Vous êtes sur la page 1sur 68

3

Residencias porteñas
Fotografías de interiores realizadas por Eugenio Avanzi hacia 1900

2007
GOBIERNO © 2007
Dirección General Instituto Histórico
DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES Avda. Córdoba 1556, 1er. piso
(1055) Buenos Aires - Argentina
Jefe de Gobierno Tel: 54 11 4813-9370 / 5822
E-mail: ihcba@buenosaires.gov.ar
Jorge Telerman
Dirección Editorial
Ministra de Cultura Liliana Barela
Silvia Fajre Supervisión de Edición
Lidia González
Subsecretaria
Investigación fotográfica
de Patrimonio Cultural Abel Alexander
María de las Nieves
Arias Incollá Departamento de Investigación
Lidia González (coordinación)
Daniel Paredes
Directora General Instituto Histórico Jorge Mallo
de la Ciudad de Buenos Aires Elza Scalco
María Alejandra Jones
Liliana Barela Ana María Peroni

Edición
Rosa De Luca

Corrección
Marcela Barsamian
Paula Álvarez Arbelais

Diseño Editorial
Fabio Ares

Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires


Residencias porteñas : fotografías de interiores realizadas por Eugenio Avanzi
hacia 1900. - 1a ed. - Buenos Aires : Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos
Aires, 2007.
64 p. : il. ; 22x20 cm. (Memorias urbanas)

ISBN 978-987-23118-2-7

1. Buenos Aires-Historia. I. Título


CDD 982.12

Fecha de catalogación: 12/03/2007

ISBN 978-987-23118-2-7
Hecho el depósito que marca la Ley 11.723

Queda prohibida sin la autorización escrita de los titulares del


copyright, bajo las sanciones establecidas por las leyes, la
reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio
o procedimiento, comprendidos la fotocopia y el tratamiento informático.

2
3

Prólogo

En el 2006 el Instituto Histórico de la Para esta publicación, Residencias Aires. Nuevos sectores de la burguesía
Ciudad de Buenos Aires adquirió, en porteñas. Fotografías de interiores comercial y profesional se incorporan a
nombre del Ministerio de Cultura de la realizadas por Eugenio Avanzi hacia la elite tradicional porteña, desplegando
Ciudad, una colección de fotografías que 1900, contamos con la gentil colabora- un estilo de vida ostentoso, remarcado
se presentaron a remate público por la ción del prestigioso historiador de la con la adquisición de bienes importa-
firma Bullrich, Wernicke y Gaona. Esta fotografía, Abel Alexander, quien ha dos, artículos de lujo y piezas de arte.
serie de fotografías realizadas por realizado una investigación sobre el Bienes que se integran al mobiliario y a
Eugenio Avanzi, a comienzos del siglo fotógrafo Eugenio Avanzi, la primera la decoración de las viviendas y cuya
XX, no sólo evidencian una alta calidad que se produce sobre éste y su actua- exhibición, en este caso a través del
artística sino también un registro poco ción en Buenos Aires. registro fotográfico, será un signo del
común de interiores de casas tradiciona- Alexander sintetiza así el valor de estas estatus adquirido.
les de Buenos Aires. fotografías: "el carácter documental que Su incorporación al patrimonio público
Esta colección incluye fotografías de revisten estas imágenes del ayer, con- es un modo de preservar nuestro acervo
interiores de casas de la alta y mediana vierten a estos pequeños rectángulos de cultural, y difundirlo es ofrecer fuentes
burguesía porteña, salones, comedores, papel en preciosos testimonios visuales poco comunes para conocer e interpre-
bibliotecas, así como algún consultorio sobre nuestro pasado" y, agregamos, se tar aspectos de la historia de nuestra
médico o taller escultórico. Muchas de constituyen en una fuente de informa- ciudad y sus habitantes.
ellas corresponden a familias tradiciona- ción histórica privilegiada. Una invitación a todos los lectores: si
les porteñas, otras a profesionales don- Un primer análisis de estas imágenes de identifican alguna de las viviendas y su
de se destacan los de origen italiano, principios del siglo XX nos remiten a un ubicación, hágannoslo saber.
cuya identificación figura al dorso, de período de grandes transformaciones en
puño y letra del propio Avanzi. la estructura urbana y social de Buenos
Dormitorio. Villa Ocampo de Mar del Plata.
Eugenio Avanzi, c.1900

Prólogo 3
Eugenio Avanzi: un fotógrafo de Buenos Aires 5
Buenos Aires a comienzos del siglo XX. Breve contexto histórico 13
La vivienda residencial porteña. 1880-1930. Contexto urbano 16
Interiores de residencias porteñas 21
Salas de recibo y de uso social 23
Comedores 35
Dormitorio 43
Escritorios y Bibliotecas 45
Espacios de trabajo 53
Otros espacios 57
4
5 Caballero, Eugenio Avanzi, c. 1905

