Vous êtes sur la page 1sur 6

Tema 3: El Arte Paleocristiano y el arte Bizantino.

El arte paleocristiano: la basílica. Los orígenes de la iconografía cristiana. El arte


bizantino: Santa Sofía de Constantinopla y San Vital de Rávena

1- . Arte Paleocristiano. Introducción histórica


Entendemos como Arte Paleocristiano al arte creado por los cristianos entre el
siglo II d.C y el siglo V.d.C. Este arte lo podemos clasificar en dos épocas muy
diferenciadas. Una época primitiva marcada por las persecuciones o mejor dicho,
una época en la que el Cristianismo es una religión minoritaria y algunas veces
perseguida (Nerón, Juliano el Apóstata). En esta época el arte se ubica en
catacumbas y será la época de creación de la Iconografía cristiana, mucha de cual,
hoy en día sigue vigente entre nosotros.
La segunda etapa vendría a partir del siglo IV d.C en el que el Cristianismo se
convierte en la religión más importante del Imperio Romano. En un primer
momento, se permite la religión dentro del mundo romano (Constantino 313. d.C
Edicto de Milán) y a Finales del siglo IV Teodosio decreta el Cristianismo como
religión oficial del Imperio.(380d.C)

1.2-Características Generales.
La primera característica que debemos de observar es que se trata de una arte
dentro del Imperio Romano. Esto mas que una característica será un apreciación, pero
no una apreciación de poca importancia. El mundo paleocristiano tomará muchos
elementos del mundo romano, como la basílica que pasará de ser un edificio civil en el
Imperio, a convertirse en un edificio religioso que inspirará a toda la arquitectura
cristiana hasta el siglo XIX.
El realismo Clásico será sustituido por el expresionismo cristiano. Importa un
arte menos real, pero que de información a las clases bajas, muchas de las cuales apenas
saben leer y escribir y necesitan conocer el nuevo “credo”.
Por tanto será un arte simbólico, se expresa por símbolos. Muchos de ellos
difíciles de interpretar ya que en los primeros momentos era un arte perseguido.
Una vez que se convierte el cristianismo en religión oficial será un arte de
simplicidad iconográfica, un arte menos desarrollado que el clásico y mas cargado de
información religiosa

1.3-Arquitectura.
Las primitivas comunidades cristianas se congregaban en casas particulares o en
catacumbas: pasadizos secretos y subterráneos donde se celebraba la liturgia. No hay
pues una arquitectura oficial que defina el nuevo espíritu. Pero en el año 313 se acaba la
clandestinidad y los cristianos toman la basílica romana para sus fines religiosos
porque era el edificio que mejor se adaptaba a sus necesidades y a las grandes
concentraciones de fieles.
Tiene planta de tres naves, la central más alta y separadas las tres por columnas,
con el altar al fondo bajo el arco que da acceso al ábside único. Vanos en la nave central
que iluminan el interior y techumbre de doble vertiente en la nave central y de una sola
vertiente en las laterales.
La incorporación de los cristianos al edificio romano será el crucero, que
simbolizaba el cuerpo de Cristo y su ubicación este oeste, siguiendo la tradición
Evangélica cristiana que decía que Jesucristo era la luz que venía de Oriente.
De muy primera época son las basílicas de Santa María la Mayor (Imagen) y
Santa Sabina en Roma.

En ellas quedan definidas las características que conformarán los templos


cristianos de Occidente hasta nuestros días.

Otros edificios paleocristianos serán los Martyria y los Baptisterios.

Si las basílicas para el culto tienen planta longitudinal, Las plantas centralizadas
se van a reservar para los martyria y para los baptisterios, con funciones litúrgicas
distintas.

Los martyria fueron construcciones de carácter funerario.

En occidente van a tender a convertirse en plantas de cruz griega y normalmente


estarán unidos a la iglesia, mientras que en oriente adquieren una gran monumentalidad
y se convierten en templos normalmente poligonales que estarán exentos.
Los baptisterios, en occidente serán de planta octogonal y estarán próximos a la
iglesia, pero exentos, mientras que en oriente serán pequeñas salas de planta
cuadrangular unidas al templo.
1.4-La iconografía Paleocristiana.
1.4.1-Escultura.
La iconografía escultórica y pictórica son víctimas también de la tradición
hebraica que prohibía la representación de la divinidad. Por eso, hasta bien entrado el
siglo IV, no va a haber escultura de bulto redondo. Sin embargo en los sarcófagos se
mantiene la línea escultórica romana siendo a veces imposible de distinguir unos de
otros.
Las escenas están tomadas indistintamente de Viejo y del Nuevo Testamento,
siempre con las figuras humanas en claro protagonismo sobre un paisaje esquemático y
accesorio. En cuanto los temas más importantes serán: Sacrificio de Abram ,Nacimiento
de Cristo
Aparece toda la simbología propia del cristianismo, el cordero, el pastor, el
pantocrator, el pez, el Crismón.

