Vous êtes sur la page 1sur 16

EN EL TRIBUNAL SUPREMO DE PUERTO RICO

El Pueblo de Puerto Rico

Peticionario

y.

CC—2016—11l4
Christian Serrano Chang

Recurrido

Opinión del Tribunal emitida por el Juez Asociado señor MARTtNEZ


TORRES.

En San Juan, Puerto Rico, a 21 de diciembre de 2018.

Nos corresponde determinar si un panel del

Tribunal de Apelaciones erré al contradecir un

dictamen de otro panel del mismo foro por entender

que la ley del caso era errónea y podía causar una

grave injusticia. Resolvemos que erré.

El 15 de agosto de 20:3, el Ministerio Público

presentó dos denuncias en contra del señor Serrano

Chang por hechos en los cuales murió un menor, de dos

años de edad, a causa de agresiones compatibles con

golpes recibidos de un adulto. En la primera denuncia

se le imputé una violación del Art. 404 de la Ley de

Sustancias Controladas de Puerto Rico, Ley Núm. 4 de


- h Ch
f
4 Ch:
Ch Ch - -
Ch) nl
Li Ch •
Ch Ch) Ch .

L/
-
1
CCC
Ch 4 4 Ch r
rl
LI
-
Ch —
) Ct
E Ch
4
J I) 1
: .ChcLH
Ch
r —
E
— — — —,
-
— —
4-4 - —
ro
>Vi :
- 0)
14: ro -
4
4-_Y
4’
ro 14 ro 2 — O r
ro -Y ,---i r: ro CC ro -
-2
7’
4- -4
4-4 (0 -2:
ro 00 -4-
* (0

ID
,:O
-,
4-1

4.
r_C
ro.
o.
*
(íD:

:2.
ro
—. j
a .0

fr
a ‘O)
frc a
LI (Y)
-
-

o)
fr fr o
a
(o
ti

ij) — o

(1
11
U U.::CEr),:.iC: )..UU.E L.:.I. c.iec. t:.U

::tr’ó :Er;; c:;1


.r b::rbiU: cia.:r: •c: UC U: .rc 1(1

E.) f ci. e r er: e .:r :.


1::: :•::
ct o s rrrá ¿3 o .1. .1. á ci o chi c:i ::.ro ¿3.11.: 1’: cii. 1:): Ah orno :3 ..

IE::.c1 (E ‘ ;,) 1’) :.


.:
;..:;.
“, 4) •rif ‘....
Y.:,

(E. E),

r4)H .0 (cEE (E.. ::) 1


.::.::
.:i. . :::

U E:: (:.. ‘_ 0 .1.

.1.. ci :.i .c. “• /‘j (2’ .r:’ i.. o: ci .110 .1 cc 5:. o o E: i. o (1 r.:

cc doc: 1( ¿3 (‘ p’ ç: E,:: .:d J.) cd 5 do: ci.. .‘


U 1’)

cEo L Mtr:.i,,sicoci c:: ‘E’Uh’c(c»’ oc:r”: i:,:cii, :,oto:n’c:: :ir”:oi , ¿co ‘ASc:,:; cio:i

o cc: :,,:: E:’: ;::i: c:: ç:: :c ‘E,. e oci o j.c 1: .5.0 r’: E’.’. ::: ci E:’ .0 ‘.c E. cc. «E.. cc ..i :.:‘r:
‘.:
o cc. c’ E:: :..‘::
o .rc E::.) ci “E.

11 1 1

od cci:: .1:.:’ o .r’’:: o ¿cc: . i. o 1111:) E’:: ‘E 0 c:c o ::,: :.,,i o r’: i.:,. cc: ci. ,i, o :rr: ccci c:i.i oSo, ci d: :r:’ c:: cc .:E ::: ‘5 ¿:i.. E:::: cc (:;::. 5,, ,

¿:i (,:cc: .i. ci t::.i. ::.; :1. : :,::::4):”fl’: ;,i .i, o .c: c ¿..“..:.‘
::Scr :..: ::o.:’: ccc E:.,: (E:. cc
.: cc.c::c’:c.: : : ‘:
c.::; 1”: :.:
1.::: .5,

.rc :1. ci. :: ci c:i cc 1,,:. :c cf E) 1. o ::c ES... ‘E. ;. o U’: 5:. c:: e.:’ :1: 7::. ,‘: .z) 4 .r o
:‘‘:
:::‘
:.::
c:::
‘:
:‘‘:
,‘ :‘c::
:.

