Vous êtes sur la page 1sur 92

ANÁLISIS MULTISECTORIAL PARA IDENTIFICAR BRECHAS

TECNOLÓGICAS Y RETOS PARA EL DESARROLLO DEL


SECTOR MUSÁCEAS EN NICARAGUA.

INFORME FINAL

Equipo Consultor

MSc. Francisco Blanco Beteta


MSc. Mauricio Carcache Vega

Mayo, 2007

1
INDICE DE CONTENIDO

No. Descripción del contenido Pág


1
I Resumen Ejecutivo
2
II Introducción
3
III Objetivo del Proceso
4
IV Estrategias de Intervención y Metodología del Proceso
4
4.1 Estrategia de Intervención
4.2 Metodología del Proceso 5
5
V Primera Etapa
5.1 Factores Claves del Proceso 5
5.2 Objetivos 6
5.3 Resultado de la Primera Etapa 7
5.3.1 Riego 7
5.3.2. Tecnología para Obtención de Material de siembra 9
5.3.3. Uso de Hongos endofiticos para protección de Vitro Plantas y Micro Cormos 10
contra el ataque de Nematodos
5.3.4 Estado Tecnológico de la Transformación de productos y sub productos de 11
Musáceas en la zona de occidente
5.3.5 Resultado de la Evaluación de Materiales de Musa en Nicaragua 12
5.4 Segunda Etapa 17
5.4.1 Metodología 17
5.4.1.1 Identificación de brechas tecnológicas en el sector Musáceas para cada sistema 17
de Producción por zona
VI Insumos básicos para identificación de tecnología, servicios y cuello de botella 19
6.1 Exigencias edafoclimatica del cultivo del plátano 19
6.1.1 Suelo 19
6.1.2 Temperatura y pluviosidad 20
6.1.3 Ubicación 20
6.1.4 Fertilización 21
6.1.5 Irrigación 21
6.2 Caracterización de los tipos o perfiles productos de la zona, según 21
caracterización de los técnicos y agricultores
6.2.1 Sistema de manejo tecnificado “Tipo COHEEN” 21
6.2.2 Sistema de manejo semi tecnificado 22
6.2.3 Sistema de manejo tradicional 23
6.3 Caracterización agro ecológica de las zonas productivas 24
6.3.1 Zona productiva Matagalpa – Jinotega 24
6.3.2 Zona de la Costa Caribe 25
6.3.3 Zona productiva Nueve Segovia (Quilalì) 27
6.3.4 Zona productiva pacifico sur – Occidente 28
6.4 Estado actual de la producción primaria y agro Austria de Musáceas en 31
Nicaragua
6.5 Importancia económica y social de las Musáceas en Nicaragua 34

2
6.6 Datos generales sobre la comercialización del producto 35
6.6.1 Los principales Mercados 36
6.6.2 Estructuras de la cadena productiva y de comercialización de plátano en 37
Nicaragua
VII Resultado del trabajo de grupo 42
7.1 Grupo zona cafetalera zona norte (Matagalpa – Jinotega) 42
7.2 Grupo zona cafetalera zona norte (Quilali – Estela) 43
7.3 Grupo zona occidente y pacifico sur de Nicaragua (Chinandega, Rivas, Carazo, 44
Masaya)
7.4 Grupo zona atlántica de Nicaragua (RAAN – RAAS) 45
Identificación de la problemática tecnológica por zona, en base a la 46
VIII caracterización de los sistemas productivos
8.1 ¿Cuál es la realidad del cultivo en cuanto al nivel tecnológico utilizado? 46
8.2 ¿Cuáles son los principales problemas de acuerdo a la tecnología utilizado y la 49
exigencia del cultivo?
8.2.1 Densidad de siembra 49
8.2.2 Niveles de fertilización 50
8.2.3 Uso de riego 53
8.2.4 Principales problemas fitosanitario en la producción platanera 54
8.2.5 Otras problemáticas del rubro 56
8.2.6 Algunas opciones disponibles para el manejo de problemas del rubro 56
8.2.7 Disponibilidad de opciones potenciales de bajo impacto ambiental con alto nivel 57
de eficiencia para el manejo fitosanitario del rubro
8.3 Problemas con el uso y manejo de semilla 58
8.4 Problemas para exportación del plátano 58
IX Resumen sobre los principales problemas tecnológicos o cuellos de botella en la 60
producción y comercio del plátano
9.1 Brechas tecnológicas y servicio faltantes para el fortalecimiento de la cadena 60
agro productiva del plátano ( por zona objetivo)
9.1.1 Zona húmeda RAAN RAAS 60
9.1.2 Zona de occidente (Chinandega ) y Pacifico sur ( Rivas, Masaya, Carazo) 60
9.1.3 Zona de Matagalpa – Jinotega 61
9.1.4 Zona de Estela – Quilali 61
9.2 Proyección de la producción de Musáceas en 5 y 10 años y priorizacion de 61
tecnología
9.2.1 Zona de las regiones autónoma RAAN - RAAS 61
9.2.1.1 Priorizaciòn tecnológica 61
9.2.2 Grupo zona cafetalero zona norte (Matagalpa – Jinotega ) 62
9.2.2.1 Factores positivos que dinamizan el cambio 63
9.2.3 Grupo zona de occidente y pacifico sur de Nicaragua 64
9.2.3.1 Factores positivos que dinamizan el cambio 64
9.2.3.2 Tecnología o servicio tecnológico asociado a este cambio 64
9.2.3.3 Exigencia o demanda tecnológica del rubro por zona 65
9.2.4 Zona de Quilali – Esteli 67
X Propuesta para el desarrollo tecnológico de las Musáceas en Nicaragua 68
XI Actores claves identificados para saltar estas barreras productivas, financieras, 73
comerciales y de investigación- capacitación
XII Glosario 75
76
XIII Bibliografía
XIV Apéndice de Anexo 78

3
Anexo 1 Debate sobre las instituciones de investigación UNA, INTA, UNAN ¿Qué 79
podemos ofrecer para el rubro plátano?
Anexo 2 Génesis y clasificación según ineter 2005; Morales, J, 2003; Marín Castillo, 1988 82
Anexo 3 Tecnología y servicio priorizado en la zona del pacifico sur 86
Anexo 4 Modelo conceptual del conglomerado 87

INDICE DE TABLAS

No. Descripción del contenido Pág.


1 Temática Abordada en la Fase de Presentaciones abiertas y foro de discusión 6
2 Tecnologías disponibles para obtención de material de siembra 9
3 Utilización de hongos endofiticos provenientes de plantaciones de banano 10
orgánico para el control biológico de Rodopholus similis
4 Caracterización de las empresas transformadoras de plátano en la zona 11
occidente
5 Caracterización de las empresas transformadoras de desechos de plátano en la 11
zona de occidente
6 Resultado de la evolución de materiales de Musáceas en Chinandega, 12
Nicaragua
7 Resultado de evolución de materiales de Musáceas en Chinandega, Nicaragua 13
(continuación)
8 Resultado de evolución de materiales de Musáceas en Matagalpa, Nicaragua 14
9 Resultado de evolución de materiales de Musáceas en Nueva Guinea, 15
Nicaragua
10 Resultado de evolución de materiales de Musáceas en Nueve Guinea, 16
Nicaragua
11 Resumen de las características edafoclimaticas de Matagalpa – Jinotega por 25
sistema productivo
12 Resumen de las características edafoclimaticas de la RAAN y RAAS de 26
Nicaragua
13 Resumen de las características edafoclimaticas Quilali por sistema productivo 27
14 Distirubucion de regiones ecológicas por municipio 29
15 Resumen de las características edafoclimaticas de la zona del pacifico sur y 30
occidente de Nicaragua
16 Comportamiento de la exportaciones 2000-2003 35
17 Otras precios de plátanos según calidad y época de venta 36
18 Descripción del sistema productivo de la zona cafetalera norte (Matagalpa – 42
Jinotega)
19 Descripción del sistema productivo de la zona cafetalera norte (Quilali – Esteli ) 43
20 Descripción del sistema productivo de la zona de occidente y pacifico sur 44
21 Descripción del sistema productivo de la zona RAAN – RAAS 45
22 Resumen de tipos de sistema tecnológico identificados y numero de agricultores 47
que incursionan en ella por zona de estudio
23 Programa fraccionado por entrega de fertilizante 52
24 Niveles de fertilización 52
25 Proyección de la situación de Musáceas en un periodo de 5 y 10 años 61
26 Proyección de la situación de Musáceas en un periodo de 5 y 10 años 62
27 Problemas y cambio necesarios para saltar la situación 62

4
28 Exigencias o demandas tecnológicas y de servicio en la zona 63
29 Proyección de la situación de Musáceas en un periodo de 5 y 10 años 64
30 Priorizacion o demanda tecnológica y de servicio en la zona 65
31 Proyección de la situación de Musáceas en periodo de 5 a 10 años 67
32 Problemas y cambios necesarios para saltar la situación 67
33 Priorizacion de tecnología y servicios en rubro de plátano, grupo Esteli- Quilali 68

INDICE DE FIGURAS

No. Descripción del contenido Pág.


1 Estructura general de la cadena de comercialización del plátano en Nicaragua 39
2 Estructura general de la cadena de comercialización del guineo en Nicaragua 40
3 Estructura general de la cadena de comercialización del banano en Nicaragua 41

5
I. RESUMEN EJECUTIVO

Este trabajo ha sido desarrollado con el objetivo de analizar la brecha tecnológica


existente en la cadena productiva del plátano y guineo en Nicaragua, tomando como
referencia los departamentos de Chinandega, Nueva Segovia, RAAN y Rivas, todos
estos con áreas representativas de producción de plátano, bajo diferentes sistemas o
niveles de tecnología.

En este sentido diversos estudios señalan una marcada tendencia productiva


dependiente de las tecnologías al alcance de los grupos o agricultores individuales,
situación que se asocia con la productividad nos sectores como la Isla de Ometepe y
parte de las plantaciones de Rivas, y una baja productividad en la zona occidental y
norte del país.

En el documento se presenta una caracterización de los sistemas productivos en las


regiones productoras de Nicaragua, describiendo suelo, manejo y tecnología de
producción, como las premisas básicas para la clasificación del sistema productivo.

Otra información suministrada, corresponde a la descripción del estado productivo del


rubro, variedades, y precios de mercado, igual que los principales problemas que frenan
el desarrollo del rubro y de igual manera se reflejan todos aquellos esfuerzos, acciones,
iniciativas e instituciones que representan oportunidades para el crecimiento,
sostenibilidad y rentabilidad del rubro.

Así mismo, presenta la descripción de actores críticos y relevantes para el desarrollo del
sector productivo de musáceas e incluye la descripción de los roles de cada uno de
ellos en la cadena productiva.

Producto de esta información, se podrá disponer en este documento de un análisis


sobre las limitantes y oportunidades en la cadena productiva, de cara al fortalecimiento
del rubro y el incremento de las oportunidades productivas y de mercadeo de las
musáceas en Nicaragua para los futuros ciclos de producción.

Por otro lado, el documento describe las actuales tendencias comerciales, partiendo de
los mercados metas, producción actual y futura, volúmenes de exportación y una
retrospectiva de las proyecciones de los agricultores plataneros dentro del contexto de
mercadeo y producción futura en dependencia del crecimiento tecnológico. En este
sentido, brinda información detallada sobre las brechas tecnológicas que frenan el
crecimiento del rubro y provee una lista de tecnologías y servicios de demanda actual.

6
II. INTRODUCCIÓN

Las musáceas (plátano, guineo y banano) son cultivos que prosperan en ambientes
tropicales, poseen muy buena aceptación en el mercado de frutas frescas y
agroindustria, razón que les provee alta importancia económica y de seguridad
alimentaría en los países centroamericanos. La siembra de las musáceas en Nicaragua,
son actividades generadoras de empleo desde la época de los 50’s con el auge del
banano.

Nicaragua dentro de su territorio de vocación agrícola, posee diferentes áreas que


ofrecen condiciones que van desde las adecuadas hasta las óptimas para la siembra de
musáceas, con altas posibilidades de rentabilidad económica o de seguridad
alimentaria; entre estas zonas se plantean: Rivas, Granada, Carazo, Managua, León,
Chinandega, Matagalpa, Jinotega, Nueva Segovia y zonas de la RAAN y RAAS (IICA,
2004).

En la zona de Rivas, el guineo igual que la ganadería y la caña de azúcar por muchos
años fueron de las actividades más fuertes en la generación de empleo y divisas a las
familias productoras, pero con la llegada del mal de panamá y sus funestos resultados,
se abandonó la siembra de este cultivo, hasta inicios de los 90’s en donde el plátano
tomó el lugar del guineo tanto en la dieta como en la economía de numerosos grupos
de familias campesinas y medianos agricultores, incrementándose hasta la fecha de
manera progresiva las áreas de siembra.

Sin embargo, aunque Rivas tiene la mayor cantidad de área sembrada, son León y
Chinandega las zonas que poseen las mejores condiciones agroclimáticas para la
siembra de musáceas como el plátano, banano y guineo, por las características
edáficas y la abundancia del recurso agua (agua subterránea) para el establecimiento
de explotaciones bajo riego.

En la zona norte y central del país la producción de musáceas, principalmente plátano y


banano ha venido incrementándose de manera vertiginosa. No obstante, por las
características de los suelos y su topografía la presencia de plantaciones en
monocultivo es precaria, abundando las siembras de plátano y banano en cultivos
intercalados o asocios con cultivos perennes, principalmente como sombra de cafetales
lo que no representa un volumen interesante de producto como para establecerse como
rubro comercial de alto ingreso.

Sin embargo, poco a poco han venido apareciendo áreas con plantaciones comerciales
de plátano y banano en sistemas de cultivos asociados o pequeñas unidades de
producción monocultivista hacia la zona de Nueva Segovia.

El plátano es un cultivo potencialmente de alta rentabilidad, con aceptables índices de


producción y calidad, representa un rubro alternativo de exportación en la región,
principalmente para el mercado Centroamericano (El Salvador y Honduras) en donde es
utilizado como materia prima (fruta fresca y pelada) para la elaboración de diferentes
productos transformados como: Chips, tostones y tajadas de plátano verde, maduros

7
horneados o fritos y harina de plátano para alimento infantil, otros países de destino de
las exportaciones han sido Estados Unidos y Canadá, en donde se ha comercializado
como fruta para consumo fresco. No obstante, también posee una demanda nacional
estable, con precios atractivos lo que lo ubica como un cultivo de alta estabilidad
mercantil.

Uno de los problemas globales que enfrenta el cultivo es el poco desarrollo tecnológico
en los diferentes eslabones del proceso productivo de este rubro, pues como se ha
podido identificar en diferentes estudios como: Estudio de brechas tecnológicas en el
cultivo del plátano de Rivas (Monterrey y Lacayo, 2005), Estudio de brechas
tecnológicas en el cultivo del plátano de Chinandega (Monterrey et al, 2006), Cadena
agroindustrial del plátano (IICA, 2004), entre otros, en los cuales se muestra que la
distribución de la producción se encuentra principalmente en manos de pequeños
agricultores ubicados en zonas con suelos marginales, y donde se ejecutan prácticas
deficientes de fertilización y mantenimiento de le fertilidad de los suelos e ineficiencia
del riego, manejo del cultivo y de sus plagas, lo que ha repercutido en altas incidencias
de problemas fitosanitarios y baja rentabilidad del rubro.

Este proceso contempla un sondeo de la situación global del rubro, en lo referente a


productividad, tecnologías, comercio, así como también identifica problemas relevantes
del rubro o cuellos de botella, necesidades tecnológicas y actores claves que pueden
dinamizar el proceso en los diferentes eslabones de la cadena productiva del rubro.

Trata de generar información clave para el desarrollo de una estrategia de intervención


que permita el mejoramiento de la cadena productiva del rubro.

8
III. OBJETIVOS DEL PROCESO

1. Caracterización de los sistemas productivos en cuanto a condiciones


agroecológicas, manejo del cultivo, y caracterización de las principales
tecnologías.

2. Identificación de las principales brechas tecnológicas (en términos de tecnología


productiva o de servicios) que frenan el desarrollo del cultivo.

3. Crear una propuesta de acciones identificadas por los actores como claves para
el desarrollo tecnológico de la cadena, e identificación de otros actores claves en
el proceso de desarrollo tecnológico.

IV. ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN Y METODOLOGÍA DEL PROCESO

4.1. ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN

Para obtener la información necesaria para este proceso exploratorio, se desarrolló un


taller nacional y eventos focales en zonas productivas, el marco metodológico de
trabajo se basó en las metodologías participativas desarrolladas por el programa
regional CATIE-MIP/AF ¿Cómo analizar el estado de tecnologías y conocimientos
para un manejo agro ecológico? (CATIE, 2004).

Esta metodología además de brindar herramientas participativas para extraer


información de grupos de asistentes, permite recoger la información necesaria para
identificar problemas que frenan el crecimiento de una actividad productiva y extraer
una lista de factores limitantes, de la misma manera que identificar actores, acciones y
tecnologías claves que permiten la creación de un marco conceptual que conllevaría a
la creación de una estrategia de intervención para el crecimiento de la actividad
productiva en cuestión. También tiene un enfoque dirigido a desarrollar acciones
pertinentes para innovar en los procesos.

El equipo de trabajo, además de los consultores MSc. Mauricio Carcache e Ing.


Francisco Blanco, estuvo conformado por la Lic. Maritza Vargas de la UNAN - León,
MSc. Julio Monterrey de FUNICA; Ing. Martín Jiménez de la EIAG y presidente de
MUSANIC Y el Ing. Carlos Talavera presidente de APLARI. También se contó con la
participación del Ing. Eduardo Solórzano de ONUDI, PhD. Charles Staver y PhD. Luís
Poca sangre de Biodiversity Internacional (antes INIBAP). El proceso se desarrolló con
funcionarios de diferentes organizaciones con que hacer en el tema de las musáceas,
como: EIAG, APLARI, URACAN, UNAN-León, BICU, CLITTP, Cooperativa de
Productores de Tonalá, Universidad Nacional Agraria, Tecuilcan.

Para el análisis de las brechas en la cadena agro productiva del plátano y guineo, se
tomaron como referencia la producción de las zonas del pacífico sur de Nicaragua
(integrando en la mesa de discusión las zonas de Rivas, Chinandega y Carazo), la zona
norte del país (integrando Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia) y la zona atlántica
integrando la RAAN y RAAS.

9
4.2. Metodología del Proceso

La metodología de trabajo se basó en componentes claves, basados en los tres


objetivos centrales del proceso:

1. Foro de presentaciones.

2. Caracterización de los tipos o perfiles productivos de las zonas.

3. Caracterización agro ecológica de las zonas productivas.

4. Identificación de los principales cuellos de botella del cultivo.

5. Caracterización de las innovaciones tecnológicas recientes o servicios más


importantes que han servido o podrían ser útiles para el impulso del rubro.

6. Identificar las tecnologías o servicios necesarios para contribuir en el desarrollo del


rubro, de manera de poder a partir de ello brindar las pautas para el desarrollo de
una estrategia de intervención en el rubro.

Cada uno de estos componentes fue desarrollado a través de diferentes mecanismos


distribuidos en dos grandes etapas de trabajo:

a) Primera etapa: Desarrollo de un foro de presentaciones, del cual se presenta la


información más importante que caracteriza las tecnologías o avances más
importantes en el rubro de las musáceas.

b) Segunda etapa: esta etapa la constituye una serie de acciones que parte de la
conformación de grupos de trabajo por zonas productoras, encuentros focales
con actores de las principales zonas productoras de musáceas y búsqueda de
información secundaria, para consolidar la información obtenida.

V. Primera etapa

Se desarrolló un taller principal de tipo nacional, con un grupo representativo de las


diferentes zonas productivas de musáceas, oferentes de tecnologías y servicios con
incidencia en las zonas, asociaciones de productores y especialistas en el manejo
fitosanitario y agronómico del cultivo.

5.1. Factores claves del proceso

El proceso inició con la creación de una ronda de presentaciones de actores claves en


la producción, venta y transferencia de tecnologías para la producción de las musáceas.
Esta etapa además de compartir las experiencias de los diferentes grupos productivos,
contempló las presentaciones de instituciones generadoras de tecnología y ventas de
servicios al auditorio participante, con el objetivo de crear un foro de discusión sobre los

10
problemas productivos y los alcances - acceso de las tecnologías o servicios que
apoyarían el proceso productivo en el rubro musáceas.

5.2. Objetivos:

a. Establecer un espacio de intercambio y concertación de de información,


experiencias y avances, de programas y proyectos actualmente trabajando con
musáceas en Nicaragua.

b. Conocer el estado actual de la articulación de los principales componentes del


subsector musáceas.

c. Brindar información básica para el desarrollo de un proceso de identificación de los


principales cuellos de botella para el crecimiento del sector a la vez que generar
ideas sobre alternativas para dominar el problema.

A continuación en la tabla 1, se muestra en detalle la lista de temas abordados e


instituciones responsables del desarrollo del tema.

Tabla 1. Temática abordada en la fase de presentaciones abiertas y foro de


discusión

TEMÁTICA ABORDADA FACILITADOR


Comercio y financiamiento.
Estudio FHIA IICA Comercialización de plátano. Guillermo Bendaña
Conglomerado del plátano en Rivas. Ing. Carlos Talavera (APLARI)
Nuevas tecnologías.
Prueba y promoción de nuevos cultivares Proyecto CFC y Evaluación
Ing. Francisco Blanco (UNAN-León)
final de proyecto CFC Musa.
Estudios FONTAGRO – Tecnologías limpias, cultivares Biodiversity Internacional (INIBAP)
resistentes a Sigatoka y Calidad de suelos y raíces. PhD. Luís Pocasangre Enamorado.
Presentaciones de actores importantes del sector.
Experiencias y observaciones sobre los años recientes y estrategias y
Cooperativa de productores de Tonalá.
planes hacia el futuro.
Perspectiva de productores.
Presentación APLARI: Situación Últimos 2 años sector platanero en
Ing. Juan Carlos y Ulises Chavarría.
Rivas.
Presentación Cooperativa Tonalá
Perspectiva de organizaciones nacionales de desarrollo tecnológico y recursos humanos.
Una presentación combinada de UNA, UNAN León, Escuela Rivas,
UNAN-León y EIAG Rivas
INTA, FADCANIC, URACAN, BICU.
Proyecto de producción de material sano para siembra de plátano. Tecuilcan
Mejoramiento de la calidad genética y fitosanitaria del cultivo del
Marbell Aguilar UNA
plátano.
Presentaciones de actores importantes en sector de cara a la visión de futuro.
ONUDI-Conglomerados. Eduardo Solórzano
Brechas tecnológicas en el plátano de Tonalá, Chinandega. MSc. Julio Monterrey (FUNICA)
Diagnóstico de oferta técnica y de servicios en riego. UNAN – León
Contribución de pequeñas empresas procesadoras de musa al
UNAN – León
desarrollo rural.
Situación Nutricional y Uso de Norias en plátano. Ing. Irnan Bustos (EIAG-Rivas)
Empresas de Riego. AMANCO
Presentación de resultados de Sondeo de arranque. Charles Staver y equipo facilitador

11
Con las presentaciones se logró generar una visión general del estado actual del rubro,
las perspectivas productivas, tecnológicas y de comercialización del producto, que más
adelante detallaremos.

