de diez años regresó y descubrió con
emoción que el pastor de su aldea, un viejo amigo, observaba las ovejas, realizaba
su trabajo y hablaba de lo divino y lo humano con la sabiduría de un iluminado. Pero
lo que más le asombró es que su amigo siempre había sido así, solo que antes lo
despreciaba por estar convencido de que la verdad, para serlo, muy lejos debía
andar.
Un minuto al día de estiramientos, sobre todo en el primer minuto activo del día,
obra verdaderos milagros. Si con esa actitud quieres dedicar horas de tu tiempo para

301
practicar una técnica de relajación, miel sobre hojuelas. Y es que lo importante en la
vida es la actitud, mucho más que la aptitud o la duración.
Lo único que hacía diferente a aquel pastor era que vivía en el presente. Todo lo
que hacía lo hacía en actitud meditativa: cuidar de sus ovejas, pelar patatas, ver el
fútbol…
Adoro Asia, y la forma de plantearse la vida que tienen muchas personas, sobre
todo las no excesivamente conversas de occidentalismo. Pero no hay que irse allí
para presenciar y disfrutar esos valores. El Dalái Lama, por ejemplo, no deja de
hablar de la importancia de ser fieles a nuestras raíces espirituales.

EL MIEDO A NO ESTAR A LA ALTURA


Una de las creencias más limitantes que existen es la de la falta de preparación.
En el fondo casi todo el mundo se siente poco preparado para la vida moderna. No
puede ser de otro modo, ya que los problemas cambian a cada instante, y ello nos
sume en la impotencia y la perplejidad. Todo lo que hemos estudiado no nos sirve
aparentemente ante una situación nueva y desconocida. De ahí la importancia de
incidir más en las actitudes que en las aptitudes. Un amigo escritor me comentó que a
los diecinueve años decidió leer todos los libros importantes de la literatura
universal. Una labor del todo imposible, si pensamos en los kilómetros cuadrados de
estantes con obras más o menos imprescindibles. Pero él no se achicó. Se dijo:
«Leeré todos los libros del mundo, y si me muero antes, no es culpa mía». De este
modo se liberó para siempre de una situación altamente estresante: la de querer
estar, siempre y en todo lugar, a la altura de las circunstancias. Y esto último es lo
que nos somete muchas veces a una tensión que nos arruina la salud, y no nos permite
nuestra propia evolución.

1, 2, 3… RESPIRA
Es muy importante no superar el punto de no retorno del enfado. Haz una lista de
las cosas que sientes antes de entrar en un ataque de ira, y cuando veas que te
acercas, intenta reaccionar a tiempo. Cuando mi hijo me sacaba de quicio (algo que
entenderá cualquier padre o madre), me serví de una argucia para evitar sobrepasar
el punto de no retorno de la ira. Le dije que cuando me viera en ese estado, que por
otro lado a él tampoco le gustaba nada, contara en voz alta hasta 3. Ver a un niño de
cinco años reaccionando con las palabras mágicas ante mi enfado me producía risa y

302
ternura, dos eficaces antídotos de la ira. Y a mi hijo le permitía también tener cierto
control sobre la situación.

EL SENTIDO COMÚN, FUENTE DE SALUD


—Doctor, doctor, he venido a su consulta, pero no sé bien lo que me pasa.
—Pues mire, tómese estas pastillas, aunque no sé bien para qué son.

El sentido común es algo poco común cuando el problema somos nosotros


mismos. Lo que cualquier amigo te dirá sin problemas parece complicado
reconocerlo y subsanarlo en primera persona. No hay nada más grato que contar con
un buen amigo que haga de «espejo» de nuestras miserias. En salud, los mejores
consejos suelen ser los más simples. En el siglo XVIII, por ejemplo, Voltaire
convertía a su entrañable personaje Zadig (Zadig y el destino) en el galeno que
resolvió los problemas de salud de Ogul, un rico señor cuyos médicos le
recomendaron para superar todos sus males tomarse un basilisco hervido. Un
basilisco es un animal fabuloso, al cual se atribuía la propiedad de matar con la
vista. El caso es que todas las mujeres del lugar se pusieron a buscar al inexistente
basilisco porque la que lo encontrara tendría como recompensa nada menos que el
matrimonio con Ogul, lo que implicaba dejar de pasar necesidades de por vida.
Zadig, que lo que quería era recuperar a su amada, la otrora reina de Babilonia, se
presentó al señor con un odre y le dijo solemnemente:

Señor, mi basilisco no se come, que toda su virtud se os ha de introducir por los


poros; yo le he puesto dentro de una odre bien henchida de viento, y cubierta de
un cuero muy fino; es menester que empujéis hacia mí dicha odre en el aire con
toda vuestra fuerza, y que yo os la tire muchas veces; y con pocos días de dieta y
de este ejercicio veréis la eficacia de mi arte.
Al primer día se hubo de ahogar Ogul, y creyó que iba a exhalar el alma; al
segundo se cansó menos, y durmió más bien: por fin a los ocho días recobró toda
la fuerza, la salud, la ligereza, y el buen humor de sus más floridos años. Zadig le
dijo: habéis jugado a la pelota, y no os habéis hartado: sabed que no hay tal
basilisco en el mundo; que un hombre sobrio y que hace ejercicio siempre vive
sano, y que tan imaginado es el arte de amalgamar la gula con la salud como la
piedra filosofal, la astrología judiciaria, y la teología de los magos.

Lo que sigue no deja de ser interesante:

303
Conociendo el primer médico de Ogul cuan peligroso para la medicina era
semejante hombre, se coligó con el boticario del gremio para enviarle a buscar
basiliscos al otro mundo: de suerte que habiendo sido castigado siempre por sus
buenas acciones, iba a morir por haber dado la salud a un señor glotón.
Convidáronle a un espléndido banquete, donde le debían dar veneno al segundo
servicio; pero estando en el primero, recibió un parte de la hermosa reina, y se
levantó de la mesa, partiéndose sin tardanza. El que es amado de una hermosa,
dice el gran Zoroastro, de todo sale bien en este mundo.

Como vemos, siempre existieron personas sensatas, verdaderas o literarias, que


entendieron la verdad de Perogrullo sobre la que se cimienta la salud. Y que, como
premio por sus deseos de hacer el bien, estuvieron a punto de perder la vida.

TIPOS DE ENFERMOS, Y DE TERAPEUTAS


No hay enfermedades sino enfermos
CLAUDE BERNARD

Hay muchos tipos de pacientes, en el fondo tantos como tipos de personas hay.
Unos quieren saberlo todo de su enfermedad. Leen muchos libros sobre la misma y
se convierten en verdaderos expertos. Otros prefieren desvincularse por completo de
su problema: «Mi enfermedad es responsabilidad de mi médico, yo me
despreocupo». El que quiere saberlo todo asume la responsabilidad plenamente,
pero el exceso de celo va muchas veces en su contra.
Todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Es difícil encontrase un tipo puro,
por lo general se trata más bien de tendencias y mezcolanzas. Según lo que decíamos
en páginas anteriores encontramos:

• El impaciente inconsciente-incompetente-irresponsable: quiere dejar de estar


enfermo lo antes posible. Para él la enfermedad es como un apósito que le han
colocado, algo que le ha caído como una losa y que se lo deben quitar los
médicos cuanto antes. No es su responsabilidad, sino del terapeuta. No mueve
un solo dedo por su salud, ya que es cosa de otros: de los médicos que le
tratan. Asiste a su deterioro con angustia, pero sin lucha. No hace lo que le
ordenan los doctores, al menos nada que exija un mínimo esfuerzo activo
• El impaciente consciente-responsable: no le gusta estar enfermo, pero sabe que

304
está en su mano el curso de la enfermedad. Tiene poder de autosugestión, y es
de fácil trato. Es el paciente agradecido por antonomasia. El terapeuta no tiene
más que darle un mínimo impulso, y éste andará pronto sin bastones.
• El impaciente inconsciente competente suele gozar de buena salud. Lleva una
vida sana, sin excesos ni bandazos. No es ortoréxico pero tiene una dieta
equilibrada. No se mete en la vida de nadie, y muestra tanta seguridad que a
nadie se le ocurre meterse en la suya. Aquí tenemos a la persona que se cuida
sin saberlo, sin estar pendiente de ello. Para la que el sexo es un goce sin estar
pendientes de la técnica. Como el futbolista que hace maravillas sin darse
cuenta.

