Vous êtes sur la page 1sur 18

Guía IEEE para medir la resistencia de la tierra, la impedancia de la tierra y los potenciales de la superficie de la tierra de un sistema

de conexión a tierra

AVISO IMPORTANTE: los documentos de las normas IEEE no pretenden garantizar la seguridad, la salud o la protección del medio
ambiente, ni garantizar la interferencia con otros dispositivos o redes. Los implementadores de los documentos de los Estándares
IEEE son responsables de determinar y cumplir con todas las prácticas adecuadas de seguridad, protección del medio ambiente,
salud e interferencia y todas las leyes y regulaciones aplicables.

Este documento IEEE está disponible para su uso sujeto a avisos importantes y renuncias legales. Estos avisos y exenciones de
responsabilidad aparecen en todas las publicaciones que contienen este documento y se pueden encontrar bajo el encabezado
“Aviso importante” o “Avisos importantes y exenciones de responsabilidad con respecto a los documentos IEEE”. También pueden
obtenerse a pedido del IEEE o consultarse en http: // normas .ieee.org / IPR / disclaimers.html.

1. Información general

1.1 alcance

Los métodos y técnicas de prueba utilizados para medir las características eléctricas del sistema de puesta a tierra incluyen los
siguientes temas:

a) Establecimiento de condiciones de prueba seguras.

b) Medición de la resistividad de la tierra.


c) Medición de la resistencia de frecuencia del sistema eléctrico o la impedancia del sistema de tierra a tierra remota
d) Medición de la impedancia transitoria (sobretensión) del sistema de tierra a tierra remota

e) Medición de pasos y tensiones de contacto.

f) Verificación de la integridad del sistema de puesta a tierra.

g) Revisar métodos y procedimientos comunes para realizar pruebas en tierra

h) Revisión de las características y limitaciones de la instrumentación.


i) Revisar varios factores que pueden distorsionar las mediciones de prueba

Copyright © 2012 IEEE. Todos los derechos reservados.


1.2 Propósito

El propósito de esta guía es presentar métodos prácticos de instrumentación que se pueden usar para medir la resistividad del
suelo, la impedancia a tierra remota, los voltajes de paso y de contacto, y las distribuciones de corriente en las redes de tierra
asociadas con las instalaciones eléctricas. Estas redes generalmente consisten en sistemas de conexión a tierra interconectados
que varían en complejidad desde unas pocas barras a tierra hasta redes grandes con muchas barras o pozos de tierra, conductores
enterrados y conexiones a tierra externas. Las conexiones a tierra externas pueden incluir blindaje superior / tierra / cables
neutros, revestimientos de cables subterráneos / neutros, contrapesos, conductores de conexión a la red, tuberías metálicas y
otras conexiones que proporcionan rutas adicionales a tierra remota.

El objetivo de esta guía es ayudar al ingeniero o técnico a obtener e interpretar datos precisos y confiables. Los factores que
influyen en la elección de los instrumentos se discuten junto con una presentación de técnicas de campo para varios tipos de
mediciones. Estos factores incluyen el propósito de la medición, la precisión requerida, los tipos de instrumentos disponibles, las
posibles fuentes de error y la naturaleza de la puesta a tierra o del sistema de puesta a tierra bajo prueba. También describe los
procedimientos de prueba que promueven la seguridad del personal y la propiedad, y busca minimizar las interferencias operativas
con las instalaciones vecinas.

2 Referencias normativas

El siguiente documento de referencia es indispensable para la aplicación de este documento (es decir, debe entenderse y usarse,
por lo que cada documento de referencia se cita en el texto y se explica su relación con este documento). Para las referencias con
fecha, sólo se aplica la edición citada. Para referencias sin fecha, se aplica la última edición del documento de referencia (incluidas
las enmiendas o correcciones).

IEEE Std 80TM, Guía IEEE para la seguridad en la conexión a tierra de subestaciones de CA.1,2

3. Definiciones

Para los fines de este documento, se aplican los siguientes términos y definiciones. El Diccionario de Normas IEEE en línea debe
consultarse para términos no definidos en esta cláusula.3

resistividad aparente del suelo: la resistividad total equivalente de un volumen de suelo con propiedades variables.

unión: la interconexión eléctrica de partes conductoras, diseñada para mantener un potencial eléctrico común.
Contrapeso (líneas aéreas) (protección contra rayos): Conductor o sistema de conductores, generalmente dispuesto debajo de una
línea de transmisión o distribución, que se encuentra con mayor frecuencia debajo de la superficie de la tierra y está conectado al
sistema de conexión a tierra de torres o postes que sostienen la línea.

acoplamiento: la asociación de dos o más circuitos o sistemas de tal manera que la información de potencia o señal se transfiere
de uno a otro.
diferencia de potencial eléctrico: la energía potencial por unidad de carga entre dos puntos en un campo eléctrico.

Línea o contorno equipotencial: el lugar geométrico de los puntos que tienen el mismo potencial en un momento dado.

tierra: una conexión conductora, ya sea intencional o accidental, mediante la cual un circuito o equipo eléctrico se conecta a tierra,
o a algún cuerpo conductor de una extensión relativamente grande que sirve en lugar de la tierra.
Corriente de tierra: una corriente que fluye dentro o fuera de la tierra o su equivalente que sirve como tierra.
electrodo de tierra: un conductor incrustado en la tierra y utilizado para recoger la corriente de tierra o disipar la corriente de
tierra en la tierra.

rejilla de tierra: un sistema de electrodos de tierra interconectados dispuestos en un patrón sobre un área específica y enterrados
debajo de la superficie de la tierra.

impedancia de tierra: la suma vectorial de resistencia y reactancia entre un electrodo de tierra, rejilla o sistema y tierra remota.

