Vous êtes sur la page 1sur 25

El yo pasado, lo que ayer sentimos y pensamos vivo, perdura en una

existencia subterránea del espíritu. Basta con que nos desentendamos de la


urgente actualidad para que ascienda a flor de alma todo ese pasado nuestro y
se ponga de nuevo a resonar. Con una palabra de bellos contornos
etimológicos decimos que lo recordamos —esto es, que lo volvemos a pasar
por el estuario de nuestro corazón.
Ortega y Gasset

ENTREGO AL ESPIRITU SANTO TODAS LAS DECISIONES QUE HOY TENGA QUE TOMAR.

BENDIGO EL DIA QUE VOY A TENER.

La oración es ESCUCHAR: el universo no juzga, yo soy la que doy ese calificativo y si me voy
pidiendo “que encuentre un marido” el universo me enviará la falta, yo tengo que resonar con el
universo en oración escuchando, confiando y diciendo solo: SEÑOR YO SE QUE EN TU SANTA
GLORIA HAY ALGUIEN QUE PUEDE ACOMPAÑARME EN MI VIDA O EN MI CASO.

SEÑOR YO SE QUE EN EN TU SANTA GLORIA Y UNIVERSO HAY UUN TRABAJO EN EL QUE PUEDO
ENTREGARTE MIS DONES Y TALENTOS, YO SE QUE HAY UN TRABAJO ESPECIALMENTE PARA MI.
QUE SEA TU VOLUNTAD.

SEÑOR DAME TODA LA ABUNDANCIA QUE TÚ CREAS QUE YO PUEDA GESTIONAR Y LUZ PARA
GESTIONARLA.

EL TIPO DE RELACION QUE TIENES CON TU PAREJA, ES EL TIPO DE RELACION QUE TIENES CONTIGO
MISMO.

Somos parte de la fuente. Toda la información que necesito lo tengo en mi corazón.

Tu hermano es el espejo en el que podras ver todo aquello, que tu no podias ver por ti mismo.
Necesitas al otro.

Aleja la espada del juicio contra quel que sostiene el espejo que te permite verte, que si él no lo
sostuviera, no te podias conocer. Es un canto al amor y a la comprensión. Es un entendimiento
holistico integral.

CONFIAR EN EL UNIVERSO.

La vida trasncurre en un equilibrio entre la alegría y el dolor.

Quien mira adentro despierta y quien mira afuera esta dormido.

La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir.

Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma.


El hombre sano no tortura a otros, por lo general es el torturado el que se convierte en torturador.

Es decir que no hay victima ni victimario. Si la hay lo es solo una vez, no dos ya que si lo sigo
permitiendo, entonces soy mi victimario.

A lo que tu llamas “pruebas” son lecciones que no has aprendido, y que la vida te las seguirá
poniendo para que las trasciendas.

Bendice en lugar de lamentarte, bendice aquel que se lamenta, bendice en lugar de maldecir y
bendice aquel que maldice. Porque ahí esta el autentico tesoro de tu vida.

En el espejo o te reconoces o te niegas. Trasciendan y no te lamentes, no justifiques tu vida.

El universo sostiene su aliento mientras decidimos, momento a momento, el sendero que


seguiremos; porque el universo, la pura esencia de la vida, es altamente consciente. Cada acto,
pensamiento y decisión se añade a un mosaico permanente; nuestras decisiones ondean a través
del universo de la conciencia para afectar la vida de todos.

Se lo que soy y acepto mi herencia.

AMA AQUELLO QUE HACES Y LO QUE HACES TE AMARA A TI 100 VECES MAS.

Si andas preocupado por problemas financieros, amorosos o familiares. Busca en tu interior la


respuesta para calmarte. Eres el reflejo de lo que piensas diariamente. Es decir busca ese para
que.

El victima, el mártir, el sanador, el maestro, el sabio soy yo mismo.

Compórtate con los demás como TU quisieras que ELLOS SE COMPORTARAN CONTIGO.

TÚ NO PUEDES COMPORTARTE DE MANERA APROPIADA A MENOS QUE PERCIBAS


CORRECTAMENTE.

La creencia en la escasez.

La verdad es siempre abundante. Los que perciben y reconocen que lo tienen todo no tienen
necesidades de ninguna clase.

Las necesidades surgen debido únicamente a que tú te privas a ti mismo.

El poder de la creencia: creer en algo produce la aceptación de su existencia, por eso puedes creer
lo que nadie más piensa que es verdad. Para ti es verdad porque tú lo fabricaste.

La curación se basa en la caridad, y la caridad es una forma de percibir la perfeccion en otro aun
cuando no puedas percibirla en ti mismo.

Tal vez creas que eres responsable de lo que haces, pero no de lo que piensas. La verdad es que
eres responsable de lo que piensas porque es solamente en ese nivel donde puedes ejercer tu
poder de decisión.

Es difícil reconocer la oleada de poder que resulta de la combinación de pensamiento y creencia, la


cual puede literalmente mover montañas.
HAY QUE DAR POR QUE SABIENDO QUE DANDO ES COMO TENGO.

Es decir si yo doy sonrisas para que el otro me de sonrisas, entonces me estoy prostituyendo. Pero
si yo sonrió con mí y de corazón, si el otro no sonríe no es mi problema.

Cuando trabajamos en el árbol genealógico, hay que buscar la lógica de este.

Reparamos a través de los hijos ¿porque?: porque la carga emocional es tan grande que
necesitamos apoyo.

Cuando REPARMOS, muchas veces lo hacemos mediante la profesión. La gente no gana mucho
dinero. Las ciencias humanas de la salud.

Todos nos constituimos psíquicamente alrededor de un drama y hay que descargar la parte
emocional dramática.

PROFESIONES DE REPARACIÓN:

Costurera o sastre ------- Reparación de separaciones

Químico -----------Es la madre, es la tierra, es la nutridora

Profesor ---------gente que no ha podido ir a la escuela.

Todo lo eléctrico --------es el padre. Busco a mi padre

Matemático --------- es el padre

Psicológico ----------la madre, reparación problemas en la familia

Panadero ---------- es la familia, la reunión familiar.

Comunicación -----------es la familia, la traductora por ejemplo.

Policía, ejercito ---------- hay ausencia de paternidad. Como la delincuencia.

Banquero ---------- reparaciones de deudas, ruinas, herencias.

Político ---------- buscar reconocimiento

Una vocación, normalmente, es una reparación.

Las verdades tan solo son mentiras que uno cree firmemente.

Cuando la creencia desaparece también lo hace la verdad.

Al leer esto, evoco un apartado donde dios esta con sus discípulos y les dice. ¿Señor que es la
verdad? Y él no contesta.

¿Y saben porque no contesta?, porque cuando yo quiero definir la verdad deja de ser verdad.

Porque cuando yo le pongo palabras a la esencia del ser, ya no estoy en la unidad, estoy en la
dualidad. Por lo tanto la VERDAD es algo que solamente uno, en unidad puede experimentar.
Yo no puedo ver nada que piense que no pueda suceder. Por lo tanto yo puedo estar viendo
realidades aquí, que ustedes no ven sencillamente porque ustedes creen que no pueden estar
aquí.

Antes de que se te pida, ya se te ha dado. Es decir la programación transgeneracional por eso es


importante despertar la consciencia.

¿QUE ES LO QUE OBSERVAS A TU ALREDEDOR EN TU VIDA COTIDIANA?