Todos estos tipos tienen sus matices. Un paciente de un tipo puede convertirse en
otro de otro tipo, dependiendo de la evolución de la enfermedad, del entorno, y de su
carácter básico. Lo ideal es, a mi modo de ver, convertirse en impaciente
inconsciente-competente. Todo aquello que beneficia a su salud lo habrá
interiorizado de modo automático. Maneja su vehículo vital sin pensar, pero es
precavido y será difícil que se vea involucrado en un accidente.

OTRAS POSIBLES CLASIFICACIONES


Es importante que descubras cómo eres, pues ello te ayudará enormemente a la
hora de recuperar la salud. No es lo mismo ser un bon vivant que disfruta con las
delicias de la gastronomía, un arte para él situado en las cumbres del Olimpo, que
alguien que come para vivir, y no vive para comer. Aunque ¿quién ha dicho que una
cosa sea mejor que la otra?
El paciente apolíneo se contrapone al paciente dionisiaco. El primero es alguien
que se siente feliz ante la serenidad y el equilibrio. No le gustan los excesos, y
enseguida sufre las consecuencias de los abusos. Si bebe demasiado (demasiado
puede ser para ellos un pelín más de la cuenta, o sea una copita de vino, en vez de
media) al día siguiente sufrirá lo indecible. Su modelo es aquel dechado de virtudes
corporales y anímicas que era Apolo.
Este tipo de paciente está encantado con las prohibiciones. Le gusta tenerse bajo
control. Y como nadie lo consigue del todo, está encantado si un profesional le ayuda
a poner la casa corporal en orden. No tendrá problemas en mantener una
alimentación comedida, y seguirá al pie de la letra las instrucciones médicas. A
veces tenderá a la ortorexia y a la hipocondría. No le producirá especial pereza
ejercitar el cuerpo a diario. Es fácil encontrarlo en centros de yoga o taichí.

305
El dionisiaco es la persona caracterizada por el ímpetu y el arrebato. Como
Dionisio es impulsivo e instintivo. Es fácil imaginárselo en las bacanales romanas,
con sus racimos de uvas y sucumbiendo a la vorágine de los sentidos. Su carácter
excesivo le hará llevar mal las prohibiciones. Aunque le costará menos no comer o
beber alcohol durante diez días, que hacerlo con moderación. Es el típico paciente al
que hay que darle instrucciones positivas, del tipo, bebe alcohol, pero bebe antes
agua. No le costará mover el esqueleto durante toda la noche en la pista de baile,
pero no le hables de actividades sacrificadas. Es más dado a los deportes de equipo
que a los individuales.
Se trata de caracteres que no hay que intentar cambiar. Lo mejor es aprovechar las
ventajas de ambas filosofías para pertrechar la propia estrategia vital, también en
pos de una buena salud. Si eres fiel a tus orígenes, a tu esencia, a tu cultura y a todo
lo que te conforma básicamente como persona, será mucho más fácil que goces de
buena salud. Los conversos por aparente convicción o convención difícilmente
hallarán la felicidad. Y, sobre todo, resultan terriblemente pesados al sentirse
obligados a evangelizar a todos los que los rodean.
Por eso, si tienes un amigo o amiga y le quieres aconsejar algo que a ti te ha ido
bien, lo primero que deberías plantearte es si su estructura vital tiene que ver lo más
mínimo con la tuya.
Aquí describo otros tres tipos extremos y recurrentes:

• El paciente obediente a pies juntillas: cree firmemente en lo que dice el


facultativo, y muchas veces recibe hipnosis negativa sin saberlo. Es el típico
paciente que se conoce al dedillo toda la bibliografía de su dolencia. Le falta
rebeldía contra la enfermedad. Su evolución dependerá en gran medida del
terapeuta o médico que le toque. Este tipo de personalidad a veces viene bien
en casos aparentemente terminales, pero otras resulta desesperante para el
entorno.
• El escéptico abierto: yo los llamo los Tomasos. Como santo Tomás, necesitan
ver para creer. La ventaja es que, una vez se convencen de algo, contagian
como nadie a su entorno. A mí personalmente me parece un tipo de paciente
bastante agradecido, con buenos resortes de sanación, una vez ponen el dedo
en la llaga.
• El rebelde que tiene razón a toda costa: es de muy difícil tratamiento. Le
encanta demostrar al terapeuta o médico que éste no ha encontrado la solución
a su problema. Le fascina decir: «Usted tampoco lo ha resuelto», como si de

306
un jeroglífico se tratara. Lo que no sabe o no está dispuesto a entender es que
él mismo es su principal problema. La solución llegará probablemente solo si
toca fondo. Un amigo médico me contó recientemente que llegó a su consulta
un paciente diciéndole que le recetara no recuerdo qué. Como el doctor le dijo
que no se lo iba a recetar porque no le hacía falta, el paciente le contestó que
él vivía gracias al paciente, ya que pagaba la seguridad social. El doctor le
dio un euro y le dijo: «Toma, lo que me pagas, y ahora lárgate».

Como dije antes, hay tantos tipos de enfermos como personas. Cada cual debe ver
qué tipo de camino le conviene más. Yo antes pensaba que las personas con gran
voluntad eran las más capaces de superar las enfermedades. Últimamente creo que lo
importante es seguir un camino que se adapte al temperamento de uno mismo. No es
lo mismo ser apolíneo que dionisiaco, no es lo mismo ser hacendoso que perezoso.
Ni ser espiritual que no serlo. Por otro lado, el método a elegir es menos importante
de lo que se cree. Como decía Paracelso:

M EJOR UN BUEN MÉDICO CON UNA MALA MEDICINA QUE UN MAL MÉDICO CON UNA
BUENA

Sé de pacientes de cáncer que se levantan todas las mañanas —también en


invierno— en Berlín a las 4 de la mañana para hacer un tipo de qi qong respiratorio
muy efectivo contra esta enfermedad. Y te aseguro que hacerlo a 15 ó 20 grados bajo
cero precisa enormes dosis de disciplina y abnegación. Pero también sé que éste no
es el camino para todo el mundo. Como en la historia de Buda que relatamos
anteriormente, hay personas que superan enfermedades graves mediante un rápido
proceso de concienciación. Nuestras creencias son nuestras guías de conducta. Ya
hablaremos más adelante de las creencias limitantes, que conviene superar para
evitar convertirnos en nuestro principal obstáculo.

Tipos de terapeuta

El caso de los terapeutas es similar al de los pacientes. Cuando hablo de


terapeutas, me refiero aquí también a los médicos. En China, los médicos solo
cobraban mientras el paciente estaba sano, y en cuanto enfermaba dejaban de cobrar.
Hasta que sanara de nuevo. Hoy en día, todos los sistemas de salud favorecen justo

307
lo contrario: cuanto más enfermo esté alguien, más tiene que pagar. Y de aquí la
siguiente lista tipológica. Recuerda que son tipos puros. Lo normal es que
encontremos modelos mixtos.

