Vous êtes sur la page 1sur 5

PRÉDICA: Grabación el 17-7-16, Lucas 11,1-13

INTRODUCCION:
En su viaje a Jerusalén, Jesús se aparta un momento de sus
discípulos para orar en un lugar solitario, la vida de Jesús ha
sido de oración, siempre ha estado en una intimidad con el
Padre, Jesús necesita estar continuamente en contacto con
Él, para recibir su vida, su fuerza, y para conocer su voluntad,
Jesús no solo ora en los acontecimientos decisivos, sino en
todo momento, habitualmente se retiraba a lugares solitarios,
para orar de madrugada, y a veces pasaba noches enteras
en oración, los discípulos viéndole que cada vez que oraba,
había algo especial en él, algo que a ellos les impresiona, su
felicidad, su tranquilidad, su mansedumbre, ellos quieren
experimentar esa forma de orar del Señor. Entonces uno de
ellos le rogó:
“SEÑOR ENSÉÑANOS A ORAR”.
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS
11,1-13
Nuestros actos de piedad y los recuerdos de nuestra infancia
están llenos de “PADRES NUESTROS” a veces totalmente
vacíos de contenido, en el rosario se intercalan entre las
“AVES MARÍAS”, en las estaciones del vía crucis, en los
funerales, en las novenas, muchas veces estas oraciones son
hechas por costumbre o porque así nos la enseñaron.
SEÑOR ENSEÑANOS A ORAR, que cada vez que recemos
el Padre Nuestro, tengamos la certeza de que, a quien nos
dirigimos, es a Dios, nuestro Padre, Quien dice Padre
nuestro, es aquel que le tiene a Él como único Dios, y que ha

PREDICA: “ENSEÑANOS A ORAR” JOSÉ ALBERTO AC MACZ.


Página 1
recibido al que Él ha enviado, esto es, a Jesucristo. Quien no
tiene al Hijo no tiene al Padre. Que gran cosa nos enseñó
Jesús, hablar con Dios como con nuestro propio Padre.
Meditemos el santo evangelio en tres momentos, en el primer
momento, “LA ORACIÓN DEL PADRE NUESTRO”
Ante la petición de uno, de sus discípulos que les enseñara a
orar, Jesús responde a los suyos enseñándoles la más bella
oración que podemos dirigir a Dios. Jesús reza y enseña el
Padre Nuestro porque primero lo vive y lo practica,
TERTULIANO, un cristiano de los primeros siglos del
cristianismo, decía que el Padre Nuestro es el “Resumen de
todo el evangelio”, en la primera parte de la oración son
peticiones que nos llevan hacia Él y para él, que nos atraen
hacia la gloria del Padre, en la segunda, presenta peticiones
dirigidas a nuestras necesidades. San Lucas presenta la
Oración con 5 peticiones, es importante mencionar que en el
evangelio de Mateo, no fue el discípulo, quien solicitó que les
enseñara a orar, fue iniciativa de Jesús, Mateo la desarrolla
de manera más extensa y profunda con 7 peticiones y la
presenta de una forma más apasionada, puesto que Jesús
está rodeado por una multitud ansiosa por escuchar sus
palabras, Lucas presenta a Jesús más espiritual, orando en
soledad, las diferencias entre uno y otro evangelista según
algunos estudiosos de la biblia, que san Mateo escribió su
evangelio para una comunidad con numerosos cristianos
provenientes del judaísmo que estaban acostumbrados a
orar, mientras que san Lucas escribe para una comunidad en
la que en su mayoría provenían del paganismo, pocos
acostumbrados a la oración personal, por eso san Mateo, se

PREDICA: “ENSEÑANOS A ORAR” JOSÉ ALBERTO AC MACZ.