:iE::ccic.::c:o::. cia, .Ioci.O PUc:ctccc .Ric:.o rccE:Ec:000cct:

o ::. ::; : c: E*,’E. , EE:.A.), :‘:


:c:’’c: E,:: r: :. ‘

c
,,j,,,,j,, ‘

P ,‘,
::‘ ,:.c ea: .. o: .,.; :r:c c: <.c .. ‘5:4”:

cii: E:c:c’oor» .:crco ro, .r4) rO3’O :ico U O0lT1”fl’ dor’: 6 (‘(“00
cco::e’

“>‘

5::r cccoco’’i

r )1 ‘cE, (E: 4 1 111101 14 ‘,UIEI’ 4 1


O ti U
O O >1 •_O.
U] :1
U)
i
U UI O
vi
U]:
(Ji

u.
:f u
(Y a
rt 7; (7
7; rt7; —
r a u

7; 7;
fi
:7; <a
E
E
-J


7;
(u la
7; —:tr
a. Ho
fi) (fu [u
(fi (7 ([u
r

7;:
([u
— —
7; :7 rJ —:
-U U

- 7; u
fi). (ji
u; 73 fi)
fu O o

fi;

(fi 0

L
[j( [f

(7 7; (1) 7;

fu 7)
CC—.4 .14<— :.r; 4

e eet. ma o

4: e ff4:) 4. . e 3. ne .., E) me e 4. e a e a.r’ :3 4: E.::: :5.


::‘:.::‘::::,i.:,,.:.E:.:.:..:; *.aH. 4hEE ;.:;a;. )EE3YEC4. .:/: Ea.;:::

E) .3. . e ...:. .:. » ‘‘1 e rna :: :.::


.:: ES» a a .»: .:
a ra :.,:j a. «4::. .3,

Era:.: E/ a E. (3:” • ‘S’:<”: a E::. .


O E)) .EE . E. O.•, .1. . E::a 30 .. 4::,,: ea. a:;: •: E) rna o o o


•» .<.‘») E.) 1 tE 303 E) 3.. .5. o:”:EE’E o E; o r» o a.. .: a .r:: a .r: eo oo .:i. ci EE E,’ a. .r a ::.. :13: E.E:S E3 E:

iEO)0 :lerO 0: ..j ‘»‘‘‘ ....< 5

/4<
,

:.‘n.:: .. 5.. 0. 4: ame;: ‘5. :: E) O :‘:


E.) E:: El St. :

E: e :::: e )•E EE’ << ::‘,


: E E: 5. /::») :•. e o:. E:::

iito5:oar.ee, babero::: Iitic:aec:, :o:errse 4:;::: .


t
:o.:.:H:
E

;.»EflE) EE::.L.: :..:.:: ce:E:: :.V,..: :i:/:<OCtfl ‘E/E.E:..,).;:)’ E)EEE’..:i

it E) ) ti

1. ;: ..::: :; E) :::: r: E.E ::: 5. ..::: :‘ ..<. e E’: t. E) E a :: :.: ;.:o 1. cE E::: E: E) E:: E :: :4: E:: e e E) 5 E:: : a .5’ .3. r:a . :1. o.

a:e:: e ‘E:. e ci. E’). 0 .1. E:) e 5. E E:: 3.:. E: O Ic.i. , p5. :4: .3(5)3) ::<, E:::. :.: E:::::, :,:) ‘5 3:: .:E.: .1. E:: :a E’»:. a.

).E’ 4:’ U .1. a .5. E: : :.:) E. e.): ::. E 1 :..o:.... :‘: a /1 .1. E:) 3: :3 .3 »:
:.::: :i. ::5 E.:: ::: :.:: :.:.: :
::
:...: . ::»

:5. ‘.3: : :: E:: ‘.1. U E::: 5:::::: ,:e.::: ::,:) .» .3. :::: :5. a: 35 EE:.0 ,,
.:.3 0, E)) E::. 4: t:E.E:;: :1. E):’ E:: 1. E:): O E::: 03)E ..,E: ci .3. E: ::Ej 4:

e cci::: .:“ E): :;ei,. :1::: e:<c.<c:: ... E:,:: O :5: E) .1 E:: e:.E: 5 .1 0 e .Et: ilE) E.:: “5 : E)’ ‘U 1.:: ;::
. .::‘ .1:::: ,::::

<“:: :.“: ;: E:OEE.E :55. ,

:::::5. •»o:m.c:: :Eo.c:: :;c,Eei..:5::: cm; :o::.e:].<:::e: «be, <E eS. c::: :i.bo.o:c: 5:. ::ec:’S.,. ::t::i.
CC—2016—1114 11