• El abnegado que se funde en los problemas del paciente: es justo lo contrario


de lo que mucha gente piensa de Teresa de Calcuta, mujer de gran carácter y
fortaleza. Son ideales para pacientes que en el fondo no quieren solucionar sus
problemas. Ambos, paciente y terapeuta, están inmersos en el nivel
inconsciente incompetente irresponsable. Para el paciente se trata más bien de
un compañero de quejas, de un vaciadero de basuras. Suele ser el terapeuta
más incompetente, pues depende del paciente, tanto como el paciente de él, y
ello le impide ser objetivo. Este tipo de paciente evolucionará rápidamente,
en cuanto se dé cuenta de que no se hace bien ni a él ni a los demás. He tenido
muchos alumnos que han dado el salto.
• El pesetero insensible. Lástima que no haya un término para las personas que
solo piensan en los euros (Eurípides suena demasiado filosófico). Muchas
veces inician el viaje terapéutico con una perspectiva algo más humanista,
pero al final caen en la vorágine crematística: hay que pagar al personal, una
buena consulta, etc. etc. Son venales, y se dejan seducir fácilmente por los
agentes de las farmacéuticas. Aunque pueden ser muy competentes, ya que de
ello depende también su prestigio, bienestar y posición social. Para ellos el
fin siempre justifica los medios.
• El independiente buscasoluciones rápidas. No soporta la dependencia, ni le
gustan demasiado los sentimentalismos. No tiene demasiada dependencia
material, bien porque le sobra el dinero, bien porque necesita muy poco para
vivir, y ello le permite ajustarse más o menos al sistema de los chinos de
antaño. Si puede resolver el problema en una sesión, mejor que en dos.
Muchos pacientes, sobre todo los que quieren a una mamá o papá que los
atienda eternamente, los malinterpretan. No soportan su carácter huidizo. El
paciente se siente a veces un poco abandonado. Es como la madre que deja
volar a su hijo.

AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS


Si callas, callarás con amor, si gritas, gritarás con amor, si corriges, corregirás con
amor, si perdonas, perdonarás con amor.

308
Si está dentro de ti la raíz del amor, ninguna otra cosa sino el bien podrá salir de tal
raíz.
SAN AGUSTÍN

MANOS QUE NO DAIS, ¡QUÉ ESPERÁIS!


Esta era una frase muy repetida por mi bisabuela Julia. Y se ve que ahora le están
haciendo caso incluso los hombres más ricos del mundo, con Bill Gates a la cabeza.
Gates propuso recientemente a un grupo de treinta multimillonarios que renunciaran a
la mitad de su riqueza con fines benéficos. Antes no era normal que los millonarios
renunciaran a la mitad de sus bienes para hacer el bien. Pero en el fondo, es lógico.
No lo hacen solo por altruismo, sino también por sano egoísmo. La frontera entre
egoísmo y altruismo es a veces imperceptible, como decía un cirujano humanitario.
El dinero tiene como fin, o debería tenerlo, hacernos más felices, gozar de todo
aquello que nos regala una vida más plena. Lo que ocurre es que a veces vale el
dicho de: era tan pobre que no tenía más que dinero.
En mi experiencia como terapeuta he observado que las personas generosas
tienden a gozar de mejor salud y llevan mucho mejor las enfermedades. Cuando
centramos toda nuestra energía en la consecución plena de nuestra felicidad, sin tener
en cuenta a los demás, terminamos por hacernos un flaco favor. Las personas
ancianas que se ocupan de otros llevan mucho mejor la vejez, y el creciente
entusiasmo de todos los estratos sociales por la ayuda humanitaria directa demuestra
que cada vez más gente siente en propia carne la inyección endorfínica que aporta
trascenderse a uno mismo.
La racanería vital es un virus que inocula todos los aspectos de la vida, también el
intelectual. Miguel de Unamuno decía: Es detestable esa avaricia espiritual que
tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos.
Ayudar al prójimo, siempre que no venga acompañado de un complejo de culpa ni
nada parecido, es algo que te hará relativizar tus propios problemas, y será sin duda,
fuente de salud.

DEDICA UN MINUTO AL DÍA PARA REGALAR BRIZNAS DE FELICIDAD


Sobre todo si eres depresivo, o tiendes a expresar sentimientos negativos, esta es
tu fórmula. Ya sea hacer un poco más feliz a un familiar, a un amigo, o a un
compañero de trabajo, esta técnica te ayudará más de lo que te imaginas. Briznas de
felicidad significa hacer un comentario agradable a alguien que aprecias, a un

309
desconocido, o incluso a alguien a quien de entrada tienes bastante manía. Lo
importante es que no seas insincero. Alguien puede caerte mal y sin embargo puedes
ver elementos positivos en esa persona.
Si lo haces con cierta regularidad, percibirás cambios, no solo en la manera en
que tú ves a las personas, sino también en cómo ellas te perciben a ti. También
puedes dedicar ese minuto a pensar positivamente sobre alguien a quien en principio
tienes manía.

ENFERMEDADES «INCURABLES»
Si tenemos en cuenta que la vida es un auténtico milagro, que sobrevivir al día a
día es un hecho prodigioso y que de momento no nos es dado el don de la
inmortalidad, podemos decir que el término «enfermedad incurable» es un tanto
pretencioso. Y ello por una razón muy sencilla: es el paciente el que debería tener,
consciente e inconscientemente, la palabra última sobre su salud. Hay suficientes
casos en la bibliografía médica que demuestran que un gran número de personas se
curó de enfermedades presuntamente incurables. Debería prohibirse esa costumbre
tan generalizada de dar tiempo de vida a los pacientes, ya que aquellos que se dejan
arrastrar por la hipnosis facultativa caerán en la profecía autocumplida. Es posible
que a los pacientes más testarudos les venga bien que les digan que les quedan cuatro
meses de vida. Probablemente, con tal de llevar la contraria decidan vivir mucho
más que el especialista que les sentenció. Había un hombre al que decretaron su
pronta muerte. Como le habían anunciado que no estaría entre los vivos en el plazo
de unos tres meses, decidió hacer lo que más había deseado siempre: realizar un
viaje por las tierras de Castilla para ir de cata en cata de vinos. Se sentía feliz,
quizás por vez primera en muchos, muchos años. Tan feliz que se olvidó
prácticamente de su cáncer terminal. La sensación subjetiva de felicidad es lo que
más nos inmuniza contra la enfermedad. Pregúntale a un recién enamorado si ha
cogido un resfriado. El hombre volvió de su viaje enológico completamente sano.
Poco antes de morir, Winston Churchill habló ante una audiencia deseosa de
escuchar sus palabras. Fue la última vez que lo hizo, y no pudo ser más breve. Los
asistentes, que esperaban un discurso de una hora, quedaron asombrados ante el
escueto mensaje de aquel hombre que con tanto tesón había frenado a los nazis: «¡No
os rindáis, jamás, jamás, jamás!» Esta sentencia de Churchill es también un
imperativo para aquellos que sufren una enfermedad «incurable» (y quieren seguir
con vida, claro).
En China, los doctores no suelen hablar de enfermedades incurables, sino de falta

