Vous êtes sur la page 1sur 3

Medicina Legal, concepto.

La medicina forense, también llamada medicina legal, jurisprudencia médica o


medicina judicial, es la rama de la medicina que aplica todos los conocimientos
médicos y biológicos necesarios para la resolución de los problemas que
plantea el Derecho.

Es decir, la Medicina Legal es una rama del quehacer médico en el cual se


pone al servicio del Derecho, el conocimiento y experiencia derivadas de la
práctica y experimentación médica.

Siendo así, es una rama de integración, donde convergen saberes de la ciencia


y de la práctica jurídica, mediante la cual se resuelven problemas derivados de
la práctica jurídica.

Evolución de la Medicina Legal

Hipócrates fue el primero en desarrollar los signos faciales del fallecimiento de


la persona, sin embargo, no fue sino hasta el siglo XVI con la Ley Carolina
cuando se obligó a los barberos (antecesores de los médicos) a intervenir
cadáveres en los casos de homicidio.

La medicina legal no puede considerarse como verdadera ciencia sino hasta el


momento en que Ambroise Paré (1517-1590) ilustre hombre en la historia de la
medicina escribió su obra “De los Informes y de los Medios de Embalsamar los
Cadáveres”, obra que le concedió el título de ser el padre de la medicina legal.
En sus notables exposiciones, Paré trata de las relaciones y los medios para
embalsamar los cadáveres, resumiendo los más importantes signos clínicos
que han de servir para conocer la gravedad de las heridas, exponiendo los
signos que permiten reconocer si un cuerpo fue arrojado vivo o muerto al agua,
estudiando las asfixias por el óxido de carbón y se adelanta a dar reglas que
deben seguirse para el estudio de la virginidad y para la comprobación de la
impotencia, tanto en el hombre como en la mujer; no siendo la única aportación
de Paré a la medicina legal ya que otra de sus obras “Dix Livres de Chirurgie”,
escrita en 1572, se encuentra un capítulo dedicado al estudio de temas sobre
toxicología.

A lo largo del siglo XVII y XVIII otros autores desarrollaron los principios de la
ciencia de la medicina forense, pero no fue sino hasta 1789 que se constituyó
la primera cátedra de la materia en la Universidad de Nápoles, posteriormente,
conforme avanzó la ciencia médica y la Toxicología, y aumentó la fiabilidad de
los procedimientos médico-quirúrgicos, se instauró con mayor fuerza la
realización de autopsias por medio de médicos especializados. Asimismo en el
siglo XX con el descubrimiento del ADN, se abrió otro hito en el campo de la
medicina legal al poder abrir paso a nuevos medios de identificación, así como
a nuevas técnicas destinadas a resolver problemas jurídicos tales como la
filiación o el esclarecimiento de la verdad en casos de gran complejidad.

Alcance Jurídico de la Medicina Legal

La Medicina Legal como rama de la medicina que está al servicio del Derecho,
impacta elementalmente en el Derecho Penal, puesto que resulta ser una
herramienta que permite establecer con exactitud las condiciones en las cuales
una persona pudo sufrir un delito que le haya implicado un daño físico o
psicológico e incluso la autoría del mismo, gracias al avance de la genética y
los perfiles grafotécnicos.

Sin embargo, no es la única rama del Derecho a la cual impacta la medicina


legal, pudiendo llevarse este alcance al Derecho Civil, concretamente al
Derecho de Familia, siendo una herramienta útil para la determinación de la
filiación en aquellos casos donde resulte controvertida esta.

Ramas de la Medicina Legal

La medicina legal engloba las siguientes subdisciplinas, planteado ello desde


un punto de vista meramente descriptivo (pues nada le es ajeno a la medicina
legal y todo ayuda y contribuye a sus fines):

Antropología forense: Rama de la antropología dedicada a la identificación de


cadáveres.

Biología forense: Colección, estudio e identificación de seres vivos que puedan


servir de evidencia en un proceso judicial.

Derecho médico: Rama del Derecho que se encarga de estudiar la relación


jurídica existente entre el médico y su paciente, desde una perspectiva
obligacional, ética y desde el Derecho Penal.

Genética forense: Uso de técnicas genéticas destinadas a la identificación de


personas por vía del ADN.

Odontología forense: Uso de la odontología destinado a la identificación de


personas con aplicación también en el Derecho Civil y Laboral.

Necropapiloscopía: Ciencia dedicada a la identificación de cadáveres por


medio de sus huellas dactilares.

Psicología forense: Rama de la Psicología jurídica que se ocupa de auxiliar al


proceso de administración de Justicia en el ámbito tribunalicio. Es una división
de la psicología aplicada relativa a la recolección, análisis y presentación de
evidencia psicológica para propósitos judiciales

Psiquiatría forense: Aplicación de la psiquiatría clínica al Derecho, con el


objetivo de establecer el estado de las facultades mentales, con el propósito de
delimitar el grado de responsabilidad penal y capacidad civil del individuo.

Tanatología: Disciplina integral que aborda todo lo relacionado con el fenómeno


de la muerte en el ser humano: la pérdida, el sufrimiento psicológico, las
relaciones significativas del enfermo, el dolor físico, las voluntades anticipadas,
los aspectos legales, la observancia del trato humanitario que ha de brindarse
al paciente moribundo y el apoyo en el acompañamiento para él y su cuidador,
ya que la pérdida la sufren ambos.

Toxicología forense: Rama de la toxicología que estudia los métodos de


investigación médico-legal en los casos de envenenamiento y muerte.