Colección A. Alexander
Eugenio Avanzi: Aires y Conurbano - La vivienda en
un fotógrafo de Buenos Aires Buenos Aires, que se llevó a cabo en la
Manzana de las Luces del 13 al 15 de
por Abel Alexander septiembre de 2006.
El presente trabajo de investigación
Introducción histórica sobre el fotógrafo Avanzi lo
En el campo de la historia argentina, se realizamos por sugerencia de las autori-
observa con gran interés el desarrollo dades del Instituto Histórico de la Ciu-
que han cobrado en las últimas décadas dad de Buenos Aires y, debemos pun-
los estudios sobre el origen y la evolu- tualizar que, hasta donde sabemos, esta
ción de la fotografía en nuestro país. es la primera indagación que se realiza
El carácter documental que revisten sobre este profesional de la cámara.
estas imágenes del ayer, convierten a
estos pequeños rectángulos de papel en Un fotógrafo italiano
precisos y preciosos testimonios visua- Presumimos que el fotógrafo Eugenio
les sobre nuestro pasado. Avanzi era de nacionalidad italiana, o de
Como consecuencia de esta nueva ten- ese origen. Dicha presunción surge en
dencia, las antiguas colecciones fotográ- primer lugar de su apellido y por el
ficas en repositorios públicos están hecho de que hacia la fecha de actuación
siendo investigadas con un renovado ción al patrimonio fotográfico, se con- –entre fines del siglo XIX y las primeras
interés por los especialistas. trapone la acción de un activo grupo de décadas del XX– la mayoría de los estu-
Debemos señalar que, las colecciones coleccionistas privados que, en las dios fotográficos establecidos en Bue-
fotográficas que se atesoran en distintas últimas dos décadas, han crecido en nos Aires eran regenteados por italia-
instituciones gubernamentales, como número e importancia. nos, en especial provenientes del sur de
museos, archivos históricos o bibliote- Sin embargo y como un signo alentador la Península.
cas, se fueron conformando ya a partir sobre esta cuestión, diremos que en los En realidad si estudiamos los ateliers
del siglo XIX, tanto por el régimen de últimos dos años, hemos observado establecidos en la ciudad capital, entre
donaciones, cesiones oficiales o dere- como algunas entidades oficiales vincu- las décadas de 1890 a 1920, comproba-
chos de autor y, luego estos fondos se ladas a la cultura, han iniciado una mos que en forma abrumadora sus
fueron enriqueciendo a través de los política de adquisiciones de antiguas dueños eran italianos; estos empresarios
años. fotografías en los circuitos de remates y de la imagen formaban parte de hecho,
Sin embargo, estas colecciones públicas subastas, tal es el caso del Instituto de la misma corriente inmigratoria a la
han tenido un crecimiento lento, quizás Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, cual acompañaban y complementaban,
por sus mismas características burocrá- quien recientemente adquirió una intere- pues ofrecían a sus paisanos y en la
ticas y, de hecho, en los últimos cin- sante colección de fotografías realizadas misma lengua un servicio vital para esos
cuenta años no se han producido por Eugenio Avanzi. pobres desarraigados, nada menos
donaciones o ingresos significativos a Por sus características especiales, algu- que el retrato fotográfico, la prueba
nivel nacional. nas de estas fotos de Avanzi fueron más contundente –por lo visual– que
A este panorama gubernamental que utilizadas en el marco de las XX Jorna- podían enviar a sus familiares allende
adolece de un proyecto oficial con rela- das de Historia de la Ciudad de Buenos el Atlántico.
Debemos asumir que la retratística foto- de fácil comprensión fue funcional a dres de 1851. En el marco grandioso del
gráfica jugó un papel crucial entre Amé- sus propósitos. Palacio de Cristal desfilaron 6.039.195
rica y Europa, o sea, entre los que par- Como muchos de sus colegas capitali- visitantes asombrados por los adelantos
tieron llenos de sueños y esperanzas y nos, Avanzi retrató a innúmeros italia- de la Revolución Industrial. Por supues-
los que quedaron aguardando noticias nos y, como solo se emigra para triunfar, to, la fotografía encarada como espejo
en el Viejo Mundo. Por medio de su atelier se convirtió en un verdadero de la sociedad decimonónica no estuvo
estos solemnes retratos se enviaban teatro de representación social, con ausente de esta verdadera fiesta del
claros y tranquilizadores mensajes a profusión de lujosos muebles, colum- progreso y se exhibieron interesantes
parientes y amigos en la patria lejana; nas, balaustradas y, como fondo colecciones de daguerrotipos.
“estamos bien”, “vestimos buena ropa”, escenográfico, bucólicos paisajes. Siguiendo éste y otros ejemplos euro-
“mi esposa/o”, “estos son los niños”, y Por supuesto existía un completo peos y norteamericanos, la flamante
hasta se remitían los estremecedores servicio de prendas y accesorios de República Argentina inauguró en 1871
retratos post mortem como constancia vestir a disposición de los clientes la Exposición Nacional en Córdoba, bajo
de fallecimiento entre las familias cam- más humildes. la inspiración de Sarmiento; ya en esta
pesinas. iniciativa pionera estuvieron presentes
El altísimo grado de analfabetismo de Avanzi y la Exposición destacados fotógrafos del país y la Me-
aquellos inmigrantes, convirtió al retrato Nacional de 1898 dalla de Oro le fue adjudicada al portu-
fotográfico en la única escritura que El fenómeno de las grandes exposicio- gués Christiano Junior.
podían enviar por carta a sus seres nes reconoce como punto de partida la Pero volviendo a nuestro personaje,
queridos, y esta correspondencia visual Gran Exposición Internacional de Lon- diremos que uno de los más ricos testi-
monios que dejó Eugenio Avanzi sobre
Diploma de la Exposición Nacional reproducido en el dorso de sus fotografías su labor fotográfica se relaciona precisa-
mente con su participación en la Exposi-
Colección A. Alexander ción Nacional inaugurada en Buenos
Aires el 16 de octubre de 1898.
En esa oportunidad Avanzi presentó
toda una serie de fotografías del género
llamado “de vistas”, como se denomina-
ba en esa época a los registros de exte-
riores. La calidad de estas obras deter-
minó que el jurado le otorgara Medalla
de Plata y Diploma de Honor. Este se-
gundo premio no es un mérito menor, si
tenemos en cuenta que el cuerpo del
jurado estaba compuesto por artistas
pictóricos y fotográficos, y que la distin-
ción fue obtenida superando las obras
de otros calificados colegas.
La participación de los fotógrafos en
exposiciones nacionales e internaciona-

6
7 Familia porteña, Eugenio Avanzi, c. 1903

Colección A. Alexander
les hay que inscribirla en la compleja La Capital era la principal plaza fotográ-
trama de la publicidad comercial de la fica ese año, con 234 fotógrafos, discri-
época. El mensaje era muy claro: si las minados en 182 extranjeros y 52 argen-
obras de determinado estudio eran tinos y, a pesar de la fuerte competencia,
premiadas por su calidad artística por la ciudad ofrecía las mejores oportuni-
un jurado especializado, el futuro cliente dades de progreso en la profesión. No
podía contar con la seguridad de que es de extrañar entonces que Eugenio
sus propios retratos serían trabajos de Avanzi desarrollara toda su trayectoria
excelencia. de varias décadas exclusivamente en esta
No debemos sorprendernos entonces de ciudad portuaria.
que, inmediatamente después de obtener Como sabemos, ya desde la etapa del
tan alta distinción –superando a muchos daguerrotipo, los estudios fotográficos
de sus colegas– Avanzi decidiera sacar explotaron comercialmente el género del
ventajas publicitarias de este premio retrato, definitivamente el segmento más
fotográfico. Para tal fin encomendó a la redituable del negocio. También Avanzi,
Fábrica de Tarjetas Gregorio Ortuño y como la inmensa mayoría de sus colegas,
Cía. –reconocidos proveedores capitali- se dedicó a la retratística social y sus
nos del gremio fotográfico– la impre- engaño al público, lo que motivó a múltiples variantes, que abarcaban desde
sión de dicho diploma al dorso de todos los Eugenio Avanzi a mostrar la autenticidad el bebé desnudito, primeras comuniones,
soportes de cartón en el formato portrait irrefutable de la distinción obtenida en retratos de matrimonio, grupos familiares,
cabinet, junto a su firma autógrafa. 1898 incluyendo dicho diploma. hasta la fotografía mortuoria.
En efecto, llama la atención la inclusión Hacia la fecha que Avanzi ingresó a la
de dicho diploma a todo lo ancho de Retratista en Buenos Aires fotografía, ya se utilizaba el adelanto de
este rígido soporte, el cual se comple- En realidad son escasos los datos bio- los negativos sobre vidrio previamente
menta con la inclusión de la Medalla de gráficos que se poseen sobre Eugenio emulsionados –también conocidos
Plata en su anverso y reverso. En este Avanzi. Todo indica que hacia la década como “placas secas”– y los papeles
reconocimiento y bajo los lemas de de 1890 ya se encontraba afincado en la fotográficos al gelatino-bromuro de
“Pax” y “Libertas” y con las firmas de ciudad de Buenos Aires; y no se sabe si plata. Estos y otros insumos eran fabri-
sus organizadores, se certifica que arribó de Europa con su profesión foto- cados en forma industrial en Europa y
Eugenio Avanzi fue premiado con una gráfica o si adquirió estos conocimien- Estados Unidos y comercializados por
Medalla de Plata por sus “fotografías al tos técnicos y artísticos en la Argentina. proveedores locales, como Gregorio
aire libre”. Para tener un claro panorama sobre Ortuño y Cía. y otras firmas de plaza.
Era una práctica común que los fotógra- fecha y lugar con relación a la actuación Los establecimientos dedicados a la
fos premiados en exposiciones incluye- de Avanzi, nos remitiremos al segundo fotografía funcionaron durante el siglo
ran sus medallas en los distintos sopor- censo nacional de 1895, el cual indica XIX y principios del XX en locales
tes de sus obras pero, con el tiempo, se que el país contaba con 4.044.911 habi- alquilados, esta característica inmobi-
comprobó que muchos retratistas que tantes –siendo los italianos la colectivi- liaria determinó, por lógica, numero-
nunca habían obtenido premio alguno, dad más numerosa con 492.636 indivi- sas mudanzas y por supuesto Eugenio
también incluían medallas de exposicio- duos– y Buenos Aires su principal ciu- Avanzi no escapó a esta regla general
nes. Seguramente fue por este tipo de dad con 663.845 vecinos. del gremio.
Así vemos que la Guía Nacional editada continuaban sin embargo inmutables, el o sea unas construcciones especiales
por Pablo Basch de 1903, lo ubica en la soporte rígido medía 16,7 x 11 cm y la ubicadas en la azotea y construidas de
calle Artes número 944; en esta publica- copia fotográfica era de 14 x 10,6 cm. madera, pero con techo y pared de vi-
ción figuran otros 60 profesionales con La misma Guía Nacional de Pablo drios y donde los clientes posaban largos
estudios instalados. Este nuevo local Basch, pero correspondiente al año segundos aprovechando la luz natural e
contaba con buenas comodidades para 1905 aporta algunas novedades, pues inmovilizados por ganchos de nuca.
la atención de sus clientes y, como deta- nos informa que Avanzi se encontraba Siguiendo con la reconstrucción de su
lle interesante, diremos que el italiano establecido en la misma calle Artes, pero trayectoria, diremos que la Guía Kraft de
seguía imprimiendo sus soportes de en el número 345 –realmente no sabe- 1907 confirma que Eugenio Avanzi
cartón para retratos con la inclusión del mos si se trata de un cambio de local o seguía al frente de su “Fotografía Auro-
diploma de manera idéntica al anterior, lo que cambió fue la numeración–, pero ra” en Artes Nº 345; este local debía
pero ahora con la nueva dirección. esta publicación nos aporta un nuevo estar próximo al popular Mercado del
Todavía hacia la fecha continuaba la dato, pues ubica el estudio en los “al- Plata, un punto de concentración de
vigencia del popular formato conocido tos”, o sea, lo que actualmente denomi- mercaderías, pequeños comerciantes y
como portrait cabinet –lanzado en namos como primer piso. artesanos populares, en especial dedica-
Inglaterra hacia 1866– pero ya en este No es un dato menor la referencia a los dos a la platería.
período se había reemplazado el antiguo “altos”, si tenemos en cuenta que toda- La misma Guía Kraft, pero de 1910 –año
papel a la albúmina por el moderno vía hacia la fecha se utilizaba en aquellos de los famosos festejos por el Centena-
gelatino-bromuro de plata. Las medidas estudios las clásicas “galerías de pose” rio– nos confirma que seguía en el
mismo local, o sea 345, pero ahora la
antigua calle Artes cambió su denomina-
Quema de basura, Eugenio Avanzi, c. 1900 ción por la de Carlos Pellegrini.
Finalmente Avanzi se muda, lo constata-
Colección Instituto Histórico mos gracias a la Guía Arlas del año
1913, instalándose con un nuevo estu-
dio de retratos, pero ahora más cerca del
centro de la ciudad, o sea, sobre la calle
Esmeralda Nº 229. Todavía la Gran Guía
General o Anuario Kraft de 1917 lo
consigna en ese mismo local.
Uno de sus últimos domicilios porteños
es Sadi Carnot –actual Mario Bravo–
Nº 331, con teléfono (Mitre) Nº 5615,
esta dirección está consignada en el
Libro Verde de los Teléfonos del año
1922. Finalmente y en esta misma guía
se consigna el abonado E. Avanzi e
hijos, en la calle Alberti Nº 1073, teléfono
(Mitre) 911. Estas últimas dos direccio-
nes del año 1922 se encuentran alejadas