310
de medios o capacidad para superarlas por el momento. Una perspectiva bien
diferente. Aun cuando la muerte sea el destino final de cualquier persona, y no solo
de los enfermos terminales, una guerra perdida combatiendo suele llevarse mejor
que cuando arrojamos la toalla nada más empezar. De hecho, las personas que han
cumplido su ciclo, que sienten haber hecho lo que estuvo en su mano, suelen morir en
paz.
El 21 de enero de 2010 un helicóptero de Salvamento Marítimo caía en picado a
200 por hora y desde 200 metros de altura, a más de una milla de distancia de la
costa de Almería, en el sureste español. Iban 4 tripulantes a bordo, que simulaban
una maniobra de rescate. Tres de ellos murieron en el acto. El cuarto era un viejo
amigo, Alberto Elvira Vallejo, Mochi, un superhéroe de película que llevaba más de
30 años desfaciendo entuertos en la mar. Era el único superviviente. Perdió el
conocimiento y desperto a unos 6 metros de profundidad, viendo entrar agua a
mansalva en la aeronave. Logró salir milagrosamente del helicóptero, con lesiones
vertebrales, la cabeza sangrando y medio cuerpo paralizado. Intentó retornar para
ver si podía salvar a alguien, y estuvo más de una hora esperando la llegada de los
equipos de rescate. Se mantuvo a flote con una sola mano. Lo que le ocurrió a Mochi
era técnicamente imposible. Sin embargo, en la línea de la muerte, con una creciente
hipotermia hubo una imagen que le mantuvo con vida: la imagen de sus dos hijas. Le
dieron sentido, pudiendo demostrar que nada en la vida es imposible. Cuando lo
traté un año después –estaba aquejado de fuertes dolores– comprobé de nuevo la
importancia de la mente en sanación. Me dijo: «Tú me vas a quitar los dolores». Y
así fue, bueno, más exactamente fue él con su capacidad de superación quien lo hizo
posible. Gracias, querido Mochi, por tus enseñanzas.

SOBRE LOS GRUPOS DE APOYO


Los grupos de apoyo pueden ser de una ayuda inestimable, tanto en las
enfermedades incurables como en otras menos inicuas. Lo que es fundamental es que
no se basen en la retroalimentación permanente de las penas y el victimismo, sino en
la fuerza del cambio. Es fundamental la presencia de alguien positivo que ha
superado la enfermedad y que no permita que los quejumbrosos ocupen demasiado
espacio en el grupo.

CREENCIAS LIMITANTES

311
Para recuperar la salud, el principal límite a superar es el de nuestras propias
creencias. Si yo, por ejemplo, creo que bañarme en un lago frío me va a producir una
gripe, lo más probable es que así ocurra. Por eso en terapia una de las cosas más
importantes es superar esas creencias limitantes. Superar de manera consciente y
competente las creencias limitantes nos llevará a comprobar que nuestras alas son
mucho más anchas de lo que creíamos.

MEDICINA CONVENCIONAL VERSUS MEDICINA NATURAL


Con la caída del Telón de Acero (o la Cortina de Hierro, como se lo conocía en
Latinoamérica) ha dejado de haber una separación radical en las estrategias de los
estudios clínicos. En el bloque del Este eran los estados los que los financiaban,
mientras que en los países capitalistas estos eran sobre todo financiados por las
empresas farmacéuticas. Actualmente, las directrices las marcan, a nivel mundial,
sobre todo estas últimas, mientras que los estados o gobiernos cumplen más bien una
función reguladora. Son pocos los casos en los que los gobiernos impulsan estudios
clínicos sobre sustancias no susceptibles de ser patentadas, por lo que la mayoría de
estos estudios tienen como objeto desarrollar un fármaco. Muchos de estos productos
son imprescindibles en la actualidad, y no habría, en principio, nada que objetar. El
problema estriba en que no hay casi estudios sobre productos inocuos. ¿A quién le
interesa investigar si la canela baja los niveles de azúcar en sangre, o que el clavo
ayuda a controlar el colesterol? El coste de semejantes estudios sería relativamente
alto, y el beneficio económico empresarial, nulo. Por eso resulta gracioso que esos
productos o técnicas de la medicina natural sean tachados rápidamente de «no
científicas», únicamente porque no hay interés en investigar sobre los mismos. Hay
algunos estudios, sí, pero son realmente escasos en comparación con los estudios de
medicina convencional.
Con esto no quiero decir que los especialistas en medicina natural sean más
íntegros y menos prepotentes que los de la convencional. De hecho, hay muchísimas
más especialidades de medicina natural que de medicina convencional, algo que
choca con el carácter holístico que debería tener. Conozco charlatanes en ambas
medicinas, unos quizás más académicos que otros, pero todos ellos con un aire de
salvapatrias y con un claro convencimiento de que tienen la verdad absoluta. Para mí
medicina es todo aquello que ayuda a mejorar la salud de las personas, desde el
taichí o el yoga, al antibiótico más sofisticado en caso necesario. Un buen médico
convencional puede y debe recurrir si es posible a remedios naturales, como por
ejemplo enseñar al paciente a que se quite él mismo el dolor de cabeza ejerciendo

312
presión en un determinado punto. Y uno natural debería tener un conocimiento
profundo de las intrincaciones del organismo. ¿Dónde está el problema?
La medicina moderna parte de premisas cartesianas. El único gran problema es
que la vida no es cartesiana, sino vital. Por eso la combinación de ambas medicinas,
que en el fondo son la misma, solo que con diferentes vertientes de un concepto
superior, se complementan. Por eso me quedo con el término de medicina
complementaria, y no me gusta el término alternativa. No puedo sino emocionarme
al ver cómo un antibiótico, que en el fondo fue fruto de la casualidad y la intuición
de un genio de la medicina como Pasteur, es capaz de vencer la batalla a virulentas
bacterias. De contemplar el efecto inmediato de la insulina sobre la hiperglucemia,
de los corticoides sobre una infección pulmonar, de las concatenaciones que
aprovecha la medicina moderna para mejorar la salud de las personas. Aunque no
menos emoción me produce ver que alguien evite, con su sentido común y con la
ayuda de la medicina natural, recurrir a medidas abrasivas. Muchos trasplantes,
muchas dosis de insulina a diabéticos, y un largo etcétera de soluciones in extremis
podrían evitarse con una simple estrategia: la prevención. Médicos llenos de buena
voluntad transitando por los hospitales topan con sistemas sanitarios escleróticos,
incapaces de satisfacer las necesidades del ser humano. La combinación de ambas
medicinas va a convertirse, esperemos que pronto, en un hecho tan incuestionable
como internet.

EL LABERINTO DE LA ORTOREXIA, LA CULPA Y LA


PREOCUPACIÓN
El término ortorexia procede del griego orthos, «correcto», y orexis, «apetito», y
fue acuñado por Steve Bratman en 1997. Es, por tanto, un término reciente. Es la otra
cara de la moneda del «yo como y bebo lo que me da la gana». Su hermana, la
anorexia, es mucho más conocida. La ortorexia se trata de un trastorno alimentario
consistente en la obsesión por la comida saludable. Saludable al menos desde la
creencia de la persona que la padece. Puede producir una gran limitación a la
persona que la sufre, e incluso llevarle a la muerte.