Cordero La Pascua
Buen pastor La parábola del buen pastor (Cristo)
Pantocrator Dios en Majestad
Pavo Real Resurrección de Cristo
El pez ITHUS(Theus) (Dios)
El Crismon Unido Alfa y Omega + Ithus

Los sarcófagos son los ejemplos más claros e importantes de la habilidad


tallística de los escultores de la época. Han dejado obras muy bien conservadas y
magníficas en su ejecución. Los más antiguos representaban exclusivamente símbolos
paganos aunque con interpretación cristiana, más tarde aparece el Crismón y las escenas
del Antiguo y Nuevo Testamento. Jesús en la Cruz no es tema aludido hasta el siglo VI,
pero sí la Entrada en Jerusalén, el Prendimiento, Jesús ante Pilatos, la Coronación de
Espinas y las negaciones de Pedro.
1.4.2-la Pintura.
La temática y la iconografía serán la mismas que en la escultura, como también
ocurre en el caso de los mosaicos. Las mas importantes se encontrarán en las
catacumbas de Santa Priscila y San Calixto.

1.4.3-Los Mosaicos.

En los mosaicos cristianos se siguió la técnica romana como en la pintura usando


con preferencia como material los cubillos de vidrio coloreado y a veces dorado en la
superficie visible y como hubiera de colocarse en lo alto de los muros interiores de las
iglesias, se empleaban fragmentos de tamaño algo mayor que en los del paganismo.
Aunque el estilo de las figuras es romano, se dibujan estas con el pasar del tiempo cada
vez más rígidas y monótonas sujetándose a convencionalismos y forzada asimetría.
Pero, en cambio, deataca en los nuevos tipos la verdadera inspiración cristiana y se
manifiesta en la composición artística mayor unidad, amplitud y grandiosidad que en las
obras primitivas. Los asuntos más comúnmente representados se refieren a la grandeza
de Jesucristo, oficios de la Virgen y de los Apóstoles, escenas o símbolos del
Apocalipsis, existencia y superioridad de la Iglesia, etc. El fondo sobre el cual se
destacan las figuras suele ser azul y el plano o terreno sobre el que aparentan elevarse o
estar apoyadas se presenta en forma de nubes o de un prado verde adornado con flores y
animalillos.
Los más notable mosaicos de Roma desde la época constantiniana hasta la decidida
influencia del estilo bizantino son:
Los del mausoleo de Santa Constanza, del siglo IV
Los de la basílica de Santa Sabina
Los de la basílica de Santa María la Mayor (excepto el del ábside)
Los del baptisterio de San Juan de Letrán, en el siglo V.

2- El arte Bizantino.
2.1-Introducción Histórica.
En el 395 d.C Teodosio divide el imperio Romano entre sus dos hijos. Roma
será la capital del Imperio Occidental y Constantinopla la del Oriental. Una vez que cae
el imperio de Occidente , Bizancio mantendrá todo el legado cultural del mundo
romano, adoptando la iconografía del mundo paleocristiano. Esta civilización se
prolongará a lo largo de la edad Media hasta 1453 momento en el que Constantinopla es
conquistada por los musulmanes.
Etapas del Imperio Bizantino:
ETAPAS CRONOLOGÍA ACONTECIMIENTOS
1ª 395-850 -Monarquía de Justiniano (Mediados VI.d.C)
-Siglo VIII “Crisis Iconoclasta)
-
2ª 850-1050 -Esplendor cultural máxima expansión
3ª 1050-1453 -1054 Ruptura con la Iglesia de Roma
(Ortodoxa)
-1453- Conquista Musulmana

2.2-Características del arte y la cultura bizantina.