Que pensamientos HAGO con relación aquello que observo? Ya que estos pensamientos van a
determinar que aquello cambie o siga igual. Al victimismo? O no?

Por que vivimos en el mundo que vivimos? Sencillamente porque la mayoría pensamos que este
mundo es asi, y como somos muchos que pensamos así la masa crítica hace que todos vivamos así.

Asi que las crisis es la oportunidad para hacerse rico, es la maravillosa oportunidad para
transformar ntra vida.

Si me apego al resultado entonces voy a retrazarlo, por que esta escrito en el universo TODO LO
QUE TU DESEAS, TODO LO QUE TU PIDAS SE TE HA DADO YA.

Asi que DECLARA QUIEN ERES, Y RECLAMA TU HERENCIA!

Entonces mi pregunta es ¿Quién eres? ¿Qué sientes que eres? ¿Quién sientes que eres? Y
aquello que tú sientas que eres, es lo que vas a vivir

Por lo tanto hay que cuidar nuestros pensamientos.

LOS CANALES DE DIOS PARA QUE YO SEA ABUNDANTE SON INFINITOS!!

EN los demás vemos ntras luces o nuestras sombras, vivimos en la dualidad en la creencia de la
separación y por eso se pide completud. Cuando tengas superada una situación y la hayas
integrado en ti, cuando veas a los demás no te será indiferente.

A lo que tu llamas pruebas, no lo son. Se te envían circunstancias para que te otorgues el perdón,
para que puedas seguir. Es decir, aquello que no perdonas se te repetirá una y otra vez.

Asi que el sufrimiento es un llamado a la indagación. Tienes que estar en observación sin juicio.
todo dolor tiene que ser investigado.

Los espejos se emplean para verse la cara, el arte es saber verte el alma.

Es mas fácil destruir un atomo que una creencia.

Tus conductas excesivas expresan tu carencia.

Cambia tu y cambiara tu universo.

Todos hablamos en a partir del otro. Es decir evita hacer juicios y hablar de los demás, si te
insultan es para que yo me estoy insultando a través de este, te roban para que yo me robo a
través del otro, te pegan para que yo me pego a través de este, tenemos unos gobiernos que son
corruptos, quienes son los corruptos?
Quieren que cambien los gobernantes, empezar a perdonar, empezar hacer honestos y que cada
uno ponga su grano de arena.

Las relaciones se convierten en benditas cuando y porque tu te descubres en relación al otro.

Las dificultades residen en el apego y la resistencia a la situación, la no aceptación y la no renuncia


lo que si puede ser.

ENTREGAR AL ESPIRITU SANTO: Cuando entregas al espíritu santo es porque haz renunciado a
buscar la solución a lo que tú crees que es un problema, y comprendes que aquello que no te
gusta es algo que tú tienes condenado en ti misma, y que es una oportunidad para sanar.

Bendice al que te maldice porque te ha enseñado que no te respetas y que esa es una oportunidad
para aprender a respetarte. Pedimos que sane nuestros errores.

Por eso promulguemos SEÑOR QUIERO VER ESTO DE OTRA MANERA, REUNICIO A MI VERDAD,
QUE TENGO QUE APRENDER DE ESO?

ME PERDONO POR EL DAÑO QUE ME ESTOY HACIENDO A TRAVES DE MI HERMANO Y ME


PERDONO POR HABER JUGADO CON EL A L JUEGO DE LA CULPABILIDAD.

Comprender que nuestra relación es siempre con nosotros mismos.

LA INTEGRACION es la sanación. El para que de la situación y que te dice de ti; es decir integras las
enseñanzas de la situación, pero no quiere decir que tengas que vivir con el violador.

Lo importante es no condenar, Por lo que la persona que esta contigo es la perfecta para que
sanes.

Tus creencias convergen en tu cuerpo.

En el universo no existen víctimas, es imposible. El victimismo solamente es una creencia de la


dualidad de creer que me pueden pasar cosas al margen de mi consciencia, al margen de mis actos
y pensamientos. No hay nada que hagamos que no tenga resonancia.

El bienestar personal, el auténtico bienestar es vivir den la presencia del SER, es sentir una
verdadera PAZ, todo lo demás viene por añadidura. El ego en todo momento está en el hacer, en
el preocuparse, en la ansiedad, depresión, de culpabilidad. Y el gran problema de la humanidad
es la ignorancia. Ya que no hay nada que hagamos que no tenga su resonancia.

_______________________________________________

No hay nadie en casa

... no hay nadie en casa. No hay algo ahí. Es obvio que no hay "yo", no hay algo que sea"yo". Y aún
es más obvio que no hay un "yo" observando, atestiguando. El atestiguamiento llena el universo, y
no hay cosa alguna en lugar alguno, no hay ningún lugar ni hay cosas, ni seres ni entidades. Solo
hay esto, esta mismidad, Conciencia, y esto es lo que "yo es". Cesa una interpretación errónea,
desaparece una idea falsa. ¿Y qué ha ocurrido? Nada. Nunca ha habido nadie en casa. Este "yo" es
y ha sido esta mismidad. ¡Qué divertido que haya ocurrido ese pequeño malentendido, que hayan
ocurrido esas divertidas ideas respecto al "tiempo" y las "cosas", incluso que haya habido ideas y
personas y seres y david y jungla y Fuente Original y todo ...!David Carse Perfecta Brillante Quietud

El ego no es más que la historia que él se cuenta constantemente de sí mismo.

Hoy vamos a ver unos extractos relacionados, como en la entrada anterior, con el concepto del
ego. Tienen su origen en una novedad editorial, "Perfecta Brillante Quietud" de David Carse, libro
que por su interés reseñaremos ampliamente en otrao casión. El primero es una descripción más
del ego. Se podría decir que hay tantas como autores han escrito de este asunto pero, como
decíamos, cuantas más perspectivas tengamos dela cuestión más fácilmente será que una de ellas
resuene con fuerza en un momento determinado y nos lleve a desenmascarar este "intrigante
fantasma" que nos creemos ser. En la segunda parte del extracto David Carse narra cómo en una
ocasión una sutil distinción semántica le sirvió para comprender mejor el mecanismo que entra en
juego en el proceso de la identificación. Así explica la diferencia entre identificarse "como" o
identificarse "con" que creemos que puede ser también de interés. Vamos a ver en primer lugar
esta nueva descripción del ego. El ego no es más que la historia que él se cuenta constantemente
de sí mismo: las experiencias que ha tenido, la senda que ha seguido, las heridas que
acarrea...Aquí la invitación es, precisamente, dejar de contarse la historia. Cuando desaparece el
sentido de ser un yo individual, esta historia, que parece tan extremadamente importante y con la
que uno está tan profundamente encariñado que acaba por convertirnos en lo que creemos ser,
se ve como lo que es, una novela barata y trivial pobremente contada; y sin el lustre y el recuento,
el sentido de yo se desvanece cual humo en el aire. Esta es la invitación al despertar espiritual:
abandonar este constante alimentar la creencia en ti mismo como yo individual, y así emerger de
las sombras.

La mujer es la única que tiene el proceso alquímico de transmutación.