En este caso, se litigó y adjudicó el asunto de si

procedía acusar al señor Serrano Chang por el Art. 93(b) del

Código Penal, supra, previo a que se celebrara el juicio. La

determinación sobre ese asunto advino final luego de que el

Tribunal de Apelaciones emitió su sentencia. Posteriormente,

el foro apelativo intermedio resolvió que el juicio llevado

a cabo contra el señor Serrano Chang violó su derecho a un

juicio justo e imparcial y ordenó la celebración de un nuevo

juicio por el único delito por el cual puede ser juzgado en

este caso; el que está tipificado en el Art. 93(b) del Código

Penal, supra. Al así hacerlo, el Tribunal de Apelaciones

reconoció que la sentencia en Pueblo y. Serrano Chang,

KLCE2O13—01528, constituye la ley del caso y devolvió el

caso al foro inferior con su mandato. Para poder llevar a

cabo ese mandato, era necesario enmendar la acusación para

eliminar todo lo referente al Art. 93(a) del Código Penal,


fJj$1 supra, con el fin de que permaneciera solamente lo relativo

al Art. 93(b) del Código Penal, supra. Por lo tanto, el

Tribunal de Primera Instancia actuó conforme a la ley del

caso y al mandato al permitir que se enmendara la acusacíón.

No obstante, el señor Serrano Chang recurrió de esa

determinación ante el Tribunal de Apelaciones. Ese foro

revocó el dictamen en Pueblo y. Serrano Chang, KLCE2O13—

01528. Un panel distinto al que emitió ese dictamen resolvió

que no constituye la ley del caso por ser erróneo.

Consecuentemente, dejó sin efecto el mandato mediante el

cual se le ordenó al foro primario celebrar un nuevo juicio.


CC—2016-1114 12

Nos corresponde determinar si el Tribunal de Apelaciones

erró al actuar de esta manera.

III

El señor Serrano Chang alegó ante el Tribunal de

Apelaciones que el dictamen en Pueblo y. Serrano Chang,

KLCE2O13—01528, no constituía la ley del caso por ser

erróneo. Arguyó que se ordenó la celebración de un nuevo

juicio por el inciso 93(a) del Código Penal, supra. Por esto,

indicó que el Tribunal de Primera Instancia erró al permitir

que se presentara una acusación en su contra por el Art.

93(b) del Código Penal, supra.

La doctrina de la ley del caso establece que, como norma

general, un tribunal debe seguir sus decisiones en casos

posteriores. Esta doctrina es esencial para el respeto

debido a los dictámenes del tribunal y para la estabilidad

del derecho. Pueblo y. Díaz de León, 176 DPR 913, 922 (2009).

En Cacho Pérez y. Hatton Gotay y otros, 195 DPR 1 (2016),

repasamos esa doctrina. Allí, expresamos que de ordinario

las controversias que han sido adjudicadas por el foro

primario o por un tribunal apelativo no pueden reexaminarse.

Las determinaciones judiciales que constituyen la ley del

caso incluyen todas aquellas cuestiones finales consideradas

y decididas por el tribunal. Félix y. Las Haciendas, 165 DPR

832, 843 (2005).

Esas determinaciones, como regla general, obligan tanto

al Tribunal de Primera Instancia como al que las dictó, si

el caso vuelve ante su consideración. Íd. La doctrina de la


ley ie ::]so solo puede £nvocarse cuan& exista una decisir;;:

final de La controversia en sus méritos. Id. No obstante, ci.

situaciones excepcionales, si el caso vuelve ante la

consideración del tribunal y este entiende que sus

determHaciones previas son erróneas y pueden causar un.;

!:v::% ir::9i:i3, z:crJ* n.:ar t:ns :::rri de


1
• : —t :: ¡. :r:’•:er7. t!a....z..-.j: .Y .:•..:.:.‘ -P.E.’ F

¡:2 ••:•.•. ñs.:.;: :. .‘7

excepH «..ir’s. El Nin!strNi Pablico Jest ¡ :‘. prueba de tc’do

los elementos de los delitos tipificados en ambos incisos en

la vist.ca preliminar. Durante esa vista, e.: patólogo forense

que realizó la autopsia declaró que la causa de muerte fui.

severt trauma corporal. En cuanto al malt.rato que se aieq;i

en it::sición, iy:liçc, Ou’ el ‘ucrt.o ten:a hemat::ma:’

! :.ir.: -.rrc:, :r.. ‘•::): 9;;ri.

i:..tr;:as •:s haber tC’c_tr.


¡ :t•)r! :-i’sa ce qç.iD’fl•

:.‘r:;;r •-r••t. .:e . s :!_Ç.eF 4••;•:•. ...-.-..r.t e .at!C

•.i r rr.j ••r que estaor: :: stribuidos .rrt.sj>,ndlan •1

el menor sufrió maltrat: agudo. Además, especificó que io

¡ golpes que le causaron La muerte al niño eran compatibles

con golpes recibidos de un adulto. Por otro lado, el señor

Serranc Chang conocia todos los delitos por los cuales fur.

denun•.- i .dr. y luego acusado, desde ei tomento en que s—

. ::ri. :.i’t.• _•: j»’.:::..a :‘r

IV •r.

..5 .$ :
_•f” . ..[‘. . ••‘.l, aur
J t -

1
E
- 1
1 r
1
-
r Z —
-
- 1
— — —

1