Vous êtes sur la page 1sur 8

Marco histórico político pedagógico de la educación para niños/as de 45 días a 3 años

Clase 1 - Historia del Nivel Inicial y de la Educación Maternal: de la práctica pedagógica al derecho educativo

Estimadas y estimados colegas, les damos la bienvenida a este módulo, en el que nos proponemos analizar el marco histórico político pedagógico de la educación para niños/as de 45 días a 3 años.

Conocer y analizar nuestro pasado nos ayuda a comprender lo que somos, comenzaremos a trabajar propiciando la revisi ón histórica y pedagógica de la educación de los niños/as entre 45 días y 3 años de edad. Proponemos este recorrido histórico para ahondar en la comprensión de los hitos que fueron configurando el Nivel Inicial del sistema educativo de nuestro país.

A lo largo de las clases, procuraremos componer una imagen de la situación actual del nivel, en particular de los jardines maternales, a modo de inventario de lo que logramos y de lo que nos falta conseguir.

Así nos dedicaremos a profundizar en el encuadre político y legal que han dado y dan marco al Nivel Inicial dentro de un enfoque de derecho y, para hacerlo, analizaremos las Leyes Nacionales y Jurisdiccionales, y los planteos y objetivos del Plan Nacional de la Educación obligatoria 2012 -2016 y Plan Estratégico Nacional Argentina, Aprende y Enseña 2016-2021 previstos para el Nivel inicial

Primeras ideas en torno a la importancia de educar a los más pequeños/as

Kindergarten, preescolar, jardín de infantes, jardín maternal, jardines comunitarios: se trata de algo más que distintos nombres para el Nivel Inicial.

"Desde las cartas de Mary Mann a Sarmiento, en las que el kindergarten aún permanecía en el plano de las ideas, se empiezan a diseñar las formas que las instituciones escolares deberían adoptar para la atención de las niñas y los niños pequeños. En esos intercambio s epistolares, ocurridos entre los años 1865 y 1881, las ideas giraban en torno a concebir y, en consecuencia, organizar los jardines de infantes tomando como modelo el formato institucional que venía desarrollando la escuela primaria.

En 1868, Mary Mann le escribió a Sarmiento acerca de la importancia de establecer jardines de infantes en la Argentina como apuntalamiento de sus escuelas primarias al mismo tiempo que resaltaba la necesidad de promulgar el verdadero kindergarten alemán.

Cambridge, 5 de novi embre de 1868 Mi estimado amigo:

Espero poder enviarle, antes de mucho tiempo, documentos y artículos sobre la educación en el jardín de infantes, ya que pienso que todo este tema ha sido descubierto de nuevo

por el genio de Froebel, y si usted puede introducir su uso en su país, mejorará la sociedad desde sus cimientos hacia arriba.

Suele reconocerse como antecedente del jardín de infantes la propuesta planteada por el presidente de la República, Bernardino Rivadavia quien, por intermedio de María Sánchez de Mendeville llevó a cabo la apertura de una casa dedicada a los niños más pequ eños. En sus viajes a Europa, Rivadavia se sintió atraído por las instituciones creadas para los niños/as pequeños apoyadas en los postulados de Robert Owen y, por esta razón, le solicitó a Sánchez de Mendeville hacerse cargo de este proyecto desde su luga r en la Sociedad de Beneficencia. Este antecedente supo ser reconocido por Juana Manso en la revista Anales de la Educación, creada por Sarmiento.

Entre estas ideas que remiten a lo asistencial y al juego, con su ligazón a la escuela primaria, se sitúa el origen de la constitución de los jardines de infantes. Hoy estas ideas se transparentan en cada uno de los debates que surgen en torno a la identidad del jardín de infantes como institución educativa" (Pieri, C. y Quiroz, A., 2011).

 

Les proponemos inici ar una bitácora (un cuaderno de notas dedicado solo a la escritura referida a este módulo) que nos permitirá atesorar el recorrido que realizaremos por el Marco histórico político pedagógico de la educación para niños/as de 45 días a 3 años.

