Vous êtes sur la page 1sur 2

Las ondas se mueven a través del cerebro humano para apoyar la memoria

La coordinación de la actividad neuronal a través de redes cerebrales generalizadas es


esencial para la cognición humana. Los investigadores han asumido durante mucho
tiempo que las oscilaciones en el cerebro, que comúnmente se miden con fines de
investigación, la interfaz cerebro-computadora y las pruebas clínicas, eran señales
estacionarias que ocurrían independientemente en distintas regiones del cerebro.

Los ingenieros biomédicos de Columbia Engineering han descubierto una nueva


característica fundamental de las oscilaciones cerebrales: en realidad se mueven
rítmicamente a través del cerebro, reflejando patrones de actividad neuronal que se
propagan a través de la corteza. El estudio fue publicado en Neuron.

"También descubrimos que estas ondas viajeras se movían de manera más confiable
cuando los sujetos se desempeñaban bien mientras realizaban una tarea de memoria de
trabajo", dice Joshua Jacobs, profesor asistente de ingeniería biomédica y autor
principal del artículo. "Esto indica que las ondas viajeras son importantes para la
memoria y la cognición; nuestros hallazgos muestran que estas oscilaciones son un
mecanismo importante para la coordinación a gran escala en el cerebro humano".

El equipo de Jacobs estudió grabaciones cerebrales directas de 77 pacientes con


epilepsia, a quienes se les colocaron electrodos en áreas cerebrales generalizadas para el
mapeo de las crisis. Para el estudio de Jacobs, se pidió a los pacientes que realizaran una
tarea de memoria. Al examinar las grabaciones cerebrales de estos pacientes, los
investigadores encontraron regiones cerebrales grandes en pacientes individuales con
oscilaciones "theta" y "alfa", que están vinculadas a la cognición, en frecuencias
específicas entre 2 y 15 Hz. Estas oscilaciones indican que las neuronas en esta región
se activan rítmicamente para apoyar la cognición, pero el papel específico desempeñado
por estas oscilaciones sigue sin estar claro.

El grupo utilizó dos métodos novedosos para analizar los datos. Primero, midieron las
oscilaciones individuales simultáneamente desde múltiples electrodos en lugar de usar
el método más común para medir cada onda cerebral por separado de las ubicaciones
individuales. En segundo lugar, desarrollaron un nuevo marco analítico que les permitió
medir el movimiento instantáneo de cada onda viajera. Usando este enfoque,
encontraron que las oscilaciones eran en realidad ondas viajeras que se movían a través
de la corteza a 0.25–0.75 m / s.

"Las ondas viajeras fueron relevantes en su comportamiento debido a que su


propagación se correlacionó con los eventos de la tarea y fue más consistente cuando los
sujetos realizaron bien la tarea", dice Honghui Zhang, un postdoctorado en el
laboratorio de Jacobs y autor principal del artículo.

Los hallazgos del estudio demuestran que el cerebro utiliza oscilaciones neuronales para
propagar información en diferentes regiones, y que al organizar los procesos neuronales
en el espacio y el tiempo, las ondas viajeras desempeñan un papel importante en el
apoyo a la conectividad cerebral.

"Nuestra investigación indica que, cuando un investigador registra una oscilación


cerebral, la actividad neuronal se comunica a través del cerebro", dice Jacobs. “Así que,
además de abrir nuevas direcciones para la investigación fundamental del cerebro sobre
conectividad y memoria, nuestro trabajo sugiere que los médicos clínicos pueden medir
patrones de ondas viajeras para caracterizar la conectividad cerebral de un individuo.
"Las ondas viajeras son como las olas del océano, se mueven a través de la superficie de
la corteza, y también pueden proporcionar un nuevo tipo de señal que puede usarse para
las interfaces cerebro-computadora".

"Este trabajo reciente del laboratorio de Jacobs es increíblemente emocionante", dice


Kareem Zaghloul, investigador de la Unidad de Neurocirugía Funcional y Restaurativa
de los Institutos Nacionales de la Salud. "El estudio de las ondas viajeras abre nuevas
direcciones para la investigación del cerebro, ya que ahora nos permite considerar no
solo lo que el cerebro está representando, sino también cómo se mueve la información
alrededor del cerebro".

Jacobs está explorando actualmente cómo las ondas viajeras son relevantes para otros
comportamientos, incluida la navegación espacial y la memoria a largo plazo. Su grupo
también está desarrollando nuevas metodologías para probar si otros tipos de
oscilaciones cerebrales, como las de frecuencias más rápidas, también se comportan
como ondas viajeras.