aumento del potencial de tierra (GPR): el potencial eléctrico máximo que un electrodo de tierra, rejilla o sistema podría alcanzar
en relación con un punto de conexión a tierra distante que se supone que está en el potencial de la tierra remota.
NOTA: en condiciones normales, el equipo eléctrico conectado a tierra funciona a un potencial de tierra cercano a cero. Es decir,
el potencial de un conductor neutro conectado a tierra es casi idéntico al potencial de la tierra remota. Durante una falla a tierra,
la porción de corriente de falla que es conducida por la red de tierra hacia la tierra causa el aumento del potencial de la red con
respecto a la tierra remota.4

Resistencia a tierra: la impedancia, excluyendo la reactancia, entre un electrodo de tierra, rejilla o sistema y tierra remota. Tenga
en cuenta que algunas secciones de esta guía se refieren a la impedancia de tierra como resistencia de tierra si la porción reactiva
de la impedancia se considera despreciable.
circuito de retorno a tierra: un circuito en el que se usa la tierra o un cuerpo conductor equivalente para completar el circuito y
permitir la circulación de corriente hacia o desde su fuente de corriente.

puesta a tierra: un sistema, circuito o aparato provisto de una (s) tierra (s) con el fin de establecer un circuito de retorno a tierra y
para mantener su potencial en aproximadamente el potencial de la tierra.
Sistema de conexión a tierra: comprende todas las instalaciones de conexión a tierra interconectadas en un área específica.

Resistencia mutua de los electrodos de conexión a tierra: igual al cambio de voltaje en un electrodo producido por un cambio de
corriente en otro electrodo y se expresa en ohmios.

perfil de potencial: un gráfico de potencial en función de la distancia a lo largo de un camino específico.


Tierra remota: un concepto teórico que se refiere a un electrodo de tierra de impedancia cero colocado a una distancia infinita del
suelo bajo prueba. En la práctica, se acerca a la tierra remota cuando la resistencia mutua entre el suelo bajo prueba y el electrodo
de prueba se vuelve despreciable. Normalmente se considera que la tierra remota tiene un potencial cero.

resistividad del suelo (tierra): una medida de cuánto resistirá un volumen de suelo a una corriente eléctrica y generalmente se
expresa en ohm-metros.
tensión de paso: La diferencia en el potencial de superficie que podría experimentar una persona que cruza una distancia de 1
metro con los pies sin tocar ningún objeto conectado a tierra.

gradiente de potencial de superficie: La pendiente de un perfil de potencial, cuya trayectoria intersecta líneas equipotenciales en
ángulos rectos.

Tensión de contacto: la diferencia de potencial entre el aumento del potencial de tierra (GPR) de una red o sistema de conexión a
tierra y el potencial de superficie donde una persona podría estar de pie mientras que al mismo tiempo tiene una mano en contacto
con una estructura u objeto conectado a tierra. Las mediciones de la tensión de contacto pueden ser "circuito abierto" (sin la
resistencia equivalente del cuerpo incluida en el circuito de medición) o "circuito cerrado" (con la resistencia equivalente del
cuerpo incluida en el circuito de medición).

voltaje transferido: Un caso especial de voltaje de contacto cuando un voltaje se transfiere dentro o fuera de la proximidad de un
electrodo de tierra desde o hacia un punto remoto externo al electrodo de tierra.

4 Las notas en el texto, las tablas y las figuras de una norma se proporcionan solo con fines informativos y no contienen los
requisitos necesarios para implementar esta norma.

3
Copyright © 2012 IEEE. Todos los derechos reservados.

4. Objetivos de la prueba.

4.1 Mediciones de resistividad de la tierra.

Las mediciones de resistividad de la Tierra se utilizan para realizar lo siguiente:

a) Estimar la impedancia de tierra de un sistema de puesta a tierra

b) Estimar los gradientes potenciales, incluidos los voltajes de paso y contacto

c) Calcular el acoplamiento inductivo entre los circuitos de alimentación y de comunicación vecinos.


d) Diseño de sistemas de protección catódica.

e) Diseñar mitigación de corriente alterna (ac) para el acoplamiento entre líneas de transmisión y tuberías.

f) Realizar estudios geológicos.

4.2 Mediciones de impedancia y gradiente potencial

La medición de la resistencia de la tierra o la impedancia y los gradientes de potencial en la superficie de la tierra debido a las
corrientes de tierra se utilizan para realizar lo siguiente:

a) Verificar la adecuación de un nuevo sistema de puesta a tierra.

b) Detectar cambios en un sistema de puesta a tierra existente.


c) Identificar pasos peligrosos y tensiones de contacto.

d) Determinar GPR para diseñar protección para circuitos de alimentación y comunicación

5. Precauciones de seguridad al realizar pruebas en tierra.

5.1 Ensayos de electrodos de tierra.

WARNING

A lethal voltage can exist between the ground electrode under test and a remote
ground.

Puede existir un voltaje letal entre el electrodo de tierra bajo prueba y una tierra remota durante las condiciones de rutina o si
ocurre una falla en el sistema de energía que involucra la tierra de la estación mientras se realizan las pruebas de tierra. El aumento
del potencial de tierra puede ser del orden de varios miles de voltios. Los voltajes de paso y contacto alrededor del electrodo de
tierra bajo prueba, el equipo de prueba y las conexiones a tierra remotas también pueden ser letales.

Un plan de prueba normalmente se desarrolla y revisa con el personal de prueba correspondiente. Se deben seguir las reglas de
seguridad apropiadas.