8
9

del circuito de los estudios fotográficos, Gaona y Wernicke subastó cierta canti- de residencias de tradicionales familias
por lo que nos inclinamos a pensar que dad de estas vistas que estaban firmadas porteñas, el cual se acompañaba de otro
corresponde a viviendas o a locales de con un sello seco en su borde inferior: álbum de igual formato, también con
otro tipo, por ejemplo la sede de una “E. Avanzi. Fotógrafo. Sadi Carnot 331. interiores de la alta burguesía, que in-
empresa volcada a la comercialización Buenos Aires.” Se trataba de originales cluía Villa Ocampo de Mar del Plata.
de algún producto, ¿postales o vistas de época al gelatino-bromuro de plata y El interior de viviendas fue un motivo
sueltas y en álbumes? sus medidas eran 15,5 x 21,5 cm a 17 x escasamente fotografiado por los fotó-
23 cm. grafos profesionales, excepto cuando se
“Fotografías al aire libre” En esa oportunidad pudieron apreciarse trataba de residencias oficiales, lo que
Cuando el Gran Jurado de la Exposición distintos aspectos de Buenos Aires y nos lleva a preguntar si estos trabajos
Nacional de 1898 otorgó a Eugenio una vista de la ciudad de Córdoba; llamó fueron realizados por encargos particu-
Avanzi el segundo premio –la Medalla la atención el registro de un basural, lares o bien se trató de un proyecto
de Plata– por el carácter relevante de sus tranvías de la línea Lacroze, y en espe- comercial del mismo Avanzi.
obras, lo hizo precisamente por la cali- cial un conjunto de fotografías sobre el Nuevamente en diciembre del mismo
dad técnica y estética de aquellas “foto- Círculo Italiano ubicado en la calle año, la firma de subasta incluyó en su
grafías al aire libre”. Florida. catálogo un total de 41 fotografías de
Tal la denominación utilizada por aque- Es interesante también un álbum de 20 Eugenio Avanzi, en esta oportunidad
llos jueces para designar las llamadas fotos dedicado íntegramente a interiores salió en remate una significativa canti-
vistas o registros de exteriores, los
cuales podían ser tanto urbanos como
rurales, y que incluía también los tipos
populares, usos y costumbres típicos Basural, Eugenio Avanzi, c. 1900
del Río de la Plata.

Colección Instituto Histórico


Esta rica iniciativa de Avanzi de registrar
la realidad fuera de los artificiales límites
del estudio fotográfico, coloca definitiva-
mente su nombre junto a otros grandes
documentalistas, como Esteban Gonnet,
Benito Panunzi, Christiano Junior, An-
gel Paganelli y otros precursores nacio-
nales del tema.
Y si bien esta producción fue realizada
varias décadas después con relación a la
obra de aquellos pioneros, tiene el méri-
to de mostrar los significativos cambios
arquitectónicos de aquella pujante Bue-
nos Aires, que dejaba atrás su condición
de gran aldea para convertirse en una
moderna urbe de estilo europeo.
En junio de 2006 la firma Bullrich,
dad de fotos sobre navíos italianos en el como ejemplo a Jacobo Peuser o res, también incursionó en la fotogra-
puerto de Buenos Aires, así como vistas Guillermo Kraft. fía llamada de reportaje, cubriendo
de esta ciudad. Frente a esta nueva realidad fotográfi- con su cámara sucesos y aconteci-
ca, Eugenio Avanzi decide participar mientos diversos.
Avanzi y las postales fotográficas activamente y, a partir del año 1900 Otro editor que solicitó sus imágenes
La irrupción de las postales fotográfi- sus fotos de vistas serán incluidas en fue H. Bachmann –considerado un
cas durante los últimos años del siglo las series de diversos editores argen- pionero– quien colocaba los epígrafes
XIX y las primeras décadas del XX tinos, siempre por el proceso de im- en inglés, indicando que las fotogra-
produjo significativos cambios entre presión fotomecánica. fías eran propiedad de Avanzi, con
los profesionales de la cámara. Aque- El prestigioso editor de postales Ro- estudio en la calle Defensa Nº 113. De
llas pequeñas y económicas cartulinas berto Rosauer utilizó gran cantidad de su serie “Recuerdo de Buenos Aires”
marcaron la virtual decadencia de los imágenes de este profesional y con- se destaca “Vista parcial de la ciudad
costosos álbumes de vistas y hasta signó prolijamente su nombre en con el cementerio de la Recoleta”
afectaron la venta de las fotos sueltas todas ellas; por lo menos entre los realizada hacia 1903.
sobre esta temática. años 1901 a 1909 publicó vistas de También hay que incluir al editor
La entusiasta acogida del público Avanzi sobre la ciudad de Buenos Tonini quien publicó material hacia el
produjo una verdadera “cartomanía”, Aires, Morón, Tigre, San Isidro, Oli- año 1904, o la sociedad editora de
todo el mundo enviaba y recibía estas vos, La Plata y Uruguay. Rosauer solía Pita y Catalano que imprimieron pos-
simpáticas cartas mínimas y si eran consignar “Neg(ativo) E. Avanzi” tales coloreadas también durante 1904.
fotográficas mucho mejor; su produc- como crédito de sus obras. Ciertas series de tarjetas postales de
ción alcanzó cifras increíbles y al En las ediciones Rosauer –de excelen- Avanzi se imprimieron durante 1907 en
poco tiempo surgieron entusiastas te calidad gráfica– se puede apreciar Alemania y se les agregó color.
coleccionistas y hasta clubes que los el virtuosismo de la cámara de Consideramos que Eugenio Avanzi
agrupaban. Avanzi, con imágenes sobre una re- ocupa un lugar importante entre los
Esta tendencia mundial fue aprove- vista militar en la Plaza de Mayo hacia fotógrafos que suministraron sus
chada de inmediato por los grandes 1903, teatros, escuelas, hoteles, y imágenes con destino a las primeras
fabricantes de papel fotográfico, fir- también tradicionales barrios como ediciones de postales argentinas; su
mas como Kodak o AGFA produjeron La Boca, Barracas o Belgrano. Se nombre merece figurar junto a desta-
de inmediato el formato post card, el destacan una serie de cinco fotos cados profesionales como H. G. Olds,
cual contaba con la ventaja del dorso sobre la célebre fuente de Lola Mora, S. Rimathé, A. W. Boote o la misma
ya impreso con las indicaciones nece- la construcción del Congreso Nacio- Sociedad Fotográfica Argentina de
sarias para el franqueo por correo, nal, la capilla de Santa Felicitas, el Aficionados.
sin necesidad de utilizar un sobre. monumento a la Revolución de 1890, Sus fotografías también interesaron
A estas postales fotográficas en papel navíos de guerra o la visita de delega- en el exterior, los editores A. Hs. y B.
al gelatino-bromuro de plata se sumó dos chilenos a Buenos Aires, sin de Alemania realizaron postales colo-
la impresión de postales por el proce- olvidarnos de la simpática imagen del readas hacia el año 1906 aproximada-
so fotomecánico, con tiradas enormes “Ferro-carril Liliputano” del Parque mente, contaban con el crédito del
y precio reducido; grandes firmas Lezama. fotógrafo – a veces erróneamente
editoriales se sumaron a este fenóme- Como vemos, Avanzi no solo docu- escrito como E. Avangi- y la impre-
no popular, podemos mencionar mentó la gran ciudad y sus alrededo- sión estaba a cargo de la Neue