Para comenzar a registrar en nuestra bitácora, después de mirar y escuchar el siguiente video, plasmen

Para comenzar a registrar en nuestra bitácora, después de mirar y escuchar el siguiente video, plasmen en un texto, cuadro, diagrama o línea de tiempo, los hitos que marcaron el origen y el desarrollo del Nivel Inicial y, particularmente, el Jardín Maternal en nuestro p aís.

http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=10407

5

   

La creación de Jardines en todo el territorio nacional

por el genio de Froebel, y si usted puede introducir su uso en su país,

La primera etapa de este proceso coincide con la creación del Estado moderno y acentúa la educación como el instrumento más eficaz del cambio social. Es cuando empieza, en 1886, la formación de maestras especializadas en el nivel inicial bajo la dirección de Sara Ch. de Eccleston. Allí en Paraná pudo, además, fundar el Kindergarten como Escuela de aplicación anexa en la Escuela Normal de dicha ciudad, cuna de la Formación docente de nuestro país.

Casi paralelamente, en 1884, se sanciona la Ley 1420 en cuyo artículo 11 menciona a los Jardines de Infantes, sin embargo la gran cuestión es como se los considera, ya que se plantea que los mismos serán creados en las ciudades y además en las que sea posible dotarlos suficientemente. En este sentido entonces podemos decir que se presenta como una institución urbana y de carácter restringido.

Luego

en

1896

se crea,

a

partir

de

la

promoción

estatal, la Escuela especial

de

Profesorado en Kindergarten en la Ciudad de Buenos Aires, dicha institución comenzó a

funcionar en 1897 y también estuvo bajo la dirección de S. Eccleston.

En 1905, Leopoldo Lugones cerró los profesorados de jardín en el contexto de cuestionamientos acerca del valor de la educación de la primera infancia. Estas instituciones volvieron a abrirse recién en 1935. Mientras tanto, las maestras normales se hicieron cargo de la educación inicial. Fue una época sin un rumbo pedagógico definido, donde a los jardines de infantes se sumaron guarderías, salas cuna, jardines maternales y escuelas infantiles (hasta ese momento la educación inicial no empezaba antes de los 4 o 5 años) como respuesta a la incorporación de la mujer al trabajo fuera del hogar.

La intención inicial, tanto de Sarmiento en su momento como de los legisladores que crearon los primeros jardines en la década del 20 en Buenos Aires, era que estuvieran destinados a los hijos de familias obreras, ya que las clases medias y altas disponían de recursos para criar a sus hijos en casa hasta entrar a la escuela primaria; pero esto no fue lo que pasó. Muy rápido, las niñas y los niños de los sectores populares quedaron relegados.

Las instituciones dedicadas a los niños/as pequeños han seguido dos caminos paralelos:

por un lado, se encuentran las instituciones de claro tono asistencial, destinadas a la infancia desprotegida y, por otro lado, instituciones definitivamente educativas a las que concurren los niños/as de sectores económicos más acomodados.

A principios del siglo XX una tendencia se venía configurando y se vio acentuada con la sanción en 1919 de la ley de Patronato de Menores: una gran diferencia, dos circuitos de atención a la infancia los considerados niños, que eran quienes concurrían al jardín de infantes(hijo-alumno), y los que eran considerados menores, la niñez que provenía de los sectores populares que quedaba por fuera y que consolidaba el circuito encierro tutelaje.

En este sentido el concepto “menor” implicaba a un niño sin ningún derecho.

En el año 1921 la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires propone la creación de cinco jardines de Infantes para niños de familias obreras. En dicha sanción, al año siguiente, se entiende que la educación se iniciará a los 18 meses y se egresa a los 6 años, para el ingreso tendrán prioridad los hijos de las madres trabajadoras y los niños huérfanos. Consolidando la concepción higienista de estas instituciones, las mismas dependían de la Asistencia Pública. Podemos pensar de qué modo, entonces, se fue instalando la tensión entre función asistencial y educativa del Jardín de infantes,

A partir del año 1930, se pusieron en marcha algunos proyectos de corte asistencial y social, formación de una Junta de ayuda al niño, la implementación del seguro de Maternidad, la fundación de la Dirección de Maternidad y Familia, la Ley de protección a los niños en edad escolar, la creación de escuelas hogares. Varios de estos proyectos fueron impulsados por el diputado socialista Alfredo Palacios.

