Vous êtes sur la page 1sur 17

Expediente : Nº.

-
Secretario : Dr..-
Escrito : Nª.-01.
Cuaderno : Principal.
Sumilla : Acción de Amparo.

SEÑOR PRESIDENTE DE LA PRIMERA SALA CIVIL DE LA CORTE


SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA.
HUMBERTO MIGUEL DE LA TORRE CAQUI, identificado con D.N.I. Nº
30145351, Presidente de la Asociación de Padres de Familia de la Institución Educativa
PNP “TEODOSIO FRANCO GARCÍA” ICA, nombrado con Resolución Directoral Nº
189-2006-DIRBIE-PNP/IE-TFG/D; en los autos seguidos por doña Nory Cano Aguirre,
sobre pago de Beneficios Laborales, respetuosamente me presento y digo:

1.- APERSONAMIENTO.
1.1.- Con el objeto de ejercitar mis fundamentales derechos constitucionales, me
apersono a la instancia señalando domicilio real o habitual en la Urb. Las Mercedes Mz. B
Lt. 202 calle Chiclayo Nº 520 del distrito, provincia y departamento de Ica; y, domicilio
procesal en esta ciudad, calle Ayacucho Nº 368, segundo piso Oficina Nº 06, lo que su
despacho deberá tener presente para los efectos legales consiguientes.

2.- PETITORIO.
2.1.- Que, en ejercicio del Derecho de Petición consagrado por el inc. 20) del Art.
2º de nuestra Constitución Política, en concordancia con el inc. 2) del Art. 200º de la
misma “Prima Lex” y demás disposiciones legales pertinentes, y habiendo agotado la vía
administrativa, en tiempo modo y forma interpongo ACCIÓN DE AMPARO contra el Dr.
José Cárdenas Medina, JUEZ DEL PRIMER JUZGADO LABORAL DE ICA y
contra los doctores Paucar Félix, Arriola Espino y Solis Macedo, VOCALES DE LA
PRIMERA SALA CIVIL DE ICA, a quienes se les deberá notificar en la Corte Superior
de Justicia de Ica; contra la PERITO RECAUDADORA, doña Rita Petronila Gonzales
Campos, a quien se le deberá notificar en …………………… y contra la demandante
Nory Cano Aguirre a quien se le deberá notificar en esta ciudad, en la ………………, a
fin de que jurisdiccionalmente ordene reponer las cosas al estado anterior a la violación de
los siguientes derechos constitucionales:
2.1.1.- Derecho al Debido Proceso, proclamado por el inc. 2) del Art. 139º
de nuestra Constitución Política.
2.1.2.- Derecho a la Legalidad, elevado a rango constitucional por el Art.
38º de la “Lex Legi” antes referida.
2.2.- En consecuencia, debe declararse jurisdiccionalmente sin efecto y/o
inaplicable la resolución Nº 61 expedida por el Primer Juzgado Laboral de Ica, que ordena
el embargo en forma de intervención en recaudación hasta por la suma de S/. 8,200.00
(ocho mil doscientos y 00/100 nuevos soles), contra la Institución Educativa PNP
“TEODOSIO FRANCO GARCÍA” ICA; y, por ende, dejar sin efecto y/o la inaplicación
de la resolución Nº 02 de fecha 25 de julio de 2008, expedida por la Primera Sala Civil de
la Corte Superior de Justicia de Ica, que resuelve confirmar la resolución Nº 61 de primera
instancia, además dejar sin efecto el oficio cursado a la Perito Recaudadora, Rita Petronila
Gonzáles Campos para la realización del embargo en forma de intervención en recaudación
hasta por la suma antes ordenada por el Juez de primera instancia, a fin de que se sirva
reponer las cosas al estado anterior a la violación de los derechos constitucionales antes
invocados.
2.3.- Finalmente, las costas y costos del proceso en caso de oposición.

3.- FUNDAMENTOS FACTICOS DE LA ACCIÓN DE AMPARO.