LO MEJOR, ENEMIGO DE LO BUENO


Una pediatra le comentaba a una madre preocupada por la alimentación de su
bebé: «Tome esta lista con los productos cancerígenos conocidos, los colorantes, los
conservantes, etc. Si quiere preservar a su pequeño al 100% del riesgo de que algo

313
le haga mal, corre otro riesgo mayor; que se muera de hambre».
Es evidente que es mejor no abusar de las drogas que hacerlo, que es mejor una
lechuga sin pesticidas, que una que los lleva, un pollo de corral, que otro criado en
granjas dantescas. La lista de cosas mejores y peores es interminable. Yo
personalmente abogo por la comida biológica, más allá de que haya o no haya
estudios concluyentes. Me sabe mejor, e incluso creo que me sienta mejor, un tomate
de huerto conocido, con personalidad y forma propia, que no uno de medidas
estándar y que sabe a pepino. Prefiero una manzana de mi región cuando llega la
época de las manzanas, que no la histeria por poder consumir de todo en cualquier
estación. Aunque tampoco intentaría convencer a nadie de que es mejor.
Como viajo constantemente, muchas veces me encuentro en países o lugares donde
la gente no tiene acceso a esa cultura de lo saludable. Pero curiosamente es en esos
lugares donde más se recurre a la cultura de la bendición. En Asia, en Latinoamérica,
en África, es normal que bendigan los alimentos que consumen. Cada cual según sus
creencias, cada cual en base a un determinado ritual. Y es esa bendición la que
brinda al cerebro la creencia de que esos alimentos son buenos para el cuerpo,
buenos para el alma. En Occidente, la cuna de la ortorexia, conozco a mucha gente, y
entre ella a muchos pacientes, obsesionados porque todo sea perfecto. Y la vida es,
por definición, imperfecta. O sea, que cuanto antes aceptemos este hecho palmario,
antes caminaremos por los derroteros de la felicidad. Los centros biológicos están
salpicando como setas las grandes ciudades, y esto no es en absoluto censurable.
Hay una concienciación mayor sobre lo que es bueno y malo para la salud. Lástima
que no haya una concienciación similar de cómo nuestros pensamientos y nuestro
lenguaje pueden llegar a contaminar mucho más nuestro organismo que todos los
pesticidas y conservantes. Recuerda las palabras de Jesucristo: Lo malo no es lo que
entra por la boca, sino lo que sale de ella.
Yo aquí no quiero centrarme en el término, en su sentido etimológico, y por lo
tanto alimenticio, sino que lo haré extensivo a su vertiente más global: física y
psicológica. Podríamos llamarlo también perfectitis, o el síndrome de doña
Perfecta. Si yo no como carne no pasa nada. Hay formas de compensar el aporte de
ciertas vitaminas y nutrientes, y nadie se morirá por ello. Conozco a muchos
vegetarianos («Yo soy vegetariano, excepto cuando como carne», suelo bromear con
ellos) que no comen carne por convicción y se sienten muy felices. Aunque también
he tenido pacientes amargados por querer convencer a todo el mundo de lo horrible
que era comer carne. Desconocen por completo el arte de la seducción. Imponen a
sus hijos regímenes ortoréxicos, sin darse cuenta de que en el futuro sus vástagos se
vengarán de ellos, en cuanto tengan la posibilidad, restregándoles a la cara unos

314
hábitos diametralmente opuestos.
Es costumbre en muchos pueblos agradecer a los animales cazados que nos
permitan comer su carne. Sienten respeto, y esto es algo bueno a la hora de asimilar
mejor esas proteínas. En los procesos orgánicos nuestras creencias juegan
probablemente un papel mucho mayor del que podría pensarse.
Sin duda es mejor comer de manera equilibrada que hacerlo sin medida, comer
poca carne que hacerlo en exceso, no fumar que fumar, y beber poco o nada de
alcohol que ser un alcohólico. Pero todo ello no deja de ser un corsé de costumbres
externas. Lo fundamental es cómo nos sentimos en nuestro interior, cómo
interpretamos la realidad.
Soy contrario a la fruición con que se adornan los paquetes de tabaco: el tabaco
mata, produce esto y aquello. Todo ello se basa en tres resortes sociales tan
generalizados como paralizantes: la preocupación, el miedo y la culpa. Un amigo no
fumador aprovechó mi presencia para hablar del tabaco con su mujer fumadora.
Esperaba que enumerara los horrores de esa droga tan abominable, cosa que no hice.
Yo sabía que lo único que conseguiría con ello es afianzar la culpa, el miedo y la
preocupación y no necesariamente lograr que dejara de fumar (una cosa que por otro
lado sería recomendable). La mujer me dijo que disfrutaba mucho fumando, algo que
no es común a todos los fumadores. Yo le recomendé que en vez de un paquete
tendiera a fumar menos de la mitad. Pero que se tomara su tiempo. Que se dijera:
«Este cigarrillo no me lo tomo, sino que pasaré al siguiente. Si veo que las ganas son
enormes, me lo fumo. Esperaré unos minutos para decidirlo». Unos minutos los
puede aguantar todo el mundo. De lo contrario no habría fumadores en los vuelos
transatlánticos.
El subconsciente no quiere vernos sufrir. Por eso cuando decidimos de manera
rígida dejar de fumar para siempre, es probable que el subconsciente prepare una
batería de medidas que nos quiten la ansiedad: comer más, volvernos insoportables
con todo el mundo, etc. Si en vez de prohibirnos algo nos permitimos lo contrario,
seguramente llegaremos mucho más lejos. Estar libre de fumar es mucho más
sugerente que prohibirnos fumar. Darnos el regalo de fumar menos es más
estimulante que preocuparnos por la nicotina, el alquitrán y las fotos del oprobio con
que el Ministerio de Sanidad decora las cajetillas. Una buena medida para dejar de
fumar es, en vez de no fumo, negación que el subconsciente no entiende, pasar al
activo hago deporte, actividad positiva que nos quita, al menos en parte, las ganas de
fumar.
Además, la orden post hipnótica de la que hablábamos al principio, está actuando
negativamente sobre nuestra salud (además del efecto ya de por sí dañino del

315
tabaco). Y lo está haciendo acompañada de la pareja más frustrante que existe: la
que conforman la culpa y la preocupación. Podríamos hablar de preoculpación.
Recuerda lo que decía más arriba de aquella mujer que vio cómo fusilaban a su
padre sin fusilarlo.
Muchos dejan de fumar y se dedican todo el día a recriminar a los que les están
echando el humo. En el fondo, estos conversos siguen viviendo en el tabaco. Y el
tabaco sigue actuando en ellos. Son los mayores fumadores pasivos.
Cuando el caldero de la represión del ortoréxico está demasiado lleno, termina
por tirar la casa por la ventana. Su subconsciente le obliga a saltarse a la torera las
normas, y cae en el laberinto de la culpa. Se preocupa por no volver a caer y el ciclo
prosigue sin fin.
El hombre que siente soportar sobre sus hombros, cual atlante, el peso del
universo, la responsabilidad por todas las tropelías que se cometen en el mundo,
ayuda muy poco a cambiar ese mundo. Alguien alegre, que intenta hacer el bien sin
obsesiones, seduce más a los demás para que sigan un camino más positivo que no
alguien dedicado en cuerpo y alma a corregir los desaguisados de su entorno. El
público se aburre. Como ocurría en El sargento de hierro, una película de Clint
Eastwood, que protagoniza a un veterano de Vietnam. A su compañero de celda, que
se estaba poniendo un tanto pesado, termina diciéndole: «Me puedes robar, me
puedes matar de hambre, me puedes dar de hostias y me puedes hasta mear, pero no
me aburras, joder».
El ortoréxico al que yo me refiero no recibió de pequeño un simple mensaje de
sus padres: «Centra tu vida, hijo mío, en ser feliz. Lo que seas o dejes de ser no es
asunto que me incumba».
Tienen el mensaje grabado a fuego de: «Sé correcto». Lo ideal sería cambiarlo
por otro del estilo: Vive y deja vivir. Como el bombardeo al que son sometidos es
apabullante, la vida se transforma en una fuente constante de preocupación y culpa.
Las personas preocupadas engordan más. Entre otras cosas porque la
preocupación genera ansiedad, y la ansiedad produce más hambre y ralentiza el
metabolismo. La comida es un buen ansiolítico, como el tabaco. Pero como lo que
deben comer debe ser sano, el círculo infernal se cierra.
A mí me gusta mucho el consejo que Wayne W. Dyer da en Tus zonas erróneas
cuando nos sugiere que nos preocupemos conscientemente durante diez minutos al
día. Es cuando vemos con más claridad lo absurdo que resulta vivir sumidos en la
preocupación. Liberarse de la preocupación y de su hermana la culpa es básico para
la felicidad. Y como la felicidad es básica para la salud, concluimos que la

316
preocupación y la culpa son un veneno para la salud.

