Vous êtes sur la page 1sur 4

APRENDIZAJE EXPERIENCIAL Y ESTILOS DE APRENDIZAJE

Por:
ANDRÉS CHIAPPE LAVERDE
Doctor en Ciencias de la Educación
Centro de Tecnologías para la Academia
Universidad de La Sabana

   
             Concepciones  Pedagógicas  y  Tendencias  Actuales   1  
   

 
A manera de conclusión y tras las lecturas de los documentos propuestos, podemos afirmar que son
dos las exigencias que la educación ha hecho al ejercicio de incorporación de las TIC en los
procesos de formación tienen que ver, primero, con el cumplimiento de la expectativa de
personalización del aprendizaje y, segundo, el hacer de la formación virtual un proceso mucho más
contextualizado, más cercano a las vivencias y cotidianidad de los aprendices.

Una manera de canalizar esta segunda exigencia se logra aplicando los principios pedagógicos de
propuestas como el «aprendizaje experiencial». Una particularidad del aprendizaje experiencial es
que hay muchas formas de entenderlo. Muchos autores han escrito sobre el tema y de allí se derivan
múltiples apreciaciones al respecto. Se pueden encontrar propuestas de aprendizaje experiencial
de tipo corporativo, enfocadas al desarrollo de competencias laborales y de liderazgo, hasta
propuestas conceptuales muy elaboradas académicamente que se pueden aplicar a distintos
contextos educativos. Lo que todas estas alternativas comparten es que reconocen el valor que
tiene la experiencia como motor del aprendizaje. Formarse a través de la experiencia es tal vez una
de las formas más duraderas y potentes de aprender.

Como vimos, uno de los académicos que más ha trabajado el tema del aprendizaje experiencial es
David Kolb. Buena parte del interés que despierta la teoría de Kolb es que también ha trabajado
mucho el tema de los estilos de aprendizaje —el cual apunta a la primera exigencia que se
mencionó— y a través de esta teoría vincula el aprendizaje experiencial con los estilos de
aprendizaje. Podemos decir que, tanto del aprendizaje experiencial como de los estilos de
aprendizaje, hay gran cantidad de literatura y, por supuesto, formas de entenderlos. Tras la revisión
de los distintos abordajes que sobre los estilos de aprendizaje se han hecho, observarán que es
posible catalogar dos tipos:

• Aquellos que se refieren a la forma en que el ser humano procesa información.


• Aquellos que se refieren a los canales que las personas utilizan predominantemente para
capturar información del medio que les rodea.

   
             Concepciones  Pedagógicas  y  Tendencias  Actuales   2  
   

 
El segundo tipo es, tal vez, uno de los más reconocidos, dado que comprende el
estilo visual, el auditivo y el kinestésico. Dentro de este ámbito, hay personas que
tienden más a las asociaciones visuales, mientras que otras prefieren escuchar u
otras necesitan sentir, corporeizar el aprendizaje. No podríamos decir que una forma
u otra es mejor, solamente que tienen particularidades diferentes. De hecho, el
poder de asociación es mayor en lo visual, pero el poder de recordación de lo
kinestésico no lo tiene ninguno de los demás sentidos. Con relación al primer tipo de
abordaje sobre estilos de aprendizaje, hay también varias tipologías, pero hay dos
preeminentes; la primera es la de David Kolb. Su propuesta en esta materia sugiere
que hay cuatro tipos de aprendices: los convergentes, los divergentes, los
 
acomodadores y los asimiladores.
 
Kolb dice que el aprendizaje es la transformación del conocimiento como producto
de la experiencia, en ese sentido propone que hay dos tipos de experiencias
   
distintas: la experiencia vivencial - concreta que se adquiere por la aprehensión, a
través de los sentidos; y la experiencia mental - conceptual, que se da por la vía de
la comprensión.

En ese sentido, Kolb dice que el aprendizaje se da cuando un tipo de experiencia se


transforma en la otra, cuando soy capaz de pasar de lo vivencial a lo conceptual o
viceversa. Entonces, estas experiencias concretas o abstractas sugieren unas
aproximaciones más activas o más reflexivas. Ahora bien, cuando se combinan lo
concreto, lo abstracto, lo activo y lo reflexivo aparecen cuatro cuadrantes que
caracterizan cuatro diferentes estilos de aprendizaje:

   
             Concepciones  Pedagógicas  y  Tendencias  Actuales   3  
   

 
Es importante aclarar que los estilos de aprendizaje no deben encajonar a las personas, no las
determinan ni la caracterizan, ya que, los estilos de aprendizaje cambian a lo largo de la vida. Un
aprendiz no es eternamente visual ni convergente, probablemente se encuentre en una etapa en la
que es así, pero muy seguramente por algunas razones de tiempo o contexto su estilo tenderá a
cambiar. La propuesta de Kolb ha sido retomada por otros investigadores (Alonso, Honey y Gallego)
y sobre ella han elaborado otra tipología de estilos de aprendizaje que los clasifica como:
Activista, Reflexivo, Teórico o Pragmático.

Ahora bien, retomando a Kolb y teniendo en cuenta que hay aprendices que pueden tener
predilección por alguno de estos estilos y que ellos conllevan unos ciertos tipos de experiencias y
que además el aprendizaje se presenta cuando se pasa de un tipo de experiencia al otro, lo que
habría que hacer al momento de diseñar un proceso formativo fundamentado en el aprendizaje
experiencial de Kolb, sería diseñar un conjunto de actividades que permitan el tránsito del aprendiz
de un tipo de experiencia a la otra. De esta forma, yo puedo hacer que se enriquezca la
conceptualización con la práctica concreta y viceversa. Entonces, Kolb propone un ciclo de
aprendizaje que tiene estas cuatro etapas:

Esto es un ciclo que se repite las veces que sea necesario permitiendo que se pueda transitar a
través de todas las etapas, lo que, en consecuencia, fortalece el aprendizaje.

   
             Concepciones  Pedagógicas  y  Tendencias  Actuales   4