3.1.- Que, el Estado se encuentra organizado de una manera determinada
mediante una Constitución Política otorgada por el Poder Constituyente, plasmada en un
texto solemne que tiene dos partes muy diferenciadas; una dogmática, en la cual se
consagran derechos fundamentales; y, una orgánica en la cual se estructura al Estado. En
consecuencia, no es concebible que en el Tercer Milenio la existencia de un Estado sin
Constitución, incluso aún cuando esta no se encuentre escrita o codificada, como es el caso
de Inglaterra.
3.2.- Sustentada esta premisa, el ordenamiento jurídico de todo Estado, y,
particularmente el Estado Peruano, esta estructurado mediante categorías de normas que la
doctrina ha denominado la pirámide Kelseniana en la cual la Constitución Política se
encuentra en su cúspide, como la norma veatoria que sirve de fundamento a las demás;
razón por la cual, en caso de incompatibilidad entre una norma constitucional y una norma
legal o de menor jerarquía se debe preferir la primera, según lo disponen los Arts. 51 y 138
de nuestra Carta Magna.
3.3.- Atendiendo estas consideraciones, la parte dogmática de la Constitución
Política vigente, entre otros derechos fundamentales, consagra en su inc. 2) del Art. 139º el
Derecho al Debido Proceso, el cual a su vez implica el Derecho de Defensa consagrado en
el inc. 14) del Art. 139º de nuestra “Lex Legi” concordante con el inc. 2) del Art. 2º de la
misma norma Constitucional.
3.4.- En este contexto, dentro de nuestra estructura jurídica esta elevado a rango
constitucional el Derecho a la Legalidad por el Art. 38º; y, por imperio de este todos nos
encontramos obligados a cumplir con los mandamientos constitucionales y las
disposiciones del ordenamiento jurídico de la Nación; consecuentemente, dentro de los
ámbitos de aplicación de la Ley Nº 28628, Ley que regula la participación de las
Asociaciones de Padres de Familia de las Instituciones Educativas Publicas, Reglamentado
por el Decreto Supremo Nº 004-2006-ED, en cual en el Capitulo V del Régimen
Económico Art. 16º del Destino de los Recursos “En ningún caso los recursos de la
APAFA se utilizaran en gastos corrientes”; sin embargo la resolución de sentencia Nº 61
contraviene la aplicación de dicha, y por ende se vulnera el derecho constitucional de
legalidad por haberse expedido la sentencia de primera instancia inobservando lo previsto
por la ley Nº 28628; sentencia que en vez de ser revocada en segunda instancia ha sido
confirmada mediante resolución Nº 2 por la primera sala civil, causando de esta manera un
grave perjuicio a la Institución Educativa PNP “TEODOSIO FRANCO GARCÍA” ICA,
que en mi calidad de Presidente de la APAFA represento.
3.5.- Ahora bien, el mismo Decreto Supremo Nº 004-2006-ED, que reglamenta la
Ley Nº 28628, señala en su Articulo 79º “Los recursos de la Asociación no podrán
utilizarse para financiar el pago de remuneraciones del personal docente requerido
para las horas obligatorias del plan de estudios oficiales así como para las
remuneraciones del personal administrativo y servicio de la institución educativa”;
con lo que una vez queda plenamente demostrado que, a pesar de existir una norma que
establezca la prohibición de utilizar los recursos de las APAFA en pagos de remuneraciones
tal y como lo señala el citado articulo trascrito líneas arriba, se pretende cobrar a mi
representada un deuda que es inexistente por cuanto mi representada no tiene bajo ninguna
circunstancia obligaciones laborales; siendo lo mas grave que en las sentencias de primera
y de segunda instancia, se haya vulnerado el principio constitucional de legalidad,
inobservando una vez la aplicación del reglamento del Decreto Supremo Nº 004-2006.ED;
entonces como es posible que los magistrados aplicadores de las normas, desconozcan
gravemente las leyes expedidas por mandato constitucional, acarreando en este sentido un
grave perjuicio económico a mi representada al ordenar el pago de una deuda inexistente
por mandado constitucional.
3.6.- Pues bien, en el presente se ha aplicado inexactamente los Arts. 97º, 610º,
661º, 662º, 663º, y ss del Código Procesal Civil, y puntualmente el debido proceso elevado
a rango constitucional por el inc. 3) del Art. 139º de nuestra Prima Lex, pues es de verse
que a claras luces del mismo expediente que a mi representada no se le notificado las
resoluciones pertinentes, y por ende se le ha suprimido el derecho que todos tienen a
ejercer una defensa en procesos de esta naturaleza.