SAL DE LA ZONA CÓMODA


La zona cómoda es como una casa calentita y con todas las comodidades, donde
uno es profundamente infeliz. Es el trabajo que no nos exige, pero que tampoco nos
da nada. La pareja que nos aburre profundamente, pero que nos libera del profundo
miedo a la soledad. Es, en resumen, la vida convertida en soufflé. Como decía mi
padre, un alto nivel de vida no vivida.
La zona cómoda es ideal para las enfermedades de tipo crónico. Nuestro cuerpo
protesta, del mismo modo que lo harán nuestros hijos, esos inconformistas por
naturaleza. Salir de la zona cómoda resulta a veces complejo y, sobre todo,
sumamente incómodo. Al abrir la puerta que nos lleva al exterior sopla un viento
fuerte y gélido. Además, no sabemos si dejará o no de soplar. No es fácil
acostumbrarse a las inclemencias del tiempo de la nueva vida. Te has convertido en
un hombre libre vagando por las hostilidades de la existencia. Aunque la vida se
convierte en una aventura y, cada día, en un reto. La salud empieza a transformarse,
poco a poco, en tu gran aliada, pues no puede fallarte en la intemperie. Se acabaron
los tiempos de las sopitas calientes, pero también del aburrimiento vital, del
hartazgo existencial. El lecho es más duro, pero como para descansar bien hay que
estar bien cansado, las noches te generan una profunda recuperación.
Hay dos zonas cómodas que son como bistecs envenenados para el sistema
inmunitario, para la salud como realidad global: el trabajo y las relaciones
sentimentales. Cuando veo a un paciente inmerso en la mediocridad de un
trabajo que no le llena y una relación que tampoco le llena en absoluto, tengo
claro que cualquier medida terapéutica que se lleve a cabo, del tipo que sea, caerá
en saco roto. Si falla uno de los dos pilares, el otro puede sostener de algún modo la
edificación de la persona; si fallan los dos, asistiremos, tarde o temprano, a su
desmoronamiento. Que quede claro aquí que no hay realidades ni personas
mediocres, sino actitudes mediocres. La labor del especialista será, al tratar una
actitud mediocre, como la de un sastre remendón. Si entendemos qué es lo que nos
pone enfermos, y qué nos da salud, y permitimos que lo saludable guie nuestras
pautas de vida, no nos hará falta preocuparnos más por la enfermedad. En tal caso
ocuparnos de ella en caso de que llegue.

EVALUACIÓN DE TU ESTADO DE EVOLUCIÓN MENTAL


Y EMOCIONAL

317
Para mí, evolucionar en la vida significa aprender crecientemente a enfrentar las
situaciones adversas, alcanzando cada vez mayores cotas de felicidad,
independientemente de la realidad objetiva. No quiere decir que no pasemos por
momentos malos, pero los baches son cada vez menos frecuentes y menos profundos.
El objetivo es lograr un buen nivel de competencia inconsciente.
Cada cierto tiempo puedes hacerte una serie de preguntas (¿Estoy contento con mi
vida, con mi trabajo, con mi pareja?, o las que te surjan) para ver cuál es el estado
de tus baterías emocionales. Sentir que estás avanzando en general, te permitirá
llevar mejor los momentos malos de la vida.

318
3
Cuando el alma enferma

No hay nada más absurdo que buscar un gato negro en una habitación oscura, y más
sabiendo que el gato negro no está en ella.
CONFUCIO

La única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco.


SALVADOR DALÍ

LA DEPRESIÓN

V IVIMOS en la que probablemente sea la época más interesante de la Historia.


Nunca fue posible, como ahora, el acceso a tantas opciones. Podemos elegir entre un
sinnúmero de posibilidades. Hoy día es normal cambiar varias veces de profesión a
lo largo de la vida, y el camino a la información está más expedito que nunca. La
cara fea de la moneda es, como dicen los alemanes, que chocamos con die Qual der
Wahl (el tormento de la elección). No solo es la época más interesante de la historia,
sino probablemente también una de las más angustiosas. Ayer estaba yo paseando
con mi hijo por el extinto aeropuerto berlinés de Tempelhof y pude contemplar en un
marco insólito el implacable paso del tiempo. Las pistas por las que despegaron y
aterrizaron los aviones nazis, primero, y años después, los de los estadounidenses
que puentearon el bloqueo de Berlín occidental por los soviéticos, quedaban ahora
libres para ciclistas, patinadores, y toda una fauna singular de personas con patines
semi-voladores, piernas ortopédicas para saltar como caballos y artilugios que yo al
menos nunca había visto. El sueño de la libertad al alcance de la vista. Y así es
nuestro tiempo, más rico en posibilidades que ningún otro. Es precisamente esa
riqueza la que muchas veces atenaza nuestra voluntad, la que hunde nuestro ánimo, y
no la ausencia de la misma.

¿Quién dijo que cualquier tiempo pasado fue mejor? Ya lo decía Ortega, del

319
pasado conocemos sus problemas, pero también las soluciones, buenas o malas, que
se le dieron. Del presente, únicamente los problemas. Y qué es la vida sino la diaria
solución (o no solución) de los problemas pendientes.
El hecho de teóricamente poder hacer de todo, provoca una desazón sin límites en
las personas, y muchas caen en las garras de la depresión. Es la principal causa de
baja laboral en Occidente, algo que hace tiempo nos tendría que haber planteado:
¿Cómo es posible esto?
A ello se suma el carácter hipertrófico que ha adquirido el término «depresión»,
algo que también ocurre con el término «trauma». Hace años, los depresivos y
traumatizados no recibían el menor apoyo de una sociedad por lo general bastante
cruel, o al menos aparentemente insensible. Hoy en día resulta tan rentable estar
depresivos, que este hecho pone contra las cuerdas al sistema social en su conjunto.
Como la depresión no es como la rotura de un hueso, que se puede comprobar y
verificar de inmediato por medios técnicos, pagan justos por pecadores, y muchas
veces nos encontramos con gente que sin quererlo queda atrapada en las mismas
redes del beneficio que obtienen. De esto ya hemos hablado.
Una amiga se había separado y se sentía muy angustiada, algo por lo demás
bastante normal ante una situación semejante. Fue al psiquiatra, y este le dijo que
sufría una depresión y le recetó ansiolíticos. Ella se lo comunicó a su ex marido, un
hombre poco dado a la sensiblería, quien le aseguró que si tenía depresión no estaba
dispuesto a que sus hijos se quedaran con una madre enferma. El caso es que a las
pocas semanas ya no había ni rastro de depresión. Dejó de tomar los ansiolíticos por
propia cuenta, y ni hablar más del tema. En su caso, su ex marido, sin saberlo, le hizo
el favor de su vida. Si hubiera sido más condescendiente, más sensible, de haber
intentado ayudarla más, probablemente mi amiga habría caído en una espiral de
difícil salida. El miedo a perder la custodia de sus hijos fue un incentivo más que
suficiente para salir del túnel. De hecho, ella, mujer inteligente, siempre le
agradecerá haber sido tan insensible.

Evidentemente, no siempre es así. Hay verdaderas depresiones endógenas que


requieren de medicación, y que de lo contrario podrían llevar al paciente al suicidio.
Pero hoy en día, los altibajos habituales, los biorritmos que a todos nos marcan en
mayor o menor medida, pasan en seguida a ser considerados problemas a tratar por
un psicólogo o psiquiatra. Una tendencia que aumenta día a día, y que amenaza a
convertir a la sociedad occidental (pues esto solo ocurre, dicho sea de paso, en los
países más «desarrollados») en un valle de lágrimas. La famosa pirámide de
Maslow convertida en atalaya de la angustia.

