Vous êtes sur la page 1sur 9

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

(UAPA)

Tema:

RESUMEN V

Sustentado por:

Victor Manuel Lobera Rodríguez

Facilitador

Simón Bolívar Santana

Santiago, Provincia. Santiago de los Caballeros


7/10/2018
Concepto de Fondo de Comercio.

El fondo de comercio se puede definir como una entidad jurídica compuesta de


elementos orgánicos que el comerciante agrupa con vistas a constituir una clientela
necesaria para la explotación comercial. Esos elementos a la vez pueden ser de orden
material (mercaderías, mobiliarios y herramientas) y de orden incorporal (nombre
comercial, enseña, derecho al alquiler patentes, marcas de fábrica, diseños y
modelos). Esos elementos, unidos por una aplicación común a la formación de una
clientela, considerada como un elemento, proporcionan una base al fondo de comercio
que se convierte en una entidad jurídica diferenciada de los elementos que la
componen.

El fondo de comercio representa el aspecto jurídico de la empresa, examinada desde


el punto de vista de ser considerado como un conjunto de bienes, que sirve para
mantener y sostener una clientes; puede ser objeto de una cesión, aun cuando y en
principio los profesionales no comerciantes (abogados, médicos etc.) no tienen el
derecho de ceder su clientela.

Elementos Componentes del Fondo de Comercio


a) La clientela y el punto comercial.
b) El nombre comercial y los demás signos distintivos del comercio.
c) Los derechos resultantes de los contratos de arrendamiento, trabajo y de seguros.
d) El mobiliario y los equipos.
e) Las mercancías.
f) Las patentes de invención, las licencias, los permisos, las marcas de fábrica y las

concesiones.

g) Los diseños y modelos industriales, literarios o artísticos.

h) Todos los otros bienes muebles necesarios para la explotación del negocio.

Su valor dependerá de este conjunto de elementos que les sirven para agrupar y
mantener la clientela y sus componentes, los cuales podemos clasificarlos, en dos
grandes grupos: los corporales y los incorporales.
Pero el elemento más determinante lo será la clientela, por lo que se puede afirmar
que el fondo de comercio es una propiedad incorporal que recae sobre la clientela.

Naturaleza jurídica del fondo de comercio.

Cada elemento del fondo de comercio tiene su naturaleza jurídica propia;

¿Cuál es la naturaleza jurídica del fondo de comercio?, ¿sobre la cual están divididas
la doctrina y la jurisprudencia? En la búsqueda de un catalizador, es decir, de la
explicación causal, las opiniones se han dividido, tanto en jurisprudencia cuanto en
doctrina. Es importante conocerlas para definir la naturaleza jurídica del fondo de
comercio en sus aplicaciones prácticas. Los autores se dividen en dos grupos, unas
veces toman en consideración la reunión de los elementos que componen el fondo,
considerado como una universalidad y otras, tienen en cuenta la naturaleza de los
elementos que lo integran, para definirlo como un derecho de propiedad incorporal de
naturaleza mobiliaria.

Teoría de la Universalidad. Ciertos autores consideran el fondo de comercio como


una verdadera entidad que califican de universalidad jurídica; constituye un patrimonio
afectado a una explotación comercial, distinta del patrimonio del comerciante,
propietario del fondo. Otros autores estiman que el fondo constituye una simple
universalidad de hecho cuyos elementos se encuentran unidos más por lazos
económicos que jurídicos.

Universalidad jurídica. Los bienes incorporales y corporales que integran el fondo de


comercio, están unidos por una afectación común que confiere el carácter de entidad
jurídica al conjunto por ellos formado. Su base no resulta de la personalidad jurídica,
que no se concede al fondo de comercio, sino de la constitución de un patrimonio de
afectación, cuyos elementos se hallan reunidos por un destino idéntico, a semejanza
de los que dan origen a las fundaciones en derecho civil. Ante la carencia de
personalidad jurídica, estas últimas existen y funcionan sobre la base, únicamente, de
una masa de bienes afectados a una obra.
Protección del fondo de comercio contra la competencia desleal. Límites
impuestos por la ley (latu sensu) a la libertad de competencia

Ciertas protecciones surgen del mismo Estado a través de la norma legal estatuida,
otras de orden internacional, otras tienen sus fuentes en los contratos y convenciones
entre comerciantes, tales como son: las cláusulas que prohíben el establecimiento del
vendedor en un perímetro determinado, o la posibilidad de explotar un negocio o
empresa similar a la vendida. Ciertas limitaciones son aportadas por la acción en
competencia desleal (protección judicial), las que dan al comerciante, víctima de una
desviación de clientela el derecho de reclamar el cese del acto de competencia, así
como los daños y perjuicios.