La pregunta de ¿QUIÉN SOY? Es invalida ya que habla de la dualidad, habla el EGO. Ya que se
espera que alguien le o me conteste, y me tenga que buscar un maestro espiritual que me haga
hacer nose que tantas cosas, esperando que averigüe quien soy. Y esa pregunta no tiene
respuesta, ya que en realidad no existe a quien preguntar. Porque no hay nadie a quien preguntar
por que todos somos observadores, todos somos uno.

Entonces la auténtica pregunta que me debería de hacer es ¿qué es? ¿Qué es Guadalupe?, que es
mi madre, etc. Ya que el SER significa experiencia, existencia; la existencia carece de propósito. Es
solo VIDA y la vida te permite expresarte de infinitas maneras.

El ser humano no es inteligente, es la inteligencia que vive en el ser humano, es el SER que VIVE en
todo, el SER, este ser que vive en mi trabajando para mí, haciendo energía con los demás, esa
misma inteligencia habita en todos, no hay separación. Somos unidad; esa separación nos la
hemos creado nosotros mismos, cuando hemos construido esa identidad y nos hemos identificado
con ese vehículo que construimos nosotros que se llama cuerpo y nos hemos identificado con el, y
en el proyectamos todas nuestras miserias, carencias, ansiedades, miedos. Y es simple, hay que
comprender que el OTRO QUE TENGO ADELANTE SOY YO.

Hay que observar al otro para saber quién soy.


LA CONSCIENCIA SE EXPRESA EN UN MAR DE CONSCIENCIAS A JUGAR EL JUEGO DE NO SER,
PARA DESPERTAR Y SABER QUE SOLO EXISTE EL ES, EL SER.

Así que lo que muere de ti, de mí, de uno es la identidad; el SER no lo puede experimentar, la vida
es vida y se manifestará de diferentes maneras, identificándonos con el sufrimiento. Lo que
nosotros llamamos muerte es la separación de la identidad, del ego; aferrándonos a lo externo

Si quieres sanarte, OBSERVA a tu alrededor, mantén una mente holística, integral, cuántica y date
cuenta que no hay nada que te ocurra que no sea para tu bien. Lo que nos causa sufrimiento,
dolor, ansiedades y etc, es el apego a la creencia de que nosotros sabemos lo que es mejor para
nosotros y lo que es mejor para los demás.

El YO SOY es ilusión, es la realidad, es el que se manifiesta por doquier y viene siendo la autentica
espiritualidad, el quitar esa identidad para surgir el ES. Lo que hace el ego es dividir, separar.

Es insensato decir y pensar que hay que cambiar el mundo, ya que cada uno lo quiere cambiar a su
forma, manera, cada uno tiene su remedio, su solución. No hay que cambiar nada, porque lo que
hay que cambiar no está afuera, Lo que hay que cambiar es la expresión de la consciencia. Si hay
que cambiar algo es nuestra manera de observar y de ver el mundo.

Cuando yo leo, escucho las noticias no lo hago con la intención de esperar que me dicen, lo hago
detectando la intención con la que lo dicen y hay noticias que no las leo porque si lo hago, estoy
prestando mi atención reforzando aquello generando una opinión. Eso no quiere decir que no
tenga criterio o no me guste. Quiere decir que quiero evitar todo juicio que tenga hacer en torno
aquello.

La dualidad no es que este mal, y no deba existir; el error es creer que somos separados.

No hay poetas, hay poesía, no hay pintores hay pintura, no hay escritores hay información, no hay
oradores solo frecuencias audibles. Nada me pertenece, no hay éxito no hay fracaso, todo es
fenoménico, todo son experiencias. Solo existo, son un suceso.

Al final no sabrás quien eres, por fin sabrás que eres: SER, DIVINIDAD, EXISTENCIA.

Hay algo que está experimentando y gestionando la experimentación de la experiencia por


nosotros. Hay que eliminar de la mente la creencia del control por la vida, hay que permitir que la
vida se exprese a través de mí, de nosotros. Dejar de tomar decisiones y sabremos que decisión
debo de tomar.

Conectarse con la consciencia, ya que si vives deprimido vives en el pasado, si vives estresado es
que vives en el futuro, si estas en paz es que vives en el presente.

La clave de despertar es vivir el presente, ahora. Este viaje es cada instante de tu vida. Quien lo
agradece yo soy tu.
EL PODER DE LA MUJER

El poder es estable, coherente, busca integración, transforma; ya que la fuerza es criminal,


destruye

Película solo el fin del mundo 2016. Pintor Rafael coronel

Entrevista de opra al maestro espiritual.

Parabola del sembrador. Lucas

Películas; san martin de Porres, el guerrero pacifico


https://www.youtube.com/watch?v=tU5ZtrUPeKQ …… película trascendencia y el tercer hombre.

NETFLIX: BARRY, FAMILY SINS, JUEGO DE PODER, PAD NA JOU HEART, THE FACE OF LOVE,

2046 YOTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=v8k_-icke4s

PELICULAS MILAGROS EN EL CIELO. https://gloria.tv/video/26AxLMhPFgguBpdUY4GKy2Dfo

FRASES DE LIBROS

FRASES: Que cosa tan traicionera pensar que una persona es más que una persona. Paper Towns
(John Green) TWEET

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, era la edad de la sabiduría, era la edad de
la insensatez, era la época de la creencia, era la época de la incredulidad, era la estación de la luz,
era la estación de la oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la
desesperación. Historia de dos Ciudades (Charles Dickens)

Deja de preocuparte por envejecer y piensa en crecer. El animal moribundo (Philip Roth)

Crearía un perfume que no sólo fuera humano, sino sobrehumano. Un aroma de ángel, tan
indescriptiblemente bueno y pletórico de vigor que quien lo oliera quedaría hechizado y no
tendría más remedio que amar a la persona que lo llevara, o sea, amarle a él, Grenouille, con todo
su corazón. El Perfume (Patrick Süskind)

¡Qué maravilloso es que nadie necesite esperar ni un solo momento antes de comenzar a mejorar
el mundo! El Diario de Ana Frank (Ana Frank)

Crees que sabes todas tus posibilidades. Entonces, otras personas llegan a tu vida y de repente hay
muchas más. El reino de la posibilidad (David Levithan)

Nada hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna, que sea para mí tan sospechoso como
el amor, pues éste penetra en el alma más que cualquier otra cosa. Nada hay que ocupe y ate más
al corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde,
por el amor, en la más honda de las ruinas. El Nombre de la Rosa (Umberto Eco)

Seas quien seas, hagas lo que hagas, cuando deseas con firmeza alguna cosa es porque este deseo
nació en el alma del universo. Es tu misión en la tierra. El Alquimista (Paulo Coelho)

El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre, y para nombrarlas había que
señalarlas con el dedo. Cien Años de Soledad (Gabriel García Márquez)

Es mejor mirar al cielo, porque ya vivimos allí. Desayuno con diamantes (Truman Capote)

A pesar de ti, de mi y del mundo que se desquebraja, yo te amo. Lo que el Viento se Llevó
(Margareth Mitchell)

La alegría causa a veces un efecto extraño; oprime al corazón casi tanto como le dolor. El Conde de
Montecristo (Alejandro Dumas)

De pronto se deslizó por el pasillo, al pasar por mi lado sus sorprendentes pupilas de oro se
detuvieron un instante en las mías. Debí morir un poco. No podía respirar y se me detuvo el pulso.
La Casa de los Espíritus (Isabel Allende)

El hombre llega mucho más lejos para evitar lo que teme que para alcanzar lo que desea. El Código
da Vinci (Dan Brown)

Nuestras vidas se definen por las oportunidades, incluso las que perdemos. El curioso caso de
Benjamin Button (F. Scott Fitzgerald)

No todo lo que es de oro reluce, ni toda la gente errante anda perdida. El Señor de los Anillos
(J.R.R. Tolkien)

ENRIC:

Audiolibros: piense y hágase rico de napoleon hill.