Dado que los electrodos actuales y potenciales están ubicados en puntos que representan la tierra remota, los conductores a estos
electrodos se tratan como si pudiera existir una posible tensión entre los conductores de prueba y cualquier punto de la red de
tierra de la estación. El área principal de preocupación involucra fallas en el sistema o descargas de rayos, que pueden causar
voltajes de hasta varios miles de voltios entre la tierra de la estación y los puntos remotos. También es importante comprender
que la señal de prueba inyectada en un electrodo de corriente remoto también puede generar voltajes de contacto significativos.
Las siguientes precauciones pueden reducir estos peligros, aunque también pueden ser necesarias otras precauciones:

a) Las manos u otras partes del cuerpo no pueden completar el circuito entre los puntos de posible diferencia de alto potencial.
Los guantes y el calzado con calificación dieléctrica pueden reducir los peligros asociados con el manejo de cables de prueba que
se extienden fuera de la red de tierra de la estación.

b) Los cables de prueba y los electrodos expuestos están aislados de los trabajadores y del público en general antes de aplicar los
voltajes de prueba. Los cables de prueba expuestos y los electrodos también están aislados de los trabajadores y el público antes
de conectar los cables a la red de tierra de una estación u otros sistemas de puesta a tierra que puedan estar expuestos a las
corrientes de falla a tierra del sistema.

c) Se aplica una señal para periodos de prueba cortos, y todos los cables de prueba se eliminan inmediatamente después de que
se completa la prueba.
d) Si las sondas remotas actuales y potenciales no están a la vista del personal de prueba o si los cables de prueba están ubicados
en un área accesible para el público, estos puntos están bajo observación continua utilizando un detector de radio en contacto
con el operador del equipo de prueba, siempre y cuando a medida que se aplica la señal de prueba o los potenciales remotos son
mayores de 50 V. Uno o más cables de prueba que están conectados eléctricamente a una red de tierra pueden causar una
transferencia de potencial en condiciones de falla que excederían ampliamente los 50 V, y sería necesario un observador como
siempre y cuando los cables de prueba estén conectados a la red de tierra.
e) Si los extremos sin conexión a tierra de los cables de prueba son paralelos a una línea energizada durante varios cientos de pies,
entonces se puede inducir un voltaje peligroso en los cables de prueba si hay corrientes grandes en la línea energizada. Este
problema a veces puede ser mitigado por la orientación física de los cables de prueba, la conexión a tierra o ambos.

5.2 Pruebas de continuidad en tierra de pararrayos.

Las pruebas de continuidad de tierra para pararrayos requieren un cuidado especial por las siguientes razones:

a) La base del descargador de sobretensiones puede acercarse al potencial de la línea si el cable de tierra está desconectado
mientras el terminal primario permanece energizado. Nunca desconecte la conexión a tierra de un descargador de sobretensiones
por ningún motivo mientras el terminal primario permanezca conectado a una línea energizada.

b) Las corrientes de rayo o conmutación extremadamente altas y de corta duración pueden descargarse en el suelo y pueden
exceder 50 000 A.
c) Se puede producir una falla en el sistema si falla un pararrayos durante la prueba.

Los cables de tierra del pararrayos pueden probarse siempre que se implementen las precauciones de seguridad suficientes.

5.3 Ensayos de tierra neutros y blindados.

Desconectar los cables neutros y de protección puede generar voltajes peligrosos. Este peligro puede ocurrir ya sea que la línea
esté energizada o no, debido al flujo de corriente a través de los cables de protección interconectados, o al acoplamiento mutuo
con otros circuitos energizados. Los procedimientos de trabajo apropiados pueden mitigar estos peligros.

5.4 Equipo de prueba de tierra neutral

Pueden ocurrir altos voltajes y posiblemente dañar al personal y / o dañar el equipo, si se desconectan los neutros del equipo
energizado.

6. Consideraciones generales sobre los problemas relacionados con la medición.

6.1 Complejidades

Las mediciones de resistividades del suelo, impedancias del terreno y gradientes potenciales de la tierra introducen una serie de
complejidades que no se encuentran en otras mediciones de resistencia, impedancia y potencial. En algunas situaciones, podría
ser necesario realizar varias mediciones para trazar tendencias y analizar la situación. Las corrientes parásitas y otros factores
pueden interferir con las mediciones.

Con el desarrollo y el crecimiento industrial adyacentes a las subestaciones de energía, elegir un patrón o ubicación adecuada para
las sondas de prueba para realizar una prueba de resistencia es cada vez más difícil. La conexión de cables de tierra elevados,
tuberías de agua enterrada, cubiertas de cables, vías de ferrocarril adyacentes, sistemas de transportadores, etc., puede tener un
efecto en el circuito eléctrico que se está probando y puede introducir errores importantes. También se debe tener en cuenta que
los cables de tierra elevados pueden estar aislados deliberadamente o por conexiones deficientes y, por lo tanto, las pruebas de
bajo voltaje pueden dar respuestas diferentes a las pruebas de fallas reales.

Para mejorar la precisión de la medición para la comparación con los valores calculados, se pueden realizar mediciones de
impedancia de tierra antes de la interconexión de los cables de blindaje externos, tuberías metálicas y otras interferencias
externas.

La impedancia de una rejilla de tierra generalmente disminuirá ligeramente a medida que la tierra se asiente en una compacidad
uniforme un año o más después de la instalación.

6.2 Electrodos de prueba.

Varios métodos de medición de impedancia de tierra descritos en la Cláusula 7 a Cláusula 12 requieren el uso de electrodos de
prueba de corriente y voltaje.

La impedancia de los electrodos de prueba puede tener un efecto significativo en la precisión de las mediciones de impedancia. Si
se realiza una prueba de tierra utilizando el método de prueba de dos puntos, el error de medición se puede minimizar si la
impedancia del electrodo de prueba es insignificante con respecto a la tierra que se está probando. A la inversa, para el método
de prueba de tres puntos, el error de medición se puede minimizar si la impedancia del electrodo de prueba es similar en magnitud
a la impedancia de la tierra bajo prueba.

Obviamente, estas restricciones limitan el uso de tales métodos a terrenos de una extensión relativamente pequeña, como piscinas
residenciales, terrenos de postes y pequeños terrenos de subestaciones de distribución de bajo voltaje.

En el caso de mediciones de impedancia utilizando el método de caída de potencial, los requisitos de los electrodos de prueba no
son tan críticos.

