Vous êtes sur la page 1sur 2

COMUNICADO DE PRENSA 002

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se permite informar a la


opinión pública lo siguiente relacionado con el levantamiento de veda
parcial de Caimán Aguja (Crocodylus Acutus):

1. Las imágenes que aparecen en las redes sociales no corresponden a


la realidad de este programa de conservación a través del uso
sostenible de las especies silvestres, que tiene sus bases en la
Convención de Biodiversidad, CITES y la política ambiental y de
biodiversidad nacional construida hace más de 4 décadas.

2. Uno de los mecanismos aprobados por los tratados internacionales


para conservar las especies amenazadas, es el establecimiento de
medios de subsistencia y de participación de las comunidades
locales rurales, a través del aprovechamiento sostenible de las
especies que habitan el mismo territorio, con el desarrollo de
proyectos que buscan el repoblamiento de las especies silvestres
mientras se aprovechan de manera sostenible, similar a los cultivos
de peces.

3. Uno de estos tratados internacionales es la Convención CITES


(Convención sobre el Comercio Internacional de Especies
Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre), acuerdo internacional
firmado por 183 países, que tiene como finalidad velar porque el
comercio internacional de especies de animales y plantas silvestres
no constituya una amenaza para su supervivencia.

4. La Convención CITES aprobó en el año 2016 el comercio para el


Caimán Aguja (Crocodylus Acutus) de la Bahía de Cispatá, derivado
de un modelo de “rancheo” donde una parte del ciclo de vida de la
especie se desarrolla en el medio natural y otra en condiciones
controladas. Para este propósito, las comunidades de esta región se
organizan y aprovechan sosteniblemente la especie, mientras
garantizan su conservación.
5. Como resultado de la decisión tomada por la Convención CITES,
durante los años 2017 y 2018, las comunidades asociadas en
Asocaimán implementaron las medidas del “rancheo” con el
acompañamiento de las autoridades científicas, Instituto Alexander
Von Humboldt y Universidad Nacional.

6. Estas comunidades que durante la década de los 70s cazaron la


especie, hoy y gracias a su estrategia de conservación, legalidad y
emprendimiento comunitario y al control permanente de la
Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San
Jorge y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el
soporte científico del Instituto Von Humboldt, se convierten en los
custodios y protectores del Caimán Aguja, en un ejercicio que se
viene desarrollando desde hace más de 15 años.

7. Gracias a esta estrategia de conservación comunitaria, la Bahía de


Cispatá pasó de tener 500 animales en el año 2002 a más de 2000
animales en el 2017; es decir, un aumento del 250%.

8. La resolución expedida por parte de esta cartera Ministerial permite


que las comunidades locales de la Bahía de Cispatá recolecten
algunos huevos de la especie Caimán Aguja para criarlos y liberar
una parte de los juveniles, y destinar otra para el uso sostenible de la
especie. Esta recolección únicamente se podrá realizar una vez la
Corporación Autónoma Regional apruebe el Plan de Manejo
Ambiental.

23 de Enero de 2019