En tal sentido y para completar los conocimientos requeridos les sugerimos leer las
leyes Nos. 1-02 del 18 de enero del año 2002, sobre prácticas desleales de comercio
y medidas de salvaguardas y la otra la ley no. 20-00 sobre propiedad industrial.

Situación Legal. El Fondo de Comercio es el conjunto de elementos corporales


(materiales, mercancías, instrumentos, etc.,) e incorporales (derecho al punto
comercial, nombre, distintivos) pertenecientes a un comerciante o a un industrial y que,
teniendo un valor pecuniario tangible en el mercado, están afectados al ejercicio de
una actividad comercial dada. Estos elementos están reunidos con la finalidad de
buscar y retener una clientela. Así de esta manera se conforma una entidad jurídica y
económica distinta a los elementos individuales que la componen y que, no obstante
a ello, no tienen ni goza de personalidad jurídica propia.

El Fondo de Comercio representa el aspecto jurídico de la empresa, examinada desde


el punto de vista de ser considerado como un conjunto de bienes, que sirven para
mantener y sostener una clientela.

Jurisprudencia.

En el estado actual de nuestro derecho, no existe ninguna ley que defina, salvo el
Proyecto de Nuevo Código de Comercio y la Ley No. 407 de 1972, la cual regula la
venta de gasolina y otros productos similares, los elementos esenciales que
conforman y dan existencia al Fondo de Comercio, y sin las cuales no existiría el fondo,
por lo que a estos fines debemos acudir tanto a la jurisprudencia, como a la doctrina y
a la costumbre, para afirmar que son elementos esenciales de Fondo de Comercio: la
clientela, el punto comercial, el nombre comercial y las marcas de fábricas, como los
contratos de representación que el establecimiento cedido puede ser titular.

Análisis de los Elementos del Fondo de Comercio

a) La Clientela y los Parroquianos.

La clientela es un bien de hecho, que consiste en la posibilidad para un comerciante


de atraer y de explotar un cierto número de clientes en un mercado activo dado. Es el
elemento esencial del fondo de comercio, y de ahí que se puede afirmar que no hay
fondo sin cliente. Sin embargo, ese elemento por sí solo no es suficiente, puesto que
la clientela está siempre anexa a otro de los elementos del fondo que le sirven de
sostén, y lo es, principalmente, con el nombre comercial. (El elemento más importante
de un fondo de comercio).

a) Las Inversiones y Derechos de Patentes.

La Ley define inversión como toda idea, creación del intelecto humano capaz de ser
aplicada en la industria que cumpla con las condiciones de patentabilidad. Para que
una idea pueda ser objeto de patentabilidad, es necesario que la misma sea novedosa,
y tenga aplicación industrial, o práctica. La novedad del invento, vendrá determinada
por su no existencia previa, o cuando la misma comprenda y supere lo que ha sido
divulgado o hecho accesible al público en un bien o producto similar. Las patentes que
deben ser registradas en la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAP I),
conceden la posibilidad de, durante el período de protección y explotación de 20 años,
excluir a terceras personas de la explotación de la inversión, lo que permite a su titular
actuar contra cualquier persona que sin autorización haga uso.
Los contratos comerciales.

Estos contratos son: la venta, el mandato y los contratos de sociedad; el arrendamiento


y el contrato de prenda comercial.

El contrato de venta comercial en general.

El Código de Comercio no contiene, al efecto, más que dos disposiciones relativas a


la venta comercial, son estos los artículos 109 y el 632, y deben ser explicadas, pues
para las demás, es decir, para las reglas que regulan los contratos, no hay, en ese
aspecto, sino referencia al derecho civil, el cual impone por ser el derecho supletorio.
Dentro de estas puntualizaciones cabe destacarse la regulación de diversos tipos de
ventas, no contempladas de forma particular por el Código Civil, la imputación al precio
de la venta de las arras entregadas por un comprador al vendedor, regulación de la
acción en repetición, la acción en evicción por los vicios ocultos, y la venta de las cosas
ajenas, definiéndola y consagrando legislativamente el concepto de comprador de
buena fe.

El análisis de este contrato se basará básicamente, y retomando las reglas del


contrato civil, en indicar solamente las particularidades que esas reglas pueden
presentar en su aplicación comercial.

Formación del contrato de venta.

En los términos del artículo 1582 del Código Civil, el contrato de la venta queda
conformado tan pronto las partes se hayan puesto de acuerdo sobre la cosa objeto del
mismo, y convenido sobre su precio.

Modalidades de la venta comercial.