5.3. Resultados de la primera etapa


A continuación se detallan los resultados más importantes en materia de tecnología de
la ronda de presentaciones de las instituciones, en lo concerniente a “Conocer el estado
actual de la articulación de los principales componentes del subsector musáceas”.
Dentro del objetivo de Caracterizar las innovaciones tecnológicas recientes o
servicios más importantes que han servido o podrían se útil para el impulso del
rubro.

Los resultados de este proceso se presentan en términos de la evaluación de


tecnologías desarrolladas, en el ámbito de:

• Riego
• Obtención de material de siembra de calidad genética y fitosanitaria.
• Uso de hongos endofíticos para el manejo preventivo de nematodos.
• Nivel tecnológico en la transformación de productos y subproductos del plátano.
• Comportamiento de diferentes materiales de musáceas en las diferentes zonas
productoras de musáceas de Nicaragua.

5.3.1. El Riego (Sistemas de micro y mini aspersión)


Basado en la presentación de UNAN - León

En la actualidad en Nicaragua, existe un fuerte empuje del micro riego, como una
estrategia prodigiosa para el desarrollo agrícola y continuará incrementándose en la
medida en que se tome como una vía para el desarrollo de los procesos agrícolas hacia
una modernización del sector.

Sin embargo

Riego y micro-riego no son soluciones mágicas por si solo: son herramientas para
mejorar los ingresos, si otras condiciones son cumplidas. “Regar por regar no cambia
nada”. Por esto, un programa de micro-riego tiene que focalizarse sobre una meta clara:
aumentar responsablemente los ingresos de familias pobres y del pequeño agricultor.

Los sistemas familiares en el contexto de la seguridad alimentaria tienen un gran


potencial de alivio de pobreza, pero no generan ingresos por si solo. Para tales
sistemas el riego o pozo, juega el doble-propósito asegurar alimento y agua.

En todos los casos, introducir sistemas de riego significa un cambio que requiere buena
capacitación y bajo costo, de manera que sirva para lograr: a) Mejor uso de la cantidad
de agua y b) Mejor control sobre la calidad del agua.

12
Se deben tomar en cuenta cambios reales en la filosofía del riego

El control del agua permite producir para el mercado – en vez de vender en el mercado
los excedentes.

Los beneficios del control sobre el agua se pueden realizar solamente si el productor
tiene acceso a mercados.

El control sobre el agua permite al productor „jugar en la liga de los productos de alto
valor“y así salir de la pobreza.

Para producir productos de alto valor se necesita mucho más que riego: semillas,
fertilizante, control de plagas, conocimientos, gestión y escalonamiento de la
producción.

Situación de la adopción del riego y problemas

La tasa de adopción es mixta: probablemente más que la mitad de los sistemas no


funcionan de manera óptima.

Sobre todo “pioneros“e innovadores han tenido éxito.

No se han escogido pioneros para la diseminación inicial (con la capacidad de


experimentar y tomar riesgos), sino se han regalado sistemas a personas meta sin
saber si son pioneros (adoptadores tempranos) o no. A veces se han escogido
„pobres“que no tienen ninguna capacidad de innovar o tomar riesgos.

Además, muchas instalaciones se han hecho con poco seguimiento y a veces con faltas
en la instalación.

No se difunden innovaciones como el riego instantáneamente con otras tecnologías


como las de producción y manejo de plagas, para dar un amplio enfoque hacia el
mejoramiento de la tecnología de producción.

Así la iniciativa debe perfilarse en:

• Mejorar la calidad de servicios con capacitación, validación de tecnologías a bajo


costo y fomentar el sector privado (cadena de abastecimiento).

• Identificar productos de alto valor (análisis de sectores y sub-sectores).

• Contribuir a organizar demanda y oferta con esfuerzos de coordinación.

• Definir objetivos ambiciosos para incentivar un programa inter-institucional


masivo de reducir la pobreza.

13
5.3.2. Tecnologías para la obtención de material de siembra

Tabla 2. Tecnologías disponibles para obtención de material de siembra

Tecnología Ventajas Desventajas


Introducción rápida de nuevas genotipos o clones y obtención de plantas libres
de plagas y enfermedades (bacterias, hongos y virus). Instalaciones muy
especializadas.
Incremento en los rendimientos debido al rejuvenecimiento y al saneamiento, Personal especializado.
proporcionando un mayor vigor a las plantas. Contaminación.
Micro propagación. Tamaño de la plántula.
Uniformidad en las plantas producidas y Mayor facilidad en la comercialización Estabilidad genética.
del producto al ser de mejor calidad. Costos.
Altos coeficientes de multiplicación que permiten manipular volúmenes elevados
de plantas en cortos períodos de tiempo.
Menor cantidad de hijos-semilla
Es una técnica más barata, en la cual no se invierte en infraestructura.
por planta.
Técnica de rebrote en Reduce el tiempo de los cultivos en el campo.
Debido a la manipulación que
plátano. se practica, no se garantiza el
Fácil manejo de un mayor número de plantas en bolsas y Requiere poca mano
100% de la sanidad de las
de obra.
plantas obtenidas.
Se facilita la multiplicación rápida de nuevos materiales de siembra. Por otro
lado, La resiembra se reduce hasta un 30%, Recuperación de la calidad
genética.

Uniformidad en la floración y cosecha, Se reduce el período de emisión del


Técnica de racimo. Esta técnica que requiere de
inversión en infraestructura.
reproducción acelerada El material vegetativo reproducido está libre de insectos plagas, al igual que
de semilla (TRAS). hongos y bacterias causantes de enfermedades. Demanda mano de obra extra.

Se incrementa la cantidad de semilla obtenida del cormo inicial, entre de 4-6


yemas por corte. La semilla puede ser establecida en almácigos o viveros donde
puede ser manejada fácilmente. Se reduce el tiempo de los cultivos en el
campo; por la permanencia previa de los rebrotes en los semilleros.
Fuente: Elaboración en base a la presentación del MSc. Marbell Aguilar de CDT - UNA.

14
5.3.3. Uso de hongos endofíticos para protección de vitro plantas y microcormos contra el ataque de nematodos.

Otra de las tecnologías que se han estado probando para el manejo de plagas de las musáceas, principalmente en
banano, ha sido el uso de hongos endofíticos en inoculación a materiales de siembra como el caso de las vitro plantas y
los microcormos obtenidos por biotecnología.

A continuación se detalla una breve explicación sobre la naturaleza de estos organismos y algunas de las ventajas de su
uso como protestantes.

Hongos endofíticos: Son hongos que colonizan tejidos u órganos internos de una planta sin provocar ningún síntoma en
la planta hospedera

Hongos endofíticos mutualistas: Cuando la colonización de los tejidos y órganos por el hongo endofítico le confiere un
tipo protección a la planta hospedera contra el ataque de agentes bióticos y abióticos

Tabla 3. Utilización de hongos endofíticos, provenientes de plantaciones de banano orgánico para el control
biológico de Radopholus similis

Estrategia I Estrategia II
Tecnología Protección temprana de vitro
Protección de microcormos
plantas para renovación de fincas
Eliminación de tratamiento de la
semilla con pesticidas. Eliminación tratamiento de semilla.

Evitar aplicación de nematicidas al Eliminación de aplicación de


Uso de hongos endofíticos para
momento de la siembra. nematicidas a la siembra.
protección de vitro plantas y
microcormos contra el ataque de
Protección de la planta al menos por Mejoramiento de crecimiento de
nematodos.
un ciclo de cultivo. planta.

Mejor adaptabilidad de vitro plantas al Alternativa a vitro plantas.


campo.
Fuente: Elaboración en base a la presentación del PhD. Luís Pocasangre de Biodiversity Internacional (INIBAP).

15
5.3.4. Estado tecnológico en la transformación de productos y subproductos de musáceas, en la zona de
occidente.

A continuación se presenta una caracterización proveniente de los resultados del sondeo sobre el estado actual de las
empresas de transformación del plátano y sus desechos.

Tabla 4. Caracterización de las empresas transformadoras de plátano en la zona de occidente.

Categoría de Número de Nivel de Número de Capacidad de


Productos
empresa empleados tecnología empresas producción
Grande 20 Automatizada 1 9 TM día Platanitos y otros
Semi
Mediana asociativa 10 SNACK de Plátano
automatizada 3 1-2TM/DÍA
SNACK Platanitos y
Pequeña familiar Menos de 10 Artesanal 4 Menos de 1TM/día
Otros
Microempresa familiar 3-5 Más de 4000 No estimada Platanitos,
Artesanal
Platanitos,
Doméstica y
1-2 Casera Más 15000 No estimada Tajadas, maduro en
fritanguerías
gloria, horneados
Fuente: Presentación del Informe final de diagnostico sectorial de pequeñas empresas transformadoras de musa (UNAN – León)

Tabla 5. Caracterización de las empresas transformadoras de desecho de plátano en la zona de occidente.

Categoría de Número de Nivel de Número de Capacidad de


Productos
empresa empleados tecnología empresas producción
Semi
Mediana asociativa Papel
10 automatizada 3 1-2TM/DÍA
Fuente: Presentación del Informe final de diagnostico sectorial de pequeñas empresas transformadoras de musa (UNAN – León)

16
5.3.5. Resultados de la evaluación de materiales de Musa en Nicaragua.

Tabla 6. Resultados de la evaluación de materiales de musáceas en Chinandega, Nicaragua.


Características agronómicas y productivas Respuesta del material
Lugar de prueba

Duración Altura de Peso del Número Número Longitud


del ciclo la planta racimo de de de la Sequía Plagas
(meses) (cm) (lb) manos dedos fruta (cm)
Material

Susceptible

Susceptible

Nematodos
Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Tolerante

sigatoca
Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Panamá
Picudo
Menos

Mal de
Negro
Negra

Moko
Semi

Muy
ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo
215-250

197-200
FHIA – 17

12-13

10-12
260

280
13

11

(Banano X - - T R R R -

-
patriota)

Pisang
338-385

290-474

158-170
12 – 14

40-55

10-12
Ceylan

150
10

11

10
X - - R - R - -
-

-
(guineo de
rosa)
CHINANDEGA

250-300

300-350

140-160
FHIA – 03
12-14

50-70

60-80

9-10
6-7

15
(Guineo X - - R R R R R

-
cuadrado)
280-282

265-330

265-320
80-100

14-16

13-14

FHIA – 25
280
13

12

X - - R R R R -
-

-
(Guineo)
250-300

300-350

120-160
12-15

8-10

FHIA – 20
6-8

X - - R S - R -
-

-
(Plátano)

Fuente: Elaboración propia basado en la información del informe de trabajo UNAN-León.

17
Tabla 7. Resultados de la evaluación de materiales de musáceas en Chinandega, Nicaragua (Continuación).

Lugar de prueba Características agronómicas y productivas Respuesta del material


Duración Altura de Peso del Número Número Longitud
del ciclo la planta racimo de de de la Sequía Plagas
(meses) (cm) (lbs) manos dedos fruta (cm)
Material

Susceptible

Susceptible

Nematodos
Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Tolerante

sigatoca
Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Panamá
Picudo
Menos

Mal de
Negro
Negra

Moko
Semi

Muy
ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo
250-290

300-310
10-12

80-90
8-10
FHIA – 21
8-9

X - - R R R R -

-
(Plátano)
CHINANDEGA

290-330

90-115
15-18

8-10
SABA
X - - R R R R -
-

-
(Guineo)
290-293

50-55
Hawaiano
7-8

7-8 - - X S S S S S
-

-
(Plátano)

Fuente: Elaboración propia basado en la información del informe de trabajo UNAN-León.

18
Tabla 8. Resultados de la evaluación de materiales de musáceas en Matagalpa, Nicaragua.

Lugar de prueba Características agronómicas y productivas Respuesta del material


Duración Altura de Peso del Número Número Longitud
del ciclo la planta racimo de de de la Sequía Plagas
(meses) (cm) (lbs) manos dedos fruta (cm)
Material

Susceptible

Susceptible

Nematodos
Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Tolerante

sigatoca
Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Panamá
Picudo
Menos

Mal de
Negro
Negra

Moko
Semi

Muy
ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo
215-250

197-200
12-13

10-12
FHIA – 17 360

280
13

11

X - - T R R R -

-
(Banano)
250-300

300-350

FHIA – 03
12-14

55-65

63-70
MATAGALPA

6-7

6-8

7-9
(Guineo - X - - R R R R R

-
cuadrado)

265-330

260-300
14-16

13-15
FHIA – 25
280

285
14

13

X - - R R R R -
-

-
(Guineo)
290-320

290-325

90-110

90-100
9-10

8-10

SABA
8-9

8-9

X - - R R R R -
-

-
(Guineo)

Fuente: Elaboración propia basado en la información del informe de trabajo UNAN-León.

19
Tabla 9. Resultados de la evaluación de materiales de musáceas en Nueva Guinea, Nicaragua.

Lugar de prueba Características agronómicas y productivas Respuesta del material


Duración Altura de Peso del Número Número Longitud
del ciclo la planta racimo de de de la Sequía Plagas
(meses) (cm) (lbs) manos dedos fruta (cm)
Material

Susceptible

Susceptible

Nematodos
Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Tolerante

sigatoca
Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Panamá
Picudo
Menos

Mal de
Negro
Negra

Moko
Semi

Muy
ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo
215-250

197-200
12-13

10-12
FHIA – 17 360

280
13

11

X - - T R R R -

-
(Banano)
250-300

250-300
FHIA – 03
10-12

55-65

50-55
9-10

7-8

6-8
(Guineo X - - R R R R R
-

-
cuadrado)
NUEVA GUINEA

265-330

250-300
14-16

13-14
FHIA – 25
280

300
13

12

X - - R R R R -
-

-
(Guineo)
290-330

65-70

60-65
SABA
9-10

8-10

7-8 X - - R R R R -
-

-
(Guineo)
269-270
10-12

10-11

65-70

FHIA – 20
6-8

X - - R S - R -
-

-
(Plátano)
80-85

FHIA – 01
218
10

X - - R R R R -
8
-

-
(Guineo)
Fuente: Elaboración propia basado en la información del informe de trabajo UNAN-León.

20
Tabla 10. Resultados de la evaluación de materiales de musáceas en Nueva Guinea, Nicaragua.

Lugar de prueba Características agronómicas y productivas Respuesta del material


Duración Altura de Peso del Número Número Longitud
del ciclo la planta racimo de de de la Sequía Plagas
(meses) (cm) (lbs) manos dedos fruta (cm)
Material

Susceptible

Susceptible

Nematodos
Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Primer ciclo

Tolerante

sigatoca
Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Segundo

Panamá
Picudo
Menos

Mal de
Negro
Negra

Moko
Semi

Muy
ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo

ciclo
FHIA – 03
12-13

40-45

40-46
255

253

5-7

6-7
(Guineo X - - R R R R R
-

-
cuadrado)

35-40
FHIA – 20
253

252

5-7

6-7
11

10

X - - R S - R -
-

-
(Plátano)
RIVAS

50-55
FHIA – 17
254

6-8
12

11

X - - T R R R -
-

-
(Banano)
11-12

70-75
FHIA – 01
246

6-8
X - - R R R R -
-

-
(Guineo)
280-285

30-36

65-70

20-21
9-10

Hawaiano
7-8

- - X S S S S S
-

-
(Plátano)

Fuente: Elaboración propia basado en la información del informe de trabajo UNAN-León.

21
5.4. Segunda etapa

La segunda etapa, estuvo constituida de una ronda de trabajo de grupos con la cual se
pretendía la obtención de información sobre la condición actual del rubro, tipos de
productores, productividad, área de siembra, condiciones edafoclimáticas de las zonas
productivas y comercialización del producto, utilizados para la interpretación de
resultados e identificación de la situación actual del rubro, cuellos de botella y
priorización de tecnologías y servicios necesarios para el desarrollo productivo y
comercial del rubro, se tomó como insumo básico seis grupos de información clave en
la producción de musáceas.

a. Exigencias edafoclimáticas del cultivo (Revisión de fuentes secundarias).


b. Tipos de explotación de acuerdo a tecnología empleada (grupo de trabajo).
c. Caracterización edafoclimática general de las zonas de producción (Revisión de
fuentes secundarias).
d. Situación actual de la producción de musáceas (Grupos de trabajo).
e. Condición de la comercialización del producto (Grupos de trabajo y Revisión de
fuentes secundarias).
f. Priorización de tecnologías y servicios necesarios para el despegue del rubro
(grupos de trabajo y eventos focales con grupos por zonas productoras de
musáceas).

5.4.1. METODOLOGÍA

5.4.1.1. IDENTIFICACIÓN DE BRECHAS TECNOLÓGICAS EN EL SECTOR


MUSÁCEAS PARA CADA SISTEMA DE PRODUCCIÓN POR ZONA

a. Creación de grupos de trabajo por zona: Se crearon grupos de trabajo tomando


en cuenta similitud de las condiciones edafoclimáticas, acceso a tecnología,
infraestructura y acceso a mercado, quedando tres grupos: Zona cafetalera Norte,
Costa Atlántica, Occidente y pacífico sur del país.

Como principales insumos para el trabajo de la sesión se utilizó el contenido de las


presentaciones del primer día (estudios y perspectivas de diversos actores del sector) y
las experiencias y conocimientos de los participantes.

b. Pasos para el desarrollo del trabajo

• Identificar los principales sistemas de producción de musáceas en su región,


tomando en cuenta el tamaño de la finca, tipo de tecnología, tipo de musácea
producida, condiciones edafoclimáticas y destino de la producción.

¿Cuántos productores producen bajo cada sistema y cual es el área sembrada?

¿Cuál es el rendimiento por manzana?

22
• De acuerdo a los sistemas de producción empleados, si las tendencias actuales
continúan, cual es la percepción del sistema a 10 años, en cuanto a rendimiento,
tecnologías, número de productores, áreas de siembra y orientación de la
producción.

Sistemas en zonas Situación actual Situación en 5 a 10 años


Número de productores Número de productores
Área sembrada Área sembrada
rendimiento Rendimiento

• Para cada sistema, identifiquen dos a tres factores positivos que están
dinamizando el cambio (Producción, mercadeo, agroindustria, políticas, créditos).

¿Existen nuevas tecnologías, conocimientos o servicios asociados a este


cambio?

• Para cada sistema identificar los principales cuellos de botella que obstaculizan o
amenazan el potencial de cambio.

¿En cada sector de la cadena, quiénes son los actores asociados a los cuellos de
botella?

¿Qué nuevas tecnologías o servicios tecnológicos pueden reducir los cuellos de


botella? (Experiencias de otras zonas o países, Nueva investigación, capacidades,
actores claves)

Cuáles son las prácticas o


Principales problemas Cambios necesarios para
Principales problemas que conocimientos necesarios
para lograr mejor valor de solucionar las brechas en
reducen la productividad para alcanzar los cambios
la cosecha (cadena) la cadena productiva
propuestos

Cada grupo identifica sus vacíos en información y conocimientos para ver hacia el
futuro.

• Taller de selección de tecnologías, hoja de trabajo individual (criterios)

Facilidad de Impacto en la Facilidad Relación Grado de


Nº Tecnología producción producción o de Costo amigabilidad Total
local en la calidad manejo Beneficio ambiental

La hoja de trabajo individual es llenada por los productores y técnicos, con el propósito
de identificar las tecnologías y/o servicios tecnológicos a través de la valoración de
cinco criterios como facilidad de producción local, impacto en la producción o en la
calidad, facilidad de manejo, relación costo beneficio y grado de amigabilidad ambiental.

Los criterios fueron valorados con una escala de carácter subjetivo de 1-5, siendo el
valor 1 de categoría mala, 2 regular, 3 buena, 4 muy buena y 5 excelente.

23
VI. INSUMOS BÁSICOS PARA IDENTIFICACIÓN DE TECNOLOGÍAS,
SERVICIOS Y CUELLOS DE BOTELLA

Como se mencionó con anterioridad para la identificación de la principal problemática


productiva del rubro, se hace necesario partir del conocimiento del panorama productivo
del rubro en cuanto a las exigencias edafoclimáticas del cultivo, los tipos o sistemas
tecnológicos de manejo del mismo, las características geoclimatológicas de las zonas,
así como el estado productivo y comercial del rubro.

Esta información puede brindar un panorama general sobre la situación actual del
cultivo, sus oportunidades y problemática de acuerdo a los criterios anteriormente
planteados; de manera que a través de esta información se puedan identificar los
principales cuellos de botellas y a partir de los mismos dilucidar sobre las tecnologías,
actores y servicios que contribuyan a despegar el crecimiento del rubro.

De tal manera que con estos insumos se pueda generar una estrategia de intervención,
que permita además de contribuir a reducir la brecha tecnológica del cultivo, pueda
acercar o facilitar el accionar de los grupos de servicios requeridos para el despegue
real de rubro.

6.1. EXIGENCIAS EDAFOCLIMÁTICAS DEL CULTIVO DEL PLÁTANO

Las musáceas en general son cultivos con exigencias bien marcadas en cuanto a sus
requerimientos edafoclimáticos, a continuación se detallan algunos de sus
requerimientos más importantes para lograr cosechas satisfactorias:

6.1.1. Suelos

Las musáceas toleran bien una gran variedad de terrenos; logran desarrollarse y
fructificar bajo condiciones de bastante pobreza, aunque para que la producción sea
económicamente rentable requieren suelos fértiles y húmedos. Prefieren terrenos
profundos, bien drenados, con manto freático a no menos de dos metros de
profundidad; Prefieren suelos ligeramente ácidos, con un pH cercano a 6, aunque
toleran acidez por el orden de los 4.5 a basicidades de 8. Prefieren topografía bastante
plana con una pendiente del 1%, aunque en el caso del guineo esta condición es de
menor exigencia.

Los suelos ideales son de origen aluvial, sin embargo, los terrenos arenosos, franco-
arenosos, arcillosos, calcáreos y rocosos pueden ser aceptables; se presentan
problemas en las arenas demasiado finas, que retienen demasiada agua.

Los requerimientos nutritivos del banano son elevados; las variedades de fruta pueden
necesitar entre 250 y 600 Kg de nitrógeno por hectárea para proporcionar rendimientos
comerciales, y entre 700 y 800 Kg de potasio. Un exceso de salinidad no detiene el
crecimiento de la planta, pero reduce marcadamente su rendimiento, dando lugar a
frutos enanos o muy delgados.

24
6.1.2 Temperatura y pluviosidad

Algunos cultivares están adaptados a altitudes de hasta 2.300 m.s.n.m, pero la mayoría
no prospera a más de 600 m de altitud. La temperatura óptima para la floración ronda
los 27ºC, y el crecimiento de los frutos se beneficia de una ligeramente superior.

Por encima de los 37°C las hojas padecen quemaduras y los frutos se deforman; por
debajo de los 16°C el ritmo de desarrollo se reduce sensiblemente, dando lugar a la
aparición de una hoja por mes en lugar del período óptimo de una por semana. Por
debajo de los 10°C, la planta detiene su crecimiento por completo, y el desarrollo de los
frutos se aborta.

El régimen de lluvias debe ser constante, con unos 100 Mm. mensuales a lo largo del
año, y no más de tres meses de estación seca. La sequía puede ocasionar una grave
reducción en el número y el tamaño de los frutos, comprometiendo el rendimiento de la
cosecha. Ante la falta de agua, las hojas se parten o amarillean prematuramente, y
eventualmente caen por completo; en casos graves, las vainas foliares que forman el
pseudotallo mueren también. El anegamiento es igual de peligroso; más de 48 horas de
saturación o el estancamiento de agua entre las raíces matan las plantas por
podredumbre irreversiblemente. Si la humedad es excesiva, las plantas pueden
presentar enanismo y falta de vigor, lo que se soluciona abriendo zanjas de drenaje o
elevando las plantaciones sobre taludes.