En 1938 se aprueba en la Ciudad de Buenos Aires la creación de un Profesorado de Jardín de Infantes y de un Jardín de Infant es Modelo (Jardín de Infantes Mitre) Aquí se sostuvo una política educativa y social.

La diferenciación entre los conceptos de niño y menor, sufre un cambio fundamental en el primer gobierno peronista (1945/1955), etapa en la cual la infancia cobra otra significación; existe un resurgimiento, valoración y consolidación de los jardines de infantes y maternales, la promoción y el cuidado de la salud de los chicos/as, y el afianzamiento de la formación de maestras. Hasta ese momento los niños no eran objeto de inclusión social ni de interpelación política. Entra en escena la construcción de una infancia diferente.

En el año 1946 se sanciona en la Provincia de Buenos Aires una Ley ( N°5096) presentada por el diputado Simini que establece que la educación pre esc olar se implementará en establecimientos comunes, para niños de ambos sexos y desde los 3 hasta los 5 años inclusive, siendo obligatoria y gratuita.

En el año 1946 se sanciona en la Provincia de Buenos Aires una Ley (

Jardín de infantes, Ciudad de los Niños en la Plata, Prov. De Buenos Aires, 1950

A diferencia del resto de América Latina, donde la profesión docente nació masculina y después se feminizó, en Argentina desde siempre las maestras del nivel inicial fueron mujeres. Cuando aparecieron las fábricas más industrializadas en el país, las emple adas textiles o mujeres que cosían por cuenta propia quedaron relegadas y se volcaron a la docencia. En un trabajo realizado por Graciela Morgade (1993), acerca de quiénes fueron las primeras maestras, se señala cómo el discurso hegemónico apoyó la formaci ón de mujeres-educadoras. Las mujeres

“naturalmente” moralizaban a la sociedad y eran consideradas ellas mismas menores e

infantiles, trabajadoras baratas en un contexto de desatención de la educación pública y, dado que presionaban por más espacio público , la escuela, al ser un ámbito altamente controlado, formalizado y protegido, no amenazaba su moralidad.

 

Les proponemos mirar y escuchar la entrevista a Isabel Verdier, una de las maestras pioneras del Jardín N° 1 de Trenque Lauquen.

¿Conocen cuáles fueron las primeras experiencias del Nivel Inicial y, en particular, del jardín maternal en

¿Conocen cuáles fueron las primeras experiencias del Nivel Inicial y, en particular, del jardín maternal en sus localidades? ¿Saben algo de las maestras pioneras? Pueden escribir en sus bitácoras cómo vinculan su propia biografía con la historia del nivel y luego compartir a lgunas de estas reflexiones cuando se presenten a sus colegas en el Foro de Presentación .

http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id= 10407

5

   

En relación con el Jardín Maternal, si bien recién en el año 1973 se sanciona la Ley de creación del Instituto Nacional de Jardines Maternales Zonales, es importante recordar las primeras Leyes de protección a la infancia y a la maternidad, (Leyes Palacios).

El Instituto Nacional de Jardines Maternales zonales tendría como función el cuidado físico, moral e intelectual de los niños hasta 12 años de edad, sobre todo considerando aquellos cuyos padres no puedan darles la atención adecuada. Tendría ade más la tarea de crear Jardines maternales en la Ciudad de Buenos Aires y en las Provincias cuyas condiciones sociales lo requieran.

El Instituto estaría regido por autoridades en representación del Ministerio de Educación y del Ministerio de Bienestar Soci al.

