Vous êtes sur la page 1sur 16

BLESSED

Fue diseñada por Blessed et al. en 1968 con el fin de establecer una correlación
anatomo-funcional entre una escala y el número de placas seniles encontradas
en las muestras cerebrales de pacientes ancianos1. En nuestro país, ha sido
validada por José Luis Hernández Fleta en 19912 y está en marcha el ambicioso
proyecto NORMACODEM, abanderado por Peña- Casanova3, del que todavía
no tenemos resultados que hagan referencia al BDRS.
Requiere unos 20-30 minutos para su ejecución. Consta de dos partes: una
valoración funcional mediante entrevista efectuada al cuidador, interrogándolo
sobre la capacidad del paciente para desenvolverse en el día a día (Escala de
demencia propiamente dicha o Dementia Rating Scale-DRS), y una valoración
cognitiva, el “Information Memory Concentration Test” o IMCT, que se realiza
mediante una entrevista al paciente y viene a medir los mismos aspectos del
Mini Examen Cognitivo (MEC).
La Subescala de valoración funcional (DRS) consta de 22 ítems divididos en
tres apartados: cambios en la ejecución de las actividades diarias, de hábitos y
de personalidad, interés y conducta. Su puntuación máxima es de 28 puntos. La
subescala cognitiva (IMCT) explora, en 28 ítems, orientación información,
memoria y concentración-atención, con una puntuación máxima de 37. Existe
una versión reducida de ésta, el Short Orientation-Memory- Concentration Test
(SOMC), diseñada por Katman et al.12 formada por los 6
ítems más sensibles del test original y ponderando los errores cometidos.
TEST DEL RELOJ

El Test del Reloj se ha utilizado tanto para evaluar habilidades viso-


constructivas como praxias constructivas. Sin embargo, el hecho de que en su
ejecución se impliquen varias funciones cognitivas tales como ejecución motriz,
atención, comprensión del lenguaje, conocimiento numérico, etc., la convierte
en una prueba adecuada para detectar deterioro global en casos como la
demencia tipo Alzheimer.
Existen fundamentalmente dos formas de administrar esta prueba, a la copia y
a la orden.
En el primer caso se le muestra al participante el dibujo de un reloj analógico
con todos los números arábigos del 1 al 12, en el que las manecillas del reloj
están marcando una determinada hora. La tarea consiste en hacer una réplica lo
más exacta posible del reloj en otro lugar de la misma hoja, estando siempre el
dibujo original a la vista.
En el segundo caso, sin ningún dibujo de referencia, se le pide al participante
que realice un reloj redondo y grande, y que coloque en él todos los números.
Asimismo, se le pide que coloque las manecillas de tal modo que indiquen una
determinada hora, que habitualmente son las once y diez.
Respecto a la influencia del nivel de escolaridad y edad en las puntuaciones
obtenidas, los resultados mostrados en la literatura son contradictorios. Así
mientras que en diversos estudios se ha observado que la ejecución del Test del
reloj tanto en adultos como en ancianos sanos estaba afectada por el nivel de
formación académica (Ainslie et al., 1993)
otros trabajos muy recientes realizados específicamente con enfermos de
Alzheimer tanto con muestra norteamericana (Solomon et al., 1998) como
muestra española (Cacho et al., 1999), no encuentran tales diferencias.
En cuanto al sistema de puntuación, a pesar de que existen diferentes
procedimientos para corregir la modalidad del Test del Reloj a la orden, el más
utilizado es el que proporciona una puntuación total de 9 puntos, obtenidos a
través de la colocación correcta del número 12, el resto de números, las dos
manecillas y la hora correcta. En diversos trabajos el punto de corte ideal para
detectar demencia se sitúa en la obtención de 6 o menos
Se evalúan cuatro aspectos de la ejecución del reloj, que son:
- Que el número 12 esté situado arriba- 3 puntos.
- Que haya dos agujas- 2 puntos.
- Que haya doce números- 2 puntos.
- Que las manecillas indiquen la hora correcta- 2 puntos.
TEST GOAT