6.1.3. Ubicación

Por su naturaleza herbácea, los bananos deben estar protegidos del viento. Por encima
de los 40 Km/h las variedades de tallo más elongado pueden resultar arrancadas, al
ofrecer las grandes hojas mucha resistencia; por encima de los 60 Km/h aún las
variedades enanas sufren daños. Aún rachas de menor intensidad pueden dañar los
frutos, provocar la caída de las flores o desecar las hojas.

Los efectos del viento pueden variar, desde provocar una transpiración anormal debido
a la reapertura de los estomas hasta la laceración de la lámina foliar, siendo el daño
más generalizado, provocando unas pérdidas en el rendimiento de hasta un 20%. Los
vientos muy fuertes rompen los pecíolos de las hojas, quiebran los pseudotallos o
arrancan las plantas enteras.

Las musáceas en general responden de mejor manera a exposiciones directas a pleno


sol, salvo en climas muy calurosos; en el trópico crecen bien en semi sombra, pero en
regiones de temperaturas más moderadas la falta de exposición al sol lleva a la
producción de frutos escasos y de baja calidad. Además de que el desarrollo de los
hijuelos y el ciclo vegetativo en general de la planta se alarga.

6.1.4. Fertilización

La fertilización debe iniciar desde el hoyado para asegurar que la nutrición en los
cruciales primeros cuatro meses de desarrollo será adecuada. En suelos pobres, las

25
musáceas deben fertilizarse entre cuatro y seis veces durante cada ciclo de producción.
Se estima que una cosecha de unas 12 toneladas por hectárea exige del suelo unos 25
Kg de nitrógeno, 4,5 Kg de fósforo, 62 Kg de potasio y unos 8 Kg de calcio. La
proporción de abono empleado va de 3:1:6 a 8:10:8 NPK de acuerdo a las
características del suelo; la cantidad dependerá de la densidad de población, pero
estará en torno a 1-1,5 toneladas por hectárea en un ciclo, incluyendo 50-150 Kg de
nitrógeno, 15-60 Kg de fósforo y 80-180 Kg de potasio.

Las técnicas de fertilización incluyen la aspersión de un tercio del fertilizante total


estimado cuando aparecen los brotes, una segunda dos meses más tarde cubriendo un
área de 30 cm alrededor de cada planta, y una tercera luego de otros dos meses al
doble de distancia, o una progresiva, comenzando con un cuarto de kilo de abono rico
en magnesio para las plantas jóvenes y aplicando luego dosis progresivamente
crecientes cada dos meses, llegando a dosis de 2,5 Kg en época de floración. Si el
suelo no es rico en manganeso y zinc, suele añadirse una aspersión anual con micros
nutrientes aplicados sobre las hojas, así como cobre usado como fungicida.

6.1.5. Irrigación

La irrigación se usa para garantizar los 100 Mm. mensuales de agua que este tipo de
planta requiere. Pueden emplearse mini aspersores, micro aspersores o sistemas de
riego por goteo. El riego de bajo volumen es más eficiente y debería en la medida de lo
posible por efecto de manejo del recurso agua, evitarse el uso de aspersores de alto
volumen o riego por gravedad. Es imprescindible adoptar medidas para evitar el exceso
de humedad en el suelo.

6.2. CARACTERIZACIÓN DE LOS TIPOS O PERFILES PRODUCTIVOS DE LAS


ZONAS, SEGÚN CARACTERIZACIÓN DE LOS TÉCNICOS Y AGRICULTORES

A. Sistema de manejo tecnificado.


B. Sistema de manejo semi tecnificado.
C. Sistema de manejo tradicional.

6.2.1. Sistema de manejo tecnificado “Tipo Coheen”

1. Disponibilidad de lotes semilleros, implementa viveros ó compra semilla sana/


certificada.

2. Densidad poblacional de 3.200 a 3.500 plantas por hectárea, en plantaciones de un


solo ciclo productivo.

3. Presencia de siembras escalonadas de carácter mensual, que garantizan


sostenimiento de la producción durante todo el año.
4. Riego eficiente: a) Eficiencia del sistema, disponibilidad de sistemas de Mini
aspersión, micro aspersión o goteo, b) Eficiencia en la aplicación del riego, mediante
el mantenimiento de la lámina necesaria de riego, y el drenaje adecuado en la
estación lluviosa.

26
5. Programa de fertilización (uso de formulas) basado en análisis de suelo, tejido y
requerimientos del cultivo.

6. Manejo de plagas insectíles y enfermedades, en base a monitoreos con uso de


productos químicos, botánicos, actividades culturales y uso de agentes biológicos.

ƒ Insectos y nematodos: aplicación de Vidate al cormo, durante la desinfección y


Furadan al hueco en la siembra, luego aplicación de Furadan a los seis meses
de la siembra (en total 3 aplicaciones por ciclo).

ƒ Enfermedades: aplicaciones calendarizadas con rangos de 21 a 22 días en


verano y cada 15 días en periodo de lluvias (Carbendazin, Siganex, Baycor,
Impulse….) para 18 a 20 aplicaciones por ciclo, ejecución de cirugía foliar o
deshoje dirigido, distribución y tratamiento de material de desecho en la calle
(aplicación de urea al 10%), embolse del racimo.

7. Condiciones edafoclimáticas óptimas.

8. Control de edad (encinte).

9. Destino de la producción: Nacional, regional e internacional.

6.2.2. Sistema de manejo semi tecnificado

1. Obtención de semilla de plantaciones comerciales jóvenes (a partir de primer


cosecha).

2. 1.800 a 2.000 plantas por manzana; con ciclo productivo de 2 a 3 años.

3. Riego por gravedad, micro aspersión, mini aspersión, aspersores o cañón.

4. Fertilización: 16 a 20 qq de NPK/mz en el ciclo. (3 a 4 aplicaciones por año),


análisis de suelo coyuntural.

5. Manejo de enfermedades: 10 a 12 aplicaciones al año (Carbendazin, Siganex,


Baycor, Impulse….), se maneja o no embolse del racimo, en algunos casos se
practica cirugía o deshojes fuertes, se maneja el material de desecho
distribuyéndolo en las calles de las parcelas, se realizan aplicaciones de
nematicidas Counter o Furadan (una aplicación por ciclo).

6. Condiciones edafoclimáticas mayormente adecuadas.


7. Se puede o no practicar el encinte.
8. Destino de la producción es nacional - regional.

27
6.2.3. Sistema de manejo tradicional

1. Semilla: material de la finca, selección tradicional sin tratamiento de semilla.

2. Densidad poblacional: 3 x 2 varas = 1.666 plantas por manzana con resiembra


continua.

3. Riego: manguereado, por gravedad en pocos casos, el resto es de secano


(mayoría).

4. Fertilización: 6.0 quintales NPK por manzana por año.

5. Manejo fitosanitario: el 70% deshojan, un 5% aún realizan quemado de áreas en


verano, no hacen aplicaciones químicas para manejo de insectos y
enfermedades; pero si hacen uso de herbicidas (Paraquat y Glifosato).

6. Condiciones agroecológicas: a) Guineo: suelos marginales, b) Plátano: suelos


arcillosos, medianamente fértiles.

7. No realizan control de edad.

8. Destino de la producción: Mercado nacional, regional y autoconsumo.

28
6.3. CARACTERIZACIÓN AGROECOLÓGICA DE LAS ZONAS
PRODUCTIVAS

6.3.1. Zona productiva Matagalpa - Jinotega

Descripción de las principales características edafoclimáticas del departamento


de Matagalpa

Clima: El clima predominante es de sabana tropical, caracterizado como semi -


húmedo, con temperatura media anual que oscila entre los 21° y 30°C., en algunos
casos con temperaturas máximas extremas de 41°C. La precipitación pluvial varía,
desde una mínima de unos 800mm a una máxima de 2,000mm al año,
caracterizándose por una buena distribución durante todo el año, la estación seca es de
Noviembre a Abril (Morales, 2003; INEC, 2001).

Suelos: Los suelos de esta región deben su origen y clasificación a la influencia


combinada del clima, relieve, roca madre, vegetación, organismos vivos y el tiempo y en
general está compuesto por los siguientes tipos de suelos: Entisoles, Vertisoles,
Alfisoles, Mollisoles, Ultisoles (INEC, 2001; INETER, 2005)

Nota: Mayores detalles sobre las características de los ordenes o tipos de suelo, favor
remítase al apéndice de anexos, en su numeral II.

Descripción de las principales características edafoclimáticas del departamento


de Jinotega

Clima: El clima de Jinotega es variado determinado por las elevaciones y la orientación


de sus serranías, siendo la zona mas seca La Concordia con 1300 mm de precipitación
y la región de la reserva de Bosawás la mas húmeda con 2500 mm de precipitación
anual. En cambio la temperatura en general es templada manteniendo un margen que
oscila entre los 18ºC a los 28ºC, dependiendo de las zonas. La precipitación anual es
de 1,200 a 2,000mm, pertenece al tipo de clima de sabana tropical de altura.

Posee un relieve irregular, el sector más elevado es samaria que mide 1500 metros
sobre el nivel del mar, en el territorio se encuentran valles, pequeñas llanuras y grandes
depresiones que son utilizadas por los campesinos para las labores agrícolas, presenta
accidentes geográficos como: Cordillera Isabelia, Laguna Verde.

El departamento de Jinotega es de vocación agropecuaria de tal forma que posee


características agro climáticas con temperaturas medias que oscilan desde los 18 ºC
hasta los 25º y 28 ºC, con suelos que van desde franco, franco arcillosos hasta
arcillosos con profundidades de 0.75 a 1.50 metros de terreno fértil aptos para la
agricultura, la ganadería y forestales. (INEC, 2001).

Suelos: Los suelos de esta región en general están representados por los siguientes
tipos: Entisoles, Vertisoles, Alfisoles, Mollisoles (INEC, 2001).

29
Nota: Mayores detalles sobre las características de los ordenes o tipos de suelo, favor
remítase al apéndice de anexos, en su numeral II.

Tabla 11. Resumen de las características edafoclimáticas de Matagalpa – Jinotega


por sistema productivo.

Sistema
Condiciones edafoclimáticas
productivo
Suelos: Francos, Ricos en materia orgánica, moderadamente fértiles.

Clima: Temperatura 20ºC a 26ºC con precipitaciones anuales entre 1.200 a


Asocio 1.500 mm.

Topografía: Terrenos de ladera, situados a altura entre los 600 a 1.200


m.s.n.m.
Suelos: De textura franca, Ricos en materia orgánica, moderadamente fértiles.

Clima: Temperatura 20ºC a 26ºC, con precipitaciones anuales entre 1.200 a


Diversificado 1.500 mm.
Topografía: Terrenos de laderas a semi ondulados, situados a alturas que
varían entre los 600 a 1.000 m.s.n.m.
Suelos: Franco – arcillosos, con buen contenido de materia orgánica, y
fertilidad moderada.

Clima: Temperatura 20ºC a 30ºC, con precipitaciones anuales entre 800 a


Monocultivo 1.300mm

Topografía: terrenos semiplanos, situados en alturas que oscilan entre los 300
a 450 m.s.n.m.
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

6.3.2. Zona de la Costa Caribe

Descripción de las principales características edafoclimáticas del departamento


de las regiones autónomas

Clima: Este territorio en general presenta un clima sub tropical húmedo con régimen de
precipitaciones muy variables en dependencia de la zona, que van desde los 1.900mm
a 5.000mm anuales. A diferencia del pacífico cuyos mayores periodos de precipitación
se observan entre los meses de Julio y Octubre, en esta zona los meses de mayor
precipitación corresponden a Junio y Julio.

El periodo seco comprende una extensión de entre dos a tres meses con lluvias
esporádicas.

La temperatura media anual oscila entre 25.5°C y 27°C.

Suelos: La región Atlántica de Nicaragua, está caracterizada por suelos ácidos e


infértiles, debido a que por la alta pluviosidad, aquellos elementos que le dan fertilidad
al suelo se lavan por la cantidad de agua que escurre.

30
“La zona Caribe posee prácticamente, sólo suelos que se han formado por
sedimentación debido al arrastre de suelo que hacen las aguas de los ríos y van siendo
depositados a las orillas (suelos de vega). Son suelos aluviales que se caracterizan
como Entisoles e Insectisoles, pero también posee Ultisoles, Oxisoles y Histosoles”. Los
mejores suelos para producción en el Atlántico, es la parte montañosa del Triángulo
Minero, el sector de Nueva Guinea y el área norte del departamento de Río San Juan.

Nota: Mayores detalles sobre las características de los ordenes o tipos de suelo, favor
remítase al apéndice de anexos, en su numeral II.

Tabla 12. Resumen de las características edafoclimáticas de la RAAN Y RAAS de


Nicaragua.

Región Condiciones edafoclimáticas


Suelos: Los suelos ubicados en la zona de los llanos, al Este del río Wawa, son en
su mayoría, deficitarios de nitrógeno, potasio, fósforo y calcio, con una ausencia
generalizada de micro nutrientes y materia orgánica que permita la explotación
agrícola, teniendo además un PH ácido, lo que los hace tener una vocación natural
hacia la explotación forestal.

Los suelos de las orillas de los ríos, presentan vedas de origen aluvial aptos para
agricultura y ganadería. Otro tipo de suelos en la región, son los que comprenden las
RAAN zonas montañosas al Oeste del río Wawa, donde se encuentran las mayores
reservas biológicas maderables y subsisten la agricultura y la ganadería en laderas y
pequeños valles, en donde predomina el cultivo de granos básicos y de raíces y
tubérculos. (FADCANIC, 2000).

Clima: Temperatura 24ºC a 39ºC, con precipitaciones anuales que oscilan entre los
1.900mm a 3.290mm.

Topografía: Suelos planos, situados a una altura entre los 0 a 30 m.s.n.m.

Región Condiciones edafoclimáticas


Suelos: La mayor parte de los suelos pertenecen a la categoría de uso forestal y de
conservación de vida silvestre; son pobres o tienden a serlo para cultivos
tradicionales como los del Pacífico.

Sin embargo, los suelos de los municipios como El Rama, El Tortuguero y Muelle de
los Bueyes, y los de la meseta del municipio de Kukra Hill, que es uno de los mejores
en la región, tienen una fertilidad mediana debido a su textura pesada con un alto
RAAS grado de elementos finos como arcilla y limo, y contenidos de materia orgánica y
nitrógeno satisfactorios, aunque con insuficientes cantidades de fósforo.
(FADCANIC, 2000).

Clima: Temperatura 24ºC a 37ºC con precipitaciones que varían entre los 2.000mm a
5.000mm al año.

Topografía: Suelos semiplanos, arcillo – limosos, de mediana fertilidad, situados a


una altura aproximada de 20 m.s.n.m.
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller, adicionando información de
FADCANIC, 2000; INETER, 2005.

31
6.3.3. Zona productiva Nueva Segovia (Quilali).

Descripción de las principales características edafoclimáticas del departamento


de Nueva Segovia.

Clima: El Departamento es un altiplano situado entre 600 y 700 m.s.n.m; sobre él se


levantan las sierras fronterizas de Dipilto y Jalapa, culminando con el cerro Mogotón. El
clima es subtropical con tendencia a seco en la parte occidental. La precipitación varía
de lo más seco Santa María con 800mm a 900mm de agua a 1.200mm a 2.000mm en
la zona de Jalapa y Murra. La temperatura puede bajar hasta 17 grados centígrados en
las alturas de Dipilto y Jalapa y la promedio mantenerse entre los 20ºC a 26ºC (INEC,
2001).

Suelos: Los suelos de esta región presentan diferentes grados de maduración, y los
hay desde suelos superficiales a suelos con importante profundidad, deben su origen y
clasificación a la influencia combinada del clima, relieve, roca madre, vegetación,
organismos vivos y el tiempo y en general están representados por los tipos Entisoles,
Vertisoles, Alfisoles, Mollisoles (INEC, 2001). “Mayores detalles sobre características de
ordenes o tipos de suelo, favor remítase al apéndice de anexos, en su numeral II”.

Tabla 13. Resumen de las características edafoclimáticas Quilalí por sistema


productivo.

Sistema
Condiciones edafoclimáticas
productivo
Suelos: De textura franca, con altos contenidos de materia orgánica y
mediana fertilidad.

Clima: Temperatura 20ºC a 26ºC, con precipitaciones que varían entre los
Asocio 1.200mm a 1.500mm al año.

Topografía: principalmente se consideran suelos de laderas, con


pendientes moderadas, situados a alturas que varían entre los 600msnm a
1.200 m.s.n.m.
Suelos: De textura franca, con altos contenidos de materia orgánica y
mediana fertilidad.

Clima: Temperatura 20ºC a 26ºC, con precipitaciones que varían entre los
Diversificado 1.200mm a 1.500mm al año.

Topografía: son terrenos semi ondulados, situados a elevaciones que


oscilan entre los 600msnm a 1.000 m.s.n.m.
Suelos: De textura franca a franco - arcillosos, con altos contenidos de
materia orgánica y buena fertilidad.

Clima: Temperatura 20ºC a 26ºC, con precipitaciones que varían entre los
Monocultivo 1.000mm a 1.300mm al año.

Topografía: son terrenos semi planos, situados a elevaciones que oscilan


entre los 300msnm a 600 m.s.n.m.
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

32
6.3.4. Zona productiva Pacífico Sur - Occidente

Descripción de las principales características edafoclimáticas del departamento


de Rivas.

Clima: Con relación a la precipitación toda la zona presenta un período seco y uno
lluvioso, la época lluviosa se manifiesta principalmente en los meses de mayo a octubre
a excepción de la zona de Cárdenas, donde se presentan las precipitaciones más altas,
desde 1.800 hasta 2.000mm/año, mientras que el período lluvioso se prolonga hasta el
mes de enero.

Las precipitaciones más bajas ocurren en la zona costera del mar y parte sur de la zona
costera del lago con 600mm a 1.000mm/año, en la zona central y parte costera del lago.

Desde Pueblo Nuevo hasta Peñas Blancas, el cese de precipitaciones durante el


periodo de lluvias conocido como canícula, se manifiesta en todo el territorio. La
canícula es severa en la costa del pacífico, definida en la zona central, acentuada en el
noroeste (Ochomogo) y no se presenta en la zona de Cárdenas. (Melgar, 2003)

Regiones Ecológicas

En el Departamento de Rivas están tipificadas la Región Ecológica I (Sector del


Pacífico), y la Región Ecológica III (central Sur), las cuales, de manera muy general se
exponen a continuación.

Región Ecológica I SP (Sector del Pacífico): Esta región ecológica es la más seca y
cálida de Nicaragua.

Aunque es muy cálida en las bajuras, en donde se registran temperaturas medías


anuales que oscilan entre los veinticuatro y los veintiocho grados centígrados (24 a
28ºC), existen prominencias en donde la temperatura puede descender hasta dieciocho
grados (18º C). Comprende una gran diversidad de suelos, los cuales han tenido su
origen a partir de materiales volcánicos, así como sobre tierras aluviales y tierras
sedimentarias antiguas localizadas a lo largo de las costas marítimas y del Lago de
Nicaragua.

Hay municipios caracterizados solo por esta región ecológica y otros que solo están
influidos por ella en parte de su territorio. Los municipios cuya área total está incluida en
esta región son Altagracia, Buenos Aires, Belén, Moyogalpa, Potosí y San Jorge, los
que solo una parte de su extensión cuenta con estas características son el Municipio de
Rivas (el 86.6%), el Municipio de San Juan del Sur (el 95.13%).

Región Ecológica III CS (central Sur): Esta región se caracteriza, por ser una zona de
transición entre la vegetación de las regiones ecológicas I y II del Pacífico y Norcentral,
y la Región Ecológica IV del Atlántico. En esta región ocurren prominencias de
considerable altitud que alternan con colinas y planicies. Las partes mas bajas de esta
región ecológica, están en su mayoría cubiertas de pastizales, ya que las tierras son

33
muy buenas para producción ganadera, llueve 9 meses al año. Todo el territorio de
Cárdenas está influido por esta región ecológica, así como el 13.37% del área de Rivas,
y 4.86% de San Juan del Sur

Tabla 14. Distribución de regiones ecológicas por municipio

Extensión Región ecológica


Municipio Territorial
(km2) RE-I-SP RE-III-CS
Altagracia 211.21 211.21
Belén 246.26 246.26
Buenos Aires 75.22 75.22
Cárdenas 226.63 226.63
Moyogalpa 65.96 65.96
Potosí 143.59 143.59
Rivas 280.54 243.041 37.50
San Jorge 24.83 24.83
San Juan del Sur 411.05 391.06 19.99
Tola 476.53 (No Hay información)
Fuente: Melgar, 2003

Descripción de las principales características edafoclimáticas de los


departamentos de León – Chinandega.

El clima: El clima de la región es tropical. Las temperaturas oscilan entre 26ºC a 33ºC
con máximo de 42ºC en las planicies. En los lugares más altos la temperatura media es
más baja.

Existe una estación lluviosa y una estación seca. Las lluvias inician en mayo y finalizan
en octubre. La estación seca, inicia en noviembre y termina en abril. En los meses de
julio y agosto hay un periodo seco, llamado canícula. Este periodo puede durar de 10 a
más de 50 días según el lugar.

Los suelos: La clasificación de los suelos está basada en el trabajo de Marín Castillo
(1988) sobre los departamentos de León y Chinandega. La clasificación que el autor ha
hecho, usa la terminología de "Soil Taxonomy" del Ministerio de agricultura de los
Estados Unidos de Norte América (USDA). Así, los suelos en los departamentos de
León y Chinandega han sido clasificado dentro de los ordenes: Entisoles, Vertisoles,
Inceptisoles, Mollisoles y Alfisoles. “Mayores detalle sobre las características de los
ordenes o tipos de suelo, favor remítase al apéndice de anexos, en su numeral II”.

Las regiones agrarias en los departamentos de León y Chinandega

En los departamentos de León y Chinandega se pueden distinguir dos regiones


agrarias importantes: La región seca y Las planicies del Pacifico.

34
La región seca

Caracterizada por 2 sub regiones: la antigua zona campesina compuesta por Cinco
Pinos, San Francisco, San Pedro, Santo Tomas del Norte y parte de Achuapa y el
latifundio ganadero como Somotillo, Villanueva, El Sauce, parte de Malpaisillo, Santa
Rosa del Peñón, El Jicaral, La Paz Centro, Nagarote (FAO, 1995).

Las planicies del Pacifico

Dentro de esta región también podemos encontrar dos sub regiones: en una prevalecen
claramente las grandes empresas agrícolas, parcialmente afectada por la reforma
agraria. A esta sub región pertenecen El Viejo, Puerto Morazan, Telica, León,
Chinandega, Posoltega, Chichigalpa, El Realejo, Corinto. En la otra región tenemos la
antigua zona campesina. Pertenecen a esta sub región los municipios de Chinandega,
El Viejo, Chichigalpa, Telica, León (FAO, 1995).

Tabla 15. Resumen de las características edafoclimáticas de la zona del pacífico


sur y occidente de Nicaragua.

Zona Condiciones edafoclimáticas


Suelos: franco a franco – arcillosos, con alto contenido de materia orgánica y
alta fertilidad.

Clima: Temperatura 24ºC a 28ºC, con precipitaciones entre los 1.400mm a


Rivas 1.500mm anual.

Topografía: Suelos de topografía plana, situados a alturas entre los 60msnm


a 120 m.s.n.m.
Suelos: Son de textura franca, con alto contenido de materia orgánica y
moderada fertilidad.