10
11 Caballero, Eugenio Avanzi, c. 1898

Colección A. Alexander
Photographische Gesellchaft A. G. empresarios de tarjetas postales fotográ-
Steglitz. Los editores se identificaban ficas. Recordemos que los editores que
con un trébol de cuatro hojas (símbo- utilizaron imágenes de Eugenio Avanzi
lo de la buena suerte). fueron Roberto Rosauer, H. Bachmann,
Tonini Editor y Pita y Catalana, todos
Conclusión empresarios de Buenos Aires y conside-
Al finalizar este primer abordaje históri- rados por los historiadores de la
co sobre la vida y obra de Eugenio cartofilia como precursores en la edición
Avanzi, podemos aventurar algunas de tarjetas postales por impresión
conclusiones. La primera de ellas es fotomecánica.
constatar que toda su trayectoria profe- De todos ellos, fue Roberto Rosauer
sional la desarrolló en Buenos Aires. (1875-1939) el más prolífico editor de
Por lo menos desde 1898 hasta 1922, las vistas de Avanzi; la visita de los
es decir durante 24 años de actividad delegados chilenos a Buenos Aires hacia
ininterrumpida, regenteó un total de 5 1904 conforma un verdadero reportaje
estudios fotográficos, casi todos en el fotográfico, donde Avanzi cubre todas
centro de la Capital Federal. las alternativas de esta comitiva
La trayectoria de Avanzi coincide con la trasandina, desde la recepción de los
definitiva consolidación de los estudios El momento cúlmine de su carrera pro- navíos de la armada chilena en Dársena
fotográficos profesionales en la Argentina, fesional fue la obtención de la Medalla Norte, los actos centrales, hasta la visita
muchos de los cuales se convirtieron en de Plata por sus “fotografías al aire a la Sociedad Hípica, testimonios que
verdaderos templos del destaque y la figura- libre”, otorgada por el Gran Jurado de la Rosauer incluyó en su Serie Nº 2.
ción social, como fue el caso de la firma Exposición Nacional de 1898 en Buenos Definitivamente Eugenio Avanzi formó
Witcomb sobre la elegante calle Florida. Aires; el hecho de reproducir dicho parte de aquella gigantesca saga
Eugenio Avanzi fue un correcto retratis- diploma al dorso de sus obras constitu- inmigratoria que cambió radicalmente
ta; las obras que se encuentran en nues- yó una estrategia publicitaria y una las características de nuestro país; fue
tra colección así lo atestiguan, en sus reacción frente a otros colegas desho- como todos ellos un protagonista, un
estudios los clientes posaban en forma nestos que exhibían medallas y premios testigo lúcido de aquellas grandes trans-
casi escénica –siguiendo los parámetros inexistentes con el propósito de engañar formaciones pero, gracias a su especial
de la moda– rodeados por una a incautos clientes. profesión, nos ha legado un conjunto de
ambientación burguesa compuesta por Por último, el hecho de que varios edi- valiosos documentos visuales de su
muebles de gabinete, elaborados fondos tores de postales hayan solicitado sus época, nada menos que la historia ar-
pintados y diversos accesorios que vistas fotográficas sobre Buenos Aires y gentina en fotos.
resaltaban estos especiales registros. otras localidades del país, es una prueba
De su producción iconográfica conoce- más que fehaciente que estos registros
mos ejemplos en el formato portrait eran de una excelente calidad, pues en el
cabinet del período tardío, pero todavía auge de aquella “cartomanía” el público
vigente en los muestrarios de aquellos exigía de sus proveedores las mejores
ateliers, y por supuesto aceptados en el imágenes y, paralelamente, la competen-
gusto popular. cia era muy reñida entre los principales
Bibliografía

Colección A. Alexander
Alexander, Abel y Príamo, Luis; H. G. Olds, fotografías: 1900-
1943, Buenos Aires, Fundación Antorchas, 1998.
Barela, Liliana y Maronese, Leticia; Buenos Aires hace cien años
a través de sus postales, Colección Edgardo José Rocca, Buenos
Aires, Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cul-
tural de la Ciudad de Buenos Aires, 2003.
Cunietti-Ferrando, Arnaldo, “Medallas y diplomas en la fotografía
argentina del S. XIX” en 1º Congreso de Historia de la Fotografía,
Buenos Aires, 1998.
Loeb, Marcelo y Howat, Jeremy; Catálogo Descriptivo de
Tarjetas Postales Ilustradas de la República Argentina.
Roberto Rosauer (1901-1909), Buenos Aires, Editor Marcelo
Loeb, 1992.
Pezzimenti, Héctor Luis, Editores - Fotógrafos - Impresores de
tarjetas postales argentinas. Catálogo por localidades A-B,
Buenos Aires, Ediciones Rememorando, 2005.
Pezzimenti, Héctor Luis, Editores - Fotógrafos - Impresores de
tarjetas postales argentinas. Catálogo por localidades.
Ciudad de Buenos Aires, Buenos Aires, Ediciones Rememorando,
2006.

Guías y anuarios
Basch, Pablo, Guía Nacional de la República Argentina, 1903,
Buenos Aires.
Basch, Pablo, Guía Nacional de la República Argentina, 1905,
Buenos Aires.
Guía Kraft, 1907; 2º Tomo, Buenos Aires, Establecimiento de
Impresiones de G. Kraft.
Guía Kraft, 1908; 1º Tomo. Buenos Aires. Establecimiento de
Impresiones de G. Kraft.
Guía Arlas de la República Argentina, 1918. Buenos Aires.
Guía Metropolitana del Comercio, 1910; Tomo III, 1º Semestre,
Diploma de la Exposición Nacional y firma autógrafa Editor Humberto Rolleri, Buenos Aires.
Guía Kraft, 1910; 1º Tomo, Buenos Aires, Establecimiento de
Impresiones de G. Kraft.
La Rural. Guía General de Estancieros. 1912, Buenos Aires.
Guía Arlas de la República Argentina. 1913, Buenos Aires.
La fotografía y sus aplicaciones, Año 1, Nº 1, Buenos Aires,
1915.
Anuario Kraft. Gran Guía General, 1917; Tomo I, Buenos Aires.
The Standard Directory Co. El libro Verde de los Teléfonos.
Buenos Aires, 1922.