Recapitulando sobre algunos hitos de particular importancia, en 1884 se promulga la Ley 1420 de Educación común, gratuita y obligatoria. En el artículo 11 de esta ley se define al jardín de infantes como una escuela especial, perteneciente al nivel pri mario, y se señala que la apertura de los jardines se concretará en las ciudades donde se los pueda dotar suficientemente de recursos. Esta instancia legal es la que da forma y determina la conformación del Nivel Inicial en su origen. Podemos inferir, ento nces, que la dependencia

del nivel primario es clara y directa. La organización gradual de la Escuela Primaria,

planteada en

el

artículo 9,

será

el

organizador de la escolaridad para

los

más

pequeños/as.

El Nivel Inicial toma un aspecto que lo define con r especto a la idea de “dotar suficientemente” a los jardines porque se remite a los materiales de la época, diseñados

especialmente para desarrollar las tareas de enseñanza en el jardín de infantes. Los dones froebelianos, materiales que Froebel consideraba que ayudaban a los niños a realizar un desarrollo manual que tenía relación con el desarrollo cognitivo, constituirían la condición mínima para la apertura de los jardines. En ese momento, no se está pensando en el nivel inicial aún, sino en el jardín de infantes.

La sanción de la Ley Federal de Educación, en el año 1993, supuso un cambio en la estructura de los distintos niveles educativos que afectó principalmente a lo que se conocía como escuela primaria y escuela secundaria. Esta legislación reorganizó el sistema de la Educación General Básica (que comprendía nueve años) y el Nivel Polimodal (de tres años). Este cambio produjo una gran fragmentación del sistema educativo en todo el país como consecuencia de los distintos grados de aplicación de la ley.

En la Ley Federal de Educación 24.195, de 1993, se define el Nivel Inicial como el primer eslabón del sistema educativo y se establece la obligatoriedad de la sala de 5 años. En el artículo 10 de esta ley se señala que este nivel está constituido por el ja rdín de infantes, que atiende a niños de 3 a 5 años, y se sostiene que el jardín maternal se limita a la demanda de las jurisdicciones. En esta definición, a este nivel no se lo reconoce explícitamente como una unidad pedagógica que comprende una determina da franja de edad con propósitos claramente educativos.

En el año 2006 se sanciona una nueva ley que reorganiza el sistema educativo de nuestro país, la Ley de Educación Nacional 26.206. En esta ley se contempla un capítulo destinado especialmente a la Educación Inicial. En el artículo 18 de esta legislación se señala que el Nivel Inicial “(…) constituye una unidad pedagógica y comprende a los/as niños/as desde los cuarenta y cinco (45) días hasta los cinco (5) años de edad, inclusive, siendo obligatorio el último año”.

A partir de la sanción de la Ley de Educación Nacional se habilita la posibilidad de pensar y gestionar modelos organizacionales que superen, de alguna forma, las condiciones determinantes que el dispositivo escolar moderno supo imponer. En e ste sentido, se puede pensar en la organización de una institución que responda a una diversidad de criterios que trasciendan la variable edad, cantidad de horas de clase, turnos, actores que participan en la constitución de la institución, entre otros. Se rescata la idea de que los formatos institucionales no se dan de manera rígida, aislada, sino que pueden adoptar formas flexibles y abiertas que permiten las adaptaciones necesarias de acuerdo con las demandas y los acontecimientos, ya sean políticos, his tóricos, sociales o culturales.

Esta ley intenta reorganizar el sistema apoyándose en la convivencia de modelos (salas multiedad, salas de juego, jardines vespertinos, articulaciones con la población de pueblos originarios, con organismos gubernamentales y no gubernamentales, gremios, sindicatos y cooperativas, entre otros), sin reducirlos a una única posibilidad: la homogeneización no implica necesariamente la definición de una única estructura.

Se reconoce la necesidad de generar nuevos modos de intervenc ión que permitan abordar problemas desde distintas miradas y utilizando diversas herramientas consideradas apropiadas a los nuevos desafíos, con los propósitos de lograr una educación inclusiva y de calidad, conformar un sistema educativo federal y seguir ampliando derechos.