Clima: Predominan temperaturas que oscilan entre los 22ºC en las zonas
Ometepe altas a 27ºC en las zonas centrales y 28ºC a 32ºC en las zonas costeras, y
rango de precipitación que varía entre los 1.400mm a 1.600mm anuales.

Topografía: son suelos de topografía semi ondulada, y altura de 100


m.s.n.m.
Suelos: de textura franco – arcilloso, con altos contenidos de materia
orgánica y moderada fertilidad.

Carazo Clima: Predominan temperaturas que oscilan entre los 26ºC a 27ºC, con
Masaya rango de precipitaciones que se mueven entre los 1.200 a 1.400mm anuales.

Topografía: Son suelos de topografía semi plana y alturas que alcanzan los
455 m.s.n.m.
Suelos: de textura Franco, franco – arenoso, profundos, con altos contenidos
de materia orgánica y alta fertilidad.
Chinandega Clima: temperaturas cálidas que fluctúan entre los 21ºC a 42ºC, y régimen de
(Tonalá) precipitaciones que oscilan entre los 700 a 2000mm anuales.
Topografía: Son suelos planos, con alturas cercanas al nivel de mar, que
alcanzan los 70 m.s.n.m.

35
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.
6.4. ESTADO ACTUAL DE LA PRODUCCIÓN PRIMARIA Y AGROINDUSTRIA DE
MUSÁCEAS EN NICARAGUA

La producción de plátano de Nicaragua se lleva a cabo durante todo el año, esta


actividad se concentra en la región del pacífico, principalmente en los departamentos de
Rivas y Chinandega.

En la actualidad no se conoce a ciencia cierta el área de siembra utilizada por este


rubro. Estudios de la FHIA desarrollados en el 2004, reflejan un área destinada al
cultivo de 10,000 hectáreas en producción, de las cuales 7.500 hectáreas se
encuentran en la zona de Rivas. Por otro lado, estimados de la USAID en el 2006
reflejan un área de 10,000 hectáreas productivas para la zona de Rivas.

Los estudios de brechas tecnológicas de Monterrey y lacayo desarrollado en el 2005,


muestra una distribución de producción de musáceas especialmente concentrada en la
zona de Rivas con aproximadamente 8,500 ha, que ocupa el 85% de la producción
nacional y el restante 15% está distribuida en la zona de Chinandega, León, Chontales
(Nueva Guinea), Matagalpa y las Segovia que cultivan aproximadamente 1,500 ha
distribuidas de manera dispersa. Calculando un área productiva nacional de 10,000 Ha.

En Nicaragua se cultivan diversos tipos de musáceas, entre ellas: Plátano gigante y


plátano enano, banano, guineo, guineo pelipita, guineo caribe y guineo rosa.

Para el caso de plátano, se trabaja principalmente con dos tipos de materiales: el curaré
enano o cuerno enano y falso cuerno gigante o curaré gigante, aunque también en la
actualidad se ha iniciado la introducción del plátano Cemsa 3/4. El plátano cuerno
gigante predomina en la mayor parte de las explotaciones del país, de las cuales las
mayores áreas se cultivan principalmente en la Isla de Ometepe con aproximadamente
1.020 productores y 5,000 manzanas (3500 Ha), este tipo de material posee excelentes
cualidades en cuanto a tamaño del fruto peso y calidad del racimo, sin embargo,
producto de la baja tecnología de producción en esta zona se produce con una baja
calidad. La siembra de plátano del tipo enano, es característico de las explotaciones
intensivas principalmente en los municipios del Istmo de Rivas en el cual se contabilizan
unos 1,120 agricultores y 7.000 manzanas (5.000 Ha), en general se cultiva con un
mayor grado de tecnificación, principalmente en lo referente a riego, fertilización,
manejo fitosanitario y marcos de siembra.

La producción de guineo se concentra en diferentes municipios del Istmo de Rivas y


comprende un total de 300 productores con un total de 2.000 manzanas
(aproximadamente 1.430 Ha).

En la zona de Carazo y Masaya se estima un área productiva de 75 manzanas de


plátano y unas 100mz de plátano y banano, establecidas principalmente en asocio de
cultivo o como sombra de cafetos, en la zona de Chinandega se calculan unas 4.400mz
(aproximadamente 3.143 Ha) de plátano y en la zona de la RAAN y RAAS el cultivo de

36
musáceas en general se desarrolla a nivel de huertos caseros en donde el plátano, se
hace acompañar de bananos y guineos principalmente caribe y pelipita.
Según resultados de entrevistas, el volumen anual de plátanos comercializados para la
zona de Rivas se ha calculado en unos 400 millones de unidades, en este eslabón de la
cadena están involucrados unos 2.200 agricultores plataneros y 300 productores de
guineo. Según el IICA, 2004 el 66% de la producción platanera corresponden a
pequeños agricultores, un 32% son medianos productores y solo cercano al 2% son
considerados grandes productores de plátano.

Estudios desarrollados por Monterrey y Lacayo, 2005 muestran una distribución de la


producción basada en un 80% en manos de pequeños agricultores que manejan entre 1
a 5 Ha de plátano, 15% de medianos agricultores que manejan extensiones de 6 a 15
hectáreas de plátano y 5% son considerados grandes productores manejando áreas
mayores a los 16 hectáreas de plátano.

Aún con las variaciones porcentuales, estos datos demuestran que la producción
nacional de este rubro, se encuentra en manos de medianos y pequeños agricultores,
en general con severas limitantes económicas que los priva del acceso a la tecnología
adecuada que permitiría el incremento sustancial de la producción de plátanos y
guineos en las zonas, representando ello una mayor capacidad de comercio local y
nacional con estabilización de precios, oferta y demanda; y una mayor disponibilidad de
producto para el mercado regional e internacional.

Desde la perspectiva del estado actual de la agroindustria de banano y plátano en


Nicaragua, se enfrenta a una serie de obstáculos para su desarrollo, que se enmarcan
en aspectos tecnológicos y de asistencia técnica, apoyo económico, disponibilidad de
centros de acopio, equipos, infraestructura, transporte, acceso vial y comercialización.

En Nicaragua, las instituciones o industrias de carácter privado que procesan frutas a


nivel nacional son Parmalat, Eskimo y Pinula S.A., entre otras de carácter micro y
mediana industria que corresponden a organizaciones no gubernamentales como
Clusa, Cantonesas, Hodegar, Civite y Coofrutari y los principales productos que
elaboran son leche con banano, yogurt, chips, chocobanano, banano pasa y platanito
frito.
El mercado y la comercialización se canalizan a través de distribuidoras, agencias,
detallistas, supermercados, colegios públicos y privados y gasolineras.

Los principales problemas generales que se presentan para el desarrollo de la micro y


pequeña industria en Nicaragua corresponde a:

ƒ Bajo nivel tecnológico


ƒ Calidad de los productos
ƒ Infraestructura inadecuada

Bajo nivel tecnológico: caracteriza a la mayoría del sector transformador y está basado
en el desarrollo del proceso desde el pelado, hasta el empaque de forma artesanal.

37
Calidad de los productos: falta de estandarización de los procesos productivos con un
inexistente o poco control de calidad de la materia prima, utilización de empaques
inadecuados y limitada vida útil del mismo, además de un escaso control sobre el
manejo y conservación de los productos durante la distribución y venta.

Infraestructura inadecuada: la mayoría de las pequeñas empresas funciona en casas de


habitación, cuyas áreas destinadas a la transformación o procesamiento de las frutas de
musáceas, presentan muy poca inversión en cuanto a infraestructura, no cumpliendo
con los requisitos mínimos establecidos para ser consideradas una fábrica de
alimentos, pues el acceso al crédito de estos grupos productivos es muy limitado y
considerado de alto riesgo.

La comercialización de sus productos se enmarca dentro del ámbito del mercado


nacional, considerado como comercio informal que no es cubierto por la gran industria,
cuando exportan lo hacen al mercado centroamericano principalmente, debido a la
presencia de barreras técnicas del comercio (no arancelarias) tales como (normas
técnicas, BPM, HACCP), materiales de empaque inadecuados y una alta exigencia en
cuanto a calidad, que afectan la presentación y aceptación de sus mercancías.

Las propiedades comunes de los productos de manufactura nacional, es en general la


presencia de marca, nombre del producto, contenido, ingredientes, registro sanitario y
código de barra. Sin embargo, y como se mencionó con anterioridad el material y la
presentación del empaque no es adecuado y no presentan certificación HACCP, ni
cumplimiento de las normas técnicas con rigor como ocurre con la gran industria.

Las expectativas agroindustrial en la cadena productiva de este rubro, muestra un futuro


promisorio a una producción con calidad, ampliando las redes de centros de acopio,
ampliar y modernizar el procesamiento de frutas a mediana, pequeña y gran escala y
abrir nuevos mercados para elevar la rentabilidad económica del cultivo.

38
6.5. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y SOCIAL DE LAS MUSÁCEAS EN NICARAGUA

Tradicionalmente la producción de plátanos, guineos y bananos en Nicaragua han sido


actividades generadoras de ingreso y empleo desde la década de los 50’s y desde
principios del 2004, con el inicio de la actividad exportadora hacia los Estados Unidos,
se abrieron espacios para la exploración y comercialización en Canadá y
Centroamérica, en este último en especial para los países de Honduras y El salvador
donde usan el producto como materia prima para la agroindustria y exportar chips,
tostones, maduros y harinas al mercado Centroamericano (Nicaragua, Costa Rica y
Honduras), Estados Unidos y Canadá.

Tras estas oportunidades de exportación, el rubro se ha convertido de interés en la


generación de divisas para el país, principalmente en la exportación de fruta fresca y
plátano pelado (APLARI 2007).

El cultivo de musáceas, principalmente plátano y guineo, se considera una actividad


rentable, aún con los bajos rendimientos y la estacionalidad de la producción
(producción en periodo de lluvias) que acompañan a los agricultores tradicionales con
inversiones reducidas y con manejo poco tecnificado, de igual manera es considerado
de alta rentabilidad para los agricultores plataneros situados en explotaciones con
manejo semi tecnificado que se caracterizan por obtención de cosecha durante el año.

Tradicionalmente las explotaciones semi tecnificadas ubicadas en las zonas de Buenos


Aires, Potosí, San Jorge y Rivas por lo general eran quienes se dedicaban a la
exportación de frutas frescas y en una menor proporción la zona de Chinandega. Sin
embargo, con la apertura del mercado centroamericano y su alta demanda de
productos, la exportación de plátano ha experimentado un crecimiento acelerado, a tal
grado que medianos y pequeños productores con sistemas de producción semi
tecnificado o tradicional, están incursionando en el mercado regional con su producto.

El mercado Norteamericano y Canadiense solo está siendo alcanzado por medianos


productores asociados a APLARI a través del cluster plátano que impulsa ONUDI, o por
medianos agricultores que trabajan con el programa de Michigan State University.

A pesar de estas incursiones al mercado regional e internacional, el mercado nacional


sigue siendo una buena opción de mercadeo, pues mantienen una demanda constante
y baja fluctuación de los precios de compra del producto. En este sentido, los medianos
y pequeños productores comercializan el plátano en los mercados mayoristas a través
de intermediarios, o muy poco por venta directa del producto atendiendo la relación
productor - detallista.

En el caso de los pequeños productores con niveles de tecnología muy bajos, destinan
parte de la producción (la de mejor calidad) para el comercio local – nacional aunque en
baja escala, y el resto es utilizado para el autoconsumo y la alimentación animal.

39
6.6. DATOS GENERALES SOBRE LA COMERCIALIZACIÓN DEL PRODUCTO

Durante los últimos años, las exportaciones de plátano de Nicaragua han


experimentado importantes fluctuaciones, sin representar importantes pérdidas a los
productores, situación que al parecer refleja una tendencia de estabilidad de precios en
el marcado local-nacional que representa una auténtica ventaja competitiva del sector a
todos los niveles.

Según los datos de IICA, 2004, los índices de exportación de este rubro desde 1999
hasta el 2002, experimentaron un decrecimiento cercano al 35%, logrando cierta
estabilidad a finales del 2003. Sin embargo, esta situación sobre las tendencia de las
exportaciones no expresaron un incremento, tal y como se esperaría como
consecuencia del incremento de las áreas de siembra y la incursión de León y
Chinandega al proceso productivo y exportador de este rubro. Esta situación, parece
estar asociada a un crecimiento de la demanda local y una estabilidad de los precios del
mercado nacional.

Mientras en 1999, Nicaragua exportó 12 mil TM, en el 2003 solo fueron exportadas 8 mil
TM (FHIA, 2004). Sin embargo, a partir del 2004 las exportaciones de plátanos en
Nicaragua han experimentado un importante incremento con la apertura del mercado
Norteamericano, Canadiense y una mayor incursión en los mercados centroamericanos
en especial El Salvador, Honduras, que en conjunto catapultaron el valor de las
exportaciones un nivel superior a los US $ 1.200.000, manteniendo cierta estabilidad en
el 2005 y 2006.

Del 2000 al 2002, hubo una baja de las exportaciones de 8.5 a 6.1 millones de
kilogramos. Ello significó una caída en la generación de ingresos por exportaciones por
el orden de los US $ 670.000 (de 1.3 millones de dólares a 630 mil para esos años). No
obstante a partir del 2003 se incrementó la exportación en casi 8 millones de kilogramos
y ya en el 2004 se están realizando exportaciones al mercado de Estados Unidos que
superan el millón de dólares.

Tabla 16. Comportamiento de las exportaciones 2000 - 2003.

Exportaciones por país destino


2000 2001 2002 2003
País
Kilos US $ Kilos US $ Kilos US $ Kilos US $
Costa Rica 48,000 4,750 127,200 19,856 164,338 16,766 144,860 11,600
El Salvador 2,738,907 431,069 1,694,714 265,500 2,309,000 229,514 4,790,000 495,200
Estados Unidos 0 0 106 208 18,222 6,800 0 0
Honduras 5,739,281 878,100 2,946,204 418,631 3,674,817 378,090 2,860,000 287,000
Otros 0 0 0 0 10,000 1,200 0 0
Total 8,526,188 1,313,919 4,768,224 704,195 6,176,377 632,369 7,794,860 793,800
Fuente IICA, 2004

40
6.6.1. Los principales mercados

Los principales mercados de plátano de Nicaragua han sido El Salvador y Honduras, el


volumen de plátano importado por El Salvador se ha incrementado en 108% en los
últimos cinco años, lo que le convierte en un mercado atractivo para el producto
Nicaragüense. Por el contrario, el volumen de plátano exportado a Honduras bajó en un
70% en el mismo periodo (FHIA, 2004). El comercio a los Estados Unidos en Rivas,
nace a través del proyecto de mejoramiento de la producción de plátano en Nicaragua,
de la Universidad Estatal de Michigan, tras el financiamiento de dos plantas de
empaque en Rivas y otra en la isla de Ometepe y la asistencia técnica provista, se
alcanzaron ventas superiores a US $ 2.7 millones desde mayo 2004 a junio 2006.

En la actualidad muchos de los productores plataneros se encuentra en vías de


exportar su producto a través de APLARI, que es la asociación que representa al sector
platanero dentro del gremio COOPLARI, esta institución a la fecha ha venido vinculando
numerosos esfuerzos con instituciones y agrupaciones locales y la conformación de
unidades técnicas como el como el Comité Local de Investigación y Transferencia
Tecnológica en Plátano (CLITTP) para desarrollar la parte productiva de la cadena y
organizaciones internacionales como ONUDI con quien han venido consolidando el
Cluster de plátano, con altas perspectivas de organización del mercado. Sin embrago,
cabe mencionar que el mercado interno en Nicaragua ofrece una alternativa importante
para la comercialización de plátano, en el que se cotiza según los productores
plataneros a entre C$ 0.90 - C$ 1.0 hasta C$ 1.10 con precio referencial en época de
mayor producción entre los meses de Octubre a Marzo. En donde según datos de IICA,
2004 solo para la Isla de Ometepe se calcula una producción diaria que oscila entre los
360 a 450 mil unidades, para un promedio productivo de esta periodo cercano a los 75
millones de dedos y 750.000 unidades diarias para un promedio de 135 millones de
dedos en la zona del istmo de Rivas. En periodos de temporada media comprendida
entre agosto a inicios de octubre, los precios del producto se mueven entre los C$ 1.0 a
C$ 1.10 por unidad y C$ 1.20 Córdobas por unidad entre los meses de mayor escasez
(temporada baja), comprendidos entre Abril a Julio, momento en que la disminución de
comerciantes Salvadoreños disminuyen y el mercado nacional toma su mejor repunte,
en el cual según datos de IICA, 2004, se estima una producción de 600 mil dedos
diarios en plátano de riego.

Tabla 17. Otros precios de Plátano según calidad y época de venta


PRECIOS (CS $) POR MESES DEL AÑO
VARIEDAD CLASIFICACION
E F M A M J J A S O N D
Primera 0.80 0.80 0.80 1.3 1.3 1.3 1.3 1.3 1.3 0.80 0.80 0.80
Cuerno Segunda 0.45 0.45 0.45 1 1 1 1 1 1 0.45 0.45 0.45
Pirracha (precio por
40 40 40 80 80 80 80 80 80 40 40 40
Canasto)
Primera 0.60 0.60 0.60 1.18 1.18 1.18 1.18 1.18 1.18 0.60 0.60 0.60

Enano Segunda 1 1 1 0.80 0.80 0.80 0.80 0.80 0.80 1 1 1


Pirracha (precio por
40 40 40 80 80 80 80 80 80 40 40 40
canasto)
FUENTE: Monterrey y Lacayo, 2005

41
Para el plátano de Chinandega el mejor mercado lo constituye el Salvadoreño cuyos
precios han estado entre C$ 1.15 para el plátano A, 0.95 para el B y 0.5 para pirracha
en el mercado nacional los precios se cotizan entre los C$ 1.0 a C$ 1.10 al
intermediario.

El mercado del plátano de la zona de quilali, Matagalpa y Jinotega, se concentra en la


zona de Matagalpa, principalmente comercializado en Sébaco en donde se perciben
precios entre C$ 1.0 a C$ 1.20 en este periodo, cabe mencionar que esta producciones
destinada únicamente para el mercado nacional y hasta la fecha no se han hecho
exportaciones, debido a que por efecto del poco volumen de la producción, no resulta
atractivo para los comerciantes extranjeros.

La RAAN y RAAN destina la producción para el autoconsumo, alimentación de animales


y el mercado local.

6.6.2. ESTRUCTURA DE LA CADENA PRODUCTIVA Y DE COMERCIALIZACIÓN DE


PLÁTANO EN NICARAGUA

El inicio de la cadena se remonta al proceso productivo del rubro en las fincas de los
agricultores, tomando como punto de partida la preparación del terreno, selección y
tratamiento del material de siembra, el establecimiento y manejo del cultivo, las
actividades fitosanitarias y de control de edad, hasta llegar a la cosecha, en este sentido
la base destaca la producción primaria o producción de fruta fresca de las especies de
musáceas en las fincas de los productores.

El aspecto agroindustrial, manejado por los productores nacionales organizados y que


en consecuencia representan una minoría, está basado en el pelado de la fruta o en
muy pocas veces la transformación del producto principalmente en chips como es el
caso de la planta procesadora de COOFRUTARI, construida con fondos de los
pequeños agricultores y del estado, a través del IDR.

La producción manufacturera en Nicaragua está en vías de crecimiento, no obstante es


incipiente y solo existen algunas empresas en león y Managua que producen chips bajo
diferentes marcas, el resto de manufactura está enmarcada en un grupo que le podría
llamar industria informal y está representada por un grupo bastante nutrido de personas
que procesan artesanalmente el plátano en forma de chips, tajadas y maduro frito que
se comercializa en puestos u establecimientos de comidas ubicados en calles, paradas
de buses o mercados.

La industria manufacturera a mayor escala responsable de la mayor parte de la


transformación de este producto, se encuentra en el extranjero principalmente en El
Salvador por medio de industrias como la Diana, entre otras.
El mercado de exportación del producto en fruta fresca esta principalmente basado en
el mercado regional en los países de El Salvador, Honduras y Costa Rica, que

Principalmente compran el producto como materia prima con fines de transformación y


en menor medida para consumo fresco.

42
Los principales consumidores de producto fresco de exportación lo conforman Estados
Unidos y República Dominicana, que importan plátano para distribución en mercados y
ferias y venta para consumo como fruta fresca.

El comercio nacional de fruta fresca, se basa en la compra de volúmenes de producción


para procesamiento de plátano en la industria formal e informal. Sin embargo, el mayor
volumen de producto que transita en el mercado nacional es utilizado para consumo
fresco.

43
Figura 1. Estructura general de la cadena de comercialización del plátano en Nicaragua

Exportación de fruta
como materia prima Industria Internacional
para agroindustria

Fruta Fresca
Procesamiento
para materia Acopiadores Exportadores
industrial de chips,
prima
maduros, tostones,
Comercio nacional de fruta como Industria Nacional tajadas, harinas, pastas,
materia prima para agroindustria frutas deshidratadas y
otros.

Cadena de distribución del


Exportación de Fruta
producto (mercado internacional)
para consumo fresco.

Fruta para
Acopiadores Exportadores
consumo fresco
Comercio formal

Comercio nacional de Fruta para


consumo fresco.
Consumidor final
Producción primaria mercado externo
(Finca Platanera)
Mercado local de
consumo fresco

ƒ Selección de lotes semilleros Selección Procesamiento Procesamiento semi


de material para siembra artesanal de chips, industrial de chips
ƒ Preparación de material para siembra Maduro y tajadas
ƒ Plantación
ƒ Manejo del cultivo
ƒ Manejo fitosanitario
ƒ Cosecha Comercio informal Comercio formal Importadores
ƒ Manejo post cosecha
ƒ Empaque
ƒ Enfriamiento
ƒ Control de Calidad Consumidor final
ƒ Transporte mercado interno

Claves para caracterización del proceso


Por color Producción Comercialización Industria Destino
Por línea Condición Común Condición menos frecuente
Fuente: Construcción propia con información de agricultores plataneros de Rivas

44
Figura 2. Estructura general de la cadena de comercialización del Guineo en Nicaragua

Exportación de Fruta para consumo


fresco (Mercado incipiente).

Fruta para consumo


fresco Acopiadores Exportadores
(Productor de guineo) Cadena de distribución del
Comercio nacional de Fruta para producto (mercado internacional)
consumo fresco.

Producción primaria
(Producción en finca) Comercio formal

Consumidor final Consumidor final


ƒ Selección de lotes semilleros Selección mercado interno mercado externo
de material para siembra
ƒ Preparación de material para siembra
ƒ Plantación
ƒ Manejo del cultivo
ƒ Manejo fitosanitario
ƒ Cosecha
ƒ Manejo post cosecha
ƒ Empaque
ƒ Enfriamiento
ƒ Control de Calidad
ƒ Transporte

Claves para caracterización del proceso


Por color Producción Comercialización Destino
Por línea ------- Condición Común - - - - Condición menos frecuente

Fuente: Construcción propia con información de agricultores plataneros de Rivas

45
Figura 3. Estructura general de la cadena de comercialización del banano en
Nicaragua

Acopiadores Distribuidores mayoristas en


del norte la concha y Jinotepe

Acopiadores de la
concha y carazo

Fruta para consumo fresco


(Productor de guineo) Comercio nacional de Fruta para
consumo fresco.