; puntualmente se ha vulnerado el principio deen concordancia con el Art. 31 del Texto


Unico Ordenado del D. Leg. Nª 728 Ley de Productividad y Competitividad Laboral,
cuando en el presente caso jamás el Gerente General ni mucho menos el Directorio me
concedió el derecho de realizar mi sagrado derecho de defensa elevado a rango
constitucional por el Inc. 14 del Art. 139 de nuestra Carta Magna, en consecuencia, se
vulnero el debido proceso al que tiene derecho todo justiciable y extensivamenete el
derecho a la protección contra el despido arbitrario; y, textualmente me permito transcribir
el articulado de la norma mencionada :
TEXTO UNICO ORDENADO DEL D.
Leg. Nª 728, LEY DE PRODUCTIVIDAD
Y COMPETIVIDAD LABORAL.
Art.. 31.- El empleador no podrá despedir
por causa relacionada con la conducta o con
la capacidad del trabajador sin antes
otorgarle por escrito un plazo razonable no
menor de seis días naturales para que pueda
defenderse por escrito de los cargos que se
le formulan, ...”

Lo más grave, señor juez, es el hecho ignominioso que nisiquiera existen cargos
contra el recurrente, pero para despedirme en forma arbitraria, no les importó vulnerar
flagrantemente mis derechos constitucionales elevados a rango constitucional, en calidad
de derechos fundamentales, como es el caso del Derecho al Debido Proceso que contiene
el Derecho de Defensa.
3.6.3.- A la Legalidad establecido por el Art. 38 de nuestra Carta magna, que
significa que el respeto a la legalidad es un deber de las autoridades y un derecho de los
justiciables, y la trasgresión de ella, trae consigo la vulneración de derechos
fundamentales, por lo que, genera la procedencia de la acción de amparo.
3.6.4.- En el presente caso, esta probado de que se ha violentado derechos referidos
en el Texto Unico Ordenado del D. Leg. Nª 728, Ley de Productividad y Competitividad
Laboral, así como, la Nueva Ley de Procedimiento Administrativo General Nª 27444,
cuando el Gerente General de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de
Pisco S.A., sin tener atribuciones, facultades y/o competencia emitió la inconstitucional
Resolución de Gerencia General Nª 004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del
2003 mediante la cual vulnera mis derechos constitucionales antes referidos, cuando en
aplicación del Derecho a la Legalidad consagrado en calidad de principio, esta estipulado
por el Art. IV numeral 1.1., en concordancia con el Art. 11 numeral 11.2, sólo la autoridad
superior declarará Nula una Resolución Administrativa, y no como en el presente caso, que
usurpando funciones se dicto la arbitraria resolución.
3.7.- En calidad de fundamentos de hechos de la presente demanda hago constar y
lo acredito documentalmente, que me desempeñé como trabajador de la empresa desde el
1 de Setiembre de 1999, sobrepasando en exceso el periodo de prueba estipulado por el
Art. 10 del Texto Unico Ordenado del D Leg. Nª 728 de la Ley de Productividad y
Competencia Laboral, que textualmente me permito transcribir.
TEXTO UNICO ORDENADO DEL D.
Leg. Nª 728, LEY DE PRODUCTIVIDAD
Y COMPETIVIDAD LABORAL.

Art. 10 El periodo de prueba es de tres


meses, a cuyo término el trabajador alcanza
derecho a la protección contra el despido
arbitrario.
3.8.- Consecuentemente, el recurrente ingresó a laborar efectivamente al inicio
mediante contrato bajo modalidad, pero ocurre, que éste se desnaturalizo, por lo que la
relación laboral tiene la calidad, de duración indeterminada, en razón a que por imperio de
la mencionada ley Art.10 concordante con el Art.77 de la misma norma, el recurrente ya
tenía la calidad de permanente, más aún, cuando esta condición ha sido reconocido por la
propia empresa mediante Resolución de Gerencia General Nª 035-2002-EMAPISCO
S.A./G.G., laborando hasta 08 de Febrero del 2003, fecha en que fuera notificado con la
inconstitucional Resolución de Gerencia General Nª 004-2003-EMAPISCO. S.A., en
consecuencia señor juez, me permito transcribir el numeral de la norma citada:

TEXTO UNICO ORDENADO DEL D.