Página 2
detiene en las críticas de Jesús, al formalismo en la oración,
mientras San Lucas se preocupa en que hagamos
experiencia de la oración, a confiar en su valor, y perseverar
en ella.
En el segundo momento Jesús no enseña, “LA CONFIANZA
Y SEGURIDAD DE QUE DIOS ESCUCHA SIEMPRE” la
parábola del “Amigo inoportuno”, Jesús nos enseña acerca
de la oración, que Dios es Nuestro Amigo, en todo momento
podemos dirigirnos a él con nuestras necesidades,
problemas, y a cualquier hora; podemos estar seguros de que
nos escuchará y nos ayudará.
SEÑOR ENSEÑANOS A ORAR, Porque a veces solo
pedimos para nosotros, hay que pedir por los demás, como
hizo este amigo que recibió su visita inesperada, lo que más
le agrada a Dios es que nosotros intercedamos por los
demás, no podemos conformarnos con el dolor ajeno, con el
problema del hermano, tenemos que hacer algo. Abraham el
Padre de la Fe, gran figura en la oración de intercesión, en
génesis nos narra el REGATEO entre Abraham y Dios,
acerca del número necesario de Justos para que se salve
Sodoma, que gran amistad tenía Abraham con Dios,
intercediendo insistentemente, con Fe, de que Dios le iba a
conceder su petición, como dice al apóstol Santiago “LA
ORACIÓN FERVOROSA DEL JUSTO ES MUY PODEROSA.
Esta es una característica del intercesor, es alguien que tiene
los ojos y el corazón muy abierto para ver el dolor ajeno. En
la Santa Eucaristía, hay una oración de intercesión que puede
quedarse en un simple formulismo, si no sabemos
comprender cuál es el papel del intercesor, nosotros decimos

PREDICA: “ENSEÑANOS A ORAR” JOSÉ ALBERTO AC MACZ.


Página 3
“TE LO PEDIMOS SEÑOR” si nuestra intercesión se contenta
con eso, no hemos entendido que el intercesor es alguien que
siente que sobre sus hombros lleva las cargas de sus
hermanos. En el tercer Momento vemos: LA EFICACIA DE
LA ORACIÓN AL PADRE:
Pidan, y Dios les dará; busquen, y encontrarán; llamen a la
puerta, y se les abrirá. Mandato y promesa, son dos pilares
de nuestra vida de oración, pero que difícil nos resulta pedir,
buscar y llamar, SEÑOR ENSEÑANOS A ORAR, porque no
sabemos pedir, y si pedimos, no lo recibimos porque pedimos
mal, lo queremos para gastarlo en nuestros placeres, así nos
dice el apóstol Santiago, Jesús con estas palabras, nos llama
a confiar plenamente en Dios, somos sus hijos y dependemos
de sus bendiciones y favores, el apóstol san Juan también
nos dice: “Y Él nos dará todo lo que le pidamos, porque
obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada”
y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos
alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.
¿Cuántas veces hemos perdido algo importante, necesario o
valioso? Y al estar pensando en eso le echamos la culpa a
todos. Jesús nos está dando la certeza de que cuando yo lo
busco en oración, Él no va a estar ocupado, como en la
historia de los profetas de Baal, donde les decía: que tal vez
sus dioses estaban durmiendo u ocupados. Jesús nos da la
certeza, de que Dios no es así. Lo que tenemos que hacer es
buscar y vamos a hallar. –
¿En los momentos difíciles a quién llamamos?, muchas veces
llamamos donde no debemos, queremos solucionar nuestras
necesidades con nuestras propias fuerzas, Dios nos dice por

PREDICA: “ENSEÑANOS A ORAR” JOSÉ ALBERTO AC MACZ.


Página 4
medio del profeta jeremías: “Llámame y te responderé, y te
anunciaré cosas grandes y misteriosas que tú ignoras.”
La respuesta de Dios a nuestras oraciones, pueden ser algo
dificultosas para nosotros, siempre tendremos la necesidad
de la Fe, como dice el apóstol Santiago “Pero tiene que pedir
con fe, sin dudar nada; porque el que duda es como una ola
del mar, que el viento lleva de un lado a otro. Quien es así, no
crea que va a recibir nada del Señor” sin la fe operando en
nuestras oraciones, rápidamente nuestros pensamientos se
verán perturbados y esto nos conducirá a apartarnos de Dios.
Al orar a Dios debemos contar con toda clase de respuestas,
Quizás él diga que sí, puede ser que nos diga, espera un
poco, a veces nos dirá que no, porque solo Él sabe que es
lo mejor para nosotros, Jesús nos invita a perseverar y ser
insistentes en la oración aun cuando esta no sea respondida
de la manera que queremos y nos recuerda que un buen
Padre, siempre quiere lo mejor para sus hijos. « Pues si
ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos,
¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a
quienes se lo pidan!»
San pablo dice que el espíritu Santo viene en nuestra ayuda
porque no sabemos Orar, “SEÑOR ENSÉÑANOS A ORAR”,
para tener esa confianza de acercarnos a nuestro Padre
celestial, pedir por nuestras necesidades, por los demás y ser
insistentes cuando tarda la respuesta de Dios, pidamos
sabiduría para acercarnos a nuestro Padre amoroso,
misericordioso, que Él jamás nos va a fallar. AMÉN

PREDICA: “ENSEÑANOS A ORAR” JOSÉ ALBERTO AC MACZ.


Página 5