Banano zona Banano de zona


norte (cafetalera) pacífico sur
Consumidor final
mercado interno

Producción primaria

ƒ Selección de lotes y material para


siembra
ƒ Preparación de material para siembra
ƒ Plantación
ƒ Manejo del cultivo
ƒ Manejo fitosanitario
ƒ Cosecha
ƒ Manejo post cosecha
ƒ Empaque
ƒ Enfriamiento
ƒ Control de Calidad
ƒ Transporte

Claves para caracterización del proceso


Por color Producción Comercialización Destino
Por línea ------- Condición Común - - - - Condición menos frecuente

Fuente: Construcción propia con información de agricultores plataneros de Rivas

46
VII. RESULTADOS DEL TRABAJO DE GRUPO

7.1. GRUPO ZONA CAFETALERA NORTE (MATAGALPA – JINOTEGA)

En la zona cafetalera norte, imperan tres sistemas de producción de las musáceas en la


zona:

1. Sistema productivo “Asocio de cultivos Café – Musáceas”.

2. Sistema productivo diversificado (Café, cítricos, hortalizas, forestales y musáceas).

3. Sistema productivo en monocultivo de musáceas.

Tabla 18. Descripción del sistema productivo de la zona cafetalera norte


(Matagalpa - Jinotega)

Sistema Tipo de Destino de la


Tamaño/finca Tipo de tecnología
productivo musácea producción
1.000 a 1.300mz Tradicional
280 productores No preparan el suelo
Área sembrada No fertilizan
Banano, Guineo Autoconsumo y
Asocio 460mz No deshijan
y Plátano Mercado local
Rendimiento: 100 Deshoje severo
racimos por Semilla criolla
manzana
700 a 800mz Autoconsumo y
Tradicional
140 productores Mercado local
No preparan el suelo Banano, Guineo
Área sembrada Jinotegano.
No fertilizan pero predominan
Diversificado 450mz
No deshijan frutas y
Rendimiento: 60 El banano se
Deshoje severo forestales.
racimos por envía a Carazo
Semilla criolla
manzana Y Managua.
Semi tecnificado Sébaco,
100 a 180mz
Selección de semilla Matagalpa y
180 productores
Desinfección de mercado local
Área sembrada
suelo Jinotegano.
Monocultivo 280mz Plátano gigante
Densidad baja
Rendimiento: 20
Deshije regular El banano se
racimos por
Deshoje severo envía a Carazo
manzana
Poca fertilización Y Managua.
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

47
7.2. GRUPO ZONA CAFETALERA NORTE (QUILALÍ – ESTELÍ)

Igual que en la zona cafetalera de Matagalpa – Jinotega, la zona cafetalera de Estelí -


Quilalí, presenta tres sistemas de producción de musáceas:

4. Sistema productivo “Asocio de cultivos Café – Musáceas”, en el cual las musáceas


se establecen de manera dispersa entre el cafetal y es utilizada como sombra.

5. Sistema productivo diversificado (Café, cítricos, hortalizas, forestales y musáceas).

6. Sistema productivo en monocultivo de musáceas, los cuales representan sistemas


de cultivos relativamente nuevos, pero que representan importantes explotaciones
en este rubro.

Tabla 19. Descripción del sistema productivo de la zona cafetalera norte (Quilalí -
Estelí)

Sistema Tipo de Tipo de Destino de la


Tamaño/finca
productivo tecnología musácea producción
1.000 a 1.500mz
Tradicional
150 productores Banano, Guineo
No preparan suelo
Área sembrada (Datil, Patriota,
No fertilizan
1,000mz Pelipita, Autoconsumo y
Asocio No deshijan
333 plantas por mz Manzano, Mercado local
Deshoje severo
Rendimiento: 333 Cuadrado blanco
Semilla criolla
racimos por y Caribe blanco).
manzana
Banano, Guineo
600 a 800mz
(Datil, Patriota,
100 productores Tradicional
Pelipita,
Área sembrada No preparan suelo
Manzano,
400mz No fertilizan Autoconsumo y
Diversificado Cuadrado blanco
100 plantas/mz No deshijan Mercado local
y Caribe blanco).
Rendimiento: 100 Deshoje severo
Pero predominan
racimos por Semilla criolla
especies frutales
manzana
y forestales.
Semi tecnificado
Selección y
desinfección de
200 a 300 mz
semilla
100 productores
Desinfección de
Área sembrada 300 Estelí, Sébaco,
suelo
mz Plátano gigante Matagalpa,
Monocultivo Densidad baja
625 plantas /mz y criollo Jinotega y
(4x4)
Rendimiento: mercado local
Deshije regular
30,000 unidades
Deshoje severo por
por manzana
la Sigatoka
Nula o poca
fertilización
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

48
7.3. GRUPO ZONA OCCIDENTAL Y PACÍFICO SUR DE NICARAGUA (CHINANDEGA, RIVAS, CARAZO, MASAYA)

Tabla 20. Descripción del sistema productivo de la zona de occidente y pacífico sur.

Tradicional Destino de la
Zona Tecnificado Semi tecnificado
Plátano Guineo producción
Plátano gigante
Plátano enano Guineo cuadrado
1.000 productores
Cemsa ¾ 300 productores
Área sembrada 6.500 mz
120 productores Área sembrada 2.000 mz Mercado local, nacional,
Rivas No Rendimiento: 70.000
Área sembrada 500 mz Rendimiento: 50.000 regional e internacional
unidades por manzana
Rendimiento: 30.000 unidades por manzana
2.000 a 2.200 plantas/mz
unidades por manzana 1.600 plantas/mz
2.000 a 2.200 plantas/mz
Plátano gigante
20 productores
1.000 productores
Área sembrada 300 mz
Área sembrada 4.700 mz Mercado local, nacional y
Ometepe No Rendimiento: 30.000 No
Rendimiento: 20.000 regional
unidades por manzana
unidades por manzana
2.000 a 2.200 plantas/mz
1.600 a 1.666 plantas/mz
Plátano enano
10 productores
1.000 productores
Área sembrada 50 mz
Carazo Área sembrada 6.500 mz
No Rendimiento: 50.000 No Mercado local y nacional
Masaya Rendimiento: 70.000
unidades por manzana
unidades por manzana
1.666 a 2.000 plantas/mz
2.000 a 2.200 plantas/mz
Coheen Área sembrada 3.000 mz Área sembrada 250 mz
Chinandega (770 mz) Rendimiento: 60.000 Rendimiento: 30.000 Mercado local, nacional y
No
(Tonalá) E. Gómez unidades por manzana unidades por manzana regional
(400 mz) 2.000 a 2.100 plantas/mz 1.300 plantas/mz
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

49
7.4. GRUPO ZONA ATLÁNTICA DE NICARAGUA (RAAN - RAAS)

Tabla 21. Descripción del sistema productivo de la zona RAAN - RAAS

Sistema Tipo de Tipo de Destino de la


Tamaño/finca
productivo tecnología musácea producción
Tradicional Plátano,
Población campesina No preparan Banano y
el suelo Guineo Autoconsumo
RAAN 50.000 hogares con 200 matas en No fertilizan (Patriota, y Mercado
producción en huertas familiares o No deshijan Pelipita, local
en la vega de ríos Semilla criolla Guineo
Caribe).
Plátano,
Tradicional
Banano y
No preparan
Población indígena 25.000 hogares Guineo Autoconsumo
el suelo
RAAS con 100 matas en producción en (Patriota, y Mercado
No fertilizan
huertas familiares o en la vega de Pelipita, local
No deshijan
ríos guineo
Semilla criolla
caribe).
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

En las zonas de del atlántico el rubro no ha presentado un crecimiento vertiginoso como


cultivo potencial de desarrollo económico, debido a las condiciones ambientales
desfavorables para el plátano y guineo y a las dificultades del transporte para sacar la
producción hasta los sitios de comercialización del producto.

En general la producción se presenta en sistemas de huertos caseros o siembras en las


riveras de los ríos, y su producción es destinada para el autoconsumo con poco
movimiento para el mercado local.

No obstante, en la actualidad las Universidades URACAN y BICU están en línea de


trabajo de la investigación científica de cara al establecimiento de parcelas comerciales
de plátano y guineos en la zona, para comercio local.

45
VIII. IDENTIFICACIÓN DE LA PROBLEMÁTICA TECNOLÓGICA POR ZONA, EN
BASE A LA CARACTERIZACIÓN DE LOS SISTEMAS PRODUCTIVOS

8.1. ¿Cuál es la realidad del cultivo en cuanto al nivel tecnológico utilizado?

En general y como lo hemos descrito con anterioridad, en Nicaragua basado en la


información de las zonas de estudios imperan tres sistemas de manejo del cultivo:

a. El tipo tradicional con químicos que a grandes rasgos se caracteriza por el no


tratamiento de la semilla, el bajo uso de insumos químicos y el manejo de
plantaciones viejas de replantación continua.

b. El tipo semi tecnificado que comprende diferentes actividades específicas en


cuanto a calidad de semilla, uso de insumos, marcos de siembra, plantaciones
de corta a media vida y manejo de fechas y material de corta.

c. El tipo tecnificado “Estilo Coheen” que impera en la zona de Chinandega y que


se caracteriza por manejo de calidad de semilla, alto uso de insumos,
plantaciones de un ciclo, siembras escalonada, manejo de fechas y material de
corta, entre otros.

Sin embargo y a pesar de esta caracterización, existen algunos factores importantes


que deben tomarse en cuenta:

ƒ Aunque el uso de insumos químicos en el sistema productivo ha venido siendo


utilizado como criterio de tecnificación, en el caso de la producción platanera, las
prácticas y productos comunes son usados desde hace muchos años, de tal
manera que son considerados una tecnología tradicional. Por tanto existen
pequeñas variaciones en cuanto a este factor cuando se hace referencia a un
sistema tradicional con químicos y otro semi tecnificado.

Sin embargo, es importante mencionar que aunque no se hace mención de la existencia


de un sistema rudimentario con uso de químicos solo a nivel de herbicidas o ausencia
de uso, sin selección de semilla, con bajas prácticas fitosanitarias, baja densidad de
plantación o distribución en parches o vega de ríos y uso de plantaciones de tipo
perenne, esta es una realidad que aún existe, en sistemas productivos de plátano en
zonas de Ometepe, Istmo de Rivas y fincas de la región húmeda de Nicaragua.

ƒ En el tipo semi tecnificado se considera un sistema con dos importantes


variaciones de caracterización que aún es tema de discusión y no se encuentran
bien definidos: Un sistema semi tecnificado alto y otro medio, el alto presenta
aplicaciones calendarizadas, siembras de un ciclo o dos, altas densidades de
plantas superiores a las 2,000 por manzana, con buen manejo de hierbas, cirugía
y deshoje dirigido, manejo de residuos, trampeo, embolsado y manejo de edad
de racimos y el sistema semi tecnificado medio se caracteriza por contemplar o
no algunas actividades como la cirugía, el embolsado, aplicaciones
calendarizadas, entre otras.

46
Tabla 22. Resumen de tipos de sistemas tecnológicos identificados y número de
agricultores que incursionan en ellas por zona de estudio.

Sistema Tipo de
Tamaño/finca Tipo de musácea
productivo tecnología
Zona Norte
1.000 a 1.300 mz, 280 productores
Banano, Guineo y
Asocio Área sembrada 460 mz, Rendimiento: 100 Tradicional
Plátano.
racimos por manzana
Matagalpa 700 a 800 mz, 140 productores Banano, Guineo pero
Diversificado Área sembrada 450 mz, Rendimiento: 60 Tradicional predominan frutas y
Jinotega racimos por manzana forestales.
100 a 180 mz, 180 productores
Semi
Monocultivo Área sembrada 280 mz, Rendimiento: 20
tecnificado
Plátano gigante
racimos por manzana
Banano, Guineo (Datil,
1.000 a 1.500 mz, 150 productores
Patriota, Pelipita,
Asocio Área sembrada 1,000 mz, 333 plantas mz, Tradicional
Manzano, Cuadrado
Rendimiento: 333 racimos por manzana
blanco y Caribe blanco.
600 a 800 mz, 100 productores Banano, Guineo pero
Quilalí
Diversificado Área sembrada 400 mz, 100 plantas/ mz, Tradicional predominan especies
Rendimiento: 100 racimos por manzana frutales y forestales.
200 a 300 mz, 100 productores
Semi
Monocultivo Área sembrada 300 mz, 625 plantas /mz,
tecnificado
Plátano gigante y criollo
Rendimiento: 30,000 unidades por manzana
Pacífico Sur
1.000 productores, Área sembrada 6.500 mz,
Semi Plátano enano
Istmo Rivas Monocultivo Rendimiento: 70.000 unidades por manzana,
tecnificado
2.000 a 2.200 plantas/mz principalmente
120 productores, Área sembrada 500 mz, Plátano gigante
Istmo Rivas Monocultivo Rendimiento: 30.000 unidades por manzana, Tradicional Plátano enano
2.000 a 2.200 plantas/mz Cemsa ¾
300 productores, Área sembrada 2.000 mz,
Istmo Rivas Monocultivo Rendimiento: 50.000 unidades por manzana, Tradicional Guineo cuadrado
1.600 plantas/mz
20 productores, Área sembrada 300 mz,
Semi
Ometepe Monocultivo Rendimiento: 30.000 unidades por manzana,
tecnificado
Plátano gigante
2.000 a 2.200 plantas/mz
Plátano gigante, 1.000 productores
Ometepe Monocultivo Área sembrada 4.700 mz, Rendimiento: 20.000 Tradicional Plátano gigante
unidades/mz en 1.600 a 1.666 plantas/mz
10 productores, Área sembrada 50 mz,
Carazo Semi
Monocultivo Rendimiento: 50.000 unidades por manzana,
tecnificado
Plátano enano
Masaya 1.666 a 2.000 plantas/mz
1.000 productores, Área sembrada 6.500 mz,
Carazo Plátano enano y
Monocultivo Rendimiento: 70.000 unidades por manzana, Tradicional
Masaya 2.000 a 2.200 plantas/mz gigante
Occidente
Chinandega Coheen (770 mz)
Monocultivo E. Gómez (400 mz), 3.500 plantas/ha
Tecnificado Plátano enano
(Tonalá)
Área sembrada 3.000 mz, Rendimiento: 60.000
Chinandega Semi
Monocultivo unidades por manzana, 2.000 a 2.100
tecnificado
Plátano enano
(Tonalá) plantas/mz
Chinandega Área sembrada 250 mz, Rendimiento: 30.000
Monocultivo unidades por manzana, 1.300 plantas/mz
Tradicional Plátano enano
(Tonalá)
Regiones
Autónomas
Población campesina: 50.000 hogares con 200 Plátano, Banano y
Huertos o en Tradicional
RAAN matones
matas en producción en huertas familiares o en
Rudimentario
Guineo (Patriota,
la vega de ríos Pelipita, guineo caribe).
Población indígena 25.000 hogares con 100 Plátano, Banano y
Huertos o en Tradicional
RAAS matones
matas en producción en huertas familiares o en
Rudimentario
Guineo (Patriota,
la vega de ríos Pelipita, guineo caribe).
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

47
La tabla 22, muestra información específica sobre el número de agricultores, tipos de
tecnologías, rendimientos, densidad poblacional y variedades de musáceas cultivadas
en cada zona, que brinda un panorama general sobre la situación productiva nacional.

Bajo esta premisa, una de las principales debilidades que se identifican en la zona norte
del país es aún la poca existencia de áreas destinadas para la producción intensiva de
plátano y la producción y manejo de banano y plátano como subproducto de sistemas
de producción agroforestal.

En la zona de Rivas en quien descansa la mayor producción de plátano en Nicaragua,


el principal problema en cuanto a productividad, corresponde a los bajos niveles de
tecnología utilizada en la zona de Ometepe y ciertos áreas productivas de plátano en el
Istmo de Rivas, en tal medida que del total de área estimada en cultivo de plátano que
asciende aproximadamente 8.200 manzanas y 2.000 de guineo; un 18% del plátano se
encuentra bajo sistema de producción tradicional y del 82% bajo sistema tecnificado se
estima que el 60% está bajo manejo semi tecnificado bajo y solo un 22% se cultiva bajo
sistema semi tecnificado de altos insumos y manejo intensivo de la producción, lo que
limita la obtención de un mayor volumen de fruta disponible para los mercados.

Una situación similar se observa en las plantaciones de guineo cuadrado, en el cual


según los productores debido a la rusticidad del material, este rubro es menos exigente
en manejo de plagas, fertilización y riego del cultivo, situación que disminuye los costos
de producción, pero limita importantemente el desarrollo de la capacidad productiva del
rubro.

En el caso de la zona de Masaya y Carazo la producción de plátano no se maneja como


un rubro de producción intensiva, a no ser pequeñas unidades productivas situadas en
la zona de Tisma y sitios aledaños en el cual a pesar de establecerse como
monocultivo, es una actividad incipiente.

Por otro lado, la producción platanera de Chinandega que es donde se identifican


plantaciones con manejo tecnificado, se encuentra en manos de pocos agricultores en
este sistema, el resto de la producción permanece bajo un sistema de manejo semi
tecnificado medio.

Y en el caso de la producción de musáceas en la zona húmeda de Nicaragua, la


explotación de musáceas se mantienen en un perfil bajo, principalmente como sistemas
de agricultura de autoconsumo, con distribución de plantones en las riveras de ríos o
dentro de huertos caseros y pequeñas unidades productivas en finca. En esta zona, la
diferencia está marcada por Quilali donde existen explotaciones de plátano en
monocultivo, sin embargo el sistema de manejo se perfila en tradicional de pequeña
escala y bajas poblaciones de plantas por manzana (1.200 a 1.400 plantas por
manzana) lo que no potencializa su la capacidad productiva del rubro.

48
8.2. ¿Cuáles son los principales problemas de acuerdo a la tecnología utilizada y
las exigencias del cultivo?

En general el manejo del cultivo y la aplicación de tecnologías se manejan con


diferentes niveles de intensidad de localidad a localidad y de finca a finca, las
tecnologías son usadas con diferentes niveles de intensidad, no obstante a
continuación se presentan algunos datos importantes al respecto, como resultados del
proceso de trabajo.

8.2.1. Densidad de siembra

Como se puede observar la densidad de siembra es muy variable, encontrándose


diferentes tipos de arreglos y número de plantas por manzana.

ƒ Surco sencillo

2.0 x 2.0 varas = 2,500 plantas por mz.


2.5 x 2.0 varas = 2,000 plantas por mz.
3.0 x 1.0 varas = 3,333 plantas por mz.
3.0 x 1.5 varas = 2,000 a 2,222 plantas por mz.
3.0 x 2.0 varas = 1,666 plantas por mz.
3.0 x 3.0 varas = 1,111 plantas por mz.

ƒ Surco doble

4.0 x 2.0 x 1.20m = 1,800 plantas por mz

Todos esto sistemas de siembra, en plantaciones que duran un promedio entre los dos
y tres años. Sin embargo, a menudo se encuentran plantaciones con una edad superior
a los cinco años.

Algunas observaciones importantes sobre la densidad de plantas por manzana, es el


hecho que a mayor densidad de plantas, se han observado mayor incidencia de
Sigatoka, pero también mayor volumen de producción, por ende mayor rentabilidad
teórica, como lo explica Belalcazar, 1995 y Espinosa et al, 1996, en los estudios de
rendimiento comparativo a diferentes densidades de plantación.
.
En plantaciones de 1,666 plantas por mz, se obtiene mayor calidad del fruto, mayores
rendimientos por unidad (racimo) y menor incidencia de enfermedades, no obstante la
producción por unidad de área es menor CORPOICA, 2001.

49
8.2.2. Niveles de Fertilización

En la actualidad los programas de fertilización en musáceas, constituyen uno de los


problemas más importantes en el manejo y producción de estos rubros, los sistemas e
intensidad de fertilización de las plantaciones de plátano, presentan una alta
variabilidad, en cada una de las explotaciones plataneras, esto principalmente
constituye el problema primordial en cuanto a la estandarización de la producción, en
las diferentes regiones del país.

A continuación se muestran algunos datos obtenidos por Carcache, 2006 en ciclos de


trabajos del Comité Local de Investigación y Transferencia Tecnológica en Plátano
(CLITTP), bajo esta lógica de acción con grupos de agricultores plataneros de Rivas.

Según Héctor Sánchez

Entre Enero a Julio aplicación de fórmula completa 12-24-12 o 15-15-15 dos onzas por
mes por planta.

La fertilización nitrogenada (UREA 46% N) a razón de 2.0 onzas por planta, se


desarrolla entre los meses de Agosto a Octubre, a finales de Mayo y mediados de
Noviembre.

Según Héctor Pérez

La fertilización nitrogenada (UREA 46% N) a razón de 3.0 onzas por planta, se


desarrolla a finales de Mayo y mediados de Noviembre.

La fertilización con formulas completas 12-24-12 se desarrolla entre Julio a Agosto a


razón de 2.0 a 3.0 onzas por planta.

50
Según Amilcar Jarquín

Al momento de la siembra

4 qq/mz de fórmula completa 12-30-10; 8.0 a 12.0 qq/mz de Urea 46%N; 8.0 a 12.0
qq/mz de Muriato de Potasio, 1.0 qq/mz de Azufre y 30.0 a 40.0 qq/mz de cal.
Durante el periodo de establecimiento del cultivo

• 15dds en Mayo, 3.0 qq/mz de 10-30-10 más 1.0qq/mz de Urea 46%N.

• 90dds (3 meses) en Agosto, 2.0qq/mz de Urea, más 2qq/mz de Muriato de


potasio (2 a 3 onzas por planta).

• 180dds (6 meses) en Noviembre, 2.0qq/mz de Urea, más 2qq/mz de Muriato de


potasio (2 a 3 onzas por planta).

• 270dds (9 meses) en Febrero, 5.0qq/mz de Nitro K (21.5%).

Plantación en producción

• En Mayo, 3qq/mz de fórmula completa 12-30-10, más 1.0qq/mz de fórmula


nitrogenada Urea (46%N).

• En Agosto, 2.0 qq/mz de fórmula completa 12-30-10, más 2.0qq/mz de Muriato


de potasio.

• En Noviembre, 2.0 qq/mz de fórmula completa 12-30-10, más 2.0qq/mz de


Muriato de potasio.

• En plantaciones con disponibilidad de riego en Febrero se puede realizar una


aplicación de Nitro K (21.5%), si no existe disponibilidad de riego “no se hace”.

Al comparar los datos de los agricultores con los programas de fertilizaciones


desarrollados en base a resultados de investigaciones sobre los requerimientos del
plátano según CENA, 2002, las variaciones de estos procesos se hacen notar con
facilidad, encontrando sistemas de fertilización que se pueden clasificar como
deficitarios y sistemas de fertilización de cultivo bastante cercanos a esta realidad
científica.

A continuación y para fines comparativos en la tabla 8, se muestran los componentes


en cuanto a calendarización de la entrega de fertilizantes de un programa de
fertilización.

51
Tabla 23. Programa fraccionado de entrega de fertilizantes

Primer año del cultivo (Inicio del programa con el establecimiento de la plantación a inicios de Mayo)
Primera Segunda Tercera Cuarta Quinta Sexta
Aplicaciones
aplicación aplicación aplicación aplicación aplicación aplicación
Tipo y 30 d.d.s.: 0.03 120 d.d.s.: 210 d.d.s.:
A la siembra, 60 d.d.s.: 0.11 150 d.d.s.:
Kg Sulfato de 0.23 Kg de 0.45 Kg. de
dosificación 0.11 Kg de 0-
amonio/
Kg Sulfato de
Urea + 0.23 Kg
0.23 lb Urea +
Urea + 0.45 Kg
del producto 20-0 por amonio por 0.45 Kg de 15-
postura de 15-15-15 de l5- 15-15 /
postura. planta. 15- 15/planta.
siembra. /planta. planta.
Segundo año del cultivo (Inicio del programa a partir de Abril o Mayo)
Primera Segunda Tercera Cuarta Quinta Sexta
Aplicaciones
aplicación aplicación aplicación aplicación aplicación aplicación
Tipo y 0.45 Kg de 15- 0.45 Kg de 15-
dosificación 0.45 Kg de 15-
15-15 / planta.
15-15 + 1.0 lb
de Urea /
0.45 Kg de 15-
15-15 /planta.
15-15 + 1.0. lb
de Urea /
del producto planta. planta.
Fuente: Elaboración propia basado en CENA, 2002.