12
13

Buenos Aires a comienzos


del siglo XX.
Breve contexto histórico

A principios del siglo XX, la nación


exhibía los resultados de una acelerada
modernización. La llegada masiva de
inmigrantes y una economía basada en
la exportación agropecuaria fueron
factores determinantes en el vertiginoso
desarrollo urbano. Buenos Aires, la
“París de América del Sur” acusará el El presidente Roca y su comitiva se dirigen al Congreso. Caras y Caretas, 1899
impacto de los grandes cambios, no
sólo en la fisonomía de su traza sino Las cuestiones nacionales, manejadas había elegido el camino de las armas
también en la composición de sus como problemas dentro de las redes de para adelantar la salida del presidente
habitantes, sus modos, sus costumbres, relaciones familiares o amistosas servían Juárez Celman. El ingreso de algunos de
sus ideas. y satisfacían los intereses del círculo sus hombres al gobierno de su
Fueron muchas las medidas adoptadas restringido de la elite. El fraude electoral reemplazante, Carlos Pellegrini,
para afianzar ese proceso, entre las organizado y el uso de la fuerza eran precipitó la división de la fuerza; el ala
cuales la federalización de Buenos Aires herramientas utilizadas para defender y más intransigente conformó la Unión
fue determinante para otorgarle a la consolidar al sistema vigente. La Cívica Radical, entre cuyos fundadores
ciudad un papel rector en la vida representación popular, la división de se encontraban Leandro Alem e Hipólito
institucional del país. poderes y la estructura organizativa Yrigoyen, impulsores del accionar
Hacia 1880, luego de un período de federal, principios establecidos en la revolucionario.
inestabilidad política y de luchas civiles Constitución de 1853, aparecían como Por otro lado, el importante flujo
se consolida el poder político de una declarativos, ya que en la práctica no migratorio que recibió el país trajo
oligarquía nacional decidida a tenían vigencia. consigo el ideario político vigente en
transformar el país en consonancia con En 1890, por primera vez se produce aquellos momentos en la Europa
el nuevo ordenamiento económico una ruptura en la alianza dominante y expulsiva. Socialistas y anarquistas
mundial y Julio A. Roca será uno de sus aparecen sectores dentro de ella que serán protagonistas en la defensa y en el
más conspicuos representantes. Dos impugnan la legitimidad del sistema. La desarrollo de un mundo obrero, hasta
veces presidente de la Nación (1880-1886 necesidad de ampliar la participación entonces, muy desprotegido.
y 1898-1904), su política fortaleció la política aparecía como un reclamo Cuando en 1910, la nación se preparaba
privilegiada situación de una elite, dentro del mismo régimen, pero serán para celebrar el centenario de la
responsable de la construcción de este dos fuerzas diferentes las que Revolución de Mayo, el clima social
modelo, para el cual resultaba clave la comenzarán a implmentar un plan de había llegado a su máxima tensión y los
incorporación de tierras destinadas a la luchas para completarla: la clase media y festejos, que se realizaron con la
producción agropecuaria, objetivo que los obreros. vigencia del estado de sitio, mostraron
se logró tras la campaña de 1879 contra La Unión Cívica, joven partido que la deficiencia del régimen.
la población aborigen que las ocupaba. nucleaba a sectores sociales medios, En octubre de ese mismo año, 1910,
Campaña electoral de 1809. Caras y Caretas
Roque Saénz Peña, el representante más
progresista de la vieja oligarquía, se
hace cargo del Poder Ejecutivo Nacional.
Dispuesto a ampliar la participación
política con vistas a descomprimir la
situación social, combatir el
personalismo político y promover el
voto libre, impulsa la reforma de la Ley
Electoral. El paso siguiente será la
realización de las primeras elecciones
libres que llevarán al poder a Hipólito
Yrigoyen.

Buenos Aires, ciudad moderna tranvías, subterráneos y calles cívico” con la Avenida de Mayo que une
Los grandes cambios producidos a nivel asfaltadas. La Plaza de Mayo tomaba las el Congreso Nacional con la Casa de
nacional tuvieron su reflejo en la ciudad. formas ornamentales actuales, el Gobierno, el escenario del Teatro Colón
Entre 1880 y 1914, Buenos Aires ya Cabildo sufría la “mutilación” de sus convocaba a las figuras más importantes
mostraba una serie de transformaciones laterales para poder abrir las avenidas de la lírica internacional y tenía lugar la
que permitían definirla como una ciudad diagonales (también se recorta su torre Exposición Internacional de Arte del
moderna. Gas y luz para la iluminación debido al peligro de derrumbe que Centenario. Transformaciones que
pública, irrupción del automóvil, trenes, presentaba), se constituye un “eje también alcanzaron a sus habitantes. El
aumento demográfico por el aporte
inmigratorio arrojó para Buenos Aires
cifras que triplicaron la población: entre
Avenida de Mayo en 1899. Caras y Caretas
el censo de 1895 y el de 1914, el
número de habitantes pasó de 663.000 a
1.575.000, lo que significó un gran
impacto en la composición social. Una
burguesía nacional ligada a intereses
económicos y empresariales coexistía
con el sector más representativo de la
sociedad tradicional. La riqueza, junto
al linaje y la familia fueron criterios que
definieron a esta élite dominante. A ella
se incorporaron miembros de la clase
alta de Buenos Aires y de las provincias,
como así también familias europeas
adineradas de comerciantes y
profesionales.1 La conformación de una
clase media surgida, en gran medida

14
15

como “... fruto de un proceso de retaceos, mientras que en las viviendas


urbanización, de movilidad social, de la pobres el gasto mínimo sólo permitió
diversificación de los consumos, del acceder a un precario cobijo. Sólo en
sincretismo étnico, de la los dos primeros grupos la vivienda fue
escolarización,…” 2 y un sector obrero considerada, más o menos
en desarrollo, irán construyendo un explícitamente, como arte, de acuerdo
nuevo escenario político y social. con su función simbólica. Eso era
Como un fenómeno natural de este ‘arquitectura’, las viviendas de la escasez
crecimiento, la construcción de las sólo eran “construcción”.3
Obras en el Cabildo
viviendas familiares irrumpe de diversa Cada sector buscará definir su ámbito de
manera en la fisonomía urbana. El pertenencia, la élite se irá desplazando
arquitecto Rafael Iglesia sostiene que en desde el sur y centro de la ciudad hacia Si el modo de habitar refleja el lugar que
esta etapa podemos clasificar las el norte, y los sectores más populares ocupa la población en la sociedad, el
viviendas en tres grupos: la vivienda de expandirán el espacio urbano hacia los registro fotográfico de los interiores de
los más ricos; la vivienda de la pequeña suburbios. La adquisición de bienes estas viviendas de la alta y mediana
y mediana burguesía; y la vivienda de importados, piezas de arte, artículos de burguesía urbana, significó la
los pobres. “Cobijo, territorio de ciertas lujo, será un distintivo de clase. posibilidad de contar con un documento
actividades, signo y símbolo, gasto; Integrados al mobiliario y a la inalterable, probatorio del rango social
todo eso es la arquitectura. En las decoración de las viviendas, serán adquirido.
viviendas opulentas todas estas exhibidos como signo de ostentación y
funciones se pudieron cumplir sin estatus social. Daniel A. Paredes