PELICULA LA TEORIA DEL TODO: https://www.youtube.com/watch?v=EJrvKub5FGk

DIALOGOS EN CONFIANZA: la soledad de nuestros hijos.


Ese maldito yo pagina 8.

La MATEA,

se refiere a los sentimientos básicos, como miedo, afecto, tristeza, enojo y alegria. Según Muñoz
Polit (2009), las emociones primarias, innatas o básicas, son aquellas con las que venimos
equipados y que están a nuestra disposición para satisfacer las necesidades fundamentales de
supervivencia, dichas emociones están hechas para responder de manera preorganizada, cuando
se perciben determinadas características de los estímulos del mundo en combinación con nuestra
respuesta corporal. Cada una de esas emociones tiene un objetivo específico de supervivencia, las
emociones básicas son las siguientes:

Emoción Innata Objetivo de Supervivencia

· Miedo Protección

· Afecto Vinculación

· Tristeza Retiro hacia sí mismo y reflexión

· Enojo Defensa y establecimiento de Limites

· Alegría Vivificación y energertización del cuerpo

Permitir que nuestros hijos e hijas reconozcan sus emociones básicas, les ayuda a ser persona
con una mayor inteligencia emocional, mostrarse más flexibles y equilibrados antes las
adversidades de su entorno, mostrándose con una mayor capacidad para expresar y manejar sus
sentimientos de una forma adecuada y equilibrada. Es lamentable ver como muchos niños y niñas
gritan, lloran, hacen berrinches y a sus papás y mamás desesperados por no saber que hacer, ni
siquiera saber que sienten, enseñarle a tu hijo e hija a reconocer y expresar sus sentimientos de
manera adecuada, abre un canal de comunicación más efectivo y sano entre padres e hijos.

Enseñar a nuestros hijos e hijas a reconocer sus sentimientos, implica también reconocer los
propios, en pocas ocasiones hablamos con ellos de lo que sentimos ante las conductas que nos
desagradan o nos agradan de ellos, caemos en los regaños que tienen a ser un enjuiciamiento
hacia el niño o niña y no a su conducta, por lo que caemos en un circulo de rebeldía y
distanciamiento, cuando nosotros como padres hablamos de lo que sentimos cuando hacen una
travesura o no hacen lo que esperaríamos de ellos, reconocemos y nos responsabilizamos de
nuestro sentimiento, ya sea enojo, tristeza, alegria, etc, cuando lo reconocemos podemos ser
consciente de como nos expresamos y así evitar este tipo de regaños que lejos de permitir un
mejor vinculo afectivo con tu hijo, provoca miedo, resentimiento, apatía y rechazo.

FRASES DE HAMLET DE SHAKESPEARE.


Es cierto, hablar de las frases de Hamlet a estas alturas es casi como pretender
descubrir la rueda. Al fin y al cabo, es una de las obras literarias más famosas de la
historia. Pero la verdad es que, por muy famosa que sea, mucha gente no la ha
leído. A mí me encanta leer desde pequeño, y no había leído nada de Shakespeare
hasta hace muy poco. Tengo que reconocer que me daba un poco de pereza leer
clásicos.
Hamlet. Más allá del famoso “ser o no ser”, tiene varias reflexiones que son
absolutamente maravillosas. Sin ninguna duda, William Shakespeare era un
conocedor de la naturaleza humana como pocos ha habido en la Tierra.

¿Y quién ha de deteneros? Nadie en el mundo sino mi voluntad.


Si tuviera que elegir una sola frase de Hamlet, yo elegiría esta sin dudarlo un
instante. Sucede en una escena en la que el joven Laertes conoce la noticia de que
Hamlet ha matado a su padre. Y decide que el único objetivo de su vida a partir de
entonces será vengarlo.
Al oír sus palabras, el Rey le pregunta: ¿Y quién ha de deteneros?
Y la respuesta de Laertes es: Nadie en el mundo sino mi voluntad.

Hay pocas afirmaciones tan poderosas como esta. Y es válida para cualquier
situación y para cualquier persona. En la vida, todos nos encontramos con varias
dificultades y contratiempos, pero solo hay un obstáculo que nos puede apartar
indefinidamente de nuestros objetivos: nuestra voluntad. Así que, siempre que te
propongas algo que te parezca difícil, puedes hacerte a ti mismo la pregunta que el
Rey le hizo a Laertes: ¿Y quién ha de detenerte?
Nadie sino tu voluntad.

Palabras sin pensamientos, jamás llegan al Cielo


En un momento de la historia, el Rey se da cuenta de sus pecados, y pide perdón
al Cielo. Pero también se da cuenta de que su arrepentimiento no es del todo
sincero, y de que no lo siente de corazón. Entonces dice: Vuelan mis palabras bien
alto, pero mis pensamientos se quedan aquí abajo. Palabras sin pensamientos,
jamás llegan al Cielo.
Otra gran frase de Hamlet que rebosa verdad. Incluso se podría ampliar a todo tipo
de acto, no solo a las palabras que pronunciamos. En realidad, actos sin
pensamientos, jamás llegan al Cielo. Sin embargo, a menudo creemos que nuestros
actos son muy importantes, y a través de ellos valoramos nuestra vida. ¿Cuántas
veces has creído que habías actuado de forma correcta, y que por ello la vida debía
recompensarte?
Pero no fue así, ¿verdad? Porque a la vida no le importa tanto lo que haces, sino
si lo haces de corazón o no. Para el universo, tus actos solo tienen valor si tus
pensamientos los acompañan.
Así que si tus acciones no tienen el resultado que esperabas, fíjate bien en si tus
pensamientos están alineados con ellas. Actos sin pensamientos, jamás llegan al
Cielo.

Eso que quisiéramos hacer, deberíamos hacerlo en el mismo momento de


quererlo
Y continua: pues con el tiempo cambia ese “quisiéramos” y se retrasa, y queda
amordazado tantas veces como pasa por labios, manos y otras circunstancias; y
entonces se convierte en un “deberíamos”, que es como un suspiro gratuito que
duele cuando se exhala…
¿Cuántas veces has sentido un fuerte impulso a poner en marcha un proyecto, y
lleno de energía e ilusión te has sentido plenamente convencido de que lo harías;
y, sin embargo, al no hacerlo, día tras día esa energía se ha ido diluyendo hasta
perderse en el olvido?
A todos nos ha pasado. La energía se pierde y se desgasta si no la usas. Así que
si sientes el impulso de hacer algo importante para ti, no te demores. ¡Hazlo antes
de que la fuerza se te escape!