Los instrumentos de prueba necesitan suficiente corriente en el circuito de prueba para obtener mediciones de prueba precisas y
resultados de prueba confiables. Por lo tanto, es necesario conocer el circuito de prueba porque es posible que el equipo de prueba
produzca una corriente de prueba insuficiente si la resistencia del electrodo de prueba es demasiado alta. La corriente de prueba
insuficiente se define como sigue:

a) Corriente inferior a la sensibilidad del instrumento.


b) Corriente en el orden de magnitud de las corrientes parásitas en la tierra

c) O tanto a) como b)

En el caso a), la única acción correctiva disponible en el sitio de medición es aumentar la corriente de prueba. Esto se puede hacer
ya sea aumentando el voltaje de la fuente de alimentación o disminuyendo las resistencias de los electrodos involucrados en el
circuito de corriente. El aumento del voltaje de la fuente de alimentación podría no ser una opción debido a las limitaciones del
instrumento de medición. Si se usa un instrumento con mayor voltaje, se debe tener cuidado para evitar potenciales peligrosos
en los electrodos y cables de prueba. La mayoría de los instrumentos de prueba suministran una tensión de 50 V o menos

ADVERTENCIA
Si la tensión de prueba excede los 50 V, existe un riesgo de descarga eléctrica si alguien toca un
conductor energizado. El personal de prueba generalmente utiliza el equipo de protección del
personal apropiado y se implementan medidas adecuadas para proteger al público de la
exposición a una situación potencialmente peligrosa.

A menudo, la forma más efectiva de aumentar la corriente de prueba es disminuir la resistencia del electrodo actual. La resistencia
del electrodo de prueba se puede reducir al empujar la varilla más profundamente en el suelo, verter agua alrededor de la varilla,
o empujar varillas adicionales e interconectarlas en paralelo. La adición de sal al agua vertida alrededor de los electrodos de prueba
tiene muy poco valor; La humedad es el principal requisito. Si un electrodo de corriente está formado por barras de tierra paralelas,
entonces el espacio adecuado (no más cerca que la longitud de bajo grado del electrodo de corriente) entre las barras de tierra
minimizará el impacto de las resistencias mutuas.

Los valores máximos de resistencia de los electrodos actuales y potenciales dependerán del tipo de instrumento utilizado.

Si hay corrientes parásitas presentes cuando se están realizando pruebas de corriente continua (dc), la interferencia puede
mitigarse estableciendo la corriente de prueba en un valor significativamente por encima de las corrientes de tierra dc parásitas.
Cuando se realizan pruebas con CA o señales de CC invertidas periódicamente, la interferencia se puede mitigar ajustando la
frecuencia de la señal de prueba a una frecuencia no presente en las corrientes parásitas o use una señal de ruido aleatorio.

Una sonda de potencial con alta resistencia a tierra remota también puede influir en el voltaje medido por el instrumento. Si esta
resistencia es del mismo orden de magnitud que la impedancia de entrada del instrumento, la tensión real se dividirá entre la
tensión medida y la tensión a través de la resistencia del electrodo potencial. En los casos con bajas resistividades del suelo, el
error causado por esta influencia es insignificante, pero en el caso de un entorno de suelo arenoso o rocoso, el usuario podría
considerar reducir la resistencia del electrodo para reducir este error. De lo contrario, si esta influencia prevalece, entonces la
resistencia indicada será menor que la resistencia real.

6.3 Corrientes directas perdidas

La conducción de electricidad en el suelo es electrolítica, y la corriente directa produce reacciones químicas y diferencias
potenciales. Los potenciales directos se producen entre varios tipos de suelo y entre el suelo y el metal por acción galvánica. Los
sistemas de protección catódica de tuberías, vías de ferrocarril de CC y líneas de transmisión de CC son algunas de las principales
fuentes de corrientes de CC en el suelo. Los potenciales galvánicos, la polarización y las corrientes directas parásitas pueden
interferir seriamente con las mediciones de corriente continua. Por lo tanto, periódicamente se utiliza una corriente continua
inversa o, a veces, una corriente pulsada regularmente para realizar mediciones. Sin embargo, cuando se usa corriente continua
invertida periódicamente para las mediciones de resistencia, los valores resultantes serán bastante cercanos, pero podrían no ser
precisos para aplicaciones de corriente alterna. Las corrientes inducidas por el sol, que pueden ser casi dc, pueden influir en los
resultados de las pruebas.
6.4 Corrientes alternas perdidas

Las corrientes alternas dispersas en la tierra, en el sistema de puesta a tierra bajo prueba y en los electrodos de prueba presentan
una complicación adicional. Los efectos de la corriente alterna parásita pueden mitigarse en las mediciones de resistencia de tierra
utilizando una frecuencia que no está presente en la corriente parásita o utilizando una señal de ruido aleatorio. La mayoría de los
dispositivos de medición utilizan frecuencias dentro de un rango de 50 Hz a 3400 Hz. El uso de filtros o instrumentos de medición
de banda estrecha, o ambos, a menudo se requiere para superar los efectos de las corrientes alternas parásitas.

6.5 Componente reactivo de la impedancia de un sistema de puesta a tierra grande

La impedancia de un sistema de puesta a tierra grande puede ser baja (menos de 1), pero podría tener un componente reactivo
significativo (Harrison [B34] 5). Ciertas precauciones son necesarias cuando se mide la impedancia de frecuencia de potencia
(generalmente 50 Hz o 60 Hz) de un sistema de puesta a tierra grande. Para tal
En las mediciones, los dispositivos de prueba funcionan a una frecuencia de prueba que está ligeramente por encima o por debajo
de la frecuencia del sistema de energía para obtener mediciones más precisas.