-Utilización de modelos romanos, pero con un carácter un poco más
orientalizante.
-Elementos iconográficos tomados del mundo Paleocristiano.
-Utilizará elementos cupulados en la arquitectura con la aparición de pechinas y
trompas.
-Mosaico para revestir la arquitectura.
2.3-La arquitectura.
Las mejores aportaciones del arte bizantino se dan en arquitectura y, sobre todo,
en la solución que dan al sostenimiento de las bóvedas. Superando las soluciones
romanas, combinan espacios cuadrados con bóvedas curvas a través de pechinas
(triángulos esféricos), contrapesan grandes cúpulas con medias cúpulas, con
contrafuertes y con muros más gruesos. La multiplicación de cúpulas sobre pechinas
parece ser a veces el fin fundamental de los edificios.
El concepto de espacio también es diferente: un espacio dilatado, dinámico,
más clásico que el occidental, más unificado y centralizado, con planta de cruz griega,
grandes espacios curvos bajo cúpulas o bajo bóvedas de cuadrado del crucero en las
basílicas. Es un espacio grandilocuente que sirve para magnificar y engrandecer
al Dios - Emperador. El capitel bizantino tiene dos cuerpos, el inferior con decoración
vegetal y que se denomina propiamente capitel y el superior o cimacio que puede ser
liso o decorado con temas bíblicos. piedra y el ladrillo usados como materiales son
cubiertos con desigual riqueza según se trate de interiores o exteriores. En interiores el
mosaico recubre de forma continua las paredes, mientras que la decoración exterior no
es importante hasta llegar a los últimos siglos. El lujo ornamental oriental se va
apoderándose de todos los ámbitos y el oro, la cerámica vidriada y el brillo
característico del mundo islámico viste los edificios.
La basílica bizantina introduce algunos cambios con respecto a la paleocristiana:
El atrio antiguo queda reducido a un pórtico adosado en la fachada mientras que surge
un Nartex en la entrada para los catecúmenos que sólo podían asistir hasta una parte de
la misa. La iconostasis es una cancela perforada por vanos y repleta de iconos. Puede
ser de madera o de obra y separa el espacio de los fieles y el del presbiterio (los fieles
nunca ven al sacerdote). Aparece también la tribuna o segunda planta de las naves
laterales, abierta por arcos a la nave central, será el precedente del triforio gótico y
servía para alojar a las mujeres.
2.3.1-Santa Sofía de Constantinopla.
La Basílica de Santa Sofía es la obra más importante de la etapa justinianea, el
marco adecuado al solemne ceremonial político-religioso en el que queda a salvo el
poderteocrático del emperador, a la vez que catedral de los patriarcas, escenario de los
actos estatales y centro espiritual del Imperio. Se construyó entre el 532 y el 537, siendo
reconstruida en el 562, tras su prematuro hundimiento por culpa de un terremoto en el
558. Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto la levantaron en tan sólo cinco años y se
dedicó a la Sabiduría Divina.
La iglesia de Santa Sofía se separa de la tradición basilical romana para buscar
conceptos espaciales más griegos. La nave central tiene 33 metros de anchura y el
núcleo básico es un gran cuadrado, en el que cuatro enormes pilares sostienen la
monumental cúpula de 31 metros de diámetro y 55 de altura. Lo original es que esta
cúpula no se apoya en un muro circular sustentante (Panteón de Agripa) sino sobre
cuatro pechinas que sirven de enlace a la planta cuadrada. La cúpula aloja hasta
cuarenta ventanas que se sitúan en su arranque y con el fin de aligerar su peso se
utilizaron tejas blancas y esponjosas fabricadas en Rodas. El empuje lateral de esta
gran cúpula se contrarresta a este y oeste con semicúpulas cada vez más pequeñas y más
bajas, sostenidas por pilares que, a su vez, se contrarrestan con tres nichos abiertos entre
ellos. Se lograba así un pleno equilibrio con tensión contrapuesta de bovedajes en
descenso. En los otros dos lados, al norte y al sur, dos naves laterales abovedadas en
medio cañón contrarrestan a la central. El interior del templo es enorme, amplio y
despejado y unificado. Las paredes de ladrillo (como los arcos y lasa bóvedas) se
hallaban recubiertas al interior con dorados y majestuosos mosaicos que reciben el
impacto de la luz y producen un efecto y un ambiente sobrenatural. Hoy han
desaparecidos casi todos bajo las epigrafías islámicas, al igual que los contrafuertes
exteriores y los cuatro minaretes que también son turcos. Un gran número de vanos
perfora la cúpula central así como las bóvedas de cuarto de esfera, produciendo una
iluminación que agranda todavía más el espacio. Bajo las arcadas se accede a los
presbiterios, los cuales tienen encima unas tribunas que se abren al espacio central a
base arquerías.
2.3.2-San Vital de Rávena
La expansión mediterránea de Justiniano posibilitó la grandeza de Rávena en
Italia, en la que se da un conjunto monumental bizantino de gran belleza. Entre las
iglesias destaca San Vital (538-547), de planta octogonal como los baptisterios
bizantinos que seguirán construyéndo en en Italia hasta el Renacimiento.
Esta iglesia contiene la más impresionante colección de mosaicos de todo
Bizancio.
2.4-El Mosaico.
A diferencia del arte romano que colocaba el mosaico en los pavimentos, el arte
bizantino, en su deseo de riqueza recubre los muros y bóvedas de mosaicos de gran
colorido y exquisita finura. Suelen representar a las figuras con un carácter rígido e
inmaterial, con una disposición simétrica, una gran luminosidad en un intento de
plasmar lo sobrenatural.
Toda la decoración mural de una iglesia se ajusta a un esquema teológico que
sitúa a las figuras en uno u otro lugar según su mayor o menor importancia. El
Pantócrator va siempre en las zonas más elevadas y en el centro de las semicúpulas del
ábside, después viene la virgen, después el coro de santos y ángeles. El emperador llega
a ser tan reverenciado dentro del templo que muchas veces se confunde con la figura de
Cristo.
En los mosaicos del presbiterio de San Vital resplandecen los paneles que
representan a Justiniano con su séquito y a su esposa Teodora con el suyo. Los dos
séquitos llevan ofrendas al templo y sus figuras son firmes, hieráticas, imponentes y
parecen transcender los límites de lo mortal. Es frecuente encontrar a las figuras
importantes, además de en el centro, un poco más altas que las demás para que no quede
lugar dudas de quién es el personaje principal.