¿Cómo evitar las lágrimas? Es costumbre de la naturaleza, aunque se oponga


el rubor
Laertes, al conocer que su hermana Ofelia ha muerto ahogada, siente el impuso
natural de llorar. Y entonces dice: ¡Pobre Ofelia! Abundante es tu rio, ¡no lo aumente
yo con mis lágrimas! ¿Pero cómo evitarlas? Es costumbre de la naturaleza, aunque
se oponga el rubor. Esta frase me parece encantadora, por la simplicidad con la que
describe esta lucha interna que todos tenemos entre mostrarnos tal y cómo somos,
y mostrar lo que la sociedad espera de nosotros.
Todos somos humanos, y todos lloramos y reímos. ¿Por qué ha de sentir rubor un
hombre al llorar por la muerte de su hermana? ¿Por qué debería sentir rubor
cualquier persona por mostrar lo que siente?
Puede un hombre pescar con el gusano que comió de un rey, y comerse el
pez que se nutrió del gusano
Cuando pensamos en Hamlet, normalmente nos lo imaginamos en un cementerio,
con una calavera en la mano, y diciendo: ser o no ser,… ¿verdad?
En realidad, la famosa frase la dice en otro momento de la obra. En la escena del
cementerio, Hamlet reflexiona sobre el aspecto más crudo de la muerte, y de cómo
todos somos iguales ante ella. Dice: el gusano es el auténtico emperador de la dieta.
Nosotros cebamos animales para cebarnos a nosotros, y nos cebamos a nosotros
para cebar gusanos. Un rey gordo y un flaco mendigo no son sino mesa variada,
dos platos para un mismo mantel.
Es una reflexión un poco dura, pero no deja de apuntar a un hecho muy cierto.
Todos somos iguales, y todos venimos y volvemos al mismo sitio.

Ser o no ser, esa es la cuestión


Evidentemente, no podía faltar el famoso “ser o no ser”. Pero así aislada, esta frase
no se entiende demasiado, ¿verdad? Para captar bien su significado, hay que leer
un poco más. Después de esto, Hamlet dice: ¿Pues quién puede soportar los azotes
y las burlas del mundo cuando uno mismo tiene a su alcance el descanso en el filo
desnudo del puñal?
Es una reflexión muy profunda sobre la vida y la muerte. La existencia humana está
llena de dolor, y todos sabemos que podemos dar fin a esta existencia en cualquier
momento. Aún así, la gran mayoría de nosotros nos quedamos. ¿Por qué?
Personalmente, creo que es importante dar respuesta a esta pregunta. Has
aguantado mucho, ¿verdad? Y sigues aguantando. ¿Por qué lo haces? Podrías irte
en cualquier momento, pero te quedas. ¿No será que en el fondo de tu corazón
sabes que hay algo muy grande que estás haciendo aquí?
Ser o no ser, esa es la cuestión. Tú decidiste Ser.
(Si quieres profundizar más sobre este tema, puede leer este artículo sobre el
sentido de la vida, o este sobre el miedo a la muerte)

Nada hay, a menos que así se piense, que sea bueno o malo
Al principio de la historia, unos amigos de Hamlet, Guildenstern y Rosencrantz, que
llevaban tiempo en el extranjero, vuelven a Dinamarca de visita. Y entonces tiene
lugar el siguiente diálogo:
– Hamlet: ¿Qué habéis hecho contra Fortuna que así os envía a esta cárcel?
– Guildenstern: ¿Cárcel, señor?
– Hamlet: Dinamarca es una cárcel.
– Rosencrantz: No lo creemos así, señor.
– Hamlet: Bien, está bien; no lo será para vosotros. Nada hay, a menos que así se
piense, que sea bueno o malo… Para mí es una cárcel.
Es una sabia afirmación sobre el poder de nuestros pensamientos. La vida no es
buena o mala en función de lo que nos está pasando, sino en función de lo que
estamos pensando. Son los pensamientos que alberga nuestra mente los que
marcan la diferencia entre el bienestar y el malestar.
Es una maravillosa noticia, sin duda, porque significa que tu bienestar está
completamente en tus manos. Todo depende de lo que piensas, y lo que piensas lo
decides tú.
Esto enlaza con la primera frase que comentábamos. ¿Quién te impide conseguir
lo que quieras? ¿Quién te impide ser plenamente feliz?
Nadie sino tu voluntad.

¿POR QUE ESTAS AQUÍ?


El artículo de hoy es distinto. Si no es tu primer día aquí, enseguida lo notarás.
Quizás te preguntarás: ¿Quién es el que está hablando, Jan? ¿Eres tú o no?
Y la respuesta, de momento, es “no lo sé”. Hay una parte del mensajero en la que
me reconozco, pero hay otra que no sé de dónde viene exactamente.
Lo que sí sé es que este mensaje está lleno de amor, y que quien lo transmite, sea
quien sea, te ama muchísimo. Y esto es lo que realmente importa, ¿verdad?
Es un mensaje que habla de por qué estás aquí…
¿Por Qué Estás Aquí?
Todo empezó hace mucho tiempo. Mucho.
Yo estaba allí, contigo, mirando lo que acabábamos de crear. Era hermoso, de
momento, pero sabíamos en lo que se iba a convertir. Sabíamos que la semilla de
la oscuridad ya estaba plantada.
Entonces me giré hacia ti y te pregunté: ¿seguro que quieres ir? Va a estar muy
oscuro allí abajo. Va a ser muy duro. ¿Seguro que quieres bajar?
Tú también te giraste, y me miraste con una seguridad aplastante. Ni siquiera abriste
la boca para contestar, simplemente sonreíste. No había ni un ápice de miedo en ti.
La confianza que irradiabas era absoluta.
Mi caso era un poco distinto. También me sentía seguro, y tampoco tenía miedo,
pero sabía que no iba a ir. Por lo menos de momento. Tú te ibas, y yo me quedaba.
Los dos lo sabíamos.
Pero aunque yo me quedaba, sabía lo que ibas a hacer, y sabía también el inmenso
valor que tenía. Y el orgullo y el amor que sentí por ti fueron inmensurables.
Tú ahora no lo recuerdas, pero lo que estás haciendo es maravilloso. Es el regalo
más grande que jamás nadie ha hecho. Te sumergiste en la oscuridad, por voluntad
propia, y lo hiciste por el bien de todo el universo.
Esto es muy importante que lo sepas. Te mereces saberlo: lo que estás haciendo
beneficia a todo el universo. Nos beneficia a todos. Tú estás haciendo el trabajo
duro, pero todos recogemos los frutos. ¿Entiendes por qué te queremos tanto?
¿Entiendes lo importante que eres?
Ojalá algún día lo veas. Ojalá ese día sea hoy.
No te sacrificaste. Sacrificio no es la palabra. Tampoco asumiste ninguna
responsabilidad. Esa tampoco es la palabra. La palabra es amor. Simplemente
amaste con todas tus fuerzas.
Y en ese momento, amar, en tu caso, significaba bajar.
Y bajaste.
Hay una imagen que te ayudará a entender bien quién eres y qué estás haciendo
aquí. Imagínate que entras en un gimnasio, y ves a dos personas haciendo pesas.
Una de ellas parece muy tranquila. Tiene un par de pesas en las manos y las levanta
con facilidad. La otra, en cambio, está sufriendo mucho. Está empapada de sudor,
sus brazos tiemblan y contrae la cara de dolor.
En un primer momento, piensas que la primera persona es mucho más fuerte.
Realmente lo parece. No da muestras de tener ninguna dificultad para levantar sus
pesas. La segunda, en cambio, da un poco de pena. Incluso sientes un poco de
rechazo hacia ella; tan débil, tan sucia y con la cara tan desencajada.
Pero luego te fijas un poco más, y en seguida te das cuenta de que la situación no
es lo que parece. Las pesas de la primera persona son relativamente pequeñas. Te
acercas para observarlas mejor, y ves que tienen un cinco escrito: 5 quilos. No está
mal, pero no es nada del otro mundo.
Las de la otra persona, en cambio, son enormes. Ahora que las has visto, no
entiendes cómo no te has dado cuenta antes. Son las pesas más grandes que jamás
has visto. Si no lo estuvieras viendo con tus propios ojos, no creerías que algo así
pudiera ser posible. Te pones a su lado para ver el número que indica el peso, y
tienes que mirarlo dos veces para asegurarte. No es un cinco, ni un diez ni un
cincuenta, es un mil. ¡Mil quilos! ¡En cada mano!
Y lo más increíble es que las está levantando. Está sudando, sí; está temblando, sí;
y le está costando mucho. Pero las está levantando.
Pues esto es lo que tú estás haciendo. Esto es lo que tú eres.
Los que nos quedamos, los que estamos en el lugar que tu llamas “el otro lado”, no
estamos haciendo lo que tú haces. Si nos miras, tenemos mejor aspecto. No
sufrimos, y la luz nos rodea constantemente. Tú nos llamas ángeles, y crees que
somos seres superiores.
No lo somos.
Simplemente estamos más descansados. Simplemente tenemos menos peso
encima.
¿Te das cuenta de quién es realmente importante aquí? ¿Te das cuenta de quién
es el fuerte?
La Razón de Todo Esto
Quizás te preguntas: ¿y todo esto para qué?
Pues por un motivo muy sencillo: para aumentar la luz del universo. Esto es lo que
estás haciendo aquí. Gracias a tu trabajo, el universo entero (¡el universo entero!)
se está convirtiendo en un lugar mucho más luminoso.
Fíjate en una cosa: cuando quieres desarrollar una determinada capacidad, ¿qué
haces? Trabajarla a fondo, ¿verdad? Si quieres ser un buen escalador, subes
montañas cada vez más altas; si quieres tener un cuerpo fuerte, levantas pesas
cada vez más pesadas, etc. Para crecer, necesitamos superar retos, y necesitamos
que los retos sean cada vez más grandes.
Pues con la luz sucede lo mismo: para que crezca hay que hacerla trabajar.
Este es el motivo por el que existe la oscuridad. La oscuridad no es un error. Dios
no se equivocó. La oscuridad es una creación que permite que la luz crezca. ¿Crees
que las pesas de un gimnasio son una equivocación? En absoluto, ¿verdad? Son
una creación que permite trabajar el cuerpo. Pues la oscuridad es una creación que
permite trabajar la luz. La oscuridad son las pesas que hace que el amor crezca.

