Vous êtes sur la page 1sur 4

JURISPRUDENCIA

Roj: STSJ CL 25/2019 - ECLI: ES:TSJCL:2019:25


Id Cendoj: 47186340012019100019
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Valladolid
Sección: 1
Fecha: 10/01/2019
Nº de Recurso: 1662/2018
Nº de Resolución:
Procedimiento: Social
Ponente: JESUS CARLOS GALAN PARADA
Tipo de Resolución: Sentencia

T.S.J.CASTILLA-LEON SOCIAL
VALLADOLID
SENTENCIA: 00034/2019
-
C/ANGUSTIAS S/N (PALACIO DE JUSTICIA) 47003.VALLADOLID
Tfno: 983458462-463
Fax: 983.25.42.04
Correo electrónico:
NIG: 24089 44 4 2017 0000116
Equipo/usuario: JCC
Modelo: 402250
RSU RECURSO SUPLICACION 0001662 /2018 G
Procedimiento origen: SSS SEGURIDAD SOCIAL 0000044 /2017
RECURRENTE/S D/ña INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL INSS, TESORERÍA GENERAL DE LA
SEGURIDAD SOCIAL
ABOGADO/A: LETRADO DE LA SEGURIDAD SOCIAL, LETRADO DE LA SEGURIDAD SOCIAL
PROCURADOR: ,
GRADUADO/A SOCIAL: ,
RECURRIDO/S D/ña: Modesta
ABOGADO/A: FRANCISCO JAVIER GONZALEZ CASTAÑO
PROCURADOR: MARIA ROSARIO ALONSO ZAMORANO
GRADUADO/A SOCIAL:
Iltmos. Sres.:
D. Manuel Mª Benito López
Presidente de Sección
Dª Susana Mª Molina Gutiérrez
D. Jesús Carlos Galán Parada/

1
JURISPRUDENCIA

En Valladolid a 10 de enero de dos mil diecinueve.


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, compuesta por
los Ilmos. Sres. anteriormente citados, de acuerdo con lo prevenido en el artículo 117.1 de la Constitución
Española ,
EN NOMBRE DE S.M. EL REY
Y POR LA AUTORIDAD QUE LE CONFIERE
EL PUEBLO ESPAÑOL
ha dictado la siguiente
SENTENCIA
En el Recurso de Suplicación núm. 1662/2018, interpuesto por EL INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD
SOCIAL Y TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL contra la Sentencia del Juzgado de lo Social Nº
Dos de León, de fecha 23 de marzo de 2.018 , (Autos núm. 44/2017), dictada a virtud de demanda promovida
por Dª Modesta , contra EL INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y TESORERÍA GENERAL DE
LA SEGURIDAD SOCIAL sobre INCAPACIDAD PERMANENTE.
Ha actuado como Ponente el Ilmo. Sr. DON Jesús Carlos Galán Parada.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. - Con fecha 19 de enero de 2.017 se presentó en el Juzgado de lo Social núm. Dos de León demanda
formulada por D. Modesta en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico
de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó Sentencia en los términos que consta en su
parte dispositiva.
SEGUNDO. - En referida Sentencia y como Hechos Probados figuran los siguientes:
" 1º.- Modesta , dni NUM000 , nacido/a en fecha NUM001 de 1967, está afiliado/a a la seguridad Social
con el número NUM002 , régimen general
2º.- Trabajaba para la empresa ASOCIACION EDAD DORADA MENSAJ
3º.- Categoría: auxiliar de enfermería y geriatría
4º.- Base reguladora: 1517,31 euros
5º.- Modesta inició incapacidad transitoria de 15 4 15 a 16 6 15, y de 24 6 15 a 17 10 16
6º.- Se inició expediente de incapacidad permanente en fecha 17 10 16 de oficio
7º.- En fecha 27/9/2016, Modesta padecía las siguientes dolencias: uveitis en tto, escoliosis dorsolumbar
severa, escoliosis dorso- lumbar severa con desequilibrio sagital pendiente de fusión T4-sacro TLIF L4-S1
+osteotomías; uveitis bilateral en tto inmunosupresor
8º.- Como consecuencia de ello presentaba las limitaciones orgánicas y funcionales siguientes: dolor
e impotencia funcional en columna lumbar; pérdida de agudeza visual en ojo derecho 0.6 en tto con
inmunosupresores
9º.- L a Dirección Provincial del INSS, mediante Resolución de fecha 27-10-2016 le reconoció una incapacidad
permanente total para su profesión habitual, una prestación del 55 % de su base reguladora de 1517,31 euros
10º.- Fue interpuesta reclamación previa, habiendo sido desestimada por resolución de la entidad gestora de
fecha 1 12 16"
TERCERO. - Interpuesto recurso de Suplicación contra dicha sentencia por EL INSTITUTO NACIONAL DE
LA SEGURIDAD SOCIAL Y TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL que fue impugnado por Dª
Modesta y elevados los Autos a esta Sala, se designó Ponente acordándose la participación a las partes de
tal designación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO. - Frente a la sentencia de instancia que, estimando la demanda, declara a la actora en situación de
incapacidad permanente absoluta derivada de enfermedad común, se alza en suplicación el INSS y la TGSS,

