Vous êtes sur la page 1sur 3

Sesión 4

Marco normativo sobre hostigamiento sexual i

La Constitución Política
Nuestra Constitución Política (1993) ii señala claramente que el trabajo es un deber y un
derecho, base del bienestar social y un medio de realización de la persona. Asimismo, enfatiza
que en toda relación laboral se deben respetar los principios de igualdad de oportunidades sin
discriminación, el carácter irrenunciable de los derechos reconocidos en la Constitución y la
Ley. También establece que en caso de duda insalvable sobre el sentido de una norma, la
interpretación debe ser favorable al trabajador (a).
La Constitución Política proporciona los fundamentos para las políticas de género, incluidos los
referidos particularmente al hostigamiento sexual.

La Ley de Igual dad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres


El Estado peruano ha formulado la Ley Nº 28983 de Igualdad de Oportunidades entre mujeres
y hombres que promueve la adopción de medidas necesarias que permitan erradicar todas las
formas de discriminación por sexo. Por ejemplo, garantizando el derecho a un trabajo
productivo ejercido en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana, que
incluye la protección frente al hostigamiento sexual.

Leyes para Prevenir y Sancionar el Hostigamiento Sexual


La Ley Nº 27942, de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual, su Reglamento dado por
el Decreto Supremo Nº 010-2003-MIMDES y la Ley Nº 29430, que modifica la Ley anterior
norman como bien jurídico la dignidad de la persona humana y protegen a las personas
hostigadas en los ámbitos laborales públicos y privados; en los ámbitos educativos básicos, pre
universitarios y universitarios; y en las instituciones policiales y militares.

Esta legislación, además de definir el hostigamiento sexual y sus manifestaciones, establece los
procedimientos de queja y/o denuncia, las sanciones, las responsabilidades de prevención del
empleador en esta materia y de instituciones como el Ministerio de Trabajo y Promoción del
Empleo, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, el Ministerio de Educación y la
Presidencia del Consejo de Ministros.

Este marco jurídico se extiende a las relaciones de sujeción no reguladas por el derecho laboral
y a las trabajadoras del hogar, o las personas del voluntariado.

La Ley Nº 29430, que modifica la Ley Nº 27942, al alinear a nuestro país con la tendencia
internacional de ampliar la figura del chantaje sexual típico a la del hostigamiento sexual
ambiental. Ambas normas legislativas junto con el Reglamento se enriquecen mutuamente
para fines de la prevención y sanción del hostigamiento entre los sexos.

¿Qué principios se garantizan a través de la legislación sobre


hostigamiento sexual?

a.- Dignidad y defensa de la persona humana


El fin supremo del Estado y la sociedad es proteger la dignidad de la persona humana. Este
principio faculta la adopción de medidas de protección para las personas afectadas y tiene
estrecha vinculación con el principio de confidencialidad.

b.- Ambiente saludable y armonioso

Toda persona tiene el derecho de ejercer sus actividades en un ambiente sano y seguro dentro
de su entorno laboral, educativo, formativo o de similar naturaleza, de tal forma que preserve
su salud física y mental estimulando su desarrollo y desempeño profesional. Los actos de
hostigamiento son contrarios a este principio.

c.- Igualdad de oportunidades sin discriminación


Toda persona tiene derecho a ser tratada de forma igual y con respeto dentro de su ámbito
laboral, educativo, social y cultural. De acuerdo a este principio, la discriminación por razón de
sexo, edad, raza, condición social, o cualquier otro tipo no debe ser aceptada.

d. Confidencialidad
Los procedimientos regulados por la Ley y el Reglamento deben preservar la reserva y la
confidencialidad, el secreto y la inviolabilidad de la comunicación. Por ello, en especial estos
procesos, durante el tiempo que dure la investigación hasta sus conclusiones, deben contar
con la expresa prohibición de brindar o difundir información.

e.- Debido proceso


Tanto el hostigador como la o el hostigado deben de gozar de todos los derechos y garantías
inherentes al debido proceso, lo que comprende el derecho a exponer sus argumentos, a
ofrecer y producir pruebas, a obtener una decisión motivada y fundada en derecho, a solicitar
medidas de protección y cautelares, y todos aquellos atributos derivados del contenido
esencial reconocido constitucionalmente de dicho derecho.
f. Integralidad
El Hostigamiento Sexual debe analizarse desde una perspectiva social, psicológica y de género.

i
De la “Guía práctica sobre hostigamiento sexual. Preguntas y respuestas sobre el hostigamiento
sexual”. 2011. MIMDES-DGM Proyecto MIMDES- AECID, Pág.20,21,22.
ii
Constitución Política del Perú (1993) artículo 1º, artículo 2º (inciso 1) artículo 22ª y artículo 26º.