Vous êtes sur la page 1sur 3

Las uniones en soldadura: Tipos y

características
Tipos de uniones

Cuando las condiciones de trabajo son favorables, la soldadura es la forma más económica de
efectuar uniones. Por ello, las uniones efectuadas en el taller son normalmente soldadas.

Cuando hace falta efectuar uniones en la obra (montaje) generalmente se atornillan, pero es
frecuente que estas uniones se preparen en el taller soldando las chapas, etc. que se
necesitan en una unión atornillada.

En soldadura, la manera de cómo están colocadas las piezas a unir se denomina tipos de
juntas de unión o juntas de soldadura posibles.

Existen cinco tipos de uniones básicas: la unión a tope, en ángulo, en T, en solape, en ángulo
y de borde.
Características de los distintos tipos de unión.

Cada tipo de junta tiene una serie de


ventajas e inconvenientes que debe conocer el diseñador, ya que la calidad final de la obra
soldada dependerá no sólo de la técnica y habilidad para realizar la soldadura sino también
del tipo de junta.

Como recomendaciones generales, se citan las siguientes:

 Cuando la longitud del cordón soldadura a ejecutar no tenga una longitud superior a 500
mm, para su realización se comenzará por un extremo y se seguirá hasta el otro.
 Si dicha longitud está comprendida entre 500 y 1.000 mm, el cordón se ejecutará en dos
tramos, comenzando por el centro.
 Para longitudes mayores de 1.000 mm se ejecutará por cordones parciales, terminando
cada tramo dónde comenzó el anterior.
 Las esquinas de chapas que coincidan con puntos de cruce de cordones, se recortarán
para evitar dicho cruce.
 En todo caso, no se realizará una soldadura a lo largo de otra ya ejecutada.

 Asimismo, cuando las


piezas a soldar formen esquina en sus extremos, los cordones de soldadura practicados
no deberán terminar en las propias esquinas de las piezas o de elementos de las mismas,
sino que deberían prolongarse alrededor de la esquina, siempre que la prolongación
pueda hacerse en el mismo plano que el cordón, y en una longitud al menos igual a tres
veces la garganta (a) del cordón.
Para poder escoger el tipo de unión hay que conocer y evaluar los factores de los que
depende. Son tres: esfuerzo, espesor y coste.

1. Esfuerzo: debe tenerse en cuenta el tipo de esfuerzo a que estará sometida la pieza, ya
sea a tracción, compresión, flexión, impacto, etc. También es necesario conocer si la
carga es constante o variable en el tiempo, ya que en este último caso pueden aparecer
problemas de fatiga.
2. Espesor: el espesor de los materiales a soldar es un factor que determina el tipo de junta
que se puede aplicar.
3. Coste: la forma de la junta de la soldadura influirá en el coste final, por lo que deberá
considerarse a efectos económicos.

Centres d'intérêt liés