320
Como ya dijimos antes, es muy difícil gozar de buena salud, física y mental, si no
estamos a gusto ni con nuestro trabajo, ni con nuestra situación sentimental o
familiar. Y ambas realidades, la laboral y la familiar, están en profunda crisis. Las
relaciones sentimentales resultan complejas, de tanta riqueza que ofrecen, y en
muchos casos son poco duraderas. Hace no muchos años (esto sigue ocurriendo en
muchos países pobres), las personas se casaban en la inmensa mayoría de los casos
por conveniencia, y al final no pocas veces terminaban queriéndose. Hoy en día nos
encontramos con la tendencia contraria: lo normal es empezar una relación por amor,
casarse, y después separarse en conflicto, luchando cada cual por salir de la relación
de la manera más conveniente posible para él. Antes el cálculo estaba primero,
ahora después.

Aquí me centraré en los altibajos, y en cómo combatirlos.

Una de las cosas principales para salir de una pseudo-depresión es no quejarse y


respirar conscientemente. En el capítulo 2 de la segunda parte (21 días sin quejas)
abundo en la estrategia de la pulsera de los 21 días, muy efectiva cuando se trata de
superar pseudodepresiones.
Todos tenemos altibajos. Cuando las subidas y las bajadas se asemejan a un
péndulo batiendo un gran ángulo se suele hablar de trastorno bipolar. He tratado a
bastantes enfermos bipolares, y les ha servido mucho hacer un mapa de su ansiedad,
de modo que tengan una visión más o menos distanciada de su problema. Cuando
vemos en un gráfico que aún no estamos bien del todo, pero que estamos viviendo
una clara mejoría, ello nos sirve para llevar mejor la situación. Es la luz al final del
túnel.
Muchas veces bromeo con los pacientes. Cuando me dicen: «tengo trastorno
bipolar», yo les digo que a mí me ocurre lo mismo. Hoy estoy animado y contento, la
vida me sonríe, y mañana me levanto con mal pie y la existencia me parece bastante
menos llevadera. El humor, reírse de uno mismo, es algo que ayuda a superar los
momentos turbulentos. Y como todas las enfermedades psíquicas son de algún modo
relativas, por muy graves que estas sean —la esquizofrenia, por ejemplo— conviene
incidir en esta relativización.
Para ejemplificar lo que digo te contaré que en cierta ocasión yo salía de mi casa
y me encontré con una mujer joven y de agradable semblante que me sonrió. Le
devolví la sonrisa y me dirigí hacia mi vehículo, que estaba a un par de manzanas, o
cuadras de allí. De pronto me di cuenta de que la mujer me estaba siguiendo. La
observé más detenidamente, y se veía que estaba bastante desaliñada, era una

321
vagabunda. Se veía claramente, además, que tenía problemas mentales. Además,
tenía a su lado un rotweiler gigantesco. El perro iba atado, y los dos me seguían.
Cuando llegué a mi coche, la mujer quería entrar. Le pregunté qué quería, y le pedí
que me dejara tranquilo. Ella insistió, quería entrar a toda costa. Quería que la
llevara a tal o cual calle. Parece que pensaba que yo era su marido o algo así. La
verdad es que no era una situación agradable. El perro tenía la gigantesca cabeza
metida en el coche, ella insistía en entrar y yo estaba no poco asustado. Ya me estaba
viendo con el brazo metido en aquella bocaza. Durante unos instantes me vi en una
encerrona sin salida alguna. Al final, di con la solución in extremis: la miré fijamente
a los ojos, y empecé a balar como una oveja: Beeeeeeeeeeee, beeeeeeeeeeeeeee.
Ella me miró estupefacta, y se fue de inmediato con su perro. Seguramente pensó:
«Vaya, este hombre está peor que yo», lo que le hizo sentirse de algún modo con una
estabilidad emocional relativa a la que no estaba acostumbrada. Esta situación me
demostró que la locura es relativa, y que conviene relativizarla en la medida de lo
posible. La expresión de «mal de muchos consuelo de tontos» no es en este caso
exacta. Solo somos capaces de entender nuestra situación en términos comparativos.
Sin negro no hay blanco.

Así estamos tristes.

322
Así, nos cuesta más estar tristes.

ESTRATEGIA CONTRA LA (PSEUDO) DEPRESIÓN

• 21 días sin quejas.


• Ánclate, al menos un minuto al día, a una música que te llene de alegría.
• Prepara por la noche una actividad que sepas te ayudará por la mañana a
movilizar mejor tu energía. Puede ser algo aparentemente nimio. Muchas
veces lo que cuesta es encontrar un germen de alegría para mantener una cierta
vitalidad emocional a lo largo del día, para ver aunque sea un haz de luz en la
tiniebla existencial. Puede ser algo muy simple, lo importante, ya sabes, es que
la alegría germine un poco en ti cada día. El problema de los bajones de
ánimo es que se nos presentan como realidades absolutas e inamovibles. De
ahí la importancia de atacarlas con la mayor objetividad posible. Una
objetividad que solo nos puede otorgar la distancia.
• Si te sientes afligido mira hacia arriba con el cuello para atrás. Intenta sentir
alguna sensación triste en esa postura, y verás que no resulta nada fácil. Como
el chiste de Mafalda diciéndole a Guille: «Si quieres estar deprimido, mira
siempre hacia abajo, nunca hacia arriba. ¡Así!».
• Flores de Bach: Te recomiendo Remedio Rescate, en los momentos más
críticos (5 gotas). Además, puedes tomar Genciana, en combinación con

323
Castaño dulce si hay mucha angustia. Cuando lo que quieres es tirar la toalla,
tu remedio es Aulaga. Toma 4 gotas 4 veces al día.

TRASTORNO BIPOLAR
En caso de trastorno bipolar, me gusta mucho esa recurrente frase de Ortega de
«nada más y nada menos». O sea que ni tanto, ni tan calvo. También aquí conviene
relativizar los hechos que vivimos. Es típico el caso de alguien que conoce a un
enfermo bipolar en la fase maniaca. El hombre, o la mujer, se aparece ante sus ojos
como un torrente de energía. Las ideas salen de su cabeza como de una cascada. Nos
sentimos admirados de la vitalidad, de la alegría y del ímpetu vital de esa persona.
Por fin hemos conocido a alguien que tiene las cosas claras, que está dispuesto a
comerse el mundo, y que sin duda va a lograr todos sus objetivos. Un mes después,
nuestro amigo o amiga nos llama para decirnos que está pensando en suicidarse. La
vida no tiene sentido, y para qué seguir alimentando un tormento para el que a todas
luces no hay salida.
Los enfermos bipolares solo van al terapeuta en la fase depresiva. Cuando se
sienten los amos del mundo, ¿por qué habrían de infligirse tal humillación? Ya
quisiera el propio terapeuta gozar de la plenitud vital de ellos. Cuando trato a un
bipolar no me quedo tranquilo hasta que no veo que el péndulo deja de hacer de las
suyas. En esas fases de transición, el «nada más y nada menos» orteguiano es como
un bálsamo que va engrasando poco a poco los ejes del péndulo, para que éste barra
un recorrido menos amplio. Nos permite ver que sí, no somos más que un átomo en
el inconmensurable universo, pero que a la vez constituimos por nosotros mismos un
universo de sentido pleno.