Por esta razón creamos oscuridad, y lo hacemos siendo plenamente conscientes


de lo que hacemos. A menudo os preguntáis: ¿por qué Dios permite que la
oscuridad avance tanto? Pues por el mismo motivo que hace todas las demás
cosas: por amor.
Tú creaste la Tierra, y lo hiciste por amor. Y, una vez creada, la sumergiste en la
oscuridad, y también lo hiciste por amor.
Empezaste poco a poco. Al principio, la Tierra era un lugar pacífico e iluminado. No
podía ser de otra manera, pues sois ángeles los que la pobláis. Pero, lentamente,
empezasteis a hundirla en la oscuridad. Primero un poquito, luego un poco más, y
luego aún un poco más.
¿Sabes en qué momento parasteis? En el momento en que llegasteis al nivel
máximo de oscuridad que el universo había experimentado nunca. Así es como se
crece, ¿verdad? Cuando alguien quiere aumentar su fuerza muscular, coge el peso
máximo que puede levantar, y le suma un quilo más.
Pues esto es lo que hicisteis. Pusisteis un quilo, y luego otro, y luego otro, hasta
llegar al peso máximo que el universo jamás había soportado. Y cuando llegasteis
a ese punto, pusisteis un quilo más.
Y llegado este momento, entonces dijisteis: “ahora, esto lo vamos a levantar”.
Y lo hicisteis.
Nadie sabía si ibais a poder o no. Nadie lo había hecho antes. Pero lo hicisteis.
¿Empiezas a entender quién eres realmente?
Oh, aún os cuesta, sin duda. Aún estáis sudando y jadeando. Pero lo habéis hecho.
Lo habéis levantado.
¿Entiendes lo valioso que eres? ¿Entiendes por qué te amamos tanto?
Ojalá lo entiendas. Te lo mereces.
Te mereces ver lo grandioso que eres.

¿QUE ES LA MUERTE Y PORQUE LE TENEMOS MIEDO?


La muerte es uno de los conceptos aparentemente más oscuros de la vida
humana, ¿verdad?
La percibimos como un pozo negro que todo lo engulle y del que nada vuelve. La
vemos como el final absoluto de la vida; un final del que parece que nadie puede
escapar.
Sin embargo, la realidad no es tan dramática. La muerte es un fenómeno mucho
más amable de lo que parece a primera vista. Como todo, tiene su explicación, y
entender esta explicación nos puede ayudar a vivir con más tranquilidad.
¿Qué Es la Muerte?
Para entender bien qué es la muerte exactamente es muy importante tener
siempre presente que, en esencia, somos eternos.
Siempre que toco este tema, me gusta recordar que no es una creencia religiosa
ni espiritual, sino un hecho científico. La ciencia ha demostrado que somos
eternos. Y ya hace unos cuantos años.
La ciencia nos dice que todo lo que existe es energía, y que la energía no se crea
ni se destruye, sólo se transforma. Y esto quiere decir que nosotros somos
energía, y que no nos creamos ni nos destruimos, sólo nos transformamos.
Es decir, no tenemos principio ni final: somos eternos.
Y si somos eternos, significa que la muerte no es el final de nuestra existencia. La
muerte es simplemente el final de nuestra estancia en la Tierra. Es una puerta de
salida de este planeta.

¿Por Qué Es Necesaria la Muerte?