Debido a que en la actualidad la producción platanera de Nicaragua es casi en 100%


del tipo convencional, la fertilización química ha sido tomada como un factor de
tecnificación del cultivo.

En este sentido, la tendencia sobre un manejo deficiente de la fertilización sigue siendo


tema de gran relevancia y una de las principales limitantes del crecimiento del rubro, en
esta vía estudios del 2005 realizados por Monterrey y Lacayo en la zona de Rivas en el
cual caracterizaron los sistemas de fertilización de acuerdo a tres escalas, demuestran
que la mayor cantidad de los agricultores sujetos de encuesta se encontraban ubicados
en el nivel de deficiencia en sistemas de fertilización.

Tabla 24. Niveles de Fertilización

CONCEPTO OPTIMA ADECUADA DEFICIENTE TOTAL


Número de Productores 97 124 326 547
% 17.73 22.67 59.60 100
FUENTE: Elaboración propia a partir de Base de Datos del estudio de brechas tecnológicas Monterrey y Lacayo, 2005

Según estos datos cerca del 60% (59.60%) de los agricultores plataneros encuestados
muestran una deficiente fertilización, que en teoría crea un impacto negativo sobre la
capacidad productiva de la finca, y solo cerca del 18% (17.73%) de los agricultores
plataneros se consideran dentro del estatus de una eficiente fertilización de sus
plantaciones. No obstante, es importante mencionar que esta clasificación se supedita a
la condición de uso o no de fertilizantes químicos.

No obstante, y a pesar de las diferencias en términos de suelo y zonas productivas, se


hace muy evidente el hecho de existir una alta fluctuación en cuanto a los sistemas de
fertilización en las fincas plataneras, razón por la cual el dominio de técnicas de
fertilización es un tema de interés común.

52
8.2.3. Uso de Riego

Para el caso de las explotaciones plataneras de la


zona de Ometepe, según datos de los agricultores,
cerca del 75% de las finca carecen de sistemas de
riegos, razón por la cual su producción es de
carácter estacional, debido a que depende de la
época de lluvias.

Durante el verano, la producción de musáceas


decrece vertiginosamente y las plantaciones en
general se mantienen en estrés hasta la llegada de
las lluvias o bien se vuelcan o doblan por efecto de
la deshidratación y el viento.

Según estudio realizado en el 2005, por Julio Monterrey y Ligia Lacayo se reporta para
la zona de Rivas un total del 65% de los productores plataneros no disponen de sistema
de riego. Para buscar salidas a esta situación según información suministrada por
APLARI, se ha venido trabajando en el establecimiento de alianzas con instituciones
nacionales e internacionales que ha culminado con un proyecto para el establecimiento
de sistemas de micro aspersión y mini aspersión en las explotaciones plataneras del
Istmo de Rivas.

En el caso de las explotaciones plataneras de la zona de Matagalpa, Jinotega, Quilali y


las regiones autónomas del país, no se cuenta con sistemas de riego. Sin embargo,
esta no es la situación limitante del rubro, según versión de los agricultores de la zona,
debido a la alta pluviosidad que en estas zonas se presenta. En este sentido la mayor
limitante del rubro son las densidades poblacionales, arreglos de siembra y deficientes
sistemas de fertilización.

En el caso de las explotaciones tradicionales y semi tecnificadas de las zonas de


Chinandega, estas carecen de sistemas de riego adecuado, pues en ellas prevalecen el
sistema de riego por gravedad, con excepción de las explotaciones que presentan
sistema de manejo tecnificado.

En general la disponibilidad de agua para la labor de riego, ha sido garantizada en la


zona de pacífico sur a través de la construcción de norias, que no son más que
perforaciones en el suelo que alcanzan los 3 a 6 metros de largo, por 2 a 4 metros de
ancho y una profundidad que depende de la ubicación del manto freático principalmente
entre los 2 a 4 metros.

Sin embargo, uno de los principales problemas de esta tecnología (norias) corresponde
a los altos costos de construcción y mantenimiento, razón por la cual se presenta una
tendencia al mayor uso de fuentes superficiales.

En el contexto ambiental, uno de los principales riesgos que se corre con el uso de las
norias, es por un lado la contaminación de las aguas con agroquímicos, y la presión

53
ejercida sobre este vital recurso, lo que en la actualidad ya deja entrever algunos de sus
impactos negativos en la disminución del nivel de agua disponible para riego, razón por
la cual para la zona de Ometepe y Rivas se ha iniciado a organizar una propuesta que
gira entorno a la extracción de agua del lago de Nicaragua, la que para la isla consistiría
en el establecimiento de una red de tuberías y una zona de bombeo que llevaría el
agua del lago, hacia las zonas de cultivo y en el caso del Istmo representa la
construcción de canales principales de riego y una estación de bombeo que llevaría el
agua de la fuente (lago) hacia las fincas productivas. Este marco tecnológico apunta a
la posibilidad de generar impactos negativos en la fuente de agua, debido a la alta
extracción y posible contaminación debido al comportamiento actual referente al uso
creciente de agroquímicos y áreas de cultivo.

Ante esta situación las necesidades de llevar adelante una estrategia de riego eficiente
toman mayor vigencia, lo que se demuestra con el impulso de programas de
distribución de sistemas de riego de micro y mini aspersión que ha venido impulsando la
Asociación de Plataneros de Rivas (APLARI) con el apoyo del IDR y ONUDI
responsable de la conformación e impulso del cluster plátano.

8.2.4. Principales problemas fitosanitarios en la producción platanera

Para determinar las plagas de mayor importancia económica para los agricultores
plataneros, en el 2006, a través del CLITTP se desarrolló un sondeo con representantes
de diferentes instituciones con que hacer en el rubro de plátano.

Priorización (por orden de importancia) de plagas insectíles y enfermedades del


plátano (Carcache, 2006).

Salvador. M (APLARI) Héctor Sánchez Juana. R (MAG-FOR)


(Coofrutari)
• Sigatoka. • Sigatoka.
• Punta de Cigarro. • Sigatoka. • Picudo.
• Erwinia. • Picudo. • Punta de Cigarro.
• Picudo. • Erwinia. • Erwinia.
• Nematodos. • Nematodos. • Nematodos.
• Virus mosaico pepino. • Punta de Cigarro.

Héctor Pérez (Expotosi) Angélica. V. (INTA/PS) Amilcar Jarquín


(Independiente)
• Sigatoka. • Picudo.
• Picudo. • Nematodos. • Picudo.
• Nematodos. • Punta de Cigarro. • Punta de Cigarro.
• Punta de Cigarro. • Sigatoka. • Sigatoka.

54
(PCaC-UNAG) María Torres (EIAG) Mauricio. C. (EIAG)

• Punta de Cigarro. • Picudo. • Nematodos.


• Picudo. • Nematodos. • Picudo.
• Nematodos. • Punta de Cigarro. • Sigatoka.
• Erwinia. • Punta de Cigarro.
• Sigatoka. • Erwinia.
• Virosis
• Cordana.

Mario Saavedra Martín Jiménez Danilo Abarca


(INTA-PS/MUSANIC) (EIAG/MUSANIC) (APLARI)
• Picudo. • Nematodos. • Nematodos.
• Nematodos. • Picudo. • Picudo.
• Sigatoka. • Sigatoka. • Sigatoka.
• Punta de Cigarro. • Erwinia. • Erwinia.
• Erwinia. • Punta de Cigarro. • Punta de Cigarro.
• Barrenador • Virosis • Virosis

Los resultados de este proceso de consulta, se muestran a continuación y en la tabla


10, se presentan ordenadas las plagas de acuerdo a la importancia otorgada, según el
criterio de cada uno de los entrevistados.

En primer lugar en los cuadros de priorización de plagas, se puede observa una


fluctuación en cuanto al número de plagas que deben tomarse en consideración dentro
del sistema de manejo fitosanitario en el cultivo. Luego, si ordenáramos las plagas por
número de coincidencias según el orden de importancia otorgado tenemos una
priorización de la forma siguiente: Sigatoka: 41.7%, Picudo: 58.3%, Nematodos: 25%
Erwinia: 33.3%, Punta de cigarro: 25.0%, Virosis: 22.2%, Cordana: 11.1%

Así las cinco plagas por orden de importancia según los criterios de los participantes,
estarían distribuidas de la siguiente manera: Sigatoka, Picudo, Nematodos, Pudrición
blanda del tallo, Punta de Cigarro.

55
Y como plagas emergentes

• Barrenador
• Virus del mosaico del pepino
• Cordana**

Cordana se ha identificado como un problema potencial de alta relevancia debido a su


capacidad de daño al fruto y la corona, razón por la cual es un tema priorizado para
investigación y búsqueda de financiamiento.

8.2.5. Otras problemáticas del rubro

• Mezcla y baja calidad del germoplasma para establecimiento de plantaciones.


• Material de siembra de baja calidad fitosanitaria.
• Crecimiento desordenado del área de siembra.
• No sincronización de actividades en fincas para la disminución de inóculo.
• Falta de planes de saneamiento de zonas infectadas.
• Falta de monitoreo y reglamentación de la calidad del material de siembra.
• Falta de reglamentación y monitoreo para la construcción de norias de riego.
• Falta de estudios de contaminación de las fuentes de agua.

8.2.6. Algunas opciones disponibles para el manejo de problemas del rubro

Opciones culturales

• Despunte (Cirugía), deshoje para Sigatoka.


• Mondado para picudo y nematodos.
• Embolsado para Colaspis, Trigona.

Opciones químicas

• Nematicidas.
• Fungicidas. Esta amplia disponibilidad de plaguicidas, demuestran que en
• Herbicidas. la actualidad la tendencia del manejo fitosanitario, gira entorno
• Insecticidas. de los agroquímicos, situación que constituyen serios riesgos
• Bactericidas. para la salud de los consumidores y el medio ambiente.

56
8.2.7. Disponibilidad de opciones potenciales de bajo impacto ambiental, con alto
nivel de eficiencia para el manejo fitosanitario del rubro.

Opciones culturales

• Despistilado (punta de cigarro).


• Trampeo (Picudo).
• Despunta y deshoje (Sigatoka).
• Chapia (malas hierbas).
• Mondado (nematodos).
• Embolsado (Verticillium, Cordana).

Opciones químicas

• Humo líquido (picudo y nematodos).


• Saneamiento (Bacterias, Virus y hongos).

Opciones biológicas

• Depredadotes (Picudo).
• Paecilomyces (Nematodos).
• Beauveria bassiana (Picudo).
• Microorganismos efectivos (Sigatoka).
• Trichoderma (Nematodos).
• Metarhizium anisopliae (Picudo).

57
Como se ha podido identificar, existen una gran cantidad de opciones culturales,
botánicas y biológicas, para el manejo de las incidencias de plagas en el cultivo.

Razón por la cual, los grupos asociados al trabajo en el rubro de las musáceas como
MUSANIC, el grupo CLITTP, FUNICA, entre otros; deben promocionar y validar la
efectividad de la aplicación de productos biológicos y actividades culturales, de manera
que los resultados conformen el bastión de lucha para la producción segura, con altos
estándares de calidad física, microbiológica y ambiental.

8.3. Problemas con el uso y manejo de semilla

A lo largo del territorio nacional hasta la fecha no se establece como medida tecnológica
de impacto sobre la calidad fitosanitaria de semilla, el establecimiento y manejo de lotes
exclusivos para la producción de semillas de musáceas y normalmente se utilizan lotes
comerciales de producción para este fin.

Uno de los problemas que ha traído esta falta de manejo de lotes semilleros y tratamiento
del material de siembra, es el hecho de una mayor proliferación de poblaciones de picudo
del plátano, y por otro lado la diseminación de enfermedades como la pudrición blanda del
pseudotallo causada por Erwinia sp y la enfermedad del Virus del Mosaico Común de las
Musáceas.

Cabe señalar que hasta la fecha la ejecución de prácticas como el mondado, no es una
realidad en las zonas húmedas del país, ni en las explotaciones de Ometepe, en general
esta tecnología solamente se aplica de manera más extendida en la zona del Istmo de
Rivas y fincas de plataneros de la zona de occidente.

La práctica de desinfección o prelinaje de los cormos, es a la fecha una práctica poco


utilizada a nivel nacional, lo que crea problemas en la eficiencia del mondado de la
semilla.

Después de la primear cosecha, a una plantación ya se le pueden sacar muy buenos


hijos, sin embargo el productor de musáceas no esta de acuerdo con esto por que la
extracción de material de siembra durante el primer año, afectaría la siguiente cosecha
quedando el anclaje de la planta muy débil y la plantación tendría mucho menos vida útil.
Esta es la causa primordial por la que se utilizan plantaciones comerciales para la
obtención de semilla de siembra hasta después del segundo año de cosecha.

8.4. Problemas de para la exportación del plátano

Debido a la aplicación de diferentes niveles de tecnología en cada una de las fincas y


zonas productoras de plátano en Nicaragua, la calidad del plátano producido es muy
variable y a menudo no cumple con los requisitos impuestos por el comprador, esto ha
sido en si el principal tropiezo de la exportación de plátano al mercado Norteamericano
y Canadiense.

58
En el caso de la exportación de plátano para la región centroamericana, principalmente
para El Salvador y Honduras, la exportación de fruta fresca no pasa por gran problema
debido a que esta es utilizada para procesamiento industrial y no para consumo fresco.

Las principales limitantes en la calidad del fruto vienen desde la cosecha en donde se
experimenta mal manejo del corte, aunado a la falta de tecnologías para el manejo post
cosecha de los frutos, acopio inadecuado en la finca y transporte inapropiado a los
centros de distribución.

La calidad exigida para el producto en fresco difiere según el agente que compra el
producto. En general, se exige su presentación en dedos y que el producto esté fresco,
entero, sano, limpio, de color verde uniforme, bien formado y con desarrollo normal, de
textura firme al tacto, y, ligeramente convexo de acuerdo con las características de la
variedad. Adicionalmente, la fruta no debe presentar aristas muy pronunciadas,
manchas, magulladuras, cicatrices, impurezas, pudriciones o huellas notorias de
lesiones causadas por enfermedades o insectos. Cuando se habla de primera calidad,
se exige una longitud mínima de 19 cm. en pulpa con un diámetro mínimo de 4.5 cm. en
la mitad del plátano, incluyendo la corteza, y un peso mínimo de 300 gr.

Las cadenas especializadas identifican dos categorías de calidad. El plátano selecto o


de primera calidad corresponde a un producto fresco, sano y con un porcentaje de
daños (físicos, químicos y mecánicos) inferior al 5%. El producto se entrega en cajas
plásticas de 23.5 Kg. El plátano corriente o de segunda calidad puede presentar
defectos de formación y un porcentaje de daños menor a 25%.Se empaca en cajas
plásticas de 23.5Kg. La diferencia en el precio por razones de calidad fluctúa entre 15%
y 20%. El plátano se almacena como máximo por una semana en bodegas refrigeradas.

En las plazas mayoristas el plátano se clasifica en dos categorías. La primera agrupa el


producto que presenta pequeños defectos de forma, coloración, y daños inferiores al
10%. La segunda categoría corresponde a producto de menor calidad, con daños que
pueden alcanzar hasta el 50% y se conoce como pirracha. En relación con la forma de
presentación, el plátano proveniente de las zonas Productoras se comercializa en
cuentas de 100 unidades y es transportado a granel en camiones (Monterrey y Lacayo,
2005).

59
IX. RESUMEN SOBRE LOS PRINCIPALES PROBLEMAS TECNOLÓGICOS O
CUELLOS DE BOTELLA EN LA PRODUCCIÓN Y COMERCIO DEL PLATANO

A lo largo del informe, se han venido describiendo una cantidad importante de factores
que representan limitantes importantes en la producción del rubro musáceas, estas
temáticas han incluido el manejo de la fertilización, población, riego, problemática de la
semilla en cuanto a la calidad fitosanitaria, como uniformidad y pureza genética,
principales plagas y su manejo, mezcla y degeneración del material y problemas de
comercialización.

A continuación se presentan en resumen los principales cuellos de botella que en general


limitan el desarrollo del rubro.

9.1. BRECHAS TECNOLÓGICAS Y SERVICIOS FALTANTES PARA EL


FORTALECIMIENTO DE LA CADENA AGROPRODUCTIVA DEL PLÁTANO
(Por zona objetivo)

9.1.1. Zona húmeda RAAN – RAAS

ƒ Poca disponibilidad de variedades más promisorias que se adapten a la zona y


presenten buenas características productivas y comerciales.
ƒ Mala calidad genética y fitosanitaria de la semilla de siembra.
ƒ Poca disponibilidad de insumos agrícolas en la zona.
ƒ Alto desconocimiento de bioecología de insectos plagas y enfermedades.
ƒ Poco conocimiento sobre manejo de la fertilidad de suelo.
ƒ Mercado local limitado.
ƒ Poco acceso a información tecnológica sobre el rubro, sus plagas y tecnologías
ecológicas para su manejo.

9.1.2. Zona de Occidente (Chinandega) y Pacífico Sur (Rivas, Masaya, Carazo)

ƒ Poco acceso al crédito


ƒ Elevados intereses de las financieras.
ƒ Altas exigencias del mercado internacional en cuanto a estándares de calidad.
ƒ Carencia de agroindustria con las que se puedan procesar diferentes productos
del plátano.
ƒ Resistencia al cambio por productores de subsistencia.
ƒ Asistencia técnica generalizada y no específica para grupos de productores.
ƒ Asistencia técnica no bien direccionada.
ƒ Falta de tecnologías eficientes de riego.
ƒ Poco acceso a productos alternativos para manejo de plagas.
ƒ Poco conocimiento sobre el manejo de la fertilidad del suelo.
ƒ Poco dominio de estrategias de fertilización orgánica e inorgánica.

60
9.1.3. Zona de Matagalpa y Jinotega

ƒ Mala calidad genética y fitosanitaria de la semilla.


ƒ Alta incidencia y desconocimiento de la bioecología de insectos plagas y
enfermedades.
ƒ Poco conocimiento sobre manejo de la fertilidad de suelo.
ƒ Poco acceso a información tecnológico sobre el rubro, sus plagas y tecnologías
ecológicas para su manejo.
ƒ Poca investigación sobre manejo de plagas locales.

9.1.4. Zona de Estelí - Quilali

ƒ Mala calidad genética y fitosanitaria de la semilla.


ƒ Alta incidencia y desconocimiento de la bioecología de insectos plagas y
enfermedades.
ƒ Poco conocimiento sobre manejo de la fertilidad de suelo.
ƒ Poco conocimiento sobre le manejo agronómico del cultivo.
ƒ Poco acceso a información tecnológico sobre el rubro, sus plagas y tecnologías
ecológicas para su manejo.
ƒ Poca investigación sobre manejo de plagas locales.

9.2. PROYECCIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE MUSÁCEAS EN UN PERIODO DE 5 Y


10 AÑOS Y PRIORIZACIÓN DE TECNOLOGÍAS.

9.2.1. Zona de las regiones autónomas RAAN – RAAS.

Tabla 25. Proyección de la situación de musáceas en un periodo de 5 y 10 años

Situación en 5 a 10 Factores positivos del


Sistema Situación actual
años cambio
50.000 hogares con Mayor densidad
Establecimientos de
números no mayores a poblacional
De producción pequeñas y medianas
200 matas, distribuidas Seguridad alimentaria
campesina plantaciones con objetivo
en la sección de la rivera Mejor comercialización
de comercio local
de los ríos. Apoyo de ONG´s
Aspectos de
25.000 hogares con 100 Establecimiento ordenado
conservación de suelo
De producción indígena matas, distribuidas en las de pequeñas
Organización
riveras de los ríos. explotaciones comunales
Capacitación técnica
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

9.2.1.1. Priorización de tecnologías

ƒ Disponibilidad de semilla de calidad genética y sanitaria de las variedades


recomendadas para la zona.
ƒ Disponibilidad de variedades como FHIA 21, Pelipita, Guineos caribe, entre otros
recomendados para la zona.
ƒ Capacitación para la selección de lotes semillero y manejo y tratamiento de la
semilla.

61
ƒ Capacitación técnica en desarrollo de programas de fertilización y manejo de la
fertilidad del suelo.
ƒ Capacitación tecnología para el establecimiento de sistemas agroforestales con
Musa.
ƒ Capacitación tecnológica para el manejo de ganado en sistemas agroforestales.

9.2.2. Grupo zona cafetalera norte (Matagalpa – Jinotega)

Tabla 26. Proyección de la situación de musáceas en un periodo de 5 y 10 años

Situación en 5 a 10 Factores positivos del


Sistema Situación actual
años cambio
Número de productores:
280 Número de productores:
Mayor densidad
Área sembrada: 460 mz 420
poblacional
Asocio Rendimiento: 100 Área sembrada: 552 mz
Seguridad alimentaria
racimos por manzana Rendimiento: 439
Mejor comercialización
Distancia de siembra: 8 x racimos por manzana
8 metros
Número de productores: Número de productores: Apoyo de ONG´s
140 210 Aspectos de
Diversificado Área sembrada: 450 mz Área sembrada: 540 mz conservación de suelo
Rendimiento: 60 racimos Rendimiento: 100 Organización
/ mz racimos / mz Capacitación técnica
Número de productores: Incremento de la
180 Número de productores: demanda del producto
Área sembrada: 280 mz 270 Asistencia técnica
Monocultivo Rendimiento: 20.000 Área sembrada: 420 mz Mayor densidad
unidades / mz Rendimiento: 30.000 poblacional
Distancia de siembra: 4 x unidades / mz Mayores ingresos
4 varas = 625 plantas/mz Producción continua

Tabla 27. Problemas y cambios necesarios para saltar la situación

Cuáles son las prácticas o


Principales problemas Cambios necesarios para
Principales problemas que conocimientos necesarios
para lograr mejor valor de solucionar las brechas en
reducen la productividad para alcanzar los cambios
la cosecha (cadena) la cadena productiva
propuestos
Sistema de asocio
Baja densidad
poblacional No hay excedente de Aumentar las densidades
Mayor producción para
Falta de asistencia producto de siembra
que exista excedente
técnica Mayor asistencia técnica
Poca importancia como
actividad económica
Sistema diversificado
No son áreas compactas
Búsqueda de más
Materiales muy reciclados Oferta solo en mercado Establecimiento de
oportunidades de
No deshije local contactos y convenios
mercado
No hay manejo
agronómico
Sistema de monocultivo Baja calidad del producto
Poca fertilización Poca accesibilidad de las Mejora de la calidad Introducir variedades
No hay riego zonas de producción Gestionar para mejorar la mejoradas
complementario Competencia desleal accesibilidad a nivel Fomentar la organización
Ausencia de variedades Mala organización gubernamental a través de los
Poca información No se incorpora valor Mejorar la organización conglomerados
tecnológica agregado

62
9.2.2.1. Factores positivos que dinamizan el cambio

1. Organización del gremio.


2. Generación de tecnologías para manejo de plagas.
3. Capacitación técnica en manejo de plagas.
4. Capacitación en desarrollo de programas de fertilización y manejo de la fertilidad
del suelo.
5. Apertura de agricultores al cambio.
6. Mejoramiento de la disponibilidad de de materiales promisorios.