Notas
1
Caprio, Graciela Elena, “Consecuencias
culturales del proceso de urbanización,
Buenos Aires, 1880-1910” en Primeras
Jornadas de Historia de la ciudad de
Buenos Aires: La vivienda en Buenos
Aires, Buenos Aires, MCBA, 1985.
2
Míguez, Eduardo J., “Familia de clase
media: la formación de un modelo”, en
Devoto, F. y Madero M. (dirección),
Historia de la vida privada en la Argen-
tina, T. 2, Buenos Aires, Taurus, 1999.
3
Iglesia, Rafael E. J., “La vivienda
opulenta en Buenos Aires: 1880-1910.
Hechos y testimonios”, en Primeras
Jornadas de Historia de la ciudad de
Buenos Aires: La vivienda en Buenos
Aires, Buenos Aires, MCBA, 1985.
La vivienda residencial Obras Públicas durante el período
porteña. 1880-1930. 1882-1895, dejando su impronta en
Contexto urbano varios edificios oficiales de la época y
desplegando una fructífera actividad en
Antecedentes la infraestructura edilicia del Estado
Para comprender la arquitectura de nacional. Entre las obras realizadas está
Buenos Aires hacia 1900, podemos la Casa de Gobierno, conocida como
reconocer arbitrariamente tres “Casa Rosada”.
momentos de la historia de la ciudad. Con la desaparición de Pueyrredón, de
El primero, de 1840 a 1880, involucra Taylor, de Pellegrini y de Canale, se
parte del gobierno de Juan Manuel de considera cerrado el período del
Rosas y el período de organización Clasicismo romántico de la década de
política de la región. Podemos 1870.
comentar sintéticamente que en esta La influencia Beaux Arts es la que
etapa ubicamos una mixtura de Pasaje Barolo y “La Inmobiliaria” dominará la morfología de la ciudad en
arquitectura italianizante con la de adelante.
acervo hispano criollo. Las terrazas en
la llanura eran solo acentuadas o Esta transformación da lugar al tercer Desarrollo del período 1880-1930
diferenciadas por las cúpulas de los período, de auge del racionalismo En 1879 la llamada Campaña del
campanarios de las iglesias y blanco a la criolla entre 1930 y 1940. desierto modifica los referentes
conventos. Es así que la ciudad se transforma en territoriales y las posibilidades de
Un segundo período abarca desde 1880 metrópolis internacional, se la aprecia implantación física de ocupación del
hasta 1930, en el cual la imagen urbana contenedora ya no sólo de grandes espacio. Esta acción abre gigantescas
de la ciudad experimenta sustanciales avenidas, sino también de la mayor extensiones de tierra para la explotación
trasformaciones, con las grandes obras masa de arquitectura moderna de agropecuaria –si bien concentrada en
públicas, la influencia del Higienismo, grandes rascacielos, solo superada por pocas manos–, y se requiere de un
el trazado de parques y bulevares, el Nueva York. centro de intercambio para canalizar las
Academicismo francés, el Eclecticismo Del primer período italianizante quedan importaciones y exportaciones de la
y el Decorativismo. muy pocos registros, algunos en la producción agropecuaria. Con la
zona sur de la ciudad, otros como la llegada de una gran corriente
iglesia “redonda”, en Belgrano, y las inmigratoria se hace necesario
Plaza de Mayo
registradas en las estampas de modificar los parámetros de ocupación
Pellegrini, que expresan una variante del suelo, y comienza un importante
decorativa del renacimiento italiano que proceso de expansión del espacio
acentúa y afirma una actitud urbano.
decorativista. Se destaca el ingeniero A partir de 1880 la ciudad inicia un
italiano Francisco Tamburini que período de transformación inédito, con
comparte la época con el Clasicismo de consecuencias que perdurarán hasta
Canale y de Buscchiazzo. nuestros días.
Tamburini actuó en las oficinas de El proceso de modernización se

16
17

intensifica, el país se relaciona con la el Barón Haussmann en París veinte elabora el Plano Regulador de Reforma
economía del mundo, se revela un años antes, sin que mediara ninguna de la Capital Federal en 1924-1925,
proceso de transformación de la crítica para su proceso de adaptación al considerado el primer documento
producción tradicional rural con base contexto de Buenos Aires; como urbanístico de ordenamiento
industrial creciente, se modifica la ejemplo se puede mencionar la normativo.
ocupación del suelo, se transforman las demolición de la Recova de la Plaza de Como síntesis podemos decir que en la
instituciones, los modos productivos y Mayo en 1884. arquitectura de esta etapa predomina la
las prácticas y convenciones sociales. El predominio de los profesionales obra pública de instituciones del
En septiembre de 1880 se produce la franceses se impone, entre los más período liberal y las residencias de los
federalización de la capital y la creación destacados se encuentra Charles Thays, propios dirigentes.
del municipio, luego se aprueba el que llega al país en 1890, es director de En esta etapa se destacan los siguientes
proyecto para un nuevo puerto Parques y Paseos a partir de 1891 y hitos: el Congreso de la Nación, el
desarrollado por Eduardo Madero en desarrolla entre otros proyectos el Teatro Colón, el Teatro Nacional
1884 y en este mismo año se aprueba Parque 3 de Febrero y el jardín Cervantes, la Bolsa de Comercio, el
la ley que declara de utilidad pública Botánico; Joseph Anatoine Bouvard edificio del Diario La Prensa, el Pasaje
los terrenos ubicados sobre la futura –director de Obras y Paseos de París– Barolo (estos dos últimos sobre la
Avenida de Mayo, en 1887 se aprueba es contratado por el gobierno entre Avenida de Mayo) y el destacado Hotel
el decreto del trazado de la avenida de 1907 y 1910. Finaliza el ciclo el Alvear.
Circunvalación –actualmente avenida paisajista Juan Charles Forestier en la El ferrocarril aporta las estaciones
General Paz–, en noviembre de 1889 se Comisión de Estética Edilicia durante la terminales de Retiro y Constitución.
declaran de utilidad pública los gestión del intendente Carlos Noel, que Además se destacan los palacios de las
terrenos para la avenida Norte a Sud encumbradas familias porteñas, como
–lo que hoy conocemos como la Anchorena y Paz frente a la estratégica
Casa de Pereyra
avenida 9 de Julio–; todas acciones que Plaza San Martín; Ortiz Basualdo y
transformarán profundamente la imagen Pereda, en la Plazoleta Carlos
urbana y el modo de apropiarse y Pellegrini; Fernández Anchorena, y los
percibir el espacio y los usos sociales dos pertenecientes a la familia Duhau,
acontecidos en la nueva trama. al 1600 de la avenida Alvear. Concluye
La traza de la Avenida de Mayo es este sintético listado con los palacios
acompañada por la de las avenidas de las familias Bosch, Alvear y
Alvear, Sarmiento y Del Libertador. Errázuriz, sobre la avenida Del
El paisajismo en los espacios verdes se Libertador, entre otros.
verifica en las plazas de Mayo, Del La estilística predominante es la del
Congreso y San Martín. Completan el Academicismo francés –como no podía
panorama las plazas Vicente López y ser de otro modo en un organismo vital
Planes, Rodríguez Peña, Recoleta, como una ciudad con pretensiones
Palermo y Barrancas de Belgrano. metropolitanas– contaminado por un
El impulsor de esta transformación fue ambiente decididamente ecléctico y con
el primer intendente municipal Torcuato participaciones notables de Art
de Alvear inspirado en lo realizado por Noveau, Modernismo catalán,
Secesión y ráfagas de incipiente abrigo y resguardo, y la utiliza como
antiacademicismo. modo de separarse y vincularse con el
mundo, es decir, con el ambiente, con
Dinámica de la vida doméstica los objetos y con los otros hombres
Podemos convenir que la dinámica entre sí.
social de la vida doméstica sufrió Esta relación se estratifica en
grandes transformaciones culturales, dispositivos públicos y privados, que
políticas y tecnológicas, tales como la se distinguen y se relacionan de
electricidad, los transportes y muy diversos modos hasta llegar a la
diversos fenómenos que condicionaron modernidad. Este proceso vinculatorio
el concepto de confort relacionado con se resuelve con opacidades y
espacio doméstico. transparencias, de acuerdo con el
La propiedad familiar variaba en tipo y momento histórico y a la ubicación
valor según la generación. socio cultural de los productores de la
El parámetro que caracterizaba a la residencia, tanto en el ochenta como en
propiedad era el de la diversidad de el Centenario.
inversiones, tales como productos Hay crónicas que comentan que las casas
ganaderos, tierras e instalaciones in- residencias cuya disposición algunos de azoteas no tenían buenas calidades
dustriales y maquinarias, acciones en autores la consideran derivada o ambientales para los parámetros del
ferrocarriles, en bancos y en otras variante de la casa mediterránea o momento, y menos aún para los más
compañías, además de los bonos pompeyana, o casas de locales rigurosos del Higienismo posterior. Estas
municipales y una considerable alrededor de dos y tres patios laterales crónicas mencionan que los límites entre
cantidad de propiedad urbana como sucesivos. los diversos ámbitos eran lábiles y por lo
inversión con fines también A esta disposición le sigue el estilo de tanto las actividades desarrolladas en
especulativos. mansiones francesas, con aumento de ellos también.
En este contexto hay un lugar para la tamaño y de número de habitaciones, El retrete y el baldaquino en el
residencia y la casa. para composiciones familiares más dormitorio parecen ser los ámbitos de
Hacia 1860 la ciudad era relativamente reducidas. mayor privacidad en las viviendas
pequeña y las familias influyentes se Toma una creciente importancia la tradicionales.
concentraban en la parroquia de la consideración de la fachada, que ya se En la casa con patio lateral y
Catedral y en las quintas del norte de la emplazaba en terrenos más grandes; habitaciones en ristra –casa chorizo–,
ciudad. Luego de los sucesos de la toda su concepción era la de un los cuartos no son morfológicamente
fiebre amarilla en 1871 se produjo el monumento visible para su ostentación, diferenciados, característica que le
éxodo de esta población hacia la zona idea esta, ausente en la generación permite la flexibilidad necesaria como
que hoy denominamos Barrio Norte, al anterior. para satisfacer todo tipo de destino y
norte del sector comercial. función. Cada uno de éstos es un
Hubo una concentración residencial Viviendas residenciales: cubículo indiferenciado que puede
caracterizada por intereses sociales, un pasaje a la modernidad contener el espacio público o privado
comerciales y especulativos comunes. En sí, la vivienda es un complejo de tanto de un taller, un dormitorio o un
Estas familias urbanas vivían en acciones que realiza el hombre para aula.