2
JURISPRUDENCIA

destinando su recurso tanto a la revisión de los hechos declarados probados como al examen de la normativa
y doctrina jurisprudencial que se invoca.
En concreto, en el ámbito del artículo 193.b) de la LJS se insta la adición de un hecho probado 10º que indique
que la fecha a partir de la que se podrá instar la revisión del grado de invalidez será la de abril de 2019. Y ello
con base en acuerdo del EVI de 24 de noviembre de 2017.
El motivo no prospera dado que la revisión del grado de incapacidad constituye un concepto jurídico regulado
en el artículo 200.2 de la LGSS que no tiene cabida en el relato factico de la sentencia. Por otra parte, el recurso
no justifica la trascendencia y fundamentación de la citada revisión, requisito que impone el artículo 196.2 de
la LJS y que no queda cumplido con una referencia genérica e imprecisa a que tal dato "deberá constar en
la sentencia".
SEGUNDO. - Al amparo del artículo 193.c) de la LJS se alega infracción del articulo 194 en conexión con el
193 de la LGSS , al entender la parte recurrente que la situación de la actora es calificable como incapacidad
permanente total, no absoluta.
Del inalterado relato de hechos probados resulta que la demandante, de 51 años, sufre las siguientes dolencias:
uveítis en tratamiento inmunosupresor, escoliosis dorsolumbar severa con desequilibrio sagital pendiente de
fusiónT4-sacro TLIF L4-S1+osteotomías. Como consecuencia de ello presenta las limitaciones orgánicas y
funcionales siguientes: dolor e impotencia funcional en columna lumbar; pérdida de agudeza visual en ojo
derecho 0.6 en tratamiento con inmunosupresores. Además, según se contempla en el fundamento de derecho
7º con valor de hecho probado, tiene sumamente limitada la capacidad de sedestación prolongada y recibe
tratamiento con opioides por causa de los dolores que sufre.
Así descrita, la situación clínica de la demandante justifica el pronunciamiento judicial pues parece difícil que
quien no puede realizar esfuerzos y tiene limitada sustancialmente su movilidad por las patologías lumbares,
que, por otra parte, le producen intensos dolores que solo pueden ser paliados con opioides, y, además,
tiene impedido permanecer largo tiempo en sedestación, mantenga capacidad para ejercitar una profesión en
condiciones de continuidad y con el rendimiento y eficacia exigible en el marcado laboral, teniendo en cuenta
que cualquier trabajo exigirá alguno de los requerimientos funcionales o posturales que han sido indicados.
El motivo es, por tanto, desestimado.
TERCERO. - El ultimo motivo se destina a poner de relieve la infracción del artículo 200 de la LGSS en relación
con el 48.2 del ET y sentencia del Tribunal Supremo de 17 de julio de 2001 . Se argumenta, en resumen, que
debe fijarse en el fallo de la sentencia la fecha a partir de la cual se debe instar la revisión de la situación de
incapacidad, datada, según el dictamen del EVI, en abril de 2019.
La infracción denunciada no se aprecia de acuerdo con reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo. Así, en
sentencia de 17 de mayo de 2007, rcud. 34401/2006 , indica que el órgano judicial no tiene obligación de fijar
en la sentencia que reconoce un grado de incapacidad permanente, el plazo para instar la revisión de dicho
grado. No está previsto ni en la LJS ni en la LGSS y, de haberlo querido así, el legislador "hubiera introducido el
oportuno precepto en la LPL (texto refundido), el cual incorporó a dicha Ley las modificaciones introducidas
por la Ley 42/94 de 30 de diciembre, guardando silencio sobre dicho extremo".
En igual sentido, la sentencia de 3 de junio de 2008, rcud. 1517/2007 , se remite a otra previa de 17 de mayo
del 2007, rcud. 2104/2006 , que expresa en cuanto a la fecha de revisión del grado incapacitante que "no está
previsto que la resolución judicial que reconozca prestaciones de invalidez permanente se pronuncie sobre
dicho extremo pues, como se ha señalado con anterioridad, tal previsión se contempla en la Ley General de la
Seguridad Social (RCL 1994, 1825) únicamente para las resoluciones administrativas. No cabe entender que se
trata de un olvido del legislador ya que la misma Ley 42/1994, de 30 de diciembre ( RCL 1994, 3564 y RCL 1995,
515) , de medidas fiscales, administrativas y de orden social que modificó el apartado 2 del artículo 143 de la
Ley General de la Seguridad Social (RCL 1994, 1825), disponiendo que "las resoluciones del Instituto Nacional
de la Seguridad Social, tanto iniciales o de revisión, por las que se reconozca el derecho a las prestaciones
de invalidez permanente, en cualquiera de los grados, harán constar necesariamente el plazo a partir del cual
se podrá instar la revisión" -la redacción anterior, aprobada por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de
junio (RCL 1994, 1825), establecía que dichas resoluciones serían revisables en todo tiempo, en tanto que el
beneficiario no haya cumplido la edad mínima establecida para la pensión de jubilación-, modificó también el
entonces vigente texto articulado de la Ley de Procedimiento Laboral, aprobado por Real Decreto Legislativo
521/1990, de 27 de abril (RCL 1990, 922, 1049), sin contener previsión alguna respecto a que las resoluciones
judiciales que reconozcan derecho a prestaciones por incapacidad permanente en cualquiera de sus grados,
hayan de fijar un plazo a partir del cual se pueda instar la revisión. En consecuencia, la resolución judicial,
revisora del acto administrativo denegatorio de la incapacidad permanente solicitada, se limita a reconocer la
existencia de una incapacidad permanente y el grado de incapacidad, no examinando la cuestión sobre la que