Un ejemplo de estas experiencias se encuentra en La sala multiedad en la educación inicial: una

Un ejemplo de estas experiencias se encuentra en La sala multiedad en la educación inicial: una propuesta de lecturas múltiples, experiencias de escuelas rurales que se pueden compartir en el siguiente enlace:

http://www.me.gov.ar/curriform/publica/multiedad.pdf

   

Otro ejemplo de estas nuevas experiencias se dio cuando se organizó una oferta de

jardines de infantes vespertinos que empezaron a atender a los hijos de las familias que

tuvieron que dedicarse al cartoneo desde la llamada “crisis del 2001”. Estas instituciones

no pudieron replicar el ritmo de los jardines de los turnos mañana y tarde, sino que

tuvieron que articular otra propuesta que atendiera a niños que, posiblemente, ya habrían transcurrido su escolaridad durante el día. Al mismo tiempo, la hora del descanso, del cierre del día, se imponía, por lo cual esa propuesta debió tomar formas que atendieran esa circunstancia.

En algunas provincias que cuentan con población de los pueblos originarios, la tarea docente fue pensada como un trabajo colaborativo entre la maestra de Nivel Inicial y un representante de la comunidad con el propósito de que este compartiera en algunos casoscriterios para la planificación, la selección de contenidos, las propuestas de actividades y que no se limitara solo a la traducción de la lengua española a la lengua materna.

Las escuelas secundarias que reciben a adolescentes madres ofrecen educación inicial con un formato que pueda atender esta situación particular. El horario del jardín y su ubicación se encuentran íntimamente ligados a la escolaridad transitada por la madre y, algunas veces, por el padre. Se cruzan dos intereses diferentes: sostener la escolaridad de los adolescentes y no renunciar a una oferta de calidad y al mismo tiempo específico para los niños/as más pequeños.

Pueden visionar el siguiente video de Canal Encuentro sobre embarazo en la adolescencia:

Pueden visionar el siguiente video de Canal Encuentro sobre embarazo en la adolescencia:

http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=10123

8

   

En los ámbitos académicos, en los debates político -pedagógicos existe consenso en cuanto a concebir a la educación inicial en su complejidad, que comprende las diferentes formas que puede asumir la oferta educativa especializada en los más pequeños. De esta forma, se incluyen los distintos modelos organizacionales que puede asumir una institución. No se puede afirmar que la educación inicial está constituida, solamente, por el jardín de infantes y con algunas excepcionespor las salas de jardín maternal. Esta mirada simplificada no permite ver que la educación inicial comprende una varied ad amplia de oportunidades, que abarca desde modelos escolares clásicos hasta propuestas alternativas cercanas, en algunos casos, al campo de la educación no formal.

Lo que conforma el dispositivo escolar moderno es hoy lo que está siendo interpelado. Los cambios producidos en el campo de las tecnologías y su impacto en la vida cotidiana, las nuevas reglas de juego en el ámbito laboral, la constitución de nuevas subjetividades y el lugar de la mujer son algunos de los temas que invitan a repensar la escuela -en nuestro caso, el jardín maternal - y sus atributos.

El uso específico del

espacio y del tiempo, la condición de fenómeno colectivo, la

concepción de infancia, la formación de un cuerpo de especialistas, la conformación de

prácticas pedagógicas universales y uniformes, la creación de la oferta y la demanda de los servicios educativos son algunos de los atributos que nos permiten pensar cómo, en el presente, se constituye, se condiciona y se da forma al Nivel Inicial y, en particular, al Jardín Maternal.

Nos iremos adentrando cada vez más en la realidad del Jardín Maternal en la actualidad, recorriendo un camino de construcciones, luchas, conciliaciones, desacuerdos y acuerdos recordando que la historia no se detiene y en ella nos involucra a todos los que de algún modo estamos en relación directa con la infancia.

Esperamos que esta primera clase haya consolidado y profundizado los conocimientos sobre la temática. Nos seguimos leyendo en la próxima clase.