324
• Estrategia para el Trastorno Bipolar: Haz una gráfica de tu péndulo. Procura
que el péndulo permanezca lo más posible en la zona central del recorrido.
Disfruta de la sensación de estabilidad que te da no estar sujeto a los altibajos
anteriores. La fase maniaca es una fase de alta energía, que nos hace sentir
únicos, pero la calma de después de la tempestad es un agujero sin aparente
retorno.

En la fase depresiva, sigue los pasos mencionados más arriba: 21, días, etc.

DESVINCÚLATE DE LOS EPÍTETOS CLÍNICOS


Es importante no ser depresivo, o bipolar, no identificarse con adjetivos o
epítetos. No es lo mismo sufrir una fase depresiva, pasar por una etapa baja, que ser
un enfermo depresivo. Las fases bajas son inherentes a la existencia. Sin ellas no
habría momentos álgidos. Hay que tener cuidado con nuestra manera de nombrar
nuestro estado actual, pues de algún modo nos sentenciamos. El lenguaje, ese
vehículo con el que fijamos la realidad, en especial la realidad emocional, puede
ayudarnos a establecer una realidad más conveniente a nuestra felicidad.

FOBIAS Y TRAUMAS
La visualización es muy útil para relativizar las fobias y los traumas. Si, por
ejemplo, tienes miedo a subir al avión, o te producen pánico las alturas, o el
ascensor te hace sentirte angustiosamente encerrado, podemos hablar de una fobia.

325
La persona afectada empieza a sudar y respirar rápidamente. Las taquicardias y las
náuseas completan el cuadro. La fobia es la reacción alérgica de la mente. En el caso
de una alergia, el sistema inmune reacciona de manera incontrolada ante un estímulo
nimio. Una fobia es un desajuste semejante, pero en el orden mental. Nuestro
subconsciente reacciona a un hecho inocuo como si se tratara de una situación de
vida o muerte.

CLAUSTROFOBIA
La claustrofobia es un miedo intenso a los lugares cerrados.
Prepárate para las situaciones críticas cuando estés en un ambiente seguro.
Imagínate que eres un árbol majestuoso, que contempla la realidad con indiferencia.
Inspira y espira por un agujero de la nariz, luego por el otro, y para finalizar por
los dos. Visualiza cómo te vas convirtiendo en ese árbol espléndido y el ascensor, el
metro, o el recinto cerrado en cuestión se transforma en un valle anchuroso.

Estrategia del minuto:

• Puntos: Trabaja el punto C7. Añadir los ejercicios de respiración de la


página 243.

326
Una paciente, Esther, no soportaba los espacios cerrados. El ascensor de su
empresa, que se encontraba en el piso veintisiete de un rascacielos, era para ella el
símbolo más claro del horror. A Esther le vino muy bien visualizar todos los días,
durante unos instantes, que era un árbol frondoso. Cuando estaba en el ascensor,
cerraba los ojos —disimulando de algún modo si había gente— y comenzaba a
visualizarse como ese árbol que ya tenía bien fotografiado en su mente. En poco
tiempo dejó de sufrir claustrofobia. Otra posibilidad es anclarnos con algo o alguien
que nos dé seguridad.

F OBIA A ANIMALES (ARACNOFOBIA, FOBIA A LAS RATAS, ETC.)


Es importante visualizar esos animales descontextualizándolos. Cambiándoles el
color, el tamaño y los rasgos a placer. Adiestrar a nuestra mente para que juegue con
ellos a voluntad.

F OBIA A DETERMINADAS SITUACIONES


Por ejemplo a encontrarnos a solas con nuestro jefe-oso, u otra persona que nos
impone un respeto excesivo. En este caso es fácil, no tienes más que imaginarte un
minuto al día a esa persona menguando. Como si estuvieras en Alicia en el país de

327
las maravillas, modifica el tamaño de los personajes a voluntad. En este caso tú
debes ser grande en tu mente, y la otra persona pequeña. Jane, una paciente
australiana, tenía excesivo respeto a su marido, un líder espiritual asiático al que por
otro lado amaba fervientemente. Le hice ver que de poco le serviría a él tener a su
lado a una mujer amedrentada por su poder. El problema es que los planteamientos
racionales entran y salen por los vericuetos del subconsciente. No nos ayudan
demasiado. El paciente hace oídos sordos, lo quiera o no. Sin embargo, en cuanto le
pedí que fuera visualizando a su marido menguante, llegó un momento en que soltó
una estentórea carcajada, claro símbolo de liberación de la fobia. Desde entonces
pudo mirar a aquel gran hombre con admiración y respeto, pero sin sumisión
reverencial. Una sumisión que, dicho sea de paso, nunca le exigió su marido, quien
se alegró de encontrarse con una compañera de verdad, y no con una súbdita. Como
regalo adicional que se hizo al cambiar la perspectiva le desapareció la migraña que
padecía desde hacía años.

SUPERA TUS TRAUMAS CON LA VISUALIZACIÓN


A Laura, una mujer latinoamericana violada hacía veinte años, le hice visualizar
cómo el violador menguaba en la habitación donde ocurrían los hechos y ella se
hacía cada vez más grande, y así se liberó de un trauma que le produjo ataques
epilépticos durante casi todo ese tiempo. Los ataques epilépticos desaparecieron por
completo. La visualización es como una especie de autohipnosis. Permite dar un giro
subjetivo a las experiencias traumáticas objetivas. Y más importante que los hechos
ocurridos es nuestra interpretación subjetiva de los mismos.

FOBIA A VOLAR
Sentimos una absoluta falta de control de la situación. Ya nos pasa cuando vamos
de copilotos en un coche. Es posible que el conductor esté mucho más avezado al
volante que nosotros, que él no haya bebido y nosotros sí. Da igual, como la
situación no la controlamos nosotros, nos sobrepasa. Si esto ocurre con un auto, qué
no sucederá cuando nos encontramos en el aire, a 10 kilómetros de altura, y sin
posibilidad alguna de bajar, al menos con vida.
Es muy útil anclarse con sensaciones que nos transmitan seguridad. Una paciente,
Isabel, sentía verdadero pánico al avión. Busqué momentos de cobijo en su
biografía, y la verdad es que no resultó fácil encontrarlos. Al final, me contó que un
tío suyo era la única persona en toda su familia que le hacía sentirse querida y

328
protegida. A ella le encantaba colocarse en su regazo. Me serví de aquellas
sensaciones para que se anclara a los recuerdos del tío, ya fallecido. Esto le sirvió
para quitarse en gran medida el miedo al avión. No tenía más que visualizar que
estaba en el regazo de su tío, y la angustia se desvanecía.

• Puntos: Aconsejo que estimules el punto C7.

Acaríciate las muñecas y la zona de la oreja que aparece en la imagen.

329
Acostúmbrate a dedicar todos los días al menos un minuto a los ejercicios de
respiración (ver capítulo 1 de la segunda parte).

• Flores de Bach: 5 gotas de Remedio Rescate en cuanto aparezca la sensación


fóbica.

330
Para informarte sobre conferencias y cursos del autor:

www.alejandrolorente.com

331
ISBN de su edición en papel: 978-84-414-2781-5

ISBN EPUB: 978-84-414-2827-0

No se permite la reproducción total o parcial de este libro, ni su incorporación a un sistema informático, ni su


transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea este electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación
u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito del editor. La infracción de los derechos mencionados puede
ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (Art. 270 y siguientes del Código Penal)

© 2011. Alejandro Lorente

Diseño de la cubierta: © Marta Villarín

© 2011 Editorial EDAF, S.L.U., Jorge Juan 68. 28009 Madrid (España)

www.edaf.net

Primera edición en libro electrónico (epub): junio de 2011

Conversión a libro electrónico: Digital Books, S. L.

332
333