Leg. Nª 728, LEY DE PRODUCTIVIDAD
Y COMPETIVIDAD LABORAL.
Art. 77 Los contratos de trabajo sujetos a
modalidad se considerarán como de
duración indeterminada :
a) .- Si el trabajador continua laborando
después de la fecha del vencimiento del plazo
estipulado, ...
3.9.- Pues bien señor juez, en ejercicio del derecho proveniente de las relaciones
jurídicas que genera el trabajo, en su acepción del derecho, proclamado por el Art. 22 y 27
de nuestra Carta Magna, concordante con el Inc.C del Art.I del Titulo Preliminar del
T.U.O. del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral,
así mismo mediante petición escrita de fecha 12 de Febrero del 2003., es decir, dentro del
plazo estipulado interpuse recurso de apelación contra la irrita Resolución de Gerencia
General Nª 004-2003-EMAPISCO S.A., mediante la cual en forma ilegal la Gerencia
General declara nula la Resolución de Gerencia General Nª 035-2002-EMAPISCO
S.A./G.G; ahora bien, el superior jerárquico lejos de acoger la apelación y
consecuentemente declarar nulo y sín efecto legal alguno la ignominiosa Resolución de
Gerencia General Nº 004-2003-EMAPISCO S.A., resolvió declarar infundada la indicada
apelación y confirmarla; pués bien, en consecuencia con la notificación de la Resolución
de Directorio Nª 006-2003-EMAPISCO S.A., ya agotó la vía previa.
3.10.- En consecuencia, como quiera que se ha violado sagrados derechos
constitucionales como el derecho al debido proceso y su consecuente derecho a la defensa,
y el principio de legalidad, es que, en tiempo y forma me veo en la necesidad de interponer
la presente acción de amparo a fin de que jurisdiccionalmente se ordene reponer las cosas
al estado anterior a la violación de los derechos constitucionales invocados; y, en
consecuencia, disponer dejar sin efecto la resolución Nº 61 de fecha 03 de octubre de 2007,
expedida por el Primer Juzgado Laboral de Ica, y por ende dejar sin efecto y/o declara la
inaplicabilidad de la resolución Nº 2 de fecha 25 de julio de 2008, expedida por la Primera
Sala Civil de Ica; consecuentemente se ordene la no intervención de la Perito Recaudadora
para la ejecución del embargo por la suma de S/. 8.200.00 (OCHO MIL DOSCIENTOS Y
00/100 NUEVOS SOLES).
4.- FUNDAMENTOS JURÍDICOS DE LA ACCIÓN DE AMPARO.
4.1.- RESPECTO DE LA VIOLACIÓN DEL DERECHO AL TRABAJO.
4.1.1.- Derecho al Trabajo, proclamado por el Art. 22 de nuestra Constitución
Política y en su acepción de la protección contra el despido arbitrario del derecho al
trabajo, elevado a rango constitucional por el Art. 27 de la Carta Magna y en concordancia
con el Inc. 15 del Art. 2 de la misma Lex Legi, en su acepción a obtener todos los
derechos provenientes de sus relaciones jurídicas debido al vínculo laboral, los
mismos que consagran a su vez dos situaciones jurídicas:
1.- Derecho a Trabajar.
2.- Derecho al ejercicio de los atributos de la relación laboral.
4.1.2.- Así dentro de esta última situación se encuentra el derecho a obtener todos
los derechos que den lugar las relaciones jurídicas provenientes de mi calidad de trabajador
permanente, como acepción del derecho al trabajo.
4.1.3.- Ahora bien, el trasgredir el derecho al ejercicio de los atributos que generan
las relaciones jurídicas provenientes de mi calidad de trabajador permanente, también se
viola el derecho al trabajo.
4.1.4.- En consecuencia, por las consideraciones antes referidas, también debe
declararse fundada la presente acción de amparo por violación del derecho constitucional
antes mencionado.
4.1.5.- “In Limine”, debemos de manifestar que conforme declara el autor
MARCENARO FRERS, Ricardo, Presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad
Social del C.C.D., en su libro el Trabajo en la Nueva Constitución, al analizar el Art. 22 de
la Constitución de 1993, señaló que cuando hablamos del trabajo como un derecho debe de
diferenciarse entre dos niveles, “fases” o “estadios” de este; el derecho al trabajo como el
