Vous êtes sur la page 1sur 3

MEDIACIÓN FAMILIAR

Objetivos
- Proporcionar un espacio neutral de cooperación y colaboración donde la pareja pueda
resolver y tomar decisiones respecto a temas importantes de su separación.
- Conseguir acuerdos (reparto de bienes, manutención, custodia de hijos/as, régimen de
visitas, etc.), minimizando las discusiones y el empeoramiento de relaciones entre ellos.
- Responsabilizar a la pareja de sus decisiones y de las consecuencias de las mismas
generando un mayor compromiso e implicación en el desarrollo socioemocional y
educativo de sus hijos/as.
- Facilitar la comunicación parental respecto a las necesidades de sus hijos/as.
- Disminuir las reacciones emocionales negativas y facilitar una adecuada adaptación a la
separación de padres e hijos/as

Descripción del proceso de Mediación Familiar:


1. Recepción De Información
Inicialmente realizaremos una sesión a nivel individual con cada miembro de la pareja y
mantendremos una sesión de forma conjunta con las partes.
Las dos primeras sesiones es recomendable realizarlas por separado con cada parte y
posteriormente realizar una sesión con ambas. Se trata de conocer a la pareja, que nos conozcan
y que conozcan con más profundidad el servicio de Mediación. En estas sesiones, se habla sobre
los contenidos específicos de la Mediación y la forma de proceder, se responden a todas las
dudas que tenga la pareja, recogemos información sobre cómo perciben el conflicto entre ellos y
las demandas que realizan, proporcionamos información legal y psicoeducativa necesaria para
afrontar su separación y se firma el documento de aceptación de la Mediación.
2. Definición del problema
Sesiones conjuntas con la pareja.
Hemos de intentar que cada parte exprese su punto de vista y que valoren lo positivo de
expresarse y sentirse escuchados. Es fundamental dejar el tiempo necesario para que cada parte
se explique, regulando las intervenciones de cada uno de forma que haya un equilibrio entre
ellos. La información recogida en esta sesión, hemos de completarla con la obtenida en las
sesiones individuales y conjunta anteriores. Para recoger la información, se aconseja utilizar un
protocolo que recoge los siguientes puntos:
- Genograma familiar.
- Identificación del conflicto por cada una de las partes.
- Observación de la interacción entre las partes.
- Intereses y necesidades personales.
- Acuerdos concretos tomados.
3. Negociación y Gestión del conflicto
Sesiones conjuntas con la pareja. En caso necesario se podrá mantener alguna sesión a nivel
individual.
Según Haynes (1995), se pueden considerar las negociaciones como una transacción entre un
comprador y un vendedor. Esto es bastante certero durante la negociación acerca del reparto de
bienes. La persona que quiere una cosa se considera como el comprador, quien muchas veces
minimiza el valor del bien. La otra parte es la vendedora, que a menudo maximiza el valor del
bien. En este sentido, es importante que cada persona valore de forma independiente los bienes
para asegurar que cada parte defiende sus intereses
En este sentido es fundamental que durante las negociaciones, la persona mediadora consiga
determinar:
- Lo que cada miembro de la pareja quiere.
- Lo que cada uno quiere evitar.
- Lo que cada parte está dispuesto a conceder y las alternativas a considerar para cambiar en
un tema determinado.
- Lo que cada uno puede llevar a cabo en realidad
- El grado de cambio que cada uno está dispuesto a hacer

4. Cuidado de los hijos


Se busca determinar el futuro de la relación entre padres e hijos, tomar decisiones consensuadas
y compartidas sobre custodia y residencia, régimen de visitas, etc. Así también, debemos
informar a los padres respecto a las necesidades de sus hijos y modificar creencias inadecuadas
respecto a sus funciones parentales.
- Residencia y tiempo compartido con cada progenitor.
- Calendario semanal y mensual.
- Vacaciones y días festivos.
- Responsabilidades y derechos parentales.
- Familia extensa.
- Temas educativos y escolares.
- Salud.
- Movilidad o cambio de residencia de los padres.
- Nuevas relaciones de pareja.
- Cambios en los acuerdos según la edad de los/las hijos/as

5. Necesidades económicas de los hijos: Pensión de alimentos


En este apartado hay que llegar a acuerdos sobre cómo se van a establecer los gastos respecto a
las necesidades económicas de sus hijos/as. Para abordar estas cuestiones, es fundamental que
cada parte haga un desglose de los gastos necesarios.
6. División de bienes
Los bienes de la pareja incluyen los bienes materiales, derechos, deudas y obligaciones que
ambos miembros han ido adquiriendo durante su relación. También acordaremos el uso que se
hará del domicilio familiar y si existirá pensión por desequilibrio económico para algún
miembro de la pareja.
7. Redacción del acuerdo
Una vez redactado el acuerdo, se le entregará a las partes para que lo lean. Tendremos una o dos
sesiones: en la primera leeremos el acuerdo con las partes y si no existe ningún inconveniente,
daremos por finalizada la intervención. En caso de existir dudas respecto a los acuerdos
tomados, se podrá mantener una segunda sesión para darle el formato final al acuerdo y
formalizar las decisiones tomadas. Se firmará el acuerdo, del que se realizarán cuatro partes: una
para cada miembro de la pareja, otro para el/la abogado/a que formalizará el acuerdo y otro para
la persona mediadora.

Referencias
- Instituto Provincial de Bienestar Social (2009). Guía de intervención psicológica y
mediación familiar en procesos de separación de pareja desde los servicios sociales
comunitarios. Universidad de Córdoba. Córdoba, España. Recuperado de:
http://www.ipbscordoba.es/uploads/Documentos/Publicaciones_Ipbs/7separacion.pdf