18
19

La subjetivación de las formas en los las viviendas. siguen esta tendencia, y la vida en
procesos de percepción o apropiación Desde lo funcional, pasillos y lugares sociedad se resignifica en el proceso de
de los lugares deriva en una, cada vez de transición, como antebaños, modernización.
mayor, “opacidad” entre los espacios antesalas, antecámara o antecomedor, Las habitaciones se caracterizan por la
donde se desarrollan las conductas eran espacios que le proporcionaban superabundancia de elementos visuales
públicas y privadas; entre padres e jerarquía ambiental y social a los y objetuales de diversos significados
hijos; patrones y sirvientes, entre lugares de habitar y le permitían formas que contribuyen a caracterizar las
hombres y mujeres. de vinculación y, por lo tanto, de significaciones de los lugares en los
Con la incorporación del pasillo, las significación que con el tiempo fueron imaginarios de la mansión burguesa.
habitaciones ya no se vinculan entre sí perdiendo.
mediante puertas. Aparecen los El proceso de modernización y Breve referencia al dormitorio
conductos y tuberías de desechos, compactación –reducción y Hasta 1910 el dormitorio debe cumplir
vapores, y más adelante la instalación simplificación– de la arquitectura y de con múltiples funciones, tales como
eléctrica. la vida social, es acompañado por un ámbito destinado al reposo y al sueño
Las residencias tradicionales de proceso similar en el vestido y los reparador, no existiendo referencias a la
familias acomodadas aumentan la accesorios como sombrillas, sombreros función sexual en esas habitaciones.
disponibilidad de servicios, y y bastones, que fueron también Es el recinto designado a la mayor
especializan las funciones de los lo- “compactándose” en contraposición privacidad y el de menor exposición
cales. con la expansión de la ocupación terri- pública, es el espacio menos
Los sectores populares continúan torial de la ciudad. Los espacios fotografiado o expuesto en
prefiriendo las viviendas tipo chorizo o residenciales también se comprimen, el publicaciones de la época mencionada.
de patio lateral, mientras que las diseño de indumentaria y accesorios Es la habitación que lleva más marcado
familias de sectores pudientes tienen
Palacio Bosch
como referente de inspiración las
residencias francesas.
La diferencia con estas residencias
europeas será la inestabilidad en los
dispositivos –en Buenos Aires–, las
áreas de servicio doméstico están
ubicadas dentro de los límites de la
residencia y no en las azoteas como en
los referentes franceses.
En la primera década del siglo XX las
habitaciones de servicio estaban dentro
del ámbito de las dependencias del
“señor o la señora”, con el tiempo se
acercarán a la cocina.
Entre el novecientos y el treinta hubo
un proceso de simplificación de la
distribución y de la masa estructural de
el carácter de su habitante. El verdadero lugar de reunión de la
Hasta ese momento, predomina la familia será el comedor. Un lugar
preocupación higiénica por sobre los tranquilo de colores constantes, los
gustos decorativos y el dormitorio temas de los cuadros no serán lóbregos
también deberá cumplir funciones para no influir en la placidez del
luego asignadas al baño, por lo que ambiente. La calidad de vida y de
deberá estar bien ventilado y ser de bienestar dependerá de qué alimentos
dimensiones amplias, y especificar los se ingerirán y de qué modo se hará.
lugares y modos de preservar la No solo se dispondrá de una mesa,
bacinilla de uso nocturno. sino también de un aparador, donde se
guardarán la vajilla, los manteles y los
El lugar social cubiertos.
La sala hacia los primeros años del Se admitirán los arreglos florales, un
siglo XX todavía no es el lugar donde la reloj, y se observará con cuidado la
familia conversa, estudia o trabaja; en clase y el estilo de los muebles.
este ámbito ni se come ni se duerme. A principios del siglo XX en el interior
Es el lugar donde se recibe. de las viviendas burguesas se
Es necesario aclarar que la sala no Casa de Guerrico encontraban registros de modas
funciona como transición entre lo diversas como las de origen victoriano,
público y lo privado, porque las mobiliario hasta llegar al coleccionismo, paredes revestidas con empapelado de
transiciones se generan en la que caracteriza a la casa. Es el lugar de las fuertes dibujos y colores, sillones
antecámara, antecocina, etc. ceremonias y los rituales enmarcados por vestidos con pasamanería con flecos y
La sala se instala como un espacio de los sillones con su arcaica disposición. borlas; complementando, se
articulación entre el espacio público de Cuando esta rigidez de lo ritual se encontraban sillas Thonet con asientos
lo urbano y el doméstico. Es el lugar de ablanda, los sillones llegan a subjetivarse de esterilla.
los ornamentos y las exhibiciones, donde con sus dueños y visitantes, es entonces Sobre los muebles, generalmente de
se manifiesta el perfil de la residencia, el que se resuelven mullidos para recibir a color oscuro y volumetría pesada, se
lugar de los objetos, de los retratos de sus usuarios, aquí empieza a aparecer el ubicaban figurillas de porcelana, flores
familia, de las obras de arte y el concepto de living. secas o cereales exóticos, y todo tipo de
elementos que denotaban el carácter de
viajeros y “de mundo” de los dueños
Residencia Errázuriz de casa. Hasta podían encontrarse
objetos de referencia oriental.
Esta diversidad funcional hará que el
posterior proceso de modernización y
consecuente compactación espacial
derive en lo que se conoce como
living-room.
Jorge Mallo