derecho a obtener un trabajo, de acceder a una ocupación remunerada; y, de otro lado, el
derecho a conservar el puesto de trabajo que se encuentra desarrollando un trabajador.
Agrega que tratándose de la conservación del trabajo, es decir, a no ser afectado por el
empleador salvo que medie causa justa, basado en su capacidad o conducta o necesidad de
funcionamiento de la empresa. En particular cita la enciclopedia OMEBA, tomo VII
Ds.Ds. Dridkill, S.A., 1991, p.273 y 275.
4.1.6.- Ahora bien, como es sabido el Art. 22 de nuestra Constitución Política
vigente, enuncia que “el trabajo es un deber y un derecho”. En base del bienestar social y
un medio de realización de la persona, sin embargo, según la cuarta disposición final
transitoria de la misma constitución, la interpretación de este derecho fundamental llamado
“derecho al trabajo” debe hacerse de conformidad con los tratados y acuerdos
internacionales ratificados por el Perú en esta materia, por lo que remitiéndonos
necesariamente al Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos
Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, también conocidos
como “Protocolo de San Salvador”, en su Art.7, precisa que el derecho al trabajo, luego de
haber sido enunciado en el punto anterior, “supone que toda persona goce del mismo en
condiciones justas, equitativas y satisfactorias, para lo cual dichos estados garantizaran en
sus legislaciones, de manera particular” y en el Inc.d del citado artículado establece que
“La estabilidad de los trabajadores en sus empleos, de acuerdo con las características de las
industrias y profesiones y con las causas de justa separación. En caso de despidos
injustificados, el trabajador téndra derecho a la indemnización o a la readmisión en el
empleo o cualquier otra prestación prevista por la legislación nacional, por lo que el
derecho al trabajo, se interpreta el de acceder a un puesto de trabajo, por una parte y por
otra, el derecho al no ser despedido si no sólo por causa justa y comprobada.
4.1.7.- En el presente caso, está probado que la Resolución de Gerencia General Nª
004-2003-EMAPISCO.S.A., transgredió el Derecho al Trabajo, en su acepción a obtener
todos los derechos provenientes de sus relaciones jurídicas debido al vínculo laboral, así
como otro derechos fundamentales como el de el debido proceso y de legalidad.
4.2.- RESPECTO DE LA VIOLACIÓN DEL DERECHOS AL DEBIDO
PROCESO ADMINISTRATIVO.
4.2.1.- Fundamentación Jurídica.
4.2.1.1.- “In Limine", debemos manifestar que, conforme lo afirma el
constitucionalista Luis Saenz Dávalos, en la Revista Peruana de Derecho Constitucional 1,
edición oficial del Tribunal Constitucional, específicamente en su trabajo “La Tutela del
Derecho al Debido Proceso en la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional”, el Debido
Proceso opera fundamentalmente en tres ámbitos, los cuales son el Jurisdiccional, el
Administrativo y el Corporativo-Particular, permitiendo de este modo la existencia de un
Debido Proceso Jurisdiccional, un Debido Proceso Administrativo, y un Debido Proceso
Corporativo-Particular.
4.2.1.2.- En tal virtud, el Debido Proceso, en general, no es otra cosa que “el
derecho que tiene toda persona o justiciable, de invocar al interior de una institución del
Estado el respeto de aquel conjunto de principios fundamentalmente procesales
( excepcionalmente sustantivos) y por lo demás relevantes, para que un proceso, pueda
ventilarse, resolver y ejecutarse con auténtica justicia.
4.2.1.3.- En este contexto, aplicando el concepto del debido proceso al Debido
Proceso Administrativo, podemos decir que todo proceso seguido ante una Empresa
Municipal, la cual se regula por la Ley de Procedimientos Administrativo General, Ley No.
27444, tal como lo establece el Inc.8 del Art.I del Titulo Preliminar de la referida ley,
donde se ventila la defensa y reconocimiento de derechos y situaciones jurídicas del