6.6 Acoplamiento entre conductores de prueba


El acoplamiento inductivo puede ocurrir entre componentes de dos o más circuitos de CA por medio de la inductancia mutua que
asocia los dos circuitos. El efecto de acoplamiento entre los cables de prueba se vuelve importante cuando se miden valores bajos
de impedancia del suelo. Cualquier voltaje producido en el cable potencial debido al acoplamiento proveniente de la corriente que
fluye en el cable de corriente se agrega directamente al voltaje verdadero y produce un error de medición. El acoplamiento
inductivo de 50 Hz o 60 Hz entre dos cables de prueba paralelos podría ser tan alto como 0.1 Ω / 100 m. Como resultado, el error
puede ser apreciable porque la baja impedancia de tierra generalmente ocurre en las redes de tierra que cubren grandes áreas, y
generalmente se requieren cables de prueba largos para alcanzar la tierra remota. Por lo tanto, el acoplamiento entre los cables
de prueba puede introducir grandes errores cuando una rejilla de tierra que cubre un área grande tiene una impedancia
relativamente baja.

A la inversa, una rejilla de tierra que cubre un área pequeña generalmente tiene una impedancia de tierra relativamente alta, lo
que permite que los cables de prueba más cortos alcancen la tierra remota. Por lo tanto, se puede esperar que los efectos del
acoplamiento sean peores en las mediciones de terrenos de gran impedancia y de área grande. Como regla general, el
acoplamiento del cable de prueba generalmente es despreciable en mediciones de 10 o más grados, casi siempre es importante
en mediciones de 1 o menos, y puede ser significativo en el rango entre 1 y 10.

El acoplamiento del cable de prueba se puede minimizar al enrutar adecuadamente los cables potenciales y actuales. Cuando se
anticipa el acoplamiento del cable de prueba, la ruta apropiada puede incluir separar los cables o cruzar los cables a 90 °.

6.7 Objetos metálicos enterrados.

Los objetos parcialmente o completamente enterrados, como rieles y tuberías metálicas, ubicados cerca del suelo que se está
probando, tendrán una influencia considerable en los resultados de las pruebas (Dawalibi y Mukhedkar [B23], Rudenberg [B55]).
Los contornos del potencial de la Tierra están distorsionados y los gradientes aumentan cuando se miden sobre objetos metálicos
enterrados.
Siempre que se sospeche la presencia de estructuras metálicas enterradas en el área donde se deben realizar las mediciones de
resistividad del suelo y se conoce la ubicación de estas estructuras, la influencia de estas estructuras en los resultados de medición
de resistividad del suelo se puede minimizar alineando las sondas de prueba en una Dirección perpendicular al enrutamiento de
estas estructuras. Ubique las sondas de prueba lo más lejos posible de las estructuras enterradas.

7. resistividad de la tierra

7.1 General

Las técnicas para medir la resistividad del suelo son esencialmente las mismas para la mayoría de las mediciones. Sin embargo, la
interpretación de los datos registrados puede variar considerablemente, especialmente cuando se encuentran suelos con
resistividades no uniformes. La complejidad agregada causada por suelos no uniformes es común, y en solo unos pocos casos, las
resistividades del suelo son constantes a medida que aumenta la profundidad.

La resistividad de la Tierra varía no solo con el tipo de suelo, sino también con la temperatura, la humedad, el contenido de
minerales y la compacidad (Figura 1). La literatura indica que los valores de resistividad de la tierra varían desde menos de 1 Ω-m
para el agua de mar hasta 109 Ω-m para la arenisca. La resistividad de la tierra aumenta lentamente con temperaturas decrecientes
de 25 ° C a 0 ° C. Por debajo de 0 ° C, la resistividad aumenta rápidamente. En el suelo congelado, como en la capa superficial del
suelo en invierno, la resistividad puede ser excepcionalmente alta.

La Tabla 1 muestra los valores de resistividad para varios suelos y rocas. Tablas más detalladas están disponibles en IEEE Std 806
(Rudenberg [B55], Thug [B60]).

Por lo general, hay varias capas de suelo, cada una con una resistividad diferente. También pueden ocurrir cambios laterales, pero
en general, estos cambios son graduales e insignificantes en las proximidades de los sitios involucrados.

En la mayoría de los casos, la medición mostrará que la resistividad a

Es principalmente una función de la profundidad z. Para propósitos de ilustración, asumiremos que esta función se puede escribir
de la siguiente manera.

a  z

La naturaleza de la función no es, en general, simple, y en consecuencia, la interpretación de las mediciones consistirá en
establecer una función equivalente simple e, que dará la mejor aproximación. En el caso de los circuitos de alimentación y
comunicación, una configuración de dos capas horizontales (IEEE Std 80, Dawalibi y Mukhedkar [B21], Endrenyi [B26], Giao y Sarma
[B30], Sunde [B57], Thug [B60]) y La tierra exponencial (Sunde [B57], Thug [B60]) ha demostrado ser buenas aproximaciones que
pueden ser útiles para determinar los diseños de sistemas.
Algunas publicaciones (IEEE Std 80, Dawalibi y Mukhedkar [B23], Dawalibi y Mukhedkar [B21], Endrenyi [B26], Giao y Sarma [B30],
Rudenberg [B55], Sunde [B57], Thapar y Gross [B59], Thug [B60]) ha demostrado que los gradientes de potencial de la superficie
de la tierra dentro o adyacentes a un electrodo son principalmente una función de la resistividad del suelo. En contraste, la
resistencia del electrodo de tierra es principalmente una función de la resistividad profunda del suelo. En este caso, la resistividad
profunda del suelo se refiere a las profundidades aproximadamente del diámetro de un sistema de electrodo horizontal o hasta
diez veces la profundidad de los electrodos verticales. Esta definición de resistividad profunda del suelo no es válida en aquellos
casos extremos en los que el electrodo está enterrado en una capa superior de suelo de resistividad extremadamente alta

Figura 1: variaciones de resistividad de la tierra (Rudenberg [B55]):

(a) sal, (b) humedad, y (c) temperatura

Cuando se mide la resistividad del suelo para determinar la impedancia de retorno a tierra (secuencia cero) de una línea de
transmisión de CA, es importante comprender que la impedancia de retorno a tierra es una función del registro de la distancia
entre un conductor y su camino de retorno equivalente. Se asume que esta profundidad de retorno de tierra equivalente De es
658.5 × (ρ / f) 0.5 (Carson [B17]) basada en una resistividad uniforme del suelo y una frecuencia relativamente baja. Para
frecuencias de potencia de 50 y 60 ciclos, la profundidad de retorno a tierra equivalente se aproxima a 1000 m. Para frecuencias
más altas, como la portadora de línea eléctrica (~ 150 kHz), radio o cálculos de impedancia de sobretensión, la profundidad de
retorno a tierra equivalente es de aproximadamente 20 m o menos. Por lo tanto, es importante realizar mediciones de resistividad
tanto superficial como profunda a lo largo de las líneas de transmisión para proporcionar información adecuada para determinar
la impedancia de retorno a tierra.