La prueba de Galveston de orientación y amnesia es una herramienta que usan


los médicos para evaluar la memoria de una persona después de sufrir una lesión
cerebral traumática.
La prueba de Galveston de orientación y amnesia evalúa cuánto se acuerda la
persona Goat
¿Cuándo se utiliza la prueba de Galveston de orientación y amnesia?
Los médicos utilizan la prueba de Galveston de orientación y amnesia cuando
una persona que pudiera tener una lesión cerebral llega al hospital. También la
utilizan mientras la persona se está recuperando en el hospital. Les ayuda a
llevar un registro de cuánto mejora la persona.
¿Cómo se utiliza la prueba de Galveston de orientación y amnesia?
La prueba de Galveston de orientación y amnesia tiene entre 10 y 16 preguntas.
El puntaje máximo es 100.
¿Cuáles son las desventajas de la prueba de Galveston de orientación y
amnesia?
Es posible que la persona no se acuerde de hechos en el pasado si bebió alcohol
(como cerveza, vino o whisky) justo antes de sufrir la lesión. Los médicos no
pueden saber si la persona se está acordando de hechos en su pasado
correctamente. Por ejemplo, si una persona dice que se casó en julio, los
médicos no pueden saber si esto es correcto. Si las respuestas parecen correctas,
los médicos podrían dar más puntos sin saber que las respuestas son incorrectas.
Los familiares y amigos podrían ayudarle a la persona a acordarse hechos de su
vida. Podrían decirle hechos con el deseo de ayudarlo a recordar otros hechos.
Los médicos no sabrán si la persona se acuerda del hecho por sí solo. Esto
dificulta que den puntos.
Los familiares y amigos podrían ayudarle a la persona a acordarse hechos de su
vida. Podrían decirle hechos con el deseo de ayudarlo a recordar otros hechos.
Los médicos no sabrán si la persona se acuerda del hecho por sí solo. Esto
dificulta que den puntos.
¿Qué preguntas se harán durante la prueba de Galveston de orientación y
amnesia?
Los médicos le harán preguntas a la persona acerca tanto del pasado como el
presente. Una persona podría tener dificultad en recordar hechos pasados aún
cuando sabe qué día y qué año es. Los siguientes son ejemplos de preguntas que
los médicos podrían hacer:
¿Cuál es su nombre?
¿Qué es lo último que se acuerda antes del accidente?
¿Qué es lo primero que se acuerda después del accidente?
¿En qué ciudad se encuentra en este momento?
¿Dónde nació?
MINIMENTAL

El “Mini Mental State Examination” (MMSE) fue desarrollado por Folstein y


Cols en 1975 como un instrumento práctico para la detección de trastornos
cognitivos1. Al ser un instrumento estandarizado de uso generalizado, también
favorece la posibilidad de contar con un parámetro adecuado de comparación
entre distintos centros2. Los criterios actuales para el diagnóstico de un
síndrome demencial requieren que la presencia de deterioro cognitivo sea
documentada a través de una evaluación breve del estado mental como el
MMSE u otros y confirmada por una evaluación neuropsicológica más extensa
2-7.

El MMSE ha alcanzado una amplia difusión debido a que es breve, fácil en su


administración, y sencillo en su puntuación para ser utilizado por médicos de
asistencia primaria. Si bien existen distintas versiones estandarizadas en español
8- 12, la ausencia de valores de corte en nuestro país determina una utilización
informal de esta importante herramienta diagnóstica.

Si bien el idioma español es el denominador común entre España, los países de


habla hispana en Latinoamérica y los hispánicos en los Estados Unidos de
Norteamérica, las diferencias culturales son tan marcadas que no permiten
extrapolar las normativas de uso ni los valores de estandarización. Durante 1999
fueron publicadas por el Grupo de Neuropsicología Clínica de la Sociedad
Neurológica Argentina, la normativa para su administración en Argentina. Sin
embargo, no existen hasta la fecha estandarizaciones ni valores de corte
publicados para nuestra población.

El propósito de este estudio fue generar valores referenciales por edad y nivel
educacional de nuestra Versión “Rioplatense “del MMSE en español.
CUMANIN