3
JURISPRUDENCIA

no se pronunció la resolución administrativa, a saber, el plazo a partir del cual se puede instar la revisión, por
agravación o mejoría del estado invalidante".
Los claros y contundentes términos en los que se manifiesta el Alto Tribunal sobre la cuestión planteada,
citando normativa hoy ya derogada pero cuya redacción es sustancialmente idéntica a la presente, llevan a la
desestimación del motivo y, con ello, del recurso.
Por lo expuesto,
EN NOMBRE DEL REY

FALLAMOS
Que DEBEMOS DESESTIMAR Y DESESTIMAMOS el recurso de suplicación interpuesto por el INSTITUTO
NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y la TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL contra la
sentencia dictada en fecha 23 de marzo de 2018 en autos 44/2017 , en virtud de demanda promovida por Dª
Modesta contra las recurrentes en materia de incapacidad permanente, y, en consecuencia, confirmamos la
citada resolución. Sin costas.
Notifíquese la presente a las partes y a la Fiscalía de este Tribunal Superior de Justicia en su sede de esta
Capital. Para su unión al rollo de su razón, líbrese la correspondiente certificación incorporándose su original
al libro de sentencias.
SE ADVIERTE QUE:
Contra la presente sentencia cabe recurso de Casación para Unificación de Doctrina, que podrá prepararse
dentro de los diez días siguientes al de su notificación, mediante escrito firmado por Abogado y dirigido a
esta Sala, con expresión sucinta de la concurrencia de requisitos exigidos, previstos en los números 2 y 3 del
artículo 221 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social .
Todo el que intente interponer dicho recurso sin tener la condición de trabajador o causahabiente suyo, o
beneficiario del régimen público de la Seguridad Social consignará como depósito la cantidad de 600,00 euros
en la cuenta núm. 4636 0000 66 1662/18 abierta a no mbre de la Sección 1ª de la Sala de lo Social de este
Tribunal, en la oficina principal en Valladolid del Banco Santander, acreditando el ingreso.
Si se efectúa a través de transferencia bancaria desde otras entidades o por procedimientos telemáticos, se
hará en la cuenta número 0049 3569 92 0005001274, código IBAN ES55, y en el campo concepto deberá
contener los 16 dígitos que corresponden a la cuenta expediente indicado en el apartado anterior.
Asimismo, deberá consignar separadamente en la referida cuenta la cantidad objeto de condena, debiendo
acreditar dicha consignación en el mismo plazo concedido para preparar el Recurso de Casación para
Unificación de Doctrina.
Si el recurrente fuera la entidad gestora, y ésta haya sido condenada al pago de prestaciones, deberá acreditar
al tiempo de preparar el citado Recurso, que ha dado cumplimiento a lo previsto en el art. 221 en relación con
el 230.2.C de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social .
Firme que sea esta sentencia, devuélvanse los autos, junto con la certificación de la misma, al Juzgado de
procedencia para su ejecución.
Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.