7.2 Métodos de medición de la resistividad de la tierra.

7.2.1 Información geológica y muestras de suelo.

A menudo, en el sitio donde se instalará un sistema de puesta a tierra, se realizará un trabajo geotécnico extenso. Este trabajo
generalmente implica la prospección geológica, que puede proporcionar una cantidad considerable de información sobre la
naturaleza y la configuración del suelo. Dichos datos podrían ser de gran ayuda para el ingeniero de diseño, que debería intentar
obtener al menos la siguiente información:

⎯ Tipo de suelo en cada capa.

⎯ Contenido de humedad
⎯ pH del suelo
⎯ Profundidad del agua subterránea

No se recomienda la determinación de la resistividad del suelo a partir de los valores de resistencia medidos entre caras opuestas
de una muestra de suelo de dimensiones conocidas, ya que las resistencias interfaciales desconocidas de la muestra de suelo y los
electrodos se incluyen en el valor medido.

Obtener una aproximación útil de la resistividad del suelo a partir de mediciones de resistividad en muestras es difícil, y en algunos
casos imposible. Esto se debe a la dificultad de obtener muestras de suelo homogéneas representativas y de duplicar la
compactación del suelo original y el contenido de humedad en la celda de prueba.

7.2.2 Variación del método de profundidad o método de tres puntos

En este método, las mediciones de resistencia del suelo se repiten varias veces en correlación con el aumento incremental en
profundidad de la barra de tierra. El propósito de este método es forzar más corriente de prueba a través del suelo profundo. El
valor de resistencia medido reflejará la resistividad aparente para cada profundidad de la barra. Las varillas de tierra son las
preferidas para esta medida porque ofrecen dos ventajas importantes:

a) El valor teórico de la resistencia de la barra de tierra es simple de calcular con la precisión adecuada.

b) Las barras de tierra de conducción también confirman la profundidad de las barras durante la instalación.

Una desventaja de este método es que la varilla puede vibrar a medida que se impulsa, lo que resulta en un mal contacto con el
suelo a lo largo de su longitud, lo que dificulta la conversión a la verdadera resistividad aparente.
El método de variación de profundidad proporciona información útil sobre la naturaleza del suelo en la vecindad de la varilla (de
cinco a diez veces la longitud de la varilla). Para detalles adicionales con respecto a este método, refiérase a 8.2. Para áreas grandes,
varias ubicaciones de varillas pueden dar una indicación de cambios laterales significativos en la resistividad del suelo. Si se analiza
un gran volumen (gran área y profundidad) de suelo, entonces sería preferible utilizar el método de cuatro puntos porque conducir
varillas largas podría no ser práctico en algunos suelos.

7.2.3 Método de cuatro puntos

Un buen método para medir la resistividad aparente de grandes volúmenes de tierra no perturbada es el método de cuatro puntos
(Wenner [B62]). Cuatro sondas auxiliares están instaladas en la tierra, todas a profundidad b y espaciadas (en línea recta) a
intervalos a. Se pasa una corriente de prueba I entre las dos sondas externas, y el potencial V entre las dos sondas internas se mide
con un potenciómetro o un voltímetro de alta impedancia. Entonces, la relación V / I da la resistencia R en ohmios.

A menudo se usan dos variaciones diferentes del método de cuatro puntos, como sigue:

a) Arreglo igualmente espaciado o Wenner. Con esta disposición, las sondas están espaciadas por igual, como se muestra en
la Figura 2 (a). Sea a la distancia entre dos sondas adyacentes. Luego, la resistencia aparente en términos de las unidades
de longitud en las que se miden a y b es

y da la resistividad aparente aproximada del suelo a la profundidad a.



ρ  2πaR

Teóricamente, los electrodos


deben ser puntos de contacto o
electrodos hemisféricos de
radio b. Sin embargo, en la
práctica, cuatro barras se
colocan generalmente en línea
recta a intervalos a, conducidas
a una profundidad que no
exceda de 0.1 a. Entonces, el
usuario puede asumir b = 0 y la
ecuación se convierte en
Un conjunto de lecturas tomadas
con diferentes espaciamientos de
sondas proporciona un conjunto de
resistividades que, cuando se
grafican contra el espaciado, indica
si hay distintas capas de diferentes
suelos o rocas y da una idea de sus
respectivas resistencias y
profundidad (Figura 3).
Figura 2: Método de cuatro puntos: (a) sondas de prueba equidistantes y (b) sondas de
prueba desigualmente espaciadas

b) Arreglo de Schlumberger – Palmer desigualmente espaciado. Un inconveniente del método


de Wenner es la rápida disminución en la magnitud del potencial entre los dos electrodos
internos cuando su separación aumenta a valores relativamente grandes. Históricamente, los
instrumentos fueron inadecuados para medir valores tan bajos de potencial, aunque la
sensibilidad mejorada en los probadores modernos mitiga esta desventaja en cierta medida.
Otra desventaja con el método de Wenner es el requisito de reposicionar las cuatro sondas para
cada profundidad a medir. La disposición que se muestra en la Figura 2 (b) se puede usar para
medir la resistividad del suelo con éxito cuando las sondas de corriente están separadas por una
gran distancia o para acelerar las pruebas de múltiples ubicaciones de sonda de corriente.

