Vous êtes sur la page 1sur 2

DECRETO DE URGENCIA Nº 010-2012

El 4 de marzo del 2012 se dio a conocer el decreto de urgencia Nº 010-2012, cuyas medidas de
urgencia se llevó a cabo para solucionar la crisis sistémica de la Actividad Deportiva Futbolística en
el Perú. Estas medidas de emergencia fueron de dos tipos, para la reestructuración y para el apoyo a
la actividad deportiva futbolística.

La actividad deportiva futbolística genera un conjunto de actividades económico financieras de


impacto económico y social en el mundo y el Perú. La actividad deportiva Futbolística presenta
problemas respecto a los clubes de futbol, e incide en su situación financiera, la cual presenta una
crisis financiera, es decir riesgo en el cumplimiento de sus obligaciones de pago de tipos tributarias,
laborales y en general. Esto ha generado huelga de los jugadores, y la cancelación y/o suspensión
de los clubes deportivos, creándose una “crisis sistémica”; estos hechos graves afectan la
continuidad a nivel profesional, es decir produce la “paralización de los clubes de fútbol”.

La actividad deportiva futbolística frente a la cancelación o suspensión de los clubes deportivos,


recurre al ordenamiento jurídico, la Ley General del Sistema Concursal, Ley 27809, definido como
el conjunto de normas que protegen el patrimonio y el crédito.
La Ley 27809 no es efectiva en los plazos y reglas de los procedimientos regulados respecto a los
mecanismos ordinarios, por ello es preciso crear normas de emergencia (Decreto de urgencia 010-
2012), que sean transitorias y con carácter excepcional, que van a buscar el menor perjuicio a los
agentes económicos y el bienestar de las personas. Es así que se aprueba el presente decreto de
urgencia, como medidas extraordinarias que se dictan con base en los artículos 118, numeral 19 de
la Constitución Política del Perú, y además concordante con el artículo 8, literal f, numeral 2 de la
ley 29158, Ley orgánica del poder ejecutivo.

El decreto de urgencia Nº 010-2012 tiene como objeto según lo señala su articulo 1, el dictar
medidas urgentes, excepcionales y transitorias con la finalidad de establecer reglas expeditas,
destinadas a asegurar la reestructuración y apoyo a la actividad deportiva futbolística. El presente
decreto tiene como ámbito de aplicación a las personas jurídicas que realicen actividades deportivas
futbolísticas.

El articulo 3 del presente decreto, se refiere a las medidas urgentes temporales y excepcionales del
proceso concursal, que señala que el procedimiento concursal no es aplicable a los procedimientos
dispuestos en los artículos 26.2 y 26.3; asimismo el procedimiento concursal se da inicio con el
deudor ante la primera instancia que es INDECOPI, dicho deudor puede ser una persona natural o
un acreedor. Si el deudor es persona natural se le designa un administrador temporal según el
artículo 120 de la ley 27809, basándose en los requisitos del artículo 24 y 25 de la ley 27809. Si el
deudor es acreedor es decir persona jurídica se designa un administrador temporal según el artículo
120 y el reconocimiento de su crédito dentro de los 15 días hábiles, teniendo en cuenta los
requisitos en el artículo 26 de la ley 27809. Los acreedores que poseen alternativas en el
procedimiento según el artículo 28 numerales 28.1, 28.2, 28.3, 28.5, 28.6, no tienen opción de
liquidar a la persona jurídica.

Los administradores temporales tienen la función de reemplazar las facultades legales a directores,
gerentes, representantes legales, respecto a las funciones, señaladas en el artículo 671, incisos 1, 2,
3, 4, 5.
El deudor en segunda instancia recurre a la sala de defensa de la competencia del tribunal de
INDECOPI.