Tabla 28. Exigencias o demandas tecnológicas y de servicios en la zona.

Nº Tecnología y/o servicio tecnológico Puntaje total


1 Riego
2 Densidad de población
3 Fertilización química
4 Manejo Integrado de Plagas
5 Asistencia técnica
6 Fertilización orgánica
7 Variedades
8 Comercialización
9 Manejo de suelo
10 Organización
11 Deshije
12 Genero
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos del encuentro focal.

Los aspectos a considerar en cada unas de prioridades tecnológicas, se explican


a continuación:

1. Riego: Corresponde a exploración de fuentes de agua y su implementación a través


del modelo de micro aspersión.

2. Densidad de población: Aumentar la densidad de siembra, estableciendo


plantaciones de 2,000 plantas por manzana.

3. Fertilización química: Enfocada principalmente a factores como fuente nutricional,


dosis y momento de aplicación en base al as exigencias del cultivo.

4. Manejo integrado de plagas: Como producir semilla sana y control cultural y


químico de sigatoka negra.

5. Variedades: Prueba de adaptación de variedades como cuerno enano y algunos


materiales recientemente introducidos al país como Fhia-3, Fhia-17 y Fhia – 20.

63
6. Manejo de suelo: Principalmente obras de conservación con curvas a nivel,
cortinas rompevientos, cercas vivas e insertar cultivos de cobertura leguminosos en
los primeros 4-5 meses de establecido el cultivo.

9.2.3. Grupo zona de occidente y pacífico sur de Nicaragua

Tabla 29. Proyección de la situación de musáceas en un periodo de 5 y 10 años

Sistema semi tecnificado Situación actual Situación 5 a 10 años


Ha crecido el número de agricultores
plataneros en este sistema, por lo que
las áreas bajo manejo semi tecnificado
1.000 productores, Área sembrada
6.500 mz, Rendimiento: 70.000 Semi
han crecido
Istmo Rivas unidades por manzana, 2.000 a tecnificado Rendimiento incrementado (mayor oferta
2.200 plantas/mz al mercado)
20 productores, Área sembrada 300 Un 50% de productores exportan al
mz, Rendimiento: 30.000 unidades Semi mercado regional - internacional
Ometepe por manzana, 2.000 a 2.200 tecnificado Un 50% de productores han dado el
plantas/mz salto al sistema de plátano tecnificado
10 productores, Área sembrada 50 Contar con un distrito de riego
Carazo mz, Rendimiento: 50.000 unidades Semi Sistema de riego eficientes
Masaya por manzana, 1.666 a 2.000 tecnificado
plantas/mz
Dominio de los sistemas de fertilización
Uso de semilla certificada
Manejo de plagas con opciones
biológicas

Sistema Tradicional Situación actual


120 productores, Área sembrada 500
mz, Rendimiento: 30.000 unidades
Istmo Rivas por manzana, 2.000 a 2.200
Tradicional
plantas/mz
300 productores, Área sembrada
2.000 mz, Rendimiento: 50.000 Disminución del número de plataneros
Istmo Rivas unidades por manzana, 1.600
Tradicional
en este sistema
plantas/mz
1.000 productores, Área sembrada
Carazo 6.500 mz, Rendimiento: 70.000
Tradicional
Masaya unidades por manzana, 2.000 a
2.200 plantas/mz
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

9.2.3.1. Factores positivos que dinamizan el cambio

7. Organización del gremio.


8. Identificación y dinamización del mercado.
9. Generación de tecnologías para manejo de plagas.
10. Disponibilidad de sistemas eficientes de riego.
11. Apertura de agricultores al cambio.

9.2.3.2. Tecnologías o servicios tecnológicos asociados a este cambio

1. Disponibilidad de sistemas alternativos de riego.


2. Asistencia y capacitación técnica.
3. Giras de intercambio y parcelas demostrativas.
4. Disponibilidad de productos biológicos.

64
5. Centros de acopio y pequeñas plantas de pelado.
6. Acceso a servicios de transporte.
7. Apoyo a mercadeo.

9.2.3.3. Exigencias o demandas tecnológicas del rubro por zonas

ƒ Disponibilidad de tecnologías limpias para manejo de insectos y enfermedades


(validación de tecnologías como: embolsado, uso de hongos entomopatógenos,
controladores biológicos, cirugía, desflorillado, entre otras).
ƒ Manejo de calidad postcosecha de fruto.
ƒ Disponibilidad de sistemas eficientes de riego como riego por mini aspersión,
micro aspersión o goteo.
ƒ Tecnologías o conocimientos del manejo del cultivo para disminuir impacto
ambiental por mal uso de productos y técnicas.
ƒ Manejo integrado de suelos y mantenimiento de la fertilidad.
ƒ Programas de fertilización óptima basada en resultados de análisis de suelo y
exigencias del cultivo.
ƒ Calidad del material: Selección de material superior y sanidad de semilla.
ƒ Ventanas de mercado para guineo cuadrado.
ƒ Apoyo a procesos de experimentación y transferencia tecnológica.
ƒ Montar un foro debate tecnológico entre diferentes actores o instituciones (FHIA,
TECHNOSERVE, INTA….) para el manejo de la fertilidad, el cultivo y sus plagas.
ƒ Apoyo a procesos de actualización técnica de grupos de técnicos y
extensionistas.

Tabla 30. Priorización o demandas tecnológicas y de servicios en la zona.

Tota
Nº Tecnología o servicios
l
1 Sistemas eficientes de Riego (mini aspersión, Micro aspersión) 167
2 Estrategias de Fertilización orgánica e inorgánica 166
3 Estrategias de Manejo Integrado de Plagas 201
Selección y obtención de Material de calidad genética y fitosanitaria
4 183
para siembra
5 Manejo de fertilidad y conservación de Suelos 175
6 Sistema de Información del plátano. 181
7 Programas de asistencia técnica en campo 191
8 Creación de una especialización en plátano. 188
9 Estrategias de Comercio 174
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos del encuentro focal.

Clasifican 6 tecnologías, siendo las de mayor importancia el desarrollo de estrategias de


Manejo Integrado de Plagas, Selección y obtención de material de calidad genética y
fitosanitaria, El desarrollo de un sistema de información en plátano, Manejo de fertilidad
y tácticas de conservación de suelos, el establecimiento de sistemas eficientes de riego,
y el desarrollo de estrategias de fertilización orgánica e inorgánica.

65
Los servicios tecnológicos de mayor demanda son: asistencia técnica, la creación de
una especialidad en plátano y la capacitación y ayuda en estrategias de comercio e
identificación de ventanas comerciales.

Los aspectos a considerar en cada unas de prioridades tecnológicas, se explican


a continuación:

a. Sistemas eficientes de riego (mini aspersión, migro aspersión):


Corresponde a exploración de fuentes de agua y su implementación a través del
modelo de mini y micro aspersión.

b. Estrategia de fertilización orgánica e inorgánica: Enfocada principalmente a


depender menos de fertilizantes inorgánicos o químicos, con la exploración en la
identificación de factores de fuentes nutricionales, dosis y momento de aplicación
en base a las exigencias del cultivo.

c. Estrategia de manejo integrado de plagas: Enfocada al manejo de nematodos,


picudo negro, sigatoca negra y la enfermedad bacterial conocida como moko con
el mínimo uso de plaguicidas convencionales.

d. Selección y obtención de material de calidad genética y fitosanitaria para


siembra: Garantizarlo a través de un programe de producción artesanal de
semilla en bolsa, teniendo la reproducción en Vitro como fuente de semilla
básica.

e. Manejo de fertilidad y conservación de suelos: Muestreo de suelo para


conocer su fertilidad natural, insertar para mejorarlo cultivos de cobertura
leguminosos en los primeros 4-5 meses de establecido un cultivo nuevo y
levantamiento de obras de conservación con curvas a nivel, cortinas
rompevientos y cercas vivas.

66
9.2.4. Zona de Quilali - Estelí

Tabla 31. Proyección de la situación de musáceas en un periodo de 5 y 10 años

Sistema Situación en 5 a 10 Factores positivos


Situación actual años del cambio
productivo
150 productores Número de
Mayor densidad
Área sembrada 1,000 productores: 250
poblacional
mz Área sembrada:
Asocio Seguridad alimentaria
333 plantas mz 2.000 mz
Mejor
Rendimiento: 333 Rendimiento: 450
comercialización
racimos por manzana racimos por manzana
100 productores Número de Apoyo de ONG´s
Área sembrada 400 productores: 200 Aspectos de
mz Área sembrada: 550 conservación de
Diversificado
100 plantas/mz mz suelo
Rendimiento: 100 Rendimiento: 100 Organización
racimos por manzana racimos / mz Capacitación técnica
Incremento de la
100 productores
Número de demanda del
Área sembrada 300
productores: 200 producto
mz
Área sembrada: 500 Asistencia técnica
Monocultivo 625 plantas/mz
mz Mayor densidad
Rendimiento: 30,000
Rendimiento: 50.000 poblacional
unidades por
unidades / mz Mayores ingresos
manzana
Producción continua
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

Tabla 32. Problemas y cambios necesarios para saltar la situación

Cuáles son las prácticas o


Principales problemas Cambios necesarios para
Principales problemas que conocimientos necesarios
para lograr mejor valor de solucionar las brechas en
reducen la productividad para alcanzar los cambios
la cosecha (cadena) la cadena productiva
propuestos
Sistema de asocio
Baja densidad
poblacional No hay excedente de Aumentar las densidades
Mayor producción para
Falta de asistencia producto de siembra
que exista excedente
técnica Mayor asistencia técnica
Poca importancia como
actividad económica
Sistema diversificado
No son áreas compactas
Búsqueda de más
Materiales muy reciclados Oferta solo en mercado Establecimiento de
oportunidades de
No deshije local contactos y convenios
mercado
No hay manejo
agronómico
Sistema de monocultivo Baja calidad del producto
Poca fertilización Poca accesibilidad de las Mejora de la calidad Introducir variedades
No hay riego zonas de producción Gestionar para mejorar la mejoradas
complementario Competencia desleal accesibilidad a nivel Fomentar la organización
Ausencia de variedades Mala organización gubernamental a través de los
Poca información No se incorpora valor Mejorar la organización conglomerados
tecnológica agregado
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos en el taller.

67
Factores que dinamizan el cambio

ƒ Mayor asistencia técnica con calidad.


ƒ Organización campesina.
ƒ Identificación de ventanas de mercado y exigencia de calidad.
ƒ Capacitación en técnicas o programas de fertilización orgánica e inorgánica.
ƒ Capacitación en manejo de la fertilidad y tecnología de conservación de suelos.
ƒ Estrategia de manejo en asocios de cultivo.

Priorización de tecnologías y servicios

La hoja de trabajo individual fue llenada por 13 productores(as) y 2 técnicos; lográndose


identificar 12 tecnologías y/o servicios tecnológicos valorando 5 criterios como: facilidad
de producción local, impacto en la producción o en la calidad, facilidad de manejo,
relación costo beneficio y grado de amigabilidad ambiental.

Los criterios fueron valorados según la metodología descrita a inicios del documento,
con una escala de carácter subjetivo de 1 a 5, siendo el valor 1 la categoría mala, 2
regular, 3 buena, 4 muy buena y 5 excelente.

El resultado de frecuencia de opinión y valor total de puntaje de cada unas de las


tecnologías y/o servicios tecnológicos priorizados en la zona de Quilalí fue el siguiente:

Tabla 33. Priorización de tecnologías y servicios en el rubro de plátano, grupo


Estelí – Quilali.

Nº Tecnología y/o servicio tecnológico Puntaje total


1 Sistemas eficientes de Riego. 271
2 Manejo de densidad de población. 260
3 Estrategias de fertilización química. 197
4 Manejo Integrado de Plagas. 184
5 Asistencia técnica. 124
6 Estrategias de fertilización orgánica. 84
7 Disponibilidad de variedades promisorias. 56
8 Estrategias de comercialización 56
9 Estrategias de manejo de suelo 37
10 Organización campesina. 25
11 Deshije y manejo cultural del cultivo. 22
12 Incorporación de Genero 22
Fuente: Elaboración propia a través de datos obtenidos del encuentro focal.

Clasifican 8 tecnologías, siendo las de mayor importancia las tres primeras como el
riego, densidad de población y fertilización no orgánica. El servicio tecnológico de
mayor demanda es la asistencia técnica.

68
Los aspectos a considerar en cada unas de prioridades tecnológicas, se explican
a continuación:

a. Sistema eficiente de Riego: Corresponde a exploración de fuentes de agua y


su implementación a través del modelo de micro aspersión.

b. Manejo de densidad de población: Aumentar la densidad de siembra,


estableciendo plantaciones de 2,000 o más plantas por manzana.

c. Estrategias de fertilización química: Enfocada principalmente a factores como


fuente nutricional, dosis y momento de aplicación en base al as exigencias del
cultivo.

d. Manejo integrado de plagas: Como producir semilla sana y control cultural y


químico de sigatoka negra.

e. Estrategias de fertilización orgánica: Como recolectar y elaborar abonos en


base a estiércol bovino para que posteriormente hacer pruebas de dosis y
momento de aplicación en base a las exigencias del cultivo.

f. Disponibilidad de variedades promisorias: Prueba de adaptación y


rendimiento de variedades recientemente introducidos y seleccionadas en el
país por la UNAN - León.

g. Estrategias de manejo de suelo: Principalmente obras de conservación con


curvas a nivel, cortinas rompevientos, cercas vivas e insertar cultivos de
cobertura leguminosos en los primeros 4 a 5 meses de establecido el cultivo.

h. Deshije y manejo cultural del cultivo: Con el aumento de la densidad de


siembra, se quiere conocer los métodos y principalmente la frecuencia de
eliminar hijos, utilizando los diferentes métodos de desinfección de herramientas
de trabajo.

69
X. PROPUESTA PARA EL DESARROLLO TECNOLOGICO DE LAS MUSACEAS EN
NICARAGUA

Las musáceas es un cultivo cuyo fruto forma parte de la canasta básica alimenticia,
además que es un generador de empleos y divisas debido a las exportaciones.

Por las condiciones biofísicas que presentan actualmente las zonas, se ubican en el
rango aceptable para la siembra y explotación del cultivo; principalmente por el alto
potencial de fuentes de agua para riego y la calidad de los suelos.

Por el carácter semi perenne del cultivo y su alta producción de biomasa contribuye a la
conservación y el mejoramiento del recurso suelo en lo particular y en el ambiente en lo
general. Con la implementación de la siembra de musáceas mejoramos la biodiversidad
genética, la calidad ambiental y el ingreso económico de las familias productoras con la
producción a corto y mediano plazo de otras cosechas.

Debido a que el sistema de producción diversificado, sustenta su justificación agro


ecológica en el modelo de policultivos con el propósito de conservar, desarrollar y
mejorar el paisaje del ecosistema agro productivo de las zonas, además de elevar el
nivel de vida de los productores(as).

Para tal caso estamos orientando insertar especies de granos leguminosos como
mungo y mocuna en los primeros 4-5 meses de establecido el cultivo, con el fin de
controlar malezas, conservar humedad y evitar la erosión tanto eólica como hídrica de
los suelos de los suelos entre otras bondades.

También es necesario incentivar el establecimiento de sistemas agroforestales como


cortinas rompevientos y barreras vivas, utilizando especies de gandul y frutales como
aguacate, mango y cítricos con el fin de proteger al cultivo de daños provocados por el
viento, que actualmente es una situación que desfavorece la siembra de plátano
gigante, que posee la mejor calidad y produce graves daño por fraccionamiento de
hojas y lesiones en los frutos tanto de plátano, como guineo y bananos en las diferentes
regiones del país.

• Las características socioeconómicas de los productores de musáceas, facilita la


viabilidad del nivel de aceptación de las opciones tecnológicas que se ofertan
para su implementación en ese sentido recomendamos:

• La siembra de golpes escalonados para mantener una producción constante


hacia el mercado.

• Implementar un marco de siembra de 1x1.5x1.5 metros en doble surco y un buen


manejo de hijos para proyectar la explotación del cultivo durante 3 años.

• Es necesario garantizar la calidad genética y fitosanitaria del material de siembra


con la implementación de un programa de producción de semilla.

70
• Con el uso de la mínima labranza, no aplicar productos de origen sintético para el
control de plagas del suelo y aumentar la densidad de siembra, tendremos una
mayor producción con un menor costo de producción.

• Los ingresos de las familias productoras se pueden aumentar, adicionando valor


agregado a la producción primaria para la elaboración de algunos productos
alimenticios como chip, tostones y harina.

En tal caso es importante la promoción y apoyo al desarrollo del sector agroindustrial de


este rubro, a través de la construcción y rehabilitación de sitios de acopio y
procesamiento de productos y subproductos de Musa.

• Otros productos a promocionar para obtener a un mayores ingresos económicos


corresponde a una buena comercialización de las hojas para envoltura, con la
introducción y siembra de nuevas variedades como los materiales FHIA, las
cuales resisten el daño de la enfermedad foliar conocida como Sigatoka negra y
la inversión en la industrialización de su biomasa para la producción de abono y
papel orgánico.

• Con el propósito de cuantificar la cantidad y calidad de la producción primaria, es


necesario hacer conteos, definir estándares, pesar, investigar precios de venta,
valorar costos de producción y conocer ingresos netos. Para tal fin, estamos
proponiendo evaluar 8 indicadores, siendo estos los siguientes:

7. Porcentaje de calidad de frutas, expresada en categoría de primera, segunda y


tercera.
8. Número de manos por racimo.
9. Número de dedos por racimo.
10. Producción de frutas anual por manzana.
11. Rendimiento total expresado en toneladas por manzana.
12. Precio de fruta por categoría de calidad.
13. Costo de producción por manzana.
14. Beneficio neto por manzana.

Antes de proceder a evaluar los 8 indicadores, es necesario calcular la producción de


plantas con racimos, para compararla con la población total de plantas establecidas.

Por otro lado, se hace necesario el apoyo decidido en materia tecnológica y financiera
para la validación de estrategias de manejo integrado de plagas, mediante el uso de
controladores biológicos para el manejo de Cosmopolites sordidus mediante el uso de
Beauveria bassiana y Metarrhizium anisopliae, de igual manera explorar opciones de
manejo con depredadores como hormigas del género Pheidole y Tetramorium de la
misma manera que con escarabajos de los géneros Plesius y Hololepta, asegurando
también mantener un programa de incidencia sobre la promoción de estas tecnologías.

71
El apoyo a servicios de experimentación debe ser uno de las actividades transversales
de instituciones de apoyo económico y tecnológico como FUNICA, INTA, MAGFOR y
Las Universidades.

En esta vía también se deben apoyar iniciativas de investigación para la búsqueda y


validación de estrategias culturales de prevención de enfermedades como el caso del
desflorillado para la prevención de la punta de cigarro, el embolsado para la prevención
de punta de cigarro (Verticillium theobromae), mancha del fruto (Cordana musae,
Piricullaria sp) e insectos plagas como Trigona y Colaseis, evaluación de
Microorganismos eficientes y cirugía para el manejo preventivo de sigatoca
(Mycosphaerella fijiensis). Estas actividades podrían trabajarse con instituciones
universitarias, MUSANIC y el Comité Local de Investigación y Transferencia
Tecnológica en Plátano (CLITTP), que aglutinan un importante número de instituciones
con que hacer en el rubro de las musáceas.

Otras tecnologías de mucha importancia a ser apoyadas, debe constituir el


establecimiento y manejo de sistemas eficientes de riego, que ha representado uno de
los factores limitantes para la producción, a la vez que constituye un riesgo en cuanto a
la contaminación de los recursos hídricos, debido al sobre uso actual de plaguicidas y
fertilizantes sintéticos en la producción del rubro, el desarrollo de procesos de
producción de material de calidad genética y fitosanitaria para el establecimiento de las
nuevas plantaciones. En este sentido se podría trabajar con el desarrollo de programas
de capacitación para la selección de lotes semilleros y manejo del material de siembra,
capacitación sobre técnicas rápidas de reproducción de material y apoyo económico a
aquellas iniciativas emergentes sobre reproducción de materiales como es el caso del
laboratorio de biotecnología de la EIAG, el REGEN de la UNA y el proyecto de
reproducción de vitro plantas de Tecuilcan.

De la misma manera se debería trabajar sobre el marco del apoyo a procesos de


capacitación integrales sobre el manejo agronómico y fitosanitario del cultivo, sistemas
y manejo de riego y estrategias de desarrollo de programas de fertilización orgánica e
inorgánica, basados en análisis de tejido y suelos de acuerdo a los requerimientos del
cultivo por etapa fenológica.

Un último espacio de apoyo lo constituye, la habilitación de laboratorios y apoyo a


iniciativas de cría de biocontroladores, como es el caso del laboratorio de
entomopatógenos de la UNA que actualmente trabaja en la producción de Beauveria
bassiana y Metarrhizium anisopliae e iniciativas nuevas como es el caso del laboratorio
de biotecnología y suelos de la EIAG-Rivas. De igual, manera es de mucha importancia
incursionar en el apoyo a programas de manejo de la fertilidad y técnicas de
conservación de suelo.

72
XI. Actores claves identificados para saltar estas barreras productivas,
financieras, comerciales y de investigación – capacitación.

Los actores claves para enfrentar este proceso de cambio de actitud productiva,
además de los productores (as), son los sectores de educativos, gobierno, financiero y
comercial.

Los productores (as), sus asociaciones u organizaciones, no logran percibir políticas de


gobierno que oferten programas financieros y créditos impulsados por una Banca de
Desarrollo que impulse al sector financiero privado a que realice inversiones en el
sector Musáceas.

Son pocas o inexistentes las instituciones de apoyo a la producción de Musáceas con


tecnologías y servicios tecnológicos que tienen presencia en cada unos de los territorios
estudiados, principalmente en la zona norte y atlántica de nicaragua.

Algunas de las instituciones claves identificadas de carácter nacional con excepción de


la organización de grupos de productores que tienen presencia en las zonas y son parte
vitales para el proceso de fortalecimiento de la productividad del rubro principalmente
de plátano y banano corresponden a:

FUNICA: Podría financiar investigaciones, procesos de capacitación, implementación


de nuevos modelos productivos y habilitar la producción a través de la financiación de
pequeñas iniciativas empresariales de promoción, mercadeo y generación de
tecnologías limpias.

INTA: Fortaleciendo la red de extensionistas capacitadotes y técnicos de campo en las


zonas de producción del rubro, destinando recursos para investigaciones desarrolladas
en las zonas de producción que busquen solución a problemas productivos del rubro,
apoyo en la distribución de material informativo sobre manejo y tecnologías de
producción.

ONUDI: A través del fortalecimiento de la organización de los grupos productores de


plátano y la consolidación del cluster, además de promover ferias campesinas y
financiar procesos de apoyo y capacitación técnica en el rubro con agrupaciones locales
o nacionales (CLITTP, MUSANIC, INTA, entre otros).

MAGFOR: Disponiendo sus servicios de diagnóstico fitosanitario en cada una de las


zonas productivas, además de apoyar los procesos de investigación y transferencia en
el rubro.

La banca financiera: Poniendo a la disposición de los grupos de productores


plataneros una cartera de créditos blandos con una tasa preferencial que incentive la
producción del rubro y acompañe las exportaciones.