administrado, la empresa Municipal se encuentra obligatoriamente condicionada a respetar
todos los derechos y principios, que pertenecen al ámbito del Debido Proceso
Jurisdiccional, dentro de los cuales, no solamente encontramos los referidos en el Art.139
de la Carta Política, como por ejemplo el derecho a la motivación escrita de las
resoluciones (In.4), a la instancia plural (In.6), derecho de defensa (Art.14) etc., si no
también lo consagrados en otros artículos como el Derecho a la Legalidad (Art.38), así
como también las estipuladas en determinadas declaraciones o pactos internacionales del
cual el Perú es suscriptor, como ocurre con la Convención Americana de Derechos
Humanos, que según el Art.55 de nuestra Constitución Política forman parte del Derecho
Nacional.
4.2.1.4.- En tal virtud, el fundamento principal por el que se habla de un debido
proceso administrativo, radica en el hecho elemental de que la administración, al igual que
el órgano jurisdiccional, se encuentran indiscutiblemente vinculada o sometida a las
Normas Fundamentales del Derecho Nacional.
4.2.1.5.- Consecuentemente, sólo puede considerarse un proceso administrativo
como regular, cuando éste ha respetado todos los principios referidos en el numeral
4.1.1.3; caso contrario, estaríamos frente a un procedimiento no debido y, por ende
irregular.
4.2.1.6.- Por lo tanto, conforme se ha estipulado anteriormente, de la propia
literalidad de la RESOLUCIÓN DE GERENCIA GENERAL Nro.004-2003-EMAPISCO
S.A., aparece probada la transgresión al debido proceso administrativo, conforme se ha
acreditado con los fundamentos facticos y jurídicos estipulados anteriormente, por cuya
razón debe declararse fundada la acción de amparo. Toda vez que, ha transgredido mis
sagrado derecho de defensa estipulado por el Art. 31 del Texto Unico Ordenado del D.
Leg. Nº 728 Ley de Productividad y Competitividad Laboral, concordante con el Inc.
14 del Art. 139 de nuestra Carta Magna, cuando nisiquiera me otorgaron los seis días
naturales a efecto de realizar mi sagrado derecho de defensa, en detrimento del Debido
Proceso Corporativo Particular.
4.3.- RESPECTO A LA VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA LEGALIDAD O
JURIDICIDAD.
4.3.1.- En el Perú, por su naturaleza de Estado de Derecho, todos los nos
encontramos obligados a cumplir con los mandamientos constitucionales y
las disposiciones del ordenamiento jurídico de la nación, por imperio del
Art. 38 de nuestra Constitución Política.
4.3.2.- Esto significa que el respeto a la legalidad en un estado de derecho
configura un deber por parte de las autoridades y es un derecho de las
personas, por cuya razón, la trasgresión de ella, trae consigo la vulneración
de los derechos humanos fundamentales, y por lo tanto, genera la
procedencia de una acción de amparo.
4.3.3.- En el presente caso, está probado que la Resolución Nº 61
expedida por el Primer Juzgado Laboral de Ica y la Resolución Nº 2
expedida por la Primera Sala Civil, ambas resoluciones fueron emitidas
transgrediendo el Derecho a la Legalidad consagrado por el Art. 38 de
nuestra Carta Magna, al no haber sido emitida sin respetar lo dispuesto
por el Art. 16º de la Ley Nº 28628 y el Art. 79º del Decreto Supremo Nº
004-2006-ED que reglamenta la Ley Nº 28628.
4.3.4.- Consecuentemente, al haberse transgredido el derecho a la legalidad
la presente acción de amparo debe declararse fundada en todas sus partes.
4.5.- NORMAS PROCESALES DE LA ACCIÓN DE AMPARO.
4.5.1.- Fin de las acciones de garantía (Art. 1 de la Ley 23506); Procedencia
(Art. 2 de la Ley 23506); Obligación jurisdiccional de suplir deficiencias
procesales (Art. 7 de la Ley 23506); Procedencia de la Acción de Amparo en
defensa de los derechos constitucionales (Art. 24 de la Ley 23506);
Personería (Art. 26); Agotamiento de la vía previa (Art. 27 de la Ley
23506); Competencia (Art. 29 de la L. H. C., y A.); Trámite (Art. 30 y ss. De
la L.H.C., y A.).