Los contratos de venta comercial, han adoptado, producto de las necesidades y


particularidades de la actividad, diversas modalidades en la forma de entrega de los
productos objetos de los mismos.
El actual Código de Comercio no contiene disposición alguna que regule de manera
expresa las diversas formas que puede adoptar el contrato de venta comercial, sin
embargo, en el Proyecto del Nuevo Código de comercio esta laguna es colmada, al
regularse de manera expresa los contratos de venta de cosas a transportar.
contemplándose entre estos contratos la venta.

Contrato de publicidad.

Es aquel por el cual, una persona jurídica o física, adquiere la obligación de desarrollar
o bien una campaña completa de promoción o mercadeo de otra persona física o
moral, de un producto o de un servicio. Este contrato, que por lo general puede
calificarse como de intermediación, no está regulado de manera especial por las leyes
nacionales, salvo por la ley 358-05 que lo hace de forma indirecta yen aras de la
protección del Consumidor o usuario.

Contrato de leasing o arrendamiento comercial.

La palabra "leasing" de origen inglés, y que significa alquiler o, arrendamiento,


designa el contrato de origen angloamericano diseñado específicamente para
satisfacer necesidades económicas y de servicios de los usuarios, el cual y por las
ventajas que representa. se ha ido rápidamente internacionalizando. Se debe entender
por contrato de "leasing" aquel por el cual una persona jurídica o física, da en
arrendamiento a otra, un bien determinado para su uso y explotación, concediéndole
una opción de compra al término del tiempo pactado para el arrendamiento, y a cambio
del pago de una renta preestablecida por el arrendador, asumiendo el arrendatario la
obligación no tan sólo de preservar sino de asegurar el bien dada en arrendamiento,
mediante póliza que le proteja de cualquier daño, deterioro, pérdida, etc., la cual será
acreditada en la proporción acordada entre las partes, a I precio final de la venta.

Contrato de tarjeta de crédito.

Los redactores del Proyecto del Nuevo Código de Comercio definen la tarjeta de
crédito como: "el título valor que representa el contrato por el cual un banco o un
establecimiento comercial autoriza a una persona, llamada tarjetahabiente o titular
principal, a hacer uso de una línea de crédito previamente aprobada, para adquirir
bienes o servicios en los establecimientos convenidos, mediante facturas debidamente
firmadas por el titular de la tarjeta de crédito.

Tipos de tarjeta de crédito.

Conforme la función que este contrato desempeñe, se pueden identificar diversos


tipos de tarjetas de crédito:

Por las funciones operativas que pueden ser realizadas con ellas, se clasifican en:

a) De crédito: b) De compra; c) De débito. Por el emisor, pueden a su vez ser


clasificadas como: a) Bancaria; b) No bancarias; c) De comercio; y d) De marcas
compartidas.

Contrato de Transporte, Naturaleza de este Contrato.

El Contrato de Transporte es una convención sinalagmática consensual, a título


oneroso y que puede ser reputada como una variante del contrato para obra o servicio
determinado.

Según la forma en que se efectúe éste, y atendiendo más que nada al medio utilizado,
se pueden clasificar los contratos de transporte, en:

Contrato de transporte aéreo.

Contrato de Transporte Aéreo, cuando el medio utilizado sea una aeronave, el cual
está regulado también por el Pacto o Convención de Varsovia sobre Aviación Civil, y
el Protocolo de La Haya, los cuales fueron adoptados por la República Dominicana
mediante la Resolución No. 632 del 5 de septiembre de 1977. El contrato de transporte
aéreo es aquél por el cual una persona determinada transportista, se compromete a
trasladar o transportar por via aérea, y en una aeronave, bien a otra persona y su
equipaje, denominada pasajero, bien mercancías y objetos no acompañados por su
propietario, de un lugar a otro predeterminado, previo pago de la tarifa convenida entre
ellos.
Contrato de Transporte Terrestre, bien sea de mercancías como de pasajeros, o
ambos a la vez, reglamentado tanto por el Código de comercio como por el Código
Civil.
Contrato de transporte marítimo.

El Contrato de Transporte Marítimo, que es el objeto de regulación por diversos


tratados y convenciones internacionales, el Código de comercio e incidiendo en él, de
una forma u otra, diversas leyes que regulan, por ejemplo, el régimen de las aduanas,
el de los puertos, etc.

Contrato de facturing.

Entre los nuevos contratos comerciales impulsados por la corriente doctrinal


norteamericana, y que poco a poco ha ido imponiéndose en el derecho de la cultura
occidental, está el de "Facturing", el cual, y dada su etimología, de difícil traducción,
pues no deja translucir su verdadero alcance, seguiremos llamando así.