El cumanin es una prueba de madurez neuropsicológica para la edad preescolar,


actualmente denominada escuela infantil, y específicamente diseñada para los
niños y niñas entre 3 y 6 años (36 a 78 meses). Los distintos elementos del
cumanin se agrupan en 13 escalas, y constituyen un amplio repertorio de
pruebas que permite evaluar el grado de madurez neuropsicológica alcanzada
por el niño, así como la posible presencia de signos de disfunción cerebral,
especialmente en aquellos casos en los que las puntuaciones sean
significativamente más bajas que las correspondientes a la edad cronológica.
Hay una carencia de pruebas globales de exploración neuropsicológica para la
etapa preescolar, mientras que el repertorio de instrumentos de evaluación
neuropsicológica para la edad escolar se ha ido incrementando
progresivamente, y existen actualmente abundantes pruebas tipificadas en
muestras españolas o diseñadas en nuestro país. La batería para el diagnóstico
neuropsicológico infantil de luria-dni (manga y ramos, 1991), es un buen
ejemplo de este tipo de pruebas de integración neuropsicológica integral. Según
luria la evaluación neuropsicológica debe incluir cuatro funciones mentales
básicas: lenguaje, memoria, motricidad y sensorialidad. El cumanin incorpora
a través de sus ítems un amplio espectro de dichas funciones. Aunque la
evaluación neuropsicológica en algunas ocasiones incluye el procesamiento
cognitivo y la actividad mental, deliberadamente hemos excluido la valoración
de las funciones cognitivas como objetivo prioritario, ya que el cumanin no es,
ni lo pretende, una prueba de desarrollo intelectual. La finalidad principal de la
evaluación neuropsicológica en la infancia consiste en constatar las
consecuencias que tiene el funcionamiento alterado del sistema nervioso sobre
la conducta y las funciones cognitivas. El cumanin es un sistema integrado, de
exploración neuropsicológica que nos permite conocer el grado de desarrollo
madurativo alcanzado en cada una de las áreas exploradas. Se puede utilizar la
prueba para valorar el proceso de maduración alcanzado por el niño a lo largo
del tiempo, mediante evaluaciones periódicas, e igualmente puede servir como
línea de base para realizar programas de rehabilitación y desarrollo
neuropsicológico.
NEUROPSÍ

La evaluación psicológica breve en español (Neuropsi) es un test que evalúa las


funciones cognoscitivas de personas con problemas médicos. Está baremado
para personas de 16 a 85 años. Este test evalúa áreas como orientación,
concentración, memoria, lenguaje, habilidades viso-espaciales, funciones
ejecutivas y lectura y escritura.
Existe también una batería Neuropsi atención y memoria 6 a 85 años que evalúa
la orientación y diferentes formas de atención y memoria.
En la prueba de lectura se utiliza una lámina con un texto narrativo breve, escrito
en mayúsculas, del que se hacen tres preguntas. Las respuestas se puntúan con
0 – 1, según sean correctas o incorrectas.

El test también cuenta con una prueba de comprensión oral, en la que se deben
responder a seis preguntas sobre una imagen formada por dos círculos y dos
cuadrados de diferentes tamaños.

La prueba de escritura consiste en la escritura de una frase al dictado y en la


copia de otra frase, valorando la presencia de errores de omisión o adición de
letras o palabras.

Las tablas de baremos se organizan por edades y según los años de


escolarización de los evaluados (sin escolarizar, escolarización baja, media o
alta). La estandarización de la prueba se hizo con 800 personas, de 16 a 85 años
y con distintos niveles de escolarización. Aunque no he encontrado ese dato,
supongo que esas personas eran de México, ya que allí está editada la prueba y
trabajan sus autores.
Por último, hay que tener en cuenta que el objetivo de la prueba de lectura del
Neuropsi no es valorar el nivel de comprensión de la población, sino detectar
problemas severos de comprensión que pudieran estar relacionados con
demencia o trastornos neurológicos
FIGURA DE REY

El Test de copia y Reproducción de una figura Compleja de Rey fue diseñada


inicialmente por André Rey con el objetivo de evaluar la organización
perceptual y la memoria visual en individuos con lesión
cerebral. Posteriormente se ha utilizado para valorar otro tipo de patologías y
actualmente es una herramienta muy usada en la evaluación del Trastorno por
Déficit de Atención e Hiperactividad.
La prueba consiste en copiar y después reproducir un dibujo geométrico
complejo y está dirigida a sujetos con sospecha de deficiencia de memoria. Se
trata de una prueba de aplicación individual y de tiempo variable, en niños a
partir de 4 años y adultos.
LA ESCALA DE MEMORIA DE WECHSLER

