Vous êtes sur la page 1sur 1

Teresa J.

Rodríguez Ollarves
IPSA: 266.450

Yo, JULIO CESAR ACOSTA CONTRERAS, de nacionalidad venezolana, mayor de edad, de estado
civil soltero, titular de la cédula de identidad número V-13.400.392, domiciliado en la ciudad de
Caracas, actuando en este acto en mi propio nombre y en representación de mis derechos e
intereses y en representación de los derechos e intereses de mi menor hija KELLY ISMAR ACOSTA
FREIRE, por el presente documento declaro: Que confiero PODER ESPECIAL en cuanto a Derecho
se refiere a la ciudadana MAREGLY ROSARIO FREIRE MARVAL, de nacionalidad venezolana,
mayor de edad, domiciliada en la ciudad de Caracas, y titular de la Cédula de Identidad Número V-
17.959.232, civilmente hábil y madre de mi menor hija KELLY ISMAR ACOSTA FREIRE, titular de la
cédula de identidad Nº N°31.995.652 y portadora del pasaporte N° 087447024 ; para que me
represente y sostenga mis derechos e intereses respecto a los derechos e intereses de nuestro
prenombrada hija frente a las autoridades del Reino de España, en ejercicio de dicho poder la
prenombrada mandataria queda facultada para solicitar documentos de identidad para mi menor
hija en mi nombre, tramitar la nacionalidad española, inscribirla en instituciones educativas en
España, o en otro país de la Unión Europea e inscribirla en la Seguridad Social tanto española
como de cualquier otro país a nivel comunitario, de igual manera podrá transitar, trasladarse y
viajar dentro y fuera del territorio Nacional, con mi menor hija KELLY ISMAR ACOSTA FREIRE,
igualmente ejercer sobre nuestro menor hija, todos los derechos y obligaciones que me
corresponden por atribución de la ley como padre del mismo, sin establecer ninguna limitación
para ello, solo las impuestas por la propia ley. Podrá igualmente sustituir el presente poder,
reservándose para sí su ejercicio en todo o en parte, en las personas que estime de su confianza;
firmar todos los documentos y demás actos que sean necesarios en los que yo sea parte como
padre de nuestra menor hija antes nombrado, y finalmente hacer todo lo necesario para la mejor
defensa de los derechos e intereses de nuestra menor hija en todos los asuntos que pudieran
suscitarse, este poder se otorga por el lapso de ocho (8) años contado a partir de la fecha de
autenticación del mismo. En Caracas, a la fecha de su autenticación.