Vous êtes sur la page 1sur 2

MARÍA DESATANUDOS

La oración recomendada por el Papa Francisco

En tiempos oscuros o de desesperación, el creyente puede contar con la ayuda de su Madre, la Virgen
María. Aquí está la oración que en estas situaciones aconseja el Papa Francisco:

Virgen María, Madre que nunca has abandonado a un hijo que grita ayuda,
Madre cuyas manos trabajan sin parar
para tus hijos tan amados.
Porque son empujados por el amor divino y
la infinita misericordia que sale de tu corazón.
Voltea hacia mí tu mirada llena de compasión.
Mira la acumulación de nudos que asfixian
mi vida.

Conoces mi desesperación y mi dolor.


Sabes cuánto me paralizan estos nudos.
Y los pongo en tus manos.

No hay un nudo en tus manos


que no esté suelto.

Virgen Madre, con la gracia y tu poder de intercesión ante tu Hijo Jesús, mi Salvador, recibe hoy este
«Nudo» (nombrarlo si es posible).
Por la gloria de Dios, te pido disuélvelo
y para siempre.
Espero en Ti.

Eres la única bufanda que el Padre me dio.


Eres la fortaleza de mis débiles fuerzas,
la riqueza de mis miserias.
La liberación de todo lo que me impide
estar con Cristo.

Acepta mi petición.
Líbrame, guíame, protégeme.
Sé mi refugio.

María, que desata los nudos,


ruega por mí.