La Escala de memoria de Wechsler-IV (WMS-IV), de aplicación individual, es


un instrumento diseñado para evaluar los aspectos principales del
funcionamiento de la memoria en personas adultas entre 16 y 89 años; evalúa
la memoria declarativa episódica o capacidad de almacenar y recuperar de
forma consciente aspectos concretos de información referida a una situación o
contexto específico, y la memoria de trabajo. Resulta especialmente adecuado
en aquellas áreas aplicadas donde sea necesario realizar evaluaciones de
amplios aspectos de la memoria en personas adultas, especialmente aquellas
que presenten daño cerebral o trastornos neurológicos, psiquiátricos o del
desarrollo que puedan producir déficits de memoria. En este sentido, es un
instrumento de especial utilidad en evaluaciones clínicas, neuropsicológicas y
forenses WMS-IV es una versión profundamente revisada de la Escala de
memoria de Wechsler-III (WMS-III). Contiene una batería diseñada para la
evaluación de personas entre 16 y 69 años (Batería para adultos) y otra entre 65
y 89 años (Batería para mayores). Está formada por seis pruebas principales que
evalúan cinco dominios: memoria auditiva, memoria visual, memoria
inmediata, memoria demorada y memoria de trabajo visual (solo en la batería
para adultos). Incorpora como prueba adicional el test breve para la evaluación
del estado cognitivo (BCSE), un instrumento que también puede adquirirse
individualmente. WMS-IV es una prueba de cierta complejidad; El manual
ofrece información pormenorizada acerca de la administración y corrección de
las pruebas, así como información sobre las responsabilidades de los
evaluadores. La adaptación española es minuciosa. La calidad de los materiales
es excelente, y la edición y presentación bien cuidadas. El estudio de la
fiabilidad es exhaustivo y comprehensivo incluye información sobre el
coeficiente de consistencia interna, estabilidad temporal de las puntuaciones y
sobre el error típico de medida y los intervalos de confianza en torno a las
puntuaciones. La validación de las puntuaciones aporta numerosas fuentes de
evidencia; incluye referencias a los procesos de respuesta, evidencias sobre la
estructura interna y relaciones con otras variables. Los baremos se obtienen a
partir de una muestra representativa que se divide en 10 grupos de edad
siguiendo un procedimiento de normalización continua.
ESCALA DE LA EVALUACIÓN COGNITIVA DE MONTREAL
(MOCA).

Esta prueba evalúa la función ejecutiva y viso-espacial, la identificación, la


memoria, la atención, el lenguaje, la abstracción, el recuerdo y la orientación;
con un tiempo de aplicación de cinco a 10 minutos, en versiones traducidas a
más de 10 idiomas. La especificidad de la MoCA para excluir controles
normales fue buena: 87%. Se ha estimado la sensibilidad de la MoCA como
excelente (90%) para detectar deterioro cognitivo leve y es considerablemente
más sensible que el MMSE.12,13 El valor del punto de corte para determinar
un deterioro cognitivo es de >26 puntos.
EVALUACIÓN RÁPIDA DE FUNCIONES COGNITIVAS (ERFC)

(Gil,1999) Este instrumento de evaluación breve del estado mental consta de


apartados para orientación, aprendizaje, memoria inmediata, cálculo mental,
razonamiento y juicio, comprensión, denominación, repetición, comprensión de
una orden escrita, fluidez verbal, praxia ideo motora, praxia constructiva,
identificación de un dibujo y escritura. La puntuación máxima es de 50 y la
puntuación de umbral patológico de demencia se encuentra en 47.
BATERÍA DE PRUEBA DE INTEGRACIÓN FUNCIONAL
CEREBRAL BÁSICA ( INFUCEBA)

Ricardo Olea Guerra (1970) Neuropsiquiatría infantil, es uno de los fundadores


de la psicopedagogía en Chile.: La batería INFUCEBA, en Test de lenguaje, la
prueba de lectura y escritura y la prueba de comportamiento matemático.
Su influencia se extiende a través de su carrera docente, la investigación y el
trabajo profesional en hospitales. La batería INFUCEBA, que ya cuenta con
diez ediciones, ha sido ampliamente utilizada en diagnósticos psicopedagógicos
en el país.
Observación del Autor
El autor afirma que la prueba solo consta la presencia de déficit en las funciones
o su deficiente integración, causadas probablemente por lesiones o cierta
inmadurez, sin embargo, no puede informar sobre la etiología de este déficit,
para la cual es necesaria realizar diagnósticos médicos.
Tampoco puede informar sobre perturbaciones emocionales, pedagógicas o
socioculturales, los cuales pueden producir problemas de aprendizaje sin que se
presenten déficit de base biológica. “se intenta evaluar el grado de integración
de las funciones cerebrales básicas que especialmente capacitan al niño para el
aprendizaje de la lengua escrita y matemática”.
Objetivo: El objetivo es informar sobre déficit o la deficiente integración de
algunas funciones del sistema nervioso central básicas para el aprendizaje.
Administración
Se administra de forma individual.
Tiempo de duración
Tiempo estimado 45 minutos de duración.