Con el método de Schlumberger, las sondas internas se colocan más juntas y las sondas externas
se colocan más separadas. A diferencia del método de Wenner, que requiere que todas las
sondas se muevan para calcular la resistividad del suelo a diferentes profundidades, el método
de Schlumberger solo requirió que las sondas externas se reposicionaran para mediciones
posteriores. La reducción del número de sondas que se deben reposicionar para cada prueba
hace que el método de Schlumberger sea una opción más rápida para realizar pruebas a
diferentes profundidades.

La ecuación que se utilizará en este caso se puede determinar fácilmente (Palmer [B50]). Si la
profundidad de enterramiento de los electrodos b es pequeña en comparación con su
separación d y c, yc> 2d, entonces la resistividad aparente medida se puede calcular de la
siguiente manera:

 cc  dR / d
La resistividad calculada por la Ecuación (4) es la resistividad aparente a la profundidad
aproximada [2c + d] / 2, que es la distancia desde el centro de la prueba hasta las sondas de
corriente externas [Figura 2 (b)].

Al igual que el método de variación de profundidad, el método de cuatro puntos proporciona la


resistividad aparente para un volumen de suelo específico, aunque más amplio. Es ventajoso
realizar mediciones a lo largo de varios perfiles alrededor del área de interés para detectar
cambios laterales en la resistividad del suelo, así como para determinar cualquier posible efecto
de interferencia en las mediciones debido a objetos conductores cercanos. Otra forma de ganar
confianza de que los objetos conductores en la tierra no afectan las mediciones es repetir la
misma medición en la misma ubicación, pero 90 ° con respecto a la primera. Los valores medidos
deben correlacionarse.

7.3 Interpretación de las medidas.

La interpretación de los resultados obtenidos en el campo es quizás la parte más difícil del
proceso de medición. Como se menciona en 7.1, la variación de la resistividad de la tierra es
grande y compleja debido a la heterogeneidad de la tierra. Excepto en muy pocos casos, es
esencial establecer un equivalente simple a la estructura de la Tierra. Este equivalente depende
de los siguientes factores:

a) La exactitud y extensión de las mediciones.


b) El método utilizado.
c) La complejidad de las matemáticas involucradas.
d) El propósito de las medidas.
Para aplicaciones en ingeniería de energía, el modelo equivalente de dos capas es lo
suficientemente preciso en muchos casos sin estar matemáticamente demasiado involucrado.
Sin embargo, hay soluciones informáticas disponibles que pueden estimar de manera efectiva
los modelos de suelo multicapa para diversas técnicas de medición.

7.3.1 Información geológica y muestras de suelo.

No se necesitan herramientas especiales o ecuaciones matemáticas para interpretar dicha


información, que se dan principalmente en las figuras y tablas proporcionadas por las
exploraciones geológicas. Como se muestra en la Tabla 1, es difícil determinar un modelo de
suelo preciso a partir de clasificaciones simples de tipos de suelo. Las clasificaciones
simplemente dan una estimación cruda de la resistividad de diferentes tipos de suelos.

7.3.2 Método de variación de profundidad (ver Anexo B)

Las siguientes interpretaciones asumen que el terreno probado es una varilla conducida a varias
profundidades de l1 a ln. La tabla 2 muestra un conjunto de muestras de valores medidos.
Suponiendo que el radio r de la barra es pequeño en comparación con l, se puede usar la
Ecuación (7) para calcular una resistividad aparente para cada valor medido. El usuario debe
tener en cuenta que la Ecuación (7) se deriva del supuesto de una resistividad uniforme del
suelo, por lo que la resistividad aparente es, en el mejor de los casos, aproximada.

La resistencia al suelo de la varilla enterrada en un suelo uniforme viene dada por Thug [B60]:
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Para cada longitud l de la barra, el valor de resistencia medido R determina el valor de resistividad
aparente  que, cuando se grafica contra l, proporciona una ayuda visual para determinar la
variación de la resistividad de la tierra con la profundidad. Para mayor claridad, suponga que las
pruebas de campo de la Tabla 2 dieron la curva mostrada en la Figura 4 (a) y la Figura 4 (b). Estas
curvas se derivaron matemáticamente para adaptarse a modelos de suelo de dos capas perfectos.
Mediante la inspección de la curva, se puede concluir que la estructura del suelo para la Figura 4
(a) es al menos dos capas distintas. Para valores pequeños de l (0 ma 6 m), el suelo tiene un valor
de resistividad de casi 300 Ω-m. La capa inferior es más conductora. Su valor de resistividad se
acerca a 100 Ω-m. Por lo tanto, se puede obtener un modelo de suelo de dos capas adecuado
mediante inspección visual para este caso. Ahora considere la curva de la Figura 4 (b). Para este
caso, la capa superior del suelo es de aproximadamente 100-m hasta una profundidad de
aproximadamente 6 m. Sin embargo, el valor exacto de la capa inferior no se puede obtener a
través de la inspección visual. El valor parece aproximarse a 250 Ω-m, pero el valor correcto es
300 Ω-m. Las siguientes dos soluciones son posibles:

a)Continuar las mediciones con varillas empujadas más profundamente en el suelo


b)Usar técnicas analíticas para calcular, a partir de los datos medidos, un modelo equivalente de
resistividad de la tierra.
ρ1= 300, ρ2= 100, h = 6. 1 m (20 ft) ρ1 = 100, ρ2 = 300, h = 6.1 m (20 ft)
Rod depth
Apparent Apparent
m (ft) Resistance () Resistance ()
resistivity (-m) resistivity (-m)
0.3 (1.0) 647.60 299.3 218.30 100.9
0.9 (3.0) 270.60 296.5 92.68 101. 6
1.5 (5.0) 177.10 294.7 61.52 102.4
3.0 (10.0) 97.63 290.0 35.13 104.4
4.5 (15.0) 67.85 284. 5 25.43 106.6
6.1 (20.0) 50.82 272.6 20.63 110. 7
9.1 (30.0) 21.77 165.8 18.22 138.7
15.2 (50.0) 10.91 129.7 14.58 173.3
21.3 (70.0) 7.41 118.4 12.16 194.2
27.4 (90.0) 5.64 112.5 10.42 207.8
33.5 (110.0) 4.57 108.9 9.13 217.5
39.6 (130.0) 3.84 106.1 8.12 224.3
45.7 (150.0) 3.32 104.2 7.31 229.4