Actividades

1. Revisar las notas que tomaron en sus bitácoras referidas a los hitos que
  • 1. Revisar las notas que tomaron en sus bitácoras referidas a los hitos que

marcaron el origen y el desarrollo del Nivel Inicial y, particularmente, el Jardín Maternal en nuestro país.

 
  • 2. Leer

 El artículo 18 de la Ley de Educación Nacional  El artículo de Rosana Ponce

El artículo 18 de la Ley de Educación Nacional El artículo de Rosana Ponce (2010): “ Los debates de la educación inicial en la Argentina” que encontrarán en la sección Documentos

 
  • 3. Participar en el foro de discusión que llamamos “Educar desde la

cuna” y que estará abierto durante dos semanas.

Los invitamos a argumentar a favor o en contra

de

educar desde la

cuna. Para ello es muy importante que puedan plantear sus ideas recuperando las leyes y los argumentos referidos a los distintos momentos históricos, enunciados en la bibliografía.

Preparen sus argumentos a partir de los siguientes inte rrogantes:

Preparen sus argumentos a partir de los siguientes inte rrogantes:

¿Pueden encontrar en la actualidad, algunas huellas de la historia en la educación de los niños/as más pequeños, en particular en los jardines maternales? ¿Qué acciones consideran necesarias para “Educar desde la cuna”?

 

No olviden que las inter venciones deben ser breves, de no más de 12 líneas, esto favorecerá la lectura y el intercambio.

Se encuentra habilitado también, el foro de presentación , para que compartan partes de sus recorridos

Se encuentra habilitado también, el foro de presentación, para que compartan partes de sus recorridos personales y profesionales y puedan compartir alguna relación entre estos caminos y la historia del nivel.

   

Bibliografía de lectura obligatoria

Ponce, Rosana (2006): “Los debates en la de la educación inicial en la Argentina. Persistencias, transformaciones y resignificaciones a lo largo de la historia.”

EnMalajovich, Ana (comp): Experiencias y reflexiones sobre la educación inicial. Una mirada latinoamericana. Bs. As. Siglo XXI. Ley de Educación Nacional N° 26.206 (2006), Buenos Aires, Congreso de la Nación.

Bibliografía de referencia

Baquero, Ricardo y otros (2007): Las formas de lo escolar , Buenos Aires, Del

Estante. Coppa, G. y Saguier, A. (2007). La sala multiedad en la educación inicial: una propuesta de lecturas múltiples. Cuadernos para el docente. Buenos Aires:

Ministerio de Educación, Presidencia de la Nación. Kaufmann, Verónica (2004): “Otra forma de ser maestros: una experiencia de inclusión de docentes en jardines infantiles comunitarios de la ciudad de Buenos

Aires”, Dirección General de Planeamiento, Secretaría de Educación, Buenos Aires,

Gobierno de la Ciudad. Ley de Educación Común Nº 1420 (1884), Buenos Aires, Congreso de la Na ción.

Ley de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes N° 26.061, Buenos Aires, Congreso de la Nación. Morgade, Graciela. (1993) “¿Quiénes fueron las Primeras Maestras?” Revista Del Instituto De Ciencias De La Educación II, N°. 2: 52-61. Pieri, C. y Quiroz, A. (2011). Modelos organizacionales en la Educación Inicial. Temas de la educación Inicial. Buenos Aires: Ministerio de Educación, Presidencia de la Nación.

Cómo citar este texto:

Instituto Nacional de Formación Docente (2017). Clase 1: Historia del Nivel Inicial y del Jardín Maternal: de la práctica pedagógica al derecho educativo . Módulo: Marco histórico político pedagógico de la educación para niños/as de 45 días a 3 años . Especialización docente de Nivel Superior en Educación Maternal . Buenos Aires:

Ministerio de Educación de la Nación.

Cómo citar este texto: Instituto Nacional de Formación Docente (2017). Clase 1: Historia del Nivel Inicial

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons

Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0