5.- MONTO DEL PETITORIO.


5.1.- Tratándose de una acción de amparo, no existe monto del petitorio.
6.- VÍA PROCEDIMENTAL.
6.1.- Considerando que se trata de una acción de amparo, el trámite es en la vía
constitucional, regulado por el Art. 24º y ss de la L. De H.C., y A Nº 23506.
7.- MEDIOS PROBATORIOS.
7.1.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Setiembre de 1999, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la fecha que el recurrente ingreso a
laborar a la mencionada empresa.
7.2.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Diciembre del 2000, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable
y Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.3.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Abril del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.4.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Mayo del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.5.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Agosto del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.6.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Enero del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.7.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Abril del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.8.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Octubre del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A.
7.9.- El mérito de la copia certificada de la Resolución de Gerencia General No.
035-2002-EMAPISCO S.A./GG. de fecha 27 de Diciembre del 2002, emitida por la
Gerencia General de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Pisco
S.A., mediante la cual en forma voluntaria dispone que a partir del 02 de Enero del 2003,
se le considere al recurrente como trabajador permanente de la empresa, ingresando a
planillas de haberes en el cargo de Jefe de Mantenimiento, Código 32-13 nivel T2,
reportando según como establece el CAP a la Gerencia General.
7.10.- El mérito de la copia certificada de la Resolución de Gerencia General
Nro.004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003, emitida por la Gerencia
General de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Pisco S.A.,
mediante la cual en forma arbitraria e ilegal la propia Gerencia General DECLARA nula y
sin efecto alguno la Resolución de Gerencia General No. 035-2002-EMAPISCO S.A./GG.
de fecha 27 de Diciembre del 2002.
7.11.- El mérito de la copia certificada de la Carta Nro.011-2003-EMAPISCO S.A./
RECURSOS HUMANOS de fecha 07 de Febrero del 2003, expedida por el Jefe de
Recursos Humanos, la misma que fuera remitida con fecha 08 de Febrero, y por la cual se
indica que la relación contractual que mantenía con la Empresa Municipal de Agua Potable
y Alcantarillado de Pisco S.A , culminaba el 08 de Febrero del presente año.
7.12.- El mérito de la copia certificada del Recurso Administrativo de Apelación de
fecha 12 de Febrero del 2003, interpuesta por el recurrente contra la Resolución de
Gerencia General No. 004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003.
7.13.- El mérito de la copia certificada Resolución del Directorio Nro.006-2003-
EMAPISCO S.A., de fecha 13 de Marzo del 2003, expedida por el Presidente de Directorio
CP. Roger David Magallanes Reyes, mediante el cual se declara infundada la epelación de
fecha 12 de Febrero del 2003., deducida por el recurrente contra la Resolución de Gerencia
General Nro.004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003.
8.- ANEXOS.
8.1.- Documento de Identidad.
ANEXO Nª 01-A.- Copia de mi documento de identidad.
8.2.- Documentos Ofrecidos.
ANEXO Nª 01-B.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha
01 de Setiembre de 1999, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la fecha que el recurrente ingreso a
laborar a la mencionada empresa.
ANEXO Nº 01-C.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha
01 de Diciembre del 2000, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
ANEXO Nº 01-D.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha
02 de Abril del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
ANEXO Nº 01-E.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha
02 de Mayo del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
ANEXO Nº 01-F.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha
02 de Agosto del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
ANEXO Nº 01-G.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de
fecha 02 de Enero del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
ANEXO Nº 01-H.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de
fecha 01 de Abril del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
ANEXO Nº 01-I.- Copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha
01 de Octubre del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agua Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A.
ANEXO Nº 01-J.- Copia certificada de la Resolución de Gerencia General No. 035-2002-
EMAPISCO S.A./GG. de fecha 27 de Diciembre del 2002, emitida por la Gerencia
General de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Pisco S.A.,
mediante la cual en forma voluntaria dispone que a partir del 02 de Enero del 2003, se le
considere al recurrente como trabajador permanente de la empresa, ingresando a planillas
de haberes en el cargo de Jefe de Mantenimiento, Código 32-13 nivel T2, reportando según
como establece el CAP a la Gerencia General.
ANEXO Nº 01-K.- Copia certificada de la Resolución de Gerencia General Nro.004-2003-
EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003, emitida por la Gerencia General de la
Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Pisco S.A., mediante la cual en