Así pues, la muerte no es más que una puerta de salida que nos permite
abandonar el planeta. No es la única puerta de salida que hay, pero sí la más
habitual. De momento.
Esta puerta tiene dos características particulares que hacen que la percibamos tal
y como la percibimos actualmente:
En principio, estamos programados para tener que pasar por ella tarde o
temprano.
Estamos diseñados para tenerle miedo.
El primer punto es el que hace que nos parezca que la muerte es un fenómeno
inevitable. Nuestro cuerpo está diseñado para que se degrade con el tiempo y
para que, al cabo de unos años de vida, deje de funcionar.
Una pregunta importante es: ¿por qué? Si somos eternos, ¿por qué hemos creado
un cuerpo que no lo es? ¿Por qué hemos aceptado vivir en un cuerpo que se
degrada y acaba fallando?
Pues hay varios motivos que responden a esta pregunta, pero el principal es que
queríamos asegurarnos de que nuestra estancia en la Tierra era temporal. Esta es
una condición que todos pusimos antes de aceptar venir aquí: queríamos estar
100% seguros de que no nos quedaríamos en la Tierra para siempre.
¿Y por qué pusimos esta condición? Pues por qué sabíamos que la vida en la
Tierra sería difícil, y que aquí hay un riesgo muy grande de sufrir. Venir a la Tierra
implica olvidar quienes somos y desconectarnos de nuestra esencia divina, y
queríamos estar seguros de que esta situación sería temporal.
Aceptamos venir a la Tierra porque nos pareció una aventura muy interesante,
pero queríamos estar seguros de que, si nos perdíamos por el camino, alguien nos
vendría a buscar para llevarnos de vuelta a casa.
¿Por Qué Le Tenemos Miedo a la Muerte?
Si la muerte es sólo una puerta de vuelta a casa, la siguiente pregunta lógica es:
¿y entonces por qué le tenemos tanto miedo?
Pues porque estamos diseñados para que sea así. Está hecho a propósito.
Es importante remarcar que no le tenemos miedo a la muerte porque sea un
proceso doloroso ni desagradable. Si has tenido la oportunidad de hablar con
alguien que haya vivido una experiencia cercana a la muerte, si has leído sobre el
tema o si la has vivido tú mismo, sabrás que todos cuentan que es un proceso
muy agradable, lleno de paz y alivio. La mayoría de personas explican que no
querían volver.
Y es que volver a casa, y reconectarnos con nuestra esencia divina, es un proceso
muy agradable.
El problema es que, si supiéramos que es tan agradable, el planeta se vaciaría en
dos días. La vida en la Tierra a menudo se vuelve dura y pesada, y a la mínima
que sufriéramos un poco nos iríamos.
Por esta razón, la vida humana se diseñó para que le tuviéramos miedo a la
muerte: para que no nos marcháramos a la mínima de cambio.
La Tierra es un planeta muy especial dentro del universo. Mientras estamos aquí,
no recordamos cuál es su función, pero es una función muy importante. Antes de
venir éramos plenamente conscientes de esta función, y de su importancia, y
decidimos venir a hacerla con mucho gusto.
Sólo pusimos una pequeña condición. Sabiendo que nuestra misión sería
complicada, pedimos que nuestra estancia aquí fuera siempre temporal. Pero
sabiendo también que si fuera demasiado fácil marcharse lo dejaríamos a medias,
aceptamos que la puerta de salida no fuera fácil de atravesar.
Así pues, la muerte cumple una doble función: por un lado nos asegura que
volveremos a casa algún día, y por otro nos mantiene en el planeta el tiempo
suficiente para poder llevar a cabo nuestra misión.
Así que es normal tenerle miedo a la muerte. Nos pasa a todos. Incluso Jesús
sintió miedo en el último momento. Estamos todos diseñados para que sea así. Si
no, el proyecto Tierra se quedaría sin participantes rápidamente.
Pero en realidad, la muerte es tan solo una puerta de vuelta a casa. Y al otro lado
está nuestra familia esperándonos.

EL SENTIDO DE LA VIDAY SU MISION, VISION UNIVERSAL.

Con este artículo empieza una serie dedicada a explicar el sentido de la vida
humana desde un punto de vista general; es decir, quiénes somos realmente y
cuál es nuestra función dentro del universo.

Cuando salimos en busca del sentido de la vida, el primer paso es tener bien claro
que todos formamos parte inseparable del universo. De entrada, te puede parecer
una obviedad que te diga esto, pero es importante recordarlo porque, a pesar de
que sabemos perfectamente que somos parte del universo, a la práctica no lo
tenemos mucho en cuenta.

Seguramente, durante tu día a día no piensas mucho en los otros planetas y


estrellas, ni en cómo les debe de ir la vida, ¿me equivoco? Es muy posible que no;
nos pasa a todos. Tenemos al resto del universo completamente olvidado, como si
la cosa no fuera con nosotros.

En parte es comprensible –la vida en la Tierra ya nos da suficientes dolores de


cabeza como para atrapar completamente nuestra atención–, pero la realidad es
que esta actitud nos impide comprender profundamente el sentido de la vida.

Es Imposible Entender el Sentido de la Vida Sin Tener en Cuenta al Universo


Intentar entender el sentido de la vida sin considerar el resto del universo es como
querer comprender la función de un empleado sin tener en cuenta a la empresa en
la que trabaja. O como querer descubrir el funcionamiento de las partes del cuerpo
sin una visión global del organismo completo.

Si olvidáramos por un momento los conocimientos que tenemos sobre el cuerpo


humano, y miráramos un órgano cualquiera aisladamente, podríamos pensar que
lo que hace no tiene mucho sentido. El corazón, por ejemplo, se relaja y se
contrae una y otra vez durante muchos años, y esto, por sí solo, no parece que
sirva para gran cosa. En cambio, si observamos el conjunto del organismo,
veremos que este latido incesante impulsa la sangre por todo el cuerpo,
nutriéndolo y calentándolo para mantenerlo en vida. Si el corazón se para, el
cuerpo deja de funciona y se muere, así que su función se encuentra muy lejos de
ser inútil.

Pero la importancia de este órgano sólo se hace visible si observamos el cuerpo al


completo; y contigo y conmigo pasa lo mismo. Si miramos nuestra vida
aisladamente, también podemos pensar que no tiene sentido. Nacemos en la
Tierra, vivimos durante un tiempo, y al final nos morimos y dejamos el planeta. Si
nos analizamos de este modo, podemos caer en el error de pensar que lo que
hacemos no tiene mucha utilidad, y que si no lo hiciéramos tampoco pasaría nada.
Pero no es así, nuestra existencia es vital para la salud del universo, y si no
estuviéramos, el conjunto lo notaría y mucho.

Tu Vida Tiene Sentido: Tú Ayudas a Mantener el Universo en Vida


La humanidad tiene un papel dentro del panorama global de la vida muy similar al
que tienen el corazón o los pulmones dentro del cuerpo. Aunque no estemos
acostumbrados a considerarlo de este modo, el universo es un ser vivo. Cada uno
de nosotros es dentro de este organismo universal lo que una célula es a nuestro
cuerpo, y la Tierra sería equivalente a uno de nuestros órganos.

¿Y cuáles la función principal de las células y los órganos? Mantener el cuerpo en


vida. Pues esta es exactamente la razón por la cual estamos aquí ahora mismo: la
humanidad existe para mantener el universo vivo; este es el sentido de la vida
humana. Dicho de este modo, parece una función vital que comporta una
responsabilidad muy grande, ¿verdad? Pues sí, somos así de importantes. Tú
eres así de importante.

QUE SENTIDO TIENE MI VIDA?


Este artículo forma parte de una serie dedicada a dar una respuesta clara a todos
aquellos que tienen inquietudes espirituales y que a menudo se preguntan: ¿qué
sentido tiene mi vida?

Con este fin, en el artículo anterior, empezamos a hablar del sentido de la vida
explicando que tú, como parte de la humanidad, tienes una función muy
importante en el correcto funcionamiento del universo. Seguro que te preguntarás,
¿y cuál es esta función? Pues bien, eres uno de los encargados de hacerlo
avanzar.

Todos sabemos que una de las características principales de la vida es que se


encuentra en continua expansión; siempre está buscando nuevas maneras de
manifestarse. Lo que pasa es que tendemos a pensar que este fenómeno se
produce sin que nadie intervenga, como si hubiera una especie de inercia mágica
que impulsara la vida.

Pero esto no es del todo cierto, porque no hay nada que pase por simple inercia.
Todos los fenómenos tienen una conciencia viva detrás que los impulsa. Así pues,
para que el universo pueda expandirse, tiene que haber alguien que lo impulse a
hacerlo. Y este alguien eres tú.