Las universidades (UNA, UNAN-León, EIAG, BICU, URACAN): Apoyando los


procesos de investigación y transferencia tecnológica en el rubro musáceas, de igual

73
manera disponibilizando tecnología y apoyando decididamente las acciones del sector
platanero y agrupaciones de apoyo.

CLITTP: En la continuidad de los procesos de capacitaciones manejo del cultivo y sus


plagas, además de continuar en el proceso de investigación sobre alternativas de
manejo de las plagas más importantes del rubro.

IDR: A través de sus programas nacionales como el PRPR, desde donde podrían ser
financiados la construcción de plantas procesadoras y la instalación de sistemas
alternativos de riego, como el caso de la micro aspersión, mini aspersión o el riego por
goteo.

UGAQ: A través de sus grupos de agricultores organizados, apoyando la gestión de


recursos internos y de instituciones contrapartes o asociados, para impulsar programas
de capacitación – transferencia en las diferentes temáticas inherentes al proceso
productivo y de comercialización del rubro.

Cooperativas o asociaciones de productores de plátano (APLARI, COOFRUTARI,


COOPLARI, Unión de Cooperativas de servicios múltiples de Tonalá: Como
gestores de propuestas ante las demandas tecnológicas y de servicios de los grupos
organizados, administración y asignación de recursos obtenidos, jugando un papel
relevante en el establecimiento de alianzas y fortalecimiento estructural de los grupos
de trabajo en cada una de las zonas, y desarrollando una labor vinculante entre los
diferentes actores que interactúan en la cadena.

Tecuilcan: Disponibilizando tecnología de producción, en especial la identificación,


selección y suministro de material genético de buena calidad productiva y fitosanitaria.

Instituciones de investigación Biodiversity Internacional, CATIE: Apoyando en el


acceso a información sobre resultados de investigaciones y validación de materiales,
tecnologías de manejo de plagas y del cultivo, también a través del desarrollo de
proyectos de investigación o validación en Nicaragua.
AMANCO: A través de asesoría técnica y suministro de sistemas de riego según las
necesidades o características de los agricultores plataneros, con la idea de asegurar
mayor eficiencia ecológica en el uso del recursos agua y mejor efectividad en el
suministro de los requerimientos hídricos del cultivo.

UNAG-PCaC: A través de la interacción con el gobierno, apoyando en la gestión de


recursos y apoyo técnico para sus agremiados y asociaciones o grupos a fines,
disponibilizando información y contribuyendo al trabajo de investigación de los grupos
locales como el CLITTP, e instituciones de investigación como el INTA, CATIE,
Biodiversity, las universidades, entre otras.

Casas Comerciales: Diferentes instancias como Pro-agro, Servicio Agrícola


Guardián, Rappacholi Macgregor y CISA – Agro; las cuales distribuyen productos o
insumos como fertilizantes, insecticidas, nematicidas y fungicidas entre otros.

74
XII. GLOSARIO

APLARI Asociación de Productores de Plátano de Rivas.

EIAG Escuela Internacional de Agricultura y Ganadería.

FUNICA Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal


de Nicaragua.

FHIA Fundación Hondureña de Investigación Agrícola.

IDR/ PRPR Instituto de Desarrollo Rural – Programa de Reactivación Productivo


Rural.

IICA Instituto de Investigación de Ciencias Agropecuaria.

INTA Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria.

MUSANIC Grupo Interinstitucional de Musáceas en Nicaragua.

UNAG/PCAC Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos – Programa


Campesino a Campesino.

UGAQ Unión de Ganaderos y Agricultores de Quilali.

APLARI Asociación de Plataneros de Rivas.

COOFRUTARI: Cooperativa de frutales de Rivas.

COOPLARI: Cooperativa de Plataneros de Rivas.

Unión de Cooperativas de servicios múltiples de Tonalá

EIAG Escuela Internacional de Agricultura y Ganadería de Rivas.

UNA Universidad Nacional Agraria.

UNAN-León Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.

CATIE Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza.

UNAG-PCaC Unión nacional de Agricultores y Ganaderos, Programa campesino


a campesino.

75
XIII. BIBLIOGRAFIA

APLARI, 2007. Exitosa comercialización de plátano pelado a honduras: in Boletín de la


Asociación de Productores de Plátano y Guineo de Rivas, Edición 2, febrero 200,
Páginas 11 – 12.

Belalcazar, S. 1995. Cultivo del plátano en altas densidades, una nueva opción.
Informaciones Agronómicas 20: 1-4.

Carcache. M, 2006. Estado actual del rubro plátano: Memoria de trabajo del Comité
Local de Investigación y Transferencia Tecnológica en Plátano. 13p.

CATIE, 2004. ¿Cómo analizar el estado de tecnologías y conocimientos para un manejo


agro ecológico?, CD interactivo, Managua, Nicaragua.

CENTA, 2002. Guía técnica del cultivo del plátano. San Salvador, El Salvador, 34p.

CORPOICA, 2001. Plan estratégico de investigación y transferencia para aumentar la


sostenibilidad y competitividad del cultivo de plátano en Colombia: Resúmenes
analíticos de la investigación sobre plátano en Colombia. Armenia, Colombia, 394p.

Espinosa, J., S. Belalcazar, and D. Suarez. 1996. Effect of plant density and nutrient
management on plantain yield. Procceedings of the Symposium New Technology in
Agriculture. Potash and Phosphate Institute and Chinese Ministry of Agriculture. Beijing,
China.

FADCANIC, 2000. Caracterización fisiogeográfica y demográfica de las regiones


autónomas del caribe de Nicaragua: Informe de consultoría, Nicaragua, 48p.

FAO, 1995. Los departamentos de León y Chinandega, Managua, Nicaragua. Pirr.

FAO, 2006. World reference base for soil resources 2006: A framework for international
classification, correlation and communication; World soil resources reports, Rome, Italy.
145p.

FHIA, 2004. Estudio de mercado de plátano, Tegucigalpa, Honduras.

Gliessman, Stephen, R. 2002. Agroecología: procesos ecológicos en agricultura


sostenible. Turrialba, C.R: CATIE. 359 p.

IICA, 2004. Cadena agroindustrial del plátano, Managua, Nicaragua. 57p.

INEC, 2001. Características del departamento de Jinotega, Managua, Nicaragua. Pirr.

_______. Características del departamento de Matagalpa, Managua, Nicaragua. Pirr.

76
_______. Características del departamento de Nueva Segovia, Managua, Nicaragua.
Pirr.

INETER, 2005. Caracterización geográfica del territorio nacional, Managua, Nicaragua.


http://www.ineter.gob.ni.

INPOFOS, CORPOICA, 1997. Fertilización del plátano en densidades altas,


Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Colombia. 9p.

Marín Castillo, 1988. Génesis de suelos, Managua, Nicaragua. 114p.

Melgar C. M. 2003. Aspectos biogeográficos de Rivas, Rivas, Nicaragua. 21p.

Monterrey J y Lacayo L, 2005. Estudio de brechas tecnológicas en la cadena productiva


del plátano. Informe Final, Managua, Nicaragua, 80p.

Morales. M. J (2003). Metodología de Planificación Ambiental Participativa para


Formular el Plan Rector de Producción y Conservación (PRPC) de la Sub cuenca del
Río Jucuapa, Matagalpa-Nicaragua: Tesis MSc. Centro Agronómico tropical de
Investigación y Enseñanza (CATIE), Turrialba, Costa Rica. 219p.

-----. 1999. Texto Básico: conservación de suelos y agua. Managua, NI. UNA-FARENA.
448 p.

UNAN. 2006. MUSALOGO, Catálogo de germoplasma de Musa en los departamentos:


Informe final de trabajo. 25p.

77
APÉNDICE DE ANEXOS

78
ANEXO I. Debate sobre las instituciones de investigación UNA, INTA, UNAN
¿Qué podemos ofrecer para el rubro plátano?

UNA: Marbell Aguilar.

Desde el REGÉN, nosotros estamos en la producción de plantas in vitro, podemos


participar en la selección de materiales para la reproducción en las diferentes zonas del
país.

Estamos abiertos a participar desde la perspectiva de la biotecnología y desde nuestro


centro de investigación podemos apoyar en la selección de los mejores materiales para
reproducción de plantas y obtención de semilla.

En la universidad estamos trabajando con hongos entomopatógenos, debemos ver la


posibilidad de ver en que se puede apoyar el proceso, mediante la disponibilización de
opciones de manejo biológico de plagas.

EIAG: Martín Jiménez.

Nosotros contamos con el recurso humano, estudiantes y docentes participando de la


investigación interinstitucional.

Nuestra limitante son los recursos económicos y los medios para garantizar el
seguimiento del proceso, se trata de obtener apoyo para obtener combustible y poner a
disposición nuestro equipo.

Estamos sobre la línea de la investigación y ala fecha con el CLITTP tenemos


compromisos sobre temas, tenemos a disposición el laboratorio de suelo, donde
podemos contribuir con menores costo de los análisis para los estudios de suelos.

BICU: Rafael Acebedo.

Nuestro problema igual es recursos económicos, sin embargo hemos estado trabajando
en colaboración con instituciones como el INTA, IPADE en investigación, como el caso
de prácticas de manejo y calidad en plátano cuerno y FHIA 20.

También estamos validando variedades, con uso de aplicaciones de insumos químicos,


con ello hemos venido identificando respuesta de las musáceas a la adición de insumos
y aplicación de diferentes actividades.

Estamos anuentes a seguir en el proceso de apoyar los esfuerzos de investigación que


se puedan coordinar con nosotros.

En la costa el plátano se maneja a nivel de autoconsumo, por efecto de transporte y


mercadeo deficiente.

79
Como universidad no tenemos un cuerpo técnico para brindar asistencia técnica,
nuestro apoyo a los productores se da a través del trabajo con los estudiantes.

UNAN-León: Maritza Vargas.

Hemos estado trabajando en el acompañamiento de trabajos con otras universidades y


los grupos de agricultores.

Por un lado deseamos seguir consolidando la experiencia que tenemos en la


producción de variedades mejoradas y tecnologías limpias.

También continuar con la producción de material in vitro y generación de tecnologías


seguras.

Un enfoque importante, es el continuar con la generación de material limpio,


asegurando la distribución de un material de calidad.

La idea es poder estructurar una red que facilite el control de la semilla, y distribuya este
material en las diferentes zonas del país.

Seguir la coordinación de trabajo con otras organizaciones.

Incluir y mantener los aspectos productivos y de seguimiento en nuestros módulos de


enseñanza.

Seguir trabajando en la transferencia de tecnología con productores.

Estamos planteando que debe ser una línea, el funcionamiento de la red de musáceas,
de manera que cada institución pueda tener una agenda de investigación.

A lo externo, creemos que como universidad deberíamos estar compartiendo


información sobre diferentes tópicos del rubro, de manera que la comunicación deba ser
lo más abierto posible con la red internacional.

INTA: Mario Saavedra.

En los últimos dos años hemos estado trabajando en conjunto con las instituciones de
Rivas, en particular con la EIAG sobre temas de plátano y ahora estamos por la vía de
trabajo con Tecuilcan.

Habría que preguntar a la dirección general.

En la parte de musáceas la cobertura está a cargo de mi persona e institución, no existe


oficina del INTA en la región, No obstante, se nos ha prometido un técnico de esta
institución para dar asesoría y seguimiento en este rubro.

Hemos solicitado al INTA central, que se abra una oficina en Quilalí.

80
FUNICA: Julio Monterrey.

Existe en Nueva Segovia proyectos de asistencia técnica, tenemos en Quilalí y Nueva


Segovia, existe algunos recursos para cubrir costos de capacitación técnica.
En Nueva Segovia se ha formado en Ocotal una escuela de café, deberíamos aspirar a
tener una escuela de Musáceas, con un diplomado sobre el rubro.

APLARI: Danilo Abarca.

Es preocupante que la mayoría de los productores solo aplican fertilizantes, en Rivas se


vive un fenómeno sobre poco conocimiento sobre fertilización.

Tenemos problemas con reconocer deficiencias de micro nutrientes.

Sería bueno contactarse con universidades que puedan hacer análisis foliares.

En Rivas tenemos problemas serios con CMV, que alcanzan hasta un 25% del total de
la población.

Biodiversity Internacional: Charles Staver.

¿En las diferentes universidades, tienen módulos sobre musáceas?

EIAG: Martín Jiménez. Si tenemos un módulo de frutales en donde se incluye


musáceas.

BICU: Rafael Acebedo.

También tenemos una asignatura que se llama cultivo de trópico húmedo, a este se le
da más tiempo como tal.

UNA: Marbell Aguilar.

Somos de la idea que se ubique una asignatura como cultivo de plátano.

INTA: Mario Saavedra.

Creo que debe ser optativo, pues no todos estarán interesados en el rubro, no obstante
se conoce de una demanda fuerte en Rivas sobre ese punto.

81
ANEXO II. GÉNESIS Y CLASIFICACIÓN según INETER, 2005; Morales, J, 2003;
Marín Castillo, 1988.

Los suelos de Nicaragua dependiendo del origen y madurez se han clasificado en


diferentes órdenes, entre estos los más importantes corresponden a: Entisoles,
Vertisoles, Alfisoles, Molisoles, Inseptisoles, Ultisoles, Histosoles entre otros.

Suelos Entisoles

Este orden agrupa todos los suelos cuya evolución es incipiente, y que por una u otra
causa no han podido desarrollar horizontes genéticos.

Los entisoles son suelos de reciente formación con perfiles de tipo A. C y A. R. Los
primeros se desarrollaron a partir de cenizas muy recientes y los segundos a partir de
rocas volcánicas.

Son suelos que presentan un epipedón ócrico, que corresponde a un horizonte ''A"
delgado con bajo contenido de materia orgánica, sobre materiales frescos sin ningún
grado de desarrollo, o como producto de superficies fuertemente erosionadas.
Presentan suelos con una secuencia de horizontes A-C, sin desarrollo de horizontes
genéticos.

El grupo taxonómico más representativo de este orden es Typic Ustorthents (AC), que
son Ortorthenst que se localizan en superficies fuertemente erosionadas por la acción
humana. Presentan un horizonte "A" de color oscuro y texturas medias, con un perfil
que tiene una secuencia de horizontes A-C, siendo el horizonte ''C'' la roca parcialmente
alterada, son suelos muy superficiales, pedregosos, de texturas moderadamente
gruesas y medias en la capa arable y medias a moderadamente finas en el subsuelo,
con topografía muy accidentada (> 30%) y Lithic Ustortents (A. R).

Suelos Vertisoles

Se caracterizan por tener texturas muy arcillosas con grietas profundas durante la
estación seca debido al contenido de arcilla expandible del tipo 2:1 (montmorillonita),
que origina contracciones y dilataciones de las mismas por los cambios de humedad.

Las grietas permiten un constante rejuvenecimiento de los suelos por el proceso de


haploidización debido al continuo volteo del material edáfico de la superficie al subsuelo
y viceversa. Presentan generalmente una buena fertilidad debido a su alta saturación
de bases. Sin embargo, son bajos en materia orgánica. Presentan colores casi negros y
su drenaje interno varía de moderado a imperfecto.

Los subgrupos identificados son: Typic Pellusterts y Chromusterts. Los primeros son de
colores negro grisáceo y generalmente el drenaje es imperfecto y los segundos tienen
colores más pardos y drenaje moderado.

82
Suelos Alfisoles

En Nicaragua estos suelos se caracterizan por la presencia de un epipedón ócrico


(horizonte A de colores claros o de un espesor menor al de un tercio de la profundidad
del solum) que descansa sobre un horizonte argílico (Bt), es decir, con acumulaciones
bien definidas de arcillas por procesos de iluviación, y de colores rojizos, o sobre un
horizonte B cámbico de colores pardo a pardo rojizo.

Tienen más de 35% de saturación de bases y se localizan en regímenes de humedad


ústico y algunas transiciones a údico. Los subgrupos más generalizados son Udic
Haplustalf, Typic Tropudalfs y Lithic Haplustalfs o Tropudalfs.

Otras clasificaciones han llamados a los suelos de este orden como: suelos pardos no
calcáreos, suelos grises de bosque, suelos podzólicos pardo grisáceos, etc.

Estos suelos se distribuyen generalmente en terrenos de altura en las zonas climáticas


5Dx, 4Dd y 3Dd, colindantes con los departamentos de Madríz y Estelí.

Suelos Mollisoles

Los Mollisoles son suelos que tienen un desarrollo de juvenil (A-B-C) a inmaduro (A-Bt-
C) con la presencia de un epipedón mólico que corresponde a un horizonte superficial
"A'' de color oscuro, alto en saturación de bases (> 50%).

El subgrupo de suelos más característico es Haplustolls, que son Ustoll de régimen


ústico que presentan un epipedón mólico (horizonte A) que descansa sobre un
horizonte B cámbico. La secuencia textural del A y el B es generalmente franca, son
desarrollados a partir de rocas volcánicas y se localizan en superficies fuertemente
erosionadas. Presentan una secuencia de horizontes del tipo A-B-C.

Algunos suelos con carácter vértico y con drenaje moderado a imperfecto fueron
clasificados como Haplaquolls y Argiaquoll, otros desarrollados a partir de materiales
calcáreos fueron clasificados como Calciustolls, que se distribuyen en zonas climáticas
de baja precipitación.

Los subgrupos más importantes de este grupo son Udic, Pachic, Vertic, Lithic.

Suelos Inceptisoles

Este orden se caracteriza por presentar perfiles de desarrollo juvenil con una secuencia
de horizontes A-B-C. La gran mayoría de los suelos derivados de cenizas volcánicas se
clasifican en el suborden de los Andepts. Los Andepts identificados en la región han
sido clasificados como Mollic Vitrandepts y Typic Eutrandepts (Marín Castillo, 1988).

Son suelos minerales, poco profundos a muy profundos; el horizonte superficial es de


colores claros (epipedón ócrico) o de colores oscuros (epipedón úmbrico) y el subsuelo
tiene un horizonte alterado (horizonte cámbico) de textura franco arenosa muy fina a

83
arcillosa, con estructura de suelo o ausencia de estructura de roca por lo menos en la
mitad del volumen; con inundaciones ocasionales y prolongadas en algunas áreas,
sobre todo en la región Atlántica de nuestro país, donde el contenido de aluminio fluctúa
de alto a medio. Se presentan en relieve de plano a muy escarpado, la fertilidad se
presenta de muy baja a alta. Son desarrollados de sedimentos aluviales, fluviales,
coluviales, de cenizas volcánicas, de rocas básicas y ácidas.

Suelos Ultisoles

Son suelos con drenaje interno natural de imperfecto a bien drenados, de profundos a
muy profundos, en relieve de plano a muy escarpado, la fertilidad natural tiene valores
de baja a media, con un contenido variable de aluminio, se han desarrollado de rocas
básicas, intermedias y ácidas, de sedimentos aluviales, coluviales y fluviales.

Predominan en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Atlántico Sur; y en la


Región Norte Central, en los Departamentos de Matagalpa y Jinotega.

Se encuentran ubicadas en las provincias fisiográficas Tierras Altas del Interior, Planicie
Costera del Atlántico y Depresión Nicaragüense, con pendientes del terreno que
presentan rangos de 1 a 75%, casi planas a muy escarpadas.

Presentan texturas superficiales franco arcilloso y arcilloso, textura del subsuelo de


arcilloso a muy arcilloso; colores pálidos en el suelo superficial, pardo grisáceo oscuro a
pardo amarillento claro, en el subsuelo los colores varían de pardo oscuro a pardo rojizo
oscuro, en algunos casos los colores en el subsuelo varían producto del hidromorfismo
de gris parduzco claro a gris claro.

Suelos Oxisoles

Son suelos minerales seniles, en la última etapa de intemperización química, con un


horizonte superficial de colores claros que descansa sobre un subsuelo muy grueso de
color rojo amarillento, muy profundos, moderadamente estructurado, con altas
concentraciones de Hierro (Fe) y Aluminio (Al), bien drenados, muy ácidos, con un alto
contenido en aluminio intercambiable, de relieve ondulado a escarpado, fertilidad muy
baja, desarrollados de rocas ultra básicas (diabasa o basalto ultra básico).

Localizados en el Departamento de Río San Juan, en la zona de vida Bosque muy


húmedo Tropical, con un promedio de precipitaciones entre los 4,000 a 6,000mm
anuales, la temperatura media anual varía de 25 a 26°C.

El drenaje interno de estos suelos es bueno, la permeabilidad es rápida debido al alto


grado de porosidad.

Tienen un horizonte superficial delgado (ócrico), arcilloso, de color rojo amarillento y con
estructura moderada y en el subsuelo presenta un horizonte óxico muy grueso (110cm),
arcilloso, de color rojo amarillento, con estructura moderada a débil, que sobreyace a un

84
horizonte grueso (>60cm), arcilloso, de color rojo, con veteados pardos a pardo oscuro,
sin estructura definida.

Suelos Histosoles

Son suelos orgánicos muy profundos con un horizonte superficial de gran espesor, que
contiene más del 20% de materia orgánica, por el alto contenido de tejido orgánico; con
drenaje interno pobre a muy pobre, en relieve plano depresional y áreas pantanosas,
con fertilidad baja a alta, desarrollados a partir de acumulación de depósitos orgánicos
y sedimentos lacustres y fluviales. La mayor parte del año, tienen el nivel freático en o
sobre la superficie del suelo.

Se hallan localizados en el departamento de Río San Juan, en climas comprendidos en


la zona de vida Bosque húmedo Tropical y su transición a Seco con precipitaciones
promedios anuales que oscilan de 1,800 a 2,200mm y temperaturas medias anuales
superiores a los 24°C.

El espesor del horizonte orgánico es muy variable (40cm a 80cm), de textura franco
limoso a franco arcillo limoso, de color negro y sin estructura definida; el horizonte sub
superficial permanece casi siempre saturado con agua, es muy grueso (>150cm),
franco arcillo limoso a arcillo limoso, de color negro, sin estructura.

85
Anexo III. Tecnologías y servicios priorizados en la zona de Pacífico Sur

Facilidad de Impacto en la Relación Grado de


Facilidad de
No Tecnología o servicios producción producción o Costo amigabilidad Total
manejo
local en la calidad Beneficio ambiental
1 Sistemas eficientes de Riego 28 40 31 37 31 167
Estrategias de Fertilización
2 30 40 32 35 29 166
orgánica e inorgánica
Estrategias de Manejo Integrado
3 38 42 36 40 45 201
de Plagas
Selección y obtención de
4 Material de calidad genética y 33 40 32 38 40 183
fitosanitaria para siembra
5 Estrategias de Comercio 33 34 32 39 36 174
Manejo de fertilidad y
6 28 39 32 39 37 175
conservación de Suelos
Programas de asistencia técnica
7 35 42 38 39 37 191
en campo
Creación de una especialización
8 33 41 34 40 40 188
en plátano.
Sistema de Información del
9 32 40 34 39 36 181
plátano
Fuente: Elaboración propia en base a información de fichas de priorización de tecnologías.

86
Anexo IV. Modelo conceptual del conglomerado.

Mercados
Productos

Región / Área geográfica

Productores y
Comercializadores

Colaboración Proveedores de Asociatividad


Efectiva Insumos y Servicios Competitiva

Proveedores de
Factores Básicos para el Desarrollo
Recursos Recursos Infraestructura Clima de Tecnologías de
Tecnología
Humanos Financieros Física Negocios Información

Capital Social

Fuente: ITESM: Centro de Estudios Estratégicos; Tecnológico de Monterrey

87