forma arbitraria e ilegal la propia Gerencia General DECLARA nula y sin efecto alguno la
Resolución de Gerencia General No. 035-2002-EMAPISCO S.A./GG. de fecha 27 de
Diciembre del 2002.
ANEXO Nº 01-L.- Copia certificada de la Carta Nro.011-2003-EMAPISCO S.A./
RECURSOS HUMANOS de fecha 07 de Febrero del 2003, expedida por el Jefe de
Recursos Humanos, la misma que fuera remitida con fecha 08 de Febrero, y por la cual se
indica que la relación contractual que mantenía con la Empresa Municipal de Agua Potable
y Alcantarillado de Pisco S.A , culminaba el 08 de Febrero del presente año.
ANEXO Nº 01-LL.- Copia certificada del Recurso Administrativo de Apelación de fecha
12 de Febrero del 2003, interpuesta por el recurrente contra la Resolución de Gerencia
General No. 004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003.
ANEXO Nº 01-M.- Copia certificada de la Resolución del Directorio Nro.006-2003-
EMAPISCO S.A., de fecha 13 de Marzo del 2003, expedida por el Presidente de Directorio
CP. Roger David Magallanes Reyes, mediante el cual se declara infundada la epelación de
fecha 12 de Febrero del 2003., deducida por el recurrente contra la Resolución de Gerencia
General Nro.004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003.
9.- CONCLUSIONES.
9.1.- El recurrente ha cumplido con todos los requisitos de forma de la demanda de
acción de amparo, por lo que es de ley amparar su admisibilidad.
9.2.- Así mismo, he cumplido con todos los requisitos de fondo de la demanda, en
cuya virtud debe declararse su procedibilidad..
POR LO EXPUESTO :
A Ud. Señor Juez, ruego se sirva tener por interpuesta la presente acción de amparo,
tramitarla conforme a ley, y en su debida oportunidad declararla fundada en todas sus
partes, con costas y costos.
OTROSI.- Que, en ejercicio de la potestad concedida por el Art. 80 del Código Procesal
Civil, otorgo al Abogado que autorizan este primer escrito, las facultades generales de
representación a que se refiere el Art. 74 del mismo cuerpo legal, a cuyos efectos tal
representante judicial consignan el mismo domicilio procesal del representado, estipulado
en el acto de apersonamiento declarando ambos estar instruidos de la representación
conferida y de sus alcances lo que su Despacho se servirá tener presente.
Pisco, 19 de Mayo del 2003.
El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado de fecha 01
de Setirmbre de 1999, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la fecha que el recurrente ingreso a
laborar a la mencionada empresa.
7.2.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Diciembre del 2000, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable
y Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.3.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Abril del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.4.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Mayo del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.5.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Agosto del 2001, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.6.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 02 de Enero del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.7.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Abril del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito la relación laboral que mantenía con la
referida empresa.
7.8.- El mérito de la copia certificada del contrato de trabajo de plazo determinado
de fecha 01 de Octubre del 2002, celebrado con la Empresa Municipal de Agúa Potable y
Alcantarillado de Pisco S.A., con lo que acredito ............
7.9.- El mérito de la copia certificada de la Resolución de Gerencia General No.
035-2002-EMAPISCO S.A./GG. de fecha 27 de Diciembre del 2002, emitida por la
Gerencia General de la Empresa Municipal de Agúa Potable y Alcantarillado de Pisco
S.A., mediante la cual en forma voluntaria dispone que a partir del 02 de Enero del 2003,
se le considere al recurrente como trabajador permanente de la empresa, ingresando a
planillas de haberes en el cargo de Jefe de Mantenimiento, Código 32-13 nivel T2,
reportando según como establece el CAP a la Gerencia General.
7.10.- El mérito de la copia certificada de la Resolución de Gerencia General
Nro.004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003, emitida por la Gerencia
General de la Empresa Municipal de Agúa Potable y Alcantarillado de Pisco S.A.,
mediante la cual en forma arbitraria e ilegal la propia Gerencia General DECLARA nula y
sin efecto alguno la Resolución de Gerencia General No. 035-2002-EMAPISCO S.A./GG.
de fecha 27 de Diciembre del 2002.
7.11.- El mérito de la copia certificada de la Carta Nro.011-2003-EMAPISCO S.A./
RECURSOS HUMANOS de fecha 07 de Febrero del 2003, expedida por el Jefe de
Recursos Humanos, la misma que fuera remitida con fecha 08 de Febrero, y por la cual se
indica que la relación contractual que mantenía con la Empresa Municipal de Agúa Potable
y Alcantarillado de Pisco S.A , culminaba el 08 de Febrero del presente año.
7.12.- El mérito de la copia certificada del Recurso Administrativo de Apelación de
fecha 12 de Febrero del 2003, interpuesta por el recurrente contra la Resolución de
Gerencia General No. 004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003.
7.13.- El mérito de la Resolución del Directorio Nro.006-2003-EMAPISCO S.A.,
de fecha 13 de Marzo del 2003, expedida por el Presidente de Directorio CP. Roger David
Magallanes Reyes, mediante el cual se declara infundada la epelación de fecha 12 de
Febrero del 2003., deducida por el recurrente contra la Resolución de Gerencia General
Nro.004-2003-EMAPISCO S.A., de fecha 21 de Enero del 2003.