Las Cosas No Pasan por Arte de Magia, Alguien Tiene que Hacer que Pasen
Si observamos la humanidad como conjunto veremos que, igual que el universo,
también se expande. A lo largo de nuestra historia, hemos conseguido muchas
cosas: hemos descubierto muchas de las leyes de la naturaleza, hemos
desarrollado la tecnología, hemos aprendido a cuidar mejor a nuestra salud y a
respetar algo más los derechos humanos, etc. Ahora bien, ¿todo esto lo hemos
conseguido por arte de magia?

Pues no, lo hemos conseguido gracias al trabajo de muchas personas que se


dedican activamente a ello: exploradores que se esfuerzan para abrir los caminos
que están cerrados, inventores que diseñan nuevos productos que nos facilitan la
vida, pensadores que buscan nuevas maneras de organizar la sociedad, etc. La
humanidad avanza sin descanso, y lo hace gracias al trabajo que le dedicamos.

El Sentido de Tu Vida: Tú Impulsas el Universo


Igual que pasa en nuestra sociedad, en el universo también hace falta que alguien
se dedique a investigar y a crear. Y este es precisamente el sentido de tu vida: tú,
junto con el resto de la humanidad, eres unos de los encargados de dar un paso
hacia la oscuridad para aportar luz. Eres como el Cristóbal Colon del universo que
busca nuevos horizontes para aumentar la sabiduría global.
No hay palabras para describir cómo es de importante esta tarea. ¿Dónde
estaríamos, por ejemplo, sin los grandes investigadores que han desarrollado
nuestra tecnología? ¿O sin los científicos que han aumentado nuestro
conocimiento de las leyes físicas? ¿O sin los magníficos médicos que han
buscado durante siglos como mejorar la salud? Como mucho, todavía viviríamos
en cavernas, por no decir que nos habríamos extinguido por falta de adaptación y
motivación por la vida.

Del mismo modo, el universo también necesita avanzar para no estancarse. Y tú


eres el encargado de llevar a cabo esta tarea: tú creas los caminos por los cuales
se expande.

La Tierra Está Diseñada Con un Objetivo


La Tierra, desde su inicio, está diseñada específicamente para ayudarnos a
cumplir con nuestro objetivo: crear. No hay nada que sea como es por casualidad.
Las características de este planeta son óptimas para la creación.

Para entenderlo mejor, piensa en un inventor que quiere crear nuevos artilugios, o
en un científico que desea descubrir nuevas leyes de la física: ¿qué es lo primero
que hacen? Crear un espacio para poder hacer su trabajo, ¿verdad? Crean un
laboratorio, y lo adaptan a sus necesidades.

Pues esto es exactamente lo que hemos hecho con la Tierra. En cierta manera,
este planeta es un laboratorio creativo donde el universo experimenta con nuevas
posibilidades, y tú eres uno de los encargados de hacerlo funcionar.

Aunque no siempre lo parezca, estás en la cresta de la ola creativa del universo.


Estás en el lugar donde el universo hace sus descubrimientos más avanzados. Y
los hace gracias a ti.

QUIEN SOY?
En el artículo previo de esta serie dedicada al sentido de tu vida, explicaba que tú,
como el resto de la humanidad, eres el encargado de crear nuevos caminos para
que el universo pueda avanzar.
La Tierra se creó con un propósito: proporcionar un espacio idóneo para que el
universo pudiera experimentar y crear cosas nuevas. Y todos los que estamos
aquí somos los encargados de llevar a cabo esta tarea tan importante. Así que tu
función en el universo, y la mía, no es otra que crear.

Ahora bien, si alguna vez te has preguntado ¿quién soy yo realmente?, esta
explicación no responde completamente a tu pregunta. No es lo mismo quien eres,
que qué haces, ¿verdad?

Pues no, no lo es. Pero lo que haces dice mucho de quien eres.

¿Quién Eres Tú?


Piensa un momento en las diferentes tareas que hay en nuestra sociedad, y luego
plantéate quiénes son los que las hacen. ¿Quiénes son los encargados de hacer
avanzar la ciencia, por ejemplo? Las personas a las que se les da mejor esta
tarea, ¿no? ¿Quiénes son los que viven de la música? Los mejores músicos.
¿Quiénes trabajan en los hospitales? Los mejores preparados para ello.

Puede que no estés totalmente de acuerdo con esta idea, y que pienses que no
siempre son los mejores los que hacen cada tarea. En parte tienes razón, y esto
es porqué la humanidad aún no ha aprendido a organizarse de forma óptima.
Pero, en términos generales, sí que es cierto que los más capacitados son los que
llevan a cabo cada tarea. Esta es la tendencia natural que sigue siempre la
naturaleza.

En el caso del universo, este hecho aún es más claro. El universo sí que está
perfectamente organizado, y los responsables de cada tarea siempre son los más
adecuados para ella.

Así que, si tu tarea consiste en crear cosas nuevas para que el universo se
enriquezca, es porqué esta tarea resuena perfectamente con tu esencia. La
creatividad forma parte de ti y de de cada una de tus células, y por eso el universo
te ha encargado la tarea de hacerlo avanzar.
¿Quieres saber quién eres? Eres un creador. Y no uno cualquiera. Eres un
experto creador. De todas las almas que hay en el universo, tú formas parte de la
élite creativa.

Creas a Través de los Actos Cotidianos


Tú eres un creador (o creadora ), uno de los mejores que hay en todo el universo.
Eres el Leo Messi de la creatividad. No estarías aquí si no fuera así.

Ahora bien, esto de crear, ¿cómo se hace exactamente? Pues de una manera
muy sencilla: a través de los actos cotidianos. Tú formas parte inseparable del
universo, y por lo tanto, todo lo que haces también. Por este motivo, si creas una
situación nueva, sea la que sea, el universo se expande.

Si escribes un libro, por ejemplo, el universo se hace más grande porque pasa a
contener una cosa que antes no existía. Pasa lo mismo si llevas a cabo cualquier
otra actividad: tener una conversación, montar un negocio, salir a la calle a hacer
un paseo, etc. El universo está formado por el conjunto de todo lo que existe, así
que cualquier cosa nueva, sea de la naturaleza que sea, lo enriquece.

El Sentido de Tu Vida: Eres Valioso por Tu Creatividad


Si te lo miras desde este punto de vista, podrás comprender mejor el sentido de tu
vida, i la importancia que tiene.

Habitualmente, nos valoramos en función de parámetros como la belleza física, la


simpatía, el dinero o la profesión, y dado que la mayoría de la gente no destaca
especialmente en ninguno de estos aspectos, nos consideramos mediocres.
Creemos que un gran porcentaje de la humanidad, en el cual seguramente nos
encontramos incluidos, no aporta nada de especial a la vida; que nada de lo que
hacemos tiene mucho valor y que todo seguiría igual si no estuviéramos.

Pero esto no es cierto; ni para ti ni para nadie. Tú, como todo el mundo, tienes la
capacidad de crear situaciones completamente nuevas en cada momento de la
vida, y es aquí donde está tu valor como persona: tú eres valioso por tu
creatividad. Si alguna vez has pensado que tu vida no tiene sentido, quítatelo de la
cabeza: tú, al moverte y actuar en el día a día, contribuyes activamente al
crecimiento del universo. Y esto tiene un valor incalculable.

Centres d'intérêt liés