20
21
Cristalería

Interiores de Aparece el “nuevo rico”, aspirante a


residencias porteñas ingresar en los círculos selectos de las
familias más tradicionales.
Federalizada en 1880, Buenos Aires En el mobiliario se ven los estilos
seguía siendo el mayor emporio de románticos o suntuosos, desde el
riqueza de la Nación. Cosmopolita su neoclásico y neogótico hasta los Luises
población, renovadora su arquitectura, cultas franceses desde la regencia hasta el Luis
sus minorías y activo su puerto, la Capital XVI y también el barroco y rococó. Entre
ponía de manifiesto todos los rasgos del los estilos ingleses, predominan el
cambio que se operaba en el país. viviendas se ampliaron y se convirtieron victoriano y el Chesterfield para los
La arquitectura que se impuso fue la en casonas y mansiones, con ambientes estudios y escritorios que son espacios
“ecléctica”, es decir, aquella que toma que se agregaban al uso cotidiano. Salas relativamente nuevos en las casas de los
elementos de diferentes estilos: neoclá- de recibo, vestidores, escritorios y ahora pudientes propietarios.
sico, italianizante, neogótico y –toman- bibliotecas eran parte de las nuevas También se importan ebanistas, algunos
do como modelo la Academia de Bellas viviendas de este tipo. de los cuales llegan a afincarse en la
Artes de París– el estilo académico. Ya en la década del 80, en Buenos Aires ciudad.
Este último se aplicó en edificios se despierta la ansiedad de poseer Las paredes se desbordan al exhibir
públicos y residencias particulares, los porcelanas, piezas de mobiliario, etc. pinturas que integran las colecciones
que forman actualmente gran parte de traídas de una Europa con ecos de privadas, un poco al modo de los
nuestro patrimonio arquitectónico. Para decadencia. Se superponen estilos y se museos ingleses y franceses.
estas construcciones se contrataron colman espacios con toda clases de Abundaban en los anuncios de
arquitectos extranjeros, entre ellos objetos ornamentales y muebles periódicos las maderas como el
Alejandro Christophersen, Eduardo Le europeos que se alternan con pinturas jacarandá, el nogal, el roble y la caoba;
Monnier, Julio Dormal, René Sergent o cuya temática es el paisaje del campo o también mármoles entre los cuales se
Louis Sortais, que usaban materiales los retratos de damas y caballeros de destacaba el de Carrara, telas como los
importados, como se evidencia, no sólo una recientemente adquirida repercusión brocados de seda, el velour o pana de
en los exteriores, sino también en los en los círculos de alto nivel social. terciopelo y el gobelino. Según un
interiores de las residencias. Las Anuncios de venta describen conjuntos diario de 1893, se puede ver una
de muebles que indican esta importación masiva de alfombras de
transformación operada en Buenos Aires Bruselas, porcelanas francesas de
y que a la vez ilustra el paulatino recargada factura y la codiciada
alejamiento de las sencillas costumbres cristalería de Bohemia.
de antaño. Ricos artesonados de yesería en los
El comienzo del siglo XX recibe la cielorrasos, a veces también decorados
herencia del surgimiento de la Argentina con murales boisseries (paneles de
como nación pujante, permitiendo a las madera tallada) recubren las paredes,
familias de un alto poder adquisitivo grandes chimeneas de piedra o cerámica
exhibir su patrimonio decorativo española.
proveniente del siglo XIX, sumando
nuevas piezas que destacan su progreso. Ana María Peroni
Bibliografía
AA.VV, Luces del Centenario, Buenos Aires, Instituto Histórico de Molinari, Ricardo L., Buenos Aires cuatro siglos, Buenos Aires,
la ciudad de Buenos Aires, 2002. Editorial TEA, 1983.
Aliata, Fernando y Liernur, Jorge Francisco, Diccionario histórico Rock, David, El radicalismo argentino, 1890-1930, Buenos
de arquitectura, hábitat y urbanismo en la Argentina, T. I y II, Aires, Amorrortu editores, 1977.
Buenos Aires, Sociedad Central de Arquitectos FADU-UBA, 1992. Rodríguez Molas, Ricardo, Vida cotidiana de la oligarquía
Botana, Natalio R., El orden conservador. La política argentina argentina (1880-1890), Buenos Aires, CEAL, 1988.
entre 1880 y 1916, Buenos Aires, Hyspamérica Ediciones Argen- Romero, José Luis, Breve Historia de la Argentina. Buenos
tina, 1986. Aires, FCE, 1996.
Botana, N. y Gallo, E., De la república posible a la república
verdadera (1880-1916), Buenos Aires, Ariel, 1997.
Bulgheroni, Raúl Rubén, Summa metropolitana, T. I y II, Buenos
Aires, Edición del Autor, 1997.
Caprio, Graciela Elena, “Consecuencias culturales del proceso de
urbanización, Buenos Aires, 1880-1910” en Primeras Jornadas
de Historia de la ciudad de Buenos Aires: La vivienda en
Buenos Aires, Buenos Aires, MCBA, 1985.
Cortes Conde, Roberto, “Riqueza y especulación”, en José L.
Romero y Luis A. Romero, Buenos Aires. Historia de cuatro
siglos, Buenos Aires, Editorial Abril, 1983.
Cutolo, Vicente Osvaldo, Nuevo Diccionario Biográfico
Argentino, 1998.
Devoto, Fernando y Madero, Marta (directores), Historia de la
vida privada en la Argentina: la Argentina plural: 1870-1930,
T. II, Buenos Aires, Taurus, 1999.
Gallo, E., Cortés Conde, R., La República Conservadora, Buenos
Aires, Hyspamérica Ediciones Argentina, 1986.
Gutman, Margarita (editor), Buenos Aires 1910: Memorias del
porvenir, Buenos Aires, Artes Gráficas Corín Luna, 1999.
Historia Integral Argentina, Buenos Aires, CEAL, T.4, 1974.
Iglesia, Rafael E. J., “La vivienda opulenta en Buenos Aires: 1880-
1910. Hechos y testimonios”, en Primeras Jornadas de Historia
de la ciudad de Buenos Aires: La vivienda en Buenos Aires,
Buenos Aires, MCBA, 1985.
Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas “Arq. Mario
J. Buschiazzo”, Cuadernos de Historia Nº 6, Buenos Aires, IAA
FADU-UBA, 1995.
Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas “Arq. Mario
J. Buschiazzo”, Cuadernos de Historia Nº 6, Buenos Aires, IAA
FADU-UBA, 1995.
Liernur, Jorge Francisco, Arquitectura en la Argentina del Siglo XX.:
la construcción de la Modernidad, Buenos Aires, Fondo
Nacional de las Artes, 2001.
Lobato, Mirta Z. (dirección), Nueva Historia Argentina, T. V,
Buenos Aires, Sudamericana, 2000.
Míguez, Eduardo J., “Familia de clase media: la formación de un
modelo”, en Devoto, F. y Madero M. (dirección), Historia de la
vida privada en la Argentina, T. 2, Buenos Aires, Taurus, 1999.

22
23
Casa de la familia Guerrico

24
25

Casa de la familia Guerrico


Casa de la familia Guerrico

26
27

Casa de la familia Guerrico


Casa de la familia Guerrico

28
29

Casa de S. Sánchez
Casa de la familia Gutiérrez

30
31

Casa de la familia Mendeville


Casa del doctor Spinedi

32
33

Casa del arquitecto Tartaglia


Ex Embajada de México

34
35
Casa de la familia Guerrico

36
37

Casa de la familia Gutiérrez


Casa de la familia Gutiérrez

38
39

Casa de la familia Ortiz de San Pelayo


Casa de la familia Rusconi

40
41

Casa de la familia Mendeville


42
43
Casa de la familia Gutiérrez

44
45
Casa de la familia Guerrico

46
47

Casa de la familia Madero


Casa del doctor Madero

48
49

Casa de la familia De Martino


Casa de la familia
Gutiérrez

50
51

Casa de la familia Noé


52
53
Consultorio del doctor Piccinini

54
55

Oficina
Estudio-taller del artista Yori

56
57
Casa de la familia
Gutiérrez

58
59

Casa de la familia
Rusconi
Casa de la familia
Rusconi

60
61

Residencia del Embajador de México


Hogar.
Escudo de la
familia Remo

62
63

Hogar. Escudo de Garay


Esta obra se terminó de imprimir en el mes de marzo de 2007 en Cilincop S.A.

Personería Jurídica: Res. I.G.J. Nº 000151

una publicación de

Avda. Córdoba 1556, 1er. piso (1055) Buenos Aires - Argentina


Tel: 54 11 4813-9370 / 5822 - E-mail: ihcba@buenosaires.gov.ar