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
Cuando se usan métodos analíticos (software de computadora) para determinar los parámetros del suelo, es apropiado
reemplazar la ecuación simple (5) o la ecuación (6), que asumen una resistividad uniforme del suelo, con ecuaciones
más exactas basadas en modelos de suelo en capas. Luego, los parámetros de suelo para cada capa se pueden determinar
para obtener el mejor ajuste con las resistencias medidas de la barra accionada.

Las mediciones adicionales sin duda ayudarán a obtener la resistividad de cada capa. Sin embargo, los espesores de
cada capa no siempre son fáciles de determinar. Por otra parte, conducir las varillas a gran profundidad puede ser difícil
y costoso.

La resistencia de una varilla en tales modelos de tierra es conocida o puede calcularse fácilmente (ver Anexo A). Usando
un programa de computadora simple o simplemente por un método de corte y prueba, se puede obtener el mejor ajuste
para los resultados experimentales (ver Anexo B).

Como se mencionó, el método de variación de la profundidad no predice la resistividad de la tierra a grandes distancias
del área donde está incrustada la varilla de prueba (distancias mayores de cinco a diez veces la longitud de la varilla
accionada). Para áreas grandes, varias ubicaciones de varillas pueden dar una indicación de cambios laterales
significativos en la resistividad del suelo.

dieciséis
Copyright © 2012 IEEE. Todos los derechos reservados.

7.3.3 Método de cuatro puntos

La interpretación del método de cuatro puntos es similar a la del método descrito en 7.3.2. Por ejemplo, en el caso de
la disposición de Wenner, la resistividad aparente medida se grafica contra la separación de electrodos a. La curva
resultante indica la estructura del suelo. Una vez más, las profundidades de varias capas pueden no ser fáciles de
determinar por inspección visual de la curva. Muchos autores (Gish y Rooney [B32], Lancaster-Jones [B43], Thug
[B60], Wenner [B62]) dieron reglas empíricas rápidas para ayudar a establecer el grosor de la capa. Los siguientes son
ejemplos:

a) El método de Gish y Rooney [B32]: a partir de la curva de resistividad, un cambio en la formación, por ejemplo, se
alcanza otra capa a una profundidad igual a cualquier separación de electrodo en la que se produce una rotura o cambio
en la curvatura.
b) El método de Lancaster-Jones [B43]: la profundidad de la capa inferior se toma como dos tercios de la separación
del electrodo en el que se produce el punto de inflexión.
c) Zohdy [B63] declaró que hay cinco axiomas que son verdaderos sobre las curvas de sondeo de resistividad del suelo
(gráficos de resistividad aparente frente a separación de la sonda):
1) Las resistividades aparentes calculadas son siempre positivas.
2) A medida que la resistividad real aumenta o disminuye con mayor profundidad, las resistividades aparentes también
aumentan o disminuyen con una mayor separación de la sonda.
3) El cambio máximo en la resistividad aparente se produce en un espaciado de la sonda mayor que la profundidad a la
que se produce el cambio correspondiente en la resistividad real. Por lo tanto, los cambios en la resistividad aparente
siempre se trazan a la derecha del espaciado de la sonda correspondiente al cambio en la resistividad real.
4) La amplitud de la curva es siempre menor o igual que la amplitud de la resistividad real frente a la curva de
profundidad.
5) En un modelo multicapa, un cambio en la resistividad real de una capa gruesa produce un cambio similar en la curva
de resistividad aparente.
Al usar estos axiomas como guía, se puede estimar el modelo multicapa apropiado que mejor representa una estructura
particular del suelo, al darse cuenta de que las distancias entre las sondas de las curvas de sondeo no corresponden a la
profundidad real del cambio en la resistividad, y que las magnitudes de las resistividades aparentes No corresponden a
la resistividad real. Típicamente, se usa uno de los siguientes modelos de tierra:

Resist resistividad uniforme


Layers Capas horizontales de resistividades uniformes (ver Anexo A)
Variation Variación exponencial de la resistividad (ver Anexo A)
Para cada modelo, la relación matemática entre la resistividad aparente y los diversos parámetros de la Tierra debe ser
conocida o fácil de calcular.

El mejor modelo a utilizar depende del propósito de las mediciones. A menudo, un modelo terrestre de dos capas da
excelentes resultados (Thug [B60]).

La Figura 5 muestra un conjunto de valores derivados matemáticamente que representan mediciones de campo
espaciadas por igual (Tabla 3) para dos modelos perfectos de suelo de tierra de dos capas. En la Figura 5 (a), las
primeras lecturas parecen indicar un cambio en la resistividad del suelo a poca profundidad, luego las lecturas
posteriores se aproximan al valor correcto de 300 -m, y finalmente las lecturas se aproximan a la resistividad del
suelo de la capa inferior correcta de 100 - metro. A partir de esta curva, no se puede determinar fácilmente una
indicación clara de la profundidad de la capa superior, aunque parece ser algo menos de 5 m. Ninguno de los métodos
aproximados mencionados anteriormente predice correctamente la profundidad de 6.1 m. En la Figura 5 (b), la
profundidad de la capa superior es aún más difícil de predecir. De hecho, no queda claro en la Figura 5 (b) que hay un
cambio distinto en las resistividades del suelo; parece estar cambiando continuamente a un valor cercano a 300-m.

Los métodos analizados en el Anexo A y el Anexo B se pueden usar para determinar los parámetros de suelo que mejor
se ajustan